Lecciones de vida por LAGDON_DARKNESS
Summary:

esto fue creado en una sola noche y sin tener idea en mente de que era lo que esperaba:

"yo no tengo idea de cuanto tiempo llevo haciendo esto pero si no lo hago puedo morir, he visto lo que ha hecho la gente en todo este tiempo, mi forma de cazar es inigulable, llego a tu vida tomo tu confianza y ahi empieza mi gran banquete. esta vez tuve que acercarme a alguien de "corazon mas puro para poder vivir mas solo que algo no salio como pensaba . . . "

Ultimo capitulo . gracias a todos ustedes por habwer seguido esta historia y espero que les haya gustada a todos ustedes


CategorŪas: ORIGINALES Personajes: Ninguno
Generos: Ciencia Ficción, Fantasía
Advertencias: Ninguno
Desafio:
Serie: Ninguno
CapŪtulos: 6 Finalizado: S√≠ Numero de palabras: 9047 Leido: 3548 Publicado: 25/01/2011 Actualizado: 16/05/2012
Story Notes:

comenten si les gusto la historia o no? 

1. Capítulo 1 por LAGDON_DARKNESS

2. Capítulo 2 por LAGDON_DARKNESS

3. Capítulo 3 por LAGDON_DARKNESS

4. Capítulo 4 por LAGDON_DARKNESS

5. Capítulo final 5 (primera parte) por LAGDON_DARKNESS

6. Capítulo 6 Final (parte 2) por LAGDON_DARKNESS

Capítulo 1 por LAGDON_DARKNESS

Era una noche calida de primavera, muy limpia, podias ver a la luna y los demas astros sin objeción alguna entonces decidi que era hora de comer. Baje al balcon de una mansión vi que tenia las puertas abiertas para que se refrescara el lugar, entre silenciosamente hasta  colocarme al centro del cuarto era un cuarto muy ordenado tenia un ambiente entre infantil y con toques rosas, empece a ver un buro con espejo al frente . mi cara cambio de aspecto, me estaba retirando con gran sigilo hasta que algo me lo impidio:

 

-          Veo que eres el amigo amigo de mi hermana – decia una pequeña de 8 años

 

-          Si, perdon por despertarte pequeña – voltenado a ella con una sonrisa fingida – puedes volver a dormir, yo ya …

 

-          No te vayas por favor – se quitaba del pecho las cobijas – quiro platicar contigo ¿Puedo? – decia mientras me hacia un lugar en su comoda cama

 

-          Pero de que quieres hablar pequeña – sin moverme de mi lugar

 

-          Es sobre mi hermana – mientras trataba de verme en la oscuridad – no creo que sea la persona que tu mereces

 

-          Creo que tu no no me conoces tan bien como para saber – esta conversación habia cambiado mi sentimiento de frustracioin a un interes por su conocer su forma de ver el mundo.

 

-          No pero tus acciones no son tan comunes de un chico bien educado

 

-          Se que a primera vista muestro eso – por haberme metido de esa forma – pero a veces no muestro mi verdadera forma y …

 

-          Eso tambien lo entiendo perfectamente – dijo seriamente

 

-          No sabes de lo que estoy hablando mi …

 

-          Se que no eres esa persona alegre, jovial y despreocupada has vivido mucho para imitarnos y perderte entre toda esa gente, por que no te sientas – empezo a toser como si ella hubiera fumado puros durante toda su vida

 

-          Si piensas que soy una criatura que mencionan en la literatura actual, te decepcionaras niña yo soy algo mas que ellos, puedo sobrevivir sin tomar sangre ni le temo a las debilidades de la plata o la religión que tu profesas – acercandome con discreción  a su cama.

 

-          No te estoy rebajando a eso, se que eres un esclavo de la oscuridad, te conozco mejor que nadie en todo este publo, hasta creo conocerte mejor que tu.

 

Para esos momentos ya me habia acercado a ella y trataba de “hipnotizar” a la niña y eliminar su interes.

 

-          Eso no te va a funcionar conmigo, quiero preguntarte ¿Por qué quieres hacerle eso a mi hermana? – me miraba con tal inocencia

 

Por fin alguien en todos mis siglos de vida sentia un gran miedo a lo que pasaria y eso que habia visto cosas que la misma imaginación no lograria crear, me sentia realmente desprotegido como un animal invalido, queria huir pero esto era algo que jamas volveria a aparecer en, con gran nerviosismo me sente a su lado:

 

-          No te asustes, no te haré daño – esas palabras no me calmaban – esto lo hago por que quiero a mi hermana, ella es muy amable con todos, ella cuida de todos como si tuviera una responsabilidad familiar mas sin embargo no la hay, hasta incluso ayuda a personas extrañas, ella tiene un corazon tan grande como yo que tengo uno pequeño- empezo a toser , y la ayude a cobijarse como si fuera su padre – se que mi padre dice que tiene solo una hija aunque sea mentira, pero como saldria a decirles la verdad, si al hacerlo estaria firmando mi sentencia de muerte – mientras tosia un poco mas fuerte – quiero hacer un trato contigo ¿quiero que te alejes de ella  y a cambio te doy mi alma – dejandome perplejo – he leido que de lo unico que te alimentas es de la vitalidad de los cuerpos pero eso seria igual a la fuerza por la vida, el aferrarnos a ella y vivir tantos dias y noches que queremos el manternernos vivos sin aburrirnos de lo que acontece aquí ¿que opinas?

 

-          Pero ¿como supiste todo eso? Y ¿Qué te hace pensar que seguire el trato como dices?- tratando de seguir con mi postura

 

-          Se que no eres lo que aparentas – dibujandose en ella una sonrisa de ironia y sarcasmo infantil, me levanto su mano para tocarme la mejilla fria – tuve que tenderte esta trampa para conocerte, ese librono tenia información de tu forma fisica ni con mis habilidades pude saber como eres, hasta hoy, parece que tes estas debilitando sera mejor que elijas ahora , yo me dormire en poco tiempo – entre bostezos, solo te pido un favor, cuando salgas cierra el balcon – mientras sus ojos se cerraban lentamente como si peleara por no dormir.

