Como el agua y el aceite (Sasusaku) by XIMEN7SS

Fanfics en EspañolEl sitio de referencia de los fanfics en español, con miles de fanfics gratis y en español

 Como el agua y el aceite (Sasusaku) by XIMEN7SS
Summary:

Sakura es una joven de diecisiete años actual miembro de los Suitons, una banda de motociclistas dirigida por Kisame, su vida la llevaba con aparente tranquilidad en la ciudad de Tokio hasta el día en que su mamá la descubrió.

Para evitar que su hija se convierta en una “rebelde” la enviara a un instituto privado en otra ciudad  lejos de sus amigos y miembros Suitons sin saber que allí se encontraba los Katons, enemigo potencial.

__________________________________

-Acabas de cavar tu propia tumba, tus días están contados- la soltó para luego reincorporarse en su asiento.

__________________________________

-Sakura, no te dejare sola y menos en la boca del lobo- le contestó Ino al otra lado de la línea.

__________________________________

- ¿Pensaste que podías salirte con la tuya? ¿Qué iba a permitir aquella humillación?

Sakura dejó de forcejear, no le quedaban más fuerzas en sus brazos y piernas, apenas podía mantenerse en pie.

 

Gracias. Pasen, lean y comenten si les gustó o no. Todos son bienvenidos :D

Pd: Aquellos que ya hayan leído el fanfic anterior de “Como el agua y el aceite (Sasusaku)” por favor leer las notas del capítulo uno al inicio.



Categories: NARUTO Characters: Hinata Hyūga, Ino Yamanaka, Itachi Uchiha, Naruto Uzumaki, Neji Hyūga, Sai, Sakura Haruno, Sasori, Sasuke Uchiha, Shikamaru Nara, Temari, Tenten

Generos: Romance, Songfic, Universo Alternativo

Advertencias: Lemon, Lenguaje Obsceno

Challenges:

Series: Ninguno

Chapters: 9 Completed: No Word count: 45241 Read: 9550 Published: 12/05/2013 Updated: 05/08/2013
Summary:

Sakura es una joven de diecisiete años actual miembro de los Suitons, una banda de motociclistas dirigida por Kisame, su vida la llevaba con aparente tranquilidad en la ciudad de Tokio hasta el día en que su mamá la descubrió.

Para evitar que su hija se convierta en una “rebelde” la enviara a un instituto privado en otra ciudad  lejos de sus amigos y miembros Suitons sin saber que allí se encontraba los Katons, enemigo potencial.

__________________________________

-Acabas de cavar tu propia tumba, tus días están contados- la soltó para luego reincorporarse en su asiento.

__________________________________

-Sakura, no te dejare sola y menos en la boca del lobo- le contestó Ino al otra lado de la línea.

__________________________________

- ¿Pensaste que podías salirte con la tuya? ¿Qué iba a permitir aquella humillación?

Sakura dejó de forcejear, no le quedaban más fuerzas en sus brazos y piernas, apenas podía mantenerse en pie.

 

Gracias. Pasen, lean y comenten si les gustó o no. Todos son bienvenidos :D

Pd: Aquellos que ya hayan leído el fanfic anterior de “Como el agua y el aceite (Sasusaku)” por favor leer las notas del capítulo uno al inicio.



Categories: NARUTO Characters: Hinata Hyūga, Ino Yamanaka, Itachi Uchiha, Naruto Uzumaki, Neji Hyūga, Sai, Sakura Haruno, Sasori, Sasuke Uchiha, Shikamaru Nara, Temari, Tenten

Generos: Romance, Songfic, Universo Alternativo

Advertencias: Lemon, Lenguaje Obsceno

Challenges:

Series: Ninguno

Chapters: 9 Completed: No Word count: 45241 Read: 9550 Published: 12/05/2013 Updated: 05/08/2013 Capítulo 1 by XIMEN7SS
Author's Notes:

Pido sinceras disculpas a todos los lectores anteriores que seguían el fanfic inicial.

Recibí duras críticas que señalaban la falta de signos de ortografía y redacción que me obligaron a corregir todo el fanfic.

El fanfic es absolutamente el mismo, no he modificado la trama, solamente he agregado más detalles en el capítulo dos, recuerdos de Sasuke, y capítulo cinco, charla entre los Katons.

Vuelvo a pedir disculpas esperando que este sea de su total agrado

Gracias.

Author's Notes:

Pido sinceras disculpas a todos los lectores anteriores que seguían el fanfic inicial.

Recibí duras críticas que señalaban la falta de signos de ortografía y redacción que me obligaron a corregir todo el fanfic.

El fanfic es absolutamente el mismo, no he modificado la trama, solamente he agregado más detalles en el capítulo dos, recuerdos de Sasuke, y capítulo cinco, charla entre los Katons.

Vuelvo a pedir disculpas esperando que este sea de su total agrado

Gracias.

El ruido de la bocina de un bus tomaba sitio a las afueras de una casa pequeña color marrón claro y blanco. Era una mañana soleada y un tanto húmeda, un día perfecto para salir a recrearse, disfrutar del tiempo y los últimos días de vacaciones antes que comenzara el nuevo periodo educativo, sin embargo para cierta chica de cabello rosa aquel día era el inicio del fin.

(https://www.planosde.net/wp-content/uploads/2012/12/fachada-de-casa-dos-dormitorios.jpg)

- ¡Sakura, el bus ya llegó!- Una madre de piel blanca y cabello naranja gritaba viendo aquel bus desde la ventana de su sala, cerca de la puerta de salida, a su hija como todas las mañanas sin embargo sentía un poco de tristeza porque aquella iba a ser la última.

- ¡Dile que se aguante!- se escuchó desde la habitación del fondo.

En un cuarto un tanto desordenado en donde había una cama de sabanas rosas semi hecha con dos veladores a cada lado, paredes blancas con posters de artistas como KISS, Paramore, Michael Jackson entre otros, se encontraba una joven de pelo rosa muy estresada y un tanto enojada terminando de empacar sus maletas sobre aquel mueble en el cual había descansado la mayor parte de su vida y sido testigo de noches desveladas.

- Mierda, creo que no se me queda nada más….haber, haber, haber….repasemos – ubicó uno de sus dedos sobre su labio - laptop, celular, audífonos, IPod, cargador, libros, bueno estos últimos si se me podrían estar quedando…- dijo esto último con una sonrisa de medio lado.

“INNERSAKU: No mierda, se lo prometimos a mamá”.

- Ok ok ok….

-¡Ya salgo!- gritó desde la puerta de su cuarto cerrando las maletas para luego pararlas.

Sakura, una chica de 17 años de piel blanca, cabello rosa que cubría parte de su espalda y de más o menos 1,60 cm, estaba a punto de dirigirse a lo que ella llamaba “Mi desgracia”.

Cerró la puerta de su habitación, un poco triste, en esa habitación había pasado muchos de los momentos más felices de su vida y ahora ya no iba a ser así. Le pidió a sus amigos que no la fueran a despedir, aquello haría el momento mucho peor. Iba con unos pantalones negros con pintas rosadas, una camiseta rosada con letras negras y plateadas que daba a notar su joven y fina figura, con unos zapatos deportivos blancos y una muñequera verde en la mano derecha.

(https://2.bp.blogspot.com/_eudFwls0yI4/SSBoKjdFM9I/AAAAAAAAAB0/X9dxWeEKvBQ/s400/AbbeyDawn06.jpg)

Salió por el pasillo arrastrando sus dos maletas con pesadez y en la puerta de la salida se encontraba su mamá esperándola con una sonrisa que para Sakura no le fue difícil detectar rápidamente que era falsa.

- Sakura te voy a extrañar mi vida, cuídate y esfuérzate, recuerda que este es tu último año de colegio- le decía mientras la abrazaba fuertemente – No te metas en problemas por favor, esto es por tu bien.

- Ya ma… pilas que me asfixio…- la mujer dejo de abrazarla para luego depositar un beso en la frente.

-Cualquier cosa que necesites solo llámame – aquella sonrisa se volvió a dibujar en el rostro.

- Esta bien ma – cogió sus maletas y se dirigió caminando hacia el bus.

No quiso mirar hacia atrás, al fin y acabo no era un adiós sino un hasta dentro de un año, por lo menos eso pensaba ella.

