Fanfic Es
Fanfics en español

KILLING ME SOFTLY/ IllUMI ZOLDYCK por moonash_1807

[Comentarios - 0]   Tabla de Contenidos

- Tamaño del Texto +
Notas:

"Las emociones que hoy conoci de un mundo son que jamas vivi; detras del sol, detras del mar ¿Que habra de nuevo en el horizonte?"

-Phil Collins

 

¿Lo mató? ¡Por fin! ¿Illumi Zoldyck estaba muerto? María tembló como una gelatina habían cientos de emociones en su interior revoloteando como un tornado ¿Estaba bien matarlo? ¿Por qué de pronto se sentía mal? Habia matado a un asesino, eso estaba bien ¿No? María se alzó sobre la pared, miró al otro lado y vio el cuerpo de Illumi tirado su cabello negro curbia su rostro y parte de su pecho ¿Lo mató? Illumi Zoldyck hijo primogénito del clan de asesinos murió a manos de ella. No se lo creía pero eso significaría victoria, había vengado a su hermano; ¿Lo había hecho por Gabriel? ¿Por sus sobrina Nívea? pero porque se sentía tan miserable. Trató de darse vuelta para ver a Kaigewaki pero el oficial seguía en posición de abrazo, inmóvil y cabizbajo.


-¿Kaigewaki?-Lo llamó. No hubo respuesta.-¿Estas bien?
María siguió escuchando gritos del otro lado, alguna masacre habría de estar pasando y ahora si se daban cuenta que Illumi estaba muerto seguramente se armaba una guerra. La mujer de ojos verdes tocó el cuerpo del oficial y éste comenzó a moverse mecánicamente cual si fuera una figura de papel.


-María...-Le susurró. Alzó la mirada, los ojos verdes de la mujer no pudieron contener el asombro. El joven oficial tenia los ojos sacados, sus orificios faciales sangraban y en la parte trasera de su cabeza habían cientos de alfileres.
-¡Kaigewaki!!!!!!!!-María gritó aterrada con todas sus fuerzas mas sintió que no emitío sonido. 
Se acercó al cuerpo pero este se rompió, tal como el papel. La puerta se abrió de repente y unos mayordomos hicieron su aparición.
-¡Ahí está! ¡Atrapenla!-Dijo uno.
María Ángeles no tuvo tiempo de pensar comenzó a disparare a los hombres que entraban rodeándola pero sus balas eran esquivadas, definitivamente estas personas eran profesionales. Se detuvo, no por falta de balas si no por falta de energías como si su cuerpo alambrado la obligaba a descansar pero no podía, su corazón nuevamente a ritmo  galope queriendo salir, su cabeza doliendo.


-¿Que le hicieron?-Preguntó ella señalando a Kaigewaki.
-¿Nosotros? Nada, eso es su culpa.
-¿Como?
-Cuando el dueño de una marioneta está inconsciente o muerto ésta deja de funcionar.
-¿Marioneta?-María miró al joven oficial.
¿Una marioneta? ¿Kaigewaki? ¿De quien? ¿De Illumi?
-¡Nooo!
-Oh si, señorita Nadeshiko.-Milluki hizo su entrada en la sala.- Puedes pagarme ya todos hemos cumplido nuestro cometido.
-¿Kaigewaki estaba siendo controlado por Illumi?-María comenzó a llorar del pánico.
-Si, así es Akini lo hace todo el tiempo.- Respondío el pelinegro con frialdad.- Toma alguna persona y la manipula controlandole el cerebro con sus alfileres.
-Pero ¿Como? ¡No puede ser¡ si...
Milluki se acercó a ella arrebatandole su arma, María solo pudo temblar atónita tenia miedo y mucho ¿Como podían funcionar así?
-Mi hermano usaba ese policía como espía desde que le hable del trabajo.-Continuó Milluki.- En conclusión... Fue Illumi que te ayudo a saber mas de nosotros y fue él que te trajo hasta aquí.
No había duda... ¡Estos tipos estaban locos! 
-Entonces eso quiere decir ¿Que estuve en una trampa todo el tiempo?
-Así es...- Los cachetes del chico se inflaron mientras explotaba a carcajadas.-Pero descuida Nadeshiko te has ganado mi admiración.
-¿Que?
-Si, no cualquiera tiene el valor de venir aquí... te trataremos muy bien, lo prometo.- Le sonrío.
Milluki chasqueó sus dedos y en un instante uno de los mayordomos clavó sus uñas en la ojiverde la cual quedó inconsciente tras brutal ataque.

