La ultima Luna by Mera Hamilton

Fanfics en EspañolEl sitio de referencia de los fanfics en español, con miles de fanfics gratis y en español

 La ultima Luna by Mera Hamilton
Summary:

Durante Años se había creido que un Collar que protegía Nadeshico había sido destruido. Sin Embargo no fue así.

Poco después de que Sakura es transladada a una Academía de Magía por su padre ,ya que podría estar en peligro por la guerra en la que estan, descubre que en su pasado hay algo más que solo bajos recuerdos de su infancia que tuvo con su madre, Nadeshico, la cual fue asesinada por un hombre que no sabe nisiquiera quien es, este mismo hombre es culpable de algunas cosas que sucedieron en antes y después del asesino  de su madre (de la vida de Anikunaii y tambien de la vida de Shaoran).

Pronto descubrira que fue lo que paso en ese tiempo.

 



Categories: ANIME/MANGA, CARD CAPTOR SAKURA, TSUBASA CHRONICLE Characters: Ninguno

Generos: Misterio, Romance

Advertencias: Ninguno

Challenges:

Series: Ninguno

Chapters: 8 Completed: No Word count: 14898 Read: 3146 Published: 02/04/2012 Updated: 22/05/2013
Summary:

Durante Años se había creido que un Collar que protegía Nadeshico había sido destruido. Sin Embargo no fue así.

Poco después de que Sakura es transladada a una Academía de Magía por su padre ,ya que podría estar en peligro por la guerra en la que estan, descubre que en su pasado hay algo más que solo bajos recuerdos de su infancia que tuvo con su madre, Nadeshico, la cual fue asesinada por un hombre que no sabe nisiquiera quien es, este mismo hombre es culpable de algunas cosas que sucedieron en antes y después del asesino  de su madre (de la vida de Anikunaii y tambien de la vida de Shaoran).

Pronto descubrira que fue lo que paso en ese tiempo.

 



Categories: ANIME/MANGA, CARD CAPTOR SAKURA, TSUBASA CHRONICLE Characters: Ninguno

Generos: Misterio, Romance

Advertencias: Ninguno

Challenges:

Series: Ninguno

Chapters: 8 Completed: No Word count: 14898 Read: 3146 Published: 02/04/2012 Updated: 22/05/2013 Capítulo 1 by Mera Hamilton
Author's Notes:

Los personajes no son mios, la mayori son de Tsubasa y otros son originales, Anikunaii por ejemplo es una original pero este personaje no es mio lo inventó una de mis amigas, aclaro esto para que ella no se enoje conmiga grasias

Author's Notes:

Los personajes no son mios, la mayori son de Tsubasa y otros son originales, Anikunaii por ejemplo es una original pero este personaje no es mio lo inventó una de mis amigas, aclaro esto para que ella no se enoje conmiga grasias

La joven chica de cabellos cafés mantenía la vista dentro del cuaderno mientras terminaba de escribir, durante no mas de 1 hora permaneció callada, mientras escuchaba el discurso que su padre le daba, junto a las chicas de pelo rosado, y morado, ellas mantenían la mirada fija en él y escuchaban atentamente como si fuera su ultimo día de su vida. Cuando hubo terminado, la primera en salir de la gran sala redonda y en donde solo se podía distinguir la chimenea prendida y dos sillones largos, fue la chica de cabellos cafés, Sakura, era la hija del rey, en realidad callada no le agradaba decir mas de lo que sabia, sin embargo, esta vez salió de mal humor, pues su padre la iba mandar a una academia a no más de 2 horas de donde vivían; su cabeza retenía las palabras que su padre le había dicho a unos metros de ella:

 

“Estarás en la academia “Ross” por un tiempo, necesito que te cuiden, no lo podre hacer yo, y no te quiero dejar sola en el castillo, comprende por favor…”

 

Sakura no lo quería comprender, sabía que las chicas de cabellos rosados y morados acompañarían a su padre en el viaje y ella no podría ir, corrió por los largos pasillos en donde apenas se podía percibir el camino con las pocas velas prendidas, entro a sus aposentos, se escondió en el rincón más oscuro de el, y comenzó a derramar lagrimas sin hacer el más mínimo ruido o gemido. La noche era cada vez más fría, hasta que llego un momento de la noche, cuando Sakura ya se había dormido en el pequeño rincón oscuro, que empezó a nevar, los ligeros copos de nieve caían lentamente en el balcón de la princesa, llegando a abrir fuertemente las puertas, esto despertó de inmediato a Sakura, se levantó rápidamente y cerro, cuando se volteo observo que en el suelo descansaba un collar dorado, en donde en el centro se encontraba una pluma blanca que en el centro se encontraba una piedra pequeña que apenas y se podía percibir, se hincó lentamente hacia el y lo recogió, camino hacia su cama, se sentó en la orilla y por unos minutos continuo observando en collar que tanto le llamo la atención, después lo dejo encima del escritorio que se encontraba a un lado de su cama, se quito lentamente los zapatos que tanto le habían dolido en el día y se metió a su cama quedando profundamente dormida.

 

Cuando el sol salió, el rey entro a los aposentos de Sakura, junto con a las chicas de cabellos rosados y morado con una capa que les cubría totalmente el rostro, la despertó sacudiéndola no tan brusco, ella despertó y observo con cuidado a su padre que sacaba unas pocas mudas de su closet, mientras que las mucamas las guardaban en los maletines rojos, que en apariencia, pesaban mucho. Una vez que ya habían empacado, la dejaron unos momentos en sus aposentos, para cambiarse de ropa, se puso un vestido blanco, que le quedaba poco más debajo de las rodillas,  y un moño del mismo color como cinturón, tomo el collar que se había encontrado la noche anterior y se lo colgó en su cuello luego se puso su capa color rojo escarlata atándosela con un broche dorado, que no era más que el escudo de su reino.

 

Sakura subió al carruaje junto a su padre, duraron callados unos instante y el primero en romper el silencio fue el padre

 

-       Sakura, no deberías de estar molesta conmigo, tu sabes que es lo mejor para ti y…- Sakura no lo escuchaba, ella miraba por la ventana con unos ojos de lastima el paisaje de su pueblo y del ambiente que se desvanecía poco a poco- … me estas escuchando Sakura, tienes 15 años y debes de madurar

-       Padre, le tengo respeto, pero yo no estoy de acuerdo que me mande a la Academia – lo miro con ojos de decepción- pero no tengo otra opción

-       Sakura…- el padre le tomó su mano derecha y la chica lo miro a los ojos- Te vez igual que tu madre, y tienes la misma actitud de ella, y que te quede claro esto, me duele dejarte aquí mas que nada, tu eres la único que me queda de tu madre

-       Si- dijo algo triste Sakura mientras retenía el llanto y volvía la mirada hacia el paisaje y se desprendía lentamente su mano de la de su padre

 

Sakura volvió a la lentitud en su cuaderno a seguir escribiendo en las dos horas de viaje. Durante el viaje se observaba como en el cielo volaban cientos de aves hacia sentido opuesto, el sur, (era primavera y no tenían porque volar hacia ese lado), el padre de Sakura solo observo detenidamente y le pidió al que conducía la carrosa que se detuviera, bajo a Sakura y la metió a la carrosa donde se encontraban las chicas de mechones rosados y morados, el padre la vio por ultima vez y le dijo:

 

-       Volveré antes de que termine el invierno Sakura, no te preocupes ellas me cuidaran cuando te dejen en la Academia.

 

Sakura lo miro detenidamente y lo abrazo con todas sus fuerzas, lo soló para verlo una ultima vez antes de que partiera, cerraron la puerta y continuo su camino Sakura hacia la Academia.

