Fanfic Es
Fanfics en español

Danza de azúcar por Alice Lidell

[Comentarios - 32]   Tabla de Contenidos

- Tamaño del Texto +

Notas del fanfic:

Los personajes utilizados en este fanfic de CDM son propiedad de Chinomiko y Beemov. Esta historia es de mi creación y autoría.

 

Si bien utilizo la mayoría de los personajes de "El músico y la flor", los protagonistas y la historia son distintos. Espero sea de su agrado. 

 

Soy una gran fanática de la música y las artes, y me hace sentir más cómoda sobre temas que conozco. 

Notas:

Ahri es una chica risueña e inocente, cuya gran pasión es la danza. Esta es su historia...

Todo el escenario se iluminó de repente. Tomé la posición que me correspondía, y comencé a bailar. Mis brazos parecían verdaderas alas de cisne, moviéndose suavemente al ritmo de la orquesta. 1. 2. 3. 4 giros sobre mi punta. Henry me carga por la cintura, mientras extiendo mis brazos con suavidad. Mientras giramos por todo el escenario, logro ver entre el público a ese chico, Castiel. Tenía una mirada triste.

 

No lograba entender que hacía ahí…

 

- ¡Ahri! – oigo gritar a Alexy a mis espaldas.

 

- ¡Hola! ¿Qué pasa? – pregunté.

 

- ¿Viste la lista de los seleccionados para la presentación?

 

- ¡No! ¡Vamos!

 

Lo tomo de la mano y vamos corriendo hasta el pasillo principal del conservatorio. A lo lejos, logro ver un montón de gente queriendo ver las listas. El conservatorio daría un gran evento, en el que, dependiendo de tu especialidad, podrías participar. Los chicos de música veían la lista de selección para ambas orquestas, si tenían mucha suerte, eran seleccionados para ambas. Los chicos de teatro tenían poca pero muy importante participación, ya que se encargaban de la dirección de la presentación.

 

- ¡Aquí está ballet! – oigo gritar a Alexy. Trato de meterme entre el bullicio, y por fin logro llegar hasta las listas.

 

- ¡Si! – oímos gritar a Rosa - ¡Seré parte de los cisnes!

 

Alexy yo le sonreímos y seguimos viendo las listas. “El lago de los cisnes” era lo que toda bailarina soñaba con interpretar, o bueno, al menos yo. Buscaba mi nombre en la lista, hasta que Alexy señaló el papel de Odette, el principal.

 

-Ahri…mira.

 

EL LAGO DE LOS CISNES

 

LISTA DE PERSONAJES Y BAILARINES

 

ODETTE / ODILE……Ahri Cassel.

 

- ¡AY POR DIOS! – grité abrazando a Alexy- ¡No lo puedo creer!

 

Salimos del bullicio, y Rosa nos esperaba ansiosa.

 

- ¡Demonios Ahri! Creí que nunca lo verías – dijo abrazándome y riendo.

 

-Dios… aún no lo puedo creer – dije sonriendo.

 

- ¿Revisaron la lista del cascanueces? – nos dijo un compañero – me parece que sus nombres también están allí.

 

Ambas fuimos a revisar, y efectivamente, lo estaban. Seríamos hadas del invierno, tendríamos papeles secundarios. No importaba en realidad. Estar en ambas presentaciones era lo mejor de todo.

 

- ¡Vaya vaya! – dije emocionada – Alexy tocará el violín en ambas presentaciones. ¡Felicidades!

 

Alexy hizo una reverencia, y nos dedicó una sonrisa. Con esta presentación, grandes compañías de danza y teatro elegían a los mejores estudiantes de último año. Era una oportunidad invaluable.

 

Salimos del conservatorio, y vi a Leigh a la distancia. Rosa corrió hacia él y le dijo que fue seleccionada para ambas presentaciones. Leigh le sonrió.

 

- ¿Tú también fuiste seleccionada Ahri? – preguntó.

 

-Si, seré los cisnes principales– respondí.

 

-Felicidades.

 

-Gracias – dije con una sonrisa - ¿Cómo está Lysandro? – pregunté.

 

-Ha estado muy bien. La granja nunca había estado mejor, y los animales se ven felices.

 

-Me alegro, hace mucho que no lo veo, y se le extraña en los pasillos.

