El Club De Los Cinco. by Hitomi Uzumaki

Fanfics en Español El sitio de referencia de los fanfics en español, con miles de fanfics gratis y en español

  El Club De Los Cinco. by Hitomi Uzumaki
Summary:

En esta historia se reunirán cinco personajes que por ciertas  circunstancias estarán juntos, no se  conocen  formalmente, cada uno de ellos es diferente, de distinta formación social, educación  y gustos.

Son castigados a pasar un sábado en el instituto en el que estudian, habrá conflictos entre ellos pero tendrán que limar sus asperezas.

los personajes de este anime no me pertemecen son de sus respectivos autores:

Yoshiyuki Tomino, Masahi kisimoto y Rumiko Takahashi.

 

 https://i141.photobucket.com/albums/r45/yanin_09/KHYjpg9-2.jpg?t=1346295627

 

 



Categories: CROSSOVERS, GUNDAM (SAGAS), INUYASHA, NARUTO Characters: Ninguno

Generos: Romance

Advertencias: Ninguno

Challenges:

Series: Ninguno

Chapters: 2 Completed: No Word count: 5297 Read: 563 Published: 01/09/2012 Updated: 01/12/2012
Summary:

En esta historia se reunirán cinco personajes que por ciertas  circunstancias estarán juntos, no se  conocen  formalmente, cada uno de ellos es diferente, de distinta formación social, educación  y gustos.

Son castigados a pasar un sábado en el instituto en el que estudian, habrá conflictos entre ellos pero tendrán que limar sus asperezas.

los personajes de este anime no me pertemecen son de sus respectivos autores:

Yoshiyuki Tomino, Masahi kisimoto y Rumiko Takahashi.

 

 https://i141.photobucket.com/albums/r45/yanin_09/KHYjpg9-2.jpg?t=1346295627

 

 



Categories: CROSSOVERS, GUNDAM (SAGAS), INUYASHA, NARUTO Characters: Ninguno

Generos: Romance

Advertencias: Ninguno

Challenges:

Series: Ninguno

Chapters: 2 Completed: No Word count: 5297 Read: 563 Published: 01/09/2012 Updated: 01/12/2012
Story Notes:

Este es mi primer fanfic de Crossovers que hago espero se de su agrado.

Story Notes:

Este es mi primer fanfic de Crossovers que hago espero se de su agrado.

El Club De Los Cinco. by Hitomi Uzumaki
Author's Notes:

Espero sea de su agrado.

 

Author's Notes:

Espero sea de su agrado.

 

 

En esta historia se reunirán cinco personajes que por ciertas  circunstancias estarán juntos, no se  conocen  formalmente, cada uno de ellos es diferente, de distinta formación social, educación  y gustos.

Son castigados a pasar un sábado en el instituto en el que estudian, habrá conflictos entre ellos pero tendrán que limar sus asperezas.

Todo esto comienza unos dos días antes de que ocurrieran los hechos era una mañana muy  hermosa el cielo se miraba despejado  y soleado llegaban los alumnos a la preparatoria de Konoha como siempre.

 

Capitulo 1.- El comienzo de todo.

 

Por los pasillos iban  una joven de cabello negro  y ojos color chocolate  se dirigía a su salón de clases lo más pronto posible ya que si volvía  a llegar  tarde el profesor la castigaría. Llego a su salón pero por suerte aun no llegaba el profesor  Himura, entro  un poco fatigada  se dirigió a su asiento ahí estaban sus amigas platicando.

 

 —Hola amigas.

— ¡Kagome! Tú siempre llegando  tarde pero mira por suerte el profesor Himura aun no llega, te salvaste de un castigo por llegar cinco minutos  tarde.

—Pues la verdad mi intención era llegar temprano pero me quede dormida —dijo la joven con una sonrisa.

—Hay amiga nunca cambiaras —espetó una chica de cabello castaño y ojos color miel.

—Ya dejemos eso chicas  tengo una propuesta que hacerles.

— ¿Qué es  Akiko? —preguntó Kagome interesada.

—Kagome hoy iremos al centro comercial de compras que te parece—dijo aquella chica de ojos color miel.

—Claro después de clases iremos. —musitó la joven de ojos color chocolate.

—No, amiga estas muy equivocada nos  iremos saliendo de esta clase —respondió  Hanako

— ¿Qué dicen amigas? No podemos irnos así, nos descubrirán—exclamó Kagome.

—No, me digas que tienes  miedo. —replicó Akako.

