Amor Prohibido by ASHAMED

Fanfics en Español El sitio de referencia de los fanfics en español, con miles de fanfics gratis y en español

  Amor Prohibido by ASHAMED
Summary: Después de la batalla de Majin Bu, la relación de Bulma y Vegeta se va deteriorando, debido a un mal entendido por parte de Vegeta, él se dedica de tiempo completo a entrenar y Bulma a la empresa. Pero Yamcha aprovecha la ocasión y trata de que Bulma se fije en él. ¿Bulma se fijara en él? ¿Vegeta cambiara?



Amor Prohibido by ASHAMED


Categories: ANIME/MANGA, DRAGON BALL (SAGAS) Characters: Bulma, Vegeta, Yamcha

Generos: Drama, Romance

Advertencias: Sexo Gráfico (Lemon)

Challenges: No

Series: No

Chapters: 9 Completed: No Word count: 23911 Read: 5835 Published: 01/11/2007 Updated: 01/01/2008
Summary: Después de la batalla de Majin Bu, la relación de Bulma y Vegeta se va deteriorando, debido a un mal entendido por parte de Vegeta, él se dedica de tiempo completo a entrenar y Bulma a la empresa. Pero Yamcha aprovecha la ocasión y trata de que Bulma se fije en él. ¿Bulma se fijara en él? ¿Vegeta cambiara?



Amor Prohibido by ASHAMED


Categories: ANIME/MANGA, DRAGON BALL (SAGAS) Characters: Bulma, Vegeta, Yamcha

Generos: Drama, Romance

Advertencias: Sexo Gráfico (Lemon)

Challenges: No

Series: No

Chapters: 9 Completed: No Word count: 23911 Read: 5835 Published: 01/11/2007 Updated: 01/01/2008 ¿Un nuevo día de paz? by ASHAMED
Author's Notes:
Bueno, no soy buena para escribir con esta pareja pero se me ocurrio desde hace tiempo ya que es un poco complicado para mi asi que me anime, pero bueno espero que les guste y si no me lo hagan saber
Author's Notes:Bueno, no soy buena para escribir con esta pareja pero se me ocurrio desde hace tiempo ya que es un poco complicado para mi asi que me anime, pero bueno espero que les guste y si no me lo hagan saber                                                          ¿Un nuevo día de paz?

Capitulo 1.



Estaba amaneciendo, como cualquier otro que pudo haber ocurrido, pero esta vez fue diferente, ya que la tierra reinaba la paz, todos aquellos seres malignos que intentaron acabar con la tierra, con los humanos, con Vegeta, que de cualquier manera lo hizo aquel ser maligno Majin Bu, pero gracias a las esferas del dragón todos revivieron y todo regreso a la normalidad.



Se podía ver en aquella habitación dos seres que estaban dormidos, pero Bulma se despertó.



”A ¿Qué hora son?” pensando Bulma, de inmediato vio el reloj que estaba a su lado costado de la cama  y marcaban que eran las 6:00 de la mañana en punto.”¡Dios mío! Ya es muy tarde”, siguió pensando Bulma, aun recordaba que ayer dijo que tenia una cita con un empresario muy importante a las 7:00 de la mañana, ya era demasiado tarde, como pudo se trato de levantar, realmente no quería hacerlo, pero era muy importante ya que con él, podría cerrar un muy buen trato de negocios.



Se levanto de la cama dio un leve bostezo, no quería levantar a Vegeta que aun estaba, acostado en la cama, era un poco  raro ver a Vegeta aun dormido, ya que él siempre se levanta temprano, “Bueno pobre Vegeta dejare que descanse de cualquier manera, creo que la batalla que tuvo con Majin Bu hace no mas de dos semanas lo dejo agotado” pensó, y acto seguido se fue a bañarse.



Salio del baño Bulma, ya era un poco tarde y no quería impacientar al empresario, así que de su closet saco un hermoso vestido vino, que resaltaba su hermosa figura y su tez clara, tenia un hermoso escote que le hacia ver tan hermosa, así que sin demoras, se puso sus zapatos, un abrigo negro, mas parecía que iba a una fiesta de gala y no a una reunión de negocios, se disponía salir, hasta que una voz masculina la detuvo.



-¿Adonde vas mujer?-dijo Vegeta un poco dormido, tenia las sabanas a la mitad de su cintura estaba erguido en la cama.



-A una junta de negocios Vegeta, ya me tengo que ir se me hace tarde-dijo Bulma un poco desconcertada, por que ayer le habia dicho a Vegeta que iba a salir a una junta.



-Claro que me habías dicho mujer, pero por que sales así ¿Tan vulgar? Eres mi mujer y no quiero que nadie te vea así-dijo el saiyajin, cruzando los brazos y viendo detenidamente el atuendo que tenia Bulma.



-¿Vulgar? ¡Que te has creído en decirme que soy una vulgar! ¡Tengo que dar una imagen a la empresa Vegeta!, pero ¿sabes? no me importa lo que me digas, ya es muy tarde y me tengo que ir-dijo la joven muy enojada, no podía creer lo que le había dicho.”¿Vulgar? a ¿Mi? ¿Quien se cree que es ese Vegeta?” dijo Bulma pensando.



-Pues bien has lo que se te pegue a la gana mujer, vete con ella, con la persona que tienes una junta-dijo Vegeta con enfado, aun seguía en la misma posición y no dejaba de observar el atuendo de la joven.



-¿Con ella? ¡Es él! Voy a tener una reunión con un hombre-dijo y acto seguido giro la perilla de la puerta, pero fue detenida por Vegeta.



-¿Él? ¡Vas a haber a un hombre! ¿Vestida así? ¡Quilate esa ropa! no quiero que ningún hombre pueda verte de esa forma, de la misma forma en la que yo te veo-dijo el saiyajin agarrando la puerta para que su mujer no pudiera salir.



-¡Suelta la puerta!, y si me visto así es mi problema tu me dijiste eso ¿No?, No quiero pelearme Vegeta estábamos bien ya se me hace tarde ya son cuarto para las siete y necesito la firma, así que hazte a un lado-dijo la joven con enojo, trato de quitar a Vegeta, pero era imposible, él era mucho mas fuerte que ella.



Vegeta sabia que tenia la razón, él mismo le dijo eso, se estaba maldiciendo en sus adentros por darle la victoria sin querer a Bulma.



-¡Ya mujer! No te enojes, vete a tu estupida reunión de negocios-dijo Vegeta haciéndose a un lado y dejando pasar a una Bulma muy enojada por lo sucedido



Vegeta vio el reloj que estaba en el buró ya era tarde, ya eran las siete de la mañana, se asomo por la venta y vio un aerocoche volar y despegar por lo cielos a toda velocidad.



”Bueno, al menos hice que llegara tarde a esa estupida reunión” Pensando Vegeta se reía para sus adentros al fin y al cabo de alguna forma el también gano la partida.



Así que opto en darse una ducha, se fue quitando la camisa que llevaba consigo, hacia ya dos semanas que no entrenaba, se la paso con su familia, con Bulma y con Trunks, por primera vez vio que estaba una vez mas apunto de perderlos y no aprovecho la oportunidad de estar con ellos, pero el “día del papa” habia acabado hoy. Se rasco la cabeza, se levanto, estaba en boxers, pero sin querer jalo las sabanas y el buró se cayó. “Maldito buró, maldita sabanas estupidas grrr” pensó vegeta al tratar de recoger el buró que tiro accidentalmente.

De repente una hoja, junto con una revista cayo, él la alzo y la volteo, tenia la letra de Bulma escrita en ella, la leyó al parecer no era importante solo decía el nombre del tipo con el que se iba a reunir, pero volteo la revista y vio al tipo. No era nada feo, tenía los ojos azules, un cabello negro y brillante, estaba de portada en la revista de empresarios, y su nombre era Jared, era un empresario de una empresa tecnológica renombrado en América.



-¡Bah! Que estupidez-dijo el saiyajin y acto seguido aventó la revista en la cama, se quito los boxers y se dispuso a bañarse.



Estaba meditando en sus magníficos logros que habia obtenido en batallas anteriores, las gotas de la regadera, recorrían todo su cuerpo, estaba feliz, de haber pasado esas dos semanas con su familia, pero en eso recordó  lo ocurrido en la mañana con Bulma, se enfureció.

