Fanfic Es
Fanfics en español

El Reencuentro de dos Mundos por Anonimus

[Comentarios - 0]   Tabla de Contenidos

- Tamaño del Texto +

Notas del fanfic:

 

Cae la tarde, en un mundo situado en la Dimensión Sol, una gata de pelaje lila se encontraba caminando a la orilla del mar en busca de unas gemas brillantes, las esmeraldas solares, que habían sido robadas en un momento de descuido, por su archi-rival Eggman Nega. Blaze estaba decidida a conseguirlas como dé lugar, lo sacrificaría todo solo por mantener a salvo tan preciados objetos ya que para ella ese era el único objetivo por el cual valía su existencia, ella buscaría las esmeraldas por su cuenta no solo porque era solo su misión mantenerlas a salvo, también era porque ella siempre ha sido muy apartada en recibir la ayudad de los demás y tenía miedo de dañar a alguien con sus habilidades de Piroquinesis, las cuales le llamaba maldición por el caos y destrucción que provocaba al hacer uso de esta, sin embargo no se percataba de que a medida que pasará el tiempo su vida tendría muchos cambio.

Blaze: (Con frustración) ¡Maldición! he buscado por todo el reino y las tierras alrededor, y no hay rastros de las esmeraldas.

Hablaba Blaze en voz alta y con gran molestia al no conseguir ninguna pista que le condujera  a las esmeraldas solares. Sin embargo no se daba cuenta de que una pequeña mapache la estaba siguiendo y escuchando con atención lo que decía.

Blaze: Tendré que viajar a las tierras del este, pero necesitare cruzar el mar en un bote.

La gata lila estaba decidida a viajar directo a la base principal de Eggman Nega a recuperar las esmeraldas solares. De pronto la mapache sale de su escondite y se acerca corriendo en dirección a Blaze gritando fuertemente su nombre.

Marine: (Gritando) ¡Blaze como estas!

Blaze: (salto del susto y saca sus llamas) Marine... te dije que no me sorprendieras así (Frunciendo el ceño).

Marine: Lo siento Blaze, escuche lo que decías y tengo la solución a tu problema (Decía la joven mapache con mucha felicidad), un nuevo y mejorado barco, lo llamo Titán esmeralda  (Aprieta un botón rojo y del fondo del mar sale un gran barco que estaba armado hasta los dientes) ¿Que te parece?, podemos cruzar el mar en un instante y sin ningún peligro.

Blaze estaba impresionada con el gran barco construido por la pequeña mapache, pero por otra parte no quería que se involucrara en su misión, sabía perfectamente que ella eras capaz de lograr su objetivo por sí sola.

Blaze: Lo siento marine, pero estoy sola en esto y no quiero que interfieras en esta misión.

Marine: (Baja la cabeza y se pone triste) Blaze por favor, déjame ayudarte, hace mucho tiempo que no tenemos una aventura juntas. La última que tuvimos fue cuando estuvimos con Sonic y Tails...

De repente Blaze se sumerge en sus pensamientos al escuchar el nombre de Sonic, el ha sido un gran persona con ella, le ha hecho reflexionar muchas cosas, sobre todo lo importante de trabajar en equipo y también a relacionarse más con otras personas y aceptar sus habilidades sin miedo a dañar a nadie. Simplemente lo  extrañaba  y siempre quiso que se volvieran a encontrar, no solo para competir contra sus habilidades, sino para que siga siendo un gran amigo para ella. Sin embargo dejo ir esos pensamiento y sostuvo como principal objetivo el encontrar y mantener a salvo las esmeraldas solares sin distracción alguna.

Blaze: (Saliendo de sus pensamientos) Está bien marine, puedes acompañarme, pero prométeme que obedecerás todo lo que diga.

Marine: (Con emoción) ¡Gracias Blaze!

Marine salta y abraza a su amiga, la gata lila se le queda mirando con una sonrisa ya que sabía que la mapache solo quería ayudar, pero sobretodo quería volver a revivir aventuras que habían tenido en el pasado, que mantenía una buena relación entre ellas.

