Fanfic Es
Fanfics en español

El sabor de la victoria. por Gi Gon

[Comentarios - 35]   Tabla de Contenidos

- Tamaño del Texto +

Notas del fanfic:

Los personajes son del genio Masashi Kishimoto, los tome prestados para crear un fic que salio de mi cabeza.

Holaaa!!! Que creen este fic lo tenía pensado para después.,pero no daba más me decidí subirlo. Mi fuerte es la comedia así que este es un fic cómico, gracioso con sucesos divertidos.

Non esperen tanto romance al principio pero a medida que avanza los protagonistas no podrán evitarlo. En fin ya no les doy más lata y a Leer Ragazzi. :) 

Sakura Haruno, edad 16 años desde muy niña le llamo mucho la atención el voleibol. Asistía a una secundaria de solo para mujeres y por segundo año consecutivo su equipo quedaba en segundo lugar.

—¡Animo mis chicas! No es tan malo quedar en segundo lugar —La entrenadora Anko, una mujer muy estricta en todos los aspectos animaba a su equipo. —¡Lo hicieron muy bien mis niñas! Y saben lo que significa….

Todas las chicas un tanto desanimadas y tristes otra vez por perder respondieron a coro —¡PIZZA!

—¡Exacto mis amores! Como se terminó el campeonato, llevamos un muy buen segundo lugar en el intercolegial, ¡festejaremos con pizza!

 

—¡Disculpé! Entrenadora—llamo Sakura saliendo de las duchas— yo hice un mal movimiento y me voy a casa.

Ino su compañera y amiga desde la infancia le propino un codazo —¡qué te pasa Saku! Vamos a comer Pizza, es un milagro que nuestra entrenadora nos invite.

—¡Si vamos!, antes que mi hermano mayor venga a recogerme— decía Temari la mayor del grupo.

Sakura estaba triste, otra vez segundo lugar y anhelaba tanto tener en sus manos ese trofeo antes de que se acabe la secundaria, ya que entrar en un equipo universitario era muy difícil y solo las mejores eran fichadas, no tenía ganas de festejar un segundo lugar, para ella esa palabra segundo lugar era lo peor. Acostumbrada a sacar las mejores calificaciones, a ser buena en lo que le gustaba hacer, pero no en el voleibol su deporte que le fascinaba practicar.

—¡Lo siento, yo no voy! —se cambió tomo en sus manos su maletín con toda su indumentaria y salió triste y enojada con una lagrima traicionera que le resbalo por la mejilla.

Ino Yamanaka, su mejor amiga la conocía muy bien y pidió disculpas y se fue tras ella. —¡Vamos Sakura! Tenemos dos años más antes de graduarnos.

—¡NO! INO…el año escolar se acabó, en septiembre empieza el tercer año y con ello el nuevo campeonato. Teníamos al mejor equipo ¡mierda! Y ni así ganamos. — Mientras se dirigían al estacionamiento donde la madre de Sakura esperaba pateaba todo lo que se encontraba en su camino.

 

—Nos ganaron por una pequeña diferencia Saku, ¡vamos no es tan malo salir segundos!

Sakura se paró de golpe y encaro a la rubia —Escucha bien Ino, a ti te encantaba participar en mini concursos de belleza, dime ¿Cómo te sentirías quedando como segundo lugar?

Ino se quedó callada, ella una vez quedo como segundo lugar en un mini concurso de belleza y lloro como una semana cuando tenía 11 años —¡Se siente horrible!, pero después gane dos veces…

—¡Así me siento yo!, desde que me inscribí nunca gané un campeonato, nunca. El año pasado casi y estaba muy feliz, pero este año contábamos con la mejor jugadora juvenil y nada. De invictas justamente en la final perdimos…creo que estoy salada o maldecida.

—¡No digas eso Saku, veras al próximo año nos ira mejor vamos animo! ¡Animo!

Cuando se trataba de animar Ino era la mejor, alegre simpática muy bonita extrovertida, vanidosa y muy sociable con todo el mundo.

Al contrario, Sakura era tranquila, metida en sus cosas, sociable muy educada su punto débil era la inseguridad siempre dudaba, dueña de una larga cabellera siempre atada y de unos ojos verdes espectaculares que cualquiera que viera pensaría ver directamente a los ojos de un gato.

El sonido de un claxon, llamo su atención y ambas chicas se fueron corriendo hacia el auto de la madre de Sakura.

El estacionamiento estaba tan lleno que había otros automóviles esperando lugar y justamente un mercedes negro iba a tomar el lugar de la mamá de Sakura.

—¿Por qué hay tanta gente? —pregunto Sakura acomodándose el cinturón de seguridad.

—Se jugará la final de baloncesto (basketball), escuche mencionarlo a Temari su hermano jugará. Es la secundaria privada de Tokio contra los de la secundaria privada de Azabu.

—¡Que aburrido! Hijitos de papa versus hijitos de mami…prefiero ir a dormir—Sakura toda tranquila se colocó sus audífonos y disfruto de la música, mientras que Ino parloteaba con la señora Haruno hasta que ambas llegaron a sus respectivas casas.

