Fanfic Es
Fanfics en español

Una Misión Inesperada por Uchihaivii3

[Comentarios - 0]   Tabla de Contenidos

- Tamaño del Texto +

Capítulo 13


Sasuke miraba con enfado a aquel sujeto, recordaba con detalle el encuentro que habían tenido años atrás, cuando él aún estaba en su viaje de redención y las bombas humanas habían aparecido.


*Flashback*


Karyuu había llegado a la Aldea de Bambú y después de ver a Sasuke y parpadear varias veces, su cara hizo una deleitada expresión.


-¡Nunca pensé realmente encontrarme contigo, Sasuke! – Karyuu parecía feliz desde el fondo de su corazón. –Sasuke Uchiha, al que yo siempre admiré..., ¡El hombre que buscando venganza por su clan se mantuvo firme en su ideología aun poniendo al mundo entero como su enemigo!- Hizo una pausa - yo quería conocerte, ¡¡yo quería conocerte!!


Sasuke pensó que era tal como había dicho Nowaki, él veneraba a Sasuke, el Sasuke de cuando estaba envuelto en la oscuridad.


Para expresar su emoción, Karyuu extendió sus brazos y en respuesta a eso, Sasuke lo miró con desagrado. El viejo Io por su parte interpretó todo de otra manera.


-¿Mocoso?... ¡Maldito! ¿Así que eras compañero de Karyuu? – Mientras el viejo Io trataba de detener el sangrado de su costado, miro a Sasuke con disgusto olvidándose que hace unos instantes lo había salvado de Karyuu.


 


-¡JA!... sí que eres un viejo convenenciero… -Karyuu dijo eso con disgusto, al ver que el viejo y Sasuke se conocían.


 


-¡Cállate!, ¡Grupo de malvados!, ya no importa… ¡muchacho! – Dijo mirando a Sasuke - venga la muerte de mi hija, ¡él es el causante de todo!, ¡¡Mátalo!!


-¿Qué estás hablando viejo?, ¡Sasuke es el hombre que yo admiro! – Los ojos de Karyuu brillaban – Y es por esa razón que yo decidí matarlo con mis propias manos… ¡Yo te superaré! – Karyuu juntó sus manos para comenzar a atacar a Sasuke, pero nunca imaginó que Sasuke lo derrotaría de una manera tan fácil.


*Fin Flashback* (1)


-Ohh ¿Por qué me miras con esos ojos de odio? Guarda todo ese sentimiento negativo para cuando tu aldea esté destruida y tu familia muerta – dijo el pelirojo de manera sarcástica.


-El único que va a terminar muerto vas a ser tú, jamás te perdonaré lo que le hiciste a Sarada y a Sakura – dijo Sasuke desenvainando su Katana.


-Que comience el juego – Karyuu se quitó el parche de su ojo derecho y dejó a la vista el Sharingan que le había robado a Sarada, Sasuke se enfureció aún más y con la ayuda de su rinnegan se intercambió de lugar para llegar en un instante frente a Karyuu y enterrarle su espada, sin embargo Karyuu lo esquivó con una gran velocidad.


Itachi por su parte miró atentamente cada movimiento de Karyuu para buscar un punto débil.


-Si Sasuke lo distrae lo suficiente podemos crear una brecha para poder utilizar la posesión de sombra de los Nara – dijo el Uchiha mayor – de esa forma podré utilizar la espada de Totsuka, no podré sellarlo a él pero si al menos podré quitar parte de sus poderes –Sarada que estaba junto a él lo escuchaba atenta. El resto de los ninjas estaban luchando contra los subordinados de Karyuu, Naruto al percibir el extraño chakra del pelirojo inmediatamente se acercó dónde estaba Sasuke luchando con él.


-Pero tenemos un gran problema – habló Shikamaru – la luna está oculta entre las nubes, no hay luz suficiente para poder utilizar el jutsu.


-Debemos pensar en una alternativa – Dijo Sakura mientras noqueaba a otro ninja más.


-¡Ino! – Llamó Naruto – comunícame con Sasuke ¿Puedes hacerlo, verdad?


-¡Claro que si! – La rubia inmediatamente comunicó la mente de Naruto con la de Sasuke.


-Sasuke, necesitamos que Itachi pueda utilizar la espada de Totsuka, pero a la velocidad que están luchando es imposible que podamos lograrlo – habló el rubio.


