Fanfic Es
Fanfics en español

Yo Comencé La Broma por Hitomi Uzumaki

[Comentarios - 3]   Tabla de Contenidos

- Tamaño del Texto +

—Aome para ti no hay problema tú eres muy inteligente pasara esos exámenes sin ningún problema —reitero una de sus amigas.

En eso interrumpió la profesora Alison —Muy bien chicas vamos a descansar porque mañana será un día muy agitado para todas.

Las chicas se fueron a sus habitaciones a descansar para estar preparadas para el evento que se iba a realiza en esa escuela.

Mientras tanto en Japón en una mansión muy grande y bonita estaban discutiendo dos chicos.

—Mira jovencito tienes que ponerte al corriente con tus materias andas mal si papá se entera te castigara.

—Es cosa que no te interesa Sesshomaru, ya estoy bastante grande para hacer lo que yo quiera.

—Así pues, sabes lo que me dijo el entrenador que si no te pones al corriente en tus materias te sacara del equipo de básquet.

— ¡Qué dices Sesshomaru! Si soy el capitán del equipo.

—Pues aunque seas el capitán del equipo te puede sacar fácil por eso debes esforzarte más.

En ese momento se escucha que alguien les habla a los dos — ¿Que pasa aquí? Que escándalo traen ustedes se oyen sus gritos hasta la sala, ese no es comportamiento de dos jóvenes bien educados.

— ¡Abuelita Hitomi! —expresó el chico de ojos color ámbar. —al verla que venía bajando los escalones.

—Discúlpanos abuelita pero estoy regañando a este niño que no entiende que debe ponerse a estudiar.

—Muy bien Sesshomaru—dijo aquella mujer de cabello blanco como la nieve, mirando a su nieto el menor.

—Abuelita como es posibles que estés de parte de el —Se cruzó de brazos molesto.

—Inuyasha tu siempre has llevado a tu equipo a la victoria, debes estudiar muy duro para salir adelante, eres un buen deportista así que no me decepciones. —reitero aquella mujer mirando a su nieto al cual se acercó y le tomo la mano.

—Está bien te lo prometo, me esforzare por ti.

—Vaya hasta que entras en razón.

—Lo hago porque la abuela me lo pidió.

—Bien dejando esto a un lado mis queridos nietos les tengo una noticia dentro de una semana tendremos una gran fiesta.

—Ah ya sé de qué se trata papá me lo comento. —dijo el alvino.

—A que se refieren no entiendo nada. —miro el chico de cabello plateado a su abuela y hermano mayor.

—Vamos hacer oficial un compromiso de boda.

—Que bien así que al fin se casa Sesshomaru ya era hora a ver si cambia su carácter.

— ¿Qué Tonterías dices, el compromiso es tuyo? —afirmo el alvino. — ¡Que!—expresó el hermano menor de los Hisakawa. —Así como lo oyes querido Inuyasha, ya era necesario de hacerlo este compromiso formal ahora que hay oportunidad. Pero el chico de cabello plateado empezó a refunfuñar— Pero yo tengo novia abuelita la quiero mucho no la voy a dejar me niego aceptar ese compromiso si no es Kikyo váyanse olvidando.

— Pero que niño tan testarudo eres, me recuerdas a tu padre cuando era joven, así que dentro de dos días vas ir al Aeropuerto a recoger a la Sra. y Sr. Nakagawa. —La abuela mira a su nieto.

Inuyasha al escuchar el apellido de las dos personas que iba ir a recoger al aeropuerto se sorprendió—Pero si son los padres de Kikyo.

— Así es mi querido nieto, anoche hable con Kikyo y me pidió de favor que te digiera que la acompañaras, sus padres vienen desde Inglaterra de un largo viaje.

— Así que mi compromiso es con mi linda Kikyo, ya me había asustado, pensé que mis padres me iban a comprometer con alguien más que no fuera ella. —exclamó aquel joven un poco más aliviado.

— ¡Eres un torpe todo por no poner atención! —reiteró el hermano mayor de los Hisakawa cruzándose de brazos.

 

Mientras seguían con la discusión sonó le teléfono en ese instante — ¡Disculpen que los interrumpa! Joven Inuyasha tiene una llamada del joven Miroku.

—Gracias Sanae ahora voy. —se retiró la joven de la servidumbre.

—Bien abuelita me retiro. —Dijo el chico de ojos color ámbar.

Cuando se quedaron solos el alvino y la abuela—Vamos al despacho Sesshomaru quiero platicar contigo de algo muy importante.

—Si vamos abuelita.

Mientras acá por otro lado el chico de cabello plateado contesta le teléfono — ¿Qué pasa Miroku?

—Solo te hable para saber si mañana después del entrenamiento vamos a dar una vuelta invitamos a las chicas a tomar un helado.

