Fanfic Es
Fanfics en español

Un Basquetbolista Y Una Nerd Rebelde. por Hitomi Uzumaki

[Comentarios - 15]   Tabla de Contenidos

- Tamaño del Texto +

 


 


—Lo que escuchaste.


—Mmmh torpe.


 


Después de unos minutos que todos se arreglaron se fueron para la casa de su amigo Hanamichi, también fue la hermana de Mitsui, la mamá de aquel chico de ojos azules los dejo ir solos.


Acá en la casa de Hanamichi su madre estaba terminando con la comida y esperando a su hijo y sus amigos.


 


—Termine a tiempo, ahora le  hablare mi sobrina para que coma junto con ellos—Apenas iba ir para la habitación cuando entraron Hanamichi y sus amigos, aquello jóvenes saludaron a la mamá de su amigo.


—Pasen y bienvenidos—dijo la mamá de Hanamichi amablemente a los  sus amigos de su hijo.


 


Todos pasaron y se sentaron las chicas fueron a  la cocina ayudar a la señora Sakuragi, mientras los muchachos platicaban del juego, como les había ido, reían y discutían una que otra vez a veces Hanamichi peleaba como siempre con aquel  chico de ojos azules y mirada fría.


 


 


En ese momento Haruko les dice a los chicos que se acomodaran que ya iban a servir la comida, y que se acomodaran los primeros.


 


Los primeros en acomodarse fueron el profesor Anzai, Akagi, Kogure y los demás chicos junto con los amigos de Sakuragi  Noma y Okuss.


 


Mientras esperaban su turno Mitsui, Serena  estaban platicando sobre el partido, Sakura quien estaba ahí con ellos se aburrió un poco y se levantó de donde estaba dejándolos solos.


 


Se dirigió hacia el patio quería tomar un poco de aire, cuando iba por el pasillo miro recargada sobre la pared una espada que le llamo la atención la tomo en sus manos, estaba un poco pesada estaba en su funda.


 


— ¡Vaya! Así que a ese pelirrojo le gusta también el Kendo. —La iba a sacar de la funda cuando la interrumpieron.


— ¡Cuidado! Jovencita déjala ahí,  no ves que es peligrosa.


 


Sakura  se asustó en ese momento  miro aquella joven  de arriba  a  abajo  y se sorprendió al verla— ¡Eres tú! La chica de la mañana—preguntó la chica de ojos azules.


 


— ¡Ah! Ya recuerdo eres la chica que le ayude a sacar su refresco de la máquina.


 


Aquella joven de ojos azules acento con la cabeza positivamente y con una sonrisa, ella le entrega la espada a la muchacha—Así que eres tú la dueña de esta espada y la  que entrena el kendo.


 


—Sí, pero ya no, ahora lo detesto—aquella muchacha de ojos verdes extiende las mano y la toma—Ven pasa—aquella chica la invito a entrar a su habitación.


 


Sakura entro, y tomo asiento en la silla que estaba ahí—Es linda tu habitación.


 


— ¡Gracias! Mi tía la decoro para mí.


—Entonces tú eres familiar   de ese chico pelirrojo y torpe, pues no se parecen en nada tú eres muy bonita—espeto aquella chica de ojos azules y cruzándose de brazos.


—Pues sí, aunque aún no conozco a mi primo.


— ¿Cómo que no lo conoces?


—Lo que pasa es que hoy llegue del extranjero. —contestó aquella joven con una leve sonrisa.


—Entonces no eres de aquí, ¿De dónde eres? ¿Cómo te llamas? ¿Tus padres donde trabajan? ¿Tienes hermanos? ¿Dónde estudias?


  —Tranquila niña una pregunta a la vez, nunca te han dicho que eres muy preguntona —dijo aquella muchacha de ojos verdes con una sonrisa.


—Mmmh ¿Por qué nadie entiende que ya no soy una niña? Se cruzó de brazos y cerrando sus ojos. —Me llamo Sakura Mitsui y ya soy grande y mucho gusto en conocerla como se llama.


—Pues mucho gusto en conocerla señorita Mitsui, yo me llamo Dana Sakuragi Bullock —contestó aquella chica de cabello negro.


—Gusto en conocerte Dana te puedo llamar así —preguntó Sakura.


— ¡Claro! Señorita Mitsui.


—Por favor llámame por mi nombre.


—Bien Sakura.


—Así está mucho mejor ahora tengo una amiga a partir de hoy, así que ahora podrás contestar a mis preguntas que te hice, y  referente a lo que me dijiste que era muy preguntona si lo soy y mi hermano siempre me lo dice y no me importa que me lo digan así soy y no cambiare.