 

 

-0-0-0-0-0

 

 

Mientras aquello pasaba; en la Academia, se veía como corría una chica de cabellos dorados por el pasillo principal con una foto en la mano y detrás de ella un chico que trataba de alcanzarla, pero por más que trato de alcanzarla se fue corriendo al bosque, el chico se detuvo al inicio del bosque y se regreso a la Academia, mientras que la chica se adentro lo más que pudo hasta detenerse, se sentó cerca de un tronco y observo la foto, en donde se encontraba ese chico de cabellos azulados sentado junto a otro entregándole un anillo de oro, la chica se sentía tan satisfecha de la foto que no se podía quitar la sonrisa del rostro, se levanto de nuevo y camino de regreso a la Academia. Se escondió de ambos chicos hasta llegar a su habitación, y guardo la foto en su caja de música.

 

 

-0-0-0-0-0-0-

 

 

Sakura vio la Academia con escrúpulo y luego bajo del carruaje, la chica de cabellos morados bajo con ella se quito la capucha que tenia encima y vio a Sakura

 

-       Sakura te prometo que no le pasara nada a tu padre- se lo dijo viéndola a los ojos con cariño

-       Ren, eso lo tengo por seguro, dile que me escriba, por favor

 

Ren le dio un abrazo a la princesa y luego bajo las maletas de Sakura, entraron a la Academia y el director las estaba esperando en la entrada, Ren le dio una carta y luego se retiro sin decir nada, Sakura se volvió hacia Ren y agito la mano diciendo adiós,  una vez que se fue Ren y la chica de cabellos rosados, el director tomo su varita la agito y elevo las maletas de Sakura haciéndolas desaparecer, luego la condujo por un pasillo largo y ancho para llegar a su habitación, con quien iba atener que compartir en su estancia. Cuando entraron se encontraba la chica de cabellos dorados en la habitación brincando sobre la cama, como loca diciendo

 

-       si eso es una buena solución, lograre pasar la materia con esta imagen

 

Sakura hizo un movimiento de risa y luego bajo la cabeza, el director  la detuvo y la bajo de la cama, miro a la chica de cabellos dorados con decepción y risa a la vez, una vez que el director salió, Sakura observo que cerca de la cama de la otra chica se encontraba otra cama y con sus pertenencias en el suelo, se sentó en su cama y no dijo nada, la chica de cabellos dorados se sentó junto a Sakura mirando al techo.

 

-       Sabes, no es bueno estar tan triste, sonríe un poquito, vale

-       ¿Eso crees?

-       Si por supuesto, me lo dijo una vez una persona

 

Sakura levanto la mirada y sonrió, la chica de cabellos dorados se levanto de la cama y se inclino hacia ella como si fuera de la realeza (ya que esta chica no sabia de quien era hija Sakura), en forma de juego.

 

- Me llamo Anikunaii, pero puedes decirme An.

 

Regresar al índiceCapítulo 2 "El primer baile" by Mera Hamilton
Author's Notes:

Algunos personajes son de Tsubasa, Sakura CC, y otros son creacion de una de mis amigas (Anikuanii, esa es creación de una de mis amigas), pero la historia es completamente mia

Author's Notes:

Algunos personajes son de Tsubasa, Sakura CC, y otros son creacion de una de mis amigas (Anikuanii, esa es creación de una de mis amigas), pero la historia es completamente mia

Anikunaii, se levanto y le ayudo a Sakura a desempacar, acomodaron la ropa de tal manera que la de An y Sakura entrara en el gran closet, An tomó de nuevo la foto que había sacado de ese chico de cabellos azulados, se subió a su cama y comenzó a saltar de alegría de nuevo pero esta vez diciendo

 

 

-       ya tengo con que sobornarlo, yigaa!!!

 

 

Sakura hizo caso omiso a lo que decía la loca de Anikunaii, y salió al balcón unos instantes, de esta manera vio como algunos alumnos de la Academia caminaban alegremente por el jardín que estaba enfrente, bajo la vista para recordar a su madre y luego volvió adentro donde Anikunaii se encontraba en el piso recostada, Sakura hizo un quejido de risa, se hincó y le pidió a An que le enseñara la Academia, An se levanto junto con Sakura y acepto tal propuesta, así que se encaminaron a salir.

 

An le mostro la gran biblioteca que tenia todo clase de  libros, desde lo más antiguo hasta lo más actual, luego siguieron con el salón de baile, en donde se encontraban varios jóvenes ensayando para el baile que se iba a dar esa noche. Sakura observo como las parejas bailaban de un lado a otro, mirándose a los ojos sin despejarse, como si no fueran a verse más, en ese momento recordó a su madre y padre bailando en el castillo, una noche donde fue el cumpleaños de su hermano Touya, ellos se veían como uno solo, se miraban tanto como se amaban, aquella noche nunca olvido, lo tenia tan presente porque no había visto pareja más enamorada en el mundo; en pleno pensamiento Anikunaii la llevo de regreso al dormitorio.

 

 

-       Sakura, esta noche es el baile de cada año, estuviste a tiempo de llegar esta mañana… - Anikunaii movía demasiado las manos y saltaba de alegría como loca- … ya quiero ver el vestido que te pondrás para esta noche porque…-

 

-       No asistiré … - dijo Sakura cabizbaja - … no me gusta bailar –

 

-       Pero que locuras dices, todo mundo sabe moverse – y bailo Anikunaii como si le hubieran echado hielos en la espalda, Sakura comenzó a reírse pero no cambio de opinión.

 

 

Llegaron a la habitación y Anikunaii termino de explicarle algunas cosas de la Academia. Cayó la noche y An termino de arreglarse; se soltó el cabello, se puso un vestido naranja sencillo y su capa color blanco, salió de la habitación y Sakura se quedo sola en el dormitorio, en ese momento era el lugar más silencioso del mundo (Sin Anikunaii como no podría estar silencioso). Busco en el closet un vestido blanco con rosa, que una vez su madre uso cuando conoció a su padre, se lo puso y luego se admiro por unos segundos, salió de nuevo al balcón, observo la gran luna redonda que se veía desde donde estaba tan bella y puntual cada noche sin falta, tanto le hacia recordar a su madre, igual de bella, Sakura mantenía este pensamiento siempre presente en cada momento de su vida, de repente este se interrumpió cuando la caja de música de Anikunaii se cayó, Sakura se acercó a la caja, metió las cosas que tenia adentro y la puso en su lugar. Después de unos minutos, saco su cuaderno y volvió a escribir, durante una hora se mantuvo aislada en su mundo y después salió del dormitorio hacia el jardín principal, donde se sentó en una de las esquinas de la fuente cuadrada, recogió sus rodillas hacia su pecho, y las rodeo con sus brazos, mientras que la mirada la mantenía hacia las estrellas.

 

Después de unos momentos un chico de cabello café llegó corriendo a la fuente y se sentó del lado opuesto a Sakura, mantuvo la cabeza abajo y luego la levanto.

 

 

-       ¿Tu eres otra de las chicas que esta en el baile?

 

-       No, en realidad no fui al baile

 

-       ¿Por qué? Digo todo mundo lo espero

 

-       No me gusta bailar

 

-       Aah! Eso es extraño, bueno ya somos dos

 

-       A ti tampoco te gusta

 

-       No, pienso que solo quieren bailar conmigo porque mi padre es una persona muy importante, además hay como mil chicos en ese baile, tienen por donde escoger

 

-       ¿Hay variedad?

 

-       Si, por supuesto hay flacos, gordos, bajos, altos, feos, guapos, hermosos, irresistibles, presumidos sigo con la lista – Sakura se echo a reír junto con el joven – y dime ¿Por qué no te gusta bailar?

 

-       Después de que mi madre murió, yo deje de bailar, no tengo razón alguna para bailar

 

-       No debes renunciar a algo tan hermoso como eso por una razón como tal

 

-       Lo mismo digo para ti – EL joven hizo una mueca de risa y Sakura continuo – ese motivo por el que no bailas me parece absurdo –

 

 

El chico se levanto y se sentó junto a ella sin verla, luego se arrodillo ante Sakura levantando la mano para invitarla a bailar, con la cabeza hacia abajo

 

 

-       Señorita, ¿le gustaría bailar conmigo?

