Fanfic Es
Fanfics en español

Triste Felicidad por danishippuden

[Comentarios - 53]   Tabla de Contenidos

- Tamaño del Texto +

Notas del fanfic:

Animense a leerla, Espero que les guste y si no, bueno ni modo!

Notas:

Aqui les traigo el cap uno! si les gusta me comprometo a terminarla toda :D!

-          Instituto Privado de Konoha… pfff conque esta será mi nuevo colegio?

-          Matsuri, te lo advierto, no nos decepciones esta vez.

-          y si lo hago que?, esta es la tercera vez en el año que cambio de colegio, solo seria cuestión de buscar otro.

-          No, nos faltes el respeto!!

-          Me vale una mierda lo que me digas, no voy a entrar. Estoy harta!, no quiero estudiar!.

-          En serio que nunca cambiaras, por más que lo intentemos siempre te comportas de una manera tan inmadura.

-          Hija por favor, escucha a tu padre, recuerda siempre que lo hacemos por tu bien.

-          No me jodas Ayame, como voy a escucharlo si siempre quiere joderme la vida.

-          Matsuri!! Compórtate con tu madre y quieras o no, entraras a estudiar, no permitiré que deshonres a la familia- dijo su padre mientras la tomaba por el brazo y la introducía en el instituto a la fuerza.

-          DEJA DE DECIR ESO!! CUANTAS VECES TENGO QUE REPETIRTE QUE ESTA ZORRA NO ES MI MADRE – grito Matsuri separándose de su padre.

Después de decir eso, sintió una fuerte cachetada le volvía la cara, dejando su mejilla caliente.

-          Te dije no nos faltaras el respeto.

-          Te odio- dijo Matsuri mientras que se tapaba su mejilla con una mano, con la otra sacaba el dedo a su padre.

Tomo su bolso del suelo que había dejado caer por la impresión de la cachetada y comenzó a caminar hacia el instituto ya resignada mientras su padre y su esposa la veían entrar.

-          En algún momento me lo agradecerá – dijo su padre a Ayame.

Lo primero que Matsuri hizo al entrar fue buscar un baño y encerrarse en el, se coloco los audífonos puso un poco de metal a todo volumen y prendió un cigarrillo, necesitaba relajarse un poco de la escena que acababa de vivir y para esos momentos la nicotina siempre era su leal compañera. Se sentó en el piso, coloco su bolso sobre sus muslos y se recostó contra la pared, dejando plasmado en el silencio un gran suspiro.

-          Esto es una mierda, porque siempre tienes que estar molestándome. – dijo para si misma mientras la imagen de su padre aparecía en su mente.

Miro su reloj, eran las 10:14 am, las clases comenzaban a las 8:00 am pero había llegado al Instituto a las 10 am, ya que por ser su primer día la directora les había dicho a sus padres que podían darse el tiempo que necesitaran. Cerro sus ojos esperando que el tranquilizante hiciera efecto todavía con la mitad de su cigarro en la mano sin embargo no fue mucho tiempo cuando comenzó a escuchar unos murmullos así que se quito los audífonos para escuchar mejor.

-          Por aquí Subdirectora, estoy segura que alguien esta fumando.

-          Tienes razón, puedo sentir el olor.

“Mierda, mierda, mierda” pensó Matsuri, mientras arrojaba el cigarro en el retrete y buscaba una forma de escapar. Comenzaron a golpear la puerta, Matsuri estaba sumamente nerviosa. “Genial, esperaba tener problemas pero no el primer día” susurro. No le quedaba de otra, había decidido huir por los baños de los lados, se acostó en el piso boca abajo y se arrastró por lo menos dos cubículos mas, pensó que ya estaba a salvo pero al girar un poco su cabeza vio que había invadido uno que estaba ocupado.

 

-          AAAHHHH!!! – grito una chica ojiperlada de cabellos color negro azulado viendo a la chica debajo suyo.

-          Shhhhh- le suplico Matsuri, poniendo un dedo en sus propios labios y con la otra mano le hacia una señal para que se detuviera mientras ponía una mirada de cachorro. La chica solo asintió un poco asustada.

-          Subdirectora esa es la voz de Hinata.

-          Hinata, estas bien?- pregunto la subdirectora.

-          Ehh, etto… si estoy… estoy bien es solo que casi dejo caer mi celular en el retrete.

Al escuchar Matsuri esas palabras se habían quedado muy tranquila y espero a que se fueran. Sin embargo para Hinata seguía siendo sumamente incomodo.