 


Dana al escucharla hablar así sonríe —Tienes razón se cómo eres Sakura, bueno contestando a tus  preguntas, yo vengo de Estados Unidos de la ciudad de Nueva York, no tengo hermanos, soy hija única , estudie en la preparatoria Madison,  y no tengo padres ellos murieron tres meses atrás —esto último lo dijo con cierta melancolía.


 


 


Sakura al escucharla sintió un nudo en la garganta— ¡Discúlpame Dana no quise incomodarte! —expreso aquella chica.


 


En ese momento se levantó aquella chica de ojos verdes y se dirigió a la venta—No sé porque te estoy platicando esto, si apenas te conozco, ella no pudo evitar que sus ojos se inundaran de lágrimas.


 


Dana sintió en ese momento  como la mano de aquella  niña tomo la de ella y le dijo.


 


—No llores — abrazo aquella chica de ojos azules a su nueva amiga Dana. —Mi hermano tiene razón a veces hago preguntas sin pensar—pensó para sí misma aquella joven de ojos azules.


 


Mientras tanto en la sala  Mitsui miro a todos lados y no vio a su hermana— ¡Discúlpame Serena voy a buscar esta niña, a donde iría!


 


—Te acompaño.


—No, no es necesario.


—De seguro ha de estar en el patio.


Él se dirigió hacia allá, salió afuera pero no la miro — ¡Rayos! ¿Dónde estará esta niña?


 


Mitsui le hablaba a su hermana, Sakura que estaba platicando con su nueva amiga en eso ambas chicas escucharon que hablaban.


 


Aquella chica de ojos azules se levantó de la silla de donde estaba—Es mi hermano el que me habla me tengo que ir amiga, ven te lo presentare.


Dana que estaba sentada en la cama  —Otro día será amiga, anda y ve con él., espero volverte   ver pronto.


 


—Sí, hasta luego.


 


Aquella joven  salió de aquella habitación y su hermano que la vio salir de ahí— ¿Qué hacías ahí? No hayas echo travesuras, además no debes entrar así a las habitaciones es una falta de respeto Sakura  de estar husmeando. —Esto lo dijo en tono molesto el hacia su hermana menor.


— ¡Perdóname hermano! Pero yo estaba con una amiga ahí.


— ¿Qué dices?


—Sí, así  como lo oyes.


—Mira hermana no inventes cosas si lo haces para que no  te esté regañando estas equivocada y para que lo sepas Hanamichi no tienes aquí una hermana para que digas eso.


— ¡Pero Hisashi!


En eso fueron interrumpidos por aquella chica de ojos color miel— ¿Qué sucede Hisashi? ¿Por qué estás tan molesto?


—Pues Sakura anda entrometiéndose en donde no debe.


— ¡Tranquilo Hisashi! Así son los niños de curiosos, anda ven Sakura.


Sakura se acercó a Serena y le tomo de la mano. —Hisashi debes ser más tolerante con tu hermana—espeto aquella chica con una sonrisa—Anda vamos con los  demás.


—Sí, ahora las alcanzo—ellas se fueron y aquel joven de ojos azules miro hacia aquella puerta donde había salido su hermana. —Yo que sepa Hanamichi no tiene hermanas, acaso Sakura me invento eso para que ya no la siguiera regañando—pensó para sí mismo. —se retiró del lugar.


Dana  que estaba escuchando detrás de la puerta de su habitación aquella discusión entre su nueva amiga y su hermano iba a salir. Pero en ese momento escucho una vos de una chica que mejor no salió.


—Vaya, sí que el hermano de Sakura es especial, nada más porque llego su amiga o novia bueno quien sea iba a golpear a ese chico por tratar así a mi amiga.


 


En la sala después de unos  minutos más se sentaron  a comer Serena, Mitsui, Haruko, Hanamichi, Yohei, Takamiya, Sakura, Ayako, Ryota y Rukawa junto con la mamá de Hanamichi.


 


En ese momento la madre de Hanamichi — ¡No puede ser hijo  ahora vuelvo! —Miyuki se levantó de la silla a toda prisa y se dirigió a la habitación de su sobrina ya que se le había olvidado avisarle que fuera a comer.


 


Los chicos e incluso Hanamichi miraron algo extrañado a la señora Sakuragi— ¿Qué sucede Hanamichi con tu mamá? —exclamó Ryota.


 


—No, se amigos pues nos les digo que desde el martes a estado actuando muy raro, y además siempre se me olvida preguntarle—contestó con una sonrisa aquel chico pelirrojo.


 


Miyuki toco a la habitación de su sobrina quien aquella joven le dio el pase— ¡Hija! Ven vamos a comer y para que conozcas a tu primo  Hanamichi  y te presente a sus amigos—dijo aquella mujer de cabello negro con una sonrisa.


 


— ¡Tía! Pues la verdad no tengo hambre ahorita mejor al rato si no hay ningún inconveniente.


