Un Amor del Pasado by Shinzawall

Fanfics en EspañolEl sitio de referencia de los fanfics en español, con miles de fanfics gratis y en español

 Un Amor del Pasado by Shinzawall
Summary:

Kagome ha estado soñando con aquel quién en una antiguedad a profesado su amor incondicional. Inuyasha no es único que tuvo un amor pasado. Kagome quién ya había visitado el Sengoku, antes de conocer a su "primer" amor.

 

-Recuerdas ¿Cuando nos conocimos?-preguntó aquella voz que la conquistó.

-¿Como olvidarlo?- respondió Kagome sonriente a aquel.

 

Aquel amor del pasado volverá de entre las tinieblas para buscar a su mujer. Inuyasha deberá demostrar su verdadero amor a Kagome, antes de que está se una nuevamente a su viejo amor. Un gran problema esta por avecinarse en su "relación" y ellos deberán enfrentarlo y comprobar que ambos podrán olvidar a su viejo amor, para continuar con su ser amado.

---------OoOoOoOoOooOoOoOoOoOOoOoOoOoOoOoOOoOoO---------

Una historia divertida, que muestra el lado más amable de algunos y el más oscuro de otros, y es que esto será comedia, romántica y acción.

 

¿Gustan saber el misterio?

¡¡Pasen a leer!!

 



Categories: INUYASHA Characters: Inuyasha, Kagome, Miroku, Sango, Sesshoumaru

Generos: Ninguno

Advertencias: Ninguno

Challenges:

Series: Ninguno

Chapters: 7 Completed: No Word count: 17857 Read: 4453 Published: 18/06/2013 Updated: 02/08/2013
Summary:

Kagome ha estado soñando con aquel quién en una antiguedad a profesado su amor incondicional. Inuyasha no es único que tuvo un amor pasado. Kagome quién ya había visitado el Sengoku, antes de conocer a su "primer" amor.

 

-Recuerdas ¿Cuando nos conocimos?-preguntó aquella voz que la conquistó.

-¿Como olvidarlo?- respondió Kagome sonriente a aquel.

 

Aquel amor del pasado volverá de entre las tinieblas para buscar a su mujer. Inuyasha deberá demostrar su verdadero amor a Kagome, antes de que está se una nuevamente a su viejo amor. Un gran problema esta por avecinarse en su "relación" y ellos deberán enfrentarlo y comprobar que ambos podrán olvidar a su viejo amor, para continuar con su ser amado.

---------OoOoOoOoOooOoOoOoOoOOoOoOoOoOoOoOOoOoO---------

Una historia divertida, que muestra el lado más amable de algunos y el más oscuro de otros, y es que esto será comedia, romántica y acción.

 

¿Gustan saber el misterio?

¡¡Pasen a leer!!

 



Categories: INUYASHA Characters: Inuyasha, Kagome, Miroku, Sango, Sesshoumaru

Generos: Ninguno

Advertencias: Ninguno

Challenges:

Series: Ninguno

Chapters: 7 Completed: No Word count: 17857 Read: 4453 Published: 18/06/2013 Updated: 02/08/2013
Story Notes:

¡Hola! 

 

Como he dicho ya (en el resumen xD), es una historia que mostrara un poco de todo y hace poco me dije: Si Inuyasha tenía a Kikyo, que tal si coloco una trama así, pero de Kagome?, entonces por que no? Y me decidí a escribirla.

 

Romance, comedia, acción. 

Es mi segundo fan fic, así que cualquier critica que me ayude, no duden en hacérmela llegar :DD.

 

Nota: Los personajes no me pertenecen son de sus respectivos autores y creadora original: Rumiko Takahashi.

Story Notes:

¡Hola! 

 

Como he dicho ya (en el resumen xD), es una historia que mostrara un poco de todo y hace poco me dije: Si Inuyasha tenía a Kikyo, que tal si coloco una trama así, pero de Kagome?, entonces por que no? Y me decidí a escribirla.

 

Romance, comedia, acción. 

Es mi segundo fan fic, así que cualquier critica que me ayude, no duden en hacérmela llegar :DD.

 

Nota: Los personajes no me pertenecen son de sus respectivos autores y creadora original: Rumiko Takahashi.

Capítulo 1 by Shinzawall
Author's Notes:

Espero les guste este Fan fic :DD ¡Ahí va!

Author's Notes:

Espero les guste este Fan fic :DD ¡Ahí va!

Inuyasha no es el único que amo a otra persona antes que a Kagome. 

 

El amor pasado de Kagome, aquel que quiere obtenerla y tener nuevamente ese dulce corazón que la cautivo hace más de 60 años, aquella de quién se enamoro y no dejará escapar.

 

--------------------------OoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoO----------------------------

 

Inuyasha encabezando ya como siempre. Le seguían Sango y Miroku, los cuales por costumbres discutían su tema "¡Excelencia es un Mujeriego!", Kirara para evitar escuchar la pelea del par estaba en el hombro izquierdo de Kagome [Aome, aunque yo la conozco como Aome, preferí utilizar su nombre real: Kagome xD] mientras que el pequeño Shippo reposaba en el derecho. Su típica búsqueda, buscando a Naraku. Ya Kikyo había muerto hace unas semanas y el efecto de decaído que invadió a Inuyasha ya había desaparecido.

 

Kagome evitaba hablar con Inuyasha, ya que aun la intrigaba su sueño, es más raro que ha tenido, sin embargo este sueño la invade cada vez hace un tiempo en el Sengoku, pues jamás este tipo de cosas se le presentó en su época. Aquel sueño no la dejaba en paz, ya que sentía algo perdido dentro de sí tan solo recordar a aquel que se adueño de su ilusión nocturna.

 

-------------------------------Flash Back-----------------------------------

 

Kagome yacía recostada en su futón pues para ella dormir a la intemperie como se hacían Inuyasha y Miroku, no le era opción. Aun se sentía algo caída por la muerte de Kikyo, pues desde entonces no había tenido mucha platica con "su" querido Inuyasha, más este negaba sentir algo por la sacerdotisa muerta estando con Kagome.

 

Aquella noche estaba decidida. Descansaria aunque sea un poco, ya que estos días había sido nulo lo que descanso. Se removió acomodando se y con largos suspiros al fin le encontró ha ese cansancio que llevaba sobre sus hombros: por fin descansaria. Y así se quedo profundamente dormida.

 

*Sueño de Kagome*

 

Veía frente a ella el pozo devora huesos. El paisaje con un Sol resplandeciente, y los árboles moviendose al compás de la ligera brisa que corría. Su traje el típico de una sacerdotisa, una flor Jazmín llegaba enganchada a su cabello, aquella flor resaltaba el chocolate de sus hermosos ojos, y su piel algo acanelada (Por no decir blanca o morena xD) resaltaba entre esa prenda blanca (Claramente solo la parte superior), a su cintura llegaba amarrada una pequeña funda, la cual contenía una espada. 

 

Así misma su vista solo estaba fija en los árboles Cerezo que hermosos mecían sus pequeñas florecillas y pétalos. Se concentró en ello y en observar el hermoso del paisaje hasta que una voz dulce, decidida, aguda y a la vez grave, claramente un chico le llamó por la espalda.

 

(Colocaré misterio en decir su nombre xD)

Chico: Kagome...— Aquel traía un traje muy parecido al de Sesshomaru (Ya que aun me cuesta recordar el nombre xD) a excepción que a su hombro izquierdo lleva medias Lunas en tonos plata reluciente y oro en vez de las figuras en rojo. Traía la misma "capa" que Inu no Taisho y la armadura que estos siempre portan por protección. Su piel de un tono algo acanelada, ya que no era bastante blanca. Su cabello era platinado con algunos mechones negros e igual las puntas que le llegaba hasta la cintura, unos ojos azulados  con algo de tono verde (Los rasgos del rostro son muy parecidos a los de Inuyasha, solo cambie alguna cosas xD) y como aun YokaiInu no le faltan las orejas, estas ubicadas arriba al igual que Inuyasha aunque estás tenían el exterior color negro.

 

Kagome: ¿Eres tu?— Respondió esta.

 

Chico: Claro que sí Kagome

 

Kagome: ¡Eres tú!— exclamó lo que se identifico como notoria alegría, se dio la vuelta y quedo de frente a aquel "Yokai" lo cual ella identifico.

