Fanfic Es
Fanfics en español

Un Basquetbolista Y Una Nerd Rebelde. por Hitomi Uzumaki

[Comentarios - 15]   Tabla de Contenidos

- Tamaño del Texto +

 
Cuando bajo el último escalón ella no se da cuenta que la observaba otra chica desde lejos y muy molesta empuñas sus manos al ver esa chica que había bajado de la azotea  ya que  detrás de ella venían Takeshi y sus amigos.  
 
— ¿Que está pasando aquí? que estaba haciendo  Takeshi  con esa chica de primero.
Sus amigas al verla muy molesta — ¡Ino que sucede!
 
 Miren  hacia  allá, esa chicas  miraron  y vieron  a la chica de primer año bajando los escalones de la azotea y atrás venia Takeshi  con sus amigos.
 
—Pero si es Dana Sakuragi—expresó aquella chica llamada Kasuki.
—No, puedo creer esto amiga Ino  esa chica y Takeshi  son novios. —espetó  Airi.
—Que tonterías dices Airi, no  puedo  creer eso si Takeshi la otra vez—quedo  un  momento en silencio y recordó aquel beso que le había dado aquel chico de ojos color café.
 
Pero de repente salió de ese trance muy molesta no podía perdonar a esa chica de primero tenía  que vengarse de ella, no permitiría que le quitara a Takeshi—esto no se quedará así  Dana Sakuragi.
 
—Ahora vuelvo chicas adelántense al  comedor tengo que arreglar un asunto ahora mismo.
En ese momento Kasuki  la detuvo — Ino  tranquilízate, ahora no  vayas  acometer una locura, si vas y peleas estarás en  problemas y serás reprendida por el director mejor debemos planear como  vengarnos de ella.
 
—Tienes razón amiga y ya sé cuál va hacer pero tengo que ser muy  cautelosa con esto y de esto necesitare la ayuda de ambas —miro a sus dos amigas.
 
—Ino que pretendes hacer —preguntó Airi.
—Bien chicas este fin de semana las espero en mi casa para planear todo, así que vamos a la cafetería.
 
Las tres se dirigen a la cafetería  de la institución, mientras la chica de cabello negro y ojos verdes estaba en  el baño sacudiendo su gabardina y luego se arregló el cabello, al  mirarse al espejo por un momento, su  mirada era triste la verdad lo que había pasado en la azotea la había asustado no era tan fuerte como ella se creía era una chica débil y con defectos como las demás lo sabía de ante mano.
Aún estaba muy agradecida con aquel chico de ojos azules por haberla ayudado no  se imagina que hubiera pasado si  el  no  estuviera en ese lugar.
Dejo escapar un suspiro  y se relajó un momento.
 
Al salir del baño se dirigió  a buscar a su amigas la estaban buscando, Haruko al verla.
 
— ¡Dana! Aquí  estamos —gritaba la joven de cabello negro   y ojos azules.
La chica se acercó  a sus amigas
 
— ¿Dónde te habías  metido amiga te estábamos buscando? —preguntó  la chica de las coletas.
—Disculpen amigas es que me fui un rato a la dar la vuelta por la escuela mientras terminaban—dijo con una sonrisa.
—Bueno  vamos  a desayunar, nos están esperando  Fuji y Serena en el patio  ahí  comeremos ahora ya que está haciendo un clima muy agradable.
—Entonces dejen voy por mi comida al salón  chicas—dijo la joven de ojos verdes.
—No te preocupes amiga me tome la libertad de traer tu  comida —acotó la chica de ojos azules.
—Gracias Haruko  no hay ningún  problema.
 
Las tres se dirigieron al patio  y la mayoría de los estudiantes estaban  bajo  los grandes árboles de Sakura disfrutando su almuerzo.
— ¡Chicas aquí estamos!  —les hablo la joven de cabello corto a sus amigas.
 
Se dirigieron dónde estaban sus amigas y tomaron asiento  para disfrutar sus alimentos, la chica de cabello negro —Oigan  chicas y ahora porque no quisieron ir con los muchachos a comer.
 
—Pues ellos están entrenando muy temprano y Hanamichi me aviso que no los esperemos. —acotó Haruko.
—Pues ni modo—contestó la chica de ojos verdes.
 
