Fanfic Es
Fanfics en español

Un Basquetbolista Y Una Nerd Rebelde. por Hitomi Uzumaki

[Comentarios - 15]   Tabla de Contenidos

- Tamaño del Texto +

 

 

Acá por otro lado en una discoteca donde se reunían los jóvenes para divertirse, estaba un muchacho con sus amigos platicando sobre el plan que tenían para vengarse de  ese chico llamado Hisashi Mitsui.

Un  chico de cabello negro y un poco ondulado  pregunto a su jefe de pandilla— Bien Ryu como  vas con los planes de venganza sobre ese miserable de Mitsui.

—Pues bien  solo espero el momento para acabar con él nunca perdonare lo que nos hizo—aquel chico empuño sus manos.

En eso intervino otro de sus compañeros—Entonces al parecer tu novia va bien con tu plan la verdad tu chica es genial además fue buena idea que la señorita Ishida nos ayude en esto.

—Sí, amigos el plan fue totalmente idea de ella por eso la amo mucho es una chica excepcional Serena es la única persona que me ha comprendido y me entiende.

—Vaya amigo la amas demasiado—dijo Saburo.

—Sí. —contestó aquel joven con una leve sonrisa.

—Pero Ryu no te dan celos que ella este al lado de ese basquetbolista.

—No, yo confió plenamente en Serena.

—Oyes Ryu entonces tu nos avisas cuando debemos entrar en acción.

—Claro amigos según con lo planeado pronto acabaré con Hisashi Mitsui, pero más me divertiré cuando termine con los del  equipo de básquet de Shohoku—dijo aquel joven con una leve sonrisa.

En ese interfirió aquel muchacho llamado Saburo —Pues Ryu quiero que me dejes a ese chico pelirrojo nunca le perdonare lo que me hizo aquella vez en el callejón quiero vengarme principalmente de el  —todos empezaron a reír maliciosamente.

Llegan aquel lugar Takeshi y sus amigos, estaba muy concurrido la discoteca  los jóvenes se divertían unos bailaban mientras otro platicaban.

Takeshi junto con Taro y Otani se dirigen hacia donde estaba su primo y la pandilla de este.

— ¡Ryu! Hola.

—Takeshi que bien que llegaron siéntense llegaron a la hora.

— ¿Qué paso? ¿Qué vamos hacer esta noche ustedes solo digan y nosotros los acompañamos? Ya que se ven con mucho entusiasmo que planean.

—Vaya Takeshi eso es actitud—dijo aquel chico alto de cabello castaño y ojos negros llamado Saburo  este era mayor que todos los demás muchachos de la pandilla que oscilaban entre los 15 y 17 años mientras el  rebasaba los 22 años.

—Pues si  se trata de divertirse ahí estaremos verdad chicos—refiriéndose a Otani y Taro.

Los dos jóvenes asentaron  con la cabeza positivamente— Pues estamos planeando  como vengarnos de tu quien  ya  sabes primo.

— ¡Ah! Ya sé a quién te refieres —rio aquel joven.

En eso Ryu aun riendo— Pues  no va hacer el único nos vengaremos  de ese chico pelirrojo.

— ¡Hanamichi Sakuragi! —exclamo aquel joven.

—Si Takeshi ese pelirrojo me las pagara le  daré en donde más le duela buscare su punto débil, además ya mande investigar todo sobre él.

En ese  instante Takeshi se levanto de su asiento molesto y acercándose a ese muchacho y tomándolo del cuello—No te atrevas a tocar a Dana eso no le permitiré.

Ryu se acerco a él, al igual sus amigos — ¿Qué te pasa Takeshi? Suelta a Saburo. — ¿Quién diablos es Dana? Y que tiene que ver con ese pelirrojo —pregunto el jefe de la pandilla.

—Es prima de Hanamichi Sakuragi, además el también tiene novia es Haruko Akagi.

— ¡Cállate! Otani—soltó a Saburo para ir a golpear a su amigo pero Ryu le detuvo la mano.

Saburo miro a Takeshi y rio levemente —Vaya niñito así que ese pelirrojo tiene una prima y una  novia quien se iba imaginar eso de ese miserable, bien no tocare a esa chica llamada Dana pero de la otra si ¿Cómo me dijiste que se llama? Haruko verdad.

Takeshi estaba sumamente molesto— ¡Ryu! Ni tu ni ese miserable tocaran a Dana Sakuragi tendrán que pasar sobre mi cadáver.

