Fanfic Es
Fanfics en español

Rapsodia de fuego y el oscuro secreto (versión original) por Yakrot

[Comentarios - 0]   Tabla de Contenidos

- Tamaño del Texto +

Notas del fanfic:

Les presento la leyenda del oscuro secreto, con algunas alteraciones y con su final original, presentada en el disco "From Chaos to Eternity" de la banda "Rhapsody of fire"

Narrador: Son buenos tiempos para todas las criaturas de la Tierra después del gran sacrificio de Algar. Por desgracia, el destino decretó que la oscura profecía de un caballero demonio que contenía el poder de traer un trágico fin, cicatrizando sus vidas para siempre.

Poco antes de su derrota en la última de las guerras entre el Cielo y el Infierno. El malvado hijo del dios Kron, conocido como Nekron, se retiró a su guarida secreta en el inframundo. Allí sintió si inevitable muerte, y por tanto escribió un testamento de maldad pura en siete libro negros.

Uno por uno, seis de estos libros fueron descubiertos a través de los tiempos y protegidos de los demonios. Sin embargo, el séptimo libro que era el más terrible de todos, contenía el secreto de la resurrección de Nekron.

Él les había comandado a siete demonios inmortales que llevaran a cabo su oscuro plan, pero fueron convertidos en piedra por los ángeles de los reinos de cristal…   …y así sus sueños descansaron junto con ellos, hasta que llegara el momento en que la fuerzas del mal usurparan la Tierra.

Ahora, la antigua profecía grita y dicta que Nekron reinará en el impío nombre del caos cósmico, y esta vez…                  …su reinado será supremo.

 

SÉPTIMA GUERRA PRIMORDIAL, hace cinco mil años:

 

Narrador: En la ancestral era del mundo, se habían librado siete guerras primordiales. En la era en que la Luna roja brillaba, el reino de terror de Kron estaba creciendo por conforme las guerras se alargaban. Los dioses de la luz cósmica enviaron a los ángeles a enfrentar a la amenaza que yacía ahí en las conocidas tierras oscuras. Encarando a los demonios que le servían al peor de los tres hijos del dios del infierno, mejor conocidos como los señores oscuros.

Y ahora, en la última guerra primordial, el final llegaba de una vez por todas.

 

Nekron: No importa que muera, algún día regresaré y me vengaré de todos ustedes. Prometo un terror sangriento trayendo la muerte y el odio al nuevo mundo. Todo en nombre de mi padre.

 

Narrador: El caballero demonio muere ante la sagrada fuerza del trueno, la orden negra sufre un temible destino al regresar al infierno. Los ángeles, elfos, trolls, dragones y hombres aclamaban su victoria. Pero aún no terminaba, los ángeles del reino de cristal sabían que Nekron había escrito 7 libros para causar el caos.

Los 7 demonios inmortales volaban sobre Har-Kuun para realizar el maligno plan de su amo, los ángeles logran evitarlo y los convierten en piedra.

Finalmente lo lograron y la victoria fue definitiva…      …o al menos eso creían.

Los dioses del cosmos le revelaron a un ángel llamado Erian, la última esperanza. En los tiempos del nuevo mundo, Nekron seguía siendo una amenaza, y que tras la muerte del más leal de los sirvientes del dios maldito, él volverá más poderoso que nunca.

Luego le dieron la clave para detenerlo, Erian escribió con su propia sangre la salvación del mundo entero en un libro blanco, ahí yacía la clave para detener la mística profecía del caballero demonio.

 

Presente:

 

Narrador: Hay gritos de libertad que atraviesan las paredes de las torres y las risas de los pequeños. Y Algalord resurge más fuerte que antes.

Pero una silenciosa y olvidad amenaza se prepara para despertar, para vengar las perdidas guerras divinas, todos los pueblos conocidos debían preparase. Pronto una jornada se realizará desde lagos dorados a las colinas de los bárbaros.