Antes de meter las maletas en el bus y subirse, saco su celular y IPod, el viaje iba a ser largo y necesitaba pensar en ciertas cosas y nada mejor que hacerlo escuchando música. Era una costumbre que había adquirido con el tiempo, en unos momento se sentía como si estuviera volando y en otros flotando, dependía de la canción.

Un representante del Konoha’s High School bajo del bus y se acerco a ella.

-Buenos días señorita, permítame ayudarle con sus maletas- le dijo de forma muy amable, a fin y acabo esa era su responsabilidad con los nuevos estudiantes.

Sakura prefirió no decir nada, solo se limitó a ver como el joven colocaba sus maletas a lado de las tantas otras.

-Sus maletas son el numero dieciocho, cuando el viaje acabe podrá recogerlas con este ticket, por favor no lo pierda- le dijo para luego acompañarla a subir al bus.

Se hizo a un lado y dejo que ella subiera primero, para luego hacerlo él. En ese momento, por alguna extraña razón Sakura al subir sintió que aquel tipo le registró hasta la talla del pantalón.

“Saku: Maldita sea, apuesto que ya me saco la talla del calzón, de igual manera todos los hombres son iguales, una cagada”.

Ni ya llegaba al instituto y le caía como una patada a los ovarios. Decidió seguir caminando por el pasillo hasta encontrar su asiento, el bus no estaba muy lleno.

- Haber, haber, haber…. asiento quince, asiento quince….aquí!- bajo la mirada y ahí estaba su asiento esperándola, le tocaba del lado de la ventana.

Se sentó y miro al asiento de a lado vacío, era el numero dieciséis, parece que todavía faltaba recoger más estudiantes. Definitivamente iba a ser un viaje largo, bueno el instituto quedaba en Konoha, a tres horas en carretera.

Se puso sus audífonos y sonó la canción That’s what you get de Paramore, ese grupo le encantaba, no pudo evitar recordar a su mejor amiga Ino, a ella la conocía desde pañales.

FLASH BACK

-¡¿Qué?! ¡Como que te vas por un año!, ahora con quien me iré de farra los sábados…- gritaba una rubia histérica de la otra línea del teléfono – al menos dime el por qué, ¿qué paso?!

-¡Ya cálmate Ino!, solo será por un año… además me puedes ir a visitar cuando tú quieras, recuerda que en ese lugar los alumnos viven allí- Le respondió Sakura ya un poco fastidiada de la situación, esa despedida momentánea iba a ser difícil.

-…..

- Ino ¿sabes por qué me envían a ese Instituto?- le preguntó Sakura.

-No, eso quiero saber yo.

-…. Porque mi mamá ya lo descubrió.

-¡Dios mío!... ¡pero como se le ocurre enviarte a ese instituto!, ¡las cosas se pondrán peores!, ella sabe por lo menos ¿quiénes están en ese lugar?- le preguntó Ino comenzando a preocuparse.

-No, si le hubiera dicho, lo único que lograría es preocuparla y embarrar más las cosas, pero Ino  tranquila que no te involucré y por cierto Ino….ya deja de una maldita vez de gritar que me vas dejar sorda- dijo Sakura cambiando de oído, ya que la rubia se había encargado de hacerle doler el otro a punta de gritos.

-Sakura, por mi entraste allí, no debiste encubrirme… no dejaré que te eches tu sola la soga al cuello frente de marquesina, recuerda la promesa que te hice.

- Estaré hay siempre, en las buenas y en las malas porque un verdadera amiga es la que entra cuando los demás se van.

- Estaré hay siempre, en las buenas y en las malas porque un verdadera amiga es la que entra cuando los demás se van.

Lo dijeron al mismo tiempo. Ino no cambiaba y eso era lo que más le gustaba de ella.

-Sakura, no te dejare sola y menos en la boca del lobo.

-Ya Ino que ahora aparte de sorda me quieres poner más depre de lo que estoy - ya comenzaba a encogérsele el corazón era una sensación que tenía antes de ponerse a sollozar, solo con Ino y otras personas podía mostrarse así.

- ¿Cuándo te vas?- soltó Ino rápidamente, detestaba los silencios.

- En una semana.

-Este sábado paso por tu casa para irnos al Suiton’s Bar.

- No vengas en moto.

- No soy idiota…- le dijo la rubia en tono de reproche.

FIN DE FLASH BACK

Esa noche Ino pasó por ella a las diez en su auto KIA color azul cielo, ya que si la veía la mamá de Sakura en moto, ya no la enviaría a ese Instituto sino a un convento de monjas. La pasaron increíble, entre bailes y alcohol, casi mata a la rubia porque quería subirse al carro totalmente borracha si no fuera por Sai, su novio, la rubia ya sería historia.

El bus seguía andando dentro la ciudad, a Sakura le comenzaba a dar sueño, aquella mañana se había levantado temprano para su “Dichoso día”, estaba un poco perdida con el paseo y sus pensamientos comenzaban a ser vagos. El bus paro frente de una casa un poco lujosa para su gusto, contaba de dos pisos y de ventanas grandes oscuras, colores mostaza claro y acabados crema pintaban y decoraban la fachada. También había palmeras y plantas que le daban un toque hogareño.

(https://decoracionhogares.com/wp-content/uploads/2011/03/fachadas-inmocost-1.jpg)

 De la puerta salió un chico más o menos de la edad de ella, era de piel blanca, cabello negro con reflejos azulados, unos ojos que parecían dos piedras ónix, sin duda un poco más alto que ella. Llevaba unos pantalones azul oscuro y una camiseta sin mangas negra con un símbolo blanco y rojo en la parte de atrás que decía “Uchiha” y unos converse de color negro con azul.  Para Sakura aquella vestimenta era suficiente para poder apreciar su ejercitado cuerpo.

“Saku: Mmm… parece que la convivencia en este instituto será interesante. INNERSAKU: ¡Que! ¿Solo interesante?, ¡Por Kami sama míralo bien! Esta como para el crimen de media noche… Saku: ¡Ya calla! recuerda lo que nos hizo el último. INNERSAKU: …. Saku: un momento, lo que lleva tatuado en el hombro es…. INNERSAKU: ¡mierda!”

Sakura decidió seguir mirando a la ventana e ignorar completamente lo que había visto, se aseguro de que la muñequera verde le tapase aquel símbolo que llevaba tatuado representando a los Suitons, ya que si él lo veía podría tener serios problemas, el sin duda pertenecía a los Katon, pero algo si estaba segura. Ella no se iba a esconder, ni mantener oculta como una nena llorona por mucho tiempo, si estuviera en otra circunstancias lo habría enfrentado y hecho sufrir como ellos lo hacían con los suyos. Pero debía mantener la calma, no quería ver a su madre por enésima vez sentada hablando con el rector del instituto.

Sintió como aquel chico subía al bus y comenzaba caminar por el pasillo con pasos firmes, escucho los chillidos de algunas mujeres y los murmullos de otros, y no hacía falta si olía estupendamente bien. Era un olor de fragancias exquisitas y embriagadoras que pudiera hacer suspirar a cualquier mujer.

-¡Sasuke! Como andas, ¿listo para otro año? - le pregunto un chico desde el asiento de atrás.

-Cállate dobe- respondió de un manera fría sentándose a lado de Sakura.

-Uy…. Que mal humor, ¿quién te despertó? ¿Karin?- se escucharon risas de unos y chillidos de otras.

-Hmp- Se limitó a emitir.

“Saku: Así su nombre es Sasuke INNERSAKU: esto va a ser más difícil de los que pensé”.

El bus comenzó a andar de nuevo, en el IPod de Sakura sonó la canción Pressure de Paramore. Con una mano apretaba de manera fuerte su reproductor de música y la otra la prefirió posar  sobre un pequeño borde que sobresalía de la ventana, tenía que relajarse, estaba a punto de entrar en la boca del pozo, la mirada la tenía en el paisaje que comenzaba a mostrar la carretera, al parecer ya se dirigían al fin hacia el instuto.

-Oye nena- escucho como Sasuke la llamo, ella se dio cuenta y no pudo evitar sentirse un poco tensa, pero como toda miembro de los Suiton tenía que tener los pantalones bien puestos, así que decidió hacer caso omiso y siguió como si nada hubiera pasado. Sasuke frunció el ceño, a él no se le podía hacer eso, estaba prohibido.

