Un Amor Muerto by Marianiux

Fanfics en EspañolEl sitio de referencia de los fanfics en español, con miles de fanfics gratis y en español

 Un Amor Muerto by Marianiux
Summary:

Kurama, un vampiro aburrido de su vida, nos demuestra que en el hombre y la mujer no solo hay acercamientos fisicos, no todo esta en la piel, sino en la sangre. Viviendo su muerte en vida, en este fic despierta la pasion y el amor, disfrutenlo.

Un Amor Muerto by Marianiux



Categories: YU YU HAKUSHO Characters: Ninguno

Generos: Romance

Advertencias: Lemon

Challenges:

Series: Ninguno

Chapters: 7 Completed:Word count: 11929 Read: 5284 Published: 21/10/2007 Updated: 03/01/2008
Summary:

Kurama, un vampiro aburrido de su vida, nos demuestra que en el hombre y la mujer no solo hay acercamientos fisicos, no todo esta en la piel, sino en la sangre. Viviendo su muerte en vida, en este fic despierta la pasion y el amor, disfrutenlo.

Un Amor Muerto by Marianiux



Categories: YU YU HAKUSHO Characters: Ninguno

Generos: Romance

Advertencias: Lemon

Challenges:

Series: Ninguno

Chapters: 7 Completed:Word count: 11929 Read: 5284 Published: 21/10/2007 Updated: 03/01/2008
Story Notes:
Los personajes no me pertenecen, son propiedad de su creador, lo he tomado prestados para la publicacion de este fic, y espero que sea de su agrado
Story Notes:Los personajes no me pertenecen, son propiedad de su creador, lo he tomado prestados para la publicacion de este fic, y espero que sea de su agradoCapítulo 1 - Deseos by Marianiux
Author's Notes:
El deseo, es algo que tiende a ser confunso, ¿nos da placer o simplemente placer?, ¿placer de sentir o de saborear?
Author's Notes:El deseo, es algo que tiende a ser confunso, ¿nos da placer o simplemente placer?, ¿placer de sentir o de saborear?Ãrase una vez un vampiro.





Es extraño la forma en que comienza esta historia, por lo general, este es una frase para cuentos infantiles, en fin, solo es una frase y he aquí el comienzo de todo.





Tick, tock, tick, tock, suena el reloj en la pared, una habitación oscura, llena de poca iluminación, una cama cubierta con un manto de seda vinotinto, un perchero, unos zapatos mocasines, un traje formal, una copa con residuos de vino, al menos, eso parecía ser, y por ultimo una puerta.





Tock, tock, tocaron la puerta, unos minutos pasaron, volvieron a tocar, y no sucedió nada, giro la perilla y entro con una bandeja, una copa y una botella al parecer llena de vino, la deposito el hombrecito de traje formal en la mesa, retiro la bandeja y la copa ya usadas, y cerro la puerta con cuidado.





- Mmhhh abrió los ojos, se destapo de las sabanas, se levanto y se estiro, se dirigió a la mesa, tomo la copa, destapo la botella, se sirvió el líquido rojo, lo meneo dentro de la copa, mojo solo sus labios y lo probo, saboreo y suspiro





- Otra vez le he dicho que detesto la sangre de los hombres término de tomarse la botella, la hora del desayuno ya paso, se vistió de traje, y salio de su habitación, camino por el pasillo mirando los cuadros.





- Amo, sigo insistiendo que su gusto en cuadros es muy extraño- dijo en tono monótono y aburrido el hombrecillo, era un ser con cuerpo peculiar, no era un niño, ni un hombre, era un joven de unos 13 años aproximadamente, cabello oscuro, y ojos zafiro, vestido de traje y con un aire de mayordomo, o tal vez, es lo que era.





- Santiago, ¿ ha tus 30 años junto a mi nunca lograras entender? a pesar de su apariencia de solo un adolescente, realmente era mucho mas mayor, después de todo un vampiro nunca envejece.





El chico guardo silencio, sabia que su Amo no le gustaba cuando lo cuestionaba sobre ese tema. Aunque, si, a pesar de sus 30 años junto a el, nunca logro entender el porque su Amo llegaba siempre con cuadros de paisajes naturales, personas felices, girasoles, en fin, miles y miles de cosas que a el le parecían grotescas. El ultimo cuadro que el trajo a la mansión lo dejo muy confundido, una mujer arrodillada frente a un altar en una iglesia Esos gustos pensó.





A su particular opinión le parecían todo lo contrario a un vampiro, pero ese aire de contrariedad y seriedad que le plantaba su Amo en cada situación era lo que mas admirada de el, con el simple hecho de apreciar algo asi era digno de fortaleza pues el despreciaba totalmente esos lienzos.





Odio.





Odiaba esos cuadros, pero su Amo hasta llego a pensar, que a el no le agradaba la idea de pederse ese tipo de detalles, siempre en las tardes, lo observaba con atención mientras el se fundía en cada cuadro, le dedicada 2, 3, 4 hasta 5 horas de admiración a cada uno, los miraba fijamente y no se despegaba de ellos, pues, como sabremos, los vampiros no son muy amigos de este tipo de cosas, pero su Amo le daba a demostrar que en cierta forma le agradaban esas escenas, pues al parecer la eternidad y el poder no era lo suficiente para el, para Santiago lo era todo, si, el si era todo un señor de las noches ( Asesino de damiselas en peligro, chupa sangre, hereje, en fin), en cambio su amo, cada día mas se aferraba a la idea de ser un vivo, al menos eso pensaba ¡ QUE ABSURDO! pensó Santiago.





Era algo ridículo que alguien como el, un señor poderoso, súper respetado en dinastías, quisiera ser un normal humano, débiles, estupidos, torpes, normales solo llego a aceptar la idea de que su Amo gustase de esos cuadros, pero no mas de ahí.





Un ruido lo saco de sus pensamientos - ¿Eh? ¿Ya se va Amo?-





-Si colocándose la chaqueta Vuelvo en la noche





-Si señor Ay va otras vez, siempre salía de día y en las noche dormía Que fácil se le hace a el





Entre las calles no había nada nuevo, el centro igual seguía colapsado, lleno de gente comprado cosas, carros pitando sus bocinas, nada nuevo, entro en un cafetín, pidió una café, con la carne de sus dedos sostenía la taza, calentándolos, mientras solo la miraba, el humo que desprendía la taza se esparcía por su cara, mientras aspiraba todo el aroma delicioso del café.







- Siempre es así- dijo una chica detrás del mostrador-



-¿eh? dijo otra-



-OH, si es cierto, eres nueva ¿no?, pues veraz, ese hombre de ahí siempre viene a esta hora del día, pide un café, y solo se le queda viendo, no hace mas nada-



-¿Ah que te refieres?-



-¡Pues que no se lo toma! Llega, pide un café, y cuando se enfría paga la cuenta y se va-



-Ja ja ja, ¿si? que hombre tan extraño-



-Pero no hay que negar que esta muy guapo ji ji



- ¡Si! las dos chicas rieron entre si, el se dio cuenta de inmediato de eso, ya le parecía normal que la gente se burlase de el, obvio, no era normal. Pronto el café se enfrió, pago la cuenta y lo dejo en la mesa





El sol empezó a esconderse, se aburrió de su largo día en el centro, así que se dirigió a un parque cercano, se sentó en una banqueta, cruzo sus piernas, recostó su cabeza del espaldar y deposito sus hombros de igual manera en este, se relajo mientras veía el paisaje, cerro sus ojos y respiro profundamente







- Otras vez por aquí Kurama Dijo una voz sacándolo de su paz, el suspiro nada mas- ¿Tu simplemente no te aburres, cierto? otra pregunta sarcástica, Kurama abrió los ojos, y miro la frondosa rama del árbol que le daba sombra, y ahí, sentado el chico.-



Lo mismo te pregunto Hiei-



¡Bah! Tu de verdad eres todo un caso Kurama sonrió entre si, siempre le ganaba a Hiei en palabras, pues si, tenia razón, era algo aburrido-



No puedes negar lo que eres acento Kurama pero es normal que te aburras de siempre lo mismo, o ¿no?