 

-       Dime una buena razón para hacerlo

 

-       ¿Una razón?, bien es porque de esa manera bailaremos sin contar nuestro pasado, si bailo contigo bailare de nuevo sin importar que bailen conmigo por mi padre

 

-       Muy bien lo hare

 

 

Cuando subió la cabeza el joven, quedo hipnotizado por la belleza de Sakura y sus latidos aumentaron de velocidad; Tomó la mano de Sakura y la sintió más suave que la espuma, ella lo tomó del hombro con su mano izquierda y con la mano derecha le tomó la mano izquierda al chico, comenzaron a bailar al par de la música que se escuchaba hasta el jardín principal, el joven no despejaba su mirada de los ojos de Sakura, observaba con detalle cada centímetro de la chica que estaba frente a él, bailaron por unos minutos y después comenzó a nevar.

 

 

-       ¿De nuevo nevando? – dijo el chico viendo el cielo

 

-       si, lo mismo paso ayer en la noche –

 

-       No debería de estar nevando, estamos en primavera

 

-       Eso es cierto – continuo Sakura volviendo al baile

 

 

El muchacho volvió a mirar a Sakura, su belleza lo cautivaba cada vez más.

-       Mi nombre es Shaoran, Shaoran Li, soy hijo del mago Clow

 

-       Hijo del mago Clow … - Sakura se quedó sorprendida, era hijo de Clow, el mago que estaba enojado con su padre

 

-       ¿Cuál es tu nombre? – Añadió Shaoran; Sakura se mantuvo callada unos instantes pensando que responder

 

-       Sakura

 

-       Sakura, nada más, ¿no tienes apellidos? – dijo Shaoran inocentemente

 

-       El apellido no tiene importancia, no me gusta – bajando la cabeza

 

-       Oh!, no debes odiarlo Sakura – subiendo la cabeza de ella con su mano derecha

 

-       Si, lo siento Li, me tengo que ir, adiós, me gusto bailar contigo – concluyo Sakura alegándose

 

-       Llámame Shaoran, no hay que ser tan cortes – le dijo casi gritando mientras desaparecía

 

 

Shaoran se sentó en la fuente y no dijo nada, luego llego un joven más grande que él de cabello rubio.

 

 

-       Shaoran, aquí estas, debes de quedarte en el baile

 

-       Fay, lo lamento – dijo casi sin importancia

 

-       Shaoran ¿Qué tienes? – dijo mientras observaba su mirada de enamorado hacia la luna - ¿Cómo se llama la chica?

 

-       ¿Eh? ¿De qué estas hablando? – dijo Shaoran confundido

 

-       La mirada que tienes es de enamorado – dijo Fay con una sonrisa en el rostro

 

-       Sakura… se llama Sakura – suspiro Shaoran

 

-       Mmm… Sakura, como la hija del Rey Kinomoto – se dijo a si mismo Fay

 

-       Sakura, Sakura, Sakura … - seguía diciendo Shaoran suspirando.

End Notes:

Espero les aya gustado este segundo capi, espero sus cometarios.

 

End Notes:

Espero les aya gustado este segundo capi, espero sus cometarios.

 

Regresar al índiceCapítulo 3 "El collar de la pluma Blanca" by Mera Hamilton
Author's Notes:

En esta ocación agrege dos personajes más, uno es el conde mejor conocido como "El conde del milenio" que aparece en d gray man, y el segundo personaje es Zero que aparece en la serie de vampire knight, es solamente la aclaracion por si no los reconoces los personajes

Author's Notes:

En esta ocación agrege dos personajes más, uno es el conde mejor conocido como "El conde del milenio" que aparece en d gray man, y el segundo personaje es Zero que aparece en la serie de vampire knight, es solamente la aclaracion por si no los reconoces los personajes

Shaoran entro tranquilamente a su habitación, se quito el moño que tenía en el cuello y se desfajó la camisa blanca que tenía sobre su traje de gala, después se recostó sobre su cama, pocos segundos después entro Fay algo dudoso, cerro lentamente la puerta y se quedo parado delante de la puerta con la mano derecha en la cabeza.

 

-       Fay te diste cuenta que hoy nevó igual que ayer

-       Si Shaoran, eso me pareció extraño

-       Me parece que… - pensativo Shaoran

-       Que el collar este en manos del que realmente lo tiene que utilizar – contesto Fay sorprendido

-       No lo creo, el collar lo tiene el conde – respondió un joven de cabellos negros que se encontraba recargado sobre la pared con los brazos cruzados

-       ¡Tu!, ¿que haces aquí?, no deberías de estar con Clow – dijo Fay sorprendido, encontrándose parado sobre su propia cama, con un báculo en la mano señalando al joven

-       Me pidió que cuidara a Shaoran

-       Pero si para eso estoy yo – Respondió con mirada retadora Fay, acomodando su báculo y acercándose con rapidez a este

 

El joven de cabellos negros levantó la mirada hacia Fay intimidándolo y haciéndolo retroceder al instante, luego se acercó lentamente a Shaoran que estaba perdido en su mundo mirando al techo recostado, le entregó una carta que estaba sellada con el signo de Clow, en momentos Shaoran se volvió hacia el joven recibiendo la carta con sus manos

 

-       Shaoran, tu padre me pidió que te lo diera

-       Bien, gracias  Kurogane

 

Se levantó de su cama y camino hacia el desván, mientras hacia esto, Kurogane y Fay comenzaban a discutir sobre la seguridad de Shaoran, Shaoran sin embrago no les hacia ni el más mínimo caso, ya que se detuvo con la carta leyéndola hasta cinco veces para reiterar lo que estaba escrito

 

“Shaoran

 

Hubo un pequeño cambio y no podre regresar a tiempo para verte en el verano, al parecer el conde no quiere regresar el collar de la pluma blanca, pero no te preocupes pronto nos veremos

Clow”

 

Shaoran se quedo estupefacto unos instantes, luego entro de nuevo a la habitación en donde Fay ya había sacado de nuevo su báculo y tenía a Kurogane de rodillas contra el piso, Shaoran se sentó en su cama y pensó unos instantes más.

 

-       ¿Qué te preocupa Shaoran? – Preguntó Fay, retirando su báculo a la cama

-       La carta dice: “El conde no quiere regresar el collar de la pluma blanca” – contesto preocupado Shaoran

-       Y eso es cierto – contesto el joven de cabellos negros levantándose con los brazos cruzados

-       Kurogane, es que… - contestó dudoso Shaoran dirigiéndose al joven de cabellos negros

-       ¿Qué Shaoran? – dijo Kurogane

-       El conde no lo quiere regresar porque ya no lo tiene, por eso nevó hoy y ayer en la noche

-       Que cosas dices – Tranquilizando a Shaoran, este Fay

-       La persona que lo tiene en estos momento puede desatar su poder

-       ¿Cómo puedes estar tan seguro de ello? – Pregunto Kurogane

-       Cuando el collar esta cerca de esa persona, empieza a nevar el primer mes 2 noches, el segundo 3 noches y el tercer mes 4 noches, lo curioso es que nieva en momentos en que no debería

-       Debemos de avisarle a Clow- Sugirió Kurogane

-       No, seguramente el conde quiere retenerlo por una razón a mi padre y si le avisamos no podremos saber lo que planea este conde – contestó Shaoran

 

Los tres chicos se quedaron callados unos momentos, Fay se acercó al desván cerrando las puertas, cuando le puso el seguro a la puerta para que no entrara la nieve al dormitorio se contuvo unos instante mirando a una pareja bailando afuera, luego reaccionó y llamo a Kurogane y Shaoran para que los vieran

