Fanfic Es
Fanfics en español

Kagami MoonDark por KanonGothic15

[Comentarios - 96]   Tabla de Contenidos

- Tamaño del Texto +

Notas del fanfic:

Hola a todos!! O¬O

Les presento mi nueva historia, esperando que sea de su agrado nwn.

Es la segunda vez que hago un fanfic de Naruto y me sorprende que lo haya combinado con InuYasha jaja xD

Como ando viendo Naruto shippuden y casi al mismo tiempo la serie de inuyasha (otra vez jaja), de esa inspiracion encerrada nació esta historia.

Como van a notar, el formato en que se presenta es muy diferente al que normalmente escribo, ya que mis nuevas historias ya las voy a escribir asi, (como la de "No despiertes a los muertos").

Bueno, pasenla bien, espero sus comentarios :D

Kanon-sensei fuera! Chao!

 

 

El viento soplaba en una tranquila noche de otoño. En el tejado de una casa común y cualquiera, se encontraba una figura desconocida que contemplaba a la luna. Todo su ser estaba conectado con aquella presencia tan misteriosa y magnifica a la vez. Había un “algo” en la luna que la hacía sentir especial. Después de escuchar unas pisadas acercándose, desapareció con las hojas que se llevaba el viento.

 

 

 

Al día siguiente, los alumnos del instituto de Tokio ya se encontraban en sus aulas, listos para comenzar con las clases.

 

 

 

-¡Ya llegué! – gritó uno de ellos pensando que era tarde.

 

 

 

-¡No inventes Naruto! ¡¿Cómo pudiste quedarte dormido en el primer día?! – preguntó su amiga y compañera Sakura.

 

 

 

-Jejé, Creo que puse mal el despertador. – se disculpó con una sonrisa simpática.

 

 

 

-Oigan. Vayan a sentarse. El profesor ya viene. – anunció otro de sus compañeros.

 

 

 

Tomaron sus asientos tranquilamente y luego esperaron a que llegara el profesor. Escucharon unas voces en el pasillo. Al parecer no venía solo. Se abrió la puerta del salón, el profesor de la primera materia había entrado junto con una misteriosa joven.

 

 

 

-¿Quién es ella? – preguntó Sakura en un susurro.

 

 

 

-Me comentaron que una nueva chica se integraría a nuestro salón. – respondió Ino, una amiga de Sakura, en voz baja.

 

 

 

-Buenos días. El día de hoy se unirá a su grupo una nueva compañera. Preséntate por favor. – pidió el profesor mientras ordenaba sus libros.

 

 

 

La chica que se encontraba en frente del salón, simplemente los estaba mirando a todos, ignorando por completo la indicación del maestro.

 

 

 

-Jovencita, te pedí claramente que te presentaras. – dijo molesto.

 

 

 

Ella volteó a verlo. Lo examinó de los pies a la cabeza y luego sonrió como si se estuviese burlando de él. Algunos alumnos comenzaron a susurrar sobre lo que acababan de ver. Sin nada más que hacer, escribió su nombre en el pizarrón.

 

 

 

-Mi nombre es Hana Higurashi. – se inclinó y sonrió como si tuviera intenciones malévolas. – Espero que podamos llevarnos bien.

 

 

 

Todos aquellos que la miraban, se ponían nerviosos o incluso le tenían miedo. Y como no, si se trataba de una chica con cabello negro, ondulado, largo hasta la cintura, de piel muy blanca y con ojos extraordinariamente dorados. Lo más extraño que podría destacar en ella, sería su pañuelo color azul marino que llevaba puesto en la cabeza y el hecho de que tuviese tenis cafés en vez de zapatos. Se acercó al único asiento que se encontraba libre, el cual estaba detrás de Naruto.

 

 

 

-¡No puede ser! Apenas han pasado unos segundos… ¡Y ya me puse nervioso! –Pensó Naruto cuando vio a la chica nueva sentarse detrás de él.

 

 

 

Pasaron unas horas. Las clases habían llegado a su fin. Hana estaba guardando sus libros, cuando tres de sus compañeras pidieron hablar con ella.

 

 

 

-Te llamas Hana, ¿Verdad? – preguntó una de ellas seriamente.

 

 

 

-Sí. Ese es mi nombre. – contestó con tono frio.

 

 

 

-Mira, queremos decirte una cosa y esperemos que te quede clara. – comentó otra chica. – No nos gustan los problemas. Nuestro grupo es muy pacífico y no cualquiera ha llegado a adaptarse a él. Así que por tu propio bien, más vale que no te metas en líos.

