Eternamente Sasuke by uchiha-roo

Fanfics en EspañolEl sitio de referencia de los fanfics en español, con miles de fanfics gratis y en español

 Eternamente Sasuke by uchiha-roo
Summary:

"Es una niña, Sasuke..." -se repetía.

Pero eso no quitaba las cosas que sentía, ni por las que pasaba...

[Sasuke x Asuka]



Nota: Resubido, a pedido de Witch, Asuka se queda XD Gracias =3



Categories: NARUTO Characters: Sasuke Uchiha

Generos: Drama, Romance, Universo Alternativo

Advertencias: Lemon

Challenges:

Series: Ninguno

Chapters: 5 Completed: No Word count: 8491 Read: 1716 Published: 23/09/2011 Updated: 29/10/2011
Summary:

"Es una niña, Sasuke..." -se repetía.

Pero eso no quitaba las cosas que sentía, ni por las que pasaba...

[Sasuke x Asuka]



Nota: Resubido, a pedido de Witch, Asuka se queda XD Gracias =3



Categories: NARUTO Characters: Sasuke Uchiha

Generos: Drama, Romance, Universo Alternativo

Advertencias: Lemon

Challenges:

Series: Ninguno

Chapters: 5 Completed: No Word count: 8491 Read: 1716 Published: 23/09/2011 Updated: 29/10/2011 Capítulo 1 by uchiha-roo
Author's Notes:

"Los personajes de Naruto no me pertenecen, son exclusivamente de Masashi Kishimoto."

 

Author's Notes:

"Los personajes de Naruto no me pertenecen, son exclusivamente de Masashi Kishimoto."

 

 

 

"Eternamente Sasuke"

 

 



Desdichado, así se sentía, como si fuese un desecho más en la basura, como paloma que no vuela, como animal herido en el desierto… Eran muchas las cosas a las que se podía asociar, pero no ha de por qué mencionarlas, ya estaba todo dicho, era alguien el cual nadie le soportaba por su condenado orgullo, por su soberbia, por su frialdad, por su arrogancia, cierta indiferencia y ha de mencionarse también el cambio de actitud de un momento para el otro.

 

 

 

¿Qué hacer? Él era así, al que le gustara bien y al que no que se jodiera. Su personalidad se había tornado así con el paso del tiempo, hasta que en un momento, sin darse cuenta (aproximadamente a los 12 años de edad), era totalmente sarcástico e irónico. ¿Por qué? Pues él había confiado siempre en las personas, siempre había ido hacia ellas con buenas intenciones, sin nada de por medio, pero… La gente le hacía la vida imposible, le humillaban, le gritaban, abusaban de su amabilidad (si, antes era amable) y todo tipo de cosas que con el tiempo se dio cuenta que no le causaba ningún bien a su persona, por lo cual ahora es como es.

 

 

 

Y el orgullo… Vaya, ése condenado orgullo que nada ni nadie se lo sacaba ni por un instante. Estaba atado a ése sentimiento, era la palabra generalizadora que lo definía perfectamente de pies a cabeza, era su bendición y su desgracia, pero bien que sabía cargar con ella.

 

 

 

Uchiha Sasuke, así se llamaba, apellido que describía una personalidad dura (dura de domar, podría decirse), con sus 17 años cumplidos hace seis meces se sentía totalmente perdido, vacío, sin nada… Odiado y amado por su belleza, inteligencia y elegancia, hoy lo tenía todo… Y nada. Su forma de ser lo había llevado a la soledad enfermiza (a pesar de estar rodeado de personas), una soledad a la que estaba más que acostumbrado; no contaba con amigos, pues ¿Cuáles amigos? Quien se acercaba a él lo hacía siempre con doble intención y ninguna buena o con sinceridad o de corazón tal vez… Nada, no había nada.

 

 

 

De su familia siempre recibió apoyo, pero a pesar de todo no era algo que necesitase o quisiera. En el amor… Podría acusarse a sí mismo de lo cursi y patético que suena lo siguiente pero anhelaba poder estar real y verdaderamente enamorado de alguien, pero no lo conseguía. ¿Por qué? Tal vez un miedo, no identificado, se lo impedía, además… Sí, había olvidado mencionarlo, además era total y plenamente desconfiado de las personas, no podía creer ni en la más sincera palabra porque le sonaba hipócrita. Podría decirse también que era una persona egoísta, pues siendo como es, ahora solo pensaba en él mismo y nadie más.