-¡Maldita sea! Grrr-dijo el saiyajin golpeando la pared-Esa mujer-de repente por harías del destino recordó la revista, recordó al empresario de la cual su “esposa” iba a verlo- ¡Maldita sea! ¿Por qué Bulma se vistió tan atrevida? ¿Acaso le gusta ese estupido insecto a ella?-dijo golpeando vez tras vez la pared, hasta que se cayo un cuadro.Cerro las llaves del agua, se seco, no podía sacarse la tonta idea  de que su mujer andaba con ese insecto muy atrevida, los celos le corrían, quería verla, quería  cerciorase de que no estaría haciendo nada, Bulma nunca le habia sido infiel y él creía que esta no seria la excepción



De cualquier modo iba a darle una “visita sorpresa” a su mujercita, no le haría mal, además ella siempre le reprochaba que no la iba a visitar y esta seria la ocasión perfecta, tomo un traje de vestir, era negro con una corbata de color vino, realmente se veía muy bien el saiyajin, abrió la ventana y emprendió vuelo, aunque no sabia donde quedaba la dichosa reunión de negocios identificaría a Bulma por medio de su ki.

Cerro los ojos el saiyajin y pudo detectar el ki de su mujer-Ya lo sentí- dijo Vegeta y salio volando rápidamente.



Llego a un lugar muy hermoso, era una empresa, pero estaban en un hotel

” ¿Acaso la reunión es un hotel? ¿Por qué tiene que ser aquí? ¿No debería de ser en su empresa del insecto?”- pensó un Vegeta muy preocupado, de cualquier manera voló hacia el ultimo piso al parecer ahí estaba su mujer, vio a dos siluetas dentro de la oficina, ahí estaba Bulma y Jared…



                                                          CONTINUARA…  











Volver al indexLos celos un mal amigo by ASHAMED              Los celos un mal amigo



Capitulo 2.





Vio dos siluetas, se paro en seco quería ver todo lo que sucedía en aquella reunión de trabajo.



-Bueno Jared, yo creo que te convendría mas la Corporación Cápsula, para tus negocios- dijo la joven, se estaba impacientando un poco, por que nunca había tenido a un empresario tan necio para aprovechar las oportunidades. “Vaya al parecer nada de lo que dijo en la estupida revista que compre sobre él me sirvió” pensando Bulma, caminaba de un lado para otro, sin haberse percatado de la presencia de Vegeta, que observaba sus movimientos.



-Y eso mi hermosa científica, tendría yo ¿Alguna ganancia? Si me uno a tu empresa-dijo el joven doblando su pierna, mirándola con ojos lujuriosos a la bella Bulma



Había un intenso calor y Bulma ya no soportaba mas el abrigo que tenía puesto, sin más tuvo que despojarse del abrigo, dejo ver aquel escote, sus senos magníficos reposaban en el vestido, parecía una muñeca de porcelana.



-Bueno, claro que la tendrías ya que nuestra empresa es una de las mas grandes en tecnología, no hay ninguna que nos iguale-dijo así golpeando la mesa que tenia enfrente de ella.



-Bueno, mi joven Bulma, ¿Dónde están los papeles que hay que firmar?-dijo Jared quería verla de cerca, quería hacerla suya era muy hermoso aquel cuerpo tan frágil que tenia.



-Aquí están-dijo dándole una hojas para que pueda firmar para que sus empresas se puedan unir.



Bulma se alejo de aquel lugar le daba un poco de escalofríos, a pesar de que era guapo no le daba muy buena espina era un frió empresario como todos los demás que ya había conocido y que solo querían un acoston con ella.



-Ya esta Bulma Briefs-dijo el joven llevandose, y dándole los papeles ya firmados a Bulma



-Me parece bien- dijo la joven llevándose consigo los papeles que el empresario había firmado- Desde mañana tendrá los avances y creame que no se va a arrepentir  de Corporación Cápsula, así que sin mas me despido de su usted señor Jared, por que estoy un poco atrasada-dijo la joven y trato de  abrir la puerta, pero fue detenida por el empresario.



-Mi Bulma Briefs, eres tan hermosa y creo que no estas casada o ¿Si?-dijo de una forma muy sensual que a cualquier mujer la derretiría.-Bulma realmente me gustas mucho y quiero tener algo muy privado contigo ¿Me entiendes, verdad?- le dijo en el oído de modo que solo ella pudo escuchar la estaba besando en el cuello muy suavemente.



-Maldito insecto grr, esa es mi mujer y nadie mas que yo puede tocarla, ahora me las va a pagar, no quedara nada de su maldito cuerpo asqueroso, su alma se pudrirá en el infierno-dijo Vegeta que estaba observando todo, cerro sus puños era cuestión de segundos para que entrara a la oficina, pero se paro en seco no podía creer lo que veía en ese instante.



Jared y Bulma se dieron un beso, pero fue solo un beso de segundos, pero con eso le basto al orgulloso príncipe de los saiyajin era mas que suficiente. Bulma ya no lo amaba.



” ¿Cómo? En que momento perdí a Bulma, ¿Por qué le dio un beso? ¿Acaso ya no me ama como yo la amo a ella?, estaba pensando no podía creer lo que vio en esos instantes, mucha confusión pasaba en su cabeza, fue demasiado por hoy, se alejo lo mas rápido posible de aquella escena. Voló lo más rápido de aquella escena que solo le creaba dudas.

Pero sin tan solo se hubiera quedado unos segundos más, no hubiera hecho tal cosa, no se hubiera precipitado de esa manera.



-¿Qué te pasa Jared?-dijo Bulma muy enfada por eso y acto seguido le dio una cachetada- No soy una zorra, y si estoy casada en unión libre, amo a mi familia a mi hijo, cerdo-dijo y abrió la puerta de la oficina



-¿Cerdo? No lo creo veo que lo disfrutaste jaja-dijo cruzando de brazos y se giro a ver la ventana.



-Este que se ha creído, que soy una puta barata, que solo con  el simple hecho de que firmamos no significa que soy su concubina, es un cerdo mal nacido desgraciado-dijo con  enfado, caminaba demasiado rápido esa junta se alargo tenia que estar en la Corporación a las diez de la mañana y ya eran las once. Se subió en su aerocoche lo mas rápido que pudo



-------------------------------------------------------------------------------------------



Desde las montañas se escuchaba a alguien gritando



-¡MALDITA SEAAAAA!- dijo Vegeta con furia estaba aventado muchas bolas de energía al azar.



”No puedo creer, que Bulma ya no le importe, maldito insecto, acaso estas dos semanas no fueron nada importante para ella”



-¡HAAAAAAAAAA!-dijo así convirtiéndose en súper saiyajin, no podía creerlo su único amor lo había perdido, con la única con la que se había sincerado.“Desde cuando me engañara con ese maldito insecto, desde cuando me estaba viendo la cara de estupido”, pensando no podía creerlo poco a poco su pelo se fue convirtiendo de rubio a oscuro, de alguna manera u otra se tenia que tranquilizar, lloro tenia que hacerlo, tenia que dejar aquel sentimiento, del que los humanos llamaban dolor, al parecer ya había atardecido, ni se dio cuenta de eso, el tiempo paso demasiado rápido.



-¿Por qué diablos me vestí así?-dijo mirando su atuendo que tenia-Maldita mujer grr todo lo que me hace hacer, todo maldita sea- se arranco su traje que tenia quedando con su traje de entrenamiento de látex que por lo regular siempre trae, y en ese momento se acordó en esas semanas de las que convivió con su familia



******Flash back*****

-Vegeta, te ves muy bien en ese traje, te hace ver mas varonil-dijo Bulma arreglando su corbata y guiñándole un ojo.



-Mujer, no me agrada este estupido traje, y es solo para comer en un restaurante-dijo poniendo una cara de enfado



-Vegeta, te ves bien mi vida- y le dio un beso muy apasionado- Eres mi príncipe azul, y siempre tu te vas a ver bien, sabes que con todo, hasta sin nada jeje te vez muy bien mi mono salvaje- dijo con mas énfasis en aquellas palabras.



