THE LEAGUE OF EXTRAORDINARY ANIMES GENTLEMAN por Angela_Mort

Fanfics en Español El sitio de referencia de los fanfics en español, con miles de fanfics gratis y en español

 
THE LEAGUE OF EXTRAORDINARY ANIMES GENTLEMAN por Angela_Mort
Summary:

Un caballero, Un ladrón, Un oculto, Un shaman, Una marinera, Un hombre mitad bestia, Una captora, Un inmortal, Un espía y una bruja unirán sus fuerzas para derrotar a las fuerzas del mal

¿Podrán salvar al mundo de una próxima guerra?

 

Capítulo 1, 2 y 3 editados y corregidos y ¡ANUNCIO IMPORTANTE!

 

Espero puedan leer.



Categorías: CROSSOVERS, CARD CAPTOR SAKURA, D.N.ANGEL, EVANGELION, INUYASHA, SAILOR MOON, SAINT SEIYA, SHAMAN KING, YU-GI-OH Personajes: Ninguno

Generos: Accion/Aventura

Advertencias: Ninguno

Desafio:

Serie: Ninguno

Capítulos: 8 Finalizado: No Numero de palabras: 24718 Leido: 11184 Publicado: 04/06/2007 Actualizado: 22/11/2013
Story Notes:

Lamento el haber dejado abandonada casi 4 años ésta cuenta, se los juro, se me olvidó por completo la existencia de ésta :/

1. La misión por Angela_Mort

2. Reunion en Cabo Sounion por Angela_Mort

3. Segundo integrante, ‘El ladrón’: reunión en el museo por Angela_Mort

4. Tercer integrante, 'El oculto': reunión en ciudad batallas por Angela_Mort

5. "Cuarto integrante, 'La marinera': reunión en Tokyo. por Angela_Mort

6. Capítulo 6 por Angela_Mort

7. Sexto integrante, 'La captora' y Séptimo integrante 'El hombre mitad bestia': Sorpresa del enemigo. por Angela_Mort

8. ANUNCIO IMPORTANTE por Angela_Mort

La misión por Angela_Mort

THE LEAGUE OF EXTRAORDINARY ANIMES GENTLEMEN

Por: AngelaMort

PRÓLOGO:

“Hace mucho tiempo, a finales del siglo XIX existió una liga de extraordinaria gente la cual salvó al mundo de una segura guerra mundial, estas extraordinarias personas tenían dones increíbles e inigualables poderes, cada quien con una habilidad única.

Estas personas eran siete originarios de Inglaterra: Un Cazador, un científico, un hombre invisible, un inmortal, una mujer vampiro, un espía y una bestia... así, la liga extraordinaria salvó al mundo de las garras del mal así trayendo la paz para las generaciones siguientes...

Sin embargo, algo esta a punto de suceder, un siglo después el mal renacerá y estará amenazando el mundo y nuevos héroes saldrán a luchar, heredando la valentía de los que alguna vez fue la LXG...”

CAPITULO 1: LA MISIÓN.

CIUDAD DE TOKIO, SECCIÓN 3, 20:13HRS

Una noche como cualquier otra, el cielo estaba despejado, las estrellas se podían notar apesar del reflejo de las luces de la ciudad, la luna llena adornaba los cielos.

Un auto negro iba a toda velocidad por las calles, hasta llegar a una barda con una gran entrada, en ésta había una caseta de vigilancia, el auto se detuvo, el guardia que vigilaba la entrada se acercó a la ventana del vehículo para echar un vistazo, al ver al visitante, de inmediato supo que debía dejarlo pasar. El automóvil se dirigió hacia el estacionamiento y con solo un movimiento y un volantazo, estacionó su coche. La puerta del vehículo se abrió y elegantemente una mujer salió, llevaba una gabardina negra hasta los tobillos, solo se le podía ver que tenia unas medias negras y unas zapatillas del mismo color.

La joven era de piel blanca, unos labios pintados de rosado, su cabello era profundamente negro, no muy largo, pero tampoco corto, y le adornaban unos profundos pero fríos ojos aceitunados. La joven caminó a toda prisa al interior del edificio, donde pudo tomar el elevador y subir pisos arriba.

El lugar era por demás soberbio y solitario, por la hora no mucha gente rondaba por el lugar, solo los guardias que la custodiaban. El lugar no era otro más que la SIA (Agencia Secreta de Inteligencia de Japón), un lugar donde no cualquiera tenía acceso.

La joven después de recorrer un largo pasillo finalmente llegó a su destino, estaba parada frente a una puerta de metal la cual repentinamente se abrío sin que ella hiciera algún movimiento, como si ya la estuvieran esperando. La mujer sin dudarlo entró a la que fuera una enorme oficina, al fondo se podía ver un escritorio y una silla giratoria que estaba volteada al ventanal al final de la habitación, se podían ver las luces de la ciudad desde ahí.

-Agente Black, bienvenida –se escuchó una voz masculina proveniente detrás del escritorio.

La joven se acercó lo suficiente, quedando parada a centimetros del gran escritorio.

-Señor Ikari -dijo ella- Vengo de cumplir la misión M-004738 y ha sido concluida exitosamente.

-Un éxito mas para usted señorita Black –respondió Gendou Ikari quien volteó su silla hacia la mujer que estaba frente a él, la vio fijamente mientras recargaba sus brazos en el escritorio,  entrelazando sus manos así quedando en si típica posición de estar pensativo.

-Gracias. –respondió ella.

-Adelante, tome asiento –Gendou hizo un gesto señalandole la silla.

-Gracias. –la joven se sentó para así ambos quedar frente a frente- ¿Y bien? Me entere de que quería hablar conmigo.

-Así es agente Black, es un asunto de mucha importancia, un asunto secreto y quien mejor llevar a cabo esto que usted -halagó Gendou con ese aire de misterio- digamos que es algo... ¿Cómo decirlo? Es algo delicado, usted fue elegida para una nueva misión, a pesar de su corta edad debo decirle que hace un buen trabajo.

Ángela musitó con algo de desagrado, algo que detestaba en su oficio era que las personas la subestimaran por su corta edad, la joven no pasaba de los veintiún años.

-Gracias  –se limitó a decir ella- ¿Y bien de qué trata?

-Hace algunas semanas recibimos una amenaza, no le dimos mucha importancia –respondió secamente Ikari- sin embargo, no sé si recuerda aquellos ataques hacia lalgúnas capitales del mundo.

-Si señor, las recuerdo.

-Pues por cada ataque SIA recibía una nueva amenaza, el siguiente ataque será en Japón. No sabemos cuando ni dónde exactamente, pero no debemos perder más tiempo. Tememos que el enemigo sepa demasiado de nosotros y de NERV.

-¿No tienen una idea de quién puedan ser? –preguntó la joven un tanto intrigada.

-Tememos que sea una organización que quiere apoderarse de las capitales más poderosas del mundo causando terrorismo, conflictos entre países, utilizando tecnología avanzada, biológica, utilizando oscuros trucos los cuales no podemos detener tan fácilmente, ellos quieren destruir esta organización y apoderarse de la tecnología de NERV -respondió Ikari.

Todo se quedó en silencio por algunos momentos, hasta que la mujer habló.

-¿Y cuál será mi papel aquí? –preguntó la joven quién no entendía el motivo de tan peligrosa misión.

-Bueno, todo esto que le digo el mundo no lo sabe, simplemente piensan que son atentados, pero no saben de quiénes, SIA sabe de los hechos y del peligro que asecha este mundo. Sin embargo tenemos un plan bajo la manga y que usaremos con discreción.

-Bien, escucho –dijo la joven quien mantenía esa postura y esa expresión de seriedad.

-Usted fue elegida ya que nunca pierde una misión, siempre actúa discretamente, confío en usted, sé que no fallará.

-Bien señor Ikari ¿De qué trata todo esto? –Ángela no podía aguantar la curiosidad.

-Usted reunirá a siete personas, esas personas pertenecen a distintas partes del mundo y esas siete personas son la única salvación, son sujetos con grandes habilidades que el resto del mundo ignora totalmente.

