Fanfic Es
Fanfics en español

PURO AMOR por AinhoaYZorro

[Comentarios - 9]   Tabla de Contenidos

- Tamaño del Texto +

Era un día soleado, uno de los muchos que había en Alabasta. El día anterior, una nueva visitante llegó a la ciudad. Ainhoa era alta de pelo color azul cielo, largo y ondulado, sus ojos eran marrones, era delgada y bastante guapa. Tenía 15 años e iba a 3º de secundaria. Ella tuvo que mudarse junto a su madre por motivos familiares.

Era su primer día de clase. Ella solía madrugar bastante pero el día anterior estuvo descargando las cajas y  se despertó tarde. Se refregó los ojos y miró el reloj, vio que faltaban 10 minutos.

 

-¡Mierda! ¡Voy a llegar tarde el primer día de clase!- Se vistió rápidamente, y no se paró a desayunar.

 

Salió escopeteada hacía el instituto, al igual que un chico que también se había quedado dormido, solo que en él era habitual. Ese chico tenía el pelo corto y verde, sus ojos eran negros, piel morena y cuerpo atlético, de la misma edad que Ainhoa. Había salido corriendo mientras se comía una tostada.

 

El peliverde y  Ainhoa chocaron y los libros que llevaba la chica de cayeron al suelo.

-¡Joder! ¡Más cuidado! -Le grita el chico.

-¡Pero si has sido tú! -Le responde la peliazul.

-Mira, tengo prisa. -A esto el chico se levanto y se fue corriendo dejando a la chica recogiendo los libros.

-Maldita sea, voy a llegar tarde… -Dijo la chica preocupada.

 

Las clases acababan de empezar y la profesora de literatura estaba pasando lista.

-¿Nami Okamura?

-¡Presente! –Responde una chica alta, de pelo corto, pelirrojo  y liso, de ojos de un tono rojo oscuro.

-¿Monkey  D. Luffy?

-¡Presente! –Respondió un pelinegro, con el pelo revuelto.

-¿Zorro Ronoa? –Echó un ligero vistazo a la clase- Este está durmiendo...hay que ver. ¡Ronoa! ¡Si va a dormir se va a su casa!

-¿Qué...? –Preguntó este adormilado.

-En fin... ¿Ainhoa Montero? – Pero nadie contesta- ¿Ainhoa Montero? -De repente alguien llama a la puerta.

-¿S-Se puede?-Era Ainhoa, estaba roja como un tomate.

-¿Usted es la señorita Ainhoa Montero? –Dijo la profesora mientras se bajaba las gafas y echaba un ligero vistazo a la chica.

-Si… -Respondió nerviosamente la peliazul.

-Siéntese al lado de la señorita Okamura. –Dijo mientras volvía la vista a su cuaderno y apuntaba algo.

-Vale…

Todos miraban  a la chica, en especial Sanji, ya que cada vez que veía a una chica guapa no podía evitar perder los papeles. Este era alto, rubio con el pelo algo largo y con un flequillo que cubría su ojo izquierdo, ojos negros, y con cuerpo atlético.

-¡Hola, bella flor de primavera! -Decía Sanji con corazones en los ojos.

-¡Sanji compórtate!   -Le ordena la profesora, a esto Ainhoa volvió a enrojecer.

-Ey, hola… -Susurra Nami.-Yo soy Nami Okamura.

-Hola, yo soy Nefertari Vivi.-Le dice una chica de pelo muy largo y azul claro recogido en una coleta y ojos marrones.

-Encantada… -Les responde Ainhoa con una gran sonrisa.

-Queréis dejar de hablar.-Le dice un chico que había detrás. Ainhoa se dio la vuelta y vio que era el mismo con el que se había topado en la calle.

-¡Pero si eres tú! -Susurra la chica.

-Anda, mira, la chica de antes... Soy Zorro.

-Y a mi que…

Ainhoa se dio la vuelta, a lo que el peliverde soltó una leve carcajada y volvía su mirada a la ventana.

 

 

Terminaron  las tres primeras clases y empezaba el recreo. Nami y Vivi estaban con sus amigos hablando.

-Ey, chicos, os voy a presentar a una amiga. –Dice la pelirroja corriendo hacia Ainhoa.- ¡Hola Ainhoa! Te voy a presentar a unos amigos ¿vale? –Cogió por el brazo a la chica  y la acercó al grupo.

-Mira, este es Luffy.

-¡Hola! -Grita Luffy con una amplia sonrisa.

-Este es Ussop.

-Eh…hola…-El era algo tímido, alto, con el pelo algo largo y rizado de color negro, con unas gafas en la cabeza algo raras.

-Este es Sanji…pero tú no le hagas caso. –Dijo en un susurro

-¡Hola bella dama!-Le dice Sanji mientras se arrodilla y coge la mano de la chica.

-Eh…hola… -Respondió Ainhoa mientras que Vivi le daba un puñetazo al rubio para que se callase.

-Bueno, y este es Zorro.

