HERMANOS CON DERECHOS. by lad_sam

Fanfics en EspañolEl sitio de referencia de los fanfics en español, con miles de fanfics gratis y en español

 HERMANOS CON DERECHOS. by lad_sam
Summary:

Ali... una chica de 17 años, sus medios hermanos hijos del mismo padre, Rodrigo y Esteban, mayores que ella.... descubrirán que aquello del amor fraternal puede llagar a ser amor real de pareja... 

celos de hermanos?

la cuidan porque no quieren que un idiota la lastime?

es su deber como hermanos aullentar a quien quiera que se acerque... pero solo será esa la razon?

que pasará cuando la pasion gane en esta guerra de sentimientos, hormonas alvorotadas, atraccion carnal, pero a la vez en una situacion poco comun, sabiendo que es ilegal, sabiendo que eso es INCESTO...

 

LOS INVITO A LEER ESTE NUEVO FIC.... XD

PASEN A MI PAG DE FACE, UNA DISCULPA PARA QUIENES YA HABIAN ENTRADO, PORFA CHEQUEN SI SIGUEN AHI PORQUE HUBO UN PROBLEMITA JEJEJEJE AHI PODRAN VER IMAGENES DE LOS PERSONAJES Y MAS...

https://www.facebook.com/HistoriasQueEscriboXd

 



Categories: ORIGINALES Characters: Ninguno

Generos: General

Advertencias: Incesto, Lemon, Lenguaje Obsceno

Challenges:

Series: Ninguno

Chapters: 11 Completed:Word count: 48018 Read: 19608 Published: 11/08/2012 Updated: 14/09/2013
Summary:

Ali... una chica de 17 años, sus medios hermanos hijos del mismo padre, Rodrigo y Esteban, mayores que ella.... descubrirán que aquello del amor fraternal puede llagar a ser amor real de pareja... 

celos de hermanos?

la cuidan porque no quieren que un idiota la lastime?

es su deber como hermanos aullentar a quien quiera que se acerque... pero solo será esa la razon?

que pasará cuando la pasion gane en esta guerra de sentimientos, hormonas alvorotadas, atraccion carnal, pero a la vez en una situacion poco comun, sabiendo que es ilegal, sabiendo que eso es INCESTO...

 

LOS INVITO A LEER ESTE NUEVO FIC.... XD

PASEN A MI PAG DE FACE, UNA DISCULPA PARA QUIENES YA HABIAN ENTRADO, PORFA CHEQUEN SI SIGUEN AHI PORQUE HUBO UN PROBLEMITA JEJEJEJE AHI PODRAN VER IMAGENES DE LOS PERSONAJES Y MAS...

https://www.facebook.com/HistoriasQueEscriboXd

 



Categories: ORIGINALES Characters: Ninguno

Generos: General

Advertencias: Incesto, Lemon, Lenguaje Obsceno

Challenges:

Series: Ninguno

Chapters: 11 Completed:Word count: 48018 Read: 19608 Published: 11/08/2012 Updated: 14/09/2013
Story Notes:

LEMON... INCESTO... 

Y QUE MAS? ES MI SEXTA HISTORIA AUNQUE YA HE BORRADO ALGUNAS...

QUIENES ME CONOCEN SABEN QUE ESPERAR DE MIS HISTORIAS, PERO ESTA VEZ CON UN TABU QUE MUCHOS TIENEN COMO ALGO PERVERSO...

SOLO SEPAN QUE YO NO XD JAJAJAJA

Story Notes:

LEMON... INCESTO... 

Y QUE MAS? ES MI SEXTA HISTORIA AUNQUE YA HE BORRADO ALGUNAS...

QUIENES ME CONOCEN SABEN QUE ESPERAR DE MIS HISTORIAS, PERO ESTA VEZ CON UN TABU QUE MUCHOS TIENEN COMO ALGO PERVERSO...

SOLO SEPAN QUE YO NO XD JAJAJAJA

Capítulo 1 by lad_sam
Author's Notes:

ESPERO LES GUSTE....

AQUI LES DEJO EL PRIMER CAP...

Author's Notes:

ESPERO LES GUSTE....

AQUI LES DEJO EL PRIMER CAP...

Capitulo 1.

Una joven se encontraba recostada en su cama, tirada bocabajo como siempre solía hacer… pero debía reconocer que su mirada no era la de siempre. Ese día estaba raramente emocionada y sin siquiera haber salido aun de esa habitación… después de ver todas las fotografías de sus viejos álbumes guardó todo en una caja y sonrió… sabia que por la tarde, su hermano Rodrigo regresaría… mejor dicho, medio hermano…

Es una historia larga, pero básicamente es que se padre, René Balwens, había tenido una esposa antes que la madre de aquella chica, la mujer se había llamado Lisbeth Kubern… pero murió en un accidente, o eso es lo que a ella le dijeron la única vez que se atrevió a preguntar. Con Lisbeth había tenido tres hijos, Jessica que ahora tenia veintiún años, Rodrigo con veintitrés años, y Esteban de veinticinco… había muerto justo después de que Jessi naciera, así que ella ni siquiera pudo llamarla mamá… pero después de eso apareció la madre de esta chica en la vida de su padre… ella cuidó de él y sus hijos con tanto amor que René se enamoró de ella… su nombre es Martha Lodwerk… y ella tuvo a su primer hija dos años de que se casaran, así que de la muerte de Lisbeth para su nacimiento habían pasado mas de tres años…. Después siguió una hermana, Carola que ahora tiene 16 apenas cumplidos, y al ultimo mi hermanito pequeño de cinco años, el consentido por la chica, Oliver, aunque ella le decía comúnmente “duende” y a él le agrada…

La relación familiar… cuando era pequeña casi no tenia recuerdos de nada, pero en la actualidad y desde hace cinco años que podía recordar con claridad, todo ha sido perfecto… Esteban es el hermano protector, siempre cuidando de sus hermanas, incluyendo a Jessi que aunque diga que no quiere que la cuide, le agradece siempre estar ahí… con Jessica todo era tan lindo, la hermana que te enseña todo, salía mucho con ella… en cambio, Carola era diferente, egoísta y competitiva con su hermana de la misma madre… Carola siempre acapara toda la atención y en buena falta le hacia.

Con Rodrigo, había algo que siempre los mantuvo distantes, aunque en realidad no sabia que era, porque desde hace tiempo ella le tomó un cariño inmenso… y él se había ido a vivir a la universidad desde hace cinco años, regresaba de vacaciones y se iba de nuevo. Ahora regresaba para quedarse, aunque aun no estaba decidido, pero por el momento solo iba para ir a su graduación, a la cual René lo obligó a ir.

Ciertamente ella estaba sorprendida de saber que ha terminado sus estudios, pues él era demasiado rebelde, y me sorprende más el hecho de que decidiera estudiara derecho…

 

Se levantó de la cama y fue a la ducha, debía comenzar a prepararse para ir a la graduación, todos irían en cuanto él llegara, ya que por ser una universidad en las afueras de la ciudad, habían decidido hacer la ceremonia en la ciudad y así no tener problemas…

 

El agua mojaba su piel desnuda y eso la reconfortaba, todo por un reto con Esteban… ¡Y no se había duchado durante tres días! ¡Eso era inaceptable para ella! Y ahora perdía de nuevo con él, sabia bien sus puntos débiles, pero al menos no la afectaba tanto… no se metía con cosas, al menos ahora, superficiales… como le gustaba jugar con ella a “yo puedo mas que tu” y eso le causaba risa…

Todos vivían en la misma casa, a excepción de Rodrigo por vivir en el campus de su universidad y Jessica que vivía con una de sus mejores amigas solo para ayudarla un tiempo, pero a su madre le preocupaba que no estuviera en casa, ella si que era una madre que veía hasta por los que no habían nacido de su vientre…y la chica la amaba…

 

Salió del baño y volvió a la habitación… la casa era enorme cada quien tenia su espacio, el cuarto de ella era el ultimo porque nadie quería dormir ahí según esto, ahí vivían desde hace unos cuatro años… apenas recordaba su otra casa… en fin, digamos que en otro entonces la casa daba miedo pero era enorme, su padre se encargó de pagar lo que hiciera falta para arreglarla, pero ella se negó y con sus propia manos arregló su habitación… está pintada completamente de negro, con rojo sangre chorreando de aparentemente el techo, así fue como lo hizo parecer, el techo era de ese rojo, mientras que sobre la mitad de la habitación se encontraba un tragaluz de vidrio completamente transparente, René dijo que lo taparían y así fue, pero la chica lo quitó y dado que solo ella entraba ahí, nadie le decía nada…

-Ali… Ya llegó Rodri hija. –le avisó su madre por un altavoz que conectaba a la habitación.

