Fanfic Es
Fanfics en español

Un Basquetbolista Y Una Nerd Rebelde. por Hitomi Uzumaki

[Comentarios - 15]   Tabla de Contenidos

- Tamaño del Texto +

 

 

 

—Sí, para yo ir pasado mañana y comience sus clases el próximo lunes.

 

—Entonces así le hacemos hasta luego Miyuki.

 

—Nos vemos pues.

 

Se despidieron y el salió del despacho y le dijo su esposa que Dana estaba en su habitación él se dirigió hacia  allá toco en la puerta de la habitación de ella,

 

El entro — ¡Dana! Podemos hablar.

 

—Sí, tío pasa—ella en esos momentos estaba nerviosa ya que estaba segura que él ya sabía  que no entro a la clase de música.

 

—Pues hija quiero pedirte una disculpa.

 

—De que tío—espeto aquella joven de ojos verdes.

 

—De forzarte a tomar las clases de música.

 

—Tío, no tienes por qué preocuparte no es tu culpa solo tu tomaste una decisión que era por bien mío, soy yo la que debe pedirte perdón—esto lo dijo cabizbaja y triste sin mirarlo a los ojos.

 

 —No, Dana no digas eso.

 

—Es que tío no pude entrar a la clase salí de ahí.

 

—Está bien Dana si no quieres tomar esa clase te entenderé y mucho menos te forzare a tomarla yo te apoyo.

 

Esa joven no podía creer lo estaba escuchando. — ¡Tío!

 

— ¿Así como lo oyes? Por eso quiero preguntarte si quieres ir a estudiar al extranjero  por un largo tiempo para que cambies de ambiente, conozcas nueva gente, amigos.

 

Dana se sorprendió—   Me estas tratando de decir que soy un estorbo para ti, y quieres deshacerte de mi verdad.

 

El tío al verla así, la abrazo fuertemente —No, no digas eso solo quiero que tu estés bien olvides todo esto por lo que estás pasando siempre yo he querido lo mejor para ti entiende, además te prometo que el día que termines de estudiar allá iré por ti.

 

Aquella joven de ojos verdes abrazo a su tío también y le dice que acepta irse, entendía  que era la mejor para ella necesitaba un ambiente diferente.

 

— ¡Tío Daisuke! ¿Cuándo me voy? Además tengo que  buscar donde vivir allá.

 

—Mira por eso no te preocupes hija acabo de hablar hace un momento con tu tía Miyuki, ella acepto con gusto que vivieras con ella todo el tiempo que quieras y mañana iré a comprarte el boleto para que salgas el jueves  en la noche  a Japón.

 

— ¡Ah! Japón. —expreso aquella joven.

 

—Si, a Japón hay algún problema hija.

 

—No, tío pero es que una de mis amigas se fue para allá.

 

— ¡En serio! Pues que coincidencia a la mejor te la puedes encontrar haya.

 

—Entonces mañana mismo iremos a comprar tu boleto y recogeremos tu papelería para mandársela a tu tía.

 

— Tío, ahora que mencionas de nuevo a mi tía Miyuki no recuerdo como es , solo me viene un vago recuerdo cuando tenía tres años vinieron a Nueva York ella y mi tío Masashi, ahora que vaya para allá no sabré como es.

 

— ¡Ah! Pues ahora mismo te enseño una fotografía de ella y tu primo, además también le mandare una foto tuya para el día que vaya a recogerte al aeropuerto te reconozca.

 

— ¿Cómo crees que vaya a recogerme yo llegare sola tío, no quiero molestarla a la mejor trabaja si tú me das la dirección yo me las arreglare para llegar a su casa.

 

—Está bien yo le diré de tu decisión, así que espérame un momento deja traigo la fotografía.

 

El salió de la habitación de ella después de unos segundos regreso y le enseña la fotografía donde estaba su tía Miyuki, su tío Masashi y su primo Hanamichi era una foto ya muy vieja ya que en esta aquel chico de ahora de quince años ahí tenía cinco años.

