Vampiro y Dama by sora chan

Fanfics en EspañolEl sitio de referencia de los fanfics en español, con miles de fanfics gratis y en español

 Vampiro y Dama by sora chan
Summary:

“Vampiro y dama.”

Prologo

La Academia Shikon tiene tres normas para nosotros los guardianes de los nobles.

1-. Poner siempre en primer lugar a nuestro protegido.

2-. Somos un escudo humano.

3-. Nunca enamorarnos de nuestros protegidos.

Yo siempre respete las reglas, o mis reglas pero nunca pensé que me tocaría proteger al más vil e irresponsable de los nobles. Inuyasha Taisho uno de los hombres más desesperante de toda la escuela, me asignaron para cuidarlo.

¿Pero que pasara cuando uno de nosotros nos enamoramos del otro?

La historia se centra en el amor, amistad y cosas misteriosas que pasan en la Academia Shikon.



Categories: ANIME/MANGA, INUYASHA Characters: Ninguno

Generos: Fantasía, Romance

Advertencias: Muerte de un personaje, Tortura

Challenges:

Series: Ninguno

Chapters: 23 Completed: No Word count: 20261 Read: 10473 Published: 11/07/2013 Updated: 20/10/2013
Summary:

“Vampiro y dama.”

Prologo

La Academia Shikon tiene tres normas para nosotros los guardianes de los nobles.

1-. Poner siempre en primer lugar a nuestro protegido.

2-. Somos un escudo humano.

3-. Nunca enamorarnos de nuestros protegidos.

Yo siempre respete las reglas, o mis reglas pero nunca pensé que me tocaría proteger al más vil e irresponsable de los nobles. Inuyasha Taisho uno de los hombres más desesperante de toda la escuela, me asignaron para cuidarlo.

¿Pero que pasara cuando uno de nosotros nos enamoramos del otro?

La historia se centra en el amor, amistad y cosas misteriosas que pasan en la Academia Shikon.



Categories: ANIME/MANGA, INUYASHA Characters: Ninguno

Generos: Fantasía, Romance

Advertencias: Muerte de un personaje, Tortura

Challenges:

Series: Ninguno

Chapters: 23 Completed: No Word count: 20261 Read: 10473 Published: 11/07/2013 Updated: 20/10/2013
Story Notes:

Me inspire en el libro de Vampire Academy, pero no es igual

Story Notes:

Me inspire en el libro de Vampire Academy, pero no es igual

Capítulo 1 by sora chan
Author's Notes:

Bueno espero que les guste :D

Author's Notes:

Bueno espero que les guste :D

“Vampiro y dama.”

Capítulo 1

La mitad de mi vida ha sido educada para salvar a los nobles vampiros, siempre he sido entrenada para el objetivo de salvar sus valiosas vidas mientras que arriesgo la mía sin dudar. Todo ha sido perfecto y nunca hui de mi destino, siempre firme ante mis decisiones y el amor o eso pensaba hasta el día que lo conocí.

Un día de verano fui llamada para iniciar mi entrenamiento de guardiana, mis padres me felicitaron después de esa seria asignada oficialmente como un guardián de la corte real como mi padre y madre. Me levante apresurada como todos los días, baje mientras me ponía el uniforme de la Academia Shikon, tome un poco de jugo de zanahoria y Salí de mi casa, afuera ya me esperaban mis amigas para irnos juntas a la gran ceremonia de Bienvenida. En el camino platicábamos de lo emocionante que sería este entrenamiento pero lo que más nos motivaba era la clase de protegido que tendríamos.

-Sería bueno que nos tocara uno lindo- Nos decía mi amiga sango, era alta de piel clara, ojos cafés igual que su cabello largo que siempre sujetaba con una coleta, siempre fuimos compañeras desde que tenemos memorias, siempre sonriente.

-Solo vamos a jugar- Lo dijo fríamente nuestra amiga Ayame, siempre así desde que éramos niñas, una mujer de piel blanca claro menos que los vampiros, ojos esmeraldas que eran muy misteriosos, cabello rojizo que siempre lo agarraba de dos coletas y una terrible personalidad.

-Bueno yo estoy impaciente para llegar a la ceremonia- Les dije, me llamo kagome higurashi, era una chava que todo le ponía entusiasmo, de cabellos azabache, ojos cafés los cuales muchos decían que ponían ver los misterios de la vida en ellos, claro siempre lo tome de broma.

Mis amigas sonrieron para darme la razón, yo suspire y nos fuimos rápido a la puerta antes de que la cerraran de golpe en nuestra caras como antes solían hacerlo. Como era de esperarse ningún vampiro se encontraba afuera por los rayos fuertes del sol, solo nuestros profesores y la directora que vestía toda de negro para que no la tocaran los rayos, todos saludaron para comenzar la promesa de sangre. Todos los presentes se paraban y pronunciaban algunas palabras en algún idioma antiguo que pocos entendían, bueno menos los guardianes y vampiros. Sango miro a los profesores y como siempre hizo una broma sobre su modo de vestir, ayame dio un pequeño grito de risa haciendo que todos voltearan a vernos.

Genial-. Les mormulle a las dos

Sango comenzó a tartamudear para distraer cada mirada pesada que nos blindaba todos los presentes, pero nadie hizo caso y volvieron a la ceremonia. Para nuestra suerte tampoco nos regañaron a acabar todo este espectáculo, solo nos asignaron nuestros dormitorios donde el resto del entrenamiento ocuparíamos, aunque dudo que pudiéramos dormir mientras que protegíamos a los nobles de “peligros” donde asechan cada rincón del mundo y menos estar en nuestras habitación por más de 10 minutos antes de que nos llamara para cualquier estúpida emergencia. Me toco alado de sango y en medio de Ayame, pero al entrar pareciera que nunca quisiera salir de nuevo al mundo. Todo iba con mis gustos, una gran cama, el tocador perfecto para verme cada noche, miles de herramientas para luchar y libros que nunca dejare de leer, mi balcón se veía todo el campus. Si era mi habitación perfecta pero debía volver para conocer a mis posibles protegidos y la gran escuela; Salí de mi habitación para encontrarme con mis amigas, las cuales para mi opinión estaban tan fascinadas con su cuartos como yo, nos reímos ante la situación para acto seguido caminar a las conferenciar de guía. Al llegar conocimos a nuestros nuevos profesores, uno de ellos se llamaba shippo era menor que nosotras pero alguien muy inteligente, de piel calara ojos verdes, cabello rojizo igual que ayame pero con una sonrisa seductora.

-Bien así que ahora les presentaremos a sus posibles protegidos- Nos dijo a cada guardián que asistió a la reunión, pero claro nadie le prestaba atención a sus palabras si no a su gran cuerpo.

-Vamos, yo lo vi primero- Nos dijo sango, con ojos de perro abandonado.

-No, yo seré su nueva pareja de entrenamiento-. Nos decía divertida ayame

-Hmm, yo quiero ser su camarada-. Les dije con una sonrisa lujuriosa

Shippo nos llamó nuestra atención, para presentar a los nobles pero que largo presentación. Cada uno se presentó ante nosotros, pero sus caras decían que no querían estar ahí bueno igual que yo, pero uno que era distinto a todos llego a la conferencia con gritos y golpes, la razón de ello, parecía que había salido de la Academia por unas prostitutas de sangre.

-Déjenme!-. Gritaba el peli plateado con ojos de miel, los cuales se posaron en mi y cada centímetro de mi cuerpo.

Si eso fue le principio de nuestra historia.

Regresar al índiceCapítulo 2 by sora chan CAPITULO 2

Cada centímetro de mi cuerpo sentía la mirada de aquel noble, no era la única, poso sus ojos en cada una de las mujeres que estaban presentes, desvistiéndolas en su mente, claro tenía ganas de patearle el trasero pero seguía siendo un noble, el cual no puedo lastimar si no proteger. Shippo le indico que se presentara ante nosotros, el suspiro para enseguida pararse enfrente de nosotras y comenzar.

-Me llamo Inuyasha Taisho, de la séptima generacion de los taishos, pero me encantaría que una escolta femenina estuviera a mi lado para satisfacer mis deseos pervertidos y de sed-. Uno de los maestros lo interrumpió rápido antes de decir otra tontería.