-¡ya voy ma! –Le contestó presionando el botón.

Si, esa chica se llamaba Ali… Ali Balwens Lodwerk… y le causaba risa lo extraño de su apellido, que es mas largo que su propio nombre. Sonrió ante la idea de ver a Roy… así era como ella lo llamaba en secreto… porque le daba miedo que se enfadara con ella al hablarle así, suponía que no tenia el mejor carácter de todos… pero aun así lo quería.

Bajó corriendo al terminar de peinarse, llevaba un vestido azul oscuro pegado a su cuerpo… con unas sandalias de tacón… cuando llegó al primer piso, su madre la miró y sonrió con ternura, el rostro de su padre se contrajo al ver que el vestido era algo corto, Esteban la miró frunciendo el ceño y sabia bien que no le agradaba el atuendo, Carola bufó, quizá porque ese vestido ella había querido usarlo, pero quería la misma talla que Ali y le había quedado justo de la cintura y flojo del busto.

Por ultimó encontró la mirada de Rodrigo… pero antes de poder saludarlo y abrazarlo, él la tomó del brazo subiéndola sin decir nada por las escaleras.

-¿que ocurre? –Preguntó Ali soltándose de su agarre en el pasillo hacia su habitación.

-¡Ocurre que no te irás vestida así! –Le reclamó él.

-¿¡Que!? Pero si… yo creí que era un lindo vestido… -Dijo confundida, no iba a cambiarse solo porque él lo dijera.

-Haber Ali… -Murmuró suspirando, se giró hacia ella con una sonrisa extrañamente forzada y le tomó por los hombros. –No quiero que te vallas vestida así… luces hermosa, pero date cuenta que iremos a una graduación, los chicos te miraran demasiado, no quiero romper caras solo por el capricho que tienes por usar ese vestido. –Le dijo lentamente como si fuese una niña pequeña.

Extrañamente eso a ella no le molestó, sus ojos verdes comenzaban a hipnotizarla. Como podía negarse si su hermano que tanto quería le pedía algo… además tampoco ella deseaba verlo pelearse por su culpa, mucho menos a Esteban que en otra ocasión lo había hecho por escuchar como un tipo le llamaba por la calle.

-está bien… me pondré otro… pero no me cambiaré de nuevo… -le advirtió con una sonrisa y entró a su cuarto, pero él la siguió.

-yo lo escogeré… -Sentenció él entrando a su armario.

-¡¿Pero que te sucede?!–Reclamó tomándolo del brazo.

-Sucede que no iras como una zorrita de preparatoria… -declaró enfadado.

-¡ni siquiera parezco de prepa!! –gritó furiosa sacando un vestido verde. –usaré esto te guste o no… ahora vete, pedazo de animal… ¡Ni siquiera me saludaste! –Decía mientras lo echaba de su habitación.

Rodrigo pareció no escucharla, miró el vestido y salió maldiciendo sabrá él que tanta cosa… y Ali bufó enfadada…

-vaya, ni siquiera le interesó volver a verme… -Murmuró comenzando a quitarse el vestido.

Le dolía que su hermano llegara a ser tan frio y distante, pero le gustaba verlo de nuevo… se cambió con rapidez y bajo de nuevo corriendo, aunque no les agradó a los hombres del todo ese vestido, lo preferían al entallado que había querido usar, Carola intentaba molestarla con ese tema, pero ella solo le dio por su lado diciéndole que también había pensado usar ese, lo cual era mas que cierto…

Al llegar a la iglesia ella prefirió no entrar, se sentía incomoda después de todo, no por su ropa o su aspecto, sino al notar que Roy se había enfadado con ella. Pero no era su culpa tener un buen cuerpo para lucir, ella simplemente aprovechaba lo que tenia, por más que sus hermanos quisieran objetar, además, quería conseguir un novio, si no lo intentaba no lo lograría…

-¿que haces aquí? –Le preguntó sorprendida a Rodrigo notando que había estado detrás de ella y quien sabe por cuanto tiempo.

-la ceremonia es mas aburrida que nada… -dijo él encogiéndose de hombros. –Además recordé que no te saludé en casa… -agregó con burla en su voz, abriendo los brazos para recibirla.

-¡eres un grosero! –reclamó ella pero se acurrucó en los brazos de su hermano.

-también quería que habláramos, en realidad que hiciéramos las paces ahora que viviremos en la misma casa. –dijo Rodrigo separándose de ella.

-¿las paces? –preguntó extrañada. –Pero si no hemos peleado… al menos no que yo recuerde…

Rodrigo pareció pensarlo un poco, después sonrió y en un gesto fraternal la abrazó despeinándola con su mano, ella se quejó y terminaron sentándose para platicar, al menos en lo que la misa terminaba… él habló de algunos amigos y lo que hacían en la universidad, en verdad aun ella se preguntaba como era que no lo corrían, quizá porque nunca descubrieron quien fue el que incendió los baños de hombres y estalló un escusado, o quien puso por “accidente” algunos peses en la alberca, peses enormes que por suerte lograron sacarlos a salvo, ya que no usaban mucho cloro, pero aun así había asustado a las chicas ya que parecían pirañas de lejos…

Ella reía comentando sobre lo que él le contaba, al menos el ambiente entre ellos comenzaba de ser menos tenso… cuando todos salieron de la iglesia ella se fue con Esteban, todos menos ella y Ali tenían auto propio, bueno, Oliver tampoco, por obvias razones.

-te veías bien con el otro vestido… -dijo de pronto Esteban llamando su atención.

-lo sé… pero Rodrigo es un pesado… me forzó a cambiarme.

-yo también iba a decirte que te pusieras otro, solo que no tenia en mente uno aun mas llamativo…

-lo que ustedes han de querer es que me vista de monja y me meta a un convento o me vista simplemente como niño… -farfulló indignada cruzándose de brazos. –no tengo nada que esconder, podría salir desnuda…

-ni se te ocurra, si algún día lo intentas no me detendré a meterte a un convento… -advirtió él estacionando el auto.

-no te preocupes hermanito… solo mi novio podrá verme desnuda… -declaró sonriendo y bajó del auto escuchando la serie de amenazas que Esteban soltó saliendo del auto también, pero ella llegó con su madre y no pudo decirle mas.

-hijo, ¿puedes quedarte con Oliver un momento? –Pidió Martha, desde que se casó con René había tratado a sus primeros hijos como propios.

-si madre… -murmuró Esteban cargando a su hermanito y viendo como reía Ali.

La chica se alejó sabiendo que una vez mas había hecho enfadar a su hermano, pero en realidad debía reconocer que lo que decía no tenia mucho valor siendo que no tenia el novio al que prometía dejarle ver mas allá de sus prendas… suspiró encogiéndose de hombros y sonrió para si misma, sabía bien lo hermosa que era, solo que tenia un enorme problema llamado hermano, bueno, ahora con Roy de vuelta eran dos problemas… juntos no sabía que era lo que le harían al siguiente chico que intentara salir con ella y mantener su rostro intacto al mismo tiempo.

Su sonrisa se borró de inmediato, si de por sí muchos temían acercarse a ella por culpa de Esteban y el miedo que le tenían… ¿Que pasaría ahora con Rodrigo ahí?... y también se cuestionaba porque no se comportaban así con Carola, aunque lo entendía, la niña no tenia mucha gracia, mucho menos intentando imitarla… por otro lado; Jessi parecía evadir a los hombres con suma crueldad y eso les parecía bien a sus hermanos…

-quizá si dejara de ser virgen y lo saben, entenderían que ya no soy una niña… -murmuró casi en un susurro.