 

Leigh y Rosa se despidieron y se fueron. Alexy iría a ver a Armin a su escuela, así que decidí caminar a casa. ¡Me moría por llamar a mis padres! Estaba tan ensimismada en mis pensamientos, que no me fijé al cruzar la calle. Las llantas de un auto frenaron de golpe, y sólo sentí como algo envolvía mi cuerpo, y me arrojaba a la banqueta.

 

- ¡Dios! ¡Sí que eres tonta! – oí a mi lado.

 

Abrí los ojos lentamente. Estaba intacta. Miré a un lado de mí, y Castiel estaba ahí, con un raspón en el brazo derecho.

 

- ¡Castiel! Lo siento yo…

 

-No digas nada – dijo incorporándose – lo que importa es que estás bien. No puedo creer que seas tan tonta.

 

- ¡Oye! No me llames tonta.

 

-Casi mueres por no fijarte al pasar, tonta.

 

Le di un golpe en el brazo y me levanté, limpiando mi pantalón. Castiel se levantó, y se colocó a mi lado para seguirme el paso.

 

- ¿Qué se te ofrece? – pregunté.

 

-Me aseguro de que llegues viva a casa. No confío en ti – dijo sonriendo.

 

-Cielos… - dije mirando hacia otro lado– Bien… pero… ¿Qué haces aquí? Creí que no estarías este semestre.

 

-Yo también, pero al final mis padres me pidieron que no lo dejara, y tienen razón. La música es las pocas cosas que de verdad me apasiona, y no quiero dejarlo.

 

-Me da gusto – dije sonriendo - ¿Participaras en las presentaciones de fin de año? – pregunté.

 

-No lo creo. La orquesta no necesita mi guitarra eléctrica – dijo riendo - ¿Qué tal tu? ¿Te seleccionaron para algo?

 

- ¡Cierto! Lo olvidé por completo. Mira – dije mostrándole una foto de las listas en mi celular.

 

-Vaya, la pequeña tabla fue elegida para el rol principal.

 

- ¡No soy una tabla!

 

Castiel soltó una risa, y acarició mi cabeza con ternura.

 

-Si… Felicidades Ahri. Enserio – dijo sonriendo.

 

Castiel me acompañó hasta mi edificio, y de ahí partió a su casa. Le agradecí que me salvara un par de veces más y entré. Estaba muy contenta por la selección. Todo el año estaría lleno de mucho trabajo. Cada obra es presentada al final del semestre. El cascanueces no me preocupaba, Rosa y yo seríamos bailarinas secundarias, así que no siempre estaríamos en los ensayos. En el lago de los cisnes, tendríamos que estar TODO el tiempo. Si, iba a ser cansado.

 

Mi celular sonó, y al ver la pantalla, vi que era Rosa.

 

- ¿Estás bien? Castiel me llamó y me dijo lo que ocurrió. ¿No estás lastimada? – preguntó.

 

-No, todo está bien. Castiel salió más lastimado que yo.

 

Castiel y yo éramos amigos desde el instituto. Siempre ha sido un pesado, pero en el fondo es buena persona. Sólo tienes que conocerlo bien. Rosa, Alexy, Castiel, Lysandro y yo ingresamos al conservatorio después del instituto. Rosa y yo como bailarinas, Alexy como violinista, Lysandro en canto y vocalización, y Castiel como músico. Lysandro tuvo que dar su baja un tiempo, ya que sus padres fallecieron terminando el instituto, y comenzó a hacerse cargo de la granja de sus padres. Castiel pensaba en renunciar para ayudarlo, pero por lo que veo, sus padres le pidieron que terminara, y, conociendo a Lysandro, no permitiría que Castiel dejara su sueño por su culpa.

 

Me di una ducha y me metí a la cama. Revisaba mi celular antes de dormir, cuando recibí un mensaje de Castiel.

 

“¿Cómo te sientes?”

 

“Todo bien, gracias. Estaba por ir a dormir”

 

“Genial. Te veré mañana en la escuela. Duerme bien tabla de planchar”

 

Ni siquiera me tomé la molestia de responderle. Era tan molesto a veces. Miré a la ventana.

 

“Lo lograste Ahri” me dije antes de caer profundamente dormida.

Notas finales:

Y ese fue el primer capítulo! Espero les haya gustado. Trataré de actualizarlo diario, como mi primer historia, de no ser posible, tal vez actualice cada tercer día.

 

Espero sigan leyendo conmigo.

Usted debe login (registrarse) para comentar.