-¿Siete personas dice? ¿De qué habla? No comprendo -preguntó un tanto confundida.

-Recuerde que esta organización secreta lo sabe todo, cada uno de los movimientos de cada individuo en el mundo... –respondió Gendou fríamente.

-¿Cuál es el punto, Sr. Hikari?

-La única manera de evitar una destrucción, una guerra sucia, un seguro fin del mundo es ésta... –aquel hombre frió saco de uno de sus cajones de su escritorio una carpeta y se la entregó.

-¿Qué es esto? –preguntó al ver tal.

-Véalo por usted misma señorita Black –Ikari sonreía fríamente ante la expresión de ella.

La joven abrió aquella carpeta y vio que en esta habían datos de ciertas personas con sus respectivas fotos.

-Pero... –la joven se quedó extrañada al ver tal- ¿Quiénes son estas personas? Tan solo son unos adolescentes. –dijo sorprendida.

Gendou se levantó de su asiento y tranquilamente se acercó al ventanal observando así el paisaje de la ciudad.

-A pesar de que eres una de las mejores agentes y detectives que he conocido, lamento decirte que aun te falta mucho por aprender, estas personas son mas de lo que aparentan, como ya te lo había dicho antes.

-¿Mas de lo que aparentan? No comprendo –dijo intrigada.

-Tu tarea de esta noche será que leas el historial de cada persona que esta ahí, después tendrás que localizarlas y reunirlas. –dijo seriamente.

-Por... por supueso –respondió Ángela aun con extrañeza, era la misión por demás rara que le habían otorgado.

-Lee lo que te dije y mañana mismo empezarás con esta nueva encomienda, ahí mismo vienen las instrucciones y el orden en que manejaras todo ¿De acuerdo? No me falles Agente Ángela Black.

-No señor, no lo haré -respondió firmemente.

-Bien, pues es todo por el momento, puedes retirarte.

-De acuerdo señor Ikari, hasta mañana y estamos en contacto –esta se despidió, sin embargo no recibió respuesta de Gendou quien seguía viendo el ventanal.

La joven salió de ahí con portafolios y carpeta en mano, así saliendo de aquellas modernas instalaciones y dirigiéndose hacia su vehículo.

La agente manejó por toda la ciudad, pensativa ante la nueva encomienda. Finalmente después de manejar un largo rato por toda la ciudad, finalmente llegó a su hogar, un departamento localizado en un tranquilo suburbio, al entrar a su hogar, un pequeño gato color negro llegó a recibirla.

-Hola Calisto ¿Me extrañaste? –preguntó la joven a su leal mascota, que pareciera que le respondía con pequeños ronroneos.

La chica se acercó a uno de sus sofás así botando lo que tenia en mano, quitándose su gabardina y sentándose, estaba exhausta. Sin embargo vio aquella carpeta que Ikari le había entregado, esa espinita surgió y sin dudarlo tomó la carpeta y comenzó a leer aquellos datos.

Siete personas iban a ser reclutadas, tan solo unos jovencitos, cinco hombres y dos mujeres, entre ellos una niña de once años.

Empezó a leer el historial de cada uno ¿Acaso era una broma de mal gusto?

Los datos de cada individuo marcaban que tenían poderes sobrenaturales, artículos con magia, como si fuesen salidos de un cómic o manga, las cuales venían marcadas como “La Liga Extraordinaria”.

Ángela comenzó a leer, estaba impactada, sin embargo no podía ser una broma, Gendou Ikari nunca andaba en ese tipo de juegos, era una persona seria y profesional. Pasó parte de la noche leyendo aquello hasta el final donde habían unas instrucciones de que hacer, cómo, cuando y a qué hora.

Mañana en la madrugada tendría que partir a Grecia, su primer destino. Un Jet cerca de la SIA iba a esperarla ahí, para ir por el primer integrante, el primero que conocería de la Misión-LXG.

CONTINUARÁ...

- - - - - - -

Breve explicación de Gendou, SIA y NERV:

El Gendou Ikari y parte del ambiente esta basado en “Neon Genesis Evangelion” pero una versión estilo “ Iron Maiden II” donde Shinji empieza a imaginar un mundo o universo alterno “normal”. Así que me tomé la libertad de pasarlo a aun AU.

En esta historia NERV es conocida por su tecnología, tanto mecanica (capacidad de construir evas) y biológica (hacer clonaciones), pero el resto del mundo solo sabe que son laboratorios de ciencia y tecnología. Nada fuera de lo normal.

SIA (Agencia Secreta de Inteligencia de Japón) es una organización Japonesa de investigación, a un nivel tipo FBI e Interpool, tiene datos y movimientos de cada individuo en el mundo. Sin embargo ese información es TOP SECRET, nadie lo sabe mas que los ‘altísimos’. Gendou es uno de ellos, además de operar en NERV también opera en SIA.

En el mundo hay un tumulto, el las últimas semanas ha habido ataques terroristas en las capitales mas importantes del mundo, como advertencia a SIA, la cual se quiere apoderar de ésta, provocando guerras y destrucción. Sin embargo esta organización enemiga se quiere apoderar de la tecnología de NERV también, para así tener más a su poder.

Estos son algunos datos e historia que informan mas acerca de la agente Black. (muchos datos de los personajes los iré poniendo a final de cada capítulo):

Nombre: Angela Black

Edad: 21 años.

Lugar de Origen: (Hobart) Tasmania, Australia. Actualmente reside en Japón solo por trabajo.

Nacimiento: Julio 7

Signo: Cáncer

Historia: Una mujer por demás solitaria que se enfoca a su trabajo la mayoría del tiempo, es una joven reservada y con un fuerte caractér, ña mayor parte del tiempo aparenta ser  fría y calculadora, y no confía en la gente, por lo mismo no tiene muchos amigos o ninguno (y no suele estar muy interesada en ello) y mucho menos en el aspecto amoroso ha sucedido algo relevante.

 

NOTA:  Pues bueno, aquí empieza a ser corregido este fic, que volviéndolo a releer, ¡Yisus!, estaba bien horriblemente redactado y por no decir absurdamente redundante. Lo releí y me dio diarrea jajaja pero al menos ya se va viendo más decente.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Regresar al índice
Reunion en Cabo Sounion por Angela_Mort

THE LEAGUE OF EXTRAORDINARY ANIMES GENTLEMEN

Por: AngelaMort

CAPÍTULO 2: “Primer integrante, ‘El caballero’: reunión en Cabo Sounion”

TOKYO, JAPÓN. 05:00AM

PISTA DE DESPEGUES, SIA.

Era de madrugada y aún el cielo estaba oscuro, el clima era levemente frió.

La agente Black estaba abordando un Jet privado, su destino: Grecia. Calculaba llegar en unas pocas horas, se sentía un poco cansada, aprovecharía para dormir en el trayecto, ya que el día pintada ser agitado.

Pasadas algúnas pocas horas, Ángela fue despertando, através de su ventanal podían entrar los leves rayos del sol. La joven se talló los ojos y recobró el sentido de la realidad, dio un suspiro y volteó hacia su asiento y vio el papeleo que Ikari le había dado, tomó la pesada carpeta y sorpresivamente de ésta un USB cayó al piso, la ojiverde arqueó una ceja en expresión de duda.

-¿Y esto que? –se preguntó para si la joven quien levantó dicho objeto.

Ángela con toda tranquilidad sacó una Lap top para poder ver el contenido del USB. Atenta a ello, la chica abrió los archivos y abrió los ojos con sorpresa.

-Tan fácil que era usar esta porquería a traer todo el papeleo –murmuró un poco al observar toda la información de los extraordinarios- Ikari a veces se le olvida estos pequeños detalles.

La joven pudo leer la información del primer miembro, vio una foto de él, la observo detenidamente, sin embargo sus pensamientos fueron interrumpidos por uno de los hombres que abordaban el jet.

-Agente Black, tiene una llamada del señor Ikari –el hombre le pasó un teléfono.

-Gracias  –tomó la llamada – Buenos días Señor Ikari.