-no te lo recomiendo hermanita… el hombre que te toque un solo cabello, dalo por muerto. –dijo Rodrigo pasándole un brazo por los hombros.

-¿¡no puedo estar sola un momento!? –Reclamó enfadada cruzándose de brazos.

-¿No deseas mi compañía? –Preguntó arqueando una oscura ceja.

-ahora no…

-entonces jódete enana… -dijo divertido dándole un beso en la mejilla y sacudiéndole el cabello.

-te odio… -farfulló sin poder alejarse por como la sostenía.

-no es verdad… -declaró él con su sínica sonrisa de superioridad.

-oye… ¿Por qué tú y Estib son tan crueles con migo? – preguntó Ali haciendo un puchero con sus labios.

-porque eres nuestra hermanita menor…

-¿y Carola? Ella es menor, acaba de cumplir dieciséis y el otro día estaba con un chico en la escuela… -dijo intentando saber su respuesta, él pareció un momento sorprendido, pero se relajó y sonrió de nuevo.

-no creo que sea importante, pero me encargaré de hablar con ella…

-hace como dos años, por aquella navidad en la que un chico me invitó al cine, ¡¡ustedes casi lo matan cuando pasó a dejarme!!

-te iba tomando de la cintura… -se defendió él.

-me iba a caer idiota… -murmuro ella mirándolo furibunda.

-esa no es una buena escusa, como aquel que dijo que tenias una basura en el ojo… viejo pretexto hermanita…

-tenia un puñado de tierra en los ojos y estaba lagrimeando, él intentaba solo cubrirme de que aquel levantón de polvo, que USTEDES VIERON BIEN, no me dañara mas la visión. –contestó cerrando los puños de sus manos a los costados de sus muslos.

-lo que sea, dime si aquel chico que te besó en la prepa el día que pasé a recogerte había solo estado buscando algo que te tragaste sin querer, con su propia lengua… -retó burlón.

-eso si fue lo que pareció ¡pero no tienen derecho de meterse en mi vida! –reclamó girándose para no seguir escuchándolo.

-al menos yo no dejaré de hacerlo, hermanita… -murmuró sonriendo extrañamente descarado.

Ali se sintió frustrada, debía encontrar a un chico que no le temiera a sus hermanos… pero no quería solo encontrar a uno que la tocara cuando quisiera y porque si… ¿Era mucho pedir que al menos la tratara como a una novia?

Tuvo una mala experiencia tiempo atrás, un chico con el que salió, sus dos hermanos no se encontraban en la ciudad, Roy estudiaba y Estib había salido de vacaciones con su entonces novia… él chico conocía a sus hermanos, según él no les temía, pero solo quería propasarse con ella, no es que el chico no le gustara, pero en ese entonces creía poder aun encontrar a un hombre que no la viera como un objeto…y aunque lo intentó con ese chico, cuando Estib se enteró casi lo mata, mas aun al escucharla hablando con una amiga por teléfono de lo que el chico pretendía con ella en la siguiente fiesta que irían… su “novio”, por así decirlo, ya no volvió a hablarle si quiera, después ella se enteró de que había terminado en el hospital por una pelea con Esteban…

 

 

Ali llevaba sentada en ese mismo lugar toda la maldita noche, no veía la hora de poder irse, pero dado que sus padres aun hablaban hasta por los codos, decidió ir a dar un paseo por aquel jardín donde había sido la fiesta de graduación, había notado las miradas de los chicos sobre ella, pero aun ninguno se acercaba.

Fue caminando, rodeando a la multitud, siendo criticada por muchas chicas por llevar un vestido de un tono demasiado chillón como para la noche, pero a ella le valía un pepino lo que a ellas les parecía su atuendo, no le importaba que la criticaran…vio a sus hermanos hablando, por primera vez los veía hablar ese día, así que sabía bien que no la molestarían en ese momento, solo quería estar sola un rato.

Sintió la presencia de alguien siguiéndola demasiado cerca cuando iba cerca de una alberca grande lejos de los demás invitados, solo habían dos o tres parejas besándose alejados de ahí también. Pero esa presencia no le molestaba en lo absoluto, sabía bien que ahí no corría ningún peligro… se acercó a una banquilla y se recostó ignorando a quien se detuvo frente a ella, pero no pudo hacerlo al notar que era un chico bastante atractivo a su parecer… y con una sonrisa tremendamente sexi legar a mostrarse lasciva…

-hola… -dijo él con una voz que le llamó la atención a la chica.

-hola…

-¿Que haces aquí? Digo, sola…. ¿Vienes sola? O dejaste a tu familia por algún lugar… -Sugirió divertido sentándose frente a ella. Ali no pudo evitar reír son suavidad al escuchar su tono.

-hui de mi familia… sobre todo de mis hermanos… -dijo esperando su reacción.

-¿dos hermanos? –preguntó curioso. – ¿querían ponerte a cuidarlos y tu no querías?

-Nop, ellos intentan cuidarme… -le guiñó un ojo sabiendo que le entendería y así fue, pero en lugar de pensárselo soltó a reír.

-cuidarte… -intentaba dejar de reír y poco a poco lo logró pero aun le parecía divertido. –bueno, supongo que si fueras mi hermanita haría lo mismo… me llamo Adrián… ¿y tu?

-Ali… -murmuró algo sorprendida, solo esperaba que no se asustara al ver a sus hermanos.

-bueno Ali… ¿te apetece un acompañante como yo? –se ofreció seductoramente, ella lo miró unos segundos con una sonrisa de medio lado, suponiendo que ese chico debía de tener unos veintitrés o quizá mas.

-está bien… pero vamos por un trago… ¿si? –Pidió poniéndose de pie, tomó la mano del chico y caminaron de regreso a la fiesta. –por cierto… ¿tu a que has venido hoy? –preguntó interesada.

-es mi gradación, pero vengo solo, no tengo hermanas lindas que me acompañen… -le guiñó un ojo con su sonrisa que comenzaba a hipnotizarla.

-a ya… ¿Que edad tienes? –Continuaba surgiendo su curiosidad.

-veintidós… ¿y tu?

-¿yo? Diecisiete… -contestó mirando sus ojos marrones.

-¡Hey! ¡No puedes beber! –Dijo riendo divertido quitándole la cerveza de la mano.

-pe… pero… eso es solo una cerveza… -tartamudeó sorprendida, nunca ningún chico le había negado una bebida.

-Adrián… ¿Que diablos haces con mi hermana? –Ali reconoció la voz y miró detrás del chico que giró para ver a Ali frunciendo el ceño.

-casualidades del destino… mira que siendo amigos y nunca me dijiste que tu hermana era tan simpática, además de hermosa… -dijo sin dejar de sonreír y abrazó por los hombros a Ali, sorprendiéndola por su valentía.

-aléjate de ella… -murmuró Rodrigo y a ella le sorprendió que no lo golpeara aun. Pero quería saber hasta donde era capaz de llegar su hermano y sonrió pasando su delgado brazo rodeando la cintura fuerte de ese chico que tenia a un lado.

-¿¡Que mierda haces tocando a mi hermana!? –Reclamó Esteban con voz fuerte y notablemente enfadado, ella no se atrevió a seguir con el jueguito y soltó a Adrián de inmediato, pero él no se alejó.

-y supongo que tu debes ser Esteban… -sonreía amablemente, como si estuviese ablano con un buen amigo, pero algo le decía a Ali que solo quería hacer enfadar a sus hermanos.

-basta chicos… miren que no hay nada interesante esta noche, ustedes no me hacen caso… -se quejó Ali deteniendo una posible pelea al ver que Estib iba a tomarla para alejarla del chico. –tu estabas cuidando al duende. ¿Donde está? –tomó una botella de ron y sonrió descaradamente. –Iré a buscarlo… y tardaré mucho… -dijo divertida y se fue casi corriendo.