 

Me levante y mi mente comenzo un analizsis detenido de todo lo que habia pasado, pensaba buscar el libro que menciono ella y…

 

 

 

Alguien mas abrio la puerta y se sorprendio, se acerco lentamente a la chica y después le coloco un peluche a su lado y  la toco en su frente:

 

- No necesite que me cuidara tu guardian hermana, no vino mi admirador – y con eso se veia una silueta con una camisón blanco, yo solo me retire del lugar sin hacer mucho ruido y dejando la puerta emparejada

Notas:

aun no se si quiero continuar la historia tenia pensado que seri en un solo apitulo pero si el publico lo desea la puedo extender

Capítulo 2 por LAGDON_DARKNESS
Notas de autor:

espero que este capitulo les agrade

 

Capitulo 2

“La noche de hoy era muy normal, solo que ahora tendría una reunión con alguien especial, una pequeña que demostraba todo lo contrario a su aspecto y eso era una peculariedad que jamás volvería a encontrar”

Bajando del techo al balcón y abriendo la puerta que aun se encontraba emparejada, camine por el cuarto sin hacer ruidos y estaba buscando con la vista ese libro que la pequeña me había dicho hasta que:

-          Parece que no pudiste lograr tu objetivo ayer – empezando la conversación con su compañero que caminaba sigiloso por el cuarto - ¿Cómo te encuentras?.

-          Ehhh, hola no lo quise hacer por que tengo varias preguntas.

-          No te basto con preguntarle a mi hermana – escuchando en su voz enojo – si quieres saber algo, dímelo de frente, y si quieres alimentarte de alguien debo ser yo y nada más.

-          Mira yo puedo durar algunas noches sin comer y que no me afecte en nada, pero necesito saber si eres de fiar, he peleado con pocos humanos que intentan matarme  y que fracasan – mientras se acercaba a su cama – y como te enteraste lo que hice esta mañana con tu hermana.

-          Por si no te has dado cuenta tengo un balcón que tiene una vista perfecta de la plaza y tengo un telescopio que me regalo mi hermana – señalando a una esquina del cuarto.

-          Veo que fui un poco infantil – mientras se sentaba en un espacio en la cama – ¿como es posible que tú tengas información acerca de mí?

-          Eso lo se por que ya he estado cerca de la muerte y visto y escuchado cosas que la gente no ha visto, fue hace 6 meses, una fuerte infección que me debilito, en menos de 1 día estaba tan grave que un sacerdote de una iglesia de otro pueblo vino a darme los últimos oficios, no lo sabia mi hermana y yo no la quería ver sufriendo por mi culpa, estaba ya durmiendo un sueño del cual jamás despertaría, pero antes de llegar a mi lugar de descanso vi como una figura me hablaba, me confeso que el era que me cuidaba pero que había fracasado por no ver lo bueno de la vida, me pidió que lo disculpara arrodillándose, pero cuando estaba apunto de entrar al jardín el sacrifico su energía para que yo regresara.

-          Y así volviste con sus habilidades.

-          Si así lo dices tu, llegue aquí era algo extraño podía moverme un poco mas además de estar en esta cama, podía sentir el corazón de los demás era mas consiente de lo que pasaba a mi alrededor, es como si yo tuviera los mismos conocimientos que el.

-          ¿Lo has vuelto a ver?.

-          No desde ese día, aunque trato de vivir aprendiendo lo que el me dejo – tocándose su cabeza.

-          Si sabes que el se sacrifico por ti, ¿tirarías su esfuerzo al darme tu vida?

-          Eso es algo que ya no importa el me dijo que viviera y lo hice, pero no podría vivir cuando un ser como tu intenta llevarse lo mejor de esta familia, sabes lo ¿que quiere llegar a ser de grande?, ¿cuales son sus sueños?, ¿que es lo mas le gusta? – dejándolo callado y sorprendido - por eso es que quiero que tomes mi vida, yo tengo mas vida que mi hermana, además de que yo nunca podré salir de este lugar, como ya te lo había dicho

-          Primero antes de hacerlo quiero que hagamos un trato, si quieres no me alimentare de nadie conocido, pero necesito saber varias cosas que tal vez tu conozcas.

-          No me importa que sea yo pero a ella ya no la toques – mostrando una cara de seriedad y seguridad que los de un adulto.

-          Antes que nada dime cual es el libro de donde sacaste la información

-          Es este – abriendo un cajón de un mueble cerca de la cama y acercándole un pequeño libro de portada de cuero – no tiene ningún titulo, pero según la persona que lo tenia, decía que lo escribió una persona que hizo un trato con el señor de la oscuridad y el tratando de dejar una precaución hizo esto, si gustas puedes llevártelo para que lo leas, yo ya lo leí.

-          Ok y una pregunta más, ¿Por qué dices que al salir de este lugar estarías firmando tu sentencia de muerte?

-          Por que si salgo puedo enfermar y morir el me dio solo su energía, no la fortaleza, además si mi padre se entera el mandaría a matarme o no se que, el me ha visto mas como una debilidad y no como a una hija – cabizbaja

-          No creas que eso me pone triste, ahora eres valiosa para mi, necesito saber todo lo que sepas de mi y con que objetivo seguir viviendo  – viendo hacia el ventanal

-          Eso lo se, es por eso que te pido que cortes tu relación con mi hermana no la hagas pensar que todos son así como tu, que solo las utilizan – acomodándose en su cama – siempre te hago lo mismo, por favor cierra la puerta cuando te marches.

La noche se torno mas oscura y después de haber terminado de hablar con su nueva aliada camino por la calle como un chico adolescente, siguió caminando hasta que encontró a un adulto con ropas muy abrigadoras y que estaba ocultando algo, el chico siguió caminando hasta que se encontró cerca y el extraño lo amago con una navaja:

-          Dame todo lo que tengas – tocando el área de los bolsillos

-          Tengo tanta hambre que no me importa que no cubras los requisitos – se volteo rápidamente mientras que el otro le clavaba la navaja y quedaban tirados en el suelo

Solo se escucho un grito que se fue consumiendo como el combustible de una lámpara de aceite. El chico se marcho como si nada hubiera pasado y dejando una figura inerte en el suelo con la navaja limpia.

Notas:

en verdad este capitulo si me costo mucho trabajo por que ahora estuvo mi imaginacion de vacaciones mientras que se quedo el cascaron vacio (jajaja) pero creo qeu esta historia para que sea muy buena tardara y por eso seran como entre 5 o 10 capitulos (aprox) que los sacara cada mes perdon por si pensaba que esto seria mas rapido pero demanden a mi cerebro por negligencia.

Capítulo 3 por LAGDON_DARKNESS
Notas de autor:

bueno me he estado tardando por que se me termino la sustancia magica para imaginar, "azucar, alcohol, fiesta.... etc".

pero aqui esta otro capitulo mas de esta historia, falta poco para que esto termine.

