Fanfic Es
Fanfics en español

Pokemon Elements por Yami Stark

[Comentarios - 0]   Tabla de Contenidos

- Tamaño del Texto +

Turno 03.

 

 

 

Cacturne cayó al suelo y entonces Darmanitan lo aplastó, luego saltó hacia atrás y se colocó frente a Lena y los chicos para resguardarlos.

 

—¿Quién eres? —preguntó el hombre espantapájaros.

Lena sonrió cuando vio a su salvador y dejó su pokeball dentro de la bolsa.

—¡Nada mal! —comentó Lena —. Fue una buena entrada, pero llegas tarde

—No has cambiado ni un poco, Lena.

 

Un joven se acercó caminando tranquilamente al grupo, usaba una sudadera holgada color azul y de su cuello colgaba un extraño collar neón. Levantó su mano a forma de saludo.

 

—En cambio tú… —Lena bufó —. Antes eras más bajito que yo y mírate ahora.

 

Lena golpeó el hombro del joven en cuanto estuvo junto a ella, dos años habían transcurrido desde la última vez que se vieran y mucho había cambiado desde entonces.

 

—¿Quiénes son ellos? —preguntó él.

—¿Ellos? —Lena sonrió —. ¡Mis aprendices, por supuesto!

—¡¿Aprendices?! —Sasha casi escupió fuego al escuchar como la llamaban aprendiz.

—No es el momento hermana —Leo trató sin resultados de calmarla.

 

Este joven desconocido sonrió el ver a los chicos y luego observó fijamente al enemigo.

 

—¡Tú! ¿Dónde está tu grupo? —preguntó el joven al hombre espantapájaros —. ¡Me refiero al equipo Royal!

—¿Equipo Royal? No tengo idea de que me hablas—el hombre lanzó su siniestra sonrisa y Cacturne se levantó detrás de él —. ¡Usa pataleta!

—¡Darmanitan usa superpoder!

 

Cacturne sacudió los brazos y lanzó tierra contra su oponente, Darmanitan saltó para evitar el ataque y luego conectó un poderoso golpe en Cacturne, cosa que noqueó al pokemon con sólo un impacto.

 

—¡Rayos! —Joker saco una pokeball de su bolsillo —. Regresa…

 

Cacturne volvió a su pokeball y el hombre dirigió su mirada hacia su joven oponente.

 

—¡Confiesa! —exclamó el muchacho —. ¡¿Dónde están tus compañeros?!

—¡Aquí y allá! —respondió en sujeto mientras retrocedía y se ocultaba en el humo —. Yo prefiero trabajar solo…

—¡Vuelve aquí!

—Les daré un consejo niño. ¡Váyanse de aquí! —Joker emitió su aguda risa —. Antes que él los encuentre.

—¿Él?

—¡El señor del invierno, por supuesto!

 

El extraño sujeto lanzó una última risa burlona y luego se perdió en medio de aquella cortina de humo. El joven acarició la frente de Darmanitan cuando esté se acercó a él y luego le arrojó una baya a su boca.

 

—¿Están bien? —preguntó.

—Pudiste llegar unos minutos antes —se quejó Lena.

—Los héroes deben llegar en el último momento —él sonrió.

—¿Cuánto tiempo ha pasado?

 

Ambos se abrazaron cariñosamente como los buenos amigo que eran y que habían pasado largo tiempo sin verse.

 

—¡¿Podría alguien explicarme qué pasó aquí?! —las fosas nasales de Sasha se inflaron y contrajeron varias veces.

—Creo que no es el momento hermana —susurró Leo.

—El es Evan —Lena señaló al joven a su derecha —. Es un viejo amigo.

—¡Eso no! —Sasha movió los ojos con molestia —. ¡Hablo del sujeto con disfraz de halloween!

—Él… —el rostro de Evan se ensombreció —. ¡¿Es muy extraño verdad?!