—   O —

 

Mientras tanto en el vestidor de aquel famoso coliseo se escuchaban gritos y festejos.

—¿¡QUE SOMOS!? —grito y pregunto el entrenador Maito Gai a modo de burla.

Todos los muchachos respondieron a coro —¡BIACAMPEONES! ¡BICAMPEONES!

—¡NO LOS ESCUCHOOOO!

—¡BICAMPEONES! ¡BICAMPEONES! ¡BICAMPEONES!

—SIIIII! ¡Pero no se queden tranquilos hijos míos, se acabó el año, pero los espero en el campamento especial de entrenamiento, CHAITOO!

Con una voz bajita Naruto le hablo en el oído a Shikamaru —¡querrá decir campamento especial de tortura! ¡acaso no se cansa de torturarnos todo el año!

—¡Ni loco me inscribo en ese campamento!, me costó mucho invitar a salir a Temari, y este verano no lo desperdiciare.

Naruto grito —¡queee! La hermana de Kankuro te dijo sí.

Shikamaru le dio un golpe en la cabeza —¡shuuuuu! Que no te escuche Kankuro… recuerda este es su último año en el equipo y se despide como capitán.

El mencionado muy feliz invitaba a todos a su casa a festejar la victoria del campeonato —¡Amigos los invito a todos a mi casa! Pueden traer a quien sea.

—¡puedo llevar a mi perro! —grito Kiba mientras enroscaba su camiseta y le pegaba a Rock Lee y este se lo devolvía propinándole unas patadas.

—¡Si puedes Kiba!, si te da la gana también traes a tu hermana que está bien buena.

En respuesta Kiba le saco el dedo del medio —¡Vete a la mierda! Jajajaja.

Ante las bromas los muchachos todo el mundo reía, pero como siempre en cada equipo hay de todo.

Recién salido de las duchas Neji estaba listo para irse, vestía muy bien y era muy refinado siempre demostrando educación mezclado con aburrimiento.

—¡Uy! Ya salió el señorito Hyuga —Naruto que estaba en calzoncillos y sudado se apoyaba en el pelilargo —¡Vamos a casa de Kankuro!

—No sé, mañana llegan mis primas y pienso acompañar a mi tío para recogerlas en el aeropuerto.

Con lo escandaloso que es Naruto les paso el chisme a todos —¡ESCUCHARON! Neji tiene primas y llegan mañana.

—¡Con que primas he! —Dijo Kiba demostrando interés —Pase lo que pase nunca las presentes ni las traigas al entrenamiento, de lo contrario pasara como con mi hermana.

—!O con mi hermana! —aumento Kankuro.

—!O con mi prima! —finalizo Naruto.

Se escucho una risotada —¡jajajajajaja! Naruto tu prima esta jodidamente buena pero ya nos cansamos de verla todos los días.

—¡Ni lo menciones Suigetzu yo vivo con ella y es un dolor de cabeza! — Naruto inmediatamente se fue a apoyar en el más serio del equipo —Sasuke, ¿no te cansas de tener a tu exnovia en todas partes?

El mencionado respondió sin darle importancia alguna —Tu lo has dicho Nabruto, exnovia… y ya no estés molestando yo si voy a la fiesta de Kankuro.

—¡No me digas Nabruto!

—ok NABRUTO.

—¡Grrrr! ¡SASUKI!

—Hmp…NABRUTO

—¡SASUKI!

Kankuro se paró y hablo en voz alta —¡BIEN! partida de mocosos los espero en mi casa en dos horas y el ultimo que llegue es cola de perro.

Sai, otro integrante del equipo no se quedó callado y se lo conocía por no tener pelos en la lengua—¡hablo el mocoso mayor! Cumples 18 y ya te crees macho alfa pecho peludo, seguro sigues siendo casto.

Kankuro cumplía 18 dentro de dos semanas y además se graduaba y estaba fichado por el equipo de su nueva universidad —para tu información me cogí a media aula de mi grado y una que otra admiradora que Sasuke y Neji rechazaban, ¡Y todos ustedes son niños ratas! ¡pobre del que no venga no le daré queso!

Todos se reían incluido el serio Uchiha —jajajajajaja.

                                                         — O —

 

Eran las 8 de la noche Sakura estaba dormida, de tanto estrés por los entrenamientos y los exámenes finales la agotaron física y mentalmente, hasta que su celular la despertó.

De mala gana respondió —¿Qué pasa Ino? —seguido de un bostezo notorio.

—Dice Temari que en su casa hay fiesta, ¡estamos invitadas todas del equipo!

Sakura seguía muy cansada, sin ganas de nada —NO tengo ganas…me saludas a todas y…

—¡Sakura! Ya no hay escuela, no hay entrenamientos ven a divertirte.

—No, otro día Ino, Chao. — Colgó y después aventó su celular lo más lejos posible para dormir de nuevo.