De un momento a otro Sasuke se acercó a ella, tomo su mentón con una mano y la obligo a que lo mirara a los ojos, y con la otra le retiro un audífono del oído.

-Oye nena, escucha bien lo que te voy a decir, quiero la ventana- le dijo sosteniendo la mirada con la de ella.

“Saku: ¡Y este imbécil que se cree!, cogerme así como si fuera su zorra de medio tiempo… pero sabrá quien es Sakura Haruno”

- ¿Y a ti que príncipe te cago, como para hacerte caso?- le respondió Sakura de manera seria y mirándolo de forma molesta, estaba muy equivocado si pensaba que ella iba a bajar la mirada. Esta situación no le daba buena espina.

- Así que eres una de esas alzaditas altaneras -  una sonrisa arrogante se asomó en sus labios-  pero escúchame mu-ñe-qui-ta, a tus mayores se los respeta y obedece, por lo que LARGO DE LA VENTANA.

Los murmullos no se hicieron esperar.

- ¡Kyaaaaaa! ¡Sasuke-kun! ven siéntate a lado mío.

-No Sasuke-kun ¡Ven siéntate acá!

-¿Ves? Porque no te vas con tus zorritas que te llaman a gritos- le dijo Sakura con un tono burlon. A Sasuke le cambio el semblante a uno más molesto.

El representante del instituto que había guardado las maletas de Sakura apareció.

-Jóvenes dejen de discutir en este mismo instante, o sino serán reportados con la directora- les advirtió a los dos.

Sasuke aumento la fuerza del agarre, se acerco a su oído para luego susurrarle algo.

-Acabas de cavar tu propia tumba, tus días están contados- la soltó para luego reincorporarse en su asiento, saco su celular y comenzó a jugar con el, claro, eso creía ella.

Sakura le dedicó una mirada de odio, se volvió a colocar su audífono y sonó la canción Let the bodies hit the floor de Drowning Pool. Dirigió la mirada hacia la ventana.

“Saku: ¿días contados?, Vamos a ver quien tiene los días contados aquí, ¡pedazo de imbécil! INNERSAKU: que bonitos ojos…. Y ese olor…. Saku: si vuelves a decir algo así te apuñalo con un hisopo. INNERSAKU: retiro lo dicho”

Estas iban a ser las 3 horas más largas de su vida.

Regresar al índiceCapítulo 2 by XIMEN7SS

Anteriormente:

“Saku: ¿días contados?, Vamos a ver quien tiene los días contados aquí, ¡pedazo de imbécil! INNERSAKU: que bonitos ojos…. Y ese olor…. Saku: si vuelves a decir algo así te apuñalo con un hisopo. INNERSAKU: retiro lo dicho”

Estas iban a ser las 3 horas más largas de su vida.

Capítulo 2  

Unos ligeros sonidos eran emitidos de los labios de una joven de pelo rosa, parecía que estuviera ¿dormida?

-Señorita…señorita….señorita por favor despierte- El representante del Konoha’s High School la movía delicadamente del hombro. Sakura sintió que alguien la llamaba

- Señorita ya llegamos- comenzaba a perder la paciencia, ya llevaba así quince minutos.

“Saku: ya llegamos ¿A dónde? INNERSAKU: si serás idiota… nos quedamos ¡dormidas! Saku: ¡No puede ser!, eso quiere decir que…”

-¡¿Qué?! ¿Dónde estoy?... ¡Auch!- Sakura se había levantado tan rápido que su cabeza choco con la del aquel joven. Este por su parte se sobo la frente y se reincorporo.

-Bienvenida al Konoha’s High School, me permite su ticket de maletas- estiró su mano

- ¿Ticket? ¿Cuál ticket?... ¡Aya! ya…. Tome- saco el ticket del bolsillo de su pantalón, se levanto del asiento y se dio cuenta que el bus estaba totalmente vacío.

“Saku: ¡Dios! Cuanto tiempo estuve dormida… INNERSAKU: ni nos dimos cuenta cuando el cagado de príncipe se fue…. Saku: pues… espero ¡no volvérmelo a topar!”

El joven se fue por el pasillo y bajo del bus para poder sacar las maletas de Sakura. Ella por su lado salió atrás de él. Comenzaba a sentirse rara, como un sapo en otro estanque, hace ya bastante tiempo que no tenía esa sensación, por lo general Ino siempre estaba allí para apoyarla, comenzaba a extrañar a su amiga y a cuestionar su fuerza, su determinación, estaba sola en otra ciudad y no conocía a nadie, ¿por qué su madre pudo hacer tenido esa idea?, de todos los institutos escogió el peor. Después de todo, ella quizás no era tan fuerte como lo pensaba. No, agitó la cabeza hacia los lados, no podía permitirse aquel pensamiento, esto era solo el inicio y necesitaba estar lo más concentrada posible.

Ya abajo el joven le entrego sus maletas.

-Aquí tiene, que tenga un buen día- y como alma que lleva el diablo subió al bus y arrancó dejándola sola, un poco mas y pudo sentir como una bola de paja que le rodaba por los pies.

Sakura se dió la vuelta y allí estaba ella, frente al instituto en el cual iba a pasar un año de su vida, su desgracia.

Arrastro las maletas comenzado a caminar. El lugar no estaba mal, había muchos árboles y al fondo un conjunto de edificios, además de una fuente en forma de “K” en frente de todos estos, a un lado había un enorme parqueadero en donde se podían ver distintas motos y no era para sorprenderse, era zona de los Katons.

Siguió caminando, había muchos estudiantes, unos se la quedaban observando, quizás era por su cabello rosa, y otros simplemente la ignoraban. La verdad no sabía dónde ir.

Se detuvo y saco su celular, decidió marcar un número que le había dado su mama para cualquier tipo de consulta.

Espero a que alguien contestara.

-Buenos días- se escuchó desde la otra línea.

-¿Que hubo?, señorita mi nombre es Sakura Haruno soy alumna nueva aquí y no se a donde rayos ir- le dijo Sakura siendo directa y al grano.

-Uno momento déjeme verificar en la base de datos…

-Bueno pero recuerde que saldo infinito, no tengo.

-…..

- ¿Señorita Haruno?

-¿Si?

- ¿Dónde se encuentra?

-Al frente de una fuente en forma de “K” – le dijo Sakura

-Muy bien, usted debe seguir caminando, al frente se encontrara el primer edificio, el edificio “A” que corresponde a las habitaciones de los estudiante, entra y se dirige a la derecha, a la sección de mujeres y por ultimo sube al tercer piso… busque la habitación 116, su compañera de cuarto es Hinata Hyuga, ¿Desea que le asigne un guía que le muestre las instalaciones?

-No gracias- Sakura colgó el teléfono y se dirigió hacia al frente como le había indicado la mujer.

Se adentró al edificio, era sumamente grande y espacioso, estaba dividido en dos partes, miró las escaleras de la derecha, estaba loca si pensaría que iba a subir las 3 escaleras con sus maletas, busco un ascensor y lo pudo divisar a un lado de las escaleras.

Al llegar se paró frente al ascensor, presionó el botón de subida y esperó. Al abrirse el ascensor de él salieron tres mujeres, una de ellas era de cabello negro largo, la otra era de cabellos naranja y la ultima era de cabellos rojizo y usaba lentes. Las tres iban vestidas para su parecer como si se fueran a un burdel.

En el momento que Sakura iba a entrar la pelirroja la empujo hacia atrás con una mano impidiéndole el paso.

-Hey nenita. Aquí nosotras pasamos primero y tú te haces a un lado o te fumigas -le dijo la pelirroja en forma de orden mientras seguía avanzando seguida por las otras dos.

Sakura las observo mientras se iban, las miro de pies a cabeza, ¿acaso la gente en ese lugar era tan detestable?, pudo sentir como su sangre le comenzaba a hervir.

“Saku: Una persona más que me llame NENITA y juro que le meto esas palabras en donde no le entra la luz solar…. INNERSAKU: luego nos encargaremos de la cabeza de fósforo”

Se adentró al ascensor y presiono el botón del 3er piso. El ascensor subió, al abrirse ella avanzó por el pasillo mirando en la parte superior de cada puerta la placa numérica de la habitación.

