Don't Forget Me by DreamingDreams

Fanfics en EspañolEl sitio de referencia de los fanfics en español, con miles de fanfics gratis y en español

 Don't Forget Me by DreamingDreams
Summary:

¿Y si la persona a la que ama desapareciese y en su regreso no recordase nada sobre su anterior vida y sobretodo sobre ella?



Categories: ORIGINALES Characters: Ninguno

Generos: Romance

Advertencias: Lemon

Challenges:

Series: Ninguno

Chapters: 19 Completed: No Word count: 18443 Read: 1550 Published: 23/11/2010 Updated: 29/12/2010
Summary:

¿Y si la persona a la que ama desapareciese y en su regreso no recordase nada sobre su anterior vida y sobretodo sobre ella?



Categories: ORIGINALES Characters: Ninguno

Generos: Romance

Advertencias: Lemon

Challenges:

Series: Ninguno

Chapters: 19 Completed: No Word count: 18443 Read: 1550 Published: 23/11/2010 Updated: 29/12/2010 Capítulo 1 Buenos Días by DreamingDreams
Author's Notes:

Es mi primer fic ^^ espero que os guste

Author's Notes:

Es mi primer fic ^^ espero que os guste

Un rayo de luz solar se coló entre las cortinas y golpeó sus ojos, provocando que despertase de su profundo sueño.



Abrió sus cansados ojos lentamente mientras se incorporaba y estiraba.



-¿Ya es de día?- dijo Anne para sí misma.



Se levantó de la gran cama con dificultad y caminó hacia la ventana, cuando llegó hasta su objetivo, corrió las cortinas estampadas de terciopelo y miro por la ventana, contemplando el soleado amanecer que se veía desde aquella ventana.



-Demasiado soleado para ser Octubre – dijo sonriendo con los ojos entrecerrados a causa de la intensidad de la luz que llegaba hasta ella.



Siguió observando, vio a algunos campesinos portando herramientas, algún criado  quejándose con algún compañero de cualquier cosa, aunque seguramente de su tía, la dueña de la casa y de las tierras que la rodeaban



-Hablando de la Reina de Roma – dijo mientras observaba como un carruaje negro se aproximaba a la casa.



Ese carruaje solo podía significar algo: Tía Beth había vuelto y con ella la disciplina y el fin de la pequeña libertad de la que había gozado estas últimas semanas, no le costaría acostumbrarse otra vez a todo aquello. Ya tuvo que hacerlo hace dos años.



Entonces Anne  se vio atrapada en una red de recuerdos, pero en ese momento solo se centró en uno.



 



FLASHBACK



Anne llamó a la puerta y pasó lentamente, con miedo. Ya había vivido eso antes, con seis años y se temía que ahora que tenía dieciséis se volvería a repetir.



-Anne, hija mía.



La voz de su padre sonaba distinta, no era tan alegre.



-¿S-Sí?- tartamudeó la joven acercándose a la cama



-Tengo algo muy importante que decirte



- …



Anne no pudo evitar derramar una lágrima, intentó secarla antes de que su padre de diese cuenta, pero no lo consiguió.



-No estés triste- susurró el padre



- ¿Cómo no voy a estarlo? Estoy a punto de perder a …



-No vas a perder a nadie



- Eso me dijijste cuando tenía seis años y mamá…



 



Anne se sentó en un lateral de la cama y miró hacia el suelo. Su padre agarró su mano.



-Tienes que comprender que esto forma parte de la vida y que tarde  temprano tenía que pasar…-intentó consolarla.



-Pero ¿por qué ahora?



- Annie, mi pequeña, no podemos impedirlo- dijo siendo interrumpido por una tos.



Ella le miraba preocupada mientras  él intentaba continuar la frase.



-Quiero que sepas que estaré siempre contigo, como tu madre .Aunque no puedas vernos…*tos*...Siempre…



Volvió a toser fuertemente y se recostó de golpe, dejándose caer sobre la almohada .Anne intentó no rendirse.



-¿Siempre qué? Por favor…Papá



No contestó, solo apretó su mano una vez más y acto seguido cerró los ojos, dejando durante unos segundos un silencio que fue interrumpido por los llantos de aquella joven de dieciséis años, ahora huérfana.



FIN DEL FLASHBACK



Desde aquello su Tía Beth, la hermana de su madre, se había convertido en su tutora, al menos hasta que Anne se casase.



Casarse, claro está con el chico adecuado, es decir el que le eligiese su tía. Resopló. No quería ni pensarlo.



Entonces sus reflexiones se vieron interrumpidas por el ruido de alguien llamando a la puerta.



-Adelante- respondió Anne



Su tía pasó a la habitación con paso ligero .Anne la saludó.



-Ha regresado, ¿Qué tal el viaje?



-Agotador- respondió su tía.



Tía Beth se quedó de pie enfrente de Anne. Esta pensó que recibiría un abrazo o un saludo cariñoso, pero no.



-¿Qué haces aún así? Mmm…seguro que no has ido ni una vez a arreglarte estos pelos en mi ausencia.



Anne se cogió un mechón de su rizado pelo castaño y lo miró extrañada, ella lo veía precioso esa mañana y le encantaba llevarlo suelto.



 



-Vístete y baja a desayunar en cinco minutos, tengo algo que decirte querida

End Notes:

Es el primer capítulo, por eso es un rollo ¬¬

End Notes:

Es el primer capítulo, por eso es un rollo ¬¬

Regresar al índiceCapítulo 2 La Noticia by DreamingDreams
Author's Notes:

Enjoy ^^

 

Author's Notes:

Enjoy ^^

 

Anne se aseó y se puso un vestido bastante ceñido, aunque precioso. La parte de arriba era completamente turquesa con decoraciones en un tono más claro y la falda era del mismo color pero con bordados florales y bastante vuelo.



Se recogió el pelo para evitar escuchar un sermón de Tía Beth sobre la importancia y la elegancia de un buen recogido.



-Creo que ya estoy ¿no?



Anne creía estar hablando sola, lo hacía desde siempre, era una manía que tenía desde pequeña. Una manía que según su tía era rara y poco respetable



-Está preciosa, como cada día



Anne se volvió para ver a una criada bajita, de avanzada edad y algo rellenita que la miraba con ternura.



-Buenos días Polly- saludó Anne amablemente- y gracias por el cumplido.



- De nada, su tía le espera en el comedor- Le guiño un ojo- no tarde.



Anne asintió y salió de la habitación, dejando a Polly abriendo las ventanas. Esa mujer había actuado más como tutora, que su propia tía. Cuando Anne llegó a esa casa por primera vez, no hablaba, no comía, no era alguien normal; la muerte de su padre la había afectado demasiado: Polly la apoyó mucho y la ayudó a salir de esa depresión. Se podría decir que era también una gran confidente y amiga.



La joven bajaba las escaleras, en cuyas paredes aguardaban los retratos familiares ,cada uno más antiguo que el anterior; algún escudo o algún trofeo de caza. Mientras bajaba deslizaba la mano por la barandilla y miraba a su alrededor, esperando que ,algún día podría irse de allí, tal vez con la persona a la que amase o tal vez sola. Y aunque la primera opción era la más probable y correcta, la segunda sonaba intrigante.



> Piensa mientras  sonríe.



Soñando y fantaseando, llega hasta el comedor, una gran sala con una mesa inmensa en el centro y muchas sillas a su alrededor. La pared la decoraban más retratos y cuadros de escenas variadas.



Su tía tamborileaba con los dedos la mesa impacientemente. Anne lo observó y se sentó rápidamente.



-Al fin.- suspiró



Mientras les servían el desayuno, la Tía Beth contaba con pero y señales su viaje, Anne asentía de vez en cuando, aunque no prestaba demasiada atención a la conversación.



 



 



Anne había terminado su desayuno y esperaba pacientemente a que su tía terminase la taza de té que tomaba.



-¡Oh! Se me olvidaba- Tía Beth hizo una señal a un criado.