—Está bien, sigue descansando.


—Gracias tía.


 


La mamá de Hanamichi salió de la habitación  —ella se dirigió a la sala y se volvió a sentar con los chicos— ¡Serena! Mi hijo me conto que tu vienes de América eso es verdad—preguntó aquella mujer con una leve sonrisa.


 


—Sí, señora viví allá por dos años en la ciudad de Nueva York.


— ¡Nueva York! —exclamó la madre de Hanamichi.


— ¿Mamá que te pasa? ¿Por qué te sorprende que Serene venga de allá? —pregunto aquel chico pelirrojo.


—Pues tengo familiares allá.


— ¿Qué? —expresó Hanamichi.


— ¿Cómo no te acuerdas hijo si siempre te platico de ellos? Pero a veces no me pones atención.


—Así, que tiene familiares en América señora Sakuragi—acoto Haruko.


 


Sakura que solo se limitó a escuchar la conversación de los adultos, ella estaba alegre al tener una nueva amiga.


 


—Sí, mi esposo que  en paz  descanse tiene  dos hermanos haya bueno  uno hace tres meses falleció  uno de sus hermanos Masashi, y el único que queda haya es  Daisuke ellos se fueron a América cuando eran muy jóvenes, se consiguieron buenos trabajos y se casaron, tuvieron hijos.


 


Daisuke tuvo dos hijas Bree y Ashley es más son de la misma edad que ustedes y Masashi tuvo solo una hija Dana.


 


—Mmmh Hanamichi ¿Por qué no nos dijiste que tenías primas en el extranjero? De seguro han de ser muy bonitas—espeto Takamiya.


—Pues si ellas estuvieran aquí no  te las presentaría gordo—contestó aquel chico pelirrojo con una leve sonrisa.


 


Serena que escucho todo esa platica —No, no puedo creer que Dana es sobrina de la señora Sakuragi que chiquito es el mundo mira que involucrarme con familiares de ella—pensó aquella chica de cabello castaño para sí misma.


 


—Y por eso te pregunto Serena que si tú la conoces.


—No, no señora no los conozco a la mejor ellos viven más al centro de la ciudad—contestó ella firme y sin ningún titubeo.


— ¡Hay¡ que lastima —corroboro triste ella.


 


Después todos se dirigieron a la sala con los demás platicaron un buen rato, la mamá de Hanamichi platico  con el profesor Anzai y Akagi, quien ella les dijo que les encargaba su hijo y que si era necesario lo reprendieran.


 


El profesor Anzai sonrió como siempre lo  solía hacer—No se preocupe señora Sakuragi, el joven Sakuragi es un buen chico pero lo tomaremos en cuenta.


 


—Sí, es buen chico, pero hay veces que debemos ser un poco estrictos con el —espeto Akagi.


—Un poco Akagi, si a veces te pasas—exclamo aquel joven de gafas a su amigo.


— ¿Qué dices Kogure?


— ¡Nada! ¡Nada! Akagi—Ya que lo miro bastante molesto por lo que le dijo.


 


Solo la mamá de Hanamichi  sonreía— ¡Vaya! Mi hijo tiene buenos amigos.


 


Ya pasado un buen rato y de una larga charla todos se disponen a retirarse y se despiden y agradecen a la mama de su amigo por la invitación a comer. Ya cuando se quedaron solos.


 


 


— ¡Hanamichi! Te tengo una sorpresa.


— ¿Una sorpresa?


—Sí, siéntate y ahora vuelvo.


 


Aquel joven estaba algo intrigado sobre esa sorpresa que tenía su madre para él, estaba tan sumergido en sus pensamientos cuando fue sacado repentinamente por su madre.


 


Se levantó del sillón y se sorprendió al ver junto a su mamá aquella chica que estaba con ella la miro de arriba a  abajo ya que estaba vestida  muy extraño para él.


 


Él no la dejaba de mirar, esto hizo que aquella joven se sonrojara levemente— ¿Qué le pasa a este chico si de extraños a extraños vamos él también lo es con ese cabello pelirrojo —pensó para sí misma aquella chica.


 


— ¿Quién es madre?


— ¡Ah! Ellas es nuestro nuevo huésped que vivirá con nosotros por mucho tiempo Hanamichi es tu prima Dana ella a partir del lunes estudiara en la preparatoria Shohoku  junto contigo.


—Mi prima —exclamó aquel chico pelirrojo.


—Sí, Hanamichi soy tu prima vengo de Estados unidos es un gusto conocerte —dijo aquella chica de ojos verdes con una sonrisa a su primo.


—Pues bienvenida Dana a Japón y es un gusto conocerte también, pues el lunes te presentare a mis amigos  —acoto con una sonrisa aquel chico.


