Fanfic Es
Fanfics en español

Una nueva vida por Laguna Plateada

[Comentarios - 12]   Tabla de Contenidos

- Tamaño del Texto +
Notas:

Pues es mi primer fanfic en est página, espero les guste :)

- Madre superiora, hemos encontrado a una niña en la puerta sur del convento, ¿qué hacemos?- pregunta Midoriko-

- ¿Una niña?- sorprendida- ¿de cuantos años?

- No llega ni al mes.- dice en un tono triste.

-Por ahora esperaremos que su madre recapacite y la venga a buscar al convento.- 

/Ya han pasado 16 años desde que mi madre me dejó aquí creo que está demás decir que ella nunca se apareció, pero bueno la Madre superiora Kaede me ha ayudado mucho y aprendí a personar a mis padres, ahora mismo estoy esperando a que inicie la ceremonia para convertirme en una hermana más de este convento/-

- Rin, ¿qué haces allí?, debes irte a cambiar, para la ceremonia, además hoy es la primera visita oficial del príncipe a nuestro convento.- dice la hermana Midoriko-

- ¿Príncipe?, pero este convento no es de ¿clausura?- la miro confundida—

- Sí, pero cada año viene el rey a ver si tenemos lo necesario para cumplir con nuestra misión, este año el rey ha enfermado y no puede venir a ver la ceremonia por eso su hijo, el príncipe está aquí.

- ¿El rey venia todos los años?- sorprendida- Nunca lo he visto.

- Sí, es que el rey no sabía de tú existencia, porque si se enteraba no podrías quedarte más tiempo con nosotras. 

- Pero, ¿ahora sí puede saber que yo estoy aquí?

- Algo así, tú estarás con las demás aspirantes.

- Ya entiendo o eso supongo - Midoriko la miró con gracia - ahora me voy a preparar.

- Está bien, ve con cuidado y no te olvides de ir a avisar a la Abadesa que hoy será tu ordenación.- se va-

- Claro hermana.- la veo alejarse, camino en dirección al pabellón de la madre superiora y veo un hermoso carruaje, pero sigo mi camino, llego al pabellón de la madre superiora y me acerco, pero al llegar la puerta se abre por completo lo cual provoca que yo me yo me caiga. Veo a un chico alto de tez no tan clara, ojos de color dorado y con el cabello color plata que le llega hasta los hombros.-

- Lo siento, ¿estás bien?- dice mientras estira su mano para ayudarme a levantarme.-

- Sí.- digo mientras sujeto su mano para levantarme.- Pero disculpe… ¿Usted quién es?

- Yo pues verás soy…

- Inuyasha deja de jugar y ya vámonos.- dice un chico más alto que Inuyasha muy parecido a él pero este es más blanco y su cabello le llega hasta la espalda baja.-

- Como abras escuchado mi nombre es Inuyasha y soy el príncipe.-

- ¿Eres el príncipe heredero?- pregunto sorprendida.-

- No, el príncipe heredero es mi hermano Sesshomaru y es el idiota malhumorado que acaba de salir.- dice sonriendo.-

- Ya veo.

- ¿Y tú quién eres?

- Mi nombre es Rin y hoy me convertiré en una monja de este convento.- digo sonriendo, pero la cara de Inuyasha muestra asombro.-

- ¿Mo…monja?, pero ¿cuántos años tienes?

- Yo tengo…

- Rin, pero que alegría verte aquí mi pequeña, ¿a qué se debe tu visita?, veo que has conocido al joven príncipe Inuyasha.

- Madre ¿de verdad ella se convertirá en monja?

- Pues esa es la decisión de Rin.- dice sonriendo.- pero ¿por qué lo pregunta joven príncipe?

- Pues porque me sorprende ver a una señorita tan hermosa como ella querer convertirse en monja.

- Príncipe.- mi cara me arde tanto que siento que puedo tener fiebre, lo miro y se ríe.-

- Te vez tan tierna.- dice mientras tira de mis mejillas.-

- Inuyasha deja de jugar y ya vamos que tengo cosas que hacer en el palacio.- dice aquel chico, debo de admitir que es muy guapo su rostro serio y su mirada… se ve muy lindo... ¿pero en qué cosas estoy pensando?-

- SI TANTO TE QUIERES IR VETE, ME QUEDARÉ UN RATO MÁS.- dice gritando, me mira.- Rin, ¿estás bien? tu rostro está completamente rojo.- No le tomo importancia a lo que dice y sigo mirando al príncipe heredero Sesshomaru él se da cuenta de que lo miro, nuestras miradas se conectan y ahora ya siento mi rostro quemar, lo dejo de mirar para irme a mi habitación.-

- ¡Rin!! Espera niña, jóvenes príncipes lo siento.

Narra Sesshomaru:

¿Quién se cree Inuyasha para hablarme de esa manera?, estoy a punto de irme, pero siento una fuerte mirada, es esa chica la que me está mirando, la miro y veo que su rostro ya está rojo pero luego se vuelve más rojo, ¿quién es?, la pregunta se queda atrapada en mis labios, pues la hermosa joven desaparece de mi vista -

- Idiota creo que asustaste a Rin.- ¿Rin?, ese debe ser su nombre, su rostro es muy lindo pero su cuerpo, no puedo decir nada acerca de su cuerpo pues su ropa es muy ancha.-

- Tú gritaste, eso debió asustarla.

*Con Rin*

/Llegué a mi habitación me senté en la cama, mi corazón late más fuerte desde que lo vi, siento algo que nunca había experimentado en toda mi vida, varias preguntas se me vienen a la cabeza… ¿esto es a lo que se le llama amor? No, no puede ser eso o ¿sí?-

- Rin… ¿estás bien?

- Madre superiora… yo… yo no estoy segura de querer ser monja.

Notas finales:

Digamos que después de mucho tiempo voy a seguir con este preoyecto. Gracias a todos lo que comentaron, en serio, muchas pero muchas gracias ♥

Usted debe login (registrarse) para comentar.