 

-       Miren por la ventana – Señalando Fay a la pareja con su mano izquierda

-       ¿Qué pasa? – acercándose Kurogane

-       Por dios, nunca había visto a Anikunaii tan tranquila en mi vida, bueno no era de esperarse- contestó Shaoran casi riéndose

 

Por la ventana se veía a Anikunaii bailando con un chico de cabello plateado, un poco más alto que ella, An se veía muy feliz mientras que el chico estaba serio, pronto notaron que el cabello de ella comenzó a cambiar de rubio a café claro, como era originalmente, ¿Por qué? No sabían, pero ya tenía tiempo que lo tenía rubio, siguieron observando hasta que Shaoran reconoció al chico de cabellos plateados

 

-       No puede ser ese es Zero, el que esta bailando con An – sorprendido Shaoran

-       ¿Zero?, no se supone que estaba con su padre – Pregunto Fay

-       Seguramente regreso porque paso algo – contestó Shaoran

 

Los siguieron mirando hasta que ambos se volvieron a meter al gran salón en donde se encontraban casi todos los invitados y estudiantes de la Academia

 

-       Ahora que lo pienso, conociste hoy a una chica – dijo sonriente Fay

-       Chica, ¿dónde?, ¿cuándo?... – Preguntó Kurogane sorprendido

-       Ah! Si… era la chica más hermosa y linda que había visto – suspiró Shaoran

-       Pero ¿Cómo dijiste que se llamaba? – Pregunto Fay

-       Sakura

-       Sakura, tiene el mismo nombre que la hija del Rey Kinomoto – dijo Kurogane

-       Si lo mismo pensé yo Kurogane

-       Seguramente es ella, Fay

-       No te adelantes a los hechos Kurote –sonrió Fay

-       No me llames así – tratando de a atrapar a Fay

-       Sakura, como estará mi Sakura ahorita – preguntó enamorado Shaoran para si mismo

 

Mientras se encontraba Sakura en su dormitorio con las luces apagadas, recostada en su cama recordado tranquilamente a Shaoran, pero como podía ser posible que él fuese hijo del mago Clow, seguramente cuando él se enterara que ella era hija del Rey Kinomoto, la iría a entregar con Clow, pero sin duda ella trataría de estar cerca de Shaoran, sin que se diera cuenta de que ella era la princesa Sakura, pues se encontraba muy enamorada de él y no quería separarse jamás de Shaoran. Cerro los ojos y cayó en un sueño profundo asilándose del mundo en donde se encontraba, en ese momento el collar que tenía en el cuello “El collar de la pluma Blanca”, comenzaba a destellar un poco durante unos instantes y luego se apagó.

Regresar al índiceCapítulo 4 "Anikunaii" by Mera Hamilton
Author's Notes:

Anikuanii es el personaje ficticio que invento una de mis amigas (Rosa de Muerte), pretendo aclararlo ahora mismo

 

Author's Notes:

Anikuanii es el personaje ficticio que invento una de mis amigas (Rosa de Muerte), pretendo aclararlo ahora mismo

 

Sakura estaba recargada sobre su brazo, viendo por la ventana como la lluvia comenzaba a desaparecer, notaba que los pájaros se sacudían sus pequeñas alas de un lado a otro, hasta terminar de secarse las pocas gotas que les había caído anteriormente, pronto el árbol donde se encontraba el ave comenzó a tener su color original, la sola imagen del árbol volviendo a su normalidad le recordó a…

-Sakura, no te distraigas, la clase esta a punto de terminar – le decía Anikunaii tocándole el hombro

-Si, lo siento – le respondió Sakura con una sonrisa, volviendo a la clase

Al termino de la clase, todos salieron del salón, An y Sakura fueron las ultimas así que se dirigieron hacia la biblioteca, en el camino se encontraron a Fay, que venia vestido con un traje muy peculiar de color gris con una playera blanca, al parecer el era uno de los prefectos de la Academia, An lo saludo con un abrazo muy afectuoso y Sakura sólo le dio la mano, An y él se quedaron hablando por unos momentos muy seriamente, por lo que Sakura se adelanto a la biblioteca. Camino pasillo por pasillo de la biblioteca hasta que se encontró en la sección de Libros Antiguos, dejó su cuaderno en una de las mesas, y se dedico a buscar por los estantes el libro de Magia Antigua, tardó quince minutos en encontrarlo, estaba en la parte más alta del estante por lo que fue por una silla y como seguía sin alcanzar subió la silla en una mesa y se puso de puntitas para poder alcanzar, se estiró todo lo que pudo hasta que lo tomó, al momento de jalarlo ella resbaló junto con el libro en las manos, estuvo a punto de caer al piso cuando un chico de cabellos plateados la alcanzó a sostener entre sus brazos, Sakura abrió los ojos y notó cierto parecido del chico en alguien que había conocido años atrás.

-Deberías de tener más cuidado Sakura- dijo serio el chico de cabellos plateados con una ligera sonrisa y poniéndola en el piso

-¿Zero?- dijo dudosa Sakura

El chico sonrió y Sakura supo que definitivamente era Zero, lo abrazó y luego acomodaron la mesa y la silla en su lugar, se sentaron en las mesas centrales de la biblioteca, donde se encontraba el cuaderno de Sakura, charlaron alrededor de una hora, luego Zero se levantó para buscar un libro en la sección especial que se encontraba al otro lado de la biblioteca, ella se quedó sola en la mesa leyendo detenidamente el libro por alrededor de diez minutos, fue interrumpida por Anikunaii, que se sentó algo molesta, Sakura no dijo nada hasta que terminó de leer el último párrafo del primer capítulo del libro.

-¿Por qué tardaste tanto? Anikunaii

-El prefecto o más bien P-R-E-F-E-C-T-O de Fay me regañó porque le tome una foto a Robín y Francis – contestó molesta An, recargando su cabeza en su mano

-Sólo por eso, no es justo – dijo Sakura cerrando el libro

-¡Sí! Lo mismo dije yo, pero se molestaron esos dos, Robín el chico de cabellos azules y Francis el de los cabellos rubios – dijo acercándose con rapidez a Sakura y sacando la foto señalando a cada uno- lo vez, Robín le estaba declarando su amor a Francis, ¡Era un momento divino!, no dude en sacarles la foto, además está la puedo utilizar para sobornarlos en lo que se me antoje – dijo dando vueltas sobre sí, Sakura sólo la veía con una gota en la cabeza, luego se detuvo y volvió con Sakura – además no necesito que me pasen la tarea la tarea porque soy una estudiante completamente perfecta y normal – dijo con una sonrisa en el rostro y el dedo índice alzado hacia el techo

De repente se le quito la sonrisa del rostro porque Zero le golpeó la cabeza con el libro que traía, An se volvió hacia él  y lo miro con desafío, pero él sólo la miro seriamente. Todos los regalos y muestras gratis, promociones, productos gratis, cupones descuento, sorteos, concursos, ofertas España del 2022 Muestras gratis y regalos

-Nunca cambias An, no debiste de incomodarlos – dijo serio

-¡Pero se veían tan lindos! – aseguró ilusionada, con las manos en las mejillas

-Eso iba a quedar entre ellos dos, hasta que la niña inmadura llego – dijo con una sonrisa en el rostro y abriéndose paso para sentarse

Anikunaii se quedó callada con los ojos en blanco y luego se sentó a su lado tratando de provocarlo por unos minutos, Sakura hizo caso omiso de lo que hacían y se dedicó a seguir leyendo con una sonrisa, porque An era graciosa y no paraba de hablar

-Podrías dejar de hablar, eres tan inmadura – dijo Zero tratando de provocar a Anikunaii

-¿A quién le dices inmadura?, si lo vuelves a decir… - dijo poniéndole su dedo índice en la nariz de Zero