Hiei solo guardo silencio, y gruño molesto, es obvio, que los dos ya no se aguantaban uno al otro, pero que mas da, 1000 años peleando entre si, y ¿para que? Otros 1000 años mas esperando a que el otro aceptara que es mejor, no queda mas, solo una amistad, ahora solo son mejores amigos, se intoleran entre si, pero en fin, así son las amistades, el sol se oculto, Hiei se fue por su cena, Kurama permaneció ahí, se hicieron las 11 pm, se aburrió por fin y se dispuso volver a su casa.





Unos tacones rojos corrían por las calles del centro vacías, ya todo se habían ido a sus casa, solo ella se había quedado hasta tarde, corría entre las gotas, huyendo de la lluvia, tomo un atajo, y escucho una voz llamarla





-¡Señorita!- Eran unos vagabundos, sucios, ebrios, totalmente desagradables, ella siguió su camino, pero uno la detuvo al final del callejón





-¿Por qué tan sola? Alguien tan linda no debería andar sola, le podrían hacer daño dijo sacando un cuchillo y frotándoselo por la barbilla, ella solo se limito a arrugar la cara, y así no vomitar, su olor a licor era demasiado fuerte





- ¿No tienen un tanque de basura que saquear, vagabundos?- Pues si, algo osada la chica, esas palabras marcarían una noche larga para ella





- Que pocos modales tienes jovencita, pero estoy de buenas, no te haré daño, solo danos todo lo que traigas- ella accedió y le entrego todo, esquivo al hombre sucio y empezó a caminar rápido, pero una mano la tomo, ella forcejeo pero el vagabundo no la dejaba ir, la tomo por la cintura y la atrajo a su cuerpo





- Si me das un beso te dejo ir-





- ¡PRIMERO MUERTA!





Y así fueron los diálogos, el hombre se canso de recibir tantos insulto( Algo masoquista diría yo, aguanto demasiado), saco su cuchillo y se lo iba a clavar a la chica, de repente se oyó un disparo, el hombre y la chica quedaron petrificados, el cayo al piso, los demás solo huyeron, ella quedo en shock, sus piernas no respondían y no la dejaban huir, de las sombras salio un chico de cabello rojo, ojos color rubí y con un traje muy elegante, ella dio dos pasos en falso y cayo





- No te asustes, no te haré daño- ofreciéndole su mano en ayuda, ella la rechazo y se levanto. Aun así el no podía visualizar el rostro de ella, tenia sus cabello sueltos y le tapaban la cara





Gracias fue muy seca con el, limpio su falda y recogió sus pertenecía ( Noten lo buenos ladrones que eran, que ni el botín se llevaron), una mano torpe toco la suya, elevo la mirada entre su flequillo y se encontró con unos ojos verdes penetrantes, su corazón latió rápido, su piel era fría, muy fría, pero suave, su mirada triste pero le encantaba asi, se sonrojo y recogió todo muy desesperada.
End Notes:
Espero que sea de su agrado =D. Pues solo es un comienzo, y espero tener alguna respuestas, tendre que publicarlo en dos partes, porque no puedo publicar tantas palabras jejeje, en fin, ciao
End Notes:Espero que sea de su agrado =D. Pues solo es un comienzo, y espero tener alguna respuestas, tendre que publicarlo en dos partes, porque no puedo publicar tantas palabras jejeje, en fin, ciaoRegresar al índiceCapítulo 1 - Deseo ( Continuación) by Marianiux
Author's Notes:
Esta es la segunda parte, disfruten ;D
Author's Notes:Esta es la segunda parte, disfruten ;DEl quedo encantada con ella, simplemente encantado, ese olor, ese instinto de comérsela entro en el sin previo aviso, su sangre que corría por cada vena, arteria, órgano, lo volvía loco, saboreo sus labios y luego sus colmillos.





Gracias nuevamente esta vez sonó mas dulce, el sonrió, le ofreció llevarla a su casa, ella lo rechazo Una señorita no acepta ese tipo de invitaciones y menos de un extraño pensó ella instantáneamente, se fue alejando, pero volvió, olvido algo, Kurama extendió su mano y le entrego un lazo rosado, ella lo tomo y se amarro su cabello en una cola alta, le sonrió a el, cuando se fijo bien el rostro de Kurama, se espanto. El tenia dibujada una sonrisa pervertida en su boca, sus ojos ya no eran dos rubíes sino un zafiro eléctrico, este se paso la mano por su frente y aparto sus mechones y parte de su cabello hacia atrás, luego se la paso por su cuello, estaba como incomodo o acalorado, se desapretó la corbata, profundizo la mirada en el cuello de ella





-Tengo hambre - dijo en susurro, casi por el piso, ella lo logro escuchar, Kurama sintió una puntada en su cuerpo, un escalofrió corrió en su espalda, sus colmillo crecieron, sus ojos se volvieron mas rojos y penetrantes, se tomo del pecho, y se apretó fuerte esa zona, no quería, no quería dejarse llevar por su instinto, simplemente deleitaría cada segundo con ella para luego comérsela, si, eso quería, comérsela





tan deliciosa pensó, saboreo su labios, de repente se le iba a abalanzar a la chica ,esta se asusto, quedo aterrada, grito, Kurama volvió en si, sus ojos volvieron a ser verdes rubíes, sus colmillos volvieron a su estado natural, cerro sus ojos y





-Maldición- cayo en el piso, ella pensó en correr y gritar como despavorida, pero no, se quedo ahí, no sabia porque, pero solo pensó Que lastima, lo tomo por un brazo y lo deposito en su hombro, lo llevo cargado hasta su apartamento, le quito el chaleco, y los zapatos, lo recostó en la cama, midió su calor corporal, nada, ni fiebre, solo una piel fría, pensó que solo era el frió de la noche y lo arropo, se fue a su habitación, se deshizo de sus tacones, se quito la ropa y la tiro en una silla, se coloco un pijama, se percato de algo, y corrió hacia su puerta, le coloco seguro, pego el oido a ver si su huésped se había despertado, Mujer prevenida vale por dos pensó ella, después de lo que vio en el callejón, quien sabe si había metido un asesino a su casa, o un violador ¡Estupida! se dijo a si misma, mientras se daba contra la puerta en la frente, pero un pensamiento lujurioso vino a su mente, se mordió el labio, en algún momento pensó que le gusto aquella mirada tan asechadora que presencio en el callejón, pero no, que ridiculez, como pensaría semejante cosa, aunque le parecía tentador los labios de el no podía descartar el susto que le dio, le quito el seguro a la puerta y sonrió maliciosamente, se recostó en su cama, y cerro los ojos





- Pero ¿y si es un violador/psico-maniático/asesino de damiselas? Se levanto de la cama y corrió a la puerta, otra vez le paso seguro, y pensó que mañana por la mañana, armaría un escándalo. le pediría al vigilante que lo sacase de su casa, se lo llevaría a la policía, estuviera detenido un tiempo, y luego asi ella no levantaria cargos para evitar que fuera encarseladso "¡BUENA IDEA!" se felicito a ella misma







Se deposito en su cama, y miro el reloj, las 12:30pm, ¿tan tarde se había hecho? Y sintió un gran fastidio tener que pararse en la mañana, miro su uniforme colgado de un perchero en la pared, y suspiro, cerro sus ojos y se dispuso a dormir, pasado unos minutos se oyó un ruido. Se levanto asustada, recordó a su huésped, se volvió a maldecir, tomo su secador de pelo y abrió la puerta con cuidado, estaba dispuesta a pegárselo en la cabeza, abrió la puerta de la otra habitación, entro silenciosamente, pero no había nadie, vio la ventana abierta mientras las cortinas se movían al par del viento





