Un Basquetbolista Y Una Nerd Rebelde. por Hitomi Uzumaki
Summary:

¿Qué pasaría si dos polos opuestos se atraen? Ella al conocerlo por primera vez lo detestara  al igual  él a ella, pero ambos se darán cuentan que tienen algo en común que los une. Pero esa indiferencia de aquella chica es lo que más le atrae.

 

Los personajes de Slam Dunk no me pertenecen son del grandioso  Takehiko Inoue.


CategorŪas: SLAM DUNK Personajes: Ninguno
Generos: Romance
Advertencias: Ninguno
Desafio:
Serie: Ninguno
CapŪtulos: 28 Finalizado: No Numero de palabras: 98049 Leido: 42093 Publicado: 04/01/2011 Actualizado: 04/10/2015

1. Capítulo 1.-Prometí Cambiar. por Hitomi Uzumaki

2. Capítulo 2.-Dana en problemas. por Hitomi Uzumaki

3. Capítulo 3.-Una nueva alumna en la preparatoria Shohoku. por Hitomi Uzumaki

4. Capítulo 4.-Decidiendo El Futuro De Dana. por Hitomi Uzumaki

5. Capítulo 5.-Dos Corazones Solitarios. por Hitomi Uzumaki

6. Capítulo 6.-Preparandome para un largo viaje. por Hitomi Uzumaki

7. Capítulo 7.-Llegando a mi destino y Shohoku contra Miuradai. por Hitomi Uzumaki

8. Capítulo 8.-Problemas En Mi Primer Día De Clases. por Hitomi Uzumaki

9. Capítulo 9,-Un encuentro Desagradable 1era parte. por Hitomi Uzumaki

10. Capítulo 10.-Un Encuentro Desagradable 2da. Parte por Hitomi Uzumaki

11. Capítulo 11.-La consecuencia de mis actos 1era. parte. por Hitomi Uzumaki

12. Capítulo 12.-La consecuencia de mis actos 2da. parte. por Hitomi Uzumaki

13. Capítulo 13.-Una invitación a cenar. por Hitomi Uzumaki

14. Capítulo 14.-Una nueva amistad. por Hitomi Uzumaki

15. Capítulo 15.-Una Situación Difícil. por Hitomi Uzumaki

16. Capítulo .-Una Amistad Rota. por Hitomi Uzumaki

17. Capitulo 17.- El concurso. por Hitomi Uzumaki

18. Cap√≠tulo 18.-¬ŅPor qu√© estas siempre en mi mente? por Hitomi Uzumaki

19. Capítulo 19.-La Soledad De Dana. por Hitomi Uzumaki

20. Capítulo 20.-Una Cita Inesperada. por Hitomi Uzumaki

21. Capitulo 21.- Planes contra Mitsui. por Hitomi Uzumaki

22. Capitulo 22.- Admirador Secreto. por Hitomi Uzumaki

23. Capitulo 23.- Reunión De Amigas. por Hitomi Uzumaki

24. Capitulo 24.- El Partido Entre Shohoku y Takahata. por Hitomi Uzumaki

25. Capitulo 25.- Mi Primera Cita. por Hitomi Uzumaki

26. Capitulo 26.- Un Día Amargo. por Hitomi Uzumaki

27. Capítulo 27.- Los Sentimientos de Dana 1era parte. por Hitomi Uzumaki

28. Capítulo 28.- Los Sentimientos de Dana 2da. Parte. por Hitomi Uzumaki

Capítulo 1.-Prometí Cambiar. por Hitomi Uzumaki

 

Amanece un día caluroso en la central de Kanagawa era viernes,  estaba un chico de ojos azules mirando aquel cielo  azul y despejado. – Hoy no habrá practica el capitán Akagi nos dio este día de descanso, ya que hoy no  hubo clases en la preparatoria.

Ya era necesario, mi vida de ahora en adelante dará un giro diferente desde que me volví a incorporar al equipo de Shohoku, aunque me costara un poco de tiempo que mis compañeros me acepten.

 hace un mes atrás yo y mis amigos bueno si eso se les puede decir amigos, fuimos a Shohoku a darle su merecido a Ryota Miyagi y golpeamos a todos los del equipo, pero fuimos vencidos por aquellos chicos de primer año, Hanamichi Sakuragi y su ejército así se hacían llamar para ser sincero son muy fuertes esos cinco.

Pero de hoy en adelante le prometí al profesor Anzai que jamás volvería a pelear. –Aquel chico iba sumergido en sus pensamientos cuando es sacado repentinamente por una voz conocida por él.

 

– ¡Mitsuito!

– ¡Sakuragi! Cuantas veces te tengo que decir que no me digas así torpe.

–Está bien Mitsui, que haces  por aquí de seguro estas esperando a tu novia verdad. –dijo Hanamichi con una sonrisa picara hacia su amigo.

– ¿Qué tonterías dices? Sakuragi no estoy esperando a nadie  salí a pasear solo.

–No, te creo de seguro aquí te citaste con tu novia y no me quieres decir.

–De verdad que contigo no se puede. –expreso Mitsui. –pues a todo esto tu que hace por aquí Sakuragi no me digas que tu si tienes una cita.

Sakuragi se le quedo viendo y se sonrojo levemente, – Pues si Mitsui aquí nos quedamos de ver ella y yo.

 

–Ella y tú, ¿Quién es ella si se puede saber?

–Te lo voy a decir pero me prometes que no se lo dirás a nadie.

Mitsui solo lo miro y asentó con la cabeza positivamente no entendía por qué tanto misterio de que el salía con una chica.

–Estoy saliendo con Haruko.

Aquel chico de ojos azules se sorprendió a escuchar a su amigo con quien salía– ¿Con la hermana del capitán Akagi?

–Si exactamente, si el Gori se entera de seguro me matara por eso ella y yo estamos saliendo a escondidas–contesto Hanamichi con aquella sonrisa  que lo caracterizaba.

–Pues no te preocupes yo no diré nada amigo.

–Gracias Mitsui.

En eso son interrumpidos por aquella chica de cabello negro y ojos azules – ¡Hanamichi!

–Hola Haruko–dijo Mitsui.

Ella le contesto amablemente aquel saludo. –Hola Mitsui.

–Nos vamos Haruko–acoto Hanamichi.

–Si–ellos se despiden de Mitsui pero antes Hanamichi lo invito a ir con ellos ya que se había quedado de ver con sus demás amigos e iban estar también Ayako y Ryota.

Mitsui le dijo que no,  que tenía que hacer otras cosas y le agradeció la invitación, Haruko y Hanamichi se alejaron dejándolo solo.

El camino así la playa sinceramente él quería estar solo meditar bien todo lo que estaba sucediendo a su alrededor, a pesar de las cosas que hizo sus padres lo habían perdonado y tenía que ganarse de nuevamente la confianza de ellos.

Mitsui miro hacia el mar, suspiro y dijo en esos momentos en voz alta – ¿A caso soy el único chico que sufre estas cosas en el mundo? Es un castigo por haber hecho cosas malas en el pasado. –sobre su rostro rodaron  lagrimas que no había podido contener.

En ese momento escucho una voz que lo interrumpió– ¡Eres tu Hisashi Mitsui!  Fue sacado  nuevamente de sus pensamientos y se seco aquellas lagrimas al mirar hacia atrás,  miro  aquella figura era de una chica…

 

Acá en Nueva York en la preparatoria  Madison, en los pasillos de este mismo lugar una chica de unos quince años de edad golpea a un chico tirándolo al piso.

Aquel chico al caer miro que de su nariz salía sangre de ese fuerte golpe recibido por aquella chica  y sonrió limpiándose la sangre con la chaqueta de su uniforme.

 

–Vaya muñeca sí que sabes pegar fuerte, por eso me gustas –dijo aquel chico.

–Es para que aprendas a respetarme tarado y no soy muñeca  mi nombre es Dana y espero que con esto no te vuelvas a meter conmigo.

En eso  se escucho un grito– ¿Brian que te paso? –se acerco una chica rubia de ojos azules  y se inca al lado  de  ese chico, que aun sangraba de la nariz.

–No, es nada es que tu prima me golpeo de la nada.

– ¿Qué dices? ¿Qué te pasa Dana? Eres una salvaje como te atreves a golpearlo–Ashley  le da un pañuelo a su novio para que se limpie la nariz– ¿Cómo te sientes mi amor?

Dana solo miraba aquella escena – ¡Uff! ¿Qué  patético eres? –dijo aquella chica  cruzándose de brazos.

 

En ese llego Bree y su novio  al ver a Brian  en el piso.

– ¿Qué te sucedió Brian?–pregunto Bree  sorprendida.

–Pues Dana lo golpeo –corroboró Ashley  molesta con su prima.

– ¿Qué? –exclamo aquella chica de cabello, castaño y ojos color café. –Pues esto no se quedara así ahora mismo voy por la directora Jones.

Aquella chica se retiro para ir avisarle a la directora de la escuela.

–Vaya amigo así, que una chica te puso en tu lugar –musito Kevin burlándose de él.

– ¡Cállate Idiota!

Ashley ayuda a su novio a  levantarse, ella no contenta con lo sucedido – ¿Por qué lo golpeaste Dana?

– ¿Pregúntale a tu noviecito? Es un miserable –respondió aquella  chica de cabello negro lo tenía sujeto,  solo a los lados de su rostro dejaba caer mechones de su cabello pintados de color azul y parte de su rostro estaba cubierto con su fleco.

En eso momento le hablaron a Dana, era una chica no muy alta de cabello negro a la altura de los hombros y ojos color negros como su cabello.

–Sí, vamos Drew no soporto ver esta escena tan patética. –ella dio media vuelta para irse, cuando…

–A dónde vas, esto no se quedara así, le diré a mamá y te castigara.

Dana siguió caminando sin hacer casos de las palabras de su prima, en ese instante.

–A donde va señorita Dana con tanta prisa, le quiero ver ahora mismo en mi oficina al igual tu Brian tendrán que darme una explicación por este comportamiento, así que vayan ahora los alcanzo y cuidadito con hacer mas escándalo.

Tanto como Dana y Brian  se dirigen a la oficina de la directora Jones, pero Jenny iba con ellos también.

Llegan los tres pero a la oficina solo  pasan Dana y Brian para adentro, ella se sienta en una de las  sillas para esperar a la directora., al igual Brian se sentó a un lado de ella y no la dejaba de mirar.

 

Acá en Japón aquel  chico de ojos azules al mirar aquella chica se sorprendió– ¡Serena eres tú!

–Si, Hisashi soy yo–contesto aquella chica de cabello  corto hasta un poco  más abajo de los hombros color castaño y ojos color miel, el  aire jugaba con su cabello ya que estaba haciendo un poco de aire.

El se acerco a ella ya que  estaba a unos cuantos pasos de Serena.

 

–Ya tenía mucho que no te veía.

–Sí, hace aproximadamente dos años desde que me salí  de la secundaria Takeishi  cuando estaba a mitad del primer año –respondió ella con una sonrisa encantadora esto hizo que él se sonrojara. –En que preparatoria estas. –pregunto Serena interesada en saber.

–Estoy en la preparatoria Shohoku.

– ¡En Shohoku! –expreso Serena.

–Sí y tú. –pregunto Mitsui aquella chica.

–Pues apenas acabo de llegar del extranjero.

– ¿En serio?

–Claro, por eso el lunes  empezare en mi nueva escuela.

–A cual vas a asistir.

–Ni te imaginas a cual Hisashi.

–Mmmh  por lo lista que eres de seguro vas a Ryonan o Kainan.

–Pues te diré–apenas le iba a contestar cuando en ese momento le hablan a ella.

– ¡Serena! ¡Serena!

–Luego nos vemos Hisashi tengo que irme. –ella dio media vuelta para marcharse.

– ¡Espera! –exclamo Mitsui.

Ella se da la vuelta y se acerco a él y le dio un beso en la mejilla despidiéndose de él, Mitsui vio como aquella chica se desvanecía en el horizonte y él había quedado sorprendido por aquel beso de esa chica y además era muy bonita.

–Como ha cambiando Serena.

Ya estaba cayendo la tarde cuando él se retiro de la playa tenía que llegar temprano a casa.

Mientras en la universidad de Madison, Dana al ver que aquel chico no la dejaba de mirar.

– ¿Qué sucede a caso no escarmientas verdad? –musito con algo de fastidio aquella chica. –ella se levanto de su asiento ignorando totalmente a Brian,  se dirijo hacia la ventana que daba hacia al campo de futbol, donde mira a los chicos y las porristas entrenado.

Brian se dirigió a ella y aun no escarmentaba por lo que había pasado, la acorralo contra la pared– ¿Con un demonio Dana?  ¿Por qué  no me haces caso? Cualquier chica muere por salir conmigo ya que soy el capitán del equipo de futbol americano y popular aquí.

–Pues yo no me muero por salir contigo, además tú sales con Ashley  mi prima ya que ella es capitana del equipo de porristas y son novios o no.

–Sí, pero si tú me lo pides que la deje en este momento termino con ella–acoto aquel chico tocando el rostro de Dana.

 

continuara...

 

Notas:

espero les guste y sea de su agrado.

Capítulo 2.-Dana en problemas. por Hitomi Uzumaki

 

 

 

 

–De verdad que eres un patán –espero que mi prima se dé cuenta que clase de fichita eres–exclamo ella aventando la mano de ese chico que le toco el rostro.

 

Aquel chico solo sonrió malosamente –Nunca se enterara, además ella está loca por mí y a ti nunca te creerá si se lo dices.

 

–Mmm tienes mucha razón, si se lo digo yo nunca me creerá, saldría perdiendo ante ti, así que no insistas y vete sabiendo que chicos como tú no me gustan los detesto.

 

Brian la tomo del mentón y la iba a besar a la fuerza, pero ella  le dio un puntapié y logro zafarse.

 

 –Esto no se va aquedar así, me las pagaras tarde o temprano, tú me rogaras que salga contigo.

 

–Eso jamás sucederá, aunque el mundo se acabe y seas el último hombre en la tierra, no saldría contigo.

 

En eso entro la directora y se sentó enfrente de ellos y los miro a cada uno– ¿Ahora qué pasa con ustedes dos? Tu Brian que es ese comportamiento, siendo uno de nuestros mejores jugadores y Dana que eres unas de las alumnas más destacadas de esta universidad me pueden decir ¿Qué paso allá afuera?

 

Los dos quedaron en silencio, ni uno ni otro decía nada, esto hizo molestar a la directora Jones –Bueno veo que no me dicen nada, uno de ustedes lo hará. –Haber Brian que paso y ¿porque te golpeo Dana?

 

El miro a Dana –Pues realmente no sé porque me agredió ella, yo solo le pregunte sobre un trabajo que nos dejo la Srta. Hoffman y de la nada se abalanzo sobre mí y me golpeo ¿eso fue lo que paso? –contesto aquel chico de cabello castaño y ojos  azules con una sonrisa encantadora a la directora. –esa era la forma de zafarse de problemas este chico.

 

Aquella chica de cabello negro y ojos verdes al escuchar lo que había dicho aquel chico ella se levanto furiosa de su lugar  y lanzando una mirada asesina –Eso no es cierto directora Jones, el quiso…

 

La directora ya no quiso escuchar más y callo a Dana – ¡Basta! No mientas mas –dijo la directora molesta hacia ella.

 

Dana se sorprendió  por el comportamiento  de la directora hacia ella – ¿Qué dice?

 

–Así que Brian te puedes retirar a tus siguientes clases.

 

–Sí, directora Jones.

 

– ¿Qué pasa? Pero si él empezó todo directora Jones y dejarlo ir es injusto. –ella se levanto de la silla nuevamente molesta.

 

Brian salió de ahí riéndose de ella.

 

– ¡Siéntate Dana! Tu y yo témenos mucho de qué hablar.

 

Dana se sentó, pero estaba molesta no era justo que solamente la castigaran a ella.

 

–Ahora va empezar con su sermón. –pensó para sí misma.

 

–Dana no se qué está pasando contigo estos tres meses has cambiado bastante, mira como te vistes, pareces una rebelde eso lo deje pasar por alto, por esto ya se salió de control.

 

–Pues no tengo nada y me gusta vestirme así y aparte yo voy bien en mis materias si gusta puede preguntarle  a mis profesores.

 

–No es necesario, he visto tus calificaciones pero eso me no es lo de menos me enterado que no has entrado a tus clases de piano y canto, pronto habrá otra audición y debes de estar preparada  para eso.

 

–No jamás volveré a tocar en mi vida. –acoto ella.

 

–No hables así, debes volver a empezar, olvidarte del pasado y seguir adelante

 

 –Olvidar eso jamás lo podre superar, así que directora Jones de eso no estamos hablando. –espeto algo molesta Dana.

 

–Está bien pero piensa lo que te dije pasando a tu asunto  el lunes temprano quiero ver a tus tíos aquí para hablar con ellos.

 

– ¿Qué dice? Por favor no moleste a mis tíos con mis cosas, no quiero causarles más molestias. –dijo aquella chica de ojos  verdes.

 

–Lo siento Dana, pero  de viste pensar las cosas antes de actuar, así que retírate y ve a tus siguientes clases a otra cosa más, a partir del lunes saldrás mas tarde de la escuela será tu castigo después te diré que harás en esas dos horas.

 

Aquella chica de cabello negro y ojos verdes salió molesta  de ahí ya que no se le había hecho justo que a Brian no le castigaran.

 

En el pasillo la estaba esperando su amiga Drew, al verla triste le pregunto que le sucedía.

 

– ¡Drew! Ese miserable de Brian se salió con la suya.

 

–No, te preocupes amiga también yo no entiendo porque esa clase de chicos se sale siempre  librados de situaciones como estas, en verdad Brian no entiende que tu no lo quieres es tan insistente, al parecer  Dana ese chico está loco por ti. – dijo su amiga con una sonrisa.

 

–Drew que tonterías dices yo jamás saldría con él.

 

–Por eso amiga deberías aceptar la invitación de Michael salir con él, para que ese patán de Brian te deje en paz.

 

–Estás loca Drew yo jamás saldré con Michael, en primer lugar no me gusta salir con chicos que  son  deportistas además son  tan presumidos piensan que pueden tener a las chicas a sus pies.

 

–Mira amiga jamás digas que de esa agua no beberás, puede que algún  día tu…

 

Dana la interrumpió. – No, yo nunca me enamorare de ese tipo de chicos.

 

Drew la miraba de reojo. –De mi te acordaras.

 

–Que no, y no así que dejemos esta plática amiga vamos a las siguientes clases.

 

Paso el día,  pero Dana aun estaba molesta por lo que había pasado a la salida de clases iba por el pasillo junto con su amiga Drew.

 

–Dana  si vas ir con nosotros el sábado.

 

–No, se amiga cuando mi tío se entere de esto me castigara.

 

–Pues, acuérdate que le prometiste a nuestra amiga que ibas asistir.

 

–Sí, se que le prometí que iba ir, pero con esto que paso no voy a poder asistir además los chicos contaban conmigo para esto, estuvimos practicando por casi un mes y todo echado a la borda por culpa de Brian.

 

–Amiga y eso que batallamos para que aceptarás, pero si no puedes no hay problema para eso estoy yo.

 

–Es lo bueno que tu ensayaste junto con nosotros amiga…–quedo un momento en silencio y se dio cuenta su amiga.

 

– ¿Qué pasa Dana?

 

–Ahora que estará haciendo nuestra amiga en su país natal, pronto tendrá nuevos amigos y se olvidara de nosotras.

 

–Anda amiga no te pongas así, ella nos dijo que nos escribiría.

 

–Tienes razón. –expreso Dana.

 

 

 

Ambas chicas  se despidieron, aquella chica de ojos verdes le dijo a su amiga que haría todo lo posible por ir, se despiden ambas jóvenes.

 

Afuera de la universidad estaban Ashley,  Brian esperaban a Bree y Kevin para irse juntos a  casa.

 

– Ashley llevamos a Dana con nosotros a la casa. –dijo Brian.

 

– ¡Estás loco amor! Después de lo que te hizo, no estoy de acuerdo será mejor que tome el autobús.

 

Aquellos cuatro chicos se fueron mientras Dana esperaba el auto bus, cuando ya iba camino a casa miraba en la ventana y recordó lo que había pasado en la escuela estaba preocupada sabía de antemano que su tío se molestaría con ella.

 

–Rayos ¿Por qué tenía que pasarme esto?

 

Llego a su destino, entro a su casa y se sorprendió al ver ahí aquellos chicos –No puede ser  tenía que estar este patán aquí.

 

Subió las escalones rápidamente a su habitación, Bree la vio y le dijo a su mamá que Dana acababa de llegar.

 

Estaban las tres en la cocina cuando. –Ustedes me pueden decir para que nos quiere ver la directora a su padre y a mí.

 

Aquellas dos chicas solo se mira una a la otra una de ellas dice. – ¡Dile tu Bree!

 

–No, tu Ashley.

 

La mamá  de ambas chicas solo las mira. – ¿Por favor hijas que está pasando?

 

–Pues no te quería decir mamá, para que no te enojaras. –musito Ashley.

 

– ¡Anda di niña!

 

–Dana golpeo Brian en la escuela de la nada y por eso la directora quiere verte el lunes por la mañana.

 

– ¡Qué dices Ashley! Esta niña desde que está con  nosotros solo han sido problemas ahora mismo voy hablar con ella.

 

–Sí, mamá habla claro con ella a veces me da vergüenza decir que es mi prima si vieras como se viste. –espeto  Bree maliciosamente.

 

–A demás mamá ella desde hace un mes  se sale temprano de la escuela no ha entrado a sus últimas clases desde que se junta con unos chicos que se visten como ella.

 

–No puede ser, pues ahora me va escuchar esta niña.

 

La mamá de las chicas salió muy molesta y ellas se miran una a la otra. –Está todo arreglado Bree, ahora la castigaran. –Ambas chicas sonrieron.

 

Dana estaba en su a habitación se iba a mudar de ropa cuando su tía entro sin llamar la puerta y se sorprendió  al verla vestida con una blusa negra  sin mangas, una falda negra corta hasta un poco arriba de las rodillas, en conjunto con una maya negras y una botas que llegaban hasta un poco debajo de las rodillas, y una gabardina negra que le llegaba casi hasta el suelo.

 

Miro el cabello de su sobrina con unos mechones color azules que le caían al lado de su rostro y parte de su fleco le cubría su rostro.

 

– ¡Pero Dana, que significa esto! –expreso la tía de la chica.

 

– ¡Tía Megan! –aquella chica de ojos verdes se sorprendió que le haya descubierto su tía en la forma que vestía

 

Además no era su atuendo nada mas si no que sus uñas la tenia pintadas de negro–Dana con esas ropas parecen una rebelde, no ni rebelde  pareces una delincuente no quería creerle a tus primas pero veo que todo lo que me dijeron es cierto.

 

Desde que llevas aquí tres meses eres todo un problema uno tras otro me avergüenzas, a mí y  a tus primas, pero vete sabiendo de una vez yo no iré a ver a la directora, así que hazle como quieras si te expulsan es tu problema, además me dijo Ashley que golpeaste a Brian que comportamiento es ese de una jovencita como  tú, yo no sé qué clase de educación te dieron tus padres, si ellos te dejaban hacer lo que tu quisieras aquí no, vas a respetar mis reglas. –Esto lo dijo aquella mujer de ojos azules molesta con ella–Así que estas castigadas no cenaras esta noche y  cuidado con decirle a tu tío lo sucedido aquí.

 

 

 

Aquella mujer salió molesta de la habitación de Dana, ella se dejo caer sobre la cama y miro hacia el techo no pudo evitar y derramo unas lagrimas que no pudo contener– ¿Por qué me odian tanto yo no les he hecho nada? – Esa pregunta siempre se la hacía constantemente y sin poder contestársela ella misma, dejo escapar un suspiro hondo.

 

Mientras tanto en Japón aquel chico de ojos azules llego a su casa al entrar una chica se lanzo sobre el tirando al piso.

 

– ¡Sakura! ¿Qué haces aquí?

 

Aquella chica aun encima de él–Pues tenía tantas ganas de verte, además me entere de lo que te paso por eso le pedí a mis padres que me sacaran del internado.

 

– ¿Pero por qué haces eso? –espeto aquel chico de ojos azules.

 

– Porque ya no quiero estar lejos de mi familia y de ti hermano por eso a partir del lunes estudiare en la secundaria Takeishi donde estuviste tú.

 

Mitsui no podía creer que su hermana menor iba estar de vuelta con ellos, eso le agrado mucho, ambos chicos se levantan del piso, pero a un esa niña lo tomo de la mano y le dijo que cuando jugara la llevara quería verlo jugar.

 

–Sí, claro que te llevare siempre y cuando no intervenga en un tus clases.

 

–Está bien.

 

En eso la mamá de ambos jóvenes. – ¡Hisashi ya tienes tiempo que llegaste!

 

–Sí, mamá.

 

En eso interrumpe Sakura –Mamá verdad que me dejaran ir a ver a Hisashi cuando tenga un partido.

 

–Pues eso veremos hija, siempre que no estés en clases podrás acompañarlo y si él se hace cargo de ti con gusto te dejaremos ir.

 

En ese momento llego el papá de Mitsui – ¡Hola! Familia como están veo que hay reunión familiar dijo aquel hombre de unos treinta y seis años de edad con una sonrisa.

 

–Hola papá. –dijo aquella chica de cabello negro. –abrazo a su padre.

 

– ¿Cómo estas hija?

 

–Bien padre, le estaba preguntando a mamá si un día puedo ir a ver a Hisashi  jugar.

 

–Claro, pero siempre y cuando Hisashi se responsabilice de ti, y no tengas clases podrás ir.

 

–Gracias Papá.

 

–Hijo qué tal te ha ido en la preparatoria, con eso que ando viaje de negocios no hemos podido platicar bien.

 

–Pues  no tuvimos clases, hasta el lunes.

 

–Me ha dicho Midori que te ha ido muy bien en los partidos.

 

–Sí, padre el viernes a las diez de la mañana jugaremos contra Miuradai.

 

–Pues me gustaría ir a ver te hijo pero eso día temprano iré a Tokio arreglar unos asunto de negocios.

 

En eso interrumpió Midori–Vamos a cenar todos antes que se enfríe,  y Hisashi pues Sakura y yo iremos a verte.

 

– ¡Madre! –expreso Mitsui ya que era la primera vez que asistirían a un partido  de él.

 

Después de una corta platica se dirigieron al comedor estaban cenando en silencio cuando Sakura.

 

– ¡Hermanito puedo hacerte una pregunta!

 

–Sí, dime.

 

–Tienes novia.

 

– ¿Qué pregunta es esa Sakura? – casi Mitsui se atragantaba con la comida por ese tipo de pregunta que le hizo su  hermana menor. –Pues no te voy a decir.

 

–Que malo eres –dijo aquella chica cruzándose de brazos.

 

En eso interrumpió la mamá de ambos–Hijo si tienes novia espero que un día no la presentes y la traigas para conocerla –musito ella con una sonrisa hacia Mitsui.

 

– ¡Mamá! –exclamo aquel  joven de ojos azules.

 

–Hisashi tu madre tiene razón aquí será bienvenida.

 

–Padre –se sonrojo Mitsui.

 

Acá en otro lugar lejano Ashley y Bree estaban platicando con sus novios en la sala cuando llego su padre.

 

–Buenas noches.

 

Aquellas dos jóvenes corrieron abrazar a su padre– ¿Cómo te fue papá? –dijeron ambas chicas al mismo tiempo.

 

–Bien hijas, el saludo a los chicos también.

 

 –Hola señor–dijeron en unisonó ambos jóvenes

 

–Su madre donde está. –pregunto él.

 

– ¿Está en la cocina? –contesto Bree.

 

–Los dejo pues voy ahora con su mamá–él se retiro dejándolos solos.

 

–Megan ya llegue.

 

– ¡Daisuke! ¿Cómo te fue?

 

–Bien, oyes donde esta Dana.

 

–Pues dijo que se sentía  mal y no va a cenar con nosotros.

 

–Iré a  verla.

 

–Espera Daisuke, primero cena y luego vas a verla además tú y yo tenemos que hablar de ella, ni te imaginas que hizo  esta niña en la universidad.

 

– ¡Que hizo!–expreso Daisuke interesado en saber.

 

–Está bien te lo diré, Dana golpeo a Brian  y la directora quiere vernos el lunes a temprana hora, pero yo te advierto de una vez yo no iré, además Ashley y Bree están avergonzadas por el comportamiento de ella.

 

 –Por algo lo hizo no crees, a lo mejor Brian se merecía ese golpe.

 

Continuara…

Capítulo 3.-Una nueva alumna en la preparatoria Shohoku. por Hitomi Uzumaki

 

 

 

 

– ¿Qué tonterías dices Daisuke? A y otra cosa Dana se viste de una manera muy extraña parece una delincuente hasta con decirte que su cabello tiene pintado unos mechones color azul, en verdad no se qué vamos hacer con esta niña.

 

–Tranquila Megan yo hablare con ella después de la cena.

 

Después de unos momentos estaban cenando en silencio, pero el señor Daisuke estaba algo distraído por lo que le había dicho su esposa  sobre el comportamiento de su sobrina.

 

Terminaron de cenar y el señor Daisuke subió al segundo piso hacia la habitación de su sobrina ya eran las nueve de la noche, el al llegar a la puerta de la habitación escucho que ella tenía la música a todo lo que da.

 

– ¡Dana! ¡Dana! –gritaba su tío.

 

Ella al escuchar que era su tío bajo la música y abrió la puerta– ¡Tío Daisuke!

 

 

 

–Puedo pasar hija.

 

Ella asentó la cabeza positivamente y se sentó en la cama mientras su tío se sentó en la silla del escritorio que tenia ella ahí.

 

– ¿Qué sucede tío?

 

–Pues quiero saber Dana, ¿Qué está pasando contigo? Me dijo Megan  que el directora nos mando llamar qué hiciste–pregunto el muy calmadamente y serio con ella.

 

–En verdad tío no he hecho nada malo, es mas voy muy bien en mis materias.

 

–Entonces porque la directora quiere vernos.

 

–Pues…–quedo  por un momento en silencio–Tío lo que pasa es que Brian quiso besarme a la fuerza y yo lo golpea tan fuerte que no fue mi intención. –esto lo dijo muy apenada  y en tono  triste.

 

 

 

El tío la miro ya que él se fijo que su sobrina había cambiado totalmente su mirada dulce y su sonrisa que siempre había tenido habían desaparecido de aquella joven, el no la juzgaba ya que había perdido a sus padres hace tres meses atrás, sin embargo al verla así sintió un nudo en la garganta no quería que su sobrina fuera así,  comportándose de esa manera y además al verla vestida con esas ropas que le había mencionado su esposa opto por no preguntar la forma en vestirse y porque se había pintado el cabello.

 

 

 

–Hija hiciste mal, en golpear a Brian, pero hubieras  hablado de esto con la directora de esto y haber evitado ese conflicto, ¿qué está pasando contigo ya no eres la misma de antes?

 

Dana al escuchar a su tío se levanto de donde estaba y se dirigió hacia la ventana mirando hacia afuera y respondió. –Tío desde que murieron mis padres yo también morí junto con ellos, no entiendes que era lo único que tenia, aparte yo…yo…–ella apretaba con sus manos las cortinas de su ventana. –Además yo soy la culpable de que ellos murieran.

 

El tío al escucharla hablar así, se acerco a ella y la abrazo fuertemente. –No Dana no digas eso, lo que paso no fue culpa tuya eso debes entenderlo y que te quede claro no debes culparte por lo sucedido.

 

– Pero tío, si yo no les hubiera insistido ese día que fueran…

 

En eso su tío interrumpió nuevamente y la tomo de los hombros–No debes atormentarte más olvídalo, mi hermano y tu madre no les hubiera gustado verte así.

 

–Gracias tío por darme ánimos, por eso te quiero mucho eres el mejor tío.

 

Ella sonrió, cosa que a su tío le sorprendió ya que tenía tiempo que no lo hacía desde que sus padres habían muerto.

 

 

 

—Dana, puedo hacerte una pregunta.

 

—Sí, tío.

 

— ¿Por qué no me hablas de tus amigos?   Los  puedes traer a la casa para conocerlos.

 

—En verdad tío, pues tengo dos buenas amigas pero una de ellas se fue al extranjero con sus padres ayer.

 

—Vaya por eso también esta triste verdad.

 

—Sí.

 

—No te preocupes Dana a lo mejor algún día la vuelvas a ver.

 

—Eso, espero—respondió con una sonrisa. —Pero te presentare a Drew es una persona muy buena gente.

 

—Entonces espero conocerla muy pronto —contesto con una sonrisa. — ¡Dana!  Cambiando de tema  por lo que paso hoy en la escuela ya sabes tú lo que voy hacer contigo.

 

—Si aceptare el castigo que me impongas.

 

—Pues estarás castigada este fin de semana no saldrás.

 

Ella acepto el castigo impuesto por su tío tenía que obedecer, así que después le aviso a su amiga que no iba a poder asistir donde habían quedado de ir, y que la disculpara con los chicos Drew entendió la situación de su amiga.

 

 

 

 Paso el fin de semana  en Japón el lunes por la mañana van llegando los chicos del equipo cuando los alumnos los reciben de buena gana ya que han estado jugando muy bien

 

Hanamichi que venía con sus amigos venían como siempre presumiendo y diciendo que Shohoku irá a las nacionales ya que estando el ahí, siempre ganaran.

 

– ¿Qué presumido es?

 

–Tienes razón Mitsui, el siempre presumiendo de todo. –espeto Ryota.

 

– ¡uff! Que torpe. –dijo aquel joven de mirada fría.

 

En eso Akagi le da un fuerte coscorrón que lo tumbo al piso y le salió un gran chichón a Hanamichi en la cabeza– ¡Cabeza hueca primero debes de practicar muy bien!

 

– ¡Gori! ¿Porqué me pegas eso me dolió? –decía Hanamichi agarrándose la cabeza.

 

–Tarado–expreso Rukawa.

 

– ¡Que dices Rukawa! –contesto molesto Hanamichi con él.

 

Mientras se estaban peleando en ese momento se escucho una voz de una chica que le hablo a Mitsui.

 

– ¡Hisashi Mitsui!

 

 Todos voltearon a ver quién era  inclusive Mitsui,  se sorprendieron porque era una chica no muy alta y delgada de ojos color miel y cabello castaño.

 

 

 

– ¡Serena!–expreso el al mirar quien era.

 

–Hola, Mitsui,

 

Los chicos del equipo la miraron de arriba abajo porque era muy bonita además les llamo mucha la atención ya que no portaba el uniforme escolar, llevaba puestos unos janes color azul,  una blusa roja, de tirantes delgados, y su cabellos castaño recogido con una coleta y amarrado con moño color rojo.

 

Sakuragi miraba a Mitsui poniendo su cara de pícaro al ver que su amigo se sonrojo al ver aquella chica. –Mitsui así que esta chica es tu novia verdad.

 

Mitsui al escuchar eso por parte de Sakuragi se sonrojo al igual que aquella chica se sonrojo levemente.

 

Los demás chicos del equipo miraban a Mitsui y a la chica.

 

–Vaya Mitsui no sabía que tenias una novia tan bonita–dijo Ryota.

 

Tanto como ella  y Mitsui dijeron al mismo tiempo en unisonó que estaban equivocados que solo eran amigos.

 

Sakuragi  para molestarlo se acerco a él y le dijo– Ahora  comprendo Mitsuito por eso el sábado que te invitamos a venir  con nosotros no quisiste porque te ibas a ver con un novia verdad.

 

– ¡Cállate torpe! –expreso Mitsui.

 

–Me supongo que  ustedes son amigos de Hisashi verdad. –pregunto ella a los chicos del equipo.

 

–Sí. –contesto Hanamichi presentándose con ella al igual los demás chicos.

 

–El gusto es mío, yo me llamo Serena  Ishida.

 

En eso ella le dice a Hisashi que si le puede decir dónde está la dirección que tiene que ir a ver al director, el con gusto la acompaño ya  que  aquella joven  aun no conocía todavía ahí.

 

Serena y Mitsui se dirigieron a la dirección él, la dejo ahí y después se retiro para ir a sus clases.

 

Ella se presento con el director y le dio la bienvenida le asigno su salón que iba hacer 1/1.

 

 –Gracias señor Aizawa.

 

—Srta. Ishida dentro de tres días llegaran los uniformes, pero mientras vendrá vestida de civil.

 

—Sí, señor. —ella se retiro y se dirijo a su salón asignado.

 

El profesor les dice  a alumnos que había llegado una nueva estudiante a su grupo—Pase señorita Ishida.

 

—Buenas días, me llamo Serena Ishida.

 

Todos la saludaron en unisonó sus nuevos compañeros y entre los chicos se decían que era muy bonita.

 

—Srta. Ishida de donde viene—pregunto el profesor.

 

—Vengo de Nueva York, haya dure viviendo dos años, pero soy originaria de aquí.

 

—Pues bienvenida a Shohoku, puede sentarse en aquella butaca, atrás de la Srta. Akagi.

 

Ella se dirigió a su lugar asignado y saludo a Haruko, después de unas dos horas de clase tuvieron un descanso.

 

— ¡Vaya! Este día se me ha hecho muy largo. —esto lo dijo en voz alta que Haruko la escucho.

 

—Pues pronto te acostumbraras—dijo aquella chica de ojos azules.

 

—Tú eres la Srta. Akagi verdad.

 

—Sí, pero puedes llamarme por mi nombre soy Haruko.

 

—Mucho gusto Haruko, puedes decirme Serena también—respondió aquella chica con una sonrisa.

 

— ¡Oyes! Serena te gusta el básquet.

 

—Si, Haruko es uno de mis deportes favoritos, bueno aunque  no se jugar pero me gusta ver los partidos.

 

—Que te parece si vamos al  gimnasio a ver  entrenar a chicos del club de básquet están entrenando ahorita.

 

—Claro vamos.

 

En eso llegaron las amigas de Haruko—hola Haruko quien es ella.

 

—Chicas ellas es Serena es nueva en mi grupo.

 

Serena se presenta con ellas, —es un gusto conocerlas espero que seamos amigas.

 

—Por supuesto Serena —musito Fuji.

 

—Claro que seremos amigas de hoy en adelante—acoto Matsui.

 

—Gracias Matsui y Fuji.

 

 

 

Las  cuatro se dirigieron al gimnasio para ver a los chicos entrenar, estaban en un partido entre ellos los de primero contra segundo y tercer año.

 

El juego estaba muy reñido iban empatados, pero como siempre Hanamichi y Rukawa peleándose por el balón, ya que siendo del mismo  equipo siempre ellos eran así.

 

Akagi al ver esta escena le propina un fuerte coscorrón—Cabeza hueca cuantas veces te he dicho que debes jugar enserio con tus compañeros de equipo.

 

Sakuragi se toco su cabeza ya le había salido un gran chichón por eso golpe tan fuerte que le dio el capitán Akagi.

 

— ¿Por qué Gori? Siempre me pegas a mí y me regañas.

 

En ese momento llegaron las chicas y Haruko se sorprendió ver a su novio discutiendo con su hermano mayor.

 

— ¡Hanamichi!

 

Serena al ver también esa escena se sorprendió y pensó para sí misma. —Pobre chico eso debió doler muy fuerte. —en eso fue interrumpida de sus pensamientos al escuchar una voz conocida para ella.

 

— ¡Torpe! Siempre debes poner atención.

 

 

 

Ella miro en la cancha aquel chico de camisa roja y de short negro era el chico de sus sueños desde que lo conoció por primera vez se enamoro perdidamente de él.

 

Serena todo el tiempo que duro en el extranjero nunca se olvido  de él, aunque salió  con chicos y tuvo uno que otro novio, siempre en su corazón y mente estaba aquel chico de ojos azules.

 

Fuji y Matsui se fijaron como su nueva amiga se ruborizaba pero no entendían porque,  ya que su mirada se fijo  en aquellos chicos, pero no sabían a quien miraba de todos.

 

Haruko también la vio apenas le iba a preguntar cuando en ese instante la saludaron y ella voltea hacia atrás y eran Yohei y los chicos.

 

 — ¡Yohei!

 

—Veo que Hanamichi sigue dando problemas.

 

—Que les parece si apostamos que Hanamichi va hacer expulsado en ese juego de práctica. —expuso Takamiya.

 

—Yo apuesto cinco yens—dijo Okuss con una sonrisa.

 

—Pues ahí van mis cinco yens—acoto Noma.

 

– ¿Cómo se atreven a decir eso de Hanamichi? —musito Haruko molesta con Takamiya, Okuss y Noma.

 

—Perdónanos Haruko—corroboraron los chicos apenados.

 

—Pues yo apuesto diez Yens que él será expulsado  en segundo tiempo.

 

Yohei, Matsui, Fuji e inclusive Serena se sorprendieron por el comportamiento de Haruko.

 

— ¿Quién entiende a Haruko? —espeto Yohei.

 

—En verdad Haruko es una chica muy rara—expreso Serena.

 

—Tienes toda la razón Serena ella siempre es así. —contesto Yohei.

 

En eso Takamiya gritaba —Vamos Hanamichi no dejes que te expulsen el primer tiempo si no hasta el segundo.

 

Hanamichi al escucharlo se molesto y le grito desde media cancha— ¿Qué dijiste gordo? Me la pagaras cuando termine el partido.

 

En eso le avientan el balón y por estar distraído peleando con Takamiya le dan un pelotazo en la cara muy fuerte.

 

— ¡Hanamichi! —expreso Haruko ya que el cayó al piso.

 

—Sakuragi discúlpame no era mi intensión golpearte —acoto Yasuda.

 

 — ¿Por qué  no me avisaste que me lo pasarías? —dijo molesto aquel chico pelirrojo a su compañero.

 

 

 

Se levanto y lo iba a golpear cuando Akagi intervino y lo jalo de una oreja—Sakuragi tu nunca entiendes debes estar siempre concentrado en lo que haces, así que deja de estar quejándote y concéntrate en el juego.

 

—Está bien Gori, pero no me jales mucho de la oreja me duele—espeto Hanamichi.

 

 

 

Sus amigos se estaban burlando de el por lo  sucedido— ¡Cállense Inútiles me la pagaran!

 

— ¡Sakuragi! Pon atención cabeza hueca.

 

En eso paso Rukawa a un lado de  él – Juega bien torpe con eso tipo de jugadas haces, que me canse rápido.

 

— ¡Que dijiste zorro!

 

En eso Hanamichi se fue tras él, Mitsui vuelve a encestar una canasta de tres puntos llevando la delantera a su equipo.

 

Continuara…

Capítulo 4.-Decidiendo El Futuro De Dana. por Hitomi Uzumaki

 

 

El marcador iba 20 para los de tercero y segundo mientras para los de primero va 14 con diferencia de seis puntos.

 

Hanamichi al ver esto, se molesta —No  perderé ante ellos.

La chica nueva que estaba viendo el partido de práctica al ver que aquel  joven de ojos azules había encestado. —Es genial Hisashi.

Esto lo dijo en voz alta que fue escuchada por Fuji— ¡Vaya! A Serena le gusta Mitsui. —pensó para sí misma.

En ese momento Rukawa encesta una canasta y esto hizo sacar de sus pensamientos a Serena por unos gritos de unas chicas que ni ella supo de donde salieron y le sorprendió.

— ¡Rukawa! ¡Rukawa! Eres el mejor.

— ¿Qué y estas chicas de donde salieron?

—Serena estas chicas son las porristas de Rukawa si vieras que estas jóvenes nunca se pierden una práctica o partido  de el—esto lo dijo aquella chica de dos coletas —Así que no te sorprenda. 

—Ya veo, es muy bueno jugando Rukawa por eso tiene admiradoras.

—Si así es, todas las de la preparatoria quieren andar con él. —dijo Haruko con una sonrisa.

— ¡Haruko! No me digas que tú también sueñas salir con ese chico. 

—No, no como crees—contesto sonrojándose aquella chica de ojos azules—Yo tengo novio y lo quiero mucho.

 

Fuji, Matsui se sorprendieron ya que eran amigas de siempre y no sabían que ella ya tenía novio — ¡Haruko! ¿Por qué no nos dijiste que tenías novio? ¿Desde cuándo? —expresaron en unisonó ambas chicas.

Serena miraba aquellas tres chicas algo confundida—Estas tres chicas sí  que son raras y divertidas—Así que Haruko quien es tu novio—pregunto aquella joven de ojos color miel también quería saber quién era su novio.

 

—Perdónenme chicas aún no se los puedo decir—contesto sonrojándose aquella joven de ojos azules.

El profesor Anzai estaba platicando con la manager del equipo—Shohoku va hacer un equipo muy fuerte Ayako a partir de  ahora los muchachos se esforzaran más.

 

— ¡Profesor Anzai! —exclamo aquella joven de cabello rizado.

 

Todos estaban jugando muy bien durante la práctica los de primero estaban alcanzando a los de segundo y tercero año iban empatados llevaban 45  cada equipo.

Faltaba ya el último tiempo y se decidiría quien ganaría el partido, para su supresa Mitsui encesto una canasta de tres puntos en los últimos segundos del final del partido, quedando el marcador a 48 para tercero y 45 para primero. 

El profesor Anzai le decía a Akagi que reúna a los chicos— ¡Reunión de equipo! —Todos los chicos se reúnen.

 

—Jóvenes  me alegra que todos se están esforzando mucho y nunca pierda esos ánimos por eso ustedes serán un equipo muy fuerte, sé que ustedes ganaran en los partidos siguientes —esto lo dijo con aquella sonrisa que lo caracterizaba al profesor Anzai.

—Sí, gordito nosotros ganaremos e iremos a las nacionales.

—Tarado cuantas veces te he dicho que no le digas así al profesor Anzai respétalo.

—Está bien Mitsuito—expreso aquel joven de cabello rojo con el afán de solo molestar a su compañero de equipo ya que él sabía bien que no le gustaba que le digieran así.

— ¿Cuántas veces te he dicho que no me digas así torpe? —empiezan a discutir como siempre, el capitán Akagi golpea a Sakuragi.

—Pon atención cabeza hueca.

 

Las chicas aun insistían a su amiga que le dijera quien era su novio si lo conocían ellas.

 

—Miren amigas se los diré después aun no es el tiempo. 

—Pero Haruko ¿Por qué tanto misterio? —Espeto la joven de cabello corto. 

—Bueno es que hicimos una promesa de no decirle nada a nadie por el momento.

 

Mientras en Nueva York  en la universidad de Madison llego el tío de Dana era después de medio día   ya que no pudo salir más temprano de su trabajo, iba por los pasillos de este mismo instituto se dirigió a la dirección y pregunto a una de las secretarias por la directora Jones.

 

—Pase  lo está esperando,  me supongo que usted es el tío de la señorita Sakuragi.

—Sí. —El toco la puerta de la dirección y desde adentro la directora le dio el pase. 

—Buenas días directora Jones.

—Buenos días señor Sakuragi pase y tome asiento por favor—Él se sentó.

 —Sabe el motivo por el cual lo mande llamar.

—Si mi sobrina me platico todo señora Jones. 

—Pues usted ha de entender que esta institución es muy seria ante todo y Dana rompió una de las reglas por lo cual tengo el derecho de imponerle un castigo.

—La entiendo pero fue muy injusta con mi sobrina ella me dijo como estuvieron las cosas y le creo yo en todo lo que me platico—Esto lo dijo aquel hombre en tono serio con aquella mujer. —Al menos trato de escuchar la versión de Dana de los hechos ocurridos.

Aquella mujer quedo callada por un momento aquel señor había tocado un punto muy importante que ella no había permitido hablar a la joven —Pues no, en eso tiene razón señor Sakuragi pero Dana golpeo a aquel chico y será castigada.

—No estoy de acuerdo si la castiga a ella creo que es justo que aquel joven tiene que ser castigado también. —expresó molesto aquel hombre con la directora.

— Señor Sakuragi no me entiende Brian no tuvo nada que ver, su sobrina fue quien lo golpeo entienda. 

—Pues no estoy de acuerdo, si no castiga aquel joven entonces a Dana tampoco.

—Está bien señor Sakuragi, no castigare a Dana pero vamos hacer un trato.

 — ¡Un trato!—expresó aquel hombre de ojos negros no entendía a la directora.

—Si, por si usted no sabía su sobrina tiene más de tres meses que no entra a sus clases de piano y canto  pronto habrá un recital.

— ¿Qué dice?

—Así como lo oye ella abandono lo que más le gustaba.

 

El señor Daisuke no podía creer lo que estaba escuchando el sabia de ante mano que su sobrina le gustaba tocar el piano y cantar que su sueño siempre era ser una gran pianista y de las mejores.

 

—No puedo creer esto. —Él se levantó del asiento— ¿Por qué no me dijo nada cuando platique con ella? —espeto aquel hombre molesto.

 

La directora al verlo un poco alterado —Señor Sakuragi tranquilícese con esto que paso  si usted está de acuerdo el castigo que le impondré a ella será que tenga la clase de piano y canto , durante dos horas  por tres semanas esto será suficiente para que pueda hacer la audición,  la profesora Moore, está dispuesta ayudar  a Dana.

 

—Está bien directora Jones espero que mi sobrina retome sus clases de música y canto.

—Espero que acepte  hablare  con ella ahora mismo—Ella mando hablar a Dana, después de unos minutos llego  aquella joven  y vio a su  tío ahí.

— ¡Tío Daisuke!

— ¡Dana! Hablamos  la directora y yo sobre tu castigo y tomamos una decisión.

— ¡Una decisión! —exclamó aquella muchacha de ojos verdes.

—Sí, Dana  a partir de hoy retomaras tus clases de piano y canto.

Aquella joven  de ojos verdes  no podía creer lo que había escuchado—No, no me niego—dijo ella alterada.

— ¡Hija esa es la solución  no es otra cosa de otro mundo! —expreso aquel hombre acercándose a ella y tomándola de los hombros.

—Pero tío  yo…—quedo un momento en silencio y lo miro a los ojos no podía negarse ya que él se lo estaba pidiendo—Está bien lo hare por ti. 

—Bien Dana,  la señorita Moore ya está enterada,  te espera a las dos de la tarde.

—Sí, ahí estaré directora  Jones. 

—Entonces me retiro directora Jones—dijo el  señor Sakuragi.

—Gracias por venir Señor Sakuragi, Dana acompaña a tu tío.

 

Dana  solo asentó la cabeza positivamente  sin decir nada más, ambos salieron de aquel lugar iban por el pasillo en silencio.

 

— ¡Estas molesta por esto! —espeto aquel hombre rompiendo aquel silencio entre los dos.

—No, tío ¿lo que pasa? Que no  me esperaba esto  pero no te preocupes asistiré —contestó con una leve sonrisa.

—Nos vemos  en la noche hija. 

—A dios tío—Ella entro a la escuela nuevamente cuando  lo vio  irse en su auto.

 

Pero lo que no sabía Dana que su tío no iba para el trabajo si no al lugar donde ella practicaba kendo ya que por lógica él pensó que también ahí no había ido tampoco, para su sorpresa el entrenador le dijo que tenía dos meses que no asistía.

Esto puso muy triste aquel hombre ya que su sobrina había tirado todo a la borda, era todo lo que le gustaba a su sobrina.

Llego a su trabajo, estaba en su oficina pensando en que iba hacer él se sentía mal ya que le había prometido a su hermano cuidar bien a su hija.

En ese momento fue sacado repentinamente de sus pensamientos— ¡Daisuke! ¡Daisuke! ¿Qué te pasa amigo?

 

— ¡Robert! Disculpa amigo no te escuche, es que no sé qué hacer.

—Ahora que te sucede no me digas que tus hijas sean vuelto rebeldes, tú sabes que a esa  edad son así, pregúntame por mi hija si no supiera.

—Bueno es mi sobrina.

— ¡Dana!

—Sí, pues tuvo un conflicto en la universidad y me entere que ya no asiste a su clase de piano y canto desde hace tres meses y su práctica  de kendo también, además Robert,  mi sobrina ya no es la misma de antes, ahora viste diferente, se pintó unos mechones de su cabello color azul.

—No me digas que aquella chica  linda que usa gafas, tímida y gentil. 

—Pues sí, ahora ya no usa gafas, y siento que he defraudado a mi hermano no supe como guiarla en su camino, además amigo entre la directora y yo decidimos imponerle el castigo de llevar la clase de piano  y canto en contra de su voluntad.

Su amigo lo escucho con detenimiento— Daisuke quieres que te de un  consejo bueno si quieres te lo digo.

—Sí, Robert te escucho. 

— ¿Por qué no mandas a tu sobrina a estudiar al extranjero? 

— ¿Qué dices? Me estas tratando de decir que me deshaga de ella—expreso aquel hombre de ojos negros levantándose del sillón donde estaba.

—No, no espera no me mal interpretes las cosas.

 — ¡Entonces! 

—Tu sobrina necesita un ambiente diferente conocer otras personas, además habrá el día que ella por si sola tome la decisión de volver hacer lo que tanto le apasiona.

—Gracias Robert creo que tienes razón, me has dado una idea. —Aquel hombre sonrió levemente.

 

Acá en Japón los chicos estaban por salir de la escuela ya que habían tenido una práctica muy dura.

Mientras estaban con el profesor Anzai platicando Haruko le dice a sus amigas que ahora regresaba se acercó dónde estaban ellos y le hablo a Hanamichi.

 

— ¿Qué pasa Haruko?

—Nos vemos mañana hoy me iré con mi hermano.

—Sí, linda, si puedo te hablo en la noche—dijo aquel  joven de cabello rojo  con una sonrisa hacia su novia.

— ¡Esperare tu llamada! —expreso con una sonrisa encantadora hacia él.

Serena se acercó a Mitsui — ¡Jugaste bien Hisashi! —expreso aquella joven sonrojándose.

—Gracias Serena—contestó con una sonrisa hacia ella, el cada vez que estaba con aquella chica lo hacía sentirse diferente.

Se ponía  nervioso y se sonrojaba levemente, de esto se fijó la manager del equipo al ver aquellos jóvenes juntos.

 

— ¡Vaya! El superior Mitsui no la despista en nada me parece  que ambos  se gustan —ella puso una cara de emoción. 

Akagi la miro— ¿Ahora qué le pasa se comporta muy raro?

Ryota miro aquella  chica de cabello rizado con ese comportamiento muy raro— ¿Qué tendrá Ayako? ¿Porque mira hacia donde esta Mitsui? No, no puede ser a ella le gusta el—esto lo dijo en voz alta y con lágrimas en sus ojos—como siempre este chico moreno exagerando de la nada.

Aquella joven al escuchar eso por parte de el—Por dios Ryota que tonterías dices —Ayako le da un golpe con el abanico en la cabeza.

 

— ¡Ayako!

— ¿Por qué siempre mal interpretas las cosas? —espeto aquella joven de cabello rizado a su compañero.

 —Serena me esperas te acompaño a tu casa nada más deja voy al vestidor por mis cosas.

—Si te espero Hisashi.

 

Todos se retiran del gimnasio—Nos vemos mañana Serena.

—Hasta mañana Haruko—dijo la joven de ojos color miel.

 Serena espera a Mitsui afuera en el patio, todos se habían ido ella miraba hacia aquel cielo azul y despejado.

Se sentía emocionada  ya que la iba a acompañar a su casa, eso la hizo sentirse nerviosa dejo  escapar un suspiro muy profundo y se recargo  en la pared.

En la universidad de Madison Dana iba por el pasillo para entrar a la clase de música iba algo cabizbaja y pensativa.

Llego hasta la entrada del salón, miro aquel  piano  eso le trajo recuerdos dolorosos apretó sus manos —No, no puedo entrar ¿Por qué nadie me entiende?

Dio media vuelta y se fue corriendo sin mirar atrás, la profesora Moore la vio y le hablaba pero no recibió respuesta de aquella joven que se fue.

 

—Lo siento no puedo—salió de la escuela  se fue sin rumbo.

 

continuara...

Capítulo 5.-Dos Corazones Solitarios. por Hitomi Uzumaki

 

 

Acá por otro lado  Mitsui y Serena iban juntos en silencio,  él es que hablo primero  — ¡Serena te invito a tomar un refresco!

—Claro que acepto—dijo con una sonrisa.

Ambos jóvenes  llegaron a la cafetería Danny`s  entraron y ahí estaban el capitán Akagi y Kogure  al verlos los  saludaron.

—Akagi crees que este año se haga realidad nuestro sueño de ir a las nacionales. —pregunto aquel joven de lentes.

—Sí, Kogure, este año tenemos que ir  a como dé lugar ahora que están de regreso Mitsui y Miyagi y contamos con Rukawa y Sakuragi aunque apenas es un principiante ha avanzado sorprendentemente.

—Tienes razón  Akagi, ha Sakuragi se le ha dado un entrenamiento  especial—expreso Kogure.

Serena y Mitsui estaban platicando sobre sus vidas que habían hecho durante estos dos años que no se habían visto, ya que los  dos habían tomado rumbos diferentes.

Aquella joven de ojos color miel fue la que hizo primero las preguntas a el—Hisashi platícame como te ha ido, desde que  saliste de la secundaria que hiciste ¿Cómo decidiste entrar  Shohoku?

—Pues Serena fue gracias al profesor Anzai que decide entrar a esta preparatoria.

— ¡El profesor Anzai! —exclamo aquella joven.

—Si, en el último minuto que teníamos con el equipo  contrario Yokota  todo parecía perdido para nosotros pero el apareció y me dijo que no me diera por vencido entonces desde ahí decidí entrar a Shohoku, pero para ser sincero dure dos años fuera del equipo—esto último lo dijo con cierta melancolía.

— ¿Qué paso? —espeto Serena  interesada en saber.

—Lo que sucedió fue que tuve una lesión  en la rodilla y ya no puede jugar más.

— ¡Ah! Pues lo bueno que ya volviste al equipo Hisashi.

—Pues sí, ahora mi objetivo  al igual que mis compañeros  es ir  a las nacionales.

—Sé que lograran además  yo te apoyare en todo momento —expuso ella sonrojándose.

—Gracias, Se…re…na—contesto con una sonrisa aquel chico de ojos azules. —Bueno Serena ya te platique algo de mí y tú que me cuentas de estos largos dos años que estuviste en América.

Aquella chica suspiro hondo y se puso a jugar con el vaso agitando los hielos—Pues estudiar  y estudiar.

—Solo eso, ¿acaso dejaste  un novio por allá? ¿Comprometida o algo así? —pregunto Mitsui con una leve sonrisa.

—No, no que cosas dices Hisashi, por ahora estoy libre de compromiso—respondió aquella chica sonrojándose

—No, te creo  que no tengas novio además eres una chica muy bonita—Él se sonrojo al decirlo ya que lo dijo en vos alta sin pensarlo

Ella se ruborizo tanto que no lo disimulo. —Pues si tuve un novio con quien dure un año tres meses, pero todo acabo para nosotros.

—Vaya al parecer si lo quisiste mucho para durar  tanto con él.

—Pues sí, y a todo esto tu Hisashi tú tienes novia. —Serena le pregunto ya que estaba realmente interesada en él.

—No, por ahora no me interesa tener una relación lo más importante para mí en estos momentos es cumplir mi objetivo. —musito aquel joven con algo de entusiasmó.

Serena  se alegró al saber que   aquel chico estaba disponible y haría todo por poder conquistarlo, ella miro su reloj  — ¡Hisashi! Ya es tarde nos vamos!

—Sí, vámonos.

Se fueron ambos chicos de aquel lugar  caminaron   hasta las casa de Serena, la dejo enfrente de su casa, pero antes de que él se retirara  ella se acercó a él y le dio un  beso en la mejilla.

—Nos vemos ¡Hisashi!

Ella entro a su casa, pero aquel joven aún se quedó ahí mirando hacia la casa de  esa chica — ¡Serena!  Me gustas mucho. —dijo aquel chico de ojos azules pensando para si mismo.

Serena subió a su habitación y entro a su recamara muy alegre y gritaba—No, tiene novia, no tiene novia baila y brincaba en sus manos trae un oso de peluche y lo abrazaba.

En eso entraron a su recamara— ¿Qué pasa mi niña? —dijo una señora de edad muy avanzada de cabello plateado con  una sonrisa aquella joven.

— ¡Nana! Ven acá, creo que estoy enamorada. —decía la muchacha muy feliz a su nana.

—Mmmh ya sé a qué te refieres de seguro hablas de aquel joven que esta haya afuera verdad.

— ¿Qué dices? —Corrió hacia la ventana y recorrió un poco la cortina, se sorprendió al ver a Hisashi Mitsui a un allí —El aún está aquí Nana.

—Sí, mi  niña.

El duro unos segundos más y se retiró de aquel lugar, él iba rumbo a su casa ya estaba oscuro había una linda luna llena en ese momento además estaba en su pleno esplendor él se paró por un momento y la miro  con detenimiento.

— ¿Qué hermosa luna se ve en estos momentos? ¿Yo podre amar alguien en estos momentos no sé si pueda si yo no me amo a mi mismo como  podre querer a alguien más? — En aquella luna llena resplandeciente se reflejó el rostro de aquella chica de ojos color miel el sin  imaginárselo esa joven le había atraído desde la primera vez que lo vio en la playa. — ¡Que tonterías estoy pensando debo concentrarme en el siguiente partido!

No era el único que miraba aquella luna, muy lejos de ahí una joven de cabello negro estaba sentada en un columpio del parque ya era tarde pero ella no quería llegar a su casa ya que su tío le iba a regañar por no entrar a su clase de música.

— ¡Mamá! ¡Papá! ¿Cómo los extraño? Los he defraudado a ustedes y a mi tío rompí una promesa —esa joven no pudo evitar llorar sobre su rostro rodaron sus lágrimas que no pudo contener,  ya pasaban de las nueve de la noche.

Mientras en la casa de los Sakuragi el señor Daisuke había llegado estaban sus hijas y esposa mirando la televisión.

— ¡Hola! ¿Cómo están?

Las chicas corrieron con su padre y lo abrazaron — Estamos bien padre—dijeron en unisonó ambas jóvenes.

—Bien que bueno que las encuentro a las tres reunidas aquí, quiero platicar con ustedes de algo muy importante.

— ¿De qué Daisuke?

—Pues he decidido mandar a Dana con mi cuñada Miyuki este mismo viernes.

— ¿Qué? —expresaron aquellas tres mujeres no podían creer lo que habían acabado de escuchar.

— ¡Papá! Que dices eso no es un castigo para Dana parece que las estar recompensando por lo que hace mandarla a estudiar al extranjero no es justo—espeto aquella chica molesta con él.

—Estoy de acuerdo con mi hermana padre. —corroboro Bree.

 

Al igual su esposa se opuso a tal decisión de cómo  era posible que su sobrina se fuera estudiar fueras a pesar de lo mal que se ha portado—No, No Daisuke me opongo a tal acto.

— ¡Basta! Por favor hijas, Megan entiendan mi sobrina  necesita un ambiente diferente olvidarse un poco por lo que ha pasado.

Ashley se levantó del sillón donde estaba sentada— ¡Papa! A veces me da la impresión que tú quieres más a Dana que nosotros.

—No, digan eso hijas a las tres las quiero por igual pero en ella me concentro más ustedes no saben el dolor de ella haber perdido a sus padres y yo a mi último hermano comprendan por favor—esto lo dijo aquel hombre triste y cabizbajo—Así que esa es mi decisión ahora mismo iré hablar con Miyuki y después con Dana.

Él se iba a dirigir a su despacho cuando — ¡Papa! Nos saludas a mi  tía y mi primo! —dijeron en unisón aquellas dos jóvenes.

—Sí, les daré sus saludos hijas. — Él antes de retirarse— ¿A todo esto donde esta  Dana? Megan.

—Aun no llega, mira la hora que es, esta niña parece que se manda sola, en cuanto llegue te aviso

—Está bien. —Él se retiró a su despacho.

Cuando se quedaron solas,  la chica rubia aún estaba un poco molesta —No puedo creer esto mamá ¿Cómo Dana si se puede ir al extranjero a estudiar —espeto Ashley.

Megan se acercó a ella y le acaricio su cabello—tranquila hija vean por este lado ya no tendrán  problemas con ella.

—Ashley, mamá tiene razón.

Después de una media hora llega aquella joven de ojos  verdes a su casa, se sorprendió al ver a sus primas y su tía en  la sala.

—Buenas noches.

— ¿Qué horas son estas de llegar Dana?

— ¿Discúlpame tía no volverá a suceder?

—Está  bien quieres cenar.

—No, tía  gracias estaré en mi habitación.

Ella se dirige a su habitación, pero se le hizo raro que su tía y primas no le dijeron nada como siempre lo solían hacer molestarla.

Entro a su habitación  tomo entre sus manos una fotografía donde estaba con sus padres ella en esa foto tenía ocho años de edad, recordó en ese momento  ese día había tenido un recital de piano y sus padres estaban orgullosos de ella.

Mientras en el despacho su tío estaba hablando por teléfono—Buenas noches Miyuki.

— ¡Daisuke! Buenas noches que bueno escuchar tu voz—dijo alegre aquella mujer.

—Pues discúlpame por no hablarte muy seguido—acoto aquel hombre.

—No, te preocupes entiendo cómo están por allá, las chicas y Megan.

—Bien Miyuki y mi sobrino  y tú ¿Cómo están?

—Pues bien, aunque Hanamichi a  esta edad es un chico muy rebelde, sabes Daisuke él está en el club de básquet.

— ¡En serio! Me alegro por él y por ti has sabido sacar adelante a mi sobrino tu sola con tu gran esfuerzo. —esto lo dijo muy triste.

—No, hables así Daisuke,  Ryo  no le gustaría vernos así.

—Tienes  razón, bueno el motivo de llamarte es de pedirte un gran favor bueno si puedes y si no lo entenderé.

— ¡Que sucede!

Él le platico a su cuñada todo lo que estaba pasando con su sobrina Dana y que aparte él se sentía mal por no educarla como se lo había prometido a Masashi guiarla por el buen camino. y forzarla a tomar sus clases de piano.

Miyuki lo escuchaba con detenimiento del otro lado del auricular —En tiendo por lo que está pasando ella así estuvo mi hijo cuando murió Ryo  aunque no lo ha olvidado pero lo ha superado poco a poco.

— Y por eso quería si tú puedes aceptarla en tu casa por un tiempo y que termine de estudiar allá, por los gastos no te preocupes yo te mandare cada mes para las necesidades de ella.

—Por mí no hay problema  claro que la acepto será un placer tenerla aquí con nosotros y sé que Hanamichi se llevara bien con ella, bueno aunque no la conoce pero sé que así será. Y por estar aquí con nosotros yo le daré lo necesario a Dana si llego a ocupar algo te lo hare saber—esto lo dijo con una sonrisa aquella mujer de unos treinta y ocho años.

—Gracias Miyuki, te lo agradeceré toda la vida, entonces te mandare los papeles de ella mañana mismo por la tarde iré a la universidad a recogerlos y puedas inscribirla en la misma preparatoria que esta Hanamichi.

 

continuara...

Capítulo 6.-Preparandome para un largo viaje. por Hitomi Uzumaki

 

 

 

—Sí, para yo ir pasado mañana y comience sus clases el próximo lunes.

 

—Entonces así le hacemos hasta luego Miyuki.

 

—Nos vemos pues.

 

Se despidieron y el salió del despacho y le dijo su esposa que Dana estaba en su habitación él se dirigió hacia  allá toco en la puerta de la habitación de ella,

 

El entro — ¡Dana! Podemos hablar.

 

—Sí, tío pasa—ella en esos momentos estaba nerviosa ya que estaba segura que él ya sabía  que no entro a la clase de música.

 

—Pues hija quiero pedirte una disculpa.

 

—De que tío—espeto aquella joven de ojos verdes.

 

—De forzarte a tomar las clases de música.

 

—Tío, no tienes por qué preocuparte no es tu culpa solo tu tomaste una decisión que era por bien mío, soy yo la que debe pedirte perdón—esto lo dijo cabizbaja y triste sin mirarlo a los ojos.

 

 —No, Dana no digas eso.

 

—Es que tío no pude entrar a la clase salí de ahí.

 

—Está bien Dana si no quieres tomar esa clase te entenderé y mucho menos te forzare a tomarla yo te apoyo.

 

Esa joven no podía creer lo estaba escuchando. — ¡Tío!

 

— ¿Así como lo oyes? Por eso quiero preguntarte si quieres ir a estudiar al extranjero  por un largo tiempo para que cambies de ambiente, conozcas nueva gente, amigos.

 

Dana se sorprendió—   Me estas tratando de decir que soy un estorbo para ti, y quieres deshacerte de mi verdad.

 

El tío al verla así, la abrazo fuertemente —No, no digas eso solo quiero que tu estés bien olvides todo esto por lo que estás pasando siempre yo he querido lo mejor para ti entiende, además te prometo que el día que termines de estudiar allá iré por ti.

 

Aquella joven de ojos verdes abrazo a su tío también y le dice que acepta irse, entendía  que era la mejor para ella necesitaba un ambiente diferente.

 

— ¡Tío Daisuke! ¿Cuándo me voy? Además tengo que  buscar donde vivir allá.

 

—Mira por eso no te preocupes hija acabo de hablar hace un momento con tu tía Miyuki, ella acepto con gusto que vivieras con ella todo el tiempo que quieras y mañana iré a comprarte el boleto para que salgas el jueves  en la noche  a Japón.

 

— ¡Ah! Japón. —expreso aquella joven.

 

—Si, a Japón hay algún problema hija.

 

—No, tío pero es que una de mis amigas se fue para allá.

 

— ¡En serio! Pues que coincidencia a la mejor te la puedes encontrar haya.

 

—Entonces mañana mismo iremos a comprar tu boleto y recogeremos tu papelería para mandársela a tu tía.

 

— Tío, ahora que mencionas de nuevo a mi tía Miyuki no recuerdo como es , solo me viene un vago recuerdo cuando tenía tres años vinieron a Nueva York ella y mi tío Masashi, ahora que vaya para allá no sabré como es.

 

— ¡Ah! Pues ahora mismo te enseño una fotografía de ella y tu primo, además también le mandare una foto tuya para el día que vaya a recogerte al aeropuerto te reconozca.

 

— ¿Cómo crees que vaya a recogerme yo llegare sola tío, no quiero molestarla a la mejor trabaja si tú me das la dirección yo me las arreglare para llegar a su casa.

 

—Está bien yo le diré de tu decisión, así que espérame un momento deja traigo la fotografía.

 

El salió de la habitación de ella después de unos segundos regreso y le enseña la fotografía donde estaba su tía Miyuki, su tío Masashi y su primo Hanamichi era una foto ya muy vieja ya que en esta aquel chico de ahora de quince años ahí tenía cinco años.

 

 

 

Ella la miro con detenimiento ya que su tío se parecía un poco a su padre—Así que él es Hanamichi.

 

—Así es hija, Miyuki me conto que él pertenece al equipo de básquet de la preparatoria que entraras tú.

 

—Bueno ya vi  a mi  tía como es, pero a mi primo no  creo reconocerlo  tan rápido ya que esta fotografía es de hace mucho tiempo, me puedo quedar con ella.

 

—Claro. —contesto aquel hombre con una sonrisa.

 

—Entonces arreglare mis cosas tío Daisuke para tenerlas lista.

 

—Te dejo pues y no te acuestes tarde, que descanses.

 

—También tú.

 

Al día siguiente fueron a recoger la papelería de Dana a la universidad, la directora no aceptaba que ella se fuera a principios del ciclo escolar pero tuvo que aceptar ya que era decisión del señor Sakuragi.

 

Mientras aquella joven estaba recargada en los barandales esperando a que saliera su amiga de clases.

 

Miro por ultima ves su escuela donde solo paso tres meses estudiando ahí, recordó cuando conoció a sus dos grandes amigas con quien compartió sus alegrías y tristezas ahora se iría a otro lugar a estudiar y dejaría atrás   su  amiga.

 

Estaba tan sumergida en sus pensamientos que fue sacada repentinamente por su prima.

 

— ¿Qué sucede Ashley? —ella se sorprendió al ver a Brian con ella, era le persona que menos quería ver en esos momentos.

 

—Pues le estaba diciendo a Brian que te ibas ir a estudiar al extranjero y no me cree.

 

—Es cierto eso—exclamó aquel joven interesado en saber.

 

—Sí, así es me voy el jueves en la noche para Japón—En eso interrumpen la plática de  los tres era la amiga de Dana.

 

Ella se retiró de ahí dejando sorprendido a Brian—No ella no se puede ir a si nada mas—Esto lo dijo en vos alta que escucho su novia.

 

— ¿Qué dices  Brian?

 

—No, no es nada amor vamos a la cafetería con Bree y Kevin.

 

—Sí, vamos.

 

Dana y Drew estaban  en el patio platicando— ¡Dana! Así que te vas para Japón —pregunto aquella chica de ojos negros y se puso  triste ya que eran muy buenas amigas ella la apreciaba como una hermana.

 

—Sí, Drew pero no te pongas triste yo  te hablare o te escribiré amiga—Dana lo dijo  con una sonrisa a su amiga.

 

— ¿Cuándo te vas?

 

—El jueves a las ocho de la noche.

 

—Entonces ese día iré a despedirme de ti amiga.

 

Pero ellas no se dan cuenta que su conversación fue escuchada por  alguien—Así que se va del país y sale a las ocho de la noche.

 

— ¡Dana! Nos vamos.

 

— ¡Tío! Ven mira te presento a mi mejor amiga bueno es como una hermana para mí.

 

El señor Daisuke saludo amablemente a Drew—Hola señorita gusto en conocerla mi sobrina me hablado  de ti.

 

—Pues espero que bien señor Sakuragi y es un gusto conocerlo también—dijo con una sonrisa.

 

—Drew entonces nos vemos amiga.

 

—A dios Dana.

 

 

 

Ellos se alejaron de ahí, y fueron al aeropuerto a reservar el boleto, a la ves ella estaba contenta ya que si quería un cambio pero a la vez no ¿Por qué dejaría a su mejor amiga?

 

El tío la miro distraída — ¿Pasa algo?

 

—No, tío no es nada nos vamos ya—espeto  con una sonrisa.

 

Así pasaron los días se llegó el jueves esperado para aquella joven de ojos verdes era su último día de vivir con sus tíos y  primas  en Nueva York, ahora iría a un  lugar muy lejos, mientras  tanto  en la preparatoria Shohoku los chicos tuvieron sus entrenamiento muy duro la amistad de Serena y Mitsui estaba consolidando ella estaba más enamorada de él.

 

Los chicos siempre  los miraban juntos y hasta pensaban que eran novios ya que siempre se iban juntos.