No Miroku, mejor vamos los dos solos quiero platicar contigo de algo muy importante.

—Te pasa algo Inuyasha. —pregunto el mejor amigo del chico de ojos color ámbar algo preocupado.

—Todo está bien amigo pero ya mañana platicamos que te parece.

—Está bien nos vemos mañana. —ambos chicos se despiden.

 

Al día siguiente en el Colegio Chastwood las competencias se estaban realizando en todos los deportes que se realizaban estaban muy reñidas ya que ningún colegio quería perder querían llevarse los primeros lugares.

Aome había pasado a la ronda siguiente en equitación, en el arco y flecha, todas sus compañeras la felicitan, incluyendo sus profesores.

—Vas bien Aome sé que ganaras —Decía aquella joven de ojos negros desde las gradas animando a su amiga.

— ¡Animo! Llévate el triunfo ya que es el último curso que estarás con nosotros— Gritaba aquella chica de ojos azules. — ¡Chicas! —expresó aquella joven de ojos color chocolate, al ver que sus amigas la animaban en todo momento.

Al fin se terminan las competencias, Aome se lleva los primeros lugares en arquería y equitación, lo que la hace muy feliz ya eran cinco años ganando en estas competencias. Aquella joven pensaba en esos momentos para sí misma— ¿Cómo me hubiera gustado que mi madre, Souta y mi abuelo estuvieran a mi lado en estos momentos? —Estaba tan sumergida en sus propios pensamientos que no escucha que le hablaban.

— ¡Aome! ¡Aome! ¿Qué pasa estas bien? —preguntó un chico al verla distraída.

— Discúlpame Jason no te escuche, estoy bien. —respondió con una leve sonrisa aquel chico.

— ¡Es cierto que te vas ir para Japón! —preguntó ese chico interesado en saber.

— Si Jason, quiero estar con mi familia.

— Los extrañas verdad Aome—dijo aquel joven.

— Si, la verdad ya ansió por verlos ha pasado mucho tiempo —acotó con cierta tristeza aquella chica.

— Aome la verdad no me gusta que te vayas pero si es porque extrañas a tu familia está bien, pero tú sabes que siempre yo te he querido mucho y te amo. —dijo aquel chico sonrojado y tocando su nuca algo apenado.

—Jason lo sé pero yo solo te veo como un hermano. —respondió Aome sonrojada.

—Lo sé amiga. —contestó aquel joven tristemente.

En ese momento Jenny interrumpe la plática de ambos jóvenes —Jason te habla el profesor Howard.

—Gracias Jenny, Aome nos vemos en el baile vas ir me supongo—acotó aquel joven de cabello castaño.

—Si Jason ahí estaré no me los perdería por nada del mundo además será mi último día que estaremos juntos.

—Está bien amiga nos vemos pues—Él se retiró del lugar dejando solas a ambas chicas.

—Aome te encuentras bien.

— Si Jenny —musitó con una leve sonrisa aquella chica de ojos color chocolate.

—A mí no me engañas amiga, no me digas que Jason volvió a decirte lo que siente por ti.

— Sí, pero me siento fatal al rechazarlo, el siempre asido muy lindo conmigo, atento.

—Hay Aome como me hubiera gustado que tú y el fueran novios—comentó aquella chica de ojos negros y la vez suspirando.

— Jenny que cosas dices, él es un buen chico pero lo único que siento por él es afecto nada más.

—Bueno amiga que podemos hacer en el corazón no se manda, que se le puede hacer. —respondió con desaliento aquella chica.

—Mejor dejemos esta plática y vamos con Karen para arreglarnos mira la hora que es.

 

En la Preparatoria Sengoku, Inuyasha estaba en su salón platicando con Miroku.

— Inuyasha ayer me dejaste muy intrigado acaso te enojaste con Kikyo—preguntó Miroku interesado en saber.

— No, amigo es otra cosa que quiero platicarte pero aquí no, es el lugar.

—Está bien Inuyasha esperare.

Las chicas de su grupo siempre suspiraban por Inuyasha y Miroku eran muy populares en la preparatoria.

— ¿Quien fuera la señorita Kikyo? Para tener un novio tan guapo y popular. —Suspiro una chica de cabello castaño.

—Tienes razón amiga, esa chica es tan popular entre los chicos también.

— Pues Kikyo es la capitana de porristas de la escuela y buena con el arco y la flecha. —dijo otra de las chicas que estaba ahí mirando aquellos jóvenes.

—Pues Miroku no se queda atrás están guapo, pero un mañoso de primera nada más te descuidas un momento y esta sobre ti, pidiendo que si quieres tener un hijo con él —suspiro aquella chica llamada Hikari.

 

Continuara…

Usted debe login (registrarse) para comentar.