 


Dana en ese momento le cayó bien su primo se le había hecho muy simpático.


 


Acá por otro lado Mitsui fue a llevar a serena a su casa estaban platicando mientras Sakura estaba sentada en los escalones esperando a su hermano que se despidiera de aquella joven.


 


—Mmmh pues que tanto platica Hisashi con Serena, si le gusta al torpe ya debe de decírselo por que los chicos a veces son tan inseguros.


— ¡Serena! Ahora que  estamos solos tú y yo te quiero decir algo muy importante.


—Sí, dime. —Ella sentía que su corazón latía más fuerte de lo normal.


— ¿Quieres ser mi novia?


— ¿Qué? —expreso aquella chica de ojos color miel.


—Lo entiendo Serena olvida lo que te dije —contestó aquel joven de ojos azules sonrojado.


— ¡Claro que acepto Hisashi! —Ella no se hizo esperar y lo abrazo y lo beso sorpresivamente—este beso fue correspondido por aquel chico.


 


Serena era la chica más feliz del mundo, su sueño se había hecho realidad, al igual Hisashi estaba también contento, después de unos segundos  se despidieron.


 


 


—Nos vemos el lunes Serena.


—Sí, hasta el lunes Hisashi.


 


 


Cuando van camino a su casa Sakura y el van en silencio, ella lo toma de la mano— ¡Hermano! Perdóname si…—Esto lo dijo en tono triste.


Él se detuvo y se puso a la altura de su hermana pequeña—Al contrario Saku tú debes perdonarme a mí, no debí gritarte de esa forma, pero tu bien sabes que en casa ajena no debes andar husmeando.


 


—Está bien no lo volveré hacer—espeto con una sonrisa aquella joven de ojos azules. —No les dirás a papá y a mamá verdad.


— ¡Claro que no enana!—respondió con una sonrisa.


— ¡Hisashi! Pasando a otro tema sabes  ¿Cómo aun no tienes novia ya te conseguí una?


— ¿Qué dices?


—Así, ¿Cómo lo oyes? Creo que es la chica ideal para ti.


—Pues lo siento hermanita, deja te cuento Serena y yo ya somos novios.


— ¡Rayos! Pues ni modo.


—Y a todo esto Saku ¿Quién es la chica que según tu tenías para mí?


—No, olvídalo algún día te la presentare.


 


En la casa de los Sakuragi, Dana estaba en su habitación se sentía alegre ahí en ese lugar ya había conocido a su primo y le cayó muy bien ella había pensado que era un chico pesado y arrogante.


 


En eso recordó que tenía que hablarle a su amiga marco el número y se comunicó con ella le platica que le fue bien en el viaje y que su tía es una buena persona, y su primo un chico muy simpático.


 


—Pues me alegro por ti Dana, y espero que hagas buenos amigos.


—Sí, eso espero—contestó con una sonrisa —Drew pasando a otra cosa ¿volvieron a participar?


—Sí, Dana volvimos a ganar.


—Pues me alegro extrañaré esos competencias, a lado de ustedes, me saludas a Patrick, Steven, Darla y Sandy me disculpas con ellos por no despedirme de seguro han de estar molestos conmigo verdad.


 —No, para nada me dijeron que cuando hablaras te mandaban muchos saludos y tengo una cosa que decirte Dana sobre Patrick, que mala eres conmigo porque me ocultaste que él te declaro su amor.


— ¿Qué dices? ¿De qué me hablas? Si tu bien sabes que él es  novio de Serena.


— ¡Dana! Pues no sabías que Serena antes de irse a Japón corto con él.


— ¿Cómo?


—Así, como lo oyes amiga y después me platico eso que él siempre te mandaba saludar con Serena pero que tú siempre lo rechazaste y  por eso empezó a salir con ella.


 


Aquella chica de ojos verdes se sorprendió al escuchar eso por parte de su amiga no podía creer que la chica que ella había considerado su amiga nunca le había dicho que a Patrick le gustaba—Pues si Drew el me mando saludar varias veces y lo rechace—acoto Dana. —Esto último se lo dijo aceptando que si hizo eso, pero no quería decirle que Serena nunca le dijo eso y no quería entrar más en detalles ya que eso había pasado hace tiempo.


 


— ¡Ay! Dana si ese chico es lindísimo cómo pudiste hacer eso, pero bueno en el corazón no se manda.


—Pues sí, entonces Drew después te vuelvo a hablar cuídate.


—Tú también.


 


Dana al colgar el teléfono se dejó caer sobre la cama miro hacia el techo y aun no podía creer que su amiga Serena nunca le dijo que Patrick quería salir con ella, pero lo que nadie sabía y ni Drew que aquella joven de gafas amo en secreto aquel chico de cabello rubio y ojos azules, de tanto estar pensando en eso se quedó dormida.