- Habitación 116, 116… aquí- abrió la puerta y allí se encontraba una chica, sentada al borde de una de las camas, de cabello largo negro con reflejos azulados y de piel blanca, vestía una minifalda de tablones negra con blanco, una camiseta blanca con estampado plateado y unos zapatos bajos, se encontraba arreglando su ropa pero en el momento que Sakura entro la miro.

-Ho..o…ola..- le dijo de una forma muy tímida y un poco sonrojada.

- Hola- le dijo Sakura, al fin alguien normal, bueno ni tanto pero quizás pueda ser agradable después de todo. Cerró la puerta de la habitación tras suyo.

El cuarto era grande, constaba de dos camas independientes, una de cada lado de la habitación, entre ellas había un velador de madera y a lado de cada cama un armario grande. Las paredes de color blanco, necesitarían un poco de color, pensó Sakura.

Sakura dejo las maletas a un lado, se acercó a la cama vacía y se tiro de un solo clavado a esta quedando tendida de extremo a extremo.

“Saku: Por fin un poco de descanso. INNERSAKU: Z z z z z z z z z z z z…..”

Sakura se dio la vuelta para mirar a Hinata, esta la quedaba mirando con una expresión un poco rara, como si nunca hubiera visto a una extraña tirarse de clavado en una cama.

-Oye tú debes ser Hinata Yuca- le dijo de repente Sakura.

-Es… Hinata Hyuga- dijo por lo bajo.

-Bueno Hinata- esta chica sí que era rara, pensó - y dime algo, eres nueva en este instituto o ya llevas tiempo- debía ser amiga de su compañera de cuarto, no le convenía llevarse mal con ella, no si por ahora quería mantener oculta su identidad.

-Llevo ya tiempo, este es mi último año.

Sakura se sentó en la cama, ella también iba a último año, si tenía suerte esta chica seria, aparte de su compañera de cuarto, su compañera de clases. Saco de su maleta unos papeles con su información, a ella le tocaba en el paralelo “A”.

-Ehhh… y ¿a qué paralelo vas?

-Al.. “A”.

“INNERSAKU: ¡BINGO!”

-¡HINATA!

De repente la puerta se abrió de golpe y de ella entro una rubia de cuatro coletas de ojos verdes más oscuros que los de Sakura, llevaba unos jeans azules gastados, una camiseta morada que decía “Just do it” y unos zapatos deportivos azul oscuro, iba seguida de otra de pelo castaño con ojos marrones, llevaba un vestido café hasta la rodilla que le asentaba muy bien y unos zapatos bajos delicados. Ambas se abalanzaron contra Hinata.

-Tenten…. Temari…. ¿Qué hacen aquí?- le pregunto la Hyuga un poco sorprendida.

-¿Como que, que hacemos aquí?, te hemos extrañado mucho- le dijo la rubia dándole un abrazo fuerte- adivina a quien acabamos de saludar.

-¿A quién?- le pregunto tímida Hinata.

-A Naruto-kun –le dijo la de pelo castaño.

Basto solo el decir Naruto para que la pobre tiña sus mejillas de un rojo carmesí.

- Hinata espero este nuevo año una fuerte declaración de amor – le dijo Temari, se levantó y comenzó a imitar a la Hyuga.

-Na...na…ruto-kun yo te a…amo – se llevo las manos al corazón – te he amado desde primaria… quiero ser tu novia… ahora…. Enséñame el arte de besar- dijo esto último estirando las manos hacia la nada.

-¡Ya basta Temari!- dijo la pelinegra levantándose de golpe totalmente sonrojada, parecía un bombillo rojo.

Temari por su lado comenzó a reírse, disfrutaba ver avergonzada a la pelinegra.

-Ya tranquila Hinata solo era una pequeña bromita- le dijo la Tenten a su amiga- además esperamos que ese día no tarde en llegar- le dijo guiñándole el ojo.

“Saku: bueno o que yo estoy de papel tapiz o ¿qué?”

-Cof cof cof- Sakura fingió toser para poder llamar su atención.

Temari, Tenten y Hinata voltearon a verla.

-Temari, Tenten ella es….- ahora que recordaba nunca le había preguntado el nombre.

-Sakura Haruno- contesto ella misma.

-Ella es mi nueva compañera de cuarto- le dijo a las dos.

-Entonces eres nueva- le dijo Temari mirándola a los ojos.

-Si- le respondió Sakura, a Temari esta chica le cayó bien solo por simple vista.

-Bueno Sakura deja que te ayudemos para que no te metas en problemas.

___________________________

Horas antes….

-  ¡Sasuke ya llegamos! Vámonos- le dijo un chico rubio de ojos azules y de sonrisa simpática.

El bus ya había llegado al instituto y todos estaban ansiosos por salir.

- No me des ordenes dobe - Sasuke se levantó de su asiento y de paso enojado por no haber obtenido lo que quería, volteo el rostro para verla, estaba dormida. Saco su celular del bolsillo y le tomo una fotografía, se iba a convertir en el nuevo objetivo, le haría saber quién manda.

- Teme… ya hasta se me borro la raja del trasero- le dijo el rubio mientras sacaba un bolígrafo - toma dobe- le dio este con una sonrisa zorruna.

Sasuke lo tomó, guardo su celular y volteó para verlo al rubio.

- ¿Para qué me das esto Naruto?

- Para que me la dibujes – la expresión de Naruto era de diversión pura.

A Sasuke se le broto la venita de la sien, a Naruto solo le gustaba molestar, no entendía como alguien así podía ser su mejor amigo. Cogió el bolígrafo, volteo a Naruto y se lo enterró por encima del pantalón en todo el trasero.

-¡Ah! ¡¿Sasuke qué haces?!- le dijo volteando a verle el rostro a su amigo que tenía una mirada que asustaba.

- Para dibujar una línea, hay que comenzar por el punto….

-¡Hey! ¡Ustedes dos! ¡Ya bajen!- le grito el hombre de las maletas desde la entrada del bus a Sasuke y Naruto.

Sasuke le dio el bolígrafo a Naruto como si nada hubiese pasado, Naruto por su lado se sobo el trasero y bajo tras él.

Ambos cogieron sus maletas respectivamente y comenzaron a caminar a las habitaciones para encontrarse con sus demás amigos, miembros de los Katons.

- Sasuke … ¿qué quieres hacer con la chica?- le pregunto Naruto- en los mensajes me dejabas claro que era el nuevo objetivo.

- Hmp… si dejara pasar a esa molestia, los Katons perderíamos credibilidad y fuerza, debemos hacer lo mismo que con todos y mantener nuestra reputación.

- Bueno teme… Oye y ¿te has comunicado con Pain?- usualmente al inicio de cada año Pain hacia reuniones para recordar uno que otro punto de la organización, Naruto apoyaría a su amigo pase lo que pase. Aunque tenía que confesar que muchas de las reuniones no eran de su agrado y más aún aquellas que surgían inesperadamente, por lo general siempre eran para realizar uno que otro trabajito sucio. Ya habían tenido bastantes problemas a lo largo de los dos años que llevaban dentro, en especial Sasuke.

-No, lo más seguro es que siga en New York

-Me pregunto ahora que será este año…

Se adentraron en el edificio “A” dirigiéndose a la izquierda, mientras subían en el ascensor se iban topando con varios integrantes de los Katon, como de costumbre todos se dirigieron con a Sasuke y Naruto con mucho respeto, y no era para menos si ellos con sus demás amigos eran los únicos que podían comunicarse con los líderes.

Salieron del ascensor y se dirigieron a su habitación, era la 101, Sasuke sacó la llave de su bolsillo para luego abrir la puerta.

-¡Yo quiero la derecha!- Naruto grito y entró a la habitación como alma que lleva el diablo, abalanzándose a la cama de la derecha, dejando a un Sasuke con una gotita estilo anime descender por su frente.

 -Pero que problemático… ni bien llegas y dejas sorda a la gente- dijo un pelinegro de coleta corta entrando a la habitación vestido con jeans azul y una camiseta negra, seguido de uno de cabello castaño más largo atado a una coleta baja que llevaba un pantalón negro y un camiseta blanca con un estampado del yin-yang. Recopilatorio de partituras para aprender a tocar la flauta dulce de forma progresiva Partyflauta: Partituras para flauta dulce

-¡Shikamaru, Neji!

- Hey. Ya deja de gritar- le reclamó el segundo

Ambos se sentaron en el filo de la cama de Naruto, el rubio se sentó al igual que Sasuke.