-¿Crees que no lo sé? El maldito no baja la guardia en ningún instante. Utilizaré el Susanoo, necesito que me apoyes con Kurama – le dijo Sasuke.


-jajajaja de nada servirán sus absurdos planes – dijo Karyuu, observó por el rabillo del ojo como Sarada estaba junto a sus pequeños hermanos y encontró una oportunidad perfecta, en un movimiento golpeó a Sasuke quitándole el aire e inmediatamente le quitó su espada y desapareció.


-¿Dónde está? – Sasuke miró a todas partes sin éxito, al igual que el resto. Naruto al estar en modo Sabio detectó su chakra en el instante en que volvió a aparecer.


-¡Allá! – Naruto vio que iba directamente a atacar a los hijos de Sasuke, Sasuke por su parte palideció. Sarada se volteó al verlo acercarse, Karyuu lanzó un ataque con la espada de Sasuke a la pelinegra, sin embargo la espada nunca llegó a ella, Sarada lo miró con una mirada fría y seria, mientras un aura grisácea la rodeaba a ella y a sus hermanos. Karyuu la miró directamente a los ojos y distinguió unas puntas que formaban una especie de sol en sus pupilas.


-¿Mangekyo Sharingan? – se preguntó a si mismo.


-No creas que soy tan ingenua como la última vez que nos enfrentamos...– La Uchiha, tomó a Karyuu con la mano del Susanoo.  Sasuke quedó sorprendido al ver que su hija había logrado activar su propio Susanoo. Sin embargo cuando ella iba a atacarlo, Karyuu nuevamente desapareció.


-¡Lo tengo! – Dijo Itachi, ya sé cómo logra desaparecer de esa forma – tiene un sello en su mano derecha.


-Que observador – Karyuu apareció tras él atacándolo con la técnica con la que casi asesinaba a Sakura, sin embargo Itachi sonrió y un montón de cuervos hicieron desaparecer el cuerpo del Uchiha - ¡Tsk! ¿Un clon?


-Esa técnica…. – habló Kakashi – es la que yo utilicé en el combate contra Kaguya… el Raikiri negro.


-Lo recuerdo… fue cuando le cortó el brazo – Dijo Sakura.


-¡Ahora! – Sasuke al verlo con la guardia baja, corrió a toda velocidad a atacarlo, sin embargo Karyuu lo miró y sonrió. En ese instante Sasuke se detuvo abruptamente – No… no puedo moverme – dijo con voz forzada el Pelinegro debido a la frustración de no poder moverse e inmediatamente sintió como su chakra empezaba a disminuir.


-Dejalo… ¡Shannaro! – Sakura lanzó una patada con su fuerza descomunal haciendo que Karyuu desviara la vista de Sasuke, e inmediatamente éste recuperó el control de su cuerpo, sin embargo Karyuu no recibió ningún daño y devolvió el golpe a Sakura casi con la misma fuerza lanzándola lejos. Sasuke con su Rinnegan llegó a ella sujetándola para evitar que se golpeara contra el suelo.


-¿Estás bien? – preguntó el pelinegro.


-Si… gracias.


-Estoy entendiendo su forma de ataque… debemos estar listos para utilizar nuestra estrategia, dejaré en tus manos la señal – dijo Sasuke.


-¿A qué te refieres? – preguntó la pelirosa.


- Cuando veas que es el momento oportuno de atacar, da la señal… y utilizaremos el plan, confío en ti – Sasuke desapareció en ese momento para seguir luchando, Sakura asintió segura de sí misma.


-Ríndete Karyuu – habló el Hokage – mira a tu alrededor, tu ejercito de subordinados ha sido derrotado. Eres fuerte, lo reconozco, pero incluso tú eres consciente de que no podrás ganar contra todos nosotros– Dijo Naruto.


-¿y qué harás al respecto?, ¿Vas a intentar que me cambie de bando como acostumbras a hacer con tus enemigos? – dijo el pelirojo.


-No me interesa tenerte de nuestro lado… una basura como tú no merece llevar el título de Shinobi…Intentar acabar con alguien robando las técnicas de otros, es la estrategia más cobarde que puede existir – dijo furioso el rubio.


Cerca de donde estaban hablando Karyuu y Naruto, Hinata estaba observando el flujo de chakra del enemigo con ayuda de su Byakugan.


-Está sucediendo, el núcleo de su pecho está disminuyendo… la pelea lo está debilitando – dijo Hinata.


