Fanfic Es
Fanfics en español

Un Basquetbolista Y Una Nerd Rebelde. por Hitomi Uzumaki

[Comentarios - 15]   Tabla de Contenidos

- Tamaño del Texto +

 

Las chicas al ver las fotografías se sorprendieron— ¡Dana Sakuragi! Con ese chico llamado Ryu quien causo problemas al equipo de de Shohoku —dijo en voz alta Airi.

—Guarda silencio Airi, no quiero que nadie sepa de esto.

— ¿Qué vas a tramar amiga? —exclamó Kasuki.

—Pues luego lo verán ya tengo  una idea—contestó sonriendo levemente. —Asi que vámonos.

Las jóvenes se retiraron, mientras acá en el  gimnasio los muchachos ya habían terminado la práctica.

La chica de ojos verdes estaba distraída cuando fue interrumpida por su amiga de ojos azules.

— ¡Dana! ¿Por qué no entraste?

—Prefiero esperar aquí a mi primo y a ustedes.

—Bien vamos, a esperar a Hanamichi en la puerta principal.

Dana junto con sus amigos se fueron  a la entrada principal, de ahí se despidieron de ella Matsui y Fuji, después de unos minutos salió  Hanamichi se fueron los tres juntos.

Pasaron los días Dana se sentía a gusto  en el periódico escolar ayudando, ella ese tiempo recibía los regalos todas las mañana y con una leyenda o un verso siempre escrito, su primo al saber de esto se molestaba.

No era el único si no aquel  joven de ojos azules, también estaba algo intrigado y mirar aquella joven con aquellos presentes que alguien de la preparatoria se los daba.

Paso la semana rápido llegando el viernes estaban saliendo de clases y esta vez la muchacha de de ojos verdes y cabello negro trae entre sus brazos un hermoso  conejo de peluche de color  blanco.

Su primo al verla—Prima dime la verdad quien te ha mandado estos regalos de seguro ya tienes por ahí  un novio y no me has dicho.

Ella lo miro algo molesta por lo insistente que era—Hanamichi  como te he dicho no sé quién es.

En  eso interfirió aquel  joven rubio—Pero la verdad amiga no tienes ni la menor idea  quien es.

La muchacha se quedo mirando aquel chico pensando en quien  se tomaba las molestias en regalarle esos presentes, pero lo que más le inquietaba a ella era que son cosas que le encantaban.

— ¿A  caso será él? No creo es mucha coincidencia, que el sepa de mis gustos hemos platicado  muy poco, pero a la mejor si es él, es un chico muy detallista.

— ¿Dana que pasa contigo?

—No, nada pero saben amigos tengo la ligera sospecha quien es—contestó  con una leve sonrisa la muchacha.

— ¿Dana quién es?—dijo Noma interesado en saber.

—No les diré torpes así que  vámonos sí, no quiero que se me haga tarde ya que tengo que ir a casa de Haruko.

—Espera prima dime quien ese chico que te manda tanto regalos, no permitiré que se burle de ti, primero tendrá que hablar conmigo para darte permiso de salir con él, no sabemos qué clase de persona sea, a lo mejor es un pervertido, o un acosador que solo quiere lastimarte.

En ese momento interfirieron los amigos de Sakuragi—Bien amiga nosotros de ahora en adelanté te protegeremos  seremos el ejercito de Dana Sakuragi.

La chica se detuvo por un momento dio media  vuelta y los miro sonrió con ellos les da las gracias por ser tan amables con ella, eso la hizo  muy feliz en verdad tenía amigos con  quien  confiar aparte que eran unos rebeldes pero eso a ella no le importaba eran sus amigos —Se los agradezco chicos, pero yo sé cuidarme sola pero siempre tendré presente que puedo contar con ustedes y sé que algún día cuando  yo esté en problemas ustedes estarán ahí, así que les doy las gracias amigos—ella hizo una reverencia de agradecimiento y con una sonrisa.

Los muchachos se quedaron asombrados al igual Hanamichi, ya que pensaron que ella se iba a molestar o en su  defecto querer golpearlos.

— ¡Prima! —expresó el joven pelirrojo.