 

Hisashi también no se escapaba de las apuestas que hacían los amigos de Sakuragi de que si él  se le declaraba aquella chica lo rechazaría.

 

Hanamichi e inclusive Ryota también apostaron  y esto no lo dejo pasar aquel chico de ojos azules quien les dijo que él no ha pasado por lo mismo que ellos que él nunca había sido rechazado por una chica en su  vida.

 

Pero Hanamichi se burla de el—Mira Mitsuito siempre hay una primera ves —exclamo aquel chico de cabello pelirrojo sonriendo.

 

— ¡Vaya todos son un par de tontos! Eso no sucederá.

 

—Pues eso veremos amigo, eso lo veremos. —Se quedó pensado Hanamichi.

 

—Hanamichi creo que Mitsui tiene razón si vemos bien la situación Serena al parecer le simpatiza muchísimo —corroboro Yohei.

 

—Pues yo aún sigo con esta apuesta sé que él será rechazado. —esto lo dijo a carajada abierta como siempre solía hacerlo.

 

Ayako que escucho todo le dio un tremendo golpe con su abanico en la cabeza— ¡Cállate torpe!

 

— ¡Ayako! ¿Por qué me pegas? Eso me dolió mucho.

 

—Pues ustedes par de torpes perderán ante él, al parecer esos dos se gustan tanto pero ni uno ni otro se anima a decir lo que sienten—acoto aquella chica de cabello rizado.

 

 —No, puede ser yo quería que lo rechazaran —expreso aquel chico rubio.

 

—Oyes Hanamichi no te había dicho que hace rato mire a tu mamá aquí en la escuela.

 

— ¡Que dices gordo!

 

—Así como lo oyes.

 

—A que vendría, además saben estos días ha estado muy extraña desde el martes estuvo arreglando la habitación de huéspedes—acoto aquel joven quedando un momento en silencio.

 

— ¡Hanamichi acaso hiciste algo malo que le mandaron llamar a tu mamá!

 

—No, pero esto lo averiguare llegando a casa, pero bueno pasando a otra cosas chicos mi mamá me dijo que los invitara a comer mañana después del partido, que dicen.

 

Todos los chicos aceptan la invitación de su amigo, pero aun aquel chico pelirrojo estaba intrigado por la visita de su madre en la preparatoria.

 

En ese momento Akagi reúne a los chicos ya que el profesor Anzai quería hablar con ellos.

 

—Jóvenes  mañana tendremos nuestro primer encuentro con el equipo de Miuradai y sé que nos ira muy bien  todos sean esforzado mucho y me alegra. Así, que chicos  hoy pueden irse temprano descansar  para que estén listos para mañana  Ayako les mostrara  las preliminares del campeonato antes de que se vayan.

 

Aquella joven de cabello rizado pego la tabla en  la pared, Hanamichi miro la tabla y vio a Ryonan— ¡Sendo! Así que no pierdas  con otro equipo yo me encargare derrotarte.

 

— Sakuragi pero ten en cuenta que debemos jugar con los demás equipos que están en nuestro bloque y así llegar a enfrentarnos a Ryonan. —expreso aquel joven de lentes a su compañero.

 

—Ahora entiendo los únicos que pueden entrar a las nacionales son los equipos que queden en primero y segundo lugar verdad  Ayako.

 

—Así es el año pasado  gano Kainan ha ganado dieciséis años consecutivos es un oponente muy fuerte y después Shoyo  quien se ha estado acercando poco a poco al primer lugar.

 

—El equipo Shoyo está en la parte superior de nuestro bloque—espeto aquel joven moreno.

 

— ¡Ahora es más importante ganar al  primero equipo!—acoto el capitán Akagi.

 

— ¿Es Miuradai? —exclamo Kogure.

 

—Es un equipo muy fuerte en el campeonato del año pasado iban en un buen lugar pero perdieron ante Kainan y su objetivo es ganar este año. —corroboro la manager del equipo.

 

—Pues esos tontos perderán ante este genio Hanamichi Sakuragi—dijo aquel chico pelirrojo a carcajada abierta.

 

— ¿Quién es el tonto?

 

— ¡Kogure!

 

—Este es nuestro último año Akagi.

 

—Sí, escuchen esta es nuestra última opción es ganar.

 

—Si—dijeron todos en unisón.

 

—Nos vemos pues a la nueve y media de la mañana en el gimnasio de la preparatoria Miuradai —musito el profesor Anzai.

 

Todos se retiraron, a sus casas  como siempre Mitsui acompañaba a Serena a su casa, Hanamichi y Haruko esos días no se iban juntos, pero él siempre le hablaba por teléfono por las noches.

 

A veces a Akagi se le hacía raro que su hermana hablara hasta muy tarde por teléfono pero no sospechaba que Haruko y Hanamichi eran novios.

 

En Nueva York Dana estaba lista para partir ella y su tío se fueron al aeropuerto desde las siete y media para estar a tiempo y no hubiera contra tiempos solo se fueron ellos dos,   ya que no quisieron acompañarlos su tía y sus primas.

 

Pero si se despidieron de ella, al salir de la casa ella la miro por última vez ahí había pasado la mayor parte de su infancia sintió en ese instante una nostalgia, su tío al verla así  solo la miro y no dijo nada el también no quería que se fuera  pero si él le decía que se quedara ella aceptaría, pero ya se había tomado una decisión.

 

Ambos subieron al carro ella dejo escapar un suspiro muy profundo, mientras iban rumbo al aeropuerto el señor Sakuragi recordó cuando le hablo a Miyuki  sobre la actitud de  su sobrina la forma en que vestía, pero lo que le  agrado saber por parte de ella que no le importaba que con el tiempo ella retomaría su camino, además que en la nueva preparatoria en la que iba estar usaban uniforme y era obligatoria así que tendría que usarlo a como diera lugar.

 

Aun ella vestía aquellas ropas pero él no le dijo nada, él sabía bien que tarde temprano  cambiaría su aspecto.

 

Llegaron a su destino cuando entraron estaba ahí su mejor amiga Drew ella al verla se puso feliz — ¡Drew!

 

—Amiga que pensaste que no iba a venir.

 

—No, siempre he confiado en ti amiga—contesto con una sonrisa.

 

Drew le regala s su amiga un oso de peluche de color blanco y en ella una carta pero esta le dice que no lo vea por ahora si no hasta que vaya en el avión.

 

—Gracias Drew, por este regalo.

 

—Dana ahora vuelvo no tardo.

 

—Sí, tío.

 

Aquellas dos jóvenes se quedaron ahí estaban sentadas platicado y sonreían en ese instante son interrumpidas.

 

— ¡Dana!

 

—Tú que haces aquí Brian. —expreso aquella chica de ojos verdes.

 

—Podemos hablar a solas.

 

—Brian tu y yo no tenemos nada de qué hablar —dijo aquella joven de ojos verdes.

 

—Por favor Dana. —esto lo dijo Aquel chico en tono de súplica hacia esa joven.

 

 —Está bien vamos. —Ella se levantó de donde estaba —Drew te encargo mis cosas si viene mi tío no le digas que estoy con él.

 

—Lo que tú digas.

 

Brian y Dana se alejan un poco de ahí van en silencio caminando, ella es la  que habla—De que quieres hablarme.

 

—Pues primeramente que nada quiero pedirte una disculpa  por los  problemas que te he causado.

 

Ella no podía creer que él se estuviera disculpando con  ella y acepto de buena gana esa disculpa por parte te dé el.

 

—Si eso es todo lo que me ibas a decir nos vemos Brian y por favor trata bien a mi prima—Aquella joven iba a dar media vuelta cuando aquel chico la tomo de la mano evitando que se alejara de él.

 

—Espera un momento.

 

Dana se sorprendió— ¿Qué te pasa suéltame?

 

—Antes de que te vayas tengo que decirte algo muy importante para mí.

 

—Sí, dime te escucho.

 

— ¿Sabes Por qué me hice novio de tu prima?

 

—No, no sé. —respondió Dana

 

—Pues para estar cerca de ti.

 

— ¡Que dices!

 

—Así, como lo oyes, desde el primer día que te conocí me gustaste tanto y con el tiempo me llegue a  enamore de ti, por eso siempre te molestaba solo quería llamar tu atención.

 

—No, sigas Brian si las cosas  hubieran sido diferentes a lo mejor entre tú y yo hubiera pasado algo pero no, entre tu más me molestaba yo te detestaba ahora veo en ti una persona diferente esa es tu verdadera personalidad yo  solo te pido que olvides  estas conversación entre nosotros  y hagas feliz a mi prima, ella te ama demasiado y no la hagas sufrir.

 

—Adiós Brian —ella le sonrió y esto hizo que aquel chico se ruborizara —Dana se fue,  dejando aquel chico confundido, ella llego con su amiga.

 

— ¿Qué quería Brian?

 

—Se me declaro Drew.

 

— ¿Qué dices? Pero tú que le dijiste.

 

—Pues que crees Drew, que él no me gustaba.

 

Drew la miro —Vaya Dana aun sigues en tu posición de jamás te enamoraras de un chico que sea deportista.

 

—Sí, amiga como te dije son engreídos y patanes  esa clase de chicos los detesto. —contesto aquella joven de ojos verdes cruzándose de brazos.

 

—Mmmh si tú dices.

 

—Que estas tratando de decir Drew esa mirada no me gusta, además yo no creo en el amor a primera vista y no me importa en  lo más mínimo salir con chicos en estos momentos.

 

—Está bien ya no diré nada pero cuando  tengas uno me avisas —musito aquella chica de ojos negros.

 

—De verdad que contigo no se puede amiga— en ese momento llego su tío ya casi era la hora de marcharse.

 

Cuando avisan — A todos los pasajeros con destino a Japón favor de pasar por la puerta diez.

 

Dana y su tío se abrazan, ella llora en ese momento —te extrañare.

 

—Yo también hija y pórtate bien.

 

—Si tío Daisuke eso hare, no tendrás ni una queja de mí.

 

—Eso espero, Hija llevas la dirección de tu tía, o bien ahora mismo le llamo para que vaya por ti.

 

—Aquí la traigo tío Daisuke, y no le hables yo  sabré llegar.

 

 

 

Después se despidió de su gran amiga ambas lloraron —Nos vemos Dana.

 

—Adiós Drew ¿Cuándo llegue haya te hablare?

 

Después de que se despidieron aquella chica de cabello negro abordo el avión con destino a Japón para ella iba hacer una nueva vida, iba hacer un cambio total en tanto en lo personal como en su vida en el amor.

 

Mientras en Japón cada uno de los chicos  del club de básquet estaba sumergido en sus pensamientos, ya que el día de mañana jugaría contra Miuradai, y por la información que les dio Ayako era un equipo muy fuerte.

 

Mitsui estaba en su habitación recostado en su cama y mirando hacia la ventana el cielo oscuro y estrellado estaba emocionando ya que iba hacer su primer juego después de mucho tiempo y estaba decidido dar todo por el todo para llevar a Shohoku  a las nacionales, pero eso no era lo único que estaba en sus pensamientos, era aquella joven de ojos color miel  y sonrisa encantadora  él había tomado una decisión con respectó a ella.

 

 

 

continuara...

Capítulo 7.-Llegando a mi destino y Shohoku contra Miuradai. por Hitomi Uzumaki

 

 

Estaba tan sumergido en sus pensamientos cuando tocaron la puerta de su habitación sacándolo repentinamente de estos mismos.

 

— ¡Adelante!

 

Pasó aquella chica de ojos azules y se sentó en la orilla de la cama— ¡Hisashi! ¿Qué te pasa?

 

— ¿Qué te importa? ¿Eres una niña muy preguntona? Y no me pasa nada Sakura. —contesto con una leve sonrisa aquel joven de ojos azules, a su pequeña hermana.

 

Aquella chica  se molestó con él un poco pero sabía  bien que él era así con ella— ¡Eres muy malo conmigo Hisashi! —acoto Sakura cruzándose de brazos.

 

— ¡Vaya! Eres una niñita que ya se enoja ¿acaso vas a llorar? —dijo Mitsui con solo el afán de molestarla ya que le gustaba hacerla enojar.

 

—No, no voy a llorar torpe.

 

—Bueno a que viniste.

 

 —Solo vine a decirte que mañana te estaré apoyando en el partido hermano en todo momento.

 

— ¡Gracias Sakura!

 

La hermana de Hisashi se abalanzó sobre él y lo abrazo — ¡Hisashi!

 

—Dime.

 

—Mañana me presentaras  a tus amigos.

 

—Sí, enana mañana te los presentare y deja de molestar ve a descansar.

 

—Está bien hermano y no soy ninguna enana, ya soy grande.

 

—Sí, lo que tú digas.

 

Aquella chica salió de la habitación de su hermano—Es un tonto mi  hermano parece que a su edad no ha madurado en nada sigue siendo el mismo de siempre.

 

 

 

 En el avión Dana leyó la carta de su amiga lo que le escribió:

 

Espero que si cambias, sea con plena convicción y siempre para tu bien, aunque sabes que tienes al menos mi aceptación y apoyo... no te dejes vencer por los sufrimientos quienes también te harán cambiar y de ti dependerá hacia donde te lleva ese cambio.

 

Si necesitas algo ya sabes que puedes contar conmigo estoy aquí y aquí estaré siempre apoyándote.

 

— ¡Drew gracias amiga!

 

Durante su viaje ella se quedó dormida por un buen rato ya que este fue muy largo, después de algunas horas Dana despertó y miro hacia la ventana ya estaba llegando aquel país que no conocía estaba amaneciendo.

 

En ese momento una de las azafatas les dice a los pasajeros —Atención favor de abrocharse sus cinturones  dentro de diez minutos arribaremos al  aeropuerto de Japón.

 

Dana estaba nerviosa ya que había llegado a un país desconocido para ella, donde no conocía a nadie,  después de unos minutos el avión aterrizo. Bajo del avión y fue a recoger sus maletas.

 

Ella miro su  reloj eran las  nueve  de la mañana — Vaya es temprano —Se dirigió para afuera  y miro aquel lugar  —Es un lindo lugar.

 

En eso la interrumpieron — ¡Buen día señorita!

 

— ¡Buen día!

 

—La puedo llevar algún lado.

 

—Sí, voy para Kanagawa.

 

—Vamos señorita.

 

Ella subió al taxi el viaje fue también un poco largo, ella se sorprendía por todo lo que miraba en aquel país que no conocía, miraba a mucha gente.

 

A esa hora había mucho tráfico, — ¡Oiga señor todavía falta mucho para llegar!

 

—Un poco señorita mire hay mucho tráfico además a esta hora mucha gente se dirige a su trabajo.

 

Aquella joven dejo escapar un suspiro —Pues ni modo que más se puede hacer.

 

Mientras en otro lugar cercano los chicos de Shohoku estaban llegando al gimnasio ya que dentro de unos  minutos empezaría el juego contra Miuradai.

 

Las chicas estaban sentadas en las gradas esperando que empezara el partido, también ahí estaban presentes los amigos de Hanamichi, la mamá de Mitsui y su hermana menor.

 

— ¡Mamá! No veo mi hermano.

 

—Tranquila hija dentro de un momento saldrán.

 

Al igual las chicas estaban nerviosas por el partido —Sé que les va ir muy bien—expreso la joven de ojos color miel.

 

También llegó el equipo de Ryonan  a ver  partido, Hikoishi  se preguntaba así mismo  si  Shohoku tendrá dificultades con Miuradai, — ¿Que habilidades nos mostraran Akagi, Rukawa y Sakuragi tengo que ser un buen observador?

 

Mientras por acá el capitán del equipo contrario—Mmmh no más por que jugaron con Ryonan y ganaron por un punto de diferencia ¿Creen que pueden derrotarnos? Nuestro objetivo de este año es derrotar a Kainan, Shohoku no es un oponente muy fuerte.

 

Ambos equipos salen a la duela, anuncian el partido  y como titulares salen Shiozaki, Kogure, Akagi, Yasuda, Kakuta.

 

— ¿Pero  qué pasa? ¿Por qué Rukawa está en la banca? —espeto el capitán del equipo Ryonan.

 

Al igual las chicas y los amigos de Sakuragi estaban sorprendidos por que no salieron los chicos a jugar.

 

— ¡Mamá! ¿Por qué mi  hermano no está jugando? —exclamo aquella chica de ojos azules.

 

—No, se hija.

 

Tanto Rukawa, Mitsui, Ryota y Sakuragi miraban el juego desde la banca ya que no salieron a jugar esto molesto a Hanamichi, el miro al profesor Anzai y se acercó a él y le dijo que porque no salió a jugar.

 

El profesor le contestó  que no jugaran ¿Por qué se pelearon y estaban castigados? Lo cual sorprendió a los demás chicos.

 

Hanamichi no  hizo esperar más y se acercó a Mitsui y le dice — ¡Oyes habla con el gordito! Ya que tú empezaste el pleito.

 

— ¿Cómo te atreves a faltarle al respetó al profesor Anzai torpe?

 

En eso se une a la discusión Ryota — ¡Hanamichi y a ti en que te afecta tú perteneces a la banca! 

 

— ¿Por qué dices eso Ryota? Tú sabes de mis habilidades. —espeto aquel joven pelirrojo, además yo no empecé la pelea.

 

En son interrumpidos por una voz conocido por ellos—Vaya ahora tenemos un trio de torpes—musito aquel chico de mirada fría a sus compañeros.

 

Tanto como Mitsui, Ryota y Hanamichi lo miran — ¡Tú  eres el   que empezó a golpearnos, eres un desesperado! —dijo Mitsui.

 

— ¿Qué dices Rukawa?

 

— ¿Cómo te atreves a decirle torpe a tu superior? —exclamo Ryota a su compañero.

 

— ¡Engreído! —acoto Hanamichi.

 

— ¡Háganse a un lado no  me dejan ver el partido!

 

Aquellos tres chicos estaban molestos con él, y Ayako la manager los regaña—No es el tiempo para estar discutiendo con su compañero miren cómo va el marcador.

 

Los chicos miran Miuradai llevaba la ventaja mientras que su equipo llevaba cinco punto, aunque los esfuerzos de Akagi por alcanzarlos era muy difícil, ya que sus  compañeros no soportaban la presión del equipo contrario.

 

De esta debilidad se aprovechaba Miuradai ya que decía el capitán del equipo contrario que el equipo de Shohoku estaba conformado por un solo hombre y tenía que derrotar Akagi.

 

Murasame vuelve encestar otra canasta y le dice  Akagi que porque no juega bien y que ellos no serán tan flexibles como Ryonan, esto hizo molestar al capitán de Shohoku y a los  chicos de Ryonan que estaban viendo el juego desde las gradas.

 

— ¡Vamos Akagi! ¿Qué estás haciendo?

 

Al escuchar esto los demás chicos se molestaron sentía como su sangre hervía por sus venas al oír eso por parte de Murasame.

 

Hikoishi  miro hacia la banca de Shohoku y miro a Sakuragi y Rukawa molestos al igual aquellos dos jóvenes que no conocía— ¿Pero quienes son ellos, no estuvieron en encuentro que tuvimos con Shohoku la otra ves?

 

El juego seguía, cuando Akagi iba encestar,  Murasame lo golpea su objetivo era sacarlo del juego y así ganar.

 

—No puede ser harán lo posible por lastimar al capitán Akagi—acoto la joven de cabello rizado.

 

—Son unos tontos Akagi no es el único jugador de Shohoku —musito Mitsui molesto.

 

Mientras tanto en otro lugar, aquella joven que iba rumbo a Kanagawa se sorprendía más y más al ver este maravilloso país.

 

Ella por una extraña razón miro hacia   un edificio muy grande parecía un  gimnasio  y miro que chicas y chicos entraban en él y pregunto al taxista con algo de curiosidad— ¡Disculpe pero que hay ahí señor algún tipo de convención!

 

—No, señorita son los juegos inter escolares de baloncesto de las diferentes preparatorias de esta región, pues ahora mismo está jugando la preparatoria de Miuradai y Shohoku.

 

— ¡Ah! Ya veo—en eso recordó cuando su tío le había comentado que ella iba estar en la preparatoria de Shohoku. —Señor puedo llevarme ahí por un momento—dijo aquella joven de ojos verdes.

 

— ¡Claro señorita! —Aquel hombre la llevo a ese lugar — A usted le gusta el básquet.

 

—Pues para ser sincera no le entiendo muy bien solo es curiosidad que quiero ver—contesto aquella joven.

 

Mientras seguía el partido Akagi seguía encestando canastas, pero aun así Miuradai llevaba la ventaja.

 

—Shohoku debe ser fuerte aunque Hanamichi y los demás no estén jugando—espeto Takamiya.

 

—Tienes razón Takamiya—contesto Haruko—Debemos apoyar a los muchachos.

 

—Sí, vamos apoyarlos en todo momento—corroboró la chica de ojos color miel con una sonrisa.

 

Todos empezaron animar a Shohoku y Sakura al ver esto también los animo aunque su hermano no salía a jugar.

 

Se escuchaba aquellos ánimos para ellos— ¡Shohoku! ¡Shohoku!

 

Sendo  había ido a comprar un refresco, mientras se lo tomaba se acercó a él, Maki el capitán de Kainan

 

—vaya así que vinieron a ver el partido.

 

—Sí, Maki me supongo que viniste a ver quién ganaba.

 

 —Para ser sincero no me importa quien gane.

 

Mientras esos dos jóvenes discutían una joven de cabello negro y ojos verdes paso por un lado de ellos.

 

Sin mirarlos se pasó de largo, pero para el joven de cabellos de puerco espín no la paso desapercibida mientras platicaba  con Maki la miro de arriba abajo además en la forma que vestía,   mientras en la duela  hicieron cambios entraron a jugar aquellos jóvenes conflictivos.

 

—Vamos Hisashi tu puedes—grito aquella joven de cabello castaño.

 

Esto no lo dejo pasar aquella chica de cabello negro y ojos azules al mirar como aquella chica animaba a su hermano— ¿A  caso ella será novia de Hisashi?

 

— ¡Mamá! Mira aquella joven.

 

—Sí, ¿qué pasa Sakura?

 

—Pues en la forma que anima a mi hermano puede que sea su novia.

 

—A la mejor,  le diré  a Hisashi que le  invite algún día a cenar con nosotros que te parece hija—dijo ella con una sonrisa.

 

—Claro mamá me gustaría conocerla.

 

Mientras  platicaban  Mitsui encesto una canasta de tres  puntos alcanzando al equipo contrario llevando 22 a  24  a favor de Miuradai.

 

— ¡Vamos hermano!

 

Seguía el juego en eso a Hanamichi iba junto a Ryota, pero este chico moreno le paso el balón a Rukawa  y esto hizo molestar aquel chico pelirrojo.

 

Todos se sorprendieron al ver la jugada sorprendente de Rukawa, desde las gradas aquella chica de ojos verdes miro esto, y se sorprendió por tal jugada por parte de aquel chico de cabello negro.

 

— ¡Vaya juega bien! —pensó en ese momento pero es sacada de sus pensamientos repentinamente por unos gritos.

 

— ¡Rukawa! ¡Rukawa! Eres el mejor.

 

— ¡Uff!  Me lo suponía tenían que salir chicas tan escandalosas, así que se llama Rukawa.

 

Hikoishi se sorprendió por tal acto de aquel chico— ¡Esto es increíble! Él es un excelente jugador.

 

— ¿Qué presumido es? —expreso un chico de cabello de puerco espín que venía bajando los escalones.

 

— ¿Dónde te había metido Sendo? Rukawa ha estado jugando de una manera tan espectacular.

 

—Sí, Hikoishi lo vi todo, lo que pasa que vi a Maki en las escaleras.

 

— ¿Qué viste a Maki? ¿No puede ser él es capitán del equipo de Kaina es el mejor jugador más famosos de todo el estado que malo eres Sendo yo quería conocerlo? —decía aquel chico que siempre trae consigo una libreta y exagerando de todo.

 

— ¿Qué exagerado eres Hikoishi? —dijo su amigo que estaba sentado a un lado de él.

 

—El todavía anda por aquí —reitero Sendo.

 

Desde las gradas el capitán  del equipo  Kainan estaba mirando el partido de Shohoku contra Miuradai.

 

En ese momento termino el primer tiempo y los chicos descansan por un momento mientras  Sakura le dice a su mamá que ira por un refresco, ella se dirige para allá, subió unos cuantos escalones y no pudo evitar ver aquella joven  que estaba recargada  en el barandal.

 

La miro de arriba abajo, ya que le llamo la atención en la forma que vestía, le causo algo de temor, pero Dana sintió aquella mirada de esa jovencita la miro y sonrió con ella.

 

A lo que la chica  respondió aquella sonrisa, se retiró, Sakura introdujo las moneda en  la máquina de refrescos pero no salió y esto la hizo molestar—No puede ser solo se tragó mis monedas y no me dio mi refresco.

 

—Te puedo ayudar.

 

Aquella chica miro hacia atrás para ver quien le hablaba y sorprendió al ver de nuevo aquella joven—Pues, esta máquina se tragó mis monedas  y no me dio mi refresco.

 

—Déjame ver, que puedo hacer con esta chatarra. —Dana se acercó a la máquina y con su mano le dio unos golpes en la parte lateral de esta y luego se puso en frente donde se ponían las monedas.

 

Sakura solo la miraba— ¿Qué va hacer?

 

En ese momento aquella chica de ojos verdes se retiró un poco de la máquina y le dio una patada haciendo que cayera el refresco.

 

La joven de ojos azules sorprendió al ver tal acto de aquella chica, Dana se acercó a ella y le dio su refresco —Ten niña.

 

—Gracias…—expreso Sakura con una leve sonrisa hacia ella.

 

— ¡Oyes puedo hacerte una pregunta!

 

—Sí, dígame.

 

—Los de la preparatoria Shohoku son los del uniforme blanco.

 

—Sí, señorita y son muy buenos jugadores además ahí está mi hermano.

 

En ese momento se escucharon gritos  en el gimnasio —Ya empezó el juego nos vemos  y gracias —ella se fue corriendo.

 

Dana camino a paso lento, fue también a ver cómo iba el partido y saber ¿Por qué hacían tanto escándalo? cuando llego se sorprendió al ver un tiro sorprendente era una canasta de tres, ella se emocionó tanto que no supe ni porque.

 

 

 

Las chicas y los amigos de Sakuragi e inclusive Sakura gritaban con euforia cuando Mitsui encesto esa canasta de tres puntos.

 

Los del equipo de Miuradai estaban molestos, así que el entrenador de este equipo saco a jugar a Naito un jugador que habían reservado para las finales.

 

—No se preocupen chicos yo me encargare de Rukawa, Mitsui  y del número diez Sakuragi.

 

— ¡Confiamos en ti Naito! —espeto un compañero de sus mismo equipo.

 

El jugador Naito del equipo de  Miuradai  le hizo el juego imposible  a Shohoku  interponiéndose con Mitsui, Rukawa y Sakuragi.

 

A Hanamichi le hizo cometer algunas faltas ya que ese era su objetivo sacarlo fuera, cuando él iba encestar una canasta Murasame  lo golpeo muy fuerte cometiendo una falta por parte del equipo contario, y él tenía que encestar dos tiros libres, pero él no había practicado aun esos tiros así  que el primer tiro fue desperdiciado, y el segundo Hanamichi lanzo el balón con todas sus fuerzas para poder  hacer un rebote, pero este acto fue frustrado por su compañero de equipo Rukawa quien encesto y esto molesto Aquel chico pelirrojo.

 

Dana que aún seguía mirando aquel partido se sorprendió al ver aquello— ¡Vaya! Otras ves ese chico volvió hacer de las suyas aunque el pelirrojo no se queda atrás es un poco torpe pero juega con entusiasmo, ella miro su reloj—  No puede ser ya es tarde mi tía ha de estar preocupada porque no llego.

 

 

 

Sakura quien estaba con su mamá miraba hacia donde estaba aquella joven de ojos verdes a su parecer se le había hecho una chica simpática y aparentaba lo que no era con ese tipo de ropa y se preguntaba quién era,  ¿pero no era la única que se preguntaba quién era esa chica?  Un chico  de cabello de puerco espín y ojos azules buscaba aquella chica entre toda la gente a él se le había hecho una chica bastante extraña e interesante la buscaba entre toda aquella gente que estaba en el gimnasio miraba a todos lados buscándola con la mirada hasta que sus ojos la encontraron.

 

— ¿Quién será? —estaba distraído que no escucho que le hablaba Hikoishi.

 

— ¡Sendo! ¡Sendo!

 

— ¿Qué sucede Hikoishi?

 

— ¡Crees que Shohoku ganara!

 

—Sí, estoy seguro de eso, además él no se dará por vencido—esto lo dijo aquel chico de ojos azules refiriéndose a Sakuragi.

 

Antes de retirarse aquella joven, vio  llegar dos chicos al parecer pertenecían a una escuela privada  ya que su uniforme  era  un traje azul con corbata roja y se acercaron al otro chico que estaba ahí desde un  principio  uno de los chicos el más desalineado de los tres  pregunto con algo de fastidio al chico que estaba ahí.

 

— ¡Capitán Maki! ¿Por qué nos hizo venir a ver este partido? Que no vale la pena  ver.

 

—Tranquilo Kyota te has perdido de los más interesante de este juego además Shohoku no es el mismo equipo de antes—expreso aquel chico moreno y alto.

 

— ¡Shohoku! No juega nada mal! —espeto Jin integrante del equipo de Kainan.

 

Aquella chica de ojos verdes al retirarse pensó en ese momento —Estoy segura que Shohoku ganara.

 

Ella se fue y tomo el taxi reanudando su camino ya que llegaría a casa de su tía mas tarde de lo acordado, llego a su destino y bajo todas sus cosas del  taxi, toco la puerta en ese momento salió una mujer de unos 38 años no muy alta delgada de cabello negro hasta los hombros.

 

— ¡Dana eres tú! —Espeto aquella mujer con una sonrisa hacia ella.

 

—Sí, tía soy yo—respondió aquella joven.

 

Ella abraza a Dana y la después la mira de arriba y  abajo —Te pareces a tu madre, pero pasa anda deja te ayudo con tus cosas.

 

Dana el entrar a la que iba hacer su nuevo hogar miraba aquella  casa no era muy grande a lo que estaba acostumbrada  pero para aquella joven  no le importaba en lo más mínimo ya que sintió una gran paz y un ambiente diferente y le agrado.

 

—Ven hija aquí estará tu habitación—esta estaba situada a un lado de las escalones que iban al segundo piso—espero sea de tu agrado, yo misma lo decore.

 

—No, se preocupe tía cualquier lugar estará bien para mí—respondió Dana con una sonrisa a su tía.

 

Ambas entraron a la habitación, Dana se sorprendió  enfrente estaba su cama con unas colchas con figuras de flores, y ambos lados de esta estaban unos buros,  el buro que estaba al lado izquierdo tenía un reloj despertador en forma de gato y del otro lado estaba puesto un oso de peluche muy grande, y la ventaba que daba hacia el patio tenía una lindas cortinas casi transparentes de color azul cielo muy bonito.

 

También  tenía una mesa de escritorito que está a su vez tenia estantes dónde podía colocar sus  libros.

 

Aquella joven se sentó en la  cama y respiro hondo y profundo, su tía la miro distraído y le preguntó que le sucedía.

 

— ¿Qué pasa hija?

 

—Nada tía.

 

—Pues espero no te hayas decepcionado ya ves que mi casa no es muy grande a lo que tu estas acostumbrada —contesto aquella mujer.

 

—No, es eso tía Miyuki al contario  aquí se siente un ambiente a calor familiar y agradable —respondió  aquella chica de cabello negro.

 

—Dana te ayudo acomodar tus cosas.

 

—Gracias tía yo la hare en un rato más, ahora quiero  descansar un rato el viaje fue muy largo y agotador.

 

—Está bien, entonces descansa después te hablare para que comas junto con Hanamichi y sus amigos vendrás todos.

 

— ¡Claro tía!

 

La tía de Dana salió de la habitación —tiene toda la razón Daisuke mi sobrina no es la misma de antes no se parece en nada a la foto que me mando mi cuñado su cambio es tan radical, pero espero que vuelva hacer la misma de antes.

 

 

 

Mientras tanto en otro  lugar los chicos habían ganado el partido contra Miuradai, Haruko y los demás chicos fueron a los vestidores a felicitarlos  por su triunfo.

 

También por el pasillo iban la mama de Mitsui y su hermana ya que Sakura insistía tanto en ir felicitarlo.

 

Mitsui en ese momento estaba decidió pedirle a Serena   que fuera su novia ya que él había meditando por mucho tiempo y  tomar esa decisión  estaba nervioso ya que no sabía qué respuesta le daría aquella joven si se lo pedía.

 

En eso es sacado de sus pensamientos por aquel chico pelirrojo quien al ver que entraron los chicos y Serena.

 

— ¡Mira Mitsuito! ¿Quién está ahí? —dijo aquel chico pelirrojo mirando hacia donde estaba aquella joven de ojos color miel con los de más chicos del equipo.

 

Ella se acercó a él y lo felicitó, ambos se sonrojaron al  mismo tiempo, Hanamichi los miro y sonrió levemente al verlos a los dos  juntos.

 

— ¡Gracias Serena! Contesto el con una sonrisa, oyes vas ir a la casa de Sakuragi a comer.

 

—Sí. —respondió aquella joven ruborizándose.

 

—Serena ayer estuve pensando en… En ese momento es interrumpido por una voz conocida para él.

 

— ¡Hisashi! ¡Hisashi!

 

Todos miraron aquella niña  que entro buscando a Mitsui, ella  miro a su hermano sentado en una banca junto con aquella chica.

 

— ¡Hermano! Te felicito —ella lo abrazo.

 

— ¿Cómo Mitsui tiene una hermana? —todos los sus compañeros dijeron en unísono

 

Mitsui al ver como lo miraban se sonrojo en eso interrumpió aquel chico pelirrojo en ese momento— ¡Vaya Mitsuito así que tienes una hermana pequeña? ¿Quién se iba a imaginar que tu amigo siendo una persona tan conflictiva tenías una hermanita?

 

— ¿Qué no me digas Mitsuito cabeza hueca? —respondió aquel chico de ojos azules a su compañero de equipo.

 

Hanamichi rio a carcajada abierta como lo solía hacer, pero aquella  chica de cabello negro y ojos azules se acercó a él y lo miro de arriba y abajo— Y tu ¿Quién eres? Pelirrojo piensas que con tu cabello rojo y esos aires de chico rudo me das miedo, ¿Torpe? —esto lo dijo aquella joven en tono de sarcasmo.

 

Todos los presentes se sorprendieron por la forma en que aquella chica le contesto a Sakuragi — ¿Qué dijiste enana? —espeto el molesto con esa joven.

 

— ¿Cómo me acabas llamar? Grandísimo animal—contesto la chica molesta con él.

 

Entre aquellos dos chicos salían chipas de sus ojos molestos uno con el otro, los demás no podían creer lo que estaban viendo cómo era posible que Hanamichi estuviera peleando con una niña, Mitsui solo se inmuto a bajar un poco la cabeza —Veo que Sakura sigue siendo la misma de antes siempre buscando pleito que no puede ser una chica normal.

 

Pero aún seguían peleando aquellos dos, Hanamichi parecía un niño al lado de ella.

 

— ¡Enana!

 

— ¡Torpe!

 

— ¡Enana!

 

— ¡Torpe!

 

Mitsui se levantó de la banca y se dirigió con su hermana— ¡Tranquila!

 

—Sí, tranquilízate enana—expreso Hanamichi.

 

Pero de pronto el recibió un golpe en la cabeza por parte de Akagi—Comportante cabeza hueca.

 

— ¡Gori!

 

— ¡Disculpen a mi  hermana! —Espeto Mitsui muy apenado por lo que estaba pasando—Ella es mi hermana menor se llama Sakura.

 

Ella se presentó con cada uno de los amigos de su hermano, pero ella  al presentarse con el último chico le agrado cuando lo vio, a pesar de su corta edad sintió su corazón latir más de lo normal ya el trato de aquel joven fue diferente a los demás.

 

—Hola soy Sakura Mitsui.

 

—Hola señorita Mitsui soy Yohei Mito.

 

—El gusto es mío Yohei —contesto ella sonrojándose levemente. —Tu puedes llamarme Sakura.

 

—Está bien Sakura—respondió aquel  joven de ojos castaños.

 

Sakuragi, Noma, Takamiya y Okuss no podían creer que aquella chiquilla que apenas era una niña estuviera interesada en Yohei.

 

Mitsui se da cuenta de todo esto— ¿Qué te pasa Sakura?

 

—No, es nada hermano—dejo escapar un suspiro y  ruborisandose.

 

En eso interrumpió Ryota chicos hay que darnos prisa debemos ir a la casa de Hanamichi recuerden que nos invitó a comer a su casa.

 

—Si tienes razón vamos chicos a cambiarnos—Musito Akagi.

 

Mientras los demás salieron para dejarlos en ese instante Hanamichi—Enana tú también está invitada a ir a mi casa.

 

—Gracias torpes por la invitación.

 

— ¿Qué dijiste? Niña tonta.

 

—Tranquilo Sakuragi solo es una niña ya vez como son a esa edad.

 

—Sí, Gori lo sé además es una niña muy simpática y alegre no se parece en nada a ese torpe de Mitsui—esto lo dijo en voz alta y cruzándose de brazos.

 

— ¿Qué dijiste torpe? —exclamo Mitsui ya que acabo de escuchar lo que había dicho.

 

 

 

 continura...

 

 

 

 

Capítulo 8.-Problemas En Mi Primer Día De Clases. por Hitomi Uzumaki

 


 


—Lo que escuchaste.


—Mmmh torpe.


 


Después de unos minutos que todos se arreglaron se fueron para la casa de su amigo Hanamichi, también fue la hermana de Mitsui, la mamá de aquel chico de ojos azules los dejo ir solos.


Acá en la casa de Hanamichi su madre estaba terminando con la comida y esperando a su hijo y sus amigos.


 


—Termine a tiempo, ahora le  hablare mi sobrina para que coma junto con ellos—Apenas iba ir para la habitación cuando entraron Hanamichi y sus amigos, aquello jóvenes saludaron a la mamá de su amigo.


—Pasen y bienvenidos—dijo la mamá de Hanamichi amablemente a los  sus amigos de su hijo.


 


Todos pasaron y se sentaron las chicas fueron a  la cocina ayudar a la señora Sakuragi, mientras los muchachos platicaban del juego, como les había ido, reían y discutían una que otra vez a veces Hanamichi peleaba como siempre con aquel  chico de ojos azules y mirada fría.


 


 


En ese momento Haruko les dice a los chicos que se acomodaran que ya iban a servir la comida, y que se acomodaran los primeros.


 


Los primeros en acomodarse fueron el profesor Anzai, Akagi, Kogure y los demás chicos junto con los amigos de Sakuragi  Noma y Okuss.


 


Mientras esperaban su turno Mitsui, Serena  estaban platicando sobre el partido, Sakura quien estaba ahí con ellos se aburrió un poco y se levantó de donde estaba dejándolos solos.


 


Se dirigió hacia el patio quería tomar un poco de aire, cuando iba por el pasillo miro recargada sobre la pared una espada que le llamo la atención la tomo en sus manos, estaba un poco pesada estaba en su funda.


 


— ¡Vaya! Así que a ese pelirrojo le gusta también el Kendo. —La iba a sacar de la funda cuando la interrumpieron.


— ¡Cuidado! Jovencita déjala ahí,  no ves que es peligrosa.


 


Sakura  se asustó en ese momento  miro aquella joven  de arriba  a  abajo  y se sorprendió al verla— ¡Eres tú! La chica de la mañana—preguntó la chica de ojos azules.


 


— ¡Ah! Ya recuerdo eres la chica que le ayude a sacar su refresco de la máquina.


 


Aquella joven de ojos azules acento con la cabeza positivamente y con una sonrisa, ella le entrega la espada a la muchacha—Así que eres tú la dueña de esta espada y la  que entrena el kendo.


 


—Sí, pero ya no, ahora lo detesto—aquella muchacha de ojos verdes extiende las mano y la toma—Ven pasa—aquella chica la invito a entrar a su habitación.


 


Sakura entro, y tomo asiento en la silla que estaba ahí—Es linda tu habitación.


 


— ¡Gracias! Mi tía la decoro para mí.


—Entonces tú eres familiar   de ese chico pelirrojo y torpe, pues no se parecen en nada tú eres muy bonita—espeto aquella chica de ojos azules y cruzándose de brazos.


—Pues sí, aunque aún no conozco a mi primo.


— ¿Cómo que no lo conoces?


—Lo que pasa es que hoy llegue del extranjero. —contestó aquella joven con una leve sonrisa.


—Entonces no eres de aquí, ¿De dónde eres? ¿Cómo te llamas? ¿Tus padres donde trabajan? ¿Tienes hermanos? ¿Dónde estudias?


  —Tranquila niña una pregunta a la vez, nunca te han dicho que eres muy preguntona —dijo aquella muchacha de ojos verdes con una sonrisa.


—Mmmh ¿Por qué nadie entiende que ya no soy una niña? Se cruzó de brazos y cerrando sus ojos. —Me llamo Sakura Mitsui y ya soy grande y mucho gusto en conocerla como se llama.


—Pues mucho gusto en conocerla señorita Mitsui, yo me llamo Dana Sakuragi Bullock —contestó aquella chica de cabello negro.


—Gusto en conocerte Dana te puedo llamar así —preguntó Sakura.


— ¡Claro! Señorita Mitsui.


—Por favor llámame por mi nombre.


—Bien Sakura.


—Así está mucho mejor ahora tengo una amiga a partir de hoy, así que ahora podrás contestar a mis preguntas que te hice, y  referente a lo que me dijiste que era muy preguntona si lo soy y mi hermano siempre me lo dice y no me importa que me lo digan así soy y no cambiare.


 


Dana al escucharla hablar así sonríe —Tienes razón se cómo eres Sakura, bueno contestando a tus  preguntas, yo vengo de Estados Unidos de la ciudad de Nueva York, no tengo hermanos, soy hija única , estudie en la preparatoria Madison,  y no tengo padres ellos murieron tres meses atrás —esto último lo dijo con cierta melancolía.


 


 


Sakura al escucharla sintió un nudo en la garganta— ¡Discúlpame Dana no quise incomodarte! —expreso aquella chica.


 


En ese momento se levantó aquella chica de ojos verdes y se dirigió a la venta—No sé porque te estoy platicando esto, si apenas te conozco, ella no pudo evitar que sus ojos se inundaran de lágrimas.


 


Dana sintió en ese momento  como la mano de aquella  niña tomo la de ella y le dijo.


 


—No llores — abrazo aquella chica de ojos azules a su nueva amiga Dana. —Mi hermano tiene razón a veces hago preguntas sin pensar—pensó para sí misma aquella joven de ojos azules.


 


Mientras tanto en la sala  Mitsui miro a todos lados y no vio a su hermana— ¡Discúlpame Serena voy a buscar esta niña, a donde iría!


 


—Te acompaño.


—No, no es necesario.


—De seguro ha de estar en el patio.


Él se dirigió hacia allá, salió afuera pero no la miro — ¡Rayos! ¿Dónde estará esta niña?


 


Mitsui le hablaba a su hermana, Sakura que estaba platicando con su nueva amiga en eso ambas chicas escucharon que hablaban.


 


Aquella chica de ojos azules se levantó de la silla de donde estaba—Es mi hermano el que me habla me tengo que ir amiga, ven te lo presentare.


Dana que estaba sentada en la cama  —Otro día será amiga, anda y ve con él., espero volverte   ver pronto.


 


—Sí, hasta luego.


 


Aquella joven  salió de aquella habitación y su hermano que la vio salir de ahí— ¿Qué hacías ahí? No hayas echo travesuras, además no debes entrar así a las habitaciones es una falta de respeto Sakura  de estar husmeando. —Esto lo dijo en tono molesto el hacia su hermana menor.


— ¡Perdóname hermano! Pero yo estaba con una amiga ahí.


— ¿Qué dices?


—Sí, así  como lo oyes.


—Mira hermana no inventes cosas si lo haces para que no  te esté regañando estas equivocada y para que lo sepas Hanamichi no tienes aquí una hermana para que digas eso.


— ¡Pero Hisashi!


En eso fueron interrumpidos por aquella chica de ojos color miel— ¿Qué sucede Hisashi? ¿Por qué estás tan molesto?


—Pues Sakura anda entrometiéndose en donde no debe.


— ¡Tranquilo Hisashi! Así son los niños de curiosos, anda ven Sakura.


Sakura se acercó a Serena y le tomo de la mano. —Hisashi debes ser más tolerante con tu hermana—espeto aquella chica con una sonrisa—Anda vamos con los  demás.


—Sí, ahora las alcanzo—ellas se fueron y aquel joven de ojos azules miro hacia aquella puerta donde había salido su hermana. —Yo que sepa Hanamichi no tiene hermanas, acaso Sakura me invento eso para que ya no la siguiera regañando—pensó para sí mismo. —se retiró del lugar.


Dana  que estaba escuchando detrás de la puerta de su habitación aquella discusión entre su nueva amiga y su hermano iba a salir. Pero en ese momento escucho una vos de una chica que mejor no salió.


—Vaya, sí que el hermano de Sakura es especial, nada más porque llego su amiga o novia bueno quien sea iba a golpear a ese chico por tratar así a mi amiga.


 


En la sala después de unos  minutos más se sentaron  a comer Serena, Mitsui, Haruko, Hanamichi, Yohei, Takamiya, Sakura, Ayako, Ryota y Rukawa junto con la mamá de Hanamichi.


 


En ese momento la madre de Hanamichi — ¡No puede ser hijo  ahora vuelvo! —Miyuki se levantó de la silla a toda prisa y se dirigió a la habitación de su sobrina ya que se le había olvidado avisarle que fuera a comer.


 


Los chicos e incluso Hanamichi miraron algo extrañado a la señora Sakuragi— ¿Qué sucede Hanamichi con tu mamá? —exclamó Ryota.


 


—No, se amigos pues nos les digo que desde el martes a estado actuando muy raro, y además siempre se me olvida preguntarle—contestó con una sonrisa aquel chico pelirrojo.


 


Miyuki toco a la habitación de su sobrina quien aquella joven le dio el pase— ¡Hija! Ven vamos a comer y para que conozcas a tu primo  Hanamichi  y te presente a sus amigos—dijo aquella mujer de cabello negro con una sonrisa.


 


— ¡Tía! Pues la verdad no tengo hambre ahorita mejor al rato si no hay ningún inconveniente.


—Está bien, sigue descansando.


—Gracias tía.


 


La mamá de Hanamichi salió de la habitación  —ella se dirigió a la sala y se volvió a sentar con los chicos— ¡Serena! Mi hijo me conto que tu vienes de América eso es verdad—preguntó aquella mujer con una leve sonrisa.


 


—Sí, señora viví allá por dos años en la ciudad de Nueva York.


— ¡Nueva York! —exclamó la madre de Hanamichi.


— ¿Mamá que te pasa? ¿Por qué te sorprende que Serene venga de allá? —pregunto aquel chico pelirrojo.


—Pues tengo familiares allá.


— ¿Qué? —expresó Hanamichi.


— ¿Cómo no te acuerdas hijo si siempre te platico de ellos? Pero a veces no me pones atención.


—Así, que tiene familiares en América señora Sakuragi—acoto Haruko.


 


Sakura que solo se limitó a escuchar la conversación de los adultos, ella estaba alegre al tener una nueva amiga.


 


—Sí, mi esposo que  en paz  descanse tiene  dos hermanos haya bueno  uno hace tres meses falleció  uno de sus hermanos Masashi, y el único que queda haya es  Daisuke ellos se fueron a América cuando eran muy jóvenes, se consiguieron buenos trabajos y se casaron, tuvieron hijos.


 


Daisuke tuvo dos hijas Bree y Ashley es más son de la misma edad que ustedes y Masashi tuvo solo una hija Dana.


 


—Mmmh Hanamichi ¿Por qué no nos dijiste que tenías primas en el extranjero? De seguro han de ser muy bonitas—espeto Takamiya.


—Pues si ellas estuvieran aquí no  te las presentaría gordo—contestó aquel chico pelirrojo con una leve sonrisa.


 


Serena que escucho todo esa platica —No, no puedo creer que Dana es sobrina de la señora Sakuragi que chiquito es el mundo mira que involucrarme con familiares de ella—pensó aquella chica de cabello castaño para sí misma.


 


—Y por eso te pregunto Serena que si tú la conoces.


—No, no señora no los conozco a la mejor ellos viven más al centro de la ciudad—contestó ella firme y sin ningún titubeo.


— ¡Hay¡ que lastima —corroboro triste ella.


 


Después todos se dirigieron a la sala con los demás platicaron un buen rato, la mamá de Hanamichi platico  con el profesor Anzai y Akagi, quien ella les dijo que les encargaba su hijo y que si era necesario lo reprendieran.


 


El profesor Anzai sonrió como siempre lo  solía hacer—No se preocupe señora Sakuragi, el joven Sakuragi es un buen chico pero lo tomaremos en cuenta.


 


—Sí, es buen chico, pero hay veces que debemos ser un poco estrictos con el —espeto Akagi.


—Un poco Akagi, si a veces te pasas—exclamo aquel joven de gafas a su amigo.


— ¿Qué dices Kogure?


— ¡Nada! ¡Nada! Akagi—Ya que lo miro bastante molesto por lo que le dijo.


 


Solo la mamá de Hanamichi  sonreía— ¡Vaya! Mi hijo tiene buenos amigos.


 


Ya pasado un buen rato y de una larga charla todos se disponen a retirarse y se despiden y agradecen a la mama de su amigo por la invitación a comer. Ya cuando se quedaron solos.


 


 


— ¡Hanamichi! Te tengo una sorpresa.


— ¿Una sorpresa?


—Sí, siéntate y ahora vuelvo.


 


Aquel joven estaba algo intrigado sobre esa sorpresa que tenía su madre para él, estaba tan sumergido en sus pensamientos cuando fue sacado repentinamente por su madre.


 


Se levantó del sillón y se sorprendió al ver junto a su mamá aquella chica que estaba con ella la miro de arriba a  abajo ya que estaba vestida  muy extraño para él.


 


Él no la dejaba de mirar, esto hizo que aquella joven se sonrojara levemente— ¿Qué le pasa a este chico si de extraños a extraños vamos él también lo es con ese cabello pelirrojo —pensó para sí misma aquella chica.


 


— ¿Quién es madre?


— ¡Ah! Ellas es nuestro nuevo huésped que vivirá con nosotros por mucho tiempo Hanamichi es tu prima Dana ella a partir del lunes estudiara en la preparatoria Shohoku  junto contigo.


—Mi prima —exclamó aquel chico pelirrojo.


—Sí, Hanamichi soy tu prima vengo de Estados unidos es un gusto conocerte —dijo aquella chica de ojos verdes con una sonrisa a su primo.


—Pues bienvenida Dana a Japón y es un gusto conocerte también, pues el lunes te presentare a mis amigos  —acoto con una sonrisa aquel chico.


 


Dana en ese momento le cayó bien su primo se le había hecho muy simpático.


 


Acá por otro lado Mitsui fue a llevar a serena a su casa estaban platicando mientras Sakura estaba sentada en los escalones esperando a su hermano que se despidiera de aquella joven.


 


—Mmmh pues que tanto platica Hisashi con Serena, si le gusta al torpe ya debe de decírselo por que los chicos a veces son tan inseguros.


— ¡Serena! Ahora que  estamos solos tú y yo te quiero decir algo muy importante.


—Sí, dime. —Ella sentía que su corazón latía más fuerte de lo normal.


— ¿Quieres ser mi novia?


— ¿Qué? —expreso aquella chica de ojos color miel.


—Lo entiendo Serena olvida lo que te dije —contestó aquel joven de ojos azules sonrojado.


— ¡Claro que acepto Hisashi! —Ella no se hizo esperar y lo abrazo y lo beso sorpresivamente—este beso fue correspondido por aquel chico.


 


Serena era la chica más feliz del mundo, su sueño se había hecho realidad, al igual Hisashi estaba también contento, después de unos segundos  se despidieron.


 


 


—Nos vemos el lunes Serena.


—Sí, hasta el lunes Hisashi.


 


 


Cuando van camino a su casa Sakura y el van en silencio, ella lo toma de la mano— ¡Hermano! Perdóname si…—Esto lo dijo en tono triste.


Él se detuvo y se puso a la altura de su hermana pequeña—Al contrario Saku tú debes perdonarme a mí, no debí gritarte de esa forma, pero tu bien sabes que en casa ajena no debes andar husmeando.


 


—Está bien no lo volveré hacer—espeto con una sonrisa aquella joven de ojos azules. —No les dirás a papá y a mamá verdad.


— ¡Claro que no enana!—respondió con una sonrisa.


— ¡Hisashi! Pasando a otro tema sabes  ¿Cómo aun no tienes novia ya te conseguí una?


— ¿Qué dices?


—Así, ¿Cómo lo oyes? Creo que es la chica ideal para ti.


—Pues lo siento hermanita, deja te cuento Serena y yo ya somos novios.


— ¡Rayos! Pues ni modo.


—Y a todo esto Saku ¿Quién es la chica que según tu tenías para mí?


—No, olvídalo algún día te la presentare.


 


En la casa de los Sakuragi, Dana estaba en su habitación se sentía alegre ahí en ese lugar ya había conocido a su primo y le cayó muy bien ella había pensado que era un chico pesado y arrogante.


 


En eso recordó que tenía que hablarle a su amiga marco el número y se comunicó con ella le platica que le fue bien en el viaje y que su tía es una buena persona, y su primo un chico muy simpático.


 


—Pues me alegro por ti Dana, y espero que hagas buenos amigos.


—Sí, eso espero—contestó con una sonrisa —Drew pasando a otra cosa ¿volvieron a participar?


—Sí, Dana volvimos a ganar.


—Pues me alegro extrañaré esos competencias, a lado de ustedes, me saludas a Patrick, Steven, Darla y Sandy me disculpas con ellos por no despedirme de seguro han de estar molestos conmigo verdad.


 —No, para nada me dijeron que cuando hablaras te mandaban muchos saludos y tengo una cosa que decirte Dana sobre Patrick, que mala eres conmigo porque me ocultaste que él te declaro su amor.


— ¿Qué dices? ¿De qué me hablas? Si tu bien sabes que él es  novio de Serena.


— ¡Dana! Pues no sabías que Serena antes de irse a Japón corto con él.


— ¿Cómo?


—Así, como lo oyes amiga y después me platico eso que él siempre te mandaba saludar con Serena pero que tú siempre lo rechazaste y  por eso empezó a salir con ella.


 


Aquella chica de ojos verdes se sorprendió al escuchar eso por parte de su amiga no podía creer que la chica que ella había considerado su amiga nunca le había dicho que a Patrick le gustaba—Pues si Drew el me mando saludar varias veces y lo rechace—acoto Dana. —Esto último se lo dijo aceptando que si hizo eso, pero no quería decirle que Serena nunca le dijo eso y no quería entrar más en detalles ya que eso había pasado hace tiempo.


 


— ¡Ay! Dana si ese chico es lindísimo cómo pudiste hacer eso, pero bueno en el corazón no se manda.


—Pues sí, entonces Drew después te vuelvo a hablar cuídate.


—Tú también.


 


Dana al colgar el teléfono se dejó caer sobre la cama miro hacia el techo y aun no podía creer que su amiga Serena nunca le dijo que Patrick quería salir con ella, pero lo que nadie sabía y ni Drew que aquella joven de gafas amo en secreto aquel chico de cabello rubio y ojos azules, de tanto estar pensando en eso se quedó dormida.


 


Ese fin de semana se pasó rápido para Dana ya el domingo en la noche estaba platicando con su tía.


 


— ¡Dana! Mira estos papeles se los entregarás al director del  instituto, y te asignara un salón.


—Gracias tía, aunque no crea estoy nerviosa ir a una nueva escuela donde no conozco a nadie bueno a parte de Hanamichi.


—Sé que te ira bien hija, a otra cosa Dana en Shohoku se usa uniforme reglamentario, así que por esta semana te iras con ropa que usas de diario mientras llega tu uniforme ya te lo pedía.


—Sí, tía—Contestó con una leve sonrisa—No puede ser usar uniforme en la preparatoria de aquí.


— ¿Estás bien Dana?


—Sí, tía entonces me voy a dormir  temprano para que no se me haga difícil levantarme por la mañana.


 


Al día siguiente era las seis de la mañana sonó el despertador de aquella chica se levantó se dio un baño rápido se puso una blusa negras de tirantes, una falda negra  corta un poco arriba de las rodillas, sus botas que le llegaban un poco abajo tde las rodillas y se agarró todo su cabello negro y se dejó caer a los lados de su rostro aquellos mechones de color azul y al fin se su puso su gabardina color negro.


 


Hanamichi ya la estaba esperando en la sala a Dana,  cuando la vio salir— ¡Lista Prima!


—Si vámonos.


 


Aquel chico miro a Dana como vestía pero no la juzgaba tampoco, ya que el recordó que anoche su madre le platico a el sobre el pasado de su prima y por lo que había pasado durante la muerte de sus padres.


 


Y él le prometió a su madre que protegería y la ayudaría en todo lo que se pueda, subieron al tren que los llevaría a su destino.


 


La gente que iba ahí miraba ambos jóvenes pero aquella chica de ojos verdes no le importaba que la criticaran o dijeran cosas de ella.


 


Llegaron a la preparatoria todos los alumnos iban llegando de nuevo a clases después de un fin de semana, unos se quejaban que no había descansado otros reían ya que su fin de se la habían pasado muy bien.


 


Algunos chicas y chicos miraron aquel chico pelirrojo  que iba con una chica que no conocían además les llamo mucha la atención en la forma que venía vestida,


 


Solo se escuchaban murmullos — ¿Quién era? ¿Qué hasta daba miedo?


 


— ¿Esos chicos que les pasa? Como se atreven a decir esas cosas—mascullo aquel joven pelirrojo molesto y empuñando sus manos.


 


Dana quien lo vio así lo tomo de la mano y le sonrió — ¡Tranquilo Hanamichi! No te moleste además a mí no me importa lo que me digan déjalos que hablen.


 


—Pero Dana.


— ¡Tranquilo! Si, después nos vemos primo voy a la dirección a presentarme con el director, ya se me olvido su nombre. —espeto con una sonrisa aquella joven tocándose la nuca.


— Se llama Takumi Kato.


—Gracias nos vemos al rato pues.


—Sí. —ella entro primero e hizo caso omiso de las cosas que decían de ella.


 


Sakuragi se había quedado viendo a su prima hasta que la vio desaparecer dentro de aquella multitud de gente.


 


—Espero que le vaya bien—dejo escapar un suspiro hondo y profundo, cuando.


— ¡Hanamichi! ¿Qué te pasa?


— ¿Chicos?


— ¿Qué te preocupa Hanamichi? ¿Di nos quien te está molestando?


—Sí, a quien hay que golpear. —corroboro aquel chico rubio.


—Sí, cuando y a qué horas—pregunto Noma.


— ¿Qué tonterías dicen torpes? Es mejor ir a clases.


 


Los amigos de Hanamichi lo vieron algo extraño y la forma en que se comportaba ya que si lo hacían enojar era seguro que los golpeara.


 


Cuando iban a entrar llegaron tras él, los demás miembros del equipo y los alumnos de la escuela los felicitaban por haber jugado muy bien y ganado contra la preparatoria Miuradai.


 


Hanamichi con una sonrisa de oreja a oreja y haciendo escandalo como siempre—Si chicos Shohoku ganara los siguientes partidos porque el gran y talentoso Hanamichi los llevara a la victoria.


 


—Tu, torpe—se escuchó una voz conocida para aquel chico pelirrojo.


— ¡Rukawa! — ¿Qué dices?


— ¡Vaya! Hanamichi que presumido eres. —acoto aquel chico moreno.


—En verdad tú no cambias Hanamichi Sakuragi, pero sigue con esos ánimos—dijo la manager del equipo.


 


Las chicas que también  habían llegado solo sonreían, Serena buscaba entre los chicos a su novio pero no lo vio por ningún lado. — ¿Qué habrá pasado Hisashi aún no llega?


 


Todos se dirigieron a sus salones correspondientes, mientras tanto Dana estaba esperando al director que aún no llegaba, las secretarias al verla también se decía que era una chica rebelde por la forma que vestía.


 


Aquella joven estaba sentada en una silla esperando al director, chicos que iban a ver al director la miraban y se preguntaban quién era que nunca la habían visto por ahí, pero aun así, se decían que era muy bonita.


 


En el salón 1/1 Haruko y sus amigas estaban platicando mientras llegaba el profesor estaban muy emocionadas al enterarse que su amiga Serena y Mitsui eran novios.


 


 


Pero en ese momento escucharon una conversación entre otras de sus compañeras —Oigan se fijaron hace rato Sakuragi llego con una chica venían muy juntos según escuche rumores que era su novia y va estudiar aquí, además es nueva en la preparatoria y se ve de mala pinta  se fijaron en la forma que viene vestida.


 


Aquella joven de ojos azules al escuchar esa conversación le intrigo mucho eso, como que su novio venía con otra chica  esto la hizo sentirse celosa.


 


En ese momento llego el profesor todos dispusieron a tomar sus lugares, mientras en la dirección llego el director.


 


— ¡Director Kato!


—Sí, señorita Arakawa.


—Lo busca aquella jovencita dice que es nueva en esta preparatoria.


— ¡Hágala! Pasar por favor.


—Señorita Sakuragi, pase por favor.


—Gracias.


 


Aquella joven de ojos verdes paso a la oficina del director—Buen día director Kato.


 


—Buen día,  así que usted es la  señorita  Dana Sakuragi.


—Sí, señor —contestó tímidamente aquella chica.


—Pues bienvenida a Shohoku  señorita Sakuragi, he leído su expediente y hay buenas referencias de usted además es una estudiante muy brillante, espero que aquí siga igual y más que nada se comporte y no quiero tener una queja de usted. —Esto lo dijo por la forma en que vestía—espero no sea una chica conflictiva—pensó para sí mismo.


 —Sí, señor Kato.


—Otra cosa señorita Sakuragi, la semana que entra llegara su uniforme y lo deberá usar ya que es reglamentario en esta institución.


—Está bien. —musito aquella joven  no muy convencida.


—Así que puede presentarse a sus clases estará en el salón 1/1 con el profesor Urameshi, antes de que se vaya necesito que se inscriba a uno o dos  club de los que tenemos aquí tenga este folleto y es obligatorio tiene de aquí al viernes para que se inscriba.


—Mmmh está bien y con permiso señor Kato.


 


Ella salió de la dirección para dirigirse a su salón de clases, estaba nerviosa ya que era nueva en ese lugar y no conocía a nadie a parte de su primo, busco el salón ya que la verdad no sabía dónde quedaba— ¡Rayos! Me he perdido pero a quien le pregunto si no hay  ninguna alma por los pasillos.


 


En ese momento  venia un chico por el pasillo y ella se sintió aliviada ya que le podía preguntar a él donde quedaba el salón que le asignaron.


 


— ¡Disculpa! Me puedes ayudar. —Ella si dirigió aquel chico que se encontró en el pasillo. —Me perdí y no sé dónde queda mi salón.


 


Aquel chico de lentes la miro y muy amablemente le dijo donde quedaba su salón asignado con una sonrisa.


—Gracias te lo agradezco sinceramente—Dana hizo una reverencia aquel chico de lentes.


 —No es nada señorita, si necesitas ayuda o algo no dudes en decírmelo yo estoy en tercer año y me llamo Kiminobu Kogure—esto lo dijo aquel joven de ojos negros. —sonrojándose ya que para aquel chico ella se le había hecho una chica muy bonita a pesar de la apariencia que tenía.


—Pues gracias joven Kogure, yo me llamo Dana Sakuragi. —contestó ella con una sonrisa ya que al verlo le simpatizo por su forma de ser, además el la miro sin ninguna desconfianza o desprecio.


— ¿Mucho gusto señorita Sakuragi?


Ella miro su reloj—No puede ser me tengo que ir ya se me hizo tarde llevo quince minutos de retraso.


—Hasta luego —musito ella gentilmente con él, se fue corriendo.


 


Aquel chico de cabello negro y lentes después de recapacitar por un momento—Me dijo que se llamaba Dana Sakuragi. —Pensó para sí mismo— ¡Sakuragi! A caso ella será algo de Hanamichi no, no puede ser es mucha la coincidencia si él no ha dicho que es hijo único.


 


Aquella joven de ojos verdes toco la puerta del salón 1/1 donde le había tocado, el profesor abrió la puerta y vio.


 


—Buen día profesor Urameshi soy nueva y me asignaron esta clase. —ella le enseño la hoja.


El profesor la miro— Muy bien señorita espere un momento. —El entro —jóvenes tengo un anuncio que darles a partir de hoy tendremos una nueva alumna en nuestra clase— ¡Pase señorita!


 


Aquella muchacha paso al salón y al entrar los chicos y chicas al verla se sorprendieron en la forma que venía vestida y empezaban a murmurar.


 


Serena al verla se sorprendió— ¿Qué hace aquí Dana? —esto lo dijo para sí misma.


 


La  chica que había hecho el comentario anteriormente — ¡Miren ella es la que venía con aquel chico pelirrojo!


 


Haruko quien escucho— ¿Cómo es ella con la que venía Hanamichi?


 


—Guarden silencio jóvenes, ahora si señorita preséntese ante sus compañeros.


—Buenos días a todos,  mi nombre es Dana Sakuragi, vengo de Estados unidos de la ciudad de Nueva York allá nací.


—Vaya señorita Sakuragi que coincidencia aquí en el grupo tenemos otra nueva alumna que llego hace dos semanas también del lugar de donde viene usted a la mejor se conocen.


— ¿Qué? —expreso aquella joven de ojos verdes.


—Señorita Ishida—el miro a donde estaba sentada aquella joven de ojos color miel.


—Si profesor Urameshi—respondió Serena levantándose de su butaca.


 


Dana al verla no podía creer ahí estaba su amiga que va su mejor amiga en los ojos de aquella joven de ojos verdes se reflejó una alegría ya que al menos no iba estar tan sola ya conocía a Serena.


 


—Me supongo que sean de  conocer  ya que vienen del mismo lugar. —Pregunto el profesor.


—S…i…—apenas iba a terminar la frase Dana cuando fue interrumpida por aquella joven de cabello castaño.


—No, profesor no la conozco. —ella se sentó nuevamente en su banca y sin mirar a Dana.


 


Aquella joven no podía creer eso por parte de su amiga Serena ya que llevaban  un año de conocerse. — ¿Por qué? ¿Por qué Serena me haces esto?


—Pues bienvenida señorita Sakuragi haga favor de sentarse delante de la señorita Akagi.


—Sí, profesor.


 


Ella se dirigió a su asiento mientras el profesor le dice  aquella joven de cabello negro y ojos azules—Señorita Akagi como delegada del grupo haga favor de mostrarle las instalaciones de la preparatoria a la señorita Sakuragi.


 


—Sí, profesor Urameshi—contestó aquella joven con una sonrisa.


 


Ya había pasado unas cuantas horas de las clases, Dana cada vez volteaba a ver a su amiga Serena pero ella siempre desviaba la mirada.


 


Después sonó el timbre de descanso, aquella chica de ojos verdes estaba guardando sus cosas cuando.


 


—Señorita Sakuragi, en este momento le mostrare las instalaciones de la preparatoria vamos. —esto lo dijo aquella chica de cabello negro hasta los hombros con una indiferencia hacia ella.


—Sí, señorita Akagi. —Dana sintió que no le simpatizo aquella  chica.


— ¿Haruko te esperamos en la cafetería ahí nos quedamos de ver con los chicos? —espeto Serena pero sin mirar a Dana, evadiéndola.


—Está bien solo le doy el recorrido a ella y los alcanzo.


—Señorita Akagi no se preocupe por mí, vaya con sus amigos, además yo iré a  investigar sola.


—No, como cree además es unas de mis actividades como delegada del grupo.


 


Serena se retiró dejándolas solas y detrás de ella salieron Haruko y Dana, mientras en el salón de Hanamichi.


 


Llegaron Noma, Okuss y Takamiya—Yohei, y Hanamichi vamos a la cafetería.


—Vayan ustedes chicos ahora los alcanzo tengo que ir a ver a alguien—esto fue lo que dijo aquel chico pelirrojo y salió corriendo dejando a sus amigos intrigados.


— ¡Yohei! Que sucede con Hanamichi.


—No, se desde la que llegamos a estado algo nervioso.


—Es mejor ir tras él, algo le pasa que no quiso decirnos.


 


Los cuatro amigos de él fueron tras Hanamichi, aquel chico pelirrojo fue al salón 1/1 y miraba a todos lados si veía a su prima, unas de las chicas— ¡Sakuragi buscas a Haruko!


 


—Sí.


—Pues no está, le está enseñando las instalaciones de la preparatoria a la chica nueva a la señorita Dana Sakuragi.


—Gracias—él se fue corriendo a toda prisa.


 


Haruko le enseño a Dana donde estaba la biblioteca, y los diferentes clubes que había en la preparatoria y por último el gimnasio.


 


—Vaya señorita Akagi es una escuela muy grande cuenta con todo—dijo aquella joven con una sonrisa.


—Sí, así que es todo el recorrido señorita Sakuragi, le puedo hacer una pregunta.


—Sí, dígame.


— ¿Tu que eres de Hanamichi Sakuragi?—esto lo dijo muy seria aquella joven de ojos azules.


—Pues yo…—quedo por un momento en silencio.


En eso son interrumpidas ambas jóvenes— ¡Dana! ¡Dana!


 


— ¡Hanamichi! —grito aquella chico de ojos verdes.


— ¡Hasta que te encontré! Te fui a buscar a tu salón pero me dijeron  que  Haruko te estaba enseñando la preparatoria —el tomo de las manos a su prima. — ¿Cómo te fue en tu primer día de clases?—pregunto aquel pelirrojo con una sonrisa.


 


Haruko al verlos así se molestó tanto, como era posible que su novio le hiciera eso y enfrente de sus ojos.


 


Después de unos segundos llegaron los amigos de Hanamichi, y se sorprendieron al ver a su amigo tomado de la mano de otra chica que no fuera Haruko.


 


— ¡Amigo! ¿Quién es esa chica? —preguntaron los amigos de Hanamichi en unisón.


 


Haruko se acercó a Hanamichi  y aquella joven  de ojos verdes —Vaya Hanamichi veo que conoces bien a esta chica, verdad nunca pensé que tu fueras así, ella le dio una bofetada aquel joven pelirrojo y se fue llorando.


 


Dana, Hanamichi y los amigos  de él se sorprendieron al ver la reacción de Haruko, pero aquel chico fue tras ella, él le gritaba pero aquella chica de ojos azules no le hacía caso.


 


Los chicos y Dana no comprendían que estaba pasando— ¿Qué sucede? —pregunto Dana al ver aquellos chicos.


 


—No, sabes—expreso Noma muy molesto con aquella muchacha—El hecho que eres una chica muy linda por cierto no te da el derecho de estar coqueteando con nuestro amigo  él tiene novia y la ama mucho y tú la has hecho sufrir ahora se fue llorando ¿Por qué  Hanamichi y tú la estaban engañando.


 


Dana al escuchar eso por parte de aquel chico de bigote se acercó a él y lo tomo del cuello— ¿Qué tonterías estas diciendo torpe?


 


Takamiya, Okuss y Yohei al ver aquella joven se sorprendieron al ver la agresión de aquella chica hacia su amigo.


 


— ¡Miren torpes yo no sé quiénes sean ustedes! y mucho menos yo no sabía que la señorita Akagi era la novia de mi primo Hanamichi.


 


Los chicos al escuchar lo que dijo se sorprendieron — ¡Su prima!


 


— ¡Si, su prima quieren que se los vuelva a repetir torpes! —espeto molesta aquella chica de ojos verdes.


—Eres tan linda cuando te enojas así como me gustan —expreso Noma.


 


Aquella muchacha lo  aventó y lo miro con esa mirada fría  que reflejo en ese instante —No me vuelvas a decir linda, mi nombre es Dana.


 


Está bien señorita Dana—No lo volveré hacer.


 


Ella se fue corriendo a buscar a su primo y aquella chica para arreglar la situación no quería que hubiera malos entendidos entre Hanamichi y su novia.


Tras ella fueron  los chicos —No puedo creer Yohei que esa chica sea prima de Hanamichi.


—Pues yo no sabía tampoco pero ahora que lo recuerdo la mamá de él nos dijo que tenía primas en el extranjero y nombre a ella Dana, si es así como dijo que se llamaba verdad.


—Si—contesto Okuss.


Dana entro  de nuevo a las instalaciones de la preparatoria corriendo las chicas y chicos de ahí al verla correr por los pasillos y de tras ella   los amigos de Hanamichi les llamo mucha la atención pensaron en esos momentos si había un conflicto entre ellos.


Aquella chica de ojos verdes buscaba con desesperación a su primo, cuando dio la vuelta en una de las esquinas que la dirigía a otro pasillo venían unos jóvenes platicando, ella no se fijó y choco con una persona.


Aquella chica cayó al piso golpeándose en su trasero   muy fuerte entre cerro sus ojos por el dolor.


Aquel chico al ver lo que hizo se dirigió a ella y le tendió la mano para que se levantara— ¿Estas bien? —pregunto aquel chico a la muchacha que estaba ahí aun quejándose del golpe.


Dana abrió sus ojos y miro aquel joven de ojos azules  que le tendía la mano para que se levantara — ¿Cómo crees que voy estar bien tarado? —dijo ella molesta con el joven.


 


— ¿Cómo me dijiste? —exclamo el molesto con ella por la forma en que contesto.


—No vuelvo a repetir lo que te dije,

Capítulo 9,-Un encuentro Desagradable 1era parte. por Hitomi Uzumaki

 

 

—No vuelvo a repetir lo que te dije, así que no necesito tu ayuda yo puedo levantarme sola—ella se levantó y miro aquel joven nuevamente— A ver si para otra vez te fijas por donde vas. —Ella dio media vuelta sin hacer más caso a aquel chico.

— ¡Espera a dónde vas! Aún no hemos terminado de hablar, que me dijiste y exijo una disculpa de tu parte—exclamó aquel chico.

 

 En eso llegaron Yohei, Takamiya, Noma y Okuss y miraron que estaba discutiendo aquella chica y se sorprendieron al ver con quien y se habían juntado los alumnos al ver la discusión.

 

—Yohei debemos detenerla. —expresó Okuss

— ¿Qué?

