Of Balls and Brides by Valkiria_T

Fanfics en EspañolEl sitio de referencia de los fanfics en español, con miles de fanfics gratis y en español

 Of Balls and Brides by Valkiria_T
Summary:

TRADUCCION: La preocupación repentina de Naruto por el estado de las... cosas de Sasuke... conduce a una serie de citas casamenteras, que a su vez conducen a Sasuke a la realización de quién es su novia ideal. SasuFemNanu



Categories: NARUTO Characters: Naruto Uzumaki, Sasuke Uchiha

Generos: Romance

Advertencias: Lenguaje Obsceno

Challenges:

Series: Ninguno

Chapters: 4 Completed: No Word count: 16090 Read: 406 Published: 27/06/2012 Updated: 15/01/2013
Summary:

TRADUCCION: La preocupación repentina de Naruto por el estado de las... cosas de Sasuke... conduce a una serie de citas casamenteras, que a su vez conducen a Sasuke a la realización de quién es su novia ideal. SasuFemNanu



Categories: NARUTO Characters: Naruto Uzumaki, Sasuke Uchiha

Generos: Romance

Advertencias: Lenguaje Obsceno

Challenges:

Series: Ninguno

Chapters: 4 Completed: No Word count: 16090 Read: 406 Published: 27/06/2012 Updated: 15/01/2013 Capítulo 1 by Valkiria_T
Author's Notes:

El autor dice: Hola chicos espero que disfruten este oneshort. Me tomó algo de tiempo terminarlo. En realidad termine la mayor parte rápidamente, pero algo ocurrió y no fui capaz de escribir el final hasta ahora. Olvide que tipo de final queria – solo recordé la esencia y no las palabras exactas que quería. Suspiro. Espero que sea bastante bueno. De cualquier forma. ¡Por favor remítanse a mi perfil para un anuncio! ^.^ Por ahora, ¡Disfruten! (Espero :-p)



Advertencias: SasuNaruSasu, FemNaru, probable OoC, aunque me esforzare para mantener los caracteres, WAFF, una suficiente pizca de fluff, y una pizca de angustia. Oh, y la mención de las… cosas de Sasuke. Jajaja XD



N/T: Aclaro que esta historia no me pertenece, TooDarnLazy me dio el permiso de traducirla, junto a otras dos historias que aun no estoy segura de subir. Este oneshort es demasiado largo, por lo que decidí subirlo en tres o cuatro partes. El original lo pueden encontrar en fanfiction.



Disclaimer: Kishimoto-sensei está haciendo un excelente trabajo con Naruto.

Author's Notes:

El autor dice: Hola chicos espero que disfruten este oneshort. Me tomó algo de tiempo terminarlo. En realidad termine la mayor parte rápidamente, pero algo ocurrió y no fui capaz de escribir el final hasta ahora. Olvide que tipo de final queria – solo recordé la esencia y no las palabras exactas que quería. Suspiro. Espero que sea bastante bueno. De cualquier forma. ¡Por favor remítanse a mi perfil para un anuncio! ^.^ Por ahora, ¡Disfruten! (Espero :-p)



Advertencias: SasuNaruSasu, FemNaru, probable OoC, aunque me esforzare para mantener los caracteres, WAFF, una suficiente pizca de fluff, y una pizca de angustia. Oh, y la mención de las… cosas de Sasuke. Jajaja XD



N/T: Aclaro que esta historia no me pertenece, TooDarnLazy me dio el permiso de traducirla, junto a otras dos historias que aun no estoy segura de subir. Este oneshort es demasiado largo, por lo que decidí subirlo en tres o cuatro partes. El original lo pueden encontrar en fanfiction.



Disclaimer: Kishimoto-sensei está haciendo un excelente trabajo con Naruto.

No podía soportarlo más. Tenía que hacer algo, incluso si eso rompía su corazón al hacerlo. Pero las cosas serían – debían – ser mejores a largo plazo. Así que ella se armó de valor y comenzó su misión auto-designada.

 

O0o0o0o

 

Un kunai rebano una fina y poco profunda línea a través de la piel caramelo.

 

Sasuke sonrió con satisfacción. Él iba ganar esta pelea, lo sabía. No había sido fácil, pero podía ver que algo estaba distrayendo a la rubia, y tanto como a él le gustaba verla sonreír cuando ella ganaba, también a él le gustaba la satisfacción de ganar y el derecho de presumir. Especialmente desde que la idiota había sido tan estúpida para apostar que ella ganaría. Recordar los términos de la apuesta lo hicieron sonreír internamente – el perdedor haría todo lo que el ganador pidiera. Cualquier cosa. Sabía que probablemente la rubia estaba pensando arrastrarlo a Ichiraku después de la pelea (la última vez que estuvieron allí, él se había rehusado rotundamente a pagar por su comida después de que ella insulto los tomates en su ramen. ¿Insultar a los tomates? ¡Nadie insulta a los tomates en frente de Uchiha Sasuke!) Y el pensamiento que probablemente la estaba distrayendo, le daría una victoria fácil.

 

Ella lo miro con rabia mientras el corte chisporroteó silenciosamente y se cerraba automáticamente en un espacio de diez segundos, como él sabía que lo haría. Jamás perjudicaría a un compañero ninja de Konoha, después de todo – a menos que fuera ese ruidoso, irritante Inuzuka, o ese tenso, condescendiente Hyuuga, o ese despistado, molesto Sai, o - ¡whoa! Apenas salió fuera de su alcance, y podía sentir el viento revolviéndose en la mano de ella y el bajo poder del Rasengan que paso por su cara.

 

Rápidamente saltó al árbol más cercano, y cuando ella salto a la rama de otro árbol, él comenzó saltando y girando elegantemente en el aire porque sabía que ella estaba mirando, y sabía que por alguna razón le molestaba. La miro mientras aterrizó fácilmente en sus pies, frente a ella, y por supuesto, ella le dio uno de su propio – la clase de un dedo, para lo cual él respondió con una sonrisa petulante que él en verdad sabía que ella recibió bajo su piel. Lo cierto es que, ella le mostró sus dientes, causando que sus mejillas se levantasen y sus ojos se entrecerraran de manera tierna–… causando que sus ojos se entrecerraran.

 

Su largo cabello rubio que ella ató en una baja cola de caballo navegaba detrás de ella como alguna extraña cola de zorro mientras ella saltaba de la rama hacia él, lanzando shurikens, pasando por unos sellos de manos y gritando, "¡Shihouhappou Shuriken no Jutsu!"

 

La shuriken se multiplicó en mil proyectiles, todas apresurándose a él en una insana velocidad. Él le dio una mirada de 'Eso es patético' y desapareció, hundiéndose en la tierra fácilmente solo antes de que la shuriken lo golpeara. La esperó en la tierra y miro frenéticamente alrededor antes de salir a la superficie detrás de ella con un kunai en cada mano. Instantáneamente envolvió sus brazos alrededor de ella, placente- envolvió sus brazos alrededor de ella, uno alrededor de su cuello y el otro alrededor de su cintura, con los filos de los dos kunais excavando ligeramente en su piel y chaqueta respectivamente. El viento sopló en su dirección, enviándole el perfume de ella a su nariz y dándole un bocado de una embriagadora prisa. Ella se congeló, y cuando él se inclinó hacia delante su boca estuvo cerca de la oreja de ella – él estaba ya presionado contra ella y podía sentir sus curvas a pesar del cuello vuelto, chaleco y abrigo rojo con llamas negras que usaba – ella se volvió absolutamente rígida.

 

"Yo gano, Na-ru-to." Dijo él roncamente, dándole a su nombre especial énfasis, y disfrutando el temblor que corrió a través de ella.

 

Cuidadosamente, ella se dio la vuelta en su abra- su restrictivo agarre, él quiso decir, con un rostro en blanco y ojos entornados. Él podía sentir más de sus curvas presionando tan agradablemente contra él – ¡Abajo, muchacho! – y entró en alguna meditación rápida, subconsciente que produjo en su lugar para mantenerse relajado – ¡Dije abajo, muchacho! Eeeso es.

 

Luego ella alzó la mirada, y toda una repentina malicia entró en sus ojos y sus labios se estrecharon en una sonrisa ¡Idiota! Y él sabía que estaba en problemas. Sus siguientes palabras lo probaron.