—No, no  está bien—respondió con una leve sonrisa aquella joven aun no convencida. —Espero no meterme en problemas por esto. —pensó para sí misma.

— ¡Kagome! Pasando a otro asunto muy importante vas ir a la fiesta de cumpleaños que organiza Ayumi.

 —No, se Hotaru.

—No, me digas que aun no te invitado el capitán del equipo de Hockey —exclamó Akako.

—La verdad todavía no, pero hace  un rato lo vi en los pasillos y me dijo que quería hablar conmigo a la hora de la salida —musitó sonrojada aquella joven.

—Kagome me das envidia tu vas a salir con el chico más popular de la preparatoria de Konoha cuantas chica darían por salir con ese bombón—acotó Hanako  suspirando.

Mientras tanto en la pista de hielo estaban entrenando los chicos de hockey  arduamente ya que pronto tendrían su siguiente juego, el entrenador regañaba a los chicos por no concentrarse en la práctica.

—Pongan atención en lo que están haciendo —decía el entrenador un poco molesto con los chicos del equipo. —Vamos, Vamos tenemos que ganar el siguiente partido.

Los muchachos del equipo acabaron exhaustos por el entrenamiento se sentaron  en las bancas, estaban tomando  aire.

Cuando el entrenador se acercó —Bien jóvenes es todo por hoy así que vayan a ducharse  y vayan a la siguiente clase.

Todos se retiran pero menos el capitán del equipo ya que  el entrenador le hablo —Joven Uzumaki.

—Si entrenador ¿Qué sucede? —preguntó aquel joven rubio aun tomando  un poco mas de aire.

  —Que pasa contigo hoy estabas muy distraído debes de esforzarte más sabes que tú eres el capitán del equipo y debes animar a tus compañeros.

— ¡Lo  sé!  señor  me disculpo por eso pero vera que, mañana daré mi mejor esfuerzo.

—Eso espero y déjame decirte el día que juguemos habrá gente de diferentes universidades y verán a los mejores jugadores y se les ofrecerá una beca para  entrar a  las universidades más prestigiosas.  Así que no pierdas esa oportunidad tu padre y yo confiamos que lo lograras.

— ¿Cómo mi padre? —exclamó aquel chico de ojos color azul como el mar.

—Pues estuvimos platicando de tu futuro hijo.

Naruto solo lo escuchaba sin decir nada — No puedo creer lo que Papá está haciendo. —pensó para sí mismo,  en ese momento aquel joven de cabello rubio. —Me puedo retirar entrador.

—Sí.

Cuando  se dirigió a los vestidores ahí estaban sus amigos del equipo platicando —Que te sucede Naruto que cara te traes no deberías estar así, no me digas que esa chica hermosa Kagome Higurashi rechazo tu invitación para el sábado.

—No, no es eso aun no la invito a salir conmigo es otra cosa sin importancia—En eso  acerco a ellos otro chico.

—Que Naruto estas con nosotros para lo que tenemos planeado —espetó aquel chico poniendo su mano en el hombro del joven rubio.

— No sé, Kenji creo que no es correcto lo que vamos hacer.

—Vamos Naruto ahora no te vas a echar para atrás esto ya la había planeado días atrás.

Aquel  joven  miro a sus amigos que  no le quitaban la mirada de encima — ¿Está bien? Lo haremos  hoy de acuerdo a lo planeado—El miro a sus amigos —Espero no arrepentirme después —esto último se lo dijo así mismo.

—Asi, se habla capitán—dijo Kentaro.

 

Mientras tanto  en ese mismo lugar en los salones del tercer piso para ser exactamente en el salón 1/ 2 de segundo año de la preparatoria en  la clase de historia  una chica quien estaba cerca de la ventaba miraba hacia afuera sin tomar  atención a la clase y sin darse cuenta que dos de sus compañeros la miraban.

—Oyes Shinji  esa chica es muy extraña estos dos años que estamos juntos con nadie ha platicado.

—Tienes mucha razón Ryo, además la forma en que viste. —aquella muchacha trae puesto una falda negra larga hasta los tobillos, blusa del mismo color de manga corta en conjunto con una gabardina, su cabello completamente agarrado, solo se deja un fleco que le dejaba ver parte  de  su rostro.

El profesor de historia al ver ambos jóvenes distraídos le llamo la atención—Ustedes dos guarden silencio o se salen del salón.

Los dos chicos al ser descubierto s por el profesor solo asientan con la cabeza positivamente, no fue a los únicos que les llamo la atención. — Señorita Hyuga explíqueme lo que acabo de decir en clase.