 

 

 

Ella la miro con detenimiento ya que su tío se parecía un poco a su padre—Así que él es Hanamichi.

 

—Así es hija, Miyuki me conto que él pertenece al equipo de básquet de la preparatoria que entraras tú.

 

—Bueno ya vi  a mi  tía como es, pero a mi primo no  creo reconocerlo  tan rápido ya que esta fotografía es de hace mucho tiempo, me puedo quedar con ella.

 

—Claro. —contesto aquel hombre con una sonrisa.

 

—Entonces arreglare mis cosas tío Daisuke para tenerlas lista.

 

—Te dejo pues y no te acuestes tarde, que descanses.

 

—También tú.

 

Al día siguiente fueron a recoger la papelería de Dana a la universidad, la directora no aceptaba que ella se fuera a principios del ciclo escolar pero tuvo que aceptar ya que era decisión del señor Sakuragi.

 

Mientras aquella joven estaba recargada en los barandales esperando a que saliera su amiga de clases.

 

Miro por ultima ves su escuela donde solo paso tres meses estudiando ahí, recordó cuando conoció a sus dos grandes amigas con quien compartió sus alegrías y tristezas ahora se iría a otro lugar a estudiar y dejaría atrás   su  amiga.

 

Estaba tan sumergida en sus pensamientos que fue sacada repentinamente por su prima.

 

— ¿Qué sucede Ashley? —ella se sorprendió al ver a Brian con ella, era le persona que menos quería ver en esos momentos.

 

—Pues le estaba diciendo a Brian que te ibas ir a estudiar al extranjero y no me cree.

 

—Es cierto eso—exclamó aquel joven interesado en saber.

 

—Sí, así es me voy el jueves en la noche para Japón—En eso interrumpen la plática de  los tres era la amiga de Dana.

 

Ella se retiró de ahí dejando sorprendido a Brian—No ella no se puede ir a si nada mas—Esto lo dijo en vos alta que escucho su novia.

 

— ¿Qué dices  Brian?

 

—No, no es nada amor vamos a la cafetería con Bree y Kevin.

 

—Sí, vamos.

 

Dana y Drew estaban  en el patio platicando— ¡Dana! Así que te vas para Japón —pregunto aquella chica de ojos negros y se puso  triste ya que eran muy buenas amigas ella la apreciaba como una hermana.

 

—Sí, Drew pero no te pongas triste yo  te hablare o te escribiré amiga—Dana lo dijo  con una sonrisa a su amiga.

 

— ¿Cuándo te vas?

 

—El jueves a las ocho de la noche.

 

—Entonces ese día iré a despedirme de ti amiga.

 

Pero ellas no se dan cuenta que su conversación fue escuchada por  alguien—Así que se va del país y sale a las ocho de la noche.

 

— ¡Dana! Nos vamos.

 

— ¡Tío! Ven mira te presento a mi mejor amiga bueno es como una hermana para mí.

 

El señor Daisuke saludo amablemente a Drew—Hola señorita gusto en conocerla mi sobrina me hablado  de ti.

 

—Pues espero que bien señor Sakuragi y es un gusto conocerlo también—dijo con una sonrisa.

 

—Drew entonces nos vemos amiga.

 

—A dios Dana.

 

 

 

Ellos se alejaron de ahí, y fueron al aeropuerto a reservar el boleto, a la ves ella estaba contenta ya que si quería un cambio pero a la vez no ¿Por qué dejaría a su mejor amiga?

 

El tío la miro distraída — ¿Pasa algo?

 

—No, tío no es nada nos vamos ya—espeto  con una sonrisa.

 

Así pasaron los días se llegó el jueves esperado para aquella joven de ojos verdes era su último día de vivir con sus tíos y  primas  en Nueva York, ahora iría a un  lugar muy lejos, mientras  tanto  en la preparatoria Shohoku los chicos tuvieron sus entrenamiento muy duro la amistad de Serena y Mitsui estaba consolidando ella estaba más enamorada de él.