- no puede ser- estaban en un segundo piso,¿ se abría lanzado de ahí?, fue y se asomo, pero no había nadie, extrañada miro al cielo, una hermosa luna rodeada de estrellas, las nubes se apartaron y la iluminaron, Kurama, sentado frente a ella en una rama del árbol, oculto en la oscuridad la contemplaba, era verdaderamente hermosa, tenia el cabello negro como la noche, su tes era mas blanca que la nieve, sus labios oh, sus labios pensaba kurama, perfectamente torneados y carnosos, rodeados de un tierno color rosa/rojizo, sus ojos, un gris neutro muy embelezados, y su figura, llena de curvas, mientras estaba cubierta por su delgado pijama blanco en tiritos ( Un mini baby doll diría yo), todo eso y en conjunto con la luz de la luna, parecía un ángel de sus cuadros, pero mejor aun, no era un cuadro al cual admirada siempre, era de verdad, la miraba fijamente, desnudándola con la mirada, y saboreándola, se fijo en su cuello





- Delicioso- simplemente una gloria seria probarla, eso era lo que pensaba siempre Kurama, aquella zona blanca, suave y fina. Pero no, hoy no, ni mañana, algún día el vendrá por ella, o talvez, ella venga por el, no negaba que había química pero su deseo era mas grande que el, simplemente quería devorársela, no le importo abstenerse tantos años de probar sangre fresca, se conformo con solo sangre de las donaciones que robaba Santiago, esperando siempre a algo que le hiciese sentirse de nuevo con ganas de entregarle la no-vida a alguien. Suspiro dentro de si, se coloco su chaqueta y salto lejos de ese lugar.





- Algún día, te comeré- con ese tono pervertido, se alejo de la ciudad deleitado por aquella noche, aquella chica, y aquel aroma, mientras la luz de la luna lo guiaba.
End Notes:

Pues he aqui el final de este capitulo, espero que sea de su agrado, por favor diganme lo que piensan, acepto todo, para asi crecer y seguir con este proyecto, gracias de ante mato.

 

Mariana

End Notes:

Pues he aqui el final de este capitulo, espero que sea de su agrado, por favor diganme lo que piensan, acepto todo, para asi crecer y seguir con este proyecto, gracias de ante mato.

 

Mariana

Regresar al índiceCapítulo 2 - Te deseo by Marianiux
Author's Notes:
Pues la verdad considero que esta parte no me ha salido nada bien, no lleno mis expectativas pero cumplo con publicarlo =)
Author's Notes:Pues la verdad considero que esta parte no me ha salido nada bien, no lleno mis expectativas pero cumplo con publicarlo =)- ¡ YA ES TARDE! ¡ YA ES TARDE! ¡ YA ES TARDE!- se despertó exaltada, corrió a la ducha, tomo su uniforme, fue a la cocina y agarro un pedazo de pan, abrió la puerta de su casa, y ahí estaba una anciana curiosa por semejante escándalo





- ¿ Otra vez tarde? dijo en tono de burla, la chica se limito a sonreír, corría contra el reloj, tomo el tren, y por fin llego.





- Odio esta ciudad dijo exhausta, al fin y al cabo llego a tiempo después de todo aunque aun no se acostumbre al cambio de horario, se dirigió a su casillero, lo abrió y cayeron miles de notas a sus pies, al parecer era muy popular en su colegio, sobre todo con los chicos, dejo sus libros y se coloco su ropa de gimnasia, se dirijo al patio del colegio donde estaba el resto de la clase.





- ¡Buenos días!- dijo el profesor haciendo acto de presencia





- ¡Buenos días profesor! respondieron los alumnos en coro





El profesor mira a su alrededor, faltaba alguien, obviamente alguien importante, pero, ¿para que? O ¿ para quien?.





- ¿Dónde esta la señorita Daidoyi?







- Seguramente llego tarde de nuevo todos rieron, de repente se oye un estruendo en la puerta, las pelotas salieron volando de su contenedor y solo se vio una chica tirada en el piso.



- ¡ Discúlpenme! Dijo excusándose, recogió todas las pelotas y las coloco en su lugar, una mano ajena se tropezó con la suya cerca de unas pelotas, esa sensación... fria, tersa, le era conocida, pero de ¿Dónde?. El profesor le reclama su llegada tarde de nuevo, disimulando así el roce de sus manos con las de ella, esa escena incomoda que lo hizo sonrojar, el no sabia porque pero cada vez que estaba cerca de ella, sentía algo caliente dentro de si.





- Lo siento mucho profesor Jaganshi.- dijo ella disimulando su sonrojo ante el guapo joven de cabellera negra





- Ve a tu lugar





La práctica dio lugar, constaba de saltar obstáculos, correr, hacer tiempo ( cosas que yo odio en lo personal je!)





- Manami, ¿te encuentras bien? ¿que paso que has llegado tarde?-





- ¡Je! Es que me quede dormida-





- Eso no es común en ti, ¿pasaste una mala noche?-





- ¿Una mala noche? Pues si, haciendo memoria, paso una noche, pero no mala, en lo peculiar le gusto de cierta forma, fue algo emocionante, y de alguna forma le gustaría volver a ver a ese joven de ojos verdes, quedo pensativa por unos minutos, su amiga la saco de ese transe haciéndole la misma pregunta - ¿Eh?, no, no te preocupes, no es nada, ¡je!





- ¡DAIDOYI! - Dijo el profesor molesto, esa chica de verdad que era despistada, Minami se exalto por uno segundos, y corrió hacia la barra y dio un gran salto, todos sorprendidos le aplaudieron, verdaderamente era buena. Al finalizar la clase ella se quedo mas tiempo practicando, necesitaba ejercitarse, pronto iría a un evento muy importante





Escuho un ¡maldición! abrio los ojos e interrumpió su descanzo-¿hum? ¿Daidoyi? dijo observándola desde lejos en un arbol, al parecer la chica no conseguía lograr lo que quería y estaba empezando a frustrarse





Ciertamente la chica era muy fuerte y atlética, sin dudar que muy hermosa también, Hiei no sabe porque ni como, pero desde que llego a esa escuela, esa chica le ha llamado la atención, a pesar de su corta edad; fue aceptado en su trabajo, con muy buenas referencias, ya se le hacia aburrido pasar todo el día sentado bajo las ramas de un árbol, así que decidió trabajar como los humanos, cobrar algunos favores por ahí y crearse un historial académico falso fue fácil para el, solo llevaba como 2 semanas ahí, aun no se lo había contado a Kurama, será para que de inmediatamente le diga ¡Oh! ¿ Te aburriste?, ¡ah! Como odiaba cuando Kurama le decía eso, gruño entre si, pero escucho un crack en los arbustos que llamo su atención





-¿Profesor?- dijo Minami entrando en los arbusto - ¿Qué hace ahí?





Hiei titubeo, lo han descubierto, ciertamente la estaba espiando, pero si decía eso perdería su trabajo y peor aun, Kurama se burlaría mas de el, el simple hecho de tener un trabajo esta bien pero perderlo es señal de que no sabe ni trabajar como un simple humano, ¿Qué hacer? Se repetía en la cabeza cada 5 minutos





-¿y bien?- otra vez le hablo, y esta vez insistiendo una respuesta - ¿ Sabe que? No importa lo que estaba haciendo sonriéndole- ¿le importaría ayudarme con mi salto?