 

Chico: Al fin puedo encontrarme

 

Kagome: discúlpame, ya sabes que he estado ocupada. Aquel demonio quiere adueñarse de las almas puras de los aldeanos, y como Sacerdotisa, no puedo dejar que suceda. Así que he estado recorriendo las aldeas, protegiendo esas almas.

 

Chico: ¿¡De verdad!?, es demasiado para ti, aun eres muy joven. Tan solo tienes 14 años, si sigues así tu energía y existencia no durara mucho en esta época.

 

Kagome: Es mi destino, soy la Sacerdotisa más joven hasta ahora, pero aun así tu conoces de mi poder, no puedo quedarme así mientras intentan robar las almas. Además aunque aquí hay muchas personas a las que aprecio, ellos seguirán protegidos por mi poder, así que no hay nada que me retenga.—dijo con un tono algo caído, y desanimado. El chico también cambio su expresión a una triste.

 

Chico: No es así. Si siguen protegidos o no. ¡Eso no me interesa! Kagome, no te esfuerces.. Yo.. Yo.. ¡Yo no quiero perderte!— confesó de sobre salto mientras abrazó el cuerpo de la chica— Se que alguien tan fuerte y valerosa como tú no estará con una bestia como yo, pero aun así Kagome, no.. NO QUIERO PERDERTE! ¡Te amo! 

 

Kagome: —No respondió de la simple sorpresa de sentir al ser que más amaba abrazándola y confesándole que sentía por ella. El le ganaba por años después de todo el ser de raza Inu, se lo permitía. Y ella tan solo 14 años recién cumplidos, pero aun así esa carita y frialdad que mostraba al conocerlo la enamoro.— Yo también te amo— Sintió claramente como el se movió de la sorpresa y sin perder un segundo más se besaron con ternura.

 

Chico: ¿Enserio me amas? ¿A una bestia como yo?—"A alguien que alguna vez quiso hacerte daño".

 

Kagome: Si—respondió cortándole todo pensamiento— Seas lo que seas, aun si eres mitad Yokai te amo. Y eso no cambiará.

 

Aquel hombre mostró su notoria sonrisa, la cual solo a ella se la mostró. Su sorpresa, su ternura y amor hacía a ella, y lo feliz que lo hacía el que correspondiera sus sentimientos, su persona más amada, SU Kagome. Quiso sentir nuevamente y por segunda vez esos dulces labios y la pureza e inexperiencia de ellos a la vez. Abrazó su cintura y por unos segundos acarició con ternura su mejilla, sintiendo esa hermosa piel, que deseaba devorar. Kagome estaba sonrojada por la acción del ser el cual creyó el más frío del Sengoku, pero era verdad el le estaba correspondiendo. Se besaron sin más que hacer, y esta vez fue algo más intenso, pues tenía algo más de duración, mientras aquel se atrevía a saborear el dulce los labios de la más que joven Sacerdotisa.

 

*Fin del Sueño de Kagome*

 

Un ruido la despertó y es que Inuyasha dijo que había amanecido y necesitaban partir, por suerte no cruzó mucho la vista con la del Hanyo, ya que si de por sí estaba pensativa de por que tenía el sueño, y más con aquel hombre, su cuerpo se manejo, y sabía que era ella pues aquel dijo su nombre, sin embargo ella no conocía el nombre de el.

--------------------------------Fin de Flash Back----------------------------------

 

Kagome ya llevaba un tiempo pensando en ese sueño, tan solo ayer en la noche lo soñó. A decir verdad intrigaba que aquel ser se adueñara de su ensueño y cada vez que recordaba esos hermosos ojos verde azulado, se sonrojaba con el simple hecho de haberlo besado. Se sintió tan real, además el pensar y recordar aquel.. Era como un nuevo sentimiento invadiendo su corazón, pero que decía si a ella le gustaba Inuyasha.

 

Un sonrojo notorio se hizo sobre sus mejillas, mientras en su mirada puesta en el cielo, le hacía recordar el momento en que aquel se confesó y ella correspondió. Shippo a quién no le paso desapercibido esto, la observo de reojo y comenzó a llamarla.

 

Shippo: ¡Kagome!¡Kagome!—exclamaba el pequeño Shippo cerca de ella para no llamar la atención del resto, aunque el sentido agudo de Inuyasha escucho y coloco mayor atención a la conversación del pequeño y SU Kagome.

 

Kagome: ¿Eh?, si que pasa Shippo?—contestó ella aun con el sonrojo presente, pues aun seguía viva la imagen de a quién profeso su amor en aquella ilusión nocturna.

 

Shippo: Kagome, ¿Por que tan sonrojada? No me digas! pensaba en ese chico—dijo este sabiéndose de por demás que Inuyasha oía y como ya había escuchado en el sueño de Kagome, lo que a veces susurraba la otra noche. Inuyasha detuvo su paso en seco con rostro de pocos amigos  y aura asesina si había algo que le molestaba era que a "SU" Kagome estuviera con otros hombres, en especial ¿Un sueño? tanta ilusión.

 

Inuyasha:—Volviendose hacía atrás. Sango y Miroku quienes para mala suerte apreciaron el rostro "asesino" de Inuyasha que de inmediato se dirigió a Kagome quién sonrojaba seguía en su Ilusión de aquel.— ¡Kagome! ¡KAGOME!—gritó con celos notorios de lo que había dicho el pequeño zorrito.

 

Kagome: ¿Si Inuyasha? ¿Sucede algo?

 

Inuyasha: ¿¡COMO QUE SUCEDE ALGO!? ¿¡Por que tan sonrojada!?

 

Kagome:—Sabía que había puesto a Inuyasha celoso, pues ya lo conocía bien— ¿Eh? de que hablas Inuyasha, además ¿Importa?, si al fin y al cabo sigo siendo soltera.—respondió esta sabiendo que despertaría la ira del Hanyo, aunque tan solo quería ver su reacción.

 

Inuyasha:—"SOL-SOLTERA?.. Y YO?" pensó el Hanyo y bajo la cara hacía el suelo, bajando a la vez sus orejitas.

 

Kagome: Mentira Inuyasha, no existe otra persona que no seas tu que domine mis pensamientos, así que por favor no te sientas mal— Dijo la azabache, confesándose de una forma, pero no podía más ya que si no decía algo en el momento Inuyasha terminaría con más desanimo. Inuyasha al escuchar eso levanto sus orejitas, y su rostro se ilumino nuevamente con una sonrisa esplendorosa.

 

Inuyasha: ¡Kagome!—exclamo y sin perder tiempo se hecho a los brazos de la Sacerdotisa quién correspondía el abrazo—.

 

Kagome: Inuyasha...—susurró estando en los brazos del Hanyo, aunque una risa les interrumpió y es que esa risilla era familiar, era ¡Rin!.

 

Rin: ¡Señorita Kagome!¡Señor Inuyasha!—gritaba la pequeña que aun que reía por haber dejado a Jaken mostraba cierta preocupación en su rostro.

 

Kagome: —Se separo ligeramente sonrojada de Inuyasha para poder hablar mejor a Rin— ¿Que sucede Rin?

 

Rin: Hace poco el señor Sesshomaru se fue y no nos aviso.

 

Kagome: Pero, Sesshomaru a veces lo hace ¿Por que tanta preocupación Rin? el es un Yokai fuerte.

 

Rin: Si se Señorita Kagome, pero sucede que había tenido una herida en la espalda y estaba reposando.

 

Inuyasha: ¿Una herida? ¡Ja! con que no es tan fuerte.

 

Rin:—cambió su mirada de una muy dulce y preocupada. A una casi asesina, con un aura sombría.— Que dijo Señor Inuyasha?—preguntó nuevamente la pequeña a que si le confirmaba se vería con una fiera.

 

Inuyasha: Pues dije... !—Kagome le tapo la boca y susurro a su oído.—.

 

Kagome: Inuyasha creeme no querrás ver a Rin enojada y más si es por Sesshomaru.

 

Inuyasha solo gruño mientras la pequeña niña se relajó y torno nuevamente su rostro a uno tierno.

 

Kagome: ¿Esta herido? ¿Que le sucedió Rin?