            Capítulo 3

 

Han pasado varias cosas en poco tiempo a lo largo de estos meses he sabido un poco más de lo que soy, mis primeros recuerdos fueron cuando estaba desnudo en el bosque y encontré a una chica tirada en el suelo, no me acuerdo sus facciones pero vi que en sus ropas estaban maltratadas y muy sucias, cerca de ella estaba ropas masculinas quemadas, estaba ahí solo sin saber que hacer camine por varios días y noches, sin hambre, caminaba sin un rumbo fijo y menos de una idea de lo que debía de hacer, tras varias semanas logre ver a un cazador, que accidentalmente me disparo en mi pecho, él estaba realmente asustado en cambio yo tenía un gran enojo y mi instinto me ayudo le di una gran mordida en la mano mientras me intentaba ayudar, se la fracture, asombrado y temeroso se arrodillo mientras yo me levantaba, al verme el recargo su escopeta y volvió a disparar cuando supo que eso era inútil intento huir pero descubrí mi fuerza superior, el solo grito como un bebe llorando, su último recurso el cual no le hice caso, su sabor era algo que no me gusto, a según de lo que me alimentaba de esa persona tomaba cualidades que él tenía como su forma de hablar de comportarse y algunas cosas de cacería, así fue como me integre a la civilización, matando a un hombre para sustituirle, al llegar al pueblo donde vivía tome unas cuantas cosas y me hice pasar por un familiar de él mientras él se iba de “viaje”, fueron unas semanas para cuando intente alimentarme de nuevo, aun no tenía un hambre como la había tenido pero empezaba a sentirla y eso no me agradaba, tenia de conocida a un chica bastante hermosa pero de mentalidad pequeña solo era cuestión de darle un trato amable y seguirle la corriente para que lograra mi objetivo.

 

Era una noche de verano ella y yo salimos a pasear pero sin que se enterara nadie, mientras íbamos caminando por las calles vacías, cometí mi crimen le di un gran beso con el cual ahogue sus gritos mientras que por la misma extraía su energía, su vitalidad, dejando vacío ese recipiente, al otro día escuche la noticia, ella había muerto por causas desconocidas, estaba todo bien en su cuerpo, ni tenia rastros de haber sufrido ataques físico o sexual, de ahí no lo volví a hacer hasta después de 3 meses y supe que me alimentaba mejor de mujeres que eran puras que no habían sido manchadas con la cruel realidad de un hombre.

 

Ya eran más de 5 meses en los cuales había cometido 5 asesinatos mi hambre aumentaba más conforme pasaba el tiempo y eso era porque me alimentaba de seres más repugnantes que yo, la policía local ya empezaba a pensar la probabilidad de que fuera un asesino serial, se corrían rumores que había llegado un salvador de las personas ya que todos los ladronzuelos y demás escoria se alejaban del pueblo por las personas que encontraban muertas, era como si antes de morir vieran el infierno al que llegarían

 

Era común que la visitara 3 veces a la semana, yo comenzaba a entrar a su cuarto y ella comenzaba con la pregunta de siempre y después de contestarla me comenzaba a dar información de las videncias que hacía, de lo que llegaba a escuchar o de libros negros de magia, casi todos los libro que eran oscuros me los llevaba por que no quería que se quedara bloqueada por tanta energía oscura que llegaban a emanar, a veces solo iba a hacerle compañía, era como una compensación o un rato libre para que no se debilitara demasiado :

 

-          ¿Cómo sigues? – levantándose de la cama

 

-          Aun con esta sensación de hambre, ese hombre no me satisfago – acercándose a un telescopio y colocándolo cerca de una ventana

 

-          Ya veo, tienes algo en tu cara – tocándose su boca como si se limpiara de algo invisible

 

-          Sé que no te debo de contar de mi comida, y disculpa por traer la boca sucia – quitándose la sangre que le escurría en la boca – pero tu tuviste la culpa de preguntar

 

-          Vas a volver a ver las estrellas otra vez – acercándose a su ventana

 

-          Hoy el cielo está despejado y parece que habrá una lluvia de estrellas, para eso se ocupa un telescopio – moviendo varias manijas del telecos copio

 

-          Para mí solo sirve en las tardes para ver a la gente o algo que pase entre ellas, conoces muy bien de las estrellas – cruzando sus manos

 

-          Digamos que tengo conocimientos de hace 300 años que comenzó a estudiarlo y otros 100 más de verlas – notando la postura que tenía – y lo que haces tú es espiar, como cuando me viste con tu hermana

 

-          Eso no es cierto yo lo hago para no sentirme sola y para que no se aprovechen de ella – volteándose y disimulando una voz tranquila

 

-          Como digas, ¿no quieres ver la lluvia de estrellas? – dando unos pasos hacia atrás del telescopio

 

-          Solo porque nunca he visto nunca eso – dando una hojeada – es hermoso, como la vez que me mostraste el eclipse lunar, es espectacular, parece como si tuvieran vida propia.

 

-          Algunos piensan eso, dicen que son grandes hombres y que por sus hazañas son coronados con ese gran premio, alumbrar a otros para que sigan sus pasos o sean mejores que ellos – mientras se mareaba y se tocaba las sienes

 

-          ¿Todavía sigues con hambre? – dejando el telescopio y viéndolo a la cara

 

-          Te ves mejor que yo, y si mi alimentación me está enfermando – poniéndose una mano en la boca –siento que mi cuerpo no acepta la energía de ellos, por eso me alimento de su carne y aun así no mejoro, me siento insaciable – tornándose sus ojos de un color rojo a sangre y transformando su cara

 

-          Lo sé – agachando la cabeza – siento mucho que te esté pasando eso y creo que ya podrás alimentarte de mí ya he arreglado todo aquí – mientras se tranquilizaba y volvía a la normalidad.

 

-          Ya he respondido esa pregunta, no me alimentare de ti, ya lo habíamos platicado – caminando y regresando el telescopio a su lugar – te di mi palabra y se cumplirla.

 

-          Me queda poco tiempo – susurrando

 

-          ¿Cómo que tienes poco tiempo? – volteando su cara y cambiando su semblante

 

-          Como lo oyes no creo tener más de 2 semanas para que deje este mundo

 

-          Es por lo ¿que estás haciendo?

 

-          No – regresando a su cama – la ocasión en que iba a morir tuve un sueño con mi madre ...

 

-          Si y tu madre murió cuando tu naciste, eso no tiene nada que ver – regresando el telescopio a su lugar – ya viste si puedes hacer algo por ti

 

-          Los médicos dicen que no ...

 

-          No con los médicos si no por tus contactos, hay algo ¿que puedas hacer tu?

 

-          No grites por favor, y no hay ninguna opción – agitándose – parece que has cambiado mucho en estos meses que en toda tu vida – sin que respondiera nada – si no lo haces de todas formas moriré – mostrando una sonrisa fingida.

 

-          Por cierto vi a tu hermana –viendo que se volteaba de lado de la cama – trate de ser lo menos doloroso el encuentro diciéndole que tenía que irme al extranjero por mis padres.

 

-          Te dije que no la volvieras a ver – se oía un poco molesta

 

-          Lo sé, pero no tuve oportunidad, ella me vio y yo no debo cambiar mi actitud por las investigaciones que están haciendo, soy una persona extraña a este pueblo.