No podía negarse, mas bien, ella se ha dado cuenta de lo que hacia, y fue lo suficientemente buena para no seguir tratando de sacarle una respuesta, simplemente se levanto, le dio la espalda a ella y camino hacia donde le pedía, Minami tomo eso como un si, y lo siguió





-Tengo problemas con el impulso, ¿Qué me recomienda?-





Hiei examino la situación, le explico que debe tomar impulso y al final acelerar, flexionar las piernas y saltar con todo su cuerpo, eso lo haría un poco mas fácil (Realmente el no sabia nada de física, gimnasia o deportes, nunca en sus años de vida le interesaron pero aprendía rápido, así que le pareció lo mas conveniente en esa situación para logar mas alcance). Minami de inmediato siguió su consejo, en el primero lo hizo muy bien, ya en el segundo cayo al piso, Hiei le sugerio, mas bien, ordeno, que intentara el salto con garrocha, se dirigieron dentro del gimnasio, estaba todo oscuro, no encontraron los interruptores, era de noche, solo se dejaron guiar por la luz de la luna que entraba por el traga luz del techo, pues para ellos era mas que suficiente, dio 5 salto no muy buenos ni muy regulares, Hiei entro en acción y le dio otro consejo.





-Profesor, ¿Qué edad tiene usted? pregunto curiosa al ver los conocimientos de el, debe ser alguien que tenga la suficiente edad para decir que lo ha aprendido en su larga vida





-17 años- Obviamente mintió, tiene mas de mil años encima, pero su apariencia es de 17 ( en el fic Hiei es de tamaño normal, jeje, no podemos dejar que uno de los protagonistas sea mas pequeño que ella xD)





-¡OH! ¿Tan joven? ¡je! Tiene mi misma edad no respondio, mas bien, el comentario de ella le parecia sin importancia, preparo las barras y el colchón donde debería caer, ella fue a la línea de salida Alla voy- se inclino, puso un pies delante y otro atrás, coloco sus manos en el piso, y se inclino sobre la yema de sus dedos y arranco a correr.





Hiei se dio cuenta de que una nube tapo la luna, y se iba comiendo poco a poco las sobras del lugar, miro hacia el colchón, algo le pareció brillar, se subió sobre el, visualizo el objeto afilado, se agacho para verlo mejor, después de todo el gimnasio era oscuro se le hacia difícil reconocer el objeto.





¿Una tachuela? Mm se acerco a ella, estiro su mano y la tomo, la lanzo lejos, de repente todo oscuro, la nube tapo por completo la luna escucho algo sonar contra el piso, elevo la mirada a su lateral, Hiei por el sonido intuyo que Minami ya había ejecutado el salto ya era cuestión de segundos para que cayera, el no tuvo tiempo de reaccionar y pensar, ¿ Que hacer? ¿Caerá sobre mi? ¿Y si se llegase a caer fuera del colchon? , ella tampoco lo había visto, Hiei dio unos pasos en falso hacia atrás, las nubes se apartaron de la luna, nuevamente un poco de luz, Minami escucho un ¡espera! ¡espera! algo inquietos, asomo su rostro por el hombro, ahí estaba su profesor en el colchón, no le dio tiempo de voltearse o caer al otro extremo, todo fue muy rápido, se desplomo sobre el cuerpo de el boca arriba, Hiei la recibió con sus brazos abiertos (fue lo único que se le ocurrió), la tomo por la cintura, ambos cayeron contra el colchón. Algo comico de verdad, la noche hacia todo lo posible para ser oscura, tipica... una noche tipica... de nuevo otra nube.





Minami abrió los ojos, sintió unas manos sobre su vientre abrazadas a su cuerpo, se levanto apresurada y escandalizada, se arrodillo sobre el cuerpo de el, pensó haberlo matado, pero todo estaba bien, Hiei se apoyo sobre sus codos, llevo una mano a su cuello y se dio una sobada al parecer la caída le dolió, la nube al fin se despejo y dejo entrar la luz completamente, entro por el traga luz y los cubrió con su manto claro.Regresar al índiceCapítulo 2 - Te deseo ( Continuación) by MarianiuxHiei abrió los ojos y se encontró con un hermoso color gris frente a el, Minami se sonrojo, Hiei sintio un calor entre sus piernas, la temperatura subio de sus cuerpos subieron aun sintiendo el frio de la noche, unos segundos después se percataron de la posición en que se encontraban, la pierna de Minami estaba entre las de el, su pecho a centímetro de el, su boca a milímetros de el, otra vez la oscuridad les fallo a ambos ( Se esta volviendo desesperante esa nube, ¿verdad?), definitivamente ya no podían ver nada, solo sentían la presencia de ambos cerca, la respiración agitada de los dos chocando consecutivamente, sus alientos mezclándose , el roce de la pierna de Minami contra la parte mas sensible del pantalón de Hiei, en eso se escucho un Bum Bum Bum, sus corazones estaban acelerados.





¿Que hacer? Pensó Hiei, nuevamente esa incógnita, pues, simplemente pensó que estaba cansado de verla de lejos, de mirar su piel y quedar ciego por instates y ahora que la tiene tan cerca, solos en ese enorme lugar, decidió actuar como un hombre, elevo su mano derecha y la coloco detrás de la nuca de Minami, la jalo hacia su rostro, y rozo los labios de el contra los de ellas, el aliento calido de Minami entro por la boca de el, el sintió una energía calida recorrer dentro de el encendiendo sus sentidos, presiono los labios de ella contra los de el suavemente.





Al principio ella se negó, pero Minami fue rápidamente vencida por ese beso carnoso, abrió su boca y lo dejo entrar en ella, y pronto surgió uno de esos besos francés, sus lenguas bailaban, el la tomaba por sus muslos, acariciándolos, y aprovechando la situación de su corto pantalón de gimnasia, Minami jugo con los cabellos de el, le quito la camisa y se encontró con un pecho frió, y he ahí de nuevo esa sensación de haber sentido ya eso, pero poco a poco se fue poniendo calido





¿Que hacer? Pensó Minami, nunca había estado en una situación así, y menos con su profesor, pero esa sensación tan placentera que sentía dentro de ella le decía y pedía mas, y así nomás siguió. Hiei la despojo de su camisa, luego su sujetador, beso su pecho, ella soltaba gemidos de placer, Hiei fue subiendo y subiendo, y llego a su cuello, un aroma lo embriago, el sudor, el calor, la luz de la luna que acentuaba la tierna y blanca piel de Minami, todo era perfecto, su instinto lo llamo, saco sus colmillos





- Te deseo-





- ¿hum? Ella seguia en el transe del extasis, ni escucho lo que el dijo





Minami sintió algo que punzaba su cuello, como dos agujas, temblaban como si dudaran, ¿ Que pasaba, Hiei dudaba?, nadie ni nada lo hacia reaccionar, ¿ Que hacer? Se pregunto denuevo, de repente un trueno cayo, ilumino a un Hiei con su sojos inyectados en rojo fuego con dos perfas blancas afiladas asomadas en la piel de Minami. Se produjo una ventisca de viento dentro de la zona, luego entro la luz de golpe, Minami se protegió los ojos con su brazo, luego vio una figura alejarse, todo estaba oscuro, duro unos pocos minutos la oscuridad, la luz volvió, pero solo estaba ella sola, Hiei se había ido. Minami quedo totalmente confundida, espero a ver si aparecía, y espero y espero, pero nada, se vistió, recogió su lazo en un moño alto y se dirigió a su casa.





Mientras en otro lado se encontraba un Hiei confundido en una esquina oscura, ¿Que paso? Como esa chica había logrado despertar su instinto así nomás, ya había estado con otras mujeres antes y siempre al final del acto sexual, se alimenta de su sangre, la drena y luego las asesina con solo atravesar su corazón, pero ella ella logro despertar cosas que JAMAS el había sentido, ¿Se lo contaría a Kurama?, no, que pasa si Kurama se burla de el, ¡OH!, al diablo con eso, necesita respuesta y Kurama es quien puede respondérselas, al menos, eso el pensó.
End Notes:
Pues como dije antes, la verdad nome agrada mucho esta parte, hice mi mayor esfuerzo y espero que les guste, dejen un comentario aunque sea para decirme lo malo que es jaja xD
End Notes:Pues como dije antes, la verdad nome agrada mucho esta parte, hice mi mayor esfuerzo y espero que les guste, dejen un comentario aunque sea para decirme lo malo que es jaja xDRegresar al índiceCapítulo 5 - Descubrimientos inesperados by Marianiux
Author's Notes:

Realemente no tenia las suficientes ganas de seguir este fic, pero gracias a el comentario de una chica; brenda. me dieron ganas de seguir publicando por lo menos se que a una persona le gusta ;D. Todas las noticias, análisis y comparativas de los mejores smartwatches del mercado. Todo Smartwatch, smartbands y pulseras de actividad

 

Author's Notes:

Realemente no tenia las suficientes ganas de seguir este fic, pero gracias a el comentario de una chica; brenda. me dieron ganas de seguir publicando por lo menos se que a una persona le gusta ;D.