Estaba dejando claro que quería una prostituta de sangre [una persona, no importa el sexo, quien tiene relaciones sexuales con los nobles pero en el acto ellos beben su sangre], muchas de las presentes soltaron algunas risas-estúpidas- pensaban que lo decía de broma pero, sango, ayame y yo sabíamos que eso iba en serio. Shippo tomo el control de todo, para nuestra sorpresa se llevaron a Inuyasha hacia la oficina del director, era algo sorprendente que alguien como el estuviera en la realeza y fuera de los Taishos.

-Vamos, ¿quien no quisiera un protegido así’.- Dos decía sango tras acabar la junta de los guardianes. Para mi parecer yo nunca en mi vida quisiera a alguien tan grosero como él.

-Yo quisiera estar entre esos grandes brazos-. Nos dijo ayame con un tono burlón.

Acaso yo era la única que no tenía ningún pensamiento sexual hacia el gran Inuyasha, no era alguien a quien admirar, aunque esos ojos miel hacían que un extraño sentimiento estuviera en mí… Tal vez miedo, si el miedo de estar atrapada en su juego de prostitutas.



Fuimos a nuestra habitación cada quien, solo una noche podríamos disfrutar los grandes beneficios de la cama, antes de darnos a nuestros protegidos. Decidí tener una gran ducha para refrescar mi cuerpo adolorido, el entrenamiento que nos sometían era demasiado cansado y dejaba muchas heridas en tu cuerpo si no lo hacía bien. Me después a quitarme la ropa, abrí la lleva para llenar la gran tina de mi baño, puse algunas velas y música relajante. Si mi día perfecto antes de entrar al gran entrenamiento ante de mi graduación, me quite la bata la cual no me importaba su caía en el piso, corrí hacia la tina para sumergirme en ella pero un raro ruido llamo mi atención, voltee hacia la puerta pero, ante de darme cuenta ya alguien estaba encima mío.

Yo estaba completamente desnuda y el chico misterioso estaba arriba de mí. Me congele ante la acción, pero él no movió ningún musculo, esa era mi oportunidad para atacarlo. Bien solo un movimiento rápido para acabar con él, aunque no contaba que comenzara a lamer mi cuello, yo quise gritar pero con su mano tapo mi boca. ¿Qué pasaba aquí? Se supone que la escuela está protegida contra los enemigos, pero había una posibilidad que este no fuera un enemigo, sino un estudiante estúpido, sediento de sangre. Claro tenía que hacer algo antes que pusiera sus filosos colmillos en mi piel, le di una patada en el estómago para que retrocediera un poco y, fue así se apartó de mí.

-Está bien, fui demasiado gentil contigo pero ahora tu est…-. Me quede sin palabras al notar a mi agresor, sin más era Inuyasha Taisho que estaba enfrente de mi. Claro mi dia estaba siendo demasiado perfecto.   Regresar al índiceCapítulo 3 by sora chan

Capítulo 3

Oh rayos!...

Inuyasha Taisho estaba en mi habitación sediento de sangre mientras que yo estaba parada enfrente de él completamente desnuda, sí desnuda.

El solo estaba mirando con sus ojos ya rojos- solo se ponen así cuando están sedientos- para mi experiencia de institución, nunca me había pasado nada igual y menos con un noble o que se comportara tan irresponsable. Me puse mi toalla que se encontraba alado de mí, me tape con la rapidez que me permitía mis manos, Inuyasha solo seguía cada movimiento.

-Taisho…- Pronuncie con la voz más tranquila que pude-. ¿Qué hace aquí?, debería estar en su recamara ahora mismo.

-Hmm… es muy aburrido estar solo, aparte tenia sed- Me dijo con una sonrisa en su rostro mientras que lamia su mano, rayos! Era tan… ¿patético?

Bien si era patético o no, ese era un problema que no me interesaba y mucho menos cuando podíamos ser descubiertos en esta situación.

-Vamos a tu habitación.

Pero no se movió de ahí, claro todo estaba perdido en cualquier momento entraría alguien y nos vería-si como en las películas-, maldigo mi mala suerte. Pase a su lado, pero su mano me agarro fuerte de mi brazo, haciendo que me jalara contra el piso-lo último que me faltaba-, yo solo sonreí un poco nerviosa, claro si se ponía más rudo no dudaría en patearle el trasero otra vez.

-Vamos chica, he venido a tu cuarto no solo para que me golpearas.- Me dijo con una sonrisa pervertida.

-¡S... Señor! Por favor aléjese de mí, yo solo soy una guardiana “una que le patera el trasero si no se mueve”.

El chico solo rio un poco ante las palabras que salieron de mi boca, eso me estaba fastidiando demasiado, lo quite de encima de mi cuerpo para irme corriendo hacia la puerta, como era de esperarse con su rapidez me alcanzo antes de llegar a ella. “Bueno me divertí” me dijo mientras que salía de la habitación, dejándome confundida.

Al día siguiente tenia bolsas debajo de los ojos, toda la noche no pude pegar ni una pestaña, maldita sea! Ese Taisho me pegara cada una, bueno solo me conformo que no me toque como protegido y todo estará bien. Sango me dio unas palmadas en la espalda, haciendo que me despertara de mis pensamientos, les sonreí a mis dos amigas que me estaban hablando sobre las nuevas clases de nosotras.

-¿Estas bien kagome?, desde la mañana estas así de distraída- me dijo sango con un tono de preocupación en su voz. Ayame también me pregunto lo mismo pero, como siempre mentí para no hacerlas preocupar o hacerlas matar a un noble.

Ella aceptaron mis explicaciones-más absurdas-, y se dirigieron al salón que ya comenzaba las clases y junto con ellas nuestra asignación de protegidos. Me adelante con apresuro, quise el mejor asiento de todos antes que Ayame o sango trataran de quitármelo. Me senté haciéndoles señas de burla a mis dos amigas, las cuales solo me dieron un gran saludo. El maestro entro después de algunos nobles, los cuales entre ellos estaban el estúpido de Inuyasha.

-Bien todos escuchen con atención, hoy en adelante estos noble serán su protegidos. Si quieren tener un buen promedio y recomendaciones, tendrán que cuidarlos con sus propias vidas. Recuerden que son Escudos Humanos.

“Escudo Humano”, esa palabra nunca me agrado en mis 18 años de estudiar para proteger. El maestro continúo con la larga explicación de nuestras obligaciones, mientras que todas-incluyendo a las nobles mujeres- prestaban más atención lo que hacía Inuyasha Taisho.

-Eso es todo, ahora vamos asignar su protegido.- Agarro un papel que contenía los nombres de cada uno de nosotros y de los nobles. Comenzó a pronunciar los nombres, sango frunció el ceño ante su protegido pero no pudo rechazarla- bien no puede rechazarla-, ayame igual hizo el gesto pero no pudo hacer nada. Al llegar a mi turno, todos se quedaron boca abiertos igual que yo, “Inuyasha Taisho”, aun me resonaba su nombre, si él era mi protegido el cual tendré que cuidar las 24 horas del día sin mencionar que dormiré en su habitación por su seguridad- aunque dudo que dormiré-, voltee a verlo y el solo sonrió. Esto apenas comenzaba…

Regresar al índiceCapítulo 4 by sora chan

CAPITULO 4

Mi vida ya era un caos, para que me echaran más molestias y si se llamaban Inuyasha Taisho, no solo debía que estar con él las 24 hrs todos los días, si no tenía que cuidarlo de cualquier peligro. Eso podría ser genial para entrenar y salir de una vez por todas de la escuela pero, no sería nada fácil con el idiota pervertido.

-Kagome, yo estaría saltando de alegría que me tocara a alguien como Inuyasha-Me dijo Sango, mientras que salíamos a comer. Se me había olvidado que estamos en nuestro descanso (tal vez el último) antes de presentarnos oficialmente con nuestro protegido. Ayame la apoyo con su sonrisa burlona, ellas sabían como yo que esto era muy complicado….