 

Rin: No lo se, habíamos ido a ver con el a su madre, luego de eso cuando regresamos y la Luna llena se puso, el salió. Con el Señor Jaken no sabemos a donde, y cuando regresó y nos dio la espalda su traje tenía un rastro rojo Jaken dijo que era la sangre del señor Sesshomaru, el ordenó al Señor Jaken le trajera un poco de agua, y el se recostó bajo un árbol, me pidió que buscara algo de comer y yo fui. Cuando regresé el no estaba. Había desaparecido, pero ni su armadura, o el resto estaba, solo se fue con su traje blanco y las espadas.

 

Kagome: No te preocupes Rin, a Sesshomaru no le sucederá nada ¿De acuerdo?, si te hace sentir mejor podemos acompañarte en el lugar, hasta que el regrese te parece?

 

Rin: Si! ¡Estaré con la Señorita Kagome, y con la Señorita Sango!—exclamó esta alegre, pero el único que se oponía era Inuyasha, quién no quería para nada ver a su medio hermano.

 

Kagome: Pues vamos entonces Rin—Rin les guió a través del bosque, hasta llegar al lugar donde Kagome distinguió la armadura de Sesshomaru bajo un árbol. Un sentimiento de preocupación le invadió pues una de las prendas que allí estaban tenía rastros rojos, y de seguro era Sangre.

 

Inuyasha percibió el olor a sangre de su "hermano" y sin querer demostrar el sentimiento de preocupación a este, se retiro por entre los árboles persiguiendo el olor inconfundible del Yokai mayor.

 

Recorrió el bosque invadido por el olor de sangre, además la noche bajaba lo cual mostró sorpresa ya que el día le paso bastante rápido. El olor de profundizó, pero a la vez se mezclaba con otro. Preocupado corrió a mayor velocidad hasta encontrarse en pleno campo hay Sesshomaru y otro más, al cual no alcanzó a distinguir. No avanzó más, pues entre ambos se veía bastante tensión.

 

Sesshomaru: Puedes ser mayor, pero no por eso dejas de ser un híbrido.—comentó Sesshomaru con su expresión fría.

 

(Otra vez dejaré misterio xD)

Hombre: Sesshomaru lo sabes bien ¿No?, jamás podrás superar mi poder. Aun siendo un híbrido, los sentimiento humanos y el no rendirme nunca, no permitirán que tu me ganas.

 

Sesshomaru: Ja, nadie es superior a mi. Yo el hijo de Inu no Taisho.

 

Hombre: Y yo soy su hermano ¿Que diferencia hay? Sabes Sesshomaru, haz lo que quieras sigues siendo mi "sobrino" y no tengo en planes matarte además mientras no tengas algo "importa" que proteger, jamás lograrás vencerme, por mientras solo haz lo que venga en gana.

 

Sesshomaru: Hpmh —Se dio media vuelta encontrándose con Inuyasha, quién no paso desapercibido para el otro.

 

Hombre: Veo que Inuyasha está aquí ¡Ja! que alegría mis dos sobrinos reunidos, aunque a decir verdad no tengo ganas de compartir, así que. ¡Hasta la próxima!—Aquel se retiro con rapidez, pues percibía aquel olor conocido, aunque parecía ser una ilusión más.

 

Sesshomaru: ¿Que haces aquí Inuyasha? No pedí que vinieras.

 

Inuyasha: Orgulloso.. ¡No ves que estás herido!—se acercó un poco—.

 

Sesshomaru: Pues eso a ti no te impor...— por la herida del cuello y la espalda costó un poco el seguir hablando y flexiono las rodillas quedando arrodillado en el suelo.

 

Inuyasha: Tonto, obstinado.— se acercó a el tomándole por los hombros para que Sesshomaru al menos se apoyara de el para caminar.— A mi tampoco me hace feliz esto, pero si te dejo aquí me lamentaré el no haberte matado yo.

 

Sesshomaru: Hmph— murmuró molesto y no tuvo más opción que apoyarse en su "hermano"—.

 

Inuyasha fingiendo  mala cara, apoyo todo el peso de Sesshomaru en su cuerpo, así ayudarle a caminar. Sesshomaru con cara de pocos amigos aceptó y así se fueron nuevamente al lugar donde Kagome, Rin, Jaken, Miroku y Sango se encontraban. Inuyasha no aceptaba el mostrar sus sentimientos y menos el "aprecio" del todo raro hacía su hermano.

 

---------------------------OoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoO-----------------------

Mientras en las sombras aquel hombre les observaba. Era seguro el aroma estaba fusionado con uno de ellos, y debía averiguar con quién para encontrar a la persona que se le fue encomendada. Su mira fría no mostraba sentimientos, y su rasgos finos demostraban que no eran de los que se exponían demasiados, sus cabellos platinados se mecían con el viento, mientras un repentino sentimiento de preocupación lo invadió.

 

 

CONTINUARA!....

End Notes:

¿Que les pareció?, espero les guste y si tienen criticas y opiniones sobre el fan fic ¡Me dicen!, bueno les traeré la continuación el Miércoles o Jueves :DD ¡Gracias por leer! y espero que hayan disfrutado mucho su lectura:))

 

¡Nos vemos!

End Notes:

¿Que les pareció?, espero les guste y si tienen criticas y opiniones sobre el fan fic ¡Me dicen!, bueno les traeré la continuación el Miércoles o Jueves :DD ¡Gracias por leer! y espero que hayan disfrutado mucho su lectura:))

 

¡Nos vemos!

Regresar al índiceCapítulo 2 by Shinzawall
Author's Notes:

Este capítulo, colocaré actitudes de Sesshomaru que no acostumbro, tan solo quería mostrar un lado más vulnerable de el, y eso. Aquí sigue siendo Jueves xD, aunque la verdad es tarde. Puede que mañana ya esté el cápitulo 3, o el sábado xD, bueno espero lo disfruten, me pareció divertido escribirlo.

 

Author's Notes:

Este capítulo, colocaré actitudes de Sesshomaru que no acostumbro, tan solo quería mostrar un lado más vulnerable de el, y eso. Aquí sigue siendo Jueves xD, aunque la verdad es tarde. Puede que mañana ya esté el cápitulo 3, o el sábado xD, bueno espero lo disfruten, me pareció divertido escribirlo.

 

Mientras en las sombras aquel hombre les observaba. Era seguro el aroma estaba fusionado con uno de ellos, y debía averiguar con quién para encontrar a la persona que se le fue encomendada. Su mira fría no mostraba sentimientos, y su rasgos finos demostraban que no eran de los que se exponían demasiados, sus cabellos platinados se mecían con el viento, mientras un repentino sentimiento de preocupación lo invadió.

--------------------OoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoO-----------------

 

Después de la caminata algo incomoda para los "hermanos" Sesshomaru e Inuyasha, al fin llegaron al lugar en el que Sango, Kagome y Rin jugaban alegremente, un Jaken que ignoro todo, y Miroku quién tan solo veía a las damas jugar sobre el agua. 

 

Inuyasha y Sesshomaru quienes en primer lugar solo fijaron su vista en el lugar donde las chicas jugaban, por desconcentrarse y de cierta forma quedarse embelesados por la belleza de las mismas, fueron detectados por la mirada del pequeño demonio Sapo.

 

Jaken: ¡Amo bonito!—exclamó, mientras a saltos llegó hasta el lugar donde Inuyasha "cargaba" literalmente el cuerpo de Sesshomaru. Al ver esto Jaken no pudo más que abrir la boca.

 

A todos no le paso desapercibido que los "hermanos" por primera vez, mostraran algo de aprecio, y más con la escenita que ahora les presentaban.

 

Kagome: Inuyasha...—Susurró esta viendo como Inuyasha apoyaba a su hermano en el para caminar. Sorpresivo, realmente.

 

Inuyasha sintió la vista de todos sobre el y su medio hermano. A Sesshomaru no le hacía gracia el tener que ayudarse, pero había quedado embelesado con la belleza de las damas, así que hasta el momento no había reaccionado, hasta que observo a Jaken sobre el suelo, quién le observaba con cara de: ¿Que pasó aquí?. Ahí por fin reacciono y separó de inmediato con un impulso de Inuyasha quién separó sus manos a la vez. Por el impulso Sesshomaru golpeó su cabeza contra un árbol y al no tener equilibrio estuvo apunto de caer al suelo, de no ser, por que Inuyasha reacciono y al no querer su hermano estuviera más golpeado de lo que ya está, lo agarró en el aire antes de que este fuera a dar de cara contra el suelo.