 

Hiei sudaba frio, las gotas bajaban por su frente, y terminaban en su cuello empapado, trato de correr, trator de saltar, trato de moverse, pero la realidad era mas dura que el, dio un salto disparado en si y se retorció, respiraba agitado, cansado, con la garganta serrada, se incorporo dentro de las sabanas, sintio una superficie debajo de el, comada





-¿Una cama? - pujo dentro de si y se dejo llevar por el suave lugar donde reposaba - ¡¿ pero que demonios?!- abrio los ojos disparados.





Algo andaba mal. ¿ Que hacia el ahí?. Miro a su alrededor ese lugar desconocido por el,, los rayos del sol entraron y picaron sus ojos. Deslizo su pierna debajo de las cobijas hasta llegar a la orilla, deposito su pies en el suelo mientras se encontraba sentado en la orilla. Llevo sus manos a su cabeza y se revolvió el cabello una y otra vez, confundido, trataba de recordar lo que paso la noche anterior, pero fue en bano no recordaba que, o con quien habia pasado la noche anterior que hizo que terminara en ese lugar.





Tock Tock. Sono la puerta, un jovencito timido asomo su cara .





-¿ Señor Hiei ya esta despierto? ¿Quiere que le traiga el desayuno?- Hiei se inmuto a verlo, esa voz era del joven Santiago, una sonrisa de ironia se dibujo en su rostro; Kurama, dejo escapar un suspiro lleno de furia, deslizo su mirada entre su hombro, y suaviso su garganta.





- ¿ Donde carajo esta Kurama?- Santiago se inco de hombros, Hiei estaba



realmente furioso, ¿razones? Pues quien mas para explicárselo; una sombra se dibujo entre las cortinas de la habitación, mientras el sol golpeaba la espalda de una seductora figura, Kurama se abrio paso entre las cortinas y se sento, cruzo sus piernas y miro fijamente a Hiei.





- ¿ y bien?- Hiei miro desafiante a Kurama







- ¿ Y bien que?- respondio el, arqueando una de sus cejas







- ¡mierda zorro! Hablame claro ¿ que carajo paso ayer que estoy en este estado?







- ¿Hum? ¿ a que te refieres?







- ¡¿que hago yo desnudo en tu casa?! sus ojos se expandieron y un escalofrio recorrio su espalda- No me digas zorro que tu y yo ¡¿TUVISTE EL DESCARO DE ABUSAR DE MI ANOCHE?!







- ¡hey hey hey! Esperate un momento. TU y YO no hemos hecho NADA. ¿Qué pasa Hiei? ¿ No recuerdas lo de anoche?







- OBVIAMENTE NO! Asi que quiero respuestas ¡ya!









Kurama se levanto de su asiento, y salio de la habitación, 20 minutos después entro con su desayuno, destapo la botella y la sirvio en la copa, se la entrego a Hiei y volvio a su puesto. Tomo un sorbo, saboreo el momento y cada gota provada, Hiei lo miro extrañado observo la copa llena de su liquido vitalicio para ambos, y provo un sorbo, sintio como su cuerpo se llenaba de energias, mientras su boca, lengua, garganta, y papilas bailaban de alegria.









-¿y bien?- Volvio a preguntar el chico de cabellera negra.







- Veraz Hiei, anoche llegaste en un estado totalmente como te lo podria decir -







- ¿ de que demonios me hablas?-







- No cargabas tu camisa, tu pantalón tenia el cierre abierto, tu correa estaba desabrochada, tu cabello desordenado, ¡ Y PARA COLMO! Llegaste en plena tempestad, el viento casi traspasa las ventanas y lo rayos no cesaban de caer. Llegaste en condiciones extremas, y ni hablar de tu cara, agitado, sudoroso, como exaltado y preocupado por algo o alguien-







- ¿alguien?-







- Exacto Hiei Alguien. Llegaste muy conmocionado anoche. Te recibí en mi casa y te hice pasar a la biblioteca, encendí algunas velas ya que la tormenta causo un corto en el sistema. Pensé que tus energías estaban bajas y te ofrecí un poco de sangre, pero lo rechazaste completamente, mas bien me exigiste una botella del mejor vino que tenia en la casa, con gusto te atendí, pero no se convirtió en una botella, sino en 5, y arrasaste con ellas total y completamente, es normal que después de esa borrachera tengas algunas lagunas mentales. En fin, me dijiste que querías decirme algo, mas bien, querías que te aconsejara. Me hablaste de una chica.







-¿ Una chica? ¡Oh! Si, si, si, Minami, ella es una de mis alumnas de la institución donde trabajo Hiei sintió un amargo recorrer su garganta, no pensó antes de hablar, sus ojos temblaron al tratar de ver la cara de Kurama en efecto, metió la pata.







- ¿ Donde trabajas? ¿ ESTAS TRABAJANDO CON HUMANOS? ¿tu? ¿hiei? No puedo creerlo, creo que tu orgullo al fin no se hizo presente jajaja Kurama soltó una carcajada, mientras Hiei se retorcía de la rabia por dentro, tomo la copa de vino y se zambullo otro trago, este le supo muy amargo; vergüenza.







- Si si si, bien, sigueme contando-







- Si querido profesor jajajaja-







- Te lo advierto Zorro-







- Bien bien, en fin, me contaste de que era muy hermosa, de que sin pensarlo ibas a pasar una noche con ella, pero esa chica te hizo sentir cosas que ninguna de hizo sentir antes..









*-*-*Flash Back*-*-*









- Esa chica- sirviéndose otra copa mas- era dulce, no me refiero a su personalidad. Hablo de sus labios, su piel era dulce, tentadora, amarga, tersa, suave, ella me hizo recorrer por todo mi cuerpo una calentura que pensé que había perdido hace muchos años, ella - pauso







- ¿Qué pasa hiei? Continua - Hiei lanzo la copa al un lado de la habitación con obstinación, y sin pensarlo dos veces tomo la botella de vino y se la embullo en solo segundos, dio un salto entre si, y se sacudió el cuerpo mientras sus mejillas se tornaban rojas- Ella es diferente Kurama, no es normal, tiene algo. Que no es de este mundo, ninguna mujer me hizo sentirlo antes, ella ha hecho sentirme vivo por primera vez hace 1000 años









*-*-* Fin del Flash Back*-*-*









- En ese momento acabaste con la ultima gota de alcohol que tenia la botella, y te mantuviste en silencio, cabe denotar que cuando llegaste aquí tenias una muy alta temperatura pero no me refiero a una temperatura corporal como la fiebre-







- ¿ Y entonces? ¿ a que te refieres?-







- Hiei tu la noche pasada te desmayaste después de contarme eso ultimo, porque tu - Kurama contuvo las risas







- ¿ Yo que Zorro idiota?-







- Tuviste una erección frente a mi, talvez haya sido un orgasmo que te llevo al extremo agotamiento de tus energías y caíste dormido-









Hiei sintió de nuevo una calentura recorrer su espalda, llegando por su cuello y subiendo a sus mejillas, recordó todo lo de la noche pasada, la cara de Minami paso por sus pensamientos miles de veces interrumpiendo su cordura. Pero algo logro sacarlo de su mente, una carcajada de Kurama resonaba en sus oídos.