 

Los chicos siempre  los miraban juntos y hasta pensaban que eran novios ya que siempre se iban juntos.

 

Hisashi también no se escapaba de las apuestas que hacían los amigos de Sakuragi de que si él  se le declaraba aquella chica lo rechazaría.

 

Hanamichi e inclusive Ryota también apostaron  y esto no lo dejo pasar aquel chico de ojos azules quien les dijo que él no ha pasado por lo mismo que ellos que él nunca había sido rechazado por una chica en su  vida.

 

Pero Hanamichi se burla de el—Mira Mitsuito siempre hay una primera ves —exclamo aquel chico de cabello pelirrojo sonriendo.

 

— ¡Vaya todos son un par de tontos! Eso no sucederá.

 

—Pues eso veremos amigo, eso lo veremos. —Se quedó pensado Hanamichi.

 

—Hanamichi creo que Mitsui tiene razón si vemos bien la situación Serena al parecer le simpatiza muchísimo —corroboro Yohei.

 

—Pues yo aún sigo con esta apuesta sé que él será rechazado. —esto lo dijo a carajada abierta como siempre solía hacerlo.

 

Ayako que escucho todo le dio un tremendo golpe con su abanico en la cabeza— ¡Cállate torpe!

 

— ¡Ayako! ¿Por qué me pegas? Eso me dolió mucho.

 

—Pues ustedes par de torpes perderán ante él, al parecer esos dos se gustan tanto pero ni uno ni otro se anima a decir lo que sienten—acoto aquella chica de cabello rizado.

 

 —No, puede ser yo quería que lo rechazaran —expreso aquel chico rubio.

 

—Oyes Hanamichi no te había dicho que hace rato mire a tu mamá aquí en la escuela.

 

— ¡Que dices gordo!

 

—Así como lo oyes.

 

—A que vendría, además saben estos días ha estado muy extraña desde el martes estuvo arreglando la habitación de huéspedes—acoto aquel joven quedando un momento en silencio.

 

— ¡Hanamichi acaso hiciste algo malo que le mandaron llamar a tu mamá!

 

—No, pero esto lo averiguare llegando a casa, pero bueno pasando a otra cosas chicos mi mamá me dijo que los invitara a comer mañana después del partido, que dicen.

 

Todos los chicos aceptan la invitación de su amigo, pero aun aquel chico pelirrojo estaba intrigado por la visita de su madre en la preparatoria.

 

En ese momento Akagi reúne a los chicos ya que el profesor Anzai quería hablar con ellos.

 

—Jóvenes  mañana tendremos nuestro primer encuentro con el equipo de Miuradai y sé que nos ira muy bien  todos sean esforzado mucho y me alegra. Así, que chicos  hoy pueden irse temprano descansar  para que estén listos para mañana  Ayako les mostrara  las preliminares del campeonato antes de que se vayan.

 

Aquella joven de cabello rizado pego la tabla en  la pared, Hanamichi miro la tabla y vio a Ryonan— ¡Sendo! Así que no pierdas  con otro equipo yo me encargare derrotarte.

 

— Sakuragi pero ten en cuenta que debemos jugar con los demás equipos que están en nuestro bloque y así llegar a enfrentarnos a Ryonan. —expreso aquel joven de lentes a su compañero.

 

—Ahora entiendo los únicos que pueden entrar a las nacionales son los equipos que queden en primero y segundo lugar verdad  Ayako.

 

—Así es el año pasado  gano Kainan ha ganado dieciséis años consecutivos es un oponente muy fuerte y después Shoyo  quien se ha estado acercando poco a poco al primer lugar.

 

—El equipo Shoyo está en la parte superior de nuestro bloque—espeto aquel joven moreno.

 

— ¡Ahora es más importante ganar al  primero equipo!—acoto el capitán Akagi.

