Fanfic Es
Fanfics en español

encierro por marianella172000

[Comentarios - 21]   Tabla de Contenidos

- Tamaño del Texto +

Notas del fanfic:

a ver parces >:v como khe me denunciaron linces >:`v

eso n c hace chaval ;-;

avisen x lo - guey :v

Notas:

a ver cuando subo esto a wattpad

-son 25 dólares señor- dije, dándole la bolsa de cervezas que iba a llevar el cliente.

-tenga señorita- y sin más, se marchó.

Conté el dinero, maldito viejo, me dio solo 20.

-viejo hijo de puta…- dije, suspire y guarde el dinero en la caja registradora.

-sucedió algo?- me pregunto Ayame, la chica que atendía la otra caja.

-el viejo me robo- me senté bruscamente en la silla giratoria y suspire.

Mi vida se volvió una soberana mierda luego de que mi madre se fijara en el delincuente que tiene como marido.

Aunque bueno, mi padre tampoco fue precisamente un ángel, él era un brusco, golpeaba a mi madre porque si, a mí porque si, y a mi hermanito porque si, por su lindo carácter lo mataron en una pelea, pensé que eso fue una desgracia, pero me equivoque, la peor desgracia apareció unos meses después, llamado Onigumo, el marido de mi madre, cuando eso tenía 14 e iba a la preparatoria shikon.

El maldito se drogaba, y era un ladrón, pero mi madre lo amaba perdidamente, tanto, que una de estas cuando la policía fue a la casa ella dijo que las drogas eran mías, que perra mi madre verdad?.

-Rin, el viernes en la noche quieres salir?- pregunto Sango, ella era mi amiga desde la preparatoria, y sabía muy bien mi historia.

-está bien, los viernes por la noche son los días de locura de Onigumo, me llevare a Shippo conmigo está bien?- Shippo era mi hermano menor.

-claro…no iremos a beber a un bar, solo a quedarnos a dormir en la playa con una par de cervezas-

-suena perfecto, quienes van?- pregunte, mientras me acomodaba para atender al otro cliente.

-creo que Miroku y koga-

-bien, esos son mis chicos favoritos, jaja- cuando el cliente se puso frente a mí, me asusto un poco, tenía lentes oscuros y un chaleco negro, y un sombrero que cubría su pelo- son 45 dólares, quiere una bolsa?- el hombre llevaba un par de sopas instantáneas y soda.

-por favor-

 

Guarde sus compras en una bolsa y el cliente si me pago completo, al fin!, alguien honrado!.

-HARA!!!- se escuchó un grito de lejos.

-joder! Tan temprano me da pelea- era el gerente, no me dejo ni terminar de embolsar lo del cliente cuando se puso justo al lado de este golpeando la caja registradora.

-se puede saber por qué las cuentas de ayer de TU caja están incompletas?!- exigió saber, yo rodé mis ojos y suspire.

-pregunta por qué?, será porque me dejo a cargo ayer de la caja registradora de mayores de edad y los viejos que tengo que atender no ven lo que me dan!- respondí, si quería pelea, pelea tendrá.

-tsk!, te vigilo Hara…te vigilo- y sin más, el gerente se marchó.

-deberia de vigilar a su esposa que le pone los cuernos! No a mí! Maldito loco- termine de embolsar el pedido del cliente y este se marchó.

-joder Rin, el gerente está loco por ti- dijo Ayame.

-muy graciosa, mi meta es conseguirme un viejo con mucho dinero que me mantenga- dije burlona, causando la risa de muchos de mis compañeros.

-claro, tu siempre te vas por lo fácil- dijo Sango riendo.

 

Era verdad, en secundaria siempre me fui por lo fácil, esconder las respuestas de los exámenes bajo mis faldas o medias, incluso en mi sujetador, también trataba a los maestros hombres como unos amigos más, eso hacía que me pusieran más puntos, me ponía con los cerebritos del salón para pasar una materia perdida, en fin, siempre fui de las que quería todo en bandeja de oro.

En ese tiempo tuve tantos novios, a muchos les saque dinero, a otro solo comida, transporte y hasta vivienda, los tarados se hacían miles de futuros conmigo, puros estúpidos.

 

Me estire hasta que mi cuerpo dijo suficiente, me dolían los brazos a montones, Salí del mini-maker a las 3 de la tarde, y me dirigí en autobús a mi otro trabajo, un bar, trabajaba sirviendo bebidas.

-buena tarde Rin!- me saludo la dueña del bar, kaede.

-buena tarde señora kaede- ayude a la anciana a acomodar las sillas, barrer, trapear, etc, para cuando terminamos ya eran las 7 de la noche, hora de abrir el bar.

Serví bebidas y comidas a los clientes hasta que las piernas me temblaron, al igual que las mejillas, en esos trabajos tienes que sonreír como estúpida.

-bien, creo que podríamos decir que fue una buena noche- dijo kaede.

Ya eran las 3 de la madrugada, y ella venía con una caja donde estaba el efectivo, conto y nos pagó a todos sus empleados lo justo.

-cuidado al volver chicos, Rin, cierra el negocio- me encargo la anciana.

-si señora- dije, un dinero extra no vendría mal.

Cuando todos se marcharon amarre mi pelo con una liga, no lo tenía largo, lo tenía un poco más arriba de los hombros, y comencé a trapear el suelo otra vez, cuando estaba quitando una mancha pegada en la pista de baile con una espátula escuche que alguien entraba, por la puerta de empleados?.

-es usted señora kaede?- pregunte, dejando la espátula de lado y tratando de escuchar, nada…

Esto no pintaba nada bien…

Tome una botella vacía dispuesta a reventársela al intruso, me dirigí a la sala de empleados lentamente, al abrir la puerta, no había nadie.

-joder…si me hace falta iglesia, muchas historias paranormales me hacen pasar estos sustos…-

Volví a la pista de baile para limpiarla nuevamente, cuando escuche a alguien correr justo detrás de mí.

-que mierda?...- nada…no veía nada, todo se tornó negro apenas gire y sentí un fuerte golpe en mi nuca…

 

Encierro…

Notas finales:

:v

Usted debe login (registrarse) para comentar.