Fanfic Es
Fanfics en español

Nina, otra espadachina en combate: La aventura por el Nuevo Mundo. por BolaZ

[Comentarios - 31]   Tabla de Contenidos

- Tamaño del Texto +

Notas del fanfic:

GRACIAS POR LEER ESTE FIC, ESPERO QUE LES GUSTE.

Notas:

¡¡Hola!!

¡He vuelto con este nuevo fic!

¡Espero que os guste!

CAPÍTULO 1

Empieza el Nuevo Mundo.

 

NINA

 

Habíamos salido a navegar. Hacía un buen tiempo para empezar a hacerlo. Seguía mirando des de la parte más alejada del barco algo que pudiese relacionarse con Ace pero, nada, no conseguía ver nada por que ya nos encontrábamos bastante lejos de su posición. Debía aprender a vivir sin él durante estos tiempos vinientes pero, me resultaría muy difícil hacerlo. No lo borraría nunca de mi cabeza por que , simplemente, tenía que ser él el hombre con el que compartiría mi vida diaria Suspiré. Ya tenía ganas de que ese momento llegara pero, ahora, mi deber era ir a visitar mi reino, saber como iba y si seguía funcionando. Tenía curiosidad por saber como sería todo aquello.

Respiré hondo y cuando me giré, tenía a alguien inesperado detrás de mi. Ese chico de cabellos marinos que tanto se preocupaba por mi. Sonreí, él también ayudó a mi recuperación y, supongo que aunque sea muy testarudo y orgulloso, me quiere.

-Zoro: ¿Qué haces aquí sola? Ya has pasado demasiado tiempo sin nadie a tu alrededor...

-Nina: Y, ¿me lo preguntas tu? ¿El que siempre va solo a todos lados y se pierde?- sonreí.

-Zoro: Ts. - se cruzó de brazos.

-Nina: Anda, no te enfades, ya sabes que me gusta estar sola a veces, aunque me encanta estar en compañía vuestra. - traté de acercarme pero, al dar unos pasos, me mareé y me caí de rodillas.

-Zoro: Nina.- víno donde me encontraba yo y me recogió.- ¿Estás bien? ¿Seguro que estas curada de esa enfermedad?

-Nina: Si, si, seguro...- dije mientras me apartaba de él.- Creo que necesito ver a Choopper, él me dará algo para estos mareos ya sabes, falta de vitaminas, falta de... de cosas.- dije intentando evitar darle más explicaciones a Zoro.

 

Estaba empezando a preocuparme todo aquello de los mareos, de la falta de fuerza, de energía. Era algo extraño. Me sonrojaba al pensar en todo lo que había sucedido anoche y, tal vez, esa sea la razón por la cual me cababa de marear aunque, no. No podía ser eso, no podía ser que en un dia todos los símptomas llegaran.

-----------------------------------------------------

Llegué a la habitación. El mareo había sido solo por un segundo pero, aun así, tenía que saber que era lo que me pasaba ya que después de la enfermedad necesitaría rehabilitación, como bien entendía Choopper. Llamé a la puerta y una voz muy amable me invitó a entrar. Asomé la cabeza por la puerta y le ví, atareado con sus mezclas y sus libros.

-Nina: Siento... Siento molestarte de nuevo pero, tengo que preguntarte algo.

-Choopper: No molestas, tranquila. Además, tengo planeada aquí tu rehabilitación para que cuando lleguemos a Avildra estes completamente curada. Dime, ¿qué sucede?

-Nina: Nada es que, hace un momento me he mareado delante de Zoro y bueno, necesitaba saber el por que... ¿Necesito de alguna vitamina o algo así?

-Choopper: Supongo que necesitarás reponer fuerzas y para eso has de comer todo lo que no has comido durante estos días... Veámos, sientate. Te haré un análisis.- me senté. Puse el brazo como me indicó y me sacó un tubito de sangre.- Luego pasáte, supongo que tendré los resultados.- dijo con una gran sonrisa, como siempre.

-Nina: Gr.. Gracias.- dije un poco nerviosa mientras caminaba hacia la puerta para salir.

-Choopper: Nina.- oí su voz y paré en seco cuando iba a abrir la puerta. Me giré.

-Nina: ¿Si?

-Choopper: ¿No creerás que el mareo es por otra cosa, no?- djo con la mirada muy seria.

-Nina: Eh, ¿cómo? - frunció el ceño.- Ah, ¡no, no , no! ¡Tranquilo no se trata de eso! O... almenos eso espero.- dije con la cabeza un poco agachada.