Este inmediatamente salió del comedor y volvió a los pocos segundos con un sobre que le dio a Anne. La joven preguntó extrañada:



-¿Qué es?



-Es para ti, ábrelo querida.



Anne sacó el contenido del sobre y mantuvo entre sus manos una carta.



-Léela- le ordenó Tía Beth



- … Tenemos el honor de invitarle a usted y a su sobrina a la fiesta en honor de Su Alteza Real el próximo 12 de Octubre en el Palacio Real…



Cuando terminó de leer la carta miró a su tía.



-Es genial…Tía Beth, ¿irás?



-Por supuesto, es un baile real y tú también vendrás



Eso le extrañó, su tutora no la solía llevar a esos acontecimientos, casi nunca. Una de las pocas veces que había ido, Tía Beth le había presentado a unos veinte candidatos distintos.



Así que supuso que esa sería la razón por la que su tía quería que la acompañase.



-Es este sábado, no hay tiempo que perder- dijo su tía



-Pero…eso es mañana



- Lo sé, por eso lo digo Anne, prepárate que vamos a comprarte un buen vestido



- El Palacio está muy lejos de aquí…tardaremos  al menos medio día en llegar



- En realidad pasaremos una noche o dos en algún hotel cercano- respondió la tía.



 

Regresar al índiceCapítulo 3 by DreamingDreams
Author's Notes:

GRACIAS A LOS QUE LEÉIS Y COMENTÁIS ^^

Author's Notes:

GRACIAS A LOS QUE LEÉIS Y COMENTÁIS ^^

El Príncipe salió de la biblioteca, habían anunciado la llegada de un amigo. Un gran amigo de la infancia cuyo padre era también amigo íntimo del suyo.



Al encontrarse en una gran sala se abrazaron fuertemente, hacía tiempo que no se veían, demasiado tiempo.



-Su Alteza – saludó.



-Por favor Harold no me lames así. Parece mentira- respondió el noble riendo



-En ese caso ‘’Alteza’’ no me llaméis por mi nombre completo, para Vos soy Harry



-Entonces hablémonos como amigos jajajaja.



-Como quieras John.- dijo Harry sonriendo.



-Me alegro de que al fin nos podamos ver, no nos veíamos desde…



- Hace dos años.



-Sí, ¿cómo está George?



- Insoportable, cumplir veintidós años le está afectando



- Yo tengo veintiuno, espero que no me pase eso…



 



Aunque George y Harry eran de la misma edad, Harry siempre se había llevado mejor con el hermano pequeño, John. El mayor era menos sociable y más arisco que el pequeño, aunque su relación siempre había sido buena.



George, el heredero del trono cumplía veintidós años al día siguiente y para celebrarlo daba una gran fiesta en Palacio, a la que invitó a la gran mayoría de los nobles del reino.



-¿Pasas la noche aquí?-Preguntó John mientras caminaban hacia el jardín



-Sí, el baile es mañana ¿no?



-Exacto .Espero que George no se ponga muy insoportable.



-No creo que sea para tanto.



-Lo es, está obsesionado con encontrar esposa, además le encanta flirtear.



-Jajajaj a mí también ¿Qué hay de malo?



-Pues que tú no te pasas horas alardeando delante de muchachas



- JAJAJAJAJ- Volvió a reír Harry, no se imaginaba a su amigo de esa manera.



 



Finalmente llegaron al jardín donde encontraron a George practicando esgrima.



-Voy a saludarle- dijo Harry sonriendo.



-No sé si…- John no pudo terminar la frase.-…es buena idea.



Harry se acercó rápidamente mientras George se quitaba el casco que le protegía la cabeza y le miraba con arrogancia.



-¡Cuánto tiempo!- gritó entusiasmado.



-¿Perdón?



-George, soy Harry ¿no me recuerdas?



-Si no te importa, Su Majestad y, sí te recuerdo. Aunque has llegado a entablar más amistad con mi hermano



Harry apartó la mirada, no sabía cómo contestarle.



-¿Su Majestad?- dijo John- Que yo sepa aún no eres rey.



-Pero, al contrario que tú, lo seré



-Cumplir veintidós años te afecta demasiado.



-No te recomiendo que me hables así, hermanito



-¿Qué me recomienda entonces…Su Majestad?- dijo John burlescamente.



Harry observaba la conversación sin decir una sola palabra. No quería entrometerse.



-Cuando seas una persona normal vuelve a dirigirme la palabra



George miró a su hermano con odio.



 



El día transcurrió tranquilo, al menos para ellos, porque algo más lejos de allí una chica luchaba contra un corsé bajo la mirada atenta de su tutora.



-¡Ay! Duele mucho…- se quejó la muchacha



-Eres una exagerada, solo es una prenda de vestir más.-Tía Beth dio una orden a la encargada de la tienda.- Apriétalo un poco más.



La chica obedeció y lo apretó más, Anne dejó ver en su cara una mueca de dolor.



-¿Es necesario?- dijo, casi suplicando que se lo quitasen.



-Si quieres encontrar algún día esposo…



>  Pensó la joven.



Pero lo que ella no sospechaba era que esa opinión cambiaría, y pronto.

Regresar al índiceCapítulo 4 El Baile by DreamingDreams

Al día siguiente, sobre el mediodía, partieron de su hogar hacia la ciudad, donde se alojarían en un lujoso hostal.



-Espero que nos den habitaciones en condiciones- se quejó Tía Beth.



-Supongo que lo harán.



-Eso espero, más les vale.



La verdad es que Tía Beth enfadada no era algo recomendable para presenciar, era aterradora e incluso su rostro se enrojecía. Anne se había vuelto inmune a esos momentos, lo presenciaba tantas veces al día, que le hacía hasta gracia.



La joven miraba por la ventana preguntándose qué gente aburrida iría al baile de esa noche .Condes, duques y gente parecida a su tutora, sería una noche larga… ¿O no?



 



Aquella tarde, después de muchos preparativos , el salón principal quedó totalmente listo para la fiesta.



El tiempo pasaba y la gente empezaba a llegar al Palacio.



-Vaya, ha venido más gente de la que imaginaba- dijo sorprendido Harry.



-¿Cuánta te esperabas?- preguntó   John, que intentaba saludar a la gente y conversar con su amigo a la vez.



-No lo sé, no me había parado a calcularlo



 



Mientras, en un hostal cercano , alguien golpeaba la puerta  de una habitación.



-¡Anne! ¿Quieres salir de una vez? Llegamos tarde- gritaba Tía Beth desde el otro lado de la puerta



Anne se miró una vez más al espejo ,se veía bien esa noche .Lucía un bonito vestido palabra de honor con hombreras de raso en los hombros de tonos verdes azulados, una gargantilla y un recogido de pelo que dejaba que algunos de sus rizos cayesen a los lados de su rostro.



Salió de la habitación y se reunió con su tía, que la sermoneó hasta que llegaron al carruaje, donde empezó a dar a la joven algunas indicaciones.



-Recuerda querida, no digas nada que resulte comprometedor para nosotros, ni seas descarada ni…



-Sé cómo comportarme- reprochó la joven.



-Eso espero.



 



Harry tomó una copa de vino mientras observaba como John conversaba con una muchacha de, más o menos dieciséis  años, reían los dos mientras sostenían copas en la mano.



El joven empezó a caminar por el salón entre la multitud, buscando una conversación o algo interesante.



Mientras, se disponían a entrar dos invitadas más a la fiesta. Dejaron los abrigos a un criado y pasaron a la gran sala, donde estaban todos.



Anne miraba todo lo que la rodeaba, los cuadros, la gente, el ambiente…todo.



-¿Quieres dejar de mirar todo de esa manera?- dijo su tía- Ven quiero que conozcas a alguien.



Ella no estaba por la labor de atender a una fila de pretendientes que su tía había organizado, así que buscó una excusa para escapar de allí.



-Enseguida, voy a por algo de beber, estoy sedienta.