La muchacha fue sacada repentinamente de sus pensamientos —Pues yo…—quedo por un momento en silencio y empezó a jugar con sus manos a pesar en la forma que vestía la joven era demasiado tímida. —La verdad no le puse atención profesor.

—Es el colmo con usted señorita Hyuga al parecer mi clase se la hace aburrida verdad.

Hinata de lo nerviosa que estaba—Si, profesor es muy aburrido.

Esto hizo molestar al profesor de historia — ¡Ah! Con que se le hace mi clase aburrida señorita Hyuga.

—No, no espere profesor no quise decir eso.

—Pues lo dijo, así que  salgase al pasillo está castigada.

— ¿Qué? —exclamó la joven de ojos color perla. —Espere profesor.

—Salga ahora mismo se quedara en el pasillo hasta que termine mi clase y después pasara a la dirección por su comportamiento.

La muchacha salió del salón y se puso triste ya que  si sus padres se enteraban por que  fue  amonestada  la regañarían,  en un principio se preocupo pero después se tranquilizo un poco ya que sus padres no se preocupaban por ella en lo más mínimo.

—Esto va para todos—dijo el profesor aun molesto.

Acá en otro lado en el club de ciencia estaba los chicos recibiendo  sus calificaciones por el examen  y proyecto que habían realizado. —jóvenes todos salieron pésimos a  excepción de usted joven Winner.

Aquel joven sonrió levemente y tomo la hoja que le entregaba el profesor  donde le daba su nota  por el trabajo de física y el examen ,  al ver la calificación que tenia se sorprendió— ¿Qué un ocho ? —expresó ese chico de ojos verdes muy molesto, se levanto de su silla.

—Pero profesor porque me pone esta calificación  exijo una explicación.

—Mire joven Winner saco un diez pero su proyecto que me entrego no funciono así que le baje 2 punto.

—No puede ser  mis padres me regañaran —pensó para sí mismo aquel chico de ojos color verde agua —Tengo que hacer algo— respiro hondo y profundo empuño sus manos.

Mientras tanto en otro lugar de ahí mismo en la escuela afuera en el patio estaba un joven de cabello plateado con sus amigos platicando.

— ¿Qué pues Inuyasha? ¿Vámonos no hay que entrar a clases? —manifestó un chico de ojos color azul celeste y cruzándose de brazos.

—Si vámonos Koga,  las clases son tan aburridas a quien le interesa estudiar.

—Vamos amigos —reiteró Hiromu.

—Esperemos que no nos descubran —espetó Hattori.

Los  cuatro jóvenes van camino hacia la puerta de salida pero  cada alumno que se topaban lo molestaban hasta le tumban  sus libros o los aventaban al piso y se burlaban de ellos sin consideración.

Los demás alumnos que estaban afuera en el patio miraban como eso chico se comportaba con sus demás compañeros pero no podían hacer nada ya que eran unos rebeldes.

Se burlaban de lo que hacían —Son unos tontos todos los de esta escuela—dijo aquel chico de ojos color ámbar.

Un profesor que vio todo esto se acerco a ellos molesto por su comportamiento ante los demás —Jóvenes a donde van regresen a sus clases.

Aquellos cuatro jóvenes se detuvieron y miraron al profesor— ¿Qué sucede profesor  Tsukasa? —preguntó aquel joven de  cabello plateado.

—No tienen permiso de salir de la institución así, que vuelvan a su salón de clases ahora si no —expresó el profesor.

En eso aquel chico se acerco al profesor retándolo— ¿Si no que?

 

continuara...

Regresar al índiceCapítulo 2.- El castigo. by Hitomi Uzumaki

 

 



—Miren joven Taisho no atreva a retarme, por desacato de su parte y por las cosas que le hizo a los alumnos del lugar, por molestarlos y agredirlos esta en problemas así que vaya a la dirección en cuanto sea llamado.



Aquel joven respiro hondo y profundó se llevo sus brazos hacia atrás de la nuca —Está bien iré nos vemos amigos nunca deja a uno divertirse un rato—él se alejo de ese lugar, mientras el profesor lo miraba marchar hacia dentro del plantel.



—Vaya esta clase de chicos no deberían estar aquí—empuño sus manos fuertemente, esta tan distraído pensado en lo que había pasado cuando. —Y ustedes a clases ahora si no quieren ser castigados también.



Los tres amigos del chico de ojos color ámbar se retiraron sin decir nada mas, en ese momento le hablan al profesor.



— ¡Profesor Tsukasa! ¡Profesor Tsukasa!

— ¿Qué sucede Yahiko?