-Buenos días Agente Black, supongo que ya ha de estar llegando a su primer destino ¿Cierto?

-Así es señor Ikari, no debe faltar mucho para llegar a Grecia –respondió aun sin quitar la vista del computador, hasta que se quedó un momento en silencio al leer algo que le llamó la atención- Señor Ikari, en la información que me dio, en la del USB...

-¿Lo encontró? –interrumpió Gendou- se me había olvidado decirle que la información venía ahí, no había necesidad de todo el papeleo. -respondió en un tono de voz burlesco.

-No se preocupe señor Ikari –Ángela logró disimular su molestia- como le decía, aquí dice que el primer integrante, por decirlo así, esta bajo la responsabilidad del Señor Julián Solo. ¿Qué acaso no es el heredero más influyente de Grecia?

-Exacto, el primer integrante trabaja para Julián, ambos ya están enterados del asunto, aunque no en su totalidad, aquí es donde viene interviniendo usted, tiene que lograr que el primer miembro se una a la liga.

-Entiendo. –solo se limitó a responder.

-Bueno señorita Black, eso es todo, le deseo suerte. –Ikari truncó la llamada.

-Señor... –demasiado tarde, Ikari había colgado- Genial.

Ángela solo dio un suspiro y siguió leyendo el historial del primer integrante. Una historia por demás interesante, algo que jamás pensó que existiría en ese mundo real.

Algunos minutos después, la nave estaba aterrizando en el lugar, Ángela observó por la ventanilla y pudo ver un lugar mítico, antiguo, un coliseo. El avión se detuvo por completo la compuerta lentamente empezó abrirse para así, la bella mujer salir de éste, bajó completamente del jet y tocó tierra, el lugar era por demás árido y polvoso, sin mencionar aquellas coarteaduras por todos lados, indicando su vejéz y su historia, en donde valientes guerreros lucharon y entrenaron desde la época de la mitología.

-Disculpe señorita Black –irrumpió uno de los hombres- le recomiendo que se cambie los zapatos, toda esta zona esta empedrada y le será difícil caminar en el lugar. –acosejó el hombre al ver que la chica usaba unos tacones altos.

Ángela volteó lentamente hacia el hombre, le lanzo una fría mirada.

-No me subestime.

Aquel coliseo era enorme, sin embargo ya viejo, pero una ruina hermosa. Ángela subió las gradas con gran facilidad para así mirar el paisaje a su alrededor, sin duda era un lugar hecho ruinas,  como si una explosión hubiese sacudido el lugar. Comenzó a caminar  mientras seguía observando a su alrededor, no cansaba de asombrarse, después de algúnos metros pudo visualizar a lo lejos unos viejos monumentos, algúnos totalmente destruidos sobre un enorme monte, todo estaba devastado, de repente pudo visualizar algúnas personas a lo lejos, sin dudarlo, caminó rapidamente hacia donde estaba la gente.

Llegando a la entrada de lo que algúna vez había sido la entrada a las doce casas, la casa de Aries la cual medio templo estaba derrumbado, pero se podía ver como pueblerinos empezaban a levantar todo el derrumbe, mucha gente de Rodorio estaba dispuesta a construir el lugar sin importar el tiempo que se tardasen, tenían las esperanzas que aquellos guerreros que algúna vez habitaron el lugar regresaran.

Tenían la esperanza.

Ángela se acercó lo suficiente, las personas notaron la intruición y la vieron con rareza ¿Cómo había llegado ahí? Sin embargo Ángela ignoró las miradas de los habitantes y preguntó por la localización de Cabo Sunión. Al principio se negaron a decirle, pensaban que era un lugar sagrado como para que una turiste estuviera de curiosa, pero después de un acuerdo finalmente accedieron.

Ángela caminó no muy lejos, vaya que el camino era por demás empedrado y el viento matinal estaba resoplando fuertemente. La joven llegó a un lugar, cerca de un peñazco donde a lo lejos se visualizaba el mar y en donde quedaban algunas ruinas griegas. Se podía escuchar el ruido del océano y se podía ver el sol como poco a poco salía por completo para anunciar un nuevo. También se escuchaba el mar chocando contra un montón de rocas que formaban rompe olas y donde se encontraba aquel lugar llamado Cabo Sounión, aquella cárcel submarina donde se decía que Atenea encerraba a sus enemigos ahí, en ese lugar que limíta el territorio de la Diosa de la Guerra Justa y Sabiduría y donde empieza el territorio del dios de los mares, Poseidón.

-Ahora ¿En dónde esta ese sujeto? –se preguntaba Ángela a sí mísma buscando al integrante con la mirada.

De repente en los alrededores se empezó a escuchar una melodía, suave y armoniosa, pero a la vez triste y melancólica, en la orilla de aquel lugar, con el limite del mar, ahí estaba él, una silueta sentada en lo que quedaba de una ruina griega, lo que quedaba de un pilar. Ángela siguó el ritmo de la música hasta que pudo visualizarlo, el viento jugaba con sus cabellos violetas, vestía un traje bastante formal color carmín. El joven quien tocaba una flauta transversal detuvo la música al sentir la mirada de la visitante.

-Ha llegado al fin. –dijo el marino aún dandole la espalda.

-¿Sorrento de Siren? -preguntó la joven con un aire de intriga.

-Así es. –respondió el pelivioláceo.

Sorrento volteó hacia la joven, su aspecto era más maduro y el cabello lo tenía levemente más largo. Su mirada violeta era penetrante, a simple vista parecía no aparentar tener gran poder. Ángela al verlo se quedó distraída por unos segundos, al notarse a sí mísma, volvió a reaccionar.

-Mi nombre es Ángela Black, agente de S. I .A, una agencia de inteligencia de Japón. –se presentó.

-Mucho gusto –se limitó a decir Sorrento- Mi señor Julián Solo me informó algo al respecto, pero no fue muy claro del todo ¿Qué es lo que ustedes quieren de mí?

-Pues bueno, he venido a reclutarlo señor Sorrento, sus habilidades son necesarias para evitar un posible fin del mundo, usted es una pieza esencial para formar a la Liga Extraordinaria.

Todo se quedó en silencio por algunos segundos, Ángela se sintió algo tonta al dar esa información de un solo golpe, aún no podía creerlo, en su cabeza todo aquello sonaba absurdo aunque fuese real.

-Por favor señorita Black, solo llámeme Sorrento –respondió tranquilamente- ¿Liga Extraordinaria? No entiendo.

-De acuerdo Sorrento, usted junto con otras seis personas serán reclutadas para formar un grupo de... llamémosle “agentes”, los cuales con su habilidades y su fuerza podrán evitar la masacre próxima a venir.

Sorrento se quedó pensativo por un instante.

-Ya veo, escuche señorita Black, desde la muerte de mis compañeros, los otros generales marinos no he trabajado en equipo con nadie, le seré sincero, no me interesa, mi deber es proteger el mundo marino y por deuda proteger Cabo Sounión y parte del territorio de lo que alguna vez fueron las doce casas. El ser humano esta buscando su propia destrucción, por esa razón me niego.

-¿Y si le dijera que la amenaza próxima a venir no es a causa de un ser humano? -preguntó Ángela con ese aire frió.

-¿Perdón?

Ángela sacó de su bolsillo un cigarrillo y comenzó a fumar.

-Me he enterado de los sucesos pasados que ocurrieron en este mismo lugar, aun que me cueste creerlo, se que aquellos dioses de la mitología han querido vengarse del ser humano y de Atenea, la diosa que rige este lugar, sin embargo, esos caballeros que pelearon hasta con el mismo Hades, quizás su vida habrá sido solo fue en vano, ya que otros enemigos están en busca de una venganza, dispuestos a lo que sea, utilizando toda clase de armas, tanto materiales como, como quizás utilizando otro tipo de trampas. Por lo que yo sé, Sorrento, esos enemigos esperaron el momento oportuno de que acabaran con aquellos dioses y aquellos guerreros capaz de derrotarlos para así continuar con sus planes, como único caballero sobreviviente, le pido que acepte, necesitamos de usted.