Se dispusieron a comer cuando  la chica de ojos negros y de coleta—chicas que hicieron este fin de semana.
—Pues yo  me puse a estudiar todo el día, para poder pasar este examen que es muy importante—musitó la chica de cabello corto.
 
—Yo también  —reitero la  chica de coletas con algo de desaliento. —en eso  interrumpió la chica de ojos azules.
—Tranquilas yo  también quería salir a pasear el domingo con   Hanamichi  me invito a salir pero  no pude, tenía tantas  ganas de estar con él.
 
—Amigas por dios se hubieran dado un tiempo, yo si salí a pasear con mi novio y fue el día más feliz de mi vida. —dijo  muy emocionada
 
Sus amigas se le quedan viendo  ya que en ese momento estaba muy contenta la joven de ojos color miel.
— ¿A dónde fuiste amiga?
 
Serena miro a sus amigas—Pues no me lo van a creer Hisashi me presento  con sus padres ayer me invitaron a cenar ya que me querían  conocer. —ella miro a su amiga Dana ya que la mirada de su amiga no la engañaba sabía bien que a ella le interesaba su novio. —Además  ellos quieren conocer a mis padres.
 
Las chicas igual emocionadas como su amiga se alegraron por ella—Serena, entonces por lo que se ve la relación de Mitsui y tu  va muy enserio  verdad eso  es un paso  muy grande en la relación entre él y tú.
 
—Si Haruko  y estoy muy feliz.
 
La joven de cabello negro y ojos verdes  al escuchar esto por parte de su amiga Serena,  no sabe porque sintió celos de ella,  además sabía de antemano que ese chico de ojos azules era prohibido, sentía en ese momento  en su  pecho que algo le oprimía  su corazón  estaba lastimado.
 
—Pero porque siento esto, además ese chico lo detesto y no  me simpatiza para nada. —Se decía sí misma. —estaba sumergida en sus propios pensamientos, no escuchaba que le habla sus amigas.
 
— ¡Dana! ¡Dana!
—Decías Haruko.
—Vaya estas muy distraída te pasa algo.
—No, no  es nada. —respondió  con una sonrisa fingida.
— ¡Que tienes Dana te ves algo triste segura que estas bien  amiga! — La chica se sorprendió al escuchar quien le había dirigido la palabra.
— ¡Segura Serena! —Contestó alegre ya que era la primera vez que le dirigía la palabra delante de las de más.
—   Y tu amiga saliste—preguntó  Serena.
 
Ella quedo  por un instante en silencio no quería decirles que salió con Sendo  ya que su  primera cita fue un desastre además no sabía si volvería a ver al  jugador de Ryonan—Pues no  también me la pase estudiando. — dijo con una sonrisa.
En ese instante sonó el timbre para entrar a la siguiente clase, paso el día muy rápido a la hora de la salida como siempre Dana se fue al periódico escolar y sus amigas a ver a los chicos entrenar ya que debían estar preparados para el siguiente partido.
 
Estaba Dana redactando  las noticas más relevantes de la semana, pero no se concentraba en lo más mínimo  ya que de repente se le venía las imágenes cuando  aquel  chico Takeshi y sus amigos la había atacado.
 La verdad estaba muy agradecida con el joven Rukawa ya que si él no  hubiera estado en ese lugar no se  imaginaba que habría pasado, sintió otra vez un escalofrió que recorrió por todo  su cuerpo  y comprendió en  ese momento que tenía que ser más cautelosa y no dejar a la ligera lo que había pasado,  ese chico Takeshi si era de cuidado y sus amigos.
 
En ese instante fue sacada de sus pensamientos — ¡Señorita Sakuragi!
— ¿Qué sucede Maeko?
—Mari me dijo que la alcanzaras al salón de música para hacer una entrevista  y que te llevaras la cámara.
—En el salón de música—expresó la joven ce cabello negro  y ojos verdes.
— ¿Sucede algo  Dana?
—No, no es nada ahora mismo voy para allá. —lo dijo  no muy convencida, tomo la cámara y se dirigió al  salón de música que quedaba en el segundo piso del edificio.
Iba por los pasillos hacia al  salón de música  al llegar a la entrada de esta misma  se quedó  parada , su  mirada se  dirigió hacia el piano  que estaba ahí,  la hizo recordad  lo que había pasado  tiempo atrás iba a dar media vuelta, cuando.
—Señorita Sakuragi que bien que llegaste pronto, ahorita que acabe  Mari de entrevistar a la señorita  Mina Ibu. Les tomas  una fotografía grupal.
 