Por otro lado en una dimensión diferente. Se encontraba una criatura azul descansando debajo de un árbol, apreciando la vista que tenia de un gran lago con agua muy cristalina reflejada por el sol y rodeado de un gran campo de flores de diversos colores. Era silencioso y tranquilo, el lugar perfecto para pasar el rato.

Sonic: (Relajado) Nada mejor que disfrutar los sonidos y aromas de la naturaleza.

De repente alguien se lanza sobre el erizo azul.

Amy: ¡Sonic cariño! te llevo buscando todo el día, ¿acaso no te acuerdas de nuestra cita?

Sonic: (Intentando liberarse de Amy) Tranquila Amy, no lo he olvidado (con una sonrisa fingida)

Amy: Bueno, entonces que esperas vamos a caminar, después iremos a comer helado, al parque de diversiones, ¡de compras!...

Sonic solo la miraba con indiferencia, era la clásica Amy de siempre, la que siempre lo perseguía desde que la había recatado de Metal Sonic. Sin embargo Sonic siempre se ha preocupado por ella, he incluso siempre arriesgaba su propia vida solo para mantenerla a salvo de los enemigos, pero bueno eso es lo que hace siempre un héroe y un buen amigo. De repente se escucha un gran estallido cerca de la ciudad. Sonic y Amy se miran a los ojos algo confundidos, pero el erizo azul estaba casi seguro de lo que estaba ocurriendo y sale disparado hacia el lugar dejando a Amy atrás.

Amy: (Gritando) Sonic, espera.

En otro sitio lejos de la ciudad, se encontraba Tails, el compañero y mejor amigo de Sonic, también  el cerebro del equipo trabajando en modificaciones para el tornado, un avión azul con un sin número de mejoras tanto para la batalla como para el transporte. El zorro trabajaba duro en ese momento intentando crear un mecanismo que permita utilizar la energía de 5 caos Esmeralds para crear y alimentar nuevas armas y escudos con potencias totalmente invencibles.

Tails: Valla por fin he terminado estas modificaciones (se levanta y busca un maletín donde tiene guardada 5 esmeraldas de caos"

Tails lleva el maletín y la coloca en un espacio dentro del tornado.

Tails: Bien ahora solo conecto las esmeraldas y ¡estará listo! (decía el zorro orgulloso de su trabajo)

Sin embargo no pudo terminar su modificación porque justo en ese momento se escucho un gran estallido proveniente de la ciudad.

Tails: Pero que... mmm creo que ya se de quien se trata, ni modo, después terminare con el tornado.

No lo pensó dos veces y de una vez se monto en el avión, cerró la compuerta y despego con dirección a la ciudad, pero tails se le olvido dejar guardado el maletín con las esmeraldas del caos sin saber que esto le causaría problemas muy serios.

En una gran isla flotante, se encontraba la Esmeralda Maestra, una gran roca que poseía una energía del caos infinita y además controlaba las demás esmeraldas del caos, pero tan importante artefacto no podría estar desprotegida, la raza echidna  siempre la mantenía a salvo de cualquier peligro, y ahora hasta su último descendiente mantiene esa tarea, Knuckles el  echidna, quien se encontraba reposando debajo del altar, atento a todo lo que ocurriese alrededor. En eso escucha un avión dirigirse hacia él y fácilmente supo de quien se trataba.

Knuckles: Tails, ¿que estás haciendo aquí?

Tails: (Bajándole la velocidad al tornado) La ciudad está siendo atacada por Eggman, necesitamos que vengas a ayudarnos Knuckles.

Knuckles: Mmmm… de acuerdo iré, hace tiempo que no he entro en acción y además tengo algunos asuntos pendientes contra ese bigotón.

El echidna rojo salta en el ala del tornado  y de una vez Tails aumenta la velocidad para llegar a la ciudad lo más pronto posible.

