Fanfic Es
Fanfics en español

Un Basquetbolista Y Una Nerd Rebelde. por Hitomi Uzumaki

[Comentarios - 15]   Tabla de Contenidos

- Tamaño del Texto +

 

 

Estaba tan sumergido en sus pensamientos cuando tocaron la puerta de su habitación sacándolo repentinamente de estos mismos.

 

— ¡Adelante!

 

Pasó aquella chica de ojos azules y se sentó en la orilla de la cama— ¡Hisashi! ¿Qué te pasa?

 

— ¿Qué te importa? ¿Eres una niña muy preguntona? Y no me pasa nada Sakura. —contesto con una leve sonrisa aquel joven de ojos azules, a su pequeña hermana.

 

Aquella chica  se molestó con él un poco pero sabía  bien que él era así con ella— ¡Eres muy malo conmigo Hisashi! —acoto Sakura cruzándose de brazos.

 

— ¡Vaya! Eres una niñita que ya se enoja ¿acaso vas a llorar? —dijo Mitsui con solo el afán de molestarla ya que le gustaba hacerla enojar.

 

—No, no voy a llorar torpe.

 

—Bueno a que viniste.

 

 —Solo vine a decirte que mañana te estaré apoyando en el partido hermano en todo momento.

 

— ¡Gracias Sakura!

 

La hermana de Hisashi se abalanzó sobre él y lo abrazo — ¡Hisashi!

 

—Dime.

 

—Mañana me presentaras  a tus amigos.

 

—Sí, enana mañana te los presentare y deja de molestar ve a descansar.

 

—Está bien hermano y no soy ninguna enana, ya soy grande.

 

—Sí, lo que tú digas.

 

Aquella chica salió de la habitación de su hermano—Es un tonto mi  hermano parece que a su edad no ha madurado en nada sigue siendo el mismo de siempre.

 

 

 

 En el avión Dana leyó la carta de su amiga lo que le escribió:

 

Espero que si cambias, sea con plena convicción y siempre para tu bien, aunque sabes que tienes al menos mi aceptación y apoyo... no te dejes vencer por los sufrimientos quienes también te harán cambiar y de ti dependerá hacia donde te lleva ese cambio.

 

Si necesitas algo ya sabes que puedes contar conmigo estoy aquí y aquí estaré siempre apoyándote.

 

— ¡Drew gracias amiga!

 

Durante su viaje ella se quedó dormida por un buen rato ya que este fue muy largo, después de algunas horas Dana despertó y miro hacia la ventana ya estaba llegando aquel país que no conocía estaba amaneciendo.

 

En ese momento una de las azafatas les dice a los pasajeros —Atención favor de abrocharse sus cinturones  dentro de diez minutos arribaremos al  aeropuerto de Japón.

 

Dana estaba nerviosa ya que había llegado a un país desconocido para ella, donde no conocía a nadie,  después de unos minutos el avión aterrizo. Bajo del avión y fue a recoger sus maletas.

 

Ella miro su  reloj eran las  nueve  de la mañana — Vaya es temprano —Se dirigió para afuera  y miro aquel lugar  —Es un lindo lugar.

 

En eso la interrumpieron — ¡Buen día señorita!

 

— ¡Buen día!

 

—La puedo llevar algún lado.

 

—Sí, voy para Kanagawa.

 

—Vamos señorita.

 

Ella subió al taxi el viaje fue también un poco largo, ella se sorprendía por todo lo que miraba en aquel país que no conocía, miraba a mucha gente.

 

A esa hora había mucho tráfico, — ¡Oiga señor todavía falta mucho para llegar!

 

—Un poco señorita mire hay mucho tráfico además a esta hora mucha gente se dirige a su trabajo.

 

Aquella joven dejo escapar un suspiro —Pues ni modo que más se puede hacer.

 

Mientras en otro lugar cercano los chicos de Shohoku estaban llegando al gimnasio ya que dentro de unos  minutos empezaría el juego contra Miuradai.