 


Ese fin de semana se pasó rápido para Dana ya el domingo en la noche estaba platicando con su tía.


 


— ¡Dana! Mira estos papeles se los entregarás al director del  instituto, y te asignara un salón.


—Gracias tía, aunque no crea estoy nerviosa ir a una nueva escuela donde no conozco a nadie bueno a parte de Hanamichi.


—Sé que te ira bien hija, a otra cosa Dana en Shohoku se usa uniforme reglamentario, así que por esta semana te iras con ropa que usas de diario mientras llega tu uniforme ya te lo pedía.


—Sí, tía—Contestó con una leve sonrisa—No puede ser usar uniforme en la preparatoria de aquí.


— ¿Estás bien Dana?


—Sí, tía entonces me voy a dormir  temprano para que no se me haga difícil levantarme por la mañana.


 


Al día siguiente era las seis de la mañana sonó el despertador de aquella chica se levantó se dio un baño rápido se puso una blusa negras de tirantes, una falda negra  corta un poco arriba de las rodillas, sus botas que le llegaban un poco abajo tde las rodillas y se agarró todo su cabello negro y se dejó caer a los lados de su rostro aquellos mechones de color azul y al fin se su puso su gabardina color negro.


 


Hanamichi ya la estaba esperando en la sala a Dana,  cuando la vio salir— ¡Lista Prima!


—Si vámonos.


 


Aquel chico miro a Dana como vestía pero no la juzgaba tampoco, ya que el recordó que anoche su madre le platico a el sobre el pasado de su prima y por lo que había pasado durante la muerte de sus padres.


 


Y él le prometió a su madre que protegería y la ayudaría en todo lo que se pueda, subieron al tren que los llevaría a su destino.


 


La gente que iba ahí miraba ambos jóvenes pero aquella chica de ojos verdes no le importaba que la criticaran o dijeran cosas de ella.


 


Llegaron a la preparatoria todos los alumnos iban llegando de nuevo a clases después de un fin de semana, unos se quejaban que no había descansado otros reían ya que su fin de se la habían pasado muy bien.


 


Algunos chicas y chicos miraron aquel chico pelirrojo  que iba con una chica que no conocían además les llamo mucha la atención en la forma que venía vestida,


 


Solo se escuchaban murmullos — ¿Quién era? ¿Qué hasta daba miedo?


 


— ¿Esos chicos que les pasa? Como se atreven a decir esas cosas—mascullo aquel joven pelirrojo molesto y empuñando sus manos.


 


Dana quien lo vio así lo tomo de la mano y le sonrió — ¡Tranquilo Hanamichi! No te moleste además a mí no me importa lo que me digan déjalos que hablen.


 


—Pero Dana.


— ¡Tranquilo! Si, después nos vemos primo voy a la dirección a presentarme con el director, ya se me olvido su nombre. —espeto con una sonrisa aquella joven tocándose la nuca.


— Se llama Takumi Kato.


—Gracias nos vemos al rato pues.


—Sí. —ella entro primero e hizo caso omiso de las cosas que decían de ella.


 


Sakuragi se había quedado viendo a su prima hasta que la vio desaparecer dentro de aquella multitud de gente.


 


—Espero que le vaya bien—dejo escapar un suspiro hondo y profundo, cuando.


— ¡Hanamichi! ¿Qué te pasa?


— ¿Chicos?


— ¿Qué te preocupa Hanamichi? ¿Di nos quien te está molestando?


—Sí, a quien hay que golpear. —corroboro aquel chico rubio.


—Sí, cuando y a qué horas—pregunto Noma.


— ¿Qué tonterías dicen torpes? Es mejor ir a clases.


 


Los amigos de Hanamichi lo vieron algo extraño y la forma en que se comportaba ya que si lo hacían enojar era seguro que los golpeara.


 


Cuando iban a entrar llegaron tras él, los demás miembros del equipo y los alumnos de la escuela los felicitaban por haber jugado muy bien y ganado contra la preparatoria Miuradai.


 


Hanamichi con una sonrisa de oreja a oreja y haciendo escandalo como siempre—Si chicos Shohoku ganara los siguientes partidos porque el gran y talentoso Hanamichi los llevara a la victoria.


 


—Tu, torpe—se escuchó una voz conocida para aquel chico pelirrojo.


— ¡Rukawa! — ¿Qué dices?


— ¡Vaya! Hanamichi que presumido eres. —acoto aquel chico moreno.


—En verdad tú no cambias Hanamichi Sakuragi, pero sigue con esos ánimos—dijo la manager del equipo.


 


Las chicas que también  habían llegado solo sonreían, Serena buscaba entre los chicos a su novio pero no lo vio por ningún lado. — ¿Qué habrá pasado Hisashi aún no llega?


