Fanfic Es
Fanfics en español

Una Misión Inesperada por Uchihaivii3

[Comentarios - 0]   Tabla de Contenidos

- Tamaño del Texto +

Capítulo 12

 

-Naruto… jamás pensé verte de nuevo – Dijo Itachi mirando al rubio – veo que cumpliste tu sueño – agregó el pelinegro al verlo con su capa de Hokage.

-Así es, no fue fácil – dijo sonriente el rubio.

-Ya veo, pero no creo que me hayas traído solamente para contarme eso – Miró en dirección a Kabuto, supo de inmediato que había cambiado. De lo contrario jamás hubiese logrado salir del Jutsu que él mismo utilizó para detener el Edo Tensei de aquel entonces.

-En efecto, necesitamos de tu ayuda, sé que no debería haber pedido tu invocación, pero se trata de Sasuke – dijo Naruto.

-¿Mi tonto hermano aún sigue terco? – preguntó curioso Itachi.

-No, él, su familia y la aldea están en peligro. Al parecer su pasado aún lo persigue – Itachi se sorprendió al escuchar a Naruto.

-Así que mi hermano tiene familia ¿eh? – dijo sonriente el Uchiha.

-Si y para tu conocimiento tienes tres sobrinos – nuevamente sonrió el rubio- pero sabrás de eso después, ahora debemos ir al departamento de inteligencia. En el camino te pondré al tanto de todo lo que sucede.

Naruto le contó cada detalle a Itachi, se sorprendió al saber que el enemigo había utilizado ese Jutsu prohibido del clan Uchiha.

-Había un pergamino secreto con esa información, pero estaba oculto en el templo Nakano, ¿Cómo lo consiguió? – preguntó Itachi.

-Ese es el punto, es posible que exista otro pergamino con esa información, ya que el del templo Nakano lo encontraron Shisui e Itachi – dijo el Rubio mientas saltaba por los techos de Konoha.

-¿Eh? ¿Shisui y yo? – preguntó Itachi confundido.

-Es cierto, no lo sabes. Shisui e Itachi son mellizos y son hijos de Sasuke – le contó Naruto.

-Vaya… que sorpresa, jamás pensé que uno de mis sobrinos se llamaría como yo – dijo Itachi emocionado.

-Llegamos… - Ambos pararon frente a la puerta del departamento de inteligencia e ingresaron.

-Debemos buscar otra manera, ya dije que no arriesgaría a mi familia – Seguía discutiendo Sasuke cuando Naruto e Itachi entraron.

-A pasado mucho tiempo, Sasuke – Dijo Itachi, Sasuke volteó su rostro inmediatamente al escuchar la voz de su hermano.

-¿Itachi? – Dijo Sasuke aún incrédulo, notó que sus ojos eran distintos, reconoció inmediatamente el Edo Tensei.

-Esta era la ayuda a la que me refería – Dijo Naruto.

-Naruto me contó lo sucedido. Necesito ver los pergaminos del clan para poder idear una forma de derrotar a este sujeto – Itachi puso una mirada seria. Sasuke se emocionó al ver nuevamente a su hermano, pero no lo demostró. No era tiempo de cursilerías, debían derrotar al enemigo.

-Sakura los tiene, debemos ir con ella – Sasuke caminó en dirección a la puerta,  estaba por salir del departamento cuando apareció Sarada.

-Sarada… ¿Sucedió algo? – preguntó Sasuke.

-No, iba a hablar con Shikadai pero primero quise pasar para informarte que hemos descubierto algo interesante. Mamá tiene todos los detalles, está en casa de Boruto – explicó Sarada quitando su máscara.

-Vaya, sin duda eres igual a mi hermano, pero más linda claro – Itachi con solo ver a la pelinegra supo de inmediato que era hija de su hermano. Sarada lo miró confundida.

-Esos ojos… ¿será posible? – Si bien Sarada nunca había presenciado el Edo Tensei, si tenía conocimiento de él – tú eres…

-Itachi Uchiha – dijo el pelinegro con una sonrisa fraterna.