 

Las chicas estaban sentadas en las gradas esperando que empezara el partido, también ahí estaban presentes los amigos de Hanamichi, la mamá de Mitsui y su hermana menor.

 

— ¡Mamá! No veo mi hermano.

 

—Tranquila hija dentro de un momento saldrán.

 

Al igual las chicas estaban nerviosas por el partido —Sé que les va ir muy bien—expreso la joven de ojos color miel.

 

También llegó el equipo de Ryonan  a ver  partido, Hikoishi  se preguntaba así mismo  si  Shohoku tendrá dificultades con Miuradai, — ¿Que habilidades nos mostraran Akagi, Rukawa y Sakuragi tengo que ser un buen observador?

 

Mientras por acá el capitán del equipo contrario—Mmmh no más por que jugaron con Ryonan y ganaron por un punto de diferencia ¿Creen que pueden derrotarnos? Nuestro objetivo de este año es derrotar a Kainan, Shohoku no es un oponente muy fuerte.

 

Ambos equipos salen a la duela, anuncian el partido  y como titulares salen Shiozaki, Kogure, Akagi, Yasuda, Kakuta.

 

— ¿Pero  qué pasa? ¿Por qué Rukawa está en la banca? —espeto el capitán del equipo Ryonan.

 

Al igual las chicas y los amigos de Sakuragi estaban sorprendidos por que no salieron los chicos a jugar.

 

— ¡Mamá! ¿Por qué mi  hermano no está jugando? —exclamo aquella chica de ojos azules.

 

—No, se hija.

 

Tanto Rukawa, Mitsui, Ryota y Sakuragi miraban el juego desde la banca ya que no salieron a jugar esto molesto a Hanamichi, el miro al profesor Anzai y se acercó a él y le dijo que porque no salió a jugar.

 

El profesor le contestó  que no jugaran ¿Por qué se pelearon y estaban castigados? Lo cual sorprendió a los demás chicos.

 

Hanamichi no  hizo esperar más y se acercó a Mitsui y le dice — ¡Oyes habla con el gordito! Ya que tú empezaste el pleito.

 

— ¿Cómo te atreves a faltarle al respetó al profesor Anzai torpe?

 

En eso se une a la discusión Ryota — ¡Hanamichi y a ti en que te afecta tú perteneces a la banca! 

 

— ¿Por qué dices eso Ryota? Tú sabes de mis habilidades. —espeto aquel joven pelirrojo, además yo no empecé la pelea.

 

En son interrumpidos por una voz conocido por ellos—Vaya ahora tenemos un trio de torpes—musito aquel chico de mirada fría a sus compañeros.

 

Tanto como Mitsui, Ryota y Hanamichi lo miran — ¡Tú  eres el   que empezó a golpearnos, eres un desesperado! —dijo Mitsui.

 

— ¿Qué dices Rukawa?

 

— ¿Cómo te atreves a decirle torpe a tu superior? —exclamo Ryota a su compañero.

 

— ¡Engreído! —acoto Hanamichi.

 

— ¡Háganse a un lado no  me dejan ver el partido!

 

Aquellos tres chicos estaban molestos con él, y Ayako la manager los regaña—No es el tiempo para estar discutiendo con su compañero miren cómo va el marcador.

 

Los chicos miran Miuradai llevaba la ventaja mientras que su equipo llevaba cinco punto, aunque los esfuerzos de Akagi por alcanzarlos era muy difícil, ya que sus  compañeros no soportaban la presión del equipo contrario.

 

De esta debilidad se aprovechaba Miuradai ya que decía el capitán del equipo contrario que el equipo de Shohoku estaba conformado por un solo hombre y tenía que derrotar Akagi.

 

Murasame vuelve encestar otra canasta y le dice  Akagi que porque no juega bien y que ellos no serán tan flexibles como Ryonan, esto hizo molestar al capitán de Shohoku y a los  chicos de Ryonan que estaban viendo el juego desde las gradas.