 


Todos se dirigieron a sus salones correspondientes, mientras tanto Dana estaba esperando al director que aún no llegaba, las secretarias al verla también se decía que era una chica rebelde por la forma que vestía.


 


Aquella joven estaba sentada en una silla esperando al director, chicos que iban a ver al director la miraban y se preguntaban quién era que nunca la habían visto por ahí, pero aun así, se decían que era muy bonita.


 


En el salón 1/1 Haruko y sus amigas estaban platicando mientras llegaba el profesor estaban muy emocionadas al enterarse que su amiga Serena y Mitsui eran novios.


 


 


Pero en ese momento escucharon una conversación entre otras de sus compañeras —Oigan se fijaron hace rato Sakuragi llego con una chica venían muy juntos según escuche rumores que era su novia y va estudiar aquí, además es nueva en la preparatoria y se ve de mala pinta  se fijaron en la forma que viene vestida.


 


Aquella joven de ojos azules al escuchar esa conversación le intrigo mucho eso, como que su novio venía con otra chica  esto la hizo sentirse celosa.


 


En ese momento llego el profesor todos dispusieron a tomar sus lugares, mientras en la dirección llego el director.


 


— ¡Director Kato!


—Sí, señorita Arakawa.


—Lo busca aquella jovencita dice que es nueva en esta preparatoria.


— ¡Hágala! Pasar por favor.


—Señorita Sakuragi, pase por favor.


—Gracias.


 


Aquella joven de ojos verdes paso a la oficina del director—Buen día director Kato.


 


—Buen día,  así que usted es la  señorita  Dana Sakuragi.


—Sí, señor —contestó tímidamente aquella chica.


—Pues bienvenida a Shohoku  señorita Sakuragi, he leído su expediente y hay buenas referencias de usted además es una estudiante muy brillante, espero que aquí siga igual y más que nada se comporte y no quiero tener una queja de usted. —Esto lo dijo por la forma en que vestía—espero no sea una chica conflictiva—pensó para sí mismo.


 —Sí, señor Kato.


—Otra cosa señorita Sakuragi, la semana que entra llegara su uniforme y lo deberá usar ya que es reglamentario en esta institución.


—Está bien. —musito aquella joven  no muy convencida.


—Así que puede presentarse a sus clases estará en el salón 1/1 con el profesor Urameshi, antes de que se vaya necesito que se inscriba a uno o dos  club de los que tenemos aquí tenga este folleto y es obligatorio tiene de aquí al viernes para que se inscriba.


—Mmmh está bien y con permiso señor Kato.


 


Ella salió de la dirección para dirigirse a su salón de clases, estaba nerviosa ya que era nueva en ese lugar y no conocía a nadie a parte de su primo, busco el salón ya que la verdad no sabía dónde quedaba— ¡Rayos! Me he perdido pero a quien le pregunto si no hay  ninguna alma por los pasillos.


 


En ese momento  venia un chico por el pasillo y ella se sintió aliviada ya que le podía preguntar a él donde quedaba el salón que le asignaron.


 


— ¡Disculpa! Me puedes ayudar. —Ella si dirigió aquel chico que se encontró en el pasillo. —Me perdí y no sé dónde queda mi salón.


 


Aquel chico de lentes la miro y muy amablemente le dijo donde quedaba su salón asignado con una sonrisa.


—Gracias te lo agradezco sinceramente—Dana hizo una reverencia aquel chico de lentes.


 —No es nada señorita, si necesitas ayuda o algo no dudes en decírmelo yo estoy en tercer año y me llamo Kiminobu Kogure—esto lo dijo aquel joven de ojos negros. —sonrojándose ya que para aquel chico ella se le había hecho una chica muy bonita a pesar de la apariencia que tenía.


—Pues gracias joven Kogure, yo me llamo Dana Sakuragi. —contestó ella con una sonrisa ya que al verlo le simpatizo por su forma de ser, además el la miro sin ninguna desconfianza o desprecio.


— ¿Mucho gusto señorita Sakuragi?


Ella miro su reloj—No puede ser me tengo que ir ya se me hizo tarde llevo quince minutos de retraso.


—Hasta luego —musito ella gentilmente con él, se fue corriendo.


 


Aquel chico de cabello negro y lentes después de recapacitar por un momento—Me dijo que se llamaba Dana Sakuragi. —Pensó para sí mismo— ¡Sakuragi! A caso ella será algo de Hanamichi no, no puede ser es mucha la coincidencia si él no ha dicho que es hijo único.


 


Aquella joven de ojos verdes toco la puerta del salón 1/1 donde le había tocado, el profesor abrió la puerta y vio.


 


—Buen día profesor Urameshi soy nueva y me asignaron esta clase. —ella le enseño la hoja.