Knuckles: Y dime Tails, ¿cuáles son las nuevas mejoras que le hiciste a este avión?

Tails: Lo modifique para que utilizara el poder de 5 esmeraldas caos sin que se sobrecargue y explote, pero el ataque a la ciudad no me dejo terminarlo.

Knuckles: Espero que sea algo que valga la pena, no hubiese dejado la esmeralda maestra sola si solo se trataba de un simple paseo. (Exclamaba el echidna rojo)

Los 2 héroes se dirigían a toda velocidad a la ciudad esperando que el ejército de Eggman no causara mucho daño a los habitantes.

En la ciudad, un ejército pequeño de robots armados destruía las casas, los edificios y sus alrededores, pero el verdadero peligro era un robot gigante que sembraba el pánico a todos los habitantes, este era alimentado por una esmeralda del caos por lo que no sería un enemigo muy fácil de derrotar. Todo este ataque era obra de un gran genio malvado llamado Dr. Eggman, un científico loco que solo busca eliminar a Sonic y a su equipo para tener el camino libre y por fin crear su propio Imperio del mal en todo Mobius. A su lado se encontraba sus 2 asistentes llamados orbots y cubots, aunque eran muy fieles a su amo Eggman no les da el trato que se deberían merecer. Por otra parte, también se encontraba un erizo negro, con una mirada fría y que poseía una esmeralda del caos bajo su control, su nombre era Shadows el erizo quien solo trabajaba con Eggman para poder rivalizar contra Sonic y demostrarle que es superior él.

Eggman: Jojojojo con esta destrucción Sonic no tendrá más remedio que venir a salvar el día, pero apenas aparezca lo atacaremos y le quitaremos las esmeraldas del caos "decía el científico con una sonrisa de satisfacción"

Orbot: Señor Eggman, pero ¿que nos garantiza que Sonic traiga las esmeraldas faltantes para poder quitárselas?

Eggman: Porque esta maravillosa creación utiliza el poder de una esmeralda del caos, y no creo que Sonic sea capaz de derrotarlo por sí solo.

Cubots: Pero doctor Sonic y su equipo tienen 5 esmeraldas caos y nosotros solo tenemos 2, no cree que estamos con algo de desventaja.

Eggman: ¡Idiota!, por eso mismo se hizo este plan. Con Shadows a nuestro lado y metal Sonic obedeciendo mis órdenes, se la quitaremos sin ningún esfuerzo.

El plan de Eggman consistía en que Sonic trajera las 5 esmeraldas del caos para que Shadows  y metal Sonic se las pudiesen quitar y conectarlas al robot gigante para volverlo imparable.

Eggman: pero miren quien viene allí "señalando a Sonic"

Sonic: (con una sonrisa) Eggman, veo que has regresado, extrañaba no poder destruir robots y chatarra tuya.

Eggman: Jajaja Sonic, esta vez serás derrotado, y de una vez serás eliminado por mi nueva obra maestra.

Sonic: (Viendo a robot) Oh bien, con que ese es tu nuevo juguetico.

De pronto Sonic vio directo al pecho del robot gigante y noto que tenía una esmeralda del caos, lo cual lo puso un poco nervioso.

Sonic: (Pensando) Maldición, hice mal en no ir a buscar las esmeraldas, espero que Tails venga con ellas, necesitare de esas energías para poder acabar con ese robot.

Orbot con un rastreador se acerca a Eggman para darle malas noticias.

Orbot: Señor Eggman, parece que Sonic vino sin las esmeraldas del caos, no aparece ninguna señal en el rastreador.

Eggman: (Con rabia) ¿¡Como que no las trajo!? ¿Acaso está mal de la cabeza? Haci como esta no podrá con ese robot… bueno al menos me divertiré aplastándolo con mi ejercito.

Pero Sonic a una gran velocidad elimino una gran cantidad de robots saltando encima de estos y usando su Spin Dash para atravesarlos y destruirlos en un instante. Eggman ve eso y empieza a molestarse más.