 

— ¡Vamos Akagi! ¿Qué estás haciendo?

 

Al escuchar esto los demás chicos se molestaron sentía como su sangre hervía por sus venas al oír eso por parte de Murasame.

 

Hikoishi  miro hacia la banca de Shohoku y miro a Sakuragi y Rukawa molestos al igual aquellos dos jóvenes que no conocía— ¿Pero quienes son ellos, no estuvieron en encuentro que tuvimos con Shohoku la otra ves?

 

El juego seguía, cuando Akagi iba encestar,  Murasame lo golpea su objetivo era sacarlo del juego y así ganar.

 

—No puede ser harán lo posible por lastimar al capitán Akagi—acoto la joven de cabello rizado.

 

—Son unos tontos Akagi no es el único jugador de Shohoku —musito Mitsui molesto.

 

Mientras tanto en otro lugar, aquella joven que iba rumbo a Kanagawa se sorprendía más y más al ver este maravilloso país.

 

Ella por una extraña razón miro hacia   un edificio muy grande parecía un  gimnasio  y miro que chicas y chicos entraban en él y pregunto al taxista con algo de curiosidad— ¡Disculpe pero que hay ahí señor algún tipo de convención!

 

—No, señorita son los juegos inter escolares de baloncesto de las diferentes preparatorias de esta región, pues ahora mismo está jugando la preparatoria de Miuradai y Shohoku.

 

— ¡Ah! Ya veo—en eso recordó cuando su tío le había comentado que ella iba estar en la preparatoria de Shohoku. —Señor puedo llevarme ahí por un momento—dijo aquella joven de ojos verdes.

 

— ¡Claro señorita! —Aquel hombre la llevo a ese lugar — A usted le gusta el básquet.

 

—Pues para ser sincera no le entiendo muy bien solo es curiosidad que quiero ver—contesto aquella joven.

 

Mientras seguía el partido Akagi seguía encestando canastas, pero aun así Miuradai llevaba la ventaja.

 

—Shohoku debe ser fuerte aunque Hanamichi y los demás no estén jugando—espeto Takamiya.

 

—Tienes razón Takamiya—contesto Haruko—Debemos apoyar a los muchachos.

 

—Sí, vamos apoyarlos en todo momento—corroboró la chica de ojos color miel con una sonrisa.

 

Todos empezaron animar a Shohoku y Sakura al ver esto también los animo aunque su hermano no salía a jugar.

 

Se escuchaba aquellos ánimos para ellos— ¡Shohoku! ¡Shohoku!

 

Sendo  había ido a comprar un refresco, mientras se lo tomaba se acercó a él, Maki el capitán de Kainan

 

—vaya así que vinieron a ver el partido.

 

—Sí, Maki me supongo que viniste a ver quién ganaba.

 

 —Para ser sincero no me importa quien gane.

 

Mientras esos dos jóvenes discutían una joven de cabello negro y ojos verdes paso por un lado de ellos.

 

Sin mirarlos se pasó de largo, pero para el joven de cabellos de puerco espín no la paso desapercibida mientras platicaba  con Maki la miro de arriba abajo además en la forma que vestía,   mientras en la duela  hicieron cambios entraron a jugar aquellos jóvenes conflictivos.

 

—Vamos Hisashi tu puedes—grito aquella joven de cabello castaño.

 

Esto no lo dejo pasar aquella chica de cabello negro y ojos azules al mirar como aquella chica animaba a su hermano— ¿A  caso ella será novia de Hisashi?

 

— ¡Mamá! Mira aquella joven.

 

—Sí, ¿qué pasa Sakura?

 

—Pues en la forma que anima a mi hermano puede que sea su novia.

 

—A la mejor,  le diré  a Hisashi que le  invite algún día a cenar con nosotros que te parece hija—dijo ella con una sonrisa.

 

—Claro mamá me gustaría conocerla.

 

Mientras  platicaban  Mitsui encesto una canasta de tres  puntos alcanzando al equipo contrario llevando 22 a  24  a favor de Miuradai.