-¿Qué me vas a hacer? – dijo riendo Zero – Además tu no me puedes hacer nada, aunque seas hija del Conde

-Baja la voz – dijo seria Anikunaii, sentándose en la silla – Además es el conde del milenio, que no se te olvide, guárdale respeto a mi padre

-mmm… en serio – dijo Zero sin despegar la vista del libro

-en serio – Agregó An, con una mirada de fuego

-Sabías que te vez muy hermosa cuando haces esas caras Anikunaii – observándola a los ojos muy detenidamente

-¿De verdad? – calmándose

-Sí, tus ojos cafés son sinceros y me cuentan, tú cabello café es aún más brillante cada día, pero tu sonrisa se ve mejor cuando te enojas – le dijo tiernamente y An se desmayó quedando en el suelo – listo ahora si se quedó callada – dijo mirándola en el suelo

Sakura sólo sonrió sin dejar escapar una risa, volvió de nuevo a leer el libro hasta que el sol se puso, Zero se retiro y así hasta quedar ella, An (aún en el suelo) y unos cuatro estudiantes más, acomodo el libro en su verdadero lugar, que era hasta abajo del estante, despertó a Anikunaii del suelo y luego se dirigieron al gran comedor para cenar, An no paraba de comer chocolate, y Sakura sólo la miraba con cautela y asombro a la vez, después de que Sakura terminara de cenar empezó a conversar con Anikunaii sobre su vida.

-Entonces eres hija del conde del milenio

-Si Sakura, pero no se lo digas a nadie más, en especial a Shaoran – respondió An, comiendo otro chocolate

-¿Por qué?

-Shaoran odia a mi padre, porque cree que el mato a una persona, por lo cual su padre está enojado con la familia esa persona por no cuidar de ella, y a Shaoran no le gusta que su padre este enojado con esa familia

-¿De qué hablas?

-mmm… bueno no sé quien sea esa persona, pero te digo por seguro que mi padre no lo hizo- dijo An soltando su chocolate

-mmm… por la edad que tienes, debes de ser la hija más joven, verdad

-sí, eso es lo que más me gusta - sonrió Anikunaii

-Entonces eres la que es mitad demonio y mitad humano, no es así

-¿Cómo sabes eso?, me refiero a que todos piensan que el conde no tiene hijos y si lo sabrían no tendrían presente como son cada uno

-me lo dijo una vez mi madre, pero no te alarmes eso fue lo único que me dijo

-A bueno, sí soy mitad demonio, por eso mi cabello cambia de color

-No comprendo

-Esta de color blanco cuando me convierto en un demonio, se vuelve rubio cuando mi protector esté lejos, él es el único que me puede tranquilizar o más bien que logra controlarme y se vuelve café claro cuando esta cerca de mi

-¿Quién es tu protector?

-Es… el chico más lindo del mundo cuando lo conocí – dijo con las manos en las mejillas – Es… ZERO

-¿Zero? – pregunto confundida Sakura

-Sí, él le prometió a mi padre protegerme desde que yo tenía 5 años y él 7 años

-Tu cinco años, la misma edad que yo tenía cuando él se fue – se dijo a sí misma Sakura

-¿A poco ya lo conocías?

-Sí, de chicos, no volví a verlo desde los 5 años, ahora sé porque no lo volví a ver, pensé que se había ido porque yo ya no tenía a mi madre y yo necesitaba un tiempo para recuperarme

-No lo hizo por eso, necesitaba protegerme porque él era el único ser más fuerte que lograría protegerme contra los demás y contra mí también, en realidad a esa edad yo no sabía controlarme y él me ayudo mucho

-Y con todo esto, ¿No crees que Shaoran sospeche que eres hija del conde?

-Me supongo que lo ha pensado, pero si lo sabe seguro que querría retarme, eso no sucederá porque Zero lo impediría y hablando de ellos mira vienen directo para acá – dijo señalándolos

Zero y Shaoran venían caminando, se sentaron junto a An y Sakura, entre los cuatro hablaron cerca de 40 minutos, luego cuando el gran comedor estuvo lleno de todos los estudiantes, el director se levantó de su asiento que estaba hasta enfrente de todas las mesas de los estudiantes, alzó las manos para que todos guardaran silencio.

-Jóvenes, hoy me ha llegado una carta del general de las tropas del reino, y me ha dicho que por las bajas que han tenido en el campo de batalla… - se empezaron a oír quejas de los estudiantes por el comedor - … necesita que los chicos de esta academia serán reclutados – ahora todos los chicos se levantaron de su lugar quejándose aún más – muchachos cálmense ustedes no son los únicos que van a ir, han mandado esta carta a todos rincones del reino y también de otros para que se unan –

Aún con la explicación, todos los estudiantes estaban inconformes, los prefectos calmaron a todos los estudiantes alrededor de 10 minutos

-Estupendo, llevo 1 mes en la Academia y ahora resulta que nos necesitan – le dijo Zero a Shaoran

-Sí, es injusto pero es para salvarnos – respondió Shaoran

-Pero nos utilizaran, que tal si morimos –añadió alarmado Zero

-Moriremos con honor

-Hay Shaoran, tu siempre tan noble – le dijo Fay con una sonrisa que se encontraba parado justo a un lado de ellos

Sakura vio con detenimiento a Shaoran, tratando de buscar si tenía miedo o no, pero lo único que encontró fue una calma total sin miedo, cuando él volteo a verla le sonrió por lo que Sakura se puso roja y volvió a mirar al director, que terminaba de explicar algunas cosas.

Shaoran no hablo más y volteó a ver una de las ventanas, notó  que comenzaba a nevar de nuevo, por lo que se preocupó aún más “Es el segundo mes, la primera noche y ya comenzó a nevar, tengo que encontrar el collar y la persona que lo tiene” pensó Shaoran mientras regresaba su mirada hacia el fino rostro de Sakura, que se veía tan atenta y tranquila, él se sentía con miedo y asustado, pero no lo mostraba para verse fuerte por fuera, pero se sentía tan destrozado por dentro que pensaba que moriría sin declararle su amor a Sakura.

Regresar al índiceCapítulo 5 by Mera Hamilton

Dentro de la gran sala de entrenamiento aventaba un cuchillo tras otro al blanco, a una distancia no más de 10 metros, descanso unos segundos más y continuo aventando más cuchillos en diferentes posiciones, hincado con la rodilla izquierda o derecha en el suelo, parado de espaldas, viendo de frente pero siempre al mismo lugar (justo en centro del blanco), cuando tomó el ultimo cuchillo de mango negro profundo, Fay se lo quito rápidamente y lo aventó sin ver el blanco ensartándose en la orilla de otro cuchillo que estaba ensartado justo en el centro, Fay volvió la vista al chico que había aventado los cuchillos y lo sentó junto a él tomándolo del hombro.

-Shaoran deberías de calmarte un poco, lo que dijo el director ayer no debería de alterarte, bueno si altero un montón a los estudiantes pero tú sabes mejor que nadie que en algún momento les pedirían sus servicios – decía serio Fay al chico que tenía la vista perdida en los cuchillos

-Eso no me altera Fay, lo que me altera… es que… - bajando su mirada a sus manos que tenia enlazadas entre sí

-Si tú murieras sin decirle a Sakura lo que sientes por ella, ¿No es así? –

-Sí, ¿Eso es tan obvio? – tocándose con una de sus manos la cabeza

-Algo, si eres muy observador cualquiera se daría cuenta – respondió con una sonrisa en el rostro Fay

-Haber muchacho, veamos que tanto te has debilitado – le decía Kurogane a Shaoran dándole una espada

-No lo suficiente para que te deje ganar Kurogane – le respondió Shaoran aceptando la espada y lanzando el primer golpe

Fay se hizo a un lado observando con detenimiento la técnica que Shaoran utilizaba, luego se fue al otro lado de la sala, donde se encontraba Zero disparando a un muñeco de madera que colgaba desde el techo, se notaba tranquilo y sus movimientos eran muy rápidos.