—Venga rápido hay un problema en los vestidores. — el profesor Tsukasa y el alumno Yahiko corrieron hacia los vestidores.



Las chicas salieron de las instalaciones sin ser vistas ya que se brincaron por la barda y salieron del planten sin ningún problema, fuera de la escuela las cuatro jóvenes se dispusieron ir al centro a comprar cosas que necesitaban.



La joven de ojos color chocolate no se sentía a gusto al salirse así nada mas de la escuela ya que si eran descubiertas las castigarían y por lo consiguiente les informarían a sus padres iba distraída pensando en un sinfín de cosas.



Pero una de sus amigas al verla así la tomo del hombro— ¿Qué pasa Kagome?

—No es nada Hotaru pero me preocupa que todo esto salga mal. —esto lo alcanzó a escuchar aquella joven de cabello castaño y ojos color miel.

—Tranquila amiga solo será esta hora de clase no creo que nos echen de menos además la profesora de matemáticas no se dará cuenta de nuestra ausencia así que a divertirnos.

Todas las chicas gritaron en unisonó un — ¿Sí?



Las cuatro jóvenes llegaron al centro comercial y entraron a diferentes tiendas se medía la ropa, zapatos o cualquier accesoria que miraban, Kagome miro un vestido muy hermoso en los aparadores del lugar este era de color azul cielo de tirantes delgados y corto —Es tan hermosos le diré a mamá que me lo compre para la fiesta del sábado —pensó para sí misma aquella chica de cabello azabache.



Mientras en la escuela se había armando un gran alboroto por lo que había pasado en los vestidores, el profesor al ver a un alumno que estaba solo en ropa interior amarrado con cinta adhesiva de las manos se sorprendió al ver aquel joven rubio cortándola la cinta ; miro aquellos tres jóvenes que habían hecho eso.





— ¿Pero qué está pasando aquí? Joven Uzumaki pase ahora mismo a la dirección —espetó el profesor molesto con aquel joven de ojos azules como el mar.

Aquel chico al ver al prefecto —profesor Tsukasa déjeme explicarle.

—No necesitó explicación creo que con lo que estoy viendo eso es suficiente diríjase ahora mismo a la dirección.



Ese día no fueron los únicos castigados al igual Kagome Higurashi y Quatre Winner también fueron llamados a la dirección por su comportamiento pero ninguno se vio ahí ya que los llamaron por separado.



Llego ese día inesperado para aquellos cinco jóvenes amaneció un sábado algo frio, nublado y grisáceo pareciera que fuera a llover, afueras de las instalaciones de la preparatoria de Konoha se estaciono auto deportivo color rojo.



Adentro de este mismo una joven de ojos color chocolate y cabello azabache miraba por la ventana su escuela movió la cabeza negativamente —No puede ser que no me ayudas, están absurdo pasar un sábado en la escuela, es como si fuera deficiente —espetó aquella muchacha con gran desaliento.



Su padre al verla—Hija te lo compensare y no eres deficiente así que tengas un buen día. —La chica salió del auto dirigiéndose a las instalaciones de la preparatoria.



Mientras en el mismo lugar a unos cuantos metros atrás de del deportivo, estaba otro carro un neón color negro estaba un chico rubio de ojos azules platicando con su padre.



—Hijo yo hecho tonterías lo acepto no hay nada malo en ello excepto cuando te atrapan.

En eso interrumpió aquel muchacho sin mirar a su padre — ¡Mamá ya me dio ese sermón! —reiteró el joven rubio.



El padre del joven al verlo renuente y molesto— ¿Quieres perder el partido? ¡Tu futuro!

Naruto solo asentó con la cabeza negativamente sin mirar a su padre, el al ver a su hijo así— ¡Ningún escuela acepta a los indisciplinados!



El miro a su padre a los ojos y sin decir nada mas salió del auto muy molesto y cerrando la puerta del auto muy fuerte, sabia a la perfección lo que había hecho estuvo mal.



Ahí también se encontraba otro auto color blanco de ahí salió una joven vestida de color negro una falda negra larga hasta las rodillas, en conjunto con una blusa blanca, un suéter negro con una chamarra con gorro que está a la vez tenia peluche alrededor color blanco.



Se iba a despedir de su madre y hermana cuando este arranco sin dar oportunidad a la pobre muchacha de despedirse solo miro como se alejaba aquel auto, mientras miraba paso un joven no muy alto de cabello plateado y ojos color ámbar trae puesto una gabardina color gris, se le miraba que tenia puesto unos jeans azules, botas de tipo minero color negro y cruzo la calle para llegar al instituto.