 

— ¡Vamos hermano!

 

Seguía el juego en eso a Hanamichi iba junto a Ryota, pero este chico moreno le paso el balón a Rukawa  y esto hizo molestar aquel chico pelirrojo.

 

Todos se sorprendieron al ver la jugada sorprendente de Rukawa, desde las gradas aquella chica de ojos verdes miro esto, y se sorprendió por tal jugada por parte de aquel chico de cabello negro.

 

— ¡Vaya juega bien! —pensó en ese momento pero es sacada de sus pensamientos repentinamente por unos gritos.

 

— ¡Rukawa! ¡Rukawa! Eres el mejor.

 

— ¡Uff!  Me lo suponía tenían que salir chicas tan escandalosas, así que se llama Rukawa.

 

Hikoishi se sorprendió por tal acto de aquel chico— ¡Esto es increíble! Él es un excelente jugador.

 

— ¿Qué presumido es? —expreso un chico de cabello de puerco espín que venía bajando los escalones.

 

— ¿Dónde te había metido Sendo? Rukawa ha estado jugando de una manera tan espectacular.

 

—Sí, Hikoishi lo vi todo, lo que pasa que vi a Maki en las escaleras.

 

— ¿Qué viste a Maki? ¿No puede ser él es capitán del equipo de Kaina es el mejor jugador más famosos de todo el estado que malo eres Sendo yo quería conocerlo? —decía aquel chico que siempre trae consigo una libreta y exagerando de todo.

 

— ¿Qué exagerado eres Hikoishi? —dijo su amigo que estaba sentado a un lado de él.

 

—El todavía anda por aquí —reitero Sendo.

 

Desde las gradas el capitán  del equipo  Kainan estaba mirando el partido de Shohoku contra Miuradai.

 

En ese momento termino el primer tiempo y los chicos descansan por un momento mientras  Sakura le dice a su mamá que ira por un refresco, ella se dirige para allá, subió unos cuantos escalones y no pudo evitar ver aquella joven  que estaba recargada  en el barandal.

 

La miro de arriba abajo, ya que le llamo la atención en la forma que vestía, le causo algo de temor, pero Dana sintió aquella mirada de esa jovencita la miro y sonrió con ella.

 

A lo que la chica  respondió aquella sonrisa, se retiró, Sakura introdujo las moneda en  la máquina de refrescos pero no salió y esto la hizo molestar—No puede ser solo se tragó mis monedas y no me dio mi refresco.

 

—Te puedo ayudar.

 

Aquella chica miro hacia atrás para ver quien le hablaba y sorprendió al ver de nuevo aquella joven—Pues, esta máquina se tragó mis monedas  y no me dio mi refresco.

 

—Déjame ver, que puedo hacer con esta chatarra. —Dana se acercó a la máquina y con su mano le dio unos golpes en la parte lateral de esta y luego se puso en frente donde se ponían las monedas.

 

Sakura solo la miraba— ¿Qué va hacer?

 

En ese momento aquella chica de ojos verdes se retiró un poco de la máquina y le dio una patada haciendo que cayera el refresco.

 

La joven de ojos azules sorprendió al ver tal acto de aquella chica, Dana se acercó a ella y le dio su refresco —Ten niña.

 

—Gracias…—expreso Sakura con una leve sonrisa hacia ella.

 

— ¡Oyes puedo hacerte una pregunta!

 

—Sí, dígame.

 

—Los de la preparatoria Shohoku son los del uniforme blanco.

 

—Sí, señorita y son muy buenos jugadores además ahí está mi hermano.

 

En ese momento se escucharon gritos  en el gimnasio —Ya empezó el juego nos vemos  y gracias —ella se fue corriendo.

 

Dana camino a paso lento, fue también a ver cómo iba el partido y saber ¿Por qué hacían tanto escándalo? cuando llego se sorprendió al ver un tiro sorprendente era una canasta de tres, ella se emocionó tanto que no supe ni porque.