Mitsui la siguió y la tomo de la mano— ¿A dónde vas?

Ryota al ver eso fue a seguirlo — ¡Tranquilo Mitsui! Déjala ir.

— ¡Suéltame! Idiota —musito aquella joven molesta con él.

—No, señorita hasta que te disculpes conmigo, además tú tuviste la culpa. —acoto aquel chico.

—Miran patán suéltame o si no—Ella miro aquellos ojos azules cuando los vio por primera vez sintió algo extraño que ella nunca había experimentado en su vida sintió que su corazón latía más fuerte de lo normal.

—Sí no que me vas hacer—el también al ver aquella chica de ojos verdes quedo prendado al verlos eran tan hermosos, además su mirada refleja en ese momento enojo y a la ves ternura.

 

Ella al ver que no la soltaba le dio una tremenda bofetada que se escuchó por todo el pasillos los que estaban mirando ahí se sorprendieron al igual que Ryota, Yohei, Noma, Takamiya y  Okuss.

 

Aquel chico la soltó al sentir aquel golpe tan fuerte que le dio aquella chica, y ella aprovechó para salir corriendo de ahí, detrás de esa joven se fueron los amigos de Sakuragi.

 

— ¡Mitsui! ¿Estás bien?

—No, me pego fuerte esa   chica—contestó aquel joven sobándose su mejilla— ¿Quién es Miyagi?

—No,  se es la primera vez que la veo aquí en la preparatoria.

—Pues luego investigare, esto no se quedara así. —estaba molesto Mitsui.

—Amigo deja las cosas así, solo fue un accidente, además esa chica es muy rara te fijaste en la forma que esta vestida.

 —Está bien, pero si  se vuelve atravesar en mi camino me tendrá que escuchar.

 

Ryota al ver a su amigo así, sintió un escalofrió que recorrió por su cuerpo — ¿Pero porque se pone así si solo fue un accidente, de verdad que no lo entiendo? —Pensó para sí mismo aquel chico moreno.

 

 

Acá por otro lado Hanamichi alcanzo aquella chica de ojos azules y le explico todo,  que Dana era su prima que venía de América. Haruko al escucharlo se sonrojo por a ver se comportado tan grosera  e  indiferente con la prima de su novio.

 

— ¡Haruko! ¿Cómo es posible que no captaras que ella era algún familiar mío por el apellido?

—Perdóname Hanamichi por los celos y las cosas que escuche solo me enfoque en su nombre.

Aquel chico sonrió a carcajada —Haruko me haces el chico más feliz del mundo al saber que tú me amas mucho.

— ¿Eres un tonto? ¿Cómo dices esos? Me comporte mal con Dana, ahora tengo que pedirle una disculpa  vamos—dijo aquella joven de cabello negro y sonrojándose a la vez.

— ¡Hanamichi! ¡Hanamichi!

— ¡Dana!

 Ella estaba tomando aire ya que había corrido mucho—Hasta que te encontré primo —dijo aquella joven de cabello negro.

— ¡Discúlpeme señorita Sakuragi por haber sido muy grosera con usted! —musito aquella joven de ojos azules.

—No, te preocupes es lógico que te pusieras así, pero me alegra que tú y Hanamichi arreglaron sus indiferencias. —respondió con una sonrisa.

—Si—contestó aquella joven sonrojándose—Si no te importa me puedes llamar por mi nombre  Haruko.

—Está bien Haruko, entonces tú puedes decirme Dana.

Ambas chicas se saludaron y sonrieron, Hanamichi quien las vio también sonrió ya que al fin su prima se había hecho de una buena amiga.

— ¡Dana!

—Sí, Hanamichi.

—Pues te voy a presentar a mis amigos.

 

El, le presento  a los chicos, ella los saludo  muy amablemente —Así que son amigos de mi primo, pues gusto en conocerlos.

 

—El gusto es de nosotros señorita Sakuragi. —dijeron en unisón aquellos cuatro chicos.

—Por favor díganme Dana.

—Está bien Dana.

—Eres tan linda Dana. —musito Okuss.

 

Ella miro aquel chico rubio y se acercó a él  y ella le  dijo que si se podía agachar un poco ya que era muy alto, aquel joven obedeció a la joven, Dana  lo tomo del cuello—Que no me vuelvan a decir así, torpes cuantas veces tengo que decírselo.

 

Hanamichi y los demás chicos — ¡Dana déjalo!

 

—Está bien y esto va para todos ustedes no quiero que me digan linda, muñeca o algo que se le parezca  esa  palabra la detesto. —dijo aquella joven de ojos verdes y cruzándose de brazos.

Aquel chico pelirrojo sonrió a carcajada—  Ya ven torpes.

—Pues esto también va para ti primo. —acoto aquella chica de ojos verdes.

Haruko sonrió por lo que miraba— ¡Dana es una chica simpática! —pensó para sí misma. — ¡Muchachos debemos irnos ya han de estar los demás en la cafetería!

— ¡Dana! Vamos.

—Pues vamos.

 

 

Aquellos jóvenes se fueron a la cafetería, ya estaban ahí  Serena, Fuji, Matsui, Ayako, Rukawa,  después  de unos segundos llegaron  Ryota y Mitsui.

 

— ¡Mitsui! ¿Pero qué te paso? —exclamo Serena al verle la mejilla roja.

—No, es nada  me pegue sin fijarme.

—No, este no es golpe alguien te pego.

— ¡Que hiciste! —espeto aquella chica de cabello castaño.

Aquel chico quedo en silencio sin contestarle la pregunta que le hizo su novia.

—Ryota tu puedes decirme que paso, porque veo que Hisashi no me tiene a un confianza.

—Pues…—aquel chico moreno sonrió y se tocó la nuca —No puedo decirle que lo golpeo una chica. —pensó para sí mismo.

 Mitsui aun recordó aquella chica esa mirada que reflejaba en ese momento a él le había causado algo de interés en ella,  estaba tan sumergido en sus pensamientos, no escuchaba a su novia cuando le hablaba.

— ¡Hisashi! ¡Hisashi!

— ¡Discúlpame Serena no te escuche!

—Vaya Mitsui estas en las nubes —expresó Ayako.

—Veo que ni tú y Ryota  no me quieren decir que paso, acaso no confías en mi verdad—esto  lo dijo aquella joven en tono triste.

Aquel chico de ojos azules al verla así—No, es eso mi amor lo que pasa que esto  no tiene importancia.

— ¿Cómo? ¿Qué no tiene importancia?

—Está bien hace un momento cuando veníamos para acá  una chica no sé de donde salió venia corriendo y los dos chocamos y ella cayó al piso y yo amablemente me disculpe, pero …—El quedo por un momento en silencio.

— ¿Qué sucedió? —preguntó aquella chica de cabello rizado.

—Pues por parte de esa chica recibí  este golpe.

— ¿Pues qué le hiciste Mitsui? —exclamó Ayako.

—Vaya esa chica ha de ser una buscapleitos, no quiero ni topármela  —acoto la joven de cabello corto.

— ¡Fuji tienes razón! —mustio Serena.

— ¿Cómo es esa chica Hisashi? —preguntó aquella joven de cabello castaño.

—Mmmh, no la había visto aquí, no es muy alta, anda vestida de negro de ojos color verdes… —En ese momento  es interrumpido por su novia.

—No, no puedo creer que esa chica te haya puesto una mano encima  —dijo molesta serena. —Los chicos se le quedan viendo — Pero ahora mismo la buscare para hablar con ella.

— ¿La conoces?—dijeron en unisón los chicos.

—Esa chica es nueva en mi salón de clases.

— ¿Qué dices Serena? —expresó aquel joven de ojos azules.

En ese instante son interrumpidos por Hanamichi que les grito desde la entrada de la cafetería.

— ¡Vaya hasta que llegaron estos chicos! ¡Se tardaron mucho! —espeto Ayako.

 

Serena se sorprendió al ver que venía con ellos Dana ya que ella venia atrás de Hanamichi   y de Haruko.

 

 — ¿Pero que hace Dana con ellos?

 

Cuando  se acercaron los chicos con Mitsui y los demás —Pues una disculpa  chicos por tardarnos pero se nos presentó un problemilla por ahí—acoto aquel chico pelirrojo con sus amigos con una sonrisa.

 

—Mmmh torpe tu siempre con tus escusas—musito aquel chico de ojos azules y mirada fría.

— ¿Qué dijiste zorro? —contestó aquel joven pelirrojo rechinando los dientes.

—Pues lo que acabaste de escuchar ¡Torpe!

 

Las chicas sonreían y los chicos ya que siempre hacían lo mismo pelearse como siempre, Dana que estaba atrás de Haruko y su primo solo  miro a sus nuevos amigos sonreír no  comprendía porque.

—Ya amigos  dejándonos de cosas le voy a presentar a mi  prima que desde hoy estará aquí en la preparatoria.

 — ¡Tu Hanamichi una prima! —Aquel chico moreno miraba a todos lados pero solo miro a sus amigos de siempre — ¿Dónde está que no la vemos? —preguntó Ryota.

 

Aquel joven pelirrojo se hizo a un lado— ¡Miren mi prima!

 

Las chicas al verla se sorprendieron  la miraban de arriba  a abajo  en la forma que estaba vestida, Fuji le dice a Matsui en voz baja —Esa chica da miedo amiga.

 

—Guarda silencio Fuji, que nos ves que es prima de Sakuragi obvio que es una rebelde al igual que él.

— ¿Tienes razón? —contestó en voz baja aquella joven de cabello corto.

 

La chica de cabello rizado al verla —Entonces ella es la que bofeteo a Mitsui, vaya esto se pondrá interesante a partir de hoy— pensó para sí misma y sonrió levemente.

Pero en ese momento — ¿Eres tú la que me golpeo? —se levantó de la silla aquel chico de ojos azules acercándose a ella y poniéndose enfrente.

— ¡Vaya primo que clase de amigos tienes mal educados y patanes como el! —expresó aquella joven de ojos verdes sin dejar de mirar a aquel chico de ojos azules.

— ¿Qué estás diciendo? —dijo  aquel joven de ojos azules.

—Pues lo que acabas de escuchar torpe y además porque tenías que estar aquí en este lugar.

— ¿Mira este lugar es libre y yo puedo estar donde yo quiera?

— ¿No puedo creer otras ves peleando estos dos? —exclamó Ryota.

 

Las chicas incluyendo Serena se sorprendieron al ver esta escena pero aquella chica de ojos color miel estaba sumamente molesta al ver esta escena como su novio se peleaba con Dana solo apretó sus puños con fuerza— ¡Dana! ¿Por qué tenías que venir aquí si vieras que yo siempre te he…?—en ese fue sacada repentinamente de sus pensamientos.

—Mitsui no permitiré que le hables así a mi prima si aún no la conoces —dijo aquel chico pelirrojo poniéndose en medio de su prima y su amigo.

— ¡Hanamichi! —expreso aquella joven de cabello negro.

—Pues solo exijo una disculpa por parte de ella —respondió Mitsui cruzándose de brazos  y sin dejar de mirar aquella chica.

— ¿Prima que paso entre tú y Mitsuito? —el miro a su prima.

— ¿Qué no me digas Mitsuito? —acoto aquel chico sonrojándose ya que no le gustaba que Sakuragi le dijera así.

—Solo te puedo decir que no me disculpare con él, además es un patán y mal educado. —ella se cruzó de brazos.

 

En eso interrumpió Serena acercándose a ella y sin ningún aviso ella le propino una tremenda bofetada aquella joven de ojos verdes.

 

Todos quedaron sorprendidos al igual que Mitsui al ver tal escena por parte de su  novia, Dana no podía creer que su mejor amiga que conocía desde hace un año y medio le haya pegado la miro fijamente y empuño su mano de impotencia ya que ella la consideraba su amiga a pesar que la había negado que no la conocía.

 

— ¿Serena? ¿Por qué? —Ella se fue corriendo de ese lugar dejando a los chicos asombrados por el comportamiento de Serena hacia esa joven.

Hanamichi iba ir tras ella, pero Haruko le dice a el que se lo deje en sus manos— ¿Esta bien Haruko?

El miro a Serena— ¿Por qué Serena le hiciste eso a mi prima? —contestó molesto el con aquella joven de ojos color miel.

— ¡Serena! ¿Qué es ese comportamiento?  No era necesario llegar a esto —preguntó Mitsui.

— ¿Perdónenme? —dijo aquella chica de cabello castaño apenada.

Mitsui la abrazo —Todo estará bien linda. — ¿Por qué esa chica me hace sentir algo extraño cuando la veo? — ¿Qué tonterías digo yo amo a Serena?

— Hanamichi te prometo que  me disculpare con ella. —dijo aquella joven de ojos color miel, no muy convencida.

—Está bien amiga.

Mientras acá por otro lado en el patio de la escuela Dana estaba sentada en una banca llorando por lo sucedido lo que a ella le lastimaba era porque Serena había cambiado tanto era diferente ¿Por qué? Tenía ese cambio tan repentino si solo fueron dos semanas que no se veían.

En eso sintió que la tomaron del hombro— ¿Estas bien Dana?

Ella miro hacia arriba y miro aquella chica de ojos azules era la novia de su primo— ¡Haruko! —se limpió sus lágrimas ella no quería que la vieran llorando además aquella chica se había prometido no llorar pero estaba sentida por lo ocurrido. —Estoy bien Haruko—contestó tristemente.

—A mí no me engañas, sabes que puedes confiar en mi por eso somos amigas o ¿no? —dijo aquella joven de ojos azules con una sonrisa.

— ¡Amigas tu y yo! No te importa lo que digan, si te juntas con una chica como yo, además no crees que no me doy cuenta como me miran los chicos y chicas de esta escuela como bicho raro.

Haruko sonrió abiertamente dejando aquella chica de ojos verdes algo confundida—A mí no me importa lo que digan es más yo escojo a mis amistades.

 — ¡Haruko! —exclamó aquella chica.

—Mira Dana, Serena es buena chica, amable y gentil  con los demás date un tiempo de conocerla  y cuando la conozca mejor veras que opinaras como yo—esto lo dijo aquella chica de ojos azules con una leve sonrisa a su nueva amiga.

— ¿Conocerla más? Ahora me doy cuenta que Serena no es la misma  chica que conocí  haya en América—pensó para sí misma —Tienes razón amiga a la mejor con el trato la conoceré un poco más.

—Además Mitsui también es un buen chico Dana, date tiempo de conocerlo que te parece si a la hora de salida vamos a verlos practicar.

— ¿Practicar?

—Sí, pues él pertenece al club de básquet.

Aquella joven se levantó de la  banca donde estaba sentada —No, puede ser que ese chico pertenezca al club de básquet.

— ¿Qué sucede Dana? ¿Por qué te pones así?

Dana se sienta nuevamente en la banca y mira a su amiga

— ¡Haruko! Puedes pedirme lo que sea que salte a un barranco o que se yo pero de eso de asistir al gimnasio a ver eso chicos jugando jamás.

—Pero que cosas dices amiga no te comprendo.

— ¡Haruko! Es que…—quedo por un momento en silencio.

— ¿Qué pasa? Si Hanamichi  también está ahí.

—Bueno para ser sincera amiga yo detesto este tipo de deportes y a los chicos porque son unos patanes engreídos, presumidos, altaneros como el…—ella se refería aquel joven de ojos azules.

 

Haruko no podía creer que aquella chica de ojos verdes dijera esas cosas no había conocido a una muchacha que no le gustara ese deporte si casi todos en Shohoku se interesaban en el equipo de básquet.

 

—No, puedo creer lo que dices Dana, pero respetare tu decisión yo no te obligare asistir, además  las cosas que dijiste a quién te referías —preguntó aquella joven de ojos azules interesada en saber.

—No, olvídalo a nadie en específico —respondió sonrojándose.

—Bueno cuando quieras asistir a verlos solo me dices —espeto aquella joven.

—Sí, te lo hare saber. —ambas chica sonrieron y después sonó el timbre de descanso y se dirigieron a su salón.

 

Hanamichi estaba preocupado por su prima por lo que había pasado, de esto se dio cuenta Yohei.

 

 

—Tranquilo amigo ella estará bien además esta con tu novia.

—Tienes razón Yohei, pero no permitiré que nadie lastime a Dana inclusive ese torpe de Mitsui no dejare que se acerque a ella.

— ¡Vaya Hanamichi! Vas a ser su protector te comportas como hermano mayor.

—Es que le prometí a mi madre que yo la protegería y cuidaría  tú no sabes por lo que ha pasado ella después te platicare.

 —Está bien Hanamichi.

En el salón de las chicas  estaban en  clase de matemáticas y el profesor cuando hacía preguntas siempre se dirigía a Dana.

Aquella joven siempre contestaba las preguntas que le hacia el profesor sin problema, Haruko le dice — Vaya Dana sí que eres inteligente, a ver si un día me ayudas con unas clases de matemáticas porque a veces no le entiendo.

— ¡Claro amiga!

Sus compañeros solo la miraban, Serena estaba muy molesta no podía creer que Haruko le hablara muy bien.

 

Aquella joven de ojos color miel la miraba con algo de recelo, Dana sintió que alguien la miraba y miro hacia atrás y vio que era Serena.

Ella le sonrió pero por parte de aquella chica solo recibió un mal gesto — ¡Es una insolente!

 

Después de unas largas clases  salieron de clases las dos horas restantes era para ir a otras actividades que los mismo alumnos escogían el club  que mejor les pareciera, para Dana iba hacer más largo esas horas ya que ella aún no se inscribían en ninguno es mas no se había tomado la molestia de ver aquel folleto que le dio el director.

 

—Bueno tendré que esperar a Hanamichi hasta que salga de su entrenamiento pero tengo que hacer algo para no aburrirme —estaba sumergida en sus propios pensamientos.

— ¡Dana! ¡Dana!

—Si Haruko.

—Aun sigues en esa posición.

 

Aquella joven de ojos verdes asentó con la cabeza positivamente y con una sonrisa — Haruko me hacen un favor le dices a mi primo que lo esperare en la biblioteca iré a estudiar un rato mientras termina su práctica.

 

—Sí, lo hare nos vemos pues. —Ambas chicas se fueron dejando a Dana en el salón, cuando iban para el gimnasio Serena le pregunta a su amiga que porque hizo amistad con ese tipo de chica.

— ¡Serena! —Se detuvo aquella joven de ojos azules—Pues ella es la prima de mi novio y además me simpatizo.

—Pues a mí no me cae nada bien por lo que le hizo a mi novio.

 

En eso son interrumpidas por Fuji y Matsui— ¡Hola chicas! Ya van para el gimnasio.

 

—Sí. —dijo aquella chica de ojos azules a su amigas.

 

Las cuatro chicas se dirigieron así allá, los muchachos estaban haciendo calentamiento daban vueltas en la canchas corriendo, después de unos segundos el  capitán del equipo  —Muy bien equipo vamos a jugar un partido— en eso llegan las chicas, ahí ya estaban los amigos de Hanamichi y se saludan.

— ¡Oyes! Haruko y Dana—preguntó Yohei solo al verlas a las cuatro.

—Pues se fue a la biblioteca a estudiar, saben aunque parezca raro a ella no le gusta este tipo de cosas.

Hanamichi miro a su linda novia pero se sorprendido al no ver a su prima— ¿Dónde estará Dana? Quería presentárselas mis demás amigos del equipo.

En eso fue sacado repentinamente de sus pensamientos— ¡Sakuragi pon atención!

Al lado del paso aquel chico de ojos azules—Ponte a jugar torpe.

— ¡Rukawa! — El corrió tras  él y empezó a jugar.

 

Pero no era el único distraído aquel joven alero de tres puntos miraba siempre hacia donde estaba las chicas pareciese que buscaba a alguien entre ellas.

 

En eso fue saludado por su novia quien lo animaba gran ímpetu— ¡Vamos Hisashi!

El sonrió levemente al verla y se sonrojo, esto no lo dejo

pasar por desapercibido aquel chico moreno — ¡Vaya! Mitsui ahora ya tienes a tu porristas personal quien te animara en todos los partidos —esto lo dijo con cierta sonrisa pícara hacia su amigo.

— ¡Cállate torpe! —respondió con cierto sonrojo.

 

Y continuaron jugando, pero él no podía sacar de su mente aquella chica de ojos verdes había algo que le incomodaba de esa joven, pero  no le simpatizaba por lo que le había hecho la detestaba.

Acá por otro lado Dana estaba en la biblioteca estudiando pero también ella no podía sacar de su mente aquel joven de ojos azules — ¡Rayos! ¿Por qué estoy pensando en ese patán? —miro hacia la ventana aquel atardecer—esto lo dijo con gran fastidio y recargo su cabeza en la mesa de ahí—Si Drew me hubiera visto lo que hice y lo que estoy haciendo ahora me diría ¿Dana? Al parecer te simpatizo ese chico verdad.

Ella se sonrojo tan solo pensar en eso— ¿Cómo lo detesto? —Aventó su libreta y salió el folleto que le había dado el director lo miro y lo empezó a leer. —No puedo creer tengo que escoger dos actividades y es obligatorio.

Entre esos club estaba aquello que le apasionaba pero no quería tomar esos por ningún motivo, pero no había otra cosas más que le llamara la atención  empezó a jugar con el lapicero que trae en las manos.

En ese instante fue interrumpida por tres  chicas que la miraban con algo de temor al menos dos de ellas ya que  se escondieron detrás de la chica de cabello negro y ojos cafés claro.

— ¡Disculpa! —hablo con algo de temor aquella chica.

La miro fijamente aquella joven de ojos verdes —Si, que sucede.

—Oiga señorita Sakuragi le gustaría unirse a nosotros —dijo aquella muchacha.

—Unirme a ustedes  ¿A qué?

—Pues estamos en  un equipo…—En eso interrumpió Dana levantándose de la silla de donde estaba.

—Miren si me invitan a ser porrista para animar a los equipos de aquí  es mejor que se vayan por donde vinieron —Esto lo dijo muy seria aquella joven y cruzándose de brazos.

Las chicas al escucharla sonrieron —Tranquila señorita Sakuragi pues nosotros estamos en el club de diseño.

— ¡De diseño!

—Sí, así como lo oye, y usted es perfecta.

—A  ver señoritas ya no les entendí, están el club de diseño y después me dicen que soy perfecta para que, es más con decirles que yo no sé nada de costura ni nada de eso  —aclaro aquella joven de ojos verdes.

—Pues mire, usted no tendrá que hacer nada, solo queremos que sea nuestra modelo ya que la semana que entra habrá en la preparatoria Ryonan  un concurso de  moda y una de nuestra modelos se enfermó y por eso le pido de la manera más atenta que si nos puede ayudar, es mas no le quitaremos mucho de su tiempo solo se reunirá con nosotros estos días al final de la clases —dijo aquella chica de ojos cafés.

 

Dana miro aquella joven con preocupación  —Está bien les ayudare solo por esta ocasión.

 

Aquella chica de ojos color café tomo de las manos a la joven de ojos verdes — ¡Gracias! Señorita Sakuragi —dijo con una sonrisa —Bueno va a pensar que somos unas mal educadas pero mi nombre es Yukari Mizuni, y ellas son Reí y Erika.

—Bueno es un gusto señoritas y por favor pueden llamarme Dana por mi nombre se los agradecería mucho.

—Está bien Dana y tú también por el nuestro  —dijeron en unisón las tres chicas.

—Así que mañana la esperamos en el salón 2b salón 3 —espetó Yukari.

—Bien mañana ahí estaré.

Aquellas tres jóvenes se fueron muy contentas, pero aun Dana estaba algo confundida pero eso le agrado ya que no se aburriría esa semana, continuo con su estudio.

En el gimnasio los chicos ya estaban por terminar su práctica, después de unos segundos el capitán Akagi reunió al equipo.

—Bien chicos es todo por hoy, recuerden que dentro de dos días nuestro tercer  juego es con Takahata.

—Sí, capitán—dijeron todos en unisón.

 

 

Serena de acerco a Mitsui  —Hisashi antes de ir a mi casa vamos a comer un helado.

 

—Claro.

 

Al igual Sakuragi se acercó a Haruko y le pregunto por su prima quien le dijo que lo esperaba en la biblioteca.

 

—Entonces nos vemos mañana Haruko si puedo te hablo hoy por la noche que te parece.

—Estaré esperando tu llamada—contestó con cierto sonrojo aquella joven de ojos azules.

Los chicos del equipo se fueron a los vestidores mientras se cambiaban — ¡Oigan chicos han escuchado que hay una nueva alumna en Shohoku y que es una rebelde!

—Sí, pero según cuentan que es conflictiva y que nadie puede acercarse a ella porque luego, luego te golpea—Contestó Shiozaki.

—Tienes razón, además se dice que da más miedo en la forma que viste —reitero Kakuta.

En eso interrumpió Kogure—De que hablan.

—A poco tú no  has sabido eso Kogure es una chica que viste de negro.

 

En ese momento aquel joven de anteojos recordó aquella chica con quien se encontró en los pasillos de la escuela. —Si la conozco.

 

Aquellos jóvenes de sorprendieron — ¿Qué dices Kogure?

 

—Sí, precisamente hoy por la mañana me topé con ella, pero no sé porque la juzgan de esa manera a mi parecer

es una chica muy tranquila.

Kakuta y los demás no podía creer que su compañero dijera eso—Pero amigo, es mejor que no le dirijas la palabra.

—Pues digan lo que quieran pero  ella no es así.

 

En ese instante llegaron al vestidor Mitsui, Ryota y Hanamichi quienes vieron a sus amigos algo extraños.

 

— ¿Qué pasa? —preguntó aquel chico de cabello pelirrojo.

—No, no es nada —espetó Kogure a su compañero de equipo estábamos platicando de cosas sin importancia.

Después de que  se cambió aquel chico pelirrojo de despidió de sus amigos—Nos vemos mañana.

— ¡A dios Sakuragi!

Él se dirigió a la biblioteca junto con sus amigos, entraron y miraron aquella joven que estaba leyendo un libro muy entretenida.

— ¡Dana! Estas lista.

— ¡Hanamichi! Si vámonos—ella guardo sus libros en su mochila y salieron aquellos seis jóvenes de las instalación de la escuela.

 

Van todos en silencio cuando aquel chico pelirrojo fue el que rompió el silencio— ¡Prima! ¿Te encuentras bien?

 

Ella se detuvo por un momento y miro a su primo y amigos de Hanamichi. —Pues no del todo bien pero me sentiré un poco mejor si vamos a comer un helado yo los invito— dijo Dana con una sonrisa.

 

Aquellos cinco chicos la miraron ya que en su rostro había reflejado una gran sonrisa y felicidad.

 

—Sí, vamos—respondió Yohei—pero con una condición.

— ¿Cómo que con una condición? —expresó Dana.

—Pues nosotros pagaremos y te invitamos el helado.

—Bien, me parece perfecto.

 

Todos se dirigieron aquel lugar al parecer ella se había acoplado bien con los amigos de su primo  reían y en ocasiones discutían.

 

—Hanamichi, no se puede negar que ella es tu prima, mira hace un rato estaba deprimida y ahora sonríe como si nada en eso se parece  a ti.

— ¿Qué dices Yohei?

—Pues lo que acabas de escuchar.

—Mmmh tienes razón pero ella no es un genio ¿Cómo Hanamichi Sakuragi? —esto lo dijo riendo y escandalosamente como lo solía hacer.

 

Dana y los chicos se detuvieron al escuchar a Hanamichi sonriendo no comprendían porque — ¿Qué sucede? —preguntó aquella chica de ojos verdes.

 

—Nada prima, a ti te falta mucho para que seas una chica talentosa.

 

Aquella joven miro aquel chico pelirrojo algo extrañada—A que te refieres primo.

 

—No, es nada Dana es mas no le hagas caso—espeto Takamiya.

—Vengan vamos adentro ya llegamos.

 

Entran aquel lugar los chicos y la chica en ese lugar había estudiantes de otras preparatorias de la región, Dana se dio cuenta como los miraban como si fueran bichos raros, pero eso no le importaba.

Se, sentaron hasta al fondo del lugar donde estaba una mesa desocupada, Serena quien estaba ahí con Mitsui.

 

— ¡Mira Hisashi! ¿Quiénes acaban de llegar?

—Es Sakuragi con sus amigos y su prima —dijo Mitsui. — ¿Qué te parece si les hablamos que vengan con nosotros?

—No, no por favor Hisashi yo solo quiero que estemos tú y yo solos—ella lo tomo de la mano.

—Está bien.

Mientras acá los chicos platicaban y reían  pero se les hizo raro,  que aquella chica de ojos verdes no había probado su nieve pareciera que estaba sumergida en sus propios pensamientos de esto se dieron cuentas Hanamichi y sus amigos.

— ¡Dana! ¿Qué Sucede? —preguntó aquel joven de cabello rojo con preocupación.

Ella fue  sacada de sus pensamientos repentinamente—Estoy bien Hanamichi, que decían.

En ese fueron interrumpidos por Noma— ¡Miren chicos quien esta haya!

—Pero si son Mitsui y Serena—respondió Yohei.

Hanamichi quien al verlos se levantó de donde estaba y se dirigió a ellos—Hola Mitsuito y serena vénganse acá con nosotros.

 

Serena no quería pero no quiso ser grosera y acepto  a regañadientes ya que su novio había aceptado la invitación.

Dana al ver lo que su primo había hecho se sorprendió —No puede ser ahí viene ese  patán era la persona que no quería ver en estos momentos.

Mitsui y Serena se sentaron en el lugar donde estaban los demás Serena miraba a Dana pero ni siquiera la saludo solo saludo a los chicos.

Dana quedo enfrente de aquel chico de ojos azules y en medio de Hanamichi y Yohei.

 

— Chicos porque nos dijeron que venían para acá nos hubiéramos venido juntos  —dijo Serena con una sonrisa.

—Pues en realidad no  teníamos planeado venir —contestó Hanamichi.

—Pero aquí estamos —musito Noma.

 

En ese momento entro en ese lugar algunos chicos de la preparatoria de Takahata  Serena los miro—Sakuragi y Hisashi con esos chicos jugaran en su siguiente encuentro.

 

—Sí, son  ellos  los del equipo de Takahata —contestó el chico de cabello rojo.

—Pues estoy segura que ustedes ganaran—musito aquella chica de ojos color miel tomando de la mano a su novio y sonriendo.

 

Dana solo miraba eso para ella era tan patético eso tipo de escenas, suspiro y se inmuto a comer su helado y escuchar la plática sobre los partidos y los entrenamientos pareciera que ella estaba fuera de lugar ya que no entendía muchas cosas sobre eso deporte y no le interesaba.

Cada vez que podía Hisashi la miraba esto hacia que aquella joven de ojos verdes se encontrará con esos ojos azules pero  ella evitaba mirarlo.

Aquellos chicos reían, Okuss se dio cuenta que no platicaba Dana.

— ¡Dana! ¿Qué pasa? ¿Porque esas tan callada?

—Si prima está  muy seria A caso no te gusta el básquet—expresó Hanamichi.

 

Aquel chico había dado en el blanco, los chicos incluyendo Serena se le quedo mirando de esto se dio cuenta Dana, ya que estaban esperando  una respuesta de ella.

 

—Pues…—quedo en silencio. —suspiro hondo y profundo tenía que contestar esa pregunta y ser sincera

—Ahora que le preguntas eso a Dana ¿porque no fuiste a ver a Hanamichi en su  entrenamiento? —dijo Takamiya.

—Miren voy a ser sincera y no me lo tomen a mal por lo que voy a decir y por la forma en que yo  pienso, —Vio a todos incluyendo a Mitsui. —Yo respeto a los que les gusta ver esta clase de deporte y a los que juegan, pero a mí en lo particular no me gusta para nada así que primo no te molestes conmigo por no asistir a tus  entrenamientos.

— ¡Dana! —Exclamo Hanamichi.

En eso interrumpió Yohei—Pero porque no te gusta si vieras que a todos en Shohoku les gusta ese deporte bueno aunque no lo jueguen pero les gusta verlo y apoyarlos en todo momento.

— Dame alguna razón porque no te gusta—pregunto aquel chico de ojos azules mirando aquella chica de cabello negro y ojos verdes seriamente con ella.

 

continuara...

Capítulo 10.-Un Encuentro Desagradable 2da. Parte por Hitomi Uzumaki

 

 

— ¿Qué dices? Te puedo dar dos simples razones por lo que no soporte este tipo de deportes —acoto aquella muchacha sin dejar de mirar aquel chico y alzando un poco la voz.

 

—Tranquila prima solo es una pregunta que hizo Mitsui aunque también me gustaría conocer tu respuesta si un día te dieras la oportunidad de ir a vernos a jugar en un partido sé que te gustara.

 

—No, Hanamichi yo nunca iré a verlos, por el simple hecho que no me gusta además ahí les van mis razones, Una como ya les dije no me gusta y segunda porque todos los chicos son unos presumidos, engreídos, patanes piensan que por estar en eso todas las chicas caen rendidas a sus pies.

 

Ella no dejaba de mirar a Mitsui quien al escuchar eso por parte de aquella chica se molestó — ¿Qué dices?

 

—Pues lo que acabas de escuchar, entre esas categorías entras tú —Quedo un momento pensando.

 

—Que tratas de decir. —expresó aquel joven de ojos azules sin dejar de mirarla.

 

—Mmmh pues entras en la categoría de —ella se levantó de la silla y se inclinó poniendo sus manos sobre la mesa  quedando en frente de él. Los chicos  y Serena se sorprendieron cuando Dana se acercó a Mitsui.

 

— ¿Dana?  —Musitó  Hanamichi al ver a su prima que iba a discutir con su amigo.

 

—Entras en la categoría de Patan.

 

Aquel chico de ojos color azul se sonrojo levemente al tener tan cercas aquella chica — ¿Cómo te atreves a decirme eso? ¿Si no me conoces aun?

 

—No, no  es necesario conocerte si lo que se ve no se pregunta. —dijo aquella muchacha en tono de sarcasmo.

 

—Mira niña mimada no me importa que seas prima de Sakuragi, pero no permitiré que me hables de esa forma.

 

— ¿Qué? ¿Qué me vas hacer?

 

Hanamichi agarro a su prima —Por favor Dana tranquila—El sentó en la silla aquella muchacha,  estaba molesta por lo sucedido.

 

Al igual Mitsui solo se cruzó de brazos y la miro —Mire señorita Sakuragi  no es mi culpa que seas una chica amargada, engreída, mimada.

 

Aquella joven al escuchar esto se molestó por la forma en que Mitsui la  había catalogado, Serena al ver esto tomo de la mano a su novio.

 

—Amor, tranquilo no sigas el juego de esta chica tan impertinente  y mal educada—esto lo dijo mirando aquella joven de ojos verdes.

 

Dana al escuchar eso se levantó de la silla—Chicos ahora vuelvo necesito tomar aire, no soporto estar un instante aquí—Esto lo dijo mirando a Mitsui  y Serena.

 

— ¡Dana! ¿Espera? —exclamó aquel joven pelirrojo.

 

Ella se retiro dejándolos solos—Discúlpenla Mitsui y Serena no sé porque se comporta de esa manera ella es una buena chica cuando la conozcan mejor verán.

 

En eso interrumpió aquella chica de ojos color miel—Pues tu prima es una mal educada mira tener que insultar a Hisashi de esa manera.

 

—Bueno al menos fue sincera al decirme que no le  gustaba el básquet —esto lo dijo aquel chico con una leve sonrisa. 

— ¡Mitsui! —Expresó Hanamichi.

 

Esto hizo ponerse celosa a Serena al ver como su novio no le había importado le que había dicho aquella chica de el.

 

Dana estaba afuera empuñaba sus manos — ¿Por qué detesto tanto a ese chico? Si ni siquiera me ha hecho nada.

Estaba tan sumergida en sus propios pensamientos cuando la toman del hombro— ¿Te encuentras bien Dana?

 Aquella chica miro hacia atrás y se sorprendió al ver  aquel chico y se sonrojo levemente— ¡Yo…hei…! —dijo el nombre entre cortado.

 —Ven vamos adentro Hanamichi está preocupado por ti, además venimos a divertirnos aquí o ¿no?

—Tienes Razón. —contestó con una sonrisa.

 

Cuando iban para adentro ambos chicos Dana choco con un chico no muy alto delgado este mismo iba acompañado con otros tres pero se miraba a plena vista que eran unos tipos de cuidado.

 

Aquel chico miro a la muchacha de arriba abajo, esto hizo que Dana se sintiera  algo intimidada en la forma que la miraba.

Yohei al ver esto tomo de la mano a la joven sin decir ni una palabra dejando atrás aquellos tipos.

 

Esos chicos sonrieron al ver aquello—Chicos saben a qué preparatoria pertenece esa chica—pregunto aquel joven con algo de malicia.

 

—No, jefe, pero aquel chico que iba con ella  es Yohei con los que peleamos hace tiempo en el gimnasio de Shohoku.

—Tienes razón Yahiko por eso se me hizo conocido entonces aquí deben estar esos chicos del club de básquet aun me las deben y más ese Mitsui. —Lo dijo empuñando sus manos —Vamos.

 

Entraron  y se sentaron a lo lejos alcanzaron a ver aquel chico pelirrojo y a Mitsui.

 

—Ya viste Ryu ¿Quién está ahí?

—Mmmh ¡Hisashi Mitsui!— Y  vieron en ese instante que Yohei y aquella chica desconocida se sentaron con los demás.

— ¡Vaya así que esa chica pertenece a Shohoku! Es muy linda.

—Sí. 

Dana y Yohei se sentaron pero aquella joven no dijo nada y continúo comiendo su helado, pero había algo que le intimidaba de aquel chico con quien había chocado. — ¿Quiénes serán esos chicos?

 

— ¡Dana! 

— ¿Qué sucede Hanamichi?

—Te encuentras bien. 

—Pues sí.

 

En ese momento se levantaron de ahí Serena y Mitsui —Nos vemos mañana chicos.

 —Hasta mañana—dijeron en unisón los muchachos.

 

Mitsui miro a Dana —Hasta luego señorita, y espero que mañana amanezca de buen humor, no mejor espero que encuentre un novio y te quite lo amargada que eres.

Los chicos no podían creer lo que estaba pasando otra vez estaba peleando  estos dos chicos, Dana al escuchar eso se molestó tanto que solo lo miro y desvió su mirada a otro lado ya no quería discutir con él.

 

— ¡Basta Hisashi! ¿Por favor? —espetó Serena.

 Se alejaron de ahí, pasaron por donde estaban aquellos jóvenes, Aquella chica de ojos color miel los miro y Ryo sonrió con ella, pero Serena desvió la mirada.

 

Al salir de ahí—No soporto a esa chica que se cree—acotó molesta Serena y con algo de enfado.

 

— ¡Tranquila Serena! Solo hay que no hacerle caso. 

—Pe…ro…—No acabo de terminar la frase cuando el,  la beso repentinamente y ella correspondió el beso de su novio. 

Aun adentro de ese lugar— ¿Dana que sucede contigo? ¿Por qué esa actitud con mi amigo? 

— ¡Perdóname Hana! ¿Lo que pasa que no me cae muy bien eso es todo?

—Mmmh.

— ¿Qué quieres decir con esa expresión gordo? —preguntó Hanamichi y Dana al ver aquel chico que los miraba.

 — ¡Dana no sabes el dicho que del odio al amor hay un paso!

 

Aquella joven se sonrojo por aquello que acabo de decir Takamiya— ¿Qué dices? Yo enamorarme de ese chico jamás ni aunque fuera el último hombre en la tierra, ahora eso me faltaba salir con él, no me hagas reír Taka—Rio aquella joven a carcajada abierta.

 

Los chicos la miraban a veces no la comprendían era algo extraño en ella ratos estaba triste, o en ocasiones enojada y otras contenta.

 

—Vaya Hanamichi! Sí que tu prima es bastante extraña no la entiendo. —musitó Noma. 

—Tienes razón amigo.

 

Esto lo alcanzo a escuchar Dana que los miro a los cinco con una mirada asesina— ¿Qué acaban de decir torpes?

 

—No, no  nada.

 

Aquellos chicos eran observados por aquellos sujetos, de esto se dio cuenta Yohei—Nos vamos amigos.

 

—Sí, vamos—Dijeron en unisón los muchachos.

 

Pagaron su cuenta y se retiraron de ese lugar, afuera de ahí cada quien se despidió y tomo su rumbo.

Pero antes de retirarse Yohei le hablo a Hanamichi mientras ella se despedía de los demás — ¡Hanamichi! Ten cuidado te fijaste en los tipos que llegaron.

 

—Sí, Yohei son los tipos de la otra vez que pelearon con nosotros.

—Entonces cuídate nos vemos mañana.

— ¡Claro!

Así que se despidieron de ellos, Dana y Hanamichi tomaron el metro que los llevaría a su casa ya estaba oscureciendo iban los dos en silencio, cuando aquella joven rompió el silencio—Primo cuanto llevas tú y Haruko de novios. 

Aquel chico pelirrojo se sonrojo por esa pregunta que le hizo—Pues tres meses.

—Vaya primo  amas mucho a Haruko verdad. 

—Pues sí, es la chica más linda de Shohoku. 

 

Ella miro a su primo como se expresaba de Haruko y se veía el cuanto la amaba,  sonrió levemente—Si Haruko es afortunada en ser tu novia Hanamichi. 

 

—Y tu Dana dejaste aun  novio haya en América. 

—No, Hanamichi, es más yo no creo en eso del amor.

Aquel chico al escucharla hablar así, se sorprendió —Pero porque hablas así prima, no me digas que has sido rechazada por algún chico. 

— ¿Qué tonterías dices Hanamichi? No es eso pero a la mejor nunca encontrare al chico ideal para mí. —esto lo dijo con cierto desaliento y mirando hacia aquel cielo oscuro y estrellado. 

— ¡Dana!

—Anda vamos mi tía ha de estar preocupada mira la hora que es—Esto lo dijo con una leve sonrisa hacia aquel chico pelirrojo— Ambos jóvenes llegaron  a casa ya pasadas de las ocho de la noche.

—Chicos me tenían preocupada.

— ¡Discúlpanos tía lo que pasa que Hanamichi, sus amigos y yo fuimos a comer un helado y se nos fue la noción del tiempo!

—Está bien vayan y lávense las manos para que se vengan a cenar.

Ambos chicos asentaron con la cabeza positivamente después de unos segundo fueron a cenar— ¿Dana platícame como te fue tu  primer día de clases?

—Pues bien, conocí a los amigos de Hanamichi bueno solo algunos—espetó con una sonrisa.

—Me alegra hija.

Dana no le platico lo que había sucedido de los conflictos que se le presentaron no quería preocuparla además eran cosas que no era de importancia.

Después de una la cena y una larga charla ella se dispuso a lavar la loza que habían utilizado su primo y ella.

Entre las dos los lavaron, mientras que Hanamichi fue hablar por teléfono con su novia, en la cocina Dana y su tía platicaban.

 

— ¡Dana! Si algún día  tienes problemas o quieras hablar de algo sabes que puedes confiar en mí. —Espetó aquella mujer con una sonrisa hacia su sobrina.

—Gracias tía, con referente a eso pues tengo un problema, no sé si puedas ayudarme. 

— ¡Dime! 

—Pues es una pregunta, es forzoso que tome dos actividades después de clases es que la verdad no entiendo bien el sistema de aquí. 

—Sí, tienes que escoger por, lo menos uno o bien los dos.

—Tú me ayudarías a escogerlos. 

—Claro, ven vamos a la sala traes el  folleto.

—Sí, deja lo saco de la mochila.

Aquella chica de ojos verdes los saco de su mochila y se lo dio a su tía, Mitsuki los miro —Todos son muy interesantes.

—Pero qué te parece si escoges el de música y el de kendo—musitó aquella mujer de ojos negros con una sonrisa hacia su  sobrina, ella sabía de antemano que eso era lo que le gustaba a ella.

La muchacha solo  la mira no sabía que contestarle ya que ella estaba indecisa en tomar esos club, pero había otro que la había llamado la atención. 

—Tía mejor de esos tomare el del periódico escolar, al parecer están solicitando personal  ya que  les falta más gente que se les una.

—Pues si te interesa adelante.

 

Mientras tanto en la casas de aquella chica de ojos color miel estaba en su habitación hablando por teléfono estaba recostada en su cama.

 

—Te extraño amor. 

—Yo también linda, me alegra volver a verte otra vez ya tenía tantas ganas de verte, nos podemos ver mañana.

—No, se si pueda—quedo por un momento aquella joven pensando—Está bien tu dime dónde  y ahí estaré.

—Tú ya sabes dónde me puedes encontrar preciosa.

—Bien después de clases iré ahí, adiós.

Después de que colgó el teléfono, suspiro  al fin te veré otra vez—esto lo dijo con una sonrisa en sus labios.

Mientras en la casa de Mitsui estaba cenando junto con su madre y hermana ya que su padre no estaba había salido fueras de la ciudad por negocios.

Sakura miraba a su hermano  mayor, — ¿Qué te sucedió Hisashi? Que tienes en  el rostro.

—No es nada solo que me golpe.

—Mmmh  ese parece un golpe de bofetada, acaso te quisiste propasar con alguna chica.

Hisashi se atragantaba con la comida— ¿Qué tonterías dices? —contestó sonrojándose.

— ¡Mamá! Ya te dijo Hisashi que tiene novia.

— ¡En serio hijo! 

—Sí, mamá—respondió aquel joven sonrojado. 

—Pues me alegro que te parece si la invitas a cenar el sábado en la noche para conocerla.

—Claro, se lo diré—termino de cenar y se retiró a su habitación para hacer su tarea, él estaba sentado en la silla, pero mientras hacia sus labores escolares recordó aquella chica de ojos verdes y todo lo que le dijo. — ¡Rayos! ¿Por qué estoy pensando en esa chica como la detesto? ¿Cómo se atrevió a decirme que soy un patán? 

Aquel joven se sonrojo por estar pensando en esa chica, se levantó de la silla y se dirigió a la venta y salió al balcón y miro aquel cielo azul oscuro y estrellado.

No era el único no muy lejos de ahí una joven de cabello negro y largo también miraba aquella noche oscura hacia un poco de aire que jugaba con su largo cabello. 

— ¿Por qué Serena? Me negaste ante tus nuevos amigos—ella con sus manos apretó aquellos barandales con fuerza.

Dana entro a su habitación y se dispuso a descansar ya que tenía que madrugar temprano para ir a la escuela.

 

En la habitación de aquel chico pelirrojo él no podía conciliar el sueño, estaba sumergido en sus propios pensamientos recordó cuando  su amigo y Dana discutían.

— ¿Qué le pasara a Dana? No la entiendo, bueno lo que si estoy seguro que a ella no le simpatizo Mitsui, pero porque, espero que se hagan amigos al igual Serena.

 

Continuara...

Notas:

Espero sea de su agrado.

Capítulo 11.-La consecuencia de mis actos 1era. parte. por Hitomi Uzumaki

 

 

De tanto estar pensando aquel muchacho se quedó dormido, al día siguiente salieron de casa ambos jóvenes, cuando iba  camino a tomar el metro que los llevaría a la escuela, los dos bostezaron al mismo tiempo.

 

— ¡Dana! No dormiste bien.

 

—Pues no, y por lo que veo tu tampoco.

 

—Bueno pues no tenía sueño que digamos. —dijo aquel joven pelirrojo.

 

Llegaron a la preparatoria en el  camino se encontraron con sus amigos y los saludaron, se detuvieron un momento mientras se saludaban.

 

Pero en ese momento ellos no se dieron cuenta que venía un chico en su bicicleta y por accidente choco contra Hanamichi  y el chico de la bicicleta salió volando.

 

Dana al ver esto corrió a ver a su primo — ¡Hanamichi! ¿Estás bien?

 

—Sí, pero eso zorro apestoso no se fija por donde va, ahora me las pagara.

 

Aquella chica de ojos verdes al ver aquel joven que cayó de la bicicleta fue a verlo ya que estaba en el piso.

 

— ¡Oyes! Te encuentras bien.

 

Aquel chico se estaba sobando la cabeza ya que se había dado un golpe muy fuerte—No te preocupes estoy bien. —el miro hacia arriba para ver quién era.

 

Se sorprendió al  verla—Pero si es prima de ese tarado— pensó para sí mismo —miro hacia Sakuragi ya que los chicos lo estaban agarrando ya que quería ir a golpearlo.

 

— ¡Suéltenme! Me las pagara ese zorro—decía aquel chico pelirrojo.

 

 — ¡Tranquilo Hanamichi! —decían los amigos de él, lo tenían agarrado.

 

Aquel chico de ojos azules y mirada fría se levantó del piso, Dana se sorprendió al ver lo alto que era— ¡Seguro que estas bien!

 

Rukawa tomo su bicicleta y ni siquiera le respondió aquella joven, camino adelante ignorándola totalmente.

 

Ella al ver esto por parte de él, se molestó — ¿Qué pasa contigo? ¿Qué mal educado eres? —Dana se paró frente de el no dejándolo pasar.

 

Pero el saco vuelta dejando aquella muchacha sin hacerle caso — ¡Oyes! A dónde vas.

 

—Eso no te importa, no te han dicho que eres un fastidio. —respondió aquel chico de ojos azules y mirada fría.

 

Dana al escuchar eso por parte de el — ¿Qué estás diciendo yo solo quise hacer amable contigo?

 

—Pues nadie te  lo pidió. —Rukawa siguió su camino sin decir nada más, dejando aquella muchacha confundida.

 

 — ¿Qué chico tan grosero? Por lo que veo en esta preparatoria  son unos groseros y mal educados.

 

— ¡Dana! Que te dijo ese torpe de Rukawa.

 

— ¡Rukawa! ¿Lo conoces primo?

 

—Sí, eso zorro está en el equipo de básquet.

 

Dana al escuchar eso por parte de su primo — ¿Qué dices? No puede ser  acaso  en el club de básquet todos son así primo, que barbaros creo que no hay ningún chico educado.

 

En eso venían Serena, Mitsui y ella al verlos—Nos vemos chicos —se retiró lo más pronto posible de ahí ya que no quería ver aquel chico.

 

El ejército de Sakuragi se despidió de ella, mientras Mitsui y Serena saludan a Hanamichi, y al ejercito de Sakuragi después de unos segundos llega Haruko y Akagi.

 

Y se van juntas al salón ambas chicas llegan y Haruko saluda a Dana—Buen día.

 

—Buen día Haruko.

 

Llego el profesor y pidió que todos tomaran asiento paso lista, empezó a dar su clase era la materia de matemáticas.

 

Dana no se concentraba en lo más mínimo en ese momento estaba distraída en su mente rondaban muchas cosas ya que ella quería hablar con Serena muy seriamente y saber el motivo por la cual la negó ante sus nuevos amigos.

 

El profesor que daba su clase le hablaba pero ella no le contestaba— ¡Señorita Sakuragi!

 

Haruko quien estaba aún lado de ella. — ¡Dana te habla el profesor!

 

Aquella joven de ojos verdes salió de su transe— ¿Si Haruko?

 

—Te habla el profesor.

 

— ¿Qué? —Ella miro a donde estaba su profesor, pero él estaba bastante molesto.

 

—Señorita Sakuragi acaso se le hace aburrida mi clase—expresó el profesor.

 

—No, profesor discúlpeme por no poner atención —contestó aquella chica sonrojada ya que todos la miraban.

 

—Pues ponga atención si no quiere que la mande a la dirección.

 

—Sí, profesor—dijo apenada Dana. —Rayos debo portarme bien no debo causarle problemas a mi tía. —pensó para sí misma en ese momento.

 

Las clases fueron un poco tediosas, ya casi salían a la hora del descanso, después de la última clase, Serena salió primero despidiéndose de Haruko  nada más.

 

—Nos vemos en la cafetería Haruko.

 

—Sí, Serena en un rato te alcanzo.

 

Mientras Dana guardaba sus cosas en su mochila,  saco una bolsa pequeña de ahí, en ese momento Haruko le hablo —Vamos amiga con los demás ya han de estar ahí.

 

—Lo siento Haruko pero no podré ir contigo tengo algo que hacer.

 

—Pero que vas hacer, además Hanamichi también te estará esperando.

 

—Pues la verdad no puedo, así que si pregunta dile que después lo veré—musito aquella chica de ojos verdes sonriendo levemente.

 

—Está bien.

 

Aquella chica de ojos verdes se alejó dejando a aquella muchacha de ojos azueles intrigada no comprendía bien a Dana, ella se dio cuenta que no quería estar con ellos, pero no le hizo más preguntas miro como se alejaba— ¿Qué sucederá con ella?

 

Ella se fue con los demás, Dana iba por los pasillos pero se da cuenta como la miraban pero no le tomo importancia, subió unas escaleras que la dirigía a la azotea.

 

Al llegar ahí miro aquel cielo azul y despejado  miro en ese lugar una banca y se sentó saco de su gabardina una bolsa ahí traía su almuerzo que había preparado en la noche.

 

—Bueno es mejor comer sola, ya que sinceramente no quiero ver a ese chico y a Serena, apenas iba a dar una mordida a su sándwich, cuando  escucho ruido que alguien venia subiendo las escaleras ella se levantó y se escondió detrás de una barda que había ahí.

 

Ella se sorprendo al ver a un chico que venía corriendo y detrás de  el  unos tres tipo que lo acorralaron en ese lugar.

 

—Vamos chico danos tu dinero ahora.

 

—Yo no les daré nada.

 

Uno de los tipos se acercó aquel chico y lo tomo del cuello del saco y alzándolo— ¿Qué acabas de decir inepto?

 

—Lo que acabas de escuchar —dijo aquel joven con un poco de esfuerzo al sentir como aquel chico lo apretaba del cuello.

 

 Los otros dos  chicos reían, aquella chica al ver esto que estaban haciendo empuño sus manos lo que ella no soportaba era que hubiera personas que se aprovecharan de la gente.

 

Ella se hizo un poco para atrás pero no se fijó y choco con algo haciendo caer al suelo un objeto  haciendo ruido, aquellos jóvenes escucharon.

 

— ¿Quién anda ahí? —dijo Taro.

 

— ¡Otani! Ve haber quien anda ahí

 

—Sí, Takeshi.

 

Dana quien estaba escondida — ¿Ahora qué hago? —ella tomo entre sus manos aquella vara, la oculto dentro de su gabardina.

 

Aquel chico de cabello negro llamado Otani  al ver a la joven escondida—Vaya, vaya mira Takeshi lo que me encontrado aquí.

 

—Ven aquí preciosa.

 

— ¿Qué me acabas de  decir? —expresó aquella joven de ojos verdes.

 

Mientras acá en la cafetería estaban  los chicos platicando, Hanamichi le pregunto a Haruko por su prima.

 

 —Pues me  dijo que tenía que hacer algo muy  importante por después te buscaba ella.

 

— ¿Qué raro, no me dijo que tenía que hacer algo importante?

 

— ¡Hanamichi! Yo quería conocer  bien a tu prima—espetó aquella muchacha de cabello rizado.

 

— ¡Ayako! Pues le diré que la quieren conocer. —respondió con una sonrisa.

 

—Hanamichi, ¿Por qué no invitas a tu prima al siguiente partido que tenemos además será el sábado por la mañana y no tendremos clases?

 

—Mmmh Ryota va hacer algo imposible que ella asista al partido.

 

— ¿Pero porque? —exclamó aquel joven moreno.

 

— ¡Hay! Amigo si te platicara—musitó con desaliento aquel joven pelirrojo.

 

En eso interrumpió aquel chico de ojos azules—Pues a la señorita Sakuragi no le gusta el básquet.

 

— ¿Cómo que a tu prima no le gusta? —expresó Ayako.

 

—Asi, como lo oyen no sé qué le pasa a mi prima está muy renuente pero espero que se dé una oportunidad de vernos jugar.

 

—Dale tiempo Hanamichi—acotó Haruko.

 

Serena interrumpió la plática —Chicos que les parece si el domingo salimos todos a pasear y divertimos un poco.

 

Todos los chicos aceptaron la propuesta —Entonces le diré a Dana que si va con nosotros, además no creo que se negué a ir—dijo con una sonrisa aquel joven pelirrojo.

 

Serena al escuchar esto se molestó porque no quería que ella fuera con ellos, pero tenía que aguantarse, Mitsui la miro distraída.

 

— ¿Qué tienes serena?

 

—No, no es nada Hisashi, solo que esta vez no estaré en tu entrenamiento tengo que ir a comprar unas cosas que me pido mi mamá y las quiere temprano por eso no podre esperarte hasta la salida.

 

—Sí, es eso no  te preocupes yo te hablare en la noche.

 

—Esperare tú llamada amor. —respondió con una sonrisa aquella joven de ojos color miel y sonrojándose a la vez.

 

 

 

Pero nadie se imaginaba lo que estaba a punto de suceder en la azotea de la preparatoria donde estaba aquella joven salió de aquel escondite, camino a paso lento tenía que estar segura que esos chicos no le hicieran nada.

 

Takeishi  soltó aquel chico aventándolo contra la pared y miro aquella chica — ¿Quién eres? linda—La miro de arriba abajo.

 

—Que te importa quién soy yo—dijo con una mirada desafiante aquellos tres chicos— ¿son unos abusivos? Como se atreven a molestar a la gente.

 

 

 

Aquel chico que aún estaba en el piso—Váyase  señorita no sabe con quién se está metiendo esos tipo son peligrosos—decía aquel chico de ojos negros y cabello un poco ondulado.

 

—Anda niña vete y no te entrometas en lo que no debes hazle caso a ese chico—dijeron esos tres chicos al mismo tiempo.

 

Pero aquella chica de ojos verdes miro aquel chico tirado en piso—No, no puedo dejarlo aquí con estos sujetos—pensó para sí misma.

 

Otani se acero a ella —Vete, contigo no es el asunto, pero viéndote bien eres una chica bastante bonita, jefe que le parece si después de que este chico nos entregue  su dinero nos divertimos con esta chica.

 

Aquella chica de ojos verdes se sorprendió al escuchar eso por parte de ese chico— ¿Qué dices?

 

Pero aquel muchacho al escuchar eso, se levantó del piso como pudo y se interpuso entre aquella joven y ese chico.

 

—No, permitiré que lastimen a esta chica.

 

Pero Toru no se hizo esperar y golpeo fuertemente  aquel chico de ojos negros— ¡Quítate estorbo!

 

Dana dio unos pasos hacia atrás al ver que aquellos tres chicos la acorralaron— ¿Qué piensan hacer miserables si dinero es lo que quieren tengan? —ella aventó su cartera  al piso para que la recogieran ellos. —Pueden llevárselo todo y dejarnos en paz a él y a mí  no diremos nada pero lárguense.

 

Takeshi se acercó más a ella quedando frente aquella joven de cabello negro la miro a los ojos y toco el rostro con su mano haciendo a un lado el fleco de aquella muchacha ya que le tapaba parte del rostro.

 

—No, preciosa de ti no queremos tu dinero.

 

Ella no soporto más y quito la mano de aquel chico de su rostro—No vuelvas a tocarme. —musito aquella joven seriamente con él, pero desde sus adentro estaba asustada ella sabía defenderse pero no quería ocasionar problemas.

 

—Mmmh tal como me gustan —Él se acercó a ella, el tomo del mentón la va a besar cuando Dana le propino tremenda bofetada.

 

Aquel chico  de ojos color café se molestó tanto que — ¡Taro! ¡Otani! Agárrenla.

 

Los chicos iban agarrarla cuando  Dana tomo la vara que tenía escondida y se puso en posición de ataque.

 

— ¿Qué piensas hacer linda? —dijo riendo Takeshi.

 

Pero ella no les dio oportunidad y golpeo a esos tres chicos dejándolos fuera  de combate—Esto es para que no vuelvan a meterse conmigo y  este chico miserables.

 

—Esto no se quedara así, no la pagaras tonta.

 

Dana se dirigió con aquel chico y lo levanto del piso —Vámonos antes de que se levanten.

 

Ambos chicos salieron de ahí, bajaron los escalones el chico iba agarrado de aquella joven— ¿Por qué me ayudaste? Ni si quiera me  conoces.

 

—Guarda silencio te llevare a la enfermería mira como estas.

 

Ella lo llevo a la enfermería y el doctor  que estaba ahí— ¿Pero qué paso? Mira chico como  te han dejado, pon lo en la cama por favor. —indico el doctor a la joven de ojos verdes.

 

Después de que lo dejo — ¿Cómo te sientes?

 

—Pues más o menos y gracias señorita por ayudarme  pero te arriésgate por mi culpa también pudiste salir lastimada.

 

 —No, te preocupes estoy bien—contestó con un sonrisa aquel joven.

 

—Gracias por tu ayuda esos chicos ya tenían tiempo molestándome—espetó aquel chico en tono triste.

 

—Pero porque no se lo habías dicho a alguien—dijo aquella muchacha de ojos verdes.

 

—Pues me amenazaron,  por eso todos los días tenía que darles mi dinero.

 

—Pues de ahora en adelante esos chicos no te molestaran de eso me encargo yo, y a todo esto me llamo Dana Sakuragi Bullock.

 

— ¡Sakuragi! —exclamó aquel joven—pero si esta chica es de la que estaban hablando los chicos la otra ves además que será de Hanamichi Sakuragi—pensó para sí mismo aquel chico.

 

— ¿Te sucede algo?

 

—No, señorita Sakuragi mi nombre es Toki Kuwata.

 

—Mucho gustó Kuwata, es un gusto conocerte puedes llamarme Dana—ella miro su reloj —nos vemos tengo que ir a la siguiente clase.

 

Ella se retiró dejando aquel chico  pensativo y con la duda sobre quien era esa chica realmente además no era como los chicos habían dicho que era conflictiva.

 

Dana llego a su siguiente clase a tiempo, Haruko le pregunto que donde andaba.

 

—Pues por ahí —acotó con una sonrisa.

 

Ya entrada la tarde  Haruko se despide de ella, ya que iba ir al gimnasio a ver a los chicos entrenar.

 

—Nos vemos después amiga.

 

Salieron juntas Serena y Haruko iban en silencio ambas chicas, la que rompe el silencio es aquella chica de ojos azules.

 

— ¡Serena! ¿Por qué te empeñas en no hablarle a Dana?

 

—Haruko a ti no te puedo mentir, es que no me simpatiza.

 

Aquella joven de cabello negro y ojos azules sola la miro —Pues no sé porque no te  cae bien es amable.

 

—Amiga como puedes decir eso si apenas la conoces.

 

—Pues no sé,  desde que la he tratado  un  poco me cae bien.

 

—Bueno de  todas formas tengo que hablar con ella, ya ves que le promete a Sakuragi y a Hisashi disculparme con ella.

 

—Y ¿Por qué no lo haces hoy mismo?

 

—Pues hoy no puedo tengo prisa pero luego la hare, así que nos vemos mañana.

 

—Está bien hasta luego —dijo aquella chica de ojos azules, después de  despedirse se dirige al gimnasio al llegar ya estaban ahí sus amigas Fuji y Matsui.

 

—Hola Haruko y Serena—preguntó la joven de cabello corto.

 

—Se fue temprano ya que tenía pendientes que hacer.

 

Apena los chicos estaba llegando al gimnasio ahí ya estaba el capitán Akagi platicando con el profesor Anzai, Kogure  y la manager del equipo Ayako estaba discutiendo sobre el siguiente partido que iban a tener el sábado.

 

Después de unos segundos llego Kuwata y saludo a todos, los chicos lo miraron— ¿Pero qué te pasó? —Preguntaron en unisón todos sus compañeros, al verlo con unos golpes y rasguños.

 

—Pues  hace varios días unos chicos me estaban molestando me quitaban mi dinero todos los días y hoy trataron de quitármelo también.

 

— ¿Qué dices Kuwata quienes son esos tipos? —Preguntó aquel chico pelirrojo muy molesto— ¿Por qué no nos dijiste?

 

—No, quería molestarlos.

 

—Esos miserables nos las pagaran —espetó aquel  chico de ojos azules.

 

—Tranquilo chicos además ya todo está arreglado gracias a un ángel guardián que me ayudo— se tocó la nuca y sonrió. —Asi  que no se preocupen.

 

— ¡Un ángel guardián! —exclamaron en unísono los chicos.

 

El capitán al escuchar esto—Lo bueno que estas bien, así que vamos a practicar, los chicos empezaron su entrenamiento.

 

Corrieron por la cancha dando unas diez vueltas, Hanamichi siempre se adelantaba a sus compañeros dejándolos atrás.

 

Dana cuando  iba para los salones de segundo se acordó que no le dijo a su amiga Haruko que le avisara a su primo donde iba a estar ya que si no salía a tiempo se iba a preocupar —Tengo que ir avisarle.

 

Ella se dirigió al gimnasio, en eso miro a unas chicas ahí, gritando como locas histéricas en la entrada de la puerta al llegar no sabía por dónde pasar ya que esa muchachas estaban obstruyendo el paso.

 

—Me permiten señoritas. —Dijo aquella joven de ojos verdes. —Pero al parecer no le hicieron caso en lo absoluto— ¡Oigan están sordas! ¿O qué?

 

Aquellas tres chicas voltearon a ver quién les había dicho sordas y la miraron muy enojadas— ¿A caso te refieres a nosotros? —Al mirarla se sorprendieron en la forma que estaba vestida esa joven.

 

Esas muchachas se hicieron a un lado ya que les causo temor, Dana se dio cuenta y paso sin hacerles más caso.

 

Mientras Akagi reunió al equipo y los dividió para un partido entre ellos los de primero eran: Sakuragi, Rukawa, Kentaro, Satoru y Kuwata. Y 2 y 3 Ryota, Mitsui, Kogure, Akagi y Yasuda.

 

Apenas iban empezar el juego cuando  — ¡Hanamichi! ¡Hanamichi! —gritó aquella joven de ojos verdes.

 

Todos miraron hacia la puerta incluyendo los amigos de Sakuragi y las chicas, ella se sintió algo cohibida ya que todos la miraron al mismo tiempo y pensó que había cometido una falta de respeto al interrumpir la práctica de su primo.

 

Aquel chico pelirrojo se dirigió a ella  — ¡Dana! Tu aquí me alegra que al fin decidiste venir a ver a este talentoso y genio Hanamichi Sakuragi —el tomo de  las manos a su prima.

 

Aquella muchacha se sonrojo ya que los miraban los demás compañeros del equipo — Hanamichi estas equivocado solo vengo avisarte que estaré en el salón  2/ 3.

 

— ¡Vaya prima y yo pensé que venias a verme! —ella sonrió levemente y le dijo en vos baja — eso tus ojos nunca, lo verán primito.

 

  — ¿Ya ves que mala eres?

 

En ese instante — ¡Sakuragi! No es el momento de estar con tu novia  —espetó el capitán Akagi.

 

El pelirrojo al escuchar eso — ¿Qué dices Gori? Ven te quiero presentar a mis demás amigos vamos.

 

 

 

continuara...

Capítulo 12.-La consecuencia de mis actos 2da. parte. por Hitomi Uzumaki

 

 

— ¡Pero Hanamichi  yo!

 

—Anda ven Dana cuando los conozcas te caerán bien.

 

Ambos fueron donde estaban los demás miembros del equipo, ella iba nerviosa ya que vio en primera estancia aquel chico de ojos azules.

 

— ¡Rayos porque tenía que venir! Es al que menos quería ver este día—pensó para si misma.

 

En eso Hanamichi les presento a los chicos su prima, todos al verla se sorprendieron hubo dos integrantes que al verla se acercaron luego, luego a ella.

 

— ¡Señorita Sakuragi! No me diga que es prima de Sakuragi —preguntó aquel chico de ojos negros.

 

—Sí, Kuwata  —respondió aquella joven con una sonrisa aquel chico.

 

En eso interrumpió otro chico del equipo —Sospeche que usted tenía que ver con Hanamichi Sakuragi —musitó aquel joven de lentes a Dana.

 

Ella al verlo— No puedo creerlo Kiminobu Kogure no me imaginaba que ustedes dos estaban en el club de básquet.

 

Los demás chicos incluyendo Hanamichi se sorprendieron en la forma que su prima le hablaba a Kogure y Kuwata.

 

—A casa ustedes ya se conocen prima.

 

—Sí, Hanamichi ellos son unos chicos muy amables, pues Kogure me ayudo en mi primer día de clases lo cual se lo agradezco infinitamente y a Kuwata lo conoce en una circunstancia no favorables  verdad Kuwata.

 

—Sí, señorita Dana aunque esa no fue una manera de conocernos —musito con una sonrisa aquel chico.

 

Hanamichi no comprendía  de que hablaba su prima y su compañero de equipo, en eso interrumpió una joven de cabello rizado. —Hola señorita Sakuragi es un gusto conocerla yo soy Ayako.

 

Es un gusto señorita Ayako, los demás se presentaron con aquella joven, después  el capitán del equipo al igual el profesor Anzai.

 

Dana hizo una reverencia amablemente— Es un gusto conocerlos a todos pero me doy cuenta que al menos en este equipo si hay gente educada  y miro aquellos dos jóvenes de ojos azules el de mirada fría y al que ella nombraba como patán.

 

Estos dos jóvenes la miraron, Mitsui apretó el balón con sus manos se iba a dirigir con ella cuando lo toman del hombro.

 

— ¡Tranquilo Mitsui!

 

— ¡Miyagi!

 

A Rukawa le  daba igual lo que dijeran del solo la miro sin decir nada ignorándola totalmente, en eso el profesor Anzai—Vaya joven Sakuragi tienes una prima muy hermosa, al igual reiteraron Kogure y Kuwata.

 

Hanamichi al escuchar eso se acordó que su prima odiaba esa clase de calificativos  hacia su persona al igual el ejército de Sakuragi se sorprendieron.

 

—Parece que aquí va a correr sangre—reitero Takamiya.

 

En eso aquel chico pelirrojo se interpuso entre su prima,  sus amigos  y el profesor Anzai ya que el presentía que ella iba a cometer una locura — ¡Prima! ¡Tranquila! Ya que el vio que ella había agachado la cabeza y empuño sus manos.

 

Después de unos segundo los miro y se sonrojo e hizo a un lado a su primo— ¿Qué Cosas dicen chicos y profesor Anzai? Ustedes exageran. —Contestó a carcajada abierta.

 

Hanamichi no comprendía a su prima, al igual el ejército de Sakuragi ya que ella se ponía de genio cuando le decían cosas así.

 

—Pero ¿Por qué? ¿No es justo como que Kuwata y cuatro ojos si pueden decirle que es muy bonita? —Se quejó aquel chico alto y rubio.

 

—Anda Dana queremos que les des su merecido a esos chicos por decirte eso—gritó Noma.

 

Los chicos  del equipo voltearon a verlo —De que habla el amigo de Sakuragi—preguntó Kogure.

 

Dana miro Aquel joven desde lejos con una mirada asesina —No le hagan caso no se dé que  habla Noma, tengo que retirarme y fue un gusto conocerlo a todos, primo voy estar en el salón de segundo salón tres por si no me ves ahí puedes buscarme.

 

—Está bien prima.

 

Ella se retiró y se despidió de Haruko y los  chicos, pero ella se da cuenta que aquel chico de ojos azules no la dejaba de mirar, paso a un lado de esas chicas escandalosas ya que habían escuchado que era familiar de Sakuragi.

 

—Esa chica da miedo—espetó una de esas chicas.

 

—Pues obvio  tenía que parecerse a ese tonto del pelirrojo son unos rebeldes.

 

Aquella chica de ojos verdes las miro y no dijo nada  se retiró se dirigió a los salones de segundo ahí estaba esas chica ahí tenían tanto alboroto, ya que se les venía el tiempo encima.

 

—Buenas tardes disculpen la tardanza.

 

Yukari al verla—Pensé que no ibas a venir Dana.

 

—Pues aquí estoy.

 

Aquella chica les presento a sus demás compañeras a Dana y les dijo que iba hacer una de las modelos para el concurso que van a tener.

 

Algunas al verla no les agrado en primera instancia pero no estaban para exigir ya que la próxima semana tendría el concurso.

 

Asi que Erika se acercó a la chica de ojos verdes—Ven Dana ya tenemos algunos modelos hechos espero te queden pasa por favor atrás de esa cortinas y medite estos vestidos para ver si los dejamos así o tememos que hacerles unos cambios.

 

Ella se dirigió donde esa joven se lo indico.

 

 — ¡Reí! Tú te encargaras de peinar y maquillar a las chicas en el concurso.

 

—Pero, Yuriko aun llevo pocas clases en eso de belleza.

 

—Pues no importa confió en ti plenamente amiga.

 

—Está bien.

 

Yuriko les dio  a todas sus compañeras del club una actividad todas aceptaron con gusto sus actividades.

 

—Pero Yuriko tu que harás amiga. —musitó Rei.

 

—Chicas yo les apoyare en todo, si algo sucede con los trajes, vestidos precisamente los arreglare al momento.

 

Dana modelos los vestidos que le habían dado, las chicas tuvieron que hacer unos ajuste mínimos ya que ella era un poco más delgada que su compañera Sanae. Además se sorprendieron  ya que esa chica de ojos verde se miraba diferente a lo que usaba.

 

Acá por otro lado una chica de ojos color miel estaba recargada en la pared y miraba su reloj desesperadamente ya que llevaba ahí por lo menos quince minutos.

 

— ¡A caso no ira a venir! Como detesto que no sea puntual.

 

En eso — ¡Discúlpame preciosa! Por hacerte esperar mucho.

 

Aquella muchacha de ojos color miel al verlo corrió hacia él y  lo abrazo con todas sus fuerzas al igual aquel joven le correspondió el abrazo.

 

— ¡Pensé que no iba a venir!

 

—Pues aquí estoy linda—espetó con una sonrisa aquel chico.

 

— ¡Vamos al parque! Tenemos mucho de que platicar.

 

—Pues vamos Serena.

 

Ambos chicos se fueron juntos al parque iban en silencio, pero Aquel chico de ojos negros no dejaba de mirar aquella muchacha.

 

—Te has puesto más hermosa desde la última vez que nos vimos.

 

— ¿Qué tonterías dices Ryu? —contestó Serena sonrojándose.

 

—Es verdad linda, además tenía tantas ganas de verte.

 

Llegaron al parque y se sentaron en las bancas de ese lugar, estaba cayendo el atardecer aquella joven de ojos color miel, miro hacia el horizonte y dejo escapar un suspiró.

 

—Tenía tantas gana de verte Ryu.

 

Aquel joven la abrazo y la atrajo hacia el—Tu a un me amas Serena.

 

—Sí, tú eres el único nada mas—ella lo beso apasionadamente y fue correspondido por aquel chico de ojos negros. —después de unos segundos ambos jóvenes se separaron, el miro esos  ojos color miel.

