Viaje al bosque by MisakiByakko

Fanfics en Español El sitio de referencia de los fanfics en español, con miles de fanfics gratis y en español

  Viaje al bosque by MisakiByakko
Summary:

Una pequeña historia sobre como Slenderman se deshizo de todos mis amigos...



Categories: ORIGINALES Characters: Ninguno

Generos: Horror, Misterio

Advertencias: Muerte de un personaje

Challenges:

Series: Ninguno

Chapters: 1 Completed:Word count: 2459 Read: 225 Published: 23/04/2013 Updated: 23/04/2013
Summary:

Una pequeña historia sobre como Slenderman se deshizo de todos mis amigos...



Categories: ORIGINALES Characters: Ninguno

Generos: Horror, Misterio

Advertencias: Muerte de un personaje

Challenges:

Series: Ninguno

Chapters: 1 Completed:Word count: 2459 Read: 225 Published: 23/04/2013 Updated: 23/04/2013
Story Notes:

Slenderman y los escenarios no me pertenecen, le pertenecen al juego "Slender" y a su creador

Story Notes:

Slenderman y los escenarios no me pertenecen, le pertenecen al juego "Slender" y a su creador

Capítulo 1 by MisakiByakko
Author's Notes:

Bueno, espero que les guste :D

Author's Notes:

Bueno, espero que les guste :D

Hola, mi nombre es... Daniela... Daniela... lo siento, he olvidado mi apellido. Más bien, he olvidado casi todo. No, no es Amnesia, es... mejor se los cuento.

Todo empezó en unas vacaciones de verano, todo el salón nos fuimos a acampar cerca de un bosque. No lo recuerdo muy bien pero yo en ese salón no tenía amigos, sólo éramos compañeros, pero me invitaron porque “soy parte del grupo”. En fin, llegamos a una pequeña cabaña, lo bueno que sólo somos 8 o si no, tendríamos problemas.

La cabaña estaba vacía, nadie vivía ahí, de hecho no teníamos planeado llegar ahí, es sólo que raramente nuestra llanta del carro se ponchó y no pudimos avanzar, ¿coincidencia? Suena como una película de terror, ¿no?

Bueno, llegamos y nos alojamos, era una cabaña de 2 pisos con 4 habitaciones, creo. Nos decidimos dividir en grupos de 2 para la habitación. El grupo se conformaba por 3 mujeres y 5 hombres, Pff... Los cuales sus nombres son Jaqueline, Valeria, Christian, Fernando, Iván, Jairo, Román y yo. Nadie se quiso poner conmigo y yo mucho menos con un hombre ya que Jaqueline y Valeria son como siamesas, je...

-          En lo que se ponen de acuerdo iré a dar una vuelta – Les dije.

-          ¿Tú sola? – Me preguntó Fernando.

-          Pues sí – Contesté y me fui sin escuchar las advertencias o burlas que me dijeron.

La verdad es que yo soy muy miedosa, pero prefiero perderme en el bosque que estar con mi grupo, de hecho no recuerdo porque fui, supongo que no tenía nada que hacer.

Lo que más me temía era encontrar insectos o animales venenosos, pero sobre todo fantasmas, así que mejor no entré al bosque y me paré en medio de la carretera, esperando a ver si alguien pasaba y terminaba con mi sufrimiento... o al menos que me sacara de ahí. De pronto sentí una presencia, lo que sientes cuando alguien está detrás de ti, volteé rápidamente y vi a alguien parado en medio de la calle. Gracias a mi vista no le diferencié la cara, pero vestía un traje-

-          Que loco – Pensé.

Iba a correr hacia él para pedirle ayuda pero Valeria me llamó, volteé a verla pero le dije que esperara, cuando volteé a ver al hombre ya no estaba. Sí, tal vez mi vista no ayudaba mucho. Así que regresé con mi grupo.

-          ¿Cuál será mi habitación? – Pregunté.

-           La de arriba que está al lado de las escaleras, vas a estar conmigo – Dijo Jairo.

-          No tienes que hacerlo – Dije nerviosa, ese chico me atraía un poco pero siento que sólo le molestaba – Quiero decir que, yo podría quedarme sola en una habitación y tú quédate con Christian y Román –

Él sólo se quedó callado.

-          Ay, no seas simple, Daniela – Dijo Valeria.