 

Esto fue sorpresivo Para todos. Que se quedaron con la boca abierta de la impresión y Sesshomaru que se quedó boquiabierto con la acción de "su hermano", tan solo fingió que no sintió nada, pues demás estaba incomodó con la situación.

 

Al fin después de unos cuantos segundos de incomodó silencio, Sesshomaru al fin reacciono y esta vez con más cuidado para no caer y repetir la acción ya pasada. Se volteó hacía el, y le mostró únicamente a su "hermano" una sonrisa agradecida, mientras volvía a su mirada fría.

 

Rin: ¡Señor Sesshormaru! ¿¡Esta bien!?—Preguntó Rin acercando a Sesshomaru y abrazándose a el. Era evidente que estaba preocupada. Sesshomaru también le abrazó haciendo lo posible para rodearle con los brazos. Rin se hecho a llorar, mientras Sesshomaru por fin actuó de forma   comprensible, se agachó frente a ella y le acarició suavemente la mejilla, mientras que con su otro brazo (Y comentaré que en este fic Sesshomaru tiene los dos xD) seco las lágrimas de la pequeña.

 

Sesshomaru: Estoy aquí, Rin. Ya nada pasa.

 

Rin: ¡Sesshomaru!—la pequeña (Ahora ya de 12 años) se abalanzó sobre Sesshomaru y le rodeo el cuello apegando su cuerpo al de el, mientras Sesshomaru correspondía.

 

Todos boquiabiertos. Algo sorpresivo, para quién creyeron el más frío, bueno la vida da sorpresas.

 

Inuyasha: Tsk.. Bueno nos vamos ya!—comentó el Hanyo, saliendo del incomodó silencio.

 

Kagome: Inuyasha ¿En la noche?, Se ve que eres desconsiderado.

 

Inuyasha: ¿QUE DIJISTE?—exclamó el Hanyo, colocándose frente a la azabache.

 

Kagome: ¡Inuyasha! Sango, Miroku, Yo, Shippo, Kirara ¡NOSOTROS! También necesitamos dormir ¿No crees?, a penas y si nos dejas por estar tras Naraku, siendo que sabemos solo utilizará marionetas!—comentó de una la oji-café, mientras todos miraban la discusión.

 

Inuyasha: ¡ESO ES LO HORRIBLE DE VIAJAR CON HUMANOS! ¡NO RESISTEN NADA!—se equivoco mucho. No debió siquiera haberlo dicho.

 

Kagome: INUYASHA! ¡ABAJO!—Y el peli-plata calló con todo contra el suelo, dando de golpe con su rostro.

 

Inuyasha: Y-y eso?

 

Kagome: Te lo mereces por altanero.

 

Shippo: Los tontos siempre serán tontos—murmuró el pequeño a lo que todos incluido Rin, Jaken, y Sesshomaru asintieron.

 

Sesshomaru: Hmph—se escucho el pequeño sonido de su boca, mientras este perseguía el olor de aquel con el que se enfrentó y de no ser por Inuyasha habría estado en medio de aquel campo delirando. Aunque no parecía atacar, buscaba algo de seguro, pues solo estaba escondido.

 

Rin: ¿Pasa algo Señor Sesshomaru?—comentó la pequeña niña con un rostro inocente.

 

Sesshomaru: Nada—contestó simplemente.

 

Jaken: "Al Amo Sesshomaru le preocupa algo ¿Será..?"

 

Sesshomaru: ¡Jaken!—le interrumpió los pensamientos, el oji-dorado.

 

Jaken: ¿Si?, amo bonito.

 

Sesshomaru: Trae agua.—ordenó con tono decidido mientras el pequeño Yokai corría a buscar el agua.

 

Sango: Sesshomaru, nos podemos quedar aquí esta noche?—preguntó la exterminadora para no molestar a Sesshomaru, ya que aun siendo más blando, le seguía teniendo el mismo temor, a ese carácter frío.

 

Sesshomaru: Si así lo desean—contestó con desinterés el DaiYokai.

 

Rin: ¡Señorita Kagome!¡Señorita Sango! Cerca de aquí hay muchos árboles con fruta ¿¡Vamos juntas!?—preguntó alegre la pequeña.

 

Sango, Kagome: Claro que sí Rin!—las tres se fueron desapareciendo en la Noche del bosque, mientras Inuyasha se colocaba de pie, de la caída que le dío Kagome.

 

Sesshomaru: Siento decirlo Inuyasha, pero eres un tonto.—confesó ya harto de verlo, y aprovechando la ausencia de las chicas y Jaken.

 

Inuyasha: ¿Que dijiste Sesshomaru?

 

Sesshomaru: Estás sordo?

 

Inuyasha: Grrr—gruño el Hanyo a su hermano, mientras esté sonreía burlonamente. 

 

----------------------OoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoO-------------------

 

Kagome, Rin y Sango, caminaban felizmente, realmente caminar en medio de la oscuridad no era para nada placentero, pero a decir verdad la Luz de la Luna llena, era más que hermosa y suficiente. Un oji-azul les seguía de cerca observando a cada una, y buscando a la tan deseada chica. Aquel personaje entre las sombras comprobaba que el olor de aquella estaba mezclado con alguien muy conocido para el.

 

Rin: ¡Llegamos!—Anunció la pequeña.

 

El lugar estaba rodeado del árboles y algunos más juntos que otro cada uno daba un fruto diferente. El primero de manzanas, el segundo Naranjas, y otros tipos más de árboles. Muchas hierbas curativas, así como venenosas. 

 

Kagome: Que lindo lugar, Rin. Saquemos algunas frutas y vamos con los chicos si?

 

Sango, Rin: ¡Si!

 

Las tres colocaron manos a la obra recogieron manzanas y naranjas que parecían ser de las más "deliciosas", mientras como pudieron cada una agarro un poco de todo lo recolectado y marcharon por el lugar donde había venido, a su suerte Rin, conocedora experta del bosque.

 

Kagome: Sango..—susurrando—Sientó una presencia muy poderosa cerca de aquí, parecida a la de Sesshomaru.

 

Sango: ¿De verdad?, es muy extraño, hasta donde se, solo existían personas con ese poder y era el padre de Inuyasha, como no está tan solo son ellos dos ¿Quién podría ser?

 

Rin, que escucho también puso al tanto.

 

Rin: Debe ser el tío de Inuyasha y el Señor Sesshomaru de seguro.

 

Sango, Kagome: ¿¡T-TÍO!?

 

Rin: Si así es, escuche comentar al Señor Sesshomaru sobre el cuando llegó herido, el dijo "Maldito serás. Pero Tío mio, jamás alguien me vencerá." y luego de eso no pude escuchar más.

 

Kagome: Que raro, pero aun así ¿Que haría el tío de ambos aquí?

 

Sango: No lo se, es muy misterioso todo.

 

Rin: Si, pero mejor vamos, o Inuyasha vendrá por la Señorita Kagome, y Miroku no dudará en venir por la Srta. Sango

 

Sango, Kagome: "Tan obvio es de esos dos"

 

El trío camino solo ayudadas de la Luz de la Luna, mientras Rin les guió por el lugar muy desconocido para Kagome y Sango. Rin muy segura aventuraba sus pasos, mientras Sango muy atenta y una Kagome algo distraída. 

 

Al llegar se encontraron con una escena algo graciosa. Miroku estaba muy relajado en las aguas de aquella fosa que el río creo, mientras en la misma Sesshomaru e Inuyasha peleaban como cachorros, aunque en verdad solo se miraban agua y se sacudían molestando al otro. Verdaderamente gracioso, y más viniendo de Sesshomaru ¿Pero que le abra sucedido?, bueno aunque un detalle había en esto. Ninguno usaba ropa, toda su vestimenta estaba aun lado de ellas, y al percatarse se dieron vuelta muy rápidamente algo sonrojadas. Suerte de ellas, que ninguno había percatado de su presencia.

 

Miroku: ¿Pero que estarán haciendo las chicas? 

 

Inuyasha: No lo se..—empezó a sumergirse detenido por su hermano quién lo lanzó mientras se golpeaba en la cabeza con la roca.

 

Sesshomaru: Por tonto.—declaró el.

