Fanfic Es
Fanfics en español

KILLING ME SOFTLY/ IllUMI ZOLDYCK por moonash_1807

[Comentarios - 0]   Tabla de Contenidos

- Tamaño del Texto +
Notas:

HOLAAA AQUI VA EL SEGUNDO CAP. HOY PUBLICARE TODOS LOS QUE PUEDA PORQUE EL FIC ESTA COMPLETO AL MENOS

Día Uno.

Asustada, confundida ¡No! Aterrada esas eran las palabras que podrian describir lo que sentía ¿Que habia pasado? ¿Quién era ese joven? ¿Por qué mató a su hermano? ¿Por qué la miró así? ¿Por qué no la mató tambien?

El amanecer vino tranquilo hasta que despertó con frío, su cabeza estaba casi dentro de la nevera y su cuello herido pero lo peor es haber visto los cuerpos de su hermano menor, su cuñada y sus pequeños sobrinos muertos atravesados por lo que parecían extraños alfileres.

No podía parar de llorar desde hacía unas horas y esa nota que él le dejo ¿120 horas? ¿Eso que significa? Que se morirá al final de la semana pero... ¿Cómo? ¿Por qué?


-¡María!! -El alguacil la llamó.-¿María? ¿Señorita Veniem Podrías venir?
Ella se puso de pie, caminó al final  del pasillo hasta llegar al interior de la oficina. El oficial la miró con el rostro más demacrado que pudo. 
-¡Lo lamento!-Susurró.
-Tambien yo...-Se secó las lágrimas.-¿Atraparan al culpable?
-Me temo que ese es el problema.
-¿Cual?
- No podemos, es un Zoldyck.-Dijo el hombre.
-¿Un qué?-Exclamó ella.
-Un asesino profesional.- Le extendió la nota.-¿Haz oido hablar de la familia Zoldyck?
-No.- Respondío fríamente.
-Son una famosa familia de asesinos que viven en una región del norte.
-¿Y?! Mi hermano Gabriel está muerto y su familia...
-Lo más que puedo hacer por ti es costear el entierro.
-¿No mandará a la carcel a ese loco?
-No puedo.
-¿Por qué?- Gritó indignada.-¿Qué clase de justicia es ésta?
-Solo queremos mantenernos al margen, lamento lo de Gakuto pero no podemos contra esa gente.
-¡Era solamente un chico delgado!-Volvió a gritar.- ¿Va a decirme que sus hombres no podrían con él?
-¿Acaso él no la golpeo?
-Si.
-¿Y no sintio su fuerza?
-Si, creo pero... ¡Tienen que apresarlo!
-Imposible, Illumi Zoldyck es un hombre peligroso.-Musitó asustado.-Si tocaramos un sólo pelo de su cabeza todo el clan Zoldyck masacraría esta vencindad.
María comenzó a llorar de impotencia no podía creer lo que escuchaba dejarian pasar así la muerte de 4 personas inocentes sólo porque un niñito de papi jugara al matón ¿Pero por qué a su familiar? 
-No me lo creo...-Susurró.
-Lo siento mucho Ángeles.-Le tocó el hombro levemente.- A propósito tú..
-¿Moriré?
-Mmmm...-El oficial chasqueo su lengua, incómodo.
-Es lo que dice su nota, según ese loco melenudo me quedan 5 días de vida.
-Bueno, n-no se...
-Eso es amenaza de muerte y tambien deberían ser considerado un crimen.
-No si es un Zoldyck, a éso se dedican.
-A matar gente inocente.
-Ellos matan a cualquiera mientras le paguen.


La mujer lanzó abajo la silla, su frustración no era para menos. El alguacil salío de la ofician con la intencíon de no hablarle mas del asunto, sus ojos verdes de cristalizaron una vez más. No podía dejar de pensar en aquel asesino, sus ojos oscuros llenos de tétrica fríaldad; su suave pelo lacio parecido al de su hermano,  su voz tan calmada y su cálidez.

Parecía en cierto modo "normal" pero era un loco asesino. La rabia que invadía su corazón era tal que  si la justicia no actuaba lo haria ella misma. Tomaría aquel andrógino chico del cabello y lo golpearía hasta morir. ¿120 horas de vida? No podría desperdiciarlas aunque no se sentía tan mal. ¿Envenenada ella?¿Será cierto?