 

-          .........

 

-          ¿Qué dijiste? – tratando de buscar su cara

 

-          Cuando te vayas deja la puerta cerrada –sin cambiar de postura

 

-          ¡Espera! que dijiste que no escuche – agarrándola de los hombros para que lo viera

 

-          ¿Lilian estas bien? - Abriendo intempestivamente la puerta y viendo una figura sosteniendo a su hermana - ¿qué le intentas hacer? – mientras se acercaba a la puerta y salía huyendo – espera no huyas cobarde - tomando un peine del buro para combatirlo – saliendo al balcón pero sin ver a nadie cerca – ¿estás bien hermana? – regresando al cuarto pero cerrando el balcón

 

-          Estoy bien ¿qué paso? – entre bostezos

 

-          Yo creo que quería hacerte daño, porque te tenía entre sus brazos, aunque no vi su rostro – se acercó a su cama - tu actitud de estos últimos días es muy rara, por eso te vine a ver.

 

-          Estoy bien, tal vez pensó que era una muñeca, todos saben que eres hija única – mostrando una sonrisa fingida para que se calmara.

 

-          No pienses eso de ti – abrazándola y guardando en su pecho el rostro de su hermana – tu eres mi hermana y te protegeré de hoy en adelante, sé que he estado muy distante contigo – mientras sentía Lilian que le humedecían el cabello

 

-          Hermana porque lloras – mirándola a los ojos.

 

-          No es por nada, no te preocupes, – limpiándose las lágrimas con su pijama – sabes que, hoy dormiré contigo que te parece – acomodándose entre las cobijas de Lilian.

 

-          Hermana, perdóname – ahogando su voz en el viento.

 

-          Dijiste algo Lilian – volteándose hacia ella

 

-          No, nada – dándole la espalda – buenas noches Angelique

 

Mientras en el techo de ese balcón estaba todavía su visita escuchando todo y poniéndose a pensar, en las palabras que escucho cuando pensaba en voz alta, el indultarse con su hermana por los hechos que ocurrieron al llegar a esa ciudad, todo daba una explicación lógica, pero ahora solo debía de seguir investigando antes de que pasara lo único que no es reversible en este mundo, aunque sus visitas con ella iban a ser limitadas o tal vez nulas, el vagabundo obscuro dejo ese balcón para llegar a su hogar, una cabaña en ruinas en las afueras del pueblo, en esa casa tenía bajo resguardo los libros oscuros que se llevaba del cuarto de Lilian, los guardaba en una repisa que estaba aún de pie en la sala principal, mientras que los libros malditos que él tenía antes los tenía en un baúl que siempre cargaba para ir a una nueva ciudad, era de un color oscuro con varios herrajes sin pintar daban la apariencia de dos alas una de un ave y la otra de un murciélago, con una unión de una rosa en donde se abría, saco casi todos y comenzó a hojear y a buscar algo que le respondiera una duda, sin embargo afuera se escuchó el crujir de las hojarascas, rápidamente se puso en alerta y dejo los libro y salió por el techo que estaba derrumbado, desde las alturas no se vislumbraba a nadie caminado cerca de ahí, estaba por regresar a su lugar de lectura cuando escucho detrás de él una voz que se le hizo muy familiar.

 

-          Veo que tus reflejos son buenos Dämon.

 

 

Notas:

ya saben si sinten que algo me falta como escritor me pueden mandar sus comentarios ya que son como retroalimentacion

Capítulo 4 por LAGDON_DARKNESS
Notas de autor:

todo listo para empezar el nuevo año y que mejor que terminar esta pequeña historia , este es el penultimo capitulo y ya casi estoy por terminar el otro capitulo, asi que les dejo este capitulo.

 

Capitulo 4

 

“Me siento como un estorbo para todos, aunque solo muestro lo que ellos quieren ver (a una niña tranquila y relajada de las cosas), desde que naci solo he conocido un ambiente tranquilo y normal en estas cuatro paredes que me protegen de todos los riesgos del exterior, antes de que conociera la muerte había leído libros en los que contaban de criaturas malignas como las llaman ellos, hacen de nuestras vidas un infierno pero lo que siempre he leído en común de ellos que son seres de los cuales nunca han sabido, ¿como eran antes? y ¿por que lo hacen?, algunos lo hacen por alimentarse como nosotros lo hacemos de los animales, otros por entrar a sus tierras queriendo algo de la forma “fácil”.

 

Nosotros destruimos bosques creando casas y nos alimentamos de los animales de ese lugar, nos hacemos daño a nosotros y a los que nos rodean por nuestras formas de vivir, sin embargo creo que nada se puede ver como malo y bueno en este mundo.

 

            En mi caso soy algo como que neutral naci de una forma muy trágica (por la muerte de mi madre) y vivo en una jaula de oro de la cual nunca podre salir, el trato familiar es un poco malo, por una parte no tengo ese lado paterno como toda hija debe de tener cuando tienes un padre, el piensa que soy la causa de la ruptura de mi familia y de mi madre ni hablemos, aunque la única persona que se me ha figurado como una madre y a la vez mi mejor amiga es mi hermana, ella me cuida de todo se queda a veces todo el día en mi cuarto jugando o hablando de cualquier cosa, me contaba libros que antes le había contado mi madre, esto no le gusto a mi padre y trato de que ella saliera y me dejara sola en casa aunque ella al principio no le gustaba yo le dije que estaría bien, las primeras semanas fueron pocas salidas y la veía algunos días a la semana pero mi padre por que estuviera mas lejos de mi la asigno a varias disciplinas algunas como pintura otras de cocina y también danza, aun con el tiempo libre que tenia llegaba cansada a mi cuarto y me trataba de hacer compañía a veces se dormía por el mismo. Su idea de alejarnos no le resulto hasta que alguien le dio una idea, mandarla a un internado de señoritas, era de gran excelencia no le aviso a mi hermana y ese mismo día la mando sin que supiera ella lo que pasaría, no supe nada de ella y me preocupaba, entonces una sirvienta la mas vieja de la casa llego comentándome que la habían mandado al internado, no se cuanto tiempo dure pasmada, me cubrí con mis sabanas mientras me dejaban la cena para esa noche, fueron pocos días me sentí tan sola y mi única amiga se había ido y tal vez para siempre, así que intente lo impensable, me levante con las pocas fuerzas que tenia y abrí la puerta del balcón que estaba en mi cuarto, sentí una brisa que movió mi cabellera, veía una gran plaza con gente en su vida diaria por primer vez veía algo que no estuviera detrás del cristal de las ventanas, fueron unos minutos en los cuales veía como gente comerciaba unos niños corrían entre los puestos y como paseaban algunas parejas jóvenes, sentía envidia de los que estaban afuera aunque fueran limosneros con hambre o vagabundos buscando la primera oportunidad para tomar algo y llevárselo a la boca. Estaba tan entretenida viendo esa escena cuando sentí como mi pecho se agitaba, ahogándome y arrodillándome en el balcón me arrastre hacia la cama, no se si dure horas tirada en el suelo tratando de llegar a mi cama, solo recuerdo haber llegado a mi buro donde estaba la comida sobre una bandeja de acero que tire por accidente, desperté entre varias personas desconocidas diciendo que me veía muy mal y que debían de hablarle a mi padre, volví a desmayarme y después de recuperar la conciencia estaba un padre de una iglesia que estaba rezando a un lado de mi cama y me decías que iría a un lugar muy bonito yo sabia que iba a pasar, solo deje de respirar y cerré los ojos . . .