-Bueno… ¿qué es de Pain? ¿Sigue de viaje?- decidió empezar Shikamaru

- Si, aparentemente no regresara hasta dentro de un mes.

- Osea un mes de diversión- soltó con una sonrisa un tanto picara Neji.

-Kakuzu y Hidan actualmente se encuentran en Tokio y se trasladaran a Konoha en dos semanas.

La sonrisa de Neji se borró y la intercambio por un mueca – bueno, 2 semanas de diversión.

- Tenemos un trabajito extra - dijo Sasuke de repente, saco su celular pasándoselo a los demás.

-Y esta mina, ¿qué?

Naruto se comenzó a reír por lo bajo - Sasuke quiere que la molestemos porque lo mando a la mierda frente a todos.

Sasuke por su lado le dedicó una mirada asesina.

- Así que la nena es rebelde- dijo Neji

-Puede convertirse en un problema mayor si no la ubicamos- añadió Sasuke acostándose, ya estaba harto de andar sentado.

-Bueno, será divertido, además no está mal- Neji sonrió, a lo que Shikamaru solo se sobó la cabeza en señal de aburrimiento.

- Bueno, bueno,  bueno, pasando a otro tema- interrumpió Naruto- yo quiero ir a comer y luego correr, ¿vamos?

-Hmp. Lo que sea.

Los cuatro se levantaron y se dirigieron a las bodegas a ver las máquinas de Naruto y Sasuke ya que Neji y Shikamaru habían llegado en las suyas.

Al descender por el ascensor y salir se encontraron con lo que Neji y Sasuke llamaban  “sus carnes de medio tiempo”

-Sasuke-kun… ¿a dónde vas?- pregunto una pelirroja que vestía de una forma muy tentadora.

Al frente de ellos se encontraban Karin, la única mujer representante de los Katon, con sus demás amigas, una pelinegra llamada Kim y una de cabello naranja llamada Tayuya. Claramente no era lo que querían ver al comienzo de las actividades de ese día, pero sin embargo aquellas mujeres podrían servir para complacer alguna que otra necesidad.

-Vamos a comer y luego a correr, ¿vienen?- le respondió Sasuke con esa mirada que a Karin la volvía loca.

- Pues claro Sasuke-kun- le afirmó esta con una sonrisa y voz sensual. Las tres se acercaron para poder irse con los cuatro.

Naruto se quedó mirando a Tayuya y Neji a Kim, ambas otorgaban un gran deleite de piernas pero estas solo podían ser útiles en la noche, a Shikamaru le dio igual para él las mujeres eran sinónimo de problemas y más problemas en todos los aspectos posibles.

Los siete salieron del edificio y se dirigieron a las bodegas cerca del parqueadero, al levantar una puerta metálica de gran tamaño se encontraban sus fieles nenas que lo único que pedían era gasolina y mantenimiento, no como las que los acompañaban que aparte de dinero y atención requerían paciencia y comprensión algo que a Sasuke últimamente se la agotaba con mucha facilidad.

Levantaron una gran puerta metálica que mostraban dos cosas tapadas por una sábana blanca, Naruto y Sasuke entraron y las destaparon mostrando dos increíbles motos muy bien conservadas una de ellas era negro carbón con un brillo azulado oscuro espectacular y la otra era naranja con flamas negras haciéndole juego. Sasuke y Naruto se subieron y las encendieron.

-Muchachos vayan por sus motos que nosotros los esperamos en la puerta principal del instituto- les dijo Naruto.

-Bien

Neji, Shikamaru se fueron seguidos de Kim, Karin y Tayuya se subieron en la parte trasera de las motos de los chicos.

-Karin y ¿tu moto?- le preguntó Sasuke volteando el rostro para verla.

- Sasuke-kun es que esta en el mecánico y mañana me la entregan- le dijo esta de forma dulce y con un puchero en los labios, la verdad era que estaba en la bodega de a lado pero extrañaba que Sasuke la lleve en su moto para así poder abrazarlo.

Sasuke sabía que mentía si le hubiera pasado algo a la moto de ella el tendría que saberlo por reglamento de la organización, pero en el fondo le daba igual.

Sasuke se bajó de la moto y se dirigió donde una cajas que se encontraban en una esquina de la bodega, le saco un casco, el casco que ella solía usar cuando andaba con él. Uno de los reglas  en la ciudad de Konoha que era muy estricta es que los motociclistas, especialmente aquellos que tenían dieciséis y diecisiete años, era  usar el casco en las calles y no es que a Sasuke le guste seguir las reglas y leyes, sino fuera porque su hermano hace tres meses le pago diez multas acumuladas que en total sumaban mil quinientos dólares ya estaría en la cárcel haciendo servicio comunitario por seis meses.

Flash Back

En una estación de policía en Tokio a las 3 de la madrugada.

- ¡Sasuke! ¡Qué carajo! ¡¿Mil quinientos dólares?!- le gritó Itachi frente a un policía que lo sostenía negándose a dejarlo ir hasta que no salde todas sus multas.

-¡Hmp!- solo se limitó a contestar este.

A Itachi se le broto la venita de la sien, desde que sus padres murieron no sabía porque Sasuke se comportaba como un rebelde, en aquel momento tenía ganas de estrangularlo, detestaba aquel tipo de contestación que había adquirido. El “hmp” lo entendía como un “Me vale madres lo que dijiste”. Sacó su chequera y pagó las multas de las cuales la mayoría era por no uso del casco. El oficial lo soltó. Ambos salieron de la estación de policía y se metieron en el carro de Itachi, la moto de Sasuke se quedó detenida ya que en la estación solo dejaban salir a los vehículos en la mañana.

- Sasuke pequeño mocoso acaso ¡me quieres matar del susto!, tan difícil se te hace usar un puerco casco en esa ¡inerte cabeza!- le reprochaba mientras encendía el motor.

-Tengo 17- dijo haciendo referencia a lo de pequeño.

- ¡Pues no te comportas como tal!

- ¡Hmp! – desvió la mirada hacia la ventana.

Itachi se volteó, ya lo iba a ahorcar y no le importaba si lo llevaban preso en ese mismo momento, pero paro al ver la expresión un tanto triste que este tenía. Cuando el accidente ocurrió Sasuke tenía diez y él diecisiete, quizás parte de la culpa le pertenecía por los asuntos y contratos que tuvo que llevar después del suceso, viajó acompañado de su tío Madara durante cinco años y estudió la universidad, era casi nulo el tiempo que pasaba con su hermano y solo era un nana de la familia quien lo cuidó durante ese periodo. Ahora que recordaba tres veces se había olvidado de su cumpleaños y parecía que las felicitaciones tardías ya no tenían ningún efecto en él. Cuando regresó, Sasuke ya tenía quince y no lo reconocía bien, desde aquel momento trasladó todos los negocios a la ciudad y se instaló en su casa. No permitiría que el lazo que los conectaba se quebrantase por los negocios, él era lo único que le quedaba después del incidente. Protegería y cuidaría de él como si fuera papá y mamá al mismo tiempo, trataría sin duda de llenar todo vacío que Sasuke sintiera.

- Sasuke, ven.

Sasuke le quedo mirando con un poco dudoso pero se acerco, en ese momento Itachi le toma la cabeza con fuerza y le comienza a dar unos coscorrones.

- Haber si usas el casco, o a la próxima te agujereo la cabeza.

- ¡Suéltame!- Sasuke en ese momento le da un ligero golpe en el estómago a lo que Itachi disminuyó la fuerza del agarre, este aprovecho para intercambiar papeles de forma rápida, ahora era Sasuke el que le daba coscorrones a Itachi.

- Novato- le dijo Itachi al momento que agarro la nuca de Sasuke y realizó un movimiento con la mano presionando un musculo de esta haciendo que quedase dormido al instante -vamos a casa.

Fin del Flash Back

Todos con los cascos ya puestos, se decidieron en arrancar e ir a la entrada del instituto para poder con los otros marcharse.

_____________________________

Mientras tanto en el cuarto 116

-Primero que nada estas en la zona de los Katons – le dijo Temari mientras se sentaba en el filo de la cama de Hinata al igual que Tenten.

-¿Quiénes son los Katons?- pregunto Sakura, tenía que actuar como una completa ignorante del tema, ese era parte del plan.