Después de una breve platica entre amigos Yohei, Noma, Okuss y Takamiya se despiden de la joven de ojos verdes y el chico pelirrojo, llegan a casa ambos jóvenes.

Dana al entrar va con su tía para pedirle permiso para ir a casa de  Haruko y que si la dejaba quedar a dormir con ella y sus demás amigas, su tía Miyuki no se opuso y se alegro que al fin se estuviera acoplando a sus amigos, pero  la deja ir con la condición que Hanamichi la lleve hasta la casa de su amiga  ya que era muy   tarde para que ella se fuera sola.

La joven acepta en encantada va y arregla sus cosas, al quedarse solos mamá e hijo.

— ¡Hijo! Me alegra que tu prima tenga buenos amigos y eso le hará bien últimamente le he visto más entusiasta y alegre.

 —Tienes razón mamá pero como te dije desde un principio yo cuidare de ella y no permitiré que le hagan  daño, se  por lo que ha pasado  Dana,  su vida no fue  tan fácil.

 —Lo sé hijo tu perdiste a tu padre y ella perdió a ambos hace tres meses.

—Mamá yo protegeré a ella y a ti  ya que soy el hombre de la casa no permitiré que nadie, las lastime.

La joven de ojos verdes escucho esto por parte de su primo, se alegro y sonrió levemente, en eso interrumpió a su tía y primo—Nos vamos Hanamichi.

—Si —contestó el pelirrojo.

—Entonces nos vemos mañana tía llego temprano.

—Está bien hija.

Ambos chicos salieron rumbo a la casa de Haruko Akagi, van en silencio cuando  Hanamichi se detuvo  por un instante frente a su prima y la miro fijamente, esto hizo que la muchacha lo viera también.

—Sucede algo primo.

—Dana desde hace tiempo quiero decirte algo, pero nunca me he animado  a decírtelo.

Veras no soy un buen chico dando consejos ni  nada por el estilo ya que a veces no sigo los consejos que medan mis amigos pero si tú estás en problemas o te preocupas de algo o te sientes sola y quieres hablar con alguien sabes que puedes contar conmigo para lo que sea. 

Dana al escucharlo se acerco a él y lo abrazo—Gracias Hanamichi lo tendré en cuenta—espetó la joven con una sonrisa a su primo.

Iban llegando a la casa de Haruko, cuando en  el camino se encontraron con Ayako y Ryota. Se saludaron y los cuatro jóvenes llegaron al fin a la casa Akagi.

Ahí afuera estaban sus otros amigos, Dana al verlos se puso nerviosa ya que ahí estaba aquel  joven que ella detestaba, se acercaron a ellos y los saludaron.

Ayako se despidió de su novio dándole un beso, al igual Serena no desaprovecho la oportunidad y beso a su novio también,  la joven de ojos verdes no entendía porque sentía celosa al ver  a su amiga con aquel chico era un sentimiento  que en  ella se estaba despertando  si bien sabía que estaba mal, como era posible el amor que en ella estaba naciendo  en aquel joven  prohibido.

Era el novio de quien había sido su amiga por durante dos años en Nueva York, además recordó en ese momento el altercado que tuvieron aquella vez que le reclamo que le quería quitar a su novio.

En ese momento  fue sacada de sus pensamientos — ¡Dana! ¿Qué sucede?

La joven salió de su trance al escuchar que su primo le había hablaba — No es nada primo.

—Segura, prima—El se acerco más a ella  y le dijo en el oído en voz baja—Oyes que tanto le ves a ese torpe de Mitsuito.

La muchacha al oír esto por parte de su primo  no pudo evitar sonrojarse al darse cuenta que su primo se percato que le interesaba aquel joven de ojos azules, ella para evadir esa pregunta por parte de Hanamichi.

Le dio un codazo en el abdomen — ¿Estás loco Hanamichi? —Esto lo dijo alzando la voz — Que cosas se te meten en la cabeza primo  la verdad que eres un mal pensado, sabes que me voy nos vemos mañana si.

Ella dio media vuelta y sin mirar más a su primo se dirigió hacia la puerta de la casa de su amiga un poco molesta con él.

El joven pelirrojo le hablaba pero no recibía respuesta por  parte de su prima, sus amigos al escuchar la discusión de los Sakuragi los miraron sorprendidos no entendía que estaba sucediendo.

