Fanfic Es
Fanfics en español

Un Basquetbolista Y Una Nerd Rebelde. por Hitomi Uzumaki

[Comentarios - 15]   Tabla de Contenidos

- Tamaño del Texto +

 

 

Acá por otro lado  Mitsui y Serena iban juntos en silencio,  él es que hablo primero  — ¡Serena te invito a tomar un refresco!

—Claro que acepto—dijo con una sonrisa.

Ambos jóvenes  llegaron a la cafetería Danny`s  entraron y ahí estaban el capitán Akagi y Kogure  al verlos los  saludaron.

—Akagi crees que este año se haga realidad nuestro sueño de ir a las nacionales. —pregunto aquel joven de lentes.

—Sí, Kogure, este año tenemos que ir  a como dé lugar ahora que están de regreso Mitsui y Miyagi y contamos con Rukawa y Sakuragi aunque apenas es un principiante ha avanzado sorprendentemente.

—Tienes razón  Akagi, ha Sakuragi se le ha dado un entrenamiento  especial—expreso Kogure.

Serena y Mitsui estaban platicando sobre sus vidas que habían hecho durante estos dos años que no se habían visto, ya que los  dos habían tomado rumbos diferentes.

Aquella joven de ojos color miel fue la que hizo primero las preguntas a el—Hisashi platícame como te ha ido, desde que  saliste de la secundaria que hiciste ¿Cómo decidiste entrar  Shohoku?

—Pues Serena fue gracias al profesor Anzai que decide entrar a esta preparatoria.

— ¡El profesor Anzai! —exclamo aquella joven.

—Si, en el último minuto que teníamos con el equipo  contrario Yokota  todo parecía perdido para nosotros pero el apareció y me dijo que no me diera por vencido entonces desde ahí decidí entrar a Shohoku, pero para ser sincero dure dos años fuera del equipo—esto último lo dijo con cierta melancolía.

— ¿Qué paso? —espeto Serena  interesada en saber.

—Lo que sucedió fue que tuve una lesión  en la rodilla y ya no puede jugar más.

— ¡Ah! Pues lo bueno que ya volviste al equipo Hisashi.

—Pues sí, ahora mi objetivo  al igual que mis compañeros  es ir  a las nacionales.

—Sé que lograran además  yo te apoyare en todo momento —expuso ella sonrojándose.

—Gracias, Se…re…na—contesto con una sonrisa aquel chico de ojos azules. —Bueno Serena ya te platique algo de mí y tú que me cuentas de estos largos dos años que estuviste en América.

Aquella chica suspiro hondo y se puso a jugar con el vaso agitando los hielos—Pues estudiar  y estudiar.

—Solo eso, ¿acaso dejaste  un novio por allá? ¿Comprometida o algo así? —pregunto Mitsui con una leve sonrisa.

—No, no que cosas dices Hisashi, por ahora estoy libre de compromiso—respondió aquella chica sonrojándose

—No, te creo  que no tengas novio además eres una chica muy bonita—Él se sonrojo al decirlo ya que lo dijo en vos alta sin pensarlo

Ella se ruborizo tanto que no lo disimulo. —Pues si tuve un novio con quien dure un año tres meses, pero todo acabo para nosotros.

—Vaya al parecer si lo quisiste mucho para durar  tanto con él.

—Pues sí, y a todo esto tu Hisashi tú tienes novia. —Serena le pregunto ya que estaba realmente interesada en él.

—No, por ahora no me interesa tener una relación lo más importante para mí en estos momentos es cumplir mi objetivo. —musito aquel joven con algo de entusiasmó.

Serena  se alegró al saber que   aquel chico estaba disponible y haría todo por poder conquistarlo, ella miro su reloj  — ¡Hisashi! Ya es tarde nos vamos!

—Sí, vámonos.

Se fueron ambos chicos de aquel lugar  caminaron   hasta las casa de Serena, la dejo enfrente de su casa, pero antes de que él se retirara  ella se acercó a él y le dio un  beso en la mejilla.