-¿Mono salvaje? Soy tu mono salvaje- agarro a Bulma de la cintura y le dio otro beso- Sabes que eres mía y de nadie mas solo tu me perteneces-dijo en el oído a su amada lo mas sensual



-Si Vegeta yo soy tuya y de nadie mas, tu eres el único que amo, te amo-dijo safandose de su brazo- Bueno vamos a comer y ¡QUIERO QUE TE COMPORTES!-dijo gritándole y poniendo sus manos en la cintura



-¡Hay mujer! Siempre será una gritona, voy a hacer mi esfuerzo no prometo nada-dijo cruzando los brazos y saliendo de la casa



*****FIN DEL FLASHBACK*****



Se fue volando a la Corporación de cualquier manera tenia que enfrentarla, sea para bien o sea para mal.



                                                           CONTINUARA…

Volver al index¿Ya no es lo mismo? by ASHAMED                           ¿Ya no es lo mismo?



Capitulo 3.
 

 

Ahí estaba Bulma viendo la tele, veía aquella novela que le gustaba mucho. -Maldito Gerard-dijo la joven enojada-¿Cómo te puedes quedar con Amy? Por eso odio estas cosas-dijo la joven apagando el televisor.



De repente llego Vegeta, ni se tomo la molestia de saludar a su mujer esta vez



-Tengo hambre mujer, quiero comer-dijo el joven alzando la ceja y sentándose en la mesa esperando que le dieran de comer.



-Si Vegeta, y muy buenas noches para ti, pues ahora no tengo tiempo, tengo que ver sobre el nuevo socio de la empresa, que eso no te preocupa pero a mi si, por eso Kami-sama te dio dos brazos y manos hazlo tu-dijo la joven con tono de fastidio, levantándose del sillón para ir directo a su laboratorio.



-¿El nuevo socio? Pues eso no me importa a mi, quiero que me des de comer en este instante no estoy de humor para tus tonterías estoy fastidiado, así que ¡Quiero de comer!-dijo Vegeta con enfado ya que odiaba a ese maldito del insecto del que le Bulma le llamaba socio. -Menos así te voy a dar de comer, sírvetelo tu, a mi no me importa si vienes fastidiado ese es tu problema, tengo asuntos mas importantes que darle de comer a su majestad el mono-dijo la joven muy enojada y haciéndole una reverencia al saiyajin que tenia enfrente de ella.



-Mira mujer, vele bajando a tus tonterías, que ya te dije que no estoy de humor el día de hoy, ¡Sírveme de comer! Y deja al insecto para después primero soy yo-dijo el saiyajin alzando la voz. “Maldita sea, porque me engaña y prefiere al insecto y no a mi grr la odio”-¡Entendiste lo que acabo de decir Bulma!-dijo cruzando de brazos.



-Claro que escuche su excelencia, pero aquí primero no eres tu, es mi familia, pero por lo que veo, solo veo a un mono salvaje como príncipe, que no sabe hacer nada el mono idiota, que esperan que le hagan todo al principito-dijo la joven con voz de ironía y volviéndole a hacer una reverencia- Y si me permite su alteza, tengo asuntos pendientes que hacer y no es servirle su comida-dijo la joven dándose la media vuelta.



-Nada es mas importante que yo, ese estupido del insecto de Jared, no debe de ser mas importante que yo ¡Entendiste! Así que quiero mi comida en este momento- dijo Vegeta muy descortés ya no soportaría que se burlaran mas de él, de que se volviera a reverenciar de esa forma tan cínica.



-¡Cállate Vegeta! Tu no eres quien para ordenarme a mi, sencillamente tu deberías de ser el esclavo y yo la princesa, pero al fin al cabo es al revés ¿Quién es la que trabaja? ¿Quién es la que te arregla la maldita maquina que tú destruyes? ¿Quién es la que te da de comer?- dijo la joven esta vez estaba furiosa. “No puedo creer que sea un egoísta, pero ¿Cómo sabe el nombre de Jared?, bueno eso no importa”- Dime haber quien. Sabes ya me estoy empezando a hartar de regresar a la rutina tu no mandas aquí, ni yo tampoco, los dos deberíamos de hacerlo, ya me estoy hartando de ti Vegeta, de tus…



No acabo de decirle a Vegeta lo cual enojada estaba, por que su hijo salio de su cuarto al parecer lo que  parecía la “platica de ellos” ya se había alargado demasiado, ya era de madrugada.



-Mami, ¿Por qué gritan?- dio un ligero bostezo Trunks- Ya es muy tarde y mañana tengo que ir a la escuela mama, por que no siguen su pelea mañana y se gritan mucho, pero ya quiero descansar- dijo el niño tallándose sus ojos.



-Perdón mi vida, vuelve a la cama, trata de descansar mi vida- le dijo Bulma a su hijo muy dulcemente.



-¡Cállate mocoso! Deja a tu madre y a mí arreglar nuestros asuntos y no moleste mas, ya vete a dormir- dijo un padre muy molesto a su hijo.



-¡Vegeta no le grites al niño! Él no tiene la culpa de que estés irritado- le grito Bulma a Vegeta.

-Mama, papa, buenas noches- dijo Trunks, “Esta vez mis padres se han vuelto enojar, pero espero que ya terminen lo mas rápido posible aunque esta vez papa suena muy enojado”. Así sin más se metió de nuevo a su cuarto sin esperar respuesta de sus padres de buenas noches que de cualquier manera no la obtuvo.



-A mi no me andas callando y menos una terrícola como tu-dijo un saiyajin muy enojado y gritándole a su mujer.



-¿Terrícola? Desde cuando me dices terrícola maldito mono salvaje, por si no lo sabias esa terrícola te ha mantenido, eres un desagradecido, así me pagas todo lo que he hecho por ti-dijo Bulma señalándole con el dedo, esta vez ya no estaba enojada, estaba furiosa de que se dirigiera así con ella.- Ya te dije que tu no aportas nada y no eres quien para decirme nada, no eres el indicado- dijo la joven gritándole mas y mas.



-¿Qué no aporto yo?- dijo con una voz muy cínica alzando la ceja- ¡Claro que aporto mujer! Y todos esos momentos de pasión que hemos tenido, bueno aunque pensándolo bien, si sigo siendo el príncipe ya que solo me satisface, aunque no esperaba que saliera el mocoso, pero bueno que se le va a hacer- dijo con unos ojos fríos dirigiéndose a los ojos azules de Bulma.



-¿Cómo te atreves? Pero en fin, creo que los dos estamos equilibrados, aunque yo no me arrepiento que haya nacido Trunks, por que creo que alguna vez te ame- tenia los ojos vidriosos, quería llorar, pero su orgullo no la dejaba, no se iba a ver débil ante aquel saiyajin- Alguna vez te ame, pero ahora no lo se, ahora solo te odio, pero ese no es mi problema, ya estoy cansada y no quiero discutir de algo que los dos ya sabemos la respuesta, creo que ya te estoy dejando de amar Vegeta, estas dos semanas fue hermoso y esperaba que fueras así siempre, pero parece que solo fui una incrédula, sabes a veces la gente no cambia y he aquí el ejemplo, no se que demonios te paso, por que ese cambio de actitud en ti, pero sencillamente no me importa mas- estaba dolida por lo que le había dicho, solo quería descansar, solo quería despejarse, tal vez mañana se arreglarían las cosas, tal vez mañana seria un nuevo día.



Subió las escaleras, no sabia el porque de esa actitud de Vegeta, esta vez no pudo descifrar aquellos ojos negros, fríos y profundos que le decían algo, esta vez fue diferente, esta vez no lo sintió, esta vez no seria como las demás. Entro al cuarto se puso su bata de seda rojo, se quito la pinza que tenia en el pelo, quería descansar, algo en su corazón decía que iba a ser diferente, aquella discusión fue mas grande, de hecho nunca habían discutido de esa manera tan grande.



”Acaso ya no te amo Vegeta, ¿Por qué me siento vacía? ¿Por qué ese cambio? ¿Por qué no me permites entrar a tu corazón? ¿Qué te hice? Te amo a odiar, acaso eres tu el que ya no me ama” estaba pensando recostada en la cama. “En cualquier momento vendrá Vegeta, yo lo se, pero que sucederá, ya no quiero caer en la rutina, ya somos gente grande, se supone que ya maduramos, ¿Qué es lo que nos pasa?” cerro los ojos, estaba llorando, esa discusión si la había lastimado demasiado. Se sentía débil, impotente, realmente acaso era el fin de todo, acaso ¿Ya no era lo mismo?