 

Inuyasha: Grrr! ¡Sesshomaru!—el mayor lo ignoro lo cual fue aprovechado por el Hanyo, que se lanzó sobre el DaiYokai causando que este cayera con todo el rostro sobre la roca, y muy erróneo fue esto, pues Sesshomaru no reacciono nada bien, al golpearse con aquella "Inamovible" roca. —Por idiota—Agregó el Hanyo saltando, dejando todo ha vista, para no golpearse junto a su "hermano". Free Games for Mac, Free Games for ipad and Free Games for Iphone, without in app purchases or something like that Free Browser Games

 

Sesshomaru: Grr—gruñó casí en un susurro el mayor, mientras colocaba de pie, dejando por su altura, ciertas partes a la vista, y con un aura casi asesina y fría hacía Inuyasha, quién retrocedió en el agua.

 

Miroku: Señores, si siguen dejando todo a la vista, no querrán saber que han sido vistos por sus chicas—comentó el Monje, ya que se había dado cuenta de la presencia de ciertas personas que observaban curiosas, mientras Miroku no dejaba al descuido nada, para mala suerte de una de las observadoras.

 

Inuyasha: ¿Qué?—preguntó desatento no entiendo mucho de lo dicho por Miroku.

 

Sesshomaru:—el captó de inmediato y con rapidez volvió a hundirse en el agua, para no ser visto, más de lo que ya había sido. Inuyasha no captó y miraba con curiosidad a los dos que se ocultaban bajo el agua, el no entendiendo dejando practicamente todo, a la vista de las tres chicas.

 

Kagome sonrojada observaba la escena, y no es que le interesará mucho, pero simplemente no pensó que sucediera que Inuyasha fuera así de descuidado, y ahora menos podía quitar la vista. A Sango pasó igual y es que el a su parecer el monje se veía más que deseable con ese sonrojo, y ese cuerpo. Rin a quién las dos pervertidas no les pasó desapercibido, decidió mirar ya que no se imaginó tampoco el Señor Sesshomaru fuera así de descuidado para no darse cuenta de su presencia y mostrar literalmente TODO, a vista.

 

Miroku: Inuyasha, ¿No has entendido nada?, bueno si así es no importa. Pero ya no dejas nada a la imaginación de La señorita Kagome, Sango e inclusive la pequeña Rin, de tu cuerpo ¿Sabes?.—comentó este mientras Inuyasha lo observaba sin entender, hasta que captó y bastante avergonzado se hundió nuevamente en el agua. 

 

Sesshomaru no tomo mayor importancia y siguió así como si nada bajo el agua, mientras sus cabellos platinados tomaban un hermoso brillo. Miroku, hizo como si nunca hubiera visto otra presencia y continuó relajándose en esa deliciosa agua. Y por último Inuyasha, no quiso ser el agua fiestas, así que acató la acción del monje, mientras ambos se relajaban en esa tibia agua, que los dejaba fantasear hasta con su más loco y oscuro sueño,  que si con suerte podrían salir les tiritarían el cuerpo para poder dejar sus ilusiones.

 

Las chicas por otro lado, sospecharon que había sido descubierta, pero ya bastante con verlos, además si ellos no se dieron cuenta podrían darse un baño el algún lugar cercano. Kagome al darse cuenta que la Pequeña de tan solo 12 años había estado observando, la movió para despejará su vista de los hombres, que ni para Kagome de 16 años era bueno ver ese tipo de cosas. Rin reacciono al fin, pero no parecía despertar, pues tenía levemente rojas las mejillas y no despegaba su vista del suelo.

 

Kagome. ¡Rin! ¡Rin!—después de un rato la pequeña reacciono.

 

Acordaron mejor dejarlos. Colocaron frutas cerca a las ropas de los 3 hombres, y se fueron a la cascada cercana, para relajarse ellas ¿Ya que más daba?, si los chicos podían ¿Por qué ellas no?. Además la noche era tranquila y aun joven, no haría nada malo un pequeño baño. 

 

Mientras ellas se alejaban Inuyasha, Miroku, y sorpresivamente Sesshomaru no les perdieron el rastro y al verlas lejos decidieron seguirlas, les devolverían la jugada y más por espiarlos. Se salieron dirigiendo los pasos hasta donde colocaron sus vestimentas.

 

Miroku: Pero que lindas Señoritas—comentó ya vestido—nos dejaron unas ricas frutas ¿Les parece comerlas antes?—ambos Inus, asintieron acomodando sé sobre el suelo, para comer  y luego a ver el espectáculo de las chicas.

 

Los tres muy felizmente mascaron algunas frutas, casi devorandolas con el hambre que ya tenían. Las tres damas por otra parte ya había comenzado a desvestirse, no sabiendo que aparte de los tres que querían vigilarlas, había otro persona entre las sombras que no perdía el rastro de una de ellas. Ignorando totalmente ese hecho, las tres se adentraron sin pensarlo dos veces a las tibias aguas. Rin jugaba muy alegremente con las aguas, mientras se movía en ella con movimientos que parecían salir de una misma Diosa, y no cualquiera, más si no la Diosa más bella y majestuosa. Sango disfrutando el agua, mientras dedicaba a jugar con Rin y hundir su cuerpo entero bajo el agua. Kagome no perdía el rastro de todo, mientras sus movimientos eran al compás de Rin, las dos se movían con perfectos encaje de ambas a sus pasos.

 

Kagome: ¡Hey! Sango..

 

Sango: Si Kagome?

 

Kagome: Sango, Rin ¿Les parece una carrera desde este punto a la cascada y devuelta?—preguntó entusiasmada la joven Azabache, aunque Rin y Sango no tenían ni idea de que truco utilizaría ella para llegar antes, después de todo venir de la actualidad daba una ventaja así.

 

Sango: Claro Kagome, a como sea ¿Verdad?

 

Kagome: Si!

 

Rin: Concuerdo ¿Ahora?—ambas empezaron en una cuenta regresiva, Kagome sin esperarse que ambas chicas también utilizan sus trucos. Al llegar al 0 las tres partieron de solo golpe hacía la cascada.

 

Rin sumergida bajo el agua avanzaba con más rapidez, y que es utilizaba esta técnica para escapar antes de conocer a Sesshomaru de los aldeanos y sin ser vista. Sango se movía con agilidad bajo el agua así como si de baile gitano tratase, dejando a sola vista su cabeza. Kagome nadaba ya como nosotros acostumbramos hacerlo, pero aquí nadie llevaba ventaja.

 

Sesshomaru terminó su fruta y colocándose de pie junto a Inuyasha y Miroku, salieron siguiendo el aroma de las tres damas. Al llegar observaron como el trío parecía estar en una competencia "nadaban" a propio modo cada una, cosa que los chicos miraban desde tras unos árboles.

 

Kagome utilizó toda su energía para poder superar a Rin y Sango cosa que la más pequeña percibió, y entonces Rin aceleró paso sacando su rostro para respirar y volver a sumergirse agitándose con tanta rapidez que parecería a ojos de todos una sirena. Sango no quiso quedarse atrás y agitó más pensando que de alguna forma para animar su meta fuese ese monje, y con ello a sorpresa de las otras dos le dio una mínima ventaja, pero que este mini-competencia se valía y es que la última perdedora debía revelar a claros su hombre de ensueños, y con el cual tenía sus ilusiones. Ya que ni Rin, tan inocente pequeña se quedaba atrás con detalles de amoríos. La roca de la cual partieron se devisaba y ninguna le dio la media de perder así que colocando todo esfuerzo, llegaron. Las tres al mismo tiempo.

 

Kagome: Bien, como todas llegamos al mismo tiempo, las tres diremos la persona que más nos gusta.

 

Esto no paso desapercibido para los chicos, quién miraron curiosos a las tres, que no descuidaron ninguna parte de su cuerpo, como para dejar algo al menos a completar.

 

Rin, Sango: De acuerdo.

 

Kagome: Sango, ¿Qué sientes por el monje Miroku?—el mencionado sin ser descubierto abrió extremadamente sus ojos, colocando todo oído a lo que escucharía.

 

Sango: Pues veamos. Es un monje mujeriego al que odio por eso, pero.. Aun así cada noche alucino con dormir en sus brazos, y sentir su cuerpo cerca del mio. Es tan deseable—confesó la exterminadora. Y Miroku comenzó a danzar, en modo : Mudo On, de la alegría al escuchar eso.

 

Sesshomaru e Inuyasha, colocaron más atención al que estuviese por venir.

 

Sango, Kagome: ¡Tu turno Rin!