 

—Entonces aún seguimos con lo acordado.

 

Aquella muchacha se levantó de la banca  —Si, no hay vuelta atrás amor no le perdonare lo que te hizo pasar ese miserable.

 

Esto lo dijo aquella chica mirando aquel joven con mirada fría, que el al mirarla —Por eso eres mi chica.

 

Él se levantó y la tomo de la cintura y le dijo al oído— ¿Por eso te amo? Aún recuerdo aquellas ves que te fui a ver a Nueva York.

 

—Pues no lo he  olvidado pasamos ese día juntos tu yo—dijo sonriendo Serena.

 

—Tú me perteneces preciosa espero que nunca se te olvide.

 

—Lo, se tu bien sabes ¿Cuánto te amo? —reitero aquella joven.

 

Acá por otro lado los chicos habían terminado su entrenamiento, los chicos se dirigieron a los vestidores.

 

Haruko estaba esperando a su hermano y por supuesto a Hanamichi para despedirse de él, las amigas de ella ya se habían ido.

 

Al igual los amigos de Sakuragi lo estaban esperando, en ese momento llego aquella chica de ojos verdes, ella los saludo.

 

— ¡Dana! ¿Dónde andabas pregunto Yohei?

 

—Pues estaba  matando el tiempo—respondió con una sonrisa.

 

En los vestidores estaban retirándose todos pero el último en quedarse fue Mitsui ¿Quién les dijo que se veían mañana?

 

Sakuragi al ver a su prima— ¿Lista Dana?

 

— ¿Si?

 

Pero antes de irse se acercó a Haruko antes de que saliera el capitán Akagi  y los viera. —Nos vemos mañana mi linda Haruko—le dio un beso que fue correspondido por ella.

 

Dana al verlos sonrió levemente —Vaya que si mi primo está muy enamorado.

 

En eso salieron los demás chicos del equipo, Kogure al ver a Dana se acercó a ella, —Adiós Dana nos vemos mañana.

 

—Hasta mañana Kogure—musito con una sonrisa aquella muchacha.

 

También la saludo Kuwata y se acercó a ella— ¡Gracias! Dana por lo de la mañana te lo agradezco verdaderamente, si no fuera por ti no sé qué hubiera pasado.

 

—No, te preocupes además yo detesto a ese tipo de gente, además Kuwata puedes guardar el secreto que yo te ayude.

 

—Pero ¿Por qué? Además tú eres una chica muy fuerte y creo que…—En eso interrumpió ella.

 

—Por favor Kuwata—suplico aquella joven.

 

—Está bien no diré nada—respondió con una sonrisa.

 

Todos salen fuera del instituto, cada quien toma su rumbo, los amigos de Sakuragi  se habían  despedido  de él y Dana.

 

Ambos chicos iban platicando ya pasado por lo menos dos cuadras cuando aquella muchacha busco su cartera para sacar dinero para el tren.

 

—No, no puede ser Hanamichi no encuentro mi cartera.

 

—Pues a la mejor lo dejaste en la casa, deja yo pago el tuyo y el mío.

 

En eso recordó aquella chica cuando estuvo en la azotea de la escuela y les aventó la cartera a aquellos jóvenes.

 

—Ten Hanamichi mi mochila ya me acorde donde la deje, ahora vuelvo no tardare. —se fue corriendo dejando a su primo.

 

—Espera Dana, voy contigo. —gritó aquel joven pelirrojo.

 

Pero ella se fue a toda prisa para ir por su cartera ya que en esa  estaba lo que más apreciaba—Que torpe soy ¿Cómo pude olvidarme de eso? Con eso que baje a la carrera.

 

Corrió todo lo que pudo entro a las instalaciones de esta por suerte todavía no cerraban la puerta iba muy cansada subió los escalones que la dirigían a la azotea, miro el lugar y no la vio por ningún lado la busco desesperadamente por cada rincón de esta hasta el lugar donde se había escondido.

 

En ese momento escucho una voz  detrás de ella — ¿Buscabas esto preciosa?

 

Ella al mirar quien era se sorprendió eran esos tres sujetos nuevamente se iba acercando paso a paso a esa chica.

 

—Asi, que te llamas Dana Sakuragi ¿Qué eres de ese torpe pelirrojo?

 

—Pues saca tus propias conclusiones tarado—respondió sarcásticamente aquella chica de ojos verdes.

 

—No, me importa que seas su  familiar me las pagaras por lo que nos hiciste esta mañana  yo Takeshi no te  perdonare así que si quieres tu cartera ven por ella, pero te advierto que no será fácil que me la quites, es más te la doy con una condición y sé que no te negaras.

 

—Una condición—exclamó Dana.

 

Esos tres chicos rieron al mismo tiempo a ella no le gusto en la forma en que reían y la miraban—Pues es sencillo linda es mas no es  cosa de otro mundo.

 

— ¿Qué quieres decir?

 

Él se acercó a ella, pero Dana dio unos pasos hacia atrás quedando recargada en la pared hecha de maya.

 

La joven lo miro sin decir nada, la miro a los ojos y sonrió levemente—Asustada haber ¿Por qué no te defiendes como hace rato he?

 

—No, para que no vale la pena ensuciarme las manos contigo.

 

El tomo del mentón fuertemente a Dana. — ¡Mira eres una niña bastante altanera! Por eso me gustas así que dame un beso y te devuelvo tu cartera.

 

— ¿Estás loco? Eso jamás.

 

Ella se resistía, Takeshi  la tomo de la cintura atrayéndola hacia el—Tranquila pareces una gata salvaje pero yo sabré domarte.

 

Dana le dio un golpe en el estómago tirándolo al piso este tiro la cartera de ella, la recogió y aquellos dos chicos al ver lo que hizo esa joven con su jefe.

 

—A dónde vas linda esto no se quedara así. —Taro se atravesó en su camino para no dejarla pasar.

 

La muchacha se detuvo de repente, en eso sintió que la tomaron de la mano y era el otro chico llamado Otani.

 

— ¡Suéltame!

 

— ¿No?

 

Ella también golpeo aquel chico en cuanto cayó al piso corrió aprovecho mientras el otro chico fue con sus amigos.

 

La muchacha bajo lo más pronto posible los escalones mientras se escuchaba el reclamó de aquel joven llamado Takeshi.

 

—Vamos tras ella que no  escape.

 

Esos tres chicos bajaron a toda prisa los escalones, vieron que ella había dado vuelta en una esquina.

 

En verdad Dana no sabía por dónde ir ya que algunas puertas que la dirigían a  la salida ya estaban cerradas, ella escuchaba que ellos ya casi le  pisaban los talones.

 

— ¡Rayos! Estos no me dejaran en paz, tengo que buscar la forma de salir de aquí—Se había detenido un momento ya que estaba  agotada de tanto correr buscando otra salida—Por donde saldré   la puerta principal está ya cerrada— En eso recordó que en el gimnasio había visto una salida.

 

Se dirigió hacia haya lo más rápido que pudo, camino sigilosamente para no ser descubierta por esos sujetos, si la descubrían estaba perdida.

 

Iba por el pasillo rumbo al gimnasio y se alegró al ver que la puerta de esta estaba abierta ya que desde que iba ahí sintió una corriente de aire ligero.

 

Camino con un gran alivio al cruzar la puerta sonrió ya que estaba a salvo al fin,  al momento de cruzar el gimnasio la tomaron de la cintura y le taparon la boca.

 

— ¿A dónde vas?

 

Ella forcejeaba ya que se dio cuenta que eran esos tres chicos, no podía zafarse ya que Takeshi la tenía muy bien sujetada.

 

Takeshi la acerco más a él y le dice al oído—creíste que escaparías  de nosotros, preciosa.

 

— ¡Suéltame! ¡Quita tus sucias manos de mí! Si no te arrepentirás.

 

Otani  y Toru sonreían a carcajada abierta por lo que decía aquella joven —Aunque grites nadie te escuchara niña además somos los últimos de la escuela.

 

Aquel joven de cabello negro—Quitare mi mano, pero no vayas a gritar entendido.

 

La pobre muchacha asentó con la cabeza positivamente  obedeciendo la indicación de aquel joven.

 

El retiro la mano de la boca de Dana pero ella no grito, el voltea a la chica hacia al frente quedando frente a frente, la  toma de  los hombros.

 

Ahora si linda esta vez no escaparas—él iba acercando su rostro al de ella, la muchacha sintió la respiración de ese chico cerca de ella.

 

Para la chica de ojos verdes iba hacer su primer beso, pero  no lo quería de esa forma para Dana eso significaba mucho dárselo a la persona que ella amara.

 

Desde sus adentro ella gritaba e imploraba que alguien la ayudara, pero estaba perdida ya que eran los únicos que estaban ahí, nadie más estaba en ese lugar — ¡Si solo Hanamichi estuviera aquí!

 

Aquel chico de ojos negros se acercó a los labios de la joven, pero ella reacciona  no iba a permitir que ese muchacho la besara tenía que hacer algo, además si gritaba la escucharía alguien.

 

Cuando Takeshi la iba a besar ella se hizo a un lado rechazándolo  rotundamente, esto lo hizo molestar tanto que la estrujo muy fuerte  y la tomo de la cintura atrayéndola hacia el para besarla.

 

Pero Dana en eso grito pidiendo ayuda escuchándose aquel grito en toda la escuela, un chico que iba  por los pasillos de la escuela.

 

Al escuchar ese grito — ¿Qué está pasando? Se escuchó desde el gimnasio —él se dirigió lo más pronto posible a ese lugar.

 

Mientras en el gimnasio Dana estaba forcejeando con ese chico — ¡Suéltame miserable!

 

—No, estas muy equivocada.

 

Ella le propino una bofetada haciendo que  la soltara, ella dio media vuelta para retirarse cuando la halo de la mano muy fuerte doblándosela por atrás de la espalda, a la muchacha le dolía mucho ya que él se la apretaba.

 

En eso aquel chico llego al gimnasio y no podía creer lo que miraban sus ojos  — ¡señorita Sakuragi! ¿Qué está pasando aquí? —El miro aquellos chicos.

 

Aquella muchacha al escuchar esa vos conocida para ella miro hacia la puerta y se sorprendió al ver aquel chico de ojos azules— ¡Mitsui!

 

Aquel joven de ojos azules — ¡Suéltala Takeshi! Él se dirigió donde estaba con la joven.

 

—Ven por ella—dijo aquel chico burlándose y  apretó más fuerte la mano de la chica de ojos verdes.

 

Dana grito al sentir que aquel chico la apretaba muy fuerte, Mitsui al ver el sufrimiento de aquella muchacha,  se lanzó sobre aquel chico.

 

Pero no contaba con los amigos de Takeshi quienes lo agarraron para que no se acercara a su compañero.

 

— ¡Taro! ¡Otani! Sujétenlo muy bien—Dio una orden a sus amigos con una leve sonrisa.

 

— ¿Qué vas hacer? —exclamó Mitsui, no entendía que iba hacer. —el  recibió  un golpe en el abdomen por parte de Taro, dejándolo sin aire—Malditos esto no se quedara así.

 

La chica de ojos verdes al ver esta escena — ¡Déjenlo por favor él no tiene nada que ver en esto! — Lo dijo  en tono molesto. —Hare lo que quieras pero déjenlo ir—musitó con resignación ella quería golpear a ese sujeto con todas sus  ganas pero ella se detenía porque no quería ocasionar más problemas  no solo para ella, si no para su tía.

 

—Tú ya sabes es lo que quiero preciosa, si hubieras aceptado desde un principio todo esto no hubiera ocurrido. —dijo con sarcasmo.

 

—Está bien acepto tu petición pero prométeme que nos dejaras ir en paz a él y a mi después de esto—acotó la joven sin mirar aquel chico de ojos azules y empuñando sus manos de impotencia.

 

— ¡Que tonterías dices Srta. Sakuragi! —respondió aquel chico de ojos azules.

 

— ¡Cállate! tu solo mira y guarda silencio Mitsui. —respondió en  tono  burlesco.

 

Takeshi  soltó lentamente a Dana y el giro hacia él y el tomo del mentón — Ahora si preciosa  nadie nos  volverá a interrumpir, mira Mitsui ella  me dará el beso que le pedí.

 

Mitsui miro esa escena que no podía contener su furia ya que se miraba que esa joven no estaba dispuesta de corresponder ese beso.

 

Pero los labios de la chica y de ese joven se estaba acercando lentamente— ¡Srta. Sakuragi!  No lo haga.

 

Pero aquel chico recibió otro golpe por parte de esos sujetos que lo tenía sujeto, Dana al ver esta escena no se pudo contener y golpea fuertemente a ese chico tirando al piso.

 

Esto le sorprendió a los amigos de este mismo incluyendo a Mitsui al ver a la  joven que hizo — ¡huye! —Grito aquel chico.

 

Ella acento con la cabeza positivamente no quería irse y dejarlo ahí pero si corría y le avisaba a su primo para que le ayudara. Apenas iba a salir de ahí cuando Takeshi se levantó sumamente molesto y la tomo de la mano y le regreso la bofetada que le dio,  pero esta fue tan fuerte que la muchacha salió volando y quedando inconsciente  en el piso.

 

Mitsui al ver esta escena no se contuvo y golpea a esos dos chicos Taro y Otani fuertemente dejándolos fuera de combate.

 

Se acercó a Takeshi — ¿Cómo te atreviste a ponerle una mano encima miserable? — Lo golpea tan fuerte que ni el mismo supo donde saco tantas fuerzas.

 

Otani Y Taro al ver que aquel chico golpea a su  jefe se levantaron y fueron por su amigo—Ahora lárguense y no vuelvan a molestarla si no se las verán conmigo.

 

Aquellos tres sujetos se fueron corriendo sin mirar atrás, Mitsui al quedar solo en el gimnasio con la joven corrió auxiliarla, la tomo entre sus brazos y le hablaba la movía para haber si volvía en sí.

 

— ¡Dana! ¡Dana! —Pero no recibía respuesta de la joven.

 

La miro fijamente mientras estaba inconsciente el con su mano descubrió parte del rostro de la chica al verla bien se le había hecho muy hermosa, además se miraba tan indefensa, frágil el no pudo evitar sonrojarse.

 

 En ese momento escucho una voz conocida para el que ya estaba embobado  mirando a la muchacha.

 

— ¡Mitsui! Que le hiciste a mi prima. —expresó molesto aquel joven pelirrojo.

 

—Que dices tarado yo… él es ese instante sintió un golpe muy fuerte en el rostro. —Hanamichi no le dejo terminar la frase.

 

 

 

continuara...

Capítulo 13.-Una invitación a cenar. por Hitomi Uzumaki

 

 

—Ya veo Mitsui nunca creí esto de ti, pegarle a mi prima por las cosas que te dijo—refunfuño aquel chico de cabello rojo.

 

Mitsui al sentir el golpe de su amigo— ¿Qué te pasa imbécil? Yo  no le hice esto a tu prima al contario debes de agradecerme que estuve aquí para ayudarla si no hubiera estado aquí no sé qué habría pasado—contestó aquel joven de ojos azules molesto con el pelirrojo.

 

— ¿Qué dices Mitsuito?

 

—Asi como lo oyes, escuche unos gritos, pero nunca me imaginé que fuera ella, Takeishi y sus amigos la estaban molestando.

 

—Entonces tu no, discúlpame Mitsui, pero sabes amigo te pusiste en problemas esos miserables a ver si no dices nada, pero yo en cuanto tenga oportunidad  me las pagaran esto no se quedara así.

 

—Tranquilo Sakuragi por el momento hay que dejar las cosas así.

 

El pelirrojo se acercó a su prima y la tomo entre sus brazos—debemos irnos antes de que alguien nos vea amigo y no es conveniente que se sepa esto si no tú  ya sabes que puede ser causa de que no nos permitan seguir jugando.

 

—Vámonos  antes que pase el de seguridad.

 

Ambos salieron de las instalaciones de las preparatoria iban en silencio durante el camino Mitsui es el que rompe el silencio —A todo esto torpe ¿Por qué déjate sola a tu prima?

 

Hanamichi le platico todo como estuvieron las cosas —Además al ver que tardo  mucho decidí ir a buscarla y al verte con ella fue cuando pensé que tú le había hecho algo.

 

— ¡Eres un torpe! ¿Tú siempre sacando  conjeturas que no son?

 

— ¡Discúlpame Mitsui! —contestó con una sonrisa levemente.

 

—Está bien torpe, así que deja acompañarlos hasta tu casa y yo te ayudo con ella.

 

Aquel chico pelirrojo coloco a Dana en la espalda de su amigo —Gracias Mitsui—mientras él toma sus mochilas y la de su prima.

 

Se fueron caminado todo el trayecto hasta la casa de Sakuragi, pero aun el sentía una sensación extraña al tener  esa chica sobre su espalda, también le intrigaba porque esos chicos la habían molestado. Él estaba tan sumergido en sus propios pensamientos cuando fue sacado repentinamente por la vos de su amigo.

 

— ¡Mitsui! Estoy intrigado esos tipos que querían de Dana, ahora me siento culpable por lo que le paso. —Esto lo dijo con cierta melancolía.

 

—Tranquilo amigo.

 

 —Tu, no entiendes Mitsui le prometí a mi madre que la protegería de cualquier cosa o problema que se presentara  y eso te  incluye a ti Mitsuito.

 

— ¿Qué dices? tarado—respondió con enojo aquel chico de ojos azules.

 

—Lo que acabas de oír —dijo con una sonrisa de oreja a oreja—Asi que vete con cuidado.

 

—Vaya sí que eres un tonto está bien que ella y yo  no nos simpatizamos desde un principio pero jamás trataría de hacerle daño—espetó molesto Mitsui.

 

 

 

Llegaron a la casas de Sakuragi  pasaron los tres para adentro, el dirigió a Mitsui donde era la recamara de su prima le abrió la puerta —Déjala ahí amigo, mientras voy  a la cocina a poner agua para un té o café.

 

Mitsui entro a la habitación y poso suavemente a la joven en  la cama pero el aún había quedado maravillado por esa joven no entendía porque, además el tenia novia y la quería.

 

Puso sus manos en el rostro de aquella chica  — ¡Rayos que cosas estoy pensando si yo tengo a Serena y la amo! ¿Pero porque?, ¿porque esta chica me hace sentir extraño?, le va acariciar el rostro cuando es interrumpido por aquel joven pelirrojo.

 

— ¡Mitsui! Anda ven  vamos a tomar un té  a acompáñame es lo menos que puedo hacer por ayudar a Dana.

 

—No, no es necesario Sakuragi mira ya es tarde—respondió amablemente aquel chico de ojos azules.

 

—No, seas  así es más avísale a tu mamá que llegaras tarde si no se preocupara.

 

— ¿Está bien? — Hisashi le aviso a su madre que llegaría tarde que estaba en la casa de uno de sus amigos.

 

Estaban  ambos jóvenes  tomando  un té cuando llego la mamá de aquel chico pelirrojo y saludo a los chicos amablemente.

 

 

 

—Buenas noches señora Sakuragi—dijo aquel chico de ojos azules.

 

—Buenas noches joven Mitsui, miren traje para preparar la  cena espero que nos acompañes Mitsui—musito la señora Sakuragi con una sonrisa a su invitado.

 

Aquel chico de ojos azules acepto sin ningún problema la invitación y le ayudo a ella a preparar la cena ya que a Mitsui le gustaba cocinar ya que la mayor parte el hacía eso por el mismo trabajo de su madre y padre que salían fueras de la ciudad.

 

En eso la señora Sakuragi— Y a todo esto donde esta Dana, Hanamichi.

 

Ambos chicos se miraron —Pues está descansando mamá dijo que se sentía mal.

 

— ¿Qué tiene? Deja la voy a ver—contestó con gran preocupación —dejo de hacer lo que estaba haciendo y se dirigió a la habitación de su sobrina.

 

Tanto como Mitsui  y Hanamichi se quedaron viendo  y preocupados si se enteraba de lo que había pasado.

 

 — ¿Crees que tu prima le diga a tu mamá lo que paso?

 

—No lo creo Mitsuito.

 

— ¿Qué no me digas así, torpe?

 

Aquella chica en su  habitación estaba ya despierta recordó lo que había pasado en la preparatoria— Pero que paso solo recuerdo que ese chico — en eso fue interrumpida.

 

— ¡Dana! Puedo pasar.

 

—Sí, tía.

 

Entro a la habitación de su sobrina y la miro sentada en la orilla de la cama se acercó a ella —Hija estas bien, Hanamichi me dijo que te sentías mal y que te recostaste por un momento. —dijo su tía acariciándole el cabello.

 

—Estoy bien tía no te preocupes.

 

— ¡Segura!

 

— ¿Si?

 

—Bien en un momento te hablo a cenar ya casi termínanos de prepararla, además tenemos un invitado.

 

 — ¿Qué? Un invitado.

 

—Sí, es amigo de Hanamichi  me supongo que ya lo conoces es el joven Mitsui.

 

— ¡Mitsui! —exclamó aquella joven de ojos verdes.

 

— ¿Qué sucede hija acaso no te agrada ese chico? —preguntó aquella mujer con una leve sonrisa.

 

—No, no es eso tía Miyuki.

 

—Entonces en unos segundos te hablo para cenar.

 

—Si—la tía de ella salió de la habitación dejando aquella chica—Pero que hace aquí este  chico, bueno tendré que contenerme y no molestarme delante de mi tía con él.

 

Acá en la cocina Mitsui y la señora Sakuragi estaban por terminar la cena— ¡Vaya Joven  Mitsui! Tienes  buen sazón.

 

— ¡Gracias señora Sakuragi! —espetó aquel joven de ojos azules sonrojándose.

 

— ¡Mamá! No le digas eso a Mitsuito si no se la creerá—Esto lo dijo con carcajada abierta.

 

Aquel chico de ojos azules le dio un coscorrón muy fuerte— ¡Cállate torpe! No me digas así.

 

Mientras discutían  se escuchó una voz conocida para ambos —Vaya que escandalo traen ustedes.

 

Ambos chicos dejan de pelear y miran aquella chica — ¡Dana! ¿Estás bien? —preguntó aquel chico pelirrojo.

 

—Sí.

 

— ¡Seguro! Señorita Sakuragi. —dijo aquel chico de ojos azules.

 

—Si estoy bien gracias —contestó ella mirando a otro lado y sin míralo a los ojos, Dana se sonrojo levemente.

 

— ¡Dana! Apenas iba hablarte para cenar pero que bien que estés aquí, así que les parece si cenamos.

 

Los tres chicos asentaron con la cabeza positivamente Hanamichi se sentó a un lado de Mitsui y enfrente de ellos quedaron Dana y su tía.

 

Empezaron a cenar estaban en silencio en ocasiones se encontraban las miradas entre aquel chico de ojos azules y la joven de ojos verdes, cada vez que pasaba esto Dana esquivaba la mirada de ese chico.

 

—Tía está muy rica la cena —musitó aquella chica con una sonrisa en su rostro.

 

— Verdad que si prima—respondió Hanamichi con una sonrisa también.

 

—Pues hija tienes que agradecerle al joven Mitsui él fue quien preparo la cena.

 

— ¿Qué? —expresó aquella joven y miro a Mitsui.

 

En ese instante sonó el teléfono y la señora Sakuragi se levantó a contestar dejando a los chicos.

 

—Pues te felicito para ser un patán sabes cocinar.

 

Hanamichi al escuchar a su prima— ¡Prima por favor no empieces! —acotó en vos baja para que su madre no los escuchara discutir.

 

—Gracias por el cumplido a pesar de que eres una chica engreída tienes buenos gustos—esto lo dijo aquel joven en tono de sarcasmo.

 

— ¡Que dijiste!

 

—Lo que oíste —respondió con una leve sonrisa.

 

Aquella chica lo miro y no le dijo nada continuo comiendo, en ese se acercó a ellos la mamá de Sakuragi.

 

— ¡Dana te habla  Daisuke!

 

— ¿Qué mi tío? Ella se levantó lo más pronto que pudo— ¡Discúlpenme por un momento!

 

Ella se dirigió a hablar por teléfono — ¡Tío Daisuke!

 

—Hija ¿Cómo te ha ido? Ya tienes amigos me supongo.

 

—Me ha  ido bien tío  no me pudo quejar además mi primo me presento a sus amigos y todos son buenas gentes conmigo—contestó con una sonrisa.

 

—Me alegra escuchar eso de ti Dana, te extraño.

 

 —Yo también, además tío cuando vienes para acá.

 

—Pues por el momento no puedo ir, por mi trabajo pero en cuanto tenga un tiempo iré a verte.

 

—Está bien sabré esperar.

 

— ¡Oyes! Dana has buscado a tu amiga Serena ahí.

 

—No, tío—esto lo dijo triste.

 

Su tío al escucharla hablar así—Dana no te desanimes sé que un día la veras, por eso te pido que si necesitas hablar con alguien yo siempre estaré para ti no importa la hora que sea  recuérdalo.

 

—Gracias tío—respondió ella con un nudo en la garganta sin querer lloro.

 

— ¡Dana! Por favor no llores.

 

—Lo siento tío, pero pensé que tú ya te había olvidado de mí.

 

—No  digas eso, solo te pido que siempre mires hacia adelante, nunca te des por vencida.

 

—Sí, tío eso  hare no te preocupes.

 

Después de un rato  ella colgó el teléfono, siguieron disfrutando aquella deliciosa cena, Dana en ese momento estaba sumergida en sus propios pensamientos ya que recordó a su amiga Serena ella se preguntaba porque la trataba de esa manera y fingió no conocerla ante sus amigos ¿Acaso le hice algo para que se comportara así conmigo?

 

— ¡Dana! ¿Estás bien?

 

— ¡Hanamichi discúlpame! No te escuche dijo con una sonrisa a su primo.

 

En eso interrumpió Mitsui—Bien me retiro y gracias señora Sakuragi por invitarme a cenar.

 

—De nada joven Mitsui, a ti es quien debo agradecer por la cena de esta noche.

 

—No es nada señora, nos vemos Sakuragi y señorita Sakuragi.

 

—Hasta mañana Mitsui. —respondió aquel chico pelirrojo.

 

Dana lo miro e hizo una reverencia—Gracias joven  Mitsui por la cena en verdad estuvo deliciosa.

 

El cuándo escuchó eso por parte de esa chica se sonrojo ya que fue sincera y no lo dijo como solía hacerlo con sarcasmo —De nada señorita Sakuragi.

 

—Nos vemos luego y cuídese por favor. —Hanamichi al ver esto miro a su prima de reojo y a su amigo lo cual no pasó desapercibido ambos chicos estaban sonrojados.

 

Mitsui se retiró de ahí, dejando asombrado a Hanamichi el comportamiento de ella hacia su amigo. — A ver primita que pasa contigo primero  lo tratas mal y luego lo alabas por la cena que hizo en verdad no te entiendo, no  me digas que… —ella no le dejo terminar la frase y le dio un coscorrón.

 

— ¡Qué tontería vas a decir torpe! Él no me gusta entiéndelo cuantas veces tengo que repetírselos a ti y a los chicos —ella se fue enfadada a su habitación.

 

—Pero que le pasa a Dana si yo le iba a decir que ya le estaba cayendo bien Mitsui.

 

Dana en su habitación sentada en  la cama — ¿Eres un torpe?

 

En eso tocaron la puerta de su habitación ella dio el pase—Dana podemos  hablar.

 

— ¡Hanamichi!

 

Él se sentó en la silla que tenía ella ahí—Me puedes decir que paso hoy en la escuela y porque esos chicos te molestaron.

 

Ella miro a su primo— ¡Hanamichi! Perdona no te lo puedo decir.

 

— ¿Pero porque acaso ellos te amenazaron? —contestó molesto él.

 

Dana al  verlo así—No es solo que no quiero ocasionarte problemas—esto lo dijo triste.

 

 —Mira prima no es ningún  problema que yo te ayude para eso estoy contigo y quiero que confíes en mí.

 

—Está bien te lo diré pero quiero que me prometas que no harás nada por el momento, creo que con lo que paso hoy no se atreverán a molestarme.

 

—Bien, te escucho.

 

Aquella chica le platico todo lo que había pasado, en la azotea y que ella había sido la que ayudo a Kuwata, cuando  lo molestaban esos chicos.

 

Hanamichi escuchaba sin interrumpir la plática de su prima pero se sorprendió ya que no sabía que ella, era fuerte sabia aparentar, ya que se miraba tan frágil y delicada.

 

—Por eso Hanamichi,  ellos se enojaron porque no soportaron que una chica les diera una paliza.

 

—Vaya Dana sí que eres una chica fuerte, pero debes tener más cuidado mira esos tipos hoy pudieron hacerte daño pero gracias a Mitsui  no pasó  nada.

 

—Sí, tienes razón—En eso se levantó de donde estaba—No puede ser Hanamichi como pude olvidarme de darle las gracias por ayudarme ha de pensar que soy una chica mal agradecida, además no me gusta deberle nada a nadie  y mucho menos a el—esto lo dijo cruzándose de brazos.

 

—Pues no solo eso primita, también tienes que agradecerle, él te trajo hasta acá sobre su espalda cuando te desmayaste.

 

  — ¿Qué? —Expresó aquella chica sonrojándose— ¿Pero porque lo permitiste primo? ¿Qué vergüenza?

 

— ¡Tranquila! —rio a gran carcajada.

 

Acá en la casa de Mitsui estaba en su habitación recostado en su cama  no podía quitar de su mente esa imagen de aquella chica. — ¡Rayos! ¿Qué está pasando  conmigo? ¿Porque Dana esta en mis pensamientos?

 

Él se cubrió con su almohada renegando consigo mismo ya que él estaba pensando en otra chica que no fuera su novia Serena. De tanto estar pensando se quedó profundamente dormido.

 

Acá por otro lado aquella joven de ojos color miel  a un no llegaba a su casa,  la nana de ella miraba por la ventana estaba sumamente preocupada, después de unos segundos la miro que llego—Vaya esta niña que se cree el hecho que no estén sus padres debe llegar temprano a casa—Se dijo así misma aquella mujer.

 

Serena entro como si nada y fue reprendida por su nana— ¿Dónde estabas Serena? ¡Mira la hora que es!  Pasan más de la media noche. Estaba preocupada al no saber dónde   estabas. —dijo  angustiada su nana.

 

—Es cosa que no te interesa nana, es mas ya soy demasiado grande para hacer lo que yo quiera así que no me fastidies y cuidadito con decirle a mis padres.

 

Serena se fue a su habitación  muy molesta y se dejó caer sobre su cama—A veces mi nana se entromete en cosas que no le incumben—Se levantó y se quitó su uniforme para ponerse la pijama antes de acostarse le hablo a su nana.

 

— ¿Qué sucede mi niña?

 

—Hablo mi novio.

 

—No, hija.

 

—Eso es todo, hasta mañana puedes retirarte.

 

Se acostó en su cama y miro su móvil si él le había dejado  un recado ya que estaba muy entretenida con aquel chico con quien paso  la tarde — ¿Qué raro? ¿Por qué no me hablo Hisashi? Bueno esta mejor así además no estuve aquí en la casa desde que salí de la escuela, si no me encontraba mañana era seguro que me preguntaba donde andaba.

 

Al día siguiente llegaron a la escuela Hanamichi, Dana se encontraron en el camino a los chicos van platicando entraron a las instalaciones de Shohoku, cuando estaban aquellos tipos en la entrada de esta misma.

 

Aquellos jóvenes miraban a la chica y se burlaban, Hanamichi al verlos— ¿Qué les pasa a esos miserables ahora mismo me las pagaran? —Iba ir cuando Dana lo tomo de la mano.

 

—No por favor Hanamichi, no te metas en problemas así déjalo.

 

Los amigos de Hanamichi no entendían de lo que hablaban ambos jóvenes— ¿Qué sucede amigo?

 

— ¡Yohei! Esos tipos lastimaron ayer a Dana

 

— ¿Qué? —dijeron unisón aquellos cuatro chico.

 

—Entonces vamos a darles una paliza —espetó aquel chico de lentes empuñando su mano.

 

—Sí,  Takamiya vamos—reiteró Noma.

 

Esos chicos estaban decididos a ir a golpearlos cuando aquella joven se interpuso en el camino y suplicó — ¿Por favor? ¿Dejen así las cosas?

 

—Bien así lo dejaremos prima pero si llego enterarme que esos tipos te vuelven a lastimar no me detendré.

 

Aquellos chicos miraban de lejos lo que estaba pasando—Oyes Takeishi crees que ese chico pelirrojo venga hacer escándalo por lo de su prima.

 

—No, creo Taro  faltas no le quedan pero como esta en el club de básquet no puede pelear—contestó con una sonrisa.

 

—Y eso que tiene que ver Takeshi—Preguntó el otro chico.

 

—Pues en estos momentos no les conviene porque el equipo está jugando para ir a las nacionales y se hacen escandalo serán expulsados de las competencias.

 

Esos tres chicos seguían riendo —Pues no nos podrán hacer nada ese  pelirrojo y Mitsui aunque me las debe por interrumpirme con esa chica eso no se perdonare—dijo maliciosamente.

 

Dana se despidió de su primo y los chicos pero antes de despedirse le dijo a Hanamichi que se miraban a la salida, cuando iba para adentro le hablaron.

 

— ¡Dana! ¡Dana!

 

Aquella joven de ojos verdes miro hacia atrás y vio que era su amiga de ojos azules, se detuvo para esperarla.

 

— ¡Haruko! Anda vamos mira ya casi es hora de clase.

 

—Gracias por esperarme Dana, vamos—Ambas chicas entraron a la escuela en el pasillo estaban esos tres chicos, pasaron por enfrente de ellos, pero la muchacha de cabello negro y ojos verdes.

 

—Espero que estos chicos no me molesten. —pensó en ese momento—pero al parecer estos no dijeron nada solo las miraron.

 

Ellos iban tras ellas en silencio por los pasillos, Dana se dio cuenta pero no le comento nada a Haruko, no quería involucrarla en sus problemas van platicando.

 

En ese instante le gritan a Haruko y ambas jóvenes se detienen y miran  que era Serena que venía corriendo tras ellas.

 

— ¡Haruko! ¡Espérame! —aquella chica de ojos color miel tan aprisa que iba no se alcanzó a detener y choco con aquel chico  llamado Takeshi cayendo ella al piso y golpeándose fuertemente. —Ella se levantó como pudo y se disculpó con aquel chico.

 

Pero ese joven no fue tan amable con ella— ¡Fíjate por donde caminas idiota!

 

Serena se asustó en la forma que ese chico le hablo, pero por dentro estaba sumamente molesta por la forma en que le hablo solo empuño sus manos con fuerza.

 

Haruko y Dana al ver esta escena se sorprendieron y esto le molesto a aquella joven de  ojos verdes de cómo le hablo a Serena  eso no se lo perdonaría jamás dio unos pasos hacia adelante cuando…

 

— ¡Takeshi! Deja en paz a la señorita además es muy bonita y no es la manera de hablarle así—dijo Toru.

 

Aquel joven al mirar a la chica de arriba abajo—Mmmh tienes toda la razón discúlpeme señorita por ser tan grosero con usted.

 

Aquella joven de ojos color miel lo miro —Está bien no hay problema —sin que se dieran cuenta Haruko y Dana ella tendió la mano aquel chico y le entrega un papel y luego se retira dejando desconcertado a ese chico.

 

Serena se acercó a Haruko y Dana vamos chicas se nos hace tarde— ¿Si? pero estas bien amiga —preguntó aquella muchacha de ojos azules ya que estaba asustada por lo que había pasado. Dana se sintió un poco más aliviada ya que no lastimaron a su amiga eso la reconforto más.

 

Las tres jóvenes se dirigieron a su salón, cuando ese chico aún tenía en sus manos esa hoja de papel en sus manos.

 

—Takeshi vaya al parecer a esa chica la dejaste sorprendida mira te dejo  una nota  a la mejor  te invita a salir algún lado.

 

— ¿Qué estás diciendo torpe, no niego que es muy bonita? pero la que me interesa es esa chica de primer año, Otani investígame de ambas chicas, pero más de la esa niña de ojos  verdes.

 

—Claro amigo yo a medio día te informare de todo. —espetó con una sonrisa.

 

Aquel chico miro la nota —Bien ahí estaré, —pensó para sí mismo y guardo esa nota, los amigos solo lo miraban y le preguntaba que pasaba pero él no les dice nada solo les dijo que deberán estar atrás de la escuela a las dos de la tarde.

 

Aquellos chicos solo lo miraron y no preguntaron más estaba todos en clases fueron un poco tediosas, Serena siempre al platicar se dirigía solo con Haruko a un ignorando a Dana.

 

Llego el momento de descanso como siempre Dana se fue sola, pero fue a los salones de segundo ya que tenía que entregar su solicitud para ingresar al periódico escolar ya que había preguntado con quien tenía con quien dirigirse.

 

Fue a segundo  salón 2/3 y preguntó por la señorita Mary Daishi  Quien estaba ahí y se acercó a ella —Sí, soy yo cuál es tu asunto—aquella chica de cabello corto y ojos negros la miro de arriba abajo.

 

—Mire traigo la solicitud para ingresar al periódico escolar.

 

—Bien déjamela aquí yo te avisare la próxima semana que le parece señorita Sakuragi.

 

—Bien, luego nos vemos—Dana se retiró de ahí y se fue a desayunar, los chicos estaban en la cafetería platicando y poniéndose de acuerdo para salir el sábado a pasear después de la práctica ya que los sábados también practicaba por las mañanas.

 

Serena no le había comentado a su novio   lo que paso en la mañana en los pasillos y Haruko no toco el tema ya que ella le hizo prometer no contarle nada para no preocuparlo. Estaba distraído y no tomaba atención de lo que estaban platicando.

 

Él se dio cuenta y la tomo de la mano—Te sucede algo linda.

 

—No, no es nada—sonrió levemente para no preocuparlo.

 

—Entonces que les parece si vamos al festival de la ciudad —propuso Fuji ya no se decían por nada en concreto.

 

—Es buena idea —confirmó aquella chica de cabello rizado.

 

Después continuaron a sus siguientes clases, ya pasadas de las dos de la tarde Dana se despide de Haruko, al igual Serena le dice aquella joven de ojos azules que la alcanzaría después que tenía que hacer algo muy importante.

 

Haruko se dirigió al gimnasio en el  camino de encontró con sus amigas Matsui y Fuji ahí estaban Yohei y los demás chicos.

 

Los del equipo estaban haciendo calentamiento antes de empezar la practicar, corrían por toda la cancha.

 

Mitsui le extraño no ver a Serena con los demás — ¿Qué le estará pasando a Serena hoy está algo rara que le preocupara? además están obstinada aunque aparente que diga que está bien algo tiene,  estaba tan sumergida en sus propios pensamientos que dejo de correr y fue reprendido por el capitán del equipo.

 

— ¡Mitsui! ¿Qué pasa contigo cabeza hueca? No es el momento de estar holgazaneando.

 

Hanamichi se acercó a el— ¿Qué tienes Mitsuito estas asi porque tu novia no vino?

 

— ¡Cállate torpe! El siguió corriendo haciendo caso omiso a lo que le dijo su amigo.

 

—Ven para acá Mitsui quieres pelear. —se fue tras el, para seguir molestándolo cuando Akagi le propino un coscorrón  muy fuerte.

 

— ¡Tranquilízate torpe!

 

—Gori, eso dolió —refunfuño aquel chuico pelirrojo sobándose la cabeza.

 

 

 

El profesor Anzai quien estaba ahí mirando el entrenamiento sonrió  como lo solía hacer—Vaya estos chicos  nunca cambian.

 

Dana iba para los salones de segundo cuando miro a lo lejos a Serena que salió fuera y se le hizo raro ya que en ese momento supuestamente debería estar en el gimnasio viendo a los chicos.

 

Ella la siguió sin que se diera cuenta, Serena llego  los salones atrás ahí estaban esos tres jóvenes, y la miraron que se iba acercando a paso lento sin prisa.

 

—Anda Takeshi ahí viene.

 

Serena se acercó a ellos —Vaya pensé que no iban a venir—dijo aquella chica de ojos color miel, con una mirada fría y muy seria a ellos.

 

Takeshi  se acercó a ella y la arrincono a la pared — ¿Qué pasa linda? ¿Qué quieres de nosotros? —el toco el rostro de aquella joven.

 

Aquella muchacha lo miro sin miedo y temor —De ti nada Imbécil—le aventó la mano para quitarla de su rostro.

 

—Entonces que quieres nena—dijo en tono molesto aquel chico.

 

—Pues conoces a Ryu—preguntó serena alejándose de él y mirando a esos tres chicos.

 

— ¡Ryu! —exclamaron  aquellos tres chicos en unisón.

 

 

 

Continuara…

 

 

Notas:

Aqui dejo el sigiente capitulo una gran disculpa por no actulizarlo pronto espero sea de su agrado.

salu2.

Capítulo 14.-Una nueva amistad. por Hitomi Uzumaki

 

 

—Sí, que no entienden —espetó  Serena.

 

—Y si lo conocemos eso a ti que te importa.

 

—Por eso se los estoy preguntando.

 

—Sí, él es mi primo —respondió Takeshi— ¿Y de dónde lo conoces?

 

—Pues se podría decir que él y yo somos muy unidos.

 

— ¿Que tratas de decir con eso?

 

—Para que entiendan mejor él es mi novio.

 

— ¿Qué? —expresó aquel chico.

 

—Asi como lo oyes—reiteró Serena.

 

En eso interrumpió Otani—Eso es mentira tu eres novia de ese chico que está en el equipo Hisashi Mitsui.

 

— ¿Qué dices Otani? —Exclamaron en unisón Toru y Takeshi al escuchar esto por parte de su amigo.

 

—Espera un momento  Otani  de seguro investigaste mal  la novia de ese sujeto es aquella chica de ojos verdes—exclamó Toru.

 

Serena al escuchar esto se molestó bastante— ¿Qué tonterías dices? Yo soy novia de Hisashi y no esa chica. —reiteró aquella joven molesta.

 

En eso se acercó de nuevo Takeshi a ella y con el fin de hacerla molestar—Pues no te creo linda si hubieras visto como esos dos chicos se miraban cuando estaba a punto de besar a esa hermosa chica.

 

Serena lo miro fríamente—Eso es mentira lo que me dicen.

 

 —No, Serena es verdad si no me crees pregúntale a tu novio y veras  que es cierto esto.

 

—Le preguntare ten lo por seguro—respondió seriamente hacia ese joven.

 

—Bueno  dejando todo esto, que es lo que quieres realmente.

 

—Pues necesito su ayuda—dijo aquella chica de ojos color miel.

 

—Nuestra ayuda como una chica como tú necesita de unos chicos como nosotros.

 

—Solo dígame si pueden o no, Ryu me dijo que ustedes podían a ayudarme es más Takeshi me dijo  que hoy fueras a su casa al igual tus amigos.

 

 —Bien si es porque mi primo te dijo lo haremos linda.

 

Mientras platicaban Toru se fijó que aquella chica de ojos verdes los estaba espiando detrás de los salones.

 

 —Chicos haya esta aquella chica está escondida—musitó Otani.

 

Serena se sorprendió ya que no se imaginó que ella estuviera ahí, que si la había visto al lado de ellos sus planes se venían abajo—Ahora que hago  tenía que venir de entrometida Dan.

 

Fue interrumpida de sus pensamientos—Que vamos hacer Serena tu amiga ya nos descubrió —acoto Takeshi  con sarcasmo. 

 

—Tengo  un plan y espero que sepan actuar chicos, bueno me dijo Ryo que ustedes son muy buenos para este tipo de trabajos.

 

—Te ayudaremos linda pero que tendremos a cambio.

 

—Pues, veo que te gusta aquella chica  verdad si no me equivoco —espetó Serena viendo aquel chico de ojos color marrón y cruzándose de brazos.

 

—Sí, pero no es problema tuyo—respondió con un leve sonrojo.

 

—Mmmh bien yo te puedo ayudar que te quedes con ella, te daré  información de Dana que le gusta, que detesta que te parece y creo que es justo.

 

Aquel chico no se resistió a la propuesta de esa joven —bien que quieres que hagamos por ti.

 

 

 

Dana quien estaba escondida mirando a Serena con esos tipos, estaba preocupada al ver a su amiga con ellos tenía miedo que la fueran a lastimar —Que quieren esos sujetos con Serena acaso se habrán enterado que ella y yo somos buenas amiga, bueno  éramos amigas ya  que ella no me habla si algo le pasa no me  lo perdonare ellos no pueden involucrar a mis amigos en mis problemas—Pensó para sí misma.

 

En ese instante fue sacada de sus pensamientos repentinamente al  escuchar un grito por parte de su amiga, al  mirar lo que estaba viendo se sorprendió.

 

Takeshi estaba estrujando a Serena al parecer quería besarla a la fuerza esto no lo soporto aquella chica de cabello negro y ojos verdes salió de su escondite corriendo  hacia donde estaban esos  sujetos sin importarle que también ella podía salir lastimada por ellos actuó sin pensarlo dos veces.

 

— ¡Suéltala! Miserable.

 

Aquellos tres chicos la miraron y Takeshi tenia a Serena sujeta —Vaya tu aquí, veo que eres una chica entrometida estas en lo lugares donde no debes estar.

 

Serena al ver a Dana— ¡Vete!  Estos chicos son peligrosos no debes involucrarte en esto.

 

—No, no puedo dejarte aquí Serena tu eres mi amiga tu bien  sabes que yo nunca abandono a mis amigos.

 

Aquellos tres chicos se burlaron de ella— ¡Eres valiente linda! Si quieres a tu amiga ven por ella.

 

Dana se acercó mas a Takeshi quedo frente a su amiga y miro a ese joven—déjenla ir ella no tiene nada que ver con ustedes.

 

Takeshi soltó a Serena ella  corrió hacia  Dana  y se puso tras de aquella joven de ojos verdes—Tengo  miedo.

 

 — ¡Tranquila Serena! Te prometo que no permitiré que te  hagan daño.

 

Serena sonrió levemente y miro a Takeshi haciendo una señal con la mirada que se retiraran de ahí.

 

—Vámonos chicos, no quiero problemas por hoy, hasta luego Dana.

 

Dana al ver que se retiraron respiro hondo y profundo—Hasta que se fueron, voltea hacia donde estaba su amiga— ¿Estas bien Serena?

 

 — ¡Dana! —Aquella joven la  abrazo y lloro —Tenia mucho miedo pensé que me iban hacer daño.

 

—Serena ya paso todo amiga—también la abrazo— Pero que hacías aquí con ellos—preguntó aquella muchacha.

 

—Yo nada solo que iba pasando por aquí cuando me salieron y me molestaron.

 

—Te sugiero que no andes sola por estos alrededores, ven vamos te acompaño al gimnasio.

 

Las dos chicas iban en silencio caminando cuando Serena se queda atrás y la mira Dana— ¿Qué sucede Serena?

 

—Dana quiero  que me prometes que no le contaras a nadie de esto y mucho menos a Hisashi ya que no quiero involucrarlo  en esto,  tu bien sabes o por si no sabias que si el u otro miembro del equipo empieza una pelea podrían ser descalificados y no podrán seguir  jugando.

 

—No te preocupes no diré nada. —respondió con una sonrisa aquella muchacha de cabello negro.

 

Antes de llegar al gimnasio se despidió Dana de su amiga con una gran sonrisa ya que con el encuentro con esos chicos las dos platicaron un poco eso hacia feliz  a la chica de ojos verdes —Nos vemos amiga.

 

Serena sonrió levemente y pensó en  esos momentos— Mmmh Dana sigue siendo una ingenua porque no miras mas haya de tus ojos. —Llego al gimnasio, las chicas y los chicos estaban animando al equipo, ella miro que su novio había encestado una canasta de tres puntos.

 

Esto hizo que el  equipo de él, alcanzara a los del equipo de primero año —Vaya Hisashi  es el mejor. —Ella en ese instante grito—Eso es Hisashi animo vamos.

 

En ese momento aquel joven de ojos azules voltea a ver a su  novia y le sonrió, la saludo pero el capitán Akagi se da cuenta — ¡Mitsui! Pon atención cabeza hueca estamos en un partido.

 

Los chicos se rieron de él y esto hizo que e Mitsui se sonrojara por la llamada de atención, Hanamichi al ver esto no desaprovecho la oportunidad para molestarlo.

 

—Ya vez Mitsuito debes de poner atención en lo que haces.

 

— ¡Cállate! Sakuragi.

 

Mientras Dana estaba con las chicas de segundo año con lo del modelaje ya todo estaba arreglado para el lunes, Yukari estaba ultimando los detalles para ese día.

 

—Bien chicas nos vemos aquí a las seis y media de la mañana para irnos todas de aquí ya que Dana aun no conoce bien aquí, así que les pido que sean puntuales.

 

Todos las integrantes del equipo contestaron en unisón a su líder, después de unos segundos se despidieron, Dana salió lo  mas pronto posible para encontrarse con su primo, cuando iba por el pasillo recordó que al fin había podido conversar con su amiga aunque fue poco pero eso le dio una esperanza de volverse hablar nuevamente.

 

Los chicos estaban en los vestidores platicando y comentaban lo exhausto que estuvo el  entrenamiento, ya que deberían entrenar muy duro para los siguientes partidos.

 

— ¡Akagi! Nos vamos —dijo aquel chico de lentes.

 

—No, Kogure hoy saldré tarde me quedare a las clases extras de física pronto tendré un examen y debo estar preparado, así que hazme el favor de avisarle a mi hermana que se vaya sola a la casa.

 

Esto lo escucho aquel chico pelirrojo —Asi que Haruko se va ir sola, hoy tengo la oportunidad de salir con ella, pero no puedo mi prima aun no conoce bien el camino a casa.

 

Salieron todos los chicos juntos menos Akagi quien se iba a quedar en la escuela, Mitsui se dirigió con Serena y la tomo de la mano—Nos vamos.

 

—Si, Hisashi.

 

Ellos se estaban despidiendo de sus amigos—Nos vemos mañana —dijeron en unisón ambos chicos a sus amigos. —los demás se despidieron de ellos también.

 

Después de unos segundos llego  Dana a toda prisa— ¡Hanamichi!

 

— ¡Dana!

 

—Disculpa la tardanza nos vamos.

 

—No, te preocupes.

 

En ese momento Kogure se acercó a la hermana menor del capitán. —Haruko  me dijo Akagi que regresaras sola a casa que él se va a quedar a sus clases extras.

 

—Gracias Kogure por avisarme.

 

Dana miro a su primo que se acercó a Haruko—Nos vemos pues mañana y te cuidas.

 

Aquella muchacha de ojos verdes se acercó a su primo — ¿Cómo que hasta mañana primo anda ve y acompáñala hasta su casa hoy que tienes oportunidad de estar con ella?—Dana le guiño el ojo a Hanamichi.

 

—Pero Dana, no puedo permitir que te vayas sola a casa me da pendiente que te vayas a perder.

 

—Por favor Hanamichi no soy ninguna niña que siempre debe estar acompañada yo sabré llegar a casa no te preocupes.

 

—Bien, lo malo que los chicos no están para que te lleven ellos tuvieron que irse pronto ya que están trabajando.

 

—Anda no te preocupes ve y llévala, así que nos vemos Haruko hasta mañana.

 

—Pero amiga no es conveniente que te vaya sola.

 

—Anden váyanse les digo que estaré bien. —contestó con una sonrisa aquella joven.

 

En eso interrumpió aquel chico de lentes — ¡Dana! Si gustas yo te puedo acompañar bueno si no hay ningún inconveniente.

 

Los chicos estaban sorprendidos al escuchar lo que acabo de decir su amigo, no podían creer que Kogure acompañara aquella joven ya que él era demasiado tímido.

 

—Pero Kogure no quiero causarte molestias.

 

—No, es ninguna molestia Dana.

 

—Cuatro ojos eso harías llevar a mi prima a casa te lo agradecería mucho amigo.

 

—Claro, ande ve con Haruko yo me hare cargo de tu prima.

 

—Bien, cuatro ojos te la encargo, entonces nos vemos pues.

 

Todos se retiraron de ahí, Hanamichi  y Haruko van juntos por las calles de Kanagawa era la primera vez de tanto tiempo ir solo y la oportunidad que tanto esperaban el ayudo a su chica con su mochila iban tomados de la mano, pero ambos joven iban sonrojados.

 

Haruko se sentía la chica más feliz del mundo al estar cerca de aquel chico pelirrojo, su corazón latía más de lo normal.

 

No era la única aquel chico también se sentía igual el sentía que su corazón latía muy fuerte, llegaron al parque y se sentaron en las bancas de ese lugar.

 

Haruko miro a su novio a los ojos —Soy muy feliz Hanamichi al estar a tu lado —ella acaricio la mejilla de aquel chico pelirrojo.

 

 —Igual yo mi querida Haruko, cuando  te conocí la primera ves jamás  imagine que tu serias lo mejor que me ha pasado en mi vida. Día tras días, noche tras noche pienso en  ti.

 

Esas palabras que dijo aquel joven pelirrojo hicieron que Haruko se sonrojara en verdad ella amaba tanto a Hanamichi—Al igual cuando te conocí cambio mi mundo entero siempre había soñado estar a tu lado mi querido chico rebelde.

 

Hanamichi no pudo evitar abrazar a su chica y la beso repentinamente y eso beso fue correspondido por Haruko.

 

Acá por otro lado Kogure y Dana van juntos platicando, él le decía que porque no iba a ver los entrenamientos.

 

Ella se paro frente aquél  joven —Pues Kogure la verdad no me gusta, y no le entiendo.

 

—Mmmh, pues si te dieras una oportunidad vernos practicar cambiarias de opinión.

 

—Pues no se Kogure lo pensare, oyes te puedo pedir un favor.

 

—Claro.

 

—Quiero comprar unas cosas pero la verdad no conozco aquí y no se donde comprarlas—espetó con una leve sonrisa y sonrojándose a la ves.

 

—Bien Dana que es lo que quieres y te llevare.

 

—Pues quiero hacer unas galletas.

 

—Vamos yo te diré donde.

 

Los dos se dirigieron al centro comercial  a comprar lo que va a necesitar después  Kogure invita a  ella a tomar un refresco.

 

Dana gustosa acepta la invitación de aquel chico de anteojos, para ella él se le hacia un chico bastante agradable y se sentía a gusto en su compañía, entraron a una cafetería del lugar.

 

Se sentaron cercas de la venta que daba hacia afuera de ese gran lugar, se acercó a ellos una joven para tomar su orden.

 

 —Buenas tardes que van a pedir.

 

—Pues nos trae dos refrescos y dos rebanadas de pastel por favor —dijo aquel joven de lentes.

 

—Si, ahora mismo. —La joven se retiro de ahí.

 

—Kogure la verdad este país es fascinante bueno aunque no lo conozco todo, pero por lo poco que he visto es muy hermoso.

 

—Si, Dana si quieres una ves podemos salir y te mostrare todo lo de aquí.

 

—Mmmh, Kogure acaso esto es una cita —musitó aquella joven con una leve sonrisa —este comentario hizo sonrojar aquel chico de lentes.

 

—No, precisamente  —respondió Kogure nervioso y  aun sonrojado.

 

Dana no dejo pasar desapercibido  —Vaya Kogure es un chico bastante tímido. —pensó para si misma.

 

En ese instante llego la joven con el pedido  de ellos—Aquí esta su pedido  y que lo disfruten—dijo amablemente aquella chica.

 

—Gracias—contestaron en unisón ambos jóvenes.

 

Mientras en la casa de Serena estaban Mitsui y ella platicando — ¡Hisashi! Te puedo hacer una pregunta

 

 —Si, dime—dijo aquel joven de ojos azules mirando a su novia.

 

—Es cierto que tu ayer ayudaste a Dana que la estaban molestando unos chicos.

 

—Si, Serena ¿Por qué?

 

 —No, solo preguntaba, pero que fue lo  que paso.

 

—En verdad no se, porque la molestaban.

 

—Pues me alegra que no le haya pasado nada y por ti, tú sabes que no debes de tener problemas en estos momentos amor. —acotó Serena mirando a su novio. —Me da miedo que te lastimen por culpa de ella, además no debiste involucrarte en ese asunto.

 

 —Tú tranquila, no me pasara nada.

 

 —No, se Hisashi.

 

El tomo del mentón a su chica y le  dio un beso, ella le correspondió, pero Serena desde sus adentros estaba sumamente molesta porque su novio ayudo a Dana—No permitiré que Dan se entrometa entre el y yo, tengo que hacer algo—Pensó en esos momentos para si misma.

 

En ese instante fueron interrumpidos los dos por la nana de Serena—Mi niña y joven esta lista la comida pasen por favor.

 

Serena al ser interrumpida por su nana— ¿Por qué tienes que venir a molestar? —espetó irritada aquella joven.

 

Mitsui al escucharla hablar así, a su novia aquella señora — ¡Serena!

 

— ¡Discúlpame mi niña! —respondió aquella mujer muy apenada.

 

Aquel chico de ojos azules se acercó aquella mujer de edad avanzada—buenas tardes señora Soy Hisashi Mitsui.

 

—Buenas tardes joven Mitsui soy Akina Miyazawa.

 

—Es un gusto señora Miyazawa. —contestó amablemente aquel joven de ojos azules.

 

Serena tomo de la mano a Mitsui —Ven vamos a cenar.

 

Aquel joven la siguió estaban comiendo en silencio, cuando Hisashi fue el que hablo en ese momento — ¡Serena! ¿Por qué tratas de esa manera a tu nana ella es una mujer muy amable?

 

—Pues una entrometida siempre tiene que esta sobre mi, me dice que debo hacer y que no es peor que mi madre.

 

—Pero porque hablas de esa manera Serena, se ve que ella te quiere mucho.

 

—Mmmh lo se pero a veces es un fastidio —replico aquella joven de ojos color miel. —Bueno dejemos esta conversación que te parece y pasando a otro tema, si vas ir con los chicos al festival de la ciudad.

 

—Claro, no me digas que tú no vas a ir.

 

—Si, voy a ir amor además esos festivales son hermosos ya que la verdad ya los extrañaba.

 

Los dos jóvenes siguieron platicando por un buen rato, acá por otro lado Kogure acompaño a Dana hasta la casa ya era las ocho de la noche la dejo en la entrada de su casa.

 

Los dos de despiden, ella le agradece por a verla acompañado, él se retira de ahí. Dana entra a la casa —Ya llegue tía.

 

— ¿Cómo te fue hija?

 

—Bien tía, aun no llega Hanamichi.

 

—No, acaso no se vinieron juntos  —preguntó la madre del pelirrojo.

 

—Pues no, tía lo que pasa que el acompaño a su novia a su casa.

 

— ¿Qué Hanamichi tiene novia? —exclamó la tía de Dana.

 

—Si, tía pero por favor no le diga que yo te dije.

 

—No, te preocupes no le diré nada—musito con una sonrisa.      

 

—Tía pasando otra cosa mañana hare unas galletas me das permiso.

 

— ¡Dana! No es necesario que me pidas permiso cuando quieras cocinar solo ven y ya.

 

—Gracias tía, ahora vuelvo voy a dejar mis  cosas a mi  cuarto para ayudarte a preparar la cena. —Después de unos segundos fue con su tía ayudarle a preparar la cena.

 

Estaban tan entretenidas preparando la cena que no se dan cuenta cuando Hanamichi entro  yl las asusto ambas.

 

— ¡Hanamichi! ¿Eres un tonto porque no avisas que llegaste? —espetó aquella chica de ojos verdes a su primo.

 

— ¡Disculpen! No fue mi intención—acotó una sonrisa de oreja a oreja aquel chico pelirrojo.

 

—Anda hijo ve y lavarte las manos ya esta la cena lista.

 

—Si, ahora vuelvo.

 

Después de unos segundos estaban los tres cenando y disfrutando de esa deliciosa cena, Hanamichi le pregunto a su prima que se había llegado temprano y como le fue.

 

Dana le cuenta que Kogure la invito a tomar un refresco y pastelillo que apenas tenia rato que había llegado ya que estuvo un buen rato con el y se sintió a gusto a su lado.

 

Hanamichi la miro con ojos de pícaro—Mmmh a ver prima no me digas que cuatro ojos te gusta.

 

Aquella chica de ojos verdes se sonrojo por el cometario de su primo y su tía también entro a la conversación de ambos chicos.

 

—Vaya hija me agrada que salgas con un chico,  sabes que puedes invitarlo a casa cuando quieras a comer o a cenar, además Kogure es un buen chico.

 

—Tía, Hanamichi  ustedes están equivocados Kogure es un chico muy lindo, atento y amable conmigo es mas él no me guzga como las otras personas en la forma en que  me visto o como me vea, solo es eso—contestó con un leve sonrojo aquella joven.

 

 

 

continuara...

Notas:

espero sea de su agrado disculpen la tardanza.

Capítulo 15.-Una Situación Difícil. por Hitomi Uzumaki

 

 

—Pues si tu dices eso  prima, pero deja decirte que Kogure es una buena persona y no tendría nada de malo que tu salieras con el, de seguro que si sales con él lo conocerás mas. —espeto con una sonrisa aquel chico pelirrojo.

 

— ¿Que cosas dices Hanamichi? Pues la verdad él se ofreció a enseñarme la ciudad cuando yo quisiera que solo le avisara.

 

—Ya ves prima, cuatro ojos a la mejor quiere contigo sabes me agradaría que tu y el.

 

Dana al escucharlo —No, Hanamichi  a él lo consideró como un buen amigo solo eso, pero no puedo negar que  es muy guapo, linda persona pero él tiene un defecto que no puedo aceptarlo.

 

Hanamichi  y su tía la miraron desconcertado— ¿Pero a que te refieres prima si tu acabas de decir que es una persona amable y lo demás cual es ese defecto según tu?

 

—Que pertenece al equipo de básquet y a mi no me gusta eso tipo de chicos.

 

 —Otra ves con eso prima porque insiste en eso, Kogure no es ese tipo de chicos es mas ninguno de mis amigos del equipo son así, yo no se concepto tengas de los chicos que juegan este deporte o cualquiera si al  menos te dieras la oportunidad de ir a vernos cambiarias de opinión.

 

— ¡Uff! Es lo mismo que me dijo Kogure pero lo pensare primo.

 

—Bien, pasando a otro tema, mañana vamos a ir al festival de la ciudad y ver los fuegos  artificiales  para que vayamos, vamos ir todos los del equipo también va ir Kogure así para en cuanto llegue del entrenamiento estés listas.

 

 —Pero yo, no…—fue interrumpida por aquel chico pelirrojo.

 

—Nada que no voy a ir, tienes que venir  con nosotros ya veras que te gustara

 

—Anda hija ve, sé que divertirán.

 

— ¿Esta bien iré?—respondió con una leve sonrisa.

 

Se fueron a descansar, Dana estaba haciendo su tarea ya casi era la media noche aun ella estaba despierta se levanto de donde estaba se dirigió a la venta,  miro aquel cielo oscuro y estrellado.

 

 —Mañana será mi oportunidad para hablar con el, de seguro ira también aunque no me agrada pero debo darle las gracias.

 

Se mudo de ropa se puso su pijama y se soltó su larga cabellera negra que le llegaba hasta mas abajo de la cadera se dispuso a dormir.

 

Al día siguiente sábado por la mañana amaneció muy soleado los chicos estaban entrenando  dieron una cuantas vueltas a la cancha, hacían pases con el balón y como siempre Akagi le llama la atención a Hanamichi por no hacer bien los pases y caminar con el balón.

 

Ayako la manager del equipo vamos Hanamichi Sakuragi no te des por vencido, los amigos de Sakuragi llegaron en ese momento y detrás de ellos las chicas nada mas Matsui, Fuji y Serena.

 

 — ¡Vamos Hanamichi! Jueguen un partido para que te saquen pronto del juego —decía aquel chico de lentes solo para molestar a su amigo.

 

Hanamichi al escuchar esto por parte de su amigo — ¿Que dices gordo quieres pelear? —Aquel chico pelirrojo  camino a grandes zancadas para ir con Takamiya y golpearlo, pero fue detenido por el capitán Akagi quien lo  tomo de la oreja.

 

— ¿A dónde vas torpe estamos practicando no debes distraerte?

 

— ¡Gori! ¿Suéltame me duele?

 

—Cabeza hueca pon atención no debes distraerte en ningún momento cuantas veces tengo que repetírtelo.

 

—Hmmm ya deja estar interrumpiendo  la práctica cabeza hueca.

 

— ¡Rukawa!

 

En eso llego Haruko y los saludo, Ayako se acercó a ella—Amiga pensé que no ibas a venir.

 

—Pues se me hizo tarde fui a comprarle a los chicos unas bebidas para el tiempo que tengan un descanso.

 

Aquel chico pelirrojo al ver a su amada corrió hacia ella dejando a un lado la práctica pero antes de salir de la cancha lo halaron de la oreja otra vez.

 

— ¿Cuántas veces te tengo que decir que debes estar concentrado en la practica cabeza hueca?

 

Hanamichi miro a su capitán que estaba sumamente molesto poniendo esa cara de gorila, los chicos miraban esta escena de ambos jugadores.

 

— ¿Por qué siempre lo mismo nunca están en paz? —murmuró con resignación la manager del equipo.

 

— ¡Hanamichi! —expresó aquella joven de ojos azules.

 

Después de una discusión y un entrenamiento agotador descasaron por un momento Ayako y Haruko le repartieron a los a todos su bebida y se refrescaran.

 

Estaban sentados disfrutando y platicando todos, cuando Hanamichi les dijo a los chicos que si iban a ir en la noche a ver los fuegos artificiales.

 

Todos dijeron en unisón que si asistirían, en ese instante Noma le peguntó aquel chico pelirrojo que si iba ir su prima también.

 

—Si, va ir  aunque no quería pero la convencí para que me acompañara y espero cuatro ojos que vayas tu también, además me entere de lo de ayer mira quien te viera. —Esto lo dijo aquel chico pelirrojo pícaramente a su amigo, esto hizo que aquel joven de lentes se sonrojara levemente.

 

Los compañeros del equipo,  las chicas y los amigos de Hanamichi se quedan viendo a Kogure— ¿Qué paso ayer Kogure? —preguntó aquella chica de cabello rizado interesada en saber.

 

—Pues la lleve a su casa.

 

— ¿Qué? —expresaron en unisón todos los chicos.

 

—Hmmm Kogure Senpai tu y esa linda niña son novios—dijo Ayako guiñándole un ojo a su superior.

 

—No como creen es solo  una amiga solo eso—contestó sonrojado.

 

—Pues déjame decirte cuatro ojos, Dana va ir solo porque le dije que tú ibas a ir.

 

—Vaya Kogure me sorprendes además Dana es una chica muy bonita —esto se lo dijo Ryota con una sonrisa a su amigo.

 

En eso interrumpió Akagi la plática ya que reanudarían su práctica nuevamente paso la tarde muy rápido.

 

Acá en la casa de la familia Sakuragi aquella chica de ojos verdes estaba horneando  galletas ella sabia hacerlas por que su madre le había enseñando las estaba haciendo de chocolate, estaba tan entretenida que se le fue la noción del tiempo ya casi eran las seis de la tarde además ella estaba sola en casa ya que su tía trabajaba y llegaba tarde.

 

En Shohoku los chicos habían terminado su   practica afuera del gimnasio las chicas se estaban poniendo de acuerdo si llevaría puesto Yukata, después de una pequeña discusión llegaron al acuerdo de llevarlo.

 

Hanamichi se acercó a su novia quien  le dijo  que le comentara a Dana que si era posible que ella también se pusiera uno.

 

Aquel chico pelirrojo le dice que se lo dirá, pero no  le asegura que a la mejor no quiere ponerse uno, pero tratara de que Dana se ponga uno.

 

Los amigos de Sakuragi al escuchar esto—No, puedo imaginarme a Dana con un Yukata —especuló aquel chico de bigote, al igual sus demás amigos se quedan imaginado esto no lo deja pasar por desapercibido ese chico pelirrojo.

 

— ¿Qué están diciendo torpes? —dijo molesto aquel chico pelirrojo.

 

En eso Serena interrumpió la pelea de estos chicos— Tranquilo chicos entonces nos vemos en parque Yamashita  las 7:45 de la noche y sean puntuales.

 

Todos se retiraron del lugar, Dana había acabado de hacer sus las galletas la acomodo en un  de toper de varios compartimientos y lo enredo en una servilleta color azul marino. — ¡Listo! ¡Ahora me arreglare para en cuanto llegue Hanamichi!

 

Se dirigió a su habitación y se dio un baño, se puso una falda a cuadros color roja mas arriba de las rodillas una blusa negra de manga corta, unas mayas negras y sus botas en conjunto con su gabardina, su cabello lo agarro todo pero se dejo los mechones azulados al lado de su rostro.


Después de unos minutos llego Hanamichi y le hablo a Dana, aquella  joven salió de su habitación.
— ¡Hanamichi! Ya esto lista.

— ¡Dana! Veo que ya estas pero me dijo Haruko que si podías ponerte un Yukata ya que todas irán vestidas así.

 

—hay primo pues la verdad no tengo uno si lo hubieran dicho antes lo habría comprado.

 

—No, te preocupes así esta bien deja me cambio y nos vamos.

 

Dana espero a su primo minutos después  los dos ya estaban listos para salir se dirigieron al lugar indicado  ya que casi iba hacer la hora y deberían estar a tiempo.

 

En el camino se encuentran con los amigos de Sakuragi y los saludan— ¡Dana pensé que no iba ir! —preguntó aquel chico llamado Yohei.

 

—Pues ya ves aunque la verdad no tenia ánimos pero le había prometido a Hanamichi que iría —contestó con una leve sonrisa aquella chica.

 

 

 

—No puede ser yo quería ver a Dana con Yukata de seguro se vería muy hermosa —dijo Okuss con desilusión. —interrumpiendo la conversación de ella y Yohei.

 

Aquella chica de ojos verdes al escuchar esto se detuvo por un momento y miro aquel chico rubio—Oyes torpe que estas diciendo.

 

—No, nada Dana—contestó con nervosismo aquel chico.

 

—Bueno espero no volver escuchar otro comentario de esos—miró a todos con esa mirada retadora y fría incluyendo a su primo.

 

—Tranquila prima no le hagas caso a estos torpes.

 

Los seis chicos tomaron rumbo  al parque donde se quedaron de ver, fueron los primeros  en llegar se sentaron en la bancas de ahí, a Dana ese parque se le hizo muy bonito ya que este estaba cerca del  mar, había edificios muy grandes lo que le llamo la atención fue aquella rueda que parecía una rueda de la fortuna esta estaba iluminada con varias luces de colores se le hizo tan fascinante.

 

En ese lugar había mucha gente, niños, ancianos, jóvenes, parejas  ya que ese evento era muy popular   en verano se reunían a ver los juegos artificiales junto con sus seres queridos, había gente que trae puesto sus Yukata y  para otros  era opcional.

 

Esto le asombro a Dana que miraba que las chicas que lo usaban se miraban bien además de los colores que los usaban, se le hizo tan bonito.

 

En ese momento llegaron Haruko, Matsui y Fuji las tres jóvenes traen puesto  su Yukata se miraban lindas las chicas.

 

Sakuragi al ver a su novia vestida así se sorprendió — ¡Haruko! ¿Qué hermosa te ves?—espeto aquel chico pelirrojo.

 

Esto hizo que la joven de ojos azules se sonrojara por el cumplido de su novio, Haruko al ver a Dana vestida con su ropa que usa usualmente — ¡Dana! Si te comento Hanamichi.

 

—Si amiga pero como no tenia uno pues me vine así, espero que esto no sea problema.

 

—No, te preocupes amiga de todas formas  así te ves bien—dijo con una sonrisa aquella chica de ojos azules.

 

—Gracias amiga, Haruko podemos hablar a solas en otra parte.

 

—Claro.

 

Aquellas chicas se alejaron un poco de los chicos para poder hablar a solas—Que sucede  Dana.

 

—Pues…—Quedo por un instante en silencio y miro a su amiga.

 

—Dime amiga.

 

—La verdad Haruko lo que pasa que traigo un regalo para un chico pero no se si sea lo correcto ya que el…—Dana no acabo de platicar porque Haruko la interrumpió y la tomo de las manos.

 

—No, puede ser amiga no me digas que el regalo que traes es para el superior Kogure—expresó emocionada la joven de ojos azules.

 

— ¿Qué dices? —Exclamó Dana—No, puede ser ese torpe anda platicando  que Kogure y yo salimos ¡Uff!—pensó para si misma.

 

—Vaya Dana me sorprendes ya que tu precisamente te mofabas de que no saldrías con  un  chicos que fueran deportistas.

 

 — ¿Qué tonterías dices Haruko? Estas equivocada no niego que Kogure es un chico lindo y la verdad ese día  me la pase a gusto a su lado pero no estoy hablando de él, además al chico que le traigo este regalo tiene novia.

 

 — ¿Qué? —Haruko se levanto de la banca de donde estaba sentada — ¿De quien se trata Dana?

 

Aquella chica de ojos  verdes también se levanta de la banca y miro a si amiga con un leve sonrojo pues es el superior Mitsui.

 

Haruko no podía creer lo que había escuchado — ¡Hisashi  Mitsui!

 

Las dos chicas no se dieron cuenta que su conversación había sido escuchada por otra persona quien al oír lo que había dicho aquella chicas de ojos verdes  empuño sus manos al enterarse que ella trae un regalo para su novio  y eso no le había agradado para nada, en eso interrumpió la plática de  las chicas.

 

— ¡Chicas!

 

— ¡Serena! —exclamaron en unisón ambas chicas.

 

Dana al ver ahí as su amiga se sorprendió ya que se preocupo si había escuchado la conversación de ella y Haruko.

 

Haruko le preguntó a Serena si llevaba tiempo ahí, porque también le preocupo si escucho de lo estaban platicando.

 

—No, amiga —respondió con una sonrisa fingida a las dos chicas. —Pues vamos amigas los chicos me mandaron por ustedes vamos que este evento en cuantos minutos va empezar  y debemos alcanzar un buen lugar, además si no sabían en la azotea de aquel edificio  podremos apreciar mejor los  fuegos artificiales reserve los lugares ya que es solo cupo limitado.

 

Las tres chicas van con los demás pero aun Dana se sentía algo incomoda sentía que Serena había escuchado su conversación  con Haruko y no quería  crear problemas entre Mitsui y la  que aun consideraba su amiga.

 

Estaba sumergida en sus pensamientos cuando es sacada repentinamente por aquel chico  —Hola Dana ¿como estas?

 

— ¡Kuwata! Bien y tu.

