Fanfic Es
Fanfics en español

Hoy no me puedo levantar. por Liade_Snape

[Comentarios - 0]   Tabla de Contenidos

- Tamaño del Texto +
Notas:

Ojala les guste, es el primer Song- Fic que hago, asi que no sean crueles, y dejen reviews, por fa.

Por cierto, acabo de subir otro fic, en www.amor-yaoi.com/fanfic

Ojala se den una vuelta por el.

Besos... Liade_Snape

Hoy no me puedo levantar.  

Hoy no me puedo levantar

El fin de semana me dejo fatal 

 

El despertador no dejaba de sonar, una mano salió de abajo de las cobijas y lo apago de un manotazo. Una figura se revolvió y se enredo mas de lo que ya estaba. Intento levantarse, y, al hacerlo, se mareo bastante y cayo de la cama.

 

Toda la noche sin dormir

bebiendo fumando y sin parar de reir  

 

- ¡Auch!- exclamo la figura. Como pudo se incorporo, pero inmediatamente se arrepintió pues empezó a arquear, corrió torpemente al baño, donde vomito hasta sus intestinos. Se incorporo y fue al lavabo, se lavo los dientes y se mojo la cara. Dirigió su vista al espejo, y la mirada se la devolvió un joven de unos veinte años, con cabello quebrado y negro azulado, largo hasta el mentón, tiene unos ojos grises y grandes, una nariz respingada y recta, con unas facciones elegantes y arrogantes. Solo utilizaba un pantalón de pijama.

 

Hoy no me puedo levantar

Nada me puede hacer andar 

 

- Canuto, en serio te pego duro la chica de la semana ¿no?- pregunto una voz detrás de el.

- No grites Cornamenta.- replico el joven.

- No estoy gritando.- dijo James Potter, el mejor amigo de Sirius Black, con su cabello negro y revuelto, sus ojos avellana enmarcados por unas gafas redondas.

- Si lo haces.- le espeto el chico.

 

No se que es lo que voy a hacer

 

- Que no Canuto.- replico Potter.- Ya vístete, tenemos junta con la orden en media hora.

- No voy a ir.- dijo Sirius caminando a su cama.

- No puedes faltar.- le espeto su amigo.

- Rétame.- murmuro el chico antes de acostarse.

 

Me duelen las piernas

Me duelen los brazos

Me duelen los ojos

Me duelen las manos 

 

- No me hagas traer a Lily.- advirtió James, haciendo que su amigo se levantara de nuevo y como alma que lleva el diablo.- Tienes diez minutos.- Se vistió y se medio peino, bajo las escaleras y se encontró con su amigo y la pelirroja de sus pesadillas..

- ¡Sirius Black! ¡Te tardaste horas!- grito Lily Evans no mas verlo llegar.

- Pelirroja, no grites.- pidió el moreno con malhumor.

 

Hoy no me puedo levantar

Tengo la cabeza para reventar 

 

- ¿Como puedo no gritar?- dijo Lily.- Eres un ebrio, Black.

- Es sencillo, solo no abras la boca.- replico Sirius mareado y con dolor de cabeza.

- ¡Idiota!- le grito la chica.

- ¿Con esa boquita besas a mi ahijado?- pregunto Sirius de malas pulgas.

 

Es la resaca del champan

Burbujas que suben y después se van 

 

- Camina mas rápido, Canuto- dijo James mientras caminaban por la calle, faltaba poco para que llegaran al cuartel general.

- Intenta pasar despierto dos días seguidos, tomando firewhisky, vodka, mojitos, y creo que algo que era tequila, luego, despertarte con nauseas, vomito y con una pelirroja loca que no deja de gritar. Luego aparécete, y camina tres kilómetros, para reunirte con una bola que cree que con esas reuniones salva al mundo.- replico enfadado el animago.

 

Hoy no me levanto, estoy que no ando

Hoy me quedo en casa guardando la cama 

 

- No es nuestra culpa que agarres la farra.- dijo Lily cortante.

- No es mi culpa que ustedes no.- replico el joven Black.

- Tenemos un hijo.- acoto la pelirroja.

- Ah, y es mi culpa ¿no?

- De hecho es mía.- dijo James pícaramente, antes de que su esposa contestara.

- ¿Donde dejaron a Harry?- pregunto el mareado Sirius.

- Con Lunático.

 

Hay que ir al trabajo

No me da la gana 

 

- Ah, mira que interesante.

-  Si, y empiezo a creer que el habría sido mejor padrino, siquiera asiste a todas las juntas de la orden.- replico la señora Potter mientras daban vuelta por una calle.

- Tal vez, pero Harry nunca podría decir que su padrino es tremendamente divertido, sexy y ligón.- dijo Sirius sonriendo, gran error, dado que al intentar hacer un gesto con la cabeza a una linda morena que pasaba por la acera de enfrente, se mareo y dio de bruces contra el suelo.

- Claro, divertido, sexy y ligón, olvidaste ebrio.- dijo Lily pasando por un lado.

- Me duele todo.- exclamo Sirius mientras su amigo intentaba levantarlo. El pelinegro parecía no estar dispuesto a ayudar.

- Si no te paras, te va a doler mas.- dijo su amigo amenazante.

 

Me duelen las piernas

Me duelen los brazos

Me duelen los ojos

Me duelen las manos 

 

Estaban en una mesa redonda en el cuartel de la Orden, todos escuchaban atentamente lo que Dumbledore decía, bueno, excepto Sirius Black,  al cual le daba vueltas la cabeza, y tras escuchar algo de los McKinnon, salió corriendo a el baño mas cercano, y deposito todo lo que salió de su boca, en el retrete.

 

Eso, era cada junta, así que nadie hizo caso, después de todo, tuvieron suerte de que le joven Black, se levantara esa mañana para ir a la reunión, en otro momento, se habría limitado a escuchar los regaños de Lily, mezclado con los resúmenes a medias de parte de su amigo James, por que después de cada fin de semana, Sirius simplemente, no se podía levantar…

 

Hoy no me puedo levantar

Nada me puede hacer andar

Hoy no me puedo levantar.

 

Usted debe login (registrarse) para comentar.