-Los Katons son un grupo de motociclistas cuyo objetivo es…

-Fastidiar la vida- interrumpió Tenten.

-Eh… aparte- retomo Temari- es ser los mejores corredores y tomar venganza de los Suiton.

Sakura asintió

-Bueno, a mi pensar son excelentes corredores, los mejores- termino Temari con una sonrisa.

“Saku: ¡¿los mejores?! INNERSAKU: ¡¿acaso no han visto a los Suiton?! Nosotros levantamos polvo del piso nena oh… ¡YEAH!”

- ¿Y tú eres una de ellos?- le pregunto Sakura ya que la camiseta le tapaba el hombro y no podía ver.

-No, es su grupo no se aceptan mujeres- respondió Temari.

-¿Por qué?

-Porque el jefe que es Pain a si lo decreto, según dicen que Kisame, ex amigo de él, asesinó a su novia porque ella no se acostó con él y desde ese momento creo… que Pain piensa que las mujeres son un estorbo y en parte traidoras.

“INNERSAKU: ¡Kisame- sama nunca hizo eso! Maldito ¡Pain! Saku: pero si eso solo fue un accidente INNERSAKU: y de paso le echa la culpa a la pobre como más gil Saku: parece que ella tiene alguna relación con ellos.”

-Ese tipo Kisame ha de ser de lo peor…- le dijo Sakura fingiendo.

- Pero hay una chica que si logro entrar al grupo- le dijo Tenten- se llama Karin pero no se sabe como lo consiguió, solo se sabe que fue por Sasuke.

Sakura volvió a asentir.

- Ten cuidado Sakura, con tal que no te metas con ellos estarás bien.

-Okey.

“Saku: ¡hmp! Como si me importara y le tuviera miedo a esos culicagados”

- Chicas que tal si nos vamos a dar una vuelta- siguió Tenten.

-Muy bien- se levantó Temari- tú también Sakura, aprovechamos de una sola vez y te enseñamos la ciudad.

Las 4 se levantaron y salieron del cuarto, bajaron las escaleras y salieron del edificio al estacionamiento.

Temari tenía un carro Hyunday Tucson Lx color plata, era la única de las cuatro que podía usar un vehículo por tener dieciocho años, las demás eran de diecisiete. Todas se subieron Temari en el volante, Hinata de copiloto, Sakura y Tenten atrás. Temari arrancó e iba sonando la canción de Metro Station - Shake it.

-Sakura ¿puedo ver tu muñequera?

Regresar al índiceCapítulo 3 by XIMEN7SS

Anteriormente…

Temari tenía un carro Hyunday Tucson Lx color plata, todas se subieron Temari en el volante, Hinata de copiloto, Sakura y Tenten atrás. Temari arranco e iba sonando la canción de Metro Station - Shake it.

-Sakura puedo ver tu muñequera?

Capitulo 3

- Sakura ¿puedo ver tu muñequera?- le preguntó Tenten mirando fijamente su muñeca derecha.

-No- la miro atentamente a los ojos y luego con una sonrisa un poco fingida - es que… no me gusta quitármela… espero que me comprendas- le respondió.

“INNERSAKU: ¡Que no te gusta quitártela! ¡Que escusa más estúpida Sakura! ¡La vas a regar si sigues así! Saku:… perdón no se me ocurrió otra cosa”

-Esta… bien- le dijo Tenten, vaya que chica más rara era ella.

-Hey Sakura- la llamo Temari.- ¿Hay algún lugar especial donde quieras ir?, se que no conoces la ciudad pero ¿hay algo que te llame la atención y quisieras conocer?

- Quisiera ir a un sitio en el que pueda divertirme y pasarla bien a cualquier hora del día- respondió Sakura segura y con una sonrisa.

Con Ino cada vez que querían se iban al Suiton’s bar y la pasaban increíble, conocía a algunos chicos pero ninguno lo tomaba enserio, la experiencia amarga que tuvo con el último por más que intente no iba a poder olvidar, para ella él era su todo y lo que hizo fue injustificable, aun se siente sucia después de aquel momento, recuerdos amargos la golpearon en su mente. Apretó los puños, si lo volvía a ver le rompería la cara.

-Vaya parece que seremos buenas amigas- le dijo Temari con una sonrisa- acá mis amigas la monja Hyuga y la virgen Tenten no son de ese índole que digamos.

Hinata y Tenten se quedaron sorprendidas, vaya que cruel era la rubia al describir a las personas.

Sakura se rio, aquí había mucho trabajo que hacer.

“INNERSAKU: Cof cof cof…. Saku: ¡cállate!”

Temari agarró el volante y con las dos manos dio una vuelta brusca en “U” para poder ir al sitio que ella consideraba más atractivo de la ciudad.

- Hey Temari por lo menos avisa ¡¿no?!- le dijo molesta Tenten.

Al cabo de pocos minutos estaban frente a un local inmenso que llevaba el nombre de “Queens”. Temari se estacionó y apagó el motor del carro bajando, seguida de las demás.

- Sakura frente a ti tenemos el mejor bar de la ciudad, en la mañana y tarde es un restaurante lleno de juegos de maquinas y en la noche se abre un salón grande que es un bardiscoteca con lo último en luces- le dijo Temari parándose frente a la entrada.

-Excelente…- dijo y pensó Sakura mientras caminaba dispuesta a entrar.

- ¡Ah! Y una cosa adicional…. aquí frecuentan los Katons.

Sakura se paró en seco, si eso era verdad tenía que tener cuidado. Ella no era muy conocida entre los Katons debido a que Sasori la quería proteger al máximo, por ser una de las mejores corredoras y amigas, a la final ella entro a la organización por fuerza mayor y no por voluntad propia. Solo esperaba que no la reconocieran o si no todo esto iba a terminar mal.

“Saku: tranquilízate… este es un lugar público y no solo de los Katons. INNERSAKU: el problema es que si nos lo topamos a Kakuzu otra vez… nos fregamos Saku: desde ¡¿cuándo nosotras nos escondemos?! INNERSAKU: ¡Nunca! Saku: ¡vamos con todo! Y no me importa si  me los topo, conocerán a ¡Sakura Haruno! INNERSAKU: ¡Fuck yeah!”

- ¿Que sucede Sakura? No me digas que ya le comenzaste a tener miedo a los Katons con solo lo que te conté- le dijo Temari de forma burlona.

- ¿Miedo? Los que van a tener miedo son esos payasos cuando los vea- dijo con toda seguridad mirando a Temari a los ojos.

Temari sonrió, vaya esa chica sí que tenía agallas.

- Hey ¡Tenten, Hinata! Vamos no se queden allí paradas como si nunca hubieran visto el lugar.

-Hai…- dijeron al mismo tiempo y se acercaron para poder entrar.

Ya adentro Sakura se llevó una sorpresa. El lugar era increíble, tenía todo lo que a ella le gustaba. De un lado estaban las mesas de comer y del otro lado un área de diferentes juegos de maquinas y se encontraba al que ella era más adictiva, el Pump it up.

“INNERSAKU: Pump it up, pump it up, pump it up….. Saku: ya tenemos donde romperla ¡Kya! ”

-Sakura que tal si comemos algo y después nos divertimos- le dijo Tenten, tenía que simpatizar con ella, tampoco quería quedar como la virgen de pueblo.

- Ok. Vamos.

Las 4 iban caminando a una mesa para poder sentarse, sin darse cuenta que siete pares de ojos las estaban mirando.

_____________

Mientras en una mesa grande de forma circular no muy lejana a la de las chicas.

-Pero mira quienes acaban de entrar…- dijo Neji soltando en un comentario.

- y acompañadas de quien- terminó mencionando Naruto.

-Hmp, vaya que el destino no tarda en hacer su jugada- añadió Sasuke mientras sonreía y seguía tomando su Cocacola.

Karin que estaba sentada al lado de él decidió seguir con la mirada a Sasuke y observó al trío de fracasadas llegar y a la recién llegada pelo de chicle.

Karin no entendía bien que tenía que ver él con la chica de cabello rosa- Sasuke-kun ¿tú la conoces?- quizás no debió dejar pasar a esa chica en ese pequeño encuentro que tuvieron.

- Hey Sasuke no seas problemático, solo vinimos a comer- interrumpió Shikamaru cogiendo su hamburguesa.