Ahí parado en la oscuridad estaba Vegeta, no podía creer, aun no reaccionaba aquellas palabras que le dijo Bulma “Alguna vez te ame pero ahora ya no lo se, ahora solo te odio” Realmente eso ¿Era cierto?, estaba en shock, no se movía, se le quedaba viendo a la puerta del dormitorio de él y de su mujer.

”¿Acaso solo fue una excusa? ¿Acaso realmente ya no me ama? ¿Ya no es lo mismo? Soy un estupido como se me ocurre decirle que solo fue un juego para mi, grr maldito orgullo, maldita sea”

” ¿Por qué  a mi? Realmente me engaña con ese estupido insecto, debí de haber acabado con su patética vida cuando pude”



De repente vio la realidad que ya llevaba 15 minutos pensando, iba ir a su cámara de entrenamiento, quería despejar su mente, fue mí mala suerte en un solo día, pero decidió ir a su recamara.

Así que giro la perilla, quería sentir su calor, sentir el aroma de su cuerpo, aunque fuera una sola vez, mañana pensaría mejor, se trataría de tranquilizar, mañana le pediría perdón de aquellas cosas que dijo sin pensar, mañana será otro día…



                                                              CONTINUARA… 







Volver al index¿La rutina es más fuerte que el amor? by ASHAMED                                      ¿La rutina es más fuerte que el amor?





Capitulo 4.



Se paro en seco, por un momento divago, solo en el cuarto veía la oscuridad que había en ella, aquella discusión fue muy fuerte. Pero el príncipe de los saiyajin estaba dolido por lo sucedido, dolido que de alguna manera Bulma ya no lo amaba, para él era muy frustrante, no tanto por el hecho de su orgullo, sino del saber que ella fue la única que se sincero, le dio su apoyo, le dio todo a pesar de que él no era el novio o esposo predilecto para ella pero de cualquier manera se habían comprendido del todo, estaba orgulloso de tener un hijo como Trunks  y a una mujer como Bulma. En toda su vida no hubiera pedido mas, nunca pensó en tener una familia, ni mucho menos pelear por ella, ni de que pensar, ni sentir de los sentimientos en su planeta jamás se lo permitirían, pero era diferente aquí, aunque muy pocos conocían sus sentimientos, solo ella sabia descifrar aquellas cosas que él le enviaba, muy pocos como Goku habían tenido el privilegio de ver los pocos sentimientos hacia su familia.



Aquella raza humana lo había dominado, aunque no del todo. Aun tenía su dignidad, y sobre todo su orgullo, que a veces lo amaba y a veces lo odiaba como hoy, como hace apenas unas cuantas horas, minutos, segundos, no podía entender como a veces perdía el control.



Pudo ver la hermosa figura de su mujer debajo de las sabanas, la esbelta figura que poseía, le encantaba su aroma, lo excitaba. Se dispuso a quitar sus ropas, que era cosa sencilla ya que solo era su traje de entrenamiento, se quedo solo en boxers como siempre se ha acostumbrado, se recostó a su lado, quería abrazarla, quería besarla, pero tuvo miedo, miedo de que ella lo rechazara, así que solo opto por verla dormir tan placidamente, de verla descansar.



”Aun así, es tan hermosa cuando duerme, a pesar de todo lo que hemos pasado, a pesar de lo ocurrido, no puedo dormir, tu no me dejas dormir, estas en mi mente a todas horas…” Un mechón cayó en la cara de Bulma y él se lo recogió para ponérselo nuevamente en donde el mechón se encontraba anteriormente… “¿Por qué no puedo decirte todas estas cosas que pienso? ¿Por qué no me dices lo que pasa? ¿Por qué me has abandonado? ¿Acaso no me amas Bulma? Es eso”



Bulma se estaba acomodando en la cama, se iba a voltear, iba a estar dándole la espalda a Vegeta. Hasta que su respiración se acelero, una gotitas empezaron a salirle de la frente. Vegeta no entendía que es lo que le pasaba a Bulma, no le presto atención, no podía dormir, era las tres de la madrugada, esa noche se le estaba haciendo eterna, ya quería irse, no podía dormir.



”Iré a entrenar a la cámara de gravedad, igual y me canso y me quedo dormido, o igual solo pienso” Se levanto de la cama iba a ponerse su traje de entrenamiento, cuando se asusto.



Vio a una Bulma sudar mas copiosamente que hace rato, estaba más acelerada, su respiración se acelero mas de lo normal, pataleaba.

Vegeta realmente se asusto, hace unos segundos estaba bien y ahora esto, por un momento por una cuestión de segundos se paralizo, le entro un poco de miedo no sabia que es lo que le ocurría, hasta que reacciono, la voz de Bulma hizo que reaccionara.



-Vegeta-dijo Bulma aun estaba dormida, un poco le costaba decir sus nombre, solo fue un susurro.



”Esta soñando, ¿Qué estará soñando?” pensó Vegeta y acto seguido agarro a Bulma que no dejaba de patalear, la agito levemente, solo con el fin de despertarla.



Bulma no despertaba, hasta que solo fue un lapso de unos minutos para que por fin diera fin a aquel sueño que la atormentaba. Abrió sus ojos, estaba en frente de Vegeta, él la miraba muy preocupado. Se inclino un poco, quería respirar mejor, quería tranquilizarse. Empezó a inhalar y a exhalar cada vez lento, se iba calmando ya no respiraba tan aceleradamente, su corazón dejo de latir muy rápidamente. Volvió a ver a Vegeta que la tenia sostenida en su brazos.



-¡Déjame! Ya estoy bien- dijo Bulma tratando de zafarse de los brazos musculosos de Vegeta, se tallo los ojos, no podía visualizar bien las imágenes.



-¿Qué es lo que soñabas mujer?- dijo Vegeta pegado en la pared cruzando los brazos y alzando una pierna en posición de escuadra, la estaba observando.



-Hmpf Eso no te incumbe, Buenas noches Vegeta- y acto seguido se volvió a recostar, agarrando las sabanas para ponérselas



-Mujer te he hecho una pregunta, se que soñabas sobre mi, por que dijiste mi nombre entre sueños ¿Qué es lo que soñabas?- dijo sin alzar la voz



-No lo se, no me acuerdo, déjame dormir mañana tengo que trabajar- dijo  Bulma con fastidio, estando en la misma posición sin moverse si quiera.



-Hay mujer contigo- dijo estaba caminando hacia la cama de Bulma- ¿Cómo es que no te acuerdas de tu sueño?- ya había llegado a la cama para otra vez volverse a acostar y a lo mejor aclarar las cosas.



-Pues no me acuerdo Vegeta ¿Apoco estaba soñando sobre ti?- dijo la joven asombrada,  estaba erguida en la cama- Bueno eso ya no importa lo que sea ya paso, ya vamonos a dormir-dijo una voz fría, aun seguía enojada.



-Aun sigues molesta ¿Mujer?-dijo volteándose para ver de frente a Bulma que ya le estaba dando la espalda.



-Hmpf Todavía tienes el cinismo de decirme eso señor príncipe de los saiyajin, ¿Qué te hace pensar el hecho de que ya estoy feliz?-dijo la joven aun en su misma posición.



-Pues, no lo se, solo quería preguntarte señora gritona, que solo sabe dar ordenes vulgar- dijo Vegeta en un tono burlón.



-¿Vulgar?- esta vez Bulma estaba erguida y viendo a  los ojos de Vegeta estaba furiosa- A la gran Bulma Briefs ¿Vulgar? Y viniendo de un mono estupido yo no lo creo, mas bien el vulgar eres tú.- Esta vez ya no media sus palabras quería sacar todo lo que sentía dolor, rencor, impotencia- Te crees un príncipe, dando ordenes como estupido, sin siquiera serlo, o bueno su majestad fuiste un príncipe de un planeta que ya no existe su majestad. Solo mírate te crees muy especial por el simple hecho de tener poderes, de ser un príncipe de un planeta que ni existe, aquí en la tierra no eres nadie, solo eres un extraterrestre salvaje- dijo la joven a secas y fríamente  



-Grr- “Solo quería jugar con ella, pero lo tomo muy enserio”- ¿Qué? Acaso  te crees muy confiada del que con el solo hecho de que vivamos o durmamos en la misma estupida cama, no podré acabar con tu miserable vida humana- dijo enojado alzando la ceja.