 

 

 

Vivía con su padre y dos hermanos en una casa grande. Su padre, Fugaku, era jefe de varias empresas y dueño de tres bancos; su hermano menor, llamado Sai, tenía 14 años, amaba dibujar y leer; su hermano mayor, llamado Itachi, tenía 23, era mujeriego, trabajaba con su padre e iba a la Universidad cursando el tercer año de su carrera. La familia Uchiha, conocida por su poder, su arrogancia, orgullo, disciplina y ciertos criterios sobre la vida.

 

 

 

Ahora se encontraba sentado en un banco de una plaza, solo, mirando a la gente, pensando en nada en especial. Se había acostumbrado ir día por medio a ese lugar, era bastante tranquilo a pesar de algunos bullicios por parte de algunos niños (además lo alejaba de su hogar que, por cierto, detestaba); el aire fresco y el sonido de los árboles le relajaban y hacían olvidar por un momento sus problemas. Ahora estaba de vacaciones, hacía unas semanas había salido del colegio, aquél lugar tan asfixiante.

 

 

 

Observaba a los niños, la forma en que jugaban y se divertían sin ningún problema, ellos sí que no tenían de qué preocuparse, solo de satisfacer sus necesidades, reír, jugar, comer dulces y recibir cariño de mamá y papá.

 

 

 

- ¡Joder…! -dijo al sentir como una pelota había dado directamente en su pecho, miró al frente y se encontró con una niña de aproximadamente ocho años, de cabello rojizo, ojos penetrantes color miel, piel trigueña y… Bueno, eso ya decía que la había observado demasiado.

 

 

 

- Disculpe, señor, no ha sido a propósito –dijo con toda normalidad la niña, sin inmutarse ante su mirada intimidante para las demás (es decir, ante la miradas atentas de las madres y mujeres que iban allí más bien por él, incluyendo algunas crías).

 

 

 

- Mmh –contestó simplemente sin despegar su vista de la niña, sus ojos y su mirada le llamaron la atención.

 

 

 

La criaja sin más tomo el balón y se largó de allí a seguir jugando con los otros niños. Mientras que el Uchiha seguía observándola, no podía despegar sus ojos de ella, y no sólo le pareció raro aquél hecho sino que él estuviese curioso y… ¡Por una niña!

 

 

 

Se levantó bruscamente de donde estaba sentado, se maldijo internamente y decidió tomar el camino de vuelta a su casa para acomodar sus ideas, más bien sus pensamientos, que por cierto estaban siendo descolocados de lugar, pero ¿Qué le pasaba? ¿Fijarse en una niña? No estaba bien, de eso estaba seguro. Sería mejor llegar, comer algo liviano y tomar una buena ducha antes de irse a dormir. Tal vez debería tirarse alguna mina para deshacerse de ideas absurdas y… Descabelladas.

 

 

 

En cuanto llegó hizo todo aquello que se propuso y se tiró a la cama sin más, entregándose a los brazos de Morfeo.

 

 

 

En la mañana siguiente parecía que todo volvía a lo normal, nada de cosas extrañas a su pesar; desayunó tranquilamente (ya que no había nadie pues cada uno tomó una tarea o viaje por hacer) y se dispuso a leer pues no tenía más nada que hacer. Pasadas las horas (a las 11 de la mañana exactamente) se dio cuenta de que no quería pasarse el día echado en el sofá leyendo, así que tomó su chaqueta y decidido fue camino hacia la plaza… Pero… Recordó lo pasado allí anteriormente, dentro suyo surgieron dos cosas: miedo e inquietud, no quería ir porque probablemente estaba la niña esa y no quería volver a sentir lo mismo (un tipo de nervios y cosquilleos molestos), e inquietud pues deseaba volver a ver a aquella niña que le atraía sin saber por qué. Estuvo debatiéndose internamente si iba o no, hasta que, con algo de oposición por parte de su mente, se dirigió a su destino.