—Tranquiló primo nadie tocara a esa chica de eso me encargo yo.

Mientras discutían aquellos jóvenes a ese lugar llego una chica misteriosa al entrar a la discoteca  los jóvenes que estaban en la puerta y pasillos de este se sorprendieron al ver a la muchacha.

Solo se murmuraba que era muy bonita unos la invitaban a bailar y otros se preguntaban quien era la joven, la muchacha pasaba sin hacer caso de lo que le decían.

Las jóvenes al verla se molestaba ya que sus chicos dejaban de bailar para admirar a la chica que había llegado.

Ryu y los demás se sorprenden al ver  que causaba tanto alboroto en el lugar— que estará sucediendo amigos—pregunto Saburo interesado en saber. Todos miraron para ver qué era lo que estaba pasando.

Dentro de  la multitud salió una joven no muy alta de cabello negro corto hasta más debajo de los hombros agarrado con una coleta alta, ojos verdes, vestida de negro trae un short corto, con una blusa negra de tirantes con unas botas que le llegan hasta arriba de las rodillas y altas en conjunto con una gabardina.

Ryu  y los demás al verla se sorprendieron,  aquel joven jefe de la pandilla —Pero quién es esa hermosa chica no la había visto por aquí.

Al igual Takeshi al observarla bien dijo en vos alta — ¡Dana! —aquel  joven se zafó de su primo ya que aun lo tenía agarrado aun de la mano.

—La conoces primo —reiteró Ryu. —también levantándose de su asiento.

Mientras tanto en la estación del tren los chicos estaban en  esperando a ver si llegaba aquella chica de ojos verdes, miraban entre la multitud.

El joven pelirrojo estaba muy apurado por su prima en cuanto vio llegar uno de los trenes se acerco para ver si ella venia en ese, pero lamentablemente no había salido la muchacha de de ese tren.

Al igual los chicos al ver que no llego se preocuparon, el joven de lentes llamado Takamiya miro su reloj eran casi las nueve y media de la noche.

En la discoteca aquella joven misteriosa que había causado revuelo en el lugar se acerco a la mesa de esos jóvenes pasando por un lado de Takeshi, ella se dirigió con el jefe de la pandilla quien se abalanzó sobre él besándolo.

Sus amigos se sorprendieron al igual Takeshi al ver tal acto de esa muchacha misteriosa, Ryu en ese instante se aparto de ella — ¡Oyes que te pasa! ¿Quién eres? —la alejo de él.

Aquella joven misteriosa miro a los ojos a Ryu—Vaya tan pronto te olvidas de mi por un momento—dijo la joven molesta y cruzándose de brazos.

Después de que el miro bien a la chica la tomo de la cintura la atrajo hacia él y la beso nuevamente el beso fue correspondido por ella.

— ¡Primo! ¿Cómo puedes hacerle esto a tu novia? —expresó aquel muchacho de ojos negros.

En ese instante después del largo beso que se dieron ambos jóvenes, la joven miro a Takeshi.

— ¡Tranquilo! Takeshi soy Serena.

—Pero porque estas vestida así. —preguntó aquel joven.

No fue el  único también su novio al verla así — ¡Serena! Pero porque estas vestida de esa forma.

 

—Pues me vestí así porque no quiere que alguien me reconozca y me vea con ustedes sería muy riesgoso  que me vieran contigo Ryu.

—Te ves muy linda amor, estas irreconocible.

—Gracias. —contestó con una sonrisa a su novio.

—Oyes Takeshi desde que la vi entrar  se me había figurado que era Dana Sakuragi. —reitero uno de los amigos de Takeshi.

—Igual yo Otani. —contestó aquel muchacho.

—Takeshi pensé que no ibas a venir —dijo aquella joven.

—Pues veme no me perdería por nada la plática que tendremos y quiero saber todo de Dana.

—Vaya primo, la  verdad esa chica sí que te interesa y te trae loco ¿Pues como es esa joven? Me interesaría conocerla. —Intervino Ryu al escuchar esto por parte de su primo.

Serena al escuchar esto por parte de su novio se molesto con el  — ¡Ryu!

— ¡Celosa! Amor —él, la tomo del mentón y la miro a los ojos —Tu sabes que eres la única.

—Mmmh  no te creo.

Aquel chico beso a su novia para tranquilizarla, ella le correspondió el beso—Serena nunca se te olvide que tu eres la única mujer a la que amo y no tengo ojos para otra que no seas tú.