Anikunaii entro junto con Sakura a la sala de entrenamiento, observaron a los pocos estudiantes que se encontraban practicando con diversos instrumentos, Sakura detuvo su mirada cuando vio a Shaoran chocando espadas con Kurogane, se veía tan guapo, y hasta eso no se notaba en lo más mínimo su cansancio, pero le escurrían unas gotas de sudor por la frente, tan concentrado se veía en el combate que ni su presencia notaría en lo más mínimo, se vio interrumpida cuando Anikunaii empezaba a combatir con un chico de cabellos negros utilizando espadas, An era tan buena como Shaoran tan sólo que la técnica de ella era mucho mejor que la de él, y él era muy rápido esquivando cualquier ataque, por lo que un combate entre los dos quedarían empatados del todo. Sakura desvió su mirada hacia dos estudiantes, una chica de cabellos negros y un chico de cabellos azules, que reconocía de inmediato era Robín, ambos eran los únicos que utilizaban los arcos “¿Por qué sólo ellos utilizaran los arcos?” pensaba Sakura, se acercó un poco más para verlos como lanzaban, ellos daban casi en el centro del blanco, los miro unos momentos más y luego volvió la vista hacia unas cajas, en una de ellas habían muchas flechas y en otra unos cuantos arcos, Sakura tomó uno de los arcos y una flecha, se puso en posición de disparar como lo hacían los dos chicos que estaban a su lado, apuntó y miro fijamente el banco, los chicos que estaban a su lado bajaron sus arcos para observarla, la princesa respiro un poco y luego soltó la flecha, esta con mucha rapidez  se clavó en el centro del blanco, tomó otra más lanzando casi enseguida y de nuevo la ensartó en el centro, se mantuvo callada quedándose perdida en las flechas que había lanzado.

-No cualquiera puede utilizar un arco ¿Lo sabías?- le dijo la chica de cabellos negros con una sonrisa esbozada en el rostro a Sakura

-No – respondió Sakura aún con la vista perdida en las flechas

-Bueno no se me hace raro, regularmente los que utilizamos arcos somos considerados un elemento especial- explicó la chica – no es fácil encontrar arqueros en estos tiempos – Sakura se volvió hacia la chica para que le siguiera explicando – los arqueros son una rareza desde que murió la reina Nadeshico – Sakura se quedo callada digiriendo lo que la chica le acababa de decir- ¿Cuánto tiempo llevas practicando?

-Nunca lo había intentado, en realidad jamás había tomado un arco en mi vida – respondió Sakura algo nerviosa

-Entonces… tu debes de… - se quedó pensando la chica de cabellos negros tratando de encontrar la respuesta- … tenerlo de familia, ¿Alguien en tu familia era arquero?

-No… creo que no… - Respondió la chica de cabellos cafés, volviendo a observar las flechas clavadas en el blanco - ¿Rareza?

-Si, en teoría desde que la reina murió… comenzaron a desaparecer – decía algo triste la chica – aunque la Reina Nadeshico era muy buena con el arco, la admire mucho tiempo y me imagino que su hija Sakura ha de ser la mejor arquera

-¿Nadeshico? – Sakura se sorprendió al saber que su madre había sido arquera, su padre jamás se lo había contado ni siquiera su propio hermano, bueno en realidad no se le hacia raro que no le contaran sobre ella, en teoría después de que ella murió, su padre decidió que en el reino no se comentara nada sobre la vida pasada de ella, aún con los pocos recuerdos que Sakura tenía de ella no le servían lo suficiente como para conocerla completamente.

-Si Nadeshico, antigua esposa del Rey Kinomoto, era toda una has en los arcos – decía con admiración la chica – los arqueros siempre han sido un arma muy importante en las guerras desde tiempos atrás y ella era una de las mejores de su clase a la edad que tenía

-Nunca había escuchado eso de ella – añadía la princesa

-mmm… que raro – contestaba la chica de cabellos negros – Me llamo Tomoyo, ¿Cómo te llamas tú? – le preguntó la chica lanzando una flecha al blanco

-Sa… Sakura – respondía nerviosa la chica

-¡Sakura!, como la hija del rey Kinomoto… no espera… no hay duda de que tu eres la princesa  Sakura- le dijo Tomoyo acercándose con rapidez a la chica de cabellos cafés – definitivamente te pareces muchísimo a Nadeshico

- Por favor no se lo digas a nadie, esto… me causaría algunos problemas – le decía Sakura en el oído de de Tomoyo

-Muy bien te lo prometo

Sakura continuo disparando asta que casi la sala de entrenamiento quedo vacía, quedando solamente Anikunaii recargada sobre una de las paredes aventando un montón de cuchillos a uno de los blancos que se encontraba  a unos metros de ella, Zero guardando las pistolas que había utilizado, Fay sentado cerca de una de las ventanas, Kurogane tomando un vaso con agua y Shaoran limpiando la espada perfectamente.

Poco antes de que saliera Sakura de la sala entro corriendo Francis y detrás de él Robín, Francis no vio que Sakura estaba frente a él y la mando a una de las paredes golpeándose a cabeza y quedando inconsciente, Shaoran corrió hacia ella y le levantó la cabeza tratando de despertarla, pero el intentó fue fallido, puso de nuevo su cabeza en el suelo para poderla levantar, sin embargo poco antes de que la alzara notó un brillo leve en su cuello, hizo a un lado los cabellos que cubrían parte de su cuello y se percato enseguida que era el collar de la pluma, se quedo inmóvil unos momentos pensando que hacer “ Que hago… finjo que jamás vi el collar o se lo quito… pero si se lo quito ¿Qué podría pasar?...” mantuvo la pregunta en su mente mientras la llevaba a su habitación “Me prometo protegerla hasta donde mis habilidades me lo permitan pero… el collar… como es que lo tienes…se suponía que lo tenía el conde, ¿Cómo llego a ti? Sino tienes ninguna conexión con él” pensaba Shaoran mientras la acomodaba en su cama, desabrocho el collar de su cuello y luego lo llevo a su mano para verlo más de cerca, sin embargo Anikunaii se lo arrebato rápidamente de sus manos

-¿Qué haces con mi collar? – le dijo An dirigiéndose a Shaoran

-Tu collar, pero si ese es de Sakura… lo tenia el conde… - decía confundido Shaoran –lo tenia el conde – repetía Shaoran recordando lo que An le había dicho anteriormente – espera ¿Cómo es que es tu collar?

-A mi… collar… eh… - Pensando An, pero no encontraba una buena explicación, para omitir que ella era la hija del conde que tanto odiaba él con su vida – aaa… pues… Zero, él me lo dio – señalándolo

-Ah!, An… - haciéndole un quejido – Shaoran, mira… en realidad yo… - pensando que hacer sintiéndose con una espada contra la pared – No te puedo mentir Shaoran

-Zero cállate – le decía An con enojo

-Pero An, de algún modo u otro se va a terminar sabiéndolo

-¿Saber qué cosa? –decía algo confundido Shaoran

-Que…

Poco antes de que Zero lo confesara todo, entro bruscamente Francis a la habitación tomando de los suéteres a Anikunaii y Zero diciéndoles – hubo un problema, los necesito a los dos –  y se los llevó de la habitación, Shaoran quedo desconcertado, pero no tenía argumentos para arrebatarle el collar a Anikunaii, no quería soltar la historia del collar, pues se suponía que había sido destruido años atrás, entonces dejó que se lo llevara consigo.