El profesor la miro— Muy bien señorita espere un momento. —El entro —jóvenes tengo un anuncio que darles a partir de hoy tendremos una nueva alumna en nuestra clase— ¡Pase señorita!


 


Aquella muchacha paso al salón y al entrar los chicos y chicas al verla se sorprendieron en la forma que venía vestida y empezaban a murmurar.


 


Serena al verla se sorprendió— ¿Qué hace aquí Dana? —esto lo dijo para sí misma.


 


La  chica que había hecho el comentario anteriormente — ¡Miren ella es la que venía con aquel chico pelirrojo!


 


Haruko quien escucho— ¿Cómo es ella con la que venía Hanamichi?


 


—Guarden silencio jóvenes, ahora si señorita preséntese ante sus compañeros.


—Buenos días a todos,  mi nombre es Dana Sakuragi, vengo de Estados unidos de la ciudad de Nueva York allá nací.


—Vaya señorita Sakuragi que coincidencia aquí en el grupo tenemos otra nueva alumna que llego hace dos semanas también del lugar de donde viene usted a la mejor se conocen.


— ¿Qué? —expreso aquella joven de ojos verdes.


—Señorita Ishida—el miro a donde estaba sentada aquella joven de ojos color miel.


—Si profesor Urameshi—respondió Serena levantándose de su butaca.


 


Dana al verla no podía creer ahí estaba su amiga que va su mejor amiga en los ojos de aquella joven de ojos verdes se reflejó una alegría ya que al menos no iba estar tan sola ya conocía a Serena.


 


—Me supongo que sean de  conocer  ya que vienen del mismo lugar. —Pregunto el profesor.


—S…i…—apenas iba a terminar la frase Dana cuando fue interrumpida por aquella joven de cabello castaño.


—No, profesor no la conozco. —ella se sentó nuevamente en su banca y sin mirar a Dana.


 


Aquella joven no podía creer eso por parte de su amiga Serena ya que llevaban  un año de conocerse. — ¿Por qué? ¿Por qué Serena me haces esto?


—Pues bienvenida señorita Sakuragi haga favor de sentarse delante de la señorita Akagi.


—Sí, profesor.


 


Ella se dirigió a su asiento mientras el profesor le dice  aquella joven de cabello negro y ojos azules—Señorita Akagi como delegada del grupo haga favor de mostrarle las instalaciones de la preparatoria a la señorita Sakuragi.


 


—Sí, profesor Urameshi—contestó aquella joven con una sonrisa.


 


Ya había pasado unas cuantas horas de las clases, Dana cada vez volteaba a ver a su amiga Serena pero ella siempre desviaba la mirada.


 


Después sonó el timbre de descanso, aquella chica de ojos verdes estaba guardando sus cosas cuando.


 


—Señorita Sakuragi, en este momento le mostrare las instalaciones de la preparatoria vamos. —esto lo dijo aquella chica de cabello negro hasta los hombros con una indiferencia hacia ella.


—Sí, señorita Akagi. —Dana sintió que no le simpatizo aquella  chica.


— ¿Haruko te esperamos en la cafetería ahí nos quedamos de ver con los chicos? —espeto Serena pero sin mirar a Dana, evadiéndola.


—Está bien solo le doy el recorrido a ella y los alcanzo.


—Señorita Akagi no se preocupe por mí, vaya con sus amigos, además yo iré a  investigar sola.


—No, como cree además es unas de mis actividades como delegada del grupo.


 


Serena se retiró dejándolas solas y detrás de ella salieron Haruko y Dana, mientras en el salón de Hanamichi.


 


Llegaron Noma, Okuss y Takamiya—Yohei, y Hanamichi vamos a la cafetería.


—Vayan ustedes chicos ahora los alcanzo tengo que ir a ver a alguien—esto fue lo que dijo aquel chico pelirrojo y salió corriendo dejando a sus amigos intrigados.


— ¡Yohei! Que sucede con Hanamichi.


—No, se desde la que llegamos a estado algo nervioso.


—Es mejor ir tras él, algo le pasa que no quiso decirnos.


 


Los cuatro amigos de él fueron tras Hanamichi, aquel chico pelirrojo fue al salón 1/1 y miraba a todos lados si veía a su prima, unas de las chicas— ¡Sakuragi buscas a Haruko!


 


—Sí.


—Pues no está, le está enseñando las instalaciones de la preparatoria a la chica nueva a la señorita Dana Sakuragi.


—Gracias—él se fue corriendo a toda prisa.


 


Haruko le enseño a Dana donde estaba la biblioteca, y los diferentes clubes que había en la preparatoria y por último el gimnasio.


 


—Vaya señorita Akagi es una escuela muy grande cuenta con todo—dijo aquella joven con una sonrisa.