 

— ¿Es Miuradai? —exclamo Kogure.

 

—Es un equipo muy fuerte en el campeonato del año pasado iban en un buen lugar pero perdieron ante Kainan y su objetivo es ganar este año. —corroboro la manager del equipo.

 

—Pues esos tontos perderán ante este genio Hanamichi Sakuragi—dijo aquel chico pelirrojo a carcajada abierta.

 

— ¿Quién es el tonto?

 

— ¡Kogure!

 

—Este es nuestro último año Akagi.

 

—Sí, escuchen esta es nuestra última opción es ganar.

 

—Si—dijeron todos en unisón.

 

—Nos vemos pues a la nueve y media de la mañana en el gimnasio de la preparatoria Miuradai —musito el profesor Anzai.

 

Todos se retiraron, a sus casas  como siempre Mitsui acompañaba a Serena a su casa, Hanamichi y Haruko esos días no se iban juntos, pero él siempre le hablaba por teléfono por las noches.

 

A veces a Akagi se le hacía raro que su hermana hablara hasta muy tarde por teléfono pero no sospechaba que Haruko y Hanamichi eran novios.

 

En Nueva York Dana estaba lista para partir ella y su tío se fueron al aeropuerto desde las siete y media para estar a tiempo y no hubiera contra tiempos solo se fueron ellos dos,   ya que no quisieron acompañarlos su tía y sus primas.

 

Pero si se despidieron de ella, al salir de la casa ella la miro por última vez ahí había pasado la mayor parte de su infancia sintió en ese instante una nostalgia, su tío al verla así  solo la miro y no dijo nada el también no quería que se fuera  pero si él le decía que se quedara ella aceptaría, pero ya se había tomado una decisión.

 

Ambos subieron al carro ella dejo escapar un suspiro muy profundo, mientras iban rumbo al aeropuerto el señor Sakuragi recordó cuando le hablo a Miyuki  sobre la actitud de  su sobrina la forma en que vestía, pero lo que le  agrado saber por parte de ella que no le importaba que con el tiempo ella retomaría su camino, además que en la nueva preparatoria en la que iba estar usaban uniforme y era obligatoria así que tendría que usarlo a como diera lugar.

 

Aun ella vestía aquellas ropas pero él no le dijo nada, él sabía bien que tarde temprano  cambiaría su aspecto.

 

Llegaron a su destino cuando entraron estaba ahí su mejor amiga Drew ella al verla se puso feliz — ¡Drew!

 

—Amiga que pensaste que no iba a venir.

 

—No, siempre he confiado en ti amiga—contesto con una sonrisa.

 

Drew le regala s su amiga un oso de peluche de color blanco y en ella una carta pero esta le dice que no lo vea por ahora si no hasta que vaya en el avión.

 

—Gracias Drew, por este regalo.

 

—Dana ahora vuelvo no tardo.

 

—Sí, tío.

 

Aquellas dos jóvenes se quedaron ahí estaban sentadas platicado y sonreían en ese instante son interrumpidas.

 

— ¡Dana!

 

—Tú que haces aquí Brian. —expreso aquella chica de ojos verdes.

 

—Podemos hablar a solas.

 

—Brian tu y yo no tenemos nada de qué hablar —dijo aquella joven de ojos verdes.

 

—Por favor Dana. —esto lo dijo Aquel chico en tono de súplica hacia esa joven.

 

 —Está bien vamos. —Ella se levantó de donde estaba —Drew te encargo mis cosas si viene mi tío no le digas que estoy con él.

 

—Lo que tú digas.

 

Brian y Dana se alejan un poco de ahí van en silencio caminando, ella es la  que habla—De que quieres hablarme.

 

—Pues primeramente que nada quiero pedirte una disculpa  por los  problemas que te he causado.

 

Ella no podía creer que él se estuviera disculpando con  ella y acepto de buena gana esa disculpa por parte te dé el.