-Debemos hacerlo ahora – dijo Ino, preparándose.


-No, aún no… Ino, cuando te de la señal, quiero que mandes la visión de Hinata no solo a Sasuke, también a Naruto – Con mucha seguridad Sakura dio esa instrucción.


-¿Por qué? – preguntó Ino.


-Confía en mi… ellos sabrán que hacer – Sakura sonrió, sabía que ellos no fallarían.


-Si quieres ser fuerte, no importa el medio por el que lo consigas… el poder lo es todo – dijo Karyuu a Naruto con una sonrisa burlona – o acaso no recuerdas que tu preciado amigo Sasuke también utilizó esas palabras… él siempre será mi modelo a seguir, el antiguo Sasuke renacerá en mí y para eso debo eliminarlo a él, pero no sin antes hacerlo sufrir por querer seguir el camino del bien.


-Pues entonces ¿qué esperas? – Sasuke apareció frente a él y desde abajo lanzó su acostumbrada patada elevándolo por los aires – hace tiempo no ocupada este ataque… ¡Raik?, Shishi Rendan¡


-¡Aquí vamos!... ¡Futon, Rasen Shuriken! – Naruto había previsto el ataque que utilizaría Sasuke por lo que estaba preparado para utilizar su jutsu. Lanzó el ataque provocando una gran explosión, Karyuu iba a desaparecer pero una fuerte punzada en el pecho lo obligó a detenerse, si no era precavido, perdería el control.


-¡Itachi, ahora! – Gritó Sasuke y antes de que terminara de hablar Itachi llegó con el Susanoo y atravesó a Karyuu con la espada de Totsuka.


-¿Qué es esto? – Poco a poco la espada comenzó a sellar la gran mayoría de las técnicas de Karyuu - ¡NO! ¡DETENTE! – Gritaba desesperado el hombre, pero nada pudo hacer al respecto, el sellado había sido un éxito.


-Si bien perdió muchos de sus poderes, aún sigue siendo fuerte  - Dijo Itachi y tanto Sasuke como Naruto eran conscientes de ello.


Lentamente Karyuu comenzó a ponerse de pie furioso y dispuesto a atacar a diestra y siniestra, pero un golpe lo distrajo, al mirar pudo ver frente a él a Sarada.


-Eso fue por la paliza que me diste – nuevamente lo golpeó y lo elevó por el aire y enseguida lanzó una gran bola de fuego que Karyuu esquivó sin problemas y el ataque solamente llegó al cielo.


-Fallaste mocosa estúpida – Iba a atacar a Sarada pero rápidamente Sasuke apareció golpeándolo él en esta ocasión, Sarada sonrió y miró al cielo donde había lanzado su Katon, esperaba que su plan diera resultado.


Sasuke iba a golpear nuevamente a Karyuu pero una vez más su cuerpo perdió la movilidad y fue Karyuu quien lo golpeó a él, mandándolo lejos.


-Entiendan que soy invencible – Comenzó a gritar y a expulsar una gran cantidad de chakra, que dejó a todos anonadados, Hinata se sorprendió al ver la cantidad de poder que comenzó a fluir por sus canales de chakra.


-Esto es imposible… es…. Es demasiado poderoso – Dijo Hinata sorprendida.


-Eso quiere decir que es vulnerable – dijo Sakura y los cercanos a ella la miraron – está expulsando su chakra de manera descontrolada, es inestable… si recibe un ataque directo al núcleo de su pecho….


-Será su fin… - concluyó Kakashi.


-¡Hinata, Ino!.... ¡¡Ahora!! – Sakura dio la señal, Sarada sonrió a lo lejos entendiendo que el ataque final se acercaba. Sasuke se dio cuenta inmediatamente y con solo una mirada que le dio a Naruto, el rubio comprendió. Era el momento.


-¡Byakugan!


-¡Transferencia de percepción! – Ino miró a Sasuke y a Naruto y ambos pudieron observar de inmediato los canales de chakra de Karyuu.


-¡NO PODRÁN CONMIGO! –Gritaba Karyuu fuera de control, estaba concentrado en Naruto y en Sasuke, pero un grito de las alturas llamó su atención.


-¡KIRIN! – Sarada desde las alturas con ayuda de su Susanoo estaba juntando rayos en su mano y un enorme dragón de trueno hizo aparición. Karyuu comenzó a pensar en la forma de esquivar ese ataque, iba a moverse pero no pudo hacerlo.


