Fanfic Es
Fanfics en español

Fragmento de mi corazón por KanonGothic15

[Comentarios - 10]   Tabla de Contenidos

- Tamaño del Texto +

Notas del fanfic:

Hola!!! les presento mi nueva historia: fragmento de mi corazón, un fic de InuYasha que iba a subir el dia de san valentin, pero que no pude por ciertos inconvenientes, espero les guste, la historia y los capitulos son muy cortos, y no se preocupen, seguire escribiendo el fic de Aome atraviesa el espejo. Muchas gracias por su apoyo!!! saludos!!!! nOn  

 

 

 

Esta luz… me está torturando. No lo entiendo. No lo comprendo.

Cuando esta en mi mano…me quema. Es como si…

Ya no quisiera estar conmigo…

 

 

 

La luz del fragmento de Shikon comenzaba a lastimar a Aome con el paso de los días. Sentimientos dormidos en su corazón lograron despertar, a la vez que ya no sentía razón alguna para estar en la época antigua. Atravesó el pozo con algo de prisa, llegando a la época actual. Corrió por el patio, entró a su casa y se fue directamente a su cuarto, donde se acostó en su cama a pensar las cosas. Había sido una noche muy dolorosa para su corazón. No sabía cómo afrontar aquella extraña sensación, sin embargo, deseaba que todo se perdiera entre los silenciosos minutos que permanecía inerte, sofocada y asfixiada por el deseo de que Kikyo desapareciera.   

 

 

-No lo entiendo… - musitó cansada y confundida, sosteniendo en su mano el pequeño frasco donde estaban los dos fragmentos de Shikon. - La luz me quema… - No sabía cómo explicarse la razón por la que el fragmento estuviera en ese estado y se sintiera tan cansada de su doble vida. - ¿Qué es lo que me quieres decir pequeño fragmento? ¿Acaso… quieres regresar a dónde perteneces? - Esas preguntas las formuló sin muchos ánimos, mirando los trozos de la perla como si tuvieran un brillo especial. InuYasha y Kikyo habían sido los causantes, nuevamente, de aquellos sentimientos que no eran propios de sí misma. Después de todo, no quería pensar en lo que sentía por ello: odio, tristeza, confusión, lástima… lo que conllevaba a un fuerte sentido de melancolía que resonaba en su cabeza. - La solución… - comentó, levantándose para sentarse en la cama. - Es que le regrese este fragmento a InuYasha. – volteó la mirada y vio por un momento un cielo cubierto por estrellas, a la vez que se escuchaban a los lejos como los coches corrían por la carretera. – Así, el pozo dejara de funcionar y no volveré a verlo nunca mas.

 

 

Su decisión estaba tomada. No había marcha atrás y eso lo sabía muy bien. El fragmento que sostenía en su mano, era lo único que la unía a InuYasha y a la época antigua. Se trataba de un lazo que solo se rompería al cruzar el tiempo. Más tarde, Aome se acostó en su cama y se quedó profundamente dormida, con la esperanza de que su tristeza se volviera más débil al transcurrir las horas.

 

 

-Esta luz… me está torturando…- pensaba cabizbaja, sumida en la oscuridad y sin ningún brillo cercano. - No lo entiendo. No lo comprendo. Cuando esta en mi mano…me quema. Es como si… ya no quisiera estar conmigo…-.

 

 

-Aome, ¿Estás segura de tomar esta decisión? – cuestionó una voz femenina a su alrededor. La mencionada miró a todas partes, confundida.

 

 

-¿Quién…? – intentó decir entre murmullos, pero el sonido del despertador fue más fuerte y persistente.

 

 

El amanecer comenzó a surgir a lo lejos. La luz iluminaba una parte de su habitación. Aome se había levantado. Caminó hacia el espejo y comenzó a cepillarse su cabello como de costumbre. Acto seguido, se vistió.

 

 

-Mama, voy a salir. – exclamó al bajar las escaleras, dirigiéndose hacia la puerta principal de la casa y cerrándola tras de sí.

 

 

Atravesó el pozo, dentro del santuario, y llegó a la época antigua. Cuando subió al borde de la antigua construcción, se quedó sentada en él, mientras el viento hacia que su cabello se moviera. En eso, cerró los ojos, pensando en todas las veces que InuYasha se había visto con Kikyo.

 

 

-Ya no quiero sufrir… - pensó para si misma. Su cuerpo tembló, más de tristeza que de nervios. -  No quiero que me vuelvas a lastimar… - llevó una de sus manos a su pecho, apretándolo con fuerza y agachando la mirada para contener las lágrimas. - Me duelen estas punzadas llamadas “perdón”-.

 

 

Se escucho una voz cercana. Era InuYasha cegado por la luz del sol, viendo como Aome derramaba pequeñas lágrimas de sus ojos cerrados. Se acercó a ella sin dejar de contemplarla. No podía pensar en otra cosa.

 

 

-Lo siento… Aome. – susurró, al estar cerca de ella. Aome, por otro lado, abrió sus ojos despacio, intentando alejar a  InuYasha de sus pensamientos, quien continuaba inerte y frente a ella, con una mirada confundida y triste.

 

 

-InuYasha… - lo llamó con sus labios temblorosos, sin dejar de llorar.

 

 

Ambos se veían con ojos melancólicos. No se imaginaban un mundo sin el otro a su lado. Sin embargo, tomaron una difícil decisión por su cuenta y ahora sentían que debían cumplirla sin importar el precio, aunque eso les costara su relación. Sus recuerdos. Sus vidas.  

 

 

-Aome… - dijo InuYasha con dulzura, mientras acercaba su mano a su mejilla. - ¿Por qué estas llorando?

 

 

-Porque… - intentó decir, tocando la mano del hibrido y tragando saliva. El viento sopló nuevamente. - Ya no te veré más.

 

 

Fin del capitulo.

Notas finales:

¡CAPITULO CORREGIDO! :D

¡Muchas gracias por leer! :3

Usted debe login (registrarse) para comentar.