Tía Beth puso los ojos en blanco



-Pero no tardes



-Vale.



Cuando su tía quiso darse cuenta, Anne ya se encontraba atravesando la multitud, escapando de allí.



La gente se apartaba a su paso, algún caballero la miraba sonriendo mientras que alguna que otra dama no la miraba precisamente bien.



Entonces unas trompetas sonaron, todos miraron hacia la puerta ,que se abrió y permitió que el Heredero del Trono pasase al salón. Tras un pequeño discurso de bienvenida,  Anne al fin pudo poner cara al futuro rey, era bastante agraciado, con el pelo rizado y ojos color miel, de una estatura normal y de complexión fuerte.



-Es tan hermoso…jijiji – Pudo oír detrás de ella. Serían unas chicas algo más pequeñas que ella.



El Príncipe recibió un abrazo de la Reina y luego otro de su padre, el monarca actual. Había un muchacho detrás de la reina, no se movía.



>> ¿Quién será?



Eso pensaba de él mismo, que era una meta inalcanzable y que podría haber sido perfectamente un sueño.



Volvió a alzar la vista, la muchacha se estaba cepillando el pelo mientras veía la escena nocturna. Se cepillaba con elegancia y clase, pero algo hizo que el cepillo que sostenían sus manos cayese contra el suelo.



Harry fue corriendo a por él. Cuando lo tenía, comprobó que en el mango había grabada una ‘’A’’ rodeada con dos mariposas. ‘’No puede ser’’. Pensó. ¿Será ella?



-Perdone.-lo llamó una voz desde arriba.- pero ese es mi cepillo.



Esa voz, sí. Esa era su dulce voz a juego con sus ojos. Sonrió y dijo mirando hacia arriba:



-¿Anne?



-¿sí?-dijo la joven obedientemente.



-Soy Harry.



Sintió que su corazón estaba, en ese momento con su cepillo. En las manos de aquel joven que parecía empeñarse en no desparecer de su vida.



-¿Qué haces aquí?- dijo ella interrumpiendo el gran silencio.



-Encontrarte.



Se quedó sin palabras, pero a cambio sus piernas funcionaron por su boca y se fue corriendo.



Habían pasado unos minutos, pocos. Pero cuando esperas a alguien con tantas ganas los segundos te parecen años. Harry pensaba que la respuesta que le había dado había hecho que Anne se arrepintiese de bajar o que, simplemente, solo había sido un juego para ella en aquella estúpida fiesta.



Se levantó, aún llevaba en la mano el cepillo, lo apretaba con fuerza. Fue hacia el lugar dónde había dejado su caballo, iba despacio hasta que un grito le hizo aligerar el paso.

End Notes:

^^

End Notes:

^^

Regresar al índiceCapítulo 9 by DreamingDreams
Author's Notes:

siento haber tardado ^^

Author's Notes:

siento haber tardado ^^

Harry fue corriendo hacia el lugar de donde provenía aquel grito.Cuando llegó a la puerta del hostal,vio a Anne en el suelo, de rodillas.

Se acercó corriendo a ella sin repararse en lo que había ante ellos.

 

-Anne, ¿qué ha pasado?- preguntó el joven.

 

Anne no aticulaba una sola palabra, solo jadeaba intentando respirar sin alejar la vista del frente.

Harry miró hacia el mismo punto que ella para terminar descubriendo lo que nunca había imaginado.

Un río de sangre se dirigía hacia ellos. Brotaba del cuerpo sin vida del que parecía ser el recepcionista del hostal.Los ojos de Harry no daban crédito a lo que veían.

 

-Y-yo salí y...- Anne rompió a llorar de horror.

 

Harry la abrazó y la ayudó a ponerse en pie. Notó cómo sus piernas temblaban. Ella estaba a punto de perder la consciencia. Jamás imaginó que vería algo así, estaba asustada y sentía que en cualquier momento se desplomaría. Él sentía algo parecido, pero tuvo más estómago para ver eso y sintió que podía afrontar la situación.

 

-Harry, vayamos dentro y avisemos a alguien.- consiguió decir Anne con un hilo de voz.

-Sí.

 

Harry rodeó a Anne con sus brazos y empezaron a caminar.Pero algo les detuvo, el sonido de un caballo relinchando cerca de allí.

 

-¡Mi caballo!- exclamó Harry.- Anne, entra dentro, ahora vengo. Busca ayuda.

-No pienso dejar que vayas solo.-dijo entre lágrimas.

-Anne, volveré en seguida. No te preocupes..

 

Harry vio como ella iba hacia la puerta, empezó a caminar rápidamente hasta el lugar donde había dejado a su caballo.

Mientras tanto Anne entraba dentro del edificio, no podía parar de pensar en lo que había visto, y que seguía ahí fuera: sin vida.

Entonces vio algo, o más bien alguien: iba encapuchado y oculto bajo una capa negra.

 

''¿Y si se trata del asesino?''- pensó la joven.

 

Sin pensárselo dos veces se escondió tras la cortina cercana a la ventana por donde había divisado al encapuchado. Anne asomó la cabeza un poco para ver lo que tramaba.

La joven vio cómo aquella figura se acercaba al cadáver y lo observaba durante unos segundos, para luego agacharse junto al cuerpo sin vida y tomar uno de sus brazos intertes. Anne no podía ver qué hacía el encapuchado, ya que este se había colocado delante del cadáver y le ocultaba la vista a la joven.

Pero ella tenía una cosa clara: seguro que él era el asesino , además según había leído: ''El criminal siempre vuelve a la escena del crimen''.

Al pensar esto, la joven se percató del peligro que corría Harry si se cruzaba con él.Intentó pensar algo, ¿pero qué? ¿cómo evitaría que se encontrasen?

Se desplazó hasta la puerta y volvió a asomarse, pero se apoyó con tanta fuerza que provocó que el pesado portón hiciese ruido.

El supuesto asesino volvió su encapuchada cabeza hacia la puerta y se levantó. Anne temblaba más que nunca, sentía que iba a correr el mismo destino que el recepcionista del hostal.Apretó los puños y se hizo con un jarrón que había en una de las mesitas de la entrada.

 

Harry,por suerte, había podido comprobar que su caballo seguía allí. Tras tranquilizar a su corcel, lo desató y lo condujo hacia la puerta, dónde se suponía que encontraría a Anne, que justo en ese momento temía por su vida.

La joven seguía tras la puerta, jarrón en mano. Esperando para actuar. Oía pasos, que se acercaban a ella, cada vez los sentía más y más cerca de ella.

 

''Ahora''. Pensó

 

 Y salió de su escondite enérgicamente con el jarrón como arma, tenía los ojos cerrados y mucho miedo. Sintió que la agarraban con fuerza, ella se resistía y pataleaba con fuerza, a la vez que incrementaba el tono de su voz. Notó que le intentaban tapar la boca, abrió los ojos y vio a Harry.

 

-Anne, tranquila. Para de gritar o despertarás a todos.- la tranquilizaba.

-Harry, eres tú.-sollozó aliviada.

 

Se dio la vuelta y le abrazó mientras susurraba algo:

 

-Lo he visto Harry, lo he visto

 

Regresar al índiceCapítulo 10 by DreamingDreams
Author's Notes:

wiiii^^ holaa espero que os guste

Author's Notes:

wiiii^^ holaa espero que os guste

-¿Qué has visto Anne?

Anne levantó la vista, y mirándole a los ojos, le dijo:

 -A quién le ha matado.

-¿Cómo?

 -Sí, iba encapuchado y se acercó a él y cogió su brazo y...no pude ver nada más

 -Anne, no sabemos si era el asesino.- la tranquilizó.-Ahora, vamos a buscar a alguien.

Anne asintió y cogió su mano, los dos entraron dentro en busca de alguien. Cuando llegaron a la estancia del dueño del hostal, Harry soltó la mano de Anne.

 - Anne, no deben ver que...

 - Ah, es verdad, lo siento.