-¿Tu eres el tío Itachi? – A Sarada le brillaron los ojos de emoción – no puedo creerlo, eres más guapo de lo que imaginaba. Siempre quise conocerte. Papá nos ha hablado mucho de ti. Incluso creo que hasta eres más guapo que papá.

-¿qué? – Dijo Sasuke con una vena surcando su cabeza – Sarada, es suficiente.

-Mi tonto hermano está celoso ¿Quién lo diría? –Sasuke se sonrojó pero lo disimuló, siempre había sido celoso con su hija y aunque tratase de ocultarlo, en ocasiones no lo conseguía.

-Ya vámonos – dijo Sasuke molesto, Sarada e Itachi sonrieron.

-Yo iré con Shikadai, necesito hablar con él, Tío… espero que después podamos hablar un poco – Itachi asintió con una sonrisa, Sarada nuevamente cubrió su rostro y se fue junto con Shikamaru para hablar con los Nara.

El resto comenzó a correr rumbo a la casa Uzumaki.

-¿Qué edad tiene? – preguntó Itachi a su hermano.

-18 – Sasuke contestó con su particular seriedad.

-Es muy linda, de seguro ya tiene novio ¿no? – Dijo Itachi con una sonrisa burlona que molestó a Sasuke.

-¡Tsk! No, no lo tiene y no lo tendrá en un largo tiempo, ahora concentrémonos en nuestro objetivo – Sasuke aumentó la velocidad.

-Debe ser muy inteligente, está en los Anbus siendo muy joven. Después de todo es mi sobrina – Sonrió Itachi, quería seguir molestando a su hermano, pero ahora el sorprendido fue él.

-Tiene tus  ideales – le dijo Sasuke y él lo miró sin entender – Es inteligente, noble, justa y su sueño es ser la primera Uchiha en ser Hokage y a diferencia de nosotros ella despertó el Sharingan por amor – concluyó orgulloso Sasuke.

-¿Amor?

-Por mí, por supuesto – sonrió arrogantemente Sasuke.

-Ya quiero ver tu cara cuando Sarada y Boruto se casen – Naruto se metió en la conversación de ambos hermanos.

-Usuratonkachi, mi hija no se casará con tu hijo – una vena surcó la frente de Sasuke e Itachi solo pudo sonreír, estaba feliz de ver a su hermano de esa manera, sin duda la venganza y el odio ya no formaban parte de él.

Llegaron a la casa de Naruto y al entrar vieron que estaba Sakura, Hinata y también Ino hablando seriamente sobre una posible estrategia.

-Sakura, estás pálida, no debes esforzarte tanto – Sasuke se acercó a ella rápidamente.

-Le dije que descansara un poco pero se niega – dijo Hinata preocupada.

-Estoy bien, llamé a Ino porque tengo una idea que puede servir, descubrimos que… - se calló al ver a Itachi.

-¿Itachi Uchiha? – Lo miro sorprendida, también reconoció el Edo Tensei.

-La flor de Konoha con el ex desertor… creo que me lo esperaba – sonrió el Uchiha mayor.

-No hay tiempo, Sakura, ¿Dónde están Itachi y Shisui? – preguntó Sasuke.

-Ellos están durmiendo – le dijo la pelirosa.

-¿Que fue lo que descubrieron?  - preguntó Kakashi.

-Hicimos una prueba, Sakura mezcló ADN de Sarada con el de ella y realizó el Jutsu –Habló Hinata – Al momento de realizarlo nuevos canales de chakra aparecieron y el núcleo se centró en el pecho – continuó.

-Intenté hacer un jutsu, resultó pero solo por un momento, tiene una duración limitada, sin embargo cuando luche con Karyuu, él en ningún momento se vio agotado – agregó Sakura.

-Si encontramos una forma de atacarlo mediante taijutsu podremos bloquear sus canales de chakra – dijo Hinata.

-No es tan fácil – habló Itachi en esta ocasión, caminó a la mesa y tomó el pergamino – Sakura, necesito saber todo detalle del enfrentamiento, por lo que necesito entrar en tu mente y ver la batalla – le dijo Itachi.