- Maldito zorro! Déjate de bromas lanzándole una almohada en la cara







- No te estoy mintiendo Hiei, es la pura verdad Siguió con sus risas, y cada vez mas escandalosas Sabes que eso fue lo que paso, nomás mírate como te has puesto rojo jajajajaja- Hiei estaba perdiendo la calma, estaba a punto de matarlo, pero Kurama dejo de reír por un momento y su cara cambio totalmente.







- ¿Qué? ¿ ahora que vez que te voy a dar una golpiza te vas a poner serio?- El ignoro sus comentario y se fue al grano







- Anoche estuve investigando la posibilidad de que uno de los humanos tuviera un poder divino otorgado en ellos. Estudie los mitos de la antigüedad, antes existían Deidades capaces de controlar a cualquier ser; vivo, muerto o en nuestro caso controlar a los que tiene una vida-muerta. Después de que atlantis se fue al fondo del mar, los dioses tuvieron una disputa por saber quien era el mas fuerte de todos, y cada uno de ellos cayeron derrotados y muertos.









Las fuerzas del mal trataron de apoderarse del paraíso de ellos ya que no habia nadie que pudiese detenerlos, pero un Dios determinado a salvar todo lo que tenia y restablecer el equilibrio lucho contra todos y gano la batalla. Pero fue acusado de arrogante tras haber ganado eso por si mismo, y fue desterrado. Conoció una mujer humana, ella era bruja, a pesar de que su amor estaba prohibido se consolido en un niño.









Uniendo lazos y atando cabos, en el mundo puede que haya descendientes directos de ellos, pero lo dudo mucho la ultima persona que lleno estas características vivió hace 200 años en Japón, y ahora nos encontramos en Inglaterra, Londres. Así que descarto la posibilidad de que esa chica tenga alguna relación con estos dioses. En fin, mi querido Hiei no estas bajo un hechizo -









- ¿ Y entonces que carajo tengo?







- Tu mi querido amigo. Tu estas; enamorado
End Notes:

Dejenme sus opiniones por favor

 

POR FAVOOOOOOOR!

 

HEY TU! se que estas leyendo esto.. y si lees esto es invetiable que me NO me dejes un comentario, asi que mueve ese trasero y dime que opinas o.ó =D

 

xoxo

End Notes:

Dejenme sus opiniones por favor

 

POR FAVOOOOOOOR!

 

HEY TU! se que estas leyendo esto.. y si lees esto es invetiable que me NO me dejes un comentario, asi que mueve ese trasero y dime que opinas o.ó =D

 

xoxo

Regresar al índiceCapítulo 6 - Si, estoy enamorado de ti by Marianiux
Author's Notes:

Disfruten

Author's Notes:

Disfruten

- ¿escuchaste los rumores? Parece que el profesor Hiei fue despedido esta mañana-



- ¿si? Y.. ¿Cuáles serán los motivos?-



- Al parecer tuvo una aventura con una de las alumnas-



- ¿QUE? ¿Quién abra sido esa descarada? Por su culpa uno de los mejores profesores se ha ido-



- Todos sospechamos que es la chica de salón A-2 ya sabes, la bonita extranjera-



- ¡¿daidoyi?! No te lo puedo creerlo que descarada, mírala ella, yo siempre he dicho que las mas tranquilas son las mas sucias-



- Si, y ¿sabes que mas oí?-



- ¿Qué? ¿Qué?... ¡ no te lo puedo cree! ¿También hizo eso?...







Abrió los ojos disparada, estaba bañada en sudor, agitada, cansada, eran las dos de la mañana tan solo fue una pesadilla, su respiración se hacia cada vez mas amena, lenta, y retornaba a su ritmo adecuado. Una pesadilla, paso toda la noche dando vueltas a su cabeza, girando de un lado a otro, no paraba de pensar en aquella noche que estuvo con el recordó su cuerpo sobre el de ella, sus besos, las sensaciones poco a poco se volvía a agitar de nuevo. Se levanto y tomo una ducha, se vistió y camino al metro, espero el tren bala de las 7:00 que llegara, se subió en el y se sentó en su lugar preferido, todo era igual que siempre, normal y monótono. Llego al instituto, entro en su salón con la cabeza baja y se sentó en su lugar.







-¡Minami! ¡Buenos dias!-



-¿eh? Buenos dias Carmen-



-¿Qué tienes? Te noto mas distraída que siempre-



- No es nada, solo que anoche no logre dormir bien-



-¿Si? Me preocupas chica, puedes que estés enferma-



- No te preocupes, no es nada, solo una pesadilla que no me dejo dormir- fingiendo una sonrisa



- hum, ya veo.. ¡oye! ¿supiste la noticia? El profesor Hiei no vino a trabajar esta mañana, muchos creen que lo despidieron La cara de Minami palideció.



-¿eh? ¿ y sabrás la razon?



- ah pues veras, la verdad no pero no te preocupes, de seguro se le complico algo y no vino-



- eso espero-







La clases dieron inicio, a la 3ra hora, después del almuerzo, un alumno interrumpió la clase de algebra ( seria un alivio para mi jaja) pidió la presencia inmediata y urgente en la oficina del director, Minami se puso pálida de nuevo, su corazón se acelero, ¿la expulsarían? ¿ ellos sabrían lo que ella sabe? ¿ que pensaran sus padres de lo que hizo?, camino el pasillo hacia la oficina, el pasillo mas largo de toda su vida, llego y el director dio señal para que pasara y se sentara, y he hay unos papeles en el escritorio con su nombre en negrita ¿sera mi acta de expulsión? pensó aterrada, el profesor la miro muy decepcionado, todo se transformo en fracciones de segundos cada palabra que el decia







- Señorita quiero expresarle que me siento realmente decepcionado en estos momentos, le confieso que jamás pensaría que esto pudiera pasar-



- Deje que le explique, lo que paso fue que-



- No hace falta que me lo expliques, lo se todo-



- Lo siento, lo siento mucho bajando la cabeza y conteniendo un poco mas las lagrimas



- Yo tambien lo siento, es un ¡completo desastre que hayan cancelado las olimpiadas académicas nacionales!-



- ¿disculpe?-



- Asi como lo has escuchado, me molesta la idea que después de tantos preparativos y la grandes cifras gastadas en la academia, en mis contactos, y en tu preparación, los cancelen asi nomás, al parecer el evento cambio de dueño y este cancelo todo tipo de competencias organizadas PERMANENTEMENTE- la cara de Minami se ilumino, dejo escapar un suspiro recargado de agonia, y se desplomo en el sillon.



- Es por eso que me ha llamado, ¿no es asi?-



- Por supuesto, ¿Por qué mas seria? O ¿ me esconde algo?-



- ¡Je! Este bueno Director, si me permite preguntar, ¿Por qué el profesor Hiei no se presento hoy a clases? Digo es que el tiene muy buenos consejos que darme en cuanto a mis destrezas físicas.-



- Bueno, te lo dire a ti ya que estas aquí, renuncio esta mañana-



- ¿EH? Y no dejo dicho ¿Por qué?-



- Pues realmente no, solo me llamo por telefono y me notifico que no volveria hoy a clases, que renunciaba y que me quedara con la liquidación del mes-



- ¿seguro? ¿mas nada?- el la miro de reojo arqueando una ceja



- ¿Por qué tanto interés Señorita? Entiendo que sea su profesor pero -



- ¡bueno! Ya me voy, si me disculpa tengo clases-







Minami salio disparada del recinto y corrió hacia el patio escolar, se tiro bajo la sombra de un árbol, y se aflojo la corbata del uniforme, miro las hojas de aquella planta que la protegían en ese momento y dejo escapar un enorme grito que se oyó por todo el lugar. De repente se sintió liberada de aquel momento de presión, su respiración volvió a la normalidad, su cuerpo ya no estaba rígido ni temeroso, agradeció el día y se dispuso a dormir.