Una joven que estaba ahí en la discoteca miro  aquella chica de negro cuando fue interrumpida por su amiga— ¡Ukyo! —La joven fue sacada repentinamente de sus pensamientos.

— ¿Qué pasa Keiko?

—Más bien que te pasa a ti estas muy distraída.

—Mira hacia haya pero ve  despistadamente ya te fijaste quien está en ese lugar.

—Pero si es la nueva chica que entro a Shohoku Dana, que hace con esos tipos —acotó la muchacha sorprendida.

—Es obvio amiga ella es una rebelde  tenía que salir a su primo Sakuragi, pero lo que no entiendo porque se junta con esos muchachos ya que son los que hicieron relajo en el gimnasio al club de básquet.

—Tienes razón. —Serena y los demás no  se dan cuenta que son observados por esa dos chicas.

Acá en la  mesa de estos chicos—Takeshi antes de platicarte de Dana solo te quiero decir a ti y tus amigos—miro a los otros dos jóvenes acompañantes del primo de su novio.

—Deben controlarse  no echen a perder  esta plan que hemos hecho Ryu y yo con sus imprudencias.

—Que está diciendo Serena quien te entiende primero dices que la molestemos y después dices que no.

—Mira Takeshi a veces eres muy impulsivo debes moderante un poco, lo que hiciste la otra ves que ibas a entrar al baño de mujeres que pretendías hacer.

—Es cosa que no te interesa—contestó aquel joven molesto con la muchacha de ojos color miel.

Ryu al ver esto interrumpió—Tranquilo los dos, Takeshi debes apegarte al plan no cometas algún error, ese miserable de Hisashi Mitsui me la tiene que pagar.

— ¿Está bien primo?—acotó aquel muchacho.

—Bueno arreglado esto,  vamos a lo que sigue Takeshi es sobre Dana Sakuragi—sonrió la joven maliciosamente. —Sabrás cosas de ella que nadie sabe más que yo.

Esto será un secreto entre los dos nada mas, así que nos vemos chicos,  Takeshi y yo tenemos cosa de que hablar ahora volvemos.

Los dos jóvenes salieron al  balcón donde podrían platicar a solas y sin ninguna interrupción.

Serena miraba aquel cielo estrellado dejo escapar un suspiro hondo y profundo, Takeshi no la dejaba de mirar ya que la verdad cuando la vio llegar a la discoteca en primera estancia se la había figurado a Dana.

Lejos de ahí en la casa de Mitsui aquel chico de ojos azules estaba recostado en su cama recordó lo que había pasado entre él y su novia cuando ella le dijo que nunca la dejara, pero estaba confundido el amaba a Serena pero él sentía algo por aquella muchacha de ojos verdes.

Se levanto de su cama molesto consigo mismo tomo su móvil y marco un numero

La muchacha de ojos color miel  escucho que su móvil sonaba al tomarlo en las manos miro que era su novio — ¡Rayos es Hisashi! Lo volvió a guardar y no contesto.

Takeshi miro a la chica—Acaso no vas a contestar.

—No.

Aquel  chico de ojos azules al no recibir contestación, marco a la  casa de su novia este por lo menos sonó como dos veces cuando fue tomada la llamada.

—Diga.

—Disculpe buenas noches  está Serena.

—Buenas noches, es usted joven Mitsui.

El chico al escuchar aquella vos bien supo de quien  se trataba— ¡Señora Aizawa! Si soy Mitsui.

—Hola joven siento decirle que está dormida si gusta dejarle algún recado.

—Pues solo dígale que mañana paso por ella para irnos juntos a la escuela, solo eso si me haría el favor de avisarle.

—Claro joven.

Al colgar el teléfono la señora Aizawa—Serena donde estas niña siempre me preocupas espero que llegue temprano para darle el recado ya que a veces cuando sale con quien sabe llega hasta el día siguiente antes de ir a la preparatoria, el joven Mitsui no se merece que ella lo engañe con alguien más, bueno espero que este equivocada en lo que pienso.

Mitsui se recuesta en su cama, en ese momento cuando tocan la puerta de su habitación, el se reincorpora —Adelante.

Entro a la habitación aquella niña de ojos azules —Hermano podemos hablar.

— ¿Qué pasa Sakura? —el miro a su hermana menor triste.

—Hisashi yo quiero ir el sábado contigo al partido pero mamá y papá  no podrán llevarme estarán trabajando ese día.