Eggman: Grrrr… Shadows ve y ataca a ese maldito erizo.

Shadow: Hmph... (Suspira Shadows con fastidio)

De repente saca una esmeralda del caos y se teletransporta directo a Sonic apareciendo justo delante de él.

Sonic: Que tal Shadows, has venido a retarme de nuevo.

Shadow: Bien Sonic, esta vez vengo a darte la paliza que te mereces.

Dice Shadows lanzándose contra Sonic con un Spin Dash, Sonic reacciona y hace lo mismo, chocando uno contra otro, duran un rato así hasta que cada uno retrocede un poco.

Sonic: Je je  (Muestra una sonrisa de confianza)

Los dos salen disparados luchando con golpes y atacándose periódicamente con Spin Dash.

Shadow: Valla Sonic parece que has mejorado un poco, pero ahora intenta esquivar esto. ¡Lanza caos! (invoca una lluvia de energía caos en forma de lanzas dirigidas a Sonic)

Sonic: Demasiado fácil.

Sonic esquiva con mucha facilidad cada ataque de energía, pero sabe que si uno lo llegase a tocar le podría causar mucho daño.

Mientras este combate seguía, en la dimensión sol continuaba con otros sucesos.

Blaze y Marine navegaban por casi 3 horas directo a las tierras del este, donde se supone que Eggman Nega tiene su base principal. Marine se encontraba manejando el barco hasta que de repente nota con una gran masa oscura en el medio del mar.

Marine: (gritando) ¡Tierra a la vista! ¡Tierra a la vista!

Blaze escucha los gritos de Marine y se dirige al frente del barco, para su sorpresa, si visualizaba lo que parecía como una isla en el medio del mar.

Blaze: Bien podremos descansar un rato y juntar provisiones necesarias para el resto del viaje. Marine guía este barco hacia esa isla.

Marine: (poniéndose la mano en la frente) Si mi capitán.

Sin embargo, mientras más se acercaban menos se parecía a una isla lo que empezaba a preocupar a Blaze.

Blaze: Espera un momento desde cuando una isla está hecha de metal.

De repente la isla se empieza a levantar y comienza  tomar forma de una araña gigante. A su lado, en una pequeña nave se encontraba el  Dr. Eggman Nega quien estaba controlando al gigantesco robot araña. Estaba muy armado, sus ojos lanzaban láseres, tenía cañones en la cabeza y los más escalofriante de todo es que debajo de su abdomen se encontraba un gran cañón con una habilidad totalmente desconocida. Blaze dirigió su mirada a donde se encontraba el cañón gigante.

Blaze: (Sorprendida) No puede ser, son las esmeraldas solares.

Eggman Nega: Jajaja que bien que te has dado cuenta pequeña princesa, cada arma que posee este robot es alimentado por las esmeraldas solares, por lo que tiene el suficiente potencial para destruir lo que sea (explicaba Eggman Nega con actitud victoriosa)

Blaze: Grrr, no permitiré que hagas mal uso de esas esmeraldas. Tu destino te esta llevando al fracaso Eggman Nega.

Eggman Nega: Muy bien, entonces empecemos con la diversión (sonreirá maléficamente mientras apretaba un botón).

De repente el robot araña gigante levanta una pata mecánica muy puntiaguda y ataca el Titán esmeralda, por mala suerte Marine se encontraba justo en el sitio donde el robot iba a realizar el golpe, pero esta quedo petrificada por el miedo ante tal situación, Blaze reacciona rápidamente y con su súper velocidad logra salvar a la pequeña mapache. El robot atraviesa el Titán esmeralda sin ningún problema y este empieza a hundirse lentamente.

Blaze: ¿Estás bien Marine?

Marine: S...si Blaze,  gracias por salvarme. (decía la mapache aun con miedo)

Blaze: Bien ahora pongámonos en marcha y ataquemos a ese robot. (mandaba la gata lila)

Marine no lo pensó 2 veces y dirigió toda su artillería en contra del robot araña gigante. Blaze ataco primero lanzado grandes bolas de fuego en contra del robot araña sin ningún resultado satisfactorio.