 

 

 

-Hum. Yo no recibo ordenes de nadie. Y menos de gente que no conozco. – contestó con una sonrisa perversa.

 

 

 

-¡Oigan! ¡¿Por qué no mejor van a molestar a alguien más?! – Preguntó Sakura metiéndose en la conversación.

 

 

 

Las tres chicas se retiraron inmediatamente, mirando de mala manera a Sakura y a su amiga Ino.

 

 

 

-No les hagas caso. Siempre hacen lo mismo cuando llega alguien nuevo. – le susurró Ino al oído. – Incluso Sakura pasó por lo mismo.

 

 

 

-Jejé. Si no hubiera sido por Ino, tal vez todavía seguiría haciéndoles caso. – Dijo Sakura un poco avergonzada.

 

 

 

-Muchas gracias por su ayuda. – agradeció Hana con una sonrisa. – tengo que irme.

 

 

 

Hana salió corriendo del salón, como si tuviera prisa por hacer algo. Ino Y Sakura simplemente la vieron extrañadas. Tomaron sus cosas y luego se dirigieron a la salida. Una vez afuera, se encontraron con Naruto y otra de sus amigas, Hinata, quien iba en otro salón.

 

 

 

-¿Listas? – preguntó Naruto, tomando el bolso de Sakura.

 

 

 

-Naruto, ya te dije que no es necesario que tomes mi bolso. – contestó Sakura enojada.

 

 

 

-¡Pero Sakura! ¡Te debo un favor y…!

 

 

 

-¡No insistas o te daré un puñetazo!

 

 

 

El grito de Sakura fue tan fuerte que llamó la atención de todos los presentes. El viento comenzó a soplar. Había un hermoso atardecer fijado en el cielo. Hana se daba prisa por llegar a su “lugar secreto”. Subió las escaleras de un templo y luego abrió la puerta de una capilla. En el interior, se encontraba un pozo antiguo. Bajó las escaleras y después se metió al pozo, en cuyo interior albergaba un espejo circular.

 

 

 

Después de atravesarlo, se sumergió en un túnel rodeado por luces, criaturas y un aire espectral que parecía del mismo inframundo, como si estuviese teniendo contacto con espíritus que guardaban rencor. Al llegar a su destino, se quitó su pañuelo y como en ese lugar ya era de noche, su cabello se volvió plateado, dejando también al descubierto unas orejas de perro.

 

 

 

-La luna está más hermosa que la noche anterior. – dijo al verla envuelta en algunas nubes.

 

 

 

Caminó por el bosque y llegó a una aldea pacifica, donde vivían aldeanos que se dedicaban a la siembra y cosecha de verduras.

 

 

 

-¡La sacerdotisa ha llegado! – gritó un aldeano al ver a Hana con su “nueva” apariencia.

 

 

 

-¡Sacerdotisa! ¡Venga pronto por favor! – gritó una mujer.

 

 

 

-¿Qué sucede? – preguntó al reunirse con los aldeanos.

 

 

 

-¡Un monstruo está intentando entrar a la capilla de la perla! – contestó un anciano.

 

 

 

La luz de la luna iluminó el cuerpo de Hana, por lo que la espada que sacó comenzó a brillar.

 

 

 

-¡Apártense! – ordenó para luego acercarse a la pequeña capilla.

 

 

 

La espada que traía consigo fue agitada, dejando escapar un inmenso poder oculto. El monstruo que amenazaba con llevarse aquella joya, desapareció en segundos.

 

 

 

-Sacerdotisa HanaYasha, ¿Cómo podemos pagarle? – preguntó un hombre agradecido.

 

 

 

-Ya saben que ese es mi trabajo. No es necesario que me paguen. – respondió con una sonrisa simpática en su rostro.

 

 

 

Aunque el monstruo había fallecido, una presencia maligna comenzó a extenderse por los alrededores de la capilla.

 

 

 

Fin del capítulo.

Notas finales:

Banda sonora: :D

(Las canciones pueden varias de idioma, ya sea ingles o japones, al igual que de las series originales).

SAGA 1: Las dos épocas.  

  • Opening: SEVENTH HEAVEN (original de Touhou) https://www.youtube.com/watch?v=Dc4CamXRmvw&list=UU03FF4n7nNBjGmMEubWIK5A
  • Ending: you’re the shine - Night butterflies. (original de Touhou) https://www.youtube.com/watch?v=aOpL3_az3OU&list=UU03FF4n7nNBjGmMEubWIK5A&index=39
Usted debe login (registrarse) para comentar.