 

-          Hola pequeña, me llamo adrian

 

-          ¿En donde estoy? - tallándose sus apaciguados ojos y levantándose del piso

 

-          Ven levántate estas en el limite de 2 lugares – ayudando a levantarse

 

-          ¿Qué lugares? y ¿tu quien eres?

 

-          Yo soy tu guardián, perdón hablo en pasado, este lugar es el vacio que hay donde estabas y el comienzo de lo que todos llaman el paraíso, el cielo, la utopía

 

-          Y hacia donde me voy – sin mostrar la cara.

 

-          … - notando algo que nuca había sentido – veo que estas muy tranquila con esto

 

-          Se que soy muy apegada a mi hermana, nunca he sido así con lo de dejarla, pero ahora se que solo he sido un estorbo, aunque nunca lo pensé ahora lo he visto – tartamudeando y comenzando a llorar.

 

-          Se que estas muy sensible – buscando una forma de tranquilizarla - tu nunca fuiste una carga, sabes que ella quería tener una hermana, para cuidarla y que fuera parte de su vida – recordándole pequeños fragmentos de su vida – tú, mas que nada fuiste una parte de la vida de tu hermana y no fue triste, el que te tuviera como hermana.

 

-          Pero si nunca hubiera existido estarían unidos, serian una bonita familia

 

-          Yo lo lamento mucho, en verdad… – levantando su cabeza con los ojos cerrados como si algo le hubiera llamado desde arriba – tengo una idea.

 

-          Que idea

 

-          Solo recuerda una cosa, yo ya no estaré contigo pero creo que tendrás mas tiempo para estar en este mundo, tu no eres un estorbo recuerda eso – mientras se acercaba a ella y le daba un fuerte abrazo.

 

Mientras estaba abrazada a esa persona de tez blanquizca con ojos de color morado y una cabellera rubia y larga, escuchaba una voz muy suave que trataba de calmarla con una canción que se le hacia muy familiar:

 

“Pequeña niña duerme tranquila

 

Sobre mis brazos que son una cuna

 

Mientras tú duermes

 

Yo te preparo un postre,

 

Con pequeñas dosis de amor

 

Tus ojos como dos estrellas en el cielo…”

 

-          Iluminan el firmamento – decía mientras se tocaba el pecho

 

Se oscurecía el cuarto conforme pasaba el tiempo en el cuarto, seria solo cuestión de tiempo para que el intentara entrar a su cuarto, solo tenía un problema, su hermana ella estaba observando las primeras estrellas que se observaban en el cosmos:

 

-          ¿Dijiste algo Lilian? – volteando a ver a la cama

 

-          No nada, son muy hermosas ¿verdad?

 

-          Si son muy bonitas

 

-          Dicen que esas estrellas fueron algunas vez hombres que hicieron grandes hazañas aquí en este mundo, es como una recompensa estar ahí arriba

 

-          ¿De donde los escuchaste?

 

-          Creo que de un sirviente o de un libro lo leí

 

-          Lo mas seguro es que sea de un libro – ocultando de donde escucho esa información

 

Lilia tenia pocos días que ya no veía a su amigo nocturno y eso le preocupaba, sabia que el en poco tiempo moriría, igual que ella, pero el si tenia una oportunidad y era que se alimentara de su alma, para ella ese ser oscuro no era un demonio que intentaba hacer daño solo por causarla si no por que era para que sobreviviera él.

 

Tenia la sensación de que alguien la observaba en el techo, ya sospechaba quien era, solo que no sabia como obtener unos minutos a solas para que pudiera verlo otra vez:

 

-          Hermana perdón pero tengo un poco de sed me puedes traer un poco de te

 

-          No te preocupes Lili, te lo hare como nos lo hacia mama solo que tardare un poco en lo que se calienta el agua – mientras dejaba el telescopio de lado y salía de la habitación.

 

-          Muchas gracias – mientras salía de la habitación

 

En cuanto salió ella se levantaba poco a poco, como si pesara una tonelada cada parte de su cuerpo, arrastrando sus pies, llego a la puerta del balcón, solo para encontrarse que tenia un candando que ella no había visto, tal vez lo puso su hermana para que nadie entrara por ahí otra vez, no sabia que hacer estaba contra tiempo y no podía abrir esa puerta, lo único que vio libre fue la puerta, nunca había caminado mas allá del cuadro de la puerta de su cuarto, tenia poco tiempo para que subiera, camino con todas las fuerzas que tenia aun, abrió la puerta y salió de su habitación para encontrarse con un pasillo que tenia varias habitaciones, tal vez serian de la servidumbre que estaba a su cargo del cuidado, estaban en total oscuridad y seguramente durmiendo, su hermana casi no les pedía nada ya que le gustaba hacer las cosas por su cuenta acto que le reprochaba su padre, sin embargo ese pasillo con paredes alfombradas y relieves en las esquinas daba un aspecto tétrico por la oscuridad de la noche, ella no tenia miedo a nada solo que su actitud cambio por que estaba afuera de su cuarto, no sabia lo que podía ocurrir, siguió caminando a donde sabia estaba el cuarto de su hermana estaba, al fondo del pasillo siguió caminando sintiendo la fatiga, llego al cuarto de su hermana toco el picaporte y abrió el cuarto, era de un color suave y casi tenia las mismas dimensiones que el suyo, vio donde estaba el balcón y llego a el, lo abrió y se acerco al barandal aun tenia la vista del hacia la plaza y vio que entre los edificios estaba una figura, cuanto lo vio alzo un brazo para decirle su ubicación, entre saltos que se veían algo ligeros llego a su lado, la luz de la luna mostraba que tenia varias heridas y estaba ensangrentado, sus ropas rasgadas y casi destruidas, se colocaba al frente de ella y después se caía en el suelo:

 

-          ¿Qué te paso? – asustándose por verlo así desecho

 

-          Me encontré con unos viejos amigos, ahora vine a verte por que . . .