-¿Por qué, debería estar feliz al recibir a un idiota como él?-. les dije, pero ellas estaban observando atrás de mi, alce una ceja para enseguida girarme para ver lo que las tenían con la boca abierta. Yo y mi mala suerte, ahí parado con su cara de enojado pero a la vez…excitante se encontraba Inuyasha, me miro con curiosidad y después de tal vez desnudarme con sus ojos me dijo “Tampoco estoy feliz de recibir una chica sin figura como mi guardiana”. Después de eso se fue a la sala de Vampiros.

Mis amigas se comenzaron a reír con todas sus fuerzas, me enoje que es lo más evidente y les di un gran golpe en la cabeza. Me levante de mi asiento, me despedí de mis amigas para ir a la sala de profesores; yo no dejaría así las cosas y mucho menos quería proteger a alguien como Inuyasha… Pero lo cierto era muy atractivo, eso era cierto por esa razón no tenía que estar cerca de él.

Al llegar era un caos completo y apenas me hacían caso, trate de hablar con algunos de mis maestros pero siempre me empujaban o solo me ignoraban, genial si no cambiaba hoy a mi protegido estaría en graves problemas.

-Ellos no te harán caso, ni a mi

Para mi sorpresa era Inuyasha quien me decía aquellas palabras, entonces ¿El también trato de cambiar a su protectora? , eso era buena, tenían que hacerlo si los dos estábamos de acuerdo, eso era perfecto solo faltaba que alguien nos hiciera caso, pero no pude evitar que las palabras salieran de mi boca.

-¿Tu que haces aquí?

-Hmm… queria tener un permiso para salir-. Y asi se fueron todas mis ilusiones.

-Pensé que venias a cambiar de protector.

El solo me sonrio.

-No claro que no, bueno no tienes figura y tampoco eres hermosa pero esta bien así.

Mi bomba de paciencia exploto al fin, y por primera vez golpee a quien se supone que debo protger, teniendo toda la tancion de todos los profesores.

Inuyasha quien estaba en el suelo me observo muy soprendido y no era como si yo no lo estuviera, tal vez estaba más que Inuyasha, pero tampco pude evitar decir estupideces.

-De ahora en adelante haras lo que yo digo, niño consentido….- Mi tumba.

CONTINUARA

espero que les haya gustado este capitulo 

AVANCES-.

Y bueno no era de sorprenderse que estuviera sentada en la oficina de la directora, y más cuando golpee a mi protegido, alado de mi estaba Inuyasha con un ojo morado—Estaría bien el siguiente día, por su gran rapidez de curación—Pero aun así no pude evitar soltar una risita, lo que hizo que más de una ocasión la directora e Inuyasha me lanzaran una mirada de odio.

Regresar al índiceCapítulo 5 by sora chan CAPITULO 5

Y bueno no era de sorprenderse que estuviera sentada en la oficina de la directora, y más cuando golpee a mi protegido, alado de mi estaba Inuyasha con un ojo morado—Estaría bien el siguiente día, por su gran rapidez de curación—Pero aun así no pude evitar soltar una risita, lo que hizo que más de una ocasión la directora e Inuyasha me lanzaran una mirada de odio.

-Directora-. Le dije a la anciana que se encontraba delante de mi, aunque su apariencia era de una abuelita gentil, era todo lo contrario. Siempre cuando estoy problemas, ella era la que me castigaba—Claro es su trabajo, pero era los castigos más cansados--- levante mi vista, como un cachorro que había hecho una pequeña travesura, tampoco esperaba que funcionara.

-Señorita Higurashi-. Continúo sin hacer caso a mis palabras-. Sabemos de su hmm… su humor hacia lo correcto es problemático, y no solo porque lastimo a su protegido, es más lo amenazo, nunca he escuchado algo semejante en mis 30 años de servicio.

-Directora con todo respeto, ¿COMO PUDIERON ENCARGARME A ALGUIEN COMO ÉL?, aunque sea sabe ¿como se comporta delante de nosotras?-. Le susurre

Inuyasha me lanzo una mirada desafiante, la cual ignore por completo, preste de nuevo al gran sermón de la directora sobre lo bueno y lo malo. Al ya estar cansada de mis revelaciones en contra del sistema, nos dejo salir a mi e Inuyasha, él ni siquiera me dijo una palabra y se fue directo a su habitación y como era de esperarse tenia que seguirlo, al final no quisieron cambiarme a mi protegido.

Entramos a su cuarto, el cual estaba bastante lujoso. En todas sus paredes se encontraban cuadros de artistas famosos, y un mueble lleno de libros, los cuales pude distinguir que todos estaban en ingles, su cama era bastante grande como para que máximo 5 personas durmieran en ella cómodamente. El se dirigió al baño y la cerro con fuerza, dejándome ahí sola, junto con sus libros y tazas raras de té. Me senté alado de su televisor y revise rápido mu celular, el cual solo tenia dos mensajes de mis amigas, no estaba de humor para responderles y solo lo cerré.

A los pocos minutos, Inuyasha salió, solo vistiendo unos bóxer dejando descubierto lo demás, de repente sentí como mi corazón comenzó a acelerar, respire hondo y abrí mi boca, pero él me callo con su mano.

-Bien, estas son las reglas-. Extendió su mano y me dio una lista.

LISTA DE REGLAS QUE DEBERA SEGUIR LA GUARDIANA

1-. Sobre todo, deberá complacer al joven amo.

2-. No puede negarle nada.

3-. Tendrá cuidado en las citas que él asistirá, deberá estar a pendiente de su seguridad sin estropear la cita. 

4-. Si el joven amo se lo pide, deberá acompañarlo a las fiestas de sus padres.



Y así continuaba la estúpida lista, mire de reojo a Inuyasha el cual solo me observaba impaciente. “La regla #1 ¿Me puedes explicar que significa eso? Ahh y la #4” le dije mientras que le entregaba de nuevo el trozo de papel.

-Solo son unas pocas reglas, no te preocupes sobre complacerme, no quiero tu cuerpo-. Me dijo con una cara burlona-. Y sobre las fiestas, tendrás que ir porque no me gusta estar acompañado de niñas mimadas.

-Toda tu vida es estar alrededor de niñas mimadas—Le dije

-¿Celosa?—Me pregunto, con su sonrisa pevertida.

-Nunca.

CONTINUARA.   Regresar al índiceCapítulo 6 by sora chan

CAPITULO 6

Hijo de….

Estaba parada en una clase que siempre me aburro cuando yo la estudiaba, y ahora tenía que de nuevo sopórtalo y con algo extra, el inútil de Inuyasha coqueteando con todas sus compañeras, no me importaba que lo hiciera y era cierto pero no soportaba ver que se aprovechara de ellas.

-Así que chicas no duden en pasar a mi habitación—Le decía Inuyasha a las jóvenes vampiras que estaba pegadas a él como chicles.

Rayos si tan solo no fuera mi protegido, si tan solo no fuera una Guadiana. Mis amigas estaba también alado de mi, al parecer sus protegidos iban con Inuyasha y eran iguales de anti paticos que él, pero un poco más prudentes y modestos respecto a sus citas. Mientras que yo tenia que soportar a un idiota.

-Inuyasha.—Le dije una vez afuera del salón.

-¿Qué?—Me pregunto indiferente, pero saludando a todas que pasaban. Mujeriego.

-Mañana tienes un evento con tus papás. Y la directora quiere hablar con todos los alumnos en 10 minutos. —Finalice con la lista y suspire. Siempre tenía que recordarle las actividades del día.

Inuyasha se rasco la cabeza pero asentó con la cabeza y se dirigió a su habitación, y como era de costumbre tenia que estar alado de él en cualquier lugar. La escuela es muy grande para todos los estudiantes que asisten, tiene ese toque de la edad media pero con un poco de electrónica, por ejemplo las alarmas de incendios, todas las salas contienen un cuadro—al menor—de un pintor famoso. Los cuartos de todos los nobles se preparaban antes de su llegada, con cada detalle que ellos indicaban. Inuyasha tenia miles de libros que leía todas las noches y como su guardia no podía dormir si él no lo hacia. Estúpido noble.

-¿Y para qué quiere la vieja que nos reunamos?—Me pregunto mientras que se cambiaba una de sus camisas.

Negué con la cabeza, no tenia ni idea el por qué la directora llamaba a todos los estudiantes en el gran auditorio y sospechaba que no iba hacer algo lindo. Apresure a Inuyasha para que se vistiera y salir del cuarto. La directora estaba ya llamando a todos los alumnos por el micrófono, en cada rincón de la escuela se escuchaba su molesta voz.