 

 

 

Todo estaba tranquilo, no había casi niños a ésa hora, unos tres como máximo serían y sus respectivas madres y un padre. Se sentó, sintiendo el aire fresco de la mañana, respiró hondo, exhaló, se relajó (y todas aquellas funciones vitales del cuerpo) y cerró sus ojos meditando. trucos y consejos de fitness para ponerse en forma Blog de Fitness

 

 

 

Despertó… Espera ¿Se había quedado dormido? ¿Cuántas horas habían pasado? Miró su reloj, marcaba las dos de la tarde… ¡Joder! ¿Tanto tiempo estuvo allí? ¿O su reloj daba mal la hora? Se sentía un poco mareado, para colmo el sol le daba en la cara y tenía un dolor de espalda terrible, al parecer se durmió sentado, no le habían robado por suerte ¡Que desgraciado inconsciente era! Tal vez se había relajado demasiado… ¡Joder! Que cabreado estaba. Si, y de la rabia no notó a alguien a su lado que le observaba muy curiosamente y, a la vez, sonriente. Cuando se percató de esa presencia, giró su rostro… Su corazón comenzó a latir fuerte, creyó quedarse sin aliento, la piel se le erizó y…

 

 

 

- ¡Hola! –saludó felizmente aquella niña con la que no se quería encontrar y que sin embargo ahora estaba a su lado, sentada y hablándole; no supo qué decirle, pero eso no detuvo a la niña a seguir con la “plática”- Nee, te has quedado dormido o vives aquí? – preguntó inocentemente, a lo que Sasuke pensó dos cosas: ¿La niña es idiota? ¿Cómo es eso de que si vive aquí? Y segundo: ¿Hacía falta ponerle tanta inocencia a sus palabras? Bueno, era una niña pero… Sin tener la respuesta de nada, decidió seguirle la corriente, después de todo él así lo deseaba.

 

 

 

- ¿Te parece que vivo aquí? –le preguntó de una forma bastante atajante y fría.

 

 

 

- No sé, es que una vez vi a un hombre que dormía en las plazas y le pregunté a mi mami y… bla, bla, bla- éste no quiso seguir escuchándola, tanta casquera (habladuría) le iba a dar dolor de cabeza.- Etto… ¿Y cómo te llamas?- preguntó la niña después de haberle contado algo que no oyó.

 

 

 

- ¿Por qué no vas a…? -fue interrumpido.

 

 

 

- Yo me llamo Asuka (n_n) encantada de conocerte... Eh…

 

 

 

- Sasuke –contestó a regañadientes, al parecer no le dejaría tranquilo hasta no sacarse las dudas.

 

 

 

- ¿Y qué edad tiene Sasuke? –volvió al ataque con sus preguntas la pelirroja.

 

 

 

- Diecisiete – contestó nuevamente a la pregunta de una forma corta y seca.

 

 

 

- Ah, eres más grande, yo tengo emm… ¡Diez! (n_n) –dijo de nuevo con esa sonrisa tan tierna e inocente, pero esta vez en sus mejillas se asomaban un sonrojo.

 

 

 

- Bien, ya sacaste tus dudas, ahora vete –le dijo el azabache fingiendo estar irritado, pero en realidad… Le agradaba su presencia más de lo que imaginaba.

 

 

 

- ¿A Sasuke le molesta que Asuka le hable? –preguntó con ojitos algo vidriosos (empañados), lo que causo que el Uchiha no pudiese resistirse y contestara con la verdad hacia aquello.

 

 

 

- No, para nada… -¡ERROR! Se dio cuenta de lo que dijo un poco tarde, iba a corregirse cuando…- Eh…

 

 

 

- ¡Qué bien! (^0^) Entonces ¿Asuka puede quedarse junto a Sasuke?

 

 

 

- Uff, solo si te estás callada –le “ordenó” sin quitar sus ojos de los de la pequeña.

 

 

 

- ¡Sí! Asuka se quedará callada y… ¡Mami! –gritó la niña asustando un poco al azabache.

 

 

 

-Asuka, hija ¿Qué haces al lado de un extraño? – preguntó la mujer dando el primer golpe hacia el orgullo Uchiha- ¿Te está molestando? – segundo golpe- Usted, señor ¿Quién se cree para…? - tercero y último que terminó con su paciencia.

 

 

 

- Señora…

 

 

 

- Mami, él es Sasuke, no me está molestando, Sasuke se portó bien con Asuka, él estaba durmiendo y yo lo desperté… -explicaba la ojos miel- y…

 

 

 

- ¿Cómo que lo despertaste? Disculpe señor, mi hija no le volverá a molestar… -decía afligida, el Uchiha pensó que la mujer era media rara así que no le dio importancia.