Eggman Nega: Jejeje... no te esfuerces mucho Blaze, no lograras hacerle ningún rasguño a mi maquina mutante.  ¡Por fin lograre conquistar el reino y a todo este planeta!

El científico celebraba en sin darse cuenta de que toda la artillería del barco de Marine estaba apuntando contra el robot araña. Marine aprieta un botón y el Titán esmeralda dispara poderosos misiles contra el robot araña. Los impactos causaron una explosión muy poderosa que creo grandes olas que sacudían el barco y se generaba un gran resplandor que hacía imposible la vista. De repente después de que el humo y la luz desaparecieron.

Blaze y Marine: (Sorprendidas) No, no puede ser...

Blaze se quedo sin palabras, el robot no había sufrido ningún rasguño por parte de la poderosa explosión, en ese momento pensó de que ese problema era realmente serio y que tal vez Eggman Nega por fin se había salido con la suya. Blaze no quería admitirlo pero esta vez necesitaba más ayuda, como la de su mejor amigo, Sonic el erizo. En ese momento Blaze tuvo unos pequeños recuerdos cuando ella y Sonic trabajaban juntos, logrando lidiar con cualquier problema, sobre todo cuando ellos dos lucharon contra metal Sonic cuando este poseía 3 esmeraldas caos y le daban un poder casi invencible, aun así unieron fuerzas y acabaron frustrando los planes del Eggman. Pero Blaze estaba sola en ese momento y aun con la compañía de Marine y su gran buque de guerra, no lograban ninguna ventaja en contra del enemigo.

Blaze: Marine, busca un bote salvavidas y vete de aqui.

Marine: Pero Blaze, no te puedo dejar sola, acuérdate de que estam...

Blaze: ¡MARINE! Recuerda que dijiste que me obedecerías.

Marine: Pero..."con lagrimas en los ojos"

Blaze: ¡AHORA!

Marine: ...

La pequeña mapache no tuvo más opción y se retiro lentamente del lugar en busca de los botes salvavidas para irse lo más lejos posible. Por otra parte Blaze quería que ella se fuera para que esta pudiese usar sus mayores poderes sin causarle daño a la mapache, sin embargo el Titán esmeralda ya se estaba hundiendo y le faltaba poco para quedar sumergido en el mar.

Blaze: Muy bien Nega, ahora te voy a mostrar mi verdadero poder, no importa si pierdo la vida pero te quitare las esmeraldas solares cueste lo que me cueste.

Eggman Nega: ¡Oh! jojojo, que valiente la pequeña princesa, muy bien tu lo pediste. "Aprieta un botón"

El robot araña carga su gran cañón principal con las esmeraldas solares y este dispara un gran rayo laser que logra dividir el acorazado y lo destruye por completo, pero Blaze da un gran salto y lo esquiva, logrando aterrizar encima del robot.

A  lo lejos, la joven mapache logra ver como es destruido su gran barco que con tanto esfuerzo construyo aunque había recibido la ayuda de tails en el proceso, pero más que eso Marine estaba preocupada por su mejor amiga Blaze ya que era la única persona de su Mundo que no le molestaba tanto su presencia y que era capaz de mantener un gran vinculo amistoso, por lo que no quería perderla.

Marine: Blaze (con un tono triste y casi llorando) por favor, cuídate...

En la pelea de Blaze con el robot.

Blaze: (Espero que marine allá escapado lo más lejos posible) Bien, vamos a ver si resistes esto.

Una gran cantidad de llamas rodearon a Blaze y esta empieza a correr súper rápido en círculos encima del robot, logrando crear un gigantesco tornado de fuego.

Eggman Nega: Pero que es lo que está pasando...