Caminamos hacia la sala de conferencias, ya todos se encontraban sentados esperando que la Directora hablara y aunque fuera guardiana de Inuyasha no me quitaba el hecho que todavía era una estudiante de ese instituto, nos separaron a los dos. Me encontré con Sango y Ayame quienes estaban igual de intrigadas que yo.

-¿Qué ha pasado?—Les pregunte una vez ya sentada.

-Quien sabe, la vieja tal vez ya se esta volviendo loca.—Me dijo Sango con una voz tranquila.

-Yo creo que tiene que ver con los asesinatos de la mañana.—nos dijo Ayame con una voz muy baja, apenas pude escuchar.

-¿Asesinatos?—Casi gritaba, pero Ayame me tapo la boca.

-Shh… si asesinatos, escuche que encontraron nobles y guardianes muertos en la entrada de la Academia. Pero eso no es todo, en sus cuello tenían mordeduras de vampiros y una nota colgaba con un mensaje escrito, “Mejor rendirse que amanecer muerto. Atte-. V”

Todas nos quedamos en silencio unos segundos, ¿Cómo era posible que asesinaran Guardianes y nobles en la academia? Y no solo amenazar a todo un instituto sobre rendirse, pero ¿rendirse por qué?

La directora nos llamo la atención y tuvimos que callarnos, pero mis pensamientos todavía estaba revueltos, no podía ser posible que algo así haya ocurrido enfrente de las narices de la academia ¿o si?

-Estudiantes.—Nos indico la Directora.—Desde hoy los nobles tendrán su guardián personal, mientras que los Guardianes de practica estarán haciendo doble entrenamiento.

-Espere.—Proteste.—Estamos en tiempo de prueba ¿o no? No puede hacer esto y menos cuando estamos tan pronto de graduarnos.

-Le sugiero que se calme Señorita Higurashi, son preocupaciones que tenemos que tomar ahora.

-¿Por los asesinatos?—Le grite, Ayame me miro con desaprobación pero no me importa. Todos los alumnos estaban con la boca abierta y un poco asustados.

-¡Señorita!—Me grito

-No puede hacernos esto ahora.

Inuyasha se paro en medio de la discusión y con dedo me indico que me callara y sentara, claro que yo también tuve mi señal para él con un solo dedo. La directora estallo y me mando a la dirreccion en ese mismo instante. Genial

CONTINUARA

Regresar al índiceCapítulo 7 by sora chan
Author's Notes:

Bueno se esta poniendo interesante :D no se pierdan lo que se viene :D

Author's Notes:

Bueno se esta poniendo interesante :D no se pierdan lo que se viene :D

CAPITULO 7.

La directora todavía no llegaba y me estaba hartando estar sentada sin hacer nada. ¿Cómo podían preocuparse por una joven enojada ahora? Cuando unos tipos estaban allá afuera esperando matar a cada noble y guardián que se metiera en su camino. Me levante aun peor de humor y camine por todos lados, mis nervios no me dejaban en paz y mucho menos cuando había un demente tratando de matar a todos.

“Mejor rendirse que amanecer muerto. Atte. V”

¿Quién podía ser “V”? ¿Y por qué intentaba que nos rindiéramos de algo que desconocemos?

La cabeza me iba a explotar en cualquier minuto si no dejaba de pensar sobre ello, a decir verdad, era lo único que pensaba, no era de esperarse que después de la información bien dada de Ayame estuviera tranquila e ignorándolo.

-Señorita Higurashi… Es un honor tenerla aquí. —Me dijo la secretaria de la Directora. Kagura, y aunque era muy hermosa también poseía ese corazón de guardián solo que no pudo realizar su sueño de convertirse en una. Traía en sus manos unos papeles y al parecer unas cartas de los superiores.

-Hey Kagura, la directora exploto conmigo de nuevo. —Suspire pero sin quitar los ojos de esos papeles, me levante de mi asiento.

-Eso no es nuevo en los últimos días ¿cierto?—Me dio una leve sonrisa que inmediato la quito. —Bueno quisiera hablar más contigo pero estas cartas no se envían solas.

Era mi oportunidad de saber un poco más sobre los asesinatos.

-Se enojó solo porque grite de los asesinatos en la junta de hoy.—Voltee a ver a Kagura, quien tenía una cara de pocos amigos.

-¿Sabes sobre eso?—Me pregunto.

-Claro, se le escapó a la directora.—Sonreí.

Kagura negó con la cabeza y se fue del lugar. Rayos era mi gran oportunidad de saber un poco más de información, pero con mi popularidad de los últimos días tampoco me daba mucha ayuda que digamos. Me senté de nuevo en la silla y medite mucho sobre el tema.

¿Cómo rayos iban a solucionar esto? Sin tener en cuenta que todos los alumnos estarán en peligro.

Y sobre todo ¿Cuánto tiempo estarán escondiendo esta información?

Rayos si tan solo fuera un poco más lista, estaría averiguando todo…. Esperen tengo algo que los demás no tiene y eso es Inuyasha Taisho.

Claro no sería fácil conversarlo de llamar a sus fuentes y averiguar cada detalle pero sabía sus debilidades muy bien, demasiado bien. Me levante rápido de mi silla y me dirigí a la puerta, no tenia tiempo que perder con una Directora que tardaba tanto en regresar a su propia oficina, pero algo me llamo la atención antes de girar la madejilla. Un olor a sangre, un olor muy fresco.

Cada centímetro de mi cuerpo se congelaba y mi respiración se aceleraba cada segundo que permanecía en aquel sitio, me acerque al punto donde el olor era más fuerte, tome un poco de aire y asome la cabeza en el escritorio de la Directora y es cuando de repente me di cuenta que si no salía de ahí pronto estaría muerta…. Igual que el conserje.

Una voz me gritaba que saliera ahora pero mis pies y mi cuerpo no se movían para nada, unas manos frías me agarrón de mi cadera y me alzaron, mi cabeza giro hacia mi costado para identificar a mi agresor pero solo vi a Inuyasha elevándome al otro lado.

-Inuyasha ¿Qué rayos estas haciendo aquí?—Le pregunte con la voz más baja que pude hacer.

-Shhhh… La directora me mando también a su oficina pero al entrar me di cuenta de inmediato que hay algo aquí… Demasiado poderoso.—Sus últimas palabras no fueran seguras como él solía hacerlo, parecía asustado, demasiado asustado.

-¿Qué haremos? Si nos quedamos aquí nos matara. —Le indique y señalando el cadáver del pobre conserje.

-Lo sé.—Me soltó y comenzó a mover su cabeza de un lado al otro, sus ojos estaban cerrado y aun sabía que estaba atemorizado igual que yo.—Salgamos de aquí antes de que se dé cuenta que estamos aquí.

-Pero el conserje…-- No pude terminar la frase, Inuyasha ya me veía con una mirada que no pude descifrar en aquel momento, así que solo asentí con la cabeza y lo seguí.

Pero antes de que Inuyasha pudiera abrir la puerta con cuidado, mi estúpido pie golpeo algo e hizo ruido, haciendo que la bestia se mostrara de su escondite. Una gran sombra nos rodeo a mi e Inuyasha haciendo que los dos retrocederemos unos pasos.

Eres un noble cubierto de sangre….

CONTINUARA

 

 

Regresar al índiceCapítulo 8 by sora chan

CAPITULO 8 Korean Beauty - 👸 💋 Descubre todo sobre el ritual de belleza coreana y los mejores productos de cosmetica coreana del mercado Korean Beauty

No puede distinguir muy bien al noble que estaba parado enfrente de nosotros, estaba todo cubierto de sangre y sus ojos inyectados de sangre nos miraba cuidadosamente, pero este solo por sus colmillos pude distinguir que era un noble, su cuerpo no era común entre los rasgos de ellos.

Toda su cara estaba hinchada, sus colmillos estaban salidos como si fuera atacar en cualquier momento, su cuerpo presentaba múltiples rasguños y cortadas pero ninguna tenia sangre, sus manos estaban temblando y su robusto pecho estaba descubierto dejando que todas sus cortadas se vieran, pero una era distinta a las otras, estaba en forma de “V” justo en el centro, tenía aspecto de recién hecha y no dejaba de sangrar, haciendo que todo el piso estuviera cubierto de sangre.