—Ahora que pasa con Sakuragi—se preguntaba aquel joven de ojos color azul para sí mismo, el solo siguió con la mirada  aquella joven de ojos verdes la verdad se miraba molesta.

Las chicas se despiden de sus novios y alcanzan  a Dana, mientras Ryota se acerca a su amigo al igual  el joven de ojos azules.

 — ¿Qué paso  Sakuragi? ¿Por qué se enojo  tu prima contigo? —preguntó aquel joven de cabello negro y ojos azules interesado en saber.

Al igual el joven moreno  —De seguro le dijiste algo que le molesto verdad cabeza hueca tú debes ser mas considerado con ella.

—Ni le dije nada  —No debo  decirles que le dije que tanto miraba a Mitsui, pero que raro de ella, acaso estará interesada en este torpe además el ya tiene novia—el miro a su compañero de equipo.

Mitsui al verlo  — ¿Por qué me miras así Sakuragi?

—No, nada Mitsuito pero la  verdad no se que ve ella en ti. —espeto aquel chico pelirrojo. —Bien vámonos chicos—el camino.

—A que se refiere ese torpe—expresó aquel muchacho de cabello negro y ojos azules.

—Pues al parecer él se pregunta cómo Serena se fijo en ti.

— ¿Qué dices Ryota?

En eso interrumpió aquel joven de cabello rojo— ¿Qué piensan quedarse toda la noche ahí?

Mientras las chicas ya estaban con Haruko  ya habían llegado Matsui y Fuji, pasaron a la habitación de aquella joven de ojos azules.

Las chicas se sorprenden ya que era muy bonita, su cama era grande, tenía su escritorio donde estaba su computadora, una silla de madera, frente a la ventana estaba un sofá que este a la vez era cama.

Y un sillón grande donde se sentaron las chicas, Haruko les dice que irá a trae chocolate y unos panecillos a la cocina.

—Mientras si gustan ponerse su pijama, así que Dana me puedes acompañar por favor.

—Claro amiga.

Ambas jóvenes salen de la habitación bajaron al primer piso, dirigiéndose a la cocina, mientras la joven de ojos azules puso a calentar el  chocolate Dana en una charola acomodaba las tazas y en una canasta no muy grande acomodo los panecillos.

— ¡Haruko! Tú los hiciste.

—Si—contestó la muchacha con una sonrisa. —Oyes Dana ahora que estamos solas aquí  quiero decirte que  si  tienes algún problema, o quieres hablar de algo sabes que puedes confiar en mí.

La muchacha de ojos verdes se sorprendió por lo que le dijo su amiga—Gracias lo  tendré en cuenta.

—Bien estaré dispuesta en ayudarte en lo que sea no lo dudes en ningún momento y hablando  de esto amiga que paso ese día que fuimos todos a ver los  fuegos artificiales, ya ves que me platicaste que le ibas a dar un presente a Mitsui.

—Pues, si se lo  di amiga además no quiero  deberle nada a nadie y mucho menos a ese patán, si vieras como lo detesto—dijo la chica de ojos verdes cruzándose de brazos.

—Amiga aun insistes con eso, como te he dicho date tiempo de conocerlo bien, tratarlo.

—Haruko entre mas lo intento no puedo, no puedo—respondió la joven con algo de enfado.

—No, puedes o no quieres —espetó la joven de ojos azules se acerco   a su amiga y la miro a los ojos.

— ¿Qué pasa Haruko porque me miras así?

—Hmmm no me digas que te gusta Hisashi Mitsui.

— ¿Qué tonterías dices yo enamorada de ese patán, si él  tiene novia y es Serena tu amiga —contestó la muchacha—Además para tu información ya estoy saliendo con un chico. —dijo Dana con un leve sonrojo.

La joven de ojos azules al escucharla — ¿Qué dices amiga? No me digas que ya conociste al chico que te manda los regalos—exclamó  Haruko.

Dana en ese momento tuvo que mentirle a su amiga para evitar que Haruko siguiera insistiendo que le gustaba aquel joven de ojos azules y la verdad ella no sabía porque lo empezaba amar no podía evitarlo tanto se había jactado que no se enamoraría de un chico que fuera deportista, pero tenía que olvidarlo.