-Bueno, y ¿Qué es lo que esperas?- dijo alzando la ceja lo estaba retando- ¿Qué es lo que estuviste esperando todo este estupido tiempo? He ¿Vegeta?



-A que me satisfacieras solo eso- dijo Vegeta aumentando su ki, y al final soltando una risita.



-Bueno, solo era eso, pues que tonto yo pensé que ibas por mas, tanto para eso, ¿Por qué te tardaste tanto?- aun seguía Bulma en la misma posición, no la había intimidado lo seguía retando- ¿Qué esperas?



Era un poder sobrenatural en él, no quería hacerle daño, al verla así, al verla como estaba vestida un poco sudorosa por lo de su pesadilla, con el cabello alborotado, su expresión de que lo retaba no podía aguantar mas, ya no podía aguantar mas sus deseos fueron mas que su coraje.  Se abalanzo hacia ella.



-¿Qué te pasa Vegeta?- dijo la joven- ¿Por qué haces esto?- mientras tanto iba viendo como su camisón para dormir era arrancado de su cuerpo. “Era mi preferido, diablos ¿En que cosas pienso? No debo de dejar que se aproveche de mi ese maldito mono”- ¡Aléjate de mi!-dijo con fuerza tratando de zafarse pero era e vano.



-¿Qué te pasa? Antes de matarte quiero una ultima noche contigo- dijo Vegeta muy sensual “¿Matarla? Que estupidez dije, realmente me gusta mucho Bulma” Aventando a Bulma hacia la cama.



-Pero que…- no acabo de decir Bulma cuando Vegeta le planto un beso tan ardiente- ¿Por qué…- no lo podía creer por que ese cambio en él no lo entendía, pero pudo mas su deseo de estar con él que su enojo.



-Shh… calla Bulma- dijo poniéndole los dedos en la boca- Esta vez yo voy a hacer un terrícola y tu la saiyajin, aunque para mi eres mi princesa- estaba encima de ella, quitándole las braguitas del sostén- Sabes que te quiero, y que tu eres mía y de nadie mas.



-¿Por qué me dices estas cosas?- decía Bulma estaba confundida “¿Vegeta esta ebrio? Nunca se comporta de esta forma, tengo ganas de hacerlo con el pero mi mente parece como si no respondiera”



-Por que tu eres mía y de nadie mas yo no te comparto- dijo besándola poco a poco todo su abdomen “No se si estoy haciendo bien, pero tengo la necesidad de hacer esto, tengo miedo de perderte”



-¿Tuya? ¿Yo?- estaba mas confundida que nunca “¿Por qué me dice esas cosas? Yo no entiendo”.



-Solo relájate, quiero hacerte el amor como nunca- dijo Vegeta besándola el cuello mas y mas.



Esta vez Bulma no estaba al cien por ciento, no estaba muy segura de eso, pero aquellos besos en el cuello la sumergían en el placer, aunque fuera confuso, a veces la gente nunca la acabas de conocer, así que también lo siguió, empezó a besarlo en su musculoso abdomen poco a poco, tenia muchas ganas de hacer el amor con Vegeta realmente lo quería hacer…



                                                                CONTINUARA…

 





   



    Volver al indexAveces es mejor no hablar by ASHAMED                            A veces es mejor no hablar



Capitulo 5.



La noche estaba muy calida, se podía ver a dos amantes que estaban en ella, solo una pequeña lámpara los iluminaba, en aquella habitación que desbordaba pasión, o al menos uno de ellos desbordaba pasión.



Vegeta estaba encima de Bulma, le encantaba besarla en el cuello, eso le prendía, el hecho de que ella soltaba unos leves gemidos de que sabia que estaba haciendo bien su trabajo. Empezó a besarla muy dulcemente con mucho cuidado su pecho, iba bajando poco a poco.



 Pero con Bulma, esta vez fue diferente, esta vez no estaba al cien por ciento dándole lo que el pedía su cuerpo se lo pedía, tal vez su mente también, pero estaba pensando en varias cosas a la vez, en el cambio repentino de él, a veces hasta fingía los gemidos, parecía una muñeca, solo le hacia caso a los caprichos de Vegeta, solo para ella estaba teniendo sexo, y no estaba haciendo el amor como muchas ocasiones lo hacían, era como si fuera para ella monótono, no le daba mucha la importancia de hacer el amor con Vegeta, pero para él, era diferente, para él significaba algo mas, pero de cualquier manera él no había notado de que en algunas ocasiones Bulma fingía.



Vegeta empezó a sobarle los pechos a Bulma, tenia miedo de perderla para siempre, tenia una necesidad inmensa de poseerla una vez mas, tenia muchos sentimientos encontrados, aunque por su parte tampoco estaba al cien por ciento, muchas otra veces le daba sexo salvaje a Bulma, pero estaba en la necesidad, no era un capricho, a lo mejor podía ser miedo, nunca le habían hecho esto, él lo había hecho infinidad de veces cuando estaba con Freezer, en sus múltiples batallas antes de conocerla, antes de que llegara a la Tierra, había tenido sexo mil veces con muchas mas que ella, pero nunca se había sentido de esa manera que una mujer de una raza inferior a la de él  le hiciera sentir muchas cosas a la vez, que en su planeta no se permitían de dar ese lujo, era solo para los estupidos como tal vez Goku, pero ¿A él?, nunca se lo hubiera imaginado, estaba confundido, ya había dejado de pelear por ser igual que Kakarotto ya no le tenia rencor, ni quería ser igual a él, solo quería seguir entrando como cualquier guerrero, pero nunca se tomo la molestia, de ver por su familia, tal vez Bulma se canso de él, pero jamás se lo permitiría, ¿Cómo puede ser eso?.



La respiración de Bulma se acelero un poco más,  poco a poco Vegeta iba penetrando en ella, primero lentamente y luego mas acelerado, podía ver a Bulma ya que ya habían cambiado de posición ella estaba encima de él, observaba sus pechos que iban cayendo y subiendo al ritmo de él, empezó nuevamente a sobarle los pechos.



-Mujer, Bulma, me excitas demasiado- dijo Vegeta, tenia la respiración cortante, debido al esfuerzo que estaba haciendo.



-Vegeta, te quiero- dijo la joven, al final soltó un gemido, le encantaba sentir mucho placer estaba agarrada de los hombros de Vegeta le estaba enterrando sus uñas, pero no le hacia ni el mínimo dolor.



-Yo también, Bulma, yo también, siento lo mismo- empezó agarrando sus caderas y moviéndola lentamente hacia él, le encantaba de vez en cuando tener le control cuando estaban haciéndolo



”Me encanta verla así, es el ser mas inteligente, mas excitante de todos, no me arrepiento de nada, pero aun no me saco de la cabeza que me esta engañando, quiero saber el motivo del cual me engaño, quiero saber el motivo del cual ya no me quiere, del cual ya no siente lo mismo, esta vez la siento perdida, alejada” estaba pensando Vegeta.



Bulma estaba erguida, estaba besándolo, aun seguía encima de él, ella empezó a mecerse, empezó a mover sus caderas de atrás hacia delante, un poco lento, pero poco a poco empezó a acelerar el ritmo, estaba realmente excitada, no era como el sexo  salvaje que había tenido, pero aunque ha sido un poco diferente no le había desagradecido del todo.



-Vegeta, por favor no pares, te quiero, hazme tuya, me encantas- dijo la joven entre cortada, le dijo en el oído, estaba feliz de estar con él.



-Siempre serás mía mujer, siempre seré tuyo Bulma- dijo dándole pequeños besos en el cuello a su amante.



Estaban al punto del éxtasis, entraron al mismo tiempo al orgasmo, aunque el orgasmo fue solo por unos cuantos segundo, para ellos fue como el paraíso.



Aun seguían en la misma posición de antes, Bulma encima de Vegeta pero esta vez, Bulma abrazaba a Vegeta, estaba agotada tanto físicamente como mentalmente, ya que tenia ganas de llorar, la razón le era desconocida para ella, pero sin embargo se aguanto el llanto, aunque tenia un nudo en la garganta, no le importaba, se zafo lentamente, tratando de estar alado de Vegeta, su respiración se iba tranquilizando cada vez mas, estaba dándole la espalda a Vegeta, estaba viendo la luz tenue de la lámpara que estaba a su lado, estaba pensando, solo quería descansar en ese momento.