Apenas volteó atrás y vio que Rodrigo golpeaba amistosamente el brazo del chico, al menos eso le dijo que si eran amigos, pero seguro le diría que no se acercara. Esteban dijo algo a Rodrigo y fue detrás de ella, Ali entró al baño de chicas y tomó un fuerte trago sintiendo la delicia del licor en su garganta, hacia tanto calor que ya lo necesitaba, no había tomado si quiera un poco de agua…

Casi se le cae la botella cuando escuchó un fuerte golpe en la puerta, entonces miró que alguien ya estaba dentro y le fastidió saber que ni siquiera en el baño podía estar tranquila, bufó entrando a un sanitario mientras Esteban la miraba enfadado, pero antes de cerrarle la puerta el la detuvo y suavizó la mirada.

-cuantas veces te he dicho que no tomes…

-¡si no estas tu para compartir botella! –Exclamó emocionada abrazándolo colgada a su cuello.

Él sonrió y ella supo que no iba a regañarla, así que accedió a compartir borrachera con él….

-mis padres ya se marcharon, se llevaron al enano… -dijo al salir de los baños, las chicas que lo habían visto entrar se sorprendieron y miraron con envidia a Ali, pero ella no iba a aclararles que era su hermano, esa noche no iba a dejar que se fuera después de haber despachado a un posible acompañante.

Se sentaron en el pasto alejados de todos y bebieron como hacia meses no lo hacían…

 

Horas mas tarde, Ali se intentó levantar, le costó trabajo lograrlo, su hermano la imitó, pero solo se recargó en el poste detrás de si, para no caer… ella se burló tontamente, miró la botella y ya estaba vacía… rio de nuevo y fue tambaleándose hacia los sanitarios casi vacíos… estaba algo mareada, pero no podía dejar de sonreír como idiota, miró a lo lejos encontrándose con la penetrante mirada de Rodrigo, le saludó divertida con la mano y entró casi cayendo de bruces al suelo.

Se sentó como pudo después de bajarse las braguitas y levantar su lindo vestido, que ahora estaba lleno de pasto y algo de tierra, con un poco de ron que Esteban había tirado en algún momento. Terminó y se levantó acomodándose todo como debía estar, salió y casi se cae al escusado del susto, de no ser porque Roy la sostuvo de los brazos dejándola de nuevo segura.

-Esteban me dijo que viniera a buscarte, ya se fue al auto… -dijo su hermano pasándole un brazo por la cintura colocándose a su costado.

-¿ya? ¿Tan pronto?… -arrastraba las palabras con torpeza y rio por ello.

-estas demasiado ebria, al menos a Estib  no se le nota eso… -murmuró molesto sentándola sobre el lavabo.

Ella lo miró tristemente y comenzó a llorar, él parecía no saber que hacer, intentó calmarla porque su intención no era hacer llorar a su hermanita…

-no llores… ¿Que te ocurre Ali? –Preguntó limpiándole el rostro con servilletas húmedas sabiendo que la refrescarían.

-¡que no ha venido! ¡Faltó Jessi….

-ella llegó hace rato, ya hasta se fue… -murmuró enfadado al notar que ella ni cuenta se  había dado.

-¿enserio? –Se calló colocándose de forma graciosa un dedo sobre sus finos labios y un hipo se le escapó haciéndola reír.

-¿te pones así cuando tomas? –Cuestionó terminando de pasarle el pañuelo por todo el rostro y cuello, ella lo miró algo desubicada pero intentando verse seria, hasta que de pronto se atacó de risa.

-nunca había bebido RON… -dijo recargándose deliberada mente en el pecho de Rodrigo.

Él no pudo evitar sostenerla, aunque se notaba molesto por verla ebria, pero aun así la intentó ayudar, sus manos se posaron sobre la cintura de su hermana y ella lo sintió titubear… no supo que pasó, pero de pronto se vio a ella misma levantando en rostro estampando sus labios contra los de Rodrigo y a pesar de que él se sorprendió no la alejó de inmediato, pero ni siquiera ella supo que hacer… antes de caer inconsciente de ebriedad y solo pudo sentir los labios suaves moverse en un delicado rose al separarse de ella, si no fuese por que él era su hermano, habría jurado que intentó devolverle aquel gesto accidental que cometió sin querer…

 

 

Al día siguiente Ali despertó en su habitación hecha un asco, se levantó viéndose en el espejo y notó su vestido sucio, no demasiado, pero lo suficiente para que ella se lo quitara y lo arrojara lejos, su cabello era un lio, pero no le importó, entró al baño decidida a ducharse, se desnudó por completo y al ver la tina llena se resbaló dentro sintiendo la delicia calidez que acogía su cuerpo.

Y justo en ese punto de relajación, recordó lo ultimó que podía de la noche anterior… sus ojos se abrieron como platos al recordar que ella había juntado sus labios con los de su hermano… se sacó de onda como nunca antes… y es que aceptaba lo atractivo que era Ali, pero era SU HERMANO…

-fue solo un accidente… -murmuró incomoda consigo misma como si intentara convencer a alguien de aquella razón.

Al final intentó olvidarlo, había sido solo un accidente, supuso que estaba tan borracha que debió caer contra él, pero no recordó su reacción, solo deseó que no se enfadara, mas aun sabiendo que a él no le agradaba que tomara… quizá él también había bebido y no recordaría nada…

Sonrió relajándose de nuevo y dejó detrás aquella incomoda interrupción de su mente… cuando terminó de ducharse fue a su cuarto y se colocó una sencilla pijama ligera para bajar a comer… pero en lugar de eso, al salir de su habitación encontró a Rodrigo con una charola de comida, o mejor dicho; golosinas, helado, jugo, refresco, palomitas y mas… sonreía mostrándole el contenido.

-¿puedo pasar? –preguntó él.

-¿eh? ¡A si! Pasa… -rio divertida haciéndole espacio y corrió a su cama empujando las cobijas hacia la pared dejando demasiado espacio. – ¿A que se debe esto?

-A que anoche te dejé sola, te quedaste con Estib que es mal ejemplo y terminaste mas borracha que nunca… -explicó dejando las cosas y miró la habitación, bastante curioso.

-¡oye! –Reclamó desde el umbral de la puerta el mayor de ellos. – ¡Yo no soy peor ejemplo que tú! Al menos no le quito las novias a mis amigos… -dijo entrando tomándose la cabeza con expresión de dolor.

-te duele la cabeza Estib? –Preguntó Ali preocupada sentándose detrás de su hermano que se dejó caer en sus piernas quejándose aun.

-ya estas grandecito para que te comportes así… Ali no va a ayudarte con la resaca, seguro también se siente mal…

-es verdad… ¿Cómo te sientes hermanita? –Preguntó Estib sentándose y abrazando a Ali como solía hacer desde que era pequeña cargándola sobre su regazo como a un bebé y ella rio divertida.

Rodrigo desvió la mirada como si estuviese incomodo, suspiró cambiando de actitud y al fin se sentó relajado en la cama mientras Ali pasaba por alto sus gestos…

Después de un rato, los tres veían pelis de terror en tv y comían lo que Roy había llevado… Ali se había acomodado en medio de los dos y se reía sin hacer caso a las leves discusiones de sus hermanos sobre la película que anunciaran o comenzaba. Tenía el tarro de palomitas entre las piernas y no lo soltaría por nada del mundo.

-oye Ali… deja de comer tanto… engordaras… dame esto… -Dijo de pronto Estib intentando quitarte las palomitas.

-¡déjame! ¡¡Seré feliz engordando si es con esto!! –Exclamó levantándose de un brinco.

-no dejaré que te comas eso… -murmuró Roy tomándola de las piernas, terminaron tirándola con todo y bote, las palomitas saltaron y Esteban la tomó de los brazos.

-¡¡Hey!! ¿¡Porque se miran así!? –Preguntó al ver como ambos compartían miradas divertidas y de tortura al mismo tiempo, ellos la miraros ahora solo a ella.

-al agua… -murmuró Rodrigo sonriendo divertido.

