Fanfic Es
Fanfics en español

La fortaleza de Hinata por Lucy Hyuga

[Comentarios - 1]   Tabla de Contenidos

- Tamaño del Texto +

Maldición ¿Cómo llegó a suceder esto? ¿Por qué de todos los ninjas presentes tuvo que ser precisamente él?

— RÁPIDO NECESITAMOS A UN MALDITO MEDICO  dijo un ninja de rubia cabellera que poseía una mirada de ¿terror? ¿Culpabilidad?, si tal vez sea eso.

Ah ya lo recuerda.

La guerra.

Las estacas que iban en dirección a Naruto.

A Neji correr para poder protegerlo.

Sus heridas.

Sus palabras.

Su última sonrisa.

— No… yo ya… es demasiado tarde

— Neji-nissan  dijo una joven Hyuga llorando.

— Naruto…Hinata-sama… morirá por ti… así que tu vida no es solo tuya... y parece que la mía…tampoco…lo era  Dijo Neji agonizando en los brazos de Naruto.

— ¿POR QUÉ? ¡Nó en un lugar como este! Eres el genio de los Hyuga  dijo el joven rubio con una profunda tristeza.

— Lo que me dijiste en el pasado me liberó de mi maldición

— ¿POR QUÉ? Sacrificar tu vida por mí  preguntó Naruto al borde del llanto.

— Porque… fui llamado genio…  dijo Neji al momento de cerrar sus ojos y no abrirlos nunca más. Antes de eso alcanzó a oír un grito de parte de Hinata y las palabras de Óbito que le decía a Naruto sobre su promesa de no dejar a nadie más morir.

Todos los amigos del rubio y de Neji quedaron en shock, Tenten no aguantó más y largó el llanto, Rock Lee apretó sus puños a tal punto que sus manos sangraran, Maito Gay calló de rodillas viendo el cadáver de su antiguo alumno, los otros no estaban mejor, algunos estaban cabizbajos o llorando.

— Esto jamás se los perdonaré  dijo Hinata al momento de levantarse con la cabeza agachada.

De pronto Hinata sintió que el tiempo se detenía, ya no estaba en el campo de batalla, todo se oscureció.

levanta la cabeza  se escuchó decir a una mujer.

Esa voz le hizo reaccionar, ¿Dónde estaba?, ¿Qué pasó?

Hinata abrió los ojos lentamente encontrándose con una hermosa mujer de cabellos azules y ojos perlas.

— Ma-madre. susurró incrédula.

La mujer solo sonrió.

Has crecido mucho… Hinata

— ¿d-donde est-estoy? ¿Có-como es que es-st-tás vi-va?  Preguntó Hinata, se estaba asustando.

— estas en otra dimensión explicó su madre con la mayor naturalidad posible.

— Que-e per-ro…

— No tenemos tiempo, por favor sígueme hija  le dijo la mujer al momento de darse la vuelta.

Caminaron un buen rato, Hinata no creía lo que veía, ¿Cómo es que su madre estaba viva? ¿Nó que murió poco después del parto de Hanabi? Sinceramente no lo entendía, ¿por qué estaba en ese lugar? Necesitaba respuestas ya, antes que perdiera la cordura.

— Te contare una historia, hace mucho tiempo existía un Bijū llamado Suiryudan quien vivía junto al sabio de los seis caminos, cuando el sabio estaba por morir selló sus poderes en el Bijū con la esperanza que cuando en una guerra una mujer que odie la desigualdad y la injusticia despertara su poder él aparecería para ayudarle. Cuando el Rikudo Senin murió el Suiryudan se fue a vivir en una gran montaña durmiendo por más de 200 años. Cuando despertó una mujer se encontró con él, ella se llamaba Hinata, al inicio ella le tenía miedo al verle pero al pasar el tiempo se convirtieron en grandes amigos, ella como te lo imaginas era una Hyuga, ella enfermó y el Suiryudan le dijo que se convierta en su jinchūriki para que se salve, ella rechazó y le dijo que cuando ella renaciera el estaría y ahí es donde entras tú…tu eres la jinchūriki de Suiryudan hija

— ¿Cómo es que soy una jinchūriki? ¿Soy la reencarnación de ella? ¿Es una broma verdad?

— No lo es Hinata Hyuga — dijo una voz a la espaldas de ambas, Hinata al darse vuelta quedó sin aliento, detrás de ella se encontraba un hombre muy apuesto, que sin duda sería más alto que Óbito, con el cabello azul despeinado y de piel demasiado pálida, vestido con un traje de manera desordenada y unos ojos azules con mirada algo gatuna. Sus ojos eran azules como el mar, y cuando se movió parecía como si fuera agua en movimiento lista para destruir todo, pero lo que más le llamó la atención a la Hyuga fue que el hombre tenía 11 colas — soy conocido como el Bijū olvidado o como Suiryudan y tú eres la reencarnación de Hinata…no sabes por cuantos años esperé porque renacieras amiga mía… Hinata-chan  terminó de decir el hombre con una gran sonrisa.

Hinata no lo creía, ella es la reencarnación de una mujer llamada igual que ella, ¿era una broma verdad?