 —Pues bien amiga te voy a contar algo pero será un secreto entre tú y yo.

—Claro que lo guardare puedes confiar en mí.

—Te acuerdas de aquella vez que me perdí,

— ¿Si?

—La verdad amiga que no me perdí si no que ese día salí con un chico se me hizo tarde y por eso  no llegue a casa temprano  y tuve que inventar que me había perdido, además a mi primo no le caería nada bien que estoy saliendo con Akira Sendo.

— Estas saliendo con Sendo de Ryonan, pero como estuvo eso, si tú me habías dicho que detestaba a los chicos que juegan  deportes.

—Se que lo dije amiga pero ya ves uno puede cambiar de opinión no crees—dijo  con una sonrisa fingida ya que no le gusto mentirle a la que consideraba a su amiga.

—Te felicito amiga además Sendo es un chico muy guapo y popular entre las chicas, y no le diré nada a Hanamichi  guardare tu secreto—espeto las joven con una sonrisa.

En ese momento  fueron interrumpidas—Pero que pasa con ustedes, ya se tardaron mucho.

Las dos chicas miraron hacia la puerta para mirar la dueña de aquella voz conocida para ambas jóvenes.

— ¡Ayako! —dijeron en unisonó las dos muchachas.

—De seguro están platicando de chicos y no invitan verdad —guiño el ojo la joven de cabello rizado a sus amigas.

 —Para nada Ayako, anda vamos ya está todo listo—intervino la chica de ojos azules, las tres jóvenes se dirigieron nuevamente a la habitación de Haruko.

— ¿Qué paso con ustedes chicas se tardaron mucho? —pregunto Matsui.

— ¡Discúlpenos muchachas! —Dijo Dana con una sonrisa.

—Pues anden chicas vayan y pónganse su pijama aquí las esperamos ya estamos listas para tener una velada agradable.

Haruko y Dana pasan al baño a cambiarse, la joven de ojos azules se puso su pijama, salió primero que  su amiga, la chica de cabello negro y ojos verdes se puso su pijama se soltó su larga cabellera y se puso sus  lentes ya que aun no tenía sus lentes de contacto.

Guardo su ropa en la mochila, se miro al espejo — Esta soy  yo—se dijo a sí misma, la  verdad no quería salir del baño se sentía con algo de temor y pensaba que sus amigas se burlarían de ella.

Sus amigas al ver que se demoraba mucho, la chica de ojos azules y cabello rizado se levanto del sillón donde estaba.

— ¡Dana! ¡Dana! ¿Estás bien? —toco  la puerta dos veces.

Las demás se preguntaban porque demoraba tanto, la joven contesto a su amiga desde adentro—Voy Ayako.

—Anda niña que se enfría el chocolate.

La muchacha abrió la puerta lentamente y salió de ahí, sus amigas al verla se sorprendieron.

— ¡Dana! ¡Eres tú!

La joven apenada y sonrojada a la vez—Si soy, yo.

—Vaya amiga eres muy bonita te ves mejor así—musitó Ayako.

—Dana la verdad no te pareces en nada a la persona que aparentas —espetó Fuji. —sus amigas se acercaron a ella.

Serena al ver esto se molesta tanto ya que de una y de otra forma ella era el centro de atención de los demás.

La joven de ojos verdes  sonrió con sus amigas, pero miro como Serena la miraba eso a ella no le gustaba ya que podía ver como la miraba con odio eso a ella le lastimaba mucho.

—No exageren chicas yo no soy tan bonita —contestó  con un leve sonrojo.

—No seas tan modesta amiga, anda vamos a tomar el chocolate y platicar esta noche será muy larga.

Todas estaban tomado su chocolate en silencio cuando las joven de cabello rizado— A ver chicas de que vamos a platicar sugerencias.

— Pues como de que quieres Ayako. —respondió la chica de cabello corto tímidamente.

— ¡Ah! Ya se vamos a hablar de chicos, que les parece, bien con quien empezare mira a cada una de sus amigas.

—Tu Serena cuéntanos como se conocieron tú y Mitsui.

La joven se sonrojo — ¡Ayako! ¿Por qué yo primero?

—Anda no seas tímida.

