Fanfic Es
Fanfics en español

Un Basquetbolista Y Una Nerd Rebelde. por Hitomi Uzumaki

[Comentarios - 15]   Tabla de Contenidos

- Tamaño del Texto +

 

 

—Sí, que no entienden —espetó  Serena.

 

—Y si lo conocemos eso a ti que te importa.

 

—Por eso se los estoy preguntando.

 

—Sí, él es mi primo —respondió Takeshi— ¿Y de dónde lo conoces?

 

—Pues se podría decir que él y yo somos muy unidos.

 

— ¿Que tratas de decir con eso?

 

—Para que entiendan mejor él es mi novio.

 

— ¿Qué? —expresó aquel chico.

 

—Asi como lo oyes—reiteró Serena.

 

En eso interrumpió Otani—Eso es mentira tu eres novia de ese chico que está en el equipo Hisashi Mitsui.

 

— ¿Qué dices Otani? —Exclamaron en unisón Toru y Takeshi al escuchar esto por parte de su amigo.

 

—Espera un momento  Otani  de seguro investigaste mal  la novia de ese sujeto es aquella chica de ojos verdes—exclamó Toru.

 

Serena al escuchar esto se molestó bastante— ¿Qué tonterías dices? Yo soy novia de Hisashi y no esa chica. —reiteró aquella joven molesta.

 

En eso se acercó de nuevo Takeshi a ella y con el fin de hacerla molestar—Pues no te creo linda si hubieras visto como esos dos chicos se miraban cuando estaba a punto de besar a esa hermosa chica.

 

Serena lo miro fríamente—Eso es mentira lo que me dicen.

 

 —No, Serena es verdad si no me crees pregúntale a tu novio y veras  que es cierto esto.

 

—Le preguntare ten lo por seguro—respondió seriamente hacia ese joven.

 

—Bueno  dejando todo esto, que es lo que quieres realmente.

 

—Pues necesito su ayuda—dijo aquella chica de ojos color miel.

 

—Nuestra ayuda como una chica como tú necesita de unos chicos como nosotros.

 

—Solo dígame si pueden o no, Ryu me dijo que ustedes podían a ayudarme es más Takeshi me dijo  que hoy fueras a su casa al igual tus amigos.

 

 —Bien si es porque mi primo te dijo lo haremos linda.

 

Mientras platicaban Toru se fijó que aquella chica de ojos verdes los estaba espiando detrás de los salones.

 

 —Chicos haya esta aquella chica está escondida—musitó Otani.

 

Serena se sorprendió ya que no se imaginó que ella estuviera ahí, que si la había visto al lado de ellos sus planes se venían abajo—Ahora que hago  tenía que venir de entrometida Dan.

 

Fue interrumpida de sus pensamientos—Que vamos hacer Serena tu amiga ya nos descubrió —acoto Takeshi  con sarcasmo. 

 

—Tengo  un plan y espero que sepan actuar chicos, bueno me dijo Ryo que ustedes son muy buenos para este tipo de trabajos.

 

—Te ayudaremos linda pero que tendremos a cambio.

 

—Pues, veo que te gusta aquella chica  verdad si no me equivoco —espetó Serena viendo aquel chico de ojos color marrón y cruzándose de brazos.

 

—Sí, pero no es problema tuyo—respondió con un leve sonrojo.

 

—Mmmh bien yo te puedo ayudar que te quedes con ella, te daré  información de Dana que le gusta, que detesta que te parece y creo que es justo.

 

Aquel chico no se resistió a la propuesta de esa joven —bien que quieres que hagamos por ti.

 

 

 

Dana quien estaba escondida mirando a Serena con esos tipos, estaba preocupada al ver a su amiga con ellos tenía miedo que la fueran a lastimar —Que quieren esos sujetos con Serena acaso se habrán enterado que ella y yo somos buenas amiga, bueno  éramos amigas ya  que ella no me habla si algo le pasa no me  lo perdonare ellos no pueden involucrar a mis amigos en mis problemas—Pensó para sí misma.

 

En ese instante fue sacada de sus pensamientos repentinamente al  escuchar un grito por parte de su amiga, al  mirar lo que estaba viendo se sorprendió.