Esteban la levantó colocándola sobre su hombro y logrando que se sofocara, por todo el pasillo chilló desesperada mientras bajaban las escaleras, salieron al patio, encontraron a sus padres ahí y ni siquiera les dijeron nada, ella iba a protestar cuando Estib se lanzó con ella a la alberca… Everything about nails and manicure products Nails Trends

Rodrigo entró ayudándola a salir a superficie y enseguida comenzó a toser mientras él le sostenía con un bazo sabiendo que no sabía nadar. Esteban salió después riéndose al igual que Rodrigo lo hacia, también estaba ahí Carola y se burlaba de ella, como sus padres…

Los miró indignada e intentó empujar a su hermano, pero lo repensó sabiendo que podía hundirse estando en la parte profunda de la alberca… pero no sabía en quien confiar, Rodrigo rio de la manera que siempre lo hacia antes de hacer algo contra ella, así que como pudo se lanzó a brazos de Esteban que la miraba de la misma manera, entonces no supo que hacer, le desesperaba sentirse acorralada por esos dos.

-¡Hey!… ¿Que le hacen a mi hermanita? –Ali escuchó la voz de su salvadora y giró con lagrimas de cocodrilo en los ojos, estaba fingiendo, pero sabía que sus hermanos pagarían el casi ahogarla.

-¡¡Jessi!! ¡Estos dos casi me matan! –se quejó sosteniéndose de los hombros de Estib.

-¡sáquenla de ahí! ¡Par de brutos! –ordenó su hermana y ellos rechinaron los dientes, Rodrigo jaló a Ali dejándola sentada en la orilla.

-mas tarde me vengaré por esto y lo de anoche… -le susurró sacándole una exclamación ahogada y ella lo miró con sorpresa, él sonrió alejándose.

-Ali, ve a cambiarte… iremos de compras… -dijo Jessica ayudándola a ponerse de pie.

La chica corrió hacia la casa, apenas miró atrás viendo que Estib intentaba abrazar a Jessi y ella lo golpeaba alejándolo y volviendo a tirarlo en el agua, pero ya no vio a Roy, eso le pareció extraño, regresó la vista a la casa y entró por la sala, justo donde pasaba al comedor se detuvo asustada al ver a alguien deteniéndole el paso.

-¿Que quieres, Rodrigo? –cuestionó bruscamente, molesta por haberla asustado.

-¿Que fue lo de anoche?

-No entiendo de que hablas… -dijo Ali cruzándose de brazos, pero sabía a la perfección lo que había hecho sin querer.

-si te pones así cuando tomas, no deberías hacerlo… -murmuró él acomodándose el cabello claro medio largo que se ondulaba escurriendo gotas de agua. –no te preocupes Ali, solo intenta no tomar con quienes no conoces… -sonrió tomando su rostro y ella se sacó de onda cuando le dio un beso en la frente y salió de nuevo hacia el patio trasero.

Subió corriendo las escaleras riéndose de pensar que él se enfadaría, si había sido solo un accidente, así que eso la dejaba tranquila, se cambió y salió toda la tarde con Jessica… se divirtió con ella y su amiga con la que vivía, se llamaba Dafne aquella joven, era de unos veintidós años y era tan divertida como Jessi…

Terminaron haciendo una parada en una pizzería a comer, pidieron todo y esperaron ahí con los paquetes que habían adquirido en las tiendas de compras… las chicas coquetearon divertidas con el chico que las atendía… Ali había tomado de Jessi aquella manera de hacer que los chicos le pidieran su numero, pero Estib después se encargaba de alejarlos… esta vez buscaría a alguien mas valiente…

-¿y donde te metiste anoche Ali? –Preguntó Jessi cuando el joven mesero se fue.

-estaba con un amigo de Roy pero conoces como es, después llegó Estib y me quedé con él… -dijo despreocupadamente.

-hay nena… vamos, conocerás a alguien que no se asuste con ellos… -dijo Dafne con una sonrisa.

-ya lo encontré, se llama Adrián, ¡no se asustó con los dos juntos y eso fue genial! –contó expresiva.

-eh ahí la frustración de Estib… -se burló Jessi.

-espero que si sea así… -murmuró Ali riendo por dentro.

Recordaba a pocos que había que podrían superar a su hermano mayor, pero no era así… suspiró cansada tocándose los labios disimuladamente sintiendo la presencia de aquellos besos que desaparecieron junto con los chicos que siempre buscaban estar con ella y huían cobardemente.

End Notes:

SUBIRÁ DE RITMO PRONTO, POR AHORA ESPERARÉ SUS COMENTARIOS, SI... 

EL SIGUIENTE CAP? NO LO SE, USTEDES SON QUIENSE ME ANIMAN CON SUS REWS!! XD GRACIAS POR LEER... :3

End Notes:

SUBIRÁ DE RITMO PRONTO, POR AHORA ESPERARÉ SUS COMENTARIOS, SI... 

EL SIGUIENTE CAP? NO LO SE, USTEDES SON QUIENSE ME ANIMAN CON SUS REWS!! XD GRACIAS POR LEER... :3

Regresar al índiceCapítulo 2 by lad_sam
Author's Notes:

bueno, esto avanza rapido xD 

espero les guste.,.. xD

Author's Notes:

bueno, esto avanza rapido xD 

espero les guste.,.. xD

Capitulo 2.

 

-¿y vivirás con tus padres? –Preguntó un chico de entre varios que se encontraban sentados en la mesa de una pizzería.

-¡Vamos Rodrigo! ¡Deberías vivir con nosotros! –Exclamó uno de ellos abrazando a otro.

Rodrigo miró a sus amigos, enfrente de él se encontraba Adrián, del lado derecho estaban los gemelos Daniel y David quienes vivirían juntos, eran un relajo sus amigos, a su izquierda se encontraba Raül y Manuel… todos habían sido sus amigos en la universidad, algunos vivirían solos, otros con algunos amigos… y él?

-Mi padre insiste en que me quede en casa, cree que necesita que esté para cuidar a mis hermanas, según él no puede hacerlo solo Estib… -dijo con fastidio.

-¿Hermanas? ¿Te refieres a Carol? –Preguntó Raül.

-Carola… -corrigió Daniel. –Pero es sencillo por su manera de ser que mantenga lejos a los chicos…

-si es por Jessi no lo creo necesario… ella se cuida sola… -murmuró Manuel recordando que la había intentando invitar a salir y solo recibió un rotundo “NO”.

-lo que ocurre es que nuestro querido amigo olvidaba que tiene otra hermanita… -comentó Adrián de manera burlona.

-¿como? –Preguntó David con curiosidad.

-se llama Ali… es hermosa y Esteban la cuida igual que este… -menciono Adrián señalando despectivamente a Rodrigo. –Parecen sus perros guardianes…. –se burló.

-y si alguno de ustedes se acerca a ella los castro… -advirtió Rodrigo poniéndose de pie molesto.

 

-¡¡Rodrigo!! –se escuchó la voz de Jessica que todos conocían y miraron en su dirección, Roy giró aun molestó y se sorprendió al ver a su hermana Ali siendo arrastrada por Jessi hacia ellos.

-¿Que hace ella aquí? –Preguntó señalando a Ali.

-¡oye! Yo también tengo derecho de salir, tonto… -dijo Ali soltándose de la mano de su hermana cuando esta la aflojó y sonrió a su hermano.

-relájate Roy… ¡no te esponjes! –Dijo Dafne divertida sabiendo lo mucho que le molestaba al hermano de su amiga que alguien le dijera eso.

-hola Ali… ¿como te va con tus hermanos? –Preguntó Adrián acercándose a ella.

-no te acerques… -advirtió Rodrigo mirando a su amigo enfadado.

-bien… -contestó Ali ignorando a su hermano y sonrió aun mas, saludó a los otros con un gesto de mano suave y volvió a ver a Adrián.

-te invito al cine… quieres? –Ofreció el chico con una agradable sonrisa.

-No… no quiere… -intervino Rodrigo jalando a Ali.

-si quiero… suéltame… -dijo molesta, como pudo logró zafarse y sonrió divertida.

-Rodrigo, no te enfades… vamos todos… ¿Te parece? –Preguntó Adrián, pasándole un brazo por los hombros a Ali.

Rodrigo sabia que no podía hacer que Adrián dejara de insistir con Ali, era algo mas que solo prohibirle que se acercara, no tenia cara para decirle que se alejara de su hermana cuando él mismo se había acostado con una prima del chico, no solo eso, también lo había hecho con la novia de Adrián, la cual era una perra que se metía con todos, había sido un error, pero Adrián se habían enterado, desde entonces Roy no volvió a decirle nada, ni molestarse con él… se sentía culpable, después de todo Adrián era uno de sus mejores amigos, tenían buena amistad, se conocían muy bien, de hecho Adrián ya sabia de la existencia de Ali pero no la conocía en persona… hasta entonces…

-si no te conociera ya estarías tirado en el piso… -murmuró Rodrigo mirándolo molesto.