— Es hora que regreses a la batalla hija mía, sé que vas a sufrir por la muerte de Neji pero déjame decirte que él está orgulloso de ser tu primo, ¿verdad Neji?  dijo la mujer mirando a un punto específico.

— Hinata-sama es tiempo que regrese a donde pertenece, no llore por mí, nos volveros a ver algún día  dijo un joven al que la Hyuga le reconoció la voz al instante.

— Neji-nissan tu…

A Hinata se le formó un nudo en la garganta, Neji tenía razón no debía llorar, a él no le gustaría verle llorar.  tienes razón Neji-nissan no volveré a derramar una lágrima nunca más te lo juro- terminó de decir con una gran sonrisa.

— Hija, mi pequeña es hora que regreses, al llegar va a recibir todos los conocimientos que un jinchūriki debe tener y otra cosa más  dijo la mujer al regalarle una cálida sonrisa  y cuida de tu hermana y sobre todo se feliz Hinata

— Lo entiendo, y lo acepto, prometo proteger a Hanabi-

— Te lo encargo mi niña

Después de decir esto una poderosa luz de color azul rodeo a Hinata, el resplandor fue breve, pero la Hyuga había despertado su poder de una Jinchūriki. Todo se volvió a oscurecer. Hinata al abrir los ojos se dio cuenta que estaba de vuelta en su mundo, una pequeña luz entró a su cabeza y le empezó a mostrar las memorias del Suiryudan, también se da cuenta que Naruto tiene sujeto el cuerpo inerte de Neji, sonrió tristemente para sus adentros cumpliría con su promesa, dejó de sonreír y se puso seria.

La muchacha sintió como su cansado cuerpo lleno de heridas se curaba rápidamente, su agotado chackra se restablecía y empezaba a recobrar las fuerzas, al fin podría luchar lado a lado con su amado.

Entretanto el rubio volvió a la carga contra Madara los golpes de Taijutsu eran poco efectivos contra el Uchiha, ya que este esquivaba los golpes más fuerte y detenía los golpes más débiles, el rubio comenzó a exasperarse, en ese momento apareció una recuperada Hinata que gritó.

— ÓBITO MADARA ustedes van a pagar por las muertes de los ninjas que han caído en esta guerra  dijo Hinata mientras se envolvía con un chacra morado, su chamarra se abrió dejando ver sus grandes pechos tapados por una polera azul, su cabello se erizó de forma brusca (parecido al cabello de Jiraiya) ante las miradas de todos los shinobi de la armada.

— ¿Qué le pasa Hinata?le preguntó el rubio a Kurama.

— Ese chacra… susurró el Kyubi abriendo sus ojos a mas no poder  có-omo se su-upon-e que… él murió hace mu-mucho  terminó de decir en un susurro.

 ¿De quién hablas Kurama?  preguntó Naruto.

— Ese chacra, no hay duda alguna es el chacra de un Bijū, para ser más específicos de mi hermano Suiryudan  dijo el Kyubi en total incredulidad.

— ¿Quién es Suiryudan?  preguntó el rubio.

— Es el Bijū de 11 colas

— ¿QUEEEE existe alguien más fuerte que tú?

Si Naruto él es más fuerte que yo

Un poco lejos, para ser precisos arriba del Juubi (Diez Colas) se encontraban Óbito Uchiha y Madara Uchiha quienes veían todo con sumo aburrimiento.

— ¡Qué bonito!- dijo Madara con sarcasmo — valla eso no me lo esperaba esa mocosa con tal poder, podría serme muy útil, jajaja

Entonces una enorme figura cubrió al Uchiha, se trataba su Susano´o.

— ¡Ya nada puede detenerme mocosos! — gritó Madara con orgullo — soy el ninja más poderoso del mundo ni siquiera el idiota de Hashirama puede detenerme ahora.

— ¡Eso te gustaría maldito malnacido! respondió Hinata con demasiada confianza — tu no podrás evitar que te derrote y proteja este mundo de alguien como tú.

— Hay que callar a esa mocosa insolente, ¿qué crees Óbito?

— Tienes razón Madara, esa niña tiene que aprender a respetar a sus mayores — dijo el al momento de correr donde ella para poder golpearle.

— Oye mocosa será mejor que te calles  le dijo Óbito al momento de lanzar unos shurikens en dirección a ella, pero Hinata no se movió solo con una mano les mandó volando, ante las miradas de todos los ninjas.

Suiryudan es momento que me prestes tu poder  gritó Hinata mientras empieza a avanzar hacia Madara, en un parpadeo ya no se encontraba al lado de Naruto, ahora estaba atrás de Óbito con un potente puñetazo le sacó a volar, aun no estando conforme con eso corrió hacia Madara y le da también un golpe mandándole a volar al igual que Óbito.

— no creí que habrían ninjas capaces de luchar con alguno de nosotros... — dijo Madara al momento de pararse como si nada hubiera pasado. De un segundo a otro Naruto golpeo a Hinata en el estómago tirándola al piso, todos los ninjas le miraron.

¿Qué me sucede?  preguntó el rubio sorprendido.