- ¿Qué pasa Shikamaru? ¿No te quieres divertir un rato?- le dijo Neji

- Que aburrido… además allí esta piernas fea y ya saben cómo es… toda una problemática.

- Alguien puede decirme que pasa aquí- dijo Karin en forma de queja, detestaba cuando la ignoraban.

-No es asunto tuyo- le respondió Sasuke.

-Pero Sasuke- kun yo también soy miembro… tengo derecho a saber, además yo te puedo ayudar en lo que quieras – dijo esto con una sonrisa agarrándolo del brazo.

-Karin hazme el favor de no meterte donde no te llaman- le dijo Sasuke mirándola de forma seria.

 Karin no dijo nada solo se limito a acomodarse los lentes, Sasuke tenía algo con esa pelo de chicle y tenía que saber que era, además no por nada hizo lo que tuvo que hacer para poder entrar a la organización y ser ignorada. No señor, ella no era ninguna estúpida.

-Teme ya vamos a correr que la nena pide a gritos que la saquen a pasear – dijo Naruto refiriéndose a la moto, el ya había terminado su hamburguesa y estaba deseoso por salir a la carretera.

-Fracasado aguántate y no seas aguafiestas.

-¿Fracasado?!- le pregunto Naruto dándole un gran énfasis a la palabra - ¿quién una vez tuvo que meterse al mar, por que el niño había extraviado su….?

-¡Cállate!- Sasuke alzó el tono de voz, al mismo tiempo que le lanzaba el tomate de su hamburguesa a la cara, pero Naruto fue más rápido y de un solo bocado se lo comió con gusto.

- No me molesto si me lanzas la hamburguesa entera- le retó Naruto con su sonrisa zorruna.

Sasuke se quedó con una cara de “¿What that fuck!?”, este no tenía componte.

Flash back

Era una tarde acalorada en la playa cuando….

-Oye Naruto- le llamo Itachi que estaba leyendo una revista.

-Dime

- Sasuke ya lleva tiempo en el mar… anda ver si necesita algo- le mencionó.

-Pero si Sasuke dijo que quería nadar solo.

-Lo sé Naruto, pero ya lleva más de tres horas… se va a hacer una pasa

-Ya ya voy….- se levantó un poco pesado.

Naruto se fue caminando al mar y se metió, comenzó a nadar hasta  que pudo divisar a Sasuke y se acercó a él.

-¿Oye teme acaso te preparas para los juegos olímpicos o qué?- le pregunto Naruto.

- Naruto escucha bien lo que te voy a decir- le dijo Sasuke serio- anda al carro de forma muy discreta y tráeme el traje de baño de la cajuela.

Naruto se lo quedo mirando fijamente a los ojos, si no se equivocaba eso solo podía ser una sola cosa.

Su risa no pudo ser más fuerte en ese momento, pronto sintió como las miradas de los turistas se dirigían hacia los dos.

- ¡Idiota! ¡Muévete!- le pegó Sasuke en toda la cabeza.

Fin del flashback

- Un momento- interrumpió Karin – Kim, Tayuya acompáñenme, ya regresamos.

Karin se levanto seguida de las otras dos y se fueron al baño.

En el baño….

- ¿Karin qué planeas hacer?- le preguntó Kim.

- Descubrir que se trae Sasuke con esa pelo de chicle- le decía mientras se acomodaba el sosten frente al espejo- viste como la quedo mirando… allí paso algo.

- ¿Tú crees que nos debamos meter?- esta vez le preguntó Tayuya.

- ¿Acaso tienen miedo?- las quedo mirando a través del espejo.

-No Karin, tranquila cuenta con nosotras.

________________________

Mientras tanto en otra mesa cerca de la de los chicos.

-Haber mesero. Cuatro hamburguesas con cola y una porción de papas fritas- le ordenó Temari.

-Enseguida señoritas- el mesero se retiró con las órdenes.

-Sakura hoy estas de suerte- le dijo Temari acercándose a ella

- Saltando dos mesas a la derecha se encuentran los Katons- le susurró – Mira, el de cabello negro cogido en coleta alta se llama Shikamaru, él es bien simpático- le dijo con una sonrisa- El de cabello castaño de coleta baja que esta alado de él, se llamar Neji y es el primo de Hinata, él es un tanto serio e interesante la verdad gran parte del instituto suspira por él. El rubio se llama Naruto él es súper gracioso, no es como los demás, la verdad no sé por qué esta hay, y por último esta Sasuke, es el más arrogante de todos y todo el instituto se muere por él, sin embargo es uno de los mejores corredores en comparación a los demás.

“Saku: justo como pensaba el cagado de príncipe es el eje de este maldito instituto. INNERSAKU: ¿ya te fijaste bien en los 4? Saku: ¿a qué te refieres? INNERSAKU: Son unos ¡Bombonazos! Saku: un momento… uno de ellos es primo de Hinata.”

El teléfono de Sakura sonó.

After all of the stealing and cheating

You probably think that I hold resentment for you

But, uh uh, oh no, you're wrong

'Cause if it wasn't for all that you tried to do

I wouldn't know just how capable I am to pull through

So I wanna say thank you cuz…

(Fighter- Cristina Aguilera)

Sakura tomó el teléfono y se dio cuenta que era su mamá, decidió poner la llamada como “ocupado”, no quería hablar con ella en la mesa.

- Un momento tengo que atender esta llamada.- se levantó dispuesta a ir al baño allí podría hablar con ella en tranquilidad. Sin embargo tuvo que pasar justamente a lado de la mesa de los Katons.

Caminaba tranquila y con seguridad hasta que cruzo su mirada con la de Sasuke, él la miraba con esos ojos ónixs fríos, ella sostuvo la mirada con sus ojos jades y en ese cruce le dijo todo lo que sentía a él “Te odio”, los demás solo se limitaron a observar.

Desde la entrada del baño marco el celular de su mamá y cuando entró del todo, no se esperaba aquella sorpresa.

- Hola hija te llamaba porque quería saber ¿cómo estás?- le dijo su mama desde la otra línea.

-Bien, te llamo luego- Sakura colgó, lo que tenía al frente no era lo que se imaginaba.

- Pero miren que tenemos aquí, la pelo de chicle- le dijo primero Karin. Tayuya y Kim se pararon a lado de ella.

-Tampoco es de mi total agrado verte aquí cabeza de fosforo- le respondió Sakura guardando el teléfono. Karin puso una expresión de sorpresa, nadie la enfrentaba así no más y ella tan fresca, ¿que se creía?

-Oye enana con quién crees que hablas- le preguntó Karin poniéndose al frente de ella, a pocos centímetros.

Muy bien, la tipa sí que era más alta que Sakura, pero le faltaba más de una vida para intimidarla, Sakura se paró derecha y le dijo.

-La verdad que no sé, pero créeme algo - la miro de pies a cabezas- lo que tengo al frente me dice que es con la ofrecida del lugar.

-Escúchame bien estúpida- le ordenó ahora si estando prácticamente encima de ella- creo que no te deje en claro quién manda aquí hoy en la mañana, primero, en este lugar tu solo eres una…

Pero Sakura no estaba dispuesta a escucharla así que solo la esquivo y camino a los tocadores haciendo como si estas no existieran, dejándola a Karin hablando sola.

-Oye cuando Karin te habla tú tienes que…

- ¡Ya cállate!, me enferma solo escuchar a las tres- le respondió Sakura mirándolas a los ojos.

En ese momento entro una señora empleada de limpieza del local. Sakura caminó dispuesta a salir del baño, no sin antes decir.

-Señora tenga cuidado que la basura en este baño apesta- y sin más salió.

- Maldita… -susurro por lo bajo Karin.

Sakura caminaba con las manos metidas en los bolsillos, la verdad es que ya tenía experiencia con ese tipo de gente, no era problema para ella. Llego a la mesa donde estaba sentadas las otras, ya estaba la comida allí.

-Sakura llegaron los pedidos, toma- le ofreció Tenten.

-Ok.

Todas comenzaron a comer, vaya que tenía hambre no había comido nada, ni siquiera había tenido tiempo de desayunar en su casa.

_________________________

-Oye Sasuke esa mirada tenia fuego- le dijo Neji

-Hmp.

-Allí te dijo algo- añadió Shikamaru.

Los tres lo quedaron mirando.

-Te dijo “me caes mal”

- Para lo que me interesa- respondió Sasuke- al menos yo no espero nada de ella.