-Si, claro – Itachi activó su Sharingan y entró en la mente de la pelirosa. Luego de unos minutos lo desactivó.

-Ya veo, es muy escurridizo. Lo más probable es que haya utilizado algún sello para poder almacenar el chakra y no debilitarse – dijo pensativo Itachi.

-Tendríamos que quitar ese sello para que no pudiera desaparecer de la forma en que lo hace – agregó Sasuke.

-Si sellamos sus canales de chakra como mencionó Hinata podríamos obtener mucha ventaja – mencionó Sakura – deberíamos intentar también con ataques a larga distancia.

-Pero para eso necesitamos una precisión que solo el Byakugan puede darnos y los Hyuga no se caracterizan por el ataque a larga distancia – Naruto caminaba de un lado a otro pensando alguna alternativa.

-Quizás podría intentar apoderarme de su mente – propuso Ino.

-Puedo sellar parte de sus poderes con la espada de Totsuka – Habló Itachi.

-¿Con la que sellaste a Orochimaru? – preguntó Sasuke e Itachi asintió.

Kakashi los miro uno a uno, mientras daban ideas, esperó a que alguien dijera las palabras claves, sin embargo ninguno la dijo, soltó un sonoro suspiro.

-Mis tres alumnos aquí presentes, cada uno entrenado por un Sannin a los cuales superaron, los héroes de la cuarta guerra ninja, adultos maduros, uno de ellos Hokage – Todos miraron a Kakashi – y olvidaron la enseñanza más importante de su Sensei – habló fingiendo estar dolido, Naruto, Sasuke y Sakura lo miraron sin entender -  ¿Por qué los aprobé? – les preguntó mirándolos fijamente.

-¡Trabajo en equipo! – Dijeron los tres al mismo tiempo.

-Pero, es lo que estamos haciendo Kakashi-Sensei- dijo Naruto.

-Naruto, eres el Hokage. No me digas Sensei –Lo corrigió Kakashi – están dando ideas pero no ideando un plan en conjunto.

-¿Ideaste algo? – Preguntó Sasuke.

-Muchachos acérquense, creo que tengo un plan – Dijo Kakashi sonriendo a través de su máscara.

El pequeño Itachi junto con su hermano Shisui bajaron de la habitación de Boruto para comer algo, ya que sus tripas hacían ruidos por el hambre.

-Crees que tía Hinata tenga Tomates – preguntó Shisui a su hermano.

-No lo sé, yo preferiría Dangos – dijo Itachi

-¡Puaj! Esas cosas son asquerosas – dijo Shisui con mueca de asco.

-¡Hey! yo no te digo nada porque te comes los Tomates como manzanas – Reprochó Itachi.

-Los Tomates son más deliciosos que los Dangos – Dijo Shisui.

-¡No lo son! Los Dangos son mejores, Mamá y Sarada siempre lo dicen – dijo Itachi levantando un poco la voz.

-Mamá, Sarada y tu se convertirán en algodones de azúcar por comer tanto dulce – Le dijo Shisui también elevando la voz. Los adultos escucharon la discusión y comenzaron a mirar en dirección a los mellizos.

-El único que parece algodón de azúcar eres tu… rosadito – Dijo Itachi haciendo alusión al cabello rosa de Shisui.

-Mira quién habla, pelo de gallina – Se burlo Shisui

-Pues tú también tienes pelo de gallina, solo que lo disimulas con esa ridícula coleta – Dijo el pequeño Itachi, inmediatamente el Itachi mayor tomó su coleta y la miró pensando “¿De verdad es ridícula?” Sasuke lo miró y no pudo evitar sonreír de manera burlona.

-Pero al menos no tengo los pelos necios como tú – Dijo Shisui y fue el turno del Itachi mayor de reír con burla mirando a Sasuke recordando su anterior peinado.

Ambos mellizos guardaron silencio al sentir una presencia tétrica tras ellos, voltearon y vieron a su furiosa madre.

-¡Se callan ahora mismo! – Los regañó Sakura dándoles un coscorrón a cada uno.