Una campanas interrumpieron su sueño, abrio los ojos, se le había hecho demasiado tarde, el sol se estaba ocultando, en la academia no quedaba ni un alma por los pasillos. Se había quedado completamente dormida. Se levanto y sacudió su uniforme, miro su reloj, las 6:50, de repente oscuridad total, el sol se había ocultado y se había llevado consigo la ultima gota de luz. Camino hacia el gimnasio, se cambio de ropa y se puso a practicar sus saltos, al cabo de algunos movimientos su cuerpo estaba agotado y cayo sobre la colchoneta donde una vez estuvo antes. Miro al techo y serró sus ojos, y medito el hecho de que haya renunciado, de porque no dejo explicaciones, de porque desapareció la noche anterior ¿ será que solo la uso? ¿ que se arrepintió porque no era lo que el buscaba? ¿ que al mirar su cuerpo sintió pena y la dejo ahí? ¿ o por el simple hecho de que le diera pena haber hecho eso, y su novia por alguna razón se haya enterado y lo obligo a renunciar? O talvez ella era la que huía de el.







Recordó su primer amor, aquel chico que por fin se atrevió a hablarle; pero ella actuó de una forma pedante y lo menosprecio, y aun a sus 17 años sigue arrepintiéndose de eso, o aquel primer novio que le dio aquel primer beso, y después huyo con su mejor amiga al quedar ella embarazada. Y entonces, en ese momento, lloro, por el chico de su infancia y por su primer novio, por la presión, por estar sola, porque extraña su vida en Japón, a sus amigos y familias y esta vez, si algo de verdad iba a pasar, pues iría por el, aunque todo sea una jugarreta del destino, no quería nada mas que respuesta, se levanto decidida y corrió hacia la oficina del directo, reviso todo cajón, toda carpeta, y encontró la solicitud de trabajo de Hiei, busco un numero de teléfono pero solo estaba su nombre, edad y apellido, siguió registrando papeles hasta que hallo una dirección a la cual fue enviado el pago de liquidación ( Nota: el director decidió darle el ultimo cheque, ya que su desempeño fue muy bueno)







-No pierdo nada con intentarlo-







Tomo el tren de las 8, y llego a una mansión al otro lado de la ciudad, toco el timbre, y nadie la atendió, empujo la puerta con cuidado y se abrió, asomo la cabeza y miro a su alrededor, una casa verdaderamente hermosa, miro una nota en el perchero







Salí a conseguir comida. Santiago







Al parecer la casa estaba vacía, escucho el sonido de una regadera, subió las escaleras y busco en cada habitación, entro en una que le pareció muy particular, toda de blanco y dorado, el olor la condujo hacia mas adentro, en efecto era la fragancia de el, tomo entre sus manos una copa con liquido adentro, acerco su nariz a la orilla y aspiro un poco de ese olor, era vino tinto, dio unos pasos hacia atrás y encontró unas 6 botellas de vino vacía tiradas en el piso, luego voltio hacia su derecha y miro en una silla la ropa de Hiei colgada, empezó a calcular y a unir cosas, lo mas probable es que fue a tomar una ducha por lo borracho que estaba, si fue capas de hacer lo que hizo la noche pasada, no queria enterarse de cómo seria si estaba en estado alcoholizado, talvez se vuelva violento y ...







Se sintio algo incomoda teniendo esos pensamientos asi que tomo sus cosas y se emprendio a salir, pero denuevo aquellas botellas molestas, esta vez tiro una al piso y se rompió, empezó a recoger los pedazos en el piso.







Hiei venia saliendo del baño cuando oi algo caer en su habitación, Kurama no estaba, Santiago tampoco un invasor, corrió hacia su habitación y tomo su espada, se acerco sigilosamente hacia la victima, y ahí estaba una indefensa chica de espalda recogiendo los vidrios rotos, Minami apenas noto un cambio en la atmósfera para así notar la presencia de Hiei, escucho una voz firma, directa y varonil a su espalda.







- ¡hey tu! ¿ Que carajo haces aquí?-







Minami se levanto de inmediato, se dio la vuelta, tanto ella como Hiei quedaron en shock al verse de nuevo, ella en esas pequeñas ropas de gimnasia y el con tal solo una toalla a su alrededor, dejaba mucho a la imaginación para con ambos, un silencio incomodo se hizo presente, Hiei tomo el resto de los vidrios del piso y lo tiro a la basura.







-¿y bien?- pregunto el de nuevo



- pues yo yo estaba - no era para tiempo de titubear, era ahora o nunca - ¿Por qué dejaste el instituto? ¿ era por mi verdad? ¿ sentías vergüenza verdad?



- ¿ de que demonios me hablas?-



- Oh por favor, no te hagas sabes muy bien de lo que te hablo, dime si es realmente por mi que dejaste ese lugar, te dio vergüenza lo que paso la noche pasa, ¿verdad? Pues no te culpo es que yo-



- ¡ya callate chiquilla! ¿ quien carajo te has creido para entra a este lugar sin permiso de nadie a preguntarme semejante cosa? Minami bajo la cabeza, el tenia razon hubiera sido mejor citarlo a un lugar, o hablar directamente con el en otra ocasión, si tan solo se hubiera ido en ese momento no estaría pasando semejante vergüenza, pero por otra parte las palabras de Hiei fueron duras y hasta el lo noto, sintió remordimiento por dentro al ver el rostro de la chica a punto de llorar.



- bueno sabes, no importa, recoge tus cosas y por favor vete- otra vez, aquella sensación de perderlo todo, Minami levanto la mirada empañada y replico decidida.



-¡no!- Hiei empezó a peder la paciencia



- escúchame insolente-



-ahora tu me vas a escuchar, he venido aquí por respuestas, aunque me cueste la vida quiero saber- Hiei se percato de su mirada, decidida, la había visto mucho anteriormente en las prostitutas con las que andada, mujeres obligadas por la vida a dejar el amor asi nomás, traicionadas por el destino, talvez por dinero, un bebe, la situación, o por un hombre le daba lastima de verdad verlas asi, le irritaba demasiado, pero no comparaba sus dos deseos mayores con esas miradas; sangre y sexo. Asi que pensaba que les hacia un favor en asesinarlas ( penso el) pero de alguna forma no quería verla a ella pasar por el mismo camino, desilusionada una vez por la vida, talvez dos, y ahora tan solo quería respuestas, no queria nada mas y no esperaba nada mas.







- bien ¿que quieres saber? Te dare tan solo 5 minutos para que me preguntes, no mas-



-¡ok! Primero ¿ porque renunciaste al instituto? ¿estas conciente de que eras uno de los mejor profesores ahí y uno de los mas querido además uno de los mejores pagados?, no entiendo tu decisión, ya que todos te tratábamos con respeto y responsabilidad, no te dábamos dolores de cabeza como a otros profesores-



- me aburri de trabajar ahí-



- es razonable segunda pregunta: ¿ por que no querías aceptar el cheque de liquidación? ( NOTA: Minami pregunta eso, ya que penso que Hiei por su apariencia de chico malo estaba revuelto en contrabandos o mafias)



- mira esto, ¿vez donde vivo? Es una mansión, no necesito de dinero, estoy viviendo aquí gratis ya que es de un compañero empresario, muy buen amigo mio.



- hum ok, tercera pregunta, ¿ porque tu- Minami hizo una pausa y trago saliba- ¿Por qué tu te fuiste la nocha pasada y no terminaste lo que empezamos? la cara de Minami se enrojecio completamente.