-Choopper: No voy a reñírte por que no soy nadie pero, debes tener precaución con esas cosas...- Choopper entendía lo que me pasaba. No podía ser que yo estuviera... estuviera eso. - Bueno, pásate luego como te he dicho antes y saldremos de dudas.- dijo el renito muy contento.

(------------------------------------------)

Caminé pensativa. ¿Cómo había podido ser tan tonta? No es que me arrepienta de haber hecho eso con Ace pero, ¿cómo no me he dado cuenta de qué corría ese riesgo? Le daba vueltas y vueltas, esaba demasiado insegura, demasiado asustada. Llegué donde estaba Nami, necesitaba contárselo, ella era mi mejor amiga aparte de Robin.

-Nami: Ey, ¡Nina! ¿Qué sucede? ¿Te encuentras mal? ¿Necesitas algo?- dijo con toda la amabilidad del mundo.

-Nina: Que va, es que... Necesito contarte algo.- se giró inmediatamente con cara de asustada. Me senté en la silla que había cerca de ella. Empecé a hablar.- Pues verás... Anoche Ace y yo...

-Nami: ¡Lo sabía! ¡Nunca me equivoco con estas cosas! Y, ¿qué tal? ¿Cómo fue la noche? Pícarona.- dijo riéndose.

-Nina: Pues la verdad es que muy bien pero...

-Nami: ¿Pero?- preguntó extrañada. Levanté mi mirada preocupante.- Ui, Nina. Esa cara, esa expresión no me esta gustando mucho, ¿Qué ocurrió? ¿Te trató mal?

-Nina: ¡No, no , no! Para nada. Si se comportó muy bien, me trató como si fuese una reina...

-Nami: Lo eres.

-Nina: Bueno si, tienes razón. Pero eso no es a lo que me quería referir. Pues, ya sabes, salió bien y todo lo que quieras pero, estoy asutada por que hace un momento me he mareado delante de Zoro y , no creo que sea pero, me he acercado a Choopper y le he preguntado sobre eso y ya que me había hecho un análisis, luego me dirá la sorpresa.- se levantó y dió una palmada en la mesa.

-Nami: ¿Qué? Pero.... pero... , Nina, solo tienes... tienes ¡19 años! ¡Eres muy jóven aún para ser madre!-dijo alterada.

-Nina: Venga... No te alteres, ya estoy yo bastante alterada. Tal vez el mareo solo signifique que estoy necesitada de vitamínas o algo así, no creo que por una noche pase algo además... Tranquila, supongo que no será eso.

-Nami: Luego te acompañaré con Choopper, quiero ser la primera en saberlo.- dijo.

-Nina: Bueno... Esta bien, luego te recogeré. Ahora, tengo que hacer unos planes.

-Nami: ¿Para tu futuro bebé?- me enfurecí.

-Nina: ¡Tonta! Es que... he decidido estudiar. Ya se que siendo pirata va a resultar muy difícil pero, siempre quise ser profesora, trabajar en una escuela de niños, ayudarles... Aunque si me ven siendo una pirata, seguramente los niños salgan corriendo.. - sonreí.

-Nami: Pues, seguramente. Hahahahaha. Luego nos vemos, tengo que terminar este mapa, ¿si?- asentí. Abrí la puerta y me dirigí a la biblioteca donde me encontré con Robin.

(--------------------------------------)

Me senté. Robin era una mujer callada aunque era muy astuta. Leía millones de libros durante el día. Yo solía hacer eso cuando vivía en mi pequeña isla , cuando tenía tiempo pero, ahora, entre unas cosas y otras no consigo buscar un hueco para lo que quiero. Busqué libros de enseñanza, libros de matemáticas, libros de idiomas, un poco de todo. Empecé a leer, me parecía interesante.

-Nina: Robin.- levantó su mirada por encima del libro.

-Robin: ¿Si?

-Nina: Crees que yo podría llegar a ser profesora... ya sabes, educar a niños...

-Robin: Claro, ¿por qué no?

-Nina: Soy pirata, todos me verían como un peligro para sus hijos, etc.

-Robin: Creo que la educación es el mejor medio para que los niños no piensen que los piratas son todos malvados.- sonrió.

-Nina: Si. Tienes razón...- guardé los libros. Empecé a mirar los grandes libros que había por allí y, sin pensarlo, me encontré con uno que se llamaba reinos del mundo.- Hm, este parece interesante.- lo cogí y me senté.