La chica de ojos verdes no le quedó otra opción que esperarse y tomar la fotografía—Está bien  Jiro.
 
—Y por último la siguiente pregunta de la entrevista señorita Ibu, cuando  va hacer el siguiente  concurso y que tienen preparado  para ese día tan  importante.
—Bien Mari el concurso se llevara a cabo dentro de  tres semanas   en la preparatoria  Soyo  y tenemos una gran sorpresa para ese día espero que tú  y tu  equipo nos acompañe a este gran evento que es muy importante para nosotros ya que es la quinta vez que participamos y esperamos llevarnos el primer lugar, siempre hemos tenido el segundo  lugar y  se nos ha sido  muy difícil  llegar al  primero  ya que la señorita  Miki Yoko es una gran prodigio  en el piano.
Pero sé que esta vez podremos ganar daremos todo de nosotros. —dijo con una gran sonrisa y  entusiasmo aquella joven.
—Señorita Ibu nos podría dar un adelanto.
—Claro será un gusto—aquella joven de ojos azules, se sentó  en el banquillo  para tocar el piano.
 
Aquella chica empezó a tocar el piano como ella lo sabía hacer  era excelente tocándolo, Dana al escucharla se sorprendió.
Cerró sus ojos y escucho aquella melodía interpretada por la señorita Ibu,  en ese momento  recordó cuando ella tocaba el piano que era su pasión  sintió  por un instante volver a retomar de nuevo  en tocarlo,  pero  recordó aquel fatal  incidente que había ocurrido tiempo atrás.
No soporto más y salió  corriendo  de ese lugar dejando a Koji  sorprendido ya que vio que ella dejo aquel lugar.
 
—Pero que le pasa a la señorita Sakuragi.
 
Aquella chica de cabello negro  estaba en el pasillo — ¿Por qué? No puedo superar esto—miro sus manos que temblaban —Si es lo que me gusta.
 
En eso la interrumpieron  — ¡Señorita  Sakuragi! Se encuentra bien.
Ella miro aquel  chico de ojos café — ¡Jiro! Estoy bien disculpa por salir así nada más.
—Mari me mando a buscarla para que tomara las fotos, pero si no se siente bien  yo las tomare o Koji.
 
—Estoy bien vamos—dijo con una sonrisa aquella  chica. —ambos se dirigieron al salón de música.
 
Dana tomo unas cuantas fotografías del grupo de música de la preparatoria Shohoku, después se retiraron de ese lugar para regresar al salón del periódico.
 
La joven de ojos verdes dejo sobre el escritorio la cámara, miro su  reloj y era apenas las 2 de la tarde se dejó caer sobre la silla e hizo la cabeza hacia atrás dejando escapar un suspiro.
Miro nuevamente sus manos—A veces quisiera tocar el piano, pero de solo recordar lo que paso  me prometí a mí  misma jamás hacerlo.
 
 — ¡Dana! ¡Dana!
La sacaron de su transe, se reincorporo — ¡Mari! ¿Qué pasa?
—Por hoy terminamos temprano, nos vemos mañana, las fotos las revelara Jiro así que aquí deja la cámara.
 
—Está bien nos vemos mañana—se retiró Mari, dejando a Dana sola.
 
Ella guardo sus cosas iba por los pasillos, miro su reloj y había pasado poco tiempo eran por lo menos las 2:20 pm—es muy temprano y Hanamichi todavía tardara en salir.
 
Marco al celular de su  primo, Hanamichi quien estaban en un momento de descanso  contesto su móvil.
 
— ¿Qué sucede prima?
— ¡Hana!  Pues salí muy temprano me iré a casa hoy no te esperare, además no me siento nada bien.
—Está bien pero vete con cuidado nos vemos en la casa.
—Sí,  hay  les dices Haruko  y los demás que los veo mañana.
—No te preocupes yo les digo.
 
La muchacha de ojos verdes salió de la preparatoria iba sumergida en sus pensamientos cuando —Hola Dana.
 
Ella al escuchar aquella voz conocida, miro hacia esa persona y se sorprendió al  ver aquel  joven alto de cabello puerco  espín recargado en la pared.
 
Dana lo ignoro totalmente y paso  delante de él, cuando ese chico la tomo de la mano.
 
