Fanfic Es
Fanfics en español

Dos Almas, Un Destino por Hitokiri_Ron

[Comentarios - 0]   Tabla de Contenidos

- Tamaño del Texto +

Acto 1: Visita Inesperada En Un Corazón Ya Habitado…

(Era una madrugada bastante fresca en donde la temperatura había bajado un poco y el viento frio servía mucho para amplificar el clima… Sin embargo, era una madrugada de un hermoso sábado en donde yo, Kaoru Kamiya le era sumamente importante levantarse muy temprano justo antes de que el sol saliera para realizar unas tareas muy significantes… Y después de tomar una ducha, decidí salir para comenzar con dichas tareas… Fue cuando pude ver a Kenshin aun dormir de manera muy placida, lo cual puse mis cosas a un lado rápidamente para acercarme a él de manera muy suave y lenta para brindarle un pequeño beso en su frente justo antes de salir... Luego decidí hacer lo mismo con Kenji y me marche… Habían pasado casi un año después de aquella sangrienta batalla contra el desquiciado Enimishio Komagata en donde todos nosotros por poco morimos… Sin embargo esos días oscuros habían terminado y la paz estaba reinando nuevamente justo a como lo solía ser antes de esa terrible amenaza… Pero después de tanto tiempo transcurrido, había llegado un día muy especial para nosotros en el Dojo Kamiya..., el día en donde Yahiko Myojin a quien considero como un hermano menor, había decido finalmente formalizar aquella relación que llevaba con Tsubame y tomar un hermoso paso en sus vidas… Finalmente formarían una vida juntos hasta el día que la muerte los separe… Era el gran día de su boda y yo por supuesto no dejaría la oportunidad pasar para mostrar mi aprecio por ellos y lo orgullosa que estaba… Decidí ponerme un hermoso kimono de color rosa y arreglar mi cabello un poco diferente para realizar mis tareas… Sé que no era necesario, y tampoco era lo que pensaba utilizar por la noche., más sin embargo decidí lucir lo mejor que pudiera por el día completo ya que eso me recordaba mucho a la inmensa felicidad que yo sentí para cuando Kenshin y yo tomamos ese paso… Eso me hizo querer dar mi mejor esfuerzo por el bien y felicidad de ambos… Pero el tiempo transcurría muy rápidamente y decidí tomar mi camino…)

Kaoru: Me pregunto si ya estarán ahí… ¡Solo espero que no lo hayan olvidado o de lo contrario jamás se los perdonare!

(Pero mientras caminaba con mucha prisa…)

??: Ya veo, lo sabía…

(Pero después de un tiempo de caminar y alejarme a varias cuadras del Dojo, poco me daba cuenta que alguien me seguía. Y ese alguien era…)

Sanosuke: No podemos acercarnos demasiado o seguro se dará cuenta… ¿Oye, que te sucede?

Katsu: No puedo creer que me tienes acompañándote a estas horas para hacer esto Sanosuke.

Sanosuke: Shhhh, baja la voz Katsu. Ya te dije, necesito averiguar lo que Kaoru le conseguirá a Yahiko para este día tan especial. Sabes que no soy bueno con estas cosas y no tengo la más mínima idea en que comprarle.

Katsu: ¿Lo sé, pero no crees que talvez sería más fácil si tan solo se lo preguntaras?

Sanosuke: Por supuesto que no. Si hago eso, ella pensara que no tengo la suficiente voluntad o imaginación para poder pensar en algo y terminara por burlarse de mí por mucho tiempo. Y a como es Kaoru, seguramente se lo contaría a Megumi y eso es algo que no puedo permitir.

Katsu: Si que te gusta complicar las cosa, pero que remedio. Suerte que el Capitán Sagara decidió encargarse de comprar los alimentos para la cena especial de esta noche, o de lo contrario el mismo se estaría burlando de ti.

Sanosuke: Si, ya lo sé. Fue por eso que decidí esperar a que saliera para movilizarme. Pero ya vámonos que Kaoru se aleja poco a poco, camina muy rápido. Hasta parece que tiene prisa a pesar de ser tan temprano…

Katsu: Como digas Sano, vamos…

(Camine rápidamente para no perder el tiempo, y fue cuando finalmente llegue a un puesto de carruajes en donde decidí tomar uno para llegar a mi próximo destino…)

Sanosuke: ¿Ah? Genial, ahora decide abordar un carruaje… Katsu, tienes…

Katsu: Si amigo, yo pagare por el carruaje no te preocupes.

Sanosuke: Lo siento, te lo pagare cuando volvamos.

Katsu: No tienes que pagármelo, solo démoslo prisa antes de que la perdamos de vista.

Sanosuke: Si.

(Ambos Sanosuke y Katsu decidieron abordar un carruaje para seguirme, pero por supuesto que no muy de cerca… Pero después de un tiempo, finalmente había llegado a mi destino… Había llegado al muelle y fue cuando vi a personas que tenía mucho tiempo de no ver, personas que echaba de menos…)

Misao: ¡Kaoru!

Omasu: ¡Gusto en volverte a ver Kaoru!

Kaoru: ¡Justo a tiempo, gusto en verlas de nuevo también! ¿Y Ochika?