 Anne bajó la mirada mientras Harry llamaba a la puerta. Tras unos segundos insitiendo, un hombre de avanzada edad abrió la puerta.

-¿Qué demonios quieren?

 -Disculpe señor, pero...es importante.- dijo Harry.

 El señor les miró de arriba a abajo sonriendo.

 -¿Una habitación?- dijo con picardía.- en ese caso, deberían decírselo al recepcionista.

- En primer lugar, no es lo que pensáis.-dijo Harry.- y en segundo lugar, por eso veníamos, por el recepcionista.

 -¿Alguna queja?

 -No, síganos.- dijo Harry.

 Fueron a la entrada, donde habían encontrado el cuerpo. Pero cuando llegaron...

- No veo nada por lo que deba preocuparme.- dijo el dueño del hostal.

 -Señor, el recepcionista ha sido asesinado.- dijo Anne.

 -Paparruchas, señorita debéis tener demasiados pájaros en la cabeza...

-No se atreva a hablarle así.- dijo Harry.- además dice la verdad ¿o es que no véis esas manchas de sangre?

 El hombre miró hacia donde Harry le indicaba y vio unas manchas de color rojo en el suelo. Se acercó lentamente, había algo más : una insignia con el escudo del hotel.

- Por el Amor del Cielo.- dijo sorprendido.- No puede ser

 El dueño del hostal se echó al suelo.

 -Era mi...era como mi hijo.- dijo entre lágrimas.- Pero ¿Qué vil asesino se permite llevarse el cuerpo de su víctima?

 -Lo lamento.- susurró Anne. -Disculpad Señorita, volved a vuestros aposentos y descansad.

 Se levantó del lugar donde había yacido el cuerpo de su compañero y se dirigió a Harry.

-Gracias por informarme de verdad, voy a avisar a los guardias y acompañad a la señorita Anne, no queremos que haya más desgracias.

 Harry obedeció, y entró con Anne dentro.

- Harry, con todo esto no te lo he podido preguntar...¿Viniste desde Palacio hasta aquí?- preguntó Anne.

 -Así es.-respondió.

 -¿Puedo saber la razón?

-Creo que ya te haces una idea- dijo sonriendo.

 Anne se sonrojó, ¿habría venido solo para verla? Siguieron caminando hasta llegar a la habitación, donde se detuvieron delante de la puerta.

- Supongo que aquí nos tendremos que despedir.- suspiró Anne.

 - Bueno,ha sido una noche...extraña. No la imaginaba así, tenía otros planes

 Anne arqueó una ceja.

 -¿Qué planes eran?

-Bueno pensaba llevarme a una dama sin consentimiento alguno a dar un paseo nocturno.

 - ¿Ah sí? ¿Y crees que esa chica hubiese aceptado?

 -No lo sé. ¿ Qué opinas?

 - Pues, sinceramente Señor Harry, no lo sé. Creo que debería averiguarlo usted pero otro día, porque el Sol está a punto de salir y creo que su idea era un paseo nocturno.Pruebe otro día.

-Entonces esta noche volveré por aquí.

-Le diré a su querida dama sus planes.

 -Perfecto. Aquí estaré, a medianoche.

Anne se reía apoyada en la puerta y Harry la miraba pensando en cómo alguien podía rebosar tanta belleza, quería besarla, abrazarla y no soltarla jamás; pero no era lo correcto, aún no al menos.

-Por cierto- dijo Harry espabilándose.- decidle a mi querida dama que esto es suyo

Harry descubrió en sus manos el pequeño peine plateado de Anne.

-Veo que no sois un caballero como los demás.-dijo sonriendo la joven.- en vez de espada vais armado con un cepillo.

-¿Lo dudábais?

 Se rieron los dos, y, tras unos segundos de silencio, Anne se despidió de él con el cepillo en la mano. Harry hizo lo mismo y mientras la joven cerraba lentamente la puerta pudo oírle decir:

 - ''Hasta pronto, mi querida dama''.

End Notes:

comenten por favor ^^ me gustaría saber opiniones

End Notes:

comenten por favor ^^ me gustaría saber opiniones

Regresar al índiceCapítulo 11 by DreamingDreams
Author's Notes:

espero que os guste besoooos ^^

Author's Notes:

espero que os guste besoooos ^^

 Anne se desvistió y, tras ponerse un camisón, se desplomó sobre la cama, sin duda por todas las cosas que habían pasado esa noche, ella debería tener miedo a la vez que debería estar emocionada por lo de Harry. Sin embargo, estaba tan cansada que no tardó nada en emeprender su viaje hasta el mundo de los sueños, además: le esperaba un día muy largo.

 

Tras un día probándose vestidos elegantes a la par que provocativos, todos elegidos por su tutora y peinados pomposos y horribles, Anne subió al lujoso carruaje que el Príncipe George había mandado para recogerla.

 

Mientras llegaba a su destino, Anne sostenía entre sus manos un abanico y jugueteaba con él.Pensaba en Harry y en que , con suerte, le vería esta noche.

Cada vez que pensaba en él sentía un cosquilleo en el estómago y sonreía como una tonta.

Se acercaban a palacio y Harry entonces se desvaneció de sus pensamientos, pensó en lo que significaba esa invitación, no sólo había un hombre interesado en ella. Si George le pedía la mano, no podría rechazarla, era su destino y estaba obligada a no alejarse de él. Si al final terminaba casándose, ¿qué sería de Harry?

 

Llegaron al gran edificio,el Príncipe la esperaba en la puerta, ella se acercó a él abanicándose, George sonrió al verla.

 

- Buenas tardes Mi Lady.-saludó

-Buenas tardes Alteza.

 

Le encantaba que se dirigieran a él así, y más si lo hacía ella, eso le daba autoridad

 

-Vayamos a dar una vuelta por el jardín, estaremos más cómodos. Solo espero que mi hermano y su invitado no estén allí ganduleando.

-Como quiera .- dijo sonriendo.

 

Anne obsevaba aquel jardín sin prestar atención a cómo alardeaba George. Llegaron hasta una pequeña mesa blanca de hierro sobre la que habían un juego de té y uun gran surtido de pastas y dulces.

 

George ofreció asiento a la joven y luego se sentó él.Mantuvieron una pequeña conversación mientras merendaban.

 

-¿Qué edad tienes Anne? ¿16?

 

Anne se extrañó ante la pregunta y la suposición.

 

-No, tengo 18 recién cumplidos Alteza

-Entonces soy dos años mayor que tú. ¿Qué piensas de la edad?

-¿La edad señor?- dijo extrañada

-Sí Mi Lady, la edad entre dos personas, en el matrimonio...

 

Anne sonrió extrañada de nuevo sin sabar qué responder.

 

- Jajajajaj - estalló el Príncipe en carcajadas.- siento si la pregunta es extraña o incómoda. trucos y consejos de fitness para ponerse en forma Blog de Fitness

 

La joven `fingió una risa por cortesía y se llevó un bombón a la boca. Entonces recordó que antes George había mencionado algo sobre su hermano y un invitado y se acordó de que Harry estaba pasando unos días en el palacio.

 

-Estás muy callada, ¿ Hay algo que pueda hacer?-Preguntó George.

-No, solo estaba admirando...el jardín

-Ahh, sí mi madre se encargó de elegir la decoración, aunque últimamente gracias a mi querido hermano está un poco peor...

-¿Su hermano?- dijo Anne.

-Sí y ahora que ha venido a pasar unos días aquí su amigo Harry...

 

Anne soltó la cucharilla sorprendida y maravillada.

 

-¿Harry?

-Sí, su padre era el capitán del ejército y un gran amigo de mi padre, aunque tenemos la  misma edad siempre se ha llevado mejor con John.-dijo George.-Tú le conoces, es el impresentable ese que interrumpió nuestro baile el otro día.

 

¿Impresentable? -pensó Anne.

 

-Anne, hay muchos tipos de personas, pero él, sin duda no le conviene a nadie y sinceramente, se hablan muchos rumores sobre él...