Sorrento la miro fijamente, tenía razón, habían pasado quizás dos años y aunque había peleado en contra de aquellos guerreros de Atenea, les debía un favor, le guste o no, habían acabado con los enemigos del humano, se habían levantado en contra de los dioses a pesar de su condición, si dejaba que alguien mas tratara de destruir este mundo por el que lucharon Seiya y compañía, todo habría sido en vano.

-Los caballeros de bronce, los caballeros dorados, incluyendo a ese obstinado de Kanon murieron por amor a la tierra, sacrificaron sus vidas por protegerla, se enfrentaron a los mìsmos dioses del olimpo, no puedo permitir que sus vidas hayan sido en balde –Sorrento se acercó a Ángela y extendió su mano- De acuerdo. Acepto pero...

-El Señor Solo tiene información al respecto.

Julián había sido informado, después de todo Poseidón detectaba cierto peligro, pero no podía hacer mucho, ya que estaba sellado dentro del cuerpo del heredero.

-De todos modos necesito informarle y hablar con él.

-Está bien, tómate tu tiempo. –respondió ella- Te veo en la tarde para poder partir a nuestro siguiente destino.

Ángela estrechó su mano finalmente.

-Bienvenido seas Caballero de Siren.

-Gracias –Sorrento le regaló una sonrisa- Y dígame, señorita Black...

-Llámame Ángela... –respondió.

-De acuerdo, Ángela, ¿Quiénes mas están en dicho proyecto?

-Otros chicos de diferentes partes del mundo, sin embargo tu eres el primero al que conozco, hoy en la tarde partiremos hacia Alemania, ahí se encuentra el segundo extraordinario.

-¿Y quién es el enemigo exactamente?

-Es algo que aún yo ignoro, al parecer cuando todos estén reunidos, les harán saber sobre todo este asunto -respondió la pelinegra- Se me olvidaba Sorrento, tus servicios serán recompensados.

-Para serte sincero, si te refieres a dinero, no lo necesito. Soy un caballero y mi deber es proteger, en este caso lo que defendieron los santos de Atenea.

Ángela sonrió ante ello.

-De acuerdo.

Todo quedo en silencio, Sorrento estaba dispuesto lanzarse al mar para ir al mundo marino, pero se detuvo.

-Por cierto, fumar no es bueno para la salud –dijo finalmente y junto con una última sonrisa, se echó un clavado al mar.

Ángela sonrió ante tal comentario, y sin hacer mas, lanzó su cigarro al suelo y lo pisó así apagándolo.

- - - -

Horas mas tarde, en el coliseo, estaba todo listo para partir al siguiente destino, Ángela estaba sentada esperando a Sorrento, quien no tardaría en llegar, ya estaba atardeciendo en el lugar y empezaba a sentirse un poco de frió.

Ángela vio a lo lejos una silueta llegar, era Sorrento quien solamente cargaba una caja dorada con toques anaranjados, su armadura.

-Hola de nuevo -saludó amigablemente la marina.

-Hola, llegaste justo a tiempo –respondió de la misma manera.

-Pues bien –Sorrento miró el jet en donde viajarían.

-Viajaremos en primera clase. –comentó divertida al ver la expresión de Sorrento.

-Vaya pues bien, las damas primero. –dijo con una sonrisa mientras hacia un gesto de que Ángela subiera primero.

Ángela sonrió discretamente y abordo el avión seguido de Sorrento. El jet aterrizó para por fin dirigirse a su siguiente destino. Ángela de nuevo sacó el computador para poder leer los datos del siguiente extraordinario. El silencio reinó, Sorrento se dedicaba a observar por el ventanal, aunque una que otra vez observaba a Ángela quien estaba entrada en el computador.

Ángela discretamente le lanzó una mirada al primer integrante quien observaba aburrido el paisaje de afuera, por su apariencia, era increíble creer que tenia un gran poder guardado, sin embargo Ángela al notar aquella distracción de tal naturaleza ocasionada por él, sacudió su cabeza y se adentró en lo que estaba haciendo.

-Oye Ángela, háblame mas sobre de ti –dijo de repente Sorrento quien no quitó la mirada en ella rompiendo aquel incómodo silencio.

-¿Perdón?

-Si, sobre tu trabajo y lo que haces.

-Oh, pues desde hace dos años trabajo para la agencia secreta en Japón. Soy un agente secreto, aunque no es muy usual que reúna a un grupo de super héroes tan seguido. –comentó en forma de broma.

-Eres muy jóven para tener tanta experiencia.

Angela suspiró ante el comentario.

-No eres el único que lo piensa.

Sorrento pudo percibir que algo de lo que dijo la había hecho sentir mal.

-Creo que hablé de más, lo lamento.

-Está bien, no te preocupes, no pasa nada –respondió Ángela, sí era verdad, odiaba que la cuestionaran por su edad, pero estaba acostumbrada y las intenciones de Sorrento no eran las del resto de la gente que la trataba como una mocosa.

-Y dime  ¿Cómo se llama el siguiente miembro por el que vamos? –preguntó Siren cambiando un poco el tema.

-Mmhh... el nombre del extraordinario es Daisuke Niwa, pero el que nos sirve es Dark Moussy, el ladrón.

-No entendí ¿Son dos sujetos? -preguntó extrañado.

-Dos sujetos en uno, si a eso te refieres, lo verás cuando lo conozcamos –respondió ella.

Una hora después, iban aterrizando en un campo lejos de un pequeño pueblo al norte de Alemania, todo para pasar desapercibidos, ya era de noche. Ambos bajaron del Jet, el clima era fresco y no hacia mucho viento.

-Pues bien, hemos llegado.

Sorrento miró a su alrededor.

-Según esto, Dark Moussy siempre deja un sobre aviso a la policía y a los medios de que en cada determinada hora va a robar algúna pieza valiosa de algún museo o lugar de la ciudad, y según los datos que tengo el ladrón aparecerá esta misma noche a las 23:14hrs en el museo de la ciudad, su objetivo la estatua de “La doncella Divina”. Excelente, podré reunirme con él en ese lugar.

Sorrento la miró extrañado al verla hablar sola.

-Bien Sorrento, lo mejor será que esperes acá, toma –Ángela le lanzó un comunicador el cual Sorrento con agilidad logró atrapar- te avisaré cuando acabe con esto.

Ángela rápidamente y sin decir mas se alejo del lugar a toda prisa, rumbo al museo de aquel lugar, en donde se reuniría con el ladrón mas famoso de todos los tiempos de aquella ciudad.

CONTINUARÁ...

FICHA TÉCNICA DEL PRIMER EXTRAORDINARIO “THE KNIGHT” (El caballero):

Nombre: Sorrento

Puesto: General marino de Poseidón.

Armadura: la escama de Sirena.

Signo: Virgo

Edad: 16 años (esa edad es la que mantenia en la Saga de Poseidón.)

Altura: 1.68cm

Peso: 75kg

Nacimiento: 10 de Septiembre

Tipo de Sangre: A

Protege: Pilar del Océano Atlántico Sur

Lugar de Origen: Austria xcvlkj.1blogs.es

Técnica especial: Sinfonía de Muerte Final

En Saint Seiya el es mano derecha junto con Kanon de Julián Solo, Poseidón. En esa batalla él pelea contra Shun, sin embargo, después de eso descubre que su compañero y maestro Dragón Marino Kanon es el que planeó la batalla en Asgard y seguida por la de Poseidón (en el anime), manipulando a este último. Su ataque ‘sinfonía de muerte final’ es tan poderosa que se dice que tendría el nivel de un santo dorado. Su última aparición dentro del canon en el anime es en la saga de hades, fiel ante Julián Solo quien mantiene dormido en su interior a Poseidón, este ayuda a los santos de Atenea en llevarles las armaduras doradas de Leo, Virgo, Libra, Sagitario y Acuario hasta el inframundo a los chicos de bronce, Sorrento solo les desea suerte desde la superficie.

- - - - - -

 

NOTA: Pues retomando lo que puse en una nota, el fic está basado en el 2006 que fue la época en que empecé a escribir esto. Yo sé que por así decirlo, Sorrento y Julián hicieron un cameo en Omega (juego) pero pues me basaré hasta la saga de Hades. Ya que en esa época Saint Seiya Omega no existía.