 

-          ¡Lilian donde estas! – se escuchaba en el pasillo

 

-          Mi hermana, rápido no tenemos tiempo – acercándose a el

 

-          Espera, te tengo que decir algo

 

-          Ya no tengo fuerzas parta seguir respirando – se balanceaba como si se fuera a desmayar y sosteniéndola para que no se golpeara fuertemente

 

-          Tu otra vez, no dejare que te la lleves – corriendo hacia el – deja a mi hermana en paz

 

Todo había pasado en pocos minutos, Lilian estaba a punto de morir, su hermana haría todo por que no le hicieran daño y el que había librado una batalla que gano y con esto obtuvo información. No sabia que hacer, así que solo la abrazo y un brillo ilumino a todo el lugar, desde el balcón rodeando su habitación, y la plaza que estaba vacía tuvo un reflejo de la luz que despedía ese balcón, fueron cuestión de segundos que duraron como si una estrella fugaz hubiera pasado muy cerca de ese lugar.

 

 


Continuara.

 

Notas:

uhh que suspénso dejo a veces pero ya solo falta un capitulo, les agradezco a los pacientes lectores que todavia siguen la historia pero he tenido poca imaginacion como que se fue toda la idea y despues tuve que estructurarla de nuevo en mi cabeza y pues ya ven a poco de terminar

Capítulo final 5 (primera parte) por LAGDON_DARKNESS
Notas de autor:

bueno aqui con la historia que pensaba que acabaria mas rapido pero bueno, trate de darle un buen final y de verdad que me descalabre la cabeza pro buscar uno que me satisfaga pero intente hacerlo, pero sin mas este final sera en 2 partes uno donde algunos se tranquilizaran y la segunda parte .... bueno ya despues lo subire en una semana.

espero que les guste y que lo disfruten

-          ¿Y que paso? – decía un niño con una seriedad como si dependiera su vida de la respuesta

-          En que la chica…

-          Vamos cariño, deja a tu tía en paz – se acercaba una señora muy joven con un vestido largo pero ligero, mostrando que comenzaba la primavera

-          Pero mamá, que no ves que me esta contando una historia muy divertida – haciendo un puchero y mostrando mas sus ojos verdes mas grandes

-          Tranquilo hijo, primero vamos a comer y después te contara el final ¿entendido? – tornando su cara con una ligera sonrisa

-          Esta bien mamá – caminando fuera del cuarto para irse a lavar las manos

-          Este niño, lo harás muy imaginativo, sabes hermana – sentándose en una silla que se acerco

-          Pero esa historia fue real, no lo recuerdas

-          Si, pero nunca mas me dijiste que paso

-          Por que no lo recuerdo muy bien … – notando una media sonrisa

  


 

 

Esa noche la luz cegó todo el lugar fue como una rayo que anunciara una tormenta , los únicos presentes después de este hecho solo eran dos chica una tirada en el piso como si la luz la hubiera desmayado, después de esto no sucedió otra cosa que ligeras gotas de lluvia que empezaron a humedecer la plaza, el único ruido que se escucho además de la lluvia fue un grito: “Lilian”, todos los que vivían en la casa mayordomos y sirvientas se levantaron y fueron a ver de donde provenía el grito cuando vieron a una de las hijas del dueño de la casa fueron a auxiliarla, pensaban que estaba muerta por que sabían de su estado de salud, lo único que pudieron hacer fue llevarla a su cuarto y llamar rápido a un medico para que la examinara, su hermana estaba muy preocupada, sabia que una persona se la quería llevar y que si salía de su cuarto las impurezas en el aire fuera de su cuarto la harían debilitarse teniendo causas muy mortales, el medico dijo que estaba son una fuerte fiebre y agitamiento producto de la misma fiebre, declaro que seria muy difícil y tal vez nula la posibilidad de que sobreviviera las ultimas horas de la noche, su hermana se había soltado a llorar mientras que la servidumbre también sentían esa impotencia de no poder hacer nada, algunos de ellos la conocieron como era y otros con solo saber que existía les daba una luz en su vida.

El padre de las niñas estaba regresando al igual que la luz del sol madrugador comenzaba a iluminar los techos de las casas, el carruaje lo dejo en la entrada húmeda de su casa pareciese que solo cerca de su casa llovió por que en los alrededores estaba seco, por fin fue caminando cuando vio que nadie lo recibió en su casa el exasperado, fue a buscarlos viendo que nadie estaba en su lugar de trabajo hasta que llego al cuarto de su hija menor, todos estaban ahí algunos rezando otros llorando irremediablemente, en cuanto vieron a su amo algunos se fueron a su trabajo mientras que otros se quedaban un poco mas, cuando llego a la cama de su hija vio que estaba tomándola de las manos su hermana mayor:

-          ¿Que pasa aquí? – dijo el señor irritado – ¿por que todos están aquí?

-          Mi hermana esta a punto de morir – con los ojos llenos de lagrimas y muy hinchados.

-          Eso tenia que pasar – cambiando su semblante a uno serio pero con un tono triste en sus palabras

-          ¡Como dices eso! – sintiendo una ira hacia el – tu nunca tuviste la decencia de venir a verla, de saber como estaba – soltando las manos de su querida hermana – tan solo la menospreciabas y hasta la odiabas – acercándose y dándole unos golpes en su pecho

-          No es como te lo imaginas – viendo hacia la cama – ella fue la hija que quería tu madre, yo estaba feliz de tenerte a ti, pero tu madre quería que tuvieras a una hermana para que no te sintieras tan sola – recordando el pasado con un aire de melancolía – al principio no la quise por que ella mato a tu madre

-          Eso es una estupidez, mi madre sabia de los riesgos y los tomo – gritando con ira – ella pensó que nos cuidarías igual, somos tus hijas, somos el producto del amor entre ustedes dos

-          Lo se, después sentí el remordimiento de que nunca saliera de este cuarto

-          ¿Que estas diciendo?, tu nunca viste por ella

-          Si lo hice por medio de los sirvientes, también sabia de que estaba muy mala cuando te mande al internado, no quise que tu pasaras por lo mismo que yo – saliendo una lagrima de sus ojos – es por eso que nunca me quise encariñar con ella, por que me sentiría mal de no haber estado en su vida como tu mama lo quería.

Lilian sentía un gran esfuerzo el respirar pero como fue pasando la noche, logro recuperarse como si se tratara de otro nuevo milagro, cuando estaba mejorando escucho la platica de su hermana y su padre, desde la confrontación entre ellos hasta cuando ellos estaban llorando, sin embargo ella paro la pelea cuando levanto medio cuerpo.

-          Pueden dejar de gritar – diciéndolo de manera muy imperiosa

-          ….

-          ….