Misao: Ella no pudo venir ya que decidió buscar al Maestro Hiko para dejarle saber y ver si se animaba en venir. A decir verdad ese sujeto no tiene remedio, no sé cómo no se aburre viviendo tan lejos de todos y todo y aun no volverse loco. Pero en fin, olvidémonos de eso y hagamos lo que tenemos que hacer porque el tiempo transcurre con mucha rapidez.

Kaoru: ¿Supongo que los demás vendrán, verdad?

Misao: Si, así es. Nosotros nos reuniremos en el Dojo más tarde. Aoshi, Okina y los demás vendrán después.

Kaoru: ¡Qué bien, entonces vayámonos ya!

(Y escondidos detrás de la esquina de la estación en donde descargan el embarque…)

Sanosuke: Vaya, es la escandalosa comadreja de Misao. Esto no es bueno para nosotros amigo.

Katsu: Esto se nos complica Sano, será mejor tener mucho cuidado con ellas. Al fin de cuenta son miembros Oniwabanshu y eso puede ser muy arriesgado para nosotros.

Sanosuke: Si, tienes razón. Movámonos con mucho cuidado…

(En ese momento decidimos irnos de ahí para comenzar nuestras compras especiales… Habíamos decidió comprar una cosa cada una de nosotras, pero tomando en cuenta la opinión de todas... Fuimos en donde habían recién construido unas tiendas un poco costosas pero que ofrecían regalos muy detallados para ocasiones especiales como esta... Este lugar se encontraba en el centro de Tokio, en donde no hallaba las horas de tener un buen motivo para poder visitar... Además, había variedades de lugares bastante finos en donde comer por si nos daba hambre también…)

Sanosuke: Vaya…

Katsu: Si, lo se…

(Y con unos rostros bastante agitados y respirando profundamente por seguirnos el paso…)

Sanosuke: Vaya que fue muy difícil alcanzarlas sin que se dieran cuenta… Y lo peor de todo es que decidieron venir a este nuevo lugar en donde las cosas son muy costosas. Megumi siempre lo vivía mencionando pero jamás me había atrevido venir…

Katsu: No me digas que no traes del todo dinero contigo Sanosuke.

Sanosuke: Si traigo, pero muy poco. Al menos no lo suficiente para comprar en este lujoso lugar… Mmmmm….

Katsu: Entiendo, yo me encargare de ayudarte.

Sanosuke: ¿Pero cómo fue que se te ocurrió traer tanto dinero?

(Y con una sonrisa un poco burlesca y un poco sonrojado, Katsu frota la parte trasera de su cabeza con su mano derecha y dice…)

Katsu: Solo digamos que nosotros hemos sido amigos por toda una vida y se cómo eres de descuidado, jajajajaja.

Sanosuke: ¿Descuidado? Creo que intentas cubrir tus palabras para hacerme sentir mejor. Aunque debo de admitir que puedo contar contigo siempre, y por eso lo agradezco amigo.

Katsu: Mejor Olvida eso Sano, y vámonos ya antes de que las perdamos de vista.

Sanosuke: Si.

(Mientras tanto en el Dojo después de unas horas…)

Yahiko: ¡Aaaaaah, Kenshin!

Kenshin: ¿Que sucede Yahiko?

Yahiko: ¡No sé en donde coloque el pendiente familiar que el Dr. Gensai me había obsequiado para usarlo este día!

(Y con unos ojos semis cerrados y viéndolo de reojos…)

Kenji: Lo tienes en tu mano derecha tío Yahiko…

Yahiko: ¡¿Ah?!

Kenji: (“Jamás había visto a mi tío Yahiko tan nervioso, ni siquiera para cuando me contaba de sus sorprendentes combates o cuando entrenaba con aquel anciano maestro de mi padre... ¿Sera que el casarse con una mujer uno arriesga su vida?... ¿Tan peligrosas serán?... ¿Pero si es así, porque hacerlo?... Vaya, espero no le pase nada malo…”)

Kenshin: Cálmate Yahiko. Creo que estas muy nervioso y sabes que las cosas no pueden salir bien si estás en ese estado. Mejor vayamos a tomar un poco de té y nos organizaremos en lo que vayas hacer próximo.

Yahiko: Si, creo que eso sería mejor.

(Y con los mismo ojos de dudas y viendo de reojos a Kenshin…)

Kenji: (“Pero si mama siempre le cuenta a mi tía Megumi que papa paso prácticamente inconsciente la mayor parte de su casamiento... Ahora da consejos que ni el mismo pudo lograr… Y si mi padre no lo pudo lograr, creo que esto es más peligroso de lo que pensaba… Creo que los adultos están locos al hacer cosas que los ponen en peligro, pero, en fin... Lo único que si se es que habrá mucha comida y eso no lo pienso desaprovechar, jmjmjmjmjm…”)

(Y mientras Kenshin intentaba calmar a Yahiko, por otro lado…)

Capitán Sagara: Vaya, creo que hubiese sido mejor haberles dicho a Sanosuke y a Katsu que me acompañaran. Son muchas cosas en cargar, pero este será un día muy especial para nuestro amigo Yahiko y no queda de otra que cumplir la tarea que me fue asignada por Kaoru. Aunque sé que Sanosuke y Katsu salieron a algún lugar porque cuando volví por el dinero que había olvidado, ya no se encontraban. En fin, deben de andar buscando algo para Yahiko supongo.