—Está bien, yo conocí por primera vez a Hisashi cuando  tenía 12 años,  en la secundaria Takeishi, el estaba en tercer año y yo en primero.

De vez en cuando iba a ver los partidos, solo lo conocía de vista hasta que un día en la  tarde fui a la biblioteca hacer una tarea y se me fue la noción del tiempo, mis amigas se fueron primero que yo.

Salí lo más pronto posible ya que mis padres se preocuparían por mí, cuando iba por una calle estaban unos chicos de otra secundaria platicando, la verdad no quería pasar por ahí, porque se miraban de mala finta pero era mi única camino para llegar a casa.

Las chicas escuchaban con atención a su amiga, Dana al escucharla también  se sorprendió al enterarse que su amiga conocía a Mitsui desde que estaban en secundaria.

Continuaba la chica con su relato—Así que decidí pasar por ahí, con temor y miedo pero  no tenia mas remedio. En cuanto pase un chico se  acercó a mi  me halo de la mano  y me dijo que si me acompañaba.

—Y tú que le dijiste Serena—expresó Haruko interrumpiendo a su amiga.

—Pues lo que hice fue pegarle, no supe de donde saque fuerzas corrí como pude pero sus amigos me alcanzaron, yo suplicaba para que me dejaran ir, llore pensé en ese momento que todo acabaría para mí, pero en eso llego un chico quien  ataco a cada uno  de ellos.

Al principio no sabía quién era porque miraban algo borroso con mis lágrimas en eso sentí que me abrazaron, sentí aquella calidez de su pecho yo no dejaba de llorar el  me hablo por mi apellido.

—Al escuchar esa voz supe quien era, limpie mis lagrimas y mire aquel chico de ojos azules y me sonroje al  verlo, además pensé que no me conocía, hasta que el me dijo que siempre me miraba en sus partidos y en otra ocasión en sus prácticas.

Desde ese día siempre iba a verlo y nos hicimos amigos, después yo me fui América cuando apenas habían empezado el primer año de secundaria. Y pues ya saben ahora somos novios lo amo mucho saben yo siempre he soñado en formar con él una familia  en un futuro.

— ¿Qué romántico Serena? Y más conocerse  desde la secundaria—dijo  la chica de cabello corto.

—Vaya niña al parecer tu y Mitsui están predestinados a estar juntos—reafirmo la manager del equipo de Shohoku.

— ¡Ayako! —contestó la joven sonrojándose.

—Pero en América no tuviste novio amiga.

—Si, Matsui solo dure con el tres meses también era un chico muy lindo conmigo—acotó la joven con una sonrisa. —además dejo les enseño una fotografía de él.

Las chicas lo miran ya que era muy guapo,  alto de cabello rubio  y ojos verdes; la muchacha de ojos verdes recordó cuando su amiga Drew le conto que aquel joven llamado Patrick quería andar con ella, se preguntaba por qué Serena le había mentido no entendía  porque había hecho eso.

—Bien ahora le toca a Haruko.

— ¿Qué, porque yo Ayako?

—Anda Haruko  dinos que fue lo que te intereso de Hanamichi Sakuragi.

—Pues es un chico bastante tierno, atento conmigo además, su forma de ser es lo que me gusto de él,  además me gusta su tenacidad  y que nunca se da por vencido —esto lo dijo sonrojándose aquella joven de cabello negro y ojos azules.

—Hmmm y yo pensé que amabas a Rukawa amiga ya que en cada partido  o cuando  practicaban  siempre te quedabas con cara de boba mirándolo. —reafirmo la manager del equipo de Shohoku.

—Haruko a ti te gustaba el joven Rukawa —espetó aquella joven de cabello color castaño y ojos color miel sorprendida por lo que había dicho su amiga de cabello rizado. Al igual Dana se sorprendió al escuchar eso.

La joven de ojos azules se sonrojo  y miro a sus amigas —Pues la verdad  me di cuenta que el que en verdad me atraía era Hanamichi y la lo amo  mucho.

—Pues la verdad amiga,  Fuji y yo no te perdonaremos  por no decirnos que ya llevabas tiempo saliendo con Sakuragi eres muy  mala con nosotros.

 

continuar...

 

Usted debe login (registrarse) para comentar.