Fanfic Es
Fanfics en español

El Origen por G Dragirl BB

[Comentarios - 2]   Tabla de Contenidos

- Tamaño del Texto +

Notas del fanfic:

Si estas leyendo esto, es posiblemente porque recibiste mi regalo, tú y solo tú, que estas aquí, ahora, leyendo esto, por petición mía, sabes y entenderás lo que aquí escribo.
Te he entregado una llave – repito, ya entenderás – a un lugar en el que nadie más que yo (y hora tú) puede entrar, si al termino de esta lectura, decides rechazar mi invitación, no habrá problema, destruye la llave y olvida que alguna vez viste esta “puerta”.
Lo que estoy por contarte es un secreto – a voces – así que en ti confío…
Gotas… gotas caían del cielo como si de lluvia se tratara, sin embargo no provenían de las nubes… sino de un par de ojos, una persona caía del cielo… Sí, ¡del cielo!, era una gran altura, mas de veintidós mil ciento veintitrés pies de altura, la velocidad con que se precipitaba era la suficiente como para que el sonido de sus desesperados gritos se transformaran en silencio absoluto, el aire chocando contra de ella, producía una presión mortal, sofocándola.
…¿Qué es lo que estaba sucediendo?
Querido amigo, lo que acabo de relatarte, es un nacimiento, no, mejor dicho “EL nacimiento”. Sabes, hay lago que siempre ha intrigado al ser humano…
“¿Hacia dónde voy?, ¿Cuál es el propósito de la vida?”
Mira que lo que voy a decirte a continuación, es independiente de tus creencias, por favor, no pienses que intento influenciarte con mi relato, mas bien, tómalo como una mas de mis locuras.
En un principio, Dios “llámese como sea que le conozcas “ se hacia acompañar únicamente de seres perfectos (aquí los denominaremos “ángeles”, sin embargo eres libre de llamarles como quieras); te preguntaras entonces
“Si Dios tenía tan agradable compañía… ¿Por qué creo a seres tan mas desperfectos como nosotros los humanos?”
La respuesta a esa pregunta, es un completo misterio aun, no puedo ofrecerte más que simples especulaciones mías, a manera de respuesta. Resulta que seria enormemente doloroso estar rodeado de seres tan… “simples”, seres que no ofrecen desafío alguno, que no son capaces de sembrar alguna sensación de orgullo y satisfacción, porque, esto no puede conocerse si no se ha probado antes la decepción y ¿Cómo estar decepcionado con semejante perfección?
Después de meditar todo esto, Dios llego a una conclusión, la vida de estos seres era tan motona, debido a que ya no tenían un propósito que perseguir, pues ya lo poseían todo, la única manera de hacerlos vivir, era entonces quitándoles parte de los dones de los cuales los había dotado, sin embargo, no podía simplemente destruir esas virtudes, porque si ya no existían, entonces significaría que jamás podrían ser perfectos de nuevo y les dejaría nuevamente sin un propósito, haciendo todo en vano. Sele ocurrió entonces una idea.
Mando llamar entonces a uno de sus ángeles más cercanos, le llamaremos “Ana”, ella, tan servicial como siempre, atendió de inmediato al llamado de su padre.
“Ana… pequeña…
“¿Si padre?
“Hay algo ahora, por lo que tu y los demás deberán pasar
“¿Qué cosa? Padre
“Harán un viaje, un viaje especial, bajo circunstancias especiales
La pequeña acepto sin titubeos, aun sin conocer las condiciones implícitas en ello…
…..
De un solo tajo, aquel que llamaba padre, le arranco del pecho aquella parte que nosotros llamaríamos “corazón”. Casi de inmediato fue embargada por una sensación extraña, no sabia de que se trataba, pero era enormemente desagradable, su cuerpo comenzó a temblar incontrolablemente y una necesidad de irse del el lugar, se apodero de ella, tiempo mas tarde, definiría esa primera y nueva sensación como “Miedo”. Apenas salía del shock, cuando sintió una molestia enorme en su espalda, una sensación que le hizo querer gritar, acababa de conocer el “dolor”, Las alas que tanto amaba, que eran parte de ella, habían sido desprendidas de su sitio, desgarrándola, tantas cosas nuevas la abrumaban de sobremanera, no sabia que hacer, no sabia siquiera si debía hacer algo. Pero no tuvo tiempo de recuperarse, sin aparente consideración, recibió el ultimo golpe… uno que le hizo comenzar a caer…