(El Capitán Sagara estaba muy ocupado con las compras y no tenía mucho tiempo para pensar… Sin embargo, decidió tomar un pequeño descanso y tomar un poco de té acompañado por unos deliciosos Dango “Dulces en forma de pequeñas pelotas atravesado por un fino y delgado madero al estilo brocheta” … Mientras tanto volviendo a nuestras compras después de unas horas…)

Kaoru: Este lugar es muy grande y creo que la hora del almuerzo se aproxima.

Misao: Tienes razón Kaoru, y será mejor tomar un descanso.

Omasu: ¿Si, mejor vayamos a comer algo, si?

Kaoru: Bien.

(Pero segundos después…)

Megumi: Hasta que por fin las encuentro.

Todas: ¡Megumi!

(Megumi había llegado después de terminar de atender a sus últimos pacientes… Por supuesto que no se perdería la oportunidad de visitar este hermoso lugar, ni mucho menos ayudar con algo tan importante a como lo sería la boda de Yahiko…)

Katsu: Mira Sanosuke, acaba de llegar Megumi…

Sanosuke: Si… En realidad, tengo mis pies muertos de cansancio y aun no se deciden en que tienda compraran para poder entrar una vez que se vayan… No sé cómo le hacen estas mujeres para no caer muerta de cansancio, sí que tienen una resistencia incomparable para esto de las compras, mmmm…

Katsu: Supongo que les apasiona mucho ir de compras. Es justo a como cuando tu entrenas amigo, jamás te das por vencido hasta lograr cumplir tu objetivo.

Sanosuke: Si, pero incluso yo tengo un límite Katsu. Un límite que creo que todas ellas ya sobrepasaron con mucha facilidad al venir de compras. Vaya, las mujeres tienen un don muy especial y único en estas cosas no cabe duda, sí que me provocan miedo…

(Y mientras Kaoru y las demás se saludaban con Megumi quien acababa de llegar…)

Omasu: Y es por eso en que… ¡Huf!

Kaoru: ¡Omasu!

(Repentinamente habían aparecido un grupo de sujetos armados con espadas, lanzas y otras armas de combate… Y mientras Omasu conversaba, uno de los sujetos apareció por sus espaldas y le dio un fuerte empujón para apartarla del camino., haciéndola caer de rodillas por un momento…)

Misao: ¡¿Oye idiota, que te pasa., porque la empujas así?! ¡Sera mejor que te disculpes de inmediato si no quieres salir golpeado de este lugar!

??: ¿En serio? Jmjmjmjm…

(El sujeto era de alta estatura y delgada contextura, vestido de samurái y su cabello amarrado hacia arriba pero con una macabra sonrisa en su rostro lo cual indicaba problemas…)

Hisashi: Mi nombre es Hisashi Take, y vengo desde Kyoto para abrir un nuevo Dojo aquí en Tokyo… Vengo de la familia Take en donde somos muy reconocidos por ser destacados en el uso de la espada. He escuchado muchas cosas buenas del Dojo Kamiya a pesar que ya está en ruinas. ¡Y como pienso abrir mi Dojo, quiero luchar contigo Kaoru Kamiya para demostrarles a todos que mi Dojo es y será el más fuerte aquí!

Kaoru: No tenías por qué empujar a Omasu de esa manera, será mejor que te largues y haz lo que quieras con tu tonta prepotencia. Solo eres otro sujeto más al quien le gusta aprovecharse de sus habilidades, y por eso es que has fracasado como maestro del kendo. Tienes que tener cortesía y dar un buen ejemplo para tus alumnos en seguir. ¡Y si no entiendes eso, significa que no eres apto para abrir un Dojo o dar lecciones de kendo a nadie!

Hisashi: ¡Mejor cállate y toma!

Kaoru: ¡¿…?!

(En total eran siete sujetos incluyendo a Hisashi, armados y listo para luchar... Fue cuando Hisashi había arrojado una espada a mis pies... Mientras tanto, Sanosuke se inquietó al verlos así, sin embargo intentaba ver lo que iba a ocurrir próximamente mientras se tronaba los dedos…)

Sanosuke: Bien, en este tipo de cosas si tengo mucha imaginación y se a la perfección que debo de hacer…

Katsu: Aunque descubrirán que estamos aquí, no olvides que Misao, Omasu y Kaoru pueden cuidarse solas. Talvez si damos una pequeña oportunidad para ver cómo se tornan las cosas Sano.

Sanosuke: Si, en eso tienes razón. Sin embargo Megumi no podrá defenderse a como lo hace las demás chicas, y tendré que tener mucho cuidado en no poner su vida en riesgo. Y por lo que más quieras Katsu, no vayas a lanzar unos de tus explosivos…

Katsu: Ni siquiera se me había cruzado por la mente en hacer algo así Sanosuke, jajajajaja.

(En ese momento Hisashi queda viendo fijamente y nota que yo no levanto la espada del piso…)

Hisashi: Estos seis espadachines que están aquí son mis más fieles discípulos, todos sumamente habilites y dispuesto en hacer lo que sea necesario para cumplir nuestro objetivo en establecer la mejor escuela de kendo. Y cuando digo lo que sea, créeme. Es lo que sea…

(Hisashi queda viendo de rojos a uno de sus alumnos y este desenvaina su espada y se pone en guardia…)

Alumno 1: Tranquilo maestro, yo me encargare de esta insignificante basura, jmjmjm…

Misao: ¡Kaoru!