— ¿Qué sucede Dana? ¿Por qué me ignoras?
 
Ella se sorprendió cuando la tomo de la mano— ¡Akira! —Ella bajo la mirada—Creo que no deben vernos juntos, y debes alejarte de mí soy una mala influencia para ti,  pensé que ya no querías verme después de lo que paso la otra vez.
 
 
 
—Que estás diciendo, yo escojo a mis amistades y no tienen que decirme con quien  andar, tu eres mi amiga o ¿no?
 
Sendo  la atrajo hacia él  y la abrazo, Dana no  pudo evitar sonrojarse cuando aquel  chico de Ryonan la abrazo sorpresivamente, esta escena era vista por alguien  que al  verlos así empuño sus manos.
 
— ¡Takeshi! No me digas que esa chica es la prima  de ese pelirrojo.
—Sí, Ryu —el no dejaba de mirar a la muchacha y ese joven.
—Que pequeño es el mundo, quien se iba imaginar que esa chica  es pariente de ese torpe pelirrojo.
 
En ese interrumpió aquel chico de cabello castaño—Tienes razón  amigo la vimos aquella vez que fuimos a la nevería  estaba junto con esos amigos del pelirrojo y Mitsui  es linda la chica.
 
—Si es hermosa, reitero Ryu, ahora comprendo  porqué  estas, tan obsesionado con esa chica primo. —así que es la rival de Serena por el amor de ese miserable de Mitsui —Esto  último  lo dijo para sí mismo.
 
Aquel  joven de ojos café  aun molesto al ver a esa chica de ojos verdes en  los brazos de aquel chico de Ryonan. —Esto no se quedara así, esa chica es solo  mía—iba a ir con ellos, cuando  su primo lo detiene.
 
—Tranquilo  Takeshi, no cometas un error aun no es tiempo.
—Ryu no entiendes no soporto ver a ella con otro chico.
— ¡Calma amigo! Pronto  también podrás desquitarte de ese chico, y quitar cualquier estorbo.
—Rayos, —dijo molesto Takeshi.
 
Mientras Dana y Sendo se separan pero ella un sonrojada desvía la mirada de ese chico de ojos azules,  la miro y sonrió levemente — Te traje a un amigo.
— ¡Un amigo!
 
Aquel  chico de ojos azules dio media vuelta y tomo entre sus brazos aquel oso  de peluche entre sus manos y se lo entregó a la muchacha.
 
— ¡Gracias Akira! —dijo con una sonrisa.
—Vas a tu casa.
—Sí.
—Bien te acompaño a la estación para que agarres el tren, ya que tengo que regresar a la escuela a practicar —dijo  aquel  chico con una leve sonrisa aquella chica de ojos verdes.
—Está bien vamos—Ambos se van hacia a la estación, pero aquel chico de ojos café no los pierde de vista, no soportaba ver a esa chica con otro.
 
Camino a la estación  van platicando  aquellos dos chicos— ¡Akira! Quiero que me paredones por haberte dejado así nada más—espetó la joven apenada.
—Tranquila Dana no tienes por qué disculparte además soy yo quien debe pedirte que me disculpes por haber dicho eso delante de aquella chicas que eras mi novia.
—No, te preocupes Akira que te parece si olvidamos este incidente y lo dejamos en el olvido.
—Está bien, pero  aún me debe esta cita porque  no la concluimos.
—Claro después nos pondremos de acuerdo que te parece.
—Muy bien  pues—el miro su reloj en ese instante. —Entonces nos vemos Dana luego te hablo.
—Sí, Akira. —Se despiden  aquel  chico Ryonan toma su tren, la chica lo mira partir y con una sonrisa que dibuja sus labios dejo escapar un suspiro  y luego miro ese gran oso de peluche.
 
Vaya Akira es un gran chico ha sido  muy amable conmigo. —en ese momento llega su tren lo aborda y se sienta, ella miro hacia la venta iba sumergida en sus pensamientos.
Después de unos minutos llego a su  casa entro y se dejó caer al sofá junto con sus gran oso de peluche, cuando  entra su tía que había llegado del trabajo.
 
—Hola hija como te fue llegaste temprano.
—Tía Mitsuki me fue bien y si, Salí temprano de clases
 
Al ver a su sobrina sobre el sofá y ese gran oso de peluche—Hmm ya veo que otra vez tu  enamorado secreto te regalo ese oso.
 
