Fanfic Es
Fanfics en español

Un Basquetbolista Y Una Nerd Rebelde. por Hitomi Uzumaki

[Comentarios - 15]   Tabla de Contenidos

- Tamaño del Texto +

 

 

— ¿Qué dices? Te puedo dar dos simples razones por lo que no soporte este tipo de deportes —acoto aquella muchacha sin dejar de mirar aquel chico y alzando un poco la voz.

 

—Tranquila prima solo es una pregunta que hizo Mitsui aunque también me gustaría conocer tu respuesta si un día te dieras la oportunidad de ir a vernos a jugar en un partido sé que te gustara.

 

—No, Hanamichi yo nunca iré a verlos, por el simple hecho que no me gusta además ahí les van mis razones, Una como ya les dije no me gusta y segunda porque todos los chicos son unos presumidos, engreídos, patanes piensan que por estar en eso todas las chicas caen rendidas a sus pies.

 

Ella no dejaba de mirar a Mitsui quien al escuchar eso por parte de aquella chica se molestó — ¿Qué dices?

 

—Pues lo que acabas de escuchar, entre esas categorías entras tú —Quedo un momento pensando.

 

—Que tratas de decir. —expresó aquel joven de ojos azules sin dejar de mirarla.

 

—Mmmh pues entras en la categoría de —ella se levantó de la silla y se inclinó poniendo sus manos sobre la mesa  quedando en frente de él. Los chicos  y Serena se sorprendieron cuando Dana se acercó a Mitsui.

 

— ¿Dana?  —Musitó  Hanamichi al ver a su prima que iba a discutir con su amigo.

 

—Entras en la categoría de Patan.

 

Aquel chico de ojos color azul se sonrojo levemente al tener tan cercas aquella chica — ¿Cómo te atreves a decirme eso? ¿Si no me conoces aun?

 

—No, no  es necesario conocerte si lo que se ve no se pregunta. —dijo aquella muchacha en tono de sarcasmo.

 

—Mira niña mimada no me importa que seas prima de Sakuragi, pero no permitiré que me hables de esa forma.

 

— ¿Qué? ¿Qué me vas hacer?

 

Hanamichi agarro a su prima —Por favor Dana tranquila—El sentó en la silla aquella muchacha,  estaba molesta por lo sucedido.

 

Al igual Mitsui solo se cruzó de brazos y la miro —Mire señorita Sakuragi  no es mi culpa que seas una chica amargada, engreída, mimada.

 

Aquella joven al escuchar esto se molestó por la forma en que Mitsui la  había catalogado, Serena al ver esto tomo de la mano a su novio.

 

—Amor, tranquilo no sigas el juego de esta chica tan impertinente  y mal educada—esto lo dijo mirando aquella joven de ojos verdes.

 

Dana al escuchar eso se levantó de la silla—Chicos ahora vuelvo necesito tomar aire, no soporto estar un instante aquí—Esto lo dijo mirando a Mitsui  y Serena.

 

— ¡Dana! ¿Espera? —exclamó aquel joven pelirrojo.

 

Ella se retiro dejándolos solos—Discúlpenla Mitsui y Serena no sé porque se comporta de esa manera ella es una buena chica cuando la conozcan mejor verán.

 

En eso interrumpió aquella chica de ojos color miel—Pues tu prima es una mal educada mira tener que insultar a Hisashi de esa manera.

 

—Bueno al menos fue sincera al decirme que no le  gustaba el básquet —esto lo dijo aquel chico con una leve sonrisa. 

— ¡Mitsui! —Expresó Hanamichi.

 

Esto hizo ponerse celosa a Serena al ver como su novio no le había importado le que había dicho aquella chica de el.

 

Dana estaba afuera empuñaba sus manos — ¿Por qué detesto tanto a ese chico? Si ni siquiera me ha hecho nada.

Estaba tan sumergida en sus propios pensamientos cuando la toman del hombro— ¿Te encuentras bien Dana?

 Aquella chica miro hacia atrás y se sorprendió al ver  aquel chico y se sonrojo levemente— ¡Yo…hei…! —dijo el nombre entre cortado.

 —Ven vamos adentro Hanamichi está preocupado por ti, además venimos a divertirnos aquí o ¿no?

—Tienes Razón. —contestó con una sonrisa.

 

Cuando iban para adentro ambos chicos Dana choco con un chico no muy alto delgado este mismo iba acompañado con otros tres pero se miraba a plena vista que eran unos tipos de cuidado.

 

Aquel chico miro a la muchacha de arriba abajo, esto hizo que Dana se sintiera  algo intimidada en la forma que la miraba.

Yohei al ver esto tomo de la mano a la joven sin decir ni una palabra dejando atrás aquellos tipos.

 

Esos chicos sonrieron al ver aquello—Chicos saben a qué preparatoria pertenece esa chica—pregunto aquel joven con algo de malicia.

 

—No, jefe, pero aquel chico que iba con ella  es Yohei con los que peleamos hace tiempo en el gimnasio de Shohoku.

—Tienes razón Yahiko por eso se me hizo conocido entonces aquí deben estar esos chicos del club de básquet aun me las deben y más ese Mitsui. —Lo dijo empuñando sus manos —Vamos.