********************************
Dia Cuatro

Tirada en el piso frío, atada con unas agujas que parecían grilletes, una tos fuerte, sangran sus fosas nasales y la herida que le fue causada en el estómago. 
... Frente a ella su víctima o más bien su verdugo. María lo miró atónita ¿Illumi estaba vivo? Lo escuchaba cantando en voz baja mientras parecía arreglar algunas cosas, estaba sin camisa lo cual la puso mas nerviosa al ver su torso desnudo; su piel blanquecina parecía brillar en contraste con la tenue luz de una lampara en la esquina de la habitación. Pero más importante ¿Dónde estaba ella? ¿Qué día era? ¿Por qué se sentía tan mal?
-Buenos días...-La voz de Illumi la distrajo, ella no respondío. -Nadeshiko ¿eh?
-¿C-como?
-Aww te ves terrible querida.-Él se acercó a ella- Mi veneno hizo un buen efecto.
-¿Estas...?
-Deberia usarlo mas seguido.-Continuó Zoldyck
-¿Vivo?-Susurró María.
-Y así es cómo el cazador se convierte en la presa.-Dijo el hombre de ojos negros.-Es divertido ¿No crees?
Caminó hacia ella.-¿No puedes hablar? Ja, ¿Qué no ibas a matarme?
-I-Illumi...
-¿Si querida?

-¿P-por qué... te tardas tanto?

-Porque me hiciste difícil un trabajo que era sencillo.-Musitó fastidiado, sus ojos negros parecian llamaradas de fuego desenfrenadas.
-Ahh yo...
-Me dejaste en rídiculo con mis clientes.- Se acercó a ella.- Y éso te lo haré pagar.
-¡Entonces Matame de UNA MALDITA VEZ ZOLDYCK!

-Pobrecita Awww Nadeshiko-Comenzó a modificar el tono de su voz.- Lo siento pero no será asi... tu te mereces una muerte suave y lenta. 
-No quiero tu compasión.- Le exigió ella.- ¡Matame y ya!
-Hace una semana te dejé viva por lástima.-Le acarició la cara.- Ahora hago lo mismo, te mato por pena y... Para demostrarte que eres especial te torturaré los 2 días que te quedan...-Le susurró.- suavemente... Nadeshiko, no María.
-Ahhh ¿Por qué tenias que estar tan loco?-Se quejó.
-...María, María...- Decía el pelinegro en un canto improvisado.-Ella me recuerda a una historia del viejo oeste...


El aura de Illumi comenzó a desbordarse, frente a ella aquel brillo púrpura iluminaba la habitación mientras reía como un demente y su pelo negro se elevaba por encima de sus hombros, aquella figura hacía que los ojos verdes de María Ángeles se dilataran, estaba asustada pero no lloraría más. Illumi tenía tiempo sin entretenerse y pues esa intento de "asesina" le habia dado el show perfecto. Ella sintió una aguja clavarse en la parte superior de su muslo. 

-Matame ya...-Murmuró ella.
Sabia que moriría, si Illumi sobrevivió a su ataque si fue él que manipuló a Kaigewaki todo este tiempo para venir aquí entonces TODO FUE UNA TRAMPA no tenia escapatoria iba a morir; más bien ya estaba muerta el dolor interno de cabeza era terrible y su corazón latía a mil ¿Sería porque lo esta viendo semi desnudo? Illumi tiene una belleza innegable de eso ella no tenia duda, tanto que deseaba abrazarlo una vez más ¡Un Momento! ¿Se volvió loca? Estaría delirando seguro. Illumi recubierto de su aura purpura comenzó a dispararle alfileres a la mujer, le dolían como si fuesen piedras pero estos desaparecían hundiéndose en su piel.

María no tuvo opción que lanzar un gemido de dolor; Illumi abrió aún más sus ojos negros inclino su cabeza a la izquierda haciendo que sus cabellos caigan de lado. 
-Me aburro ¿sabes?-Comenzó quejarse.- Debo admitir que me has sorprendido, eres estúpidamente valiente.
-L-lo sé...
-Eso es bueno.- Le sonrío, María perdió sus ojos verdes en esa blanca y perfecta sonrisa.
-¿Por?
-Porque me entretiene, otra persona hubiese huido muy lejos.-Illumi disminuyo su aura.- A disfrutar los últimos días que le quedan y tu en cambio viniste en mi busca.
-Tu me incitaste.
-Ajá y fue tan fácil engañarte.-Volvió a reír.-Pero ahora que sabes la verdad me he vuelto aburrir.
-¿Como es que no estas muerto?
-Me han entrenado para ser asesino, naturalmente cada parte de mi cuerpo esta preparado para cualquier ataque.
-Entiendo...
-Aunque tienes buena puntería.- Expreso él.- Te quedan dos días...
-Bueno, Dejame ir.
-¡No!
-¿Por que no Illumi? -María sentía sus extremidades alambradas sin dejar de ver los impávidos ojos negros.- Si moriré de todos modos.
-No se, no me da la gana de liberarte.
-¿Vas a enterrar mi cuerpo aquí?
-¿Tu cuerpo? Tu cuerpo pasara a ser papel, solo eso.
-Vaya... todo por tu culpa.
-Es tu culpa, si no me hubieses abrazado.
-Te confundí con un ser querido.-Abogó ella.- Eso es lo que hacemos los humanos normales le damos cariño a nuestros seres queridos.
-"Cariño" Ja, yo tambien doy cariño.
-¡No lo creo Zoldyck!- Rugió la mujer, eres sólo un estúpida máquina de matar.
-¿Eres siempre tan elocuente?-Illumi volvió acercarse a ella.-Será mejor que no uses ese tono conmigo.
-¿Auww se ofendió el nene de mamá?-Fue María quien comenzó a reír pero esas carcajadas le costaron algo de tos con sangre.
-No me ofende lo que una tonta como tu diria.-Se encogío de hombros. -Por cierto ¿Tienes sed?
-...Mmm...
-¿Te duele el pecho?
-¡Matame ya!
Illumi se alejó de ella caminando al otro extremo de la habitación, encendió una pequeña radio y subió el volumen un poco para que la canción con ritmo atrapante y rápido inundara la alcoba. Tomó unos pequeñas pistolas y se volvió a ella.
-María, María ... -Comenzó a cantar y se sintió un poco rara de que el asesino cantara una canción con su nombre.