 

Rin: ¿Eh? Yo?—preguntó como si de una maldición por ser la siguiente tratase.

 

Kagome: Así es, sabemos que siempre estas como acompañante con Sesshomaru, pero di nos, no sientes nada por ese niño que dijo quería casarse contigo? O por Sesshomaru?

 

Sango prestó mayor atención a lo que diría la niña que pronta mente cumpliría los 13. Sesshomaru enfureció totalmente al escuchar que alguien había propuesto matrimonio a Rin, y se notaba un aura bastante oscura desprender de el, pero no se perdería lo siguiente:

 

Rin: Pues no lo odio, a ese niño, es muy lindo, y atractivo. Además no es mala persona, le gusta sonreír y mostrar tal cual es al resto de personas. También me trató muy bien y todo

 

A Sesshomaru le hervió el cuerpo al escuchar eso, y ya disponía ir a matar a aquel.

 

Rin: pero aun así no me interesa. Es lindo, pero a mi no me sucede nada con el. Es distinto cuando estoy con el Señor Sesshomaru,

 

El mencionado se alegró, pero mostrando su rostro frío como siempre. 

 

Rin: No le digan nada a Sessshomaru de lo que estoy a punto de decir ¿Si?

 

Kagome, Sango: ¡Claro! esto es entre chicas, di nos!

 

Rin: Pues cuando estoy con el Señor Sesshomaru, siento que no tengo que preocuparme, siempre esta conmigo y me protege, le causó problemas a veces, pero aun así estar con el me hace feliz. Además cuando desperté en la Casa de Madre del señor Sesshomaru, el acarició mi mejilla tan dulcemente, que inclusive noté una sonrisa, será mi imaginación, pero de todas formas, ví que estaba alegre. Cuando el Señor Jaken me contó todo lo que pasó, dijo que había sido por que yo había muerto en ese entonces, pero Sesshomaru me salvó y dijo que por eso estaba feliz, no se en realidad. A veces no me gusta la actitud fría de el Señor Sesshomaru, pero no importa eso, por que después de todo me gusta estar con el. No se si lo que siento es lo mismo que ustedes por ellos, pero a veces de todas formas deseo amanecer con el a mi lado.

 

Kagome: ¡Rin! tu siempre tan madura, mi niña..—la azabache abrazó a la pequeña con ternura— esta bien Sesshomaru no es mala persona, y se notá que te quiere, así que pronto sabrás Rin.

 

Rin: ¡Si!—sonrió muy alegremente.— Pero no le digan nada a el ¿Esta bien?—las otras dos asintieron.

 

Sango: Y tu Kagome ¿Que traes con Inuyasha?, además de el ¿Hay alguien?

 

El mencionado emocionó al escuchar, además esperaba algo lindo de su Kagome. La sombra que ya antes les vigilaba coloco mayor atención, así que como si esa respuesta esperase algo más.

 

Kagome: Pues digamos que el no me habla mucho desde que murió Kikyo. No les negaré a ninguna que lo amo, por que es mi "primer" amor, pero aun así el me evita y algunas veces eso me decepciona. ¿Saben? a veces pienso, por que no me enamoré de alguien como Koga, así no tendría que sufrir cada vez que Inuyasha recuerda a Kikyo

 

Sango: Kagome, Inuyasha no vale, así que ¡No importa! además si algo llegasé a pasar pasaré y con Rin estaremos para apoyarte.—la pequeña asintió, mientras en las sombras e Inuyasha bajan decepcionados la mirada—.

 

Kagome: Pero aun así no me arrepiento de haberme enamorado de Inuyasha, después de todo el se ha encargado de protegerme, ayudarme y acompañarme. No es perfecto, pero así me gusta a mi.  Inuyasha lleva a ser un Idiota con las palabras que utiliza, pero eso no quita que se preocupe siempre por nosotros. Me gusta como es.

 

Rin: Tienes mucho amor por el Señor Inuyasha, pero ¿Hay alguien más?, aparte de Inuyasha.

 

Kagome: Pues les diré algo, pero no se lo pueden contar a nadie:

La otra noche soñé algo, muy extraño la verdad. Me veía a mi misma observando unos árboles cerezos, mientras a mi lado estaba el pozo devora huesos. Escuche que una voz me llamaba cuando me di vuelta alguien muy hermoso estaba frente a mi. Yo conté sobre que había alguien que robaba las almas, y mi deber como Sacerdotisa era cuidarlas, el me gritó  que era mucho esfuerzo para mi sola, que tan solo tenía 14 años, y yo le dije: "No importa si muero, ellos seguirán protegidos por mi poder, así que no hay nada que me retenga" el me gritó que si ellos estaba protegidos o no no le interesaba, y luego me abrazó diciendo que el no quería perderme y después dijo que me amaba. Yo también correspondí en el sueño.

 

Sango: Kagome, tienes una ilusión con otro chico?

 

Kagome: A decir verdad Sango no lo conozco o al menos no lo recuerdo, yo solo ví mi sueño, se que era yo la Sacerdotisa, por que cuando el se presentó llamó "Kagome"

 

Rin: Entonces Kagome, de seguro estabas soñando algo de tu pasado ¿Acado fue muy real?

 

Kagome: La verdad sí..., sentía que ya no veía a nadie más que a el.

 

Sango: ¿Podría ser una vida pasada?

 

Rin: Puede que sí, aunque será mejor no comentarlo al Señor Inuyasha, por que si no saltará de los celos.

 

Y es que Inuyasha ya moría de los celos, estaba siendo retenido por Sesshomaru y Miroku, aunque no estaba mal, al fin y al cabo Kagome confesó que lo amaba. Entre las sombras una sonrisa complacida se asomo al rostro de aquel, mientras dejo la tensión a no ser recordado. 

 

Rin: Ya bueno, dejando esto atrás ¿Vamos a la cascada?

 

Sango, Kagome: ¡Claro!

 

Las tres chicas fueron hasta dicho lugar y esta vez si no dejaron mucho a la imaginación de los chicos, y el extra de las sombras, los chicos observaban deseosos los cuerpos de "SUS" mujeres aunque estás tampoco era tan descuidadas dejando a la vista todo su cuerpo.

 

No muy lejano a ese lugar, alguien esperaba ya muy ansioso su encuentro con su hermosa mujer, y es que haber esperado no era del todo complaciente, pero por ella, lo que sea. 

 

Miroku quedo babeando al ver a Sango, Inuyasha no estaba muy diferente a el, y más aun de sonrojado, mientras Sesshomaru trataba a toda costa de no mostrar expresión, pero es que la escena de hacía cada ves más placentera...

 

CONTINUARA!

End Notes:

Espero le hayan disfrutado, además quiero jugar un poco en el misterio de quién es el de los sueños, el de las sombras, y ya luego el tío de Sesshomaru e Inuyasha xD, veamos ¿Que opinan sobre el Capítulo?

End Notes:

Espero le hayan disfrutado, además quiero jugar un poco en el misterio de quién es el de los sueños, el de las sombras, y ya luego el tío de Sesshomaru e Inuyasha xD, veamos ¿Que opinan sobre el Capítulo?

Regresar al índiceCapítulo 3 by Shinzawall
Author's Notes:

En este capítulo mostrate cosas que a mi me hacen reír. Pues coloque aun Sesshomaru más especial y si es que llegá a suceder un RinxSesshomaru también:) es una parte graciosa de el, es como la que se olvida del odio a los humanos xD..

 

Entre el capítulo 4 y 5 mostraré la identidad del chico misterioso y el de las sombras xD ¿Ok? ¡Gracias a los que leen! y como es Domingo intentaré subir dos  capítulos seguidos xD

 

¡A leer!

Author's Notes:

En este capítulo mostrate cosas que a mi me hacen reír. Pues coloque aun Sesshomaru más especial y si es que llegá a suceder un RinxSesshomaru también:) es una parte graciosa de el, es como la que se olvida del odio a los humanos xD..

 

Entre el capítulo 4 y 5 mostraré la identidad del chico misterioso y el de las sombras xD ¿Ok? ¡Gracias a los que leen! y como es Domingo intentaré subir dos  capítulos seguidos xD

 

¡A leer!

Miroku quedo babeando al ver a Sango, Inuyasha no estaba muy diferente a el, y más aun de sonrojado, mientras Sesshomaru trataba a costas de no mostrar expresión, pero es que la escena de hacía cada ves más placentera.