 

Entraron  y se sentaron a lo lejos alcanzaron a ver aquel chico pelirrojo y a Mitsui.

 

—Ya viste Ryu ¿Quién está ahí?

—Mmmh ¡Hisashi Mitsui!— Y  vieron en ese instante que Yohei y aquella chica desconocida se sentaron con los demás.

— ¡Vaya así que esa chica pertenece a Shohoku! Es muy linda.

—Sí. 

Dana y Yohei se sentaron pero aquella joven no dijo nada y continúo comiendo su helado, pero había algo que le intimidaba de aquel chico con quien había chocado. — ¿Quiénes serán esos chicos?

 

— ¡Dana! 

— ¿Qué sucede Hanamichi?

—Te encuentras bien. 

—Pues sí.

 

En ese momento se levantaron de ahí Serena y Mitsui —Nos vemos mañana chicos.

 —Hasta mañana—dijeron en unisón los muchachos.

 

Mitsui miro a Dana —Hasta luego señorita, y espero que mañana amanezca de buen humor, no mejor espero que encuentre un novio y te quite lo amargada que eres.

Los chicos no podían creer lo que estaba pasando otra vez estaba peleando  estos dos chicos, Dana al escuchar eso se molestó tanto que solo lo miro y desvió su mirada a otro lado ya no quería discutir con él.

 

— ¡Basta Hisashi! ¿Por favor? —espetó Serena.

 Se alejaron de ahí, pasaron por donde estaban aquellos jóvenes, Aquella chica de ojos color miel los miro y Ryo sonrió con ella, pero Serena desvió la mirada.

 

Al salir de ahí—No soporto a esa chica que se cree—acotó molesta Serena y con algo de enfado.

 

— ¡Tranquila Serena! Solo hay que no hacerle caso. 

—Pe…ro…—No acabo de terminar la frase cuando el,  la beso repentinamente y ella correspondió el beso de su novio. 

Aun adentro de ese lugar— ¿Dana que sucede contigo? ¿Por qué esa actitud con mi amigo? 

— ¡Perdóname Hana! ¿Lo que pasa que no me cae muy bien eso es todo?

—Mmmh.

— ¿Qué quieres decir con esa expresión gordo? —preguntó Hanamichi y Dana al ver aquel chico que los miraba.

 — ¡Dana no sabes el dicho que del odio al amor hay un paso!

 

Aquella joven se sonrojo por aquello que acabo de decir Takamiya— ¿Qué dices? Yo enamorarme de ese chico jamás ni aunque fuera el último hombre en la tierra, ahora eso me faltaba salir con él, no me hagas reír Taka—Rio aquella joven a carcajada abierta.

 

Los chicos la miraban a veces no la comprendían era algo extraño en ella ratos estaba triste, o en ocasiones enojada y otras contenta.

 

—Vaya Hanamichi! Sí que tu prima es bastante extraña no la entiendo. —musitó Noma. 

—Tienes razón amigo.

 

Esto lo alcanzo a escuchar Dana que los miro a los cinco con una mirada asesina— ¿Qué acaban de decir torpes?

 

—No, no  nada.

 

Aquellos chicos eran observados por aquellos sujetos, de esto se dio cuenta Yohei—Nos vamos amigos.

 

—Sí, vamos—Dijeron en unisón los muchachos.

 

Pagaron su cuenta y se retiraron de ese lugar, afuera de ahí cada quien se despidió y tomo su rumbo.

Pero antes de retirarse Yohei le hablo a Hanamichi mientras ella se despedía de los demás — ¡Hanamichi! Ten cuidado te fijaste en los tipos que llegaron.

 

—Sí, Yohei son los tipos de la otra vez que pelearon con nosotros.

—Entonces cuídate nos vemos mañana.

— ¡Claro!

Así que se despidieron de ellos, Dana y Hanamichi tomaron el metro que los llevaría a su casa ya estaba oscureciendo iban los dos en silencio, cuando aquella joven rompió el silencio—Primo cuanto llevas tú y Haruko de novios. 

Aquel chico pelirrojo se sonrojo por esa pregunta que le hizo—Pues tres meses.

—Vaya primo  amas mucho a Haruko verdad. 

—Pues sí, es la chica más linda de Shohoku. 

 

Ella miro a su primo como se expresaba de Haruko y se veía el cuanto la amaba,  sonrió levemente—Si Haruko es afortunada en ser tu novia Hanamichi. 

 

—Y tu Dana dejaste aun  novio haya en América. 

—No, Hanamichi, es más yo no creo en eso del amor.

Aquel chico al escucharla hablar así, se sorprendió —Pero porque hablas así prima, no me digas que has sido rechazada por algún chico. 

— ¿Qué tonterías dices Hanamichi? No es eso pero a la mejor nunca encontrare al chico ideal para mí. —esto lo dijo con cierto desaliento y mirando hacia aquel cielo oscuro y estrellado. 

— ¡Dana!

—Anda vamos mi tía ha de estar preocupada mira la hora que es—Esto lo dijo con una leve sonrisa hacia aquel chico pelirrojo— Ambos jóvenes llegaron  a casa ya pasadas de las ocho de la noche.