{* Oh Maria Maria
She reminds me of a west side story. Growing up in Spanish Harlem. She's living the life just like a movie star*}

-¿Te gusta?-Le preguntó ella interrumpiendo su canto.
-¿Que cosa?
-Mi nombre...
-A decir verdad, si... Es un nombre icónico.
La mujer sintió un sobresalto en su pecho a él le gustaba su nombre, más cuando sus ojos negros se fijaban en ella. Un silencio se apoderó del momento mientras cruzaban miradas, la canción seguía aludiendo a una María e Illumi continuó cantando dándole la espalda.

{* Stop the looting, stop the shooting. Pick pocking on the corner. See as the rich is getting richer. The poorer is getting poorer*}

-¿Lo dices porque moriré? ¿Estas siendo amable?
-No, no es eso.- Illumi pareció despertar de un trance, estaba muy relajado.- Es que...
-¿Que?
-No se... 
-¿Sueles mostrar esta compasión con tus victimas?
-Solo unas pocas, cuando tome el examen de cazador había un tipo que deseaba morir en batalla y le di una oportunidad.
-¿Cómo?
-Deje que buscara otro contrincante.
-Pero murió ¿no?
-Por supuesto.-Illumi miró hacia la ventana de pronto.-Igual que tú lo harás.
-¿Vas a torturarme estos dos días?
-¿Estoy cansado de hacer eso!-Se quejó en un tono tan infantil que parecía tierno.

{*Maria you know you're my lover. When the wind blows. I can feel you through the weather And even when we're apart It feels like we're together, ¡Maria! She reminds me of a west side story.*}

-¡Oh rayos! ¿Te cansas de torturar? No me imagino a tus victimas-Dijo la mujer con sarcasmo.- Es curioso, la gente como tú me da asco solo piensan en sus propios intereses, no les importa el bienestar común.
-No me vengas a sermonear mujer.
-Es mi boca y digo lo que quiero.
-¿Te crees muy valiente?-Illumi se acercó a ella tomándola del mentón.- Puedo arrancarte la lengua para que te calles.
-¿Que esperas? -Alzó la voz.- Hazlo con los dientes si quieres.
Illumi soltó su agarre sintiéndose confundido, aunque su rostro estaba impávido su mente comenzó a dudar ¿Será que esta mujer no le tiene miedo? ¿Sera siempre así de valiente? El zoldyck mayor movió sus labios en una sonrisa ¿Que pasaría si la provoca?
-Si te arranco la lengua con mis dientes ... ¿Podré arrancarte otras partes de tu cuerpo con mi boca?
María fue la confundida esta vez ¿Eso fue una propuesta indecente? Suspiro hondo, metida en su confusión. ¡Que más da! Le pasó por la cabeza. Ya iba morir, revolcarse con este idiota era lo de  menos.
-Bueno...-Dijo ella.- Tu eres el verdugo no yo pero si quieres jugar podríamos intentar matarnos.
-Me gusta como piensas.-Illumi le sonrió.-Igual yo ganaré.


El pelinegro soltó los grilletes de Nen liberándola le dio una espada a la mujer, ella se puso de pie torpemente. 
Zoldyck se abalanzó para atacarla María también lo atacó y de una manera que Illumi jamas había esperado. La espada clavada justo en su pecho mientras la mujer lo besaba en los labios.

Notas finales:

APAGUEN LAS LUCES NIÑAS

GRACIAS LEER

SALUDOS <TRES

Usted debe login (registrarse) para comentar.