 

Takeshi estaba estrujando a Serena al parecer quería besarla a la fuerza esto no lo soporto aquella chica de cabello negro y ojos verdes salió de su escondite corriendo  hacia donde estaban esos  sujetos sin importarle que también ella podía salir lastimada por ellos actuó sin pensarlo dos veces.

 

— ¡Suéltala! Miserable.

 

Aquellos tres chicos la miraron y Takeshi tenia a Serena sujeta —Vaya tu aquí, veo que eres una chica entrometida estas en lo lugares donde no debes estar.

 

Serena al ver a Dana— ¡Vete!  Estos chicos son peligrosos no debes involucrarte en esto.

 

—No, no puedo dejarte aquí Serena tu eres mi amiga tu bien  sabes que yo nunca abandono a mis amigos.

 

Aquellos tres chicos se burlaron de ella— ¡Eres valiente linda! Si quieres a tu amiga ven por ella.

 

Dana se acercó mas a Takeshi quedo frente a su amiga y miro a ese joven—déjenla ir ella no tiene nada que ver con ustedes.

 

Takeshi soltó a Serena ella  corrió hacia  Dana  y se puso tras de aquella joven de ojos verdes—Tengo  miedo.

 

 — ¡Tranquila Serena! Te prometo que no permitiré que te  hagan daño.

 

Serena sonrió levemente y miro a Takeshi haciendo una señal con la mirada que se retiraran de ahí.

 

—Vámonos chicos, no quiero problemas por hoy, hasta luego Dana.

 

Dana al ver que se retiraron respiro hondo y profundo—Hasta que se fueron, voltea hacia donde estaba su amiga— ¿Estas bien Serena?

 

 — ¡Dana! —Aquella joven la  abrazo y lloro —Tenia mucho miedo pensé que me iban hacer daño.

 

—Serena ya paso todo amiga—también la abrazo— Pero que hacías aquí con ellos—preguntó aquella muchacha.

 

—Yo nada solo que iba pasando por aquí cuando me salieron y me molestaron.

 

—Te sugiero que no andes sola por estos alrededores, ven vamos te acompaño al gimnasio.

 

Las dos chicas iban en silencio caminando cuando Serena se queda atrás y la mira Dana— ¿Qué sucede Serena?

 

—Dana quiero  que me prometes que no le contaras a nadie de esto y mucho menos a Hisashi ya que no quiero involucrarlo  en esto,  tu bien sabes o por si no sabias que si el u otro miembro del equipo empieza una pelea podrían ser descalificados y no podrán seguir  jugando.

 

—No te preocupes no diré nada. —respondió con una sonrisa aquella muchacha de cabello negro.

 

Antes de llegar al gimnasio se despidió Dana de su amiga con una gran sonrisa ya que con el encuentro con esos chicos las dos platicaron un poco eso hacia feliz  a la chica de ojos verdes —Nos vemos amiga.

 

Serena sonrió levemente y pensó en  esos momentos— Mmmh Dana sigue siendo una ingenua porque no miras mas haya de tus ojos. —Llego al gimnasio, las chicas y los chicos estaban animando al equipo, ella miro que su novio había encestado una canasta de tres puntos.

 

Esto hizo que el  equipo de él, alcanzara a los del equipo de primero año —Vaya Hisashi  es el mejor. —Ella en ese instante grito—Eso es Hisashi animo vamos.

 

En ese momento aquel joven de ojos azules voltea a ver a su  novia y le sonrió, la saludo pero el capitán Akagi se da cuenta — ¡Mitsui! Pon atención cabeza hueca estamos en un partido.

 

Los chicos se rieron de él y esto hizo que e Mitsui se sonrojara por la llamada de atención, Hanamichi al ver esto no desaprovecho la oportunidad para molestarlo.

 

—Ya vez Mitsuito debes de poner atención en lo que haces.

 

— ¡Cállate! Sakuragi.

 

Mientras Dana estaba con las chicas de segundo año con lo del modelaje ya todo estaba arreglado para el lunes, Yukari estaba ultimando los detalles para ese día.

 

—Bien chicas nos vemos aquí a las seis y media de la mañana para irnos todas de aquí ya que Dana aun no conoce bien aquí, así que les pido que sean puntuales.