 

"¡Oiroke no Jut–"

 

Sus ojos se agrandaron y su Sharingan giró frenéticamente cuando se dio cuenta de lo que iba a suceder, ella iba realmente a ¡Enseñarleywhoa! ¡Muchacho! Rápido como un rayo – una distante parte de su mente apostó que el Hiraishin del Yondaime no sería capaz de derrotar su velocidad – dejó caer sus manos y se dio vuelta, cerrando los ojos fuertemente. Sintió un líquido caliente gotear bajo su nariz y en sus labios, y, alarmado, rápidamente y discretamente limpió su nariz y empezó la subconsciente meditación de nuevo.

 

"¡Yo gano, bastardo!" ella le gritó felizmente y riendo ruidosamente mientras palmeaba su muslo. "¡Idiota! ¡No puedo creer que caíste por eso! ¿Realmente pensaste que perdería contigo tan fácilmente? ¡Ja!"

 

Fue entonces que se dio cuenta que no había sentido la informativa espiga de chakra que indicaría que ella en realidad había hecho el Jutsu. Lo cual significa que había sido una simple farsa, que a su vez significaba que él había perdido la pelea y en consecuencia su apuesta.

 

Maldición. Esperaba que ella no se sintiera sádica el día de hoy. La última vez que perdió contra ella, había terminado tomando su apestoso montón de rango-D que Kakashi le había asignado porque ella había estado vehementemente en desacuerdo con él y desfiguró el Monumento Hokage para mostrar su desaprobación. Sasuke no había sido capaz de sacar el olor de perro-ninja mojado de su camisa blanca por casi una semana, y Naruto lo había evitado como la plaga debido a su sentido superior del olfato.

 

Le dio el mal de ojo, observando mientras ella le sonreía felizmente con sus manos sobre sus caderas. Luego frunció las cejas y ella se inclinó más cerca.

 

"¿Qué es eso en tu cara?" preguntó ella curiosamente, y acercándose hacia el lugar. "Directo bajo tu nariz. Parece como sangre o lodo o algo así."

 

Sus ojos casi se ampliaron en alarma, pero gracias a su entrenamiento y años de experiencia en la cara póquer se las arregló para mantener su usual cara inexpresiva mientras apresuradamente limpiaba la sangre restante con su manga. "Hn."

 

Los ojos de Naruto se entrecerraron sospechosamente. "¿Tenías una hemorragia nasal porque yo iba a usar el Oiroke? ¿En serio? ¡Eeww! ¡Sasuke, pervertido! ¡De todas las personas! ¡Estoy rodeada por pervertidos! ¡Arrgghh!" se burló de él, sus manos agitándose como un extraño pulpo en su indignación.

 

Nada bueno. Tiempo para la distracción. "Entonces, ¿Qué va a ser esta vez?" preguntó él en una voz inafectada. Trabajo como un encanto, como él sabía que lo haría. Él sofocó una sonrisa satisfecha mientras sus manos se arraigaron por su lado y ella inclinó su cabeza tierna– inclinó su cabeza hacia él.

 

"¿Ehh?"

 

"Tú ganaste, usuratonkachi. La apuesta ¿Recuerdas? Entonces, ¿Qué va a ser esta vez?"

 

Sus ojos se ampliaron lentamente en comprensión. "¡Es cierto! ¡La apuesta! ¡La olvidé!" Y su sonrisa se volvió francamente malvada. Sasuke podía haberse abofeteado a sí mismo. ¡Estúpido!

 

"¡Nihihihihi!" ella rió maliciosamente, frotando sus manos con malicioso regocijo. Sasuke frunció el ceño.

 

"¡No más rangos-D!" dijo él firmemente, pero ineficazmente, ya que conocía los términos de su apuesta: Cualquier cosa. ¡Maldición!

 

Para su sorpresa, ella sacudió su cabeza. "¡No, no rangos-D!" acordó ella en un total tono jovial que puso sus cabellos en punta. Su sonrisa estiró sus labios hasta que casi todos sus dientes se mostraron.

 

"¡Vamos a encontrarte un esposa!"

 

O0o0o0o

 

Sasuke se quedó estático por cinco segundos, mirando a Naruto cacarear como alguna bruja demente.

 

Luego escuchó, en verdad escuchó, lo que ella dijo.

 

"¿Qué? ¡¿Qué?! ¡No!"

 

Naruto sólo sonrió ampliamente.

 

Sasuke frunció el ceño. "¿Me escuchaste? ¡Dije no! ¡N-O, NO!"

 

"Me parece que el caballero protesta demasiado." Dijo ella, sus labios moviéndose sin despegarse de su estado estirado. Era un milagro que ella pudiera hablar con esa sonrisa pegada en su cara.

 

"¡Por supuesto que estoy protestando! ¿Una esposa? ¿Estás loca?" Le gruño a ella.

 

"¿Qué tan loca por eso? Tienes veinticuatro años, y hasta donde yo puedo decir aun eres virgen – ¿Por qué te ahogas? ¿Un insecto voló dentro de tu boca abierta? ¿No? ¿Seguro que estás bien? – y de cualquier manera, si esperas hasta que en realidad comiences a buscar entonces Kami-sama sabe cuánto tiempo tomara, y para ese tiempo tus bolas ya habrán muerto y estarás disparando blancos y no habrá ningún pequeño Uchiha corriendo más y–"

 

¡Whoa! ¿Qué dem-? "¿Mis bolas? ¿Por qué siquiera estás pensando en mis bolas?" preguntó Sasuke en un tono tenso. ¿Era su imaginación o había un ligero tinte rosado en sus mejillas? Su cara se movió y el color desapareció, por lo que él lo atribuyó a la luz.

 

"Bueno, tus bolas son bastante importante si quieres continuar la línea Uchiha y todo, por lo cual debes poner más atención en ellas–"

 

"Ellas reciben la atención que se merecen – no tienes que preocuparte por ellas." Dijo él secamente. Naruto solo sacudió su cabeza.

 

"Lo que sea. Por lo tanto, necesitamos encontrarte una esposa–"

 

"¡Dije NO!"

 

"¡Bueno, muy mal! Cualquier cosa, ¿Recuerdas?" replicó ella, mirando con satisfacción en sí misma. Sasuke no podía incluso imaginar lo que traería esto.

 

"¿Por qué diablos estás tan entusiasmada en encontrarme esposa? ¡Yo no quiero encontrarme una esposa!"

 

Ella lo miro como si fuera un imbécil. "¿Me escuchaste? Soy tu amiga, y me importas y todo eso. Si esperamos para que comiences a buscar, tus bolas van a estar encogidas e inservibles para el tiempo en que en realidad necesites usarlas, y quién sabe, puede que incluso no puedas ser capaz de levantarlo–"

 

La cara de Sasuke casi ardió en llamas. "¡Mis bolas no son de tu incumbencia! ¡Como el tema de que yo consiga levantarlo!"

 

La cara de Naruto cayó. Oh no. Sasuke podía adivinar lo que estaba por venir.

 

"Pero yo solo estaba tratando de ayudarte." Dijo ella en una voz temblorosa. Su labio inferior sobresalió y sus ojos se hicieron más grandes. "Y tú perdiste nuestra apuesta, ¿recuerdas? Los términos eran cualquier cosa. Y por lo menos estoy intentando hacer algo bueno por ti, cuando podría estar tratándote mal y decirle a Kakashi-sensei cuánto te gustan sus perros…"

 

Las cejas de Sasuke chocaron juntas y una vena en su sien temblaba por el esfuerzo de resistirse a sus ojos de cachorro. ¡Debes… resistir!

 

Los hombros de ella cayeron. "Imbécil. Solo estoy tratando de ayudar. A ver si apuesto contigo otra vez. Hmph." Sus ojos brillaron con lágrimas contenidas, y la batalla fue perdida. Sasuke maldijo y maldijo y maldijo internamente.

 

"¿Qué… qué estás planeando hacer? No estoy de acuerdo en nada excesivo." Arrastró, con los puños apretados. Ella levanto la vista con la esperanza brillando en sus hermo– en sus ojos azules.

 

"¡Citas, por supuesto!" dijo ella alegremente, todo rastro de tristeza se lo llevo el viento como el otoño a las hojas. "¡Vas a describirme a la mujer de tus sueños, y yo voy a sortear citas hasta que encontremos a la Señora de Uchiha Sasuke!"

 

Sasuke no se molestó en esconder un atemorizado a la 'Señora de Uchiha Sasuke'. Urgh.