Mientras en otro auto un chevy color azul estaba un chico de ojos verdes como el agua — ¿Estás es la primera o la última vez que haces esto? —musitó molesta la madre del joven



—La última —contestó aquel chico de cabello rubio.

—Pues entra ahí y ponte a estudiar—dijo aquella mujer en un tono molesto a su hijo.

—No, mamá no estudiaremos solo estaremos sentados sin hacer nada—respondió el joven.

—Por favor Quatre inventa una forma de estudiar.



La joven de cabello azabache entra a la biblioteca se sienta en la primera mesa del lugar, tras ella entra aquel chico rubio y se sienta junto con ella,



Después entra aquel joven de ojos verde se iba a sentar atrás de con Kagome y Naruto cuando entra aquel joven de ojos color ámbar y lo mira y con la mano le dice que se quite de ese lugar.

El joven rubio se levanto de ahí y se paso a la fila contigua, en ese momento paso aquella joven vestida de negro sin mirar a los demás chicos se fue hasta la mesa de al último se le quedan viendo .



En eso momento son interrumpidos—Vaya, vaya aquí estamos quiero felicitarlos por llegar temprano dijo aquel hombre de una edad de 40años , mirando el reloj de su muñeca.



—Señor creo que hubo un error conmigo yo no debería estar aquí.



Aquel hombre no tomo en cuenta la joven de ojos color chocolate, siguió mirando su reloj — Ahora son las siete y seis de la mañana disponen de ocho horas con cincuenta y seis minutos, me dirán porque están aquí , no se moverán de sus asientos hoy vamos hacer algo diferente van hacer un ensayo donde ustedes me dirán ¿Quiénes son? —el les entrega unas hojas y lápiz a cada alumno.



El miro aquel joven de ojos color ámbar— Cuando digo ensayo no me refiero a una palabra escrita cien veces, me entendió joven Taisho.



—Sí, señor.

—Señor, ahora no puedo responder esa pregunta que usted nos pide—el joven de cabello rubio y ojos color verde se levanto de su asiento.



—Siéntese Joven Winner nunca le pedí que se levantara de su asiento y mucho menos su opinión sobre el ensayo si puede o ¿no? puede hacerlo

—Sí, señor—el volvió a sentarse de nuevo.



El director Takenori salió de la biblioteca dejando la puerta de esta misma abierta, mientras aquella joven de ojos color perla se estaba comiendo las uñas; los chicos se le quedan viendo muy extrañados a la muchacha.



— ¡Oyes! Si te comes la mano ya podrás almorzar—dijo aquel joven de cabello plateado a la muchacha.



La joven solo lo mira sin decir nada haciendo caso omiso a la pregunta que le hizo —Yo te he visto a ti—el dijo mirándola todavía.



En ese instante aquel joven de ojos verdes estaba jugando con la pluma y se preguntaba así mismo. — ¿Quién soy yo? Pues soy Quatre—en eso se da cuenta que el chico de cabello plateado se le queda viendo. — ¿Qué pasa?



— ¿Eres un chico muy extraño?



Mientras Kagome —No puedo creer lo que me está pasando —dijo con desaliento aquella muchacha.



En ese instante —Oigan que vamos hacer si nos anda del baño, vamos hacer aquí.

—No te atrevas hacer eso torpe y menos aquí. —exclamó aquel joven de ojos azules como el mar.

— ¡Cállate no dejas concentrarme! —contestó aquel joven rebelde.

—Dios mío que va hacer—espetó la muchacha de ojos color chocolate.



El joven Uzumaki miro aquel joven de ojos color ámbar — Espero que no estés hablando en serio de lo que vas hace aquí si haces algo indebido te arrepentirás—dijo Naruto muy molesto con ese chico.



Inuyasha al escuchar hablar así a ese joven rubio — ¿Qué me vas hacer? —respondió el muchacho de cabello plateado retándolo.



—Ya te dije —contestó molesto con ese chico.



El joven de cabello plateado lo miro y con el fin de molestarlo y burlarse de él—Vaya niño bonito sí que tienes agallas de retarme, no creo que seas tan valiente para pelear conmigo.

Naruto solo, lo miro y empuño sus manos sin contestar a la pregunta de ese joven rebelde, pero Inuyasha ignoro a ese chico rubio y se dirigió al otro joven que está a un costado del.



—Oyes niño —refiriéndose a Quatre— ¿Por qué no vas y cierras la puerta y nos divertimos con la princesa? —el miro hacia donde estaba la joven de ojos color chocolate.