—Sí, así que es todo el recorrido señorita Sakuragi, le puedo hacer una pregunta.


—Sí, dígame.


— ¿Tu que eres de Hanamichi Sakuragi?—esto lo dijo muy seria aquella joven de ojos azules.


—Pues yo…—quedo por un momento en silencio.


En eso son interrumpidas ambas jóvenes— ¡Dana! ¡Dana!


 


— ¡Hanamichi! —grito aquella chico de ojos verdes.


— ¡Hasta que te encontré! Te fui a buscar a tu salón pero me dijeron  que  Haruko te estaba enseñando la preparatoria —el tomo de las manos a su prima. — ¿Cómo te fue en tu primer día de clases?—pregunto aquel pelirrojo con una sonrisa.


 


Haruko al verlos así se molestó tanto, como era posible que su novio le hiciera eso y enfrente de sus ojos.


 


Después de unos segundos llegaron los amigos de Hanamichi, y se sorprendieron al ver a su amigo tomado de la mano de otra chica que no fuera Haruko.


 


— ¡Amigo! ¿Quién es esa chica? —preguntaron los amigos de Hanamichi en unisón.


 


Haruko se acercó a Hanamichi  y aquella joven  de ojos verdes —Vaya Hanamichi veo que conoces bien a esta chica, verdad nunca pensé que tu fueras así, ella le dio una bofetada aquel joven pelirrojo y se fue llorando.


 


Dana, Hanamichi y los amigos  de él se sorprendieron al ver la reacción de Haruko, pero aquel chico fue tras ella, él le gritaba pero aquella chica de ojos azules no le hacía caso.


 


Los chicos y Dana no comprendían que estaba pasando— ¿Qué sucede? —pregunto Dana al ver aquellos chicos.


 


—No, sabes—expreso Noma muy molesto con aquella muchacha—El hecho que eres una chica muy linda por cierto no te da el derecho de estar coqueteando con nuestro amigo  él tiene novia y la ama mucho y tú la has hecho sufrir ahora se fue llorando ¿Por qué  Hanamichi y tú la estaban engañando.


 


Dana al escuchar eso por parte de aquel chico de bigote se acercó a él y lo tomo del cuello— ¿Qué tonterías estas diciendo torpe?


 


Takamiya, Okuss y Yohei al ver aquella joven se sorprendieron al ver la agresión de aquella chica hacia su amigo.


 


— ¡Miren torpes yo no sé quiénes sean ustedes! y mucho menos yo no sabía que la señorita Akagi era la novia de mi primo Hanamichi.


 


Los chicos al escuchar lo que dijo se sorprendieron — ¡Su prima!


 


— ¡Si, su prima quieren que se los vuelva a repetir torpes! —espeto molesta aquella chica de ojos verdes.


—Eres tan linda cuando te enojas así como me gustan —expreso Noma.


 


Aquella muchacha lo  aventó y lo miro con esa mirada fría  que reflejo en ese instante —No me vuelvas a decir linda, mi nombre es Dana.


 


Está bien señorita Dana—No lo volveré hacer.


 


Ella se fue corriendo a buscar a su primo y aquella chica para arreglar la situación no quería que hubiera malos entendidos entre Hanamichi y su novia.


Tras ella fueron  los chicos —No puedo creer Yohei que esa chica sea prima de Hanamichi.


—Pues yo no sabía tampoco pero ahora que lo recuerdo la mamá de él nos dijo que tenía primas en el extranjero y nombre a ella Dana, si es así como dijo que se llamaba verdad.


—Si—contesto Okuss.


Dana entro  de nuevo a las instalaciones de la preparatoria corriendo las chicas y chicos de ahí al verla correr por los pasillos y de tras ella   los amigos de Hanamichi les llamo mucha la atención pensaron en esos momentos si había un conflicto entre ellos.


Aquella chica de ojos verdes buscaba con desesperación a su primo, cuando dio la vuelta en una de las esquinas que la dirigía a otro pasillo venían unos jóvenes platicando, ella no se fijó y choco con una persona.


Aquella chica cayó al piso golpeándose en su trasero   muy fuerte entre cerro sus ojos por el dolor.


Aquel chico al ver lo que hizo se dirigió a ella y le tendió la mano para que se levantara— ¿Estas bien? —pregunto aquel chico a la muchacha que estaba ahí aun quejándose del golpe.


Dana abrió sus ojos y miro aquel joven de ojos azules  que le tendía la mano para que se levantara — ¿Cómo crees que voy estar bien tarado? —dijo ella molesta con el joven.


 


— ¿Cómo me dijiste? —exclamo el molesto con ella por la forma en que contesto.


—No vuelvo a repetir lo que te dije,

Usted debe login (registrarse) para comentar.