 

—Pues también bien, me alegra que vinieras aquí con nosotros.

 

En ese momento también la saludo aquel joven de lentes al verla y se acercó a ella, los muchachos al verlos sonrieron.

 

—Hmmm vaya ese cuatro ojos  no desaprovecha la oportunidad. —dijo con una gran carcajada.

 

Que esto hizo tanto como Dana y Kogure se sonrojaran al mismo tiempo, esto no lo dejo de pasar por alto aquel joven de ojos azules quien iba tomando de la mano de su novia, ella sintió como él le apretó un poco la mano.

 

Esto hizo molestar a la joven de ojos color miel, miro a su novio—Vaya Hisashi te gusta Dana—pensó para si misma. —pues no permitiré esto  tu eres mio y solo mio.

 

Después de una breve discusión todos se dirigieron al edificio donde iban apreciar los fuegos artificiales.

 

Había bastante gente iban subiendo de pocos en pocos al elevador  se amontonó o la gente y separaron los chicos Serena quien va con sus novio se separaron y entro al elevador junto con Hanamichi, Haruko  y las demás chicas al igual  los amigos de Sakuragi.

 

Dana también se había quedado al ultimo no alcanzó a subir con su primo quien al verla le dice que la espera en la azotea.

 

  — ¡Rayos! Tendré que esperar.

 

Era un poco difícil ya que no le permitían subir, ya después de un  minutos aquel lugar había quedado solo va entrar al elevador cuando choco con alguien ya que entraron al mismo tiempo y aquella persona.

 

Ella se disculpó— ¡Perdón!

 

—No, Hay problema Srta. Sakuragi.

 

Cuando ella escucho aquella voz conocida para ella —No, no puede ser —ella miro a su lado y vio aquel chico de ojos azules. —pensó para si misma. — ¡Tu! —se detuvo antes de entrar.

 

Aquel joven ya estaba adentro —Vas a pasar o ¿no?

 

—Mira prefiero esperar para después yo entrar contigo ahí jamás.

 

 —Vaya que sigues siendo una chica bastante testaruda y berrinchuda  si no entras ahora no alcanzaras ver los juegos artificiales ya casi comenzara.

 

— ¿Qué me acabas de decir patán? ¿Cómo te atreves de hablarme de esa forma? Por eso…—No acabo de terminar la palabra cuando aquel joven la halo así el y la abrazo cerrando el elevador.

 

Dana al sentir como el la abrazaba se sonrojo sintió y escucho su corazón que latía mas fuerte de lo normal sentía que en ese momento se le iba a salir.

 

Al igual Mitsui no entendía porque había hecho eso al igual que ella sintió que su corazón latir a mil x hora aun la tenia abrazada.

 

—Me puedes soltar, me estas lastimando. —musitó aquella chica de ojos verdes sonrojada.

 

Mitsui la soltó y  sin mirarla a los ojos — ¡Discúlpame! No fue mi intención además no pienses mal de mi, solo esto lo hice para que subieras si no aun estarías ahí indecisa como una niña mimada.

 

Ella al escuchar esto por parte de él se molesto tanto que levanto la mano para darle una bofetada ya que para ella,  ese abrazo la había hecho sentirse en las nubes, su corazón casi desbordase de su pecho algo que ella no  había experimentado con algún chico y rompiera el encanto con esas absurdas  palabras de sarcasmo.

 

Pero el alcanzo a detener la mano de la joven— ¿Qué pretendes?

 

Ella miro aquel chico de ojos azules que le tenia la mano sujeta — ¡Suéltame patán! Si no te vas arrepentir.

 

— ¿Qué me vas hacer?

 

Los dos estaban discutiendo en el elevador, cuando de repente este mismo se detuvo y se apagaron las luces repentinamente.

 

 

 

Continuara…

Notas:

disculpen la tardansa pero espero que sea de su agrado un gan salu2

Capítulo .-Una Amistad Rota. por Hitomi Uzumaki


‚Ä” ¬ŅQu√© sucede? ‚Ä”Exclam√≥ aquella chica de ojos verdes‚Ä”en ese instante aquel joven de ojos azules le solt√≥ la mano.
‚Ä”No, puede ser ‚Ä”expres√≥ tambi√©n Mitsui.

En ese instante llego la luz, pero no fue lo suficiente para que el elevador volviera a funcionar, Dana al ver esto empezó a golpear la puerta y gritaba pidiendo ayuda pero sus gritos eran innecesarios ya que nadie podía escucharlos ya que todos estaban ocupados.
Hisashi quien estaba ahí con ella solo se cruzo de brazos y le dice que no gaste energía que nadie los escucharía.

Dana se molesta tanto que deja de golpear la puerta y mira aquel chico‚Ä”Vaya tendr√© que estar contigo no se cuanto tiempo ahora eso me faltaba estar juntos tu y yo aqu√≠ atrapados en este lugar.

‚Ä”Pues pienso al igual que tu, a mi tambi√©n no me agrada la idea de estar contigo.
‚Ä” ¬ŅQu√© dices? ‚Ä”Dana se sent√≥ en el piso ya que no hab√≠a remedio de salir de ese lugar por el momento ‚Ä”Rayos porque tenia que pasarme esto a mi a ver si no se preocupa por mi Hanamichi me perder√© esos fuegos artificiales de en ves de estarlos viendo estar√© aqu√≠ con ese pat√°n‚Ä”Ella miro aquel joven de ojos azules.

Aquel chico no dejo pasarlo por desapercibido ‚Ä” ¬ŅQu√© pasa porque me miras as√≠? ‚Ä”expres√≥ Mitsui.

Ac√° en la azotea Hanamichi buscaba a su prima no la miraba por ning√ļn lado, al igual Serena buscaba a su novio ya que hab√≠a mas o menos de gente pero tambi√©n no lo miraba por ning√ļn lado.

‚Ä”Sakuragi donde estar√° Dana no la miro por aqu√≠.
‚Ä”No, se cuatro ojos.
‚Ä” ¬°Serena! ¬ŅQue sucede?
‚Ä”Fuji no veo a Hisashi por ning√ļn lado.
‚Ä”No te preocupes amiga de seguro anda por ah√≠.
‚Ä”Tienes raz√≥n amiga.

Mientras en el elevador aun segu√≠an estos chicos molestados‚Ä”Yo mirarte a ti, ni sue√Īes ‚Ä”dijo en tono de sarcasmo aquella chica de ojos verdes. ‚Ä”mirando a otro lado pero sin que se diera cuenta aquel chico ella se sonrojo levemente.

‚Ä”Mph si tu dices‚Ä”√©l tambi√©n se sent√≥ quedando frente a ella. ‚Ä”Ambos chicos estaban en silencio hab√≠a en ese lugar un ambiente algo incomodo para los dos ya que uno ni otro hablaba ya que eran bastante obstinados.

Mitsui estaba sumergido en sus propios pensamientos él quería empezar a platicar algo con ella pero no sabia como empezar a dialogar con esa chica.

En eso es sacado repentinamente de ellos‚Ä”Ten esto es para ti.

El miro que la chica le estaba dando algo que estaba enredado en una servilleta azul‚Ä” ¬ŅEsto es para mi? ‚Ä”expres√≥ aquel chico de ojos azules.
‚Ä”Si, espero que te gusten las hice yo para agradecerte por lo que hiciste por m√≠ aquella ves que me ayudaste no hab√≠a tenido la oportunidad de darte las gracias no quiero que pienses que soy una mal agradecida.

‚Ä”No era necesario se√Īorita Sakuragi.
‚Ä”Pues la verdad no me gusta deberle nada a nadie y mucho menos a ti‚Ä”esto lo dijo cruz√°ndose de brazos.
‚Ä”Gracias. ‚Ä”el sonri√≥ levemente, miro aquella chica de arriba a bajo ya que √©l estaba aun sentado y ella estaba parada aun lado de √©l. La miro bien y la verdad se le hacia una chica bastante hermosa.

La joven de ojos verdes ni se percato que el la miraba con detenimiento ya que ella estaba mirando hacia el techo del elevador.

‚Ä”Ya veo creo que esa la √ļnica soluci√≥n para salir de aqu√≠. ‚Ä”Esto lo dijo en voz alta ‚Ä” ¬°Oyes!
‚Ä”Si, ¬Ņahora que pasa?
‚Ä”Levante no sea holgaz√°n tengo una idea para salir de este lugar.
‚Ä” ¬ŅQu√© dices tonta?
‚Ä”Mira no es momento para discutir si.
‚Ä”Esta bien ‚Ä”de verdad que esta chica es bastante rara, momentos esta algo diferente y de repente cambia de humor‚Ä”pens√≥ para si mismo‚Ä”√©l se levanto de ah√≠. ‚Ä”cual es tu plan.
‚Ä”Mira esa puerta que tiene el elevador es la salida de emergencia por ah√≠ podremos salir al siguiente piso subir algunos metros hacia arriba.
‚Ä” ¬ŅEstas loca? ‚Ä”exclam√≥ aquel chico.
‚Ä”No, me digas que tienes miedo‚Ä”esto se lo dijo con una sonrisa sarc√°stica y mir√°ndolo.
‚Ä”Te demostrare que estas equivocada.
‚Ä”Bien manos a la obra as√≠ que tu me subir√°s y yo abrir√© esa puerta, pero con cuidado de mirar arriba o no me vayas a salir que aparte de pat√°n eres un pervertido.
‚Ä” ¬ŅQu√© tonter√≠as dices?

Asi que Mitsui entrelazo sus manos y Dana subió un pie, el la alzo hasta alcanzar su cometido ella empujo un poco pero esteba un poco dura para abrir.

‚Ä” ¬°Ya!
‚Ä”No, aun no Mitsui es que esta muy atrancada espera un momento ‚Ä”Al fin aquella chica puedo abrirla y subi√≥, miro aquel panorama ‚Ä”Rayos estamos muy lejos del siguiente piso tendremos que subir.
‚Ä” ¬ŅQu√© pasa? ‚Ä”aquel muchacho grito desde abajo.
‚Ä”Tenemos un problema estamos muy lejos del siguiente piso‚Ä”Contest√≥ ella.

Mitsui salto un poco y alcanzo a subir cuando Dana lo vio le ayudo a subir ‚Ä”No puede ser estamos muy abajo‚Ä”espeto aquel joven de ojos azules.

‚Ä”Pero podemos subir hasta haya ‚Ä”Reitero la joven de ojos verdes.
‚Ä”No, no permitir√© que subas hasta haya arriba si te paso algo no me lo perdonare es mas Sakuragi me reclamara.
‚Ä”Mira si t√ļ tienes miedo a subir pues qu√©date yo ir√© sola, es m√°s se cuidarme sola.

La joven dio media vuelta para dirigirse a subir pero Mitsui la tomo de la mano ‚Ä”Tu no vas a ning√ļn lado.
‚Ä” ¬°Su√©ltame!
‚Ä” ¬°No!

Estaban forcejeando cuando Dana no se fijo bien donde pisaba y se le fue uno de sus pies por la puerta de escape del elevador , Mitsui al ver que iba a caer la abrazo y ambos cayeron adentro ella cayo arriba de aquél joven de ojos azules el recibiendo el impacto más fuerte.

Dana sintió como aquel chico el abrazo muy fuerte al reincorporarse y un poco aturdida miro aquel chico de ojos azules.

‚Ä”Mitsui estas bien‚Ä”ella lo miro pero el chico estaba inconsciente ‚Ä” ¬°Mitsui! ¬°Mitsui! Cont√©stame por favor la joven lo miraba un poco borroso ya que se le hab√≠a ca√≠do un lente de contacto ‚Ä”Dana mov√≠a a Mitsui pero no recib√≠a respuesta de √©l.

Ella se recargo en el pecho del joven y empez√≥ a llorar‚Ä”Perd√≥name, no era mi intenci√≥n lastimarte todo esto es mi culpa, si te llega a pasar algo nunca me lo perdonare ‚Ä”Aquella chica de ojos verdes se acerc√≥ al rostro de aquel muchacho y lo acaricio, no pod√≠a contener sus lagrimas.

Se volvió a recargar en el pecho de Mitsui, el en ese momento recobro el conocimiento miraba algo borroso y le dolía la cabeza y escucho el llanto de la muchacha.

‚Ä” ¬ŅQu√© sucede? ‚Ä”se reincorpor√≥ un poco aquel chico y miro a la joven llorando. ‚Ä”se√Īorita Sakuragi.

Dana al escuchar la vos del chico no pudo contenerse y lo abrazo fuertemente esto hizo que Mitsui se sonrojara, todo esto parec√≠a un sue√Īo para aquella joven de ojos verdes ni ella misma se explicaba porque, porque ese chico la hacia sentir algo diferente.

Pero el tenia que romper ese encanto ‚Ä” ¬°Vaya para ser una chica de car√°cter fuerte e insensible con las dem√°s personas eres de buenos sentimientos!

La muchacha al escuchar esto le propino tremenda bofetada que el joven le sorprendió ya que no se lo esperaba de la joven de ojos verdes.

Pero no se molesto por eso si no que el parec√≠a que le encantaba hacer enojar a la muchacha y sonri√≥ levemente, Dana al ver esto no aguanto mas empu√Īo sus mano y le iba a dar otro golpe pero esta ves lo detuvo Mitsui.

Ella miro esos ojos azules ‚Ä”Te odio, te odio ‚Ä”dec√≠a la joven de ojos verdes llorando ella no entend√≠a ni porque lloraba si se hab√≠a prometido jam√°s llorar y demostrar su vulnerabilidad.

Mitsui al ver esto sinti√≥ algo desde su coraz√≥n no era compasi√≥n hacia ella, no era remordimiento por lo que le dijo, no era nada de eso, el entend√≠a a la perfecci√≥n que lo que sent√≠a por esa joven era atracci√≥n no solo f√≠sica si no era la forma en que el miraba aquella joven que tras de esa careta y la forma de vestir y su actitud ante los dem√°s era una chica de buenos sentimientos, y no era como otras chicas que ocultaban lo que realmente eran lo que sent√≠an el desde que la conoci√≥ fue sincera y abierta al decirle que odiaba a los chicos que jugaban alg√ļn deporte.

El soltó la mano de la muchacha pero sin dejarla de mirar la tomo de la cintura la atrajo hacia él, acarició el rostro de la chica con su otra mano secando las lágrimas que rodaban por aquellas mejillas que se habían puesto rojas por tal acto de ese chico.

‚Ä” ¬°Dana! ¬ŅPor qu√©? ¬ŅPor qu√©?
‚Ä” ¬°Mi‚Ķtsui‚Ķ!‚Ä”ella no dejo de mirar esos ojos azules.
√Čl la va a besar cuando de repente fue interrumpido ese momento tan m√°gico para ambos y maravilloso fue arruinado por el movimiento del elevador que empez√≥ a ascender y las luces a prender en el lugar.
Se abrió el elevador ambos estaban aun en una posición comprometedora ya que ambos jóvenes estaban hincados mirándose a los ojos.

Dana salió de ese transe y sin mirar mas a ese joven se levanto tan rápido que salió del elevador, Mitsui se levanto también y corrió hacia ella la iba tomar de la mano cuando le hablaron.

¬°Hisashi! ¬°Hisashi! Te he estado buscando ya no vimos los fuegos artificiales juntos. ‚Ä”espet√≥ aquella chica de ojos color miel acerc√°ndose a su novio y abraz√°ndolo.

Dana se detuvo ya que ah√≠ estaba su primo con sus dem√°s amigos ‚Ä” ¬°prima! ¬ŅD√≥nde te hab√≠as metido me preocupaste? pero si viste las luces verdad.

La joven no miro m√°s aquel chico de ojos azules y le dijo su primo‚Ä”Pues aqu√≠ estaba Hanamichi como ya no te vi, desde aqu√≠ vi los fuegos artificiales eso fue tan hermoso‚Ä”respondi√≥ con una sonrisa fingida.

Haruko se acerc√≥ a ella‚Ä” Me alegra que te haya gustado Dana.

Mitsui no dejaba de mirar a la muchacha aun sentía cerca de el su respiración, esa mirada de esos ojos verdes, serena se dio cuenta de esto, pero lo que le llamo la atención fue ver a su novio con ese toper, recodo cuando Dana le había contado a Haruko sobre unas galletas que había hecho.
Prefirió no decir nada y mucho menos preguntarle a él, Hanamichi les dice a los muchachos si van a dar una vuelta por el parque ya que había mucha gente en el lugar.

Aceptan la propuesta del pelirrojo suben nuevamente al elevador pero esta ves bajan todos juntos.

Todos ese día pasaron bien, Dana estuvo todo el rato al lado de Kogure y platicando con los amigos de su primo sonreía pero en ocasiones miraba hacia donde estaba aquel chico de ojos azules, al igual el miraba a la chica en ocasiones sus miradas se cruzaban.

Despu√©s de un largo rato todos se despidieron Hanamichi, Dana y los chicos acompa√Īaron a dejar a Haruko a su casa al igual a Fuji y Matsui ya que era un poco tarde.

Dana cuando iban para la casa le dice a su primo que si puede tomarlo del brazo ya que la verdad la muchacha no miraba muy bien porque había perdido su lente de contacto.

‚Ä”Claro prima acaso te sientes mal.
‚Ä”No, Hanamichi estoy bien. ‚Ä”llegaron a la casa y cada uno se dirigi√≥ a su habitaci√≥n ella al entrar se quito su ropa y se puso su pijama.

Mientras en otro lugar se estaba despidiendo Mitsui y su novia‚Ä”Nos vemos el lunes Hisashi.

‚Ä”Si nos vemos linda‚Ä”√Čl se acerca y le da un beso que fue correspondido por la joven.

Al d√≠a siguiente Dana aun estaba dormida cuando son√≥ su m√≥vil y la despert√≥ ‚Ä”rayos ¬Ņquien ser√°?

‚Ä”Diga.
‚Ä”Dana soy Serena.
‚Ä” ¬°Serena! ‚Ä”ella se sorprendi√≥ al escuchar quien le hablaba‚Ä” ¬ŅQu√© sucede?
‚Ä”Dana podemos vernos hoy te invito a comer que tal si nos vemos la cafeter√≠a Danny‚Äôs
‚Ä” Bien ah√≠ nos veremos. ‚Ä”Colg√≥ Dana y se levanto de la cama y sonri√≥ ‚Ä”Al fin Serena quiere hablar conmigo las cosas van hacer como antes.
Se dirijo a la sala su t√≠a estaba preparando el desayuno ‚Ä” Buen d√≠a t√≠a Miyuki.
‚Ä” ¬°Dana! Buen d√≠a que bien que te levantaste para que te vengas a desayunar.
‚Ä”Si, t√≠a y donde esta Hanamichi.
‚Ä”Sali√≥ que fue a ver a su novia.
‚Ä”Vaya t√≠a, Hanamichi si que esta enamorado de esa chica adem√°s ella es buena persona ‚Ä”espet√≥ con una leve sonrisa.
‚Ä”Entonces tu si la conoces Dana.
‚Ä”Si, es hermana del capit√°n Akagi.
‚Ä”Ahora comprendo porque mi hijo lo he visto √ļltimamente muy contento.
‚Ä”Pues si, t√≠a voy a salir a comer con una amiga puedo ir.
‚Ä”Claro hija me alegra tambi√©n por ti que tengas amigas.

Asi paso el día ya casi estaba llegando la hora en que Dana iba ir a comer con si mejor amiga y eso le hacia sentirse bien.

Se arregló para ir se puso una falda a cuadros corta color roja, una blusa blanca de manga corta en conjunto con unas botas color negras que le llegaban un poco debajo de las rodillas, su largo cabello negro se lo dejo suelto y por ultimo se puso sus lentes ya que no tenia otro par de lentes de contacto, además era domingo y no conseguiría una óptica abierta.

Sali√≥ de su habitaci√≥n su t√≠a esta en la sala bordando cuando la joven le hablo‚Ä”T√≠a Miyuki me voy llegare un poco tarde.

La t√≠a al mirar a su sobrina se sorprendi√≥ en la forma que se hab√≠a vestido, Dana al verla como la miraba‚Ä”Sucede algo.

‚Ä”No, nada hija te ves linda.
‚Ä”Gracias entonces nos vemos ‚Ä”Ella sali√≥ de la su casa y su t√≠a sonri√≥ levemente al ver a su sobrina con vestimenta diferente.
‚Ä”Esta es la verdadera Dana‚Ä”Si Daisuke la viera se pondr√≠a feliz.

Aquella joven va por las calles de Kanagawa iba sumamente feliz, antes de llegar a la cafetería Danny`s entro al centro comercial y compro unos llaveros salió del lugar y llego al lugar acordado con su amiga.

Entro pero aun no llegaba se sentó en una mesa que estaba cercas de la ventana, después de unos minutos llego aquella joven de ojos color miel.

‚Ä” ¬°Dana! ‚Ä”Ella al instante la reconoci√≥.
‚Ä” ¬°Serena! ‚Ä”respondi√≥ con una sonrisa.
‚Ä”Me alegra que hayas venido, pens√© que no vendr√≠as
‚Ä” ¬ŅC√≥mo no iba a venir amiga? He estado esperando este momento, pero si√©ntate.

La joven de cabello casta√Īo se sent√≥ ‚Ä”Bien pedimos algo que comer. ‚Ä”se acerc√≥ una chica del lugar y pidi√≥ la orden de ellas.

Dana aun seguía platicando con Serena le decía que si se acordaba de los días que se la pasaron juntas en New York.

La joven de ojos color miel sola la miraba y contestaba con un ‚Äúsi ‚Äúo un ‚Äúno‚ÄĚ dependiendo de la pregunta que le hacia.

‚Ä”Por eso Serena me alegro que tu me hablaras para comer contigo adem√°s yo me sent√≠a muy triste porque tu me ignoraste totalmente cuando llegue aqu√≠‚Ä”Esto lo dijo con tristeza aquella chica de ojos verdes.

‚Ä”Tranquila amiga anda hay que comer te parece despu√©s seguiremos platicando. ‚Ä”la chica ignoro totalmente la pregunta de aquella muchacha.

Despu√©s de unos minutos terminaron de comer, Serena pidi√≥ la cuenta y salieron de ese lugar estaba ya atardeciendo ‚Ä”Dana vamos al parque que te parece.

‚Ä”Pues esta bien.

Las dos j√≥venes se dirigieron al parque iban en silencio cuando la chica de ojos color miel fue la que hablo‚Ä”Vaya Dan ya tenia tiempo que no usabas tus lentes si te vieran as√≠ los chicos no te reconocer√≠an te ves totalmente diferente.

‚Ä”Pues perd√≠ un lente por eso los estoy usando.
Llegaron al parque y se sentaron en unas de las bancas del lugar‚Ä”Mira serena se ve desde aqu√≠ este lindo atardecer.
‚Ä”Si tienes raz√≥n aqu√≠ siempre vengo ha este lugar cuando me siento triste.
‚Ä” ¬°Serena! Te traigo este regalo ‚Ä”Dana saco de su mochila un llavero era un conejo color rosa. ‚Ä”Espero te guste‚Ä”dijo con una sonrisa.
‚Ä” ¬°Dan! Que pretendes con esto ‚Ä”Serena avent√≥ la mano de la muchacha haciendo tirar el conejito al piso y a la ves lo piso.

La chica de ojos verdes al ver esto ‚Ä”Pero que significa esto porque me tratas as√≠ ¬ŅQu√© pasa contigo Serena? Si tu yo √©ramos la mejores amigas. ‚Ä”Espet√≥ la joven

‚Ä”Por favor Dan tu lo has dicho √©ramos amigas porque ya no.
‚Ä” ¬ŅQu√© dices Serena?
‚Ä”Asi como lo oyes y para que lo sepas de unas ves por todas desde hace tiempo yo te odio, nunca me has ca√≠do bien.

Dana al escuchar eso por parte de ella sinti√≥ una gran tristeza que la embargaba en ese momento‚Ä”aquella muchacha de ojos verdes no pod√≠a creer lo que le estaba diciendo eso para ella fue un gran golpe, sin querer derramo un poco de lagrimas ‚Ä” ¬ŅPor qu√©? ¬ŅPorque? me dices eso Serena yo no te he hecho nada para que me trates as√≠.

‚Ä” ¬°Ah! ¬ŅNo? Todav√≠a con descaro dices que no me has hecho nada, tu siempre fuiste mejor que yo todos los profesores te quer√≠an, los chicos siempre quer√≠an salir contigo. Adem√°s Dan lo que acabo con nuestra amistad para siempre es que tu disque mi amiga seg√ļn tu me quieres quitar a mi novio.

‚Ä” ¬ŅQu√© estas diciendo Serena?
‚Ä”No te hagas la inocente Dana que no te queda, si crees que no me he dado cuenta, no me vas a negar que le regalaste algo ayer ‚Ä”espet√≥ molesta y empu√Īando sus manos aquella chica.
‚Ä” ¬°Serena! Tu estas equivocada, no te niego que si le regale una galletas pero fue de agradecimiento por a verme ayuda la otra ves cuando me molestaron esos chicos, no estoy pretendiendo quitarte a tu novio por ning√ļn motivo.

‚Ä”No, te creo me he dado cuenta como lo ves tu, no estoy ciega Dana por eso te pido de la manera mas atenta no te acerques a √©l y mucho menos te acerques a el entiendes‚Ä”aquella chica sali√≥ de sus cabales y se lanzo sobre Dana jal√°ndola del cabello.

‚Ä”Su√©ltame me lastimas.

Serena solt√≥ a Dana avent√°ndola al piso y la miro con ira ‚Ä”No te acerques a el si no te arrepentir√°s.

Dana la miro con algo de temor nunca hab√≠a conocido as√≠ a su amiga no comprend√≠a el cambio total de su amiga ¬ŅD√≥nde estaba esa chica amable, sincera, que ella hab√≠a conocido en Nueva York?

Serena se fue corriendo dejando a ella aun el piso sin comprender nada de lo que pasaba, pero estaba segura que su amiga ya no era la misma y eso le dolía mucho las cosas que le dijo ella no pudo contener su llanto y lloro había perdido a su amiga, a su hermana como ella la consideraba.

Lloro hasta no poder mas para ella fue tan doloroso nunca se había imaginado que serena la odiaba.
Paso un buen rato Dana se levanto y recogi√≥ el conejito que le hab√≠a regalado lo tomo entre sus manos ‚Ä” ¬°Mam√°! ¬°Pap√°! En verdad soy una mala amiga por enamorarme de ‚Ķ‚Ä” ¬ŅQu√© estoy diciendo ese chico la detesto, lo odio?

Se secos sus lagrimas, respiro hondo y profundo ‚Ä”No te preocupes Serena no me entrometer√© en tu camino y mucho menos con el‚Ä”se fue a su casa triste por lo que hab√≠a pasado antes de entrar a casa cambio sus tristeza con una sonrisa ya no quer√≠a preocupar a su t√≠a.

‚Ä”Ya llegue t√≠a.
‚Ä” ¬ŅC√≥mo te fue?
‚Ä”Bien.
‚Ä”quieres cenar.
‚Ä”No t√≠a quiero descansar ya que ma√Īana me ir√© temprano a la preparatoria, adem√°s deja le dijo a Hanamichi que me ir√© antes que √©l.

‚Ä”Aun no llega hija pero no te preocupes yo le aviso.
‚Ä”Gracias. ‚Ä”ella se retiro a su habitaci√≥n.

Su tía se dio cuenta que le pasaba algo pero no quiso preguntarle, mientras en la casa de Serena estaba en su habitación hablando por teléfono.

‚Ä” ¬°Ryu!
‚Ä” ¬ŅQu√© pasa?
‚Ä”Tengo un trabajo para tu primo y sus amigos.
‚Ä”Si dime linda estas de suerte ellos est√°n aqu√≠ precisamente.
‚Ä”Bien p√°same a Takeshi.

Continuara…
Capitulo 17.- El concurso. por Hitomi Uzumaki

— ¿Qué pasa? —espetó serio aquel joven.

—Pues te tengo un trabajo y sé que te va a gustar.

—Sí, dime.

—Mmmh es sobre Dana Sakuragi quiero que le hagas las vida imposible.

— ¿Qué dices?

—Asi, como lo oyes.

—Bien déjalo en mis manos ya sabré que hacer.

—Sabía que podía contar contigo Takeshi, entonces  nos vemos el lunes.

Después de que platico con ese chico siguió platicando con su novio Ryu— ¿Qué esta pasado linda?

— ¡Ryu! Lo que paso que una chica se está entrometiendo entre Hisashi y yo.

—De que te preocupa amor, además tú no amas a ese miserable.

—Lo, se pero si ella se entromete entre él y yo no lo haremos pagar  por lo que te hizo.

—Mmmh vaya amor por eso te amo mucho por ser una chica fiel a mi, pues luego te hablo.

—Si adiós.

Se despidieron ambos jóvenes, Serena al colgar sonrió levemente —Prepárate Dana a partir de hoy empezará tu infierno.

En la casa de los Sakuragi, Dana se acostó ya que tenía que madrugar muy temprano se recostó  en su cama pero la verdad no podía conciliar el sueño aun recordó por lo que había pasando  con ese chico de ojos azules y su amiga Serena.

Eso le entristecía en lo más profundo de su corazón al fin se quedo dormida, mientras en la casa de los Mitsui, aquel joven de ojos azules también recostado en su cama estaba aun despierto recordado lo que había sucedido con esa chica.

El no podía sacarla de su mente no sabía que pasaba con él sus sentimientos a esa joven pero el mismo se preguntaba una y otra vez porque pensaba  en ella si el salía con Serena y era su novia y la quería mucho.

—Tengo que sacar de mi mente a esa chica—se decía así mismo aquel chico.

 

Al día siguiente Dana se levanto a las cinco de la mañana para arreglarse y prepararse ya que tenía que salir de la casa a las seis de mañana  para llegar a tiempo a Shohoku.

Se puso una falda roja a cuadros en conjunto con una blusa negra de tirantes, su gabardina lo que usaba de costumbre se agarro todo su cabello después de que se arreglo guardo en su mochila sus lentes ya que lo necesitaría.

Salió lo más pronto posible rumbo a la preparatoria  tomo el tren que la dejaba en ese lugar, camino solo una dos cuadras y llego a su destino ahí estaban las demás chicas esperándola.

— ¡Lista Dana! —dijo Yukari quien estaba con las demás del  equipo.

—Sí.

Todas salieron de ahí de Shohoku rumbo a la preparatoria Ryonan tomaron el metro que las llevaría allá, la chica de ojos color verde se sentó junto a Yukari iban platicando ambas chicas.

—Te puedo hacer una pregunta Yukari.

—Claro Dana.

—Este evento es muy importante para ti verdad.

—Sí, espero que este año ganemos lo he esperado mucho tiempo las del equipo de Sayuri Haruno  nos  ha ganado consecutivamente por dos años y nosotros quedamos en segundo lugar.

La muchacha miro a Yukari que hablaba con gran entusiasmo —Se que ganaremos Yukari, eso tenlo por seguro —espetó con una sonrisa.

Las demás chicas que iban  a modelar miraban Dana con algo de recelo ya que la verdad no les caía muy bien.

—No sé ¿Por qué? Yukari invito a esa chica es una rebelde, además prima de ese chico Sakuragi esto no saldrá nada bien.

—Tienes razón Rin opino al igual que tu—espetó Ayumi.

—Chicas que cosas dicen, si Dana no hubiera aceptado no hubiéramos participado además Ayame  regresara después de que se mejore ella tendrá siempre su lugar. —reiteró Hinata.

La conversación fue escuchada por Erika  y Rei quienes se levantaron de sus asientos y miraron la que hablo primero fue Erika— ¡Rin! ¡Ayumi! Si tienen algo que decir díganlo a nosotros.

—Pues la verdad no estoy de acuerdo que esa chica participe con nosotros —aclaro aquella chica de ojos negros.

—Mira Ayumi, Dana nos está haciendo el favor de participar con nosotros, además para que lo sepas ayer fuimos a ver a ,Ayame  Yukari, Rei y yo y saben lo que nos dijo que nos deseaba mucha suerte y que le echáramos ganas que ella pronto volvería con nosotros. —aclaro Erika.

—Así que chicas por favor debemos estar unidas en este momento—acotó Rei.

—Tienes toda la razón amigas esto lo debemos hacer por Ayame  y esta vez ganaremos —Expresó Ayumi.

Llegaron a su destino ya pasaban de las siete y media de la mañana entraron a la preparatoria Ryonan estaban llegando los alumnos de esa escuela.

Los chicos de la preparatoria las miraban ya que traen el uniforme de de Shohoku iban por los pasillos, pero para mala suerte de la chicas se encontraron a Sayuri.

— ¡Yukari! Pensé que no ibas a participar ya que el año pasado quedaron en segundo lugar—esto lo dijo aquella chica de ojos azules en tono de burla mirando a las chicas que acompañaban a aquella joven. —Creo que este año no ganaras nuevamente.

—Pues estas equivocada Sayuri este año se que ganaremos.

Erika, junto con Dana y  las demás chicas se sorprendieron de su amiga ya que iba deicida a todo.

Los alumnos al ver la discusión de las jóvenes las miraron, en ese momento iban los muchachos del club de básquet y miraron aquellas chicas discutiendo.

— ¡Sendo! Que está sucediendo mira son alumnas de la preparatoria Shohoku.

—Al parecer están discutiendo, si no mas recuerdo Hikoishi hoy es el concurso de moda por eso hay diferentes chicas de las demás universidades, cuándo  se van  acercando donde estaban  discutiendo esas  chicas  él se sorprendió al ver  aquella joven ,  se quedo  por instante inmóvil observándola.

 — ¡Sendo! Que guapos es—musitó Rin con un leve sonrojo olvidándose de la discusión de su amiga con aquella chica llamada Sayuri. —dijo la  alumna de Shohoku al ver a ese chico parado frente a ellas.

Ayumi quien estaba a su lado — ¡Rin! Pon atención  acá, estamos en otras cosas más importantes—reiteró aquella joven.

El joven de cabello de puerco espín  miraba aquella muchacha de cabello negro sin perderla de  vista, Hikoishi su acompañante al ver a su amigo— ¡Sendo! ¿Qué te pasa? Acaso conoces a una de las chicas de Shohoku.

Sendo aun seguía mirando a la joven— ¿Qué pequeño es el mundo Hikoishi? —espetó con una leve sonrisa—Asi que está en Shohoku. —esto último lo pensó para sí mismo.

 — ¡A que te refieres Sendo! —exclamó aquel joven que siempre trae consigo una libreta.

—Mira  Hikoishi te voy a pedir un favor muy grande ves a la chica de negro.

— ¿Si? —contesto aquel  chico y mirando a la joven que su amigo le dijo— ¿Qué quieres haga exactamente?

—Bien como a ti te gusta estar en eso de investigar cosas, pues quiero que me investigas el nombre de esa joven.

— ¿Qué dices? Yo acercarme a ella hasta en la forma que viste Sendo me da miedo.

—No, me digas que le tienes miedo a una chica, creo que ella no es una persona mala así que te encargo esto al final de la practica Hikoishi—aquel muchacho se retiro dejando a ese chico confundido.

— ¡Espera! Sendo no me hagas esto—Hikoishi fue tras él.

Mientras las chicas aun seguían discutiendo —Bien Yukari nos  vemos dentro de una hora—la muchacha de ojos azules quien iba con sus amigas se retiraron burlándose de ella.

Dana al ver esto solo empuño sus manos— ¿Cómo detesto esa clase de gente? pero sé que ganáremos.

—Bien chicas sigamos nuestro camino tendremos que arreglar todo.

— ¿Si? —dijeron en unisonó todas las chicas.

Todas se dirigieron al salón correspondiente para  tener todo listo y preparar a las muchachas, acá en Shohoku estaba en clases Haruko y se le hizo raro no ver a su amiga esto le  preocupo mucho.

Serena quien la miraba algo desconcertada — ¿Qué sucede Haruko? —preguntó en  voz baja ya que estaban en clases de ingles.

—No ha llegado Dana algo le habrá pasado.

—No, te preocupes amiga de seguro se quedo dormida.

—Tienes razón Serena a la mejor llega a la siguiente clase.

La muchacha de ojos color miel sonrió levemente —Vaya Dana hasta que hiciste algo bueno, a la mejor ya no volverá por lo que paso el domingo no creí que esto fuera tan fácil, al  menos ya la quite del camino.

Ella recordó lo que había pasado entre ella ese  domingo por la tarde donde le había reclamado todo lo que sentía por ella y por querer quitarle a su novio—No permitiré que Dana interfiera en mis asuntos, pero que me preocupe a la mejor  ya no vuelve.

Que lastima me perdí  de ver que tenía planeado Daisuke en contra de ella, pero bueno  un estorbo menos.

 

En Ryonan las chicas se estaban arreglando para ese desfile de moda Rin se puso un vestido largo color perla de tirantes, su cabello fue recogido todo dejando  a los lados de su rostro mechones de cabello, Erika se encargo de pintarla.

Ayame se puso un vestido corto de cuadros negros y blancos de manga corta en conjunto con unas zapatillas negras su cabello corto hasta los hombros se le dejo suelto las demás chicas también usaron lindos vestidos.

Dana estaba cambiándose pero  estaba un poco preocupada ya que sin lentes de contacto no miraba muy bien así que tenía que decirle a Yukari que tenía que usar sus lentes en el desfile.

Ella se puso un vestido color negro de manga corta,  del cuello era redondo color café con una ligera raya color naranja, al igual al final de este tenía unas franjas color blanco, negro, naranja y blanco al final de la falda,  con unas zapatillas color negro altas.

Como ella tenía tiempo que no  se vestía así  al salir  para afuera con  sus demás compañeras la miraron sorprendidas ya que no se parecía nada aquella chica que conocían.

— ¡Dana! —expresaron en unisonó todas sus compañeras.

—Chicas hay un problema —dijo aquella chica de ojos verdes.

— ¿Qué sucede Dana acaso el vestido no te quedo? —exclamó Yukari algo intrigada.

—Nada de eso, lo que pasa es que yo uso lentes y lamento decirles que tengo que usarlos  ya que se me perdió un lente de contacto.

— ¡Ah! Era eso  no te preocupes eso no es ningún problema  no se si tengas inconveniente de usarlos en otro tipo de ropa de eso me encargo yo—espetó Yukari.

—Está bien no hay problema.

 —Entonces acaben de arreglarse mientras iré a ver  la pasarela como va.

Ella salió del salón numero 3 y se dirigió hacia el patio donde estaba dado lugar el concurso, miro  que iba estar muy reñido esto pero ella tenía la esperanza de ganar esta vez.

Estaba pensativa que no escucho que le hablaban — ¡Yukari! ¡Yukari!

La muchacha miro hacia atrás donde le hablaban—Mari disculpa no te había escuchado.

—No te preocupes nos puedes dar una entrevista para el periódico escolar de Shohoku.

—Claro.

—Bien Jiro y Koji  están listos.

—Si Mari dijeron en unisonó  ambos jóvenes— quienes traen la cámara y la cámara fotográfica.

Aquella joven entrevisto a Yukari  haciéndole un sinfín de preguntas que ella contesto sin ningún problema.

—Bien amiga te deseamos suerte a ti y a las chicas,

—Gracias Mari—contestó con una sonrisa aquella chica.

Después de que pasaron las demás preparatorias fue el turno de Shohoku las chicas entraron a  escenario de una por una, ella  modelaron ante los que estaban presentes y los jueces quienes calificarían.

Ella modelaron  toda la ropa que había diseñado Yukari, todos aplaudían con gran entusiasmo inclusive los chicos quedaron fascinados con la alumnas de Shohoku, Hikoishi quien estaba ahí tomo fotografías  a cada una de ellas.

—Pero no está la chica que me dijo Sendo a la mejora de ser una de las que les ayuda a vestirse cuando termine esto iré a al salón donde están para entrevistarlas y así tomarle una foto aquella chica.

Acá en Shohoku estaban los chicos en clases salieron al momento de descanso cuando Haruko vio a su novio  — ¡Hanamichi! Y Dana porque no vi no a clases o acaso está enferma.

—No Haruko  lo que pasa es que fue a Ryonan  con esta Yukari a evento que van a tener a allá y Dana anda con ella.

—Ya me había preocupado entonces  mañana si viene me supongo.

—Sí. —contestó aquel joven pelirrojo con una gran sonrisa.

Esto lo escucho Serena quien al enterarse de esto—Rayos y pensé que había escarmentado por lo  de ayer, tengo que ver a estos chicos para ponerme de acuerdo con ellos. —pensó para sí misma. — ¡Haruko! Ahora vuelo luego los alcanzo en la cafetería.

—Está bien  Serena. —Haruko y Hanamichi se fueron a la cafetería para encontrarse con sus demás amigos.

Mitsui quien estaba ahí pregunto  por su novia y la joven de ojos azules le informa que llegara dentro de un rato que después los alcanzaba.

 Ayako pregunto por  Dana al no verla ahí, y Sakuragi les dice que fue a Ryonan junto con Yukari y sus compañeras aun evento que se realizaría allá.

En eso interrumpió Okuss —Hanamichi no me digas que Dana va a concursar en lo de modelaje.

 — ¿Qué dices torpe?—exclamó  aquel chico pelirrojo.

—Pues si no sabias hoy concursa el club de diseño y por eso ella anda haya modelando —dijo aquel joven de lentes.

—No creo gordo que mi prima le guste eso a la mejor  les ayudo con algo pero eso de modelar creo que no le guste.

—Mmmh que malo que no pudimos asistir de seguro Dana se verá linda si esta modelando—espetó con un gran suspiro.

Esto hizo molestar a Hanamichi— ¿Qué estás diciendo  torpe quieres pelear?

—Tranquilo amigo no le hagas caso a Noma ya ves como es—acotó Yohei.

Mitsui al escuchar esto— Así que está en Ryonan la verdad tenía tantas ganas de verla hoy —esto pensaba  aquel chico para sí mismo estaba tan sumergido en sus pensamientos que no escucho que le hablaba su novia.

— ¡Hisashi! ¡Hisashi!

—Serena discúlpame no te escuche donde andabas.

—Pues arreglando un asunto pero ya estoy aquí amor—ella lo tomo de la mano y sonrió.

En Ryonan  después de que desfilaron todas  pasaron al escenario para dar el resultado  los jueces dieron las gracias a las participantes y a la chicas que estuvieron tras de ella quienes eran la diseñadora.

—Pues bien señoritas hoy este año fue un gran reto para nosotros y por supuesto para ustedes que se superaron este año  y se vio en sus diseño tan hermosos que nos mostraron  todas son ganadores al estar aquí —musitó una de las jueces con una gran sonrisa—pero como ustedes saben solo debe  a ver un ganador así que daremos tres lugares.

Tanto como las participantes como los espectadores estaban nerviosos por el resultado, Yukari quien estaba con todas las de su equipo  está sumamente nerviosa, Dana al verla así la tomo del hombro.

—Se que ganaremos Yukari.

—Dana eso espero.

—Bien el tercer lugar es para preparatoria de sukubo —todos aplaudieron  esto ponía más nerviosa a la jóvenes de Shohoku.

Aquella chica de ojos verdes se decía así misma — ¿Qué ganemos esto se lo merece Yukari? —miro a sus compañeras.

—El segundo lugar  es para la preparatoria Ryonan—todos aplaudieron  con gran euforia, pero esto no le agrado a esa chica presumida  pero nada podía hacer así que solo conformarse.

Esto hizo que Yukari perdiera la esperanza y la puso triste, la joven de ojos verdes al verla así— ¿Qué te pasa amiga?

—Pues aquí termino todo, tú crees que nosotros nos llevaremos el primer lugar.

—Todo puede suceder Yuka así que arriba ese ánimo.

—El primer lugar es para la preparatoria Shohoku un gran aplauso para el equipo ganador conformado por las señoritas, Yukari, Erika, Rei, Ayame, Akane, y Dana.

Yukari el escuchar esto no lo podía creer habían ganado todas se abrazaron de felicidad mari se acerco a las chicas junto con su equipo y las entrevisto.

—Yukari que sientes al ver ganado.

—Aun no lo puedo creer—esto lo dijo con lágrimas en sus ojos—pero esto se lo debo a todo mi equipo que trabajamos juntas.

—Nos permiten una foto en grupo para el periódico escolar.

—Si—Yukari reunió a las chicas y les tomaron las fotografías.

Mari al ver aquella joven de ojos verdes—Oyes a ti no te había visto en la escuela.

—No se acuerda de mí, soy Dana Sakuragi.

Aquella joven de cabello  negro  se sorprendió al saber quién era ya que ella la había visto con esas ropas que usaba y no se parecía en nada—Pues la verdad no te reconocí te ves diferente.

Los chicos ayudantes de Mari  al ver a la joven También se sorprendieron  ya que la chica de ojos verdes era irreconocible además porque en ese momento trae lentes.

Después de que platicaron  por un momento las chicas se despidieron de Mari y sus asistentes, cuando iban para el salón Hikoishi les hablo.

—Esperen chicas un momento —acotó aquel joven tomando un poco de aire ya que había corrido para alcanzarlas.

Yukari y las chicas se detuvieron  al escuchar la vos de aquel chico— ¿Qué sucede? —preguntó Erika.

—Miren yo soy del periódico escolar de Ryonan mi nombres es Hikoishi Aida y me podrían dar una entrevista y tomarles una foto a todas.

—Por supuesto —contestó Rei.

El les tomo la fotografía y entrevisto a Yukari—muchas gracias señorita mizuno  por concederme esta entrevista—musitó con una sonrisa—señorita mizuno puedo hacerle una  pregunta.

—Si dígame joven Aida.

— ¿Por qué no estuvo presenta con ustedes aquella chica que venía vestida de negro?

—Claro que sí estuvo joven Aida se fijo en la chica de lentes y que tenia puesto  unos blusa a rayas con rojo y negro, falda roja a cuadros corta.

—Sí, pero no se parece en nada —el mismo también se quedo asombrado —Me puede decir cómo se llama.

—A  ver a ver joven Aida no me digas que te gusto.

Hikoishi al escuchar esto por parte de Yukari se sonrojo y para poder averiguar su nombre tuvo que mentir —pues la verdad sí.

—vaya así que Dana tiene un nuevo admirador.

—Asi que se llama Dana—expresó aquel muchacho.

—exactamente es Dana Sakuragi.

—entendí bien señorita mizuno, ¡Sakuragi ¡

—Si así es—espetó con una sonrisa aquella joven—en ese momento son interrumpidos.

—Nos vamos Yukari.

—Sí, nos vemos joven Aida—se retiraron dejando aquel chico aun confundido por el apellido de la joven.

El vio salir a la joven junto  con otras de las chicas y le tomo una foto sin que se diera  cuenta las miro salir por aquella puerta que daba hacia el patio de la escuela.

— ¿Qué relación tendrán ella y Hanamichi Sakuragi  esto le sorprenderá a Sendo  pero se lo diré después  si llego a esta hora a la practica el  entrenador Taoka me castigara y  todo por hacerle caso a Sendo.

Acá  por otro lado en Shohoku los chicos estaban  en el gimnasio practicando  como siempre, Hanamichi  era molestado por sus amigos gritándole cosas esto hacia molestar al pelirrojo.

Serena miraba su reloj —Espero que terminen su práctica pronto. —pensó esto para sí misma.

Haruko miro a su amiga distraída— ¿Qué te pasa Serena?

—No, es nada Haruko.

—Segura.

—Claro amiga, anda sigamos viendo a los chicos entrenar—respondió  con una sonrisa. —la verdad esto de estar aquí se hace tan fastidioso.

Mientras  las chicas llegaron a la estación de Kanagawa, Yukari  les agradeció a todas  nuevamente y que el triunfo no fue solo de ella si no de todas.

—Yukari no tienes nada que agradecer amiga la verdad fue un placer a ver participado contigo y ellos nos lleno de satisfacción y mas porque tu fuiste una ganadora.

—Dana tiene razón—reiteró Ayumi.

—Gracias pues amigas nos vemos mañana—las jóvenes se despidieron , aquella chica de ojos verdes miro su reloj y apenas eran las una de la tarde.

—Es temprano aun  creo que daré una vuelta por aquí , además mi tía sale de trabajar a las dos de la tarde.

Ella camino hacia el centro  había mucha gente a esa hora  fue al centro  comercial  se puso a ver  las tiendas donde  vendía ropa.

Camino un poco más adelante y miro algo que le trajo tristes recuerdos se quedo mirando esa tienda donde vendían  instrumentos musicales, en ese momento  escucho la vos de una niña de unos siete años de edad.

—Mamá mira ese piano es hermoso lo quiero—decía la niña alegremente —entro a ese lugar.

Mientras la madre de la niña entro tras ella— ¡Shiori! Espera niña.

Esa niña de cabello negro corto hasta los hombros  estaba con la dependienta del lugar quien le mostro el piano a la jovencita, en eso la muchacha de ojos verdes recordó  cuando era una niña precisamente de esa edad.

Flash back.

 

Nueva York  era un día nevado iba una niña  de vestido a cuadros rojos en conjunto con un abrigo negro y sus botas negras con un gorro para el frio que cubría su  cabello negro largo hasta la cintura , va tomada de su madre de la mano, cuando  pasaban por una tienda de instrumentos musicales.

—Mira mamá que hermoso piano —exclamó la niña de ojos verdes soltándose de la mano de su madre  dejándola  atrás.

— ¡Dana! ¡Dana! Ven para acá niña. —entro aquella mujer de cabello rubio y ojos verdes.

La encargada del lugar al ver a la niña—Buen día señorita tocas algún instrumental.

—Si el piano.

—Vaya  es un excelente  instrumento  ven lo quieres ver —dijo con amabilidad aquella mujer y con una dulce sonrisa a la niña.

Ambas se dirigieron a donde estaban los pianos, la niña de ojos verdes al verlos  se emociono tanto —son tan hermosos—acotó con una sonrisa Dana.

—Te gustaría tocarlo.

—En verdad puedo señorita —espetó la niña de ojos verdes con emoción.

—Claro, anda toma asiento y toca. —la niña se acerco aquel piano color café claro hecho de madera fina.

Ella se quito sus guantes y se sentó  en el banco, apenas iba a tocarlo cuando su madre — ¡cariño! Bájate de ahí mira quitarle el tiempo  a la señorita discúlpela por favor—musitó la mamá de aquella niña apenada.

Fin flash back

Estaba Dana sumergida en sus recuerdos cuando fue sacada repentinamente— ¡Hija!

La joven miro hacia atrás al escuchar aquella vos conocida para ella—Tía Miyuki.

— ¿Cómo te  fue? ¿Saliste temprano de la escuela?

—No tía lo que pasa es que fuimos a Ryonan a concursar.

—A  concursar —expresó su tía. —No me digas que al fin  decidiste tocar el piano.

—No, tía lo que sucede que unas amigas me invitaron a eso de modelar y sabes ganamos el primer lugar— dijo muy alegre la chica de ojos verdes.

 —Eso me alegra por ti Dana, es mas para festejar te invito a comer vamos.

—Está bien tía, pero deja te ayudo con las bolsas del mandado.

Ambas se dirigieron a un restaurante del lugar, pasaron tomaron asiento una de las chicas del lugar.

—Buenas tardes se les ofrece algo.

—Si—respondió Dana. —Me trae por favor un bistec con arroz por favor.

—A mi me trae lo mismo que ella también.

 —Claro y de t tomar.

—Un refresco.

Después de que se retiro aquella joven, Miyuki le pregunta su sobrina  cómo le  iba en la escuela, con sus amigos o que si ya tenía novio.

—Pues me ha ido muy bien tía tengo muy buenos  amigos, y de novio aun no por el momento no me interesa.

—La verdad sobrina yo pensé que te interesaba Kogure además es un chico bastante educado.

—Lo sé tía pero no me interesa.

En ese instante fueron interrumpidas — ¡Eres tu Miyuki!

— ¡Eri! —exclamó aquella mujer al ver quien le habla se levanto de la silla. —saludándola y abrazándola.

Dana al ver quien venía con aquella mujer se sorprendió — ¡Sakura!

Continuara…

 

Cap√≠tulo 18.-¬ŅPor qu√© estas siempre en mi mente? por Hitomi Uzumaki

 

Aquellas dos mujeres después del abrazo rieron — Ya tenía tanto tiempo sin verte Miyuki sigues igual parece que el tiempo no ha pasado para ti amiga.

—Pues lo mismo digo yo de ti Midori —Ambas rieron al mismo tiempo.

La joven de ojos verdes y aquella niña solo miraron como reían las dos mujeres, en eso Miyuki —Amiga mira te presento a mi sobrina—la mujer de ojos azules miro aquella joven.

La muchacha de ojos verdes se levanto de su silla— Hola soy Dana Sakuragi.

—Hola Dana gusto en conocerte soy Midori Mitsui—ella tendió amablemente la mano para corresponder el saludo de la joven, la miro de arriba abajo sin decir nada.

—Igualmente señora Mitsui. —contestó la muchacha gentilmente.

—Pues les presento a mi hija Sakura.

Miyuki al verla se sorprendió — Pues ya la conocía así que tu hijo es el joven Mitsui —preguntó sorprendida.

—Sí, amiga como lo conoces.

—Es amigo de mi hijo Hanamichi y una vez lo invitamos a cenar.

—Mira qué pequeño es el mundo que nuestros hijos son amigos. —en eso interrumpió aquella niña de ojos azules.

—Mamá ella es mi amiga de quien te platique la otra vez—acotó con una sonrisa la niña.

—Vaya hija es una chica muy linda tu amiga, si vieras Dana como habla esta niña de ti.

— ¡Espero que bien! —musitó con una sonrisa la muchacha de ojos verdes.

—Por supuesto—contestó Midori.

Después de una breve charla, Miyuki invita a comer a su amiga y Sakura ambas aceptan con gusto la invitación.

Cuando terminan de comer tanto como la tía de Dana y la mamá de Sakura se ponen a platicar de sus cosas, la niña de cabello negro y ojos azules pensó en eso momento —Esta plática va para largo— Ella interrumpió la conversación — ¡Mamá! Dana y yo podemos ir a dar una vuelta al centro comercial.

—Claro hija solo si no hay ningún inconveniente con Dana.

—No hay problema por mi—ella miro a su amiga y le sonrió—Vamos pues—las dos se van a dar una vuelta.

Cuando se retirar Midori mira a su gran amiga — ¡Miyuki! Tu sobrina es encantadora.

—Sí, lo es pero la verdad amiga así como la vez no es ella, desde que sus padres murieron cambio totalmente, dejo lo que más le apasionaba tocar el piano y practicar kendo.

Midori toma del hombro a su amiga y sonríe levemente con ella—Mira yo no soy nadie para juzgar a Dana en la forme que viste o en lo que piense está en la edad en que todo joven se comporta rebelde dime lo a mi yo también batalle mucho con Hisashi el dejo por dos años el básquet pero al fin siguió su camino al regresar y hacer lo que más le agrada así que dale tiempo al tiempo.

—Gracias amiga por darme consejos.

Mientras las dos jóvenes entraban a uno y otro establecimiento del lugar ya que la muchacha de ojos verdes la seguía, entraron a una de esos lugares pero Dana se sorprendió al ver aquella tienda ya que era demasiado grande había toda clase de artículos desde monos  de peluche, discos, llaveros era algo sorprendente.

Estaba tan asombrada que no escucho que le hablaba aquella niña de ojos azules la halaba de la mano  — ¡Dana! ¡Dana!

— ¡Sakura! Discúlpame no te escuche pero esta tienda es demasiado grande —dijo aun con asombro.

—Ven  vamos te sorprenderás mas cuando entremos mas para adentro — Sakura la tomo de la mano y caminaron a hasta más adentro de esta.

—Vaya Sakura este lugar tiene de todo.

—Claro que mira yo iré a la sección donde esta lo  del karaoke y donde bailan vamos quieres.

—Pues te alcanzo en un rato mas amiga y no te muevas de ahí, te alcanzo en un momento te parece,  ya que estoy aquí buscare algo  que siempre he querido.

—Bien Dana te espero—la niña se retiro, la muchacha de ojos verdes se dirigió a la sección de música esa parte de ese lugar era bastante grande se acerco y miro  los discos.

Mientras miraba una joven del lugar se acerco a ella—Buscas algo en especial.

—Sí, este el disco el grupo X Japan —contestó la muchacha.

—Claro que si lo tenemos mira esta en aquella sección —la muchacha dependienta del lugar le mostro en que parte estaban—ven te mostrare donde esta,

Ambas jóvenes se acercaron al lugar, la joven le enseño la parte donde estaban todos los discos del grupo que ella quería.

—Mira si te interesa alguno aquí enfrente esta donde lo puedes escuchar, te pones los audífonos y en esa pantalla que era como tipo computadora escoges la canción que quieres escuchar de ellos—musito amablemente la dependienta del lugar. —Si necesitas otra cosa solo avísame quieres.

—Gracias.

—Ya que me pregunto,  aquí podre encontrar música  americana.

—Mira esta en aquella sección de música internacional ahí podrás encontrarlo, pero si quieres escucharla también aquí puedes encontrarla solo buscas el nombre del cantante que quieras a sale en la pantalla.

Dana hizo una reverencia de agradecimiento  se acerco aquella sección donde podía escuchar las canciones se acerco se puso los audífonos y en la pantalla de esa televisión que era digital busco las canciones que le gustaban de ese gran grupo X Japan.

Encontró la canción la “Forever Love” empezó a escucharla, esta canción le traía grandes recuerdos ella los había escuchado porque a su padre le gustaba esta banda estaba sumergida en sus recuerdos cuando siente que alguien la empuja fuertemente, la joven miro hacia atrás se quito los audífonos y miro a tres chicas que se burlaban de ella.

— ¿Qué les pasa? —expresó aquella joven de ojos verdes.

—A nosotros nada niña bonita—esto lo dijo aquella joven alta de ojos color marrón y cabello de mismo color que sus ojos.

Dana al verlas —Pues si no tienen nada que hacer váyanse.

—No, nos iremos tu eres la prima de ese tonto de Sakuragi.

—Sí, lo soy eso a ustedes no les interesa —espetó molesta aquella chica de cabello negro.

Una de esa chicas se acerca a Dana—Vaya te crees muy ruda —ella le jalo el cabello un poco.

—Por esta chica te está cambiando Takeshi, Ino.

Al escuchar esto por parte de su amiga se molesto y se acerco a la muchacha de ojos verdes—Mira niña a partir de ahora empezara tu infierno así que cuídate —Las tres chicas sonrieron a carcajada abierta.

La joven de cabello negro solo las miro sin decir nada,  la quisieron intimidar pero eso a ella no le importaba, en eso fueron interrumpidas.

— ¡Dana! ¡Dana!

Esas tres chicas y Dana miraron aquella niña de ojos azules al igual ella miro a esas tres jóvenes — ¿A caso son tus amigas Dana? —expresó Sakura.

—No, además ya se iban.

—Sí, ya nos íbanos,  nos vemos luego Dana,

Las tres chicas se retiraron del ahí dejando a la muchacha de ojos verdes intrigada ya que la verdad no las conocía y además como sabían su nombre; pero era seguro que siempre las volvería a ver ya que estaban en Shohoku.

Sakura miro a su amiga distraída — ¿Pasa algo amiga?

—No, no es nada Sakura nos vamos.

— ¿Sí?

Acá por otro lado los chicos salieron de la escuela se estaban despidiendo todos, Ayako se acerco al chico pelirrojo— ¡Sakuragi! Mañana si viene Dana.

 

— ¿Si?

— Entonces nos vemos pues.

Todos se despidieron, Mitsui y Serena van en camino a casa de la joven van tomados de la mano iban en silencio el joven de ojos azules al ver a su novia que estaba muy seria le preguntó que le sucedía.

La muchacha se detuvo por un momento y miro a su novio a los ojos— ¡Hisashi!

— ¿Qué sucede Serena? —el miro esos ojos color miel que reflejaban en ese instante una tristeza.

 —Prométeme  que nunca me dejaras —ella lo abrazo fuertemente, su novio correspondió el abrazo de su chica.

La verdad no sabía que decir en ese momento ya que estaba confundido en sus sentimientos  amaba a Serena mucho pero de su mente no podía sacar a esa chica de ojos verdes no comprendía porque en ese momento pensaba en ella si estaba con su novia.

Serena quien estaba abrazándolo sonrió levemente—Vaya Hisashi no pudo creer que tu estés interesado en Dana, pero no permitiré que ustedes se queden juntos—pensó para sí misma—A caso no me amas —musitó la joven  fingiendo tristemente.

El muchacho de ojos azules al escuchar la vos de su novia un poco quebrantada la alejo un poco del y la miro a los ojos—Nunca, nunca te dejare Serena yo te amo—la tomo del mentón  y la beso tiernamente.

Ellos no se fijan que alguien los miraba desde lo lejos esa persona sonrió levemente—esto va marchando de acuerdo al plan, vaya que mi novia es buena en esto así que Hisashi Mitsui mi venganza pronto se llevara a cabo —ese chico  rio maliciosamente.

Serena que aun besaba a  Mitsui—en su mente estaba otro chico que ella amaba demasiado solo pensaba en el,  en ese momento.

Mientras en el centro comercial aun estaban platicando Miyuki y Midori muy amenamente de sus cosas.

Dana y Sakura antes de ir de nuevo con su tía y la madre de su amiga— ¡Sakura quieres un helado?

 —Si amiga—Compraron su helado  van platicando las dos y reían, Dana en ese momento se topa con alguien haciendo que su helado cayera al piso.

 La joven al ver esto se molesto tanto y miro aquella persona que le hizo tirar su helado—oyes porque no te fijas por dónde vas.

Aquel joven —Discúlpeme señorita no fue mi intención—dijo aquel muchacho despreocupado y con una leve sonrisa.

—Ahora resulta que no fue tu intención verdad—contestó la muchacha aun más molesta.

—Mire  señorita que le parece si le repongo su  helado —respondió aquel muchacho con una sonrisa a la joven.

— ¿Que descaro el tuyo crees que con reponerme mi helado todo quedara olvidado pues estas muy equivocado? —espetó la joven de ojos verdes cruzándose de brazos.

Sakura al ver bien aquel joven se sorprendió. —Pero si es…en eso ella jalo a su amiga de la gabardina. — ¡Dana! ¡Dana!

— ¿Que sucede Sakura?

—Ven agáchate un poco—la muchacha obedeció a la niña de ojos azules —Amiga no sabes quién es ese joven. —esto se lo dijo en voz baja y cerca del oído.

—No  sé,  quien sea amiga y no me interesa en lo mas mínimo.

—Bueno aunque no te interese amiga el es Akira Sendo es jugador estrella de Ryonan  es uno de los mejores jugadores de básquet.

— ¿Qué? Ahora eso me faltaba, gracias por decírmelo amiga. —ella al incorporarse miro aquel joven alto de ojos azules y cabello de puerco espín. —Mira de ti no quiero nada así  que dejemos las cosas como están,  que te parece si  hacemos que aquí no paso nada—esto lo dijo muy serio la muchacha.

—No, como crees deja te compro tu helado. —insistió aquel joven amablemente.

Dana al verlo acepto ya que el seguiría insistiendo además para ser sincera ese joven se le hizo una persona muy agradable aunque no lo aceptara, los tres se dirigieron a comprar el helado mientras iban para haya Sakura miro a su amiga y sonrió con ella guiñándole un ojo.

 — ¡Sakura! —esto hizo que se sonrojará levemente Dana.

Llegaron al lugar donde compraron el helado después de que se lo compro la muchacha le agradeció aquel chico de ojos azules, el sonrió carismáticamente,

—Señorita disculpe nuevamente como se llama—preguntó tímidamente aquel chico.

La joven de ojos verdes no quiso ser descortés con él y le respondió de buena manera —Soy Dana Sakuragi.

—Es un gusto señorita Sakuragi —el miro a la joven de arriba abajo y de cercas ya que cuando la vio por primera vez fue de lejos—Es una chica muy hermosa —pensó para sí mismo —soy Akira Sendo.

—Es un gusto conocerlo joven Sendo—contestó con una sonrisa la joven de ojos verdes.

 —Bien señoritas tengo que irme y fue un gusto conocerla espero que en otra ocasión vuélvanos a encontrar, además otra pregunta señorita Sakuragi usted a caso es pariente de…—en ese momento fue interrumpido por la joven.

 — ¡Discúlpenos! tenemos que irnos y gracias—dijo la joven de ojos verdes con una leve sonrisa.

Ellas se retiraron de ahí dejando aquel muchacho algo intrigado ya que él quería saber si ella era familiar de Sakuragi solo sonrió un poco y dejo escapar un suspiro—bien tendré que investigar por mi cuenta esto, metió su mano a su pantalón y saco la fotografía que le dio Hikoichi.

La foto que él estaba viendo era cuando salieron las chicas de la preparatoria de Ryonan, el joven de ojos azules la volvió a guardar.

Mientras en los pasillos de Ryonan venia aquel chico llamado Hikoichi mirando una fotografía detenidamente—Vaya la señorita Sakuragi se ve diferente a la forma que viste después le daré esta a Sendo ya que no pude darle esta porque el entrenador Taoka no me dio tiempo de dársela.

No puede ser de solo recordar la regañada que me dio por no asistir al entrenamiento, pero lo bueno que Sendo abogo por mí para que no me castigara.

En el centro comercial Miyuki y Midori estaban aun platicando — Amiga y donde estudia tu hija.

  —Está en la secundaria Takeishi, pero la verdad esta niña así como la ves también tiene su carácter es muy traviesa por eso casi no salgo mucho a fiestas o convivencias con mi esposo porque no se con quien dejarla, recuerdo la última vez que la dejamos con una niñera, ni te imaginas lo que hizo esta niña la hizo correr de la casa.

Miyuki sonrió  —De verdad Midori.

—Sí, pero ahora  eso ya no me  preocupa mi hijo podrá cuidarla cuando no estemos nosotros.

— ¡Midori! Cuando tu hijo no pueda cuidarla por cierta circunstancia yo pudo cuidarla por ustedes.

  —No Miyuki como crees esta niña es muy rebelde el único que puede controlar sus caprichos es Hisashi.

—Pues creo que la persona indicada para cuidarla es mi sobrina ya que ambas se llevan muy bien  además Dana le encantaría cuidarla no se negaría  mira este es mi número de teléfono cuando se te ofrezca.

—Gracias Miyuki mira este es el mío.

En eso llegaron las dos chicas — ¡Mamá! Ya vámonos de seguro Hisashi llego a casa.

—Si tienes razón.

Se despidieron al retirarse Midori y Sakura la tía de Dana miro a su sobrina  —Hija antes de ir a casa vamos a comprar tus  lentes de contacto.

—Después tía además ya es muy tarde y Hanamichi a de estar en casa, si gustas en esta semana los compro yo saliendo de la escuela que me acompañe mi primo.

—Está bien.

Se fueron ambas camino a casa ella iba pensando en ese joven de Ryonan  —Vaya ese chico es simpático no lo niego es guapo, pero en que estoy pensando si también es basquetbolista igual que ese patán.

Ella sin pensarlo dijo en voz alta  — ¿Por qué estoy pensando en  ese patán en este momento  lo odio, lo odio?

Su tía al escucharla  — ¿Dana que te pasa?

—No, es nada tía no me hagas caso —dijo la joven sonrojándose.

— ¡Segura!

— ¿Sí?

Llegaron a casa y Hanamichi  ya estaba ahí en la sala sentado en el sillón mirando la televisión mientras llegaban.

—Hijo ya llegamos disculpa la tardanza pero ahora te preparo algo para comer.

—Está bien madre. —Dana se sentó a un lado de él y dejo escapar un suspiro hondo y profundo, miro a su prima. —Oyes a que fuiste a la preparatoria de Ryonan, Haruko y los demás chicos preguntaron por ti.

Dana miro a su primo—En serio que preguntaron por mi —acotó con una sonrisa.

—Claro.

—Eso me hace feliz primo, pues fui a Ryonan a concursar.

— ¡Ah! Concursar —expresó el chico pelirrojo.

—Sí, ayude a las chicas de segundo año, modelamos ropa que hizo Yukari y ganamos el primer lugar como vez.

El pelirrojo miro a su prima —Tu participando en esos eventos no puedo imaginarte en eso prima —sonrió a carcajada abierta.

Esto hizo molestar a Dana quien se levanto del sillón y le dio un tremendo coscorrón en la cabeza—Vaya Hanamichi eres un insensible conmigo.

Ella se fue molesta a su habitación — ¿Eres un tonto?

— ¡Dana! ¿Porque me pegas ahora tú también? —dijo esto el chico pelirrojo con lagrimas en sus ojos y un chichón en la cabeza.

Dana en su habitación puso música no muy alta se recostó en su cama miro hacia el techo mientras escuchaba esa canción a ella le recordaba los tiempos que estaba al lado de su madre y padre además esa canción le trajo viejos recuerdos,  su padre esa canción se la dedicaba en cada cumpleaños.

Cerró sus ojos aquella muchacha de ojos verdes y recordó cuando ella había cumplido ocho años su padre le hizo una gran fiesta con globos, un gran pastel ese día ella había recibido de regalo por parte de su padre y madre el piano color café  que le había gustado aquella vez que lo había visto precisamente un año atrás.

Ella con alegría y felicidad abrazos a sus padres —Pero mamá como pudieron conseguirlo y es el mismo que me gusto hace tiempo.

—Hija tu madre me platico que te había gustado así que lo aparte para ti y hoy te lo regalamos.

—Gracias los quiero mucho.

 

Continuara…

 

Capítulo 19.-La Soledad De Dana. por Hitomi Uzumaki



Inconscientemente derramo lagrimas ya que ella se había prometido no llorar pero al recordar a sus padres eso era inevitable.

En la sala Hanamichi estaba sobándose la cabeza por el golpe que le dio su prima, pero el va a la habitación de ella para disculparse.

Toco la puerta unas tres veces y no recibió contestación de ella, así que decidió abrir la puerta lentamente, le hablo varias veces por su nombre pero no recibió contestación, al acercarse un poco miro que su prima estaba llorando y mejor decidió no interrumpirla salió lentamente para que no lo escuchara.

Al cerrar la puerta √©l se recargo en ella ‚Ä” ¬ŅQu√© tendr√° Dana? No me gusta verla as√≠ si al menos me tuviera m√°s confianza yo podr√≠a ayudarla, pero creo que yo no soy el indicado que debo hacer.

Ya se le hablare a Haruko para que hable con ella, si eso hare ‚Ä”√©l se aleja de la puerta y habla por tel√©fono con su novia y le explica lo sucedido con su prima.

Haruko al escuchar a su novio con atenci√≥n y sin interrumpirlo ‚Ä”Bien Hanamichi deja todo en mis manos hare que ella se sienta mejor as√≠ que pensare que haremos entonces nos vemos ma√Īana y te amo.

‚Ä”Yo igual‚Ä”dijo con una sonrisa. ‚Ä”Asi que colg√≥ el tel√©fono y despu√©s se fue a su habitaci√≥n a descansar.

Esa noche Dana aun permanecía acostada en su cama, estaba sumergida en sus propios pensamientos la habitación estaba a media luz por la ventana entraba la luz de la luna, aluzaba aquel rostro de la joven que se reflejaba en aquellos ojos verdes una gran tristeza que la envergaba en ese momento.

La verdad la muchacha se sentía sola a pesar de que su primo la estimaba mucho, y su tía la quería también, a pesar que conocía buenas personas que eran los amigos de su primo , pero la verdad ella aun con ellos no tenía mucho de convivencia hacia que no conocía mucho de ellos.

Además Dana se sentía fuera del lugar ya que a todos les gustaba el básquet esa era la diferencia que los separaba pero la muchacha respetaba eso al igual aquellos jóvenes que sabían de antemano que a ella no le agradaba eso.

Pero tenía que hacer algo o buscar la manera de entrar en el mundo de aquellos jóvenes y comprender su entusiasmo y el amor por ese deporte; de ella dependía hacer el esfuerzo y hacer lo posible.

De repente se levanta de su cama y mira hacia la ventana‚Ä” ¬ŅQu√© debo hacer la verdad eso no me agrada, pero tengo que hacer a un lado mi negativa, si es cierto lo que me dijo Kogure debo darme una oportunidad de saber de este deporte?

Adem√°s mi primo me dijo que no todos los chicos son tan presumidos y cre√≠dos por ser deportistas un claro ejemplo es Kogure es un chico bastante gentil y amable, al igual aquellos chicos que yo misma no me he dado la oportunidad de conocer bien a Rukawa, Sendo, y Mitsui. ‚Ä” este √ļltimo nombre lo dijo con cierta emoci√≥n y un suspiro que la hizo sonrojarse sinti√≥ sus mejillas enardecer de tan sonrojada que se puso, pero sali√≥ de ese trance repentinamente.

‚Ä” Por dios en que estoy pensando en ese pat√°n ¬ŅPor qu√©? Siempre est√° en mis pensamientos, debo sacarlo de mi mente ese chico para m√≠ est√° prohibido es el novio de mi mejor amiga.

Bueno disque de mi mejor amiga ya no lo es ahora ella me odia ni siquiera soporta verme eso fue lo que me dijo lo otras ves que nos vimos la verdad no se que la hizo cambiar tanto ya no es la misma chica que conoc√≠ hace un a√Īo y medio ahora se comporta como una chica altanera, ego√≠sta aun no puedo olvidar en la forma que me trato.

Que le pasara a Serena la desconozco totalmente, si ella desde un principio me hubiera hablado creo que las cosas serian diferentes ‚Ä”de repente dejo escapar un gran suspiro‚Ä” ¬ŅQu√© tonter√≠as estoy diciendo? Ella jam√°s me volver√° hablar como antes.

Necesito hablar con ella nuevamente y arreglar nuestras indiferencias, bueno luego pensare como hablar con ella, pero por hoy dejo esto por el momento y es mejor que descanse no me hab√≠a dado cuenta ya pasa de la media noche‚Ä” Despu√©s de una breve reflexi√≥n la joven se muda de ropa se pone su pijama.

Se dispone a descansar al día siguiente ella y Hanamichi se levantaron temprano como de costumbre se arreglo, al salir de la habitación su primo estaba en el sillón esperándola, su tía les preparo el almuerzo a ambos.

Se despidieron de ella ambos j√≥venes, al salir la madre de Hanamichi miro extra√Īa a su sobrina ya que en su rostro reflejaba tristeza eso le preocupo bastante.

Van llegando a la preparatoria Shohoku llegan unos diez minutos antes de la entrada, en el patio estaban Yohei, Okuss, Takamiya y Noma.

Al ver a su amigo y a Dana se acercaron a saludarlos, el chico de lentes se acerca a la joven de ojos verdes.