 

 

 

Las chicas y los amigos de Sakuragi e inclusive Sakura gritaban con euforia cuando Mitsui encesto esa canasta de tres puntos.

 

Los del equipo de Miuradai estaban molestos, así que el entrenador de este equipo saco a jugar a Naito un jugador que habían reservado para las finales.

 

—No se preocupen chicos yo me encargare de Rukawa, Mitsui  y del número diez Sakuragi.

 

— ¡Confiamos en ti Naito! —espeto un compañero de sus mismo equipo.

 

El jugador Naito del equipo de  Miuradai  le hizo el juego imposible  a Shohoku  interponiéndose con Mitsui, Rukawa y Sakuragi.

 

A Hanamichi le hizo cometer algunas faltas ya que ese era su objetivo sacarlo fuera, cuando él iba encestar una canasta Murasame  lo golpeo muy fuerte cometiendo una falta por parte del equipo contario, y él tenía que encestar dos tiros libres, pero él no había practicado aun esos tiros así  que el primer tiro fue desperdiciado, y el segundo Hanamichi lanzo el balón con todas sus fuerzas para poder  hacer un rebote, pero este acto fue frustrado por su compañero de equipo Rukawa quien encesto y esto molesto Aquel chico pelirrojo.

 

Dana que aún seguía mirando aquel partido se sorprendió al ver aquello— ¡Vaya! Otras ves ese chico volvió hacer de las suyas aunque el pelirrojo no se queda atrás es un poco torpe pero juega con entusiasmo, ella miro su reloj—  No puede ser ya es tarde mi tía ha de estar preocupada porque no llego.

 

 

 

Sakura quien estaba con su mamá miraba hacia donde estaba aquella joven de ojos verdes a su parecer se le había hecho una chica simpática y aparentaba lo que no era con ese tipo de ropa y se preguntaba quién era,  ¿pero no era la única que se preguntaba quién era esa chica?  Un chico  de cabello de puerco espín y ojos azules buscaba aquella chica entre toda la gente a él se le había hecho una chica bastante extraña e interesante la buscaba entre toda aquella gente que estaba en el gimnasio miraba a todos lados buscándola con la mirada hasta que sus ojos la encontraron.

 

— ¿Quién será? —estaba distraído que no escucho que le hablaba Hikoishi.

 

— ¡Sendo! ¡Sendo!

 

— ¿Qué sucede Hikoishi?

 

— ¡Crees que Shohoku ganara!

 

—Sí, estoy seguro de eso, además él no se dará por vencido—esto lo dijo aquel chico de ojos azules refiriéndose a Sakuragi.

 

Antes de retirarse aquella joven, vio  llegar dos chicos al parecer pertenecían a una escuela privada  ya que su uniforme  era  un traje azul con corbata roja y se acercaron al otro chico que estaba ahí desde un  principio  uno de los chicos el más desalineado de los tres  pregunto con algo de fastidio al chico que estaba ahí.

 

— ¡Capitán Maki! ¿Por qué nos hizo venir a ver este partido? Que no vale la pena  ver.

 

—Tranquilo Kyota te has perdido de los más interesante de este juego además Shohoku no es el mismo equipo de antes—expreso aquel chico moreno y alto.

 

— ¡Shohoku! No juega nada mal! —espeto Jin integrante del equipo de Kainan.

 

Aquella chica de ojos verdes al retirarse pensó en ese momento —Estoy segura que Shohoku ganara.

 

Ella se fue y tomo el taxi reanudando su camino ya que llegaría a casa de su tía mas tarde de lo acordado, llego a su destino y bajo todas sus cosas del  taxi, toco la puerta en ese momento salió una mujer de unos 38 años no muy alta delgada de cabello negro hasta los hombros.

 

— ¡Dana eres tú! —Espeto aquella mujer con una sonrisa hacia ella.

 

—Sí, tía soy yo—respondió aquella joven.