Gracias por leer!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Regresar al índice
Segundo integrante, ‘El ladrón’: reunión en el museo por Angela_Mort

THE LEAGUE OF EXTRAORDINARY ANIMES GENTLEMEN

Por: AngelaMort

CAPÍTULO 3: “Segundo integrante, ‘El ladrón’: reunión en el museo”

En esa ciudad de Alemania. 23:12HRS.

Era de noche, la luna alumbraba parte de aquella hermosa pero modesta ciudad la cual estaba a orillas del mar. En el centro se encontraba el museo, en el cual había gran conmoción, luces reflectoras, patrullas, detectives y la prensa estaban en espera del ladrón mas famoso de todos los tiempos.

Ángela estaba cerca de ahí, pasó desapercibida ante todos y vio la cantidad de gente que esperaba al famoso Dark Moussy, el ladrón que aparece cada determinado numero de años.

-Vaya que este tipo causa euforia. –murmuró para sí Ángela - faltan dos minutos para que aparezca ese Dark... –dijo para si mientras observaba su reloj.

Con mucho cuidado y precaución se introdujo por la parte trasera del museo, sin embargo no se percató de que alguien la observaba.

De repente una sombra por los cielos apareció, adornándolo con las que parecían dos alas negras de gran magnitud, la silueta se veía claramente a través de la luna llena que adornaban los cielos, era él, el ladrón Dark, quien vestía de negro.

-¡Ahí esta! –gritó uno de los detectives que estaba presente- ¡Ese ladronsucho no se saldrá con la suya ésta vez! Todo esta vigilado Jajaja –rió el detective muy confiado.

-Estamos afuera del museo de la ciudad, el famoso y apuesto ladrón Dark al fin ha aparecido y hará de nuevo de las suyas –comentaba una reportera quien transmitía por televisión el tan anunciado robo- ¡Es tan solo un adolescente! Y esta volando, pareciese un Angel negro el cual vuela en círculos sobre el museo ¡Oh, Dios! ¡Dark ha desaparecido!

Dark por la parte de arriba logró aterrizar en el museo, pasando desapercibido de todos. Se introdujo en el y vió que en cada esquina de este habían cámaras y la policía vigilaba los alrededores.

-¡Maldito Dark, se salió con la suya de nuevo! –exclamó molesto el detective quien junto con otros policías entraron al museo- ¡Es un Bastardo! ¡Lo atraparé, juro que lo atraparé!

De repente otro de los policías entró apresurado hacia el detective.

-¡Detective, Dark Moussy hizo su aparición en la entrada principal! -exclamó apresurado.

-¡Ese infeliz se burla de nosotros! ¡Vamos, todos a la entrada principal! –ordenó el detective quien junto con los otros policías se retiraron del lugar.

El sujeto que avisó sobre la aparición de Dark en la entrada principal se quedó ahí mismo, sonrió para si y se quitó el sombrero y el traje de policía que lo cubría, muy astuto, el maestro de los disfraces, ¡Dark Moussy logró engañar a la policía!. Caminó tranquilamente por el pasillo del museo hasta que visualizó su presa, aquella estatua que robaría. Sigilosamente se acercó a la obra de arte y junto a ella a un pequeño computador que al parecer controlaba la seguridad de aquella pieza valiosa, sin mucha dificultad tecleó un poco en la pantalla, sin embargo alguien apareció tras de él, como si del techo hubiera bajado.

-Dark Moussy, el legendario ladrón de obras de arte  –dijo una voz femenina.

Dark de un salto se volteó, lo habían agarrado desprevenido, observó por un momento a aquella persona, la cual se acercó poco a poco a la luz mostrando su identidad, era Ángela, Dark la vio de reojo y solo se limitó a hacer un pequeño silbido.

-Vaya, pero que preciosura ¿Quién eres tu? -preguntó Dark sin la menor preocupación.

-Mi nombre es Ángela Black, agente de la Agencia secreta de Inteligencia de Japón y he venido por usted Señor Dark -respondió fríamente.

-¿Vino por mi? Pues llévame, yo si me dejo.

-Déjese de bromas Dark Moussy o mejor dicho... Daisuke Niwa -Ángela ante esto sonrió de una manera fría.

Dark se quedó petrificado ante tal.

-¿Cómo lo sabe? –preguntó alarmado al saber que aquella mujer sabia su identidad.

No muy lejos de ahí, escondido detrás de un muro, un muchacho de cabellos azules y de gafas estaba espiando y escuchando todo, estaba realmente intrigado ante lo que estaba presenciando.

-Sé mas que eso, así que te conviene escuchar -respondió Ángela- Su país, el mundo necesitan de sus habilidades, me han encomendado la misión de reunir a gente con características únicas y especiales, usted joven Dark es uno de los elegidos para formar a la liga extraordinaria la cual podrá salvarnos de una segura destrucción, la amenaza en el mundo en verdad es grave, aún no me queda claro quién o quiénes son esas amenazas, pero por lo que sé, van mas allá de lo que un humano normal puede hacer.

Dark le lanzó una mirada de duda.

-Aunque “Liga Extraordinaria” –murmuró mientras se tocaba el mentón- ¿Quiénes mas forman esa “liga” a la que usted llama? ¿Superman? –preguntó sarcástico.

-Muy gracioso, no, son jóvenes al igual que usted, con características únicas, créame no tiene idea.

-¿Cómo se que no es una trampa o una broma de mal gusto? -preguntó Dark curioso.

-Simple, como agencia lo sabemos todo, si no, no hubiera sabido que tu eres Daisuke Niwa, un niño de tan solo 14 años con una vida normal en el día y un ladrón astuto por la noche ¿Alguna otra duda?

-Bien... –respondió Dark sin opción alguna- este no es el lugar adecuado para hablar, si me permite terminar lo que estaba empezando –Dark tomó rápidamente la estatua que estaba robando.

Mientras que él sujeto que estaba escondido al escuchar aquello se quedo frió, sin embargo un dolor de cabeza le vino repentinamente, así gimiendo de dolor.

-¡AAGGHH!- el joven de cabellos azules se agarró la cabeza con gran fuerza.

-“Déjame salir mocoso, no te niegues!” - dijo una voz en su interior.

-¡No! ¡No dejare que controles mi cuerpo! ¡No de nuevo! –exclamó el muchacho.

-“¡Idiota! Tu no eres nadie para impedírmelo!” -de repente el joven de cabellos azulados y gafas empezó a cambiar, a transformar, sus ojos cambiaron a unos mas grandes de color miel, tirándole a verdes, los mechones de su cabeza cambiaron de azul a rubios, crecieron, unas alas blancas brotaron de su espalda, como las de un ángel divino.

Ángela y Dark se percataron de aquel escándalo.

-¿Quién esta ahí? –Ángela sacó un arma y apunto hacia aquel rincón.

Solo se escuchó una risita. Dark quien sostenía la estatua miró fijamente el lugar y rechinó sus dientes. Del rincón solo salió la forma de un ala blanca.

-¡Maldita sea! –exclamó Dark de repente, Ángela lo volteó a ver- ¿Qué demonios hace él aquí? Preciosa, mas vale que nos vayamos –Dark sin decir mas tomó de la cintura a Ángela y salió de ahí.

-¿Por qué huyes Dark Moussy? –preguntó para sí aquel sujeto el cual físicamente era lo contrario a Dark, un ángel blanco y de cabellos rubios.

Dark había salido del museo y volaba por los aires sujetando a Ángela, quien estaba un poco confundida por lo que estaba pasando.

-¿Qué demonios sucede, Dark Moussy? ¿Qué era eso del museo? –Ángela volteó en dirección al museo el cual estaba ya lejos, sin embargo de éste vio salir alguien al rubio de alas blancas en dirección a ellos.

-¡Maldición, nos alcanzó! –Dark voló mas rápido aun, sin embargo el ángel blanco logró alcanzarlos y colocarse frente a él.