-¿Qué rayos es eso?—Me pregunto Inuyasha, se me olvido que estaba alado de mí.

-¿Cómo supones que sepa yo?—Le conteste y era la verdad no tenía idea de que rayos era eso, no podía decir con certeza que era un noble pero tampoco era un guardián, entonces ¿Qué era?

Inuyasha aparto su mano de la puerta y se apegó más a mí, genial como si eso me faltara. Tome su mano con seguridad y lo puse atrás de mí, él reacciono y solo me miro con asombro, no tenía que dudar ahora, él era mi protegido quisiera o no.

-Vamos a salir de esta Inu…. —No pude terminar mi frase, el noble me había aventado lejos de Inuyasha, me estrelle contra la pared y mi cabeza reboto en el piso. AUCH

Me apoyo en mis codos y lucho para pararme y darle una gran paliza al estúpido que me aventó pero mis piernas no responden y mi cabeza no ayudaba mucho en ese momento. Mire hacía Inuyasha y este estaba luchando contra el noble, los dos estaban al parejo ninguno se había tocado en ese momento, pero Inuyasha se veía exhausto. Cada movimiento de los dos era el resultado final ¿Quién ganaría? ¿Quién perdería? Inuyasha con el puño cerrado de la mano derecha le lanzo un golpe pero él lo detuvo como si no fuera nada.

-Hermano no debemos pelear. —Le dijo a Inuyasha.

-¿Hermano? No me hagas reír. —Le respondió Inuyasha y en ese instante lazo un golpe pero con su mano libre, haciendo que el noble retrocediera unos pasos. —Yo nunca pudiera ser hermano de una bestia como tú.

El noble rio fuerte pero no hizo nada más, Inuyasha lo miro con rabia era muy obvio que no disfrutaba nada esa risa. Al fin me pude parar sin que mi cabeza estuviera molestando, y con un salto patee la cabeza del enemigo, él cayó al suelo y comenzó a gruñir de dolor, cuando mis pies estuvieron en el suelo me sentí aliviada y corrí hacia Inuyasha.

-¿Estas bien?—Le pregunte sin aliento.

-Pensé que realmente estabas muerta. —Me dijo con temor en su voz.

Y comprendí que no estaba mintiendo, realmente él pensaba que estaba muerta bueno ¿Quién no lo pensaría? El golpe que recibí fue muy duro. Antes de darle mis sarcásticos comentarios el noble ya estaba de pie y listo de nuevo a atacar, pero esta vez estaba lista. Corrí hacia él, aunque la oficina no me daba mucho espacio, cerré mis puños y brinque para darle justo en la cara, cuando mi puño se estrelló contra su cara, él solo dio unos pasos atrás pero nada más. Me miro divertido y me lanzo un puño en mi estómago, lo recibí y escupí un poco de sangre. Me pase una mano en mi boca y la limpie; era demasiado fuerte para mí, pero tenía que proteger a Inuyasha, me puse de pie de nuevo y fui tras de él pero en esos segundos su cicatriz en forma de “V” comenzó a brillar.

-¿Qué rayos?—Pronuncie pero antes de darme cuenta todo se volvía negro y mis pies pesados y de un momento para el otro Inuyasha estaba desmayado a mi lado……

Esto no estaba bien, nada bien.

-Tú estarás de nuestro lado pequeña. —Escuche la voz de aquel noble, sentí su respiración en mi nuca. —Muy pronto dejaras este mundo y te convertirás en una de nosotros.

CONTINUARA

Regresar al índiceCapítulo 9 by sora chan CAPITULO 9

Susurros era todo lo que oía.

Mi mente estaba toda de negro y no podía abrir mis ojos. Rayos ¿estaba muerta?, no lo estaba, no podía estarlo….

De repente abrí mis ojos, pero todo estaba borroso y no distinguía nada de lo que pasaba, solo unas sombras que estaban enfrente de mí discutiendo algo pero no escuchaba muy bien lo que decían. Mi cabeza aun dolía, pero me las puede arreglar para levantarme de donde sea que estaba, una mano me detuvo antes de que mis pies tocaran el suelo.

-Debes tranquilizarte antes, te di un sedante muy potente y todavía no se pasa las dos horas del efecto. —Me dijo un mujer, su voz era profunda pero a la vez muy amable.

Me toque mi cabeza y ya no dolía como unos momentos, me recosté haciendo caso a la indicación de la mujer. Pero otra sombra se acercó a mí y me toco la mano, la cual descansaba en mi almohada, me asuste por unos segundos pero sentí como la apretaba con fuerza, no hice caso a su contacto y me sumergí en mis sueños.

Al despertar de nuevo, vi a la enfermera de la academia junto con la directora e Inuyasha, todos tenían aquella leve preocupación en sus rostros, mantuve mi sonrisa irónica en mi cara y me levante un poco, pero no lo necesario para salir de la cama.

-¿Y bien?—Le dije con calma.

La directora suspiro e indico a la enfermera que saliera del lugar pero Inuyasha no se movió.

-Deberías tomar esto con calma. —Me indico la directora y se acercó un poco más a mí.

¿Calmarme? ¿Cómo RAYOS ME IBA A CALAMAR CUANDO UN MALDITO LOCO CASI ME MATA? Pero claro la directora creía que todo salía muy bien, si no salías muerto.

Antes de gritarle y mandarla mucho a la mierda, suspire y respondí.-- ¿Qué rayos era eso?

La directora se quedó con la boca abierta igual que Inuyasha pero no duraron así y tomar de nuevo sus composturas.

-Algo que no debería importarles, están vivos y eso es bueno pero no hablaran de esto y punto. —Y antes de que pudiera protestar la directora salió de la habitación dejándome sola con Inuyasha.

Él solo me miraba con cuidado, como si fuera una ilusión y en cualquier momento desaparecería, me molesto el hecho que pensara que estaría muerta por esa pequeña pelea. Sonreí y le lance una almohada en su cara, él se quedo atónico ante mi acción pero de nuevo sonrió como él sabía hacerlo.

-Deberíamos estar agradecido con dios por estar vivos ¿no?—Le dije de broma pero su rostro se volvió serio.

-Yo no creo en dios….

-¿No crees?—Dije algo sorprendida, todos los taishos eran muy religioso, nunca pensé ver uno que fuera ateo, pero no me contesto. —Da igual ¿no? Eres la excepción y eso me agrada.

-¿No crees que esta mal? ¿Qué soy la oveja negra de la familia?—Me pregunto.

Levante mis hombros con indiferencia. —Da igual, es tu vida no la de ellos, pero para mi eres Inuyasha no un Taisho. —Le di una sonrisa.

-Hmm…--Rasco su cabeza pero note una leve sonrisa. —Lo de ayer, descubrí todo.

Y ahí es cuando mi sonrisa también desapareció y me puse seria.

-El noble no. —Se corrigió. —La cosa que nos ataco murió ayer.

-¿Cómo?—Dije casi gritando.

-La mate yo. —Me dijo Inuyasha con calma. —Después de que cayeras inconsciente yo desperté y lo mate.

-¿Cómo?—le dije mientras que lo agarraba de los hombros

-¿Importa? Lo único que ahora importa es saber quién era… Y lo sabemos.

¡Por dios! Nunca imagine saber respecto a quien nos atacó y más saber su identidad. Tal vez era alguien quien yo conociera, pero lo que más me importaba era ¿Cómo rayos se convirtió en eso?, le indique a Inuyasha que siguiera con la plática y la información.

-El noble que mate y enfrentamos era…-- Se detuvo para respiran hondo. —El consejero del rey, él había desaparecido unas semanas pero no dieron la notica para no alterar a los ciudadanos.

-Espera ¿el consejero de tu padre era quien nos ataco?--- le pregunte, los taishos por estos momentos gobernaban la política de los vampiros y eso era muy conocido pero ¿Quién secuestraria al consejero y lo convertiría en eso?

-La “V” que tenia en el pecho era reciente y como sabrás desconocida.—Claro que era desconocida, con esa cosa me había derrotado.—Pero eso no es lo único que se, el consejero del rey era nada menos que el papá de Miroku.