 

Ella abraza a Dana y la después la mira de arriba y  abajo —Te pareces a tu madre, pero pasa anda deja te ayudo con tus cosas.

 

Dana el entrar a la que iba hacer su nuevo hogar miraba aquella  casa no era muy grande a lo que estaba acostumbrada  pero para aquella joven  no le importaba en lo más mínimo ya que sintió una gran paz y un ambiente diferente y le agrado.

 

—Ven hija aquí estará tu habitación—esta estaba situada a un lado de las escalones que iban al segundo piso—espero sea de tu agrado, yo misma lo decore.

 

—No, se preocupe tía cualquier lugar estará bien para mí—respondió Dana con una sonrisa a su tía.

 

Ambas entraron a la habitación, Dana se sorprendió  enfrente estaba su cama con unas colchas con figuras de flores, y ambos lados de esta estaban unos buros,  el buro que estaba al lado izquierdo tenía un reloj despertador en forma de gato y del otro lado estaba puesto un oso de peluche muy grande, y la ventaba que daba hacia el patio tenía una lindas cortinas casi transparentes de color azul cielo muy bonito.

 

También  tenía una mesa de escritorito que está a su vez tenia estantes dónde podía colocar sus  libros.

 

Aquella joven se sentó en la  cama y respiro hondo y profundo, su tía la miro distraído y le preguntó que le sucedía.

 

— ¿Qué pasa hija?

 

—Nada tía.

 

—Pues espero no te hayas decepcionado ya ves que mi casa no es muy grande a lo que tu estas acostumbrada —contesto aquella mujer.

 

—No, es eso tía Miyuki al contario  aquí se siente un ambiente a calor familiar y agradable —respondió  aquella chica de cabello negro.

 

—Dana te ayudo acomodar tus cosas.

 

—Gracias tía yo la hare en un rato más, ahora quiero  descansar un rato el viaje fue muy largo y agotador.

 

—Está bien, entonces descansa después te hablare para que comas junto con Hanamichi y sus amigos vendrás todos.

 

— ¡Claro tía!

 

La tía de Dana salió de la habitación —tiene toda la razón Daisuke mi sobrina no es la misma de antes no se parece en nada a la foto que me mando mi cuñado su cambio es tan radical, pero espero que vuelva hacer la misma de antes.

 

 

 

Mientras tanto en otro  lugar los chicos habían ganado el partido contra Miuradai, Haruko y los demás chicos fueron a los vestidores a felicitarlos  por su triunfo.

 

También por el pasillo iban la mama de Mitsui y su hermana ya que Sakura insistía tanto en ir felicitarlo.

 

Mitsui en ese momento estaba decidió pedirle a Serena   que fuera su novia ya que él había meditando por mucho tiempo y  tomar esa decisión  estaba nervioso ya que no sabía qué respuesta le daría aquella joven si se lo pedía.

 

En eso es sacado de sus pensamientos por aquel chico pelirrojo quien al ver que entraron los chicos y Serena.

 

— ¡Mira Mitsuito! ¿Quién está ahí? —dijo aquel chico pelirrojo mirando hacia donde estaba aquella joven de ojos color miel con los de más chicos del equipo.

 

Ella se acercó a él y lo felicitó, ambos se sonrojaron al  mismo tiempo, Hanamichi los miro y sonrió levemente al verlos a los dos  juntos.

 

— ¡Gracias Serena! Contesto el con una sonrisa, oyes vas ir a la casa de Sakuragi a comer.

 

—Sí. —respondió aquella joven ruborizándose.

 

—Serena ayer estuve pensando en… En ese momento es interrumpido por una voz conocida para él.

 

— ¡Hisashi! ¡Hisashi!

 

Todos miraron aquella niña  que entro buscando a Mitsui, ella  miro a su hermano sentado en una banca junto con aquella chica.

 

— ¡Hermano! Te felicito —ella lo abrazo.