 

—Si eso es todo lo que me ibas a decir nos vemos Brian y por favor trata bien a mi prima—Aquella joven iba a dar media vuelta cuando aquel chico la tomo de la mano evitando que se alejara de él.

 

—Espera un momento.

 

Dana se sorprendió— ¿Qué te pasa suéltame?

 

—Antes de que te vayas tengo que decirte algo muy importante para mí.

 

—Sí, dime te escucho.

 

— ¿Sabes Por qué me hice novio de tu prima?

 

—No, no sé. —respondió Dana

 

—Pues para estar cerca de ti.

 

— ¡Que dices!

 

—Así, como lo oyes, desde el primer día que te conocí me gustaste tanto y con el tiempo me llegue a  enamore de ti, por eso siempre te molestaba solo quería llamar tu atención.

 

—No, sigas Brian si las cosas  hubieran sido diferentes a lo mejor entre tú y yo hubiera pasado algo pero no, entre tu más me molestaba yo te detestaba ahora veo en ti una persona diferente esa es tu verdadera personalidad yo  solo te pido que olvides  estas conversación entre nosotros  y hagas feliz a mi prima, ella te ama demasiado y no la hagas sufrir.

 

—Adiós Brian —ella le sonrió y esto hizo que aquel chico se ruborizara —Dana se fue,  dejando aquel chico confundido, ella llego con su amiga.

 

— ¿Qué quería Brian?

 

—Se me declaro Drew.

 

— ¿Qué dices? Pero tú que le dijiste.

 

—Pues que crees Drew, que él no me gustaba.

 

Drew la miro —Vaya Dana aun sigues en tu posición de jamás te enamoraras de un chico que sea deportista.

 

—Sí, amiga como te dije son engreídos y patanes  esa clase de chicos los detesto. —contesto aquella joven de ojos verdes cruzándose de brazos.

 

—Mmmh si tú dices.

 

—Que estas tratando de decir Drew esa mirada no me gusta, además yo no creo en el amor a primera vista y no me importa en  lo más mínimo salir con chicos en estos momentos.

 

—Está bien ya no diré nada pero cuando  tengas uno me avisas —musito aquella chica de ojos negros.

 

—De verdad que contigo no se puede amiga— en ese momento llego su tío ya casi era la hora de marcharse.

 

Cuando avisan — A todos los pasajeros con destino a Japón favor de pasar por la puerta diez.

 

Dana y su tío se abrazan, ella llora en ese momento —te extrañare.

 

—Yo también hija y pórtate bien.

 

—Si tío Daisuke eso hare, no tendrás ni una queja de mí.

 

—Eso espero, Hija llevas la dirección de tu tía, o bien ahora mismo le llamo para que vaya por ti.

 

—Aquí la traigo tío Daisuke, y no le hables yo  sabré llegar.

 

 

 

Después se despidió de su gran amiga ambas lloraron —Nos vemos Dana.

 

—Adiós Drew ¿Cuándo llegue haya te hablare?

 

Después de que se despidieron aquella chica de cabello negro abordo el avión con destino a Japón para ella iba hacer una nueva vida, iba hacer un cambio total en tanto en lo personal como en su vida en el amor.

 

Mientras en Japón cada uno de los chicos  del club de básquet estaba sumergido en sus pensamientos, ya que el día de mañana jugaría contra Miuradai, y por la información que les dio Ayako era un equipo muy fuerte.

 

Mitsui estaba en su habitación recostado en su cama y mirando hacia la ventana el cielo oscuro y estrellado estaba emocionando ya que iba hacer su primer juego después de mucho tiempo y estaba decidido dar todo por el todo para llevar a Shohoku  a las nacionales, pero eso no era lo único que estaba en sus pensamientos, era aquella joven de ojos color miel  y sonrisa encantadora  él había tomado una decisión con respectó a ella.

 

 

 

continuara...

Usted debe login (registrarse) para comentar.