-¿Pero qué?.... – observó el piso y notó solo pudo ver la sombra de su propio cuerpo.


-¡Kagemane no jutsu! Con éxito – Shikamaru y Shikadai hablaron al mismo tiempo mientras hacían el sello con sus manos. En ese momento Karyuu entendió que la intención de la Uchiha nunca fue atacarlo, sino que hacer sombra con la luz de los truenos.


-¡¡Maldición!! – intetaba moverse pero no lograba hacerlo.


-¡¡AHORA!! – gritaron Naruto y Sasuke al Unísono y al igual que cuando lucharon contra el Juubi, ambos ajustaron su chakra y lanzaron sus ataques.


-¡Fuuton, Chou Oodama Rasen Shiruken! / ¡Enton, Susanoo Kagutsuchi! – Ambos ataques se combinaron en el trayecto y Karyuu palideció, no tuvo tiempo de procesar nada, el ataque simplemente golpeó de lleno su pecho.


Karyuu calló de golpe al suelo, Hinata observó que si bien aún lo quedaba chakra, su muerte sería estaba cerca, Naruto se alejó de Sasuke y fue junto a su esposa, mientras que Sakura miró a Sasuke y lentamente comenzó a caminar en dirección a él, Por su parte el pelinegro encontró su espada y la guardó. Pudo divisar como Sakura se acercaba a él con una sonrisa. Sin embargo una risa débil se escuchó a lo lejos.


-No… no me iré solo... – Sasuke se volteó y vio como Karyuu se ponía de pie.


-Morirás de igual manera, será mejor que no insistas – le dijo Sasuke pero Karyuu solo sonrió.


-Tu vendrás conmigo… - Sasuke nuevamente sintió como su cuerpo se inmovilizaba, sabía que la única forma de salir de esa parálisis era que Karyuu dejara de mirarlo. Intentó moverse pero su Chakra comenzó a ser absorbido.


-¡Maldición!... – Sasuke intentó usar su Sharingan, sin embargo cada vez estaba más débil, estaba perdiendo su chakra de manera muy rápida. Karyuu formó una enorme bola de energía con lo último que le quedaba de poder, Naruto al estar lejos sabía que no alcanzaría a llegar para evitarlo.


-¡¡¡MUERE!!! – Karyuu lanzó su último ataque con su objetivo claro… Sasuke Uchiha moriría con él.


Sasuke inmediatamente supo que no podría escapar de ese ataque y las probabilidades de salir con vida de él, eran nulas. Nuevamente intentó usar sus ojos, esta vez el Rinnegan, para poder intercambiarse de lugar, pero el resultado fue el mismo, no pudo hacerlo. Su muerte era inminente.


Sakura vio todo en cámara lenta, era la más cercana a Sasuke y su cuerpo se movió casi por inercia. Su mente de inmediato se llenó de recuerdos, los más lindos de su vida. Su matrimono, la llegada de Sarada, de los mellizos, sus momentos con Sasuke, con Naruto, Kakashi, Ino y los demás, eran momentos felices, momentos que llenaban su corazón. Sin poder evitarlo, las palabras de su maestra acudieron a su mente “Otro ataque como ese y no vivirás para contarlo, lo entiendes ¿no?” Ella lo sabía, pero su mente solo podía procesar una sola cosa; “Morir en lugar de la persona amada, era un sacrifico que valía la pena”


Sasuke estaba preparado para recibir el ataque, su hora había llegado. Que injusta era la vida. Muchas veces anheló la muerte, su vida anteriormente carecía de sentido. Después de matar a su amado hermano, él muchas veces consideró la muerte como una opción de escape, para evitar todo el dolor que sentía en su interior y ahora que lo que más quería era vivir y seguir junto a su familia, el destino le jugaba esta mala pasada. Ya no volvería a ver a su esposa ni a sus hijos, le dolía saber que no estaría para ver a su hija cumplir su sueño de ser Hokage, porque si de algo estaba seguro, es que ella lograría su propósito.  Al menos, le quedaba el consuelo de que ellos estarían a salvo.


Iba a cerrar sus ojos para recibir el impacto pero una sombra lo cubrió del destello, era una silueta que él conocía bien, su esposa.


Ella giró su cabeza y lo miró por un segundo. Sonrió con sinceridad y luego miró hacia el frente a esperar su destino, hasta que finalmente el ataque llegó.