-Ya nos conocemos…-Dice él, que estaba apoyado en un árbol y le miraba con una sonrisa de superioridad. A Ainhoa eso le ponía enferma.

-Si…-Le responde ella.

-¿Ah, sí? ¿Y de que? –Pregunta la pelirroja ladeando la cabeza.

-Pues me choqué con él en la calle y me tiró todos los libros, por eso llegue tarde a clase. - Ainhoa le lanzó una mirada asesina, a lo que Zorro le gustó y sonrió.

-Hola a todos. -Dijo una chica alta, rubia con el pelo liso y de ojos marrones.

-¡Hola hermanita! -Le dice Sanji.

-A hola hermano –Vio que había una chica nueva, a lo que ella le saludó amablemente- ¡Vaya! ¡Hola, yo soy Kaya!

-Hola, yo soy Ainhoa, estoy en 3º. ¿Y tú?

-Yo en 1º. Soy la hermana pequeña de Sanji.

-Bueno, nosotros nos vamos. - Dice Zorro agarrando del brazo a Sanji y Luffy, Ussop se quedo hablando con Kaya sobre sus “aventuras”. Ainhoa, Vivi y Nami se fueron hablando.

-Oye, ¿Zorro es así siempre? -Le pregunta  Ainhoa a las chicas.

-Si ¿por?-Le pregunta Nami insinuando algo.

-P-Por nada…es que es un sieso y un gruñón.

-Si, pero ¡esta como un tren!-Le dice Vivi esperando que Ainhoa le llevase la razón.

-¿Te gusta Zorro? -Le pregunta Ainhoa pensando que estaba loca.

-No, a mi me gusta otro.

-¿Ah, sí? ¿Y quién es?-Dijeron  Ainhoa y Nami

-Pues… Sanji… -Vivi se puso roja como un tomate.

            -¡Lo sabía! –Dijo la pelirroja feliz de la vida, a lo que las tres empezaron a reírse.

 

 Terminaron las clases y Ainhoa se fue directa a su casa, pensaba en sus cosas y de repente se le vino a la cabeza la imagen del peliverde. Esta se sonrojó. “Menudo imbécil…”. Llegó a su casa y entró a la cocina a saludar a su madre.

-¡Mamá, ya he llegado! –Dijo mientras soltaba la mochila.

-Ainhoa, lleva esto al vecino de al lado, ¿vale? –Le dice mientras deja un paquete encima de la mesa.

-¿Pero yo porque? –Replicó la chica hinchando los mofletes.

-Pues por que yo lo digo, además, es bastante mono... -Le dice la madre guiñándole el ojo.

-Está bien, mientras antes vaya antes terminaré. –Dijo mientras se le caía la baba al pensarlo.

Cogió el pastel y se fue a la casa que le indicó la madre, llamó al timbre, y el vecino abrió  la puerta.

-¿Si? ¡Vaya, pero si eres tú, princesa!

-¡No puede ser! ¡Zorro! ¿Pero qué haces tú aquí? -La chica se puso colorada al ver al chico sin camiseta, ese torso y esos músculos...le hacían perder el sentido.

-Ya veo que no puedes vivir sin mí. -Dice sonriendo y  guiñándole el ojo.

-Ya claro… ¿Qué haces así?

-Estar en mi casa mientras entreno…

-Mira, me he mudado al lado y mi madre me ha mandado a que te traiga esto… -Dice mientras aparta la mirada y le acerca el paquete.

-Ya… ¿no será que has venido a verme? –Dijo mientras se inclinaba un poco hacia la chica.

-¿Estas loco? –Dijo mientras volvía a sonrojarse.

-Anda pasa. –Dice mientras le abre paso hacia su casa.

 

La chica entró, vio que la casa estaba bastante desordenada

-¿Sabes que hay algo que se llama ordenar la casa?

-Si…pero como es la mía, lo haré cuando yo quiera.

 

La peliazul no dijo nada. Llegaron al salón y los dos se sentaron, la peliazul miro su alrededor, y vio muchos trofeos.

- ¿Son tuyos? -Dijo mientras los señalaba.

-Si, es que soy espadachín.

-Vaya… y ¿por qué tienes tres espadas?

-Utilizo las tres a la vez.

-¡Vaya!

-Por eso no tengo tiempo para ordenar la casa. Cuando llego a mi casa hago las tareas y estudio, después me pongo a entrenar…a si que no tengo tiempo.

-Pues…si quieres yo puedo venir el fin de semana a limpiar, a cambio de que tú me enseñes Alabasta. ¿Qué te parece?

-Venga vale. ¿Cuándo quedamos?

-Yo vendré el sábado por la mañana y por la tarde podemos ir a dar un paseo por el pueblo.

-Me parece bien.

-Bueno yo tengo que irme.

-Vale, si me echas de menos ya sabes donde vivo. -Dice el chico mientras le guiña el ojo, a lo que ella volvió a enrojecer.

-Lo tendré en cuenta...

 

Notas finales:

Espero que os halla gustado.

Usted debe login (registrarse) para comentar.