Dos magos se reúnen por última vez, entre ellos estaba Aresius, el mago que lo ve todo, y su viejo amigo Iras, un mago perteneciente a una vieja orden llamada la orden del dragón blanco. Una orden que ha estado al tanto de defender al mundo de las peores amenazas que hayan existido.

 

Iras: ¿Estás seguro?

 

Aresius: Totalmente, la antigua profecía se acerca, el hijo de Kron regresará tal y como lo prometió. La orden del dragón blanco debe hacer algo al respecto o de lo contrario estaremos perdidos.

 

Iras: Si queremos evitar la antigua profecía, hay que encontrar el último libro negro.

 

Aresius: Sé en dónde está, se encuentra en las cuevas de Dar-Kunor.

 

Narrador: Al oír ese nombre, Iras se queda congelado.

 

Iras: Nadie conoce el camino hacia ese lugar profano, está escondido tras las montañas de Hargor.

 

Aresius: No, existe una persona que conoce el camino para llegar. Alguien a quien confío y te ayudará.

 

Narrador: Luego, Iras se dirigió hacia Elgard para alertar a la orden del dragón blanco. Poco después, mientras que la orden se encargaba de reunir al equipo que se atrevería a realizar la sagrada jornada, Iras se dirigía hacia un lugar donde estaba el demonio de la noche. Si, aquel que lo conocen por ser medio demonio, el único que puede rodear Hargor y aventurarse a las profundidades de las olvidadas, solitarias y oscuras cuevas de Dar-Kunor. El demonio de la noche salvaría el día, y su nombre nunca será olvidado por el mundo entero

 

¿?: ¿Quién interrumpe en mi nuevo hogar?

 

Iras: Mi nombre es Iras Algor, un mago que forma parte de la orden del dragón blanco.

 

¿?: He oído de ustedes, creí que eran un mito.

 

Iras: Te equivocas, somos totalmente reales. He venido a pedirte que nos ayudes a encontrar el séptimo libro negro que se encuentra en Dar-Kunor, antes de la orden negra lo posea.

 

¿?: Así que me necesitan para saber el camino más seguro y rápido…   …lo siento pero esta vez no puedo ayudarlos, soy medio demonio y si traiciono a mi raza al tratar de detener la antigua profecía, mi alma se perderá para siempre.

 

Iras: Aresius me contó tu historia de la guerra contra Akron, lo traicionaste porque sabías cuál era tu destino…   …aún creo que sigues en la oscuridad, piénsalo.

 

Narrador: Iras vuelve a Erian, mientras que el medio demonio se disponía a pensar la oferta que le había hecho el mago. Él escucha la voz de su madre y le dice que estas eran sus últimas palabras, puesto que muy pronto moriría de una vez y para siempre. Su última voluntad hace que el demonio tenga la gran decisión de afrontar a sus hermanos demoniacos y un destino al cual jamás esperaría. Pronto se revelarían secretos que han estado ocultos durante siglos.

Dos días después, la orden del dragón blanco había reunido a tres valientes héroes que realizarían la aventura entre las tinieblas y los horrores que muy pronto les esperaba. Khaas el héroe de las tierras medias, Lothen la princesa del reino de las antiguas cascadas y Tarish el rey elfo de las cavernas, y junto con Iras el mago se encaminan hacia Hargor. Pronto ven una figura en el horizonte, era el demonio de la noche que conocía el camino entre las tierras oscuras, Dargor era su nombre.

 

Khaas: ¿Podemos confiar en él?

 

Iras: Totalmente, es el único que sabe cómo llegar a Dar-Kunor, debemos ir hacia un pantano en donde yace una caverna oculta.

 

Khaas: Es un demonio.

 

Iras: No, es medio demonio, y eso basta como para fiar de él.

 

Narrador: En el trascurso de cinco días, los 5 héroes iban por el camino llamado Erloria, donde habían majestuosas cascadas y verdes valles dorados con el viento soplando hacia el norte. Aún faltaba mucho por que recorrer, mientras que la orden negra marchaba con gran intensidad, portando mil armas para destrozar todo lo que esté a su paso, liderados por un legendario demonio conocido como Naroth.

