Fanfic Es
Fanfics en español

Azazel, El ángel caído por Rahzel Ishida

[Comentarios - 1]   Tabla de Contenidos

- Tamaño del Texto +

Notas del fanfic:

Esta historia no es de mi propiedad, la autora es mi amiga Michelle Navarrete y con su absoluto permiso lo subo a este foro, me gustó mucho la historia, espero que sea de su agrado!

Notas:

Hola a aquellos que esten leyendo este momento, espero hayan visto con agrado la introduccion, aqui el capitulo 1, este es un poco mas largo. 

-Y cómo te va con todo el asunto de la paternidad…

Exclamó Betzayda con una sonrisa en su rostro. Con una maldición regreso a verla, Enzo odiaba que le preguntaran acerca de la relación con sus hijos cuando era evidente su preferencia por Azrael, el niño tierno, cálido, amoroso y en su opinión perfecto.

 

-Mujer ya muy bien sabes……

-No querido no puedes seguir evadiendo esta situación Azazel también es tu hijo. -¿Acaso no te has dado cuenta que el nacimiento de los gemelos, ha traído incertidumbre a toda la plebe?

- Son tus hijos eso no debería importarte.

- Pues también soy Rey y mi reputación está en juego, varios son los rumores que se han creado ya respecto al tema.

 

La discusión se prolongó un buen tiempo, pero al anochecer como era costumbre ambos bebes fueron presentados a todo el reino en una ceremonia deslumbrante, los reyes intentaron que todo se vea con la mayor naturalidad posible, fueron levantados en aires a que todos pudieran observarlos y en voz alta en contraste con el sonido de las campanas sus nombres fueron pronunciados.

 “Azrael hijo de Enzo heredero del trono de Aitor, hermano mayor de  Azazel”

Como mandaba la ley de la Real Familia Original solo era heredero del trono el primer varón primogénito, por ello Azazel el gemelo de ojos dispares tan solo fue presentado como un niño común .

La corta paz terminó pues sin previo aviso una tormenta se avecinaba por el horizonte y amenazaba con arrasar todo el lugar.

 

-¡Rápido entren todos!

 

Exclamo Enzo que cogió en brazos a su hijo Azrael dejando atrás a la otra inocente criatura, esta situación que apenas iniciaba ya era insoportable para la madre, pues pensaba que el amor de un padre debía ser igual para todos sus hijos, derramando una sutil lagrima alzo al pequeño en brazos y lo llevo a la seguridad del hogar.

Ese fue el día cuando las tragedias comenzaron a surgir……

 

A la mañana siguiente mientras aún se encontraban recostados y durmiendo en la cama, como siempre vigilados por una niñera , Azazel empezó a llorar y gritar a todo pulmón, desde que nació se había caracterizado por ser un niño muy serio casi nunca se reía y cada vez que lloraba era asociado a una terrible tempestad. Como era de esperarse mientras Azazel lloraba caían relámpagos acompañados de incesables gotas de lluvia, su llanto era atroz, la niñera no sabía qué hacer para calmarlo

 – Tranquilo, tranquilo shh shh

Es lo único que podía hacer ya que tampoco se atrevía a tomarlo en brazos pues el niño causaba en ella una extraña sensación, los alaridos rompieron el dulce sueño de su hermano, quien también comenzó a llorar, por extraña casualidad mientras cesaba el llanto de Azrael un rayo cayó en un humilde aposento de un artesano que laboraba para el Rey, la vivienda hecha de madera y paja se incendió completamente, con una rapidez como si se tratara de un papel rociado con algún tipo de combustible.

-          ¡¡Ayuda!!, ¡¡Ayuda!! .

Eran los gritos desesperados de aquellos que estaban perdiendo lo poco que tenían.

Todos los aldeanos que vivían en los aledaños trataban de apagar el fuego a toda prisa el fuego que fue imposible ahora no era más que cenizas y como es costumbre en un poblado donde predominan los mitos y las leyendas pues la gente en su mayoría carece de educación, se deja llevar por presentimientos y creencias locales, es así como se asoció este hecho deduciendo que el gemelo menor, el “malvado” había formado parte activa en tal desgracia , pues apenas la vivienda quedo reducida a cenizas , éste dejo de llorar.

