Fanfic Es
Fanfics en español

Memorias de la Oscuridad III por YamiKimura

[Comentarios - 6]   Tabla de Contenidos

- Tamaño del Texto +

Los cuerpos de dieciséis digimons descansan sobre el árido suelo rocoso y lleno de polvo que rodea el Monte Mugen, un antiguo volcán que representa la cara menos amable del Mundo Digital y que, hace unos años, fue reactivado por una gran explosión.

Puede que estos digimons sean los más poderosos de todos cuantos existen, y es que solo los más privilegiados podrían haber sido escogidos para llevar a cabo la histórica tarea que ha ellos fue encomendada antes incluso de nacer. VictoryGreymon, ZeedGarurumon, Phoenixmon, HerculesKabuterimon, Rosemon, Vikemon, Imperialdramon, Ornismon, Spinomon, Gallantmon, MegaGargomon, Sakuyamon, Justimon, Duftmon, Seraphimon y Ophanimon… Dieciséis digimons que han luchado, codo con codo, junto a los Elegidos. Los Digimons Elegidos, así es como les conocen el resto de los suyos, son admirados, seguidos e imitados en todo el Mundo Digital. Sus hazañas inspiran a los más jóvenes a luchar por la Justicia y el Bien, los rumores que corren sobre su poder disuaden a los más pérfidos de actuar malévolamente…

Sin embargo, ¿qué son ahora los Digimons Elegidos?

 

--Ungh…-- VictoryGreymon es el primero en despertar… todo el cuerpo le duele y la cabeza le da vueltas, pero eso no le impide percatarse de un hecho inédito… La presencia de Tai es completamente inexistente. El digimon Elegido del Valor palpa su cuerpo y confirma que está en su cuerpo Supremo… pero Tai no está con él. --¿Qué está pasando?-- El digimon se pone en pie con dificultad y mira a su alrededor… todos sus compañeros permanecen inconscientes y la única señal de civilización es un proyector holográfico como los que Genai utilizaba para comunicarse con ellos hace ya más de treinta años. Durante unos instantes, VictoryGreymon duda si tratar de poner en marcha el artilugio o despertar a sus amigos… y decide poner en marcha el artilugio, es mejor que cada uno despierte cuando le toque.

Así, con manos temblorosas, el antiguo compañero de Taichi Yagami pulsa un botón de apariencia bastante llamativa y el aparato holográfico echa unas chispas antes de ponerse en marcha… pero lo que VictoryGreymon ve le causa una desagradable y desconcertante impresión.

--Saludos, Digimons Elegidos…-- Una imagen holográfica de Kurayami Kimura, Elegido de la Oscuridad, aparece frente a VictoryGreymon y las imágenes de los últimos sucesos comienzan a danzar en su mente. Este humano… junto a su compañero, es el responsable de la mayor atrocidad que jamás ha conocido el Mundo Digital… él ha destruido el Reino Celestial y el Reino Sagrado, asegurándose antes, de matar a todos sus habitantes… Ha hecho cosas horribles y ha pagado por ellas con su vida… por ello, VictoryGreymon deduce que el Yami que se dirige a él no es más que una grabación.

--Si estáis escuchando este mensaje es que he muerto y mi plan ha sido un completo éxito… Con mi muerte, Kagamimon y la Inteligencia Artificial han sido destruidos. Además, me he asegurado de aniquilar a todo digimon cuya voluntad estuviese supeditada a la de alguno de esos gobernantes invisibles, por lo que es evidente que el Reino Celestial y el Sagrado, junto con sus habitantes, han desaparecido por completo. Supongo que muchos odiaréis lo que he hecho, y no os culpo. Pero era necesario llevar a cabo semejante atrocidad para lograr el cambio, como lograron el cambio los Cuatro Arcángeles de la Nueva Era. El Mundo Digital nació siendo un lugar en el que imperaba la Ley del Más Fuerte, un lugar en el que el pez grande siempre devoraba al pequeño, un lugar inhóspito y cruel que se cebaba con quienes eran incapaces de seguir adelante en su ciclo evolutivo. Los Arcángeles cambiaron las leyes del Mundo Digital, crearon un mundo en el que la paz prevalecía sobre la guerra y en el que ellos mismos guardaban que la Justicia, el Amor y la Piedad fuesen un derecho inherente a todos los seres. Sin embargo, los ángeles instauraron su propia tiranía, si antes la Fuerza y el Poder eran los tiranos invisibles, la Tríada Celeste no tardó en forjar el inicio de la Era de los Ángeles, que pronto terminaría definitivamente con la Era del Instinto. Y para reforzar su postura, la conocida y admirada Tríada Celeste creó un digimon invencible, formado con toda la Virtud que encerraban sus almas, y lo llamaron Kagamimon, el Digimon Dios. Su reino ascendió rápidamente y muchos fueron quienes intentaron destronarlo… todos fracasaron. Pero el reinado de un Dios único y absoluto, cuya voluntad se propagaría por el mundo a través de la Tríada Celeste, no parece la forma más apropiada de mantener la paz y, mucho menos, la libertad. Por ello, con mi sacrificio, os doy la oportunidad a vosotros de lograr que una nueva Era vea la luz. Una Era en la que los digimons no tengan que luchar si no quieren, una Era en la que no exista un Dios que gobierne desde un trono inalcanzable, una Era sin protectores ni guardianes… La Era de los Digimons. Con la muerte de Kagamimon y la Inteligencia Artificial, el Mundo Humano y el Digital han recuperado su equilibrio y las alteraciones han desaparecido. Esto ha propiciado que vosotros, digimons, hayáis heredado el poder de vuestros compañeros humanos, el poder de los Elegidos… Mi deseo es que uséis ese poder no para gobernar el Mundo Digital, sino para mantener el Equilibrio entre los dos Mundos y aseguraros de que jamás nadie logra romper la Estabilidad que hemos conseguido recuperar. Dejad que los digimons sean libres, dejad que desarrollen sus propias vidas y decidan por sí mismos quiénes deben ser sus líderes… Los Ángeles han muerto y, con ellos, la tiranía de los cielos ha acabado, hoy comienza la Era en la que ningún digimon tendrá que servir a un ser que no conoce, hoy nace una Era en la que todo digimon será libre de decidir. Os he dado la Libertad, por favor, utilizadla bien.-- El mensaje termina y VictoryGreymon se queda de piedra… la explicación de Yami es bastante peregrina pero, al parecer, ha hecho todo esto para acabar con dioses y ángeles… lo ha hecho para que los digimons pudieran ser completamente libres… Y, ahora, es responsabilidad de los Digimons Elegidos decidir qué hacer con el poder que tienen… son los más poderosos entre los suyos y cómo usen esas fuerzas determinará el devenir del Mundo Digital.

Usted debe login (registrarse) para comentar.