 

"¡Entonces dime, dime, dimedime! ¿Cuál es tu opinión para la mujer que va a ser la Señora de Uchiha Sasuke?" preguntó ella entusiasmadamente, casi saltando en el acto. Algunas veces Sasuke no podía creer que esta mujer fuera la hija del Yondaime Hokage, la jinchuuriki del Kyuubi, la estudiante de Hatake Kakashi, la aprendiz de Jiraiya el ermitaño, la favorita de la Godaime, la Sabia Sapo, y la salvadora de Konoha. Era casi ridículo lo fuerte que él sabía que ella era comparado a como actuaba infantilmente algunas veces… y él sonrió.

 

"Ella tiene que ser fuerte." Anunció firmemente. Cualquier chica que incluso pensara considerar definitivamente no sería débil.

 

Naruto asintió felizmente y bombeó uno de sus puños en el aire. "¡Yoshi! ¡Una mujer fuerte viniendo enseguida!"

 

Sasuke sabía que no debía ignorar el presentimiento pinchando en su mente, pero era demasiado tarde. Había hecho un trato con su hermosa, rubia demonio de ojos azules.

 

O0o0o0o

 

"¡Por favor! ¡Porfavorporfavorporfavor pufavor!" rogó Naruto con lágrimas brillando en sus ojos, juntando sus manos en su pecho patéticamente.

 

Sakura bajó su taza y le gruñó. "NO."

 

"¡Aw, Sakura-chan!" se quejó la rubia. "¿Por favor?"

 

Sakura se apartó del violento ataque de la Técnica Ojos de Cachorro de Naruto™. Ella suspiró. "¿Por qué estás tan inflexible sobre esto? Sabes que acabe con Sasuke hace mucho tiempo, y estoy feliz con Neji ahora."

 

"¡Lo sé, Sakura-chan! ¡Pero solo estoy tratando de tener una idea de por qué clase de mujer va Sasuke! ¡Él dijo que ella tenía que ser fuerte, y eres la mujer más fuerte que conozco!"

 

Sakura la miro en una mezcla de incredulidad y desconcierto cuando se dio cuenta de que la rubia en realidad quiso decir lo que dijo. "Naruto, tú…" ella suspiró otra vez. "¿Por qué estás haciendo de casamentera para Sasuke-kun? No puedo creer que él esté de acuerdo con esto."

 

Naruto se rió. "Oh, él está de acuerdo, muy bien." Ella sonrió. "Él perdió nuestro último entrenamiento y nuestra última apuesta." Explicó ella. "Los términos eran cualquier cosa, así que decidí ayudarlo."

 

"Pero ¿qué diablos te hizo pensar que él necesita o incluso quiera ayuda para encontrar una mujer?"

 

"Oh, porque él es un frígido bastardo, así que para el momento en que realmente busque una mujer va a darse cuenta de que sus bolas se encogieron y probablemente no será capaz de conseguir que se levante más–"

 

"¡Naruto!" gritó Sakura. Si ella hubiera estado bebiendo la taza de té que acababa de bajar, ella lo habría escupido y establecido un nuevo récord por escupir a gran distancia. "¡Urgh! ¡Malas imágenes mentales!"

 

Naruto hizo pucheros. "Hey, tú preguntaste."

 

"Lo sé, y sé que ustedes dos son amigos del alma y todo eso, ¿pero hasta el punto de pensar en su futuro y su vida sexual? ¿Y sus bolas?"

 

"¿Qué puedo decir? Soy una persona bondadosa." Sonrió Naruto orgullosamente. La cara de Sakura se arrugó con disgusto.

 

"Incluso si yo estuviera de acuerdo con tu loca idea, no creo que Neji estaría feliz de escuchar sobre ello." Dijo ella, dirigiendo la conversación lejos de las… cosas de Sasuke.

 

La rubia alejó la preocupación. "¡No te preocupes! ¡Yo convenceré a Neji! ¡No hay problema!"

 

Sakura sabía que eso no sería un problema para Naruto – no muchos eran capaces de resistir la Técnica Ojos de Cachorro de Naruto™, y Neji era de los pocos desafortunados que se desmoronaban relativamente fácil. Las únicas personas que ella conocía que podían resistirse a esa técnica eran Temari (la mujer no tenía simpatía por cosas como esa), Shikamaru (quien no podía ser persuadido para hacer cualquier cosa incluso si se derrumbaba), Sai (quien nunca entendía lo que estaba pasando) y Kakashi (quien sabía que los libros porno eran el último escudo para la Técnica Ojos de Cachorro™).

 

La ninja médico vio como la rubia deambulaba para buscar a Neji. Ella sabía que probablemente Naruto encontraría un lugar para comenzar la meditación modo sabio, adherirse al chakra de Neji y conducirlo a la tierra, luego cansarlo con sus quejas y su infame técnica.

 

Observó el choque de pelo amarillo hasta que era un único punto en el horizonte, y entonces desapareció. Sus ojos esmeraldas se entrecerraron. Ella había sabido desde hace algún tiempo que Naruto no era la idiota que algunas veces representaba ser. La rubia podía ser increíblemente infantil y densa a veces, pero había veces donde ella podía ser increíblemente astuta también – como la vez que ella empujó a Sakura y Neji uno hacia el otro cuando no se atrevían a actuar sobre su mutua atracción.

 

La rubia estaba tramando algo, eso era seguro, pero Sakura no podía comprender lo que estaba pasando por su mente. Ella frunció el ceño. Ella había pensado, basada en observaciones que habían durado bastantes meses, que Sasuke…

 

Hmm… ella no podía haber estado equivocada sobre eso, ¿podía? Tomó su taza de té y sorbió el té frío, tratando de reflexionar sobre la compleja mente de Namikaze Naruto.

 

¿Pero en serio? ¿Las bolas de Sasuke? ¡Urgh! ¡Malas imágenes!

End Notes:

Espero que les haya gustado y me den su opinión

End Notes:

Espero que les haya gustado y me den su opinión

Regresar al índiceCapítulo 2 by Valkiria_T
Author's Notes:

Disclaimer: Esta historia pertenece a TooDarnLazy; y Naruto a Masashi Kishimoto.

Author's Notes:

Disclaimer: Esta historia pertenece a TooDarnLazy; y Naruto a Masashi Kishimoto.

Sasuke avanzó hacia el final de la escalera en la cima del Monumento Hokage. Podría haber solo subido con chakra a la cima, pero prefirió tomar el camino largo, por lo que podía tener bastante tiempo para fruncir el ceño y darle vueltas al asunto.

 

No tenía idea de quien había Naruto instaurado con él. Si no fuera por esa estúpida apuesta, y esa estúpida finta de Oiroke de ella, no había forma de que ella consiguiera que él estuviera de acuerdo con esto. Frunció el ceño, recordando la nota que el pequeño molesto sapo le había entregado usando su lengua. Él había mirado al sapo cuando se atrevió a pedirle dulces; la idiota malcriaba a sus invocaciones demasiado. Todo lo que la nota decía era que se vistiera bien y estuviera en la cima del Monumento Hokage a las 1900 horas, y que ella había arreglado todo para él, guiño sonriente guiño sonriente.

 

Murmuró algo halagüeño para sus adentros, subiendo el último paso y mirando alrededor. En frente de él, cerca de diez metros del límite de la piedra del Sandaime personificada estaba una mesa, dos sillas y una mujer familiar esperando en una de las sillas. Casi se dio media vuelta sobre sus talones para ir a casa, pero Sakura lo notó, y le estaba clavando la mirada con un ven y siéntate o si no. Él maldijo internamente mientras caminaba hacia ella.

 

"Sasuke-kun." Saludó Sakura con una sonrisa.

 

"Sakura." Reconoció, y se deslizó en su asiento. Se dio cuenta de que la mesa estaba puesta para la cena. El mantel era un buen azul marino y las decoraciones se limitaron a un pequeño ramo de amarillo, naranja y flores rojas de algún tipo colocadas en un jarrón entre dos candelabros. La única luz provenía de las velas encendidas y del sol poniente. En su plato había cuatro onigiri ligeramente fuera de forma y rodajas de tomate fresco. En un pequeño plato a lado de los candelabros había unos pocos palos de dango.

 

"Ella consiguió tu favorito." Observó Sakura. Sasuke gruñó en asentimiento y arqueó una ceja interrogante a ella. Ella rió ligeramente. "Por supuesto que conozco tu comida favorita. Te aceché por años, ¿recuerdas?"

