Fanfic Es
Fanfics en español

Los Saiyayin no buscan belleza, buscan coraje por Pan 4 ever

[Comentarios - 7]   Tabla de Contenidos

- Tamaño del Texto +

Notas del fanfic:

Hola espero les guste mis tercer fic, se que es muy poco convencional pero creo que es bueno salir de lo comun espero me dejen su cometario

Notas:

espero lo disfruten y no me fallen con el comentario, y por cierto hoy actualizare, mis fics de forma general, desde el de gohan y videl, mi songfic y el que cree hoy hasta mañana lo actualizo, por cierto ayer cree mi pagina en facebook donde publicare las fechas de actualizacion de mis fics, si creo nuevos, si escribo one-shots, juegos, concursos, memes, debates y muchas otros cosas si a alguien le interesa la pagina se llama asi "Pan 4 ever fanfis, y mas" espero su like y ahora a leer

 

Muy bien se sabe que los Saiyayin cuando de sentimientos se trata, no son los indicados,  mas sin embargo, se sabe que buscan a una pareja de carácter fuerte, que no se deja caer ante la adversidad, cuando en verdad se llegan a enamorar, de lo contrario ellos solo buscan a alguien para poder procrear más de su raza, Pero ahora no los hago esperar más que de inicio esta inusual historia de un amor  Saiyayin.

El planeta Vegeta, muchos piensan que fue destruido pero no es así, al menos no aun, aquel planeta, estaba gobernado por el Rey Vegeta,  su hijo el príncipe Trunks, el único saiyayin, de cabello morado y ojos azules. El joven y apuesto príncipe, estaba a punto de cumplir 17 años, el seria el próximo gobernante del planeta Vegeta.

-Muy bien Trunks, mañana es tu coronación, pasaras a la historia en este planeta-dijo el orgulloso rey-así como yo lo hice.

-Claro padre, asumiré esta gran responsabilidad de gobernar-dijo con franqueza-no dejare que nuestro planeta caiga.

-Más te vale, saliendo de eso…después de la coronación tienes que buscar una mujer para procrear, recuérdalo-dijo en tono muy serio, y sincero.

-Padre, se que debo hacerlo pero no puede ser días o meses después, no creo que sea necesario procrear a mas de esta raza, en el planeta ya somos demasiados.

-Es tu obligación, Trunks-lo regaño-sabes bien que es lo que tienes que hacer.

-Claro…

Todo el planeta tenía la certeza que el príncipe gobernaría a partir de mañana, pero no sabían lo que pasaría esa noche, un cometa, que se acercaba a gran velocidad al planeta, estaba a punto de destruirlo.

-Trunks levántate, que diablos haces dormido hay que irnos-dijo Vegeta despertando a su hijo-rápido, busca una nave y vámonos.

-Seguro-dijo de forma rápida-aquí hay una vamos-dijo el chico de cabellos morados, abriendo la puerta de la nave.

-Sube-dijo el orgulloso rey, de repente vio que el cometa, se acerba-lo siento cuídate Trunks-lo vio y serró la puerta de la nave enviando a su hijo a otro planeta.

-Padreeee-era demasiado tarde el planeta Vegeta, ahora solo era escombros, y nada más que eso-padre, te prometo que no dejare que esto me afecte, soy un orgulloso príncipe saiyayin-dijo esto en un tono triste, le dolía que su padre se halla sacrificado, y junto con ello que el planeta donde creció, se haya destruido-a donde irá esta nave.

Mientras tanto en la tierra, en la preparatoria Estrella naranja, estaba en el fondo del salón una chica de cabello negro, largo como la noche y de ojos de igual color, la señorita de 17 años Son Pan, como siempre estaba solo acompañada por sus amigas, Bra su mejor amiga de la infancia, y Marron su amiga desde la secundaria. Como siempre Bra y Marron estaba  hablando de maquillaje, moda, chicos, mientas que Pan estaba muy entretenida con otra cosa, estaba leyendo, un muy interesante libro de literatura, como siempre ella estaba en un mundo totalmente diferente, a veces se preguntaba, que porque las tres eran amigas, son totalmente diferentes, Bra una chica adicta a las compras, Marron una chica muy afortunada con los chicos  y Pan era la típica chica que no lograba entender por qué siempre se interesaban de lo mismo, a Pan no le interesaban esas cosas, le costaba encajar en algunos temas, y más entablar una conversación sobre lo que a ella le gusta, pero bueno siempre hay una chica así en todo grupo.

-Oye Pan-Dijo Marron sacándola de su mundo-por qué no dejas tu libro un rato y platicas con nosotras-dijo con tono de pregunta-llevas toda la mañana leyendo, no vino el profesor, aprovechemos y divirtámonos.