(Al ver a Misao exaltarse, los demás sujetos decidieron desenvainar también…)

Hisashi: Este asunto no era con ustedes dos, pero viendo en que insisten., acabaremos con ustedes también, jajajajajaja!

Misao: Rayos, y justo cuando no tenemos nuestras armas pero…

Omasu: Nosotras nos encargaremos de ellos Kaoru, tú cuídate de Hisashi.

Hisashi: ¡Vamos, acaba con ella!

Alumno1: ¡Sí!

(Los cinco sujetos bloqueaban el camino para impedir a que Misao y Omasu me ayudaran, mientras Hisashi quedaba viendo de brazos cruzados y con una sonrisa en el rostro…)

Todos: ¡¿…?!

(Y al momento en que el primer alumno levanta ambas manos para comenzar su ataque en mi contra, todos quedamos muy sorprendidos de la manera en como apareció un sujeto desconocido justo enfrente de mí... El sujeto apareció agachado como si estuviese recogiendo algo del piso, dando su espalda al alumno de Hisashi mientras bloquea su camino…)

Alumno 1: ¿Ah?...

??: Mira Kaoru, al parecer voto esto y no se dio cuenta…

Kaoru: ….

(Luego el hombre desconocido levanta su rostro para darme mi porta monedas que al parecer no me había percatado haberlo botado… El sujeto con una pacífica media sonrisa me la entrega y yo no estaba segura si agradecer o simplemente decirle que corría un enorme peligro con el sujeto a sus espaldas listo para lanzar un sablazo en forma vertical… El hombre desconocido era de mediana estatura y contextura, cabellos negro oscuro un poco largo más abajo de sus hombros, peinado hacia atrás y un par de hebras que caían por su rostro… Estaba vestido con un traje completamente negro bastante elegante y una mirada muy tranquila y amable en su rostro… A decir verdad, no pude evitar sonrojarme al ver sus intrigantes ojos de color gris claros., y un muy apuesto rostro…)

Kaoru: Yo… Bien gracias pero…

Hisashi: (“Maldito sujeto apareció de la nada, ni siquiera me di cuenta de donde se acercó… Debí haber estado más distraído de los que pensaba, pero no importa ya que si se atreve a intervenir., también morirá…”)

Katsu: ¿Quién ese ese sujeto y de dónde salió?

Sanosuke: No sé, pero tiene unas habilidades sorprendentemente sigilosas. Muy interesantes…

Katsu: Si pero creo que esos sujeto van a querer acabar con él por haberlos interrumpido.

Sanosuke: No, algo me dice que ese sujeto esconde más de lo que aparente. Especialmente de la manera en como apareció de la nada, mejor esperemos un poco para ver que decide hacer… (“O talvez es un tonto empresario que no se da cuenta del peligro que corre por impresionar a la masculina y poca tierna de Kaoru…”)

(Mientras tanto Misao…)

Misao: Vaya, que apuesto es… Aunque hubiera dejado su caballerosidad para un momento menos peligroso…

Omasu: ¿Qué suerte tiene Kaoru, porque a mí nunca me pasa eso?

(Y después de haberme entregado mi porta monedas, el extraño decide presentarse…)

Yam: Disculpe por no haberme presentado antes… Mi nombre es Yam, y es un verdadero gusto el poder hablarte Kaoru.

Kaoru: Pero… ¡¿Ah?!

(Muy enfadado por ser interrumpido, el sujeto decide lanzar el sablazo dirigido a las espaldas de Yam… Sin embargo en cuestión de segundos sentí en cómo me agarra de los hombros para moverme a mi lado izquierdo…)

Misao/Omasu: ¡Kaoru!

(El alumno falla por completo su sablazo, golpeando el piso con la punta de su espada… Pero mientras tenía sus brazos estrechados, Yam se le acerca rápidamente y le pone fuertemente su mano izquierda por encima de las suyas e impide que las levante mientras el otro forcejeaba para hacerlo… Inmediatamente Yam levanta un poco su pierna izquierda para lanzar una media patada hacia abajo, logrando romper la espada del alumno fácilmente…)

Todos: ¡¿…?!

Yam: Primera y última advertencia que daré, solo porque ando de muy buen humor…

(El alumno decide retorcer su paso al ver que su espada estaba rota, lo cual puso a Hisashi muy enfadado y decide desenvainar también…)

Yam: Ya veo… Como quieras…

(Yam se separa de mí para no involucrarme, y queda cara a cara con Hisashi… Este muy enfadado se deja ir con una fuerte estocada hacia el área del pecho de Yam… Pero Yam la esquiva fácilmente y lo toma de sus manos para dirigir el envión de su estocada hacia abajo y hacer que este calve la punta de su espada en el piso… Lugo este lanza otra patada a la espada de Hisashi y la rompe también…)

Hisashi: ¡Maldito!

Yam: No, aun no termino…

Hisashi: ¡¿…?!

(Yam aprovecha en que aun sujeta a Hisashi fuertemente de sus manos para llevarlas a su lado derecho y aprovechar el rostro desprotegido para lanzarle un fuerte rodillazo izquierdo que lo deja aturdido y muy ensangrentado, luego sin dejar ir sus manos aun y de manera simultánea mientras se voltea por completo, las levanta para colocárselas por encima de su hombro derecho y lanza a Hisashi a varios metros de ahí, cayendo bruscamente y arrastrándose por un omento…)

Alumnos: ¡Maestro Hisashi!