-¿de que habláis?

 

George se acercó a Anne y la miró fijamente.

 

-Se dice que frecuenta sitios...poco honrados.

 

Anne frunció el ceño.

 

-Por supuesto, yo no soy así Anne.

 

El Príncipe tomó las manos de la joven.

 

-Mi Lady yo podría hacer feliz a la que se convierta en mi esposa.

-Eso es genial Alteza, la mujer que lo haga será muy afortunada.

 

Anne intentaba evitarle pero él seguía hablando, y esta vez para decir algo importante.

 

-Anne, yo quería...

 

George no pudo articular una palabra más, una pelota de críquet lo impidió.

 

-¿Pero qué demonios...?- exclamó George levantándose con la pelota en la mano.

 

Un chico se acercó corriendo hacia donde estaban.

 

-Cómo no, Harold. El querido amigo de mi hermano. ¿por qué no vais a molestar a otro?

-Buenas tardes Su Alteza- dijo exagerando una reverencia, Anne sonrió.

 -Lo eran hasta que llegástéis vos y vuestro estúpida pelota.

 

Harry no le prestó atención y se dirigió hacia Anne.

 

-¿Quién es la dama que os acompaña?- dijo arrodillándose ante la joven y besando su mano.

 

Una mueca de enfado se dibujó en la cara de George, pero no quería enfadarse y menos delante de Anne.

 

-Como vos habéis dicho, es mi acompañante.

-No se para qué lo pregunto, ya nos conocemos ¿verdad Mi Lady?

 

Anne le miraba sonriendo.

 

-Claro, bailamos juntos en la fiesta de anoche.

-Sí...anoche...-suspiró Harry-...bien, ¿Puedo tomar asiento?

 

No esperó una respuesta del príncipe, solo se sentó.Anne se sentía mucho más cómoda con él allí, George lo notó, eso lo enfurecía.

Tras conversaciones,algo más amenas y miradas de complicidad entre Harry y Anne, la joven regresó al hostal, donde la esperaba su tía.

 

 

George caminaba por los pasillos del inmenso palacio, Harry le seguía

 

-George ¿a qué viene está visita?-preguntó Harry.

-Pues...no es de tu incumbencia...o sí, puede que en unos dias sí.

 

Harry siguió más deprisa al príncipe para ponerse a su altura.

 

-No te entiendo.

-Anne será mía.- dijo con una sonrisa en la cara.

-¿Cómo?- dijo Harry parándose por completo.

-Ya lo oísteis Harry, será mi futura esposa, tengo todo para conseguirlo y ella no podrá negarse.

End Notes:

chan chan channnnnn  ... continuará

End Notes:

chan chan channnnnn  ... continuará

Regresar al índiceCapítulo 12 by DreamingDreams

 Anne se desvistió y, tras ponerse un camisón, se desplomó sobre la cama, sin duda por todas las cosas que habían pasado esa noche, ella debería tener miedo a la vez que debería estar emocionada por lo de Harry. Sin embargo, estaba tan cansada que no tardó nada en emeprender su viaje hasta el mundo de los sueños, además: le esperaba un día muy largo.

 

Tras un día probándose vestidos elegantes a la par que provocativos, todos elegidos por su tutora y peinados pomposos y horribles, Anne subió al lujoso carruaje que el Príncipe George había mandado para recogerla.

 

Mientras llegaba a su destino, Anne sostenía entre sus manos un abanico y jugueteaba con él.Pensaba en Harry y en que , con suerte, le vería esta noche.

Cada vez que pensaba en él sentía un cosquilleo en el estómago y sonreía como una tonta.

Se acercaban a palacio y Harry entonces se desvaneció de sus pensamientos, pensó en lo que significaba esa invitación, no sólo había un hombre interesado en ella. Si George le pedía la mano, no podría rechazarla, era su destino y estaba obligada a no alejarse de él. Si al final terminaba casándose, ¿qué sería de Harry?

 

Llegaron al gran edificio,el Príncipe la esperaba en la puerta, ella se acercó a él abanicándose, George sonrió al verla.

 

- Buenas tardes Mi Lady.-saludó

-Buenas tardes Alteza.

 

Le encantaba que se dirigieran a él así, y más si lo hacía ella, eso le daba autoridad

 

-Vayamos a dar una vuelta por el jardín, estaremos más cómodos. Solo espero que mi hermano y su invitado no estén allí ganduleando.

-Como quiera .- dijo sonriendo.

 

Anne obsevaba aquel jardín sin prestar atención a cómo alardeaba George. Llegaron hasta una pequeña mesa blanca de hierro sobre la que habían un juego de té y uun gran surtido de pastas y dulces.

 

George ofreció asiento a la joven y luego se sentó él.Mantuvieron una pequeña conversación mientras merendaban.

 

-¿Qué edad tienes Anne? ¿16?

 

Anne se extrañó ante la pregunta y la suposición.

 

-No, tengo 18 recién cumplidos Alteza

-Entonces soy dos años mayor que tú. ¿Qué piensas de la edad?

-¿La edad señor?- dijo extrañada

-Sí Mi Lady, la edad entre dos personas, en el matrimonio...

 

Anne sonrió extrañada de nuevo sin sabar qué responder.

 

- Jajajajaj - estalló el Príncipe en carcajadas.- siento si la pregunta es extraña o incómoda.

 

La joven `fingió una risa por cortesía y se llevó un bombón a la boca. Entonces recordó que antes George había mencionado algo sobre su hermano y un invitado y se acordó de que Harry estaba pasando unos días en el palacio.

 

-Estás muy callada, ¿ Hay algo que pueda hacer?-Preguntó George.

-No, solo estaba admirando...el jardín

-Ahh, sí mi madre se encargó de elegir la decoración, aunque últimamente gracias a mi querido hermano está un poco peor...

-¿Su hermano?- dijo Anne.

-Sí y ahora que ha venido a pasar unos días aquí su amigo Harry...

 

Anne soltó la cucharilla sorprendida y maravillada.

 

-¿Harry?

-Sí, su padre era el capitán del ejército y un gran amigo de mi padre, aunque tenemos la  misma edad siempre se ha llevado mejor con John.-dijo George.-Tú le conoces, es el impresentable ese que interrumpió nuestro baile el otro día.

 

¿Impresentable? -pensó Anne.

 

-Anne, hay muchos tipos de personas, pero él, sin duda no le conviene a nadie y sinceramente, se hablan muchos rumores sobre él...

-¿de que habláis?

 

George se acercó a Anne y la miró fijamente.

 

-Se dice que frecuenta sitios...poco honrados.

 

Anne frunció el ceño.

 

-Por supuesto, yo no soy así Anne.

 

El Príncipe tomó las manos de la joven.

 

-Mi Lady yo podría hacer feliz a la que se convierta en mi esposa.

-Eso es genial Alteza, la mujer que lo haga será muy afortunada.

 

Anne intentaba evitarle pero él seguía hablando, y esta vez para decir algo importante.

 

-Anne, yo quería...

 

George no pudo articular una palabra más, una pelota de críquet lo impidió.

 

-¿Pero qué demonios...?- exclamó George levantándose con la pelota en la mano.

 

Un chico se acercó corriendo hacia donde estaban.

 

-Cómo no, Harold. El querido amigo de mi hermano. ¿por qué no vais a molestar a otro?

-Buenas tardes Su Alteza- dijo exagerando una reverencia, Anne sonrió.

 -Lo eran hasta que llegástéis vos y vuestro estúpida pelota.

 

Harry no le prestó atención y se dirigió hacia Anne.

 

-¿Quién es la dama que os acompaña?- dijo arrodillándose ante la joven y besando su mano.

 

Una mueca de enfado se dibujó en la cara de George, pero no quería enfadarse y menos delante de Anne.

 

-Como vos habéis dicho, es mi acompañante.

-No se para qué lo pregunto, ya nos conocemos ¿verdad Mi Lady?