-          Ni que te fuera a violar – Dijo Iván y todos rieron.

-          Bueno... como quieran – Dije.

Estuve a punto de irme a mi habitación pero me dijeron que me quedara, que no sea simple. Rayos, que amargada era. Bueno, no tuve opción y me quedé, nos sentamos en círculo y cuando cayó la noche contamos historias de terror. La verdad no sé porqué no buscamos ayuda mejor, tal vez era lo que ellos quisieran que pasara, tal vez todo ha sido una broma intentada por alguien y no lo dudo, eso explicaría al hombre misterioso. Ya eran altas hora de la noche y mi aburrimiento llegó al límite, me dio tanto sueño que me fui a dormir primero que todos.

-          Jairo, no entres todavía que iré a cambiarme – Le avisé porque las puertas no tenían seguro.

-          Mejor que te acompañe – Me hicieron burla pero sólo me reí.

Igual me fui sola, cerré la puerta y me asomé por la ventana, me di cuenta de que estaba lloviendo, perfecto, el día no podía estar peor. Cuando terminé miré un poco más a la ventana y entre los árboles vi al mismo hombre, o no sé si era otro vestido igual. Me le quedé mirando fijamente pero justo cuando iba a diferenciar su cara un relámpago iluminó todo y del ruido que hizo me asusté apartando la vista del hombre, cuando lo intenté mirar ya no estaba. Eso me asustó, no como en las películas de terror que lo ignoran, yo me asusté y me quise ir de ahí. Cuando me iba a salir de la habitación, entraron Fernando e Iván con una cámara de video, querían grabarme mientras me cambiaba pero desgraciadamente para ellos ya estaba lista.

-          Ay... vuélvete a cambiar – Dijo Iván.

-          Oigan, acabo de ver a alguien por la ventana –

-          ¿Enserio? – Preguntó Fernando.

-           Sí, van 2 veces que lo veo y no me gusta eso –

-          Vamos a buscarlo – Dijo Fernando e Iván lo siguió.

Era inútil intentar detenerlos pero lo hice, no me hicieron caso. Fueron por los demás del grupo y salieron, de noche en busca de ese hombre. Un grave error... yo no me quería quedar sola así que estúpidamente los acompañé. Todo sería grabado. Entramos al bosque, algo que me dio mucho miedo, intenté detenerlos a todos pero todos lo veían como un juego, ¿acaso soy la única normal? Oh, sí...

Duramos varios minutos buscando a alguien que seguramente no existe, bajo la lluvia, pero dejó de llover poco después. Pero de pronto, vimos en un árbol tenebroso pegada una hoja de papel y tenía algo escrito ahí.

-          “Help me” – Lo leyó Christian – Ayúdame, dice –

-          Y alguien está buscando ayuda – Dijo Valeria.

-          Tenemos que buscarlo – Dijo Román.

-          Ay sí, ¿qué tal si es una trampa? – Dijo Jaqueline.

-          Estoy de acuerdo contigo – Dije.

Y así empezó una discusión entre ir o no ir y al final decidimos ir. Nos adentramos más y más en el bosque y mientras más lo hacíamos más oscuro se hacía, lo que empezó a asustarnos a todos nosotros. De pronto, Iván, quien llevaba la cámara empezó a notar algo extraño en ella, cuando apuntaba el lente hacia cierto lugar la cámara se desenfocaba, perdía emisión. Christian intentó arreglarlo, tomó la cámara y de pronto se quedó helado.

-          ¿Qué tienes? ¿Pasa algo? – Le preguntábamos pero no respondió.

Empezó a soplar un fuerte viento y de un momento a otro Christian soltó la cámara y corrió hacia más adentro del bosque, lo seguimos pero lo perdimos. Y sin él... no teníamos sentido de la orientación.

Tomamos la cámara y seguimos caminando, nos asustó mucho eso, no encontramos a Christian por ninguna parte. De pronto encontramos unos baños al parecer y entramos, no había nada más que... otro papel.

-          ¿Qué es esto? No le hayo forma – Dijo Fernando y le pasó el dibujo a los demás.

Yo fui la única que lo reconocí pero no dije nada, como siempre, así soy de seria.

-          Parece el bosque, ¿no? – Dijo Valeria.