 

Con el pasar del tiempo esta anécdota se convertiría en solo una de las tantas desgracias por las cuales la comunidad habría superado, la tempestad que culminó con la pérdida de un hogar dio paso al desbordamiento de un rio de la localidad, que en primer lugar inundó varios sitios incluyendo el lugar donde residían los reyes y sus gemelos, las cosechas se echaron a perder, y culminó con una larga época de sequía que fulminó totalmente todo aquello que hasta aquel entonces había sobrevivido.

¿¿¿ Culpables??? No hacía falta atribuir la responsabilidad a nadie más que a una criatura del mal… Azazel, desde su nacimiento era muy común, toda tragedia se le fuera atribuida.

Es así como los gemelos fueron creciendo poco a poco en un hogar donde primaba el amor y apego hacia Azrael , a pesar de que los años pasaban con varios contratiempos, los dos hermanos habían formado un vínculo natural y eran muy unidos, prácticamente se podría mencionar que eran inseparables, podrían hasta haberse hecho pasar el uno por el otro de no ser por el detalle de sus ojos, estaban juntos hasta en las actividades más sencillas, se habían cerrado en gran magnitud al mundo exterior, incluso sus padres a pesar del favoritismo que reflejaban no complementaban con ellos como lo hacían el uno con el otro, eran  un perfecto equilibrio de la naturaleza que solo conseguían aquellos han nacido juntos.

 

“Que niño más perfecto eres” , era una de las frases más comunes de los reyes hacia Azrael, palabras o actos de cariño casi nunca o mejor dicho nunca eran dirigidas a Azazel quien ante el desprecio que le mostraba la gente en general y en especial sus propios progenitores había adoptado una actitud agresiva y taciturna, era un niño que en la más bella flor de su inocencia comenzaba a llenarse de cicatrices internas. Podían ser todavía muy jóvenes para comprender el complejo pensamiento adulto, pero los dos tenían la capacidad suficiente, como para ver que sus padres evitaban en lo más posible contacto con Azazel, mientras eran distintos con Azrael luciéndose como excelentes padres, aunque esto incomodaba a Azazel nunca pronunciaba una palabra al respecto, sabía bien que sus padres  no eran los únicos que sentían desprecio hacia su persona, todos en general lo miraban con temor, como si fuera un demonio disfrazado de niño, todas estas actitudes  eran muy  crueles , talvez esta era la razón por la cual Azrael jamás quería estar lejos de su hermano menor y viceversa, pues el único mundo que existía para el gemelo menor era su hermano.

 

En alguna ocasión  Azazel se enojó por que la reina lo castigó severamente por una broma banal e infantil, pues incluso sin que supiese nada Azrael tiró unos sapos en el agua destinada para el consumo de toda la comarca, debido a esta rabieta una gran plaga de langosta acechó nuevamente el campo ya antes afectado por la sequía , ya era común que  siempre que el gemelo menor se fastidiaba ocurrían toda clase de calamidades y desdichas que parecían mitigar un poco cuando el infante estaba sosegado, mérito que  solo conseguía Azrael que cómo un ángel devolvía la tranquilidad a su hermano.

 

El gemelo bueno y el gemelo malo era ya un tema bastante trivial entre los plebeyos, era imposible salir y no oír murmullos sobre los hijos de los reyes, quienes tenían la misma creencia, creencia que no era cierta, la maldición de los gemelos donde el menor traía consigo toda desventura, y solo se podía pensar en una cosa “la tragedia reflejada en un espejo, espejo reflejado en los ojos del Azazel”

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Notas finales:

Espero les haya agradado!

si pueden dejar comentarios sera d emucha ayuda pues esta historia fue un deber de la universidad de mi amiga y desearia saber sus opiniones para que ella tambien vea 

Usted debe login (registrarse) para comentar.