 

Todos las integrantes del equipo contestaron en unisón a su líder, después de unos segundos se despidieron, Dana salió lo  mas pronto posible para encontrarse con su primo, cuando iba por el pasillo recordó que al fin había podido conversar con su amiga aunque fue poco pero eso le dio una esperanza de volverse hablar nuevamente.

 

Los chicos estaban en los vestidores platicando y comentaban lo exhausto que estuvo el  entrenamiento, ya que deberían entrenar muy duro para los siguientes partidos.

 

— ¡Akagi! Nos vamos —dijo aquel chico de lentes.

 

—No, Kogure hoy saldré tarde me quedare a las clases extras de física pronto tendré un examen y debo estar preparado, así que hazme el favor de avisarle a mi hermana que se vaya sola a la casa.

 

Esto lo escucho aquel chico pelirrojo —Asi que Haruko se va ir sola, hoy tengo la oportunidad de salir con ella, pero no puedo mi prima aun no conoce bien el camino a casa.

 

Salieron todos los chicos juntos menos Akagi quien se iba a quedar en la escuela, Mitsui se dirigió con Serena y la tomo de la mano—Nos vamos.

 

—Si, Hisashi.

 

Ellos se estaban despidiendo de sus amigos—Nos vemos mañana —dijeron en unisón ambos chicos a sus amigos. —los demás se despidieron de ellos también.

 

Después de unos segundos llego  Dana a toda prisa— ¡Hanamichi!

 

— ¡Dana!

 

—Disculpa la tardanza nos vamos.

 

—No, te preocupes.

 

En ese momento Kogure se acercó a la hermana menor del capitán. —Haruko  me dijo Akagi que regresaras sola a casa que él se va a quedar a sus clases extras.

 

—Gracias Kogure por avisarme.

 

Dana miro a su primo que se acercó a Haruko—Nos vemos pues mañana y te cuidas.

 

Aquella muchacha de ojos verdes se acercó a su primo — ¿Cómo que hasta mañana primo anda ve y acompáñala hasta su casa hoy que tienes oportunidad de estar con ella?—Dana le guiño el ojo a Hanamichi.

 

—Pero Dana, no puedo permitir que te vayas sola a casa me da pendiente que te vayas a perder.

 

—Por favor Hanamichi no soy ninguna niña que siempre debe estar acompañada yo sabré llegar a casa no te preocupes.

 

—Bien, lo malo que los chicos no están para que te lleven ellos tuvieron que irse pronto ya que están trabajando.

 

—Anda no te preocupes ve y llévala, así que nos vemos Haruko hasta mañana.

 

—Pero amiga no es conveniente que te vaya sola.

 

—Anden váyanse les digo que estaré bien. —contestó con una sonrisa aquella joven.

 

En eso interrumpió aquel chico de lentes — ¡Dana! Si gustas yo te puedo acompañar bueno si no hay ningún inconveniente.

 

Los chicos estaban sorprendidos al escuchar lo que acabo de decir su amigo, no podían creer que Kogure acompañara aquella joven ya que él era demasiado tímido.

 

—Pero Kogure no quiero causarte molestias.

 

—No, es ninguna molestia Dana.

 

—Cuatro ojos eso harías llevar a mi prima a casa te lo agradecería mucho amigo.

 

—Claro, ande ve con Haruko yo me hare cargo de tu prima.

 

—Bien, cuatro ojos te la encargo, entonces nos vemos pues.

 

Todos se retiraron de ahí, Hanamichi  y Haruko van juntos por las calles de Kanagawa era la primera vez de tanto tiempo ir solo y la oportunidad que tanto esperaban el ayudo a su chica con su mochila iban tomados de la mano, pero ambos joven iban sonrojados.

 

Haruko se sentía la chica más feliz del mundo al estar cerca de aquel chico pelirrojo, su corazón latía más de lo normal.

 

No era la única aquel chico también se sentía igual el sentía que su corazón latía muy fuerte, llegaron al parque y se sentaron en las bancas de ese lugar.

 

Haruko miro a su novio a los ojos —Soy muy feliz Hanamichi al estar a tu lado —ella acaricio la mejilla de aquel chico pelirrojo.