— ¿Qué te pasa? Si yo me irrito te liquido en este instante y no le faltes el respeto a Kagome. —espetó el rubio más molesto que antes.

— ¿Qué tu qué? —respondió Inuyasha en tono de sarcasmo aquel joven rubio y riéndose.



La muchacha de ojos color chocolate se dirigió aquel joven molesta — ¿Por qué no te callas, a nadie le interesas aquí?



En eso interfirió aquel chico de ojos azules—Tienes razón, creo que ha este patán a nadie le interesa.



Inuyasha en ese momento subió sus pies a la mesa se cruzo de brazos y miro al joven rubio y a la muchacha—Oyes niño que hiciste para estar aquí



— ¡Naruto! Ignóralo no le hagas caso solo quiere provocarte.

—Linda aunque trates de ignorarme no lo conseguirás —esto lo dijo ese chico de cabello plateado.



Kagome y Naruto lo ignoran totalmente sin prestarle más atención ya que con ese joven rebelde no se podía entablar una conversación tranquila.



El joven de ojos ámbar al ver aquellos dos jóvenes— ¡Oh! Ya entiendo ustedes dos son novios, están enamorados díganme amigos se hacen cariños y se besan—esto último lo dijo aquel muchacho en tono de burla hacia esos dos muchachos.



La muchacha de ojos color chocolate no aguantó esa pregunta tan incómoda que le contesto muy molesta — ¡Vete al diablo!

— ¡Cállate! —exclamó aquel chico rubio muy molesto con él en la forma en que se refirió a él y a su compañera de al lado.



Quatre y Hinata al verla la discusión de sus compañeros se asombran ya que ese joven de cabello plateado era un chico bastante rebelde y que con sus palabras que decía a veces eran muy hirientes.



La joven de ojos color perla miro a ese chico y movió la cabeza negativamente—Vaya ese chico sí que es muy conflictivo y a cualquiera puede sacar de quicio pero la verdad es muy divertido—pensó para sí misma Hinata.



El director quien estaba en una oficina enfrente de la biblioteca escucho los gritos de aquellos jóvenes que estaban discutiendo les grito desde su lugar — ¿Qué pasa? —Exclamó el director— La verdad que estos chicos me sacan de quicios todos son unos patanes, es mejor que los expulse a todos a ver si así, escarmientan—esto lo pensó para sí mismo.



— ¡Eres un idiota! —expresó Naruto aquel joven de cabello plateado.

—Pues no me interesa lo que pienses de mi —Inuyasha se levanto de la silla y se puso enfrente de sus compañeros — ¿Qué les parece si hacemos una fiesta? —dijo en vos baja—pero viendo en la situación que estamos será imposible con el director Takenori aquí enfrente.



Pero se me ocurre una gran idea él se dirigió hacia la puerta, pero Kagome y Naruto al mismo tiempo le dicen que se siente si no el director los reprenderá de nuevo.

El no les hace caso y quito los tornillos de la puerta para que esta se cerrara y el director no los viera.



— ¿Tú sabes que la puerta debe estar abierta Taisho? —espetó el joven de ojos verdes.

— ¿Qué te pasa? Aquí hay cuatro personas más Taisho. —dijo molesto el rubio de ojos azules.

—A pesar de ser un buen deportista sabes contar Uzumaki.

— ¿Quién eres tú para juzgar a los demás, si no existieras nadie te extrañaría? —esto lo dijo muy enojado el muchacho de cabello rubio.



El muchacho de cabello plateado al escuchar el cometario de ese joven rubio se acerco a él y lo miro — Entonces quieres que me una a un club— se quedo por un instante en silencio — Mmmh será de lucha, al de hockey o al consejo estudiantil, les parece. —dijo Inuyasha con una leve sonrisa.



La joven de cabello azabache y el muchacho rubio rieron al instante al escuchar lo que dijo ese joven de ojos color ámbar.



—No, te aceptarían—corroboró Naruto.



En eso intervino Kagome también en la plática— Sabes porque fastidias tanto.



Inuyasha miro a la joven de ojos color chocolate —Esto es tan revelador señorita —musitó en tono de sarcasmo— Y porque crees eso de mi.



—Pues la verdad tienes miedo que en algunos de los clubs que hay aquí en el instituto no seas aceptado por tu forma de ser y además de vestir ya te viste en un espejo.

—Vaya señorita Higurashi los ricos como tu son tan brillantes que juzgan a la personas solo por su forma de vestir.