Gotas… gotas caían del cielo como si de lluvia se tratara, sin embargo no provenían de las nubes… sino de un par de ojos, una persona caía del cielo… Sí, ¡del cielo!, era una gran altura, mas de veintidós mil ciento veintitrés pies de altura, la velocidad con que se precipitaba era la suficiente como para que el sonido de sus desesperados gritos se transformaran en silencio absoluto, el aire chocando contra de ella, producía una presión mortal, sofocándola…
El impacto al chocar con el duro suelo de la tierra, prácticamente le destrozo, ahora el dolo ya no era solo en su espalda, se había extendido a todo el cuerpo, quiso moverse, pero decidió no intentarlo, tenia miedo de desbaratarse en pedazos.
“Pa…dre…“ susurro finalmente, de una manera tan débil que apenas era inaudible, no por falta de fuerzas, mas bien por miedo, si tenia miedo, miedo de no recibir una respuesta, miedo del silencio...
Un montón de preguntas se agolparon en su mente
“¿Por qué has hecho esto, padre?”
“¿A caso ya no me quieres?”
“¿Qué tan imperdonable es mi falta para que me alejes de tu lado?”
Sin poder evitarlo, las gotas comenzaron a fluir de sus ojos, parecía agua, sin embargo, esta era distinta a la que tenían en los manantiales de su antiguo hogar, esta era más espesa y le producía una picazón al rozar con su piel.
De pronto, vio como del cielo grisáceo, caían varios destellos, era todo un espectáculo, pero aterrador.
“Ana… “ una voz proveniente desde lo alto le llamó, de inmediato pudo reconocerla, era su padre, no respondió, solo se quedo en silencio “ Ya no llores mas, pequeña…
“Padre… ¿Qué sucede?... tengo… miedo
“ ¿Recuerdas el viaje que te mencione?...pues ahora dará inicio
“Pero… ¿Hacia dónde?, ahora que me has echado de tu lado, ¿Qué me queda?
“Regresar… no he dejado de amarte, tan solo quiero que tengas un propósito
“ ¿Cómo regresare?, si me has despojado de mis alas y ahora siento un montón de cosas nuevas, ni siquiera puedo levantarme, ¿Cómo esperas que llegue hasta donde estas?
“Jamás dije que el viaje fuese a ser fácil… primero debe haber ciertas circunstancias especiales, tus alas, esas a las que estabas tan apegada, ahora las he fragmentado en muchas plumas, tu misma has visto como han caído dispersas por el mundo. Si quieres regresar a mi lado, necesitaras de ellas, solo cuando las hayas recuperado, podrás comenzar el recorrido de regreso. Encontrarlas será tan difícil como el reconocerlas… ahora mismo, no eres la única que debe encontrar sus plumas, todos tus hermanos están en la misma situación, así que debes encontrar las tuyas, además deberás tener mucho cuidado, porque habrá un montón de pruebas…
Habrá plumas que estén elaboradas de el mas preciosos diamante que tus ojos hayan visto, sin embargo, son tan llamativas que será fácil que alguien mas te las robe… habrá otras, no serán vistosas, pero si muy bellas, estarán hechas de cristal, tratar de tenerlas, será bastante doloroso, porque tendrán un punta tan afilada que se enterraran en tu carne, haciéndote daño, el tratar de emprender tu viaje con ellas, es decisión tuya, sin embargo, su belleza es para ocultar su extrema fragilidad, así que no te fíes de ellas. Hay otras que estarán fabricadas con metal, son tan resistentes que te sentirás completamente segura con ellas, pero, no te dejes llevar por esto, son tan resistentes como pesadas y emprender vuelo con ellas, solo hará que te retrases y al final caigas. Unas mas serán de brillantes colores, por lo que les encontraras con facilidad, son tan ligeras, cómodas y fáciles de tener que no será difícil que te engañen, debo advertirte que emprender vuelo con ellas, seria bastante peligroso, su ligereza hace que se desprendan con la misma facilidad con que las obtuviste, y puede que te abandonen en pleno vuelo, dejándote caer. Finalmente hay unas que son de un color blanco, puro cuesta trabajo identificarles porque son opacadas constantemente por las otras, tenerles lleva su tiempo, pero si no desistes al final, ellas pasaran a ser parte de ti, como lo fueron en el principio, y así podrán regresar a mi lado, estas plumas, las verdaderas, son al fin, la llave para regresar al paraíso…
Notas finales: Bien… ¿Qué me dices después de todo?...
Usted debe login (registrarse) para comentar.