—Chicos me tenían preocupada.

— ¡Discúlpanos tía lo que pasa que Hanamichi, sus amigos y yo fuimos a comer un helado y se nos fue la noción del tiempo!

—Está bien vayan y lávense las manos para que se vengan a cenar.

Ambos chicos asentaron con la cabeza positivamente después de unos segundo fueron a cenar— ¿Dana platícame como te fue tu  primer día de clases?

—Pues bien, conocí a los amigos de Hanamichi bueno solo algunos—espetó con una sonrisa.

—Me alegra hija.

Dana no le platico lo que había sucedido de los conflictos que se le presentaron no quería preocuparla además eran cosas que no era de importancia.

Después de una la cena y una larga charla ella se dispuso a lavar la loza que habían utilizado su primo y ella.

Entre las dos los lavaron, mientras que Hanamichi fue hablar por teléfono con su novia, en la cocina Dana y su tía platicaban.

 

— ¡Dana! Si algún día  tienes problemas o quieras hablar de algo sabes que puedes confiar en mí. —Espetó aquella mujer con una sonrisa hacia su sobrina.

—Gracias tía, con referente a eso pues tengo un problema, no sé si puedas ayudarme. 

— ¡Dime! 

—Pues es una pregunta, es forzoso que tome dos actividades después de clases es que la verdad no entiendo bien el sistema de aquí. 

—Sí, tienes que escoger por, lo menos uno o bien los dos.

—Tú me ayudarías a escogerlos. 

—Claro, ven vamos a la sala traes el  folleto.

—Sí, deja lo saco de la mochila.

Aquella chica de ojos verdes los saco de su mochila y se lo dio a su tía, Mitsuki los miro —Todos son muy interesantes.

—Pero qué te parece si escoges el de música y el de kendo—musitó aquella mujer de ojos negros con una sonrisa hacia su  sobrina, ella sabía de antemano que eso era lo que le gustaba a ella.

La muchacha solo  la mira no sabía que contestarle ya que ella estaba indecisa en tomar esos club, pero había otro que la había llamado la atención. 

—Tía mejor de esos tomare el del periódico escolar, al parecer están solicitando personal  ya que  les falta más gente que se les una.

—Pues si te interesa adelante.

 

Mientras tanto en la casas de aquella chica de ojos color miel estaba en su habitación hablando por teléfono estaba recostada en su cama.

 

—Te extraño amor. 

—Yo también linda, me alegra volver a verte otra vez ya tenía tantas ganas de verte, nos podemos ver mañana.

—No, se si pueda—quedo por un momento aquella joven pensando—Está bien tu dime dónde  y ahí estaré.

—Tú ya sabes dónde me puedes encontrar preciosa.

—Bien después de clases iré ahí, adiós.

Después de que colgó el teléfono, suspiro  al fin te veré otra vez—esto lo dijo con una sonrisa en sus labios.

Mientras en la casa de Mitsui estaba cenando junto con su madre y hermana ya que su padre no estaba había salido fueras de la ciudad por negocios.

Sakura miraba a su hermano  mayor, — ¿Qué te sucedió Hisashi? Que tienes en  el rostro.

—No es nada solo que me golpe.

—Mmmh  ese parece un golpe de bofetada, acaso te quisiste propasar con alguna chica.

Hisashi se atragantaba con la comida— ¿Qué tonterías dices? —contestó sonrojándose.

— ¡Mamá! Ya te dijo Hisashi que tiene novia.

— ¡En serio hijo! 

—Sí, mamá—respondió aquel joven sonrojado. 

—Pues me alegro que te parece si la invitas a cenar el sábado en la noche para conocerla.

—Claro, se lo diré—termino de cenar y se retiró a su habitación para hacer su tarea, él estaba sentado en la silla, pero mientras hacia sus labores escolares recordó aquella chica de ojos verdes y todo lo que le dijo. — ¡Rayos! ¿Por qué estoy pensando en esa chica como la detesto? ¿Cómo se atrevió a decirme que soy un patán? 

Aquel joven se sonrojo por estar pensando en esa chica, se levantó de la silla y se dirigió a la venta y salió al balcón y miro aquel cielo azul oscuro y estrellado.

No era el único no muy lejos de ahí una joven de cabello negro y largo también miraba aquella noche oscura hacia un poco de aire que jugaba con su largo cabello. 

— ¿Por qué Serena? Me negaste ante tus nuevos amigos—ella con sus manos apretó aquellos barandales con fuerza.

Dana entro a su habitación y se dispuso a descansar ya que tenía que madrugar temprano para ir a la escuela.

 

En la habitación de aquel chico pelirrojo él no podía conciliar el sueño, estaba sumergido en sus propios pensamientos recordó cuando  su amigo y Dana discutían.

— ¿Qué le pasara a Dana? No la entiendo, bueno lo que si estoy seguro que a ella no le simpatizo Mitsui, pero porque, espero que se hagan amigos al igual Serena.

 

Continuara...

Notas finales:

Espero sea de su agrado.

Usted debe login (registrarse) para comentar.