Dark se detuvo en seco.

-Krad... –murmuró el ladrón, Ángela estaba petrificada.

-¿Por qué huyes Dark? –preguntó el ángel blanco de nombre Krad junto con una sonrisa malévola- ¿Tienes miedo?

-¡Déjate de idioteces Krad! –respondió un Dark furioso- ¿Acaso quieres pelear?

Krad lanzó una risa estrepitosa, parecía gozar del momento, después de esto volteó a ver a Ángela.

-No, la quiero a ella... –murmuró mientras sostenía esa sonrisa.

Ángela se estremeció al escuchar tal cosa. Krad sacó de si algunas plumas blancas y las lanzó con fuerza hacia Dark, las cuales este trato de esquivar, sin embargo lo llegaron a rozar causándole heridas y provocando que soltara a Ángela y la estatua que llevaba.

-¡Demonios! –exclamó Dark.

Ángela iba cayendo y Krad se dirigió hacia ella a toda velocidad.

-¡Maldita perra, sabes demasiado, no dejare que juntes a esa liga extraordinaria! –gritó Krad al tiempo en que veía caer a Ángela, Dark rápidamente voló en dirección de ellos, sin embargo iba muy atrás, Krad sacó mas plumas blancas y estaba a punto de lanzarlas hacia la agente, sin embargo desde abajo un energy salió en dirección al ángel blanco, Krad lo pudo esquivar y miró desconcertado aquello, de un salto salió Sorrento con su armadura de Siren puesta quien logró sujetar a Ángela, así librándola de una caída mortal.

-¡Sorrento! –exclamó la joven al ver que estaba entre sus brazos, esta respiro con dificultad, su corazón de tanta adrenalina latía rápidamente.

-¿Te encuentras bien? –preguntó el caballero de Siren, Ángela asintió bastante agitada.

Dark se acercó al incidente y de igual manera se sorprendió al ver la presencia de Sorrento. Estaban en un parque desierto de la ciudad, por suerte para los presentes.

-¿Quién demonios eres? –preguntó Krad a Siren en un tono de rabia y enojo.

Sorrento lo vio con esa clásica miradita de ironía y una sonrisa confiada, Krad seguía en el aire.

-Soy complicado... –se limitó a responder el marino.

Dark se quedó estupefacto ante tal, no sabia que hacer ni que decir. Por otro lado Krad mas que colérico comenzó a mover sus alas provocando una fuerte ráfaga de aire y comenzó a sacar más de aquellas plumas blancas.

-¡Maldito, ahora morirás! –exclamó Krad furioso quien al mismo tiempo lanzó las plumas hacia Sorrento.

-¡Atrás! –dijo Sorrento a Ángela quien obedeció- ¡No me subestimes! –exclamó para el ángel blanco.

Sorrento con su flauta comenzó a dibujar un circulo en el aire en el cual conforme lo trazaba, una barrera se iba formando, así protegiéndose del ataque y al mismo tiempo regresándoselo a Krad.

El ángel blanco esquivó con facilidad su propio ataque y vio con sorpresa a Sorrento, el caballero de Siren desdibujó de igual manera el circulo el cual conforme lo hacia, desaparecía.

-Ahora probaras mi sinfonía de muerte final –Sorrento cerró sus ojos y acercó su flauta a sus labios, tomó aire y comenzó a tocar su flauta, una dulce melodía comenzó a sonar, la música era simplemente hermosa. Por otro lado, Krad al escuchar tal melodia abrió completamente sus ojos y se tapo los oídos.

-AH¿QUÉ DEMONIOS ES ESTO? –gritó con desesperación mientras se tapaba los oídos- ¡AAAAAAHH! ES INSOPORTABLE!

Dark y Ángela miraron estupefactos a Sorrento. Este de golpe paró la música y vio a Krad quien yacía de rodillas en el piso.

-Aunque te tapes los oídos, mi música afecta directamente a tu sistema nervioso, si doy una nota mas alta, morirás de inmediato -dijo Sorrento, Krad lo miró con pavor.

-¡Espera! –exclamó Dark.

Sorrento levantó la mirada en dirección al ángel negro.

-¡No lo mates! Krad toma posesion de un cuerpo al igual que yo, si matas a Krad, Satoshi también morirá! –dijo Dark.

Sorrento bajó la mirada y vio hacia el ángel blanco. Krad a titubeos se levantó de su lugar.

-¡Esto no se quedara así! –murmuró lleno de rabia el rubio- ¡Maldita su Liga Extraordinaria! –sin decir mas, Krad tomó vuelo y se fue de ahí.

Dark bajó al suelo y desapareció por completo sus alas, las cuales se transformaron en un pequeño conejo blanco que posó en los hombros del ángel negro.

-¿Estas bien? –preguntó Dark un poco mas tranquilo hacia Ángela.

-Si, Sorrento me salvó la vida -respondió ella.

Dark miró al mencionado.

-¿Qué fue todo eso? –preguntó Ángela a Dark, refiriéndose al ángel blanco.

-Krad, es un enemigo mortal mío... mi otra parte -dijo seriamente.

-¿Tu otra parte? –preguntó Ángela desconcertada.

-Es una larga historia, sin embargo hay algo que me intriga -dijo Dark pensativamente- ¿Por qué Krad sabe sobre la liga extraordinaria?

Sorrento les lanzó una mirada furtiva.

-No lo sé –respondió Ángela afligida- el quería acabar conmigo y a él no lo tengo registrado como parte del grupo –dijo preocupada- a menos que...

-... sea parte del enemigo -terminó de decir Sorrento.

Ángela y Dark lo miraron con sorpresa.

-No hay otra respuesta lógica, el enemigo nos tiene en la mira -respondió la marina seriamente.

-Si él es parte del enemigo, será muy peligroso, Krad en verdad es de temer, ese sujeto es muy peligroso –dijo Dark.

-Como te dije Dark, el mundo corre peligro, en las últimas semanas las capitales mas importantes han sido amenazadas, algo o alguien quiere tomar posesión de ellas -dijo Ángela.

-De acuerdo, soy suyo –dijo Dark sin más.

Ángela sonrió.

-Bienvenido a la Liga Extraordinaria Dark Moussy –dijo la agente- no los presenté, él es Sorrento, es el primer integrante con el que me reuní.

-Sí, pude notarlo por esos poderes tan sorprendentes, jamás había visto alguno igual –Dark le estiró la mano.

-Lo mismo digo Dark, es la primera vez que veo a alguien como tú –Sorrento le estrechó la mano.

-Pues bien, mi misión termina por hoy –dicho esto, Dark se empezó a transformar en un joven de menor estatura, de aparentes catorce años, de ojos y cabellos rojizos.

-¿Daisuke Niwa? –preguntó Ángela.

-Sí, solo le pido un favor -comentó el pequeño- guarde mi identidad en secreto.

-No te preocupes Daisuke, todo esta bajo control –respondió la joven.

-Solo tengo una duda señorita Black ¿Nos vamos a ir de aquí, cierto? –preguntó el pelirrojo.

-Así es, pasaremos la noche aquí, mañana a primera hora partiremos a Japón por el tercer integrante -respondió Ángela.

-Ya veo... –murmuró cabizbajo el pelirrojo- entonces le avisare a mis padres y a mi abuelo sobre esto, pero necesito que ustedes dos me acompañen, por que si no, no me creerán.

-No te preocupes Daisuke, nos vemos en tu casa en una media hora aproximadamente -dijo Ángela- Y... bueno, ya también tengo la dirección de tu casa.

-De acuerdo Je –respondió Daisuke, mientras volteó a otro lado y vio la estatua que había robado del museo entre unos arbustos, fue hacia ella y la tomó -entonces los veo allá.

El pequeño conejo que llevaba consigo nuevamente se transformó en esas alas negras, para así, Daisuke tomar vuelo e irse de ahí, quedando Sorrento y Ángela a solas. Todo se quedó en silencio por algúnos momentos, hasta que Ángela rompió el hielo.

-Vaya, pues gracias por salvarme la vida.

-No te preocupes, no fue nada –respondió Sorrento junto con una sonrisa.