 

En la casa de Ino se encontraba Tamaki una linda chica de cabellera larga castaño claro que amaba a los gatos más que a nada en el mundo —¿Que dijo Sakura?

—Se quedó dormida…pero no importa vamos nosotras.

Ambas chicas estaban listas y se fueron directo a la casa de Temari.

Ino tenía 16 años mientras que Tamaki contaba con 17 recién cumplidos —Vendré por ustedes a las 11 niñas.

—Gracias señor Yamanaka —se despidió Tamaki

—¡Chao papá!

Una vez en casa de Temari, las chicas que solo eran tres contando a la rubia dueña de casa se sorprendieron al notar lo vacío y la ausencia de las personas.

—¿Y las personas? —pregunto Ino.

—de seguro llegaran a las 9 más o menos, son los amigos de mi hermano, él me dijo que yo invitara a quienes quisiera… ¿y dónde están las demás chicas?

Ino se alzó de hombros —están desanimadas por el segundo lugar, y ni me preguntes por Sakura ella no saldrá de su casa hasta que de nuevo tengamos entrenamientos o empiece la escuela.

—¡que aburrida!... ni modo nosotras la pasaremos bien.

Las tres chicas se la pasaron hablando en la recamara de Temari, hasta que escucharon música a todo volumen, gritos y personas.

Abajo en la sala principal estaba lleno de chicos todos los integrantes del equipo de basquetball incluido Neji que milagrosamente Kiba lo fue a sacar junto con Naruto, también estaban el equipo de porristas y la capitana Uzumaki Karin y compañía.

Viendo desde el segundo piso Tamaki hablo para ella misma —¡Cielos! Tantas personas…— después vio a otro rincón a una parejita dándose besos —¡UH! Y parejas.

Temari ya estaba lista y salió —Los compañeros de mi hermano amigos de amigos, y el flamante equipo de porristas… lo que me imagine…

Detrás de ella estaba Ino —Creo que sobramos…

—¡Nada de eso amigas! Vamos a bailar… de paso les presento a alguien muy especial para mí.

Temari inmediatamente reconoció a esa persona especial y fue a presentar a sus amigas —¡Shikamaru! ¡Hola! —lo saludo muy animada, era su casi novio ambos se escribían mucho por Facebook y WhatsApp. — Te presento a dos de mis compañeras de mi equipo, Ino y Tamaki.

El chico de coletas saludo muy a gusto, y se puso cómodamente a conversar con el trio de chicas.

Kiba quedo enamorado a primera vista de la castaña de cabello suelto, no sabía cómo acercarse y fue disimuladamente a preguntar algo a Shikamaru, lo que sea con tal de conocer mejor a esa linda chica.

Fresco como una lechuga se acercó a su amigo —¡SHIKA! Te gané la apuesta, ves traje a Neji… me costó, pero lo conseguí.

—Eso quiere decir que te debo una hamburguesa con triple carne.

—¡yes! —Le contesto feliz.

Tamaki se quedó muy sorprendida al igual que sus amigas rubias —¡Que envidia, ustedes los hombres pueden comer sin engordar!

Kiba estaba feliz, dio en el blanco y llamo la atención de la linda chica —¡Hola! Soy Kiba, y ustedes son…

—¡Son mis amigas! —respondió Temari —Tamaki e Ino.

—¿A qué secundaria asisten?

Ino le respondió —A la preparatoria de señoritas Senju.

—Con razón no las he visto, es la primera vez que escucho ese nombre. —Ya muy cómodo, Kiba empezó a parlotear — Nosotros pertenecemos al equipo de baloncesto de la secundaria privada de Tokio, acabamos de ganar el intercolegial nacional y salimos bicampeones invictos.

Temari le dio un codazo a Shikamaru, era obvio unos festejaban que salieron campeones mientras que otros trataban de olvidar un año más de fracaso. Shikamaru disimuladamente le advirtió a Kiba para que se calle. —¡Shuuu!

Tamaki estaba fascinada —¡wow! Bicampeones del intercolegial nacional ¡Felicidades!

—¿¡Bailamos!?... Tamaki.

—Si claro. —recibiendo la aceptación ambos se fueron a bailar.

 

Sai los veía de lejos — De haber sabido que no vendrían más mujeres que no sean nuestras porristas o las de nuestra escuela, mejor me quedaba en mi casa pintando….

—pero hay otras chicas, porque no sacas a bailar a alguna —le dijo Neji que estaba sentado muy entretenido jugando Mobile leyends en su celular.

—no son mi tipo y para mí son feas… — le respondió el chico de piel pálida.

—Ninguna mujer es fea, solo que se comportan un poco vulgar y gritan mucho.

Sai lo vio de reojo —¿y tú?... por qué no aceptas cuando te invitan a bailar… vez allá Tsuki Kim está que te hace señales de todo tipo y tu nada.

—No me interesa. —le respondió secamente —yo solo vine por insistencia de Kiba y Naruto, todavía no encuentro a una chica que este a mi altura.