—¿Eh…? —Sasha suspiró.

—¡¡Ustedes!! —gritó un oficial a lo lejos.

—Ohhh no… —Evan se alarmó —. ¡Hora de irse!

 

Entonces Darmanitan tomó a Sasha y Leo, los sujetó con sus fuertes brazos y comenzó a correr detrás de Evan y Lena.

 

—¡Espera! —exclamó Sasha —. ¿Por qué nosotros también?

—Si los atrapan los van a interrogar. Si dicen o saben algo que no deben ese espantapájaros va a regresar.

—¿Quién era ese hombre? —preguntó Leo seriamente.

—Un villano… —Evan bajó la mirada —. Alguien muy peligroso.

 

El grupo avanzó varias calles, dieron vuelta en un callejón, Evan regresó a Darmanitan a su pokeball y se escondieron detrás de un contenedor de basura. Los oficiales pasaron de largo sin detectarlos y por fin estuvieron a salvo.

 

—Creo que ya se fueron —comentó Lena asomando un poco la cabeza.

—Estuvo cerca —comentó Evan.

—¿Qué pasó aquí exactamente? —preguntó Lena.

—¡Me atacaron cuando bajé la guardia! —Evan colocó su mochila frente a él —. Imagino que venían por el.

—¿Lo trates contigo? —preguntó Lena desconfiada.

—Si… —Evan abrió la mochila lentamente —. Es tan extraño que aún no haya eclosionado.

 

Evan abrió la cremallera y le mostró a Lena un pequeño huevo dentro de ella, color violeta con cuatro franjas de colores en su contorno.

 

—Oye —susurró Sasha a Leo mientras hacía un gesto con la mano a llamarle —. ¿No crees que esto es muy sospechoso?

—Si… —Leo tragó saliva —. Deberíamos salir de aquí antes que tengamos más problemas.

—Te sigo hermano.

 

Mientras los dos muchachos estaban distraídos, los hermanos trataron de retirarse silenciosamente. Para su sorpresa, un Purloin saltó de un techo cercano, cayó sobre la espalda de Leo, lo hizo tambalearse ligeramente y caer frente a Evan y Lena. Entonces el pokemon volvió saltar para alejarse y se apoyó sobre la mochila de Evan para hacerlo, esto causó que el huevo cayera por culpa del impulso que tomó. Fue gracias a la rápida reacción de Sasha que este se salvó, ya que se arrojó y lo atrapó en el aire por poco.

 

—Eso estuvo cerca —el rostro de Evan se tornó pálido.

—Te debemos una —comentó Lena después de un suspiro de tranquilidad.

 

Sorprendentemente el huevo en manos de Sasha comenzó a brillar, prueba de que estaba apunto de eclosionar.

 

—¿No habías dicho que no podía eclosionar? —preguntó Lena.

—¡Es imposible! —exclamó Evan impactado —. ¿Es ella?

 

El huevo dejó de brillar y entonces Sasha vio que sostenía una pequeña criatura de apariencia felina, color blanco con rayas azules.

 

—¿Ese es? —Lena dirigió la mirada a Evan —. ¿Es cómo?

—¡Si! —Evan tragó saliva —. Es uno de los cuatro titanes.

—¿Titán? —Leo observó a ambos con clara inseguridad.

—No lo creo —Evan se dejó caer al suelo y comenzó a reír —. Era por eso que no había nacido. Sólo estaba esperando a la persona correcta.

—¿Qué dice la pokédex sobre esto? —Leo tomó su pokédex de su bolsa y la apuntó hacia el pequeño pokemon.

—No servirá de nada —señaló Lena —. No hay ningún tipo de información sobre él en la pokédex.

—Esto es… —Sasha inclinó la cabeza —. ¿Qué es esto?

—¡Eres muy afortunada! —exclamó el muchacho.