10 días después, ellos llegan a la antigua tierra de los dragones, un bosque con una vista encantada, los dragones volaban en todo su esplendor sobre el cielo azul, los venados corrían con la gracia de la naturaleza. Pero lo más impresionante es que  fue que se veían manadas de lobos, ahoyando de alegría al saber que los cinco héroes se dirigían a salvar el mundo del peor ser que pudo haber existido, la noticia entre lobos se disipaba velozmente, causando la esperanza sobre las criaturas de la naturaleza.

Ellos debían seguir adelante sin rendirse, fallar no es una opción.

En la noche, cuando la luna brillaba, los héroes acampan. En unos minutos, unos cuantos lobos se habían acercado, Khaas había sacado su espada, pero Dargor lo detiene.

 

Dargor: Espera.

 

Narrador: Él se acerca a las criaturas, conectándose con ellos al acariciarlos. Parecía que confiaban en él, como si lo conocían desde hace siglos, como un semejante para ellos. Lothen se impresionaba, ella curioseaba y sentía la necesidad de saber más, Dargor le enseñó a estar con los lobos en paz. La princesa tenía malas experiencias con esas criaturas, mas con el medio demonio era todo lo contrario.

 

Dargor: Son como nosotros, solo difunden temor a los demás seres para protegerse, siendo vulnerables, pero fuertes.

 

Lothen: ¿Cómo lo haces?

 

Dargor: No lo sé, es un don que poseo desde que era pequeño. No solo con los lobos, sino con todos los animales, Desde los más feroces hasta los más encantadores.

 

Khaas: *Impresionante*

 

Iras: Tal parece que no dudas más de él.

 

Lothen: *No puedo creer lo que está pasando, mi corazón está latiendo más fuerte*

 

Narrador: No duro mucho aquel momento, la majestuosa madre Gaia los inspiraba a seguir, en ese momento declararon que se llamarían los defensores de Gaia. Puesto que estaban dispuestos a enfrentar a los horrores del infierno con tal de proteger a lo verde del mundo, no les importaba si no volvían con vida, ellos eran la última esperanza para evitar la antigua profecía.

Al final del camino, las montañas grises se encontraban enfrente, la luz solar comenzaba a desaparecer, Hargor estaba cerca. Hiendo a pie puesto que el camino es muy rocoso y los caballos no lograrían pasar, hacia el corazón de la oscuridad llegaron y la orden negra aparece…

 

Dargor: Corran.

 

Narrador: Contra los vientos friolentos corrían velozmente, mientras que la horda de demonios los perseguía. Para el demonio de la noche se le desconocía la forma en cómo los encontraron, muy pocos conocen el camino.

Al llegar a la montaña negra, Dargor abre una compuerta secreta al cual solo se abría con la pronunciación de un antiguo hechizo.

 

Khaas: Los detendremos…

 

Dargor: …prepárate valiente caballero.

 

Narrador: Contra los malvados lucharon…

 

Dargor: Continua, yo los detengo. Protege a los demás.

 

Narrador: Pero en unos minutos, la orden negra rodea al señor de las sombras y entre los demonios apareció Naroth.

 

Dargor: No es posible.

 

Naroth: ¿Sorprendido viejo amigo?

 

Dargor: No puedes ser tú, estás muerto.

 

Naroth: Eso es lo que quería que creyeras, me mantuve oculto durante mucho tiempo. Tu padre me ayudó y me dijo que cuando él muriera, lideraría a la orden negra a ir detrás del séptimo libro. Puedo ver que te revelas en contra de tu propia sangre.

 

Dargor: Ustedes dejaron de ser mis hermanos cuando me liberé de Akron.

 

Naroth: Eres un tonto, sabes al igual que yo lo que les pasa a los traidores.

 

Dargor: Sé que mi alma se desintegrará al momento en que muera, pero antes de eso salvaré al mundo de Nekron.