—¡Eres un arrogante de mierda! —Sai se lo dijo como si nada y Neji no se enojaba, le gustaba la sinceridad de su amigo —Ya te veré rogándole a una chica y esa «chica»—realizo las comillas con sus manos — será todo lo contrario de ti.

Neji sonrió de lado —Lo dudo… yo rogándole a una mujer JA-JA-JA— Finalizo con una risa irónicamente.

En ese instante Ino pasaba justo en frente de ambos y logro llamar la atención de ambos muchachos.

Sai la noto primero —Ella es preciosa...

—Lástima que es rubia —menciono Neji —Bonita, pero prefiero a las chicas de cabellera oscura.

Sin hacer caso del parco Hyuga, Sai se fue directamente hacia donde estaba Ino y la invito a bailar.

 

En el jardín de aquella casa, Sasuke trataba de entrar esquivando a todo el grupo de porristas que estaban loquitas por él.

—¡Uchiha! ¡haaaa! ¡Jugaste muy bien! ¡eres el mejor! —grito una joven que formaba parte del grupo de las porristas.

Sin escuchar ni una sola palabra del montón de halagos, el joven se adentró en la casa y busco a sus amigos. Al primero que encontró solo y muy entretenido con su celular fue a Neji.

—Dijiste que no vendrías… —el pelilargo lo ignoro olímpicamente —¡Neji! te estoy hablando

—Vine porque Kiba y Naruto fueron a mi casa y me suplicaron que venga, para que ganen su apuesta que hicieron con Nara —y seguía jugando.

—Puedes dejar ese maldito celular…ya eres leyenda ¿Por qué sigues jugando?

Neji lo vio directamente a la cara —No estoy jugando, estoy en el chat y escribo con una mocosa que me hace reír mucho con cada comentario que realiza.

—¿Mocosa?

—Por la manera en que escribe debe tener 13 o14 años, y tiene muchas faltas ortográficas y cuando la corrijo me llena de insultos —Cuando termino de hablar, Neji noto que una pelirroja se acercaba —¡uh! Sasuke será mejor que te escondas, hay viene tu ex…

Enseguida Sasuke se levantó lo más rápido posible y subió al segundo piso para evitar a Karin Uzumaki.

Era una fiesta de celebración por el bicampeonato. El dueño de casa Kankuro hablo muy fuerte para todos —¡ESPERO QUE TODOS SE ESTEN DIVIRTIENDO! GRACIAS POR VENIR.

—¡Cállate y pon la música! —Kiba le lanzo un vaso de plástico causando la risa de todos, eran amigos y todos bromeaban.

Cuando Sasuke subió hacia el balcón del segundo piso sorprendió a su mejor amigo que se declaraba a una de las porristas, siendo este rechazado.

—¡Hey! No te cansas de rogarle a Shion.

Por segunda ocasión Naruto le pidió ser novios y por segunda vez la rubia se dio el lujo de rechazarlo —¡No la entiendo! Me besa, me abraza, pero no acepta ser mi novia, ¿que tendrá en su hermosa cabecita?…

—NADA… deja de rogarle —propinándole una pequeña palmada ambos conversaban de lo que más les gustaba hacer, jugar baloncesto.

 

Por otro lado, estaba una rubia muy bonita con el pelo lacio suelto y la piel muy fina comentando lo sucedido con sus amigas —¡Me lo pidió otra vez!... yo quiero decirle que sí, pero tengo que hacerlo sufrir un poco antes de ser novios.

—¡Shion!, no juegues con Naruto, no eres la única chica que está interesada en él ¡cuidado amiga! — advirtió una de sus mejores amigas, Tayuyá.

La rubia rodo los ojos y demostró arrogancia —¡pero soy la única a quien él quiere! Las otras del colegio son horribles, no tienen mi porte y elegancia.

*No sé quién es más presumida, Karin o Shion* pensó la pelirroja — Si tú lo dices… ¿y donde se fue Karin?

—Dijo que regresaría con Uchiha a como dé lugar, según yo— se apuntó a ella misma con su mano mientras arreglaba su hermosa cabellera — pierde su tiempo, Uchiha ya se olvidó de ella, dicen chismes que está saliendo con otra chica.

Cuando por el pasillo de la preparatoria privada de Tokio se escuchó el rumor de que Sasuke y Karin rompieron, inmediatamente surgió la chica X que se interpuso entre ambos. Obviamente era mentira, Sasuke la dejo porque Karin simplemente era insoportable.

Alrededor de las 11 de la noche el celular de Ino se escuchó —¡Es mi papá me tengo que ir! — se alejó de su amigo Sai y fue en busca de su amiga Tamaki que se estaba divirtiendo mucho con todas las tonterías que salía de la boca del castaño amante de los perros. —¡Es hora Tamaki!

—¡fue un gusto conocerte Kiba! —le dio un beso en su mejilla que lo dejo atontado —¡Chaoo!

—¡No me lavare el rostro en toda mi vida! —murmuro Kiba para el solo mientras veía como se alejaba la chica de sus sueños según él.