- ¿tengo que responder eso?- esquivando la mirada de ella



-¡POR SUPUESTO!-



- pues porque, debido a las circunstancias, pensé no terminar lo que empecé por tu seguridad-



- mi seguridad¡¿y eso porque?!-



- porque no quiero que empieces a encariñarte de una persona que te podría hacer daño - volteo y la miro fijamente por unos minutos, sus miradas se fusionaron y el temperamento reflejado en la cara de Hiei paso a ser mas agradable y cómodo- al estar yo enamorado te di.
End Notes:

el proximo capitulo no se lo deben perder, va a estar muy bueno ;DDD,

 

una pista, va a ver cosas lemon entre minami y hiei

End Notes:

el proximo capitulo no se lo deben perder, va a estar muy bueno ;DDD,

 

una pista, va a ver cosas lemon entre minami y hiei

Regresar al índiceCapítulo 7 - Elecciones de vida by Marianiux
Author's Notes:
en lo personal me esforze mucho y quede satisfecha pesero que ustedes tambien ;DDD
Author's Notes:en lo personal me esforze mucho y quede satisfecha pesero que ustedes tambien ;DDDMinami sintió como si su corazón empezara un ritmo cardiaco nuevo, mas acelerado, mas apasionado, mas encantado, un choque eléctrico corrió por su espina dorsal, las piernas le temblaban, las piernas le temblaban, estaba feliz, realmente feliz. Como aquella primera vez que recibió un perrito por su cumpleaños, la alegría es una cuestión incomparable, y que muchas personas no pueden distinguir, las lagrimas empañaban poco a poco sus ojos, sus cachetes enrojecieron llenos de un color escarlata intenso, una montaña rusa subía y baja por su estomago, la adrenalina llego al máximo, aquellas palabras la hicieron en ese preciso momento la mujer mas feliz de el mundo.





-Yo - ¿que podría decirle? ¿le correspondería con los mismo sentimientos? Pues la verdad esa confesión no estaba dentro de sus planes, realmente no esperaba algo así.



>> Yo - volvió a hablar, pero su mente no estaba trabajando, no le daba ninguna palabra para sacar, si, estaba feliz por la confesión de el, al finde alguna forma podía sentirlo, sentase quería, amada, protegida, y esta vez, era real.





-¿sabes que? Es mejor que te vayas ahora para tu - Hiei voltio repentinamente hacia la puerta, escucho unas pisadas venir por las escaleras, tomo a Minami por los brazos y la empujo dentro del armario, se acerco a su cara y le tiro unos trajes encima, llevo su dedo al labio inferior y dejo escapar entre estos un simple shhh. Minami estaba en su mundo, sumergida en sus pensamientos, aun no podía recitar una sola palabra, su garganta estaba completamente cerrada a las cuerdas vocales.





Hiei volvió a tirar la mirada hacia la puerta, Kurama siguió de recto por el pasillo, pero se devolvió y entro a la habitación, la miro como buscando algo.







- ¿Todo esta bien?- pregunto con un tono dudoso



- Obviamente - cojiendo algunos vidrios del piso- ¿por?



- hum - hecho otra mirada a la habitación - ¿seguro? Bueno, en fin, Santiago te trajo la cena. Pasa Santiago- el joven chico entro con una mujer en brazos, camino por la habitación y la dejo en el piso.



- ¿y bien? ¿ no piensas comer? miro a Hiei intrigado, a esa horas de la noche ya se le hacia extraño que el ya no habría devorado hasta los muebles del hambre. Hiei miro a la chica por unos minutos, sus manos empezaron a temblar, de repente sus colmillos le crecieron y sin esperar más se los clavo a aquella mujer.





Minami, sentada en aquel escondite, cubierta por trajes de alta costura, llego a divisar luz, se acerco un poco mas a la ranura de la puerta entre abierta y observo lo que sucedía ahi. Pánico, sus ojos presenciaron algo que jamás lograrían divisar antes, sus pupilas se encogieron, sus labios temblaron, sus manos sudaron frió, de repente todo negro, ¿ a donde se fue la felicidad? .





Miedo.





Pánico, terror, susto, miedo en fin, estaba aterrada, Hiei estaba succionando toda gota de liquido vital de aquella mujer, desesperada era la mirada de el que se llenaba de ansias, sus ojos, inyectados completamente en sangre, cubiertos de vida y deseo. Miro a aquella chica que estaba siendo masacrada poco a poco, miro sus manos, siendo succionadas poco a poco, su cuerpo dejo de tener aquella vitalidad y se convirtió solo en carne pegada a los huesos ella había quedado esquelética , y ella ahí, escondida rogando que todo termine pronto y puedo salir corriendo de ese lugar, trato de buscar con la mirada alguna ventana cercana para poder escapar, en eso se topo con aquellos ojos verdes de nuevo, con aquel joven que una vez le salvo la vida de esos pandilleros, con aquel joven que llevo a su casa y este desapareció repentinamente.





- Otro vampiro - susurro su garganta ya sintiéndose asfixiada por el poco aire que la chica aterrada respiraba





Un sueño, una broma rogaba con lagrimas en los ojos que fuera así, Hiei termino de alimentarse y tomo un cuchillo que estaba en su pantalón, lo saco y se lo clavo en el corazón a la joven, esta se disperso en pedazos y se desintegro en el aire. Minami miro aquella chica ser asesinada y luego destruida, ¿ seria esa su misma forma de terminar? No era momento para pensar eso, debía buscar la forma de defenderse cuando estos bajen la guardia, pero el miedo era mas fuerte que ella, su cuerpo no respondía, no respiraba, no pestañaba, estaba en un trance, en total shock, todo estaba en silencio, sus oídos no percibían ningún sonido, ella miraba a esos dos hombres discutir por breves momentos, ya después Kurama salio saltando por la ventana con Santiago, después de varios minutos le dio el suficiente tiempo para salir disparada de ese armario, Hiei voltio y se encontró con una embestida en su estomago, cayo en el piso sin una gota de aliento en si mismo, la chica le había sacado el aire con una tackleada que podría haber sido la mas dura de toda su existencia, ella tomo el cuchillo con ambas manos, y camino de espaldas hacia la puerta, Hiei trato de levantarse pero era casi imposible le había sacado el aire.





- espera - pronuncio a duras penas-



- no te me acerques, ¡monstruo!- grito con una voz llena de pánico y lagrimas



- no iras a ningún lado dijo levantando el rostro del suelo, y dirigiendo una mirada a la puerta mientras esta se cerraba de un golpe, Minami se dio la vuelta de inmediato y trato de girar la perilla pero estaba trabada. Ese seria su fin, pensó ella, de repente un colapso nervioso, sus memorias pasaron corriendo por sus ojos como una película, soltó el cuchillo, sus piernas temblaron y poco a poco fueron vencidas, Minami se desplomo en el suelo a llorar.



- Si me vas a matar por favor que sea rápido Hiei quedo atónito con esas palabras, ni la idea le había pasado por la cabeza de que Minami haya presenciado su alimento preferido, de repente comprendió todo, se levanto del piso y se acerco a ella, Minami cada vez se encerraba mas dentro de su cuerpo a cada paso que daba el, como una niña miedosa, acerco sus piernas a su pecho y las apreto a si misma con mucha fuerza.



- Todo esta bien dijo Hiei tomándola por los brazos ya cene, no tengo hambre pronuncio en un tono sarcástico, mientras la chica se desplomaba en llanto esperando su fin, ya pasado unos 15 minutos, se le hacia raro que el no le hiciera nada, Minami elevo su cabeza, con miedo asomo su mirada en el rostro de el.





Tranquilidad.





Eso fue lo que le trasmitió aquella calidez que emanaba el, su rostro era firme y directo, pero su mirada era calida y llena de ternura, en ese momento entendió, que el, con ella, no haría nada, en ese momento entendió porque la dejo ahí esa noche en el gimnasio, entendió porque no le quería hacer daño, entendió porque la amaba tanto, y es porque ella era todo lo que el no, el ambiente se fue tornando

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://fanfic.es/viewstory.php/
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

Top 20