-¡Duele! – Dijeron ambos mientras se sobaban su cabeza.

-Ahora quiero que se disculpen y se den la mano – Habló Sakura aún enfadada.

-Lo haré si él lo hace – dijo Itachi.

-Si él no lo hace tampoco yo – se cruzó de brazos Shisui.

-¡AHORA! –Gritó nuevamente Sakura y ambos por instinto se dieron la mano y se abrazaron casi azules del miedo – así está mucho mejor – habló complacida la pelirosa.

-¿Siempre es así? – preguntó Itachi en silencio a su hermano.

-La mayoría de las veces – Le dijo Sasuke.

-Definitivamente Sakura-chan es tu castigo por todos tus pecados Teme – Dijo Naruto con sus brazos cruzados en la nuca y una sonrisa zorruna.

-¡Tu cállate idiota! – Golpeó Sakura a Naruto, el cual se limitó a quejarse.

-En mis tiempos de vida el Hokage era respetado – Dijo Itachi con una sonrisa divertida y ambos menores se voltearon a verlo.

-¿Tiempos de vida? – Preguntó Shisui.

-Tu ¿Quién eres? Nunca te había visto… tus ojos son extraños – dijo el pequeño Itachi.

-Soy Itachi Uchiha, hermano mayor de su padre, por lo que eso me hace su tío. Y estoy aquí por medio del Edo Tensei ¿Saben sobre él? – Itachi informó a sus curiosos sobrinos.

-¡Sí! Mi hermana nos habló de ese jutsu. Quería conocerte – Dijo Itachi – a mi me nombraron en honor a ti – dijo el pequeño emocionado.

-¿Es cierto que eres más fuerte que papá? Él séptimo siempre lo dice – Dijo Shisui también emocionado.

Sasuke fulminó a Naruto con la mirada, y éste solamente sonrió nervioso, Itachi conversó con sus sobrinos por unos momentos y Sasuke se acercó a Sakura.

-Deberías descansar, no sabremos cuando aparecerá ese maldito y debes reponer energías – habló seriamente el pelinegro.

-Estaré bien, esperaré que Sarada vuelva y entonces podré ir a descansar tranquila – confesó la pelirosa, a pesar de que su hija era una gran Kunoichi, su corazón de madre no podía evitar preocuparse por ella.

-Estará bien, Shikamaru está con ella, no te preocupes. A demás no olvides que es nuestra  hija – Sasuke sonrió a su esposa y ella le sonrió de vuelta.

-Prométeme que cuando todo esto acabe nos iremos los cinco a unas largas Vacaciones – Sakura lo miró con un intenso brillo en los ojos y Sasuke no pudo negarse a la petición de su mujer.

-De acuerdo, nos iremos de vacaciones.

Sarada llegó a la casa de los Uzumaki junto con Boruto, que había ido a buscarla, Kakashi les habló a ambos del plan que tenía en mente y Sarada rápidamente agregó más tácticas a la estrategia. Sasuke y Sakura sonrieron orgullosos ante la inteligencia de su hija. Itachi se acercó a su hermano y con total convicción le dijo.

-Será una gran Hokage.

-Lo sé – Sasuke seguía sin despegar la vista de Sarada, solo esperaba que todo saliera bien y la vida le permitiera ver a su hija cumplir su anhelado sueño.

Todos acordaron quedarse en casa de Naruto, Sakura finalmente fue a descansar un poco, mientras el resto trataba de perfeccionar aún más la estrategia que tenían. Los mellizos no paraban de preguntarle cosas a su tío, y de vez en cuando Sarada también participaba. Todos tenían la confianza de que una vez más saldrían de los problemas.

Al día siguiente, Sakura si bien aún estaba un poco débil, se sentía mucho mejor, ayudó a Hinata con la comida y después ella y sus hijos fueron a su casa para darse una ducha y cambiarse. Sasuke e Itachi también fueron con ellos. Tenían planeado seguir pensando en nuevas formas de atacar.