 

Sasuke frunció el ceño. "Hn."

 

Sakura demasiado acostumbrada a su mal humor, se limitó a decir. "Itadakimasu." Y mordió su onigiri. Sus ojos se ampliaron ligeramente. "No está mal."

 

Sasuke murmuró su agradecimiento por la comida y mordió. Él ya sabía que estarían buenos a pesar de su menos-que-perfecta-forma – Naruto había hecho para él antes.

 

"¿Puedes decirme por qué Naruto está tan preocupada por tus bolas?" preguntó Sakura despreocupadamente entre bocados, y riéndose en la forma en que él casi se atraganta.

 

"¿Qué?"

 

La ninja médico sorbió de su té antes de responder. "Eso es lo que ella me dijo. Ella, siendo tan buena amiga, está preocupada por tu falta de vida sexual y se ha nombrado a si misma salvadora de tus bolas."

 

Sasuke la miro. "Mis… bolas… no necesitan ser rescatadas. Nosotros no hablaremos de ellas… eso."

 

Sakura meneó sus cejas en un modo tan respóndeme. Sasuke se encogió de hombros.

 

"Entrenamos. Perdí. Fin de la historia."

 

"Locuaz como siempre, ya veo." Murmuró Sakura despectivamente, y Sasuke la miro. "Lo que quise decir fue." Continuó ella en un tono exasperado. "¿Por qué Naruto está empeñada en encontrarte una novia?"

 

Su respuesta fue un encogimiento de hombros de cómo se supone que voy a saber. Sakura hizo hmmn. "Interesante. Especialmente ya que tú le permites hacer esto, considerando que estás atraído por ella."

 

Eso consiguió su atención. Sakura observó con oculto regocijo como Sasuke se apresuró a recuperar su anterior falta de expresión. "¿Qué te hace pensar que estoy atraído por la usuratonkachi?" gruñó él. Sakura sonrió.

 

"¡Simplemente lo confirmas!" cacareó ella. Su ceño degenerándose en una mueca.

 

"¡Yo no hice tal cosa!"

 

"No lo negaste. Viniendo de ti, ¡eso es tan bueno como una confirmación!" le dijo ella triunfalmente. Y cuando él abrió su boca para protestar, ella le preguntó más tranquilamente. "¿Eso es una cosa tan mala? ¿Estar atraído por Naruto?" su expresión le dijo que eso era una de esas intencionadas preguntas femeninas a veces formuladas. Él procedió con cautela.

 

"No respondiste mi pregunta." Él contesto.

 

Sakura reconoció sus tácticas dilatorias pero decidió seguirle la corriente. Ella sonrió ferozmente, pero Sasuke no dio indicación de que el escalofrío recorriera su columna. "Qué me hace pensar que estás atraído por ella. Hmmm." Hizo una pausa burlonamente. "¿Puede ser el hecho de que ella es la única con la que pasas tiempo? ¿O el hecho de que ella es la única con la que entrenas uno-a-uno? ¿O el hecho de que ella es la única con la que en realidad hablas? ¿O que ella es la única que invitas a comer? ¿O que tú nunca sales con nosotros a menos que ella este ahí? ¿O que ella es la única que puede entremeterse en tu casa y espacio personal sin conseguir ser freída? ¿O el hecho de que – y si, esto es un hecho, he estado viéndolo por mí misma y ha sido verificado por fuentes independientes – que tú has estado observándola con una casi expresión distraída en tu cara?"

 

La cara de Sasuke estaba rápidamente convirtiéndose en un satisfactorio tono rojo. Sakura enseñó sus dientes en una aproximada sonrisa traviesa zorruna de Naruto.

 

"Yo no la miro." Él finalmente logró dejar salir, frunciendo el ceño. El efecto fue muy bien arruinado por el aun evidente rosa en sus mejillas. Y Sakura lo saboreó.

 

"Si, lo haces. Eres muy discreto la mayor parte del tiempo, pero como dije – he tenido fuentes independientes que verifican eso. Así que, volviendo a la pregunta inicial, Uchiha Sasuke." ¡Pensaste que podías escabullirte de esto, ¿no? Shannaro! "¿Por qué permites a Naruto hacer de casamentera cuando estás atraído por ella?"

 

Él se irguió y se sentó derecho en su silla. "No estoy atraído hacia ella." si hubiera sido el tipo, él habría hecho comillas en el aire acentuando la palabra 'atraído'. Él respiró hondo. "Me gusta."

 

Tomó un par de golpes para que Sakura se diera cuenta que él no había negado su acusación, y en realidad había hecho más que confirmarla. Cuando las correctas neuronas finalmente despertaron, sus ojos se ampliaron y ella juntó sus manos, chillando.

 

"¡Kyaa! ¡Sasuke-kun!"

 

Él le frunció el ceño, retrocediendo en su asiento. "¡Sakura, tienes 24 años deja de gritar tan fuerte! ¡Deja de chillar!"

 

"¡No puedo evitarlo!" chilló Sakura, una mano en su mejilla y la otra aleteando en frente de ella como si estuviera ardiendo. "¡Es tan tierno! ¡Tan romántico!"

 

Sasuke se volvió a ella y escogió el onigiri que había estado tratando de comer, y realmente logró terminarlo y otro antes de que Sakura bajara de sus altas hormonas femeninas inducidas.

 

"¿Has recuperado tu cordura?" se burló, y tomó una mordida del tercer onigiri.

 

Sakura no podía dejar de sonreír, antes de que ella pensara en algo y frunció el ceño. "Si ella te gusta, entonces ¿Por qué diablos estás de acurdo con esto?" preguntó, haciendo un gesto con su mano a la mesa y los candelabros. Sasuke le dio un más bien vicioso mordisco a su onigiri y masticó y tragó antes de responderle.

 

"Bueno, el hecho de que ella pueda siquiera pensar en mi con otra mujer muestra claramente como el cristal que ella no está interesada en mí." Dijo refunfuñando. "Estuve de acuerdo porque no tuve elección – perdí nuestra apuesta." Él suspiró y continuó en un susurro. "Parece que eso la hace feliz."

 

¡Awww…! Sakura interna se fundió al lado de la ansiedad. Los ojos de Sakura brillaron. Sasuke pasó a echar un vistazo a la ninja médico de cabello rosa y se estremeció por dentro. "¿Qué?"

 

"¡Eso es tan dulce!" proclamó.

 

Sasuke reconoció la mirada y rápidamente interrumpió. "Si chillas de nuevo, Sakura – me voy."

 

"¡Eso es tan dulce!" repitió ella. Sasuke masticó con mal humor el onigiri. "¡Nunca pensé que tenías eso en ti, Sasuke-kun!" ella se serenó un poco. "Naruto debe haber sido capaz de verlo, o ella nunca habría siquiera querido perseguirte y rescatarte en primer lugar. Quiero decir, yo también, pero mi razón inicial era porque me había convencido a mí misma de que estaba enamorada de ti. Naruto, por otro lado… ella debía haber visto desde el comienzo que tú eras alguien que valía la pena salvar."

 

Los oídos de Sasuke se volvieron de un pálido rosa que fácilmente se perdía en la semi-oscuridad. "Lo que sea."

 

"No te preocupes, Sasuke-kun." Dijo Sakura amablemente tomando un dango. ¿Cuándo se había terminado ella su parte del onigiri? "Estoy segura de que Naruto se dará cuenta de quién es en realidad la mujer fuerte de tus sueños… ojalá en algún momento previsible futuro."

 

O0o0o0o

 

Si Sasuke hubiera estado con alguien más, podría haber liberado su agarre en la toalla alrededor de su cintura de la sorpresa. Pero ya que él era Uchiha Sasuke, shinobi extraordinario, simplemente apretó su control sobre la tela y frunció el ceño a sus gritos.

 

"¡Ponte algo de ropa, bastardo! ¡Mis ojos!" gritó la rubia, protegiendo sus ojos con sus dedos.