-          Sí... – Dijeron todos. lesbiangroupstrapson.1blogs.es

Y bueno, ya se imaginarán, seguimos buscando a Christian. Teníamos mucho tiempo buscando, ya nos habíamos cansado, así que tomamos un pequeño descanso. Cuando nos dimos cuenta de que Valeria no estaba.

-          ¿Qué pasó, Jaqueline? ¿No estaba contigo? – Le preguntamos primero a ella por obvias razones.

-          No sé, estaba atrás de mí hace un rato –

Obviamente después de eso, supimos que era una especie de trampa y corrimos a la dirección que sea que no sea a la que íbamos. Curiosamente nos encontramos con otro papel que se encontraba en unos tanques, cerca de los baños.

-          Está en inglés, Fernando – Dijo Román pidiendo ayuda al bilingüe de la clase.

-          “Always watches, no eyes” – Leyó – Siempre viendo, sin ojos, o algo así – Tradujo.

-          ¿Quién? – Preguntó Jairo.

-          Pues el asesino, pendejo – Dijo Iván, tan malhablado como siempre.

-          ¿Cómo que asesino? – Le pregunté molesta, no es divertido lo que nos estaba pasando.

-          Pues secuestrador, como quieras llamarle a la verga, pero es obvio que alguien nos está capturando –

-          Claro que no, idiota, si el Christian se fue corriendo, ¿cómo explicas eso? – Dijo Fernando.

Bueno, en lo que ellos debatían eso, yo obviamente me imaginé quien era, era el hombre que he visto, y no era normal... volteé a todos lados para ver si lo veía y... sí, estaba detrás de nosotros, un poco lejos pero lo vi, le vi la cara, no... ¡Él no tenía cara! Eso me dejó en shock e hizo que saliera corriendo, pero cuando recordé lo de Christian me detuve y volví con mi grupo.

-          ¿Qué pasó, Daniela? – Preguntó Jairo.

-          Vi... vi a alguien –

-          ¡¿Viste al secuestrador?! – Preguntó exaltado Iván.

-          N-no... no es normal, el tipo de tenía cara –

-          Ay sí, debiste imaginarlo – Típica respuesta.

Bueno, imaginé que dirían algo así, así que les seguí la corriente y seguimos el camino a paso rápido. Nos perdimos, al igual que... Fernando.

-          ¡¿Otro?! – Dijo Iván asustado.

-           ¡No podemos seguir perdiendo a otro! ¡Tenemos que salir de aquí! – Gritó asustado Román.

-          Sí pero estamos perdidos – Dijo Jairo.

Bueno, igual queríamos salir de ahí y quedarse en un solo lugar no era una opción o nos atraparía el “monstruo”. Desgraciadamente nos encontramos otra hoja en una especie de tubo gigante, y era obvio que quien la leyera estaría condenado. Nadie quiso leerla pero algo nos decía que teníamos que hacerlo. Román fue el valiente que lo leyó.

-          “Follows” – Leyó – No sé qué significa, ¿algo de seguir? –

-          Sí, sigue – Dije ya que era la única que sabía inglés, la única que quedaba.

Y como temíamos, esta vez Román no salió corriendo o desapareció. Pasó algo peor... algo lo arrastró al bosque. Pudimos ver que eran una especie de tentáculos oscuros... o al menos eso vio Iván. Esta vez no evitamos correr ahora que el gordito del grupo se había ido. Accidentalmente, cuando corríamos Jaqueline se cayó por culpa de la rama de un árbol, o una roca tal vez... no sé muy bien pero no fue accidental, fue cosa del destino porque cuando se levantó pudo leer otra nota entre unas rocas.

-          “Can’t run” ¡¿qué es eso?! –

No quise responder, no sabía si el que leía la carta o el que la traducía moría pero tenía miedo, esa cosa nos estaba siguiendo y según esa nota no podíamos correr. Es cierto, estoy de acuerdo con eso porque por cualquier cosa nos caíamos o un camino estaba sellado y teníamos que regresarnos. Sólo quedábamos Iván, Jairo y yo. Qué bien, el que más odiaba y el chico que me atraía se quedaron conmigo... esta vez tuvimos la idea de quedarnos en un lugar fijo.

-          Lo siento – Se disculpó de repente Iván, el chico que molestaba a todo el mundo. Eso nos tomó por sorpresa pero no importó, todos estábamos envueltos en lágrimas – Perdónenme por las cosas que hice, y si salimos vivos de estas me gustaría decir que ahora sí seré una mejor persona –

Yo abrazaría a Iván, pero sería demasiado gay para mí, aunque soy mujer.