Kurogane hizo caso omiso a lo que sucedía, así que se acercó  hacia Sakura, sin duda se parecía mucho a la difunta reina, ella era la imagen viva de Nadeshico, Kurogane supo entonces que Sakura era la princesa, no había duda, aunque era la primera vez que la veía, él nuca pudo olvidar a Nadeshico porque fue la mejor arquera que había conocido hasta ese entonces. “Princesa Sakura, entre menos se entere Shaoran que eres de la realeza mejor” pensaba Kurogane

-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-

Por otro lado, una mujer de cabellos negros se encontraba sentada en un sillón rojo viendo por una bola de cristal en rostro de Sakura, la veía con detenimiento, tomó una taza de té tranquilamente, dejo la taza medio llena en la mesa y se levantó, tocó con su dedo índice la bola de cristal y enseguida el rostro de Sakura se desvaneció, la mujer camino en dirección a hacia una gran ventana que iniciaba en el piso y terminaba en la pared, con su té en la mano, luego abrió con un chasquido las cortinas que no dejaban pasar la luz, durante unos minutos vio el cielo azul, enseguida en la habitación entraron sin tocar cuatro encapuchados, se pararon justo detrás de ella y uno de ellos se quito la capucha, era de un rostro joven como unos 17 años aproximadamente, su cabello era café chocolate y sus ojos miel, no medía más de 165 cm, se hincó con la rodilla izquierda en el suelo y bajando la mirada como forma de respeto y luego se levantó.

-Aun podemos salvar a Sakura, mi señora – dijo el chico de cabellos cafés

-No debemos apresurarnos, Takuma – contestó la mujer dirigiéndose al chico de cabellos cafés, tomando un sorbo de su té

-Pero mi señora, ya han empezado a reclutar a la mayor parte de los jóvenes del reino de Kinomoto y otros reinos vecinos – dijo un joven de cabellos rubios haciendo la misma forma de respeto que hizo Takuma para dirigirse a ella

-De eso ya estoy enterada Guiche – respondió seria la mujer

-Cuando los jóvenes se vayan, Sakura estará más desprotegida, hemos cuidado de ella desde hace 10 años, después de que… - decía Guiche que fue interrumpido por la mujer

-de que su madre murió, lo se… Nadeshico fue una gran protectora de ese collar, sin embargo Sakura estará segura por ahora – decía la mujer dándole otro sorbo a su té

-Entonces nos sentaremos a ver como ve decayendo la princesa, no se me hace justo – insistía Takuma

-Si ustedes aparecen en el reino de Sakura, estarán en peligro y lo saben- respondió la mujer

-Si, pero solo nos desterró ese hombre – aseguraba Guiche

-No solo porque los desterró, sino el porque los desterró- esbozaba una sonrisa la mujer – él sabia que una vez que el collar estuviera en posesión de Sakura ustedes la protegerían a toda costa, así que si vuelven los perseguirá hasta asesinarlos a los cuatro – tomando otro sorbo de su té – no los quiero perder ahora, esperare el momento perfecto

-Como usted ordene – decía Guiche poniéndose su capucha y saliendo junto con Takuma y los otros dos encapuchados.

La mujer tomó el último sorbo de su té y luego lo dejo en una de las mesas junto a la ventana, pronto llegó un animal muy peculiar color blanco que parecía conejito brincando al hombro de la mujer de cabellos negros.

-Yuko, ¿Estás segura de no mandarlos? – preguntaba el conejito blanco

-Si Mokona, ella estará bien, te lo prometo – le respondía seriamente la mujer de cabellos negros, bajando al suelo a Mokona

-Bien Yuko, se lo diré a Mokona negra – decía Mokona saliendo de la habitación

-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-

-¿Está nevando de nuevo? – decía Sakura mirando la ventana

-¡Sakura, despertaste! – le dijo Shaoran tomándola de las manos

-Si… Shaoran – dijo nerviosa la chica de cabellos castaños, sentándose en la cama

-Me alegro, porque… - cambiando su tono de voz a serio -… tengo que contarte una cosa

-¿Y qué cosa es? – pregunto Sakura poniéndole atención

Shaoran explico a Sakura sobre el collar de la pluma, tratando de no omitir ningún detalle de lo que tenía que saber.

Regresar al índiceCapítulo 6 "El pasado de Sakura" by Mera Hamilton
Author's Notes:

Les agrego qe los personajes no son mios, algunos son de Sakura CC, otros de Tsubasa y el personaje de Anikunaii es de Rosa de Muerte

Author's Notes:

Les agrego qe los personajes no son mios, algunos son de Sakura CC, otros de Tsubasa y el personaje de Anikunaii es de Rosa de Muerte

Las gotas de la regadera caían como copos de nieve sobre mi cabello, trataba de que mi mente se quedara en blanco, sin recordar todo lo que había pasado el día anterior, sin embargo el esfuerzo fue inútil, el recuerdo regreso inmediatamente; me veía a mi misma junto a Shaoran, que me explicaba lo del collar de la pluma.

 

-      Sakura el collar que tenías en tu cuello es muy especial, la persona que haga uso indebido de el podría causar la catástrofe más horrible de todo el mundo, por lo que… te pido que te cuides, trataran de quitártelo a como de lugar, hasta podrían… matarte.

 

¡¿Matarme?!, era morir en manos de una persona que me quisiera arrebatar el collar, que ahora esta portando Anikunaii, sin embargo como esta cerca de mí aún esta a salvo y no causa ningún daño a todos.

 

Enterarme que podría morir me recordó bastante el día en que mi madre murió.

 

Yo (con una edad de 5 años) me encontraba en la fuente principal con ella a mi lado, me mostraba una flor de un árbol que lleva mi nombre “Sakura”, cuando de repente un hombre medio bajo y un poco gordo que se encontraba encapuchado me apartó de su lado mandándome lejos de ella, apenas al levantarme para ver lo que sucedía, ese hombre se quito la capucha y le enterró un cuchillo justo en el centro del corazón a mi madre, trate de mantenerme estable pero me costaba respirar, el miedo me atrapó por completo; en ese momento pensaba solamente en ir a lado de mi madre a salvarla, sin embargo no pude ya que ese hombre se volvió hacia mi, era… era… no lo podía creer, era el Conde del Milenio, su risa me causaba miedo e ira pues él parecía disfrutar como moría mi madre desangrada, se acercó hacia mí, y antes de que pudiera tocarme Touya lo empujo quedando ambos en el suelo, el Conde se levanto enseguida y mi hermano lo atacó con su espada, pero el conde evadió su ataque y después lo golpeo tan fuerte en la cabeza que dejo a Touya completamente inconsciente, ese hombre se volvió de nuevo hacia mi como si fuese la culpable de todo esto, no volvió a acercarse hacia mi, ni siquiera me tocó, volvió donde mi madre se encontraba y le buscó algo en el cuello, por su expresión me di cuenta de que no encontró lo que buscaba, él se levantó y poco antes de quedar de pie mi madre lo tomó del brazo y con algo de dificultad le dijo: “ Yo prometí protegerlo durante todos estos años y ahora ya no lo vas a encontrar”, el conde solo le esbozó una sonrisa malvada “ No prometas proteger algo que ya esta destinado para alguien” le dijo soltándose de ella con un arrebato, se puso de nuevo su capucha y desapareció desvaneciéndose en el aire con una sonrisa en el rostro, con lo poco que pude ver entes de desmayarme y de que él desapareciera, su rostro del Conde no era más que una ilusión… ese hombre no era el conde… había usado la imagen del mismo Conde… sin embargo no aguante lo suficiente para ver completamente su rostro.

 

El momento en que el conde atravesó el cuchillo en el corazón de mi madre, a parte de que el miedo me atrapó por completo, me sentí asustada y aterrada ante el suceso, así me sentí cuando Shaoran me dijo: “hasta podrían… matarte”, en ese momento me congele unos segundos sin saber que responder.

 

-Sakura apresúrate  - decía Anikunaii recargada sobre la puerta de la habitación

 

-Ah!, si ya voy – contestó Sakura volviendo a la realidad y tomando su suéter de la cama.