 

 —Igual yo mi querida Haruko, cuando  te conocí la primera ves jamás  imagine que tu serias lo mejor que me ha pasado en mi vida. Día tras días, noche tras noche pienso en  ti.

 

Esas palabras que dijo aquel joven pelirrojo hicieron que Haruko se sonrojara en verdad ella amaba tanto a Hanamichi—Al igual cuando te conocí cambio mi mundo entero siempre había soñado estar a tu lado mi querido chico rebelde.

 

Hanamichi no pudo evitar abrazar a su chica y la beso repentinamente y eso beso fue correspondido por Haruko.

 

Acá por otro lado Kogure y Dana van juntos platicando, él le decía que porque no iba a ver los entrenamientos.

 

Ella se paro frente aquél  joven —Pues Kogure la verdad no me gusta, y no le entiendo.

 

—Mmmh, pues si te dieras una oportunidad vernos practicar cambiarias de opinión.

 

—Pues no se Kogure lo pensare, oyes te puedo pedir un favor.

 

—Claro.

 

—Quiero comprar unas cosas pero la verdad no conozco aquí y no se donde comprarlas—espetó con una leve sonrisa y sonrojándose a la ves.

 

—Bien Dana que es lo que quieres y te llevare.

 

—Pues quiero hacer unas galletas.

 

—Vamos yo te diré donde.

 

Los dos se dirigieron al centro comercial  a comprar lo que va a necesitar después  Kogure invita a  ella a tomar un refresco.

 

Dana gustosa acepta la invitación de aquel chico de anteojos, para ella él se le hacia un chico bastante agradable y se sentía a gusto en su compañía, entraron a una cafetería del lugar.

 

Se sentaron cercas de la venta que daba hacia afuera de ese gran lugar, se acercó a ellos una joven para tomar su orden.

 

 —Buenas tardes que van a pedir.

 

—Pues nos trae dos refrescos y dos rebanadas de pastel por favor —dijo aquel joven de lentes.

 

—Si, ahora mismo. —La joven se retiro de ahí.

 

—Kogure la verdad este país es fascinante bueno aunque no lo conozco todo, pero por lo poco que he visto es muy hermoso.

 

—Si, Dana si quieres una ves podemos salir y te mostrare todo lo de aquí.

 

—Mmmh, Kogure acaso esto es una cita —musitó aquella joven con una leve sonrisa —este comentario hizo sonrojar aquel chico de lentes.

 

—No, precisamente  —respondió Kogure nervioso y  aun sonrojado.

 

Dana no dejo pasar desapercibido  —Vaya Kogure es un chico bastante tímido. —pensó para si misma.

 

En ese instante llego la joven con el pedido  de ellos—Aquí esta su pedido  y que lo disfruten—dijo amablemente aquella chica.

 

—Gracias—contestaron en unisón ambos jóvenes.

 

Mientras en la casa de Serena estaban Mitsui y ella platicando — ¡Hisashi! Te puedo hacer una pregunta

 

 —Si, dime—dijo aquel joven de ojos azules mirando a su novia.

 

—Es cierto que tu ayer ayudaste a Dana que la estaban molestando unos chicos.

 

—Si, Serena ¿Por qué?

 

 —No, solo preguntaba, pero que fue lo  que paso.

 

—En verdad no se, porque la molestaban.

 

—Pues me alegra que no le haya pasado nada y por ti, tú sabes que no debes de tener problemas en estos momentos amor. —acotó Serena mirando a su novio. —Me da miedo que te lastimen por culpa de ella, además no debiste involucrarte en ese asunto.

 

 —Tú tranquila, no me pasara nada.

 

 —No, se Hisashi.

 

El tomo del mentón a su chica y le  dio un beso, ella le correspondió, pero Serena desde sus adentros estaba sumamente molesta porque su novio ayudo a Dana—No permitiré que Dan se entrometa entre el y yo, tengo que hacer algo—Pensó en esos momentos para si misma.

 

En ese instante fueron interrumpidos los dos por la nana de Serena—Mi niña y joven esta lista la comida pasen por favor.

 

Serena al ser interrumpida por su nana— ¿Por qué tienes que venir a molestar? —espetó irritada aquella joven.

 

Mitsui al escucharla hablar así, a su novia aquella señora — ¡Serena!