Al llegar a la casa de los Uchiha, los mellizos no parabas de parlotear con su tío Itachi, incluso le pidieron que los viera hacer sus técnicas de ‘Katon’ e Itachi accedió a verlos, sabía que su tiempo era limitado en el mundo de los vivos, por lo que quería aprovechar al máximo su estadía con los hijos de su hermano menor.

-¿Crees que todo esto termine pronto? – Preguntó Sakura preocupada a Sasuke.

-Es lo que pretendo –Dijo Sasuke con su característico tono frío.

-Me hubiese gustado mucho que nuestro bebé no hubiese muerto – Sakura llevó la mano a su vientre, donde debería estar su fallecido bebé. Sasuke inmediatamente notó el triste semblante de su esposa al pronunciar esas palabras.

-Quizás no era su momento de llegar a este mundo, quizás en otra ocasión un nuevo Uchiha pueda llegar, por ahora solo debemos de concentrarnos en eliminar a ese maldito – Sasuke sin poder evitarlo apretó sus puños con fuerza, la rabia que sentía era inmensa y solo podía pensar en las mil y un maneras en que haría sufrir a ese maldito por dañar a su familia.

Sasuke decidió ir donde los mellizos y donde su hermano, Sakura los vio de lejos a todos añorando el momento en que todos pudieran estar en paz. Lo positivo de todo ello era que sus hijos pudieron conocer a su tío y Sasuke pudo pasar nuevamente tiempo con su adorado hermano mayor.

La noche se hizo presente en Konoha, todos decidieron reunirse en la oficina de Naruto, Kakashi, Itachi y Shikamaru estaban afinando los detalles de el plan que tenían en mente, Sarada se fue junto sus colegas de los Anbu, entre ellos Inojin, para preparar posibles estrategias de defensa para con la gente de la aldea, Shikadai y Boruto también fue con ellos. Por su parte los mellizos también debían estar ahí, ya que ni Sakura ni Sasuke querían arriesgarse a dejarlos solos.

-Naruto, necesito hablar contigo – Dijo Sasuke con tono serio a su mejor amigo, Naruto inmediatamente captó que era algo importante debido a la seriedad de los ojos del pelinegro.

-¿Que sucede? – El rubio se alejó del resto y Sasuke lo acompañó para tener un poco más de privacidad.

-Tú sabes muy bien que el principal objetivo de Karyuu soy yo. También sabes que haré lo que sea necesario por proteger a mi familia y a la aldea – Naruto lo escuchó atento, no entendía a lo que su amigo quería llegar.

-¿Qué estás tratando de decir, Sasuke?

-Si algo me llega a pasar… quiero que me jures por tu familia que protegerás a Sakura y a mis hijos sin importar qué – Dijo Sasuke sin despegar la mirada de Naruto – y si yo muero, quiero que mi rinnegan sea para Sarada, sé que ella sabrá darle un mejor uso que el que yo le he dado.

-¡Teme! Más te vale que nada te suceda ¿Me oyes? No gasté años de mi vida, ni perdí mi brazo para traerte de vuelta con el fin de que un fulano como éste te derrote, Dattebayo’ – El Rubio hizo una pausa – pero tienes mi palabra.

Sasuke sonrió levemente y agradeció a Naruto con la mirada, después ambos se unieron a la conversación del resto de los Shinobis.

-Sasuke – Llamó Sakura – necesito que actives tu Sharingan – Sasuke no cuestionó la petición de Sakura y activó su Sharingan - ¡Bien! Naruto, tu entra en modo Kyubi – Naruto también hizo caso a Sakura y se puso en modo Kyubi -¡Eso es! Hinata, ahora necesito que con tu Byakugan veas los puntos de chakra de Naruto tal y como lo habíamos hablado – Hinata activó su Byakugan y ubicó cada uno de los puntos de chakra de Naruto.

-¿Qué es lo que tienes en mente, Sakura? – preguntó Naruto a la pelirosa.

-Ustedes tranquilos, nosotras también ideamos nuestra propia estrategia de ataque, Sasuke, necesito que mires a Naruto en todo momento– Sasuke asintió y fijó su vista en el Hokage, Sakura sonrió y miró a Ino – Ino, es tu turno.