 

Ambas chicas caminaron por los pasillos del edificio hasta llegar al salón, las clases pasaron muy rápido, cuando dieron las tres de la tarde los estudiantes se esparcieron por toda la Academia, An y Sakura se sentaron cerca de una de las fuentes del jardín principal, Sakura tomó su cuaderno y empezó a escribir, An por otro lado leía un libro muy antiguo con escritura rara y avanzada para el nivel de una chica de su edad, pero por ser hija del conde sabía demasiadas cosas. Se mantuvieron cayadas alrededor de media hora hasta que Anikunaii rompió el silencio.

 

-Dice Shaoran que es tu collar el que traigo puesto – decía Anikunaii mostrándoselo

-Algo así –contestó Sakura con la vista en el cuaderno

-¿Algo así?, que a caso no es completamente tuyo

-Llegó de pura casualidad en mi cuarto el mes pasado cuando nevó en…

-en la primera noche ¿No es así?

- S-si – decía sorprendida pero confundida - ¿Cómo lo sabes?

- Ah!, en realidad era una suposición – decía sonriente An tratando de ocultar que en verdad sabia el porque

-Oh!, bueno – regresando la vista a su cuaderno – Pero ¿Por qué dices que es tuyo?... no espera ya se…, Shaoran me dijo que el collar lo tenía el conde , y como tu eres su hija seguramente él te lo dio ¿No es así?

-Vaya Sakura eres muy lista – decía An con la vista perdida en el cielo – me lo dio para protegerlo

-¿Protegerlo?

-Si era protegerlo de ti – An se quedo pensando si decirle la verdad a no. “de todas maneras tendrá que saberlo, prefiero que lo escuche de mi y no de otra persona” se decía a si misma An – Sabes una cosa

-¿Qué paso?

-Se que te llegó el collar la primera noche que nevó, porque… un hombre entró esa noche a mi habitación a robarlo, desafortunadamente no logre quitarle el collar y… pues he roto la promesa que le había dado a mi padre

-y ¿Cuál era?

-le dije “Te prometo proteger el collar para que no llegue en manos de la princesa Sakura”– An miro los ojos de Sakura

-¿Cómo es que…?

-¿lo se? – Terminaba An la frase de Sakura – Porque una vez te conocí… no recuerdo el lugar, ni el día, solo recuerdo haberte visto hace años

 

Sakura se contuvo sin saber que hacer, si alguien más se enteraba de que ella era la princesa, seguramente llegaría a los oídos de Shaoran; Anikunaii no dijo más y se retiro a su habitación dejando a Sakura sola.

 

Una vez que cayó la noche Sakura aún seguía en el jardín escribiendo en su cuaderno, lo cerro justo antes de que le callera el primer copo de nieve, lo guardó en su bolsa y camino directamente hacía la puerta principal donde se encontraba Kurogane, cuando paso justo a lado de él, le dijo:

 

-Buenas noches princesa

-¿Princesa? – repetía Sakura en voz media con ojos sorprendidos

-Tienes un gran parecido a Nadeshico, Sakura – afirmo fríamente Kurogane alejándose de ella

-Pero… - Sakura no termino su frase ya que él la interrumpió

-No te preocupes, Shaoran no se va a enterar –aseguraba tranquilo – además entre menos se entere mejor – expresó desapareciendo por el jardín principal

 

0o0o0o0o0o0o0o0o0o0

 

-¡¿Cómo se te ocurrió dejarla allá?! – decía enfadado el joven de cabellos negros con una edad de no más de 20 años

-Toya, ¿Qué otra cosa podía hacer?, traerla conmigo seria desastroso – decía el rey Kinomoto al joven de cabellos negros

- Padre sabes perfectamente que el ejercito del reino esta reuniendo a todos los chicos de la Academia ¿Verdad? – decía Toya serio

- Eso lo se – mirando al mayor de sus dos hijos – están utilizando ese reino con el que estamos combatiendo

- Eso es casi imposible padre, el Rey Amaney nunca nos ha querido, pienso que se arto de ese sentimiento tan profundo y por eso nos declaro la guerra – afirmaba el joven

- Es la verdad hijo, el reino del Rey Amaney está siendo utilizado como una distracción para que no pongan sus ojos en alguien en especial

- No me digas – reía fríamente el joven – es ese conde, el mismo que asesino a mi madre

- Toya, cuantas veces te tengo que decir – explicando el Rey a su hijo – que el conde no fue quien la asesino

- Lo vi con mis ojos, era él – aseguraba con tono grueso

- Eso no importa, alguien trata de ensuciar el nombre de los demás con tal de que no lleguemos a él, por ejemplo ya ensucio el nombre del Conde

- si –asentía el chico – por su culpa, ¡del conde! – con tono mas alto -  el mago Clow nos culpa por la muerte de mi madre

- Si, Clow tiene sus razones

- Pero que dices – alzando su vista – el conde lo hizo y punto

- Yo se que no fue el conde sin embargo desconozco la identidad del verdadero asesino

- No importa – fruncía el mayor de la realeza –no cambiare de opinión hasta que me muestren una prueba clara de que ese Conde es inocente, por lo pronto me seguiré quedando con lo que vi ante mis ojos

 

En ese momento entró corriendo Ren abriendo de manera imprudente.

 

-Mi rey a surgido un problema – asegura la chica de cabellos morados

-¿Qué paso Ren? – preguntaba el rey tratando de ocultar su preocupación

 

0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o0o

 

Sakura entro tranquila a su habitación encontrando las puertas abiertas del balcón y a Anikunaii de rodillas frente a este con el cabello color blanco y en la mano una Katana que le escurría sangre,

de inmediato Sakura dejo su bolso sobre su cama y corrió hacia ella hincándose enfrente, le quito lentamente la Katana dejándola alado de ella, luego le hizo a un lado los cabellos que cubrían su rostro, sus ojos no eran los mismos uno de ellos era de color azul y el otro de color morado, mas aun su mirada era fría y sin sentido, Sakura al principio se espantó pero luego comprendió que por dentro ella sufría, estaba muy espantada, pero no podía demostrarlo con la forma que tenía. An volvió la mirada hacia Sakura y luego recostó su cabeza sobre ella.

 

-¿Qué sucedió Anikunaii? – preguntó inquieta Sakura, ocultando su preocupación

-Él… él volvió

-¿Él, quien es él?

-El que me quito la primera vez el collar

-Pero ¿Qué te hizo? – preguntaba angustiada Sakura

-Trato de quitármelo… otra vez… - y cayó desmayada sobre los brazos de Sakura

-An,¡An!, no te desmayes, despierta… - le gritaba Sakura sacudiéndola – Por favor, no te quedes así – decía con unas pocas lagrimas en los ojos – Tengo una idea – se limpiaba las lagrimas – llamare a Zero, él sabrá que hacer, pero resiste

La levantó sobre su hombro y la recostó sobre una de las camas, Sakura estaba completamente llena de sangre por todo el suéter al igual que sus manos, aún así salió corriendo en dirección al dormitorio de Zero.

 

Abrió la puerta de la habitación  de manera violenta encontrando a Zero, recostado sobre su cama observando el techo con algo de angustia.

 

-¡Zero! – grito Sakura

-¿Qué paso… - decía mientras se sentaba sobre la cama – pero… - observaba la sangre que tenía en el suéter - ¿Por qué tienes sangre? – Preguntaba exaltado Zero acercándose con rapidez a Sakura

-An… la a-atacaron – respondía con dificultad

-¿Qué? – mencionaba abriéndose paso hacia el pasillo

 

Ambos corrieron en dirección a la habitación de Anikunaii, Zero se sentó a su lado y le toco con delicadeza su frente haciéndole a un lado los cabellos que la cubrían. De su pantalón saco un frasco pequeño que tenía una sus

La ultima Luna by Mera Hamilton

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://fanfic.es/viewstory.php/
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

Top 20