‚Ä” ¬ŅPor qu√© no viniste ayer Dana? ¬ŅAcaso te enfermaste?
‚Ä”No para nada Takamiya tuve cosas que hacer pero eso no vine‚Ä”contest√≥ con una sonrisa aquella joven.

Ella miro su reloj ‚Ä”Bien chicos luego los veo ‚Ä”ella se retiro al entrar al plantel se dirigi√≥ a su gaveta para sacar sus libros de las clases que tendr√≠a a primera hora pero antes de cerrarlo llegaron esas tres chicas nuevamente.

La chica llamada Ino miro a Dana que trae entre sus manos unos libros y se los tira al suelo ‚Ä”¬°Oops! perd√≥n.
La joven de ojos verdes se agacha a recogerlos, esa chica los avienta con el pie lejos de ella, Dana empu√Īo sus manos de coraje.

Las otras dos chicas que venían con aquella muchacha de ojos cafés y cabello negro a la altura de los hombros se burlaron por lo que había hecho su amiga.

Esto hizo molestar a la chica de cabello negro ‚Ä”Oyes que te pasa ‚Ä”expres√≥ Dana. ‚Ä”ella fue a recoger sus libros.

Esas chicas y Dana no se dan cuenta que las estaban observando, una chica miraba y sonreía levemente al ver lo que le hacían aquella muchacha de ojos verdes.

‚Ä”Ahora Dana esto apenas acaba de empezar‚Ä”dec√≠a aquella joven en voz baja

La joven al recoger sus libros, Ino se acerco a ella‚Ä”Nos vemos Dana‚Ä”se retiraron dejando a la muchacha muy molesta por la forma que la estaban tratando ella se repet√≠a a si misma que ten√≠a que guardar cordura.

‚Ä”Estas chicas s√≠ que son molestas pero no me dejare intimidar por ellas, ‚Ä” estaba sumergida en sus propios pensamientos que no escucha que le hablan.

‚Ä” ¬°Disculpe se√Īorita Sakuragi!

La joven de ojos verdes miro hacia donde la hablaron, vio una chica no muy alta delgada de ojos color miel, cabello negro largo hasta la cintura ‚Ä” ¬ŅTambi√©n me bienes a molestar?, as√≠ que dile a tus amigas que no podr√°n conmigo ‚Ä”acot√≥ molestas Dana.

‚Ä”Est√° equivocada se√Īorita; si dice por la se√Īorita Ino Aoki no tengo nada que ver con ella, se que estaban molest√°ndola hace rato, soy Hinata Fufunaka, Yukari me conto que usted fue la concurso con ella y mis dem√°s amigas‚Ä”dijo la joven de ojos color miel a la chica de ojos verdes con una sonrisa ‚Ä” Vengo a darte las gracias por ayudarnos en este evento que era muy importante para nosotros.

La joven de ojos verdes la mira ‚Ä”Disc√ļlpame, lo que pasa que esa chicas me sacaron de mis casillas, no tiene porque agradecerme se√Īorita Fufunaka fue un placer ayudarlas‚Ä”respondi√≥ con una sonrisa la muchacha.

‚Ä”Bien se√Īorita Sakuragi solo era eso, si alg√ļn d√≠a necesitas de mi ayuda con gusto le ayudare.
‚Ä”Gracias se√Īorita lo tendr√© en mente‚Ä”en ese momento son√≥ el timbre de entrada a clases las dos j√≥venes se despidieron, Dana se dirigi√≥ a su sal√≥n al llegar ya estaban ah√≠ sus amigas al verlas las saludo.
‚Ä”Buen d√≠a chicas.

Sus amigas la saludaron, pero Serena quien estaba ahí solo la miro y respondió sin ganas pero eso no le intereso a Dana ya que teniendo como amigas a Haruko, Fuji y Matsui la hacía feliz aunque la verdad le dolía a ver perdido a Serena como su amiga.

Aquella joven de ojos color miel no sabía cuánto la lastimaba a Dana, empezaron las clases como de costumbre para esto la joven de ojos verdes se puso sus lentes ya que desde donde estaba no alcanzaba a mirar el pizarrón, estaban en la clase de historia.
El profesor les hacía preguntas, en ocasiones contestaba la muchacha de cabello negro.

Esto a veces le molestaba a Serena ya que acaparaba la atenci√≥n de sus compa√Īeros de clase y del profesor que la felicitaba.

Después de esa clase no tuvieron la siguiente ya que el profesor no fue , tuvieron esa hora libre se pusieron a platicar, las chicas le preguntaron porque no había venido a clases el día anterior.

La joven les platico que hab√≠a ido a Ryonan a concursar con las chicas de segundo a√Īo.

Las muchachas las escuchaban con atenci√≥n ‚Ä”Asi que t√ļ modelaste amiga‚Ä”pregunt√≥ la joven de cabello corto.
‚Ä”Si‚Ä”respondi√≥ con una sonrisa la muchacha de ojos verdes.
Serena quien escuchaba la pl√°tica ‚Ä”Que pat√©tica es Dana‚Ä”lo pens√≥ para s√≠ misma.
‚Ä”Chicas les puedo hacer una pregunta ‚Ä”Dana miro a sus amigas.

Las tres chicas se quedan viendo ‚Ä” ¬ŅQu√© pregunta es amiga? ‚Ä”respondieron en unison√≥ las j√≥venes.

‚Ä”Ustedes conocen a Akira Sendo.
Las tres muchachas se quedaron viendo unas a otras ‚Ä” ¬ŅS√≠? ‚Ä”contest√≥ Haruko.
‚Ä”Pues me podr√≠an decir como es el. ‚Ä”pregunt√≥ Dana sonroj√°ndose levemente.

Matsui al verla sonrojada‚Ä”Dana no me digas que te gusta el joven Sendo‚Ä”expres√≥ la chica de las coletas.

‚Ä”No, no piensen mal solo que ayer tuve un altercado con el‚Ä”acot√≥ la muchacha mirando a sus amigas.
‚Ä”Pues Sendo es el jugador estrella de Ryonan es un chico bastante descuidado a simple vista se puede ver que no toma nada ni muy enserio ni muy a la ligera, por lo que su despreocupaci√≥n les inspira confianza a su equipo, adem√°s es el mayor rival de Rukawa y de Hanamichi.

‚Ä”Enserio ‚Ä”exclam√≥ Dana.
‚Ä”Asi como lo oyes amiga cada vez que hay un partido Hanamichi siempre dice que vencer√° a Sendo‚Ä”musit√≥ Haruko con unas sonrisa.

‚Ä”Ya me imagino a mi primo ‚Ä”espet√≥ aquella joven.

En ese interrumpi√≥ la joven de cabello corto ‚Ä”Pero cuenta amiga que altercado tuviste con el joven Sendo.

Dana les platico lo sucedido las muchachas las escuchaban sin interrumpirla, además también les conto que su tía era muy amiga de la mamá de Mitsui

Esto √ļltimo le llamo la atenci√≥n a la muchacha de ojos color miel ‚Ä”No lo puedo creer ‚Ä”pens√≥ para s√≠ mismo.

‚Ä”Oyes Dana si un d√≠a el joven Sendo te invitara a salir aceptar√≠as ‚Ä”dijo la chica de ojos azules.
‚Ä” ¬ŅQu√© dices Haruko? Ni loca amiga, pero viendo bien las cosas es un chico bastante educado, gentil. ‚Ä”aquella muchacha de repente dejo de hablar se quedo con la mirada perdida en ese instante, se le vino la imagen de ese chico de ojos azules y cabello de puerco esp√≠n, pero ella sin pensarlo esa imagen se desvaneci√≥ apareciendo aquel chico de ojos azules el tirador de tres puntos del club de b√°squet de Shohoku, ella ni supo porque pens√≥ en el en ese momento record√≥ aquella vez en el elevador cuando estuvieron solos y a punto de besarse , se sonrojo su mirada cambio completamente la joven olvid√°ndose donde estaba sin querer dijo en voz alto algo que sus amigas y Serena se sorprendieron.

‚Ä” ¬ŅAcaso el me ha robado el coraz√≥n?

Las chicas se sorprenden al escuchar eso por parte de su amiga ‚Ä” ¬°Dana! ¬ŅAcaso estas enamorada de Sendo? ‚Ä”dijeron en unison√≥ las tres chicas.

‚Ä” ¬ŅQu√©? ‚Ä”Expres√≥ la muchacha de ojos color miel, ‚Ä”Vaya Dana enamorada de ese chico llamado Sendo quien se iba a imaginar, as√≠ querido Hisashi tienes un rival en amor por Dana, pero eso me conviene ‚Ä”se dijo a s√≠ misma.

La muchacha al escuchar a sus amigas que le dijeron que si estaba enamorada de aquel joven llamado Sendo, ella de pronto capto que había dicho en voz alta lo que había pensado.

‚Ä”Vaya amiga no tienes malos gustos Sendo es un chico lindo, amor a primera vista que rom√°ntico ‚Ä”reiter√≥ Matsui.

‚Ä”Esperen chicas yo, yo no quise decir eso ‚Ä”contest√≥ Dana aun mas sonrojada de lo que estaba.

Ella ya no sab√≠a qu√© hacer sus amigas hab√≠an entendido mal, en ese momento las interrumpen desde la puerta una joven pregunta por la se√Īorita Sakuragi.

Dana se levanta de su asiento ‚Ä”Soy yo ¬ŅQu√© sucede?
‚Ä”Se√Īorita Sakuragi que pase a la direcci√≥n.
‚Ä”Gracias, ahora vuelvo chicas‚Ä”ella sali√≥ del sal√≥n algo preocupada ya que no hab√≠a hecho nada malo para ser llamada a la direcci√≥n, llego ah√≠ fue atendida por la secretaria.

‚Ä”Buen d√≠a me mando llamar el director Takumi.
‚Ä”No se√Īorita Sakuragi solo la mandamos llamar para darle su uniforme, tenga as√≠ que ma√Īana haga favor de p√≥rtalo ya que aqu√≠ es reglamentario usarlo‚Ä”la secretaria se lo deja en el mostrador.

La joven de ojos verdes lo tomo en sus manos‚Ä”Gracias se√Īorita ‚Ä”ella se retiro dirigi√©ndose a los vestidores para prob√°rselo para ver si le quedaba, pero ella no se da cuenta que la van siguiendo.

‚Ä”Vamos chicos ustedes qu√©dense aqu√≠ cuiden la entrada me avisan si viene alguien. ‚Ä”dio √≥rdenes aquel joven de ojos color caf√© a sus amigos.
‚Ä”Est√° bien Takeshi conf√≠a en nosotros.
‚Ä”Ahora si linda esta vez no te escaparas de mi, nadie podr√° ayudarte ‚Ä”la joven de ojos verdes ni se imagina que esos tres j√≥venes planeaban algo contra ella.

Cuando ese chico de ojos cafés iba a entrar a los vestidores alguien se interpuso en la entrada de la puerta, el muchacho al ver quien era se sorprendió.

‚Ä” ¬ŅTu aqu√≠? ‚Ä”espet√≥ aquel chico molesto.
‚Ä”Es lo mismo que te pregunto yo a ti inepto, no cometas una locura.
‚Ä”Pues quien te entiende Serena, primero nos dices que le molestamos y luego ahora no.
‚Ä”Tranquilo Takeshi todo a su debido tiempo, adem√°s pasando a otra cosa esas chicas que est√°n molestando a Dana son tus amigas.

‚Ä”Si ¬ŅPor qu√©?
‚Ä”Pues te felicito hacen bien su trabajo me supongo que conf√≠as mucho en ellas verdad.

Unos de los amigos de Takeshi intervinieron en la conversaci√≥n de ambos j√≥venes‚Ä”Pues como que no va a confiar Takeshi en la se√Īorita Aoki esa chica esta locamente enamorada de √©l.

Aquel joven d√© ojos color caf√© al escuchar eso por parte de su amigo miro hacia el muy molesto ‚Ä” ¬°c√°llate Taro! ¬ŅQu√© tonter√≠as dices?

Serena al escuchar esto sonri√≥ levemente ‚Ä”Vaya Takeshi a pesar de ser un chico malo tienes alguien que te ame bien por ti ‚Ä”musit√≥ la joven cruz√°ndose de brazos.

‚Ä” Es cosa que no te interesa ‚Ä”refunfu√Īo aquel joven. ‚Ä”Adem√°s tu bien sabes que la chica que me interesa es Dana. ‚Ä”acot√≥ aquel joven sonroj√°ndose.

‚Ä”Pues que te parece si esta noche cuando vaya con Ryu a verlo ah√≠ te platicare todo sobre ella te los has ganado, pero para eso necesito que la dejes en paz y no te metas en problemas.

Aquel joven dio media vuelta y se dirigi√≥ con sus amigos ‚Ä”Bien Serena espero me platiques de esa chica sea interesante solo por esta vez la dejare en paz, nos vemos.
Ella miro cuando se alejaron esos chicos, ‚Ä” Espero que Takeshi no ech√© a perder los planes de Ryu y m√≠o por su imprudencia.

Serena se retiro de ah√≠ cuando se fue , Dana sali√≥ del vestidor sin darse cuenta de lo sucedido, se dirigi√≥ a su sal√≥n despu√©s de que dejo el uniforme en su gaveta, las clases siguieron normales como siempre a la hora del descanso la joven de ojos azules le dijo a Dana que si ahora las iba acompa√Īar al comedor.

La chica de ojos verdes acepto ya que debería ser mas sociable con los demás chicos esto le agrado a Haruko.
Todas se dirigieron al comedor al llegar ahí Dana se sorprendió al ver a esas chicas que la molestaban junto con aquellos tres jóvenes.

Ella miro aquel joven de ojos cafés, se encontró con la mirada de Takeshi el sin dejarla de mirar le mando un beso, Dana al ver esto miro a otro lado ignorándolo totalmente.

Ino al darse cuenta empu√Īo sus manos, no comprend√≠a porque Takeshi estaba tan obsesionado con aquella muchacha.

Después de que pasaron frente de ellos Dana y sus amigas, la muchacha de ojos verdes se preguntaba qué relación había entre esa chica llamado Ino y Takeshi iba sumergida en sus propios pensamientos, Haruko quien la vio distraída le preguntaba que si le pasa algo al cual la joven le responde que todo estaba bien con una leve sonrisa.

Cuando llegaron al lugar donde estaban los chicos sentados, ellas los saludan, Dana se sentó aun lado de Kogure, Haruko con Hanamichi y Serena al lado de su novio Mitsui.

‚Ä” ¬°Dana! Nos alegra que al fin te una nos nosotros ‚Ä”espet√≥ la manager del equipo de Shohoku.
‚Ä”Gracias Ayako. ‚Ä”respondi√≥ la joven de ojos verdes.
‚Ä”Pues Ayako tiene la raz√≥n prima ya que casi t√ļ casi no convives con nosotros‚Ä”dijo aquel joven pelirrojo. ‚Ä”Eso me pone muy feliz.
‚Ä”La verdad chicos yo me siento que no encajo con ustedes por ciertas diferencias entre nosotros ‚Ä”ella sin querer fijo su mirada aquel joven de ojos azules y se sonrojo levemente.

Mitsui no pudo evitar mirarla pero de repente esquiva la mirada de la joven y mejor mira hacia su novia, ignor√°ndola totalmente.

Dana al darse cuenta solo bajo la mirada tímidamente ya que era obvio su comportamiento del hacia ella, no lo culpaba ya que en parte ella tenía algo de culpa por pelear con él.

‚Ä”A que te refieres Dana a que diferencias ‚Ä” pregunt√≥ aquel joven alto y ojos negros. ‚Ä”sacando a la muchacha de sus pensamientos.

La joven de cabello negro y ojos verdes miro a todos‚Ä” Pues lo que ustedes ya saben, el b√°squet esa es la peque√Īa diferencia Yohei. ‚Ä”Pero s√© que ustedes respetan mi decisi√≥n al igual yo la de ustedes amigos ‚Ä”contest√≥ la joven con una sonrisa.

‚Ä”Dana debes darte una oportunidad de saber de este deporte‚Ä”dijo aquel joven de lentes.
‚Ä” ¬°Kogure! ‚Ä”expres√≥ la joven.

‚Ä”Dana, Kogure tiene toda la raz√≥n date una oportunidad de conocer m√°s de este deporte mira si la verdad de plano despu√©s de que los veas jugar o de practicar no te convence nosotros ya no insistiremos que te parece, adem√°s el s√°bado juegan los chicos por la ma√Īana.

‚Ä”Me parece algo razonable Haruko pero lo pensare ‚Ä”contest√≥ la muchacha algo no muy convencida.

‚Ä”Me agradar√≠a prima que fueras a ver a este gran talentoso de Hanamichi Sakuragi ‚Ä”musit√≥ con una sonrisa escandalosa.

‚Ä”Es mejor que vayas Dana, para que veas como expulsan a Hanamichi del partido es lo m√°s divertido de los partidos‚Ä”esto lo dijo aquel joven de lentes en voz baja en el odio de la muchacha.

Sakuragi alcanzo a escuchar a su amigo y le dio un golpe en la cabeza‚Ä” ¬ŅQu√© acabas de decir gordo? ¬ŅQuieres pelear?

Todos empezaron reír de las tonterías de estos dos jóvenes, Dana miro a cada uno de los amigos de su primo y que ahora de ella también a excepción de Serena que no le hablaba al igual de ese chico de ojos azules tenía que limar sus asperezas con él y llevar todo en paz al igual miro al otro chico de ojos azules y mirada fría no sonreía ni nada solo mira a los demás pero eso no significaba que fuera un mal chico.

Ese misterio que rodeaba aquel joven le intereso a Dana, porque era tan callado y se apartaba mucho.

Haruko interrumpi√≥ en ese instante ‚Ä”Bien pasando a otra cosa chicas que les parece si el viernes en la noche nos juntamos en mi casa.

‚Ä”Claro por m√≠ no hay problema. ‚Ä”contest√≥ la joven de ojos verdes.

Al igual Ayako, Matsui y Fuji también les pareció buena idea, menos Serena quien no dijo nada

‚Ä”T√ļ qu√© opinas Serena ‚Ä”pregunt√≥ la joven de cabello rizado al ver a su amiga que no hab√≠a dicho nada.
‚Ä”Est√° bien ir√© tambi√©n.

‚Ä”Muy bien amigas despu√©s les digo la hora‚Ä”acot√≥ Haruko.

En ese instante Hanamichi ‚Ä”Tambi√©n podremos ir nosotros chicas‚Ä”dijo con unas sonrisa.

Ryota en ese instante le dio un coscorr√≥n en la cabeza‚Ä” ¬ŅQu√© te pasa torpe? Eso es solo de chicas donde hablan sus cosas y ah√≠ no est√°n permitidos los hombres.

‚Ä”Eres un torpe, como siempre. ‚Ä”reitero Rukawa.
‚Ä” ¬ŅPor qu√© me pegas Ryota eso doli√≥? Y t√ļ que te entrometes zorro dormil√≥n‚Ä”respondi√≥ aquel chico pelirrojo sob√°ndose la cabeza.

Ese día paso rápido los chicos ya estaban en gimnasio para practicar como siempre las chicas ya estaban ahí, Dana mientras se había ido a la biblioteca un rato mientras terminaban la práctica para esperar a su primo y esperar.
Estaba entretenida leyendo un libro cuando fue interrumpida ‚Ä”se√Īorita Sakuragi. ‚Ä”ella miro la due√Īa de esa voz.

‚Ä”Hola Mari que sucede‚Ä”contest√≥ amablemente.
‚Ä”Pues te aviso que fuiste aceptada en el club de peri√≥dico escolar y empezaras a partir de ma√Īana y quiero que sea la editora de las investigaciones que hagamos revisaras que todo lo escrito vaya bien est√°s de acuerdo.

‚Ä”Claro Mari y puedes decirme Dana nada de formalidades que te parece.
‚Ä”Bien Dana entonces te espero ma√Īana despu√©s de clases.
‚Ä”Si ah√≠ estar√©‚Ä”Aquella chica de cabello corto y ojos negros se retiro del lugar.

La chica de ojos verdes sonrió al fin estaría en un club y ya no se aburriría estar tanto en la biblioteca o en otro lugar.
Pero estando ah√≠ llegaron esas chicas nuevamente se sentaron en el lugar donde estaba la muchacha‚Ä”Hola Dana que haces‚Ä”Ino le arrebato el libro que estaba leyendo.

‚Ä”Oyes que te pasa d√°melo si‚Ä”musit√≥ en voz baja aquella chica molesta.

Ino ley√≥ el titulo de aquel libro en voz alta ‚Ä” Historia de Jap√≥n en la era Meijin. ‚Ä” ¬ŅQu√© es esto? Tu leyendo esto‚Ä”dijo sorprendida aquella chica‚Ä”No me digas que eres un cerebrito quien se iba imaginar que t√ļ que te vistes de esta forma y que tan ruda te crees es solo un simple corderito que se esconde en estas ropas aparentado lo que no es‚Ä”Ella y sus amigas se burlaron de Dana.

Una de las amigas de Ino se sent√≥ a un lado de la chica de ojos verdes, tomo la mochila de la joven. ‚Ä”Vamos a ver qu√© traes en tu mochila nerd de seguro puros libros aburridos como t√ļ.

Dana al ver esto se levanto de su asiento‚Ä”Deja eso en su lugar o si ¬Ņno?

Aquella chica que trae la mochila miro a Dana ‚Ä” ¬ŅQu√© me vas hacer yo no te tengo miedo? ‚Ä”espeto la muchacha de cabello negro y ojos al mismo color a su cabello.

‚Ä” ¬°Kasuki! Ten cuidado ah√≠ viene la encargada de la biblioteca ‚Ä”dijo la otra compa√Īera de Ino.

‚Ä”V√°monos Kasuki, Airi.

Kasuki suelta la mochila de Dana ‚Ä”Te salvaste ni√Īa bonita, pero para otra nadie nos interrumpir√°.

‚Ä” ¬°Kasuki! Ya es suficiente por hoy. ‚Ä”esas j√≥venes se retiran del lugar.

Dana se deja caer a su asiento y respiro hondo y profundo ‚Ä”Tranquila, tranquila todo estar√° bien. ‚Ä”Se repet√≠a a s√≠ misma. ‚Ä”miro su reloj y faltaban cinco minutos para que su primo terminara la pr√°ctica. ‚Ä”ella guarda sus cosas y se dirige al gimnasio para encontrarse con su primo y amigas.

Continuara…

Notas:

Disculpen la tardansa pero espero sea de su agrado
salu2

Capítulo 20.-Una Cita Inesperada. por Hitomi Uzumaki

 

 

En el gimnasio los chicos  estaban descansando después de un arduo entrenamiento, Akagi les avisa  que el sábado en la mañana tendrían su siguiente partido contra Takahata.

 

En eso interrumpió la manager del equipo de Shohoku—Ustedes bien saben que ese equipo avanzado poco a poco pero no debemos confiarnos.

—No importa que sean mejores que nosotros Ayako pero estando yo el genio Hanamichi Sakuragi  venceremos a ese equipo a como dé lugar.

Dana quien estaba recargada en el filo de la puerta del gimnasio escucho lo que dijo su primo con entusiasmó — ¡Hanamichi! Eres un chico excepcional y es muy positivo en todo hasta me da vergüenza el tiene demasiado confianza en sí mismo.

Después de la reunión de equipo los chicos se dispersaron, aquel joven pelirrojo al  ver ahí a su prima se alegro  y desde la mitad de la cancha le grito y fue corriendo hacia ella.

Sus amigas y  Serena se sorprenden al verla ahí no fueron las únicas aquel chico de ojos azules no la dejaba de ver al él también se le hacía raro verla ahí.

El joven pelirrojo tomo de las manos a su prima — ¡Dana! Ya te decidiste venir a verme a entrenar —espetó aquel chico a sonrisa abierta.

— ¿Qué te pasa? Ni loca primito  no me presiones solo viene porque no salías tú y las chicas —dijo la joven con una sonrisa encantadora aquel chico pelirrojo.

A pesar de lo que le había pasado hace unos minutos atrás con esas chicas ella no trato de sentirse tan preocupada si  no su primo se daría cuenta.

Mitsui al ver a la joven sonreír se le hizo  tan linda ya que eran pocas veces que lo hacía  ya que siempre andaba triste o  de  mal humor; alguien de los chicos miro como su amigo miraba aquella joven de ojos verdes y sonrió levemente.

Tomo a su amigo del hombro y sonrió mirándolo — ¿Qué pasa contigo Mitsui?

Aquel joven de ojos azules fue sacado repentinamente de su concentración —Si Miyagi.

—No, no  es nada amigo— ¿Acaso a Mitsui le interesa la prima de Hanamichi pero si él es novio de Serena?

Ahora aquel joven se quedo intrigado,  se había quedado con la duda si a su amigo le interesaba la prima de Hanamichi estaba sumergido en sus propios pensamientos cuando es sacado por aquella joven de cabello rizado.

— ¡Ryota! ¡Ryota!

— ¿Sí?  ¿Ayako?

— ¿Qué pasa contigo?

—Nada —respondió con una leve sonrisa.

—Seguro—contestó la chica algo no convencida—Bien si tú dices, Ryota nos vamos.

—Claro  Ayako.

Hanamichi les dice a su prima y su novia que volverá dentro de un momento que irá a los vestidores para cambiarse de ropa y luego irse a casa.

En  ese momento Matsui y Fuji se despidieron de las chicas ya que era un poco tarde.

Las dos jóvenes se fueron dejando a sus amigas en el gimnasio, Haruko y Dana se van a la puerta principal de la escuela para esperar aquel joven pelirrojo, cuando van en camino.

La joven de ojos azules escucha que le hablan y mira a la dueña de aquella voz junto con Dana se detienen.

— ¡Chicas que bueno que las alcance! —dijo aquella joven de ojos color miel tomando un poco de aire.

—Vamos Serena —las tres retomaron su camino, van en silencio.

— ¡Serena! El sábado iras al partido a ver a los chicos—preguntó aquella chica de ojos azules.

—Claro Haruko no me lo perdería por nada del mundo además le prometí a Hisashi que iría y lo apoyaría—esto lo dijo mirando a Dana.

La joven de ojos verdes solo las escuchaba ya que  la verdad ella no sabía bien sobre ese deporte y mucho menos le interesaba saber.

Llegaron a la entrada de la puerta después de unos minutos salió aquel joven de cabello rojo.

—Nos vamos chicas.

—Claro—dijeron en unisonó ambas jóvenes, además se despidieron de Serena.

Hanamichi, Haruko y Dana salieron de las instalaciones de la preparatoria, aquel muchacho tomo de la mano a su novia iban platicando y en ocasiones reían.

Dana al verlos sonrió levemente—La verdad que mi primo quiere mucho a Haruko.

Caminaron unas cuantas cuadras cuando se despiden Hanamichi y Haruko, Dana quien iba sumergida en sus pensamientos en eso escucho que despedían su amiga y su primo.

— ¿Cómo Haruko? No te acompañara mi primo.

—Dana no puedo llevar Haruko a su casa.

— ¿Por qué?

—Pues no puedo dejarte ir sola a la casa además te perderías aun no conocen bien por aquí.

 —No te preocupes primo además ya sé muy   bien  el camino así que ve con Haruko—dijo aquella muchacha de ojos verdes.

—Pero…—Dana no lo dejo hablar más.

—Anda ve, nos vemos amiga hasta mañana.

—Hasta mañana Dana—se despidió de ella.

La muchacha de ojos verdes y cabello negro se dirige a la estación para tomar el tren que la llevaría a casa.

Espero por los menos unos tres minutos cuando este llego y lo abordo tomo asiento cerca de la ventana se puso sus audífonos para escuchar música mientras llegaba a su destino.

Este tren hizo  una parada   a la  siguiente estación en esta subieron cuatro chicos se sentaron a unos tres asientos de la joven.

Uno  de los chicos le dice a su compañero— ¡Sendo me prestas tus apuntes de matemáticas y te los llevo mañana!

Claro Ikegami—Aquel joven de ojos azules saca su libreta y de esta cae un papel,  su amigo se agacha a recogerla y al ver lo que era se sorprende.

— ¿Quién es ella amigo?

Sendo le arrebata la fotografía  —Es una chica que conocí hace un par de semanas.

—Mmmh vaya viste algo extraño, pero es muy bonita  ¿Acaso es tu novia amigo?

Aquel joven de ojos azules se sonrojo por el comentario de su amigo, Hikoishi y Fukuda escucharon parte de la conversación.

—Sendo tienes novia—expresaron los otros  dos compañeros de equipo.

—No, esperen chicos—En eso Fukuda le quita la fotografía a Sendo de las manos y la mira detenidamente.

 —Vaya amigo no sabía de tus gustos,  esta chica es muy bonita pero…—Sendo le quita la fotografía a su amigo.

—Que tratas de decir Fukuda.

—No te molestes amigo lo que te iba a decir que yo me imaginaba que te gustaban las chicas más delicadas, formales y educadas; adema esta chica es contraria a ti tu eres una persona tranquila y ella se ve  que es conflictiva.

  —Fukuda no permitiré que hables así de ella sin conocerla —respondió algo molesto aquel muchacho.

Hikoishi se preocupó por sus amigos que estaban discutiendo ya que tenía el presentimiento que llegasen a pelear aunque Sendo era un chico tranquilo pero no sabía cómo reaccionaría.

—Bien amigo no te molestes además no estoy diciendo que es una chica mala ni nada que se le parezca—reitero aquel joven.

Hikoishi  suspiro hondo y profundo  al ver que sus amigos habían dejando de discutir en eso el miro  hacia adelante y vio aquella joven la reconoció al instante—pero si es la señorita Sakuragi.

Estaba sumergido en sus pensamientos cuando Ikegami  le hablo — ¡Hikoishi! Hikoishi!

—Si Ikegami que pasa

— ¿Que pasa contigo estas muy distraído?

—Discúlpame amigo,  pero mira a la joven que esta allá adelante.

Aquel muchacho de ojos negros miro hacia donde decía su amigo—Pero si es la joven de la fotografía.

Sendo alcanzo a escuchar a  sus amigos y miro también aquella muchacha, el no se hizo esperar se levanto de su asiento y se dirigió con ella.

— ¡Sendo a donde vas! —grito Hikoishi, pero no recibió contestación de él.

La muchacha iba escuchando música y no se percato que aquel joven de cabello de puerco espín se sentó a un lado de ella.

Sendo miro a la joven que iba con los ojos cerrados y le hablo  —Buenas tardes señorita Sakuragi.

Dana al escuchar que le hablan miro a su lado y se sorprendió al ver aquel joven de ojos azules—Usted aquí —Se quito los audífonos.

—Vaya señorita al parecer no le agrado verme —dijo  aquel muchacho con una leve sonrisa.

Hikoishi, Ikegami y Fukuda miraron a su compañero que había ido con aquella joven.

—Al parecer a Sendo le interesa mucho esa chica verdad Hikoishi —Musitó Fukuda.

—Pues creo que si—respondió aquel joven.

 — ¿Cómo que crees Hikoishi? Si tú que siempre andas investigando todo y anotando todo no me digas que no has investigado de esa muchacha—acato Ikegami.

—Ahora que quiere joven Sendo— dijo Dana mirando al chico.

 —Pues solo quería saludarla, además le gustaría ir conmigo a tomar un refresco.

— ¿Qué yo  salir con usted? para nada así que váyase y déjeme en paz por favor — ella se iba a colocar nuevamente sus audífonos cuando el tren se para en la siguiente estación, Sendo tomo de la mano a la muchacha y la miro a los ojos.

La chica de ojos verdes lo miro algo molesta  —Oyes que te pasa suéltame—La halo hacia  él y salieron ambos del tren, Dana no podía creer lo que estaba haciendo aquel chico.

Al igual Ikegami, Hikoishi y Fukuda no podía creer lo que había hecho su amigo, mientras aun seguían corriendo ambos chicos.

—Oyes espera detente por favor me lastimas.

Aquel muchacho se detuvo frente  una cafetería, Dana se inclino un poco para agarrar aire  mientras Sendo estaba como si nada ya que tenía una buena condición física.

 — ¿Estás bien? —pregunto aquel joven de ojos azules al ver a la joven cansada.

—Como voy estar bien si me has hecho correr mucho además, tengo que irme debo llegar temprano a casa y tú me has hecho perder mi tren ahora tengo que esperar media hora más o más tiempo mi tía estará preocupada por mi—esto lo dijo  cruzándose de brazos y mirando al muchacho de ojos azules.

 

—Pues no tienes otro remedio que aceptar mi invitación. —espetó aquel muchacho con una leve sonrisa

La muchacha de ojos verdes lo miro —Vaya eres un chico bastante persistente  y atrevido aunque yo te diga que no,  seguirás insistiendo  verdad—dijo Dana con un suspiro hondo y profundo con algo de resignación.

 —Pues sí, —contestó Sendo.

—Bien si no tengo más remedio tendré que aceptar tu invitación.

—Bien vamos.

Ambos entraron a la cafetería y tomaron asiento uno de los meseros del lugar se acerco a ellos.

—Buenas tarde que van a pedir.

—Me traes una hamburguesa y un refresco por favor —dijo la joven de cabello negro y ojos verdes.

—Y usted joven.

—Igual que ella por favor, pero de en vez de refresco me trae un jugo.

—Está bien.

Cuando se quedan solos, Dana mira su móvil  para ver la hora ya casi iban a ser la siete de la noche. —Rayos no traigo saldo y se está descargando,  para hablar a casa ni mucho menos a Hanamichi espero que mi tía no  se preocupe—pensó para sí misma.

Sendo miro a la joven un poco desconcertada. — ¿Qué pasa señorita Sakuragi?

—No, es nada que te interese.

—Mmmh veo que eres una chica difícil de entablar una conversación.

—La verdad joven Sendo con usted no tengo nada que platicar—acotó la muchacha mirando a otro lado.

El joven sonrió al ver a la chica aun molesta, en eso el mesero les llevo su comida, ambos le dieron las gracia.

—Señorita Sakuragi  que le parece si empezamos desde el principio.

 —A que se refiere joven Sendo. —expresó la chica de ojos verdes.

—Pues a conocernos mejor, pues como le dije antes soy Akira Sendo estoy  en  preparatoria Ryonan, pertenezco al club de básquet  —el tendió la mano para saludarla.

—El gusto es mío joven Sendo, soy Dana Sakuragi y estoy en la preparatoria Shohoku —Ella saludo al joven estrechando la mano de él. —Otra cosa  por favor dejémonos de formalidades.

—A que se referiré señorita —expresó Sendo sin entender a la muchacha.

—Sí, puedes llamarme por mi nombre  por favor.

— ¿Qué dice señorita?

—Asi como  lo oyes.

—Está bien pero tú también me hablaras por mi nombre.

—Me parece razonable Akira.

—Bien Dana—por alguna razón ambos sonrieron  al mismo tiempo ella no supo ni  porque pero la verdad en ese momento se olvido de lo  molesta que estaba con él, y se sintió a gusto.

Mientras tanto en otro lugar Hikoishi miraba la fotografía de Dana cuando  concurso en Ryonan—La verdad esa chica es muy bonita. —Iba sumergido mirándola la foto.

 —Que tanto miras amigo.

—No, nada—Dijo el joven sobándose la cabeza, pero no se percata que su amigo Ikegami le arrebata de las manos la fotografía.

— ¡Hikoishi! No me digas que esta chica es tu novia.

Fukuda se acerca a su amigo y mira aquella fotografía —No puedo creer que tú salgas con esta hermosa chica.

—No amigos esperen están equivocados ella es…—en ese instante interrumpió  Ikegami.

—Amigo la verdad esta chica es linda y es el tipo de mujer con quien debería salir Sendo.

Hikoishi le arrebato la fotografía a su amigo —Que estás diciendo Ikegami; Sendo no es el tipo de persona que juzga a las personas por su aspecto.

—Tienes razón amigo si me oyera Sendo se enojaría conmigo, pero Hikoishi ella es tu novia o algo así.

—No, pero después les contare de ella así que nos vemos mañana—se despidieron los tres y cada uno tomo su camino.

En la casa de los Sakuragi la tía de Dana termino la cena  y al ver que no llegaba su hijo y sobrina se preocupo ya que estaba oscureciendo, casi ya iban a ser las ocho de la noche.

Le hablo a su sobrina por el celular pero la mando al buzón, al igual aquel joven pelirrojo no escucho la llamada de su madre iba sumergido en sus pensamientos ya que estaba muy feliz ser el  novio de aquella  joven de ojos azules la amaba tanto Haruko le había cambiado su vida y su mundo.

Que más podía pedirle a la vida ella era su todo, acá por otro lado iban tres jóvenes  jugando.

Uno de los jóvenes  —Tranquilo amigos compórtense si.

—Vaya Takeshi ya no eres el mismo desde que conociste aquella chica siempre andas de mal humor ya no te diviertes.

— ¿Qué dices Taro? —respondió el joven molesto con su amigo.

—Por favor Takeshi tranquilo, Taro tiene la razón y como amigos que somos opino lo mismo que el  ya no eres el mismo además hay otras chicas mira por ejemplo ahí está la señorita Aoki.

—Que tonterías estás diciendo ustedes bien saben que la que me interesa es Dana Sakuragi y ella tendrá que aceptarme a como dé lugar.

Sus amigos vieron como su amigo habla y se sorprendieron ya que él estaba obsesionado con ella.

Mientras acá con Dana y Sendo estaban platicando él le hacía preguntas a la joven.

 

—Dana de dónde eres, que te gusta, que te disgusta, que haces en tus tiempos de ocio.

—Calma Akira todo  con calma haces demasiado preguntas—dijo la joven de ojos verdes con una sonrisa encantadora aquel muchacho.

—Discúlpame —contestó el chico con un leve sonrojo.

—Bien yo soy de Nueva York, lo que me gusta es escuchar música, bailar y lo que me disgusta es… —quedo por un momento en silencio mirando a ese muchacho.

Sendo al verla que se quedo callada  — ¿Qué sucede Dana?

—Pues Akira  lo que sucede es que te voy a ser sincera a mi no me gusta el básquet y mucho menos  los chicos que juegan ese deporte.

El muchacho al escucharla sonrió —Eso no es malo Dana y me alegra que seas  sincera pero deberías darte la oportunidad de conocer mas de este deporte además se me hace raro que no te interese si en Estados Unidos hay excelente equipos de básquet en  la NBA; Pero cuál es el motivo que  no te interesa.

—Mmmh  pues los chicos que practica cualquier deporte se creen que tienen a las chicas a sus pies además son engreídos, patanes.

—Calma, calma Dana  no todos somos así bueno al menos yo no.

—Discúlpame Akira lo que pase que tuve un problema en la preparatoria que estudiaba con un chico que estaba en el equipo de futbol americano.

 — ¿Qué paso? —expresó Aquel joven.

—No olvídalo ¿sí? no quiero recordar eso —Si por Brian estoy lejos de mi país—pensó para sí misma.

—Bien no insistiré que me platiques pero deberías darte la oportunidad de asistir a un partido.

—Es lo mismo que me dice Hanamichi pero la verdad no  me interesa.

—Entonces eres hermana de Sakuragi—Exclamó aquel chico.

—No, somos primos—contestó la joven de ojos verdes.

—Vaya así que eres familiar de Sakuragi.

—Sí, algún problema.

—Para nada Dana—espeto el joven con una sonrisa hacia la joven. —Ya tienes bastante tiempo viviendo aquí, no te había visto.

—No, apenas tengo exactamente unas cuatro semanas.

— ¡Ah! Entonces aun no conoces muy bien por aquí.

—Pues no mucho solo algunos lugares donde he ido con mi primo Hanamichi.

—Que te parece si el domingo salimos.

—Tranquilo Akira, vas demasiado aprisa apenas nos conocemos. —contestó la joven de ojos verdes.

—Pues ya nos presentamos así que ya nos conocemos y hablamos un poco de nosotros creo que con eso es suficiente Dana.

 —Pero no puedo salir contigo…—ella miro aquel chico  y quedo por un instante en silencio.

—Acaso tienes novio —preguntó el muchacho de ojos azules interesado en saber, ya que ella había rechazado su invitación—Soy un tonto verdad como me pude imaginar que una chica como tú no tendría novio.

 — ¿Qué tonterías estás diciendo Akira? Estas muy equivocado yo no tengo novio por el momento, además ni me interesa tener por ahora tengo otras prioridades.

—Calmada Dana no te molestes —dijo Sendo con una sonrisa a la chica.

—Discúlpame Sendo, no quise hablarte así — respondió la joven apenada  con aquel muchacho —Esta bien  acepto tu invitación pero solamente como amigos.

—No tienes porque disculparte Dana, me alegra que aceptaras mi invitación.

 A Dana se le había ido  la noción del tiempo miro hacia el reloj que estaba en la pared  de aquel lugar eran las ocho cuarenta y cinco, se levanto de su asiento tomando su mochila.

 —No puede ser ya es tarde, tengo que irme Akira.

—Espera Dana aún es temprano—se levanto de su asiento aquel muchacho.

—Lo siento pero debo retirarme,  mi tía ahora ha de estar preocupada por mí, así que  nos vemos.

Dio media vuelta la muchacha para dirigirse hacia la estación y tomar el tren que la llevaría a casa.

Sendo iba tras ella—Espera Dana te acompaño y hablare personalmente con tu tía que yo fui el que te entretuvo.

Ambos jóvenes no se dan cuenta que alguien los observaba desde lejos— ¿Qué está pasando aquí? Dana está saliendo con Sendo de Ryonan. —dijo aquella persona pensado para sí misma  mirando hacia donde estaba aquella  joven de ojos verdes y  el chico de ojos azules.

 

Continuara...

Capitulo 21.- Planes contra Mitsui. por Hitomi Uzumaki

 

 

Acá por otro lado en una discoteca donde se reunían los jóvenes para divertirse, estaba un muchacho con sus amigos platicando sobre el plan que tenían para vengarse de  ese chico llamado Hisashi Mitsui.

Un  chico de cabello negro y un poco ondulado  pregunto a su jefe de pandilla— Bien Ryu como  vas con los planes de venganza sobre ese miserable de Mitsui.

—Pues bien  solo espero el momento para acabar con él nunca perdonare lo que nos hizo—aquel chico empuño sus manos.

En eso intervino otro de sus compañeros—Entonces al parecer tu novia va bien con tu plan la verdad tu chica es genial además fue buena idea que la señorita Ishida nos ayude en esto.

—Sí, amigos el plan fue totalmente idea de ella por eso la amo mucho es una chica excepcional Serena es la única persona que me ha comprendido y me entiende.

—Vaya amigo la amas demasiado—dijo Saburo.

—Sí. —contestó aquel joven con una leve sonrisa.

—Pero Ryu no te dan celos que ella este al lado de ese basquetbolista.

—No, yo confió plenamente en Serena.

—Oyes Ryu entonces tu nos avisas cuando debemos entrar en acción.

—Claro amigos según con lo planeado pronto acabaré con Hisashi Mitsui, pero más me divertiré cuando termine con los del  equipo de básquet de Shohoku—dijo aquel joven con una leve sonrisa.

En ese interfirió aquel muchacho llamado Saburo —Pues Ryu quiero que me dejes a ese chico pelirrojo nunca le perdonare lo que me hizo aquella vez en el callejón quiero vengarme principalmente de el  —todos empezaron a reír maliciosamente.

Llegan aquel lugar Takeshi y sus amigos, estaba muy concurrido la discoteca  los jóvenes se divertían unos bailaban mientras otro platicaban.

Takeshi junto con Taro y Otani se dirigen hacia donde estaba su primo y la pandilla de este.

— ¡Ryu! Hola.

—Takeshi que bien que llegaron siéntense llegaron a la hora.

— ¿Qué paso? ¿Qué vamos hacer esta noche ustedes solo digan y nosotros los acompañamos? Ya que se ven con mucho entusiasmo que planean.

—Vaya Takeshi eso es actitud—dijo aquel chico alto de cabello castaño y ojos negros llamado Saburo  este era mayor que todos los demás muchachos de la pandilla que oscilaban entre los 15 y 17 años mientras el  rebasaba los 22 años.

—Pues si  se trata de divertirse ahí estaremos verdad chicos—refiriéndose a Otani y Taro.

Los dos jóvenes asentaron  con la cabeza positivamente— Pues estamos planeando  como vengarnos de tu quien  ya  sabes primo.

— ¡Ah! Ya sé a quién te refieres —rio aquel joven.

En eso Ryu aun riendo— Pues  no va hacer el único nos vengaremos  de ese chico pelirrojo.

— ¡Hanamichi Sakuragi! —exclamo aquel joven.

—Si Takeshi ese pelirrojo me las pagara le  daré en donde más le duela buscare su punto débil, además ya mande investigar todo sobre él.

En ese  instante Takeshi se levanto de su asiento molesto y acercándose a ese muchacho y tomándolo del cuello—No te atrevas a tocar a Dana eso no le permitiré.

Ryu se acerco a él, al igual sus amigos — ¿Qué te pasa Takeshi? Suelta a Saburo. — ¿Quién diablos es Dana? Y que tiene que ver con ese pelirrojo —pregunto el jefe de la pandilla.

—Es prima de Hanamichi Sakuragi, además el también tiene novia es Haruko Akagi.

— ¡Cállate! Otani—soltó a Saburo para ir a golpear a su amigo pero Ryu le detuvo la mano.

Saburo miro a Takeshi y rio levemente —Vaya niñito así que ese pelirrojo tiene una prima y una  novia quien se iba imaginar eso de ese miserable, bien no tocare a esa chica llamada Dana pero de la otra si ¿Cómo me dijiste que se llama? Haruko verdad.

Takeshi estaba sumamente molesto— ¡Ryu! Ni tu ni ese miserable tocaran a Dana Sakuragi tendrán que pasar sobre mi cadáver.

—Tranquiló primo nadie tocara a esa chica de eso me encargo yo.

Mientras discutían aquellos jóvenes a ese lugar llego una chica misteriosa al entrar a la discoteca  los jóvenes que estaban en la puerta y pasillos de este se sorprendieron al ver a la muchacha.

Solo se murmuraba que era muy bonita unos la invitaban a bailar y otros se preguntaban quien era la joven, la muchacha pasaba sin hacer caso de lo que le decían.

Las jóvenes al verla se molestaba ya que sus chicos dejaban de bailar para admirar a la chica que había llegado.

Ryu y los demás se sorprenden al ver  que causaba tanto alboroto en el lugar— que estará sucediendo amigos—pregunto Saburo interesado en saber. Todos miraron para ver qué era lo que estaba pasando.

Dentro de  la multitud salió una joven no muy alta de cabello negro corto hasta más debajo de los hombros agarrado con una coleta alta, ojos verdes, vestida de negro trae un short corto, con una blusa negra de tirantes con unas botas que le llegan hasta arriba de las rodillas y altas en conjunto con una gabardina.

Ryu  y los demás al verla se sorprendieron,  aquel joven jefe de la pandilla —Pero quién es esa hermosa chica no la había visto por aquí.

Al igual Takeshi al observarla bien dijo en vos alta — ¡Dana! —aquel  joven se zafó de su primo ya que aun lo tenía agarrado aun de la mano.

—La conoces primo —reiteró Ryu. —también levantándose de su asiento.

Mientras tanto en la estación del tren los chicos estaban en  esperando a ver si llegaba aquella chica de ojos verdes, miraban entre la multitud.

El joven pelirrojo estaba muy apurado por su prima en cuanto vio llegar uno de los trenes se acerco para ver si ella venia en ese, pero lamentablemente no había salido la muchacha de de ese tren.

Al igual los chicos al ver que no llego se preocuparon, el joven de lentes llamado Takamiya miro su reloj eran casi las nueve y media de la noche.

En la discoteca aquella joven misteriosa que había causado revuelo en el lugar se acerco a la mesa de esos jóvenes pasando por un lado de Takeshi, ella se dirigió con el jefe de la pandilla quien se abalanzó sobre él besándolo.

Sus amigos se sorprendieron al igual Takeshi al ver tal acto de esa muchacha misteriosa, Ryu en ese instante se aparto de ella — ¡Oyes que te pasa! ¿Quién eres? —la alejo de él.

Aquella joven misteriosa miro a los ojos a Ryu—Vaya tan pronto te olvidas de mi por un momento—dijo la joven molesta y cruzándose de brazos.

Después de que el miro bien a la chica la tomo de la cintura la atrajo hacia él y la beso nuevamente el beso fue correspondido por ella.

— ¡Primo! ¿Cómo puedes hacerle esto a tu novia? —expresó aquel muchacho de ojos negros.

En ese instante después del largo beso que se dieron ambos jóvenes, la joven miro a Takeshi.

— ¡Tranquilo! Takeshi soy Serena.

—Pero porque estas vestida así. —preguntó aquel joven.

No fue el  único también su novio al verla así — ¡Serena! Pero porque estas vestida de esa forma.

 

—Pues me vestí así porque no quiere que alguien me reconozca y me vea con ustedes sería muy riesgoso  que me vieran contigo Ryu.

—Te ves muy linda amor, estas irreconocible.

—Gracias. —contestó con una sonrisa a su novio.

—Oyes Takeshi desde que la vi entrar  se me había figurado que era Dana Sakuragi. —reitero uno de los amigos de Takeshi.

—Igual yo Otani. —contestó aquel muchacho.

—Takeshi pensé que no ibas a venir —dijo aquella joven.

—Pues veme no me perdería por nada la plática que tendremos y quiero saber todo de Dana.

—Vaya primo, la  verdad esa chica sí que te interesa y te trae loco ¿Pues como es esa joven? Me interesaría conocerla. —Intervino Ryu al escuchar esto por parte de su primo.

Serena al escuchar esto por parte de su novio se molesto con el  — ¡Ryu!

— ¡Celosa! Amor —él, la tomo del mentón y la miro a los ojos —Tu sabes que eres la única.

—Mmmh  no te creo.

Aquel chico beso a su novia para tranquilizarla, ella le correspondió el beso—Serena nunca se te olvide que tu eres la única mujer a la que amo y no tengo ojos para otra que no seas tú.

Una joven que estaba ahí en la discoteca miro  aquella chica de negro cuando fue interrumpida por su amiga— ¡Ukyo! —La joven fue sacada repentinamente de sus pensamientos.

— ¿Qué pasa Keiko?

—Más bien que te pasa a ti estas muy distraída.

—Mira hacia haya pero ve  despistadamente ya te fijaste quien está en ese lugar.

—Pero si es la nueva chica que entro a Shohoku Dana, que hace con esos tipos —acotó la muchacha sorprendida.

—Es obvio amiga ella es una rebelde  tenía que salir a su primo Sakuragi, pero lo que no entiendo porque se junta con esos muchachos ya que son los que hicieron relajo en el gimnasio al club de básquet.

—Tienes razón. —Serena y los demás no  se dan cuenta que son observados por esa dos chicas.

Acá en la  mesa de estos chicos—Takeshi antes de platicarte de Dana solo te quiero decir a ti y tus amigos—miro a los otros dos jóvenes acompañantes del primo de su novio.

—Deben controlarse  no echen a perder  esta plan que hemos hecho Ryu y yo con sus imprudencias.

—Que está diciendo Serena quien te entiende primero dices que la molestemos y después dices que no.

—Mira Takeshi a veces eres muy impulsivo debes moderante un poco, lo que hiciste la otra ves que ibas a entrar al baño de mujeres que pretendías hacer.

—Es cosa que no te interesa—contestó aquel joven molesto con la muchacha de ojos color miel.

Ryu al ver esto interrumpió—Tranquilo los dos, Takeshi debes apegarte al plan no cometas algún error, ese miserable de Hisashi Mitsui me la tiene que pagar.

— ¿Está bien primo?—acotó aquel muchacho.

—Bueno arreglado esto,  vamos a lo que sigue Takeshi es sobre Dana Sakuragi—sonrió la joven maliciosamente. —Sabrás cosas de ella que nadie sabe más que yo.

Esto será un secreto entre los dos nada mas, así que nos vemos chicos,  Takeshi y yo tenemos cosa de que hablar ahora volvemos.

Los dos jóvenes salieron al  balcón donde podrían platicar a solas y sin ninguna interrupción.

Serena miraba aquel cielo estrellado dejo escapar un suspiro hondo y profundo, Takeshi no la dejaba de mirar ya que la verdad cuando la vio llegar a la discoteca en primera estancia se la había figurado a Dana.

Lejos de ahí en la casa de Mitsui aquel chico de ojos azules estaba recostado en su cama recordó lo que había pasado entre él y su novia cuando ella le dijo que nunca la dejara, pero estaba confundido el amaba a Serena pero él sentía algo por aquella muchacha de ojos verdes.

Se levanto de su cama molesto consigo mismo tomo su móvil y marco un numero

La muchacha de ojos color miel  escucho que su móvil sonaba al tomarlo en las manos miro que era su novio — ¡Rayos es Hisashi! Lo volvió a guardar y no contesto.

Takeshi miro a la chica—Acaso no vas a contestar.

—No.

Aquel  chico de ojos azules al no recibir contestación, marco a la  casa de su novia este por lo menos sonó como dos veces cuando fue tomada la llamada.

—Diga.

—Disculpe buenas noches  está Serena.

—Buenas noches, es usted joven Mitsui.

El chico al escuchar aquella vos bien supo de quien  se trataba— ¡Señora Aizawa! Si soy Mitsui.

—Hola joven siento decirle que está dormida si gusta dejarle algún recado.

—Pues solo dígale que mañana paso por ella para irnos juntos a la escuela, solo eso si me haría el favor de avisarle.

—Claro joven.

Al colgar el teléfono la señora Aizawa—Serena donde estas niña siempre me preocupas espero que llegue temprano para darle el recado ya que a veces cuando sale con quien sabe llega hasta el día siguiente antes de ir a la preparatoria, el joven Mitsui no se merece que ella lo engañe con alguien más, bueno espero que este equivocada en lo que pienso.

Mitsui se recuesta en su cama, en ese momento cuando tocan la puerta de su habitación, el se reincorpora —Adelante.

Entro a la habitación aquella niña de ojos azules —Hermano podemos hablar.

— ¿Qué pasa Sakura? —el miro a su hermana menor triste.

—Hisashi yo quiero ir el sábado contigo al partido pero mamá y papá  no podrán llevarme estarán trabajando ese día.

 —No te preocupes yo te llevare conmigo pero quiero que me prometas que te portaras bien, le diré a Serena que te cuide mientras yo juego que te parece. —dijo el muchacho de ojos azules con una sonrisa a su hermana menor.

—Te lo prometo hermano—contestó con una sonrisa aquella niña. —Oyes Hisashi además quiero  ver a mi amiga Dana me supongo que ella también ira verdad.

—Pues lo dudo Sakura que ella vaya.

—Pero porque dices eso hermano.

El joven miro a su hermana— A ella no  le gusta este deporte además ninguno —Lo dijo  el cruzándose de brazos.

—Hmmm  ya veo entonces no la veré pero espero se decida a ir, entonces nos vemos mañana que descanses hermano.

La joven salió de la habitación de su hermano, el se dispuso a descansar él no se imaginaba lo que estaba pasando realmente afuera y que su novia no  era lo que realmente aparentaba.

 

En  la discoteca Serena mira aquel joven de ojos color café  como la miraba ella se siente incómoda — ¿Que sucede Takeshi?

— ¿Por qué? Te viste igual que Dana, ¿Qué intensiones tienes al vestirte así?

 —Ya lo dije Takeshi  si alguien me ve con ustedes se enterara Hisashi y esto termina y no podremos seguir con el plan, pero vete acostumbrando ya que cuando  salgo con Ryu y ustedes tendré que vestir de esta manera.

Asi que dejemos esta charla sobre mí, tu viniste a saber de Dana Sakuragi o ¿no? Para empezar te voy a dar esto  — ella le da un sobre sellado ese chico lo tomo en sus manos.

 

— ¿Qué es esto? —el lo iba abrir cuando la muchacha.

 —No  lo habrás aquí, esto míralo cuando estés solo Takeshi,  Dana es una chica bastante inteligente, a veces arrogante pero es de buenos sentimientos, ella una vez me dijo que si amara alguien seria para toda la vida.

Todo lo que le decía aquella muchacha sobre la joven de ojos verdes le interesaba a Takeshi entre mas escuchaba esto hacia mas interesarse en ella.

Mientras en la estación del tren llego aquella joven miro su reloj eran las nueve y cuarenta y cinco  de la noche cuando bajo del tren escucho que le hablaron para ella fue una voz conocida y miro aquel joven alto y rubio.

— ¡Okuss! —exclamó la joven.

— ¿Qué paso contigo amiga? Mira la hora que es Hanamichi y los demás te estábamos esperando.

— ¿Qué dices?

—Mira allá vienen Hanamichi y los demás—dijo Okuss con una leve sonrisa.

El pelirrojo al ver a su prima corrió hacia ella— ¡Dana! ¿Estás bien? —el abrazo a su  prima—Donde estabas mamá está muy angustiada, además quería hablar a la policía.

— ¡Hanamichi! —Expresó la joven de ojos verde sonrojada.

—Perdóname Dana es mi culpa por dejar que te vinieras sola.

—No es tu culpa Hanamichi —ambos jóvenes se separaron—ella toco su nunca con la mano y sonrió—Me tarde porque tomo el tren equivocado. — No puedo decirle que estuve con Akira, si no se molestara. —esto último lo pensó para sí misma.

 

—Lo  bueno es que estas bien Dana—reitero aquel joven—Vamos a casa mamá nos está esperando.

—Sí, vamos—ella sonrió levemente pero la verdad se sentía mal mentirle a su primo ya que él se ha portado bien con ella, pero no quería que se molestara con ella al saber que salió con aquel joven de Ryonan.

En ese momento sonó  el móvil de Hanamichi—Diga.

— ¿Hijo qué paso con Dana? 

—No te preocupes madre ya vamos a casa los dos.

—Gracias a dios está bien entonces también invita a tus amigos a cenar.

—Ahora vamos pues. —Después de que colgó sonó nuevamente su móvil— ¡Haruko!

— ¡Hanamichi! Dana está bien ya le encontraste—preguntó su novia afligida.

—Tranquila ya está aquí conmigo linda, es mas deja te la paso.

Dana toma el móvil de su primo—Amiga estoy bien no te preocupes.

—Como quieres que no me preocupe si por mi culpa te perdiste.

—Haruko que cosas dices, entiende no es tu culpa ni tuya ni de nadie así, que amiga tranquilízate nos vemos mañana y descansa, ahora deja te paso a Hanamichi.

—Asi que hasta mañana linda no olvides que te amo—dijo aquel joven de pelo rojo sonrojándose ya que se lo dijo delante de sus amigos y prima.

—Yo también nos vemos.

La joven al colgar su móvil se dejo caer sobre la cama y suspiro en ese instante tocaron la puerta de su habitación.

—Adelante—se reincorporo sentándose en  la orilla de su cama. —ella se sorprendió al ver que era su hermano que entraba por esa puerta. — ¡Hermano!

—Haruko que está pasando contigo—dijo el hermano mayor a la joven.

— ¿Cómo de que hermano?

—Pues últimamente te he visto mas distraída que antes, además esa cara que traes pareciera que estas enamorada.

 — ¿Qué? —exclamó la muchacha y no pudo evitar sonrojarse por el comentario de su hermano. —Pues yo…yo—bajo la mirada al suelo.

— ¡Haruko! —el puso la mano sobre la cabeza de su hermana menor—Bien espero que ese chico de quien estas enamorada te traté bien si no se las verá conmigo espero que un día me lo presentes.

La muchacha alzo la mirada y sonrió levemente — ¡Hermano!

Aquel joven salió de la habitación de su hermana—Espero que ese torpe de Hanamichi Sakuragi trate bien a mi hermana si no se las verá conmigo. —se dijo a si mismo sonriendo.

Acá en la casa de los Sakuragi llegaron los chicos, cuando Dana entro  primero su tía corrió hacia ella y la abrazo — ¡Hija que bueno que estas bien! Me tenías muy preocupada.

—Perdóname tía. —expresó la joven.

—No tienes porque disculparte—su tía la tomo de los hombros y la miro a los ojos le dio un beso en la frente.

La muchacha se sorprendió ya que nunca espero que su tía Miyuki reaccionara de esa manera ella era contrario a su tía Megan, cada vez que se le hacía tarde en llegar a la casa  la regañaba o  en su defecto la castigaba.

Dana sintió aquel amor maternal por parte de su tía se sintió feliz—Tía gracias, a ti y a ustedes chicos —ella miro a su primo y amigos. —Les agradezco que se preocupen por mi eso me hace tan feliz.

De repente la joven derramo una lagrima, pero ella lo oculto mirando hacia otro lado no quería que la verían llorar, su primo al verla.

—Te sucede algo prima.

—No, no es nada estoy bien —se seco esa lagrimas. —Que les parece si cenamos.

Todos se dispusieron a cenar esa noche, Dana no podía ocultar aquella felicidad que la embargaba en ese momento miro a su tía, a su primo en ellos  había encontrado lo que había perdido desde hace tiempo  el amor de una familia la comprensión, eso  ella había  buscado con su tía Megan y primas cuando murieron sus padres.

Pero el único que le daba aquel amor que le faltaba era su tío Daisuke para ella era un padre y lo quería mucho, luego miro aquellos cuatro jóvenes los que ya consideraba amigos también  de ella a Okuss, Yohei, Noma y Takamiya, sin olvidar a los demás chicos.

Estaba sumergida en sus propios pensamientos— ¿Dana que te pasa? —preguntó aquel chico de lentes.

—Nada Takamiya—contestó con una sonrisa. —después de la cena los cuatro jóvenes se retiraron.

Cuando se fueron Dana dispuso  a recoger los platos y vasos de la mesa también Hanamichi le ayudo.

 —Mamá, Dana  me retiro.

—Que  descanses hijo.

—Hasta mañana Hanamichi—cuando el joven pelirrojo se retiro—Tía podemos hablar.

—Sobre que hija.

—Pues quiero decirte porque llegue tarde.

—Mira Dana no es  necesario,  lo bueno es que estas bien y no  te cuestionaré.

La  joven se sorprendió al escuchar esto por parte de su tía, pero por esa razón le iba a contar porque se le hizo tarde.

— ¡Tía Miyuki! —Expresó la muchacha—Pues quiero que lo sepas, ya que la verdad  tú  confías en mí.

— ¡Dana! —Exclamó  la tía Miyuki  —Ven vamos a sentarnos —ambas se dirigieron al sofá se sentaron.

  La joven miro a su tía. —Bien  hace como unas semanas atrás conocí  a un chico, te acuerdas el día que te encontraste con tu amiga y yo fui a dar la vuelta con mi amiga Sakura.

 

Continuará…

 

siguiente capitulo será:

Capitulo 22.-  Admirador Secreto.

Capitulo 22.- Admirador Secreto. por Hitomi Uzumaki

 

 

—Sí recuerdo hija.

—Pues ese día ella y yo fuimos a comprar un helado y al  salir de la nevería tope con una persona haciendo que mi helado se cayera yo me moleste tanto que le dije de cosas al muchacho.

—Y  luego—preguntó  aquella mujer con una sonrisa picarona a su sobrina.

— ¡Tía! —Espetó la joven sonrojada por el comentario—El amablemente se disculpo y me compro mi helado pero para esto Sakura  me dijo que ese joven era integrante del equipo de básquet de la preparatoria Ryonan.

Y hoy precisamente antes de venir a casa me lo encontré en el tren  y el con mucha confianza sabes lo que hizo, me tomo de la mano y bajamos en la siguiente estación me invito un refresco y…—quedo por un momento en silencio.

— ¿Qué paso? —preguntó la tía interesada en saber que más había pasado.

La joven de ojos verdes se levanto del sillón y suspiro  hondo y profundo  —Tía para ser sincera Akira   es un chico amable, gentil, y buena gente.

—Mmmh con que Akira vaya hija para conocerlo por poco tiempo ya hay mucha confianza entre ustedes además tu que tanto te quejabas de que nunca te fijarías en un chico que fuera deportista.

Dana miro hacia su tía y no pudo evitar el sonrojo  leve en sus mejillas —Para ser sincera me agrado pasar un rato con el aunque hablamos poco me simpatizo  no te lo puedo negar.

Miyuki acaricio el cabello de su sobrina — ¡Dana! Ese chico te intereso.

—No tía solo que a su lado me sentí a gusto—contestó con una sonrisa hacia ella.

—Pero tu volverías a salir con el si te lo  pidiera.

—La verdad tía, voy  a salir el domingo con el—respondió la joven sonrojándose y tímidamente.

—Vaya hija, me alegro por ti.

—Gracias tía—acotó  la joven sonriendo —Otra  cosa  por favor no le digas a Hanamichi que me vi con él y que me veré el domingo.

 

—Pero porque hija a caso él,  lo conoce.

—Si por si no sabias ellos son rivales en el básquet.

—Ya entiendo, no te preocupes todo lo que me platicaste será un secreto entre las dos y tu puedes confiar en mí y te agradezco tu confianza Dana.

—Gracias tía, entonces me voy a descansar y arreglar mis cosas para mañana—La joven se retiro dejando a su tía algo pensativa en la situación que estaba suscitándole.

 —Quien se iba a imaginar que Dana iba hacer una chica rompe corazones no sé, si no se ha dado cuenta o por su propio orgullo no ve vas allá, quien de los dos ganara el corazón de  mi sobrina ella al final tendrá que  decidir —sonrió levemente.

En la habitación de Dana saco de su closet el uniforme reglamentario de la prepa lo puso sobre la cama y lo miro.

No, no puedo ponérmelo es bonito pero para mi gusto es mejor vestida como a mí me gusta,  me siento más cómoda con mi ropa que uso de diario.

Pero si no lo uso tendré problemas, bien esta semana no me lo  pondré a ver qué invento en la escuela, pero por si las dudas me lo llevare y lo  dejare en el locker donde guardo mis libros —ella guardo su uniforme en su mochila junto con los zapatos. Se dispuso a descansar, al día siguiente como siempre llegaron a la escuela, Dana se adelanto a su salón dejando a su primo con sus amigos, llegaron unos diez minutos antes, la muchacha entro a su salón como de costumbre,  ella se sorprendió al ver en su pupitre algo que le llamo la atención.

 — ¿Pero qué es esto? —ella tomo entre sus manos el ramo de  rosas eran de un color amarillo intenso y alrededor de los pétalos color rojo, estas estaban envueltas en papel celofán.

La joven miro a todos lados  para ver a quien miraba por los alrededores son tan hermosas  que raro a mí las rosas me encantan, pero quien las habrá puesto aquí, de seguro alguien se confundió a la mejor Hanamichi se las trajo a Haruko o ese patán se las dejo a  Serena.

En ese instante llegaron las chicas y  Serena; Matsui al ver a su amiga con esas rosas— ¡Dana! Son tuyas que hermosas están.

Al igual Fuji y Haruko al verlas si que son demasiado lindas—dijeron en unisón las muchachas al mismo tiempo.

—Vaya amiga tienes un pretendiente —acotó la joven de ojos azules guiñando el ojo a su amiga.

—Esperen chicas de que hablan el hecho de que estuvieran aquí no quiere decir que son mías, a la mejor son para ti Haruko  o para  ti Serena —ella miro a su amiga.

—No Dana, esa clase de flores a mi no me gustan—Esto lo dijo aquella chica de ojos color miel algo cortante.

— ¡Dana mira en medio de las rosas hay una nota!  —exclamó la joven de cabello corto.

— ¿Qué? No me había dado cuenta Fuji. —la chica de ojos verdes,  saco  la tarjeta que traía.

Lee su contenido en voz alta.

Estas rosas son para ti la chica más  hermosa de  Shohoku, desde la primera vez que te vi me enamore.

Atte: Tu admirador secreto.

Dana se sonrojo como un tomate al leer esto, ella nunca había recibido este tipo de presentes.

 — Vaya Takeshi te luciste, no esperaba más de ti —pensó para sí misma aquella joven de ojos color miel.

—Amiga quien se iba a imaginar que tienes un pretendiente aquí  en la preparatoria que romántico—exclamó Haruko.

En los pasillos de la preparatoria estaban aquellos tres jóvenes—Takeshi hoy fuimos por ti, tu mamá nos dijo que te viniste más temprano a la escuela porque nos dijiste—musitó Otani.

—Pues tenía que hacer un pendiente y por eso llegue temprano.

—Y se puede saber que es amigo—preguntó Taro.

 —Se los diré después vamos a clases.

En el salón de Haruko estaban en clases, Dana estaba distraída estaba aun la incertidumbre de quien le envió ese ramo de rosas, el profesor de matemáticas les anuncia al grupo que el lunes tendrán un examen y  que deben estudiar mucho.

 —Rayos hay cosas que no entiendo pero tendré que ponerme a estudiar y pasar el examen —Se decía a sí misma la joven de ojos color miel.

Después de esa clase antes de que entrara el siguiente profesor  —Dana  te pido una disculpa si Hanamichi no me hubiera llevado a mi casa no te  habrías  perdido.

Las demás chicas al escuchar se sorprendieron — ¿Te perdiste? —dijeron en unisonó Fuji y Matsui.

—Tranquila amigas,  solo que me  equivoque de  tren y Haruko no tienes porque disculparte  así que olvídalo —le respondió con una sonrisa.

Serena al escucharla se sorprendió porque no les había dicho que estaba  con Sendo  eso le había intrigado aquella joven. — ¿Qué oculta Dana? ¿Por qué no quiere decirles que estuvo con aquel chico?

—Así que amigas dejemos esa preocupaciones que les parece—musitó la chica de ojos verdes.

Paso el día, llego el momento de descanso fueron a la cafetería donde ya estarían los demás chicos esta vez  la joven de ojos verdes fue con ellos.

Cuando llegaron ya estaba ahí su primo, Serena se adelantó ya que su novio  ya estaba ahí.

Las demás se acercaron y tomaron lugar Dana se sentó a un lado de su primo y Haruko del otro.

Serena tomo de la mano a su novio y sonrió con el—Que tal tus clases amor.

—Bien Serena, y tú.

—También, solo que el lunes tenemos examen verdad amigas.

—Pues sí, así que este fin de semana tendremos que estudiar para pasarlo—reitero Haruko.

—Además tu eres muy lista Haruko, se que tu lo pasaras—acotó con una sonrisa aquel joven pelirrojo.

— ¡Hanamichi! —se sonrojo la muchacha.

En eso interrumpió la plática la muchacha de cabello castaño y ojos color miel— ¡Dana! Platícales a los chicos lo que te paso hoy.

La joven  de ojos verdes miro a Serena—Pues.

—Prima no me digas esos chicos te siguen molestando —contestó molesto el joven pelirrojo.

 —No Hanamichi para nada.

—Dana dinos la verdad tu sabes que puedes contar con nosotros.

—Lo sé Yohei.

— ¿Cómo que te están molestando Dana? —preguntó la manager del equipo de Shohoku.

—Takeshi y sus amigos, pero ya no me molestan —contestó Dana ya que no quería decirles que el  ya no la molestaba sin no que ahora era molestada por una  chica llamada Aoki y sus amigas—Así que no hay que preocuparse si—sonrió la joven. —Bien a lo que comento Serena hoy por la mañana recibí un ramo de rosas.

 — ¿Qué? —expresaron sus amigos.

— ¿Quién es Dana?—acotó en tono molesto su primo.

— ¿Cómo quieres que sepa torpe? Si  la nota que me puso  solo decía que era de un admirador secreto—respondió molesta a su primo y a la vez sonrojada.

 

Mitsui al escuchar esto por parte de la joven  el sintió celos, ni el mismo comprendía porque si él y ella no eran nada.

Serena noto algo serio a su novio —Vaya Hisashi si supieras que Dana anda con Sendo y aparte tiene un admirador secreto  —sonrió levemente.

—Pero amiga, no tienes idea de quién es—preguntó la chica de cabello rizado.

—No, pero la verdad no me interesa a la mejor ha de ser una broma de mal gusto  ya ves que aquí  todo se puede esperar.

En eso sonó el timbre del descanso, los chicos se despidieron y siguieron con las siguientes clases.

Paso la tarde,  salieron las chicas fueron al gimnasio y Dana fue a presentarse al aula donde estaban los chicos del periódico escolar.

Subió a los salones de segundo y busco a la señorita Mari al llegar fue recibida por una  joven de cabello corto y ojos negros.

—Hola Dana que bien que viniste, vamos para presentarte a los demás del equipo —Ambas jóvenes entraron al salón.

Todos estaba atareados con el trabajo unos iban de un lugar para el otro, Mari la encargada —Chicos tranquilos dejen de hacer lo que están haciendo por favor póngame atención.

Los muchachos dejaron de hacer sus labores y miraron a su jefa—Bien les voy presentar a la señorita Dana Sakuragi  a partir de hoy se unirá al periódico escolar así que espero que la traten bien  ya que con ella se dirigirán a darle sus investigación  ella las redactara.

Algunos al verla no les agrado la idea, a otros no les importo pero aun así le dieron la bienvenida. Ella les agradeció, en ese momento

— ¡Harumi!

—Sí, Mari.

—Por favor entrégale a Dana  todas las investigaciones pendientes.

—Está bien vamos  señorita Sakuragi.

Las jóvenes fueron a un lugar apartado del bullicio de sus compañeros de trabajo, al entrar la chica de ojos verdes se sorprendió al ver un montón de papeles  por todos lados.

Disculpe el desorden, pero no me da abastó con los trabajos que me encomendaron y agradezco que Mari consiguió  quien redactara así que aquí será tu lugar de trabajo y suerte.

—Gracias, Harumi y otra cosa me puedes decir Dana por favor.

—Está bien Dana nos vemos al rato.

La joven de ojos verdes,  miro todas aquellas  investigaciones y empezó acomodarlas por orden.

—Mari crees que esa chica pueda con el trabajo que le encomendaste. —preguntó  otra chica perteneciente al periódico escolar.

—Sé que es capaz y demás Maeko, además me urgía pronto una redactora.

 —Pero no te das cuenta que le da mala imagen a nuestro periódico además en la forma que viste y poquito  peor es pariente de ese chico rebelde de Hanamichi Sakuragi.

—Basta Maeko ella se queda y punto así que dedícate a tu trabajo ¿Sí? —la joven encargada el periódico se fue molesta, iba tan enojada que no escucho que sus amigos que la acompañaba a todas partes le hablaban, Jiro y  Koji. —se detuvo la joven al ver a sus amigos. — ¿Qué sucede?

—Si acepto la señorita Sakuragi.

 —Claro, ahora está comenzando con su trabajo.

— Mari ya investigaste a qué hora empezara el partido de Shohoku contra Takahata.