—Nos vemos ¡Hisashi!

Ella entro a su casa, pero aquel joven aún se quedó ahí mirando hacia la casa de  esa chica — ¡Serena!  Me gustas mucho. —dijo aquel chico de ojos azules pensando para si mismo.

Serena subió a su habitación y entro a su recamara muy alegre y gritaba—No, tiene novia, no tiene novia baila y brincaba en sus manos trae un oso de peluche y lo abrazaba.

En eso entraron a su recamara— ¿Qué pasa mi niña? —dijo una señora de edad muy avanzada de cabello plateado con  una sonrisa aquella joven.

— ¡Nana! Ven acá, creo que estoy enamorada. —decía la muchacha muy feliz a su nana.

—Mmmh ya sé a qué te refieres de seguro hablas de aquel joven que esta haya afuera verdad.

— ¿Qué dices? —Corrió hacia la ventana y recorrió un poco la cortina, se sorprendió al ver a Hisashi Mitsui a un allí —El aún está aquí Nana.

—Sí, mi  niña.

El duro unos segundos más y se retiró de aquel lugar, él iba rumbo a su casa ya estaba oscuro había una linda luna llena en ese momento además estaba en su pleno esplendor él se paró por un momento y la miro  con detenimiento.

— ¿Qué hermosa luna se ve en estos momentos? ¿Yo podre amar alguien en estos momentos no sé si pueda si yo no me amo a mi mismo como  podre querer a alguien más? — En aquella luna llena resplandeciente se reflejó el rostro de aquella chica de ojos color miel el sin  imaginárselo esa joven le había atraído desde la primera vez que lo vio en la playa. — ¡Que tonterías estoy pensando debo concentrarme en el siguiente partido!

No era el único que miraba aquella luna, muy lejos de ahí una joven de cabello negro estaba sentada en un columpio del parque ya era tarde pero ella no quería llegar a su casa ya que su tío le iba a regañar por no entrar a su clase de música.

— ¡Mamá! ¡Papá! ¿Cómo los extraño? Los he defraudado a ustedes y a mi tío rompí una promesa —esa joven no pudo evitar llorar sobre su rostro rodaron sus lágrimas que no pudo contener,  ya pasaban de las nueve de la noche.

Mientras en la casa de los Sakuragi el señor Daisuke había llegado estaban sus hijas y esposa mirando la televisión.

— ¡Hola! ¿Cómo están?

Las chicas corrieron con su padre y lo abrazaron — Estamos bien padre—dijeron en unisonó ambas jóvenes.

—Bien que bueno que las encuentro a las tres reunidas aquí, quiero platicar con ustedes de algo muy importante.

— ¿De qué Daisuke?

—Pues he decidido mandar a Dana con mi cuñada Miyuki este mismo viernes.

— ¿Qué? —expresaron aquellas tres mujeres no podían creer lo que habían acabado de escuchar.

— ¡Papá! Que dices eso no es un castigo para Dana parece que las estar recompensando por lo que hace mandarla a estudiar al extranjero no es justo—espeto aquella chica molesta con él.

—Estoy de acuerdo con mi hermana padre. —corroboro Bree.

 

Al igual su esposa se opuso a tal decisión de cómo  era posible que su sobrina se fuera estudiar fueras a pesar de lo mal que se ha portado—No, No Daisuke me opongo a tal acto.

— ¡Basta! Por favor hijas, Megan entiendan mi sobrina  necesita un ambiente diferente olvidarse un poco por lo que ha pasado.

Ashley se levantó del sillón donde estaba sentada— ¡Papa! A veces me da la impresión que tú quieres más a Dana que nosotros.

—No, digan eso hijas a las tres las quiero por igual pero en ella me concentro más ustedes no saben el dolor de ella haber perdido a sus padres y yo a mi último hermano comprendan por favor—esto lo dijo aquel hombre triste y cabizbajo—Así que esa es mi decisión ahora mismo iré hablar con Miyuki y después con Dana.