Después de que Blaze formase el gigantesco tornado hace un gran salto y comprime lo suficiente las llamas para crear un gran taladro de fuego. La gata se lanza con toda velocidad hacia el robot y choca contra él, creando una gigantesca nova de fuego iluminando una enorme área del océano, llamando la atención de habitantes de tierra cercanas.

Eggman Nega: ¡Oh no!, espero que el robot sea capaz de aguantar ese ataque.

Después de que se disiparan las llamas, Blaze se da cuenta de que el ataque no tuvo ningún efecto contra el robot.

Eggman Nega: Jajajaja (Muy emocionado), admito que fue muy valiente de tu parte Blaze, ese es un ataque muy poderoso, pero no le hizo ningún rasguño a mi sorprendente robot (exclamaba el científico victorioso). Es un máquina perfecta, y la usare para controlarlo todo (riendo a carcajadas).

Blaze cae sin energías encima del robot. Marine ve desde lejos a su mejor amiga cayendo en derrota.

Marine: Oh no ¡Blaze! Tengo que ayudarla.

La pequeña mapache intenta regresar para al menos distraer al robot para que Blaze pueda escapar.

Blaze: (con voz débil) no, no marine... no te acerques, no...Te acerques.

En ese momento Blaze no podía casi moverse, ya que había concentrado toda su energía en un ataque muy poderoso que no le hizo nada de daño al robot. La gata lila cierra los ojos y le viene a su mente una ilusión de Sonic, este se encontraba de espaldas a ella.

Blaze: (Sorprendida) Sonic, de verdad ¿eres tú?

Sonic: No te rindas Blaze. Da lo mejor de ti. Usa el poder que se te ha encargado. ¡El mundo te necesita!

Esta última palabra hizo reaccionar a Blaze y al abrir sus parpados, sus ojos se iluminaron por un instante. En ese momento las 7 esmeraldas solares estaban brillando lo que confundió a Eggman Nega.

Eggman Nega: Pero que está sucediendo, no le he dado ninguna orden al robot para que utilizara la energía de las esmeraldas.

Blaze estaba a punto de sufrir una transformación que la llevaría a nuevas condiciones de batalla contra su contrincante. La pelea definitiva por la paz en el mundo de Blaze estaba por comenzar.

Mientras tanto en otra dimensión la batalla de Sonic contra Shadows continúa.

Con cada golpe y patada, los dos contrincantes estaban a la par en esta lucha.

Sonic: Bueno Shadows, parece que estamos muy igualados.

Shadow: Jamás estaría al nivel de un patético erizo como tú, recuerda que soy la forma de vida definitiva.

Después de terminar la frase, Shadows se lanza contra Sonic con un Spin Dash a toda velocidad, pero el erizo azul logra esquivarlo, sin embargo Shadows en forma de bola rebota contra las paredes de edificios cercanos lo que lo lanza de nuevo contra Sonic, este lo intenta esquivar lo mejor posible, hasta que el erizo negro logra acertarle y lanza al héroe hacia el pavimento.

Sonic: Nada mal (dice levantándose del suelo) pero haber que te parece esto.

Sonic  se agacha y empieza a concentrar su energía por un momento lo que confunde a Shadows, pero al frente de sus ojos Sonic había desaparecido.

Shadow: Pero que demonio... aghhhhh (cae al suelo adolorido)

El erizo azul había salido disparado después de concentrar su energía y corrió a una velocidad un poco mayor a la de la velocidad de la luz.

Shadow: ¿Pero cómo es posible que me golpearas? (Levantándose del suelo)

Sonic: Je je, no me subestimes Shadows (decía el erizo con una sonrisa confiada)

En cielo aparece un avión, en donde se encontraban Tails y knuckles sobrevolando la ciudad en dirección al robot gigante.

Knuckles: Mira allá abajo Tails, el robot posee en su pecho una esmeralda del caos.

Tails: Si, ya la veo, creo que tenemos que atacarlo directamente para poder quitársela.