— ¿Eres un cobarde? —acotó molesta la joven de ojos color chocolate.

—Te apartas de los demás —interfirió aquel joven de ojos verdes.

— Lo que temes es ser rechazado y por eso fastidias a los demás. —inquirió Kagome nuevamente.

— ¡JA! No tendría que ver que todos los que están en actividades son unos idiotas o ¿Si?

—Nunca los sabrás, ni siquiera nos conoces. —reiteró Kagome

—Tampoco conozco a los leprosos pero nunca me voy a unir a un club.

—Acéptalo Taisho tu nunca serás parte de ese círculo —confirmó Naruto mirando aquel joven.

En eso interrumpió aquel joven de ojos verdes —Estoy en el club de física.

— Espera un momento— dijo Inuyasha mirando a Kagome—De que hablas niño dirigió su mirada al chico de ojos verdes.

—Dije que estoy en club de matemáticas, física, latín.

— ¡Ah! Es hermoso—miro a la joven de cabello azabache —Tu perteneces al club de física.

—Es un club académico—contestó Kagome.

— ¿Y?

—Los clubes académicos no son tan buenos como los otros.

—Entonces como para tontos como el sí lo son—esto lo dijo apuntando hacia Quatre.



Kagome miro hacia aquel chico de ojos verdes e Inuyasha le pregunta nuevamente a ese muchacho que es lo que hace en su club.



—En física hablamos de la física y sus propiedades de esta misma.

—Asi que es algo social, demente y triste pero social.



Quatre contestó a la pregunta que hizo aquel muchacho de ojos color ámbar—Si se podría decir que si y al final de año se hace un banquete.



—Vaya así que se divierten y beben.

—No, nos vestimos muy bien pero no nos intoxicamos. —Acoto el joven de cabello rubio y ojos verdes.

—Los vagos como tú se intoxican—interfirió la muchacha de cabello azabache y miro aquel joven de cabello plateado a los ojos.



Al igual él, la miro sin dejar de ver esos ojos color chocolate ella no pudo evitar sonrojarse y miro hacia otro lado.



Hinata miro a ese chico de ojos color ámbar y con su mano hizo la forma de una pistola y según le dispara.

El chico rubio al escuchar la plática les dice que guarden silencio si no el señor Takenori los regañará y no quiere ser castigado nuevamente ya que en la noche tendrá a su competencia de hockey.



—Sería horrible perderse una competencia de hockey —esto lo dijo burlándose de Naruto.

—Tú no sabes nada de eso cobarde, tú no has competido en tu vida —dijo el chico rubio de ojos azules molesto con él.



—Sabes siento un gran vacío debido a eso me siento mal por esa palabras que me acabas de decir chico rubio, la verdad eso de las competencias a mi no me interesa para nada me da igual y es aburrido.

—Eso dices porque n o tienes metas —dijo Naruto a ese chico.

—Claro que tengo —inquirió el muchacho de cabello plateado.

— ¿Sí? —Exclamó Naruto —al escuchar la respuesta de ese joven.

— ¿Quiero ser como tú? ¿Qué me hagan una lobotomía?



Hinata quien estaba dibujando en la hoja que le dio el director Takenori solo escuchaba la discusión de aquel joven rubio y de ese joven de ojos color ámbar sonrió levemente y siguió con lo que estaba haciendo.



— ¿Qué estás diciendo torpe?





El se levanto de su asiento y empuño sus manos, Kagome al ver la reacción de su compañero se levanto y se acercó a él.



— ¡Naruto! Tranquilizante—ella sin pensarlo lo tomo de la mano— No le hagas caso además este chico que va a saber de esto y no es conveniente que te metas más en problemas hoy tienes un partido y debes participar ya que esto es muy importante para ti—esto lo dijo aquella joven de ojos color chocolate mirando esos ojos azules como el mar, ella ni sabía ni porque había interferido en ese asunto pero la mirada de ese joven rubio la hizo latir su corazón más de lo normal.



Al igual aquel joven no sabía que contestar ya que sintió aquella mano cálida de la muchacha y su corazón latió más de normal.



El joven de cabellos plateados al ver esta escena entre ambos chicos— ¡Oigan! ¿Ustedes dos que les pasa?



Pero aun aquella muchacha y ese chico seguían mirándose a los ojos sin prestara atención a Inuyasha.



En ese instante el director molesto antes de entrar a la biblioteca grito — ¿Quién cerró la puerta?

Los tres jóvenes al escuchar al director se sentaron rápido en sus lugares antes de que los viera levantados.