 

Sasuke notó algo y sonrió. "Intenta no espiar a través de tus dedos, usuratonkachi." Él cerró la puerta de su baño y avanzó suavemente con indiferencia a su habitación y se vistió, ignorando su indignante protesta de que ella NO estaba espiando, presumido, ¡tan-lleno-de-ti mismo bastardo presumido! Si buscas una tienda de articulos con naves espaciales la has encontrado 🤩 Entra en tu tienda de articulos relacionados con las naves espaciales AQUÍ ✅ Naves Espaciales, Tu Tienda Online de Artículos Espaciales 🛸

 

"Dijiste 'presumido' dos veces." Señaló, y la escuchó gritarle a través de la puerta de su habitación. Sonrió para sí mismo en la privacidad de su habitación. Subió la cremallera de su blanca camiseta de cuello alto a dos tercios del camino, como era su costumbre, y abrió la puerta de su dormitorio. Naruto había estado apoyada sobre la puerta, y, atrapada por sorpresa cuando desapareció su apoyo; cayó sobre su espalda en el piso de madera con un 'Huy' que era más de sorpresa que de dolor. Sasuke observó con falso desinterés a la cabeza rubia entre sus pies. ¡Abajo, muchacho!

 

"¿Por qué estás aquí tan temprano?" preguntó, y avanzó por encima de ella caminando hacia su cocina sin esperar por una respuesta.

 

"¡Oi, al menos ayúdame a levantarme, bastardo! ¿Qué tipo de caballero eres, de todos modos?" refunfuñó Naruto.

 

"Soy un shinobi, no un caballero." Señaló Sasuke, pero se volvió de todas maneras para tender su mano a ella. Ella la agarró y el la levantó, sosteniendo su mano por dos segundos más de lo necesario, pero la rubia no pareció notarlo. Sasuke contuvo su suspiro y continuó a la cocina. Jaló su silla usual y se sentó, notando que Naruto ya había sacado la leche, cereal, tazones y cucharas. ¿Cómo había sabido que él había estado pensando en cereal para el desayuno esta mañana?

 

Una palabra que Sakura había usado la última noche vino a él. Dulce. Era dulce de ella conseguirle el desayuno de esta manera. Un pico de un cálido sentimiento envolvió su corazón. Envió una discreta mirada a ella y vio que ella estaba ocupada vertiendo cereal en su tazón con una mirada de concentración en su rostro. Una pequeña, más bien triste sonrisa se dibujó en su rostro.

 

¿Siquiera ella se daba cuenta de que era la única en el corazón de Sasuke? Maldición, eso sonó tan cursi. Luego se hizo a sí mismo una pregunta más pertinente - ¿Cuándo iba a reunir el valor suficiente para siquiera pensar en acercarse a ella?

 

"¿Qué? ¿Tengo un bigote de leche?" preguntó Naruto, y se limpió con su pulgar en la parte superior de su labio. Sasuke se sonrojó ligeramente, avergonzado por ser atrapado mirándola. ¿Lo había hecho a menudo? La respuesta pareció ser si, ya que Sakura y sus 'fuentes independientes' lo habían visto en ello.

 

Rápidamente se acercó por la leche cerca de su mano y escondió el pálido color rosa de su rostro. "Hn."

 

Naruto le frunció el ceño lo mejor que pudo con una boca llena de cereal. Sasuke solo sonrió y metió la cuchara con cereal en su boca. Los sonidos del crujir del cereal llenó la cocina por unos momentos. Naruto tragó y se volvió a él.

 

"¿Tienes algunas misiones, bastardo? No mencionaste ninguna el día de ayer."

 

Sasuke sacudió su cabeza. "No, pero tengo una mañana. Esos imbéciles bandidos civiles que fueron expulsados de esa pequeña aldea hace dos meses se han refugiado en las montañas y están atacando comerciantes civiles soliendo pasar en Iwa. Iwa insiste en que nos encarguemos porque los bandidos son extracción de Konoha."

 

Naruto asintió, su boca de nuevo llena. Ella tragó. "Sí, los recuerdo. Será mejor que les des una buena patada en el culo, y dale a su imbécil líder un extra zape en la cabeza por mí." Dijo ella, sus ojos brillando. La esquina del labio de Sasuke se curveó hacia arriba en acuerdo. Naruto puso su cuchara en su tazón, empujó su silla hacia atrás y llevó su tazón hacia el fregadero. "Terminé."

 

La ceja de Sasuke se arqueó. "¿Solo un tazón? ¿Estás a dieta?"

 

Naruto resopló para indicar lo que ella pensaba de su pregunta. "Tengo una misión con el equipo de Neji. Es una limpia e inocente misión, y debemos estar de regreso en tres días, si no mañana en la noche." Ella empujó su silla de vuelta bajo la mesa, conociendo cuán anal podía ser él sobre cosas como esa, luego se apoyó sobre la silla con sus brazos descansando sobre el respaldo de la silla. Eso hacia cosas interesantes a su escote – no es que Sasuke sea en realidad capaz de verlo, ya que ella siempre usaba su uniforme y su chaleco jounin de Konoha bajo ese manto rojo oscuro. Pero traía a la luz la forma de sus tesoros escondidos que por lo general casi no se notaban bajo todo su equipo. La boca de Sasuke se secó y sus ojos hicieron un acercamiento directamente a esa vista, apenas evitando que su Sharingan se manifestase.

 

"Así que no seré capaz de arreglarte una cita esta noche. Quiero preguntarte cómo fue la noche anterior con Sakura, también." Dijo, sonando decepcionada.

 

"Vivirás." Respondió Sasuke sin pensar, observando cómo la forma de sus… él quiso decir de ella; de Naruto – de ninguna manera le pertenecían. Es una lástima – los tesoros se movieron cuando ella lo hizo.

 

"Imbécil." Reprendió ella sin morder mucho, demasiado acostumbrada a sus comentarios sarcásticos. "Voy a conseguir la historia de ti cuando regrese, ¿me escuchaste, bastardo? Todo esto es parte de lo que quiero de la apuesta, así que no puedes decir no. Lo siento no puedo arreglar una cita para ti esta noche, aunque – necesito tu realimentación antes de que planeé. Así que en pocas palabras… ¿qué otra característica deber tener esta mujer de tus sueños? Quiero decir, ¿seguramente no quieres una mujer que sea solo fuerte… bastardo?"

 

"Hn." Gruñó Sasuke, su mano alimentando mecánicamente su boca con cereal mientras sus ojos estaban pegados en su pecho. Era especialmente interesante observar la forma en que sus pechos se aplastaban contra el otro cuando ella se movía. Si sólo pudiera rasgar toda esa ropa, lamentó internamente, luego rompió la atención, tensó y listo para actuar, cuando se dio cuenta de que había una mano aleteando en frente de su cara, intermitentemente bloqueando su línea de visión.

 

"¿Sasuke? ¿Estás bien?" preguntó Naruto con preocupación, y chasqueó sus dedos. "¿Oi, Sasuke?"

 

"Deja eso." Dijo él, empujando su mano al tiempo que ocultaba su confusión. Los ojos de Naruto se habían entrecerrado un poco.

 

"¿Por qué estás espaciando? No estás ilusionado con Sakura-chan, ¿verdad? Porque tuve que prometerle a Neji que no tenías interés alguno en Sakura-chan antes de que él me permitiera establecerte con ella la última noche."

 

"No estoy pensando en ella." Respondió con disgusto, y continuó antes de tomar otro bocado de su ahora empapado cereal. "Si estabas tan segura de que no tengo interés en Sakura, ¿Por qué me organizaste una cita con ella?"

 

Su respuesta preliminar fue una mirada ¿eres densa? Él volvió a mirar. "Porque dijiste que la mujer de tus sueños tiene que ser fuerte, y Sakura es la chica más fuerte en Konoha." Respondió ella. El inaudito ¡Duh! al final de su frase era claro.

 

Él la miró. "Algunas veces me pregunto cómo sobrevives, usuratonkachi." Murmuró. Ella lo malentendió y estalló.

 

"¡Tal vez no sea capaz de hacerte un agujero en el cráneo con mi puño desnudo pero todavía puedo patearte el trasero bien, bastardo!" dijo ella en voz alta y furiosa. "Y he hecho más que sobrevivir, voy a ser la siguiente Hokage, así-"

 

"Me entendiste mal, idiota." Suspiró Sasuke. Él cubrió el puño amenazante frente a su cara con su mano y lo puso abajo. Ella se resistió al principio, pero pareció apaciguada por su falta de respuesta sarcástica, lo cual habría sido la norma si él hubiera estado buscando una pelea. Empujó su puño hasta que estaba descansando sobre la mesa, pero no lo soltó inmediatamente. "Quise decir que algunas veces puedes ser tan densa."