-          ¡Lilian! – diciendo los dos al mismo tiempo

 

           


 

Para la hermana de Lilian esa noche fue muy trágica, alguien se quería llevar a la única hermana que había tenido, y que casi muriera por esa imprudencia, al otro día fue como si se volviera a escribir de otra forma esta historia, su hermana despertó y tenia la fuerza de levantarse y días después ya podía salir, su padre trato de estar en las vida de ellas dos todo lo que pudo.

Para la hermana de Lilian esto fue lo que había deseado, salir con su hermana y ser como todas las personas que convienen entre hermanos, logro tenerla hasta en el momento mas feliz para su hermana, su boda, se caso con un empleado de su padre, el estaba muy en contra de eso pero Lilian le hizo recordar como eran antes y como fue que llego a tener todo al cabo de un año tuvieron un hijo llamado Víctor, Lilian en cambio se quedo en su casa para estar cerca de su padre mientras este estaba adaptándose de la salida de su hija de su casa, pero en cuanto llego su nieto esto fue olvidado y mejoro aun su felicidad por tener descendencia, por que tenia un nuevo cariño hacia su nieto Víctor, su padre en varias veces le había preguntado a Lilian acerca de un novio un pretendiente pero ella negó y no tenia alguno en mente.

-          Disculpe señorita Lilian hay una persona que quiere verlo – le decía interrumpiendo en la sala donde había estado su sobrino

-          Tenias una visita para hoy – preguntaba su hermana que estaba casi saliendo del cuarto

-          No – pensando, sintiendo un llamado de sus sentidos – hágalo pasar al jardín y ofrézcale una taza de café.

-          Como usted ordene señorita – saliendo del cuarto.

-          Tal vez sea una persona que viene a comprar una de tus obras de artes – decia su hermana – además te has hecho muy conocida por tus obras de arte, pero a mi no me gustan

-          Es que yo tengo una inspiración que no te agrada, algo que todo mundo tiene en su ser, la oscuridad y la bondad unidos, mi maestro decía que era muy religioso eso y que debería hacer mejor paisajes de bosques de mi ciudad o algo así

-          Si, eso hubiera dicho también, me hacen recordar la noche en que mueres – dándole escalofríos

-          Pero no morí y además con eso pude ser una persona normal ¿no?

Notas:

que les parecio. Por que digo que por fin voy a terminar un escrito con mas de un capitulo, por que los que tengo con mas de uno no los he terminado jejeje

espero que puedan esperar para sacar el capitulop final en una semana ya esta en edicion y correccion (alabad a word) pero tambien les doy una atenta invitacion para que pasen por los demas fanfic que tengo y me den su opinion al respecto.

Capítulo 6 Final (parte 2) por LAGDON_DARKNESS
Notas de autor:

bien damas caballeros y demas personas que esten leyendo este capitulo, espero que este sea para ustedes un buen final, ya que tenia un millon de finales y ninguno me dejaba ese buen sabor de boca, por mi parte dejare que ustedes lo decian y lo disfruten asi que sin mas aqui el ultimmo capitulo de este cuento hecho para todos ustedes.

   --- en el jardín ---

Tenia una extensa área cubierta con pasto y algunos arboles que tenían flores, en las rejas lo cubrían las enredaderas creando un ambiente de un boque estando en una residencia privada, cerca de la pared tenia varias estatuas que tenían diversas figuras desde animales mitológicos hasta personas posando como en varias situaciones sentimentales, en el centro de este tenia un pequeño espacio donde tenia una mesa junto con varias silla donde podía recibir a pequeños grupos para cualquier ocasión, y en frente estaba una estatua de mármol blanco el mas fino y reluciente que se podía observar a comparación de las demás estatuas, estaba muy detallado en sus grabados.

En este caso no era la excepción ya que recibía a una persona que no conocía, tal vez quería ver sus obras para alguna colección o alguna estatua para el gobierno

-          Espere aquí señor, en un momento – haciendo una breve reverencia – quiere el señor algo de tomar

-          No gracias – viendo el jardín – disculpe se que es parte de la fiel servidumbre pero me podría responder una preguntar, desde hace cuanto que esta esa estatua

-          Tiene cerca de 10 años, – una tercera voz que estaba llegando vestida con un gran vestido de verano y que cubría su delgado y estético cuerpo ­– yo la hice fue mi primera escultura, mi padre ordeno que se le pusiera aquí y no esta a la venta señor …

-          Llámeme Hermes – volteando a verla por que estaba a espaldas de ella – es un gusto el conocerla

-          Pero si eres tú – sorprendida de ver a esa persona - ¿Cómo es posible?

-          Esa es una larga historia…


_____________________________________________________________________________


 

-          Que buenos reflejos tienes dämon – le decía una voz detrás suya – pero recuerda que hay clases – dándole una patada que lo mando al suelo.

-          Quien rayos eres – le decía mientras se levantaba y se ponía en posición de ataque

-          Que acaso no me recuerdas, o no me has visto en algunos de tus sueños – hablaba con un despotismo – vine a ver como seguías atormentando a la gente de este pueblo pero veo que no te puedo dejar sin supervisión mía

-          De que diablos estas hablando – le decía mientras se tocaba una costilla que se sentía rota

-          Mira, hasta hablas como uno de ellos – corriendo y asestándole un golpe en la cara – y no te puedes recuperar de estos ataques, creo que voy a comenzar desde cero otra vez

Esta vez todo había dado un giro muy radical que estaba asustándolo, se sentía vulnerable, sintió un fugaz recuerdo de cómo se sentía ella al no poderse valer por si mismo. Esa criatura que tenía un cuerpo delgado con aspectos muy refinados y una vestimenta muy formal, estaba hablándole como si de años se conocieran, estaban afuera de la cabaña donde estaban todas sus cosas. Estaba frente a esa persona que lo llamaba dämon y tenia bastante rato de estar peleando estaba sangrando por la nariz y boca, durante los tiempos en que estaban alejados, su oponente le comento quien era, era su amo que venia a ver como estaba su esclavo, a el lo habían hecho esclavo por obra de un ritual de magia negra, no tenia nada que ver con el solo que lo habían llevado con engaños, cuando fue hecho el ritual el fue el sacrificio pero algo ocurrió mal, el demonio que habían conjurado uso ese sacrificio para hacerlo una marioneta y que infundiera terror en este mundo y que tenia que estar recolectando almas y la energía del cuerpo para poder seguir vivo. El no lo sabía pero conforme le estaba recordando lo que le había pasado, tuvo un rencor infinito hacia el, fue entonces cuando recordó un conjuro que estaba leyendo de los manuscritos solo que algo tenía en contra se ese conjuro:

-          Ya sabes todo lo que tenias que saber ahora te harás de menor rango, ya no tendrás una identidad, solo estarás en movimiento por una razón, la sangre – acercándose hacia el y levantando una mano.