Ángela de igual manera le sonrió, sin embargo se sujetó de su brazo repentinamente y se arrodilló, dio un gemido de dolor.

-¿Estas bien? –preguntó Sorrento mientras se acercaba a ella.

-Si... solo fue una leve herida –se descubrió el brazo y vio que tenía una cortada profunda que sangraba.

-Estás herida, vamos al Jet –dijo Sorrento quien la ayudó a pararse.

Ambos se dirigieron a éste el cual no quedaba muy lejos, al llegar, Sorrento se quitó su armadura y se quedó en sus ropas civiles para después curar el brazo de Ángela el cual vendó con mucho cuidado. Ángela agradeció las atenciones, después de ello se cambió sus ropas quedando en unas mas discretas.

Después ambos anduvieron por la pequeña ciudad, una ciudad clásica europea, se notaba muy tranquila y bastante rústica. Los dos caminaron hasta llegar a una callecita que iba de bajada, con pequeños jardincitos adornadas con árboles y así toparse con una casa bastante modesta pero muy bonita, de dos pisos, el cual el techo era adornada por unas tejas. Sorrento y Ángela se detuvieron en esa casa.

-Esta debe de ser –murmuró Ángela para así tocar el timbre, inmediatamente abrieron la puerta, una mujer delgada de cabello corto color castaño los recibió.

-Hola, Ustedes deben ser los invitados de Dai ¿Cierto? –preguntó amablemente la mujer junto con una sonrisa- Pasen –los visitantes entraron a la casa.

Daisuke bajó las escaleras para así recibirlos.

-Hola –saludó amablemente- primero que nada, les presento a mi madre –dijo Daisuke quien señaló a la mujer que los había recibido.

-Hola, mucho gusto, mi nombre es Emiko Niwa, él es mi esposo Kosuke Niwa y él de allá es el abuelo -dijo amablemente.

Ángela saludó junto con Sorrento.

-Pues bueno, Dai nos comentó algo sobre una liga extraordinaria, queremos saber mas detalles –dijo el abuelo.

-Si, así es –contestó Ángela seriamente.

-Siéntense, están en su casa –dijo amablemente Emiko quien les mostró la sala la cual estaba cerca de ahí- ¿Gustan algo de tomar? ¿Café o té?

-No gracias –respondieron al unísono Siren y la agente.

Y así en la última hora Ángela empezó a explicar acerca de lo que su hijo Daisuke se iba a meter, sin embargo explicó cautelosamente para que no se enteraran del todo, ya que algunas cosas eran confidenciales.

-¿Así que por eso quieren a Dark? –preguntó el padre.

-Además... –interrumpió Daisuke- Krad al parecer esta involucrado.

-¿Krad? –preguntó alarmado el abuelo- ese... infeliz... es muy peligroso ese sujeto.

-Lo sabemos, trato de eliminarme pero al final no lo logró –dijo Ángela.

-Pues bien, creo que es por el bien de todos, Daisuke, puedes ir –dijo el abuelo.

-Pero ten mucho cuidado hijo –dijo la madre a punto de soltarse a llorar.

Ángela se levantó seguida de Sorrento.

-Pues bueno, es tarde y una cosa mas –dijo seriamente Ángela- ni una palabra de esto, que al parecer el enemigo esta al pendiente del asunto.

-Podrían correr peligro –dijo Daisuke.

-No se preocupe, sabemos guardar secretos, no por nada el mundo ignora sobre el origen de Dark -dijo el padre- bueno, a excepción jeje

-Gracias... –Ángela se acercó a la salida- mañana nos vemos en las afueras de la ciudad, en el lado noroeste, de preferencia que venga solo.

Todos se despidieron y se fueron de ahí.

----

 

En otro lugar, lejos de ahí, al extremo de la ciudad, en una mansión estaba un sujeto de aspecto delgado, cabello corto, con unos anteojos miraba por un ventanal, su mirada era seria y fría. Sus pensamientos fueron interrumpidos por alguien que tocó la puerta.

-Adelante –dijo el sujeto.

La puerta se abrió e iba entrando un muchacho delgado, de cabellos azules y de gafas, era él, el mísmo muchacho que se había transformado en el ángel blanco, venía recargándose con lo que podía, venía cansado.

-Satoshi, ya llegaste. –dijo el sujeto quien ni siquiera volteó a verlo.

-¡Padre, estoy harto de que Krad tome mi cuerpo cada que le da la gana! -exclamó molesto.

-¡Calla niño! Tu debes de obedecer lo que diga él -volteó a verlo.

-“¡Jajajajajajaja!” –una risa en el interior de Satoshi se escuchó.

-¡Padre, hoy por poco muero!

-Lo se Satoshi, sin embargo nos vamos a vengar.

-¿”Nos”? ¡Basta! ¡No quiero ser partícipe de tus planes, no quiero ser partícipe de los planes de aquellos sujetos con los que hiciste un pacto y aliaste! -exclamó el chico de cabellos azules.

-¡Callate! No sabes lo que dices Satoshi, no solo nos vamos a vengar del idiota de Dark y la familia Niwa, si no que obtendremos mas que eso, ya lo veras -dicho esto, el sujeto soltó una risa macabra- prepara tus cosas, mañana mismo partiremos a un lugar, un mejor lugar.

Satoshi miró con terror aquel sujeto que se hacia llamar su padre.

 

A la mañana siguiente, muy temprano Ángela estaba esperando a Daisuke junto con Sorrento, sin embargo a lo lejos vieron al pequeño quien cargaba una mochila y en el hombro a su mascota.

-¡Buenos días! –saludó el pelirrojo muy contento.

-Buenos días -saludó Sorrento al igual que Ángela.

-Pues bueno, vámonos –dijo sonriente Daisuke- todos subieron a bordo del jet, ya estando listos para ir a su siguiente parada, Japón.

Ya ahí dentro, Daisuke iba sentado junto a la ventana mientras acariciaba a su conejo, éste se percato de que Ángela no dejaba de ver a su mascota.

-Él es Wiz -dijo Daisuke respondiendo la duda mental de Ángela- mi mascota y mis alas.

 -Ya veo, así que esa criatura es lo que se transforma –dijo sorprendida sin perder esa postura de seriedad.

-Así es –respondió amable.

-¿A qué parte exactamente nos dirigimos ahora? –preguntó Sorrento de repente.

Ángela sacó su Lap top y la prendió, la computadora rápidamente se cargó y Ángela abrió los datos, revisó el perfil del tercer extraordinario.

-Nuestro destino es Japón, una ciudad cerca de Tokyo, llamada Ciudad Batallas – respondió Ángela quien no dejó de ver la foto de aquel seleccionado.

CONTINUARÁ...

FICHA TÉCNICA DEL SEGUNDO EXTRAORDINARIO “THE THIEVE” (El ladrón):

Nombre: Daisuke Niwa.

Alter ego: Dark Moussy

Edad: 14 años.

Daisuke Niwa: A diferencia de otros protagonistas de este tipo, Daisuke es guapo y muy dulce. Mantiene una comunicación constante con su alter ego, además de conocer de la existencia de Dark dentro de él. Posee una habilidad para la pintura y el dibujo, su cabello y ojos son rojizos. El al principio se transforma en Dark cada que ve la foto de la niña que le gusta (Risa Harada) pero tiempo después toma el control y Dark tiene la habilidad cada que quiere de salir.

Dark Moussy: De aparentes 18 años, este espíritu se ha manifestado a lo largo de generaciones en los varones de la familia Niwa, quienes se transforman en él a la edad de 14 años y dejan de hacerlo cuando rondan los cuarenta. Dark es muy apuesto, arrogante y un donjuán empedernido, él mismo sabe que es guapo y tiene ese encanto y lo aprovecha con cuanta chica conoce y ve; posee además increíbles poderes mágicos y habilidades sorprendentes.