 

— ¿Cómo Mitsui tiene una hermana? —todos los sus compañeros dijeron en unísono

 

Mitsui al ver como lo miraban se sonrojo en eso interrumpió aquel chico pelirrojo en ese momento— ¡Vaya Mitsuito así que tienes una hermana pequeña? ¿Quién se iba a imaginar que tu amigo siendo una persona tan conflictiva tenías una hermanita?

 

— ¿Qué no me digas Mitsuito cabeza hueca? —respondió aquel chico de ojos azules a su compañero de equipo.

 

Hanamichi rio a carcajada abierta como lo solía hacer, pero aquella  chica de cabello negro y ojos azules se acercó a él y lo miro de arriba y abajo— Y tu ¿Quién eres? Pelirrojo piensas que con tu cabello rojo y esos aires de chico rudo me das miedo, ¿Torpe? —esto lo dijo aquella joven en tono de sarcasmo.

 

Todos los presentes se sorprendieron por la forma en que aquella chica le contesto a Sakuragi — ¿Qué dijiste enana? —espeto el molesto con esa joven.

 

— ¿Cómo me acabas llamar? Grandísimo animal—contesto la chica molesta con él.

 

Entre aquellos dos chicos salían chipas de sus ojos molestos uno con el otro, los demás no podían creer lo que estaban viendo cómo era posible que Hanamichi estuviera peleando con una niña, Mitsui solo se inmuto a bajar un poco la cabeza —Veo que Sakura sigue siendo la misma de antes siempre buscando pleito que no puede ser una chica normal.

 

Pero aún seguían peleando aquellos dos, Hanamichi parecía un niño al lado de ella.

 

— ¡Enana!

 

— ¡Torpe!

 

— ¡Enana!

 

— ¡Torpe!

 

Mitsui se levantó de la banca y se dirigió con su hermana— ¡Tranquila!

 

—Sí, tranquilízate enana—expreso Hanamichi.

 

Pero de pronto el recibió un golpe en la cabeza por parte de Akagi—Comportante cabeza hueca.

 

— ¡Gori!

 

— ¡Disculpen a mi  hermana! —Espeto Mitsui muy apenado por lo que estaba pasando—Ella es mi hermana menor se llama Sakura.

 

Ella se presentó con cada uno de los amigos de su hermano, pero ella  al presentarse con el último chico le agrado cuando lo vio, a pesar de su corta edad sintió su corazón latir más de lo normal ya el trato de aquel joven fue diferente a los demás.

 

—Hola soy Sakura Mitsui.

 

—Hola señorita Mitsui soy Yohei Mito.

 

—El gusto es mío Yohei —contesto ella sonrojándose levemente. —Tu puedes llamarme Sakura.

 

—Está bien Sakura—respondió aquel  joven de ojos castaños.

 

Sakuragi, Noma, Takamiya y Okuss no podían creer que aquella chiquilla que apenas era una niña estuviera interesada en Yohei.

 

Mitsui se da cuenta de todo esto— ¿Qué te pasa Sakura?

 

—No, es nada hermano—dejo escapar un suspiro y  ruborisandose.

 

En eso interrumpió Ryota chicos hay que darnos prisa debemos ir a la casa de Hanamichi recuerden que nos invitó a comer a su casa.

 

—Si tienes razón vamos chicos a cambiarnos—Musito Akagi.

 

Mientras los demás salieron para dejarlos en ese instante Hanamichi—Enana tú también está invitada a ir a mi casa.

 

—Gracias torpes por la invitación.

 

— ¿Qué dijiste? Niña tonta.

 

—Tranquilo Sakuragi solo es una niña ya vez como son a esa edad.

 

—Sí, Gori lo sé además es una niña muy simpática y alegre no se parece en nada a ese torpe de Mitsui—esto lo dijo en voz alta y cruzándose de brazos.

 

— ¿Qué dijiste torpe? —exclamo Mitsui ya que acabo de escuchar lo que había dicho.

 

 

 

 continura...

 

 

 

 

Usted debe login (registrarse) para comentar.