 

------------------OoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoO---------------

 

Kagome no fue para nada descuidada, pues ya no estaban ellas solas, y ella lo tenía consciente, al parecer los chicos descuidaron mucho, y Kagome como joven Sacerdotisa no le pasó desapercibido. Muy silenciosa la Joven Azabache indicó a sus acompañantes que nuevamente se ocultaron bajo el agua, las cuales no se descuidaron con ninguna parte de su cuerpo, mientras volvían sumergirse.

 

Kagome: No me trae nada bueno, que esos tres estén aquí. Será mejor actuar normal

 

Las chicas siguieron las palabras de Kagome, y continuaron divirtiéndose y relajándose. A los pocos segundos, así como por coincidencia compitieron con "Quién resiste más bajo el agua?" al empezar las tres se sumergieron y dada la capacidad de cada una, los chicos pensaron que era normal. Lo que ellos no descubrieron era que a la señal Sango ya se había ido por entre unas rocas para no ser vista por nadie, y luego de colocar su traje de exterminadora, se paró tras los chicos, y con su arma (Boomerang) en mano, luego de unos segundos, de los cuales estos "pervertidos" no dejan de ver a Rin y Kagome, utilizó lo que ya conocemos. 

 

¡¡BOOM!!

 

El boomerang llegó a la cabeza de los tres inclusive Sesshomaru, que por andar con las costumbres de Inuyasha y Miroku, se lo tenía bien merecido. Los golpeados se dieron vuelta dispuestos a atacar a quién fuera estuviese ahí, pero se encontraron con una Sango que como mujer mayor, cumplía bien su papel.

 

Miroku: ¿Y eso por que Sanguito?—preguntó sobándose la Zona golpeada.

 

Inuyasha: ¿Si por que Sango?

 

Sesshomaru: ¿Y por que me incluyo yo?

 

Los tres miraban incrédulos a la Exterminadora. La chica, les miró con más determinación y su mirada que como si dice: Si las miradas matarán, estos tres estarían en el suelo sin siquiera rastro de vida. Ni para ser salvados por Tenseiga.

 

Sango: ¿Por que nos miraban?, Sesshomaru inclusive tu?, que decepción creí que al menos el seria más respetable.

 

Sesshomaru: ¡Humana! cuida tus palabras.

 

Sango: ¡No! Cuido mis palabras?, y donde quedaste tu al ver a una chica de 12 años y encima espiarla!?.

 

Inuyasha: Feh! a nosotros no nos interesan ustedes!

 

Miroku: Sanguito no te enojes.

 

Sango: ¡Callensé! Creen que me van a mentir? ¡Ja! Inuyasha bajo has caído.

 

Los tres bajaron sus cabezas en señal de resigno, pues Sango estaba en la razón. Kagome y Rin quién ya vestidas en el transcurso de la pelea se acercaron, Rin observaba curiosa a Sesshomaru, quién sonrojado recordaba lo visto, y como podía decirse el que el, estuviese mirando a su pequeña protegida, y más con esas ideas.

 

Rin: ¿Señor Sesshomaru?—preguntó ella con una voz inocente. Ante tal cosa Sesshomaru no supo como reaccionar que tan solo acercó a la pequeña y acariciando levemente su mejilla, susurro al oído de la misma.

 

Sesshomaru: Perdona Rin..—Rin solo asintió sonriente, mientras esperaba Sesshomaru no hubiese escuchado todo lo que confesó a Kagome y Sango.

 

Inuyasha: ¡Khe! ridículo además, ustedes comenzaron.

 

Las tres chicas tomaron un color rojo en las mejillas.

 

Miroku: Lindas señoritas, cuando nos bañábamos nosotros ¿Por que se nos quedaron mirando?, no finjan que no, yo claramente les ví, encima miraron partes de Inuyasha y Sesshomaru que no deben.

 

Los dos mencionados tomaron un tono de enfado, y las chicas, con un sonrojo más creciente. 

 

Kagome: Etto,.. ¡Ustedes tienen la culpa! como se muestran tan descuidadamente?

 

Sango: Sin mencionar que sabiendo nosotras podríamos regresar en cualquier momento.

 

Inuyasha:  ¡Feh! no quita que hayan ido, y observado durante el momento.

 

Kagome: ¡Si lo quita!, como se les ocurres exponerse tanto?

 

Miroku: Por que no las creíamos así de atrevidas.—comentó el y las chicas bajaron la cabeza decepcionadas.—Inclusive usted Señorita Rin

 

Rin: ¡Yo no! ellas dos fueron.

 

Sesshomaru: No parecen ser buena influencia para Rin.

 

Sango, Kagome: ¿¡Dijiste algo Sesshomaru!?—preguntaron ambas con expresión sombría.

 

Sesshomaru:Hmph—murmuró este ignorando el hecho, que llegó a temer el rostro de ellas juntas.

 

Rin: ¡No! señor Sesshomaru fue mi culpa, no les diga nada a la Srta Sango y la Srta Kagome!

 

Sesshomaru: Esta bien.—respondió cortante.

 

Ellas y ellos desafiantes, mientras en las sombras alguien reía por ver esa escena muy graciosa a su parecer, pues no esperaba ese comportamiento, viniendo de ciertas personas. Los ojos del que se ocultaba se perdían en la belleza incomparable de una, mientras curioso observaba con detenimiento a sus conocidos, ya llegaba el momento de su reencuentro.

 

Rin: ¿Que les parece si vamos a descansar y olvidamos todo esto sucedido ahora ¿Les parece?

 

Nadie se pudo negar a la idea, seria mejor olvidar todo, a que seguir dándole vueltas al asunto, y por encima tener que revelar y aceptar lo que cada una de las chicas confesó y los que los dos Inu mostraron de su ser a descuido (No tan pervertido xD), el único que se salvaba aquí era Miroku, quién no se descuido en lo más mínimo.

 

Todos caminaron devuelta mientras Sesshomaru mantenía alerta ya que ese olor tan repugnante volvía a ser acto de presencia y esta vez no venía en cierta paz. Inuyasha pudo distinguir también aquel aroma, pero aunque se le hacía conocido, no lograba recordar a quién pertenecía.

 

Kagome: Bueno ya está, mejor resultará si descansamos ya que en la mañana temprano nosotros nos vamos.

 

Rin: ¡No! Señorita Kagome!, Señorita Sango! no quiero que se vayan. Estar con el Señor Jaken no es tan divertido —El pequeño sapo que venía llegando, saltó y empezó a decir a la niña insolente cosa que cayó con la sola mirada de Sesshomaru frente a el.

 

Sango: Rin, nosotros tenemos que marchar.

 

Kagome: Es verdad, pero no te preocupes después de todo no desapareceremos ¿No?

 

Rin: ¡Aun así! me quedó sola, y con el Señor Jaken juego, pero me gusta estar con ustedes.

 

Kagome: Te parece si nos volvemos a ver dentro de dos días?, así ya no, nos separamos ¿Esta bien?, solo un tiempo así como si ir de viaje a la aldea se tratase y luego volvemos a jugar te parece?

 

Rin: Esta bien, ¿Me lo prometen?

 

Sango, Kagome:  Juramento del dedito—musitaron levantando el dedo meñique. Rin imitó la acción y las tres apretaron sus dedos entre sí, mientras los chicos miraban muy atentos la situación.

 

Inuyasha: ¡Feh! a dormir mañana partimos.

 

Todos concordaron. Inuyasha subió a la copa de un árbol y apoyado de Tessaiga descansó desde allí. Miroku, a los pies de ese mismo árbol dormía sobre las ramas. Kirara como su forma "grande! abrigaba el cuerpo de Sango, junto a la manta préstamo de Kagome, mientras ambas dormía. Kagome en su sacó estaba cubierta y a su lado Shippo, quién dormía con la joven. Sesshomaru en un árbol cercano a petición de Rin descansaba entre las raíces del mismo, mientras Rin dormía a su brazo derecho y Jaken sentado a su izquierda.

 

Inuyasha observaba muy atentamente a Kagome, pues se notaba ella, un ligero sudor, y pronunciaba algunas palabras.

 

*Sueño de Kagome*

 

Ella estaba sentada en la orilla del poso devora huesos, mientras de su abdomen brotaba un líquido rojo manchando la parte superior blanca. Su cara estaba manchada, y sus prendas desgarradas. Llevaba en la espaldas las flechas purificadoras, y la espada estaba aun lado de ella tendida en el suelo. Habían rastros de sangre por el lugar donde caminó, y de su cuello se detonaba una mancha negra en su piel blanquecina/acanelada. 