-Robin: Seguramente tu reino este en ese libro, te vendría bien saber un poco de tu cultura y raíces.

-Nina: Si, voy a ver si encuentro algo.- empecé a leer y, en efecto. Allí estaba: el reino de Avildra. Uno de los reinos más poderosos del mundo governado siempre por un descendiente de los Belly. - ¿Te importa si lo comparto contigo?

-Robin: Que va, sigue leyendo, me interesa saber de los lugares más poderosos del mundo.

-Nina: Governado por la família Belly quien cuidó la ciudad de miles de peligros y de enemigos que intentaron acabar con su grandeza. Oh, aquí pone el último rey que esta registrado en la constitución... Belly D. Cesko.- cerré de inmediato el libro.

-Robin: ¿Qué ocurre?

-Nina: Esa... esa D. Mi padre no tiene esa D. Yo... se supone que heredé la D de mi madre y no de mi padre...

-Robin: Tal vez sea un herror, no se...

-Nina: No lo entiendo... Enfín, continuaré leyendo.- volví a abrir el libro por la página en que me quedé.- Sus generaciones se remontan hasta los principios del mundo, viniéndo la família de una tripulación pirata que se asentó en esa Isla del Nuevo Mundo. Wow, así que eran piratas... Hm.- continué leyendo, solo ponía los nombres de los reyes y, aparecía el nombre original de mi padre.- Belly D. Treo. - cerré el libro por que ya no había nada más que me interesara pero, me llevé el libro conmigo por si acaso.

(--------------------------------------------)

Llegué a mi habitación y dejé el libro sobre la mesa de noche. Me tumbé en la cama, mirando al techo , pensando.

-Nina: Y...¿Y si estoy esperando un bebé?- sacudí mi cabeza.- ¿Qué estoy diciendo? ¡Es imposible, venga!- me miré la barriga. No parecía haber ningún cambio y, era obvio ya que no podía ser que en un día tuviera ya un melón. Pero, tampoco podía ser que al siguiente día ya estuviera mareada. Era algo imposible, todo sería parte de la enfermedad, estoy segura. Pero,la curiosidad me picó. Mientras la miraba, sonreía- Tal vez esta vez no pero, seguro que un futuro si. ¿Cómo podría llamar a mis hijos...? Mmm si fuera niño me gustaría mmm... Ajax, Blaz, Alek, Evan... ¡Ay! Me gustan demasiados nombres, no me aclariré...- pero alguien me desconcentró llamando a la puerta, era Nami, quien gritaba mi nombre, seguramente no se había preocupado por que no pasé a por ella.

-Nami: ¡Nina! ¡Sal de una vez! ¡Tenemos que ir a ver los resultados de tu futur...!- salí corriendo para taparle la boca mientras todos nos miraban con cara de interrogación.- ¡Ay! ¡Suéltame!

-Nina: Vamos...- dije mientras la arrastraba de la mano.

 

(---------------------------------------------------)

 

Llamámos a la puerta y una voz amable nos invitó a entrar. Tomamos asiento, aunque yo estaba en la cama donde Choopper me atendía. Miraba con curiosidad esos botes de sangre que correpondían a cada uno de nosotros. Entonces, Choopper se acercó con uno de esos tubitos mientras leía un papel.

-Nina: ¿Qué es ese papel?- dije intentando mirar por encima.

-Choopper: Son tus resultados, a ver... Por donde empiezo...- empezó a mirar al papel pero, una Nami frustrada y enfadada habló.

-Nami: ¡Choopper! ¡Por el amor de dios! ¡Dínos de una vez si esta embarazada o no, eso es lo que nos tememos más! - dijo gritando. Me enfadé un poco ya que no quería que nadie más se enteráse de lo sucedido con Ace la noche anterior.

 

-Nina: ¡Nami!-grité reprochándole.

-Choopper: Tranquila, tiene razón. Pues la verdad es que no, no estas embarazada pero, necesitas una rehabilitación ya, tendrás que empezar ahora mismo.- algo dentro de mi se relajó, era la tensión esa de si estaba embarazada.

-Nina: Uf...- suspriré. Sonreí un poco.- ¿Empiezo ahora, entonces?

-Choopper: Bueno, será mejor que mañana, hoy puedes descansar.

 

Le agradecimos su consulta y se puso rojo como un tomate ante nuestras admiraciones pero, era lo mínimo que podíamos hacer.

-Nami: Yo voy a seguir haciendo mapas, ¿tu qué vas a hacer?