 

La pequeña criatura sacudió su cuerpo, volteó en varías direcciones y saltó con dificultad hasta el hombro derecho de Sasha. Al mismo tiempo un mechón de pelo en la cabeza de la chica comenzó a brillar y se volvió color violeta.

 

—¿Qué? —la joven entrenadora dudó un momento.

—¡Atrápalo! —exclamó Lena —. Es tu oportunidad, te está diciendo que lo hagas.

—¿A-atraparlo? ¡Si! —Sasha buscó en su bolsa y sacó una pokeball de ella.

—¡No! —Evan sujetó la mano de Sasha —. ¡Usa esta! —entonces entregó una pokeball muy lujosa de color rojo.

—¿Puedo? —preguntó dudosa la entrenadora.

—¡Adelante! Alguien tan importante no debería estar en una ball cualquiera.

 

Sasha sonrió, tomó la pokeball, presionó el botón y la acercó el pokemon recién nacido. La pequeña criatura en su hombro olfateó el objeto y después fue cubierto por un rayo rojo para quedar atrapado.

 

—¡¡LO HICE!! —gritó Sasha emocionada.

—¿Qué clase de pokemon es ese? —preguntó Leo observando a los dos.

—Uno muy especial —respondió Evan —. Su nombre es Eolospirit, tipo normal y volador. ¡Cuídalo bien y él te responderá igual!

—¡Ustedes! —llamó un oficial atraído por el grito de antes —. ¡No sé muevan! —ordenó.

 

El grupo reaccionó bruscamente y los chicos se alarmaron por un instante hasta que Evan se adelantó y asintió.

 

—¡Hora de moverse! —ordenó Evan mientras se colocaba frente a los chicos —. Sácalos de aquí Lena.

—¿Qué? —Lena dudó —. ¿Qué hay de ti?

—Yo estaré bien, lo importante es ponerlos a salvo —Evan tomó dos pokeball de su cinturón y las lanzó al aire —. Darmanitan, Charizard. ¡Yo los elijo!

 

Apenas salió, Darmanitan golpeó su pecho con sus fuertes brazos mientras que Charizard escupió fuego hacia el cielo.

 

—¿Así qué quieres resistirte? —preguntó el oficial mientras sus compañeros llegaban para apoyarlo.

—Váyanse ya —indicó Evan.

—¡No podemos abandonarlo! —objetó Leo.

—¿Van a participar en la liga, no? —Evan sonrió —. Significa que seremos rivales. Más vale que se hagan más fuertes.

—¡Growlith al ataque! —ordenó uno de los oficiales y varios Growlith junto a ellos obedecieron.

—¡Darmanitan usa golpe, Charizard, tajo aéreo!

 

El viento causado por las alas de Charizard evitó que los Growlith llegaran hasta ellos y el robusto cuerpo de Darmanitan bloqueó el angosto callejón. Evan volvió a sonreír e hizo un gesto con la cabeza.

 

—¡Cuídate! —dijo Lena antes de tomar a los hermanos y salir por el otro lado del callejón.

—Bien pues… —Evan regresó su atención a los oficiales y Charizard dejó de atacar —. No les haré daño, pero tampoco puedo dejar que me arresten.

—¿Qué te has creído muchacho? —uno de los guardias se lanzó contra Evan.

—Será como ustedes quieran —Evan volvió a reír y golpeó sus puños el uno contra el otro.

Notas finales:

Aparece el primer héroe y la historia comienza de verdad. 

Por cierto, Eolospirit será uno de los pokemon originales que aparecerán en esta historia (porque no planeaba hacer una dex entera). Puede que sea un tanto irrelevante en una historia de este tipo pero estas son sus características. 

Tipo: Normal/Volador. Habilidad: Electromotor. Naturaleza: Fuerte.

PS: 68

Ataque: 90

Defensa: 65

Ataque S: 50

Defensa S: 55

Velocidad: 82 

 

 

Usted debe login (registrarse) para comentar.