 

Un chico se divisó corriendo a toda velocidad hacía ella, y pudo distinguir que era el mismo del otro sueño. El llegó a toda velocidad y se detuvo en seco frente a ella, se notaba una mirada preocupada y alterada de el.

 

Chico: ¡Kagome!¡Kagome!—gritó el con desesperación por no poder hacer nada para ayudar a su amada.

 

Kagome: Dis-discúlpame fui descuidada..—susurró dificulto presionando la piel de su abdomen como sí con ella detuviera el sangrado.

 

Chico: No, no digas eso...—dijó el cortado buscando entre sus cosas, un pequeño frasco.

 

Kagome: Lo siento, ya no tengo tanto tiempo de vida..—rió con nostalgia, mientras ella misma se sentía perder el conocimiento.

 

Chico: ¡Eso jamás! Kagome! no te perderé no quiero! ¡NO TE PERDERÉ!—exclamó el encontrado el condenado frasco. Se lo enseño a Kagome y abrió rápidamente la tapa sacando de ella una flor con un tono azul-violeta en los pétalos.

 

El mismo tomo delicadamente la bella flor. Tomó a Kagome y la recostó sobre el suelo, quitándole las flechas sagradas y apartando un poco el cabello. Al ver la macha oscurecida sintió desesperación, más que nada.

 

Chico: Kagome, aunque me mates por esto, necesito sacarte la camisa de tu chihaya (este es el nombre del traje de la Miko-Sacerdotisa)—confesó y no espero respuesta de la chica, pues si no se daba prisa, pronto la vida de su amada acabaría.

 

Kagome solo suspiro agitado pues sentía desvanecerse. El chico retiro la camisa blanca bajándola lo suficiente como para dejar todo su torso a su vista. La chica tenía vendas en la parte superior del pecho, lo que solo dejaba a vista el abdomen de la pequeña. Había una herida profunda, parecía un corte hecho con espada, o alguna garra. No se detenía el sangrado, así que tomo de entre su ropa una pañoleta blanca y tomo le flor. Le quitó un pétalo y este lo deposito en el paño, mientras envolvía con el a su hermosa Miko.

 

La chica se retorció por el repentino dolor. Era profundizado, pero la sangre ya no corría, y la sentía sanar. El hombre rompió de su traje una parte de la manga y repitió lo mismo para luego esta colocarla en el cuello.

 

Chico: Kagome! estás bien? Como te sientes?—preguntó el joven observando como la pequeña flor hacía efecto en el cuerpo de su amada.

 

Kagome: Mucho mejor—respondió entristecida por mostrar semejante debilidad.

 

Chico: Te dije que no te perdería. Perdóname por no poder protegerte Kagome—dijó este apenado.

 

Kagome: Ya no te preocupes—los dos rosaron sus labios y en un delicado beso. La joven se acomodo entre el cuerpo del chico, mientras el no dejaba de abrazarla.

 

Chico: Kagome, no puedes seguir así. Es demasiado inclusive para tí. Estas herida, y no estás en buen estado, tus ropas, y todo. Kagome..

 

Kagome: No te preocupes. Además en algún momento morire, eso nadie lo detendrá.

 

Chico: ¡No! Kagome inclusive si tengo que al mismo Inframundo a traer tu alma, lo haré. Te amo Kagome, y no soporto verte sufrir. Por mi culpa casi mueres. No estuve ahí para protegerte.

 

Kagome: Te Amo, así sea, la descuidada fue yo, al permitir que aquel se me acercará por la espalda.

 

Chico: Kagome tan solo tienes 14 años, es imposible que hagas tanto tú sola.

 

Kagome: No importa, mientras puede mantenerme aquí y estar contigo.

 

Se besaron nuevamente mientras el InuYokai la recostó suavemente en el pastó. Kagome se estremeció bajo los brazos del mayor, mientras el se dedicaba a abrazar, acariciar la mejilla, y resto de cuerpo. Mientras a veces se separaba para permitir respirar a la chica de su beso.

 

Kagome: Te amo, siempre lo haré, hasta toda mi eternidad.

 

Chico: Yo también te amo Kagome, para la eternidad.

 

Con esas simples palabras le bastaba. El jamás profanaría su cuerpo sin su consentimiento, además era joven, y como Miko le traería problemas, jamás lo permitiría. Aun así superficialmente podía acariciarla, abrazarla, besarla, un amor puro, para la más bella chica. Kagome, aprovechaba para quitar la armadura del hombre, ya que con la cercanía el metal le aplastaba.

 

Chico: Te protegeré siempre Kagome, desde hoy en adelante, no nos separaremos. —la chica sonreía alegremente, pues no caminaban a menudo juntos, ya que el decía que su aldea le presentaría problemas por estar con un Yokai, pero a ella no le interesaba eso.

 

Kagome: Me alegra mucho escuchar eso. Mi amado, nunca nos separaremos ¿Verdad?—preguntó con inocencia observando el rostro de su Yokai.

 

Chico: Jamás, te encontraré siempre, y estaré contigo Kagome, mi amada Kagome.

 

Kagome: Nunca nos separaremos..

 

Susurro y con un nuevo beso despertó de aquel sueño e ilusión nocturna. Inuyasha le despertaba.

 

Inuyasha: Kagome, ¿Sucede algo?—preguntó preocupado.

 

Kagome: Nada Inuyasha, solo tenía un sueño.

 

Inuyasha: Bien, si necesitas algo ¿Me dices?

 

Kagome: Claro Inuyasha.

 

Entre las sombras alguien esperaba ansioso a que amaneciera.

 

De ahí Kagome ya no soñó, pues era una vez y este sueño desaparecía. Se preguntaba muchas cosas, además de verse así ella misma y en ese estado tan decaído, ni con Inuyasha ella misma se mostró así, débil en ocasiones si, pero como en su sueño jamás. Y encima este lo curó tan romanticamente.

 

Ya el Sol se mostraba, mientras Sesshomaru apreciaba el hermoso paisaje. Kagome despertó junto a Inuyasha y estos despertaron al resto, para poder salir antes de que Rin despertará, no querían ver a la pequeña llorar. Dijeron a Sesshomaru, que se reunirán en 2 días y aunque no lo aceptó muy bien, era para Rin.

 

Todos marcharon ya aun lugar más alejado del grupo de Sesshomaru, pues bajaría el ánimo despedirse de la pequeña Rin. Shippo otra vez había escuchado los dichos y cosas de Kagome en sueños, pero ya con la vez pasada, dio miedo Inuyasha, no repetiría lo mismo. Kagome sumida en sus pensamientos ignoraba todo a su alrededor, y que iban llegando a la aldea de la anciana Kaede. Inuyasha no pasaba desapercibido el hecho, pero decidió no preguntar, pues Kagome no parecía reaccionar.

 

Kagome: Profesar amor...—susurró muy bajo mientras veía el cielo fijamente como buscando respuestas. Sonrió con un leve sonrojo recordando cosas sucedidas con el, inclusive más allá de los sueños ya tenidos.

 

Al entrar en la aldea todos miraban curiosos a la Sacerdotisa Kagome, la cual era respetada por su poder y habilidad nata en esa aldea. Al fin llegaron a la casa de Kaede y está no dejaba de ver a Kagome, la cual distraida no prestaba atención absolutamente a nada.

 

Kaede: ¡Kagome!¡Kagome!—gritaba ella.

 

Kagome: ¿Eh?—despertó al fin.

 

Kaede: Kagome gustas lavar la ropa que traes?, es que se ve que la has desgastado mucho.

 

Kagome: Claro.

 

Kaede: Sígueme te daré unas ropas para vestirte.

 

Las dos caminaron, mientras los demás conversaban cosas más triviales y discutían. Kaede le entregó un traje de Sacerdotisa aunque esté tenía unos detalles más. Kaede dejó que la chica se cambiará. Kagome comenzó colocándose la camisa y arreglando los extremos y mangas, para luego seguir con el Hakama (el pantalón rojo), y terminar colocando las sandalias. El traje parecía normal, pero las c

Un Amor del Pasado by Shinzawall

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://fanfic.es/viewstory.php/
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

Top 20