-¡Si! – La rubia sonrió, puso su mano derecha en el hombro de Hinata mientras que con la izquierda hacía un sello, cerró sus ojos y se concentró, luego de unos segundos, los abrió de golpe y miró a Sasuke - ¡Transferencia de percepción!

Sasuke se sorprendió ya que comenzó a ver con claridad cada uno de los puntos de Chakra de Naruto y pudo distinguir como la energía fluía por todos los canales.

-Esto es perfecto, de esta forma podré ver el punto exacto del núcleo de chakra de Karyuu y podremos hacer un ataque con más precisión – Dijo Sasuke mirando a las mujeres.

-Así es, cuando llegue el momento usaré mi jutsu en ti, de esa forma podrás hacer un ataque con mucha precisión – dijo Ino, Sasuke asintió ante esa idea.

-¡Bien! Saldremos victoriosos de esto – dijo un emocionado Naruto.

-Fue tu idea ¿no? –  dijo Sasuke afirmando más que preguntando a Sakura de manera más privada.

-¿Cómo lo supiste?, ¿Te sorprende?– preguntó curiosa la pelirosa.

-No, no me sorprende… no esperaría menos de ti – Sasuke se alejó de ella y Sakura solo pudo sonreír mientras veía su espalda. El saber que Sasuke reconocía sus habilidades para ella era el más grande alago.

De pronto una fuerte explosión se escuchó desde el centro de Konoha, inmediatamente todos miraron a la ventana y notaron el humo proveniente del lugar, un Anbu hizo aparición con una reverencia ante Naruto.

-Hokage-Sama, la aldea está siendo atacada, las barreras fueron destruidas – Inmediatamente todos supieron que la batalla estaba por comenzar.

-Bien, envíen a todos los escuadrones a proteger la aldea, y que los chunnin se encarguen de evacuar a las personas a los refugios ¡Rápido! – Si bien Naruto seguía siendo inmaduro en algunas cosas y algo torpe en otra, a la hora de actuar como Hokage, era el ninja más maduro e inteligente que podía haber. Sin duda un Shinobi digno de ser un líder.

-Llegó la hora ¡Vamos! – Kakashi fue el primero en salir y luego el resto se dispersó por distintos puntos de la aldea.

-¡Mamá! Nosotros también queremos ayudar – dijo el pequeño Itachi.

-Si mamá, tú sabes que nosotros también somos fuertes – esta vez fue Shisui el que habló.

-Shizune, por favor llévalos contigo a los refugios – pidió la pelirosa a la pelinegra.

-Sí, no te preocupes Sakura.

-Y ustedes dos, yo se lo fuerte que son, pero en estos momentos necesito que estén a salvo, esa será la mejor ayuda que nos pueden dar, prométanme que no saldrán del refugio – pidió la pelirosa y ambos asintieron con tristeza, Sakura los abrazó a ambos y Shizune se los llevó.

Sakura los vio alejarse y luego ella comenzó a correr en dirección contraria para ayudar a los demás, rápidamente dio instrucciones a los ninjas médicos para que previnieran las bajas y se encargaran de atender a los heridos en el hospitales, después de eso fue rauda a combatir junto con sus amigos.

De la nada, innumerables grupos de ninjas sin bandana comenzaron a entrar en la aldea destruyendo todo a su paso, los clanes más representativos de Konoha comenzaron a dispersarse para defender a la gente. Naruto y Sasuke salieron al frente guiando los ataques, Sakura con su súper fuerza eliminó a varios en su entorno, mientras que los Anbu hacían lo propio con los shinobis.

-¡Shannaro! – gritó Sakura y destruyó la tierra eliminando de un golpe un centenar de ninjas, eran demasiados pero aun así, Konoha tenía la ventaja.

-Sakura, necesito que golpees esa muralla, al hacerlo servirá como distracción y me haré cargo del grupo de ese lado – dijo Sasuke y Sakura lo obedeció de inmediato. Una vez destruida la muralla el polvo privó de la vista a varios enemigos y Sasuke activó el Susanoo y lanzó su flecha eliminando a varios ninjas con un solo ataque.