-          Yo también lo siento – Me salió de la nada – Por no llevarme bien con ustedes, nunca me sentí como parte del grupo y aún así me invitaron, gracias por eso pero... ojalá no nos estuviera pasando esto – Dije en forma de burla pero no fue gracioso.

-          Yo también lo siento, Iván, por las veces que te ofendí – Dijo Jairo.

-          Sí, ya no importa –

Iván sacó su cámara y ésta todavía estaba grabando. Iván la miró desde el lente para grabar unas confesiones o algo así, a los familiares, amigos, si es que íbamos a morir dejaríamos nuestro legado. Cada uno de nosotros más que nada pedía disculpas y le daba los te quiero a sus familiares. Entonces, fue cuando la pesadilla continuó. Iván miró desde el lente que en unos troncos estaba otra nota, que gracias al acercamiento del lente pudo leerlo.

-          “No, no, no, no” – Se asustó - ¡¿Quiere que sigamos corriendo o qué?! –

-          ¡¿La leíste?! – Le regañamos - ¡Idiota! –

-          ¡Ayúdenme, estoy maldito! – Pidió ayuda pero no podíamos hacer nada.

De pronto, los mismos horribles tentáculos tomaron a Iván de la cintura y se lo llevaron entre los árboles desapareció...

Jairo y yo corrimos y llegamos a una especie de paredes y ahí nos quedamos, nos quedamos sentados por lo cansados y asustados que quedamos.

-          Ningún lugar es seguro – Dije.

-          Sí... no creo que... –

-          ¡No! – Lo interrumpí – Vamos a salir vivos de aquí y... me gustaría que tu y yo... – No quise terminar de decirlo.

-          ¿Tú me...? – Lo interrumpí con un beso.

Era obvio que no saldríamos vivos de ahí, así que era mi momento para confesármele ahora que estábamos solos. Eso no le agradó mucho, él tenía novia y sólo a ella quería ver, se molestó conmigo y se fue del otro lado del muro y en eso soltó un grito.

-          ¡¿Qué pasó?! –

-          ¡Una nota! Dice... “Don’t look or it takes you”, ¿qué es? –

-          Jairo… ¡no voltees! –

-          ¡¿Qué?! –

Soltó un grito que desapareció con la distancia, era obvio que esa cosa se lo había llevado... ahora quedaba yo... sola... no pude evitar romper en llanto. De pronto se escuchó un extraño sonido, algo que hizo que me alejara de ahí, hasta que llegué a un túnel... me escondí ahí, me hice bolita e intenté buscar algo con lo que pudiera terminar mi sufrimiento. Quería terminar con mi vida, al menos con ese momento. En mi búsqueda, encontré una maldita nota, ¡una puta nota! La leí.

-          “Leave me alone” – Decía la nota – ¿Déjame solo? Eso debería decir yo – Reí, me estaba volviendo loca tal vez - ¡¿Qué quieres de mí?! ¡Devuélveme a mis amigos! – Grité con llanto.

De pronto, al voltear a uno de los extremos del túnel... ahí estaba él, eso... lo que sea, me estaba mirando a pesar de no tener rostro. Se acercó a mí, yo no me moví, no tenía opción. Más bien, mi instinto me decía que corriera a la salida pero mis piernas no respondían...

Esa cosa llegó a estar frente a frente a mí, me levantó con sus tentáculos y me miró.

No sé qué pasó...

No sé que me hizo...

Pero no importa...

Yo...

Ya estoy muerta...

End Notes:

Huohuohuo, me basé los personajes en mis compañeros de clase pero les cambié los nombres por eso de la identidad :D Espero que lo hayan disfrutado, no da tanto miedo pero... es Slenderman D:

End Notes:

Huohuohuo, me basé los personajes en mis compañeros de clase pero les cambié los nombres por eso de la identidad :D Espero que lo hayan disfrutado, no da tanto miedo pero... es Slenderman D:

Regresar al índiceDisclaimer: All publicly recognizable characters and settings are the property of their respective owners. The original characters and plot are the property of the author. No money is being made from this work. No copyright infringement is intended.Esta historia archivada en https://www.fanfic.es/viewstory.php?sid=39131Viaje al bosque by MisakiByakko

Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

Top 20