El director Takenori entro sumamente molesto al ver que la puerta de la biblioteca estaba cerrada

— ¿Por qué está cerrada la puerta?—preguntó el director, miro a los muchachos y nadie contesto a su pregunta; pregunto nuevamente.



En eso Inuyasha respondió a la pregunta del director— ¿Cómo saberlo señor? Si usted mismo nos dijo que no nos moviéramos de nuestro lugar.



El miro a Kagome sin prestar atención al joven Taisho— ¿Quién fue? —La muchacha se asusto por el grito del director —Solo estamos sentados como usted nos dijo señor.



El señor Takenori camino en medio de la fila donde estaba el chico de ojos verdes y la joven de ojos color perla y miro ambos jóvenes.



— ¿Quién cerró la puerta? —preguntó ambos chicos para saber si ellos le podían decir quien había cerrado la puerta.

—Creo que se le cayó un tornillo —dijo Inuyasha.

—Se cerró sola señor—Intervino Naruto.

— ¿Quién? grito nuevamente mente y miro a Hinata.



La joven de ojos color perla al ver como él, la miraba se asusto y solo agacho la cabeza sin decir nada, interrumpió en ese instante el chico de cabello plateado — ¡señor ella no habla!



Naruto y Kagome solo se miran sin decir nada ya que la verdad ahora estaba en graves problemas.



—Deme es tornillo —musitó el director mirando a aquel chico rebelde.

—Yo no tengo nada señor.

— ¿Quiere que lo arranque de la silla y lo sacuda?

—No lo tengo, los tornillos siempre se caen señor además este mundo es un lugar imperfecto.



En ese instante interrumpió la chica de cabello azabache y miro hacia atrás y mirando al director —Señor quién querría robarse un tornillo.



El miro a la joven—Cuidado jovencita con lo que dice—el señor Takenori camino nuevamente y quedo frente a ellos.



Inuyasha se sorprendió al escuchar lo que había dicho la joven de ojos color chocolate la miro al igual ella y le hizo un gesto que se calmara.



El señor Takenori se dirigió a la puerta y para dejarla abierta le puso una silla, en ese momento el joven Taisho le dijo desde su asiento—la puerta es muy pesada señor.



En cuanto puso la silla la puerta la aventó y cerrándose nuevamente, esto hizo molestarlo tanto — ¡Que rayos!



Mientras los chicos se les dibujo una sonrisa en el rostro al ver que la puerta se había cerrado, y avento la silla , aquel hombre de cabello cano entro nuevamente a la biblioteca— ¡Con un demonio!



— ¡Uzumaki venga aquí! —dijo tronando los dedos aquel joven. —el joven miro al director.



El se levanto de su lugar entre él y el director movieron un estante donde había libros para atorar la puerta, cuando el chico rebelde desde su asiento algo molesto.



—Sí, el se levanta todos nos levantaremos, será la anarquía—decía aquel muchacho.



Cuando acomodaron el estante de los libros Naruto ya no pudo pasar bien hacia adentro ya que esta ocupaba mucho espacio, Inuyasha desde su asiento.



—Vaya que listo es usted señor pero si hay un incendio, creo que violar el código de incendios y poner en peligro a unos chicos no es nada sabio a estas alturas de su carrera—esto lo dijo —con sarcasmo.

— ¡Oiga que está haciendo con eso Uzumaki , quite eso de ahí—decía el directo culpando al joven rubio ya que lo que había dicho Inuyasha era verdad.



Quatre interrumpió en ese instante La escuela tiene salidas de emergencia y en la biblioteca también hay —acotó el joven rubio de ojos verdes haciendo con sus manos apuntando hacia adelante y atrás.

—No seas irrespetuoso estas con el o con nosotros—Espetó el chico de cabello plateado al joven Winner, mirándolo.



El señor Takenori trae nuevamente a Naruto a su asiento y lo mira cuando él se sienta en su lugar—Esperaba algo más de un deportista como usted Uzumaki.



Naruto miro al director en ese momento, el señor Takenori se dirigió al joven de ojos color ámbar—No me engaña Taisho, si se vuelve a caer otro tornillo usted será el culpable.



Notas para flauta (ES): Mi buen corazón, notas para flauta

Continuara....

Regresar al índiceDisclaimer: All publicly recognizable characters and settings are the property of their respective owners. The original characters and plot are the property of the author. No money is being made from this work. No copyright infringement is intended.Esta historia archivada en https://www.fanfic.es/viewstory.php?sid=33985El Club De Los Cinco. by Hitomi Uzumaki

Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

Top 20