Ambas chicas se despidieron de Temari y salieron rumbo a sus casas.

 Era una fiesta sana, como casi todos eran deportistas la mayoría no bebía, solamente los más osados se animaban a degustar un poco del Vodka que se encontraba girando.

Para Sasuke era una reunión de amigos, antes de irse de vacaciones con su madre y su hermano, ya termino el penúltimo año de preparatoria y la próxima temporada su objetivo era salir campeones otra vez, no quería saber nada de noviazgos, se dedicaría a estudiar y practicar ese deporte que lo apasionaba.

                                              —O—O—O—

Meses después…

—¡Me preocupas hija! — Eran las palabras de la madre de Sakura, la señora Mebuki Haruno —Toda la vacación te la pasaste encerrada ¿Qué te pasa?

—Nada…—respondió la chica que estaba acostada en su cama —No pasa nada, más bien estoy feliz, mañana empieza otro año escolar y otra temporada del campeonato.

Sakura iniciaría su penúltimo año escolar, mientras que para Temari y Tamaki iniciaba el último año de preparatoria. Como en el antiguo equipo jugaban chicas del último año que ya se graduaron, el equipo oficial buscaría nuevas integrantes.

—Estoy segura de que en esta temporada tendrás ese trofeo Hija.

Sakura levanto ambas manos hacia arriba —¡OH! Señor escucha a mi madre.

 

 

En la zona más prestigiosa de Tokio, en la residencia Hyuga una chica preparaba su nuevo uniforme, recién llegada de Francia se miraba al espejo —¡oh! Me queda bien, espero hacer muchas amigas.

—Seguro lo harás Prima, después de todo asistirás a un colegio de puras mujeres, ¿Por qué no te inscribiste a la Privada de Tokio?

Hinata Hyuga una chica de 16 años muy sencilla y sumamente gentil, dueña de una hermosa cabellera oscura y de unos atributos bien femeninos, conversaba con su primo —¡Fue decisión de mi papá!, créeme Neji, me hubiera encantado ir a la misma preparatoria al que asistes, aunque sea por un año.

Neji contaba con 17 años, le tocaba el último año de preparatoria junto a Sasuke, Naruto, Kiba y Shikamaru, jugaba por diversión su meta principal era irse a Estados Unidos para ingresar a una prestigiosa universidad, y así continuar con los negocios del cual la Familia Hyuga era dueña.

La mayoría de los jóvenes odiaban el inicio de clases, eso traía consigo exámenes, levantarse temprano, hacer tareas, estudiar, estudiar y estudiar para complacer a sus padres.

Al día siguiente….

Preparatoria de señoritas Senju una institución que brindaba todo tipo de clases, etiqueta, protocolo, clases de danza clásica, arte, diseño, música y canto etc. Todo lo que una dama de la sociedad requería, no era privada, pero se pagaba un monto considerable apto para todo tipo de familias.

En algunas ocasiones la directora ofrecía becas completas a algunas alumnas que realizaban un examen para entrar.

Las maestras eran sumamente estrictas y muy exigentes con la manera de vestir, es por esta razón que, ante los ojos de otras estudiantes pertenecientes a otras escuelas, notaban el uniforme bastante ridículo y se burlaban de dicha institución.

El uniforme no era ridículo, en si constaba de una falda a cuadros de color rojo vino que llegaba hasta abajo de las rodillas, la camisa blanca, el listón rojo que adornaba el cuello y la chaqueta del mismo color, pero no llevaba cuadros. Era un uniforme muy conservador al estilo antiguo.

Todas tenían el mismo modelo de zapatos negros y las medias blancas hasta las rodillas, lo que por consecuencia no dejaba ver nada de piel.

—¡Señoritas! Tengo el placer de presentarles a dos nuevas estudiantes —la maestra de Psicología Kurenai hablaba ante sus alumnas del tercer año de preparatoria.

—Yo solo veo una — Dijo Ino en voz bajita solo para Sakura que se sentaba al lado de ella.

Ante la clase se presentaba Hinata —Soy Hyuga Hinata tengo 16 años —hablaba con mucha educación y el tono de su voz demostraba que era muy refinada, digna de una familia de la alta clase —vivía con mi madre en Francia, pero ella Falleció y es por esta razón que mi padre me trajo a vivir con él a Japón. Me encanta jugar Voleibol y también practico danza clásica es un placer conocerlas a todas — Seguido de una reverencia al estilo japonés.

—¡BIENVENIDA HYUGA! —respondieron todas a coro. Mientras que la nueva se sentaba atrás de Ino, uno de los lugares libres.

—¿Qué habrá pasado?, la directora me informo que llegarían dos alumnas nuevas —menciono la maestra llevándose una mano al mentón. Como habían pasado 2 minutos y todavía no llegaba la otra alumna se dispuso a pasar lista.

Mientras la maestra pasaba lista…

7 minutos después la puerta se abrió con fuerza —¡uhff! ¡por fin!