-sabes que no soy como tu… -dijo Adrián a Rodrigo sin que todos lograran escuchar.

Si, Roy sabía que no eran iguales, Adrián había sido todo menos mujeriego, en cambio él tenía fama de acostarse con cuanta chica se le cruzara con una minifalda, siempre tomando sus precauciones, pero nunca tomaba a las chicas como algo serio, nunca encontró al menos a una que quisiera algo serio…

-bien… pero sabes que Esteban no le parecerá… -le dijo a Adrián.

-eso después lo veré… -contestó sonriendo y giró con Ali.

-¿como es eso que no eres igual a él? –Preguntó confundida mirando al chico.

-pregúntale a él… -fue su rápida salida, si bien le había llegado a molestar lo que ocurrió con su exnovia, eso no era como para decirle su historial a la chica que a simple vista lo miraba como el hermano ejemplar.

-bueno… ya vete antes de que me arrepienta… -dijo Rodrigo cruzándose de brazos.

Ali le dio un beso en la mejilla a Roy… suponía que la dejaba ir solo porque era su amigo y confiaba en él, entonces eso le hacia confiar a ella también… fuese como fuese, comprendía que sus hermanos la cuidaran tanto…

 

Por su parte, Rodrigo suspiró sentándose desparramado en la silla donde había estado… Jessi, que sabía el porqué de su aceptación, solo sonrió y se fue con Dafne… los amigos de Rodrigo de plano no entendían, nunca se habían enterado de lo que había ocurrido porque Adrián no quiso que saliera de ellos… Rodrigo se enfadó después de un rato y pagó su parte para irse de ese lugar, llegó furioso a su casa y por mala suerte se encontró a Esteban que iba de salida.

-¿a donde vas? –Preguntó Rodrigo curioso.

-a la plaza, pensé invitar a Ali pero aun no llega, llamé a Jessi pero no contestó… -comentó Estib.

-ah…

-¿que pasa? –Le preguntó arqueando una ceja, eran hermanos y conocían sus gestos, mas Estib que era el mejor en ver si decían mentiras.

-Ali se quedó con Adrián… -murmuró enfadado.

-¿quien es ese?

-el de anoche, con quien estaba hablando ella…

-ese… ¿no es tu amigo?

-Si…

-¿¡y como carajo te convencieron de que la dejaras!? –exclamó Esteban perdiendo la paciencia.

-oye… yo creo que deberíamos dejarla salir un poco… -dijo de pronto Rodrigo poniéndose serio, en verdad había pensado en eso y era hora de comentarlo con Esteban que era quien la había cuidado mas aun.

-yo creo que no…

-¡Hey! ¿Pero es que no te das cuenta que se está desesperando con esta situación? Vamos a llevarla al punto en que no confíe en nosotros y se esconda, cuando sea mayor de edad puede que quiera irse si seguimos así…

Estib se detuvo a pensarlo, eso era cierto, Ali lo mostraba en muchas ocasiones… y si no quería perder el cariño de su hermana debía acceder, el problema era que no iba a permitir que un imbécil estuviera con ella solo para tirársela… miró a Rodrigo recordando que había hecho con la novia del amigo que en esos momentos se encontraba con su hermanita.

-¿no crees que intente devolverte el favorcito que le hiciste a su ex? –Le preguntó Esteban echándoselo en cara.

-no… -contestó Rodrigo molesto, se cruzó de brazos y se sentó en un sofá. –no es tan imbécil como para hacerlo sabiendo que no solo cargaría con lo que yo le haga… -sonrió.

-¿entonces le queda claro que también yo me meteré si la toca?

Rodrigo asintió… Esteban sonrió divertido y se sentó en la sala, eso era una buena idea, además era un chico del cual podían fiarse, aunque no les temía en lo absoluto, tampoco era idiota, sabiendo que por su hermana no se detendrían a preguntar… y aunque era mayor, seria con el único que Ali podría salir, además ella demostró su agrado hacia él…

 

 

-¡estuvo genial esa película! –Exclamó Ali sonriendo mientras salían de aquella fría sala, iba con la chaqueta de Adrián porque le había dado frio.

-no creí que escogieras una de terror… -comentó él sonriendo divertido. –mucho menos que la tomaras a broma…

Ali se sonrojó y sonrió aun mas, había pasado toda la peli riéndose por cualquier cosa, por un momento le preocupó que Adrián lo tomara mal, pero él hizo lo mismo y juntos habían comenzado a reír hasta el punto que los callaron y sus miradas cómplices se cruzaron entre risas bajas…

-vamos… te dejo en tu casa antes que Rodrigo comience a llamar… -dijo riendo y la tomó de la mano.

Ella asintió y salieron juntos, el chico tenía un carro rojo deportivo, subieron y platicaron sobre películas, ese había sido un buen tema de conversación…

-¿porque no cenas con nosotros? –Sugirió Ali al bajarse del auto, él le había abierto la puerta. –digo, eres buen amigo de Roy, por eso me dejó ir con tigo…

-¿te parece? –Preguntó tocándose la cabeza con duda. –Vale… -aceptó, ya conocía a los padres de Rodrigo, a Ali no la había conocido, ni a la otra hermana menor, mucho menos al de cinco años.

-entonces entremos que ya es tarde. –dijo Ali, siendo ella quien ahora lo tomaba de la muñeca, casi corriendo lo llevó a la entrada.

Les abrió una empleada que ella saludó alegre, a Adrián le atraía eso de Ali, era demasiado alegre, en verdad que superaba sus expectativas, cuando la conoció notó solo parte de aquella vitalidad, esta vez con una sola cita se daba cuenta que era lo que buscaba en todas las chicas y ninguna lo tenia, esa alegría simple de la vida en una sola sonrisa.

-¡mami! Ya llegue… -saludó la chica besando la mejilla de la mujer que la recibió con un abrazo.

-no sabia que habías salido con alguien… -mencionó Martha deteniéndose a mirar al chico. –eres Adrián… ¿no?

-hola Martha… ¿como le va? –saludó el chico sonriéndole a la mujer y ella le devolvió la sonrisa reconociendo bien al muchacho.

-Bien… muy bien… ¿vienes a ver a Rodrigo?

-No madre… salimos juntos, lo invité a cenar… -explicó Ali recordándole que ella misma había creído bien que había salido con él.

-¡ah si! Pasen… Ali, ¿puedes decirles a tus hermanos que bajen?

-claro… -sonrió y miró a Adrián.

-acompáñala, aun no está todo listo, en diez minutos bajen… -dijo la madre de ella y se alejó rumbo a la cocina pensando que ya era hora, al menos sus hijos habían dejado de tratar a Ali como una niña y eso le parecía buena idea, sabia que no dejarían de cuidarla, pero Adrián no era un mal chico.

 

Ali subió acompañada de Adrián, platicaban ahora del tipo de comida que les agradaba y en que determinadas ocasiones preferían algo…

-a mi me fascina tomar café… -cometo ella antes de escuchar una puerta abrirse.

-¿que hacen aquí? –Preguntó Rodrigo arqueando una ceja, molesto.

-cálmate tonto… mi madre nos mandó a hablarles… -dijo ella sonriendo y siguió caminando dejando a Adrián con él. –voy por Estib…

-no pienses mal… pregúntale a tu madre… -habló Adrián poniendo una mano frente a él.

-bien… ¿ya está la cena? –Preguntó intentando oler algo.

-pareces perro… -se burló Adrián y bajaron por las escaleras.

-¿como les fue? –Cuestionó de pronto Rodrigo.

-pues… fuimos al cine… -contestó Adrián.

-eso lo se… idiota…

-bueno, supongo que conoces a tu hermana, ella escogió la película… me sorprendió… -dijo divertido.

-¿de terror? ¿O comedia?

-terror…

-y lo tomó como si fuese lo mas divertido del mundo… -aseguró Rodrigo sonriendo, recordando cuantas veces se habían ido juntos a ver películas de terror.