La joven miro a su tía—No  tía me lo entrego Akira, me lo había dado aquella vez que tuvimos nuestra cita.
 —Ahora comprendo —respondió con una sonrisa. —Bien que te parece si me ayudas a preparar la cena.
 —Claro, deja voy a cambiarme de ropa ahora vuelvo.
—Bien te espero.
 
Mientras en Shohoku habían terminado la práctica los  chicos, a las chicas se le hizo raro no ver a su amiga ya que casi era la hora de salir.
 
En los vestidores estaban los chicos, platicando que pronto  iban a tener su encuentro  con la preparatoria de Shoyo.
 
 
 
—Es cierto  cuatro  ojos que  Shoyo es un equipo muy fuerte que casi le gana el equipo de Kainan.
 
—Si Sakuragi  es uno de los mejores hasta ahora se ha colocado para ser unos de los que pueden  llegar a ir a las nacionales.
 
—Ya veo al parecer ve hacer un equipo difícil de vencer—dijo aquel  joven tirador de tres puntos.
 
—Pues no  creo  Mitsuito  estando yo  ganaremos.
 
—Eres un torpe y presumido.
— ¡Rukawa! —acotó  refunfuñando  el pelirrojo.
 
Salieron de los vestidores, Hanamichi se acercó a Haruko y sus amigas—Listo nos vamos.
 
—Claro, pero Dana.
—Ella se fue  a casa al parecer salió  temprano  y me dijo que se sentía un poco  mal.
—Pues espero que este bien.
 En eso  fueron  interrumpidos por Serena y Mitsui—Se  van  Sakuragi.
 
—Si—contesto el  pelirrojo. — Todos salieron de la preparatoria.
 
En la casa de los Sakuragi estaban  Dana y su tía preparando la cena, cuando  —No puede ser hija me falto  un ingrediente, ahora vuelvo deja voy a comprarlo.
 
 
—No te preocupes tía yo voy.
 
—Cómo crees hija aun no conoces muy bien por aquí.
—Anda tía yo voy, además con  el poco tiempo que llevo aquí conozco algunos lugares y no me  perderé solo tu dime a donde voy—espetó con una sonrisa aquella joven de ojos verdes.
 
—Está bien.
La joven de cabello negro salió a comprar las cosas que le habían faltado a su tía, tomo el tren que la llevaría al centro.
 
En la estación, Mitsui y Serena estaban esperando el tren cuando aquella chica recibió un mensaje en su  móvil al verlo se sorprendió al ver de quien era.
Miro a su novio— ¡Hisashi! Me mandó  un mensaje mi nana que me espera en el centro comercial va a comprar unas cosas porque me acaba de avisar que mis padres llegan dentro de dos días, espero no te molestes.
 
 
—Claro que no,  entonces nos vemos mañana paso por ti—  la abrazo y le dio  un beso que fue correspondido por la muchacha.
 
Después de unos segundos se separan la joven de ojos color miel se va corriendo dejando a su novio atrás.
La chica al estar alejada de ese joven de ojos azules se detuvo por un instante
 
—Que bien que Hisashi no se ofreció en acompañarme, ahora tengo que llegar al centro comercial.
 Ella siguió con su camino, acá por otro lado la muchacha de cabello negro  estaba comprando los ingredientes, se desocupo rápido y decidió dar una vuelta.
 
Serena llega al centro comercial se sentó en  una de las bancas que estaban ahí a esperar a la persona que le mando  mensaje al  móvil.
Dana quien estaba en el centro comercial viendo algunos aparadores, miro su reloj y ya era un  poco tarde, cuando bajo los escalones  miro a su amiga sentada en las bancas del lugar.
 
 
—Aquí esta Serena, de seguro esta con ese patán y no quiero verlo, pero no está con ella.
Bien la iré a saludar antes de que llegue, —dio unos cuantos pasos para ir con su amiga cuando se detuvo  repentinamente al ver que alguien se había acercado a la joven de cabello castaño.
Era un chico   alto  de cabello negro y al parecer pertenecía a otra preparatoria ya que trae el uniforme, Ella solo lo vio de espaldas.  
Solo vio que ella le sonrió al verlo, caminaron ambos para la puerta principal, pero la muchacha de cabello negro  no se quedó con la duda y  la siguió aunque  pensó ese momento para sí misma que no era correcto.
Al salir del centro comercial ella ya no la vio por ningún lado ya que había mucha gente.
 