—¡señorita llega tarde!

La recién llegada respiraba agitadamente de tanto correr —¡Profe! ¿acaso no escucho el refrán? ¡Mas vale tarde que nunca!

La profesora Kurenai es una mujer tranquila y era la menos estricta de todas las maestras y le permitió entrar a la recién llegada —¡Muy bien preséntate!

—¡Soy Ling Tenten!, por desgracia apenas tengo 16 y estoy aquí por obligación, lo demás no les importa. —Se presento una chica alta, de hermosos ojos castaños al igual que su cabellera que estaba sujetada en dos moñitos muy tiernos atravesados en cada uno por dos palillos en forma de X, pero ella hacía notar una personalidad bastante ruda y cualquiera que la notara pensaría que pertenecía a una pandilla juvenil de maleantes, por su manera de hablar y expresarse. —¿Dónde puedo seguir durmiendo?

—¡Señorita Ling!... usted y yo tendremos una charla a la hora del recreo.

Tenten respondió en su defensa —¡Es ilegal cortar el recreo a los estudiantes Profe!

—Y también está prohibido llegar tarde sin alguna justificación, siéntate atrás de Haruno.

Tenten realizaba un globo con el chicle que masticaba —¡y como demonios se quién es Haruno! — ese comentario hizo reír a todas las chicas, incluida Sakura.

—¡Fácil señorita es el único asiento libre de la segunda fila!, originalmente tu puesto era más atrás, pero como confesaste que te encanta dormir en clase, desde aquí te vigilare muy bien. —La castaña de mala gana se sentó bruscamente y observo con cuidado a todas sus compañeras —¡Y también está prohibido masticar chicle!

En si la clase de Psicología era aburrida, miss Kurenai se la pasaba hablando de filósofos y libros.

*¡Que mierda primer día y estoy que me muero del aburrimiento! * pensó Tenten mientras ojeaba su libro de mala gana.

Muy disimuladamente Sakura le escribió una nota a su mejor amiga, ya que los celulares estaban prohibidos en clase —«Tenemos a una princesita y una rebelde, qué opinas»

Ino le respondió con una velocidad increíble — «La princesita sabe jugar voleibol, en cuanto a la rebelde no dijo nada, me agrada su actitud…»

—«Espero que Hyuga se inscriba para el equipo, ya que la próxima semana inician los entrenamientos»

—«De eso me encargo yo, Saku en el recreo la convenceremos» —ambas amigas dejaron de pasarse notas ya que Miss Kurenai empezó a pasearse por el salón mientras daba las clases.

 

Llego la hora del recreo —Señoritas no se olviden de sus informes y las veo la próxima semana— Todas las chicas salían en orden —¡Ling usted se queda!

Tenten se quedó y la profesora le dio el sermón del siglo por su actitud a la hora de presentarse.

Las chicas ignoraban a Hinata, pensando en que era una presumida con aires de grandeza, pero estaban muy equivocadas la tímida Hyuga se acercaba a saludarlas y entablar cualquier tipo de amistad, pero en el primer día ya se había ganado enemigas.

—Es una escuela de solo para señoritas, pero créeme las mujeres son peor que los hombres cuando de molestar se trata, acompáñame Hinata —Dijo Ino invitándola a sentarse en el jardín, en el cual Sakura estaba sentada con una libreta.

—¡Hola Hinata, soy Sakura!

La Hyuga la saludo con educación —¡Qué bonito nombre! Hola —Sakura sonrió —¿No soy un estorbo para ustedes verdad?

—¡Noo! —exclamo Ino —Se nota que eres una persona agradable, dime te ¿gustaría formar parte de nuestro grupo?

—¿Grupo?

Ante la llegada de dos chicas de un grado superior Sakura le explico — Somos parte del equipo de Voleibol, ellas son Tamaki y Temari de cuarto año, y hay otras más, pero solo vienen al entrenamiento porque son suplentes en si las titulares somos nosotras, pero nos faltan integrantes.

Las mencionadas saludaron y empezaron a parlotear de cualquier cosa, Hinata se sentía muy bien, gracias a Ino que la invito al grupo decidió formar parte del equipo —¡Genial! Puedes escribir mi nombre, espero que la entrenadora me acepte.

—Lo hará, Hinata no te preocupes.

Ese grupo de chicas eran amigas, estaban en diferentes grados, pero se llevaban muy bien.

Ante el grupo se presentó una alumna más joven, un poco tímida se acercó —¡Hola! ... ¡ehh! este… quien de ustedes es Temari Sabaku.

—Yo, ¿en qué te puedo ayudar?

La timidez se le esfumo a la jovencita, y se sentó de un brinco al lado de la rubia — ¡Soy Matsuri! De segundo año, acéptame en el equipo ¡por favor! ¡por favor! — la zarandeaba de un lado a otro.

Temari era la capitana del equipo por ser la más antigua y por tener mando de voz ante sus compañeras, pero la que mejor jugaba era Sakura —¿Sabes jugar Voleibol?