Hinata se dio cuenta de lo que ocurría.

Se enfureció al solo pensar que Mandara podía controlar a sus amigos con su Sharingan.

¡Maldito Madara deja de controlarle! — gritó enfurecida.

Hinata…huye…  Naruto comenzaba a ver todo borroso, se le había acabado el chackra del Kyubi. no… no eres rival…para ellos

 Yo los protegeré Naruto  Respondió Hinata sin moverse un centímetro, sin titubear ni mostrar un sentimiento de temor.  Si ustedes 2 quieren tocarlos, tendrán que matarme antes

¿Por qué no escuchas al jinchūriki?  Preguntó Madara mirándola divertido, acercándose paso a paso a ella. — ¿Se supone que les enseñaron quienes eran los ninjas más famosos y fuertes del mundo?- Hinata no respondió.

Madara dió un paso más hacia adelante, pero Hinata no parecía asustada. No había señales de que la joven retrocediera.

 ¿Por qué los proteges? ¿Por qué haces todo esto más complicado de lo que tiene que ser?, tu sabes que soy Madara Uchiha el peor villano del mundo, ¿por qué no te rindes?

— Porque, yo nunca retrocedo en mi palabra. Ese es mi camino del ninja. Respondió Hinata con firmeza. Era el camino que Naruto le había enseñado  Alguien que es tan fuerte como tú pero idiota no entendería lo que significa.

— ¡basta de juegos!¿Quieren pelear?¡entonces peleemos!  hablo el Uchiha enojado.

En ese momento Madara lanzó el amaterasu hacia todos los ninjas que estaban cerca, algo a más bien alguien desvió sin mucho esfuerzo su ataque contrarrestándolo, cuando el polvo que se había levantado por el cesó y se pudo ver lo que ocurría, algunos se quedaron en shock al ver a Hinata que estaba como si nada.

que me dañen a mi es una cosa pero — apretó inconscientemente sus manos — que dañen a mis amigos es algo que no pasare por alto.

Hinata...  susurro Naruto sorprendido por lo que dijo ella mientras se acercaba caminado hacia ella pero alguien se interpuso en su camino y en el de los demás que querían ver a la Kunoichi.

será mejor que ahora no vayan con ella ahora...después podrán hablar y verla mejor - contestó Sasuke.

Sasuke  susurró el ninja incrédulo.

El Uchiha sólo le miro y habló.

Ha pasado un tiempo dobe  dijo con una pequeña y casi diminuta sonrisa — los otros ya deben estar por llegar, que lentos son

— ¿Qué otros Sasuke-kun?  preguntó Sakura.

— Esperen y verán  dijo el Uchiha.

— Óbito yo me ocupo de la mocosa, tú encárgate del Uchiha ese y del jinchūriki del Kyubi

— Entendido Madara  dijo mientras corría donde el rubio.

— no dejare que se salgan con la suya...no lo permitiré...si quieren conseguir a los Bijū ¡primero tendrán que pasar por encima de mí! Y créanme no les facilitaré nada  dijo Hinata mientras entraba en el modo Bijū.

entonces no hay más nada que hablar... ¡acabaré contigo!  gritó Madara.

Katon: Gōkakyū no jutsu — dijo el Uchiha y al instante apareció una gran bola de fuego que iba en dirección a Hinata.

La Kunoichi abrió sus ojos y de repente sus ojos cambiaron de perlas a unos azules más oscuros que el mar con círculos blancos y alzó sus manos deteniendo el ataque, sus manos bajaron lentamente del cielo poniéndolas frente a ella y formó unos sellos.

Suiton: Suiryūdan no jutsu dijo ella al momento de formar un dragón de agua que anuló el ataque de él.

Madara miraba atentamente cada movimiento de la Kunoichi, no podía usar sus jutsus Katon ya que ella los boquearía con sus jutsus Suiton vio a los demás ninjas que estaban expectantes a la batalla y algo se le ocurrió, no podía controlar a la peliazul pero si a sus amigos. Y ella estaba muy concentrada en la pelea lo que podía jugar por ahora.

Con un rodillazo en el abdomen la Hyuga lo hizo retroceder pero él contraatacó golpeando en el abdomen haciendo que escupiera sangre no espero a que se recuperara la Kunoichi y la mando a hacia el cielo con un potente golpe.

Mientras Óbito empezaba a jugar con el rubio y el Uchiha que recién llegó sintió 4 poderosos chackras.

— Sentimos el retraso Naruto, pero ya estamos aquí para poder ayudarles  dijo un rubio de cabellera rebelde, con una capa que decía cuarto Hokage. valla tú ya estás aquí Sasuke continuó mientras aparecían 3 personas.

— Tan rápido como siempre… Minato  dijo un anciano que tenía en su espalda escrito: tercer Gokage.

Tercer Hokage-sama  dijo Sakura sorprendida.— y además esos 2 son… dijo mirando hacia arriba.

— cuarto tu teletransportación es mejor que la mía  dijo un peliblanco que apareció junto a otro persona.

Yosh comenzaremos de una vez — dijo el primer Hokage.

Usted debe login (registrarse) para comentar.