 

Anne le miraba sonriendo.

 

-Claro, bailamos juntos en la fiesta de anoche.

-Sí...anoche...-suspiró Harry-...bien, ¿Puedo tomar asiento?

 

No esperó una respuesta del príncipe, solo se sentó.Anne se sentía mucho más cómoda con él allí, George lo notó, eso lo enfurecía.

Tras conversaciones,algo más amenas y miradas de complicidad entre Harry y Anne, la joven regresó al hostal, donde la esperaba su tía.

 

 

George caminaba por los pasillos del inmenso palacio, Harry le seguía

 

-George ¿a qué viene está visita?-preguntó Harry.

-Pues...no es de tu incumbencia...o sí, puede que en unos dias sí.

 

Harry siguió más deprisa al príncipe para ponerse a su altura.

 

-No te entiendo.

-Anne será mía.- dijo con una sonrisa en la cara.

-¿Cómo?- dijo Harry parándose por completo.

-Ya lo oísteis Harry, será mi futura esposa, tengo todo para conseguirlo y ella no podrá negarse.

 

 

 ___________________________________________

 

Eran las once menos cinco de la noche, Anne se sentó nerviosa en el sillón de su habitación, ¿Y si no venía? No, por favor eso no...

Entonces recordó lo que había mencionado George, lo de que solía ir a sitios de mala muerte, como prostíbulos, por ejemplo.

 

''¿Y si solo quería....?''. Pensó ella. ''No lo creo, si no ya hubiese intentado algo..¿no?

 

Sus pensamientos se vieron interrumpidos por el golpeteo de una piedra sobre su ventana. Era él y esa la señal.Anne cogió la llave de la habitación y salió sigilosamente.

 

Cuando llegó abajo, pasó por el recibidor ( gracias a Dios no había nadie) y salió del hostal, dirigiéndose a la parte trasera del edificio, donde Harry se encontraba, junto a su caballo.

 

-Buenas noches ¿Ha aparecido su ''querida dama''?-preguntó riendo.

-No, que pena, ¿Querría ocupar su lugar?- contestó Harry.

-mmmm...por qué no?

 

Harry la ayudo a subir y luego subió el colocándose delante. Anne rodeó la cintura de Harry con sus brazos para agarrarse, cuando él se aseguró de que ella iba bien, dios la señal al caballo para que empezase a galopar.

 

Anne se sentía libre y no pudo evitar recostarse sobre la espalda de Harry y cerrar los ojos, no para dormirse sino para sentir el viento en la cara, para sentirse protegida y cómoda con alguien.

 

Harry sabía que esa noche sería crucial , que tenía que contarle los planes del príncipe, ya que ella entraba en ellos y decirle que aunque hubiesen pasado dos días, la quería como si fuesen años

 

La joven abrió los ojos en cuanto sintió que el caballo paraba de galopar, lo primero que vio fue una pradera, oscura a la vez que iluminada por los rayos de la luna, llena aquella noche.

Harry se bajó y la ayudó a bajar, después los dos se sentaron sobre la hierba, ligeramente húmeda por las gotas de rocío.

 

-Harry, me alegro de que tu acompañante no se presentase esta noche

 

Harry la miró tiernamente y sonrió.

 

-Yo también.- entonces bajó la mirada y suspiró.- Anne, tengo algo muy importante que decir.

-Te escucho Harry.

- Vas a casarte con George.

 

Cerró los ojos como si se protegiese de un golpe.

 

-¿Q-qué?- tartamudeó Anne.

-Pronto pedirá tu mano y tu tía estará de acuerdo.

 

Anne miró hacia el cielo tras un largo suspiro y dijo:

 

- Lo suponía, es lo que me espera...-volvió a mirar a Harry.-¿Por qué me dices esto?

 

Harry, era su momento, de decirle todo; así que se armó de valor, colocó sus manos sobre los brazos de Anne.

 

-Porque, auqnue solo haya pasado un día yo...Anne...-cogió aire de nuevo.- maldita sea, te quiero.

-Harry...-intentó decir ella.

-Es que verás, no quiero que George me impida decirte lo que siento...

 

Anne le puso un dedo sobre la boca para indicarle que se callase, entonces la chica se acercó a él y lo besó, fue un beso corto y dulce en que Anne atrapó con su boca el labio inferior de Harry y separándose de él dejándolo con las ganas de más.

Harry no quiso detenerse y rodeó a Anne con sus brazos mientras la besaba, esta vez más apasionadamente, introduciendo su lengua en la boca de la joven mientras recorría con sus manos la espalda de Anne hasta llegar a su cintura, donde se detuvo.

Anne se inclinó hacia él, haciendo que Harry terminase por recostarse sobre la hierba, con ella encima, apoyada sobre su pecho mientras se fundían en aquellos besos, uno tras otro.

 

-Harry - dijo Anne separándose lentamente,- prométeme, que nunca me olvidarás.

-Jamás.- dijo incorporándose y abrazándola.

-No voy a casarme con George.- dijo friamente

-¿Cómo lo harás?

-Me negaré, incluso huiré si hace falta

-Si huyes, te acompañaré.- dijo acariciándole el pelo, enredándo sus manos entre sus rizos.

-¿En serio?- Anne levantó la cabeza mirando fijamente a Harry

-Claro.- dijo sonriendo y besando su pequeña nariz.- No te olvidaré, y escapar contigo es una buena manera de hacerlo.

 

Un rato después Harry llevó a Anne hasta el hostal y la acompañó a su estancia, donde se despidieron con un beso silencioso que claramente decía: '' Hasta pronto.''

 

A la mañana siguiente...

 

-Anne, despierta.¡¡ Tenemos una hora para prepararlo todo!!

 

Tía Beth la zarandeaba muy fuerte para despertarla, ella se revolvía entre las sábanas murmurando.

 

-mmm Har...- masculló Anne.

-¿Qué dices? Anne tenemos que partir, tu carroza estará lista en una hora.

 

Anne se levantó perezosamente yendo hacia la tina de agua para lavarse.

 

-¿mi carroza?

-Sí Anne, sí. Tu carroza, el príncipe te ha invitado a pasar una temporada en su palacio, hoy iré contigo, así que vamos prepárate.

-¿Cómo una temporada?.- dijo Anne casi sin respiración mientras su tía le ajustaba el corsé.

-Si, al parecer opina que vivimos demasiado lejos y como habéis congeniado tan bien pues nos..te ha invitado.- sonrió Tía Beth.- ¿No lo ves Anne? ¡Esto funciona! En poco tiempo...boda.

 

''¿Boda?'' Pensó Anne.-'' No puedo,no puedo casarme con él''

 

-Tía... no puedo casarme con George.-musitó.

-¿por qué no?

-Y-Yo... no lo amo...

 

Su tía soltó una estuendosa carcajada.

 

- ¿Cómo? jajajjajjaj Estás bajo mi autoridad y yo decido por ti.

-Pero soy mayor de...

-¿Quién puede demostrarlo? jajaj niña, yo tengo tu certificado de nacimiento y por ahora pasarás por dieciséis, además, ¿quién va a escuchar tu opinión? Harás lo que se te diga Anne.

Su tutora abandonó la habitación dejando a Anne apoyada en uno de los barrotes que sostenían el dosel de la cama, una lágrima caía por su mejilla.

End Notes:

gracias por leer de verdad y comenten ^^

End Notes:

gracias por leer de verdad y comenten ^^

Regresar al índiceCapítulo 13 by DreamingDreams

Harry daba vueltas por el palacio, recorría los pasillos y movía cosas sin parar. Estaba nervioso, sentía que no tenía nada que hacer que no podría impedir que Anne y ese imbécil de George se casasen.

Entonces John, lo vio y se acercó sonriendo.

 

- Señor Harry, ¿qué os ocurre?

- Me ocurre que ...oye, ¿ y si mato a tu hermano?

- ¿Qué pasa ahora?