-en eso se parece a ti… -se burló Adrián.

Llegaron bromeando al comedor y ayudaron a Martha, por suerte el ambiente estaba tranquilo, era algo nuevo, quizá era de mucha ayuda que Adrián fuese muy relajado y sinvergüenza como le decía siempre Rodrigo, los dos se parecían en eso, tal vez por ello eran amigos…

 

-Estib… Esteban… -iba llamándolo Ali, lo había buscando en su habitación y todas las del segundo piso.

No lo encontró, llegó a las escaleras que guiaban a la habitación de ella, entonces suspiró, sabia que si estaba ahí lo mataría… subió frunciendo el seño, escuchó ruidos y enfureció sabiendo que ahí se encontraba, entró y no vio a nadie, los ruidos provenían de su armario, entonces se acercó y entró sin ver nada mas…

-¿¡pero que mierda haces!? –Gritó Ali, furiosa y enrojecida por lo que había encontrado.

Una chica salió de su armario con la mirada baja en ropa interior y tomó sus prendas que apenas Ali notó cuando la vio… volteó de nuevo a ver a su hermano que se abrochaba los pantalones dentro de su armario… no la miraba, claro que no… ¿como iba a atreverse a verla a los ojos después de que ella lo encontrara casi cogiendo con una chica en su propia habitación? Peor aun, en su armario…

-Esteban… llámame… -dijo la chica que ya se había vestido y salió al ver que Ali iba a arrojarle un morral, este chocó con la puerta.

-mamá quiere que bajes a comer… -murmuró Ali, caminando hacia su cama dándole la espalda a su hermano, sintiendo sus ojos llenarse de lagrimas, mientras que un torbellino se formaba en su interior, jamás había sentido tantos sentimientos mezclados.

Coraje y enfado, porque odiaba que se metieran a su habitación… traicionada, por haberlo encontrado en una situación intima con una chica, faltándole el respeto no solo a su propio espacio… decepcionada, porque no creía que Esteban fuese un tipo así, jamás había hecho algo así… en realidad no podía asegurarlo, ahora que lo pensaba, llegó a encontrar cosas movidas en su baño, en su armario donde se vestía y lo peor de todo, llegó a encontrar su cama mal acomodada… como en ese momento lo estaba mas de lo que había quedado en la mañana después de ver películas…

Sus ojos comenzaron a llenarse de lagrimas, apretando los puños conteniendo su rabia, eso era el colmo… sus nudillos estaban perdiendo color, igual que sus mejillas, ahora estaban pálidas… tenia la mandíbula apretada y los labios igual, frustrando todo lo que quería gritarle…

-Ali… -la llamó Esteban acercándose a ella.

-lárgate… no bajaré hoy… discúlpame con Adrián… -murmuró casi sin poder hablar.

-¿¡que carajo hace él aquí!? –Cuestionó enfadado. Ali le dirigió una mirada que gritaba claramente “VETE AL INFIERNO” Entonces comprendió que debía salir de su habitación y dejarla sola, no era bueno seguir ahí, además eso era su culpa…

Bajó maldiciendo su estupidez, sabia que después iba a tener que hablar con ella, pedirle disculpas, quitar de ella la mirada que le había cargado en ese momento… al llegar al comedor vio que todos estaban sentados, Carola lo ignoró por estar viendo a Adrián que ni caso le hacia, pero a él si…

-¿y Ali? –Preguntó René, al parecer no habían visto cuando la otra chica se había ido, ya que estaban todos en el comedor.

-se sintió mal, quería dormir… -murmuró sentándose sin ver a nadie, intentaba pensar como solucionarlo.

-pero hace unos minutos estaba perfecta… -mencionó Rodrigo extrañado. –Iré a verla… -se iba a levantar pero Esteban lo hizo antes.

-no… yo no tengo hambre, iré con ella yo… dijo solo que la disculpara con Adrián… -dijo mirando al chico que lo observaba extrañado.

Rodrigo volvió a sentarse y comenzó a platicar con Adrián, sabia bien que algo había ocurrido, pero ya después preguntaría… al menos nadie mas había notado eso…

 

Esteban subió de nuevo al último piso, el cuarto de Ali… entró y la encontró recostada en la cama, pero parecía estar dormida… porque ni se movía ni hacia ruido… hasta que la escuchó suspirar temblándole la respiración… entonces supo que había llorado, se preguntó porque, pero en ese momento debía inventarse una excusa…

No podía decirle la verdad… el único problema es que a ella no le sabia mentir… entonces supo que una bomba estallaría esa noche… algo que solo lo afectaría a él y quizá lo mejor iba a ser que se fuera a vivir lejos de su pequeña hermana…

-Ali… -la llamó sentándose detrás de ella en su cama.

-lárgate…

-no, no me voy a ir hasta que me escuches… -sentenció haciéndola girar para que lo mirara.

-¿que quieres? –Preguntó desviando la mirada, su rostro estaba húmedo de tantas lágrimas que ya habían dejado de caer, su voz sonaba calmada y a la vez triste.

-sé que te decepcioné…

-tu tienes tu cuarto… -murmuró alejándose de él. –no veo porque tenias que meterte al mio con una tipa…

-¿podemos salir Ali? Necesito hablar con tigo… pero no aquí en la casa… -dijo él sintiendo que iba a cometer la mayor tontería de su vida, pero ya no se iba a quedar con eso mas tiempo.

-¿es necesario? –Preguntó sin ánimos.

-si… por favor… -pidió acariciándole el cabello.

-bien… -murmuró sin mirarlo, se levantó y tomó un suéter antes de acercarse a la ventana. –Dije que no bajaría a cenar y no quiero decirles la razón… -dijo abriendo la ventana por donde se pasó saliendo de su habitación.

Esteban la siguió y bajaron al balcón del segundo piso, de ahí pasaron a otro tejado de su casa y llegaron a la cochera, Ali entró al auto como su hermano le indicó, cruzándose de brazos evadiéndolo sin importarle, estaba molesta con él aun… Estib subió al auto y manejó alejándose pronto de su casa, miraba de reojo a Ali y ella lo evitaba, aunque sabia que no estaba ya tan enfadada, a ella le encantaba escaparse de casa así, mas aun si él lo proponía para salir a algún buen sitio, no iba a ser la excepción, así que se dirigió a un bar…

-¿a que venimos aquí? –Preguntó Ali mirando despectivamente el lugar.

-bien, si quieres hablar, hablemos… -dijo fastidiado, después de todo quería solo animarla y era mas difícil de lo que esperaba, aparcó el coche y se quedó esperando a que ella le preguntara lo que fuese.

-no se te ocurra volver a revolcarte con alguien en mi habitación… sé que no es la primera vez, ahora veo que eras tu quien movía mis cosas y las tiraba… -mencionó mirándolo esta vez, con reproche, pero lo miraba a él.

-lo siento…

-¿porque? No entiendo porque lo hacías en mi habitación… para ello hay hoteles… -dijo con suavidad, era su hermano, no podía enfadarse tanto con él.

-porque soy un maldito enfermo… -farfulló Estib pegándose al volante del auto entre sus brazos cruzados sobre este.

-¿Qué dices? –Preguntó sin haber entendido bien.

-que soy un maldito enfermo… y te voy a decir porque… -suspiró y se incorporó acomodado contra el asiento del conductor.

La miro y ella no entendía ni un carajo de lo que estaba hablando, Ali le sonrió y se acomodó en el asiento para mirarlo mejor… pero Estib se salió del auto y ella lo imitó al verlo alejarse… corrió hacia él y entraron a una cafetería junto al bar, era un lugar desierto prácticamente, así que Esteban supuso que era mejor que estar incomodos en un auto cuando le dijera eso… se sentaron y ella aun lo miraba interrogante.

-Ali, no quiero que te enfades… -advirtió seriamente.

-ya deja de intrigarme Esteban, dime lo que tenas que decirme, sino si me enfadaré… -dijo poniendo los codos recargados sobre la mesa quedando frente a él aun mas cerca y él sonrió negando como si fuese una tontería.