Tsunade estaba ayudando a la evacuación de la gente hacia los refugios, la gran mayoría de la gente ya estaba resguardada, y ella con el resto de los chunnin se encargaban de proteger el lugar.

-Shizune, quiero que te hagas cargo de los heridos que puedas encontrar en el refugio, yo volveré al campo de batalla – ordenó la ojimiel.

-¡A la orden! – Shizune comenzó a correr de un lado a otro dando instrucciones, Shisui e Itachi notaron que la pelinegra se concentraba en su labor, ambos se miraron cómplices y salieron del refugio rumbo a la ciudad donde sus padres y su hermana estaban luchando. Ellos también querían ayudar.

-¡Katon, Housenka no Jutsu! – Sarada lanzó las llamas de fuego a sus oponentes al mismo tiempo que lanzaba shurikens, eliminando a varios de sus oponentes - ¿De dónde salen tantos? – se decía a sí misma la pelinegra.

-Parece que estos malditos fueran infinitos ‘ttebasa! – se quejaba Boruto mientras eliminaba a varios también.

-Ya deja de quejarte Baka-Boruto, concéntrate en eliminarlos – Sarada nuevamente se lanzó a atacar, esta vez con Taijutsu. En varios de sus oponentes utilizó su Sharingan para dejarlos fuera de combate.

-¿Dónde está Mitsuki? Debería estar con nosotros – Boruto seguía luchando y Sarada puso los ojos en blanco.

-Madura de una vez, ya no somos un equipo de Gennin, Mitsuki ya es Jounin y tú también, actúa como tal – lo regaño Sarada. Boruto miró a lo lejos y se sorprendió.

-¿Acaso esos no son tus hermanos? – Inmediatamente Sarada miró hacia donde Boruto veía y palideció al ver que sus hermanos peleaban y detrás de ellos un par de shinobis iban a atacarlos sin que ellos se percataran - ¡Tsk! ¡¡Imprudentes!!

Sarada fue a toda velocidad, no alcanzaría a llegar. Gritó a sus hermanos para alertarlos, Shisui fue el primero en reaccionar y trató de proteger a Itachi del ataque, Itachi lo notó y ambos se aferraron y cerraron los ojos, pero nada sucedió. Al abrirlos un aura roja los estaba envolviendo.

-Nunca le den la espalda al enemigo. No importa la circunstancia, siempre deben estar alertas a cada rincón que los rodea – Itachi se puso frente a sus sobrinos cubriéndolos con el Susanoo.

-¡Tío! – dijeron ambos al unísono y Sarada suspiró de alivio al llegar a ellos.

-Gracias por eso, Tío Itachi – agradeció la pelinegra.

-No es momento de agradecer, el enemigo sigue en frente – Sarada asintió y volvió a la carga.

-¿Por qué escaparon del refugio? – Sasuke llegó en ese momento junto a su hermano y sus hijos.

-Nosotros solo queríamos ayudar – dijo Shisui.

-Ahora no tienen la fuerza suficiente para estar aquí, solo son una distracción – Dijo Sasuke enfadado – Si tenemos que estar al pendiente de protegerlos en cada momento, nos debilitan y solamente se convierten en un estorbo – dijo duramente, pudo ver el dolor en los ojos de sus hijos, pero debía de ser duro con ellos para que entendieran lo complicado del asunto – Esto no es un juego ni un entrenamiento, vuelvan ahora mismo al refugio – ambos asintieron y comenzaron a alejarse pero un Kunai calló ante ellos impidiéndoles el avance. Sasuke inmediatamente se volteó para ver de dónde provenía.

-Vaya, vaya… ¿No crees que estás siendo duro con ellos, Uchiha? Solo querían ayudarte – Una voz burlona habló desde las alturas, Sasuke lo miró e inmediatamente supo de quién se trataba.

-Karyuu – dijo con desprecio.

-Nos volvemos a encontrar… Sasuke Uchiha.

Notas finales:

Continuará...

Usted debe login (registrarse) para comentar.