 
  —Pero quien será ese chico con quien se fue,  acaso es su hermano o un pariente—se preguntaba para sí misma aquella chica—Bien después le preguntaré a la mejor si ha de ser  un pariente.
Después ella se dirige a tomar el tren que la llevaría a casa, llego  un  poco tarde a casa su tía estaba preocupada al igual su primo.
 
— ¡Dana! Me tenías preocupada —exclamó su tía.
—Prima nos hubieras hablado si te perdiste.
La joven  miro a su primo y a su tía—Discúlpenme no quise preocuparlos pero la verdad me quede viendo los aparadores del centro comercial y se me fue la noción del tiempo.
 
—Está bien hija anda vamos acabar de hacer de cenar.
—Si. —ambas se dirigieron a la cocina.
 
Mientras Hanamichi estaba en su habitación  recostado en su cama ya que ese día había sido muy pesado su entrenamiento, porque pronto se enfrentarían a Shoyo.
Estaba sumergido en sus pensamientos que no escucho que su prima le hablaba.
 
— ¡Hanamichi! ¡Hanamichi!
—Que pasa prima
—Ya está lista la cena. —Ambos bajan juntos al comedor.
Los tres estaban cenando en silencio cuando la mamá de Hanamichi  miro a su hijo y su sobrina.
 
— ¿Cómo les fue en  la escuela?
— ¡Mamá! Pues fue un día muy pesado hemos entrenado  muy duro para el siguiente partido, según cuatro ojos dice que Shoyo es un equipo muy fuerte.
 
La chica de ojos verdes al escuchar con quien iba a jugar se sorprendió— ¡Shoyo!
— ¡Prima acaso conoces a los de Shoyo!
—No, lo que pasa que los chicos de música van a tener una competencia dentro de unas semana y va hacer en la preparatoria de ahí y según hasta donde sé, hay una chica muy talentosa llamada Miki Yoko que  toca el piano excelentemente. — esto lo dijo aquella chica con una sonrisa y su mirada cambio por completo en tan solo pronunciar  la palabra piano
 
Su tía  al ver la mirada su sobrina que había  cambiado  por  un momento sonrió levemente.
 
 
 
—Prima porque esta vez, no  vas a verme jugar.
— ¿Qué dices tonto eso jamás tu bien sabes que no me gusta?
 
La verdad no te entiendo Dana a mí me gustaría que un día me fueras a ver—dijo aquel  chico con una sonrisa.
 
Ella al ver a su primo con gran entusiasmo —Como te dije antes Hanamichi a lo mejor algún día iré pero no presiones — contestó con una leve sonrisa.
 
 
Acá por otro lado  estaban unos chicos en sus motocicletas en  un parque, la joven de cabello castaño y ojos color miel estaba con aquel joven llamado  Ryu estaban abrazados.
 
—Oyes que le dijiste a ese torpe de Mitsui.
—Pues le invente que mi nana quería verme en el centro comercial y me creyó  el  muy tonto—ella miro a ese joven de ojos negros y sonrió —sabes él es fácil de manipular lo tengo en  mis manos.
—Por eso te quiero  linda eres de confiar y nuestra venganza pronto será.
 
Los amigos de su novio rieron— Ya espero la hora para vengarme de esos chicos de Shohoku. —dijo aquel chico llamado  Saburo.
 
—Oyes Ryu a todo esto,   donde esta Takeshi.
—Pues le dije que lo esperábamos aquí pero me mandó un mensaje que no podía venir.
—Hmm la verdad, no sé qué le ve tu primo a Dana si es una chica muy aburrida. —dijo seria aquella joven.
—Pues la verdad esa chica es muy hermosa—espeto aquel joven.
Esto no le gusto aquella muchacha y miro  con enojo a su novio— ¿Qué estás diciendo  Ryu? Y tu  como la conoces.
 
—Pues hoy que fuimos por Takeshi la vimos fuera de la escuela. —Serena se retira de su novio y empuño sus manos
 
Aquel chico jefe de la banda, miro a su  novia molesta se acercó a ella, pero  la joven se alejó otro  poco más de él.
 

Notas finales:

Dejare dos capitulos por el tiempo que no actualice ya que no tenia computadora pero espero sea de su agrado.

 

salu2.

Usted debe login (registrarse) para comentar.