-Marron tiene razón-dijo Bra con un tono de complicidad-debes dejar los libros un rato.

-Lo siento chicas pero, me aburre lo que ustedes hablan, siempre hablan de lo mismo, si no es de moda, es de  maquillaje, si no es eso es sobre chicos, y si no son chicos es sobre las redes sociales, nunca puedo hablar de mis gustos-dijo quejándose- y no creo que ustedes los entiendan.

-Vamos trata de ser una chica normal, haber, pensemos-dijo Bra viendo hacia arriba pensando en que tema poder ayudar a su amiga-ya se te gusta alguien del salón.

-Pues no…digo si hay chicos bastante guapos, pero, no me gustan, solo buscan una cara bonita, ya ves el otro dia con Fish, me pregunto que si no quería salir con el.

-Y eso que tiene de Malo-Dijo Marron-el es un buen partido.

-Lo que tiene de Malo es que yo se porque me lo pidió-dijo dejando a Marron y a Bra con la duda.

-Y porque lo hizo-dijo bra algo exaltada-no creo que sea algo malo.

-Si lo es porque, lo oí decir que yo era la única con la que le faltaba salir en el salón, y solo quería llenar su cuaderno donde apunta con quienes  sale.

Las chicas siguieron hablando con normalidad, el día paso, salieron, Marron y Bra se fueron de compras mientras que Pan tomo su bici y se fue a su lugar especial en las afueras de la ciudad, sabía que sus padres no lo castigarían por hacer eso, pues desde un principio ellos saben, que la una razón por la cual ella llega tarde a su casa, era porque se quedaba un rato bajo un árbol, leyendo o reflexionando sobre lo que le paso en el día.

-Hay chicas porque no me entienden-dijo tomando aire y sacando su teléfono y sus audífonos quería relajarse un rato, se recostó en el tronco del árbol, y después se puso a reflexionar sobre su día-no saben cuánto desearía que entendieran que el chico ideal para mí, no creo que exista.

La nave de Trunks se acercaba a gran velocidad a la tierra, el chico se había dormido durante el viaje, y no sabía a donde iba a parar. Tan perdida en sus pensamientos, después de 15 minutos, noto que algo se acercaba a donde se acercaba a donde esta ella.

-Qué es eso-dijo mirando al cielo y vio que algo se acercaba a su lugar favorito-creo que viene hacia mí-sin pensarlo dos veces, tomo su bici y sus cosas y se quitó-por lo menos-no daño mi árbol-dijo con tono de alivio-que es eso-dijo acercándose a la nave-creo que es una nave espacial.

Se acercó a ella, lo más que pudo, la observo y después, la puerta se empezó a abrir, se alejó un poco pero después vio que un chico de cabello morado, ojos azules y… ¿con una cola?.

-Donde estoy-se dijo así mismo el príncipe sin darse cuenta de que lo estaban observando, de repente su rastreador comenzó a captar un poder bastante pequeño-que es esto, aquí cerca hay un poder de pelea de 50, es algo débil seguro es de un bebé-de repente el volteo y vio que una chica lo estaba observando-tu, chica en donde estoy.

-Primero mi nombre es Pan, segundo, estas en la tierra y tercero que se supone que eres-dijo con un tono de pregunta y un toque de enojo.

-Oh cierto, ni nombre es Trunks, Príncipe de los Saiyayin, una de las razas guerreras más poderosas de este universo-dijo con orgullo-y donde dijiste que estoy.

-En la tierra, que haces aquí, no piensas invadir este planeta Verdad-dijo algo alarmada no quería que destruyeran la tierra.

-Para nada, mi padre me mando acá, pero seguro introdujo mal las coordenadas.

-Qué es eso que tienes en el rostro-dijo señalando el aparato que tenía pegado a la cara-parase un lente.

-Es un rastreador, con el puedo leer el poder de pelea de mis adversarios-vio a la chica y después, le dijo con enojo-basta de preguntas, quiero un lugar donde quedarme.

-Disculpe su alteza pero aquí en la tierra, las cosas se piden por favor-dijo muy molesta-y creo que tú puedes regresar por donde viniste-se acercó a su bici para poder irse, ya era tarde-adiós.

-Espera-dijo el príncipe, no tengo combustible y enserio necesito donde quedarme mi planeta fue destruido.

-Quieres venir a mi casa no creo que a mis papas les importe-dijo subiéndose a su bici-que dices.

-Está bien, pero no quiero que me pregunten nada quedo claro-dijo muy molesto como el típico tono de su padre.

-Sí, si como tú digas-se puso sus audífonos-solo sígueme.

Continuara...

Notas finales:

Que les parecio bien, mal si no porque, dejan su comentario, y nos leemos al rato en los demas fics, bye ♥

Usted debe login (registrarse) para comentar.