- ¿Recuerdas esa chica de la cual te hablé? La del baile...

- ohhh- dijo suspirando John.- La que te hacia sentir que tu corazón ya no te pertenecía...

- Muy  gracioso, pues puede que se convierta en la Reina de tu hermano

- ¿ mi hermano se casa? Es verdad!! eso lo convertiría en Rey

- Y a mí en un desgraciado John...

- Lo siento Harry, no se me ocurre nada...

 

El sonido de unas trompetas interrumpió a John

 

- Su Alteza , se le hace saber que Lady Anne y su tía acaban de entrar.- anunció un lacayo

-Gracias, retírate.- dijo George.- Anne, estoy encantado de verte de nuevo ¿Cómo no estarlo?

 

Se acercó a la joven y la  besó la mano y luego saludó a su tía con una pequeña reverencia.

 

- El placer es nuestro Alteza.- saludó Anne, tal y como su tía le había indicado.

- Dirígete a mí como George querida, tenemos confianza.-dijo sonriendo.- vayamos al salón

 

El príncipe condujo a Anne y Tía Beth a un gran salón, donde se acomodaron en unos sofás y les sirvieron un aperitivo.

 

-Una vez más gracias por la invitación ALteza- dijo Beth.- es un gran honor.

-No me de las gracias, en realidad tendría que dárselas yo por haberme presentado a su pupila. Debe tener muchos pretendientes.

-Uno tras otro.- dijo su tía.

-No me extraña, su sobrina es el prototipo de mujer con el que sueña cualquier hombre.

 

Anne no decía ni una palabra ¿Para qué? Si no iba a ser escuchada...

Su tía y el príncipe no hacían más que hablar y hablar. Cualquiera podría ver claramente entre las líneas de aquella conversación los planes de boda que ansiaban ambos.

Al anochecer, tía Beth partió hacia su casa y Anne se quedaría sola en Palacio, una semana allí. ¿qué haría?

Cuando la condujeron a ss aposentos, Anne se tumbó en la cama, quedándose profundamente dormida, ya que estaba cansada por el paseo nocturno. George entró en la habitación silenciosamente y sin que ella lo notase cerró la puerta y  se acercó hacia donde estaba.

Cuando se encontraba cerca de ella, sonrió.Anne estaba allí, sería solo para él y no podía esperar, sería ahora.

El príncipe se subió a la cama y se colocó encima de ella,apoyado sobre sus brazos y mirándola. Anne suspiró en sueños y él le acarició sonriendo la mejilla. No era una sonrisa tierna sino más bien maliciosa. Entonces se aseguró de sujertar bien los brazos de la joven mientras se acercaba a su cuello para besarlo.Pero ella despertó de repente y soltó un pequeño grito, pero antes de que pudiese hablar George la tapó la boca y dijjo sonriendo:

 

-Vamos, Mi Lady no lo estropeéis. Pasémoslo bien.

 

Anne forcejeó y consiguió hablar.

 

-No, ¡¡Soltadme!!

 

Al ver lo que había gritado, el príncipe puso su mano en el cuello de Anne.

 

-Ahora cállate.

-Si me tocas, pienso hacérselo saber a todos.-dijo casi en un susurro.

-Jajaj- rió George.-¿A quién creerán? jaja además, creo que a tu tía no le importará que haga esto, total, está totalmente de acuerdo en que seas mi esposa. Y si eso pasa, jaja, tendrás que pasar por esto , así que...¿Qué tal si nos adelantamos a los hechos?

 

Sujetó bien a Anne sentándola sobre sus piernas, inmovilizándola mientras le desabrochaba el vestido de la espalda. Ella ya no gritaba, se sentía impotente, no podía hacer nada y tenía miedo, demasiado miedo.

 

-Bien, así me gusta, que empieces a obedecerme.-dijo riendo mientras desabrochaba el último botón y dejando al descubierto la ropa interior de Anne, que lloraba en silencio.

 

George la echó para atrás, dejándola caer sobre la cama y arrojando su vestido al suelo, entonces se puso con las piernas cada una a un lado del cuerpo de Anne mientas se desabrochaba el cinturón , que más tarde se reunió con la ropa de Anne en el suelo.

Se colocó sobre Anne y empezó a besar su cuello. Entre uno de los besos, miró a la joven  y sonrió mientras le secaba una lágrima con la palma de la mano.

 

-Por favor...-imploró Anne.- n-no lo hagas....

 

Él hizo caso omiso de lo que ella le pedía y siguió besando su cuello mientras recorría con sus manos sus piernas hasta llegar a sus nalgas. Entonces ella decidió que no podía más y se revolvió para quitárselo de encima, pero , por supuesto, no tenía fuerza suficiente y él la golpeó con fuerza en la mejilla dejándola sin sentido, inconsciente y sola en aquella habitación en la que su única compañía era su enemigo

End Notes:

gracias por leer y comentar :D

End Notes:

gracias por leer y comentar :D

Regresar al índiceCapítulo 14 by DreamingDreams

Anne abrió los ojos, estaba en su habitación de palacio, desnuda y tapada por una sábana.Miró a su alrededor y vio sus ropas colocadas sobre la silla, se incorporó pero un gran dolor en su vagina le impidió moverse. Calló sobre la almohada.

 

''Había ocurrido'' pensó '' Ha sido capaz de...''

 

Se volvió mirando hacia la ventana, preguntándose por qué, mientras comenzaba a llorar. Cerró los ojos y visualizó la imagen de lo último que había visto: la cara de George, en la que se dibujaba una sonrisa de satisfacción y después un gran dolor, durante el cual cerró los ojos y nos volvió a abrir hasta ahora.

Necesitaba a alguien, no su tía. Ella solo la torturaba y la había conducido a esto.

Quería a su madre y su padre, pero por desgracia no estaban en este mundo.Anne se lamentó por eso, lo mas parecido que tenía ahora era..Harry.

 

''Harry'' ''¿seguirá en palacio?'' ''Por favor, que esté..''

 

Necesitaba que alguien la escuchase o tal vez solo quería dejar vivir, ya que Harry pronto se iría.

 

 

Mientras en el comedor real, los reyes, los principes y Harry cenaban.

 

-George hijo, ¿no tenías una invitada?-preguntó la Reina

-¿Invitada?- dijo Harry

-Sí madre pero estaba cansada y tenía un fuerte dolor de cabeza , así que la acompañé a sus aposentos para que descansase- contestó George mientras bebía una copa de vino.

- Bien hecho hijo, se nota que sientes algo por ella.-dijo el Rey sonriendo depués de calmarse la tos

-No lo niego, esa chica es increíble.- dijo sonriendo recordando lo que había hecho a Anne.

-Por cierto, cambiando de tema, antes me ha parecido oír un grito ¿Alguien se ha caído?- preguntó John.

 

Harry lo miró extrañado, y George frunció el ceño y siguió  comiendo.

 

-Lo habrás soñado hijo.-lo calmó el Rey.

-jajaj puede ser ,padre.

-Si me disculpan, me encuentro algo mal- dijo Harry

 

Los presentes le permitieron salir y Harry se escabuyó por los pasillos buscando la habitación especial para invitados.

 

Anne se levantó de la cama, y con dificultad se puso un camisón que había en el armario. Gran parte del cuerpo le dolía, seguro que ese bastardo la habría arañado. Pero aparte del dolor físico se sentía utilizada, tenía miedo y no sabía que iba a ser de ella.

 

Cuando estuvo lista pensó que sería mejor no contarle a nadie lo que le había pasado, sino correría una peor suerte, además si se lo contaba a Harry, él también podría sufrir algún castigo ya que buscaría a George y se vengaría.

 

Harry llamó a la puerta, una débil voz que venía del interior del cuarto le cedía el paso. El joven entró a la habitación y cerró la puerta, vio a Anne sentada en el alféizar

 

-Me han dicho que estabas enferma.-dijo sentándose

- No, solo estaba...cansada

-¿Ya te ha pedido..?