-Nina: Iré a comer algo, la barriga me lo esta pidiendo.- dije sonriendo.

-Nami: Esta bien, nos vemos a la noche.- asentí y me dirigí a la cocina.

(---------------------------------------------------------------)

 

En la cocina estaba nuestro tan preciado cocinero pero, en la mesa, pidiendo guerra como siempre, nuestro querido capitán. Era inevitable que pensara en Ace cuando veía a Luffy, su carácter un tanto despreocupado, sus ansias de conocer el mundo, su todo...

-Sanji: ¡Hola preciosa Nina! ¡Te estoy preparando un gran manjar para que te recuperes!- decía con cara de enamorado.

-Luffy: ¡Sanji! ¡Me lo estabas preparando a mi!- dijo con cara de niño pequeño.

-Sanji: ¡Pues te esperas! ¡Nina necesita comer urgentemente por que necesita fuerzas!

-Luffy: ¡Oi!- accedió mientras ponía una mano en su cabeza como su fuese un soldado.- Ey, Nina, ¿qué se siente dormir con Ace?- dijo mientras utilizaba un tono de voz despreocupado. Él no entendía mucho sobre esta cosas así que siempre preguntaba sin pensar antes. Sanji escupió el agua que acababa de beber.

-Sanji: ¿Quuuuuuuééééééééé?- dijo sonrojado.

-Nina: ¡Luffy!- le dí un puñetazo en la cabeza.- ¡Esas cosas no se preguntan!- dije enfadada.

-Luffy: ¡Solo lo preguntaba por si te había puesto un pie en la cara como me lo hacía a mi de pequeño!- dijo mientras tocaba su chichón. Entonces, mi expresión de enfadada cambió completamente. Miré con dulzura a Luffy.

-Nina: Lo... lo siento, creí que te referías a otra cosa.- dije mientras miraba el plato que Sanji acababa de poner delante mía. Éste se sentó enfrente de nosotros dos. Empecé a comer y a comer sin parar y la cara de Luffy era como la de un niño mirando una golosina.- ¡Qué bueno Sanji, gracias!

-Luffy: Ni...na.... ¿Puedes darme un poco?- dijo mientras la baba le caía.

-Nina: ¡No! ¡Es para mi!- dije mientras apartaba el plato de su alcance. Pero este alargó la mano y cogió un poco del pollo que me estaba comiendo. ¡Oye!- le apartaba la cara con los dos pies.- ¡Luffy dame eso que te acabas de comer! ¡Es mio!

-Luffy: Comida, comida... ¡Comida!- empezó a zamparse mi plato.

-Nina: ¡Stop!- le paré con la habilidad de mi Akuma akuma no mi. - ¡Basta ya! - le quité el plato enfurecida y empecé a comer rápido para que no pudiese coger nada. Luffy intentaba deshacerse de mi habilidad pero, le estaba resultando un poco dificil.

-Sanji: Muy típico de dos primos...- decía mientras se levantaba de la mesa.- Luffy, ahora te prepararé algo.- entonces dejé libre a Luffy.

-Luffy: ¡Bien! ¡Comida!

-Nina: Siempre estas pensando lo mismo...- dije mientras me levantaba para sentarme en el sofá.- ¡Oye Luffy! ¿No tienes ganas de llegar a Avildra?

-Luffy: ¡Si! ¡Me pregunto qué habrá allí!

 

-----------------------------------.--------

Estuvimos un rato conversando hasta que se hizo un poco tarde. Decidí ir a dormir, el dia siguiente sería un día duro ya que empezaría mi rehabilitación. Llegué a mi habitación y allí me tumbé, pensando en todo lo que me había sucedido. Pero, me acordé de que tenía el libro al lado. Lo cogí y empecé a leer.

 

El próximo sucesor al trono de nuestro honorable rey Belly D. Cesko será su hijo, el príncipe Belly D. Treo, ciudadano de la Villa Fuusha, en el East Blue. Por razones extrañas, esperamos el regreso de nuestro futuro rey ya que su antecesor ha elegido una vida tranquila y sin preocupaciones. Por el momento, el rey que gobernará hasta la llegada del verdadero rey, no será otro que el hermano mayor de nuestro actual rey, Belly D. Cylius, quien, por razones desconocidas no logró llegar al trono.

 

-Nina: Oh... Entonces, ese rey seguirá gobernando el reino por que mi padre no viajó hasta ese reino para volver... ¿Seré aceptada?

 

Usted debe login (registrarse) para comentar.