 

Naroth: En todo caso eres más iluso de lo que creí, nada puede detener la antigua profecía. El séptimo libro será nuestro y liberaremos a los demonios inmortales para el despertar de nuestro señor.

 

Dargor: Por en sima de mi cadáver.

 

Naroth: Que así sea, demonios ataquen.

 

Narrador: En ese momento la orden negra se balanceó sobre Dargor, el medio demonio usaba sus poderes que dominaban la luz y la oscuridad para combatirlos. Eran demasiados como para luchar contra todos, sin embargo aparecieron lobos para ayudarlo, atacando ferozmente al enemigo. Dargor sabía que esta era su oportunidad para escapar, no era rival contra un contrincante tan poderoso como Naroth. A salvo, mientras los vientos de la nieve soplaban sin cesar, Dargor guiaba a los demás por el escondite de su antiguo reino. Caminando entre las sombras, los héroes se preparan para descansar, y esperar a que la orden negra se aleje y así continuar.

Dargor se acerca a la tumba de sus padres.

 

Lothen: Los extrañas ¿No es así?

 

Dargor: No sabes cuánto, desearía haber podido hacer algo para evitarlo.

 

Lothen: No te culpes, solo eras un niño.

 

Dargor: Eso no importa, los que son medio demonio solíamos ser más poderosos que los demás.

 

Lothen: Deja de sentir ese dolor, eres más fuerte de lo que crees.

 

Dargor:

 

Narrador: Cuando todos dormían, Dargor tiene un sueño muy particular.

 

Sueño de Dargor:

 

Narrador: Él yacía en pura oscuridad, llamas alumbraban el escenario y muy pronto se dio cuenta de que estaba en su castillo. Dargor escucha una voz que le era familiar, era el hechicero demonio que le sirvió al mal por mucho tiempo.

 

Dargor: Padre…        … ¿realmente eres tú? Vete, fuera de mi cabeza.

 

Vankar: Hijo, eres un traidor…       …me has traicionado.

 

Dargor: ¡No! Ya no soy tu servidor infernal

 

Vankar: Eres medio demonio ¡¡nunca lo olvides!!

 

Dargor: Lo sé muy bien…  …por esto pagaré con mi alma…                …pero te negaré mi voluntad ¡y te combatiré por siempre!

 

Vankar: Tu esfuerzo es en vano, nada puede detener la mística profecía del caballero demonio. ¡¡Nekron regresará!!

 

Narrador: Vankar lo ataca, pero Dargor es muy veloz.

 

Dargor: La llama del infierno fue extinguida por el poder de la flama del dragón, no permitiré que el mundo caiga ante el reino de terror.

 

Vankar: Eres un iluso, por ser uno de nosotros, regresarás y traicionaras a esos héroes y su sacrificio.

 

Narrador: Esto provoca la ira de Dargor, y de repente le crecen un par de alas, una como los demonios y otra como los ángeles.

 

Mundo real:

 

Narrador: Dargor despierta con el rostro sudado, Lothen es lo que sus ojos ven al abrirse. Nota que todo su cuerpo sudaba, mientras los demás se alivian de saber que se encontraba bien.

 

Dargor: ¿Qué fue lo sucedió?

 

Lothen: Parecía que tuviste una horrenda pesadilla…

 

Dargor: …    …fue algo mucho peor, Vankar sabe de nuestra misión, creo que regresará de la muerte.

 

Iras: ¿Dijo algo en particular?

 

Dargor: Nada novedoso, solo que nuestro esfuerzo era en vano y que no había forma alguna de que pudiéramos detener la antigua profecía…

 

Narrador: Tras 2 días los héroes salen de la solitaria cueva y se dirigen hacia las tierras que yacían detrás de las montañas, hacia el monte de Erinor. El único camino hacia la secreta entrada a Dar-Kunor, un lugar donde el aire parece ser sombras de muerte.

Usted debe login (registrarse) para comentar.