(Pero al momento en que Hisashi quería ver hacia arriba, Yam ya se había colocado encima de él y le habla suavemente mientras abre un poco su mano derecha enfrente de su rostro y le muestra su palma…)

Yam: Que sea la última vez que molestes a Kaoru con tus estúpidos chistes de querer abrir un inservible Dojo en Tokyo. De lo contrario te mostrare el devastador poder de un Clan que eliminara todo rastro de ti y tus inútiles seguidores en donde quiera que se encuentren de manera simultánea antes de que caiga la tarde…

(Y mientras decía eso, Yam mueve un poco su mano derecha y una punta muy aguda y afilada sale por debajo de su manga., colocándosela justo en la garganta de Hisashi sin que nadie supiera lo que estaba por hacer…. Hisashi no hacía más que tragar grueso y sudar mucho…)

Yam: ¿Te quedo claro amigo samurái?...

Hisashi: Si, si… Si… Entendido…

Yam: Bien, creo que ya sabes lo que tienes que hacer. Hazlo de una buena vez…

Hisashi: Enseguida…

(Fue cuando decidí acercarme para detener a Yam…)

Kaoru: (“Al parecer lo quiere ahorcar o algo por el estilo por la manera en como tiene sus manos, pero mejor le digo que lo suelte para agradecerle y así todos sigamos con nuestros asuntos…”) Yam, deja a Hisashi ir. Estoy segura que ya aprendió su lección y no molestara más.

Yam: Ups, ahí viene… Si Kaoru, justamente era lo que Hisashi me decía.

(Yam se levantó y sacudió su traje sin decir más nada… Los demás alumnos decidieron ayudar a su maestro y se largaron de ahí... Misao, Omasu y Megumi se acercaron para ver si todos estábamos bien, a lo que agradecieron de inmediato por la gran ayuda brindada por este hombre misterioso que apareció de la nada... Sin embargo Yam mueve su cabeza de manera afirmativa y comienza a caminar lentamente…)

Kaoru: Espera Yam…

Yam: ¿Mmm?...

(Decidí ir hacia en donde él estaba y le pregunté…)

Kaoru: ¿Dime, como es que sabes mi nombre?

Yam: De hecho nosotros nos hemos visto en el pasado, solo que bajo otras circunstancias un poco más inadecuadas digamos…

Kaoru: ¿De verdad? Yo no recuerdo haber visto tu rostro anteriormente. (“A decir verdad de la manera en como luce, dudo mucho que un rostro así se me pueda olvidar tan fácilmente, jmjmjmjmjm…”)

Yam: Para ser honesto contigo Kaoru, yo si te conozco… Pero admito que no lo suficiente a como a mí me gustaría hacerlo…

Kaoru:

(Inmediatamente me sonroje y aparte la mirada… Pero después de un momento, lo quede viendo nuevamente…)

Kaoru: A que te refieres con eso Yam?

Yam: Sé que te parecerá un poco atrevido de mi parte y entiendo si no aceptas, pero…

Kaoru: ¿Aceptar? ¿Aceptar, que?

(Yam se dio la vuelta y me quedo viendo de manera muy tranquila pero sin decir nada por un momento…)

Yam: (“En aquel momento para cuando la vi por primera vez pensé que era una chica muy hermosa, especialmente por lo valiente y determinada que es… Pero hoy que la veo a como una simple mujer y no guerrera, luce completamente deslumbrante… Estúpido Battousai sí que tiene una suerte incomparable…”) Dime Kaoru, sé que se ha hecho un poco tarde, pero… ¿Me permites tener el placer de poder invitarte al menos a comer algo?

Kaoru: Pero…

Yam: Sé que tienes mucho que hacer, pero me gustaría mostrarte algo y al mismo tiempo decirte un poco más sobre mí. Por favor te pido no temer, jamás se me cruzaría la mente en hacerte daño…

(En ese momento no sabía en qué pensar, ya que al parecer Yam me conocía de algún lado y eso me mataba de curiosidad en saber… Sin embargo quede viendo hacia atrás y note que las chicas estaban hablando entre si… Así es que decide caminar hacia en donde estaban ellas para hablarles rápidamente…)

Kaoru: Ya regreso…

Todas: ¡¿Regreso?!

Kaoru: Si, Yam dice que me conoce de algún lado y quiere platicarme un poco sobre él. A decir verdad, me intriga su manera de ser y tengo curiosidad saber de dónde me conoce.

(Megumi queda viendo de reojos a Yam y luego a mí, sacas sus orejas de mapache y tapa su boca para reír mientras hablaba…)

Megumi: Si, imagino que te intriga muchísimo. ¡Honestamente creo que a todas nos intriga pero aun así no nos vamos con él, jajajajajaja!

Kaoru: No digas tonterías Megumi, solo quiero saber… Mejor olvídalo, ya regreso.

Misao: Ten mucho cuidado Kaoru, hay algo en ese sujeto que me da cierto escalofríos., no se porque…

Megumi: ¡Si, al parecer le dio el mismo escalofríos a Kaoru, jajajajajaja!