Eso sí fue una grande noticia. Mioku era uno de los nobles más respetados de toda la academia y también de los mas amables, su padre era un hombre extraordinario, su madre una de las mujeres más bellas pero lo que más me preocupaba en ese instante no era su perdida si no Sango. Ella era su guardiana en estos momentos, eso indicaba que si iban tras Miroku, ella estaría en peligro para protegerlo.

-No me gusta involúcrame en cosas complicadas pero ya estoy a dentro. —Me dijo Inuyasha, haciendo dejar alado mis pensamientos.

-¿Qué haremos?

-Esperar.—Me dijo pero con una sonrisa traviesa.—Esperar por esos bastardos que me hicieron eso.

Y en eso se levanto su camisa y me mostro una cortada en forma de “V” en su pecho.

CONTINUARA…   Regresar al índiceCapítulo 10 by sora chan
Author's Notes:

Este capitulo sera un capitulo basado en el punto de vista de Inuyasha :D

espero y lo disfruten

Sora 

Author's Notes:

Este capitulo sera un capitulo basado en el punto de vista de Inuyasha :D

espero y lo disfruten

Sora 

CAPITULO 10

POV: Inuyasha

Me encontraba parado alado de Kagome, quien hace media hora trataba de hablar con la directora, por supuesto no sería tan fácil entrar y hablar con ella respecto el accidente de ayer, y aunque estuvimos involucrados y más yo, no nos dejarían hablar de ello con otras personas. Kagome se estaba desesperando y le dio un golpe a la pobre mesa que se encontraba alado de nosotros, tan salvaje y excitante como siempre.

-Todo esto es estúpido. —Dije Kagome con amargura, realmente se ve bien cuando se enoja así.

-Solo debemos esperar un poco más. —Le dije con voz calmada, pero la verdad estaba aún aterrado desde que vi a Kagome inconsciente.

Solo me dio de esa mirada que ella sabía y se volteo de nuevo hacia la puerta de la directora. Amo cuando me hacía sentir así, tan completo, fuerte y sobre todo protegido… Espera ¿qué? Yo soy Inuyasha Taisho, uno de las razas más espectaculares y alguien como ella me hacía sentir así… Ridículo, no tenía ninguna belleza o cosa que la sobresaliera de todas las chicas con las que estuve, pero aun así me sentía bien a su lado.

La directora salió de su oficina hecha un caos, sus ojos tenían agujeras más grandes que antes, su cabello blanca estaba hecho un caos y su cara… Bueno era todo menos linda.

-¿Se les ofrece algo?—Nos preguntó con su voz ronca pero aun dura y firme.

-Lo de ayer debem…. —No pude terminar Kagome antes de la que directora diera un suspiro y con la mano la detuviera.

Negó con la cabeza y le indico a Kagome que pasara a la oficina para hablar sobre algunos asuntos, y como era común a mí no me dejo pasar, ya que era cosas de guardianes, claro que me queje pero no podía hacer mucho en este caso así que solo me resigne y salí del lugar. En el camino me encontré con los demás nobles, pero desconocían lo que había ocurrido ayer con Kagome, pensaban que era una de mis amantes y bueno era mejor pensar así ¿no?

-Inuyasha. —Me grito del otro lado Miroku, rayos el que no quería encontrarme ahora mismo, atrás de él estaba Sango, la amiga de Kagome. — ¿Y tú guardiana?

-Ella esta con la directora. —Le dije indiferente.

Miroku rio pero no solo eso, me dio unas palmaditas en mi espalda, le di una sonrisa forzada y le quite su mano de mi espalda.

-Me entere que los descubrieron en medio de la acción ¿es cierto?—Me pregunto Miroku con una sonrisa estúpida.

-Claro, yo no pierdo tiempo como tú. —Le dije y me retire de ahí… Rayos tenía que preguntarle sobre su padre, así que regrese como un tonto. —Oye Miroku.

-¿sí?—Me observo asombrado.

-Tengo unas preguntas sobre tu padre. —Le dije son rodeos, claro que se sorprendió de que preguntara sobre eso, se suponía que no deberíamos hablar de eso.

-¿Sabes algo?—Me pregunto con esperanza, oh no…

-Solo contéstame mis preguntas y si puedo te diré todo lo que sé. – Le dije firme pero aun así sentía que lo estaba usando, y cuando se enterara que su padre estaba muerto, bueno tal vez me odiaría por siempre.

Miroku asentó con su cabeza y me indico que fuéramos a la cafetería, yo lo seguí pero aun sentía la mirada pesada de Sango que no me dejo ni un rato de observarme. Todo lo que necesitaba era buscar información sobre la noche que desapareció y cosas similares, Miroku me lo iba a dar fácil, era pervertido y muy molesto pero aun se preocupaba por su padre… Que yo mate.

 

Regrese a la oficina de la directora tras hablar con Miroku, por mi suerte pude descubrir cosas interesantes y solo faltaba que Kagome lo investigara más fondo con guardianes superiores. Al llegar la vi en un rincón con su mano llena de sangre, corrí hasta ella y la mire, ella se dio cuenta de mi presencia y me sonrió.

-¿Qué RAYOS PASO?—le pregunte alterado, y era claro que el por qué estaba.

-Me corte con un cristal que junte en la oficina de la directora, ahora mismo esta buscando las vendas para curarme.—Me dijo con una sonrisa, parecía que era verdad pero aun así no podía detener este sentimiento de angustia.

Me incline hacia ella y con una mano levante su brazo para observar más de cerca su herida pero al ver la sangre que recorria todo su brazo mis ganas de alimentarme aumentaron.

-Oh ya veo, perdón. —Levanto su brazo y lamio la sangre.—Ser mitad vampira tiene sus beneficios.

Pero yo no sentía la necesidad de alimentarme como solía tenerlo tras ver sangre, está vez era muy fuerte el deseo de beber cada gota… Matarla.

CONTINUARA

Regresar al índiceCapítulo 11 by sora chan
Author's Notes:

perdón tarde en subirlo D':

pero bueno en mi vida pasa muchas cosas complicas ahorita... Pero de todos modos espero que disfruten el capitulo *-*

 

Author's Notes:

perdón tarde en subirlo D':

pero bueno en mi vida pasa muchas cosas complicas ahorita... Pero de todos modos espero que disfruten el capitulo *-*

 

CAPITULO 11

Me encontraba en el interior de la oficina de la directora, unos minutos antes Inuyasha se encontraba conmigo pero tuvo que irse por unos asuntos. La directora me indico que me sentara, como estaba muy cansada no proteste y me senté con calma, antes de que mi cabeza reventara.

-¿Sabes de lo que vamos hablar?—Me dijo con voz tranquila, pero sus ojos representaban otra cosa. Solo asentí con la cabeza.

La directora antes de comenzar a relatar todo lo ocurrido tomo un aire y lo soltó inmediato, sus ojos se giraron a mí con preocupación y soltó todo lo ocurrido.

Al parecer las amenazas eran ciertas pero desconocían a la persona que las enviaba y actuaba así, también hace poco se entraron que las marcas en forma de “V” era un tipo de maldición que hacia la persona que estaba involucraba en todo esto, pero ¿Cómo lo hacía? Eso no lo sabían y ni querían saberlo ¿pero cómo no querían? Eso era un misterio que deberíamos resolver lo antes posible, así podríamos detenerlo antes de cometerlo de nuevo, lo único que si sabían era que era lo que les hacía a los usuarios de esa marca:

Eran esclavos

Quitando que eran esclavos, ellos mataban a cualquier cosa que estuviera viva, no distinguían entre aliado y enemigo, no paraban una vez que comenzaban y nadie podía lastimarlos… Bueno casi nadie. Inuyasha fue el único que pudo matar a uno pero ¿a qué precio? Él tenía la marca maldita que lo convertía en un esclavo, aunque no representara una amenaza tendría que cuidarlo un poco más.

La directora termino con la información que tenía para mí, me levante de mi asiento y le agradecí con una sonrisa cansada pero antes de salir por la puerta me gire.

-¿Cómo saben cuando atacaran?—Le pregunte a la directora con curiosidad, ella me miro asombrada.