”Vegeta, ¿Por qué hiciste eso? Estoy confundida no se que es lo que te pasa, por que te estas comportando de esta manera, esa luz que estoy viendo ja, parece como si fuera nuestra relación, poco a poco se apaga y no se por que, no se por que estas muy frió” estaba perdida en sus pensamientos cuando sintió unos brazos que le rodeaban su cadera, voltio su cara hacia él, estaba observándolo, una pequeña sonrisa salio de sus labios, le dio un beso a Bulma y esta le correspondió.



-¿Qué tal estuvo Bulma?- dijo Vegeta viendo aquellos ojos azules que desde un principio lo habían hipnotizado, tenían un no se que, que lo enloquecían, ella era la mujer perfecta para él, ella era la buena…



-Pues, para ser un mono, los animales no lo hacen nada mal-dijo Bulma guiñándole un ojo y dándole una leve sonrisita picaresca- Pero dime una cosa ¿Por qué? ¿Por qué haces esto?- dijo en un tono frió y con una cara severa Bulma.



-Pues no es obvio por que tenia ganas- dijo el joven estaba bien, pero le irrito la forma dura que le dijo eso “¿Acaso no le gusto? Si es así por que no me lo dice de una vez por todas grr eso me pone de malas”



-Solo fue para satisfacerte mm- dijo Bulma molesta se empezó a erguir en la cama- ¡Ya veo, no podía esperar otra cosa verdad! Eres un desgraciado, pero bueno de cualquier manera, yo no di todo de mí, así que, que bueno que lo hayas disfrutado por que es la última vez- dijo la joven levantándose de la cama y enrollándose con las sabanas.



-¿Adonde vas mujer? Grr ¿Cómo te atreves a decir eso?- dijo Vegeta estaba enojado, pero trataba de tranquilizarse no quería hacer cualquier idiotez de la cual podría arrepentirse después.



-¿Adonde voy? Acaso que no vez que ya salio la luz del sol, aparte de estupido ciego, tengo cosas mas importantes tengo que ir a la empresa para darte de comer, por que el señor no hace nada- estaba caminando hacia a la ventana ya no podría resistir mas tenia que llorar “Bulma Briefs, aguanta luego lloraras”- Y ¿Cómo me atrevo a decir eso? De la misma forma en la que tú te atreves a decir eso también, bueno no tengo tiempo, así que me voy a meter a bañar- dijo, se quito de la ventana, ya no podía contener más esas lágrimas dentro de sus ojos, así que soltó una.



-Bulma, espera. Solo quiero que me respondas una cosa- dijo Vegeta su semblante cambio estaba serio



-Dime, que no tengo todo tu tiempo- dijo la joven no quería voltear estaba llorando en silencio y no quería que la viera de esa forma.



-Bueno, no te hago perder tu tiempo, así que ¿Por qué haces esto?- dijo Vegeta de una vez por todas quería saber la causa del por que Bulma  ya no lo amaba- Dime ¿Por qué ya no es lo mismo? ¿En que momento te fuiste?- estaba serio, no la veía no quería que chocaran sus miradas, aunque ella estaba dándole la espalda, no sabia si se iba a voltear y si lo hacia, no quería verla.



-¿De que estas hablando? No te entiendo- aun seguía en la misma posición, aun seguía llorando “De que demonios esta hablando, ahora me saca esto”- Explícate, que no estoy para tus juegos. A que demonios llega esta plática





-¿¡A que demonios llega!? No puedo creer lo cínica que puedes llegar a hacer mujer, sabes muy bien de lo que hablamos, del estupido insecto grr, no me dignare en nombrar a esa basura, que me da asco pensar- dijo levantándose de su cama y tratando de acercarse a Bulma, quería que lo viera al menos que se dignara al verlo, esta vez no le importaba, esperaría lo peor, que mas podría esperar de la persona que ama.



-¿Al socio? Él que tiene que ver en esto, estas mal y no te me acerques- dijo la joven alejándose cada vez mas de los pasos de Vegeta, no quería que la viera que estaba llorando



-¡Vaya! Al parecer no andas perdida- dijo Vegeta estaba a unos cuantos centímetros de Bulma, la quería abrazar, el saber el por que, pero su orgullo nuevamente gano, no se iba a intimidar de esa manera, no se iba a doblegar- Bueno, eso no me incumbe, pero el solo hecho de que ¡Maldita sea!, hasta asco me da pensarlo- dijo Vegeta, tenia los ojos en un punto al azar.



-¿Qué es lo que te da asco? Acaso te doy asco, dime de una vez Vegeta- dijo la joven muy dolida no sabia el por que de esa platica “¿¡A que demonios llega esto!? ¿Qué es lo que pretende? Dímelo de una vez”- Dime, que ya te dije que no tengo todo tu tiempo, soy una persona ocupada- “Ojala  y no se acerque mas, no me quiero ver débil ante él, no es como lo planeamos, no pensé que volviéramos a reñir otra vez”



-Mujer, ya te dije no me das asco, si lo fuera así, ya no me hubiera acostado contigo, me da asco el simple hecho de que estés con otro insecto- dijo Vegeta aun seguían sus ojos en un punto al azar



-Vaya con que es eso, yo pensé que algo mayor, así que el príncipe esta celoso- dijo la joven en un tono burlón, sin siquiera voltear.



-Grr ¿Celoso? ¡No seas tonta mujer! Solo me da asco, el pensar de que te revuelcas, te dije que eras mía y de nadie mas-  un poco enojado lo dijo, por que de cualquier manera sabia que Bulma tenia la razón “Maldita mujer, la odio”



-¿Ser tuya? Ja no me hagas reír ¿Revolcarme yo con otro? No seas estupido- dijo muy dolida “Engañarlo de donde saco tanta estupidez”- Y con quien seria mono, no le veo el caso, pero eso no me interesa, ya vez es tarde y no tengo el tiempo de estar contigo- caminando hacia la bañera, ya no aguantaba mas.



-A mi nadie me ve la cara grr, ¿¡Menos una terrícola como tu!?- dijo agarrandola del brazo, estaba furioso, se sentía impotente. “acaso ya no me amas, dímelo maldita sea, dímelo y te dejo en paz”



-¡Suéltame! Me estas lastimando Vegeta- dijo Bulma tratando de zafarse pero le era imposible



-No mujer, voltea a verme y dime que ya no me quieres…- la estaba jaloneando.



Pero Bulma se resistía no quería que la viera de esa forma. En eso la puerta se abrió de la habitación. Era Trunks por esta vez se había salvado Bulma de hablar.

-Mama, ya es tarde, ya estoy listo y el camión ya me dejo, este… pues... ¿Me dejas  en la escuela?- dijo el niño un poco apenado “vaya aun siguen discutiendo, creo que llegue en un buen momento, creo”- Si mami



-¡Claro, hijo! Ven te espero en la puerta dame quince minutos me tengo que bañar y vestir, vamos te espero allá abajo- dijo Bulma lo mas dulce que pudo decir aunque no fue al cien por ciento, trato de limpiarse sus lagrimas lo mas disimulante que pudo- Y tu déjame que tengo obligaciones.



-Grr, esta platica no se queda aquí ¿¡Entendiste!?- dijo Vegeta soltándole bruscamente el brazo de Bulma dejándolo rojo.



-¿Es una de tus estupidas amenazas? Bueno como sea, luego platicaremos- dijo la joven metiéndose al baño.



”Malditos humanos, maldita mujer, estos sentimientos jamás los he sentido ¿Qué significan? Me siento débil, impotente, desgastado, debo de hablar con ella, esto no se debe de quedar así, debo de tratar de calmarme, debo de respirar” Camino, vio su ropa tirada de entrenamiento y se las puso, abrió la ventana y se dispuso a volar, tenia que pensar mas las cosas…



                                               CONTINUARA...





















Volver al indexUna luz de esperanza... la felicidad primero by ASHAMED
Author's Notes:
Bueno, pues espero que le guste la historia hasta ahorita y si no, pues haganmelo saber dejando sus reviews que son de gran ayuda para seguir con la historia, Bye, Bye
Author's Notes:Bueno, pues espero que le guste la historia hasta ahorita y si no, pues haganmelo saber dejando sus reviews que son de gran ayuda para seguir con la historia, Bye, Bye

                                                                               Una luz de esperanza… la felicidad primero



Capitulo 6.