—¡Si! —afirmo con entusiasmo— de hecho, me iba a inscribir el año pasado pero unas chicas me comentaron que ustedes no aceptan a las de primer año.

Sakura frunció el ceño —¿Quién te dijo eso?

—Las otras chicas del equipo, creo que eran de ultimo año no me acuerdo su nombre, pero cuando me iba a inscribir me negaron la entrada.

Sakura se enojó, ella no sabía nada de la actitud de las otras, más bien ya se habían graduado y simplemente dejo escapar un largo suspiro —¡Bienvenida Matsuri! Para la próxima cualquier cosa respecto al equipo habla directamente con la entrenadora Anko o con Temari.

—¡Gracias! Ya verán que no se arrepentirán, me esforzaré mucho ¡daré todo de mí! —de otro brinco se levantó y se retiró hacia su clase de natación.

—¡Genial será una buena temporada, chicas esta vez levantaremos esa copa! — hablo Tamaki muy animada — de pronto se escuchó el pitido de su celular, y al contestar se le notaron las mejillas un poco coloradas.

—¿Quién era? ¡he! ¡Picarona! — la molesto Ino.

Tamaki apretó su celular y suspiro —¡Era Kiba! Me pregunto cómo me fue en mi primer día.

—¿Quién es Kiba? —pregunto Sakura con curiosidad.

—Es un chico que conocí en la fiesta, al cual faltaste— y lanzo otro suspiro —¡ahh! somos la pareja ideal, pero el muy bruto no se anima a dar el siguiente paso.

Ese comentario hizo estallar en risas a Temari —¡WAJAJAJAJAJA! La pareja ideal, ¡hey a ti te gustan los gatos y a él lo perros como pueden llevarse tan bien!

—Disculpen que me meta —dijo Hinata —pero polos opuestos se atraen.

—Hyuga tiene razón —apoyo Ino —Yo también esa noche conocí a un chico del cual no se ni su nombre y cuando estábamos a punto de intercambiar números mi papá llego.

—¿Te gusta? — pregunto Temari — Si quieres te lo presento, para mi gusto es un poco afeminado, pero bueno…

Lo dicho por Temari hizo reír a todas —¡por lo menos no tiene peinado de piña! — Ino indirectamente defendía a Sai.

—¡Jajajajajaja! —Temari dejaba escapar otra carcajada —¡Mejor vamos a clase en dos minutos termina el recreo!

—¡Nos toca con Miss Mei que brutalidad bailar de puntillas! —Sakura preferiría mil veces pegarle a una pelota que bailar.

—Nosotras tenemos Biología con Miss Shizume ¡Bye! nos vemos a la salida o mañana.

Tamaki y Temari se retiraron juntas, mientras que el trio de chicas restante se dirigirán a los vestidores para después ir al salón de danza.

En los vestidores se encontraba Tenten gritando para ella sola —¡Maldita escuela! ¿Acaso uno no puede elegir las clases por si misma? ¡yo con falda y bodi what the fuck! ¡PUDRANSE TODOS!

Sakura le hablo —¡Bailar es horrible, pero sirve para relajarte!

—¡Si algún día pido tu opinión te lo preguntare cerecita! —cerro con mucha fuerza el casillero y salió esquivando a todas.

—¡Que carácter tan feo! — menciono Ino mientras se cambiaba —pensé que solo lo aparentaba con Miss Kurenai, pero veo que es ruda y grosera.

—Tal vez esta con su periodo —dijo Sakura, causando pequeñas risillas entre sus dos amigas.

En el enorme salón con espejos Miss Mei daba las clases de danza clásica —1, 2, 3 pierna derecha arriba, brazo estirado giro, y uno dos tres lo mismo.

Las jóvenes realizaban piruetas, giros brincos elegantemente. Tenten de mala gana lo hacía, pero en su mente *mierda me estoy mareando, no veo la hora de salir*.

Cuando termino la clase se presento la entrenadora Anko —¡Haruno! —llamo con una voz fuerte —Sabaku menciono que hay nuevas aspirantes al equipo, que vengan el miércoles misma hora mismo lugar.

—¡OK! Entrenadora.

*Entrenadora* pensó Tenten y muy bajito murmuro para ella sola — De seguro agitan pompones… ¡uff! Que porquería —y se fue a los vestidores.

 

Llego la hora de salida, a Hinata le esperaba un auto lujoso en la puerta de la escuela y después el chofer pasaría por Neji ya que este salía media hora mas tarde —¡Me iré con mis amigas por un helado!, ve a recoger a mi hermanita y después pasas por Neji.

De la ventanilla de atrás salió una cabecita —¡Aquí estoy Hina! ¿puedo ir contigo y tus amigas?

—No, Hanabi mejor sigue a Neji.

—¡Buena idea! hare que todos sus amigos me compren helado —le respondió con una voz tierna y le saco la lengua cuando le auto se movía —¡Chao gorda!

—¡Bye Enana! —Hinata agito su mano en señal de despedida y se fue caminando con Sakura e Ino.