-¡¡¡¡¡SAKURA!!!!!! –Gritó Sasuke con desesperación, seguía sin poder moverse y solo podía ver impotente como el ataque impactaba el pequeño cuerpo de su mujer, ella lanzó un inevitable gemido de dolor.


Todos quienes presenciaron el ataque vieron paralizados lo que estaba sucediendo, todo había sido demasiado rápido para intervenir y solo pudieron observar con frustración lo que sucedía.


El ataque cesó, lentamente del cielo comenzó a caer una torrencial lluvia que disipó el polvo levantado por la potencia del impacto, Sakura aún seguía de pie pero inmóvil, temblaba y miraba un punto fijo. Karyuu al utilizar lo que le quedaba de chakra no pudo seguir deteniendo a Sasuke, pero seguía vivo y una sonrisa surcó su rostro. Sasuke recuperó su movilidad y parte de su chakra, al ver la sonrisa de burla de Karyuu, activó su Sharingan y con rabia le lanzó el Amaterasu. Sabía que aún sin el ataque moriría, pero quería que al menos sintiera el dolor de ser quemado por sus llamas negras. Sakura se tambaleó y comenzó a caer, Sasuke llegó a ella con ayuda de su Rinnegan y evitó que su cuerpo tocara el suelo. Ella aún seguía con vida.


-Te llevaré con Tsunade, estarás… - Ella le tapó la boca con un dedo.


-No, yo… yo ya… es… es tarde y… - Susurró débil pero Sasuke no la dejó terminar.


-¡Cállate! ¿Crees que puedes simplemente decir que no sobrevivirás? – Dijo él gritando del enfado - ¿Por qué demonios lo hiciste? ¿¡POR QUÉ!? – Dijo Sasuke mientras sus ojos comenzaban a picarle y sentía un nudo en la garganta.


- A veces se hacen locuras…. Por amor – Sakura cerró levemente sus ojos.


-¡Hey!… ¡Sakura, no, no cierres los ojos! – dijo moviéndola para que no se durmiera, su voz temblaba, él temblaba.


-Nunca te agradecí lo suficiente… por hacerme tan feliz – dijo ella con una sonrisa sincera, sus ojos lo miraban con ese brillo soñador que él tanto amaba – Te amo…


-¡Maldita sea, Sakura, no hagas eso!, ¡¡no te despidas!!  - le pedía Sasuke al borde de la desesperación, intentó darle de su propio chakra, sin embargo no servía de nada, él también recordaba las palabras de Tsunade y sabía que las posibilidades eran nulas, pero no quería pensar en eso- Recuerda nuestros planes… nos iremos de vacaciones en familia ¿Lo recuerdas?.


-Tendrán que ir sin mi – sonrió nostálgica - Cuida a nuestros hijos… ellos te necesitan – Nuevamente cerró sus ojos, estaba muy débil, no quería irse, pero ya no podía resistir más.


-Te necesitan a ti, ¡a su madre!, ¡ese ataque era para mí, ¡maldición! – Sasuke cerró sus ojos y las lágrimas comenzaron a caer.


-Tengo frio… abrázame, quiero sentirte... – Pidió ella casi sin voz. Sasuke la apegó más a su cuerpo dándole todo su calor, besó sus labios, sabían a sangre, pero no le importó,  ya no pudo contenerse más, y no intentó ocultar las lágrimas, dolía y mucho, sabía que este era el fin.


-Ahora soy yo quien te lo pide a ti, Sakura. Si no puedes quedarte… llévame contigo entonces – Dijo con voz temblorosa, ella le sonrió también con lágrimas en sus ojos lentamente movió su mano y con sus dedos tocó la frente de su amado tal y como él solía hacerlo.


-Será en otra ocasión… G…Gracias. – Ella bajó su mano, cerró sus ojos y dejó escapar su último suspiro. La vida la había abandonado.


-¿Sakura? – La movió - ¿¡Sakura!? – Insistió pero ella solo era un cuerpo inerte – no… Sakura, ¡¡¡SAKURA!!! – Su grito desgarrador llegó a oídos de todos e inmediatamente supieron lo sucedido. La flor de Konoha ya no estaba.

Notas finales:

(1) Estracto de la novela literaria "Sasuke Shinden" 

Continuará...

Usted debe login (registrarse) para comentar.