Bueno, no era un buen comienzo después de todo, el sexo solo te lleva a mas problemas. Es como el alcohol, solo te sientes bien por un instante y después ¿Después? Ja, después no te acuerdas de lo que paso, aquel que se llega a enamorar, ¿Quién iba a imaginarse que me iba a enamorar? Era una tontería tan siquiera pensar en eso, solo era para los débiles, para los insectos, ¿Formar una familia? ¿Sentirme celoso? Jamás en mi vida imagine sentir eso, nuca pensé que una mujer llegaría a saber lo que pienso, ha dejarme apenado, y molesto, en sentir vació en mi corazón”  Estaba pensando Vegeta, en aquella roca, que le agradaba, la razón no la conocía simplemente le agradaba, parecía una silla, tal vez un trono, quien sabe.



El aire recorría cada centímetro de su cuerpo, ahí estaba un príncipe, pensando en todas las cosas que hizo y que pudo haber hecho. Era el marco perfecto, no podía creer tan lejos lo que había llegado.



”No sabia, que era el amor, mmm, esta brisa es tan calida, me encanta sentirla, me encanta sentir el aire, nunca pensé que este planeta llamado Tierra fuera tan calido, hasta risa me da que alguna vez iba a terminar con este planeta y Kakarotto tuvo que defenderla de mi, tal vez es ahí la clave primero es la felicidad y luego mi orgullo de saiyajin para estos casos, jamás en mi larga vida he batallado con esto, nadie me enseño ha controlar este poder tan inmenso que una terrícola, una ¡Maldita terrícola! Me pudo vencer a mi, al gran Vegeta, príncipe legitimo de los saiyajins, nadie me enseño, nadie me dio amor, pero aquí…” Ya estaba cansado de estar sentado  se dispuso a volar, estaba feliz, con si mismo, de cualquier manera tenia que pensar en aquello de lo que le paso horas atrás con su mujer, tenia que estar tranquilo si es que quería hablar con ella nuevamente y no hacer lo mismo que hace unas horas.



Llego a un bosque era precioso se respiraba pureza, tranquilidad, solo le costo volar segundos para llegar a ese hermoso paraíso, del que empezó a caminar en el bosque, era realmente relajante estar en ese lugar, de alguna manera su espíritu, si se le podría llamar de esa forma descansaba, solo oía el cantar de los pájaros, el sonido de algún río que estaba cerca, solo escuchaba el sonido que le brindaba aquel bosque, aquel lugar que los humanos llamaban Tierra.



Iba caminando, en el bosque, ya no quería volar, ni tampoco sentarse solo quería caminar, quería pensar y tener su mente relajada ya no volvería hacer las mismas tonterías.



”Tal vez mi mujer, Bulma tenga sus razones, tenga los motivos necesarios de engañarme, debo de tranquilizarme, pero eso es algo imposible, me pido a mi mismo ¿¡Calmarme!? Por instinto soy salvaje, agresivo, orgulloso, nunca pido perdón, ellos me lo tienen que pedir a mi al gran Vegeta, pero debo, de resistir, no quiero herirla pero siempre termino haciendo eso, no soy muy afectuosos, lo se aunque, cuando me propongo las cosas no lo hago del todo mal, como cuando fuimos a un lugar un poco estupìdo a mi parecer pero a mi hijo le agrado, de cualquier manera se lo había prometido y yo nunca falto a mis promesas. ¿¡Quien se iba a imaginar a mí!? En una maldita feria con mi hijo y  con mi esposa, pero aquel lugar no fue tan horrible como me parecía, solo veía insectos y gentes vulgares que estupidez, hasta risa me da, quiero regresar a eso, me la pasaba bien, y de cualquier forma también ella, todavía lo recuerdo su cara de tonta ¡Ja! Realmente estoy enamorada de ella” Estaba caminando, solo se limitaba a sonreír, de aquellas cosas que hizo con su familia seguía caminando en el bosque aun, tratando de aun calmarse.





*****Flash back*****



-Papi… pues… tu sabes… me lo prometiste- dijo Trunks agachando la cabeza, no quería que lo regañaran o algo así, estaba alado de su papá, estaba en la cámara de gravedad.



-¿¡Que te prometí mocoso!? ¡Vete! No me molestes en mis entrenamientos o ponte a entrenar conmigo- dijo Vegeta un poco sofocado, estaba haciendo lagartijas con una gravedad muy aumentada- 1000… 1001… 1002…



-Bueno papá, pues veras…- se puso a tratar de imitar a su padre, aunque no lo hacia bien, solo quería lo que le prometió. “Nada mas en donde me diga que no se acuerda”- Tu me dijiste que íbamos a ir a la feria, y hoy es el ultimo día que va a estar y no sabia pues… tenemos que ir papá- dijo el niño dejando de hacer aquellos ejercicios se paro, cruzo sus brazos… y alzo la ceja.



-Vaya… con que es eso mocoso, pues no vez que entreno, dile a tu madre que te lleve, ella le gusta esas tonterías a la  ¿¡Feria!? No recuerdo- dijo sofocado, estaba muy arduamente haciendo sus lagartijas. “Vaya, este mocoso, se parece mucho a Bulma, idénticos los dos hasta miedo me da jaja, pero ¡Oh si! Esa postura es nada menos que de su padre, estoy muy orgulloso de él” Dando al final una leve sonrisa, pero sin interrumpir sus ejercicios.



-Yo se que mamá me puede llevar, pero yo quería ir contigo, además una promesa nunca se rompe papá acaso te enseñaron eso papá, yo que te creí mi héroe, pero ahora veo que mi tío Goku me va a poder llevar y voy a ir con Gotenks y me la pasare bien- dijo el niño muy frió, dándole una especie de amenaza. “Espero que con esto no falle, siempre que nombro al tío Goku mi papá se pone furioso, espero y no falle jeje”.



-¿¡Que has dicho Trunks!? ¿Qué Kakarotto  va a ir contigo? ¡No quiero que vayas con él hijo, ni con su hijo, y menos a la vulgar que tiene como mujer!-dijo Vegeta sorprendido por eso y dejando de hacer su arduo entrenamiento- Vamos, pues iré contigo, pero solo estaremos por muy poco tiempo ¡Entendiste Trunks! No quiero que vaya el enano que tiene por hijo  Kakarotto- dijo con rabia, secándose con una toalla todo su sudoroso cuerpo- Espera hijo, que primero me ducho y después nos vamos a donde te prometí.



-¡Si papi! ¡Uju! Voy a ir a la feria- dijo el niño saltando de la emoción corrió directo a donde su madre se encontraba “Yo sabia que mi técnica no fallaría jeje, soy todo un genio”- ¡Mami! ¡Mami! Voy a ir a la feria con mi papá, ¡Vamos mamá, quiero que vayamos los tres y nos subimos a todos los juegos! ¡Si mami, vamos los tres!- dijo el niño no paraba de saltar.



-Vaya que tu padre acepto, es que tu padre no falta a ninguna de sus promesas, bueno hijo vamos deja me pongo unos jeans que con falda no voy a llegar a nada- dijo Bulma muy feliz, subiendo poco a poco las escaleras.



-¡Vamonos ya mocoso!- dijo Vegeta, cruzando los brazos, lo estaba esperando en la puerta



-No papá, espera también va ir mi mamá con nosotros- dijo el niño saltando, no podía creer que iba a ir a la feria y con su papá “Vaya este momento, hay que grabarlo, ver para creer”- ¡Yupi!- dijo gritando



-¿Tu madre va a ir con nosotros?- dijo un poco temeroso “¡Dios! Le tengo miedo a esa mujer, pero bueno que se puede hacer” Alguien le interrumpió sus pensamientos.



-Si, Vegeta ¿Qué tiene de malo?- dijo la joven agarrando su gorra de la empresa- ¡Aja! Pues que esperas Vegeta ya vamonos, ven Trunks- dijo agarrandole de la mano a su hijo.



-No, no tiene nada de malo, bueno pues agarrate fuerte Bulma que nos vamos volando- dijo Vegeta un poco distraído “A la feria ¿Yo? ¡Con un mocoso y mi mujer!.Hasta donde he llegado”



En un par de minutos llegaron a la susodicha feria, había una inmensa fila para entrar a aquel sitio.



-Vete a formar Trunks- dijo Bulma señalándole a su hijo la fila para comprar los boletos.