-No sabemos eso, solo sucede supongo, nunca hemos encontrado sobrevivientes en los ataques. —Me dijo alzando los hombros.

-Hasta nosotros, pero él ya estaba en modo esclavo violento. —Le dije pensativa ¿Cómo rayos se trasformaban así?

La directora me miro dudosa pero no me pregunta nada más y yo salí de su oficina. Sumergida en mis pensamientos no me di cuenta que alguien me había lanzado un pedazo de vidrio directo a mi brazo, este comenzó a sangrar y yo en un rincón busque al culpable pero todo estaba solitario… ¿pero hace unos momentos estaban personas aquí?

Cuando voltee estaba Inuyasha todo alterado a mi lado yo solo le sonreí

-¿QUÉ RAYOS TE PASO?—Me pregunto alterado.

-Me corte con un cristal que junte en la oficina de la directora, ahora mismo estaba buscando las vendas para curarme. — Le mentí, y era muy buena para ello, él se la creyó todo.

Se calmó un poco y levanto mi brazo para mirarme más de cerca la herida pero sus ojos comenzaron a ponerse rojos y me miraba con deseo. Rayos era un vampiro, claro que tendría esa reacción con sangre fresca.

-Oh ya veo, perdón. —Levante mi brazo y lamí la sangre de mi brazo. —Ser mitad vampira tiene sus beneficios. —Bueno eso era cierto, pero tenía sus desventajas cuando se supone que no deberían nacer niños como yo.

Inuyasha me miraba con furia y deseo y algo más que no pude distinguir… Di un paso atrás mientras que buscaba algo con que defenderme, pero antes de encontrar algo ya estaba en el suelo y encima de mí estaba Inuyasha con los ojos inyectados de sangre… Se parecía al padre de Miroku en su transformación.

-INUYASHA QUITATE DE MI AHORA MISMO, NO TE QUIERO HACER DAÑO. —Le dije con la voz más fuerte que pude, con la esperanza que la directora me escuchara.

Pero nada.

Rayos.

-K…K…AGOME. —pronuncio con dificultad Inuyasha, quien ya no me agarraba tan fuerte de los brazos, me deslice afuera del agarre de Inuyasha y me puse en la posición de ataque.

Pero para mi suerte antes de que Inuyasha reaccionara y comenzara a atacarme de nuevo, la directora salió y le dio un gran golpe en la cabeza de él, haciendo que se desmayara en el piso.

-¿Qué RAYOS?—Dijo con dificultad la pobre mujer enfrente de mis ojos.

-Creo que es hora de investigar sobre estas marcas Kaede. —Le dije viendo el cuerpo inconsciente de Inuyasha en el piso.

-Es hora de que todos se enteren de esto. —Me indico.

CONTINUARA

End Notes:

Espero que les haya gustado *-*

POCO A POCO SE DESCUBREN MÁS COSAS DE ESTA FAN FIC

¿Por que Kagome es mitad Vampiro?

¿Que pasara con Inuyasha?

¿Quien es el que amenaza con quitar la pacifica vida de los estudiantes?

¿que tiene que ver el papá de Miroku en todo esto?

¿Que pasara en el proximo capitulo?

*-* BUENO ESO ES ALGO QUE TENDRAN QUE ESPERAR!

 

End Notes:

Espero que les haya gustado *-*

POCO A POCO SE DESCUBREN MÁS COSAS DE ESTA FAN FIC

¿Por que Kagome es mitad Vampiro?

¿Que pasara con Inuyasha?

¿Quien es el que amenaza con quitar la pacifica vida de los estudiantes?

¿que tiene que ver el papá de Miroku en todo esto?

¿Que pasara en el proximo capitulo?

*-* BUENO ESO ES ALGO QUE TENDRAN QUE ESPERAR!

 

Regresar al índiceCapítulo 12 by sora chan
Author's Notes:

Bueno espero que lo disfruten *-* Y para los que siguen mi otro Fan fic

"ÉL 20... YO 15?"

ya termino n.n asi que pues ya ven XD

BUENO DISFRUTEN EL CAPITULO!

 

Author's Notes:

Bueno espero que lo disfruten *-* Y para los que siguen mi otro Fan fic

"ÉL 20... YO 15?"

ya termino n.n asi que pues ya ven XD

BUENO DISFRUTEN EL CAPITULO!

 

CAPITULO 12

Pov. Inuyasha

Cuando desperté, no estaba con Kagome ni con las ganas de matarla, todo era oscuro y tenía un gran dolor de cabeza, levante un poco mi vista y note que me encontraba en la enfermería… ¿Cómo rayos llegue aquí? No recordaba nada, claro antes de querer atacar a Kagome, ella parecía confundida cuando la acorrale, ¿como rayos le explicare lo sucedido?

Y de repente un fragmento de recuerdo vino a mi mente.

Quise matarla en serio, solo vacile por unos segundo y ella pude deslizarse lejos de mi, oh por dios nunca me iba perdonar hacerle esas cosas. Me levante de mi cama pero no había nadie a mi alrededor para entrometerse en mi camino, cuando me dirigí a la puerta pude escuchar unas voces del otro lado, una de ellas era Kagome.

-No podemos dejarlo encerrado aquí. —Protesto Kagome

-No tenemos opción señorita Higurashi. —Le dijo una persona ya mayor, pero pude distinguir que se trataba de la directora de la Academia, también sabía que hablaban de mi.

-ES MI PROTEGIDO, si es necesario lo protegeré de ustedes. —Dijo Kagome un poco más fuerte y firme. Ella me quería proteger y el sentimiento era mutuo, no pude soportar más tiempo escuchando su conversación así que decidí volver a mi cama y perderme en mis pensamientos.

Por primera vez en mi vida, en mi vida de Don juan y estúpido, quería proteger a alguien con mis propias manos y no era Vampiro pero tampoco era humana.

POV. Kagome

La directora me dio un sermon sobre lo que estaba bien y lo que estaba mal, todo por el simple hecho de querer proteger al que debía, no pude aguantar más y salí corriendo de la oficina tan solo unos minutos. Me encamine para encontrarme a mis amigas, las cuales me esperaban afuera del comedor junto con sus protegidos, y aunque ellas como yo estaban liberadas de protegerlos, ella seguían junto a ellos.

-Kagome aquí. —Me grito mi amiga de ojos esmeralda, la cual vestía sus vaqueros favoritos junto con su camisa blanca y unos tenis.

Me acerque a ellos y les di un abrazo a mis mejores amigas, en seguida le di las manos a sus “protegidos.” Sango usaba un short blanco combinado con una blusa rosa de tirantes pero sin perder la comodidad de unos tenis, su protegido Miroku Houshi. —Quien también era el hijo del noble que nos ataco. —Portaba sus camisas de marca color azul que combinaban con sus ojos, unos pantalones de vestir junto con sus zapatos negros elegantes, y seguido a él se encontraba Koga Belikov , uno de lo más grandes nobles de toda la historia, él era moreno, muy alto y cabello castaño largo que lo agarraba con una coleta, ojos azules que estaba segura que te podía dejar en descubierto, vestía una camisa blanca que estaba desabrochada hasta el tercer botón, unos jens sencillos y unos tenis de marca.

-Hey, creo que no falta presentaciones ¿cierto?—Les dije, y todos asentaron, sabían muy bien para que estábamos aquí. —Sin decir otra cosa, ¿saben que tienen que hacer?

-Lo sabemos muy bien cariño. —Pronuncio Miroku pero sin apartar la vista de Sango, lo cual ella noto y de inmediato se ruborizo.

Koga le dio la mano a Ayame para que lo siguiera y me dio la señal de estar listo, yo suspire y antes de meterme, en más problemas, desee que Inuyasha estuviera muy agradecido por lo que estaba haciendo por él. Miroku y sango fueron con la directora, mientras que Koga tenía que distraer al guardia que se encontraba vigilando la puerta al acceso de los archivos de la Academia, después Ayame y yo tendríamos que entrar para sacar unos archivos y salir de ahí lo más pronto que podamos.

-¿estas lista?—Le dije a Ayame antes de entrar a la habitación.

-Nací lista Higurashi. —Me dijo con una sonrisa.

 

Ayame agarro rápido todos los archivos que contenían el nombre del padre de Miroku, y también sobre las amenazas de hace 10 años, los pasos se hacían más cerca y nuestros corazones estaban al límite.