-          Bueno parece que la sospechosa desapareció, sin embargo tomare cartas en el asunto debido a este incidente, no podemos permitir que alguien ande con cualquier tipo de droga en el Instituto, se lo informare a la Directora de inmediato. Por favor Sakura, vuelve de inmediato a tu aula.

-          Hai.

Al escuchar el sonido de la puerta abriendo y cerrándose supo que el peligro había desaparecido.

-          Oye, estas bien? No deberías invadir la privacidad de una persona de esa manera- dijo Hinata.

-          Lo siento es solo que todos estaban ocupados y de verdad no aguantaba las ganas- respondió Matsuri en tono burlón.

-          No mientas, sé que eras la chica que estaba fumando, lo puedo notar en tu aliento.

-          Y No mientas tú, sé que no viniste al baño para cagar chica, lo puedo notar en tus ojos.

Hinata se había ruborizado ante aquella afirmación, esa chica había descubierto se secreto, algo de lo que se avergonzaba pero le dolía demasiado. Llorar por un chico y no era ese hecho el que la avergonzaba, si no que lloraba por el novio de su mejor amiga.

-          Bueno en fin, ese no es mi problema, así que me voy. Que disfrutes de tu sufrimiento y gracias por lo de hace un rato.

-          Espera…

-          Oye no creas que vamos hacer amigas por eso…

-          No, bueno… no es eso… es solo que…

-          Vamos habla de una vez que no tengo todo el maldito día.

-          Por favor no le digas a nadie.

-          Jaaa… Te dije que no era mi problema, la verdad no me interesa, ni siquiera te conozco así que puedes estar segura de que no diré nada…

Matsuri miro nuevamente su reloj, 10: 24 am, puso un chicle de menta en su boca y camino en busca de la oficina de la directora para buscar su uniforme, sus libros y su horario. Aunque no quería ir a clases y pensaba constantemente en largarse de aquel lugar, sabia que escuchar los regaños de su padre podría ser una mierda peor que aguantar todo un día en aquel asqueroso instituto, además le bastaba con recordar que apenas saliera de esa prisión, podría encontrarse con sus amigos y su novio.

Se paro enfrente de la puerta con el rotulo de dirección, entro y vio que habían diferentes puertas sin embargo nadie estaba ahí para que le ayudara. Se sentó en uno de los sillones, mascando chicle ruidosamente con su música a todo volumen, esperando a que algún encargado saliera pero el único que salió fue un chico de cabellos rojos, con unos ojos color aguamarina que dirigieron su mirada hacia Matsuri.

-          Que miras idiota?

El chico solo se limito a sonreír de forma irónica. Definitivamente esa chica le parecía de lo peor. 

-          Tu debes ser Matsuri no?- pregunto una mujer de unos 30 años, rubia, con un gran busto.

-          Si – dijo Matsuri secamente.

-          Parece que acabas de conocer al vicepresidente del consejo estudiantil

-          Umm- respondió Matsuri indiferente

-          Bueno cambiando de tema, yo soy Tsunade la directora, así que pasa adelante.

Matsuri se levanto sin decir nada y paso por la puerta de la oficina de la directora, mientras pasaba Tsunade la miraba por detrás, miraba su ropa y su estilo. “Sé que no debo juzgar aun libro por su portada, pero algo me dice que esta será difícil” pensó.

-          Y bien Matsuri como has estado? Pregunto Tsunade tratando de ser amable.

-          Bien

-          Y estas emocionada por llegar a un nuevo colegio?.

-          No

-          Vamos sé que si, conocerás nuevas personas y harás nuevos amigos.

-          …

-          Esta bien, seré un poco directa – dijo Tsunade al darse cuenta que era inútil hablarle de esa forma – tu padre me llamo y me explico un poco tu situación, quiero que sepas que aquí trataremos de ayudarte con cualquier problema que tengas, si quieres hablar conmigo pues estoy disponible cuando quieras.

-          …

-          Estos es lo que necesitaras para estudiar – Tsunade puso sobre su escritorio un paquete de libro y un juego de uniforme- puedes cambiarte en el baño de mi oficina o en uno de estudiantes como prefieras y ten este es tu horario.

Matsuri tomo las cosas y dándole a entender a la directora que definitivamente no se cambiaria allí y que mucho menos la buscaría para contarle sus problemas.

-          Y Matsuri, lamento informarte que deberás quitarte esa argolla de tu nariz y el maquillaje de tus ojos y labios.

-          Tssss…. No lo hare….

-          Entonces no podrás asistir a este colegio…

-          Por si no se ha dado cuenta “DIRECTORA” no estoy aquí por que quiera, me vale una verga si me expulsan de este hueco o si me quedo, así que no espere mucho de mi, y puede decírselo a mi padre que sé que llamara pronto para saber de mi comportamiento.