-Grr, mucha gente vulgar Bulma, muchos insectos esto no es para mi- dijo Vegeta gruñendo, no quería estar en ese lugar.



-Bueno Vegeta, ¿Qué vas ha hacer? Ya estas aquí y punto se lo prometiste a tu hijo y ahora cumples- dijo Bulma, estaba gritando un poco, ya que muchos de los que estaban a su alrededor empezaron a chismorrear sobre que estaba Bulma Briefs.



-Calla mujer, que estas dando un espectáculo con tu voz, si tienes razón yo le prometí a Trunks que lo iba a llevar a la feria, ya lo lleve ahora te quedas con él- estaba apunto de despegar cuando…



-Mami, papi, ya compre los boletos vamos a entrar- dijo Trunks saltando de la emoción, jalando a ambos para que entraran



-Ni modo Vegeta ahora te aguantas y vienes con nosotros con tu familia- dijo la joven viendo aquellos ojos negro que tenia Vegeta muy severamente



-Por eso, por eso me da miedo, por que estoy con ustedes, pero una promesa  se cumple, y pues que se le va ha hacer- dijo Vegeta con cara de resignación- Pero a la mínima tontería de los insectos que me rodean yo me voy- dijo en un tono de amenaza, pero nadie le puso mucha importancia “Grr ¡Maldita sea! Nadie me quiere y esto se supone que es una familia”



-Si hombre, ahora pues disfruta de esto que siento que para ti es nuevo- dijo Bulma guiñándole un ojo y besándolo en los labios muy fugazmente por que sabia el temperamento de su marido.



-Si es nuevo para mi, lo intentare- dijo Vegeta, tenia pena  de que su mujer lo besara, se puso un poco rojo por aquel beso que le dio.



Empezaron a caminar en aquel inmenso lugar, era muy bonito, iba divido en secciones para los aventureros, para los niños chicos, había para todas las edades. Era gracioso pensar en que el gran príncipe estaba en una feria, claro a los pocos juegos que el se subía no era nada para él de cualquier manera solo refunfuñaba diciendo que “Como la gente se divierte en esas estupideces” Hasta que empezó a atardecer en aquel lugar ya llevan mucho tiempo ahí.



-Bulma, y que se supone que vamos a comer, tengo mucho hambre y me lo debes ya soporte mucho a estos insectos, tengo hambre- dijo Vegeta con cara de enfado.



- ¡Mira Vegeta! Ahí hay hot dog y ramen, bueno lo que quieras comer, ¡Trunks, Trunks! Vamos a comer tu padre ya tiene hambre, luego seguiremos en los juegos- dijo gritando Bulma esperando que su hijo la viera, y así pues su hijo voltio y se fue corriendo ha ella, también su hijo ya tenia hambre.



-¿Hot dog? ¿Qué demonios es eso? Prefiero el ramen pero bueno hay que probar nuevas cosas- dijo Vegeta con cara de asco al pronunciar el nombre de aquel platillo llamado hot dog.



-¡Hay Vegeta!- soltó una risotada Bulma- ¿Qué no conoces los hot dog?- no paraba de reírse.



-¿De que te ríes mujer?- dijo un poco apenado “¿¡Que tiene de malo eso!? Esa Bulma solo ve el momento de reírse de mí, ¡Maldita sea! Odio cuando no se las cosas de este estupido planeta”



-Pues veras…- no podía articular muchas palabras, ya que estaba agarrandose su panza le dolía ya de tanto reír “Hay ese Vegeta, cuando se lo propone es muy gracioso” Ya un poco tranquila, pero no del todo empezó a explicarle- Bueno pues ya las comiste, son una salchichas que tienen un pan y eso- dijo Bulma ya no aguantaba mas y se dispuso una vez mas a reírse.



-Ya mujer, no te rías mas de mi- dijo mas apenado que nunca “¡Maldita sea! Con que era eso, con que era eso los malditos hot... Como se llamen que vergüenza”- Vamos a comer eso, ya me acorde, eso no importa ya- dijo con enfado.



-  Esta bien Vegeta, siéntate ahí ¡Trunks! ¿Dónde estas?-dijo  Bulma otra vez buscando a su hijo “Este niño siempre se me pierde”- Pide lo que quieras Vegeta.



-Ya mami, perdón- se puso un poco rojo- Es que estaba en el baño lavándome las manos, ¿Qué me decías?



-Pues pidan lo que quieran- dijo Bulma a su hijo con una leve sonrisa- Mesero solo quiero una ensalada y un buen té frió y nada más- dijo Bulma leyendo la carta que tenía todos los platillos de aquel lugar.



Solo podía ver a su esposo y a su hijo, que sin demoras pedían todo lo que había en aquel lugar, arrasaban con todo, solo la gente se les quedaba viendo con cara de asombro. Sin pena, los hombres se llenaban de platos a su lado, hasta el mesero le daba miedo llegar ahí, nunca imagino que gente así existiera. Bulma ya estaba acostumbrada al feroz apetito que tenia su esposo y su hijo típico de cualquier saiyajin estaba acostumbrado ya por Goku, pero la gente no lo estaba y era algo comprensible ya que la  primera vez que vio a Goku se quedo muy sorprendida. ¡Por fin! Su hermoso esposo y su querido hijo ya se habían saciado del voraz apetito que tenían.



- Bueno mujer, ya vamonos- dijo Vegeta levantándose de la mesa- Ya comí, nos divertimos, si se le puede llamar diversión, pues ya es noche- dijo Vegeta se estaba tocando el estomago “Vaya  ahora si comí, la comida estaba rica, no como la hace Bulma pero sabe deliciosa”



-¡No! Mamá, dile a papá que no, que todavía no- dijo el niño haciendo la cara lo mas dulce que pudo y jaloneando a su mamá



-Pero tu padre tiene razón, ya es muy tarde hay que regresar- dijo la madre viendo a su hijo con una sonrisa.



-¡Trunks! ¡No te comportes como un niño mimado! Eres un descendiente de una raza guerrera, no toleramos eso- dijo su padre muy severamente a su hijo.



- Bueno- soltando a su madre- Pero al menos vamos a una ultima atracción, quiero ir a la Casa del Terror le quiero presumir a Gotenks que esas tonterías no me asustan en lo mas mínimo- dijo el niño haciendo un “V” de victoria a su madre.



-Bueno, esta bien- dijo la madre, agarrando su cabeza- Pues esta es la ultima atracción de la que vamos, ya estoy muy cansada, esta bien hijo, vente vamos Vegeta- jalando a su marido.



-Bulma, ya me quiero ir a la casa, ya no soporto más estas tonterías- Salio del lugar donde estaban comiendo y cruzando sus brazos.



- ¡Vamos Vegeta! Es la ultima atracción y ya después nos iremos- dijo Bulma guiñándole un ojo y jalándolo hacia la Casa de Terror.



Era como cualquier típica Casa del Terror, con sus típicos rechinidos, era oscura, de repente caminabas y de repente te espanta algún esqueleto, o el Conde Drácula. Bulma estaba aferrada al brazo de Vegeta, su hijo se desapareció, no sabían si se atraso o se adelanto, solo que ya no estaba con ellos.



- Vegeta ¡Ahhhh!- grito Bulma, en ese momento un esqueleto se abalanzo a ella y se dispuso a abrazarlo con todas sus fuerzas- No me vayas a soltar odio estas cosas.



- ¡Ay mujer! Como te dan miedo estas estupideces- dijo en un tono burlón “Bueno quien soy yo para decir esto, me tomo de sorpresa, que estupidez, pero son mas la ganancias de la cara de Bulma jeje”.



Pasado ya un tiempo por fin salieron de la Casa de Terror. Su hijo estaba saltando de la emoción, fue el primero en salir de aquel sitio.  Pero Bulma, Bulma no se veía del todo bien, se veía un poco mas blanca de lo normal, abrazando fuertemente a Vegeta, parecía loca, un poco traumada, Vegeta se le quedaba viendo, le daba mucha risa todos los momentos en que ella grito como loca, el solo la observaba aunque hubo muy pocas ocasiones en que aquellos insectos o seres mecánicos lo espantaban por que lo agarraban desprevenidos.



-Ya vamonos Vegeta- dijo Bulma agarrandose de él Mejorescucuruchos Para Golosinas

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://fanfic.es/viewstory.php/
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

Top 20