 

El puño bajo su mano trató de levantarse, pero él ejerció algo de fuerza y lo mantuvo abajo, e inconscientemente comenzó a frotar su piel suavemente con su pulgar. "Sí, sí. Sé que no soy el crayón más brillante en la caja, o el kunai más agudo en la bolsa, o el-"

 

Había un débil tinte de dolor en su tono que Sasuke pudo detectar. Le ofreció una pequeña sonrisa rara. "Pero eso es lo que te hace Naruto." Y me gustas por quien eres.

 

Ella lo miró en silencio por un largo momento, luego de repente ella se apresuró y retiró su mano de debajo de la suya y la metió en su bolsillo. "De acuerdo, como estaba diciendo antes de que espaciaras." Comenzó, cambiando abruptamente de tema. "¿Qué más ves en la mujer de tus sueños?"

 

Sasuke cerró la mano que había estado sobre la de ella en un puño y la dejó caer en la mesa a su lado. Esperó que ella no se hubiera sentido extraña sobre él sosteniendo su mano así. Odiaría que las cosas se volvieran incomodas entre ellos. En silencio, tomó la cuchara con la otra mano y se alimentó con el empapado cereal mientras pensaba seriamente en su pregunta.

 

"¿Y bien?" preguntó con impaciencia.

 

"Estoy pensando, usuratonkachi." Respondió ausentemente, y escavó su cuchara de vuelta en el cereal mientras miraba hacia abajo en el pardusco-amarillo de las hojuelas flotando en la leche. Una esquina de su labio se levantó casi imperceptiblemente, recordando que Naruto a menudo irrumpía en su casa – porque él estaba absolutamente seguro de que él nunca le había dado las llaves o el permiso – en las mañanas y usualmente ya tenía el desayuno para él.

 

"Dulce." Finalmente respondió, sin darse cuenta de que estaba sonriendo suavemente cuando él miró el cereal. "Ella es dulce." Y debido a que él estaba mirando el cereal, perdido en sus pensamientos, se perdió la mirada que cruzó el rostro de Naruto.

 

"Dulce. Lo tengo." Dijo ella. Sasuke levantó la mirada. "Encontraré una chica dulce antes de que vuelvas, dattebayo. ¡Nos vemos en unos días!" y ella desapareció con un shunshin de su casa, dejándolo solo con su cereal empapado.

 

O0o0o0o

 

El follaje pasó volando a una velocidad anormal cuando el equipo de Naruto se dirigió de vuelta a Konoha a su habitual ritmo ninja. Naruto había evitado pensar en la situación de Sasuke hasta que la misión hubiera terminado, pues no quería ponerla en peligro con los pensamientos volando e interrumpieran la concentración.

 

Dulce… ¿dónde iba ella a encontrar una mujer dulce? ¿Qué quería decir él con 'dulce' en primer lugar? Naruto misma no estaba muy segura de lo que constituía una persona dulce.

 

"¡Yoshi! ¡Hemos regresado de forma segura después de completar exitosamente nuestra misión! ¡Hurra por las llamas y la fuerza de la juventud!" exclamó Lee cuando aterrizó en frente de las puertas, seguido por Neji, quien llevaba su habitual malhumorada expresión reservada específicamente para cuando Geji-mayo o Gai-sensei vertían la cosa de la Juventud. Naruto cayó al lado, y dio al chuunin de la puerta una sonrisa. Tenten golpeó el suelo en silencio detrás de ella.

 

"Me adelantaré en el reporte, pero me temo que no me uniré con ustedes para la cena, debido a que ya hice planes." Dijo Neji, despidiéndolos. "Buen trabajo, como de costumbre."

 

"Vas a ver a Sakura-chan, ¿verdad?" Naruto rió con malicia, y suavemente dio a Neji un codazo en el costado cuando el rosa tiñó sus mejillas. Luego su risa se fundió en una sonrisa. "Gracias, Neji."

 

Neji la miró y entendió que ella estaba agradeciéndole por prestarle a Sakura-chan hace un par de noches. "De nada. Buenas noches, equipo."

 

La Bestia Verde de Konoha tenía lágrimas corriendo de sus ojos. "¡Oooh! ¡Nuestro Joven Neji está retozando en la Primavera del Amor!" exclamó con pasión. "¡Gambatte, Neji! ¡Apoyamos tus juveniles esfuerzos para conquistar a la bella Sakura-chan! ¡Tal energía y espíritu juvenil nunca pueden fallar!"

 

Naruto suprimió una carcajada cuando vio a Neji encogerse un poco cuando todos en la cercanía se volvieron a mirarlos. Él rápidamente se giró sobre sus talones, su cabello marrón oscuro volando detrás de él, y entrando en la aldea.

 

"Lee…" Tenten suspiró con una sonrisa tolerante. Geji-mayo se volvió hacia ella enérgicamente.

 

"¡Mi dulce Tenten! ¿Me harías el honor de tener -"

 

¿Dulce? ¿Tenten era considerada una persona dulce? Era como si un foco de luz se hubiera prendido en su cabeza. ¡Yoshi! Naruto agarró la mano de la otra chica y corrió en la aldea. "¡Lo siento, Lee! ¡Necesito que me prestes a Tenten por un tiempo!" gritó por encima de su hombro, arrastrando a la desconcertada jounin a lo largo y dejando a la Bestia Verde de pie desamparado frente a la puerta.

 

O0o0o0o

 

La noche era oscura, y una fuerte briza alborotó su cabello cuando Sasuke llegó a la cima del Monumento Hokage. Podía oler la esencia de la lluvia en el viento, aunque no caería por unas pocas horas todavía. Se quedó por un rato, disfrutando de la vigorizante sensación del viento sobre su rostro. Respiró profundo y luego se volvió a donde podía sentir el único otro chakra en la montaña.

 

Treinta pasos más o menos lo llevaron alrededor de un gran árbol donde una mesa había sido puesta como aquella noche, pero esta vez con unas pocas más velas encendidas en la mesa. Y en la mesa sentada Tenten. Suspiró y caminó hacia la mesa.

 

"Tenten." Saludó. La mujer había estado puliendo un naginata de aspecto malvado. Ella levantó la mirada, le dio una sonrisa alegre y selló su arma con unos pocos sellos de mano.

 

"Buenas noches, Sasuke." Respondió ella. "Es una noche muy agradable, ¿no? Me encanta el viento."

 

Naruto amaba el viento, también, pero ella prefería las claras noches estrelladas. En realidad Sasuke no tenía ninguna preferencia, por lo que asintió neutralmente y se sentó. Naruto había proporcionado onigiri para él otra vez – cinco piezas y dos tomates enteros esta vez. Su estómago rugió a la vista – había llegado a Konoha tarde esta mañana de su misión de eliminación de bandidos, llegando directamente a casa para dormir por unas pocas horas, despertó en la tarde para encontrar una nota clavada en su manta al nivel del pecho diciéndole que tenía una cita con una dulce chica a la misma hora, mismo lugar.

 

Tenten tomó una pieza de onigiri y le dio un mordisco. "Está bueno." Dijo ella, e hizo un corto trabajo de la bola de arroz. "Así que, ¿Qué es lo que estamos haciendo exactamente aquí?"

 

El labio de Sasuke se curveó en diversión. "Estamos aquí porque perdí una apuesta con Naruto." Respondió él, como si eso lo explicara todo.

 

"Oh." Dijo Tenten, tomando otro onigiri. "Eso lo explica un poco. Naruto estaba diciendo algo sobre encontrarte una esposa y que yo de alguna manera entró en la categoría. Sabes cuán rápido ella habla algunas veces, ¿no? Yo no entendí lo que ella estaba diciendo, pero aparentemente estuve de acuerdo, y aquí estoy." Ella mordió el onigiri. "Aunque la comida lo vale."

 

Sasuke comió un onigiri antes de responder. "Ella tiene eso en su cabeza de que necesito encontrar una esposa, y que ella tiene que hacer algo al respecto. Tú eres su última víctima."

 

Tenten rió. "Naruto se preocupa mucho por ti, eh. Ella es una chica muy dulce."

 

Una chica muy dulce. Lo es sin duda, quería decir Sasuke.

 

"Y no te ofendas, Sasuke. Pero sólo estoy haciendo esto porque de alguna manera le prometí a Naruto que lo haría – no estoy interesada en ti. Digo, eres un buen chico, pero no estoy románticamente interesada en ti, ¿sabes?"