Omasu: Es un sujeto muy apuesto sin duda alguna, yo también quisiera que alguien me invite a conocerlo, jm… En fin, ten cuidado Kaoru y te esperaremos en este centro hasta que vuelvas.

Kaoru: Bien.

Megumi: ¡Cualquier cosa estaremos esperando y no olvides que Kenshin y los demás también lo harán, jajajajaja!

Kaoru:

(Camine hacia en donde Yam y le hable…)

Kaoru: Bien, estoy lista Yam.

Yam: Gracias Kaoru, te aseguro que no se arrepentirá…

(Y mientras caminábamos, alejándonos de ahí…)

Sanosuke: ¿Que sucede con Kaoru, porque se habrá ido con ese extraño sujeto?

Katsu: No lo sé, pero al parecer piensa volver en un momento.

Sanosuke: En fin… Eso significa que no podremos comprar nada en este lugar hasta que Kaoru vuelva y las chicas se marchen de aquí… Que fastidio…

(Repentinamente se oye un sonido de gruñido…)

Katsu: Al parecer ya tienes hambre amigo, será mejor irnos de aquí y buscar algo que comer. Luego volveremos para ver si se han ido.

Sanosuke: Si, tienes razón. Cuando tengo hambre me enfado con mucha facilidad y no pienso bien, vamos.

(Sanosuke y Katsu decidieron marcharse del lugar para buscar algo que comer lo cual Yam queda viendo hacia en donde ellos se encontraban ocultos y puso una leve sonrisa en su rostro, pero sin decir nada… Caminamos un poco más de dos cuadras dentro del mismo centro de compras y llegamos justo enfrente de un local en que al parecer aun no estaban brindando servicios… El lugar lucia muy hermoso, y tenía la fachada de ser un lujoso y costoso restaurante…)

Yam: Llegamos. Entremos para mostrarte el lugar.

Kaoru: ¿Ahí? Luce como un sitio un lujoso…

Yam: Adelante, por favor entra Kaoru.

(Yam subió los escalones y abrió la puerta para mí... Al entrar, pude notar muchas mesas con hermosos manteles y lujosas decoraciones... Sin duda alguna era un restaurante muy lujoso y se veía que la comida era muy costosa... El personal del lugar salió para atendernos a pesar de lucir cerrado para el público aun... Rápidamente ofrecieron una mesa y nos sentamos…)

Kaoru: Vaya, que hermoso lugar este Yam. ¿Pero cómo es que nos atienden si al parecer no lo inauguran aun? ¿O dime, acaso tú eres el dueño del lugar?

(Yam se levantó por un momento y bajo las luces en del lugar en donde solo nuestra mesa era iluminada…)

Yam: Algo así… Soy un asociado de este lugar y no abriremos sus puertas hasta este lunes que se aproxima. Servimos platillos extranjeros de alta calidad al igual que los tradicionales de nuestro país. En realidad ya todo está terminado, solo que aún no damos la orden de atender. Mas sin embargo no pude aguantar las ganas de compartir ese momento de manera anticipada con y por alguien muy especial para mí.

Kaoru: Vaya, suena muy interesante. ¿Y compartir este momento con alguien especial, acaso esperas a alguien más?

Yam: No, ya está aquí sentada justo enfrente de mi…

Kaoru: ….

(Me sonroje un poco y baje la mirada… Poco tiempo paso para que el personal trajera y sirviera el esquicito platillo en donde también fue acompañado por una bebida llamada “Vino”… En realidad me sentía un poco nerviosa, y eso causo en que perdiera un poco el apetito… Sin embargo después de un momento, ambos comenzamos a comer… La mayor parte del tiempo ambos estábamos callados, sin embargo me sentía extrañamente a gusto…)

Kaoru: ¿Y dima Yam, de donde es que nos conocemos?

(Yam simplemente puso una cálida y leve sonrisa y no dijo nada hasta que termino de comer... No le puse mucha mente y también le sonreí para terminar de comer... Al terminar, comenzó a decirme que el lugar era el inicio de una cadena de lujosos restaurantes que pensaban establecer a través del país… Y a pesar de estar en una situación poco común, el vino que tome me había hecho relajarme un poco y sentía que podía confiar en Yam por alguna extraña razón… Era como si lo conociera desde mucho tiempo atrás, pero no físicamente… Más bien siento como que si lo conociera internamente, algo muy extraño para poder entender o describir… En ese momento decidí contarle un poco sobre mi pasado y el Dojo que tengo… Y mientras yo hablaba, Yam simplemente me quedaba viendo fijamente sin decir nada…)

Yam: (“Es extraño, pero Kaoru tiene todo lo que necesito en una mujer… Es hermosa y muy valiente... Lucha contra toda adversidad por defender lo que es preciado para ella… Sin duda alguna hubiese deseado tener la suerte de poder compartir esta vida con ella, sin embargo…”)

Kaoru: Y fue de esa manera en como herede el Dojo Kamiya. En fin, muchas cosas han pasado desde ese entonces y ahora intento restaurarlo para poder llevar la tradición de mi padre.