-Rápido. —Le dije ya con impaciencia.

-Eso hago. —Me dijo ya agarrando el último archivo y levantarse con rapidez.

La tome de la mano y salimos casi disparadas del lugar, Koga ya no estaba esperando afuera junto a un guardia inconsciente.

Lo mire y con la cabeza le negué.-- ¿Por qué lo has hecho?

Koga me miro divertido. —Iba a entrar así que lo detuve, solo eso. —Me dijo alzando los hombros como si fuera inocente.

-Bien pero no tenías que ha…-- Me detuve a la mitad de mi frase, si el guardia no era quien había entrado a la habitación mientras que Ayame y yo estábamos investigando ¿Quién era?

-¿Pasa algo Kagome?—Me dijo Ayame interrumpiendo mis pensamientos, Koga también me veía extrañado.

-¿Si él no era quien había entrado al cuarto… quien fue?—Le dije casi sin aliento y apuntando al cuerpo inconsciente del guardia.

Los dos estábamos pálidos y entendimos que él que estaba atrás de nosotras hace un momento era nada más que menos… El culpable de todo: “V”

Entramos corriendo a buscarlo pero no encontramos nada, maldición si tan solo lo hubiéramos descubierto antes.

-No es tu culpa Kagome, solo fue mala suerte. —Me dijo Ayame dándome unas palmaditas en la espalda.

-Si, pero ¿a que vino?—Nos pronuncio Koga mientras que no quitaba los ojos a la ventana que estaba abierta enfrente de nosotros.

Eso también estaba pensando, ¿a qué vino?

Sango apareció de la nada junto con Miroku.

-¿Qué han descubierto?—Me dijo sango con intriga.

-Solo que esto apenas está comenzando, hace 10 años también los advirtieron, pero la pregunta es ¿Qué es lo que temen la realeza para no dar a conocer esto?—Le dije, mirando el papel que tenía en la mano.

Miroku la tomo con cuidado, después nos indico que Inuyasha estaba despierto un poco desorientado, así que decidimos ir a visitarlo, aunque aun estaba asustada por su comportamiento…

No seria la última vez que se pusiera violento contra de mi, y estaba segura que no saldría viva a la próxima.

CONTINUARA

Regresar al índiceCapítulo 13 by sora chan
Author's Notes:

Bueno ESTOY SUPER FELIZ POR QUE YA SE ESTRENO EL PRIMER TRAILE DE VAMPIRE ACADEMY! OSHII!

asi que les traigo un capitulo *-* DASDASADSA

QUE LOS DEJARA ASI DE O.O

Gracias por leer

Author's Notes:

Bueno ESTOY SUPER FELIZ POR QUE YA SE ESTRENO EL PRIMER TRAILE DE VAMPIRE ACADEMY! OSHII!

asi que les traigo un capitulo *-* DASDASADSA

QUE LOS DEJARA ASI DE O.O

Gracias por leer

CAPITULO 13

Nos encaminamos hacia la enfermería, donde Inuyasha estaba descansando después de ponerse en el estado “esclavo” y quisiera asesinarme—Y casi lo logra. —pero por suerte la directora lo había dejado inconsciente antes de cumplir su propósito.

Miroku le dio una última revisión al pasillo y nos indicó que podíamos entrar al cuarto, Santo tomo mi mano y junto con Ayame y Koga entramos con cuidado sin despertar al guardia que cuidaba la puerta. Inuyasha se levantó rápido de la cama y se puso rígido al verme entrar, Sango me tomo más fuerte de la mano y le indico a Miroku que fuera por unas sillas para nosotras, si no tuviera la expresión de una guardiana dudaría que ella fuera una.

Inuyasha tomo un poco de aire. -- ¿y bien?—Nos dijo pero aun así no me miraba a los ojos.

Miroku tras darnos unas sillas, saco los papeles que Ayame y yo habíamos sacado de la dirección unos cuantos minutos atrás, Inuyasha los tomo con cuidado y comenzó a leerlos, su expresión cambiaba tras leer cada palabra que estaba escrito en el papel.

Sus ojos se pasaron en todos los que estábamos enfrente de él, ya sus labios estaban temblando igual que todo su cuerpo, él como nosotros tampoco dudábamos que esto estaba más lejos de nuestra imaginación.

-¿Esto es amenazas de 10 años atrás?—nos preguntó con temor en su voz, asentí con la cabeza y ahí fue que sus ojos se posaron en mi.

-Así es, estábamos también seguros que el culpable de todo esto estuvo con nosotros cuando descubrimos los papeles. —Le dije sin apartar mi mirada a la de él. Inuyasha tomo un suspiro y volvió a sentarse en la cama, mientras que Koga y Miroku se observaban entre sí.

-Hay más. —Miroku le indico a Inuyasha.

-¿Más?

-Si más Inuyasha. —Dijo Koga con tranquilidad, mientras que cruzaba sus brazos.

Yo solo mire la expresión de todos, esto era más peligroso que cualquiera pudiera imaginar, si tan solo la directora supiera esto….

Miroku volvió a mirar a Sango, quien estaba tranquila sentada mirando fijamente cada esquina de la habitación, cuidaba que nadie entrara o estuviéramos en peligro.

Él aparto su mirada de ella y continúo con la plática.

-No solo descubrimos las amenazas de hace 10 años, que prácticamente señalan que debemos rendirnos si no la próxima generación sufrirá un despertar doloroso… También descubrimos papeles que acusan a mi padre de experimentar con nobles, no solo, él fue acusado de matar al anterior rey tras inyectarle una sustancia que él mismo creo, pero a no tener pruebas de su culpabilidad lo dejaron libre. —Tomo un poco de aire y continúo. —Mi padre fue investigado muchas veces, mi madre quien estaba segura de la inocencia de mi padre, ella misma dio el nombre del verdadero culpable de todo…. Naraku Yuzuka quien era el científico del rey. —Miroku miro a Sango y con los ojos ya cristalinos nos indicó moviendo la cabeza que ya no podía más, yo di un paso adelante y mire a todos antes de continuar.

-No solo eso descubrimos que la marca que tienes en tu pecho es una maldición. —Señale la marca que estaba a descubierto en el pecho de Inuyasha.

—No sabemos el por qué es una maldición, tampoco como lo hacen, pero lo que estábamos seguros es que no lo puedes controlar tras ver sangre.

-¿Cómo saben eso?—Inuyasha me vio con inseguridad.

-Por qué eso era el experimento que Naraku estaba haciendo. —Concluyo Koga.

Todos nos quedamos en silencio, Inuyasha se paró de la cama y comenzó a caminar por todo el lugar, entendía muy bien cómo se sentía, bueno ¿Quién estuviera tranquilo cuando se entera que es un asesino? Asesino o no, él era mi protegido y tenía que hacer mi trabajo. Mire a Sango quien hablaba con Miroku en voz baja, no entendía mucho de su conversación pero el rostro de ella solo representaba preocupación, Ayame quien estaba alado de Koga apenas intercambiando palabras observaban la ventana sin darse cuenta de que los mirara con cautela. Pero lo que más me sorprendió fue ver a Inuyasha mirándome con tristeza, ¿Qué había hecho para poderlo así?, siempre lo miraba como un niño consentido que nada le importaba, pero en estos últimos días mi visión de él había cambiado.

-Hey. —Le dije a Inuyasha con una sonrisa leve en mi cara. —Nada te tocara, yo soy tu guardiana ¿recuerdas?—Pero apenas me dio una sonrisa y se volteo de inmediato.

¿Qué rayos le hice para que se comportara de esa manera? Estúpido vampiro guapo, no espera ¿guapo? Mi mente ya estaba quedándose sin oxígeno, claro que Inuyasha no era un guapo y menos agradable, pero si le daba gracias por salvarme la última vez y única.

Miroku salió con Sango por unas cosas que necesitaríamos antes de investigar un poco más sobre el pasado de Naraku, Koga se dio la vuelta y camino hacia la otra cama que estaba junto la de Inuyasha, Ayame solo lo miro pero no se movió de su lugar.

-I

Vampiro y Dama by sora chan

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://fanfic.es/viewstory.php/
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

Top 20