—A las diez de la mañana.

Acá en el gimnasio estaban las chicas animando a los chicos en su práctica, también estaba ahí las porristas de Rukawa esto  le molestaba a Sakuragi ya que eran muy escandalosas.

—Vaya zorro dormilón, esas chicas no se pierden ninguna practica, pero pierden el tiempo el mejor jugador de Shohoku soy yo el genio Hanamichi Sakuragi.

— ¡Cállate torpe!

—Mira zorro como te atreves a contradecirme —Empuñas sus manos aquel chico de pelo rojo.

En ese instante recibe un tremendo golpe en la cabeza  —Cabeza hueca porque nunca pones atención siempre estas distraído y desconcentras a los demás.

—Eres un torpe, a veces avergüenzas al equipo Sakuragi.

—Tú también Mitsuito.

— ¿Qué no me digas así, cuantas veces tengo que repetírtelo?

 — ¡Hanamichi! —expresó aquella joven de ojos azules.

—Hanamichi no tiene remedio verdad amigos.

—Siempre ha sido así  el —reitero Yohei con una leve sonrisa.

Mientras Serena, que ya termine esto cada día más me harta estar aquí, me da igual si gane o pierde Shohoku.

Esto lo dijo en voz alta ya que las porristas de Rukawa gritaban cada vez que el encestaba,  y sus amigas gritaban con euforia apoyando a todos pero no se percato que una de ellas la alcanzo escuchar lo que dijo.

—Dijiste algo Serena.

—No Fuji, solo dije que ojala que en siguiente partido  gane Shohoku.

La joven de cabello corto la miro y sonrió  —Que raro, claramente alcance a escuchar que no le importaba que ganara Shohoku, a la mejor estoy equivocada ya que con los ruidos  no escuche bien.

Estaba sumergida en sus propios pensamientos, cuando fue sacada repentinamente

 —Fuji que sucede.

—Nada Haruko.

Acá por otro, lado como siempre estaban aquellos tres jóvenes sentados en los escalones molestaban a cualquiera que pasa por ahí, inclusive a la chicas y  se burlaban.

  —Oyes Takeshi nos vas a decir porque llegaste temprano.

—Claro Otani, pues se acuerdan que les platique que Serena me iba a contar todo de Dana Sakuragi.

—Sí, amigo.

—Pues hoy en la mañana le traje un presente.

— ¿Cómo? —expresaron en unisonó ambos chicos.

—Asi como lo oyen amigos le traje tres rosas que son sus flores favoritas.

—Tú crees amigo que se haya quedado con ella, a la mejor las tiro.

—Que estás diciendo torpe, no creo que sea esa clase de chica.

—Pues necesitaríamos averiguar amigo. —mientras platicaban se acercaron aquella tres chicas.

  —Hola Takeshi, ¿Cómo estás?

—Bien Ino, que te trae por aquí, no te dije que mientras estemos aquí no nos deben ver juntos.

— ¿Qué pasa? ¿Acaso te preocupa que Dana Sakuragi nos vea juntos? —contestó aquella muchacha con una leve sonrisa y acercándose aquel joven a su rostro.

El se sonrojo por el atrevimiento de Ino hacia él, el se retiro un poco hacia atrás —Takeshi después nos vemos tenemos que planear que vamos hacer con esa chica, adiós.

Dana estaba haciendo las redacciones atrasadas para ella no le fue tan difícil, solo le faltaban unos tres investigaciones.

Al momento de tomar unas hojas de en medio de esta salió una fotografía del equipo de básquet de  la  preparatoria Shohoku.

La tomo entre sus manos y miro a todos ahí estaba su primo pero por obvias razones su mirada sin pesarlo dos veces se dirigió aquel  joven de la camisa #14, — Porque pienso en el, en estos momentos.

Ella guardo esa fotografía en su mochila ya que había muchas ahí y no la extrañarían, prosiguió con sus documentos ya casi era la hora de la salida empezó a guardar  lo qué había hecho.

— ¡Listo! Dana.

—Sí,  Mari ahí están.

Mari reviso todo aquello —Muy bien Dana es todo por hoy nos vemos mañana.

Dana tomo sus cosas y sus rosas con mucho cuidado, se despidió de todos del lugar, iba por los pasillos muy alegre por sentirse a gusto en el periódico escolar.

Ella no se da cuenta que alguien la observaba desde lejos esa persona sonrió levemente al ver que entre las manos esa muchacha trae el ramo de rosas.

Llego al gimnasio miro a esas tres chicas gritando como locas apoyando aquel joven de mirada fría, se quedo recargada en la  pared mientras su primo terminaba el entrenamiento, en eso pasaron dos jóvenes por ahí y miran a la muchacha de ojos verdes.

—Si es ella.

—Estás segura.

—Claro que si era ella.

Dana las miro y escucho que hablaban de ella— ¿Qué les pasa a esas chica? —esas muchachas se alejaron de ahí, pero la joven de ojos verdes no les tomo ya mucha atención.

Acá lejos de ahí esas dos jóvenes— A  ver Ukyo enséñeme la foto, para ver si es ella.

—Por favor Keiko como  no va hacer, si es la única que se viste a si en la prepa, pero vamos a ver para que no te quedes con la duda.

Ukyo saca de su bolso el celular y mira las fotografías que habían tomado, estaban entretenidas cuando.

— ¡Ukyo! Que estás haciendo fuera de clase, no  entraste  otras ves.

 — ¡Ino! —exclamó la joven de ojos negros y escondiendo detrás de su espalda sus manos.

Aquella joven al ver lo que hizo su hermana— ¿Qué escondes?

—No es nada.

—A ver dame lo que escondes.

 —Ten hermana—Ino al tenerlo en sus manos miro aquella fotografía y se sorprendió al ver quién era. —Pero de donde zacates esta fotografía.

—Fue ayer que fuimos a la discoteca, ahí la vimos.

—A quien más se la has enseñado o sabe de esto.

—A nadie solo tu hermana.

—Ukyo solo es esta foto.

—No, mira ahí tomamos otras dos más.

—Bien hermana las pasare a mi celular y no le cuentes a nadie de esto.

—Pero porque Ino.

—No hagas preguntas así que ve por tus cosas al salón y nos vemos en casa.

La joven se fue dejando a su  hermana y amigas de esta, al quedarse solas aquella muchacha se quedo muy distraída, lo cual sus acompañantes al verla así le preguntan que le sucede. Una de ellas le pregunta qué fue lo que le enseño su hermana en el celular.

—Pues miren esto chicas —ella les enseña las fotografías.

Continuara…

 

Notas:

disculpen la tardansa pero  no tenia tiempo de subirlos los capitulos espero ses de su sgrado 

 

salu2

Capitulo 23.- Reunión De Amigas. por Hitomi Uzumaki

 

Las chicas al ver las fotografías se sorprendieron— ¡Dana Sakuragi! Con ese chico llamado Ryu quien causo problemas al equipo de de Shohoku —dijo en voz alta Airi.

—Guarda silencio Airi, no quiero que nadie sepa de esto.

— ¿Qué vas a tramar amiga? —exclamó Kasuki.

—Pues luego lo verán ya tengo  una idea—contestó sonriendo levemente. —Asi que vámonos.

Las jóvenes se retiraron, mientras acá en el  gimnasio los muchachos ya habían terminado la práctica.

La chica de ojos verdes estaba distraída cuando fue interrumpida por su amiga de ojos azules.

— ¡Dana! ¿Por qué no entraste?

—Prefiero esperar aquí a mi primo y a ustedes.

—Bien vamos, a esperar a Hanamichi en la puerta principal.

Dana junto con sus amigos se fueron  a la entrada principal, de ahí se despidieron de ella Matsui y Fuji, después de unos minutos salió  Hanamichi se fueron los tres juntos.

Pasaron los días Dana se sentía a gusto  en el periódico escolar ayudando, ella ese tiempo recibía los regalos todas las mañana y con una leyenda o un verso siempre escrito, su primo al saber de esto se molestaba.

No era el único si no aquel  joven de ojos azules, también estaba algo intrigado y mirar aquella joven con aquellos presentes que alguien de la preparatoria se los daba.

Paso la semana rápido llegando el viernes estaban saliendo de clases y esta vez la muchacha de de ojos verdes y cabello negro trae entre sus brazos un hermoso  conejo de peluche de color  blanco.

Su primo al verla—Prima dime la verdad quien te ha mandado estos regalos de seguro ya tienes por ahí  un novio y no me has dicho.

Ella lo miro algo molesta por lo insistente que era—Hanamichi  como te he dicho no sé quién es.

En  eso interfirió aquel  joven rubio—Pero la verdad amiga no tienes ni la menor idea  quien es.

La muchacha se quedo mirando aquel chico pensando en quien  se tomaba las molestias en regalarle esos presentes, pero lo que más le inquietaba a ella era que son cosas que le encantaban.

— ¿A  caso será él? No creo es mucha coincidencia, que el sepa de mis gustos hemos platicado  muy poco, pero a la mejor si es él, es un chico muy detallista.

— ¿Dana que pasa contigo?

—No, nada pero saben amigos tengo la ligera sospecha quien es—contestó  con una leve sonrisa la muchacha.

— ¿Dana quién es?—dijo Noma interesado en saber.

—No les diré torpes así que  vámonos sí, no quiero que se me haga tarde ya que tengo que ir a casa de Haruko.

—Espera prima dime quien ese chico que te manda tanto regalos, no permitiré que se burle de ti, primero tendrá que hablar conmigo para darte permiso de salir con él, no sabemos qué clase de persona sea, a lo mejor es un pervertido, o un acosador que solo quiere lastimarte.

En ese momento interfirieron los amigos de Sakuragi—Bien amiga nosotros de ahora en adelanté te protegeremos  seremos el ejercito de Dana Sakuragi.

La chica se detuvo por un momento dio media  vuelta y los miro sonrió con ellos les da las gracias por ser tan amables con ella, eso la hizo  muy feliz en verdad tenía amigos con  quien  confiar aparte que eran unos rebeldes pero eso a ella no le importaba eran sus amigos —Se los agradezco chicos, pero yo sé cuidarme sola pero siempre tendré presente que puedo contar con ustedes y sé que algún día cuando  yo esté en problemas ustedes estarán ahí, así que les doy las gracias amigos—ella hizo una reverencia de agradecimiento y con una sonrisa.

Los muchachos se quedaron asombrados al igual Hanamichi, ya que pensaron que ella se iba a molestar o en su  defecto querer golpearlos.

— ¡Prima! —expresó el joven pelirrojo.

Después de una breve platica entre amigos Yohei, Noma, Okuss y Takamiya se despiden de la joven de ojos verdes y el chico pelirrojo, llegan a casa ambos jóvenes.

Dana al entrar va con su tía para pedirle permiso para ir a casa de  Haruko y que si la dejaba quedar a dormir con ella y sus demás amigas, su tía Miyuki no se opuso y se alegro que al fin se estuviera acoplando a sus amigos, pero  la deja ir con la condición que Hanamichi la lleve hasta la casa de su amiga  ya que era muy   tarde para que ella se fuera sola.

La joven acepta en encantada va y arregla sus cosas, al quedarse solos mamá e hijo.

— ¡Hijo! Me alegra que tu prima tenga buenos amigos y eso le hará bien últimamente le he visto más entusiasta y alegre.

 —Tienes razón mamá pero como te dije desde un principio yo cuidare de ella y no permitiré que le hagan  daño, se  por lo que ha pasado  Dana,  su vida no fue  tan fácil.

 —Lo sé hijo tu perdiste a tu padre y ella perdió a ambos hace tres meses.

—Mamá yo protegeré a ella y a ti  ya que soy el hombre de la casa no permitiré que nadie, las lastime.

La joven de ojos verdes escucho esto por parte de su primo, se alegro y sonrió levemente, en eso interrumpió a su tía y primo—Nos vamos Hanamichi.

—Si —contestó el pelirrojo.

—Entonces nos vemos mañana tía llego temprano.

—Está bien hija.

Ambos chicos salieron rumbo a la casa de Haruko Akagi, van en silencio cuando  Hanamichi se detuvo  por un instante frente a su prima y la miro fijamente, esto hizo que la muchacha lo viera también.

—Sucede algo primo.

—Dana desde hace tiempo quiero decirte algo, pero nunca me he animado  a decírtelo.

Veras no soy un buen chico dando consejos ni  nada por el estilo ya que a veces no sigo los consejos que medan mis amigos pero si tú estás en problemas o te preocupas de algo o te sientes sola y quieres hablar con alguien sabes que puedes contar conmigo para lo que sea. 

Dana al escucharlo se acerco a él y lo abrazo—Gracias Hanamichi lo tendré en cuenta—espetó la joven con una sonrisa a su primo.

Iban llegando a la casa de Haruko, cuando en  el camino se encontraron con Ayako y Ryota. Se saludaron y los cuatro jóvenes llegaron al fin a la casa Akagi.

Ahí afuera estaban sus otros amigos, Dana al verlos se puso nerviosa ya que ahí estaba aquel  joven que ella detestaba, se acercaron a ellos y los saludaron.

Ayako se despidió de su novio dándole un beso, al igual Serena no desaprovecho la oportunidad y beso a su novio también,  la joven de ojos verdes no entendía porque sentía celosa al ver  a su amiga con aquel chico era un sentimiento  que en  ella se estaba despertando  si bien sabía que estaba mal, como era posible el amor que en ella estaba naciendo  en aquel joven  prohibido.

Era el novio de quien había sido su amiga por durante dos años en Nueva York, además recordó en ese momento el altercado que tuvieron aquella vez que le reclamo que le quería quitar a su novio.

En ese momento  fue sacada de sus pensamientos — ¡Dana! ¿Qué sucede?

La joven salió de su trance al escuchar que su primo le había hablaba — No es nada primo.

—Segura, prima—El se acerco más a ella  y le dijo en el oído en voz baja—Oyes que tanto le ves a ese torpe de Mitsuito.

La muchacha al oír esto por parte de su primo  no pudo evitar sonrojarse al darse cuenta que su primo se percato que le interesaba aquel joven de ojos azules, ella para evadir esa pregunta por parte de Hanamichi.

Le dio un codazo en el abdomen — ¿Estás loco Hanamichi? —Esto lo dijo alzando la voz — Que cosas se te meten en la cabeza primo  la verdad que eres un mal pensado, sabes que me voy nos vemos mañana si.

Ella dio media vuelta y sin mirar más a su primo se dirigió hacia la puerta de la casa de su amiga un poco molesta con él.

El joven pelirrojo le hablaba pero no recibía respuesta por  parte de su prima, sus amigos al escuchar la discusión de los Sakuragi los miraron sorprendidos no entendía que estaba sucediendo.

—Ahora que pasa con Sakuragi—se preguntaba aquel joven de ojos color azul para sí mismo, el solo siguió con la mirada  aquella joven de ojos verdes la verdad se miraba molesta.

Las chicas se despiden de sus novios y alcanzan  a Dana, mientras Ryota se acerca a su amigo al igual  el joven de ojos azules.

 — ¿Qué paso  Sakuragi? ¿Por qué se enojo  tu prima contigo? —preguntó aquel joven de cabello negro y ojos azules interesado en saber.

Al igual el joven moreno  —De seguro le dijiste algo que le molesto verdad cabeza hueca tú debes ser mas considerado con ella.

—Ni le dije nada  —No debo  decirles que le dije que tanto miraba a Mitsui, pero que raro de ella, acaso estará interesada en este torpe además el ya tiene novia—el miro a su compañero de equipo.

Mitsui al verlo  — ¿Por qué me miras así Sakuragi?

—No, nada Mitsuito pero la  verdad no se que ve ella en ti. —espeto aquel chico pelirrojo. —Bien vámonos chicos—el camino.

—A que se refiere ese torpe—expresó aquel muchacho de cabello negro y ojos azules.

—Pues al parecer él se pregunta cómo Serena se fijo en ti.

— ¿Qué dices Ryota?

En eso interrumpió aquel joven de cabello rojo— ¿Qué piensan quedarse toda la noche ahí?

Mientras las chicas ya estaban con Haruko  ya habían llegado Matsui y Fuji, pasaron a la habitación de aquella joven de ojos azules.

Las chicas se sorprenden ya que era muy bonita, su cama era grande, tenía su escritorio donde estaba su computadora, una silla de madera, frente a la ventana estaba un sofá que este a la vez era cama.

Y un sillón grande donde se sentaron las chicas, Haruko les dice que irá a trae chocolate y unos panecillos a la cocina.

—Mientras si gustan ponerse su pijama, así que Dana me puedes acompañar por favor.

—Claro amiga.

Ambas jóvenes salen de la habitación bajaron al primer piso, dirigiéndose a la cocina, mientras la joven de ojos azules puso a calentar el  chocolate Dana en una charola acomodaba las tazas y en una canasta no muy grande acomodo los panecillos.

— ¡Haruko! Tú los hiciste.

—Si—contestó la muchacha con una sonrisa. —Oyes Dana ahora que estamos solas aquí  quiero decirte que  si  tienes algún problema, o quieres hablar de algo sabes que puedes confiar en mí.

La muchacha de ojos verdes se sorprendió por lo que le dijo su amiga—Gracias lo  tendré en cuenta.

—Bien estaré dispuesta en ayudarte en lo que sea no lo dudes en ningún momento y hablando  de esto amiga que paso ese día que fuimos todos a ver los  fuegos artificiales, ya ves que me platicaste que le ibas a dar un presente a Mitsui.

—Pues, si se lo  di amiga además no quiero  deberle nada a nadie y mucho menos a ese patán, si vieras como lo detesto—dijo la chica de ojos verdes cruzándose de brazos.

—Amiga aun insistes con eso, como te he dicho date tiempo de conocerlo bien, tratarlo.

—Haruko entre mas lo intento no puedo, no puedo—respondió la joven con algo de enfado.

—No, puedes o no quieres —espetó la joven de ojos azules se acerco   a su amiga y la miro a los ojos.

— ¿Qué pasa Haruko porque me miras así?

—Hmmm no me digas que te gusta Hisashi Mitsui.

— ¿Qué tonterías dices yo enamorada de ese patán, si él  tiene novia y es Serena tu amiga —contestó la muchacha—Además para tu información ya estoy saliendo con un chico. —dijo Dana con un leve sonrojo.

La joven de ojos azules al escucharla — ¿Qué dices amiga? No me digas que ya conociste al chico que te manda los regalos—exclamó  Haruko.

Dana en ese momento tuvo que mentirle a su amiga para evitar que Haruko siguiera insistiendo que le gustaba aquel joven de ojos azules y la verdad ella no sabía porque lo empezaba amar no podía evitarlo tanto se había jactado que no se enamoraría de un chico que fuera deportista, pero tenía que olvidarlo.

 —Pues bien amiga te voy a contar algo pero será un secreto entre tú y yo.

—Claro que lo guardare puedes confiar en mí.

—Te acuerdas de aquella vez que me perdí,

— ¿Si?

—La verdad amiga que no me perdí si no que ese día salí con un chico se me hizo tarde y por eso  no llegue a casa temprano  y tuve que inventar que me había perdido, además a mi primo no le caería nada bien que estoy saliendo con Akira Sendo.

— Estas saliendo con Sendo de Ryonan, pero como estuvo eso, si tú me habías dicho que detestaba a los chicos que juegan  deportes.

—Se que lo dije amiga pero ya ves uno puede cambiar de opinión no crees—dijo  con una sonrisa fingida ya que no le gusto mentirle a la que consideraba a su amiga.

—Te felicito amiga además Sendo es un chico muy guapo y popular entre las chicas, y no le diré nada a Hanamichi  guardare tu secreto—espeto las joven con una sonrisa.

En ese momento  fueron interrumpidas—Pero que pasa con ustedes, ya se tardaron mucho.

Las dos chicas miraron hacia la puerta para mirar la dueña de aquella voz conocida para ambas jóvenes.

— ¡Ayako! —dijeron en unisonó las dos muchachas.

—De seguro están platicando de chicos y no invitan verdad —guiño el ojo la joven de cabello rizado a sus amigas.

 —Para nada Ayako, anda vamos ya está todo listo—intervino la chica de ojos azules, las tres jóvenes se dirigieron nuevamente a la habitación de Haruko.

— ¿Qué paso con ustedes chicas se tardaron mucho? —pregunto Matsui.

— ¡Discúlpenos muchachas! —Dijo Dana con una sonrisa.

—Pues anden chicas vayan y pónganse su pijama aquí las esperamos ya estamos listas para tener una velada agradable.

Haruko y Dana pasan al baño a cambiarse, la joven de ojos azules se puso su pijama, salió primero que  su amiga, la chica de cabello negro y ojos verdes se puso su pijama se soltó su larga cabellera y se puso sus  lentes ya que aun no tenía sus lentes de contacto.

Guardo su ropa en la mochila, se miro al espejo — Esta soy  yo—se dijo a sí misma, la  verdad no quería salir del baño se sentía con algo de temor y pensaba que sus amigas se burlarían de ella.

Sus amigas al ver que se demoraba mucho, la chica de ojos azules y cabello rizado se levanto del sillón donde estaba.

— ¡Dana! ¡Dana! ¿Estás bien? —toco  la puerta dos veces.

Las demás se preguntaban porque demoraba tanto, la joven contesto a su amiga desde adentro—Voy Ayako.

—Anda niña que se enfría el chocolate.

La muchacha abrió la puerta lentamente y salió de ahí, sus amigas al verla se sorprendieron.

— ¡Dana! ¡Eres tú!

La joven apenada y sonrojada a la vez—Si soy, yo.

—Vaya amiga eres muy bonita te ves mejor así—musitó Ayako.

—Dana la verdad no te pareces en nada a la persona que aparentas —espetó Fuji. —sus amigas se acercaron a ella.

Serena al ver esto se molesta tanto ya que de una y de otra forma ella era el centro de atención de los demás.

La joven de ojos verdes  sonrió con sus amigas, pero miro como Serena la miraba eso a ella no le gustaba ya que podía ver como la miraba con odio eso a ella le lastimaba mucho.

—No exageren chicas yo no soy tan bonita —contestó  con un leve sonrojo.

—No seas tan modesta amiga, anda vamos a tomar el chocolate y platicar esta noche será muy larga.

Todas estaban tomado su chocolate en silencio cuando las joven de cabello rizado— A ver chicas de que vamos a platicar sugerencias.

— Pues como de que quieres Ayako. —respondió la chica de cabello corto tímidamente.

— ¡Ah! Ya se vamos a hablar de chicos, que les parece, bien con quien empezare mira a cada una de sus amigas.

—Tu Serena cuéntanos como se conocieron tú y Mitsui.

La joven se sonrojo — ¡Ayako! ¿Por qué yo primero?

—Anda no seas tímida.

—Está bien, yo conocí por primera vez a Hisashi cuando  tenía 12 años,  en la secundaria Takeishi, el estaba en tercer año y yo en primero.

De vez en cuando iba a ver los partidos, solo lo conocía de vista hasta que un día en la  tarde fui a la biblioteca hacer una tarea y se me fue la noción del tiempo, mis amigas se fueron primero que yo.

Salí lo más pronto posible ya que mis padres se preocuparían por mí, cuando iba por una calle estaban unos chicos de otra secundaria platicando, la verdad no quería pasar por ahí, porque se miraban de mala finta pero era mi única camino para llegar a casa.

Las chicas escuchaban con atención a su amiga, Dana al escucharla también  se sorprendió al enterarse que su amiga conocía a Mitsui desde que estaban en secundaria.

Continuaba la chica con su relato—Así que decidí pasar por ahí, con temor y miedo pero  no tenia mas remedio. En cuanto pase un chico se  acercó a mi  me halo de la mano  y me dijo que si me acompañaba.

—Y tú que le dijiste Serena—expresó Haruko interrumpiendo a su amiga.

—Pues lo que hice fue pegarle, no supe de donde saque fuerzas corrí como pude pero sus amigos me alcanzaron, yo suplicaba para que me dejaran ir, llore pensé en ese momento que todo acabaría para mí, pero en eso llego un chico quien  ataco a cada uno  de ellos.

Al principio no sabía quién era porque miraban algo borroso con mis lágrimas en eso sentí que me abrazaron, sentí aquella calidez de su pecho yo no dejaba de llorar el  me hablo por mi apellido.

—Al escuchar esa voz supe quien era, limpie mis lagrimas y mire aquel chico de ojos azules y me sonroje al  verlo, además pensé que no me conocía, hasta que el me dijo que siempre me miraba en sus partidos y en otra ocasión en sus prácticas.

Desde ese día siempre iba a verlo y nos hicimos amigos, después yo me fui América cuando apenas habían empezado el primer año de secundaria. Y pues ya saben ahora somos novios lo amo mucho saben yo siempre he soñado en formar con él una familia  en un futuro.

— ¿Qué romántico Serena? Y más conocerse  desde la secundaria—dijo  la chica de cabello corto.

—Vaya niña al parecer tu y Mitsui están predestinados a estar juntos—reafirmo la manager del equipo de Shohoku.

— ¡Ayako! —contestó la joven sonrojándose.

—Pero en América no tuviste novio amiga.

—Si, Matsui solo dure con el tres meses también era un chico muy lindo conmigo—acotó la joven con una sonrisa. —además dejo les enseño una fotografía de él.

Las chicas lo miran ya que era muy guapo,  alto de cabello rubio  y ojos verdes; la muchacha de ojos verdes recordó cuando su amiga Drew le conto que aquel joven llamado Patrick quería andar con ella, se preguntaba por qué Serena le había mentido no entendía  porque había hecho eso.

—Bien ahora le toca a Haruko.

— ¿Qué, porque yo Ayako?

—Anda Haruko  dinos que fue lo que te intereso de Hanamichi Sakuragi.

—Pues es un chico bastante tierno, atento conmigo además, su forma de ser es lo que me gusto de él,  además me gusta su tenacidad  y que nunca se da por vencido —esto lo dijo sonrojándose aquella joven de cabello negro y ojos azules.

—Hmmm y yo pensé que amabas a Rukawa amiga ya que en cada partido  o cuando  practicaban  siempre te quedabas con cara de boba mirándolo. —reafirmo la manager del equipo de Shohoku.

—Haruko a ti te gustaba el joven Rukawa —espetó aquella joven de cabello color castaño y ojos color miel sorprendida por lo que había dicho su amiga de cabello rizado. Al igual Dana se sorprendió al escuchar eso.

La joven de ojos azules se sonrojo  y miro a sus amigas —Pues la verdad  me di cuenta que el que en verdad me atraía era Hanamichi y la lo amo  mucho.

—Pues la verdad amiga,  Fuji y yo no te perdonaremos  por no decirnos que ya llevabas tiempo saliendo con Sakuragi eres muy  mala con nosotros.

 

continuar...

 

Capitulo 24.- El Partido Entre Shohoku y Takahata. por Hitomi Uzumaki

 

 

La chica miro a sus amigas — ¡Discúlpenme amigas! Lo que pasa que Hanamichi y yo decidimos guardar el secreto porque no queremos que mi hermano sepa  que estamos saliendo.

En eso la chica de cabello corto la toma del hombro— No te creas amiga no estamos enojadas contigo creo que a veces uno no siempre debe contarse sus cosas por obvias razones.

— ¡Fuji!

 —Claro Haruko siempre seremos amigas —dijo la chica de las coletas con una sonrisa a su amiga.

— ¡Matsui! Gracias ambas.

Después de confesar a las chicas le toco a Fuji quien le dice que aun no tiene  novio por el momento al igual  Matsui, y fue el turno de la chica de ojos color  verde quien  Ayako la abordo  con muchas preguntas.

—Dana cuantos novios tuviste  o si en América dejaste uno.

La muchacha la miro y contesto las preguntas de su amiga — No, no tengo  novio  nunca he tenido.

 — ¿Cómo que no has tenido? No te creo  —exclamó la chica de  cabello rizado.

—De verdad—contestó la joven  con una leve sonrisa.

—Dana si eres una chica linda, no creo que no tengas novio  o alguien que te haya invitado a salir—acoto  Haruko.

—Bien  si alguien me invito a salir pero es un patán, miserable  y  peor es capitán  del equipo de futbol americano saben lo que me dijo  que  dejaría a su novia por mi  si yo aceptaba salir con él. 

Sus amigas al escucharla  se sorprendieron  — ¿Cómo? —dijeron  en unisonó.

—Dana y tú aceptaste  eso por parte de ese chico. —preguntó la chica de cabello corto.

La joven miro a sus amigas y suspiro—Por supuesto que no amigas, además el es novio de mi prima y  por culpa del estoy aquí.

— ¡Que dices!

—Así como lo oyen amigas lo que pasa es que yo golpe a Brian tan fuerte que fui a dar a la dirección por mi comportamiento y me castigaron nada mas a mí y  a el no.

Serena al escuchar esto por parte de Dana no podía creer que Brian hubiera hecho eso.

—Ahora entiendo porque no te agradan los chicos que juegan algún deporte es por eso Dana. —expresó  Haruko

—Sí, porque ellos piensan que tienen a las chicas a sus pies.

—No todos son así amiga —reitero la muchacha manager el equipo Shohoku. —No sabes el dicho  que se dice de esa agua no beberé y quien quite  a la mejor te enamores de un chico  deportista —dijo la joven guiñando el ojo a la chica de ojos verdes.

—Estas equivocada Ayako eso  no sucederá nunca, yo  salir con un chico de esos ni loca—se cruzo de brazos la joven. —Pero que estoy diciendo  estoy haciendo todo lo contrario a lo que me había prometido, el domingo salgo con Akira Sendo quien pertenece al equipo de básquet ball, además me estoy enamorado de ese patán de Mitsui  quien es el novio de Serena de quien fue mi mejor amiga en Nueva York —ella miro a sus amigas y Serena se quedo por un instante distraída quien al verla Haruko le dice que le sucede.

Sacándola de su transe en ese instante — ¡Ah! No es nada amiga solo que no lo había pensado—rio levemente.

— ¡Dana nunca digas de esa agua no beberé! —exclamó la joven de cabello rizado reiterando  nuevamente ese dicho a su amiga.

— ¡Ayako! Eso no  sucederá ten lo por seguro.

—Mmmh eso lo veremos amiga.

Ya había pasado un buen rato ya casi era la media noche y decidieron descansar porque tenían que levantarse temprano  para ir a ver a los chicos jugar.

Se acostaron, Dana se quedo en el sofá, pero no podía conciliar el sueño había algo que le preocupaba mucho, ella sabía de antemano que estaba cometiendo  un error al interesarse en aquel joven de ojos azules, cerro sus ojos para no pensar más en el, pero a su mente venia aquella imagen de aquel chico no podía evitarlo  —Rayos ¿Por qué? ¿Por qué? Me atormenta tanto, te odio —esto lo dijo con voz alta y se preocupo ya que ahí estaban sus amigas y que a la mejor la habían escuchado se incorporo y miro a todas partes pero ellas estaban dormidas.

Se levanto del sofá y se dirigió hacia la venta la abrió lentamente para no despertar a la chicas, estando afuera en el balcón miro esa noche oscura y tranquila el viento leve que hacia jugaba con su larga cabellera negra—Cómo extraño a mi tío, tía y mis primas aunque siempre me trataron mal, pero son mi familia bueno sin olvidar a mi tía Miyuki y Hanamichi también los quiero mucho, pero aun así me siento sola extraño a papá y mamá.

Estaba sumergida en sus pensamientos cuando sintió que la tomaron del hombro— ¡Dana!  ¿Estás  bien?

La joven miro hacia atrás y no podía creer quien era — ¡Serena! ¿Qué haces no ves que las chicas nos pueden ver? —exclamó la joven.

 —Que se enteren tu siempre has sido  mi amiga Dana y quiero pedirte perdón por las cosas horribles que te dije —la muchacha de ojos color miel  se acerco a ella y la abrazo.

La chica de ojos verdes también la abrazo y lloro — Amiga no es necesario que te perdone tu siempre has sido para mí como una hermana.

—Lo sé, así que te pido  un favor por el momento no hay que decirle a las chicas que nos conocemos desde hace tiempo que te parece si la semana siguiente nos reunimos todas y les platicamos que te parece.

—Está bien Serena será como  tu digas—Respondió con una sonrisa la joven de ojos verdes —Me alegra que entre nosotros se haya arreglado todo.

Ninguna de la dos se percate que alguien las escucho hablar y además esa persona sonrió  —Sabia que ellas se conocían—dijo esa persona.

Al día siguiente se levantaron temprano y arreglarse para ir al partido de los chicos a la preparatoria de  Takahata.

Se fueron juntas para tomar el tren que las llevaría en la estación Haruko  le dice a Dana que las acompañe pero ella se niega rotundamente se despiden y toman cada quien su camino.

Mientras en la preparatoria de Takahata están los chicos en  los vestidores arreglándose para el partido que van a tener contra Shohoku.

Acá en los vestidores donde estaba el equipo de Shohoku el capitán Akagi les estaba dando indicaciones junto con el profesor Anzai quien les dice  que ellos son  muy fuertes y ganaran.

Aquellos jóvenes dicen en unisonó que ganaran ese partido  sea como sea, en ese instante entro aquella joven de cabello rizado y disculpándose por su tardanza.

—No te preocupes Ayako llegaste a tiempo—dijo el capitán—Así que equipo vamos a dar todo en la duela.

La chica de ojos azules y cabello rizado se sorprendió al ver ahí aquella niña de ojos azules— ¡Sakura! Me alegra que hayas venido a ver el partido.

—Ayako pues vengo animar a mi hermano.

—Pues me parece perfecto. —En eso interrumpió aquel joven de ojos azules.

— ¡Ayako! Puedo pedirte un favor podrías cuidar a mi hermana mientras,  ya  que no me da  tiempo de llevarla con Serena a las gradas.

— ¡Hisashi! No te preocupes por mi yo voy a donde este Serena ya no soy una niña.

—Que estás diciendo  no permitiré que vayas sola allá afuera.

—Oyes enana, Mitsuito tiene razón  tu no debes andar sola por estos lugares. —Exclamó el joven de cabello rojo.

— ¡Joven Sakuragi! —expresó la niña de ojos azules.

En ese instante interfirió la manager del equipo —Por mí no  hay ningún problema Mitsui.

Aquel chico de ojos azules se puso a la altura de su hermana menor—Sakura  estarás a cargo de Ayako y hazme el favor de hacerle caso  en todo.

—Si hermano te lo prometo.

Después todos se dirigen al gimnasio  se sorprenden al  verlo   ya que estaba muy lleno y se escuchaban  porras para preparatoria Takahata.

Como siempre Hanamichi refunfuñando  —Nosotros ganaremos este partido.

Empieza el partido y salen como titulares Mitsui, Akagi, Miyagi, Kogure y Rukawa esto hace molestar al chico pelirrojo.

— ¡Gordito! ¿Por qué no entre a jugar?

—Tranquilo joven Sakuragi pronto  saldrás solo debes ser paciente.

La hermana menor de Mitsui se sentó a un lado de aquel  joven de cabello rojo— Ya ves torpe por no jugar bien por eso no  entraras a jugar.

 —Que dijiste enana, por si no lo sabías yo soy un genio.

—Lo que tú digas tonto. —mientras discutían ambos, en la duela estaban  jugando muy bien el equipo de Shohoku  el marcador iba 6 a favor de ellos, el equipo contrario aun no encestaban, cuando  Kogure iba lanzar el balón a Rukawa fue interceptado por equipo de Takahata.

Mitsui al ver esto se sorprendió—Vamos equipo no hay que dejar que encesten.

Akagi trae el balón se lo pasa al joven de ojos azules al tirador de tres puntos  pero en eso fue interceptado por un joven de cabello negro.

—No permitiré que encestes mas numero 14 — dijo aquel joven del equipo de Takahata, mirando al chico de ojos azules.

— ¿Qué dices torpe? —espetó Mitsui  quien  empuño sus manos al escuchar esto por parte de ese chico.

El capitán Akagi se acerca a su amigo —Tranquilizante Mitsui esto a un no termina apenas empieza. —musitó mirando aquel chico.

Aquel joven del  equipo contrario al escuchar esto—No, nos ganaran Shohoku nosotros somos mejores que ustedes.

— ¡Que estás diciendo  niño!  —expresó el capitán del equipo de Shohoku molesto con aquel joven.

 — ¡Ren! ¿Qué estás haciendo, tonto concéntrate en el juego?

— ¡Capitán Kai!

Al ver esto el pelirrojo se molesto tanto que se levanto de su asiento  molesto— ¿Qué están haciendo esos torpes y dejarse de ese presumido del equipo Takahata?

En eso el joven Sakuragi  recibió un golpe en la cabeza con el abanico de la manager del equipo de Shohoku —Hanamichi Sakuragi toma asiento ahora debes tranquilizarte torpe.

— ¡Ayako! ¿Por qué me pegas? Eso dolió, además esos tontos no  hacen nada para defender la canasta y ese presumido de la camisa número 8 es un hablador. —el empuño sus manos.

—Cálmate Hanamichi espera pronto saldrás, tu bien sabes ellos no se darán por vencidos.

— ¡Hermano! —exclamó la hermana menor de Mitsui, al ver que los de el equipo contrario estaban dominando el  juego a favor de ellos.

Vuelven a retomar el juego pero, los de la preparatoria de Takahata siempre se quedaban con el balón habían encestado  ya mas canastas que Shohoku el marcador iba 17 a 8  esto les preocupo a las chicas y los amigos de  Sakuragi les daban ánimos.

El capitán del equipo de Shohoku miro a sus compañeros ya estaban  un poco fatigados.

Uozumi quien estaba ahí — ¡Akagi que estás haciendo!

—Pero que les pasa a los chicos si todo iba bien desde un principio.

— ¡Sendo! —exclamó aquel chico que apuntaba todo en su libreta.

Mientras tanto en la casa de los Sakuragi, aquella joven de ojos verdes estaba en su habitación se mudo de ropa  se puso  un pantalón de pants color rojo  en conjunto con una blusa del mismo color de tirantes, se soltó su larga cabellera negra y se   hizo una coleta alta, se dispuso  hacer el  aseo de la casa, y preparar la comida  aparte a ella le gustaba cocinar, mientras esta  con sus labores—Espero que le vaya bien a mi primo en su partido. —pensó para si misma.

Pero no se imagina por lo que estaba pasando el equipo de Shohoku  llevaba la delantera el equipo contrario  el marcado había subido más en casi la mitad del primer tiempo  24 Takahata y 8 aun Shohoku ya que no los dejaban encertar por ningún motivo  ya que los tenían bien cubiertos a Rukawa, Mitsui, Ryota para donde iban no los dejaban  por ningún motivo.

—No dejare que encestes Rukawa aquí demostrare que no eres mejor  como dicen—dijo  el chico de la camisa número 15 del equipo de Takahata.

— ¿Qué dices?

—Como lo oyes—  contestó con una sonrisa irónica y mirando aquel chico de mirada fría. —Es mejor que se den por vencidos ahora.

Rukawa con el balón en las manos lo apretó con  un poco de fuerza, el no iba a dejar que aquel chico se lo quitara—Eso es lo que crees nosotros no, nos daremos por vencidos.

Asi que el voto el balón retando aquel joven hablador del equipo contrario, el número once corrió con el balón hacia la canasta de los de Takahata, los demás chicos van tras él.

—Vamos Rukawa—dijo pensando para sí mismo Ryota.

— ¡Rukawa! ¡Rukawa! Eres el mejor— sus porristas gritaban  con euforia, al  igual los demás chicos le daban ánimos.

El pelirrojo al ver esto se molesto— ¿Por qué siempre ese presumido del zorro se sale con la suya?

Cuando  iba a encestar se interpuso el capitán del equipo de Takahata llamado Kai, pero no logro quitarle el balón, pero el joven de ojos azules no se da cuenta que se lo intercepta el joven de ojos color miel  y cabello castaño.

 —Te dije Rukawa que no encestaras ninguna canasta —El  tenia el balón en  sus manos, miro al joven de equipo de Shohoku.

Rukawa al ver esto se sorprendió   — ¿Qué? —empuño sus manos de coraje al ser derrotado por ese chico presumido  y arrogante.

— ¿Qué pasa contigo zorro? ¿Qué estás haciendo? ¿Por qué dejaste que te quitara el balón ese torpe? —refunfuñaba aquel chico de cabello rojo.

Al igual los chicos de su equipo se sorprendieron al ver esto, pero Akagi no iba  permitir que ese joven del equipo contrario anotara en su canasta, cuando Yuuto  va encestar el capitán de Shohoku utiliza su técnica el matamoscas evitando que el encestara una canasta mas.

Los demás al ver esto se sorprendieron al igual el capitán Kai — ¡Akagi!

—No permitiré que encestes niño.

— ¿Qué? —expresó aquel joven al escuchar esto por parte del capitán Akagi.

Ryota había aprovechado la oportunidad mientras estaban con esta confusión y se dirigió a la canasta del equipo de Takahata y los demás compañeros junto con Akagi fueron tras él. Pero los de Takahata al ver esto cubrieron con quien les había tocado, Ryota se detuvo y votaba el balón y miro que estaban sus amigos muy bien cubiertos por los del equipo contrario.

Se la iba a lanzar a Rukawa pero se sorprendió que estuviera  cubierto por dos del equipo contrario aquel chico llamado Yuuto y  Shiro. Al  igual el capitán Akagi estaba  cubierto por Kai.

—Ahora que hago es mejor encestar una canasta de tres— miro a su amigo Mitsui pero también estaba bien cubierto.

Para donde iba aquel joven de ojos azules no lo dejaba aquel chico llamado  Ren — Ya te dije Mitsui no encestaras ni  un mas —espetó con una sonrisa.

— ¡Cállate! Déjame en paz solo eres un estorbo. —respondió el  chico molesto con aquel joven del equipo contario.

El juego se estaba tornado  un poco difícil, todo se habían quedado en silencio  ya que quedaba unos segundos del primer tiempo y se acabaría el juego  la  última canasta dependería de quien encestara tenía la oportunidad de ganar el siguiente tiempo y eso lo sabían  bien ambos equipos, así que los chicos de Shohoku no  iban a permitir que Takahata encestara otra canasta mas y no les dejarían el balón por ningún motivo, estaba en las manos de Ryota de tomar la decisión correcta a quien pasarle el balón.

Ryota lanzo  el balón al aire y fue directo aquel  joven de lentes quien lo tomo en sus manos, el capitán Akagi al ver esto—Vamos Kogure encesta ahora.

El joven de lentes lanzo el balón hacia la  canasta encestándola sin ningún problema.

 Todos los presentes se quedaron sorprendidos al igual los del equipo de Takahata, y las porras para el equipo de Shohoku no se hicieron esperar en ese momento.

Se termino el primer tiempo se dirigieron a las bancas cada equipo el  joven pelirrojo al ver su amigo Kogure—Cuatro  ojos no  debes lucirte mucho en el juego si no el  gordito no me dejara jugar en este partido.

En eso aquel joven de cabello rojo sintió un coscorrón en la cabeza muy fuerte por parte de su capitán reprendiéndolo como siempre— ¿Qué tonterías dices torpe?

— ¡Gorila! Eso dolió. —en ese momento interrumpió aquel hombre de cabello blanco y de lentes.

—Muchachos están jugando muy bien  no deben desesperarse en el juego y seguir adelante.

—Si profesor Anzai—dijeron en unisonó  todos los chicos.

Mitsui se sentía un poco cansado  la verdad ya que con el tiempo que había dejado de jugar lo estaba resistiendo  pero tenía que ser fuerte y no darse por vencido, su hermana menor al verlo distraído se acerco a él y lo tomo del  hombro.

—Te encuentras bien hermano. —preguntó preocupada aquella niña de ojos azules.

— ¡Sakura! Estoy bien no te preocupes, yo no me daré por vencido.

 —Así se habla Hisashi vamos yo siempre te apoyare. — dijo  con una sonrisa.

Después de unos minutos reanudaron el juego nuevamente, el juego se estaba poniendo  más tenso que al  principio, a Kogure lo lastimaron    sacándolo del  juego y entro  el  joven pelirrojo en  su  lugar, el  no les iba permitir ganar ellos iban a ganarles a como  diera a lugar.

 En  un  principio a Sakuragi  no lo tomaron en  serio en el juego  ya que no  lo cubría nadie, los del equipo  de Takahata se dedicaron mas a los demás chicos, esto hizo  molestar el joven pelirrojo  por la forma que lo ignoraban.

— ¿Cómo se atreven a ignorar a un genio como yo? —el corrió  tras ellos sumamente molesto.

El equipo contrario anoto otra canasta al equipo Shohoku  aumentando  el marcador  26  puntos al equipo contrario  y ellos  11.

Quedaron sorprendidos al ver la gran diferencia que había era muy grande, esto le molesto  bastante aquel joven  pelirrojo empuño sus manos de impotencia al ver esa gran diferencia que había en el marcador, la manager del equipo no  podía  creer esto se preguntaba en ese momento ellos perderían, no era la única los amigos de Sakuragi y las chicas al  ver esto perdían las esperanzas de que su equipo perdiera ante ese equipo de Takahata.

Pero algo sucedió repentinamente cuando el joven llamando Ren  iba encestar una canasta a Shohoku  fue interceptado  por un joven alto de cabello rojo quien al ver esto se sorprendió ya que no  lo había visto venir, el  chico de la camisa numero 10 lanzo el  balón a su capitán Akagi y este a su vez le lanzo el balón a Mitsui quien al tener el balón en  sus manos hizo  un tiro de 3 puntos.

Esto no le agrado  al quipo de Takahata al  ver como  ese joven pelirrojo había hecho eso— ¡Capitán Kai! Ese pelirrojo es bueno—Espeto Yuuto.

—No digas tonterías Yuuto ese pelirrojo es un torpe, no  se porque lo metió el capitán de Shohoku  ellos no se han dado cuenta que es el punto débil del e        quipo  no se dejen asombrar por esa jugada del 10. — interfirió en  la conversación  entre el capitán kai y su compañero de equipo  Yuuto el  joven llamado Shiro.

— ¡Shiro! No hables así yo siempre les he enseñado no tomar a nuestros rivales a la ligera, pero estoy de acuerdo  con Yuuto ese chico  pelirrojo no es ordinario, así  que no lo pierdas de vista Ren te harás cargo de él.

—Será lo que usted diga capitán.

Siguieron  con  el juego, pero  el  equipo de Shohoku se fue recuperando alcanzaron a los de Takahata  y gracias a los rebotes de Sakuragi  quien les dio mucha ventaja, esto molesto al  equipo  contrario que empezaron a que el pelirrojo  cometiera algunas faltas.

Pero esto  no les sirvo de nada al final del  juego  quedo el marcador 40 Shohoku y 36 Takahata.

Shohoku le dio  una paliza al equipo contrario, los chicos estaban contentos por la victoria al igual sus amigos. Los chicos después del partido  fueron a los vestidores, las muchachas no se hicieron esperar fueron a los vestidores para felicitarlos por su triunfo.

Sakura felicita a su hermano por el triunfo, al  igual Serena  lo abraza y le da un  beso que fue correspondido  por su  novio  — felicidades Hisashi jugaron muy bien.

—Gracias linda—el sonrió con su  chica.

Al  igual Haruko felicito a su novio y se sonrojo  ya que el la tomo de la mano, después de  las felicitaciones a todo el equipo  se dispusieron a marcharse ya estaba cayendo la tarde eran casi las cuatro de la tarde.

Esta vez el pelirrojo no acompaño a su  novia ya que iba con su hermano mayor y se despidieron, el se fue con sus amigos, por otro lado  Mitsui, su hermana menor y su novia iban  tomados de la mano, la joven de ojos azules miro a su hermano  mayor y  aquella joven  de cabello castaño que iban platicando y sonreían  por cualquier cosa.

 —La verdad me hubiera gustado  que mi hermano saliera con mi amiga Dana viendo bien creo que si hicieran  una linda pareja pero  lástima que no  se puede Hisashi ama mucho a Serena, pero  no  puedo  quejar ella es una chica linda y amable.

El joven de ojos azules al ver a su hermana menor algo  distraída  — ¿Qué pasa Sakura?

—No es nada hermano —sonrió levemente la chica de cabello negro y ojos azules.

En ese instante sonó el móvil de aquel  joven de ojos azules— ¡Diga!

— ¡Hijo! ¿Cómo les fue?

—Bien mamá, ganamos.

—Me alegra, oyes que tal se porto  Sakura.

—Pues bien —contestó con una sonrisa.

—Seguro  Hisashi  no la encubras.

—De verdad mamá.

 —Está bien, entonces otra cosa Hisashi invita a tu novia a cenar mañana a casa tu padre y  yo  la queremos conocer ya que el llega mañana por la tarde de Hokkaido.

—Se lo diré y te confirmo llegando a casa.

—Entonces nos vemos al rato—se despiden, el joven de ojos azules guarda su  móvil, no tardaron  mucho en llegar la casa de su  novia.

Estaban frente a la puerta de la casa de la joven, cuando él le dice que la invita a cenar a su casa ella acepta gustosa sin ningún problema, Serena le dice que le de la dirección donde vive.

—No  te preocupes por eso amor yo vengo por ti  a las siete y treinta de la noche después nos ponemos de acuerdo que te parece.

—Sera como tu digas—ella miro eso ojos azules y acaricio la mejilla de su  novio se despidió dando  un pequeño beso en los labios.

Acá por otro lado la joven de ojos verdes estaba estudiando  para su examen que tenía el  lunes tenía que conservar sus calificaciones altas como siempre, y no defraudar a su tío aunque ella entendía con facilidad las cosas.

Estaba tan sumergida en sus estudio que no escucho que su tía le hablaba hasta que abrió la puerta de la habitación de su sobrina— ¡Dana! —ella se sorprendió al verla sin esa ropas negras  que usaba y la miro   con lentes su apariencia era diferente era la verdadera personalidad de su  sobrina.

—Tía Miyuki disculpe no le escuche —respondió con una sonrisa. — ¿Cómo le fue?

— Bien  hija, además te traigo esto   —le entrego  una bolsa grande, ella lo tomo en sus manos.

 

 

continuara...

Capitulo 25.- Mi Primera Cita. por Hitomi Uzumaki

 

 

Se levanto de su silla y abrió la bolsa y encontró un hermoso vestido de manga larga color negro de enfrente también tenía negro y en la parte del pecho era color gris a cuadros chicos y era corto hasta un poco arriba de las rodillas.

—Es  hermoso tía, no te hubieras molestado —se lo midió por encima de su ropa, pero  no era lo único también le había comprado  unos zapatilla de plataforma color negro.

Ella  abrazo a su tía dándole las gracias por ese presente al igual le había traído  también sus lentes de contacto.

—No tienes que agradecerme hija, además que te parece si usas esto mañana en tu  primer cita con el  joven Sendo te verías muy hermosa.

Dana miro a su tía y se sentó en la orilla de la cama —Tía Miyuki  iré vestida como me gusta si con el chico que salga que me acepte por lo que soy  y por  mis sentimientos y no  por mi apariencia.

La tía de la joven la miro  y sonrió levemente al escuchar así a su sobrina — ¡Dana! ¿Acaso te interesa alguien?

La chica de ojos verdes se sonrojo por la forma que la miraba su tía no  pudo evitar ponerse sonrojada  —No, no tía como crees no  vine a buscar novio aquí  mi principal  objetivo es estudiar mucho y tener una carrera nada más.

—Hmmm pues eso lo veremos—la tía Miyuki le guiño el  ojo  a su  sobrina.

— ¡Tía! —exclamó la chica de lentes.

—Bien  hija iré a preparar la comida y en cuanto este te hablo.

 —Pues hice de comer tía espero que te guste lo que hice al igual a Hanamichi.

—Entonces vamos a comer que te parece de seguro  Hanamichi tardara mucho  en venir.

—Está bien vamos—Dana dejo de estudiar por un momento.

Las dos fueron  comer, estaban en  silencio cuando —Vaya Dana está rica la comida que hiciste al parecer Evelyn  te enseño muy  bien  además ya estas preparada para casarte.

 — ¿Qué cosas  dice tía?  —contestó con  un leve sonrojo.

Después de unos minutos llego a casa aquel joven pelirrojo— Mamá ya llegue— al entrar a  la sala miro a su madre,  a una  joven que no conocía se le quedo  mirando por un momento.

La chica de ojos verdes al verlo — ¿Por qué  me miras así tonto?

—Oyes como te atreves a decirme así, si ni siquiera te conozco—espetó el joven pelirrojo acercándose a ella con curiosidad y mirándola a los ojos — ¡Ah!  Ya  sé quién eres.

—Vaya torpe sí que eres un chico de efectos retardados si soy tu…—el no la dejo terminar la frase.

—De seguro eres una amiga de Dana, oyes cuatro ojos pero para ser sincero eres muy bonita  sabias.

— ¡Qué dices! Tarado como te atreves a llamarme cuatro ojos. —ella se levanto de la silla molesta y se acerco a su  primo y lo miro fijamente.

La mamá de Hanamichi al ver esto sonrió al verlos discutir—Me alegra que ustedes se lleven bien.

— ¡Mamá! —expresó aquel chico rebelde.

—Tía Miyuki—exclamó la joven al escuchar esto  por parte de su tía.

Sakuragi al escuchar esto  por parte de la chica de cabello negro, miro nuevamente a la muchacha— ¡Eres tu Dana! —el la miro de arriba abajo  ya que se veía diferente a como vestía, su  cambio era totalmente radical.

—Pues quien creías que era tonto —dijo  molesta la muchacha quitándose los lentes.

 En  ese instante sonó el móvil de la  joven al ver quien era no  pudo evitar sonrojarse levemente— Me permiten  ahora vuelvo. —ella se fue a la  cocina contestar aquella llamada.  

 El chico de cabello rojo no paso desapercibido que su  prima se había sonrojada al ver quien le llamaba— ¿Quién será? ¿Acaso  ya tiene novio? —estaba sumergido en sus pensamientos cuando su madre lo saca repentinamente de estos.    

— ¡Hanamichi! Anda ve y lávate las manos para que comas con tu  prima y conmigo —el joven después de lavarse las manos se sentó  a comer pero aun estaba pensado  quien le había hablado a su prima.

 — ¡Mamá! ¿Por qué no me dijiste en  ese momento que era Dana?

—Pensé que la reconocerías hijo.

—Pues la verdad se ve muy bonita así, es mas de las dos maneras se ve bien.  

En la cocina aquella chica de ojos verdes— ¡Akira! ¿Qué pasa?

— ¡Disculpa si te molesto Dana lo que pasa que la otra vez no quedamos en  donde vernos así que te parece si mañana nos vemos en  la estación de Yokohama a las 11 de mañana.  

 —No es ninguna molestia Akira,  entonces nos vemos mañana ahí en la estación, adiós—cuelga su móvil y se dirige a la sala con su primo y su tía.  

 —Discúlpenme —se sentó, pero se dio cuenta que su  primo  no la dejaba de mirar. —Que pasa Hanamichi.

—Dana acaso estas saliendo con alguien, o no me digas que ya se presento tu admirador secreto.  

 Ella se sorprendió por lo que le dijo su  primo—No primo  como crees, pero aun tengo la duda de quién es esa persona que me manda esos regalos.

 En eso interrumpió su tía— Hija porque nunca me dijiste que tenías un admirador secreto, entonces ya lo conoces.

—No tía, pero el día que lo conozca le agradeceré por los detalles que tiene conmigo—espeto la joven con una leve sonrisa.

—Bueno dejemos hablar de mí, como les fue en el juego primo.

—Bien ganamos aunque estuvo muy reñido, pero estando yo el genio Hanamichi Sakuragi ganaremos todos los juegos. —esto lo dijo con una  carcajada.    

Dana lo miro y sonrió al ver a su primo muy alegre con mucho entusiasmo  era lo que a él le apasionaba jugar, en eso sintió nostalgia recordó  por un instante también  lo que le gustaba  tocar el piano, cantar y el kendo pero eso quedo atrás y en el  olvido.  

Después de la comida los tres se fueron a ver una película sentados en el sofá la disfrutaron  ya pasadas de las once de la noche se despidieron ya que era hora de descansar la chica de cabello negro se puso  su  pijama y se acostó se quedo profundamente dormida, al día siguiente sonó  su alarma a las ocho de la mañana se levanto y se metió a bañar se arreglo para estar lista para su cita con aquel joven de cabello de puerco espín.  

Se puso  una blusa negra de tirantes un poco ajustada a su  cuerpo y un short negro  corto en  conjunto con sus media negras que le llegaban hasta un poco más arriba  las rodillas cubriendo  una gran parte de sus piernas, se puso sus botas del  mismo color eran largas le llegan un poco arriba de las rodillas, se cepillo su larga cabellera negra  se lo recogió  todo dejando el  fleco  de su copete y sus mechones azules  soltados a los lados de su  rostro.

 Y por último se puso sus lentes de contacto miro el reloj  y eran las 10 de la mañana   Salió  de su habitación y su tía estaba preparando el desayuno

—Buenos días tía. —Buen  día hija ya estas lista, antes de que te vayas vente a desayunar.

—Gracias tía pero ya me voy, nos vemos al rato.

—Está bien,  buena surte en tu primera cita y diviértete —dijo la  tía de la joven  con una sonrisa a su sobrina.

 —Hasta luego.  

La joven salió de casa para tomar el tren que la llevaría a Yokohama ya que aun no conocía muy bien le pregunto a su tía cual debería tomar y donde bajarse para no perderse.

Ella estaba muy nerviosa  ya que era su  primera cita con un chico además no podía negar que era muy simpático y guapo aquel joven de Ryonan, dejo escapar un grande suspiro y recordó que ella se había impuesto jamás  salir con un deportista no comprendía  porque había aceptado esa invitación.

Miro su reloj y llego  diez minutos antes de las onces de la mañana se sentó en una de las bancas del lugar para esperar aquel joven, miraba gente ir y venir —en verdad este país es sumamente grande, como me hubiera gustado  que mis padres estuvieran aquí conmigo.

Estaba sumergida en sus pensamientos cuando— Buen día Dana—dijo aquel chico de cabello de puerco  espín con una sonrisa a la joven poniéndose en frente de ella.

La muchacha de ojos verdes al ver aquella sonrisa del chico quedo embobada era un chico carismático se sonrojo levemente. —Hola Akira—ella se levanto de la banca donde estaba.

 — ¡Rayos! —El bajo la cabeza.

— ¡Akira! ¿Qué pasa? —exclamó la joven.

—Se supone que yo debería de estar esperándote yo a ti y no tú a mí. —El toco su cabeza con la mano y con una leve sonrisa y se sonrojo a la vez.

—Que cosas dices Akira eso no es de preocuparse además no tiene de malo que una chica espere a un chico— acotó la muchacha de cabello negro con  una sonrisa hacia él.

El  joven de Ryonan se sonrojo  ya que la muchacha tenía una sonrisa encantadora — Dana, vamos a tomar otro tren a donde te llevare.

—Vamos pues, esperaron  por lo  menos unos cinco minutos mientras llegaba el  otro tren.

—Sabes pensé que no ibas a venir.

— ¿Por qué dices eso?

—Sí, ya habíamos quedado.

Llego el tren y lo tomaron, ella se sentó al lado de la ventana miraba aquellos lugares por donde pasaban eran  muy fascinantes los paisajes, la  muchacha  no cavia del asombro —La verdad me falta conocer mucho este país—pensó para sí misma.  

Sendo la observaba detenidamente, esto no lo dejo pasar por alto la joven y miro aquel chico— ¿Sucede algo Akira?

 —No  es nada. —viajaron por lo menos una media hora en el tren, hasta llegar a su destino.  

Bajaron el tren  —Bien  hemos llegado al  lugar que te enseñare, se que te fascinara a partir de aquí caminaremos, espero que no haya problema.

—Está bien no hay ningún problema Akira, vamos.  

Caminaron por una gran vereda, no eran  los únicos  que iban por ese camino iba más gente con sus familias, amigos, parejas   etc. Dana se sorprende al ver aquella belleza que no podía  ella misma describir había arboles gigantes de bambú y todo estaba rodeado por mucha naturaleza verde.

No desaprovechó la oportunidad y pidió al chico de Ryonan le tomara fotografías, al igual se tomo  unas con él.   Subieron  un largo camino llenos de escalones la  verdad la joven de ojos verdes se había cansado miro al chico de Ryonan  que él no se notaba nada cansado y comprendía porque estaba acostumbrado  hacer ejerció diario. Llegaron  hasta arriba  ella se sorprendió al ver aquel majestuoso lugar era un templo.

— ¿Qué maravilloso  es este templo?

—Anda vamos Dana.  

Ambos chicos entraron aquel  lugar e hicieron  una oración  al terminar  una joven  no muy alta de cabello negro  y ojos del mismo color, vestida de sacerdotisa se acerco a ellos.     

—Buenas tardes miren les regalos estos amuletos son de la buena suerte.

— ¡Gracias! —dijeron ambos jóvenes.  La muchacha tendió su mano y le entrego ambos chicos dos papeles doblados.

— ¿Qué es esto  señorita? —preguntó la chica de ojos verdes.  

—Este papelito que te doy va hacer tu futuro lo que tiene escrito espero se te haga realdad aquí toda la gente que viene se le regala uno  y ha venido mucha gente agradecer por las cosas que les han sucedido. Han encontrado el amor de su  vida, trabajo, salud.  Así que a la mejor tu sin darte cuenta tienes ante ti  el amor de tu vida no crees — La joven sacerdotisa mira aquel chico de ojos azules y a Dana pensando que ellos eran  novios y que iban estar juntos para siempre.  

Ambos se sonrojan  al mismo tiempo  al escuchar esto por parte de aquella chica, se despiden de ella y siguen con su excursión, Dana guarda su papel en su  bolsa.   Iban en  silencio  caminando  cuando ella rompió aquel silencio entre ambos

— ¡Akira!

—Sí, que pasa.

—Es cierto que lo que sale escrito en este trozo de papel se  cumple.  

 El jugador de Ryonan la miro y sonrió levemente con ella —Si se han  dado casos. Pero no te preocupes esto se da a su debido tiempo, solo guárdalo  si gustas puedes leerlo  o  ¿no? Hay que seguir divirtiéndonos ven vamos aquel lugar.

 Caminaron  hasta donde estaba un parque  muy grande a la chica de ojos verdes le llamo la atención que se aglomeraba mucha gente en ese lugar se acercaron Sendo y ella.   Dana se quedo sorprendida al ver aquella hermosa escena era una boda donde los novios traen ropas tradicionales al igual los familiares de ambos novios caminaban en  fila. 

—Que hermosa se ve la novia. —exclamó aquella chica de cabello negro. —La verdad esta tradición es muy bonita.

— ¿Sí? Dana esto remota desde la antigüedad;  pero hoy en día uno puede decidirse casarse de esta manera o como le hacen en  occidente. —dijo aquel joven de ojos azules.

—Hm para mi gusto esta es muy bonita casarse a la tradicional, esas vestimentas son  muy hermosas los coloridos del  kimono de la novia y del novio  ni se diga esto es genial—espetó aquella chica de ojos verdes.  

Cuando  vieron pasar lo de la boda Sendo le dice a la chica que ahora la llevara a otra parte, los dos  bajan aquellos escalones nuevamente, toman  un camión que los lleva al zoológico. Al llegar  ahí también había mucha gente hicieron su recorrido por ese majestuoso zoológico, ella no desaprovecho la oportunidad y tomas algunas fotos.  

En  unos de los lugares la joven miro aquel oso  panda—Es lindo el panda hasta que se me hizo ver uno en  vivo. — Aquel chico de  Ryonan  en ese instante,

—Ahora vuelvo.

—Está bien.   Mientras ella quedo  observando los demás animalitos y les tomaba fotografías— Le mandare unas a Drew se que le encantara ¿Cómo me hubiera gustado  que mi amiga estuviera aquí conmigo? — Se dijo así  misma.  

En eso fue  sacada de sus pensamientos, cuando aquel joven le puso frente a sus ojos un lindo  oso panda de peluche  grande.  

— ¡Akira! —Expresó la chica de ojos verdes al verlo—lo tomo entre sus brazos —Es tan hermosos —dijo con un leve sonrojo.  

—Me agrada que te gusto Dana —respondió el joven de ojos azules.

—Gracias,  no tú hubieras molestado. —No es ninguna molestia,  —dijo  tocándose la nuca aquel  chico de  cabello negro. 

—Oyes que te parece si vamos a comer  algo.  

—Si está bien. —cercas de ahí estaba un restaurante se dirigieron ambos chicos tomaron  un lugar cerca de la  ventana que daba hacia un  lindo paisaje de grandes árboles,  la joven acomodo su  mono de peluche a un lado de ella y el chico de ojos azules se sentó enfrente de ella.  El chico del lugar se acerco a ellos para que pidieran su  orden,  al quedarse solos.  

 —Oyes Akira la otra vez yo  no te pregunte, que te gusta o te disgusta.   El chico miro a la joven  y pensó  por solo  un momento.

 —Como tú ya sabes que pertenezco al club de básquet  es mi pasión, es lo que más me gusta —esto lo dijo con gran entusiasmo.  

La muchacha al oír hablar así recordó  cuando su  primo le dijo esas misma palabras que el básquet era su pasión, sonrió levemente con el joven de cabello de puerco espín, sin interrumpir la plática del chico.  

 —Además uno de mis pasatiempos favoritos es pescar.

 — ¡Enserio! —expresó  la chica de ojos verdes.  

—De  verdad, por eso  cuando  llego  a entrenar a la escuela  tarde siempre me regaña el entrenador Taoka porque me entretengo en la pesca.  

Dana sonrió como  nunca y el chico de Ryonan  la miro la verdad esa joven se le hacía muy bonita no solo  por el exterior, si en el interior era simpática.  

—Akira no  puedo  creer que tu entrenador te regañe, tú no eres un chico problemático ¿Cómo otros que conozco? —En eso recordó a su primo, pero  no solo a él, si no aquel joven de ojos azules que llamaba patán. Sin pensarlo se sonrojo levemente de solo pensar en ese chico de la camisa 14 porque tenía que estar pensando en el.  

Sendo la miro que se sonrojo — ¿Qué pasa Dana?  No me digas que te refieres a Sakuragi.  

— ¿Si?  Ya vez como es Hanamichi las pocas veces que lo he visto entrenar el capitán lo regaña pero es un buen jugador al igual que los demás y sabes el también me dijo que el básquet es su pasión.  

—Hablando de deportes, tú practicas alguno  que te guste o más bien que te apasione. —preguntó Sendo interesado en saber.

Ella se quedo callada por un momento y miro a su acompañante —Pues—la verdad ella no quería hablar de eso, pero tenía que contestarle a ese chico.

—Te voy a confiar un secreto.

— ¡Un secreto! —exclamó ese chico.

—Pues uno de mis deportes favoritos es, no más bien era el kendo. —dijo la joven cabizbaja.  

 Él cuando le dijo eso — ¿Cómo que era? Ya no lo prácticas más.

— ¿No? Ahora lo detesto.

—Pero porque hablas así, Dana ¿Qué fue lo que te paso para  dejar de practicar lo que más te gustaba?

—Perdóname pero no te lo puedo decir por el momento.

—Está bien sabré esperar y cuando estés lista te escuchare.  

En ese momento fueron interrumpidos por una joven de cabello castaño corto a la altura de los hombros, y ojos marrón venia junto con otras dos  chicas, se acercaron a la mesa donde estaba ese chico de Ryonan.    

— ¡Sendo! El miro aquella joven cuando le hablo

— ¡Miku! —expresó el, se levanto de la silla donde estaba para saludarla

—Vaya tanto tiempo sin vernos. —Sí, desde que salimos de la secundaria, pero me entere que están en el equipo de Ryonan es cierto.

— ¿Sí?   Las chicas que venían con ella miraron a Dana de arriba, abajo y rieron y se dijeron algo entre ella.

Dana al verla las ignoro totalmente, también esa chica llamada Miku miro a  ella y después siguió platicando ese chico de Ryonan.  

—En que preparatoria estas —preguntó el, a la muchacha.

—Pues estoy en Shoyo. —respondió con una sonrisa encantadora al joven y a la vez coqueteando con él. —Veo que bienes bien acompañado.  

— ¡Disculpa! Deja te presento a la señorita Dana Sakuragi.

—Es un gusto señorita Sakuragi, soy Miku Kimura.

—El gusto es,  mío  señorita Kimura. —ella le saludo  amablemente.   Miro hacia su amigo nuevamente

—Bien luego nos vemos Akira  —se despidieron, ella le dio  un beso en  la mejilla aquel chico de Ryonan.  

Se retiro de ahí  junto con sus amigas, cuando  una  de ella  dijo en voz alta —Vaya que gustos tiene el joven  Sendo,  no pensé  que le gustara salir con chicas raras  te fijaste en la forma que esta vestida, creí que le gustaban las chicas bien educadas, delicadas y con clase.  

— ¡Mei! Guarda silencio. —expresó  la chica de ojos color marrón.  

 Esto lo alcanzo escuchar Dana y empuño sus manos por la forma que la catalogaban se levanto de su asiento para hablar con esa chica, se dirigió a ella, pero Sendo  al ver esto la siguió  ya que el también  alcanzó a escuchar ese comentario  de esa chica de cabello  negro   y ojos color claro.  

—Oyes espera un momento. —La chica de ojos marrón  y la de ojos café claro se detuvieron en ese instante.

—Me hablas a mí—dijo la chica de cabello  negro. —mirando  a Dana.

—Sí, pues a quien  más, le  digo me puedes decir que acabas de decir de mi. —acotó algo molesta la joven de ojos verdes.  

Aquella joven se cruzo de brazos y la miro de arriba abajo  nuevamente y con  una risa de burla—Pues que eres una chica muy extraña mira vete como te vistes acaso  no te da vergüenza salir así a la calle.  

— ¡Mei! —expresó la chica de ojos color marrón—Guarda silencio por favor.

—Tranquila amiga—dijo la otra joven que venía con ellas.  

Mei miro  al joven de Ryonan  quien estaba  atrás de la joven  de cabello negro—La verdad joven  Sendo no sé porque tiene esta clase de amigos no ve que lo  pueden  influenciar y echarlo a la perdición  tiene un futuro  muy  prometedor y esta clase de amiguitas no le ayudara en  nada.  

Esto le hizo molestar mas a la chica de cabello negro  y ojos verdes le iba a dar una bofetada cuando Sendo le detuvo la mano a la joven y miro a esa chica de ojos color café claro.  

 — ¡Akira! —expresó aquella chica de ojos verdes. —el bajo la mano de la joven  y la  miro  para que se tranquilizarla se puso atrás de ella y la tomo de los  hombros.

 —Señorita Mei  no le permitiré que le hable de esa manera a Dana es mi  novia y para que sepa es una chica adorable,  inteligente y me gusta cómo se viste porque eso demuestra que es una chica extrovertida.      

 Esas chicas que escucharon  esto por parte del jugador de Ryonan se sorprendieron no fueron las únicas la misma Dana no podía creer lo que había hecho ese joven. Esto hizo  que se sonrojara mucho  sintió que su cara se le  ponía de mil colores, Miku  no podía creer esto  como Sendo se fijaría en una chica como esa, pero ella no podía negar que esa joven era muy bonita, viendo la bien.  

— ¡Akira! —exclamó la joven de ojos verdes.

 — ¿Qué? —espetó la chica de ojos color café.

—Te felicito  amigo—respondió  Miku al escuchar esto por parte del jugador de Ryonan—Le pido una disculpa de parte de mi hermana menor si la hizo  incomodar por la forma que se expresó de usted señorita Sakuragi —la muchacha hizo  una reverencia.

 — ¡Miku!

 — ¡Cállate! Mei,  Dana acepto la disculpa por parte de esa joven, ellas después  se retiraron de aquel  lugar.   Al quedar solos Dana estaba aun sonrojada y no se  atrevió a voltear a  mirar a ese joven  jugador de básquet.

Aun  no podía  asimilar lo que acabo de hacer Akira  hace  unos momentos al hacer ese comentario.  

 

Continuara…

Capitulo 26.- Un Día Amargo. por Hitomi Uzumaki

 
 
— ¡Akira! ¿Por qué hiciste eso? Tu y yo solo somos amigos—dijo la chica de cabello negro aun dándole la espalda.
—Perdóname Dana no me gusto la manera en que esa chica se expreso de ti, solo se me ocurrió decir eso. —reitero el joven apenado con su amiga.
—La verdad, tu eres el que debe perdonarme a mí por la formas de comportarme y perdona si no  soy la chica que esperabas es mejor que ya no nos volvamos a ver  —la muchacha dio  media  vuelta y  salió  corriendo.
 
Sendo fue tras ella, pero se le perdió entre toda la multitud, Dana estaba escondida entre un árbol, mientras miraba a ese chico  que le hablaba—Lo siento  es mejor ya no  salir con él.
 
Cuando ella, ya no  vio a Akira se fue  de ese lugar y tomo el tren que la llevaría de vuelta  casa, pero en el  camino  iba triste recordando las cosas que le dijo aquella chica que era una mala influencia para ese  muchacho.
Iba sumergida en sus pensamientos que no  vio que en ese mismo tren  iba aquel  joven que  la molestaba junto con aquella chica llamada Ino.
 
Esa chica de ojos cafés se da cuenta que Dana iba en  el  tren, pero trata de toda costa que Takeshi  no mire hacia adelante.
 — ¡Takeshi! Tengo algo que enseñarte.
— ¿Qué es Ino?
—Pues… —quedo por un momento en silencio, saco de su  bolso  el celular y le enseño a ese chico  una fotografía, el  a verla se sorprendió.
— ¡Ino! Que es esto.
—Pues es tu queridísima Dana, con ese chico llamado Ryu besándose  quien se iba imaginar que la prima del  pelirrojo  salga con el  chico que casi acaba con el club de básquet.
 
Te imaginas si él se enterara de esto—espetó la joven  con  una sonrisa maliciosa.
—De donde sacaste esta  fotografía.
—Alguien me la proporciono.
 
Takeshi estaba preocupado que esa chica llamado Ino  hiciera algo indebido  con esa foto, ya que era Serena y no  Dana.
—Ino, hazme un favor no se la muestres a nadie más.
—Pero porque, con esto  se darán cuenta que esa chica no es lo que aparenta, además tú  me dijiste que la fastidiara y esta es la mejor manera.
 
Ese chico  tenía que hacer todo lo  posible porque ella desistiera —Por favor Ino no lo hagas, hazlo por mí—él, la tomo de la mano y la miro fijamente.
 
Esa muchacha se puso nerviosa y se sonrojo levemente—Lo siento Takeshi esa chica me las debe y la voy a hundir.
 