 

 

 

- Señora, su hija no me molestó, y no me diga señor, sólo tengo diecisiete años- explicó.

 

 

 

- Oh, disculpe, lo creí mas grande, je (n__n) gracias por cuidar de mi hija, ella es así, le gusta conversar con la gente- dijo sonriente, causando que Sasuke sonriera levemente (porque hablaba de la niña)- Bueno, nos vamos, discúlpeme y gracias… Emm… ¡Sasuke! Sí (n__n).

 

 

 

- ¡Nos vemos Sasuke! –decía la pequeña mientras lo saludaba con la mano.

 

 

 

 - Adiós- dijo sonriendo por última vez.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Continuará...

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

End Notes:

Gracias por leer ^_^

 

End Notes:

Gracias por leer ^_^

 

Regresar al índiceCapítulo 2 by uchiha-roo
Author's Notes:

"Los personajes de Naruto no me pertenecen, son exclusivamente de Masashi Kishimoto."

 

Author's Notes:

"Los personajes de Naruto no me pertenecen, son exclusivamente de Masashi Kishimoto."

 

 

"Eternamente Sasuke"

 

 

Habían pasado unos doce o trece días desde aquello, él, ahora, iba todos los días a ésa plaza. Todos los días emocionado (…) por volver a verla, por escucharla, oler su suave aroma a coco, entre otras cosas. Se había hecho muy amigo de su madre, quien era amable, se llamaba Misanagi y era buena persona. Al principio todo el asunto le pareció extraño… ahora se creía un psicópata, porque no sólo se estaba haciendo “amigo” de la madre de la niña, sino que… bueno, sentía cosas extrañas hacia la pequeña, desde ciertos nervios en el estómago hasta… excitación cuando ella “accidentalmente” le tocaba, por más inocente que fuera; es más, pareciese que el hecho de que Asuka lo hiciese por inocencia (desde tomarle la mano, abrazarle a veces, tratar de hacerle cosquillas, entre otras cosas) aquello le causaba su “excitación”, por lo que muchas veces tuvo que despedirse rápidamente diciendo alguna excusa para irse casi corriendo a su casa y solucionar su “problema” con su mano o, mejor, tomando una ducha bien fría.

 

 

En fin, como venía diciendo, comenzó a sentirse como un desquiciado total, o más bien como un pervertido abusador de niños. Por el cual decidió tomar distancia, tanto de la madre como de la pequeña.

 

 

Siendo así, se fue de vacaciones a Tokio, ya que estaba cerca del mar, la playa. Sin más tomó sus cosas, las empacó, avisó a su padre que muy poco le importó, avisó a su chofer que le llevase en la limusina y, en fin, partió a su destino.

 

 

En cuanto llegó, ya saben, fue a buscar su reservación en un Hotel de cinco estrellas, todo pago por su padrecito y, como quería hacer desde que planeó su viaje, se fue hacia la playa, tomando extrañamente un taxi.

 

 

Pero hermosa fue su sorpresa y suerte cuando llegó a pisar la arena, vistiendo simplemente una bermuda azul marino y unos lentes negros… Quién creen que se encontraban a su izquierda a menos de 100 metros?? Pues…

 

 

- Mira mami!! Es Sasuke!!! –dijo una niña, que para su mala suerte era Asuka.

 

 

- Si, ya veo hija –dijo sonriente la mujer levantando la mano en forma de saludo e indicándole de cierta forma al azabache dónde ellas estaban.

 

 

- Buenas tardes, señora Misanagi –saludó educadamente Sasuke, acercándose y tratando de no sonar molesto ante ello.

 

 

- ¿Qué te trae por aquí joven? –era la forma que tenía de llamarlo la mujer, hablando siempre de manera sonriente.

 

 

- ¿A Sasuke también le gusta la playa como a Asuka? –preguntó la niña acercándose al chico.

 

 

El Uchiha la miró un momento y luego contestó: Si, así parece –dijo extrañamente sonriente.

 

 

Observando la niña, esta vestía una bermuda color negro y una musculosa azul electrizante, lo cual a Sasuke le pareció muy raro. Y la madre vestía una bikini de color roja.

 

 

- A Asuka no le gusta usar bikini porque muestra su cuerpo (>///.

Eternamente Sasuke by uchiha-roo

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://fanfic.es/viewstory.php/
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

Top 20