Aparentemente el solo existe para robar las mas valiosas y bellas obras de arte, todas ellas con alguna cualidad mágica en especial. Sin embargo su verdadera misión se da por un conflicto generacional entre familias (Familia Hiwatari / Hikari). Su cabello es entre negro violáceo y sus ojos son violetas. Una característica especial es que cada que aparece para robar, lo hace volando con ayuda de unas enormes alas negras, como la de un Angel, sin embargo esas alas son originadas con la ayuda de la mascota de Daisuke, una especie de conejo de cola larga color blanco llamada Wiz.

- - - - - -

NOTA DE ANGE:Aquí el tercer capítulo corregido ¡Gracias por leer y releer!

Regresar al índice
Tercer integrante, 'El oculto': reunión en ciudad batallas por Angela_Mort

« ¤ † ¤ † ¤ THE LEAGUE OF EXTRAORDINARY ANIMES GENTLEMEN ¤ † ¤ † ¤ »

By: AngelaMort

CAPITULO 4: "Tercer integrante, 'El oculto': reunión en ciudad batallas"

El jet seguía volando por los cielos, su destino: Japón. Habían pasado algunas horas, Ángela leía el informe sobre el tercer integrante al mismo tiempo en que oía los relatos de Sorrento acerca de la historia y batallas que había vivido.

-¿Así que el dios de la mitología Hades si existió y fue derrotado? -preguntó Daisuke un tanto sorprendido.

-Así es, Hades quería controlar la tierra adornándola de oscuridad -siguió Sorrento.

-Ahora recuerdo que hace como año y medio o dos hubo un eclipse, la alineación de todos los planetas, cosa que según astrónomos sucede cada miles de millones de años -dijo Ángela quien estaba pensativa y entrada en la conversación.

-Así es... –respondió Sorrento- sin embargo fue derrotado por Seiya y los demás caballeros... ellos fueron los santos con los que alguna vez peleé y santos de bronce de Atenea, y quienes derrotaron a Zeus dando sus propias vidas...

-Vaya, es increíble, jamás pensé que eso en realidad existiera, había escuchado algo, pero creí que solo eran mitos... -comentó Daisuke.

-Yo algo sabia –dijo Ángela- hace algunos años hubo un torneo entre caballeros, organizado por la conocida fundación Kido "el torneo galáctico" si mal no recuerdo.

-Así es, pero eso sucedió hace muchos años, creo que cuatro o cinco -respondió Sorrento.

-Vaya, que interesante -murmuró Daisuke- Me muero de curiosidad por conocer tambien más detalles de nuestros futuros compañeros.

-Perdón, pero cambiando el tema –interrumpió Sorrento- ¿Cuantas personas formaran a la liga?

-Siete, el resto de la liga se encuentra en Japón, así que será mas fácil reclutarlos, aun que según esto, algunos son un poco obstinados e incluso peligrosos -comentó seriamente mientras veía la pantalla del computador.

-¿Y quien es el siguiente? -preguntó Daisuke.

-El siguiente es un joven de 17 años, un estudiante de 11vo grado como cualquier otro, sin embargo con habilidades útiles y una mente brillante...

Ángela se asomó por la ventana y visualizó que estaban volando sobre la ciudad, ya habían llegado.

-Pues bien, les pediré algo... –Ángela miró su reloj- me reuniré con el tercer miembro a las 3:30 PM, hora en la que sale de la escuela, necesito que vayan tras de mi discretamente, Daisuke, necesito que salga Dark.

Sorrento y Daisuke intercambiaron miradas.

-De acuerdo Ángela pero ¿Por qué? -preguntó Daisuke curioso.

-Por que ese sujeto bajo su apariencia de inocencia guarda otra personalidad, es peligroso y debo de tomar precaución... –respondió seriamente- después de que reclutemos al tercer integrante, vamos a ir a Tokyo por los demás, así que ya no habrá de utilizar este transporte... mas que nada por discreción.

Ambos asintieron con la cabeza en manera de afirmación.

Minutos mas tarde, estaban aterrizando en un parque desierto de la ciudad, donde habían muchos árboles, el cual los hacia pasar desapercibidos, Ángela seguido de Sorrento y Dark ya transformado salieron del vehículo.

-Manos a la obra... –Ángela miró su reloj- veinticinco para las tres, tenemos el tiempo suficiente, viajaré en taxi para poder ir a Domino's High School, según esto, queda al norte de la ciudad, no muy lejos de acá.

-¿Te sigo por aire? -preguntó Dark quien tenia a su mascota en los hombros.

-Hay riesgo de que alguien te vea -respondió Ángela.

-Es verdad, si fuera de noche otra cosa seria -siguió Sorrento.

-Entonces quizás tome un atajo, no debe ser difícil llegar a ese lugar –comentó Dark confiado.

-De acuerdo... toma –Ángela le dio un comunicador a Dark parecido al que le había dado a Sorrento en un principio.

Dark vio extrañado a Ángela.

-Por si las dudas –comentó Ángela respondiendo ante esa mirada que Dark le daba- es hora, vámonos.

Ángela y Sorrento se fueron por un lado y Dark por el otro. Mientras este último se dirigió hacia fueras del parque y vio aquel comunicador.

-Creo que me vio cara de desorientado, por favor, podré con esto... –comentó Dark para si mismo. El joven de cabellos negros violáceos caminó hasta llegar por las calles de aquella ciudad, ese rumbo era un poco desolado, pocos autos transitaban en ese lugar.

Caminó algunas calles hasta toparse con una joven colegiala que se atravesó en su camino, sonrió picaramente para si mismo y se acercó a ella.

-Disculpe señorita -saludó amablemente Dark.

La joven el ver que aquel chico tan atractivo le hablaba se sonrosó y soltó una risita.

-Hola... -respondió tímidamente la joven.

-De casualidad sabrás en que dirección se encuentra ¿Cómo se llamaba esa escuela? Algo de Dominó.

-¿La preparatoria Domino?

-Si, esa misma –Dark sonrió en una manera sexy que provoco que mas rubores salieran de aquella joven.

La chica soltó una risita mas tonta y le indicó la dirección exacta de donde se encontraba y como llegar ahí, Dark agradeció la tan amable atención y con un guiño se despidió de la joven para así, rápidamente ir hacia su destino.

Por otro lado, Ángela había abordado el taxi y el caballero de Siren iba también sentado junto a ella, ambos iban en silencio hasta que Sorrento rompió el hielo.

-¿Tan peligroso es ese sujeto? -preguntó el chico de cabellos violáceos.

-Mas o menos –respondió ella quien volteó a ver al susodicho.

Unos minutos después.

-Aquí es señorita, exactamente a una cuadra del colegio Domino -dijo el taxista quien detuvo su auto.

-Gracias –respondió la agente quien saco un billete y se los dio al chofer- quédese con el cambio.

Sorrento fue el primero en bajar del taxi seguido de Ángela.

-Bien Sorrento es hora, recuerda, mantén tu distancia de la mía, tenemos que pasar desapercibidos -dijo Ángela quien miró en dirección de aquella preparatoria.

-Bien, yo te sigo de lejos -dijo el caballero.

Ángela sacó un comunicador y lo prendió.

-¿Dark? ¿Me escuchas?

-Si... si te escucho Ángela -respondió el joven.

-¿Dónde estas? -preguntó Ángela.

-Frente a esa escuela y vaya que es grande, no fue difícil llegar, simplemente soy el mejor, preciosa -respondió Dark ególatramente.

Ángela giró sus ojos hacia arriba y dio su suspiro.

-Muy bien, mantén tu posición ahí -respondió la joven.

Ángela se encaminó hacia su objetivo y se detuvo en la entrada de aquella escuela la cual era de varios edificios de mayor proporción, canchas de atletismo, en fin, Dominos Hihg School. Visualizó a Dark en frente recargado en un árbol y Sorrento se había quedado una esquina atrás al pendiente de todo, paso el tiempo y sonó el timbre de salida.

Mientras tanto los alumnos de aquella escuela iban saliendo, los uniformes de las chicas consistían en un saco color rosa con un moño azul en el cuello, falda tableada azul, calcetas blancas y

THE LEAGUE OF EXTRAORDINARY ANIMES GENTLEMAN por Angela_Mort

Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

Top 20