Yam: Bien, eso suena como una ardua tarea. Pero sin duda sé que lo cumplirás, eres una mujer fuerte y determinada. Es algo que admiro mucho en ti, sin duda alguna eres una mujer muy especial…

Kaoru: Si…, Mmm., Gracias… Bien, ya tengo que volver antes de que se haga más tarde…

Yam: Si, lo entiendo…

(En ese momento Yam se puso de pies y me dio la mano para levantarme... En realidad, hacia muchas cosas que jamás había visto en alguien, cosas que me hacían sentir especial… Caminamos lentamente hacia la puerta y noto que se detiene, cuando repentinamente siento que me toma la mano muy suavemente…)

Kaoru: ¡¿…?!

(Yam giro mi cuerpo y quede justo enfrente de el sin decir nada… Se acercó a mí lentamente en donde podía apreciar sus hermosos ojos grises que fácilmente hipnotizaban… Sentí en como mi respiración se aceleraba y mi corazón palpitaba de manera muy fuerte… ¿Qué era lo que me estaba pasando, porque tenía esta extraña sensación dentro de mí?... Que tenía Yam que hacía que todo mi cuerpo se sintiera tembloroso e incapaz de responder…)

Kaoru: Yam, yo…

(Repentinamente sentí la mano de Yam acariciar un poco mi rostro desde mi pómulo derecho, hasta mi mentón sin dejar de verme fijamente… Luego su mano se detuvo y levanto mi rostro., no hacía más que respirar profundo...)

Kaoru: Yam, yo tengo a una familia quien me espera… Tengo a un esposo maravilloso que lo ha dado todo por estar conmigo al igual que yo por el… No quiero ser alguien que te cause desilusión, pero mi corazón ya está habitado. Además un hijo por el nombre de Kenji quien es el pilar y razón de mi vida… Yo no… Yo…

(Sin embargo a pesar de haberlo dicho eso, él puso una leve sonrisa en su rostro que estremeció mi alma… No pude más y simplemente cerré mis ojos y deje que el destino se encargara de lo demás… Sentía en como una pequeña gota de sudor recorría mi rostro mientras mi corazón se exaltaba… No sé qué era, pero me sentía a su merced…)

Kaoru: ¡¿…?!

(Pero después de tanta presión y sentir que estaba a punto de colapsar… Sentí en como Yam dejo de tocarme el rostro para tomarme de ambas manos… Eso causo que abriera los ojos lentamente para ver que él había puesto sus labios en ellas al dar un lento y duradero beso mientras el cerraba sus ojos…)

Kaoru: Yam…

(Acaricio mis manos después de haber dado su beso en ellas y levanto su rostro una vez más…)

Yam: Kaoru… En realidad entiendo por completo tu situación y todo sobre tu familia. No tienes por qué sentirte presionada en lo absoluto… Veras, yo llevo una vida en la que jamás podría tener a alguien a mi lado no importa lo mucho que logre amar a esta persona o desearlo…

Kaoru: ¿Mmm?

Yam: Veras, es una vida muy agitada en donde el tiempo lo es todo, además que tengo muchos enemigos lo cual no me permitiría vivir este estilo de vida no importa lo mucho que yo quiera… Sin embargo al mismo tiempo tengo una familia también, y a pesar de ser muy diferente a la tuya, lleva consigo la misma esencia… Esta visita de hoy no fue por un simple error, más bien fue algo que llevaba tiempo de querer hacer solo que no había tenido la oportunidad. Pero la verdad es que ansiaba el momento de poder conocerte más a fondo y hablarte por un momento, escuchar tu voz y tocar tu piel… Y aunque nuestras vidas no fueron destinadas para compartir tiempo juntas, tendré que conformarme con el inmenso placer que he logrado a compartir contigo en este pequeño encuentro…

Kaoru: Yam, yo…

Yam: No digas nada Kaoru y simplemente vive este momento, talvez tu alma lo logre a grabar muy profundamente y talvez podríamos tener la oportunidad en la próxima vida… Dejar que busque su rumbo por su propia cuenta, ya que la mía estará esperando. Eso te lo puedo asegurar…

(No pude evitarlo y lágrimas salieron de mis ojos al escuchar talvez palabras de Yam… Y es a como él dice, a pesar en que solo fue por un momento… Sentí como si lo conocía de toda una vida…)

Yam: Es hora de irnos hermosa Kaoru. Dudo mucho que nos volvamos a ver ya que mi vida es una ruleta en donde la suerte no es lo único que necesito para poder lograrlo, pero en fin… No olvidare este momento y espero seas feliz en donde sea que te encuentres…

(Y a pesar de no poder ir contra el destino, me arme de mucho valor y estreche mis brazos alrededor de su cuello…)

Kaoru: Talvez no en esta vida, pero mi alma también grabo en lo más profundo de su ser este hermoso momento que me acabas de hacer vivir. Y dejare que tome su propio curso al momento de dejar esta vida para volver a nacer, sin dejar a un lado esta increíble sensación… Yam, no sé si nos volvamos a ver pero… Gracias por ser la segunda persona que hace estremecer mi corazón…

(Y después de decir eso, solté mis brazos de él y decidió abrir la puerta de ese lujoso restaurante… Ambos salimos y justo antes de comenzar a caminar, pude notar en que se detuvo…)

Kaoru: ¿Que sucede Yam?

Yam: Nada, vamos que te acompañare a donde tus amigas se encuentran para que vean que estas sana y salva.