El  muchacho al ver tan decidida a esa chica la beso sorpresivamente, ella  se quedo  inmóvil no sabía cómo actuar en ese instante pero al fin se rindió ante él y le correspondió el beso de ese chico que le gustaba.
 
— ¡Rayos! Que estoy haciendo, pero es necesario convencer a Ino de esta forma que desista en mostrar esa foto por el momento.
 
Después de unos segundos se separaron pero la  chica de ojos cafés sintió su  corazón  latir más de lo  normal, estaba súper sonrojada por el beso que le había dado ese chico que ella amaba.
 
Acá por otro lado  Sendo  tomo el otro tren camino a su casa iba confundido  y a la vez preocupado por Dana ya que se había ido a si  nada más, el pensó en  ese momento que había tenido algo de culpa por haber hecho eso de decir delante de esa chicas que era su  novia.
 
Dejo escapar un suspiro y miro  ese gran oso de peluche — ¡Vaya amigo creo que Dana me odia por eso  fui demasiado atrevido con ella apenas nos conocemos y salgo con esa cosas, pero  no me daré por vencido!  Tendré que ir a pedir disculpas—El sonrió levemente.
 
 
 
Mientras en  la casa de los Ishida, la chica de cabello castaño se estaba arreglando para la cena en la casa de su  novio, se puso un vestido de manga larga y corto  un poco arriba de la rodillas  con cuello redondo color salmón  al igual la falda el vestido del mismo color, su cabello lo dejo  suelto, y se puso  una zapatillas color salmón no muy altas.
 
 
Imagen del vestido
 
http://ses.tidebuy.com/images/product/10/10430/10430621_1.jpg
 
 
Se estaba acabando de arreglar cuando sonó su móvil— ¡Ryu! Que sucede amor.
—Solo te hablo para saber cómo esta linda.
—Bien pero, como quisiera estar contigo ahora pero tengo que ir a casa de quien tú ya sabes.
—Ni, modo  amor pero tenemos que seguir con esto pero pronto acabara el tendrá que pagar lo que me hizo.
—Tienes razón Ryu, nunca olvides que te amo demasiado.
—Lo, se.
 
En eso interrumpieron la plática de la chica con aquel joven, —Mi niña ya llego el  joven Mitsui  te esta esperado en la sala.
—Ahora voy  nana. —ella se despidió de él.
 
La joven salió de su habitación  y bajo al primer piso  miro a su  novio que estaba sentado en el sofá de  la sala.
 
—Estoy lista Hisashi  nos vamos. —ella  se acerco a él y le dio  un beso, este fue correspondido por aquel  joven de ojos azules.
 
 
—Te ves linda Serena.
— ¡Gracias! —ambos salen de la casa de la joven, se dirigen a tomar el metro.
 
La muchacha de ojos verdes iba por la calle mirando  aquella noche oscura y estrellada va sumergida en  sus pensamientos recordando lo que había pasado la verdad al fin se había arrepentido de haber hecho eso de dejar a ese chico de Ryonan sin  ninguna explicación.
 
Dejo escapar  un suspiro de desaliento   — ¿Qué pasa conmigo? La verdad me afecto que esa chica me dijeran que era una mala influencia para  Akira, pero la verdad yo no soy una chica mala.
Llego hasta la puerta de su casa y su mirada triste la cambio por una  alegre aunque por dentro estuviera destrozada, no quería preocupar a su tía y mucho menos a su primo ya que si la miraba así le iba hacer  muchas preguntas.
 
En la casa de los Mitsui llegaron ambos chicos, pero  la joven de ojos color miel estaba muy nerviosa ya que va a conocer a los padres de su novio, el al verla  así.
 —Tranquila mis padres son  buenas gentes, se que les simpatizaras.
— ¡Hisashi  no puedo controlar estos  nervios!—espetó  con  una  leve sonrisa a su novio.
 Entraron a la casa, la chica de ojos azules y cabello  negro al verla— ¡Serena! Bienvenida.
— ¡Hola Sakura! ¿Cómo estás?
—Bien  pero pasa ven conmigo  sentarte—las dos se dirigieron al sofá mientras el joven de ojos azules va con su  madre a la cocina avisarle que habían llegado.
— ¡Mamá! Ya llegue.
—Bien  hijo  ya esta lista la cena —ella miro a su hijo con  una sonrisa.
— ¿Qué sucede madre porque me miras así?
 
Ella acaricia la mejilla de su primogénito —Hijo  la verdad no me había dado cuenta,  cuanto  has crecido siento que pronto nos dejaras  —acotó  con tristeza la madre de aquel chico  tirador de tres puntos.
 
Mitsui al escuchar a su  mamá hablar así—Que cosas dices, Serena es solo mi novia y aun no tengo pensado  casarme mamá lo  primero es terminar de estudiar y hacer una carrera así  que hay mucho tiempo para pensar en  matrimonio no crees—respondió aquel chico de ojos azules abrazando a su  madre y dándole un beso en la frente.
—Asi que mamá te pido que quites esa cara de tristeza — ¿Si?
—Está bien  hijo así  que vamos a la sala para que me presentes a tu  novia, además tu  papá se está arreglando en un momento  baja.
 
Los dos se dirigieron a la sala, aquella chica esta platicado  con Sakura y sonreían.
Se acercaron a la joven de ojos color miel—Madre ella es mi  novia.
 
—Buenas noches señora Mitsui, soy Serena Ishida —saludo la joven con una  leve sonrisa.
—Es un gusto conocerla señorita Ishida, soy Midori Mitsui, vaya hijo  nunca me dijiste que era una  niña muy  bonita.
— ¡Mamá! —exclamó aquel  joven de cabello negro  y ojos azules sonrojándose, no fue el único  también Serena.
 
 
En ese instante bajo el padre de Mitsui quien al ver aquella joven la saludo  también y se presento ante ella.
 
Después de las presentaciones  se dispusieron a cenar, el padre de Mitsui  le preguntaba a la chica y a su hijo si llevaban bastante tiempo de novios esto hacia que ambos jóvenes se sonrojaran.
 
—Señor Mitsui,  Hisashi y yo tenemos aproximadamente unos dos meses saliendo juntos—contestó la joven de ojos color miel con una sonrisa y tomando la  mano a su novio.
—Pues los felicito. —dijo  el padre de aquel  joven de ojos azules.
 
Sakura la hermana menor  miro a su hermano  mayor y aquella joven de cabello  castaño  — ¿Por qué mi hermano no conoció antes a mi amiga Dana la verdad, Serena no me convence de todo? Hay algo  que  no  me simpatiza.
Estaba sumergida en sus pensamientos cuando.
 
— ¡Enana! ¿Qué te pasa?
—No, es nada tonto y nos soy ninguna enana—dijo la chica de ojos azules molesta con su  hermano  mayor.
 
En  la casa de los Sakuragi entro aquella chica de ojos verdes, en la sala estaba su  primo mirado la televisión, su  tía estaba bordado un pañuelo, los saludo con una sonrisa.
 
— ¿Cómo  te fue hija? —preguntó  su tía dejando de bordar y mirándola.
—Bien  tía Miyuki  —contestó  alegre, pero estaba triste por lo sucedido.
— ¿Quieres cenar?
—No, gracias tía.
—A donde fuiste prima—preguntó el joven  pelirrojo.
—Pues fui con Matsui  a su casa como mañana tenemos examen  no  entendía algunas cosas de matemáticas. —contestó Dana mintiendo a su primo.
 
El  miro  a su prima— ¡Oyes te pasa algo Dana!
 
La muchacha se sentó a un lado  de su primo en el sillón  y dejo escapar un suspiro,  lo  miro y con una sonrisa hacia el—No, Hanamichi estoy bien.
 — ¡Segura! Ya sabes que puedes confiar en mí.
—Claro Hana no me pasa nada —ella lo tomo de la mano —Tranquilo, así que me retiro a mi habitación voy a estudiar un rato mas, nos vemos  tía y que descansen, Ella se retiro a su habitación, se dejo caer sobre su cama miro hacia el techo cerro sus ojos.
— Que vergüenza con Akira ha de pensar cosas muy malas de mí, y yo  por no saber controlarme, lo entenderé si ya no  quiere verme, en ese instante tocaron la puerta de su habitación, ella se reincorporo — ¡Adelante! —Entro la tía de la joven.
— ¡Hija! Podemos hablar.
—Si  tía, siéntate por favor.
—Bien  Dana, ¿Cómo te fue en tu primera cita?
 
La chica de cabello negro  se levanto de la cama —Hay tía, la verdad he cometido un gran error, yo… —quedo por un instante en silencio, se cruzo  de brazos.
— ¿Qué hiciste hija?
—Tía  pues—Ella le platico lo que había pasado con ella en la cita con Sendo  el altercado con esas chicas y que no se aguanto y le había retado a esa joven que no conocía.
 Miyuki  tomo del hombro a su sobrina —Dana estoy seguro que él te buscara creo que no se dará por vencido.
 
—No, se tía pero la verdad yo soy  muy impulsiva no iba a permitir que esa chica me ofendiera.
— ¡Dana debes ser más tolerante!
—Lo sé —espetó  apenada  la joven.
—Asi que tranquila y sabes gracias por confiar en  mí.
—Tía, tu para mi eres mi amiga y  mi contiéndete. —Aquella mujer la abrazo.
 
En la casa de los Mitsui, aun seguían con la plática,  a los padres de Hisashi aquella joven de ojos color miel  les había simpatizado.
 
—Señorita Ishida  esperamos algún día  conocer a sus padres y hacer una reunión sabe que  serás bien bienvenida tú y tu familia.
— ¡Gracias! Señor Mitsui lo tendré en cuenta. —Ya pasado las diez de la noche la joven se despidió de los padres de su  novio, Mitsui  acompaño a su novia a casa.
 
Serena le dice al chico de cabello negro  que se la paso  bien con sus padres y que  le habían simpatizado y le agradece  por haberse los presentado, esperaba que no fuera la última vez de ir a visitarlos.
 Ya en la puerta de la casa de la  joven  estaba los dos mirándose, Mitsui la abrazo y le dio  un tierno beso que fue correspondido ella.
 
Después de unos segundos se separaron la muchacha acaricio el rostro de su  novio y con una sonrisa encantadora hacia el—Nos vemos mañana Hisashi te espero como siempre.
 
 —Está bien linda nos vemos y que descanses—el dio media vuelta y se retiro de aquel lugar.
 
Serena entro a su casa y se dejo caer al sofá quitándose sus zapatillas —Vaya hasta que al fin se acabo esta cita con los padres de Hisashi estaba súper aburrida, además tuve que comportarme como una chica bien portada ante ellos, Ryo espero que esto acabe pronto estoy harta. —esto  lo dijo en  voz alta y refunfuñando consigo misma.
 
 — ¡Niña! Serena que acaba de decir, ese joven  no se  merece que lo engañe él se ha portado bien  con usted es muy atento y se ve que la quiere mucho.
 
La muchacha se levanto del sillón  muy molesta—Quien eres para recriminarme nana yo hago lo que quiero  tú no eres nadie  para decirme que hacer y no hacer es mi  vida y no me importa si Hisashi  me quiere además para que lo sepas de una vez  nana, yo a él  no lo amo  y nunca lo amare es solo  un  juego.
Pagara por lo que le hizo a… —apenas  iba acabar de terminar la frase cuando aquella mujer de avanzada edad  no soportar hablar a si a esa joven le propino  una bofetada.
Esto hizo  molestar a la joven — ¿Cómo te atreves a pegarme? —ella se fue a su habitación.
 
— ¿Qué pasa contigo mi niña tu no eras así? Espero que el joven Mitsui  la haga cambiar y le ayude, que ella deje ese chico que no me gusta nada para Serena. —Pensó para sí misma aquella mujer de avanzada edad.
 
Al día siguiente había amanecido  un día soleado  y el cielo despejado,  la joven de ojos verdes y el  chico de ojos color miel  iban camino a la preparatoria. La entrada de esta estaban sus amigos esperando en la puerta a Hanamichi al verlo a él y a su amiga Dana,  los saludaron.
 
— ¿Cómo les fue en  su fin de semana Dana?
 
—Bien  Takamiya —respondió la chica de ojos verdes con una sonrisa con su amigo.
—Y ustedes chicos pregunto ella interesada en  saber.
—Pues también bien, pero trabajamos este domingo y no  tuvimos descanso —reiteró  el joven rubio  con  un poco de  desaliento.
—Bueno amigos cuando se puede se puede  —dijo el joven pelirrojo.
 
—Pues que mas podemos hacer Hanamichi y Dana tenemos que trabajar para subsistir.
— ¡Chicos! Nunca deben quejarse  de tener un trabajo—acotó la chica de cabello negro.
 —Tienes razón Dana—respondió  aquel joven de bigote.
 
Mientras estaban  en la puerta de preparatoria platicando llegaron aquellos jóvenes que molestaban a Dana, ella los miro Takeshi también la miro pero  sin  que se dieran  cuenta los demás le mando un beso.
La muchacha desvió la mirada, estaba distraída que no escucho que su primo le hablaba.
 
— ¡Dana! Te sucede algo.
—No,  no es nada tengo que irme chicos tengo  examen  a la primera hora nos vemos al rato.
 
La muchacha se retiro dejando a su  primo  y amigos atrás, entro a su  salón  y miro sobre su butaca otro regalo lo  tomo en sus manos— ¿Quién me dejara estos regalos?
 
Se sienta en  su  butaca y deja escapar un suspiro —Espero que esto no sea una broma tomo  nuevamente en sus manos esa caja  de  cristal  la abrió  y empezó escucharse una melodía que al escucharla era una de las que le gustaban, pero miro un pequeño papel doblado  bajo la caja que le llamo mucho la atención, lo desdoblo  y miro el  contenido.
Espero te haya gustado el regalo.
 
La chica de ojos verdes estaba pensativa que no escucho que sus amigas le hablaban.
— ¡Dana! ¡Dana!
— ¡Haruko! Disculpa no te escuche.
—Amiga veo  que has recibido  otro regalo de tu admirador secreto —dijo la joven de cabello corto.
—Si Fuji. —respondió la joven con  una leve sonrisa—Pero  la verdad quisiera saber quién es.
 
—Entonces no tienes la menor idea de quién es amiga—reitero la joven de cabello corto y ojos azules.
—No.
 
Ese instante llego el  profesor y los demás chicos entraron tras de el —Buen días jóvenes tomen asiento por favor, solo dejen  arriba de su  pupitre su lápiz, goma y pluma.
 
El Paso  por las filas dejando los exámenes—Bien jóvenes tiene 45 minutos para contestarlo, suerte comiencen.
 
Comienzan a  contestar el examen,  el salón estaba en  silencio  y algo tenso paso  por lo menos media hora cuando  la chica de ojos verdes fue la primera en entregar el examen.
 
  
—Bien señorita Sakuragi, puede salir.
 
Ella salió del salón, los pasillos están solos ya que aun estaban en clase, se fue a la azotea un rato  mientras terminaban sus amigas el examen
Se sentó  en  una banca que estaba ahí, miro  aquel cielo  azul y despejado, se puso  sus audífonos  para escuchar música, estaba sumergida  en  sus propios pensamientos cuando la tomaron del hombro.
 
—Vaya nunca imagine encontrarte aquí linda precisamente estaba pensado en  ti.
 
Dana al escuchar aquella voz conocida se levanto de repente y  miro hacia esa persona. — ¡Tú! —exclamó  la joven, dando  un paso hacia atrás. —Ahora que quieres  vete de aquí.
 
En eso se burlaron los amigos de aquel chico de ojos color café— ¿Por qué debemos de irnos señorita Sakuragi si este lugar es libre? —espeto Otani.
 
La muchacha se iba a retirar iba a dar media vuelta cuando  aquel chico de cabello negro y ojos color café la tomo  de la mando  evitando que avanzara más.
—A dónde vas muñeca ¿Por qué eres así conmigo?
—Oyes que pasa contigo suéltame quieres—dijo  la joven  molesta mirando aquel  chico.
—No, te dejare ir hasta que aceptes salir conmigo podemos ir a  pasear ir a una disco  o a donde tú quieras.
 
—Yo salir contigo jamás, entiéndelo así que suéltame.
 
El  muchacho se molestó por la negativa de esa joven, le apretó  un poco más fuerte la mano—De verdad que eres una chica bastante arrogante tú no sabes de lo que te pierdes al salir conmigo muchas  chicas mueren por salir conmigo.
 
 —Pues ya te dije yo  no  muero por salir contigo, así que suéltame o gritare.
 
En eso se burla aquel chico  —A quien le vas a pedir ayuda a ese tonto pelirrojo o a ese miserable de Mitsui  dime nadie te escuchara  están en  clases todos están  ocupados.
 
Así que mejor resígnate  Dana no te queda otro remedio  que aceptar, — el acerca la joven la tomo de la cintura  quedando  cerca del rostro de ella  la miro fijamente  él no sabía porque la muchacha lo hacía sentir diferente era un sentimiento que no había experimentado  con otras chicas  ni incluso con Ino.
 
La muchacha estaba sumamente molesta ya que no le agrado en la forma como la  estaba abrazando, ella  forcejeaba pero  él entre mas se resistía la acercaba mas a él
 
—Ahora sí, esta vez no escapara de mi—acotó con  un tono de burla—el con su mano  toco el rostro de la chica, se acerco  mas para besarla a la fuerza.
 
Pero ella no  iba a permitir que el la tratase de esa manera Dana  iba  pelear  y no le  importaba  las consecuencias.
 
Dana lo golpeo  en el abdomen muy fuerte para poder zafarse, cuando cayó al  piso  sofocado por el golpe de la chica ordeno a sus amigos que no la dejara ir
La joven de ojos verdes iba a correr cuando Otani, y Taro la alcanzaron y la sujetaron ambos para no dejarla ir.
 
—A dónde  vas linda. —dijo  Takeshi aun tirado en el piso.
— ¡Suéltenme!
 
El joven de ojos color café se levanto  del  piso  y riendo se fue acercando a paso a paso  a la chica de ojos verdes.
 
—Te dejare ir con  dos  condiciones  no son nada difíciles para ti y sé que aceptaras.
—   Ha que te refieres —dijo la joven.
 
 El chico de ojos cafés quedo frente a ella y la tomo del  mentón  — Una de las condiciones la primera es que me des el beso que te pedí la otra vez.
 
Y la segunda  es más fácil linda y te conviene, si  nos derrotas a los tres en este momento te dejaremos en paz para siempre tú  decides.
 
Dana al escuchar esto por parte de ese chico se sorprendió   — ¿Qué estás diciendo? Eso  jamás lo hare ni una ni otra entiendes además yo  no  podre con ustedes ¡Estás loco! —espetó la muchacha mirándolo.
 
—Que modesta eres linda, tú  no eres una chica ordinaria eres diferente a las demás no por eso eres familiar de ese tonto  pelirrojo  de Sakuragi  además si sabes pelear muy  bien  acaso ya se te olvido cuando ayudaste a ese chico que molestamos la otra vez ahí me di cuenta que tu  sabes defenderte por eso me gustas tanto fuiste la única que me ha golpeado y eso significa que tu  yo somos  uno para el otro.
 
   
—Pues no lo hare entiende y déjenme ir. — acotó la joven de ojos verdes.
 
Aun la tenia sujetada esos dos chicos cuando —¡Otani! ¡Taro! Suéltenla ahora.
Los chicos la soltaron y dieron  unos pasos hacia atrás, quedo la chica en medio de los tres.
 
Ella miro con cautela a los tres chicos  la verdad si podía defenderse pero no quería causar problemas a su  primo  y menos a su tía, si  optaba por pelear con ellos sería llevada a la dirección  y la castigarían, pero tampoco quería besar a ese chico de ninguna manera así que tenía que pensar bien las cosas no tenía ninguna opción.
 
 
—Asi  que tú decides linda.
—Nunca vuelvas a decirme linda. —espetó molesta aquella chica de ojos verdes.
Miro a cada uno de esos tres chicos, para poder irse de ahí tenía que enfrentarlos ella estaba pensando  como  deshacerse de esos tres chicos, Takeshi al  verla.
 
—Anda,  ¡Oh! date por vencida.
 
—Yo nunca, si es lo que quieren  la muchacha corrió  esquivando  aquellos dos jóvenes que estaban detrás de ella.
Pero  no fue ella tan rápida, el chico de cabello negro la tomo por la espalda y el otro joven  del  brazo  y Takeshi de las piernas, la pusieron el piso.
 
Dana no se imaginó que esos chicos la alcanzaran, forcejeaba con ellos y grito  la  muchacha.
— ¡Suéltenme miserables que van hacer!
 
 — ¡Otani! ¡Taro! Sujétenla bien —dijo aquel joven de ojos cafés mirando a la chica de arriba abajo.
 
Esto no le gusto a la chica de ojos verdes como la miraba ella aun forcejeando—Que pretendes—Expresó la joven  de cabello negro, la verdad un escalofrió recorrió por su cuerpo.
 
Ahora que iba hacer estaba perdida ante estos tres jóvenes que la tenían muy sujetada, la verdad estaba asustada en ese momento— ¿Qué hago? Si grito nadie me ayudara aún están en clases.
 
Ella forcejeaba para poder zafarse de esos chicos, pero entre más la sujetaban  muy fuerte.
 
En ese instante se escuchó  una vos, esos  tres chicos al igual la chica, miraron  a un  joven que salía detrás de  una de las bardas que tenía la azotea, camino  un poco hacia ellos.
 
—Es mejor que te vayas,  chico este asunto no es de tu incumbencia.  —dijo aquel chico llamado Taro burlándose.
 
La chica al verlo —Pero que hace el aquí.
 
Aquel chico  miro  a esos tres jóvenes  y a  la muchacha —Pero si es la prima de ese torpe de Sakuragi. —pensó para sí mismo en ese momento.
 
—Que miras torpe lárgate que no entendiste o acaso estas sordo—dijo Otani  al ver que no se movía de ese lugar.
 
Dana  en sus pensamientos se repetía muchas veces que no se fuera que la ayudara, pero ese chico camino hacia donde estaban  ellos — Hmm para lo que me importa lo que hagan no es mi asunto como ustedes dijeron,  acaso aquí no hay  un lugar donde descansar ustedes son unos escandalosos  y más tu  siempre donde andas eres muy ruidosa. —él se refirió a la chica de ojos verdes.
 
— ¡Que! —expresó aquella chica de ojos verdes.
—Vaya este chico tiene razón eres muy escandalosa—el miro hacia aquel chico alto—Lárgate ahora mocoso. —reitero Takeshi.
 
Aquel chico de cabello negro y ojos azules dio unos pasos dejando  a atrás a esos tres chicos con la joven.
 
Dana no podía creer que ese chico de miradas fría fuera un desconsiderado en  no ayudarla, lo siguió con la mirada.
—Vamos chicos sigamos con lo que estamos haciendo sin  más interrupciones    —reafirmó Takeshi, ese joven de ojos color café  se acercó  hacia el rostro de la joven para besarla.
 
Ella cerro los ojos, estaba perdida iba hacer su primer beso, pero de un chico que ella no  quería, cuando de repente sintió que esos chico la soltaron y escucho  unos ruidos  y que uno de ellos se estaba quejando, entre abrió sus ojos y miro que los amigos de aquel  chico de segundo  llamado Takeshi estaba  tirados en  el  piso  quejándose de dolor, y miro al  joven de ojos color café hincado  y  que quejándose de dolor ya que aquel  chico  de ojos azules le estaba  torciendo el  brazo.
 
 
—Joven Ru…ka…wa…—expresó la chica al ver esta escena.
 
Mientras ese chico se quejaba del dolor aquellos dos jóvenes amigos de Takeshi se levantaron  y corrieron hacia donde estaba aquel  joven alto.
—Suelta a nuestro amigo mocoso, debes respetar a tus mayores. —ambos chicos se lanza sobre el para golpearlo.
 
La joven de cabello negro al ver esto—Joven  Rukawa cuidado.
 
Aquel  chico miro a esos jóvenes con una mirada fría y el los  golpeo  sin soltar a  Takeshi.
 
—Ustedes hablan de respeto  y no respetan  a una mujer aprovechándose de ella  eso es de cobardes  — Y apretó con un poco de fuerza la mano de Takeshi.
 
— ¡Mocoso! Te arrepentirás por haberte metido  en nuestro asunto.  
 
El chico de ojos azules y mirada zorruna golpea a Takeshi  —Espero que no vuelvan a molestar a la señorita.
 
— ¡Esto! No se quedara así te vas arrepentir de haberte metido con nosotros —decía ese chico de segundo quejándose de dolor de su  brazo.
 
Pero ese chico alto y de cabello negro  camino como si nada e ignorando a ese chico de segundo.
 
Dana se sorprendió al ver aquel chico de ojos azules,  que sabía pelear muy  bien  y termino con esos chicos sin ningún  problema. El  paso a un lado de ella sin mirarla y pasando de largo.
 
Ella lo siguió con la mirada hasta verlo desaparecer de la puerta, mientras ese chico Takeshi, —Aun no terminamos contigo  linda así que es mejor que te cuides.
La joven lo miro  y no dijo nada, corrió para alcanzar al chico del equipo de Shohoku  para agradecerle.
 
Cuando el chico de  ojos azules iba a la mitad de los escalones escucho que esa chica de ojos verdes le hablo.
 
—Joven Rukawa.
 El s e detuvo  pero sin mirar atrás —Ahora que quieres, —dijo  con una voz seria.
 — ¿Por qué? ¿Porque?  Me ayudaste, ahora estarás en  problemas esos chicos  no dejaran las cosas así
 
La verdad no sé porque lo hice, pero pensándolo bien no me agrada que se aprovechen de los más débiles y más si son chicas, además no te preocupes por mí se cuidarme solo, así que deja de fastidiar  y ve a clases espero no te vuelvan a molestar, el  siguió bajando los escalones y sin mirar a la joven se despidió de ella. 
 
—Que le pasa este chico es tan arrogante, presumido—se cruzó de brazos estaba muy molesta pero le agradecía a ese chico por haberle ayudado  —siguió bajando  los escalones y en eso sonó el  timbre de salida al descanso, tenía que ir al baño arreglarse un poco ya que su cabello había quedado desarreglado y si la veían   sus amigas le harían muchas preguntas.
 CONTINUARA...

Notas:

AQUI DEJO  OTRO CAPITULO DESPUES DE MUCHO  TIEMPO ESPERO SEA D SU AGRADO.

Capítulo 27.- Los Sentimientos de Dana 1era parte. por Hitomi Uzumaki

 
Cuando bajo el último escalón ella no se da cuenta que la observaba otra chica desde lejos y muy molesta empuñas sus manos al ver esa chica que había bajado de la azotea  ya que  detrás de ella venían Takeshi y sus amigos.  
 
— ¿Que está pasando aquí? que estaba haciendo  Takeshi  con esa chica de primero.
Sus amigas al verla muy molesta — ¡Ino que sucede!
 
 Miren  hacia  allá, esa chicas  miraron  y vieron  a la chica de primer año bajando los escalones de la azotea y atrás venia Takeshi  con sus amigos.
 
—Pero si es Dana Sakuragi—expresó aquella chica llamada Kasuki.
—No, puedo creer esto amiga Ino  esa chica y Takeshi  son novios. —espetó  Airi.
—Que tonterías dices Airi, no  puedo  creer eso si Takeshi la otra vez—quedo  un  momento en silencio y recordó aquel beso que le había dado aquel chico de ojos color café.
 
Pero de repente salió de ese trance muy molesta no podía perdonar a esa chica de primero tenía  que vengarse de ella, no permitiría que le quitara a Takeshi—esto no se quedará así  Dana Sakuragi.
 
—Ahora vuelvo chicas adelántense al  comedor tengo que arreglar un asunto ahora mismo.
En ese momento Kasuki  la detuvo — Ino  tranquilízate, ahora no  vayas  acometer una locura, si vas y peleas estarás en  problemas y serás reprendida por el director mejor debemos planear como  vengarnos de ella.
 
—Tienes razón amiga y ya sé cuál va hacer pero tengo que ser muy  cautelosa con esto y de esto necesitare la ayuda de ambas —miro a sus dos amigas.
 
—Ino que pretendes hacer —preguntó Airi.
—Bien chicas este fin de semana las espero en mi casa para planear todo, así que vamos a la cafetería.
 
Las tres se dirigen a la cafetería  de la institución, mientras la chica de cabello negro y ojos verdes estaba en  el baño sacudiendo su gabardina y luego se arregló el cabello, al  mirarse al espejo por un momento, su  mirada era triste la verdad lo que había pasado en la azotea la había asustado no era tan fuerte como ella se creía era una chica débil y con defectos como las demás lo sabía de ante mano.
Aún estaba muy agradecida con aquel chico de ojos azules por haberla ayudado no  se imagina que hubiera pasado si  el  no  estuviera en ese lugar.
Dejo escapar un suspiro  y se relajó un momento.
 
Al salir del baño se dirigió  a buscar a su amigas la estaban buscando, Haruko al verla.
 
— ¡Dana! Aquí  estamos —gritaba la joven de cabello negro   y ojos azules.
La chica se acercó  a sus amigas
 
— ¿Dónde te habías  metido amiga te estábamos buscando? —preguntó  la chica de las coletas.
—Disculpen amigas es que me fui un rato a la dar la vuelta por la escuela mientras terminaban—dijo con una sonrisa.
—Bueno  vamos  a desayunar, nos están esperando  Fuji y Serena en el patio  ahí  comeremos ahora ya que está haciendo un clima muy agradable.
—Entonces dejen voy por mi comida al salón  chicas—dijo la joven de ojos verdes.
—No te preocupes amiga me tome la libertad de traer tu  comida —acotó la chica de ojos azules.
—Gracias Haruko  no hay ningún  problema.
 
Las tres se dirigieron al patio  y la mayoría de los estudiantes estaban  bajo  los grandes árboles de Sakura disfrutando su almuerzo.
— ¡Chicas aquí estamos!  —les hablo la joven de cabello corto a sus amigas.
 
Se dirigieron dónde estaban sus amigas y tomaron asiento  para disfrutar sus alimentos, la chica de cabello negro —Oigan  chicas y ahora porque no quisieron ir con los muchachos a comer.
 
—Pues ellos están entrenando muy temprano y Hanamichi me aviso que no los esperemos. —acotó Haruko.
—Pues ni modo—contestó la chica de ojos verdes.
 
Se dispusieron a comer cuando  la chica de ojos negros y de coleta—chicas que hicieron este fin de semana.
—Pues yo  me puse a estudiar todo el día, para poder pasar este examen que es muy importante—musitó la chica de cabello corto.
 
—Yo también  —reitero la  chica de coletas con algo de desaliento. —en eso  interrumpió la chica de ojos azules.
—Tranquilas yo  también quería salir a pasear el domingo con   Hanamichi  me invito a salir pero  no pude, tenía tantas  ganas de estar con él.
 
—Amigas por dios se hubieran dado un tiempo, yo si salí a pasear con mi novio y fue el día más feliz de mi vida. —dijo  muy emocionada
 
Sus amigas se le quedan viendo  ya que en ese momento estaba muy contenta la joven de ojos color miel.
— ¿A dónde fuiste amiga?
 
Serena miro a sus amigas—Pues no me lo van a creer Hisashi me presento  con sus padres ayer me invitaron a cenar ya que me querían  conocer. —ella miro a su amiga Dana ya que la mirada de su amiga no la engañaba sabía bien que a ella le interesaba su novio. —Además  ellos quieren conocer a mis padres.
 
Las chicas igual emocionadas como su amiga se alegraron por ella—Serena, entonces por lo que se ve la relación de Mitsui y tu  va muy enserio  verdad eso  es un paso  muy grande en la relación entre él y tú.
 
—Si Haruko  y estoy muy feliz.
 
La joven de cabello negro y ojos verdes  al escuchar esto por parte de su amiga Serena,  no sabe porque sintió celos de ella,  además sabía de antemano que ese chico de ojos azules era prohibido, sentía en ese momento  en su  pecho que algo le oprimía  su corazón  estaba lastimado.
 
—Pero porque siento esto, además ese chico lo detesto y no  me simpatiza para nada. —Se decía sí misma. —estaba sumergida en sus propios pensamientos, no escuchaba que le habla sus amigas.
 
— ¡Dana! ¡Dana!
—Decías Haruko.
—Vaya estas muy distraída te pasa algo.
—No, no  es nada. —respondió  con una sonrisa fingida.
— ¡Que tienes Dana te ves algo triste segura que estas bien  amiga! — La chica se sorprendió al escuchar quien le había dirigido la palabra.
— ¡Segura Serena! —Contestó alegre ya que era la primera vez que le dirigía la palabra delante de las de más.
—   Y tu amiga saliste—preguntó  Serena.
 
Ella quedo  por un instante en silencio no quería decirles que salió con Sendo  ya que su  primera cita fue un desastre además no sabía si volvería a ver al  jugador de Ryonan—Pues no  también me la pase estudiando. — dijo con una sonrisa.
En ese instante sonó el timbre para entrar a la siguiente clase, paso el día muy rápido a la hora de la salida como siempre Dana se fue al periódico escolar y sus amigas a ver a los chicos entrenar ya que debían estar preparados para el siguiente partido.
 
Estaba Dana redactando  las noticas más relevantes de la semana, pero no se concentraba en lo más mínimo  ya que de repente se le venía las imágenes cuando  aquel  chico Takeshi y sus amigos la había atacado.
 La verdad estaba muy agradecida con el joven Rukawa ya que si él no  hubiera estado en ese lugar no se  imaginaba que habría pasado, sintió otra vez un escalofrió que recorrió por todo  su cuerpo  y comprendió en  ese momento que tenía que ser más cautelosa y no dejar a la ligera lo que había pasado,  ese chico Takeshi si era de cuidado y sus amigos.
 
En ese instante fue sacada de sus pensamientos — ¡Señorita Sakuragi!
— ¿Qué sucede Maeko?
—Mari me dijo que la alcanzaras al salón de música para hacer una entrevista  y que te llevaras la cámara.
—En el salón de música—expresó la joven ce cabello negro  y ojos verdes.
— ¿Sucede algo  Dana?
—No, no es nada ahora mismo voy para allá. —lo dijo  no muy convencida, tomo la cámara y se dirigió al  salón de música que quedaba en el segundo piso del edificio.
Iba por los pasillos hacia al  salón de música  al llegar a la entrada de esta misma  se quedó  parada , su  mirada se  dirigió hacia el piano  que estaba ahí,  la hizo recordad  lo que había pasado  tiempo atrás iba a dar media vuelta, cuando.
—Señorita Sakuragi que bien que llegaste pronto, ahorita que acabe  Mari de entrevistar a la señorita  Mina Ibu. Les tomas  una fotografía grupal.
 
La chica de ojos verdes no le quedó otra opción que esperarse y tomar la fotografía—Está bien  Jiro.
 
—Y por último la siguiente pregunta de la entrevista señorita Ibu, cuando  va hacer el siguiente  concurso y que tienen preparado  para ese día tan  importante.
—Bien Mari el concurso se llevara a cabo dentro de  tres semanas   en la preparatoria  Soyo  y tenemos una gran sorpresa para ese día espero que tú  y tu  equipo nos acompañe a este gran evento que es muy importante para nosotros ya que es la quinta vez que participamos y esperamos llevarnos el primer lugar, siempre hemos tenido el segundo  lugar y  se nos ha sido  muy difícil  llegar al  primero  ya que la señorita  Miki Yoko es una gran prodigio  en el piano.
Pero sé que esta vez podremos ganar daremos todo de nosotros. —dijo con una gran sonrisa y  entusiasmo aquella joven.
—Señorita Ibu nos podría dar un adelanto.
—Claro será un gusto—aquella joven de ojos azules, se sentó  en el banquillo  para tocar el piano.
 
Aquella chica empezó a tocar el piano como ella lo sabía hacer  era excelente tocándolo, Dana al escucharla se sorprendió.
Cerró sus ojos y escucho aquella melodía interpretada por la señorita Ibu,  en ese momento  recordó cuando ella tocaba el piano que era su pasión  sintió  por un instante volver a retomar de nuevo  en tocarlo,  pero  recordó aquel fatal  incidente que había ocurrido tiempo atrás.
No soporto más y salió  corriendo  de ese lugar dejando a Koji  sorprendido ya que vio que ella dejo aquel lugar.
 
—Pero que le pasa a la señorita Sakuragi.
 
Aquella chica de cabello negro  estaba en el pasillo — ¿Por qué? No puedo superar esto—miro sus manos que temblaban —Si es lo que me gusta.
 
En eso la interrumpieron  — ¡Señorita  Sakuragi! Se encuentra bien.
Ella miro aquel  chico de ojos café — ¡Jiro! Estoy bien disculpa por salir así nada más.
—Mari me mando a buscarla para que tomara las fotos, pero si no se siente bien  yo las tomare o Koji.
 
—Estoy bien vamos—dijo con una sonrisa aquella  chica. —ambos se dirigieron al salón de música.
 
Dana tomo unas cuantas fotografías del grupo de música de la preparatoria Shohoku, después se retiraron de ese lugar para regresar al salón del periódico.
 
La joven de ojos verdes dejo sobre el escritorio la cámara, miro su  reloj y era apenas las 2 de la tarde se dejó caer sobre la silla e hizo la cabeza hacia atrás dejando escapar un suspiro.
Miro nuevamente sus manos—A veces quisiera tocar el piano, pero de solo recordar lo que paso  me prometí a mí  misma jamás hacerlo.
 
 — ¡Dana! ¡Dana!
La sacaron de su transe, se reincorporo — ¡Mari! ¿Qué pasa?
—Por hoy terminamos temprano, nos vemos mañana, las fotos las revelara Jiro así que aquí deja la cámara.
 
—Está bien nos vemos mañana—se retiró Mari, dejando a Dana sola.
 
Ella guardo sus cosas iba por los pasillos, miro su reloj y había pasado poco tiempo eran por lo menos las 2:20 pm—es muy temprano y Hanamichi todavía tardara en salir.
 
Marco al celular de su  primo, Hanamichi quien estaban en un momento de descanso  contesto su móvil.
 
— ¿Qué sucede prima?
— ¡Hana!  Pues salí muy temprano me iré a casa hoy no te esperare, además no me siento nada bien.
—Está bien pero vete con cuidado nos vemos en la casa.
—Sí,  hay  les dices Haruko  y los demás que los veo mañana.
—No te preocupes yo les digo.
 
La muchacha de ojos verdes salió de la preparatoria iba sumergida en sus pensamientos cuando —Hola Dana.
 
Ella al escuchar aquella voz conocida, miro hacia esa persona y se sorprendió al  ver aquel  joven alto de cabello puerco  espín recargado en la pared.
 
Dana lo ignoro totalmente y paso  delante de él, cuando ese chico la tomo de la mano.
 
— ¿Qué sucede Dana? ¿Por qué me ignoras?
 
Ella se sorprendió cuando la tomo de la mano— ¡Akira! —Ella bajo la mirada—Creo que no deben vernos juntos, y debes alejarte de mí soy una mala influencia para ti,  pensé que ya no querías verme después de lo que paso la otra vez.
 
 
 
—Que estás diciendo, yo escojo a mis amistades y no tienen que decirme con quien  andar, tu eres mi amiga o ¿no?
 
Sendo  la atrajo hacia él  y la abrazo, Dana no  pudo evitar sonrojarse cuando aquel  chico de Ryonan la abrazo sorpresivamente, esta escena era vista por alguien  que al  verlos así empuño sus manos.
 
— ¡Takeshi! No me digas que esa chica es la prima  de ese pelirrojo.
—Sí, Ryu —el no dejaba de mirar a la muchacha y ese joven.
—Que pequeño es el mundo, quien se iba imaginar que esa chica  es pariente de ese torpe pelirrojo.
 
En ese interrumpió aquel chico de cabello castaño—Tienes razón  amigo la vimos aquella vez que fuimos a la nevería  estaba junto con esos amigos del pelirrojo y Mitsui  es linda la chica.
 
—Si es hermosa, reitero Ryu, ahora comprendo  porqué  estas, tan obsesionado con esa chica primo. —así que es la rival de Serena por el amor de ese miserable de Mitsui —Esto  último  lo dijo para sí mismo.
 
Aquel  joven de ojos café  aun molesto al ver a esa chica de ojos verdes en  los brazos de aquel chico de Ryonan. —Esto no se quedara así, esa chica es solo  mía—iba a ir con ellos, cuando  su primo lo detiene.
 
—Tranquilo  Takeshi, no cometas un error aun no es tiempo.
—Ryu no entiendes no soporto ver a ella con otro chico.
— ¡Calma amigo! Pronto  también podrás desquitarte de ese chico, y quitar cualquier estorbo.
—Rayos, —dijo molesto Takeshi.
 
Mientras Dana y Sendo se separan pero ella un sonrojada desvía la mirada de ese chico de ojos azules,  la miro y sonrió levemente — Te traje a un amigo.
— ¡Un amigo!
 
Aquel  chico de ojos azules dio media vuelta y tomo entre sus brazos aquel oso  de peluche entre sus manos y se lo entregó a la muchacha.
 
— ¡Gracias Akira! —dijo con una sonrisa.
—Vas a tu casa.
—Sí.
—Bien te acompaño a la estación para que agarres el tren, ya que tengo que regresar a la escuela a practicar —dijo  aquel  chico con una leve sonrisa aquella chica de ojos verdes.
—Está bien vamos—Ambos se van hacia a la estación, pero aquel chico de ojos café no los pierde de vista, no soportaba ver a esa chica con otro.
 
Camino a la estación  van platicando  aquellos dos chicos— ¡Akira! Quiero que me paredones por haberte dejado así nada más—espetó la joven apenada.
—Tranquila Dana no tienes por qué disculparte además soy yo quien debe pedirte que me disculpes por haber dicho eso delante de aquella chicas que eras mi novia.
—No, te preocupes Akira que te parece si olvidamos este incidente y lo dejamos en el olvido.
—Está bien, pero  aún me debe esta cita porque  no la concluimos.
—Claro después nos pondremos de acuerdo que te parece.
—Muy bien  pues—el miro su reloj en ese instante. —Entonces nos vemos Dana luego te hablo.
—Sí, Akira. —Se despiden  aquel  chico Ryonan toma su tren, la chica lo mira partir y con una sonrisa que dibuja sus labios dejo escapar un suspiro  y luego miro ese gran oso de peluche.
 
Vaya Akira es un gran chico ha sido  muy amable conmigo. —en ese momento llega su tren lo aborda y se sienta, ella miro hacia la venta iba sumergida en sus pensamientos.
Después de unos minutos llego a su  casa entro y se dejó caer al sofá junto con sus gran oso de peluche, cuando  entra su tía que había llegado del trabajo.
 
—Hola hija como te fue llegaste temprano.
—Tía Mitsuki me fue bien y si, Salí temprano de clases
 
Al ver a su sobrina sobre el sofá y ese gran oso de peluche—Hmm ya veo que otra vez tu  enamorado secreto te regalo ese oso.
 
La joven miro a su tía—No  tía me lo entrego Akira, me lo había dado aquella vez que tuvimos nuestra cita.
 —Ahora comprendo —respondió con una sonrisa. —Bien que te parece si me ayudas a preparar la cena.
 —Claro, deja voy a cambiarme de ropa ahora vuelvo.
—Bien te espero.
 
Mientras en Shohoku habían terminado la práctica los  chicos, a las chicas se le hizo raro no ver a su amiga ya que casi era la hora de salir.
 
En los vestidores estaban los chicos, platicando que pronto  iban a tener su encuentro  con la preparatoria de Shoyo.
 
 
 
—Es cierto  cuatro  ojos que  Shoyo es un equipo muy fuerte que casi le gana el equipo de Kainan.
 
—Si Sakuragi  es uno de los mejores hasta ahora se ha colocado para ser unos de los que pueden  llegar a ir a las nacionales.
 
—Ya veo al parecer ve hacer un equipo difícil de vencer—dijo aquel  joven tirador de tres puntos.
 
—Pues no  creo  Mitsuito  estando yo  ganaremos.
 
—Eres un torpe y presumido.
— ¡Rukawa! —acotó  refunfuñando  el pelirrojo.
 
Salieron de los vestidores, Hanamichi se acercó a Haruko y sus amigas—Listo nos vamos.
 
—Claro, pero Dana.
—Ella se fue  a casa al parecer salió  temprano  y me dijo que se sentía un poco  mal.
—Pues espero que este bien.
 En eso  fueron  interrumpidos por Serena y Mitsui—Se  van  Sakuragi.
 
—Si—contesto el  pelirrojo. — Todos salieron de la preparatoria.
 
En la casa de los Sakuragi estaban  Dana y su tía preparando la cena, cuando  —No puede ser hija me falto  un ingrediente, ahora vuelvo deja voy a comprarlo.
 
 
—No te preocupes tía yo voy.
 
—Cómo crees hija aun no conoces muy bien por aquí.
—Anda tía yo voy, además con  el poco tiempo que llevo aquí conozco algunos lugares y no me  perderé solo tu dime a donde voy—espetó con una sonrisa aquella joven de ojos verdes.
 
—Está bien.
La joven de cabello negro salió a comprar las cosas que le habían faltado a su tía, tomo el tren que la llevaría al centro.
 
En la estación, Mitsui y Serena estaban esperando el tren cuando aquella chica recibió un mensaje en su  móvil al verlo se sorprendió al ver de quien era.
Miro a su novio— ¡Hisashi! Me mandó  un mensaje mi nana que me espera en el centro comercial va a comprar unas cosas porque me acaba de avisar que mis padres llegan dentro de dos días, espero no te molestes.
 
 
—Claro que no,  entonces nos vemos mañana paso por ti—  la abrazo y le dio  un beso que fue correspondido por la muchacha.
 
Después de unos segundos se separan la joven de ojos color miel se va corriendo dejando a su novio atrás.
La chica al estar alejada de ese joven de ojos azules se detuvo por un instante
 
—Que bien que Hisashi no se ofreció en acompañarme, ahora tengo que llegar al centro comercial.
 Ella siguió con su camino, acá por otro lado la muchacha de cabello negro  estaba comprando los ingredientes, se desocupo rápido y decidió dar una vuelta.
 
Serena llega al centro comercial se sentó en  una de las bancas que estaban ahí a esperar a la persona que le mando  mensaje al  móvil.
Dana quien estaba en el centro comercial viendo algunos aparadores, miro su reloj y ya era un  poco tarde, cuando bajo los escalones  miro a su amiga sentada en las bancas del lugar.
 
 
—Aquí esta Serena, de seguro esta con ese patán y no quiero verlo, pero no está con ella.
Bien la iré a saludar antes de que llegue, —dio unos cuantos pasos para ir con su amiga cuando se detuvo  repentinamente al ver que alguien se había acercado a la joven de cabello castaño.
Era un chico   alto  de cabello negro y al parecer pertenecía a otra preparatoria ya que trae el uniforme, Ella solo lo vio de espaldas.  
Solo vio que ella le sonrió al verlo, caminaron ambos para la puerta principal, pero la muchacha de cabello negro  no se quedó con la duda y  la siguió aunque  pensó ese momento para sí misma que no era correcto.
Al salir del centro comercial ella ya no la vio por ningún lado ya que había mucha gente.
 
 
  —Pero quien será ese chico con quien se fue,  acaso es su hermano o un pariente—se preguntaba para sí misma aquella chica—Bien después le preguntaré a la mejor si ha de ser  un pariente.
Después ella se dirige a tomar el tren que la llevaría a casa, llego  un  poco tarde a casa su tía estaba preocupada al igual su primo.
 
— ¡Dana! Me tenías preocupada —exclamó su tía.
—Prima nos hubieras hablado si te perdiste.
La joven  miro a su primo y a su tía—Discúlpenme no quise preocuparlos pero la verdad me quede viendo los aparadores del centro comercial y se me fue la noción del tiempo.
 
—Está bien hija anda vamos acabar de hacer de cenar.
—Si. —ambas se dirigieron a la cocina.
 
Mientras Hanamichi estaba en su habitación  recostado en su cama ya que ese día había sido muy pesado su entrenamiento, porque pronto se enfrentarían a Shoyo.
Estaba sumergido en sus pensamientos que no escucho que su prima le hablaba.
 
— ¡Hanamichi! ¡Hanamichi!
—Que pasa prima
—Ya está lista la cena. —Ambos bajan juntos al comedor.
Los tres estaban cenando en silencio cuando la mamá de Hanamichi  miro a su hijo y su sobrina.
 
— ¿Cómo les fue en  la escuela?
— ¡Mamá! Pues fue un día muy pesado hemos entrenado  muy duro para el siguiente partido, según cuatro ojos dice que Shoyo es un equipo muy fuerte.
 
La chica de ojos verdes al escuchar con quien iba a jugar se sorprendió— ¡Shoyo!
— ¡Prima acaso conoces a los de Shoyo!
—No, lo que pasa que los chicos de música van a tener una competencia dentro de unas semana y va hacer en la preparatoria de ahí y según hasta donde sé, hay una chica muy talentosa llamada Miki Yoko que  toca el piano excelentemente. — esto lo dijo aquella chica con una sonrisa y su mirada cambio por completo en tan solo pronunciar  la palabra piano
 
Su tía  al ver la mirada su sobrina que había  cambiado  por  un momento sonrió levemente.
 
 
 
—Prima porque esta vez, no  vas a verme jugar.
— ¿Qué dices tonto eso jamás tu bien sabes que no me gusta?
 
La verdad no te entiendo Dana a mí me gustaría que un día me fueras a ver—dijo aquel  chico con una sonrisa.
 
Ella al ver a su primo con gran entusiasmo —Como te dije antes Hanamichi a lo mejor algún día iré pero no presiones — contestó con una leve sonrisa.
 
 
Acá por otro lado  estaban unos chicos en sus motocicletas en  un parque, la joven de cabello castaño y ojos color miel estaba con aquel joven llamado  Ryu estaban abrazados.
 
—Oyes que le dijiste a ese torpe de Mitsui.
—Pues le invente que mi nana quería verme en el centro comercial y me creyó  el  muy tonto—ella miro a ese joven de ojos negros y sonrió —sabes él es fácil de manipular lo tengo en  mis manos.
—Por eso te quiero  linda eres de confiar y nuestra venganza pronto será.
 
Los amigos de su novio rieron— Ya espero la hora para vengarme de esos chicos de Shohoku. —dijo aquel chico llamado  Saburo.
 
—Oyes Ryu a todo esto,   donde esta Takeshi.
—Pues le dije que lo esperábamos aquí pero me mandó un mensaje que no podía venir.
—Hmm la verdad, no sé qué le ve tu primo a Dana si es una chica muy aburrida. —dijo seria aquella joven.
—Pues la verdad esa chica es muy hermosa—espeto aquel joven.
Esto no le gusto aquella muchacha y miro  con enojo a su novio— ¿Qué estás diciendo  Ryu? Y tu  como la conoces.
 
—Pues hoy que fuimos por Takeshi la vimos fuera de la escuela. —Serena se retira de su novio y empuño sus manos
 
Aquel chico jefe de la banda, miro a su  novia molesta se acercó a ella, pero  la joven se alejó otro  poco más de él.
 

Notas:

Dejare dos capitulos por el tiempo que no actualice ya que no tenia computadora pero espero sea de su agrado.

 

salu2.

Capítulo 28.- Los Sentimientos de Dana 2da. Parte. por Hitomi Uzumaki

 
— ¿Qué pasa contigo Serena?
—Sabes me voy, la verdad tú  también te quedaste maravillado con ella, — ella se  va ir cuando  Ryu la tomo de la mano.
 
—A dónde vas linda — la tomo de la cintura y la atrajo hacia él.
—Suéltame Ryu.
—No, hasta que tranquilices. —El,  el voltio hacia él y el beso.
 
La joven no pudo resistir y correspondió el beso de  su novio, Serena  no soportaba que el mirara a otra chica que no fuera ella.
 Ese chico la miro a  los ojos y sonrió —Cuantas veces te rengo que decir que tú eres la única y solo tengo ojos para ti.
 
Serena sonrió levemente y lo perdono—Ryu espero que no vuelvas a mirar a esa chica.
 —Está bien linda—Anda te llevo a tu casa mira la hora que es son las doce de la noche.
 
— Bien vamos—Ambos subieron a la moto de ese joven.
 
Mitsui ni se imaginaba que su novia  andaba con otro, en la casa de los Sakuragi aun ese chico pelirrojo  insistía con la joven de ojos verdes para que lo fuera a ver pero siempre recibía un rotundo no por parte de su prima.
 
La madre de Sakuragi miraba como discutían ambos y sonreía —Tranquilos chicos, Dana a todo esto como te fue en tu examen.
—Bien tía creo. —espetó con una leve sonrisa hacia ella.
—Sé que te va ir bien prima y sabes que mañana te darán los resultados.
—No, se Sakuragi, no comento nada el profesor a  la mejor en estos días.
—Pues mañana los pondrá.
La joven algo extrañada—Pero no creo Hana.
En eso su plática fue interrumpida cuando sonó el teléfono y Sakuragi fue a contestar.
 
—Buenas noches.
—Hola Hanamichi.
Ese chico al escuchar aquella voz conocida para el su corazón se llenó de alegría — ¡Haruko!
 
Su madre y Dana al verlo se miraron ambas y sonrieron —Vamos hija creo que aquí estorbamos.
 
—Si tía. —En voz baja Dana le dice a Hanamichi que hasta mañana.
Al igual su madre se acerca a él y le dice en voz baja —Hijo dile que la invito a cenar a la casa el próximo sábado y hasta mañana.
 
El chico pelirrojo se sonrojo y asentó positivamente y siguió platicando con su novia un  buen rato y  le dice que su mamá quiere que vaya a cenar a su casa, por lo cual aquella chica de ojos azules se sonroja y acepta de buena gana la invitación.
 
Después de un buen rato se despiden aquellos dos jóvenes, al día siguiente llegan a la escuela Dana y Sakuragi miran mucho alboroto en los pasillos y se escuchaban murmullos.
 
La chica de cabello negro miro como los alumnos de Shohoku la miraban y sus compañeros de clase uno que otro la felicitaba pero no entendía que pasaba.
 
—Primo pero que pasa aquí porque tanto alboroto  al ver aquella pizarra.
—Aun no entiendes prima. —ella negó  con la cabeza.
En eso le hablan aquella joven desde aquel lugar donde estaba la pizarra— ¡Dana! Ven rápido! —Agito la mano aquella joven de cabello corto. —Vio a sus amigas.
 
Dana camino un poco más rápido  dejando a su primo atrás— ¿Qué sucede Fuji y Matsui?
 —Ya pusieron los resultados del examen de ayer.
—Tan pronto—Exclamó aquella chica de ojos verdes, se acercó al verla la pizarra y estaba en primer lugar obteniendo el 100% de su puntuación siendo una de las mejores.
—Felicidades amiga eres la mejor, de la clase y creo que de Shohoku.
 
—Qué cosas dicen amigas no es para tanto, además hay más alumnos que pueden ser mejor que yo. — ¿Por qué? Publican las calificaciones y que todo el mundo las vea.
 
Estaba sumergida en sus propios pensamientos cuando  llego Haruko  y al ver a su amiga en el primer lugar la felicito y no fue la única ya que estaban ahí su  primo y los amigos de él quienes la felicitaron.
 
— ¡Vaya! Prima me sorprendes,  eres una chica muy inteligente y me alegro por ti, además eres un genio los Sakuragi somos así dijo con una carcajada como suele hacerlo como siempre.
 
Sus amigos se le quedan viendo con cara de incredulidad y con una gotita en la cabeza, pero Okuss  le contesto a su amigo el pelirrojo — ¡Hanamichi! pues solo será Dana ¿Por qué tu no, hasta donde yo  sé llevas algunas materias reprobadas?
 
—Estoy de acuerdo con Okuss, tú como te puedes comparar con tu prima—reitero aquel joven de lentes.
 
Hanamichi al escuchar esto — ¡Que están diciendo torpes, quieren pelear! —el los corrió y haciendo escándalo.
 
Dana al ver esto sonrió  y se sonrojo a la vez estaba apenada por eso,  ya que no quería ser evidenciada y comprendió en eso que su primo trato de decirle eso anoche, así  que  de ahora en adelante tenía que acostumbrarse a eso por sus logros  —Dejo escapar un suspiro —Rayos entre más quiero pasar desapercibida con esto estoy en el ojo de todos.  —Y miro aquellas chicas que la molestaban.
 
Otras chicas que estaban ahí— ¿Cómo es posible que esa chica este en primer lugar de seguro amenazo al profesor?
 
Esto lo escucho la joven de ojos verdes y empuño sus manos pero se aguantó en decirles algo no quería crear un problema. Solo las ignoro.
 
En eso llegaron Ayako junto con Ryota y detrás de ellos Mitsui y Serena. — ¿Qué estará pasando aquí? —expresó la manager del equipo de Shohoku.
 
Se acercaron a sus demás amigos y vieron que Sakuragi discutía con sus amigos como siempre —Que sucede chicos —pregunto Serena.
 
Amigas pues Dana obtuvo el primer lugar en calificaciones miren —La joven de ojos azules la acerco a la pizarra  Ayako y a Serena, la chica de ojos color miel  se sorprendió al ver a la chica de ojos verdes en el puesto  número 1 en la clase, ella estaba en tercer lugar y Haruko en segundo.
 
Mientras Ryota y Mitsui le preguntan a los demás que estaba  sucediendo y porque Sakuragi quiere golpear a Takamiya y Okuss.
 
Yohei les explica lo que está pasando—Vaya Dana es muy inteligente quien se lo iba a imaginar. —dijo el chico moreno del pendiente.
—Tienes razón Ryota es verdad que Sakuragi no se parece nada a ella—reitero aquel muchacho tirador de tres puntos; esto lo alcanzo a escuchar el pelirrojo y se detuvo mirando a sus amigos.
— ¿Qué están diciendo torpes? Ustedes también.
 
Serena se molesta al ver estos resultados —No puede ser como siempre tenía que llamar la atención como la detesto  — empuñó sus manos.
Se acercó a ella  para felicitarla, esto le agrado a la muchacha de cabello negro, eso quería decir que al fin su amiga de hace tiempo volvía hacer la misma de antes amable.
 
 
También la felicitan Ayako y Ryota quien se acerca a ellas—Dana les da las gracias.
 
Dana estaba entretenida platicando con Ayako y Ryota cuando escucho aquella voz conocida para ella cuando le hablaron.
—Felicidades señorita Sakuragi.
Ella vio aquel chico que detestaba — ¿Por qué tenía que estar el aquí ahora? —pensó para sí misma—Gracias joven Mitsui. —respondió con una leve sonrisa hacia aquel joven.
 
Sus amigos se sorprendieron cuando aquellos dos jóvenes se hablaron sin discutir o pelear.
 
— ¡Haruko! creo que  Mitsui y Dana se podrían llevar bien hoy se hablaron como dos  personas diferentes.
— Tienes razón Fuji.
 
Pero sucede algo que los chicos no esperaban en eso momento— Señorita Sakuragi nunca me imaginé que fueras tan inteligente a pesar de que eres una chica arrogante, engreída, mimada tienes  tus cualidades con eso tienes un  punto a mi favor.
 
Todos se sorprenden al escuchar a Mitsui decir eso a la joven de cabello negro, no podían creer que estuvieran discutiendo  nuevamente.
 
—No, puede ser porque ellos nunca pueden estar hablando sin discutir—musitó Ryota.
 
La joven de ojos verdes al escuchar esto por parte de ese chico se molestó tanto que — ¿Qué estás diciendo? Eres un patán ya se me hacía demasiado tu amabilidad conmigo como te detesto y te odio —ella lo miro  fijamente con esos ojos verdes muy retadora sin quitar la mirada de encima del, Dana no  pudo evitar sentir que su   corazón se acelerara más rápido de lo normal,   dio media vuelta para irse no quería discutir más con ese chico. — Chicas las espero en el salón. —Ella iba sumamente  molesta.
 
Mitsui al ver aquella chica  que se iba sonrió levemente la siguió con la mirada hasta perderla de vista— ¿Por qué ella me hace sentir diferente que pasa conmigo? —Se decía así mismo aquel chico de ojos azules.
 
Serena al ver esta escena  se  molestó tanto,   esto hacia que creciera su odio más a Dana.
Ella de ninguna manera iba a permitir que entre  Mitsui y Dana llegara a pasar algo.
Mitsui miro a su  novia algo distraída se acercó a ella — ¿Qué te pasa Serena?
La joven lo mira a los ojos— ¡Hisashi!  No, no es nada la muchacha sonrió levemente.
 
Sakuragi no se dio cuenta de lo que había pasado entre su amigo y su prima por estar discutiendo  con Takamiya y Okuss.
 
Mientras Dana llego al salón, estaba  muy enojada por lo que le había dicho ese chico del  club de básquet— ¿Cómo lo detesto? —refunfuño la joven de ojos verdes y cruzándose de brazos, se sentó en su lugar y se dio cuenta que en su  pupitre había un regalo nuevamente. Era una caja no  muy grande la abrió y saco de ella una esfera de cristal dentro de esta tenia estrellas que estaba sobre agua color azul la agitaba y esta brillaba a la vez.
 
—Que hermoso — miro dentro de la caja una hoja y la abrió leyó el contenido de esta—Espero te guste mi regalo,  además te felicito por ser la mejor de tu clase, eres una chica genial.
 
Tu admirador secreto.
 
— ¿Quién será la persona que me da estos lindos regalos?
 
En  el pasillo estaban aquellas jóvenes que molestaban a Dana—Ino que tienes planeado para molestar a esa chica.
—Por el momento nada Airi vamos a clases ya casi es hora de entrar, iban para su salón cuando las alcanza su otra amiga quien les grita que las esperen.
 
Aquella chicas se detienen para esperarla— ¡Pensé que llegaría tarde! —dijo la muchacha algo agitada y tomando aire.
—De seguro te quedaste dormida amiga—espeto con una leve sonrisa Airi.
—No, lo que pasa que…—quedo  por un instante en silencio y mirando a sus amigas.
 
Ino al verla así— ¿Qué sucede Kasuki?
 
—Ino lo que te voy a decir no te gustara para nada.
—Pues dime.
—Cuando llegue  aquí a la escuela vi a Takeshi y sus amigos platicando, me acerque un poco para escuchar su plática, me escondí entre los arbustos.
 
Flash Back
 
— ¡Takeshi! ¿Por qué estás tan contento amigo?
—Pues porque  hoy le deje otro regalo a Dana espero le guste, además se dieron cuenta que es la primera de la clase.
 —Si amigo, esa chica es muy inteligente. —reitero Otani.
—Amigo la verdad  esa chica te trae loco, pero mejor porque no te olvidas de ella y mejor sales con la señorita Ino ella es muy linda, además Dana es una chica incansable para ti. —Dijo Taro.
— ¿Qué está diciendo imbécil? —musitó molesto ese chico de ojos negros con su amigo.
—Solo quiero que no salgas lastimado amigo.
—Pues eso no sucederá amigo tarde o temprano Dana será mía. —espetó con una leve sonrisa.
Además yo conozco muy bien a esa chica más de lo que ustedes creen  hasta  sus secretos y lo que ha sufrido en este tiempo.
 
— ¿Qué dices amigo? —preguntó Otani.
—Así como lo oyen solo les puedo decir que Dana no tiene padres hace aproximadamente  ya cuatro meses que murieron  en un accidente y ella se culpa por eso, creo que por eso es una chica rebelde, y es difícil de entenderla.
 
Fin Flash Back
 
La chica que estaba escondida en los arbustos también se sorprendió al escuchar esta conversación.
 
Ino al escuchar esto por parte de su amiga, —Como es posible que Takeshi siga tan obsesionada con ella, así que chicas vamos a clases e ideare un plan para fastidiarla.
 
— ¿Pero amiga es mejor planearla cuidadosamente?
—No, Airi tenemos que improvisar esto no  se quedara así—espeto la joven muy decidida.
 
Mientras en el salón de Dana estaban en clases ya había pasado más de tres horas cuando culminaron sus primeras  clases.
 
—Vaya que fueron estas clases muy largas —dijo la chica de ojos verdes.
—Sí, Dana pero dentro de cinco minutos tenemos la clase de educación  física así que vamos a cambiarnos por ropa deportiva
 
Las chicas sacaron su uniforme de física para cambiarse en el salón, la joven de ojos verdes.
 
— ¿Cómo tenemos educación física chicas? —exclamó la joven de cabello negro.
—Si Dana, trajiste tu uniforme —preguntó la chica de ojos azules.
—No, lo deje en mi locker junto con el  otro uniforme, entonces iré por el pero si ya no las veo nos vemos en la cancha.
 
La muchacha de ojos verdes salió apresurada —Rayos vamos a tener educación física no sabía ahora no puedo librarme para asistir, pues ni modo.
 
Mientras las chicas estaban en la cancha con el profesor de física, la joven de cabello negro al abrir su  locker para sacar su uniforme se sorprendió al ver  que  su uniforme deportivo está lleno de lodo junto con el otro.
 
Esto le molesto bastante y se imaginó quienes habían sido —Esto fue obra de esa chica llamado Ino y sus amigas rayos ahora tendré que ir con el profesor de educación física y decirle que no puedo asistir a clases a ver si no tengo problemas por no asistir.
 
Mientras en la cancha las chicas esperaban a Dana, Sakuragi  y sus amigos salieron de clases  y Takamiya mira  al grupo de chicas en la cancha — Miren chicos que les parece si nos aceramos  a ver a las muchachas de educación física de que grupo serán—Espetó aquel joven de lentes.
 
—Si vamos, nada perdemos con mirar un poquito —dijo el chico rubio.
—No, yo no voy chicos vayan  ustedes, además yo respeto a mi novia y no estaría bien de mi parte ver a otra chica que no sea Haruko.
 
Su amigo Yohei al escucharlo hablar así—Vaya Hanamichi me sorprendes al decir esto bien por ti amigo.
 
—Vamos chicos nosotros sí, Hanamichi es un aguafiestas—acotó el  chico de bigote—  los tres muchachos se aceran para verlas, se escondieron tras los arbustos.
 
Cuando están ahí —Me fascinas esas chicas  — acotó el joven de bigote.
 
—Su bellezas nos deslumbra  —reitero el joven rubio.
—Miren muchachos es el  grupo de Haruko ahí esta ella y Serena —musitó Takamiya sorprendido, al verlas.
 
Es verdad reiteraron los otros jóvenes al mismo tiempo en unisonó, Okuss mira hacia donde estaba su amigo el pelirrojo.
 
 
—Ven Hanamichi mira son del grupo de Haruko —grito el chico rubio.
— ¿Qué dices? —exclamó aquel joven alto de cabello rojo, él  se acerca junto con Yohei.
 
Sakuragi vio a su  novia, y se sonrojo  — ¡Haruko! —mientras el  miraba a su novia embobado,  los demás miraban a los alrededores buscando alguien.
Estaban tan distraídos mirando a las muchachas que en ese momento se escuchó que les hablaron.
 
—Oigan que hacen ahí.
 
Los muchachos miraron atrás era aquel joven tirador de tres puntos
—Mitsuito ven estamos viendo a las chicas. —dijo el pelirrojo a su amigo.
 
—Que dices torpe yo no soy como ustedes—respondió el chico de ojos azules cruzándose de brazos.
 
Pero aquel  joven de cabello rojo con una leve sonrisa y una mirada picara   — Pero  Mitsuito aquí esta Serena ven, ven.
 
Mitsui al escuchar que era el grupo donde estaba su  novia se acercó como no queriendo.
 
El vio a su  novia, en eso uno de los amigos de Sakuragi —No  es justo donde esta ella no la veo por ningún lado.
 
— ¿Qué pasa Okuss? Pues a quien buscas.
 
—Pues  a la linda de Dana por eso estoy aquí, quería verla con el  uniforme deportivo.
 
Sakuragi al escuchar esto se molesta —Que dices torpe.
 
No era el  único que lo buscaba si no aquel joven  integrante  del club de básquet.
 
—Tienes razón Okuss no está Dana yo quería verla también con las demás chicas no es justo también te apoyo —reitero  el  muchacho de lentes con gran desaliento.
 
—Donde está  mi prima debería estar con sus compañeras de grupo. —dijo el joven pelirrojo. —preocupado al no  verla ahí.
 
Yohei sonrió levente y solo se encogió de hombros al ver a sus amigos mirando a las chicas cuando dejó escapar un suspiro de desaliento  y en eso se sorprendió al ver aquella joven de cabello negro.
 
La muchacha lo miro y le pidió que guardara silencio que no digiera que estaba ahí, el solo asentó con la cabeza positivamente.
 
Dana se acercó a ellos y se puso en  cuclillas y le dio una palmada en el hombro a su primo  no muy  fuerte.
 
 
Pero el chico que estaba tan endiosado  junto con los demás —Espera Yohei.
 
—Oigan de verdad que ni la ven.
—No Okuss nos vamos a quedar con las ganas de ver la hermosa, linda de Dana con el  uniforme deportivo.
 
La joven de ojos verdes al escuchar esto se molestó tanto ya que ella odiaba eso calificativos hacia su persona se levantó.
 
 — ¿Que están diciendo torpes? ¿Acaso me buscaban?
 
Los chicos sin mirar atrás sintieron un gran escalofrió que recorrió todo su cuerpo ya que esa voz era conocida para ellos.
 Solo tragaron  un poco de saliva  —Yohei es mi prima reitero el joven de cabello rojo.
—Pues que crees amigo.
 
Sakuragi y sus amigos se levantaron rápido ya que estaban en  cuclillas,  miraron aquella joven de ojos verdes poniendo su mano en la nuca avergonzados porque los había descubierto espiando a las jóvenes de primer año— ¡Dana! —  exclamaron al mismo tiempo
 
El  chico de ojos azules quien también se  levanto junto con Sakuragi y amigos de él.
 
 
— ¿Qué hace ella aquí? —pensó para sí mismo.
 
—Oyes,  tú no deberías estar ahí—apunto Sakuragi  hacia la cancha donde estaba el grupo de  su prima.
 
 
 —Pues no pude asistir por un  problema que se presentó, pero aun no me contestan que hacen aquí se supone que deberían estar en clase a esta ahora.
 
—Amiga  solo queríamos ver tantito a las chicas pero nunca nos habíamos imaginado que era el grupo de ustedes. —respondió Noma sonrojándose con la  joven.
 
—Nunca imagine que eran  unos pervertidos.
 
— ¿Por qué nos dices esas cosas Dana? —Dijo Noma —Las cosas no son como parecen amiga.
 
— ¿Qué dices torpe? Entonces como se le llama esto espiando a mis compañeras de grupo, nunca imagine que fueran así torpes.
 
—No, prima estas muy equivocada verdad Mitsuito.
 
En eso la joven de ojos verdes al escuchar el nombre de ese chico  del club de básquet se sorprendió.
 
— ¿Qué no me digas así torpe?
 
—Vaya así que tú también estas aquí eres igual que estos torpes. —Ella miro a sus amigos y primo incluyendo a ese chico de ojos azules.
 
Ese chico tirador de tres puntos —Que estas tratando de decir—preguntó el joven mirando a la joven de ojos verdes.
 
—Mira torpe conmigo no te hagas el inocente al fin te has dado a conocer la verdad cada día me sorprendes  más,  ha parte de patán eres un pervertido —musitó  la chica de cabello negro mirándolo.
 
El muchacho de ojos azules se acercó a la joven  se puso en frente de ella  y  mirándola con algo de enfado — Mire señorita caprichosa no permitiré que me digas esas cosas —dijo en voz alta.
La muchacha sin dejar de mirar esos ojos azules y sin quitar la mirada sobre el —Que dijiste patán,  niega lo que te estoy diciendo estando aquí junto con estos tontos.
 
Sakuragi al ver la discusión de su prima y su amigo —Tranquilícense tontos si hablan  más fuerte nos escucharan el profesor de física y no llamara la atención.
 
  Pero como  Mitsui y Dana eran unos orgullos y no les importaba lo que digiera Sakuragi los dos al mismo  — ¡Sakuragi! ¡Cállate! —acotó el chico tirador de tres puntos.
 
— ¡Hanamichi! No te entrometas —gritó Dana molestas pero sin dejar mirar esos ojos azules.
 
Mitsui se acercó más a la joven la tomo de los hombros  suavemente sin lastimarla  y sin dejar de mirarla, Dana  se quedó paralizada  ya no supo que contestar.
 
El quito una de sus manos de los hombros de la joven y la tomo del mentón, Hanamichi y sus amigos se sorprendieron  al ver esta escena de como Mitsui se había acercado demasiado a la chica.
Dana sintió en ese momento como su corazón latía más de lo normal, — pero que pasa conmigo empuño sus manos.
 
El,  la abrazo fuertemente y le dijo al oído —La verdad señorita necesitas urgente un chico para que te baje ese carácter tan arrogante y prepotente si fueras mi novia callaría tus gritos e insultos con un beso.
 
Dana al escuchar esto se sonrojo sintió  que su rostro  se le venía  mil colores se sorprendió tanto que lo único que hizo fue sabarse de ese chico y salió corriendo sin mirar atrás, no quería que sus amigos y su primo la vieran sonrojada.
 
Su primo al verla que se fue  le hablaba  pero no recibió respuesta de la muchacha.
 
Mitsui quien  la vio alejarse sonrió levemente  —Hmm quien se iba imaginar la señorita arrogante es muy tímida, pero entre más me rechaza me intereso en ella pero porque si yo amo a Serena ¿Qué está pasando conmigo? —estaba sumergido  en sus propios pensamientos cuando sintió que lo tomaron del cuello de su camisa.
 
—Mitsui que le dijiste a mi prima.
 
—Nada Sakuragi.
 
Mientras aquella joven quien había corrido sin mirar atrás y  sin detenerse llego a su salón de clases quien se recargo en la puerta aun sonrojada por lo que había pasado haya afuera. Con sus manos toco su pecho, escucho latir su corazón muy fuerte — ¿Por qué? ¿Por qué siento esto por él? — Se dejó caer al piso  hincada —Yo  no puedo sentir esto por él, es un chico prohibido para mí que debo hacer. Es el novio de mi mejor amiga.
 
La mirada de la joven de ojos azules se puso triste y de repente se inundaron de lágrimas, se  levantó  y suspiro  profundamente y se secó aquellas lágrimas.
 
— ¿Qué estoy haciendo no puedo amarlo es novio de Serena no puedo hacerle esto a mi mejor amiga?—empuño sus manos—De ahora en adelante tendré que evitar encontrarme con el  joven Mitsui creo que será lo mejor.
 
continuara...

Esta historia archivada en http://www.fanfic.es/viewstory.php?sid=22127