-          Eso lo veremos – estando son una rodilla en el suelo y esperando a que se acercara

-          Veo que desde hace unos meses cambiaste mucho, pero no importa volverás a tus andanzas, no como una persona sino como un animal maldito – estando a poco pasos.

Teniéndolo cerca comenzó a hacer un conjuro sobre el piso y a nombrar cosas en idioma antiguo fue así como salieron unas lianas del piso el cual junto a los dos en un amarre:

-          Veo que has usado los libros de los hombres – viendo las lianas y teniendo frente a frente en esa situación – pero te diré que yo soy mas poderoso y puedo sobrevivir a esto

-          Yo no quería matarte con esto solo te quería tener sujetado y cerca de mi – acercando su boca al cuello y mordiéndolo

-          Pero que estas haciendo

El polvo que se levanto en el lugar no dejaba ver que había pasado, pero cuando estaba quitándose, se veía a una persona arrodillada y que se sujetaba las sienes y después sus brazos, estaba tratando de asimilar todo el poder que su “amo” tenia, estaba sintiendo toda la furia el gusto por la sangre y riéndose de la desdicha de los demás, sus ojos se estaban tornando en una oscuridad total sin iris ni partes blancas, como si lo que tuviera dentro era el ambiente de las tinieblas, estaban entre la piel y sus músculos pequeñas bolitas que estaban moviéndose por todo su cuerpo, después se jalo el cabello que tenia, esta transformación era por haber obtenido el poder de su maestro y tenia que soportar todo lo que el tenia en su ser, fueron unos minuto en los cuales sufrió lo inimaginable.

Por fin logro controlar los poderes que había adquirido, sentía que su poder se había incrementado además de las habilidades, pero algo lo estaba preocupando y era que sabia de todas las almas que estaban sufriendo en el pueblo era como ser el acompañante de los que están próximos a morir, sin mas supo que su amiga Lilian moriría lo mas rápido posible, que era su hora.

Corriendo mas rápido que un animal de tiro llego entre los techos cercanos a la mansión donde vivía, desde lejos vio que estaba con un gran candado, Lilian había sacado a su hermana con algún pretexto y fue como supo que tendría que ira al cuarto de su hermana ya que ella tenía un balcón sin candado. Llegando con pequeños y lentos pasos logro abrir tan solo el cuarto y viendo a una persona como llego desde un techo que estaba al frente vio que se parecía a su amigo que siempre venia en las noches solo que algo había cambiado en el:

-          ¿Qué te paso? – asustándose por verlo así desecho

-          Me encontré con un viejo amigo, ahora vine a verte por que . . .

-          ¡Lilian donde estas! – se escuchaba en el pasillo

-          Mi hermana, rápido no tenemos tiempo – acercándose a el

-          Espera, te tengo que decir algo

-          Ya no tengo fuerzas parta seguir respirando – se balanceaba como si se fuera a desmayar y sosteniéndola para que no se golpeara fuertemente

-          Tu otra vez, no dejare que te la lleves – corriendo hacia el – deja a mi hermana en paz


 ______________________________________________________________


 

-          Y así es como sobreviví de mi “maestro” – diciendo son sorna la palabra maestro

-          Como es posible que lo lograras – sobresaltándose mucho Lilian – ese conjuro es mortal ya que tanto el demonio como el orador del conjuro mueren

-          Eso no es tan cierto, debes de dar el sacrificio de tu vida mas no te pides que debas morir en ese momento, pude sobrevivir con la energía obtenida y podría vivir hasta 100 años mas, pero con el conocimiento de el vi que podía hacer algo por ti – notando que se tocaba el corazón

-          Así es, yo te cedí toda la energía, aunque fue muy difícil por que también estaba limpiando la misma – caminando hacia la estatua – lo que después paso fue que yo estaba en el limbo junto con otra persona.

-          Tu ángel de la guarda

-          Un ángel si pero este era un juez y estaba ahí para decirme algo

 


 ___________________________________________________________________________


 

 

-          ¿Donde estoy?

-          Estas en la línea de la vida y la muerte – se oía una voz de carácter fuerte en el lugar

-          Y que hago aquí

-          Solo te vine a anunciar tu pena

-          Pero ¿por que o de que se me acusa?

-          Se te acusa de actos malvados y una asociación con un ser del inframundo

-          Pero si yo fui el sacrificio en ese ritual donde me encadenaron a un demonio

-          Eso no es excusa, se te declara culpable

-          Creo que tienes razón - aceptando la culpa

-          Pero también tienes otros cargo

-          ¡Mas!

-          Si … el haber inducido a una chica el uso de la libros oscuros

-          A ella no le hagan nada yo fui el que la manipulo, yo seré el que cargue con eso

-          Eso ya lo veremos después, pero también tu fuiste capaz de doblegarte de tu amo, también lo derrotaste y usaste todo su poder para salvar una vida, por todo esto se te ha redimido, todos tus delitos anteriores y también de los que estuvieron a tu lado haciéndolos, y además de esto como disculpa mi señor te ha dado una nueva vida.

 


_______________________________________________________________________________


 

-          Y es así como estoy aquí – acercándose a ella y abrazándolo

-          Me alegro de que estés como un humano – sintiendo en el pecho una humedad

-          Y a mi también – acariciándole su cabello – y sabes que se lo que me dijiste esa noche que te enojaste

-          Cállate y solo abrázame

Después de esto todo fue normal, Hermes era un hábil comerciante de arte y Lilian creaba pintura y esculturas que lograban cautivar a todos, para ellos dos su relación anterior los había hecho muy cercanos y asi con este antecedente se hicieron esposos y tuvieron dos hijos de los cuales siempre les contaba una historia muy particular como lo hacia con su sobrino una que mostraba que aun con las adversidades se lograba tener lo que uno quería solo se necesitaba esa fuerza del corazón que todos aun los que no lo demuestran tienen en su ser.

Se dice que cuando ellos murieron todo el pueblo lloro por sus amados ciudadanos pero que dos estrellas habían nacido justo como si ellos subieran al cielo a iluminar a todos con sus vivencia que tuvieron

 

Fin.

Notas:

aqui tengo que poner los creditos y todo eso no?

ok:

lilian - lilian

ser extraño - hermes

hermana de lilian - se nos olvido preguntarle

hermes -hermes

demonio 1 - john

y a todos los demas muchas gracias.

bueno aqui se acaba esta historia por mi parte aviso por esta historia de la otra que tengo llamada "The lagdon crhonicles" y pues si te interesa una historia de accion y algo rara ahi esta solo dale un clic y revisa la idea.

tambien con otra hsitoria pero esa si esta estancada que son una serie de varias historias en one-shots.

asi que fue un gusto que llegaran hasta aqui y leyeran esta historia.

Adios

Esta historia archivada en http://www.fanfic.es/viewstory.php?sid=22602