-Psss Señorita...Psss- Escuchó una voz desde el otro lado de la oficina.- Nadeshiko.
-¿Quíen es?-Preguntó. 
-Hola, soy Wada Kaigewaki.- Un hombre de pelo castaño corto se acercó a ella. Por su uniforme era facil adivinar que tambien era un oficial. Él se puso frente a ella y le entregó unas hojas.
-Debes firmar aquí para poder darle entierro a tus familiares.
-Ahhh claro...-Desganada hizo lo que le pidieron.
-Lo siento mucho.-Continuo él-¿No sabes que pasó?
-Un loco llegó de madrugada a la vivienda y...
-Osea ¿Sabes exactamente porqué un Zoldyck mató a Gack? -Preguntó sentandose a su lado.
-No, ¿Tú si?
-Más o menos... Creo, dime ¿A qué viniste a la vecindad?
-A cuidar a mis sobrinos.-Murmuró ella.- Gabriel había mencionado que Hiyori tenia un nuevo empleo y los pequeños no podían quedarse solos...
-¿Sabías que a tu sobrina Nívea la habian operado?
-Sí, recientemente tenía problemas renales y hace poco pudo operarse.- Continuó la mujer.- Mi pobre hermano estaba angustiado por su pequeña porque...
-¿Sabes de dónde saco el dinero tu hermano?- La interrumpió.
-¡No..!
-Ahí radíca el problema.-Expresó él.- El donante del órgano y el costo de la operacíon fue por cuenta de los Zoldyck.
-Pero... ¿Cómo?- La mujer estaba cada vez más confundida ¿Qué tenia que ver su hermano con esa gente? Aunque viendo la angustia que el habia padecido hacía meses por salvar a su hija tenia algo de sentido.
-Los acreedores a quienes tu hermano recurrió tenian una deuda con los asesinos.
-Ajá ¿Y que pinta Gabriel ahí?
-Que uno de los lideres era el jefe de tu hermano, sintío compasión de él por su hija.- Siguío el oficial- Y en vez de pagarle el dinero que le debía a los Zoldyck se lo dió a tu hermano.
-¡¿Qué?!..
-Con eso pagó la operación de la pequeña y peor aún quien le consiguío el donante fue el mismo Milluki Zoldyck con sus contactos.
-¿Milluki?
-Hermano menor de Illumi.-Explicó.
-Entonces Gabriel pasó a deberles a ellos directamente.-Sopesó con tristeza, más lagrimas bajaron por sus mejillas.
-Así es; de esa forma su jefe estaba absuelto de la deuda mientras tu hermano pagaba el precio.
-¡¿Ese malnacido donde está?!
-¿Por qué? No hay nada que podamos hacer.
-Un momento... ¿Usted como sabia todo esto oficial Wada?
-Pues todo mundo conoce los Zoldyck.
-No todos...- Ella cruzó los brazos.
-Lo siento. - Suspiró.- Conozco del asunto porque Hiyori me habia contado y pidío que apresaran al jefe de Gabriel.
-¿Y porqué no lo hicieron?
-Es un hombre pudiente.- Negó con la cabeza.- No podríamos...
-Vale entiendo y que mueran mas inocentes.-Dijo con sarcasmo.
-María...
-¡Yo moriré dentro de unos días también!
-¿Cómo?- Preguntó el oficial sorprendido.- ¿Estás enferma?
-Si, enferma de rabia.-Continuó sarcástica.
-Realmente lo siento Señorita Veniem.
-¡Mentira!!-Le gritó poniéndose de pie.-No sea hipócrita.
-¡Cálmate por favor!
-No, pero está bien.- Suspiró ella-Si es cierto que moriré, me los llevaré conmigo.
-¡¿Qué?!
-Dame los nombres... 
-¿Qué nombres?
-El del jefe de Gabriel y la dirección de los Zoldyck.
-Esa te puede aparecer en internet y... ¿¡ESTAS LOCA?!- Gritó Wada al percatarse de la intención de la civil.


María le sonrío con desdén al oficial, él se retorció en su asiento y luego se puso de pie. La mujer asintió sabia y tenía permisos para usar armas. A penas dominaba la fuerza de una AK-45 pero lo intentaría, no perdía nada si realmente es que iba a morir debía al menos llevarse alguno con ella.

Le gustaría especialmente llevarse a Illumi Zoldyck pero aunque una parte de ella le decía que estaba totalmente fuera de su alcance lo iba intentar. En aquellos momentos ya la "importancia" de su vida que le pesaba la noche anterior era nula. Debía vengarse de esos malvados, no tenía fuerzas, no tenía un plan pero lo haría.

Total... Su vida, ya se "apagaba".

 

Notas finales:

GRACIAS POR LEER

SALUDOS 

Usted debe login (registrarse) para comentar.