 

Sasuke levantó su mano. "No hay necesidad de disculparse, Tenten. Entiendo perfectamente. Y para aclarar las cosas, estoy aquí debido a Naruto también. De hecho, no sabía con quién me reuniría esta noche."

 

El viento sopló las hojas lanzándolas hacia arriba, pero la mesa estaba a salvo de lo peor del viento. Las velas apenas parpadearon. Sasuke se abrió camino a través de su onigiri compartido – él estaba hambriento – y comenzó a masticar alegremente el primer tomate. Tenten no era el tipo de persona que necesita constante conversación.

 

"Dime algo, Sasuke." Dijo la kunoichi. "¿Por qué estás buscando una esposa cuando ya tienes a Naruto?"

 

Los ojos negro azabache se entrecerraron. "¿Disculpa?"

 

Honesta curiosidad destelló en los ojos de Tenten. "Digo que evidentemente te preocupas por Naruto, y Naruto obviamente se preocupa por ti. No puedo imaginarte a ti o a ella terminado con alguien más. ¿Así que por qué toda esta casería de esposa?"

 

"Eso, tendrás que preguntárselo a Naruto. Como dije, perdí una apuesta." Él hizo una pausa y la miró a su vez penetrantemente. "¿Y a qué te refieres al decir que Naruto me importa?"

 

Tenten se encogió de hombros. "No quise decir nada con ello – es solo que la única persona por la que realmente te preocupas es Naruto. Y es fácil ver que tú eres una persona muy importante para ella, también. Pensé que las cosas se desarrollarían de forma automática en cierta dirección, ¿sabes? Era casi un hecho."

 

"Entonces es evidente que Naruto no piensa en mí de esa manera." Respondió Sasuke, y mordió su segundo tomate. Tenten se encogió de hombros nuevamente.

 

"Sigo pensando que algo está pasando con ustedes dos." Ella inclinó su cabeza y lo miró pensativamente con una sonrisa. "Llámalo intuición femenina, pero creo que estoy en lo correcto. Y apostaría el pago de un montón de misiones rango-C que esta casería de esposa tuya va a terminar con una novia rubia de ojos azules."

Regresar al índiceCapítulo 3 by Valkiria_T
Author's Notes:

Naruto no me pertenece, y esta historia pertenece a TooDarnLzy

Author's Notes:

Naruto no me pertenece, y esta historia pertenece a TooDarnLzy

Las palabras de Tenten estaban atascadas en su cabeza. Naruto obviamente se preocupa por ti. Miró a Naruto por el rabillo del ojo mientras blandía un kunai a un grupo de ninja de Oto, observando la forma en que sus ojos brillaban cuando ella y su oponente se enfrentaban con taijutsu. Ella no era lo que uno consideraría elegante o graciosa, pero Naruto en su elemento como este era definitivamente algo para mirar. Ella exudaba vida.

Sasuke miró cuando Naruto saltó hacia atrás del ninja de Oto e hizo un gesto rozando las manos del hombre. Inmediatamente, las muñecas del hombre arrojaron geiseres de sangre aunque Naruto no lo había tocado del todo. Sasuke sabía que ella había usado su chakra de viento para cortar las muñecas del hombre, y también sabía que ella había apuntado a los nervios del hombre, a fin de inhabilitar la mano. El hombre ahora sólo sería capaz de usar su mano para la más simple de las tareas – sus días como shinobi habían terminado. Sasuke sabía que Naruto nunca asestaría un golpe mortal o incluso daño excesivo a menos que fuera absolutamente necesario.

Desafortunadamente para él, su observación a Naruto lo había dejado momentáneamente distraído, y su oponente no había dudado en aprovechar esa apertura. El ninja de Oto rápidamente se agachó, agarrando un puño de tierra que alargó en un pequeño pero fuerte arpón en su puño, y empujó el amenazante arpón a Sasuke. El Sharingan de Sasuke captó el movimiento pero él no pudo evitarlo a tiempo para evitar totalmente el ataque, y terminó con un corte que se extendía desde su cadera hasta debajo de su esternón. Naruto va a estar muy enfadada, fue su primer pensamiento.

Finalmente molesto suficiente para tomar la debida nota de su enemigo, decidió hacer el trabajo rápido con el bastardo. Por lo general no mataba a sus enemigos porque a Naruto no le gustaba, pero su herida dolía como el infierno. Naruto sólo tendría que hacerle frente, decidió. Ella iba a estar furiosa con él por salir herido de todos modos.

El ninja de Oto no era un novato genin, así que Sasuke tenía que pensar rápidamente. Deslizó su Kusanagi directo en el hombre, quien sólo evitó por poco la cuchilla. Él comenzó una intensa oleada de empujes en el ninja, quien, estando sólo armado con su chakra y kunai, tuvo que retroceder rápidamente para evitar ser ensartado por la larga cuchilla. Sasuke evitó el kunai y la ocasional tierra arrojada a él y siguió al ninja con facilidad, incluso cuando el hombre desapareció con un shunshin a corta distancia. El enemigo evidentemente estaba cansado. Sasuke sonrió internamente, pero fue cuidadoso de no mostrar su satisfacción en su rostro.

Sasuke hundió su chokuto a la izquierda del hombre, apuntando su corazón, y así como había previsto, el ninja enemigo saltó hacia atrás, sólo para mirar hacia abajo con horror a la hoja de puro chakra eléctrico sobresaliendo de su pecho, justo donde su corazón estaba. Los ojos del ninja de Oto siguieron la hoja de vuelta a su fuente – la palma izquierda de Sasuke. El empuje de Sasuke con su chokuto había sido simplemente un engaño para conseguir que el hombre saltara justo en la trayectoria de su chidori modificado. El desagradable olor de carne quemada llenó el aire, y una vez que estuvo seguro de que el hombre había expirado, él desactivó su jutsu. Sasuke miró con desdén al ninja de Oto antes de volverse alrededor para buscar a su compañera de equipo.

La rubia había terminado con su oponente y había disipado el kage bunshin que había estado protegiendo a sus clientes. Ella ahora estaba hablando con los comerciantes, probablemente explicando que ellos habían eliminado la amenaza. Los dos hombres asintieron y preguntaron cuánto tiempo más para llegar a Konoha. Sasuke se acercó, ocultando el dolor que cada paso le causaba su herida.

"Estamos muy cerca de la aldea y debemos llegar en tres horas. Esos ninja de Oto fueron muy valientes o muy tontos para haberlos atacado mientras estaban bajo nuestra protección tan cerca de Konoha." Dijo Naruto. "Estoy pensando más en las líneas de muy tontos." Ella rió, y los comerciantes rieron con ella, sus miedos anteriores completamente desvanecidos.

"Hn." Contribuyó Sasuke. Naruto se giró para mirarlo.

"Ahí estás, bastardo. ¿Por qué te tardaste? ¿Y por qué estás goteando sangre?" ella terminó gritando. Agarró su camisa arruinada y la levantó, y sus ojos se ampliaron a la vista de su herida. Sasuke notó que los comerciantes rápidamente desviaron la mirada, y vio que uno de ellos parecía más bien verde. No es tan mala la herida. ¿O sí?

"No es nada." Gruñó, y trató de apartar sus manos. Ella le gruño furiosamente.

"¡Acuéstate, estúpido bastardo! ¡No puedo creer que lograste que te hirieran! ¡Acuéstate, he dicho!"

Sasuke la miró obstinadamente, y ella miró obstinadamente de vuelta hasta que una fresca espiga de dolor le hizo estremecerse. Entonces su mirada endureció y ella señaló hacia el suelo. "¡Abajo! ¡Ahora!"

Él habría protestado, pero ella formó una serie de sellos de mano. "¡Kanashibari no jutsu!" dijo ella, e inmediatamente se puso rígido contra su voluntad. Ella sin decir ni una palabra formo un kage bunshin, y las dos con cuidado lo bajaron al suelo. Naruto estaba murmurando furiosamente para sí misma todo el tiempo. Ella tomó el paño mojado que su kage bunshin le había entregado de su mochila y limpió la sangre.

Sasuke no podría haber sido capaz de moverse o hablar, pero el jutsu no le impedía sentir sus dedos corriendo sobre la piel de su abdomen, encendiendo pequeños hormigueos donde quiera que tocaban. Podía ver la real preocupación en sus ojos a pesar de la mirada irritada en su cara, y notó cuando la irritabilidad dio paso al alivio.