-bien… quieres saber porque me acuesto con chicas en tu habitación… ¿no es así? –ella asintió sin dejar de mirarlo. –Es porque tengo una fantasía, una que tiene que ver con tigo, pero no es posible, por ello lo reprimo con otras chicas…

-no entiendo… -dijo ella frunciendo el ceño. – ¿que tengo que ver yo en eso?

-no me mires así… lo que tienes que ver es mucho… soy un pervertido y quiero cogerte… -soltó de pronto sin darse cuenta de lo brusco que había sonado eso, hasta que miró como Ali agrandaba los ojos y se recargaba en la silla quedando en shock.

-eres mi hermano… -jadeó sintiendo que el aire le faltaba.

-lo soy… por eso no iba a decírtelo, pero no puedo evitarlo… -confesó recostándose sobre la mesa completamente incomodo, suponía que aquello seria mas sencillo de decir y hacer a un lado.

-que mala broma… -dijo de pronto Ali después de un incomodo silencio, él la miró. –no me gusta que me juegues tus estúpidas bromas…

-no es una broma… -Murmuró molesto y se levantó para salir de ahí. –vamos, es tarde…

Ali se levantó tambaleándose por la confusión y apenas al salir del lugar comenzó a entender mejor aquello… miró a Estib sintiendo que su estomago daba un vuelco y se estremeció al verlo girar para mirarla, sus ojos eran los mismos de siempre, pero su expresión y lo que decía con su mirar era diferente, una extraña disculpa silenciosa pero la tranquilidad de quitarse un peso de encima…

-no me crees… pero no importa, no hay nada que ganar con eso… -murmuró Esteban acercándose a ella.

-dijiste que yo soy tu fantasía… -dijo ella levantando la mirada con valor y viéndolo a los ojos.

-entenderé si quieres que me aleje de ti Ali… quizá sea buena idea mudarme ya… -mencionó él sin poder evitar abrazarla.

-no tienes por qué irte… quizá seas mi hermano, pero suele ocurrir eso… desear algo prohibido… solo porque no es posible…

-pero esto está fuera de mi alcance… no quiero tampoco seguir invadiendo tu espacio… -se separó para mirarla, sorprendiéndose de que ella no se alejara.

-es incomodo saberlo… -murmuró algo confundida.

-lo se… es aun mas incomodo intentar convencerme que no puedo verte como a una mujer… -dijo sonriéndole forzadamente.

-¿desde cuando ocurre esto? –preguntó curiosa.

-no te lo diré… -sentenció y entró al auto, ella se metió corriendo.

-dime… ahora ya me dijiste lo mas importante… si no quieres que me enoje… dímelo… -ordenó sabiendo que ese era su punto débil, aunque le asustaba, no le parecía que su hermano le fuese a hacerle algo.

-hace dos años… -murmuró arrancando el auto.

-¿y solo es una fantasía? –Preguntó curiosa, en lugar de asustarle había reaccionado con tremenda curiosidad de saber todo lo que su hermano pensaba sobre eso.

-esto es incomodo… -dijo él intentando que dejara de preguntar.

-¿no crees que ya es tarde para que retires lo dicho?

-bien… puedes preguntar lo que quieras, pero dime que no estas molesta… -La miró deteniéndose en un semáforo.

-no me molesta, aunque si me confunde, digo, no es normal que un hermano quiera acostarse con una hermana… pero suele pasar… -mencionó ella con una sonrisa sincera, ella era muy accesible en todo, comprendía bien las situaciones que se podían llegar a vivir, al menos eso le servía en ese momento.

-okey… hablemos… si, es una fantasía Ali… desde hace dos años quiero acostarme con tigo… -confesó al llegar a una cuadra de su casa, se estacionó para estar mas atento y saber si en verdad a ella no le molestaba.

-tiene algo que ver con que no dejes que salga con nadie… ¿verdad?

-no… eso es aparte…

-entonces… lo único que quieres es sexo…

-no quiero nada… no te voy a pedir nada Ali… eres mi hermana…. –la detuvo conociendo ese tono sugerente de voz. –además tu nunca…

-bueno, creo que mejor hablamos mañana… ya es tarde… ¿No crees? –dijo sonrojada preguntándose como había sido capaz de decir aquello.

 

Cuando llegaron a casa, entraron por la habitación de Ali… Estib se fue de inmediato, no sabía si después de eso podría estar con Ali tal como antes…

Ella se acostó queriendo dormir, pero no podía, toda la noche pasó merodeando ese tema sobre su hermano… y una idea había llegado a su mente… solo que temía que fuera bueno… lógicamente no lo seria del todo, pero hablaría con su hermano para pedirle que al menos lo considerara… él y Roy eran los chicos en los que mas podría confiar, pues eran sus hermanos…

 

 

Ali despertó tarde ese día, por fortuna eran vacaciones… se duchó pensando aun en lo que había ocurrido unas semanas atrás con Estib… a él no lo había visto mucho, al parecer la evitaba… pero ella no iba a detenerse porque el fuera inmaduro… así que continuó hasta que decidiera volver a mirarla, pues ella no se había molestado ni le había reclamado como para que se comportara así…

Esa tarde pasó a recogerla Adrián, habían salido esos días, se divertía con él y le ayudaba a ignorar que su hermano Esteban no se le cruzaba por delante y que Rodrigo se despertaba con genio de demonio ignorando a todo y todos, creía que esas vacaciones les estaban sentando mal a todos… Carola había salido con ella y Adrián, pero dejó de hacerlo después de la tercera vez… al parecer la niña quería llamar la atención de Adrián, pero el chico estaba fijo en Ali…

Por su parte, Ali ya había olvidado aquella absurda idea, ahora salía con Adrián, eran pareja o algo así, solo que aun no era formal, salían como novios, se besaban y ella había conocido ese lado tierno del chico, lo cual le hacia ceder ante él como si la hipnotizara con sus besos, lo que mas le gustaba a ella era que no intentaba propasarse, la respetaba, tanto que llegaba a desear que le faltara un poquito el respeto y la tocara mas y mas hasta volverla loca.

Cuando llegó Adrián salieron entre sonrisas y bromas… Rodrigo iba entrando y apenas sonrió cuando los vio solo por disimular su mal genio… ella sabía que debía hablar con él, pero sería después…

 

-Ali… ¿estas feliz? –Preguntó de pronto Adrián mientras comían en un restaurant.

-¿feliz?

-si, con esto, con lo que está ocurriendo entre nosotros… -aclaró él.

-si… mucho… -asintió sonriendo llevando otro bocado a su boca de un trozo de pastel de frutas.

-bueno, pues es que aun no somos nada serio…

-pero eso no importa… bueno, yo no pienso exigirte si no quieres…

-si quiero… quiero que seas mi novia Ali… -dijo con una media sonrisa que la hizo tirar el tenedor del asombro, eso no se lo esperaba.

-estas diciendo que… tu y yo… ¿Novios? –tartamudeó nerviosa y sonrojada, el rio suavemente y le tomó la mano.

-en un par de días cumples la mayoría de edad, así que no será ilegal, si quieres podremos decírselo a tu padre, ya que tu madre lo sospecha… -dijo mirando a la chica con ternura. –solo es cuestión de que tu digas si quieres ser mi novia…

-¡¡aww!! ¡¡Claro que quiero!! –Se levantó de un brincó y le besó.

Adrián se paró abrazándola y devolviendo el frenético beso de la chica… le fascinaba su forma de ser, había querido esperar a que pasara su cumpleaños, pero ciertamente le fue imposible…

Ali se separó de él con una enorme sonrisa, mirándolo con cariño, pero entonces la imagen de sus hermanos cruzó por su mente, y no entendió porque los dos tenían que ser tan importantes para ella… tenia que analizar su mente antes de cometer alguna tontería… ¡por favor!! ¡Eran sus hermanos! Y no entendía como desde que Rodrigo llegó todo le daba vueltas en la cabeza si pensaba en ellos… ¿Porque su mente se esforzaba en no querer verlos como sus hermanos? ¿¡Y porque también metía a Rodrigo en esos pensamientos!?

End Notes:

espero

HERMANOS CON DERECHOS. by lad_sam

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://fanfic.es/viewstory.php/
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

Top 20