Él se iba a dirigir a su despacho cuando — ¡Papa! Nos saludas a mi  tía y mi primo! —dijeron en unisón aquellas dos jóvenes.

—Sí, les daré sus saludos hijas. — Él antes de retirarse— ¿A todo esto donde esta  Dana? Megan.

—Aun no llega, mira la hora que es, esta niña parece que se manda sola, en cuanto llegue te aviso

—Está bien. —Él se retiró a su despacho.

Cuando se quedaron solas,  la chica rubia aún estaba un poco molesta —No puedo creer esto mamá ¿Cómo Dana si se puede ir al extranjero a estudiar —espeto Ashley.

Megan se acercó a ella y le acaricio su cabello—tranquila hija vean por este lado ya no tendrán  problemas con ella.

—Ashley, mamá tiene razón.

Después de una media hora llega aquella joven de ojos  verdes a su casa, se sorprendió al ver a sus primas y su tía en  la sala.

—Buenas noches.

— ¿Qué horas son estas de llegar Dana?

— ¿Discúlpame tía no volverá a suceder?

—Está  bien quieres cenar.

—No, tía  gracias estaré en mi habitación.

Ella se dirige a su habitación, pero se le hizo raro que su tía y primas no le dijeron nada como siempre lo solían hacer molestarla.

Entro a su habitación  tomo entre sus manos una fotografía donde estaba con sus padres ella en esa foto tenía ocho años de edad, recordó en ese momento  ese día había tenido un recital de piano y sus padres estaban orgullosos de ella.

Mientras en el despacho su tío estaba hablando por teléfono—Buenas noches Miyuki.

— ¡Daisuke! Buenas noches que bueno escuchar tu voz—dijo alegre aquella mujer.

—Pues discúlpame por no hablarte muy seguido—acoto aquel hombre.

—No, te preocupes entiendo cómo están por allá, las chicas y Megan.

—Bien Miyuki y mi sobrino  y tú ¿Cómo están?

—Pues bien, aunque Hanamichi a  esta edad es un chico muy rebelde, sabes Daisuke él está en el club de básquet.

— ¡En serio! Me alegro por él y por ti has sabido sacar adelante a mi sobrino tu sola con tu gran esfuerzo. —esto lo dijo muy triste.

—No, hables así Daisuke,  Ryo  no le gustaría vernos así.

—Tienes  razón, bueno el motivo de llamarte es de pedirte un gran favor bueno si puedes y si no lo entenderé.

— ¡Que sucede!

Él le platico a su cuñada todo lo que estaba pasando con su sobrina Dana y que aparte él se sentía mal por no educarla como se lo había prometido a Masashi guiarla por el buen camino. y forzarla a tomar sus clases de piano.

Miyuki lo escuchaba con detenimiento del otro lado del auricular —En tiendo por lo que está pasando ella así estuvo mi hijo cuando murió Ryo  aunque no lo ha olvidado pero lo ha superado poco a poco.

— Y por eso quería si tú puedes aceptarla en tu casa por un tiempo y que termine de estudiar allá, por los gastos no te preocupes yo te mandare cada mes para las necesidades de ella.

—Por mí no hay problema  claro que la acepto será un placer tenerla aquí con nosotros y sé que Hanamichi se llevara bien con ella, bueno aunque no la conoce pero sé que así será. Y por estar aquí con nosotros yo le daré lo necesario a Dana si llego a ocupar algo te lo hare saber—esto lo dijo con una sonrisa aquella mujer de unos treinta y ocho años.

—Gracias Miyuki, te lo agradeceré toda la vida, entonces te mandare los papeles de ella mañana mismo por la tarde iré a la universidad a recogerlos y puedas inscribirla en la misma preparatoria que esta Hanamichi.

 

continuara...

Usted debe login (registrarse) para comentar.