Fanfic Es
Fanfics en español

Uniéndonos a los Akatsuki por Uchiha Dani

[Comentarios - 0]   Tabla de Contenidos

- Tamaño del Texto +

Notas del fanfic:

Esta historia ya la hizo mi amiga Fabi la cual su cuenta es: lulu-chi, ella ya lo habia publicado pero no lo seguimos por que nos olvidamos completamente (sorry para los que les gustaban) entonces en estos dias me dieron ganas de seguirlo, lo cual yo tenia una copia en mi pc y hable con ella para ver si me daba el permiso de yo publicarla, y seguirla por mi  cuenta lo cual ella esta de acuerdo.

asi plis no me eliminen el el fanfic ni la cuenta

de verdad tengo ganas de seguir asi que gracias

Las clases apenas terminaban, como tal, los alumnos en plena juventud hasta huían de los establecimientos de estudios.

—¿Oye Fabi, tienes algo que hacer esta tarde? —dijo apoyándose en el pupitre donde la otra chica permanecía sentada.

—Pues no, hoy no nos reuniremos con el club así que, salgamos juntas, si total sé que es eso lo que tenías en mente Dani.

—Jajaja —río—. Pues claro, un helado en la plaza. A estas horas no suele haber casi nadie

—Bien, vamos —también río.

Daniela Math, una chica de 17 años castaña con mechas azules y ojos marrones, su tez medio acanelada. Fabi Zetha, una chica de piel blanca, de igual edad de 17, castaña oscura pareciendo casi negro al igual que sus ojos.

Ambas llevaban sus uniformes escolares, la cual era una camisa con cuello blanca, con una chaqueta turquesa, una falda azul que llega 15 dedos por encima de la rodilla y unas medias blancas que llegan 10 dedos sobre las rodillas con unos zapatos negros escolares. Ambas cargaban sus mochilas de la escuela, pero aparte Daniela cargaba un bolso de deporte blanco con negro y Fabi su estuche de violín azul oscuro.

—De que sabores quieren sus helados señoritas? —preguntó el heladero fastidiado tratando de mantener una sonrisa.

—¡Chocolate con oreo! —se apresuraron a decir ambas.

—Está bien...—respondió sin ánimos.

Luego de unos minutos, ambas amigas se encontraban sentadas sobre el césped tomando sus helados tranquilamente como ofrecía el día.

—Dime, ¿cómo te va en el equipo? —preguntó Fabi

—Bien, como siempre —dijo con una gran sonrisa— ¿y a ti como te va el club de música?

—Pues también bien, supongo. Aunque que ya están empezando los problemas, nuestra vocalista se gradúa este año —soltó un suspiró— no conseguimos a alguien que tome su lugar, esperamos que este año encontremos uno.

—Tenemos el mismo caso sabes —dirigió su mirada hacia su amiga— Nuestra capitana también se gradúa este año, pero me eligieron como la nueva capitana —dice con alegría.

—¿Enserio? ¿no es broma?

—¡No es broma! —comentó para luego reír.

—Felicidades —felicitó también riendo.

—Ya me lo espera

Entre charla y charla de la nada el cielo empezó nublarse, como si se avecinara una tormenta a una gran velocidad. Comenzó a escucharse truenos por todo el parque, destellos y el viento soplaba fuertemente, rayos caían asustando algunas personas que estaban en el lugar mientras que otras se iban corriendo a un lugar seguro o a sus casas. Ambas chicas solo miraban el cielo asombradas como otros espectadores, de un momento a otro un rayo las alcanzo a ambas, quedando petrificadas.

Fueron envueltas por una luz, pero fue verdaderamente raro, no era un rayo normal, en vez de durar unos segundos duraron minutos, como si le colocaron pausa. Cuando desapareció junto a él se llevó consigo a las chicas, lo ocurrido dejo aún más sorprendidos a las personas, el cual no hacía más que aumentar luego cuando de ello el cielo se despejó tan rápido como se nublo.

 

Mundo de Naruto

 

En la base de los Akatsuki se encontraba casi todos los integrantes de esta organización, solo faltaba Itachi y Kisame, quienes fueron a Konohan luego del ataque de Sunagakure, Otogakure y Orochimaru. Fueron en busca del Jinchuriki del Kyuubi, Naruto Uzumaki, aunque Itachi en el fondo tenía planeado advertir a Danzo de que el aún seguía vivo.

Los alrededores de la base de la organización todo era tranquilidad, hasta que un como un estruendo sonó o como un golpe, y uno bastante fuerte, convenció a los ninjas renegados en salir a observar los alrededores del bosque donde su cueva se escondía.

Gracias a los ojos del líder Pain, y secretamente también a los del ser que se ocultaba detrás de la máscara anaranjada, se dirigieron juntos donde se encontraba dos adolescentes inconscientes, apoyadas entre sí. Todos los Akatsuki pensaron que eran solo dos niñas que no valían la pena, pero los dos usuarios del Doujutsu vieron en ellas algo que no era normal, y que era preferible no pasarlo por alto e investigarlas.

Justo cuando todos pensaban "¿Qué pasa con estas dos?", ambas adolescentes comenzaron a despertar.

Parpadeaba varias veces tratando de enfocar su vista— pero ¿qué paso? ¿dónde estoy? —se da cuenta de la presencia de Akatsuki, se queda mirando fijamente a cada uno desconfiada, analizándolos.

—Oye Dani ¿dónde es- —hizo silencio rápidamente al mirar a los ninjas frente de ella, sintiéndose intimidada, se esconde como puede detrás de su amiga castaña— Dani.. esto no me gusta para nada.

—¿Quiénes son ustedes? —se atrevió a preguntar la chica de mechas azules.

—Somos Akatsuki —respondió simplemente el líder de la organización.

Usted debe login (registrarse) para comentar.