-          Matsuri! No me importa cual sea la razón por la que estas aquí, el punto es que estas aquí y al hacerlo deberás respetar todas las ordenes que se te den y si una de ellas es dejar fuera el maquillaje y los piercing entonces los dejas fuera. – definitivamente Tsunade había perdido la razón.

-          Y quien me va a obligar, tu… Jaja no me hagas reir.

-          Mira niña, he tenido que enfrentarme a muchas chicas como tu, así que no te aconsejo que te hagas la dura conmigo.

-          Tsss – refunfuño Matsuri, dándose por vencida ante la directora. – Si señora directora- dijo con un tono burlista, agregando una sonrisa falsa.

“Definitivamente será difícil” pensó la directora al escuchar la puerta cerrarse con fuerza.

Matsuri se había cambiado y se había colocado su nuevo uniforme, era una enagua negra que le llegaba un poco más arriba de la rodilla, medias blancas, zapatos negros, con una camisa de cuello blanca y encima de esta un chaleco color gris. “No solo el colegio es una mierda, el uniforme definitivamente también” pensó Matsuri al verse en el espejo. Acerco un poco su cara y quito cuidadosamente la argolla de su nariz, luego tomo un poco de papel higiénico lo mojo con agua y quito el delineador negro de sus ojos.

Al salir del baño, miro el papel con su horario, le había tacado el aula 11-C, se encontraba un poco perdida pero su orgullo no le permitía buscar a alguien quien le ayudara, además los pasillos aun se encontraban vacíos porque todos estaba en clases. Siguió recorriendo el instituto hasta que se encontró con una pizarra donde estaban todas la ubicaciones del lugar, realmente era bastante grande. Matsuri miro la pizarra por unos minutos, creando en su mente el camino para encontrar su aula.

-          No piensas ir a clase?- una voz masculina se dirigió hacia Matsuri.

      Al escuchar Matsuri giro su mirada era el mismo chico de cabello rojo y ojos aquamarina.

-          Jaaaa, pero si es el idiota de la dirección.

-          Tu otra vez?! Eres estudiante?

-          Que!? Te sorprende verme en uniforme…

-          Tsss, hubiera sabido que eras tú y ni me hubiera acercado.

-          Hum, como si me importara lo que dijera un imbécil como tu…

-          Hare como que no escuche eso, además como miembro del consejo estudiantil es mi deber preguntarte que haces afuera de clases.

-          De verdad eres idiota… si vas a venir a molestar por lo menos se de ayuda y dime donde están las aulas.

-          Eso significa que estas… perdida? jajaja- dijo el chico burlándose de ella

-          No le veo la gracia.

-          Es solo que disfruto que gente grosera como tu pase por situaciones como estas.

-          Me rindo contigo, iré a buscar mis lecciones solas, así me cueste todo el día, prefiero eso a tener que pedir tu ayuda.

-          Si eso prefieres…

-          Jodete marica- dijo Matsuri mientras se alejaba de el…

No paso mucho tiempo para que Matsuri encontrara su aula, era en el tercer piso, se paro frente a la puerta.

“11-C” diciendo esto para si, abrió la puerta.

-          Debes ser la alumna nueva cierto? Vamos pasa adelante. –dijo el hombre de cabello gris que se encontraba dando clases- Chicos hoy se une a nosotros una nueva alumna, espero que todos se lleven muy bien con ella.

Matsuri entro rápidamente al aula, caminando directo donde el profesor y colocándose frente a frente con el.

-          Preferiría que no hiciera tanto alboroto con mi llegada- susurro Matsuri a su sensei.

Al parecer esto no había echo ninguna gracia a Kakashi que siempre velaba por las buenas relaciones de sus alumnos.

-          Alumnos!  Nuestra nueva compañera se presentara frente a la clase, si alguno tiene preguntas puede hacérselas con gusto, ella esta dispuesta a responder. – dijo Kakashi cerrándole un ojo.

-          Tsss- refunfuño Matsuri

Matsuri camino al centro de la clase bastante indispuesta.

-          Vamos dinos tu nombre- dijo el profesor.

-          Me llamo Matsuri, tengo diecisiete años y toco la guitarra, listo no tengo nada mas que decir.

Todos sus nuevos compañeros la observaban silenciosos, algunos pensaban que era linda, otros que bastante seria, algunos no les pudo importar menos, sin embargo dos personas de esa aula estaban completamente petrificados en sus asientos desde que la vieron entrar. 

Notas finales:

Ojala que les gustara!! Espero sus comentarios para saber que les parecio!! GRACIAS POR LEER :3♥

Usted debe login (registrarse) para comentar.