-Vaya, a la mina se la pudo observar mejor parada- sonrió Neji -¿Desde cuándo comenzaremos a jugar?

-Desde mañana- respondió Sasuke

Karin con las demás habían llegado.

-Sasuke-kun, ¿nos vamos?- le pregunto Karin.

- Bien

Los 4 se levantaron de la mesa y con las chicas se encaminaron a la salida.

Ya afuera del local.

-¡Vamos a la carretera!- dijo Naruto muy emocionado mientras se sentaba en su moto con Tayuya.

Todos prendieron sus motos y se fueron.

____________________________

- Que satisfecha quede- dijo Temari con una sonrisa.

-Igual yo… chicas listas para mañana su primer día de clases y además ¿ya tienen sus nuevos objetivos para este año?- preguntó Tenten.

- Si… yo… quisiera poder… bueno quisiera poder conocer a esa persona… más de cerca- dijo Hinata bien sonrojada.

-Ya verás Hinata, todas lograremos nuestros objetivos- le alentó Tenten en un desdén un poco triste.

El objetivo de Tenten además de poder graduarse era acercarse a Neji, pero lamentablemente él era un tanto diferente a ella, había cambiado mucho desde aquel trágico accidente, se había vuelto más materialista, superficial y frio. Nada era como cuando fueron niños.

-La verdad me da igual- dañadio Sakura.

-Pensar en el futuro no vale, lo que importa es el presente- soltó Temari.

-Esa es Temari, la ruda del grupo, alias…. Piernas feas – dijo Tenten riéndose, ella quisiera tener un pedacito de la personalidad de Temari, quizás así podría tener más determinación para conseguir sus metas.

-Ese idiota me las pagara…- dijo Temari con un venita brotada en la sien.

-¿Piernas feas?- preguntó Sakura.

-Bueno Sakura es que un día Shikamaru la llamo así por molestarla en la clase de danza.

Y así pasaron un ameno rato en el restaurante, entre risas y charlas, Sakura tenía un poco más  de confianza con ellas, Temari era la que mejor le caía, hasta le recordaba un poco a Ino, así con ese sentido de liderazgo. Hinata era más callada pero dulce, un tanto rara sin embargo tenía la personalidad más pura entre las cuatro y por ultimo Tenten también era agradable y sencilla, se notaba que podía confiar en ella.

Ya estaba oscureciendo, por lo que decidieron regresar al instituto, debían arreglar una ultimas cosas para el día de mañana.

Una vez en el instituto, todas se dirigieron a sus habitaciones para seguir con lo suyo. Hinata y Sakura se quedaron en su habitación poniendo las cosas en orden y poder instalarse ubicando la ropa en el closet, dejando los objetos en los cajones, etc. Hasta que dieron las diez de la noche.

- Que cansado e imaginar que mañana será el primer día- le dijo Sakura a Hinata mientras tomaba agua de una botella y se sentaba en su cama.

-Si… no te olvides que la primera clase es a las 8 de la mañana- le mencionó ella sacando ropa para poder tomar una ducha.

- Hinata y ¿en dónde tomaras la ducha?

-En el baño de la habitación…- le respondió un poco desconcertada.

-¿En serio?, ¿Hay un baño aquí!?, ¡increíble! Ni me había fijado.

Hinata le sonrió, se notaba que Sakura nunca había estado en un instituto en donde el alumno pertenecía por así decirlo, un 100% a el.

-Hinata

-Dime.

-Me puedes hacer un favor.

-Claro….

-Si ves que es hora de ir a clases y no me he levantado, tírame agua en cara.

- ¿Ah?… ¿por qué?- le dijo Hinata media sorprendida.

-Veras es que en mi casa era mi mama la que me levantaba… y tengo un sueño un tanto pesado - le dijo con una sonrisa- y si es posible me saltas encima.

-Bien- le contestó Hinata devolviéndole el mismo gesto- no demoraré en la ducha.

-Está bien… yo voy a dar una vuelta- dijo mientras se levantaba de la cama para poder salir.

-Demo Sakura… ten cuidado a partir de las once no se puede salir de las habitaciones, puede que te agarre un vigilante de pasillo… y tendrías problemas.

-No te preocupes Hinata, antes que ese vigilante me agarre, yo lo agarro a él- diciendo esto último salió de la habitación.

Al salir de la habitación se encontró con los pasillos  iluminados y con pocas chicas afuera, según su reloj faltaban 45 minutos para las once, pero a ella le importaba más un comino que esa estúpida regla.

Comenzó a caminar despacio y bajo por las escaleras con las manos metidas en los bolsillos, decidió conocer un poco más la infraestructura del lugar por lo que salió por la parte trasera del edificio “A” y se encontró con un redondel que tenía un faro enorme que alumbraba bastante bien el lugar, aparte de otras luces, el cual daba paso al edificio B, C Y D. Alrededor de estos había bastantes arboles y césped, parecía que el redondel era un sitio de encuentros.

Se escuchaba los sonidos de la noche, la verdad eran unos sonidos muy relajantes, miro a su alrededor y decidió primero ir al edificio “D”, recorrió el redondel hasta llegar a él.

(https://antiguo.itson.mx/laboratorios/artesvisuales.jpg)

Entró en el edificio el cual era de color anaranjado claro, en la entrada se encontraba dividida en dos pasillos de cada lado y al frente una escalera grande que llevaba al segundo piso.

Se vió tentada por subir las escaleras, al llegar al segundo piso se fue por uno de los corredores que tenían varias puertas alrededor con sus respectivas láminas nombrando los diferentes departamentos y salas. Llegó a una conclusión, el edificio “D” era el edificio de artes.

Siguió caminando por el corredor, pudo oler un aroma delicioso de noche que la embriagaba todos su ser, se sintió tan relajada que comenzó a cantar por lo bajo una de sus canciones favoritas “Set fire to the rain- Adele”. Aquella canción le hacía recordar su vida en Tokio, experiencias lindas como también amargas. En ese lugar se sentía tal bien consigo misma, sintió que aquella soledad le hacía bien para su mente y espíritu.

Le llamó la atención una sala, llevaba escrito en la lámina “Salón de danza”, para su sorpresa estaba abierto, por lo que decidió entrar, había una posibilidad que aquel salón se vuelva su favorito. Ella de pequeña estuvó inscrita en una academia de danza en la que aprendió a bailar y expresión corporal, añoraba ser pequeña, la vida era más fácil. Una sonrisa amarga se asomo por sus labios.

Al abrir la puerta se encontró con la mayor sorpresa de su vida.

“Saku: Que mierd….. INNERSAKU: ...da”

Allí estaba él, el arrogante más grande del planeta, el imbécil por excelencia, Sasuke. Pero no estaba solo, se encontraba con la estúpida pelos de zanahoria, Karin, sin embargo lo que estaban haciendo podría causarle trauma psicológico a un niño de por vida.

Se quedo en shock, no podía creer lo que veía, Sasuke tenía arrinconada a Karin a la pared, esta por su lado tenía las piernas envueltas en la cintura de Sasuke y el con una mano la sostenía y la otra perdida en la falda de ella. Se estaban haciendo ambos una laringoscopia con la boca.

Karin abrió los ojos y la vio a ella.

-¡Y tú qué haces aquí!- le gritó esta.

Sasuke saco su juguetona mano en donde la tenia ocupada y bajo a Karin para luego voltear rápidamente. La miro con sorpresa, ¿como esa niña había llegado hasta allí?

“Saku: OK…. Tranquila… respira… no te alarmes… y di lo más inteligente que se te venga a la cabeza y te la sacas”.

-Bueno provecho- soltó como si nada

“Saku: Muy bien ya la cagaste… ahora SACATELA!”

Sakura se echó a correr por el pasillo, nunca le había tocado interrumpir un momento tan incomodo, bajo rápido por las escaleras y pudo oír como alguien la seguía.

-¡¿Sasuke a dónde vas?!

Regresar al índiceCapítulo 4 by XIMEN7SS

Anteriormente….

Sakura se echó a correr por el pasillo, nunca le había tocado interrumpir un momento tan incomodo, bajo rápido por las escaleras y pudo oír como alguien la

Como el agua y el aceite (Sasusaku) by XIMEN7SS

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://fanfic.es/viewstory.php/
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

Top 20