Pero knuckles baja la mirada y logra visualizar a Amy que había entrando a la ciudad buscando a Sonic y no tardo en darse cuenta de que estaba siendo atacada por un ser robótico extraño.

Knuckles: Bien tails yo tengo que arreglar unos asuntos ahí abajo.

Tails: De acuerdo knuckles, suerte.

Knuckles: Igual.

Knuckles se lanzo del avión y planeo en dirección a Amy y al robot de apariencia extraña.

Amy: Bueno que esperas robot gallina, ven y enfréntame (decía Amy con su piko piko hammer en posición de ataque).

???: Dime ¿dónde está el resto de las esmeraldas del caos?

Amy: Aunque lo supiera nunca te lo diría.

En ese momento knuckles cae enfrente de los dos abriendo un pequeño agujero en el pavimento.

Amy: ¡Knuckles!, has llegado en el momento preciso.

Knuckles: Yo no estoy aqui para salvarte, solo quiero vengarme de este pedazo de chatarra.

Amy: (Con una gota de sudor en la frente) Como sea.

???: (Señalando a esquidna rojo)Tú, dime ¿donde están las esmeraldas del caos?, si no quieres que acabe con sus vidas.

Knuckles: Si quieres las esmeraldas del caos primero tendrás que derrotarme a mi Metal Sonic.

Metal Sonic: Como desees.

En ese momento Metal Sonic se lanza a velocidad súper sónica contra knuckles y lo lanza contra una pared destruyéndola por completo.

Knuckles: (saliendo de la pared) mmm... ¿crees que vas a vencerme como la última vez?

El esquidna rojo crea un agujero en el suelo y sale en el sitio donde se encuentra Metal Sonic dándole un golpe muy fuerte, que lo manda volando contra un edificio cercano.

Knuckles: Patético Metal Sonic, tú no eres rival para mí.

Ha metal Sonic se le vuelven los ojos rojos y destruye el edificio haciéndolo caer. Este sale y ataca a knuckles con una fuerte oleada de misiles y rayos laser, el esquidna logra esquivar los de los láseres y con sus puños logra destruir el grupo de misiles.

En otro lado Tails se encontraba rodeando al robot gigante intentado encontrarle un punto débil, pero para preocupaciones del zorro amarillo no le conseguía uno, por lo que opto en atacarle directamente con misiles. El Tornado lanzar un pequeño grupo de misiles al robot que terminan impactando en el, logrado derribarlo contra el suelo.

Tails: (En festejo) Bien. ¿Que te pareció?... (Deja de festejar) Eh ¿pero que?

El robot de inmediato se levanto sin sufrir daño alguno y empieza a devolver el mismo ataque al tornado. Tails esquivas los misiles con maniobras de evasión, pero no fue nada sencillo. El zorro amarillo lanza de nuevo un grupo de misiles contra el robot, pero este logra derribarlo con su manos como si fueran moscas. Cubot y Orbot recibían una señal en el radar de las esmeraldas del caos.

Cubot: ¡Doctor! Hemos conseguido las 5 esmeraldas del caos faltantes.

Eggman: (Sorprendido) ¿En serio? ¿Y en donde están?

Orbot: Según el radar, se encuentra justo en el avión de Tails.

Eggman: Jejeje, parece que esta invasión está resultando mejor de lo que esperaba. Todos distraidos y Tails está solo y vulnerable.

Desde el tornado, el zorro amarillo luchaba contra el robot.

Tails: Vaya, parece que esto no va a funcionar. Voy a tener que usar el misil especial.

Tails dispara del tornado un misil rojo que era 3 veces más grande que los anteriores y lo lanza en dirección al robot gigante. Este intenta derribarlo como los anteriores, pero al tocarlo con su mano se produce una gigantesca explosión y el brazo del robot queda totalmente destruido.

Tails: Si, lo logré.

Eggman: Grrrr, se acabaron los juegos, ya hora de actuar. Metal Sonic, completa tu parte de la misión ahora.