-No, aún no me ha pedido matrimonio.-contestó la joven suspirando.

 

Harry la acarició el pelo mientras se acercaba a ella para acabar fundiendo sus labios en un beso dulce. Anne se separó de él, lo miró fijamente y a continuación se abrazó a él fuertemente mientras lloraba.No podía más.

 

-Anne, ¿qué ocurre?-preguntó Harry acariciando su cabeza.

-Yo-Yo....

 

Unos golpes en la puerta los sorprendieron, alguien llamaba.

 

Harry se seeparó de Anne y ella lo indicó que se escondiese bajo la cama, la obedeció y se ocultó.

 

-Anne, ¿Puedo pasar?

 

Anne creyó que era la voz de fuera era de John.

 

-Adelante.

 

Entonces la puerta se abrió y George pasó en la habitación tras cerrar la puerta. Anne frunció el ceño.

 

-Vaya,vaya ¿Ya en camisón?.-dijo riendo.- sinceramente, llevar ropa no te sienta bien.

-Largaos de aquí.

-Querida Anne no vais a impedir nada, de hecho, dentro de poco seréis mi Reina y nada podrá impedirlo.

 

Anne frunció el ceño de nuevo y Harry debajo de la cama apretaba los puños. El príncipe se acerco a la cama donde estaba sentada Anne yse sentó junto a ella.

 

-Vamos, no te enfades por ,lo de antes, acostúmbrate. Te conviene aprender a ser obediente y si no lo eres de por sí.-George puso su mano en su pierna.- yo tte enseñaré a serlo.

-Que me sueltes!!

 

Anne se levantó rápidamente, pero George la tomó por el brazo y la aprisionó entre los suyos.

 

-Vas por el camino equivocado.-la besó el cuello mientras ella empezaba a llorar.- Tú verás, podemos llevarnos muy bien o muy mal.

 

Acto seguido la lanzó con fuerza a la cama, Anne tropezó y cayó al suelo de boca. George la miró sonriendo y empezó a caminar hacia la puerta, fuera de la habitación. Cuado salió, cerró enérgicamente la puerta.

 

Anne se había hecho daño y lloraba en el suelo, ignorando que Harry aún seguía allí.

En cuanto se aseguró de que se había idoo, Harry salió de su escondite y fue corriendo a abrazar a Anne, que estaba encogida en el suelo llorando.

 

-¿Qué demonios acaba de hacer?- exclamó Harry. Anne solo lloraba y se encogía más. Él le dio la vuelta con fuerza mirándola a los ojos.- Anne ¿Qué más te ha hecho?

- Ayer...vino por la noche y...y...

-¿Qué pasó? Anne, cariño, necesito que me lo cuentes.

 

Ella no quería contárselo, sabía que Harry iría a por George y eso solo le traería problemas tanto a él como a ella.

Pero Harry seguía insistiendo, la abrazaba, le besaba la frente o acariciaba el cabello y lo volvía a intentar, pero ella no era capaz. Estuvieron más o menos media hora así: a los pies de la cama, sentados sobre el suelo, Harry protegiendo con sus brazos a Anne, que sollozaba de vez en cuando.

 

- Voy a sacarte de aquí.- dijo fríamente.

-¿Cómo? Harry es imposible...

-No iba a dejar que te casases y menos aún que te maltrate así. ¿Qué más te ha hecho?

- Prométeme que si te lo digo no harás ninguna locura

-Anne...

- No Harry, quiero que me lo jures.- dijo casi llorando.

-Lo prometo.- respondió apoyándose sobre la cama mientras acomodaba a Anne en sus brazos con cuidado.

-Anoche ...vino y...abusó de mí.

-¿Cómo?¿Abusó de ti?

-Sí...me violó Harry, me violó.- dijo Anne.- Pero hizo que me quedase inconsciente y no recuerdo mucho. Solo dolor.

-¿Cómo quieres que no haga nada? Maldita sea, Anne. No puedo.

-Pues intrenta retener tu ira, saldrías tú perdiedo nadie va a preocuparse por mí.

-No vuelvas a decir eso, siempre me tendrás a mí y me da igual si apra defenderte tengo que enfrentarme a un ejército entero. Te quiero y por tí haría lo que fuese, aunque conllevase al fin de mi vida

 

Anne llevaba sin escuchar unas palabras agradables bastante tiempo y lo que dijo Harry le llegó al corazón. Lo abrazó fuerte y le volvió a pedir que no hiciese nada, porque ella sentía lo mismo por él y sus vidas estaban unidas asi que ninguna de las dos debía terminar por la otra.

 

Se volvieron a fundir en un beso apasionado, tras el cual Harry dijo:

 

- He de volver a casa mañana, pero te prometo que volveré cada día para verte, mientras planeo algo para que puedas marcharte de este sitio

- Harry...Te quiero

End Notes:

;P espero que os guste

End Notes:

;P espero que os guste

Regresar al índiceCapítulo 15 by DreamingDreams

Pasaron los días y Anne no recibía noticia alguna de Harry.Lo habia visto por última vez en su cuarto, cuando le contó lo que le había pasado. Tampoco había vuelto a tener noticias de George, en el palacio solo estaban los reyes y John. Aunque el rey estaba muy enfermo y no salía de su habitación.

Anne se encontraba en la biblioteca sentada en un diván leyendo poesía, estaba cansada y aburrida, entonces una criada entró en la biblioteca.

 -Señorita, tenéis visita

 -Podéis hacerle pasar.- dijo la joven.

 -Como ordenéis.-dijo haciendo una reverencia y saliendo de allí.

Unos segundos después Harry entró en la biblioteca, llevaba una capa con capucha granate. Anne se levantó sonriendo mientras Harry cerraba la puerta y antes de que pudiese decir ''hola'', ella ya le había abrazado.

 -No vuelvas a irte.-le dijo en voz baja.

 -Anne, en realidad tendré que irme mañana,he venido porque el Rey....

 -Está muy enfermo, casi no sale de su cuarto.-lo interrumpió ella.

 -Está en su lecho de muerte y he venido para...despedirme.

Anne lo miró con tristeza, el Rey era un buen monarca y ademas una buena persona, era demasiado triste.

 -Pero ahora cuéntame, ¿Ha pasado algo con George?

 -No, en realidad se fue cuando tú te marchaste.-respondió Anne aliviada.

 -Me alegro por él, másle vale no tocarte.

 Pero, hablando del rey de Roma, George entró en la biblioteca. Al ver que Harry estaba ahí lo miró con odio y se dirigió a Anne.

 - Gracias por venir a recibirme.-dijo sarcásticamnte.

 -No sabía nada sobre tu regreso.

 -Ni creo que le agradase.- dijo Harry.

El príncipe lo miró con odio de nuevo y tomó a Anne del brazo.

 -Vayamos a mi habitación, te contaré cosas sobre mi viaje

 -¿Por qué no me lo cuentas aquí?

 -Porque tengo que decirte algo uy importante.

 George tiró de Anne hacia la puerta, ella forcejeaba, pero no tenía fuerza para librarse de él. Entonces Harry fue rápidamente hacia ellos y separó el brazo de Anne de la mano de George.

 -Creo que ha dicho que no quiere ir.-le dijo Harry.

 -¿Quién crees que eres para hablarme así?

-No lo sé, pero al menos no voy violando chicas por ahí...

Antes de que Harry puediese hablar, George desenfundó su espada y colocó la punta sobre el cuello de Harry, que al no ir armado no pudo defenderse.

 -Si quieres salir de aquí con vida, más te vale mantener la boca cerrada.- volvió a agarrar a Anne del brazo.- Y a ti, querida, te digo lo mismo, por tu seguridad te conviene obedecerme y más ahora que estamos prometidos.

Anne se retorció mientras decía:

- No estamos prometidos.

-Anne,Anne,Anne...¿No sabes el motivo de mi viaje? He estado e

Don

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://fanfic.es/viewstory.php/
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

Top 20