"No es un corte demasiado profundo." Le dijo ella, mientras hacia algunos sellos. Su mano derecha brilló con un pálido verde. "La cerraré por ti, pero es mejor que dejes a un ninja medico parcharte cuando volvamos. Estúpido bastado. ¿Cómo diablos terminaste con semejante gran herida? Tú shinobi poco convincente." Murmuró. Sasuke habría replicado algo de vuelta a ella, pero había sido efectivamente restringido, y sólo podía dispara inefectivos puñales fuera de sus ojos.

Él observó cómo sus ojos azules se entrecerraron con concentración. Podía sentir el calor del jutsu medico contra su herida, y podía sentir el comienzo de la carne fusionándose. Después de un minuto o así Naruto finalizó el jutsu y tomó algunas gasas y cinta de su kage bunshin. Con lo que pareció para Sasuke ser manos inusualmente suaves, ella cubrió con capas de gasa sobre la furiosa línea roja que quedó del corte, y luego arrancó secciones de cinta y las presionó firmemente pero con ternura contra su piel para sostener la gasa en su lugar. Sasuke estaba inmensamente agradecido de que ni siquiera podía retorcerse del escalofrío que recorrió su piel y bajó por su espalda por el suave toque de sus manos.

"Listo." Proclamó Naruto, y se sentó de vuelta en sus cuclillas. Ella miró sobre su trabajo y dio un satisfecho asentir. "Es bastante mejor que la última vez que estuviste en el hospital, jounin incompetente." Sasuke hizo una mueca internamente, sabiendo que iba a tener que aguantar su burla por unos días, por lo menos. Ella se levantó y chasqueó los dedos, e inmediatamente Sasuke sintió el jutsu disolverse. Él la miró fijamente mientras levantaba una mano en el aire.

Ella se burló de él cuando agarró su mano y tiró de él hacia arriba con suavidad, por lo que su herida no se abriría. "vil cabrón." Ella murmuró a él. Él frunció el ceño. Si él no la conociera mejor, habría pensado que ella estaba encubriendo su preocupación por él con todos esos comentarios cáusticos. Sacudió su cabeza para descartar todos esos pensamientos y concentrarse en la misión que los ocupa. Todavía tenían que llegar a Konoha, así que se limitó a asentir cuando Naruto que continuarían moviéndose. Él se mantuvo detrás de los comerciantes mientras que Naruto tomó la delantera.

No hubo mucha conversación hasta que llegaron a Konoha y depositaron a sus clientes en la Torre Hokage. Los comerciantes les dieron las gracias profusamente y se disculparon por causar que Sasuke se hiriera. Él solo gruñó, sacudiendo su cabeza para indicar que no era su culpa, y los despidió. Luego partió hacia su casa. Sólo logró avanzar diez pasos antes de que una mano lo agarrara firmemente del brazo superior. Se volvió para mirar un conjunto de ojos azules entrecerrados.

"¿Qué?" gruñó, incluso aunque sabía lo que ella quería. Sus ojos se entrecerraron aún más.

"Sé que eres el Sr. Súper Shinobi." Dijo ella sarcásticamente. "Pero ya que fuiste tan estúpido como para hacer que te cortaran, vas a ir al hospital. Ese tratamiento de emergencia que te di no fue suficiente."

"Estoy bien." Argumentó, y trató de tirar su brazo lejos de su mano, pero ella lo sostuvo más firmemente.

"Vas a ir al hospital, bastardo, incluso si tengo que golpearte y cargarte allí por mí misma." El acerado brillo en sus ojos le dijo que ella no estaba bromeando, y Sasuke sabía que ella iba a hacer exactamente eso, y disfrutaría de su humillación mientras ella estuviera en ello. Él le dio su mejor mirada.

"Bien." Escupió, y se volvió para adelantarse en dirección al hospital. Desafortunadamente, Naruto lo conocía demasiado bien, y mantuvo su mano en su brazo hasta que él había firmado y entrado en la sala de procedimientos en el hospital. Fue sólo cuando ella lo dejó ir que se dio cuenta de que su agarre se había suavizado en un agarre más casual, como una esposa o una novia sostendría el brazo de su hombre. Se volvió alrededor para mirarla en esa revelación, pero ella ya se había girado y se alejaba. Sus ojos se entrecerraron cuando la miró, y las palabras de Tenten regresaron a él.

Naruto obviamente se preocupa por ti.

0o0o0o0

"¿Dónde vas, bastardo?"

Sasuke se detuvo y se giró cuando escuchó el chirrido. La calle estaba desierta excepto por Naruto, quien estaba corriendo a toda velocidad hacia él, y parecía como si no iba a ser capaz de detenerse a tiempo. Con un suspiro, él extendió un brazo, y como era previsible, ella se deslizó hasta detenerse y estrellarse contra su brazo extendido. Su impulso lo obligó a retroceder unos pasos, y su brazo automáticamente se curveó de vuelta a él, Naruto y todo. Su esencia y su calidez y su cuerpo sólido llenaron sus sentidos enviando un escozor sobre su piel. Sin darse cuenta, había apretado su brazo alrededor de su cintura durante unos momentos hasta que ella se apartó de él.

"¿Dónde vas, bastardo? Fui a decir hola a Sakura-chan y para el momento en que volví a la sala de procedimientos habías desaparecido, ¡como un ninja!" dijo ella, metiendo un dedo en su pecho. Ella sólo lo miró molesta, no había evidencia de que ella sintió algo de su estrecho contacto hace un momento. Sasuke dejó de lado su decepción y arqueó una ceja a ella.

"Estoy dirigiéndome a mi casa, idiota. ¿Cómo iba a saber que estabas esperándome?" dijo, y se volvió para continuar caminando a casa. Naruto hizo un sonido indignante y se movió dando saltos a su lado.

"Imbécil. Como si yo fuera a dejarte allí." Lo regañó y suavemente empujó en el estómago de él. "¿Cómo está el corte?"

Sasuke se estremeció un poco por la combinación de leve dolor y cosquilleo. "Remendado." Por alguna razón, ella empujó de nuevo, aunque esta vez no en la inmediación del corte. Era delicado, así que él se estremeció un poco y dio un paso lejos de ella. "¿Qué estás haciendo?" gruñó.

Sus ojos y sonrisa se ampliaron con travesura. "¿Tienes cosquillas?" preguntó, sonando como un niño al que le había sido dado un nuevo juguete. Rápida como un rayo ella tenía todos los dedos a sus costados, haciéndole cosquillas sin piedad. Los ojos de Sasuke sobresalieron y trató de evadirla.

"¡Naruto!" resopló, tratando de no reírse o hacer una mueca de dolor. "¡Deja eso, usuratonkachi!" él bateó sus manos para alejarla, pero fue como si hubiera brotado una docena más de ella. Se movieron en una torpe danza a lo largo de la calle, con Naruto atacando y Sasuke retrocediendo para evitarla, Naruto logró sacarle una ligera carcajada de él.

"¡Ja!" cantó ella triunfalmente y finalmente dejó su ataque de cosquillas. Sus manos todavía estaban a sus costados, y los brazos de él estaban extendidos, sosteniendo sus brazos superiores de sus intentos por alejarla. Ambos estaban jadeando, y Sasuke se dio cuenta que ella lo había maniobrado para que su espalda estuviera contra la pared de una de las casas que se alineaban a ambos lados de la calle. Ella estaba un poco floja contra él, y no pareció ser consciente de su proximidad y del enredo de sus brazos, era casi como si estuvieran abrazándose el uno al otro. Contra su voluntad, el latido de su corazón comenzó a acelerarse.

Ella rió un poco y levantó su cabeza. "Deberías reír más a menudo, bastardo. De hecho, creo que esta es la única vez que te he escuchado reír." Dijo, y se puso rígida por una fracción de segundo. O al menos, Sasuke pensó que lo hizo, pero entonces ella casualmente se desenredó, todavía riendo suavemente. "Eso fue divertido."

Sasuke sólo gruñó, sintiéndose un poco desanimado por el hecho de que ella no sintió nada por ese episodio de proximidad. ¿Sus sentimientos eran realmente no correspondidos? Este incidente pareció comprobarlo. De repente, Naruto se dio vuelta con una mirada culpable en su rostro.

"¡Sasuke! ¡Me olvidé de tu cortada! No está sangrando de nuevo o algo, ¿verdad?" preguntó, y se agachó

Of Balls and Brides by Valkiria_T

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://fanfic.es/viewstory.php/
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

Top 20