Metal Sonic: (Luchando) Si amo.

Knuckles: ¿Con quién diablos estás hablando?

Eggman presiona un botón rojo y el robot gigante empieza a cargar su laser principal con la única esmeralda caos que se encontraba en su pecho.

Eggman: ¡Adiós querido amigo!

El robot lanza un gran laser que logra impactar contra el tornado, volándolo en pedazos.

Tails: Haaaaaa.

Sonic se da cuenta que el tornado había sido destruido y de inmediato sale corriendo en dirección a Tails, que por suerte había saltado del avión antes de que la explosión lo alcanzara. Por otro lado Shadows deja que Sonic se valla ya que Eggman le había prometido que no dañaría a nadie y aun así intento asesinar al zorro amarillo.

En la pelea con Knuckles y metal Sonic, este último abandona la batalla y a velocidad súper sónica se dirige hacia las esmeraldas del caos que juntos a Tails estaban cayendo hacia el suelo. Sonic hace un salto desde un edificio cercano y se impulsa en dirección a Tails para salvarlo de la caída, ya que no podía volar porque estaba un poco herido, producto de la explosión del tornado. Metal Sonic utiliza sus propulsores y vuela en dirección a las 5 esmeraldas del caos. El erizo azul y el erizo metálico logran salvar sus objetivos pero no sin antes  intercambiar una mirada de odio entre los dos cuando se cruzan en el aire. Sonic lleva a Tails junto con knuckles y Amy mientras que Metal Sonic lleva las esmeraldas del caos al Dr. Eggman.

Eggman: ¡Por fin mi plan marcho a la perfección! y ahora mi robot será invencible. Mi imperio del mal esta solo a un simple paso. Metal Sonic ve y conéctale estas esmeralda al robot.

Metal Sonic: Como ordene amo.

Mientras tanto con el otro grupo.

Amy: ¡Por caos!, ¿que es lo que ocurrió?

Sonic: (con tono preocupado) ¿Tails estas bien?

Tails: (con voz débil) Si Sonic tranquilo, solo estoy un poco mareado.

Sonic: Bien. Amy, Knuckles, ayuden a Tails y salgan de esta ciudad lo más pronto posible.

Knuckles: ¿Que diablos estás diciendo?, yo no me voy de aquí y dejarte toda la diversión.

Sonic: Necesito que protejas a Amy y Tails, yo voy a acabar con esta locura de una vez por todas.

Amy: Sonic ¡no voy a dejarte solo! (Con lagrimas en los ojos) No quiero perderte.

Sonic: Tranquila Amy, estaré bien (Acariciándole la mejilla) Acuérdate que te prometí que nunca te abandonaría.

Knuckles: Vámonos Amy.

Knuckles se dio cuenta de la seriedad del erizo azul, por lo que no estaba diciendo las cosas de broma, así que él junto a Amy que casi se rompía a llorar se llevaron a Tails y se fueron lo más lejos posible de la ciudad. Sonic estaba decidido en acabar con todo el desastre que Eggman había provocado, no solo por la destrucción de la ciudad, sino porque casi muere su mejor amigo y el problema ya se le estaba saliendo de las manos. El erizo azul camina hasta una cierta distancia del robot gigante con las 6 esmeraldas caos y Eggman con Metal Sonic.

Eggman: Muy valiente Sonic, pero ahora mi robot es invencible y nada ni nadie lo pueden detener. (riéndose)

Sonic se encontraba con una actitud seria, ya que estaba preocupado y a la vez pensaba en un plan para vencer a un robot que poseía 6 esmeraldas caos y este no tenía ninguna. Sin duda Eggman había jugado sucio esta vez. Shadows solo miraba desde lejos el gran combate que estaba por acercarse.  Ahora el destino del mundo estaba otras ves en manos de Sonic el Erizo.

Notas finales:

Si quieren ver el progreso del siguientes capítulo, visiten mi biografia. ¡Saludos a todos!

Usted debe login (registrarse) para comentar.