 —No te preocupes yo te llevare conmigo pero quiero que me prometas que te portaras bien, le diré a Serena que te cuide mientras yo juego que te parece. —dijo el muchacho de ojos azules con una sonrisa a su hermana menor.

—Te lo prometo hermano—contestó con una sonrisa aquella niña. —Oyes Hisashi además quiero  ver a mi amiga Dana me supongo que ella también ira verdad.

—Pues lo dudo Sakura que ella vaya.

—Pero porque dices eso hermano.

El joven miro a su hermana— A ella no  le gusta este deporte además ninguno —Lo dijo  el cruzándose de brazos.

—Hmmm  ya veo entonces no la veré pero espero se decida a ir, entonces nos vemos mañana que descanses hermano.

La joven salió de la habitación de su hermano, el se dispuso a descansar él no se imaginaba lo que estaba pasando realmente afuera y que su novia no  era lo que realmente aparentaba.

 

En  la discoteca Serena mira aquel joven de ojos color café  como la miraba ella se siente incómoda — ¿Que sucede Takeshi?

— ¿Por qué? Te viste igual que Dana, ¿Qué intensiones tienes al vestirte así?

 —Ya lo dije Takeshi  si alguien me ve con ustedes se enterara Hisashi y esto termina y no podremos seguir con el plan, pero vete acostumbrando ya que cuando  salgo con Ryu y ustedes tendré que vestir de esta manera.

Asi que dejemos esta charla sobre mí, tu viniste a saber de Dana Sakuragi o ¿no? Para empezar te voy a dar esto  — ella le da un sobre sellado ese chico lo tomo en sus manos.

 

— ¿Qué es esto? —el lo iba abrir cuando la muchacha.

 —No  lo habrás aquí, esto míralo cuando estés solo Takeshi,  Dana es una chica bastante inteligente, a veces arrogante pero es de buenos sentimientos, ella una vez me dijo que si amara alguien seria para toda la vida.

Todo lo que le decía aquella muchacha sobre la joven de ojos verdes le interesaba a Takeshi entre mas escuchaba esto hacia mas interesarse en ella.

Mientras en la estación del tren llego aquella joven miro su reloj eran las nueve y cuarenta y cinco  de la noche cuando bajo del tren escucho que le hablaron para ella fue una voz conocida y miro aquel joven alto y rubio.

— ¡Okuss! —exclamó la joven.

— ¿Qué paso contigo amiga? Mira la hora que es Hanamichi y los demás te estábamos esperando.

— ¿Qué dices?

—Mira allá vienen Hanamichi y los demás—dijo Okuss con una leve sonrisa.

El pelirrojo al ver a su prima corrió hacia ella— ¡Dana! ¿Estás bien? —el abrazo a su  prima—Donde estabas mamá está muy angustiada, además quería hablar a la policía.

— ¡Hanamichi! —Expresó la joven de ojos verde sonrojada.

—Perdóname Dana es mi culpa por dejar que te vinieras sola.

—No es tu culpa Hanamichi —ambos jóvenes se separaron—ella toco su nunca con la mano y sonrió—Me tarde porque tomo el tren equivocado. — No puedo decirle que estuve con Akira, si no se molestara. —esto último lo pensó para sí misma.

 

—Lo  bueno es que estas bien Dana—reitero aquel joven—Vamos a casa mamá nos está esperando.

—Sí, vamos—ella sonrió levemente pero la verdad se sentía mal mentirle a su primo ya que él se ha portado bien con ella, pero no quería que se molestara con ella al saber que salió con aquel joven de Ryonan.

En ese momento sonó  el móvil de Hanamichi—Diga.

— ¿Hijo qué paso con Dana? 

—No te preocupes madre ya vamos a casa los dos.

—Gracias a dios está bien entonces también invita a tus amigos a cenar.

—Ahora vamos pues. —Después de que colgó sonó nuevamente su móvil— ¡Haruko!

— ¡Hanamichi! Dana está bien ya le encontraste—preguntó su novia afligida.

—Tranquila ya está aquí conmigo linda, es mas deja te la paso.

Dana toma el móvil de su primo—Amiga estoy bien no te preocupes.

—Como quieres que no me preocupe si por mi culpa te perdiste.

—Haruko que cosas dices, entiende no es tu culpa ni tuya ni de nadie así, que amiga tranquilízate nos vemos mañana y descansa, ahora deja te paso a Hanamichi.

