Fanfic Es
Fanfics en español

La princesa de la Luna por gabriella tsuki

[Comentarios - 1]   Tabla de Contenidos

- Tamaño del Texto +
Notas:

Hola!!!!!

Espero que sea de su agrado este capitulo

Justo después de la “conversación” que tuve con Ino, ella me dejo en una estación del metro cercana a mi casa, sin perder más el tiempo emprendí marcha hacia mi hogar, real mente necesitaba estar sola, sigo dudando, sigo insegura, ash cuanto odio estar así, simple mente no me gusta.

Iba tan entretenida en mis pensamientos que cruce la calle sin fijarme, todo paso sumamente rápido, tanto que solo atine a cerrar mis ojos esperando el impacto, cosa que nunca llego. A cambio de eso tan solo logre escuchar el grito de alguien y segundos después estaba tirada al otro lado de la calle, con alguien encima de mí. Al abrir mis ojos descubrí que la persona que me había salvado era el mismo chico con el que me había tropezado tan solo unas horas atrás, el me miraba como si tratara de leer mi semblante, y yo me encontraba perdida en sus ojos, tan negros como la noche y tan llenos de paz como ella.

Al darme cuenta de la situación en la que estábamos era un tanto comprometedora puse mis manos en su pecho alejándolo un poco de mi.

_ Gracias por salvarme_ le dije de forma amable_ pero no crees que… estamos en una situación un tanto… comprometedora_ dije con una sonrisa nerviosa.

_ Lo siento_ dijo parándose_ debes ser más cuidadosa_ dijo al momento en el que me tendía una mano para ayudarme a pararme, la cual acepte tendiéndole la mía_ no siempre voy a estar cerca para salvarte_ dijo lo ultimo con una sonrisa burlona.

_ O para insultarme… bien me voy_ dije pasando al lado de él, siguiendo mi camino.

_ Si bueno respecto a eso… te debo una disculpa, fui todo un patán_ dijo a un lado mío, “rayos como no me di cuenta del momento en que se posiciono junto a mi”.

_ Eh… si claro, como sea_ dije tratando de caminar más rápido para alejarme de él, pero todo intento era en vano ya que cada vez que yo tomo la delantera, el me alcanza_ ¿Qué eres un tipo de acosador o qué?_ dije parándome de golpe, lo cual el aprovecho para ponerse enfrente mío.

_ no… simplemente voy a acompañarte hasta tu casa_ dijo con una sonrisa burlona.

_ no, claro que no lo harás por tres simples razones, la primera no te conozco…

_ Bueno eso se puede arreglar yo soy…

_ Y aunque te conociera_ dije rápidamente interrumpiéndolo “realmente este chico me complica la existencia con solo hablar”_ no confió en personas a las que acabo de conocer, y por ultimo pero no menos importante quiero estar sola_ dije volviendo a caminar.

_ bueno en ese caso caminare detrás de ti sin hacer ningún ruido_ escuche su voz detrás mío, lo que causo que se me erizaran los bellos de la nuca.

_ ¿y qué ganas con eso?, ¿Qué parte de quiero estar sola no entiendes?_ pregunte volteándome bruscamente para tenerlo cara a cara nuevamente, pero como la suerte este día no está de mi lado, tropecé (si, nuevamente), pero esta vez fue diferente ya que en vez de caer o hacer que alguien se cayera, el me sujeto fuertemente pegándome a él, evitando que cayera, permitiéndome  escuchar los latidos de su corazón tan calmados, así como también sentir el subir y bajar de su pecho, todo parece tan… mágico.

_ No sé, si es idea mía pero creo que hoy no es tu día_ dijo riendo levemente, lo cual hizo que quisiera romper la cercanía, lo cual le impidió haciendo un poco mas fuerte el agarre de mi cintura _ eh… lo siento_ dijo soltando rápidamente el agarre de mi cintura.

_ si bueno ya no importa… pervertido_ dije mirándolo acusadoramente_ bueno me voy.

_ escuche que una chica reto al profesor Kakashi_ dijo posicionándose a mi lado, nuevamente.

_ si, si lo que sea, ¿es que acaso no tienes algo más que hacer más que estar siguiéndome?_ dije con tono de fastidio.

_ No, la verdad no_ dijo riendo_ pero quién se atrevería a retarlo, es el profesor mas alivianado de la universidad.

_ fui yo bien, si vas a estar siguiéndome por lo menos hablemos de otro tema.

_ ¿Qué?, ¿fuiste tú?, ¿pero porque?

_haces demasiadas preguntas, además no contestare ninguna de ellas ya que no quiero hablar de eso, así que cambiemos de tema

_está bien, ¿Cómo te llamas?

_ El se metió con lo más sagrado que tengo, con mi orgullo y bueno nadie se mete con mi orgullo, si, no quiere perder el suyo, eso fue lo que paso, cambiemos el tema a uno no tan personal.

_ ¿en qué facultad estas?

_ En la de medicina y ¿tu?

_ En la de derecho.

Después de esa plática nos fuimos en silencio, un silencio cómodo ya que no había nada más que decir. Cuando estábamos a una calle de mi casa pare mi andar.

_ Hasta aquí llegaste_ dije sonriendo.

_ ¿eh?... ¿de qué hablas?, ¿vives aquí?_ pregunto señalando la casa que estaba en frente de nosotros, a lo cual yo negué con la cabeza con una sonrisa_ ¿entonces?

_ aun eres un desconocido y por tal motivo no dejare que sepas en donde vivo

_ Pero te dije que te acompañaría hasta tu casa_ dijo cruzándose de brazos.

_ Jajaja tú no te preocupes por eso, mi casa está más cerca de lo que tú crees, así que nos veremos luego_ dije acercándome rápidamente a él depositando un beso fugas en su mejilla, para después echar a correr, dejándolo plantado en el mismo lugar.

_ ¡oye… pero aun no me has dicho tu nombre!_ escuche su grito a lo lejos, por lo que pare para voltear a verlo.

_ lo siento pero no te lo diré_ dije dándole la espalda y hachando a correr nuevamente, cuando llegue a la puerta de mi casa, me pare para verificar que el ya había desaparecido, así que decidí entrar a casa_ ya llegue mamá.

_ ¡bienvenida hija… estoy en la cocina!_ grito mi madre desde la cocina, me dirigí hacia la cocina, cuando llegue me encontré a mi madre cocinando_ como te fue hija… hoy llegaste muy tarde, ¿por qué se retrasaron tanto?

_ Lo que pasa es que hoy regrese sola a casa_ dije esperando una muy buena reprimenda por parte de mi madre.

_ ¡pero es muy peligroso!, ¡sabes que a estas horas es muy peligroso que andes caminando sola por la calle ¡_ grito exasperada, puedo jurar que estuvo a punto de pegarme con la pala de madera que trae en la mano.

_ Pero lo que pasa es que no me vine sola, un compañero de la universidad me acompaño hasta la puerta de la casa_ “ bueno, real mente distorsione un poco la verdad” _ bueno me iré a dormir estoy muy cansada _dije caminando hacia el refrigerador

_¿no que estas muy cansada?

_ Sí, pero tengo que alimentar a mis hijos_ dije sonriendo, agarrare una ensalada que previamente prepare.

 

Cuando termine de alimentar a mis perras, conejas, y hurón, me dirigí hasta mi habitación para poder descansar un poco. 

Notas finales:

Nos leemos luego... bye, bye

Usted debe login (registrarse) para comentar.