 

— ¡Discúlpame mi niña! —respondió aquella mujer muy apenada.

 

Aquel chico de ojos azules se acercó aquella mujer de edad avanzada—buenas tardes señora Soy Hisashi Mitsui.

 

—Buenas tardes joven Mitsui soy Akina Miyazawa.

 

—Es un gusto señora Miyazawa. —contestó amablemente aquel joven de ojos azules.

 

Serena tomo de la mano a Mitsui —Ven vamos a cenar.

 

Aquel joven la siguió estaban comiendo en silencio, cuando Hisashi fue el que hablo en ese momento — ¡Serena! ¿Por qué tratas de esa manera a tu nana ella es una mujer muy amable?

 

—Pues una entrometida siempre tiene que esta sobre mi, me dice que debo hacer y que no es peor que mi madre.

 

—Pero porque hablas de esa manera Serena, se ve que ella te quiere mucho.

 

—Mmmh lo se pero a veces es un fastidio —replico aquella joven de ojos color miel. —Bueno dejemos esta conversación que te parece y pasando a otro tema, si vas ir con los chicos al festival de la ciudad.

 

—Claro, no me digas que tú no vas a ir.

 

—Si, voy a ir amor además esos festivales son hermosos ya que la verdad ya los extrañaba.

 

Los dos jóvenes siguieron platicando por un buen rato, acá por otro lado Kogure acompaño a Dana hasta la casa ya era las ocho de la noche la dejo en la entrada de su casa.

 

Los dos de despiden, ella le agradece por a verla acompañado, él se retira de ahí. Dana entra a la casa —Ya llegue tía.

 

— ¿Cómo te fue hija?

 

—Bien tía, aun no llega Hanamichi.

 

—No, acaso no se vinieron juntos  —preguntó la madre del pelirrojo.

 

—Pues no, tía lo que pasa que el acompaño a su novia a su casa.

 

— ¿Qué Hanamichi tiene novia? —exclamó la tía de Dana.

 

—Si, tía pero por favor no le diga que yo te dije.

 

—No, te preocupes no le diré nada—musito con una sonrisa.      

 

—Tía pasando otra cosa mañana hare unas galletas me das permiso.

 

— ¡Dana! No es necesario que me pidas permiso cuando quieras cocinar solo ven y ya.

 

—Gracias tía, ahora vuelvo voy a dejar mis  cosas a mi  cuarto para ayudarte a preparar la cena. —Después de unos segundos fue con su tía ayudarle a preparar la cena.

 

Estaban tan entretenidas preparando la cena que no se dan cuenta cuando Hanamichi entro  yl las asusto ambas.

 

— ¡Hanamichi! ¿Eres un tonto porque no avisas que llegaste? —espetó aquella chica de ojos verdes a su primo.

 

— ¡Disculpen! No fue mi intención—acotó una sonrisa de oreja a oreja aquel chico pelirrojo.

 

—Anda hijo ve y lavarte las manos ya esta la cena lista.

 

—Si, ahora vuelvo.

 

Después de unos segundos estaban los tres cenando y disfrutando de esa deliciosa cena, Hanamichi le pregunto a su prima que se había llegado temprano y como le fue.

 

Dana le cuenta que Kogure la invito a tomar un refresco y pastelillo que apenas tenia rato que había llegado ya que estuvo un buen rato con el y se sintió a gusto a su lado.

 

Hanamichi la miro con ojos de pícaro—Mmmh a ver prima no me digas que cuatro ojos te gusta.

 

Aquella chica de ojos verdes se sonrojo por el cometario de su primo y su tía también entro a la conversación de ambos chicos.

 

—Vaya hija me agrada que salgas con un chico,  sabes que puedes invitarlo a casa cuando quieras a comer o a cenar, además Kogure es un buen chico.

 

—Tía, Hanamichi  ustedes están equivocados Kogure es un chico muy lindo, atento y amable conmigo es mas él no me guzga como las otras personas en la forma en que  me visto o como me vea, solo es eso—contestó con un leve sonrojo aquella joven.

 

 

 

continuara...

Notas finales:

espero sea de su agrado disculpen la tardanza.

Usted debe login (registrarse) para comentar.