—Asi que hasta mañana linda no olvides que te amo—dijo aquel joven de pelo rojo sonrojándose ya que se lo dijo delante de sus amigos y prima.

—Yo también nos vemos.

La joven al colgar su móvil se dejo caer sobre la cama y suspiro en ese instante tocaron la puerta de su habitación.

—Adelante—se reincorporo sentándose en  la orilla de su cama. —ella se sorprendió al ver que era su hermano que entraba por esa puerta. — ¡Hermano!

—Haruko que está pasando contigo—dijo el hermano mayor a la joven.

— ¿Cómo de que hermano?

—Pues últimamente te he visto mas distraída que antes, además esa cara que traes pareciera que estas enamorada.

 — ¿Qué? —exclamó la muchacha y no pudo evitar sonrojarse por el comentario de su hermano. —Pues yo…yo—bajo la mirada al suelo.

— ¡Haruko! —el puso la mano sobre la cabeza de su hermana menor—Bien espero que ese chico de quien estas enamorada te traté bien si no se las verá conmigo espero que un día me lo presentes.

La muchacha alzo la mirada y sonrió levemente — ¡Hermano!

Aquel joven salió de la habitación de su hermana—Espero que ese torpe de Hanamichi Sakuragi trate bien a mi hermana si no se las verá conmigo. —se dijo a si mismo sonriendo.

Acá en la casa de los Sakuragi llegaron los chicos, cuando Dana entro  primero su tía corrió hacia ella y la abrazo — ¡Hija que bueno que estas bien! Me tenías muy preocupada.

—Perdóname tía. —expresó la joven.

—No tienes porque disculparte—su tía la tomo de los hombros y la miro a los ojos le dio un beso en la frente.

La muchacha se sorprendió ya que nunca espero que su tía Miyuki reaccionara de esa manera ella era contrario a su tía Megan, cada vez que se le hacía tarde en llegar a la casa  la regañaba o  en su defecto la castigaba.

Dana sintió aquel amor maternal por parte de su tía se sintió feliz—Tía gracias, a ti y a ustedes chicos —ella miro a su primo y amigos. —Les agradezco que se preocupen por mi eso me hace tan feliz.

De repente la joven derramo una lagrima, pero ella lo oculto mirando hacia otro lado no quería que la verían llorar, su primo al verla.

—Te sucede algo prima.

—No, no es nada estoy bien —se seco esa lagrimas. —Que les parece si cenamos.

Todos se dispusieron a cenar esa noche, Dana no podía ocultar aquella felicidad que la embargaba en ese momento miro a su tía, a su primo en ellos  había encontrado lo que había perdido desde hace tiempo  el amor de una familia la comprensión, eso  ella había  buscado con su tía Megan y primas cuando murieron sus padres.

Pero el único que le daba aquel amor que le faltaba era su tío Daisuke para ella era un padre y lo quería mucho, luego miro aquellos cuatro jóvenes los que ya consideraba amigos también  de ella a Okuss, Yohei, Noma y Takamiya, sin olvidar a los demás chicos.

Estaba sumergida en sus propios pensamientos— ¿Dana que te pasa? —preguntó aquel chico de lentes.

—Nada Takamiya—contestó con una sonrisa. —después de la cena los cuatro jóvenes se retiraron.

Cuando se fueron Dana dispuso  a recoger los platos y vasos de la mesa también Hanamichi le ayudo.

 —Mamá, Dana  me retiro.

—Que  descanses hijo.

—Hasta mañana Hanamichi—cuando el joven pelirrojo se retiro—Tía podemos hablar.

—Sobre que hija.

—Pues quiero decirte porque llegue tarde.

—Mira Dana no es  necesario,  lo bueno es que estas bien y no  te cuestionaré.

La  joven se sorprendió al escuchar esto por parte de su tía, pero por esa razón le iba a contar porque se le hizo tarde.

— ¡Tía Miyuki! —Expresó la muchacha—Pues quiero que lo sepas, ya que la verdad  tú  confías en mí.

— ¡Dana! —Exclamó  la tía Miyuki  —Ven vamos a sentarnos —ambas se dirigieron al sofá se sentaron.

  La joven miro a su tía. —Bien  hace como unas semanas atrás conocí  a un chico, te acuerdas el día que te encontraste con tu amiga y yo fui a dar la vuelta con mi amiga Sakura.

 

Continuará…

 

siguiente capitulo será:

Capitulo 22.-  Admirador Secreto.

Usted debe login (registrarse) para comentar.