                                                   —O—O—O—

Secundaria privada de Tokio.

Una preparatoria mixta al cual asistían jóvenes donde sus familias gozaban de un buen apellido y una buena posición económica.

Era la hora de salida y diferentes automóviles uno mas elegante que otro desfilaban para recoger a los hijos de sus patrones.

Pero al grupo de amigos les encantaba irse caminando, excepto cuando llovía.

Cuando Hanabi logro ver a su primo, grito sacando su cabeza por la ventanilla —¡NEEEJIIII! —tras escuchar el gritillo todos sus amigos se dieron vuelta —¡Puedo ir contigooooo!

—Ir … ¿A dónde? Yo me voy a casa.

Al escucharlo la niña realizo un puchero con sus adorables mejillas —Es que Hinata se fue con sus amigas y no quiso llevarme con ella —se bajo del lujoso auto y se puso entre medio de todos los amigos de su primo —¡Hola a todos soy Hanabi Hyuga…WOOO! Ustedes son muy altos o yo soy muy pequeña… ¿¡me invitan un helado!?

Naruto se inclino hacia la adorable niña —Me da gusto conocerte Hanabi, ¿de qué sabor quieres tu helado?

—¡wiiii!, lo quiero de ¡Limón! —le respondió dando un pequeño brinco.

Cuando llego el auto de Kiba, el chofer abrió la puerta y de él salió un perro bastante grande —¡AKAMARU! —el animal salto hacia su dueño meneando la cola — Vamos a la heladería de la esquina cerca del parque y aprovecho para hacer correr un poco a mi perro.

—Lo siento yo no puedo — dijo Shikamaru bostezando — tengo sueño no termine de dormir mis 14 horas — y se fue caminando despidiéndose de sus amigos.

 —¡Voy contigo! — Sai lo siguió.

—¿y tú? — Naruto le propino un codazo a su mejor amigo —¡Sasuke! ¿vendrás o no?

Sasuke como siempre le devolvía el golpe y mas fuerte — Vamos, en mi casa me aburro.

Neji dio la orden al chofer para que regrese solo, ya que él mismo llevaría a su pequeña prima.

Todos se fueron caminando, la mas animada era Hanabi que jugueteaba con el perro y cuando llegaron se comió tres helados cada uno ofrecido por los amigos de su primo.

Mientras la niña degustaba de su helado, otras estudiantes coqueteaban a los cuatro muchachos lanzándoles miradas y besos, el acto provocaba risas a Hanabi que les sacaba la lengua haciendo caras graciosas.

Los cuatro jóvenes conversaban de todo un poco y no prestaban atención a su alrededor.

 

De ida a otra heladería Hinata caminaba conversando con sus nuevas amigas, preguntaba de todo, las chicas estaban tan entretenidas conversando que no se percataron que en una esquina en la entrada de un callejón vacío estaban parados cuatro muchachos tres de 18 y uno de 19 años más o menos, al parecer eran maleantes.

Uno de los hombres jalo a Ino del brazo provocando el susto entre sus amigas —¡oh! Que tenemos aquí… tres niñas.

—¡Suéltame! ¡AUXILIOOO! —Grito Ino muy asustada y al mismo tiempo trataba de deshacerse del agarre — ¡AUXILIOOO!

—¡será mejor que cierres tu linda boquita! De lo contrario tus amigas la pasaran muy mal — Ante la amenaza del hombre, Ino se calló.

Hinata estaba muy asustada, pero se animó a hablar —¡señor p-por favor! Si quiere llévese nuestros celulares y le podemos dar todo el dinero que traemos p-pero no nos haga nada…por favor— el delincuente que parecía ser el mas mayor de un jalón le arrebato la fina mochila que Hinata cargaba y empezó a buscar cosas de valor, mientras que con una mano apuntaba con una navaja.

—¡Eres muy hermosa, como te llamas linda! — uno de los hombres acorralaba a Sakura mientras se acercaba poco a poco —¿Por qué tan calladita muñequita?

La peli rosa fruncía el ceño, estaba muy asustada al igual que sus amigas, pero no quería demostrar debilidad ante esos hombres —¡No te atrevas a tocarme! De lo contrario…

—¡que! gritaras como tu amiguita, ¡he preciosa! —el tipo tomo entre sus manos un mechón de su cabello y lo olio — ¡delicioso!

El olor del cigarrillo y alcohol que ese tipo emanaba era tan disgustoso que a Sakura le provoco nauseas y sin pensarlo le dio una patada en la entrepierna — ¡NO ME TOQUES! — y salió corriendo, pero el cuarto hombre la freno parándose frente a ella.

A Ino le tapaban la boca para que deje de gritar, Hinata estaba siendo amenazada con una navaja y Sakura era asechada por dos hombres.

Notas finales:

Todos los domingos subire un capitulo, y respecto al otro fic  My Love for you tambien lo estoy actualizando, pero cada dos semanas. Gracias por leer! :)

Usted debe login (registrarse) para comentar.