(Y a pesar en que Yam iba con una leve sonrisa en su rostro, no decía nada en todo el camino… Al parecer ya todo se había dicho y no queda más que simplemente disfrutar los últimos minutos de la compañía de alguien tan especial para el… Pero a pocos metros de llegar al lugar y ver que las chicas estaban llegando, tres hombres pasaron a nuestro lado en dirección hacia aquel lujoso restaurante de donde veníamos, y al pasar a su lado uno de ellos le hablo… Uno de cabello negro hasta sus hombros que cubría parte de su rostro, de ojos dorados y de mediana contextura y estatura…)

Touma: Llego la hora Yamato, tenemos que irnos…

Yamato: Si, enseguida llego…

(Los tres hombres estaban vestidos muy elegante, de traje negro al igual que Yam… Uno quien caminaba en medio de ellos lo cual era de mediana contextura y estatura, con el cabello de color plateado y ojos color oliva... El grande de contextura musculosa con cabellera corta y rojiza de ojos azules… ¿Pero, acaso estoy loca o le acaban de llamar “Yamato”?...)

Kaoru: (“Le llamaron Yamato… Pero… ¡Yam por Yamato, ahora lo recuerdo! ¡Yamato era aquel ninja que!”)

(Y fue cuando gire mi mirada y ninguno de ellos se encontraba ahí…)

Kaoru: ¡Desaparecieron!

(Las chicas se me acercaron y comenzaron hacer burlas de lo que me había ocurrido, sobretodo Megumi… Sin embargo, yo sonreía, pero una triste y alegre sensación al mismo tiempo habitaba dentro de mi… Ese sujeto era Yamato, ninjas asesinos del Clan Kage-Ni Kakurete, y los otros seguramente eran Kazuki, Tetsuya y Touma… ¿Pero que estarán haciendo en Tokyo y porque escoger restaurantes lujosos como negocio?... En fin, supongo que nada de eso importa ya que se ha ido y seguramente jamás lo volveré a ver…)

Kaoru: (“Adiós Yamato, en realidad jamás podré olvidar este momento... Pero mi vida y corazón ya está habitado por alguien a quien yo he jurado hacer feliz… Pero no cabe la menor duda en que si nos hubiéramos encontrado en otras circunstancias, la historia de nuestras vidas sería muy distinta…”)

(Fue cuando una pequeña lagrima rodo por mi mejía… Lagrima que las demás notaron, pero no dijeron absolutamente nada y más bien decidieron animarme para finalmente comprar lo que tanto buscábamos… Al igual que Sanosuke y Katsu, quien esperaron a que nos fuéramos para entrar de inmediato y comprar lo suyo... Las horas pasaron y cuando llegamos a casa, todos estaban llegando poco a poco… El lugar lucia muy hermoso, y todos estaban reunidos para celebrar la boda de mi hermano menor Yahiko… Vi a Kenshin y decidí abrazarlo fuertemente, por unos segundos… Le dije que lo amaba y no pensaba dejarlo ir jamás… El me quedo viendo con su inocente sonrisa de costumbre y simplemente dijo que igual pensaba el… Muchas visitas inesperadas llegaron por cierto…)

Hiko Seijuro: Fue muy mal educado de tu parte en no haber llegado en persona, pero supongo que tendrás una excusa para esto también…

Kenshin: Jajajajajaja, lo siento maestro…

(Por otro lado, alguien muy animado llego…)

Heidaki: Bien, esta boda no puede llamarse boda sin una presencia tan divina que los acompañe, jm…

(Heidaki saludo a todos de manera muy cordial, aunque no dejaba de alagarse a sí mismo a como de costumbre… Sin embargo, el señor Nobu también llego al igual que Kogoro y algunos oficiales… Pero hablando de oficiales, Saito y la señora Tokio también hicieron presencia, sin dejar a un lado a Eiji quien le dio un fuerte abrazo a Yahiko para felicitarlo… Luego llegaron Aoshi y Okina junto con los demás Oniwabanshu... Al igual que Sanosuke, Katsu y el Capitán Sagara… El Dr. Gensai y las chicas se miraban muy animados… Pero todos nos sorprendimos al ver…)

Shinjo: Si, al parecer no me olvidaron. Se los agradezco… Les presento a mi hermana menor y a mi querida madre…

(Nos presentó a sus familiares y todos los demás terminaron de venir… Ichirou se encontraba un poco nervioso por ver a tantas personas importantes reunidas en un solo lugar y temía un atentado... Tae sirvió la comida junto a Megumi, y Yutaro a quien teníamos mucho tiempo de no ver decidió ayudarles… Las horas fueron pasando y todos nos divertimos mucho, disfrutando el amor en familia… Pero sin duda alguna jamás olvidare lo que paso con Yamato y su repentina aparición… Talvez y si sea verdad, en que el alma de una persona grabe momentos tan significantes que, al tiempo de elegir otro cuerpo para renacer, el corazón se programe automáticamente para buscar a ese ser tan especial que hará de nuestras nuevas vidas un lugar hermoso en donde vivir…)

Kaoru: Gracias Yamato…

 

Notas De Autor: (¿Fin?... No, por supuesto que no… Es el inicio de esta historia de amor en donde todo es posible si tan solo uno deja que el corazón sea la guía de nuestras acciones… Esta es la historia de Yamato y Kaoru… Dos almas destinadas para estar juntas sin siquiera tener elección… Esta es la manera en como da inicio…)

Usted debe login (registrarse) para comentar.